AGLI

Recortes de Prensa    Viernes 22 Enero  2010

 

Arenas movedizas
JUAN JULIO ALFAYA Periodista Digital 22 Enero 2010

Feijoo vuelve ahora a proponer un 50/50 «provisional» (1) que, de seguir así, acabará una vez más en aquel 100% en gallego que ya provocó el descrédito y la caída del bipartito. Cada día que pasa, este hombre inestable y de personalidad disociada da un paso más hacia el abismo del incumplimiento de sus promesas electorales al mismo tiempo que aumenta la rabia (de momento contenida) de quienes le votaron por haber confiado ingenuamente en su sinceridad cuando, antes de ser presidente, hablaba de libertad lingüística con melodiosas palabras que se llevó el viento y de las que el que esto escribe nunca se ha fiado.

Intentando contentar a nacionalistas y galleguistas, lo único que ha conseguido es envalentonarlos en su contra al comprobar su debilidad y, por si esto fuera poco, ha perdido el apoyo de quienes, confiando en sus promesas, le dieron su voto. El caso de Feijoo me recuerda aquellas escenas tan frecuentes en las películas mi niñez en las que alguien, generalmente «el malo», se hundía poco a poco en unas arenas movedizas que acababan por engullirlo por completo.

Recuerdo que aquellas escenas me producían mucha angustia y a veces soñaba con ellas. Parece que las arenas movedizas ya no salen tanto en la gran pantalla, pero siguen existiendo en la vida real. Aquí puede encontrar el lector algunos consejos para salir de ellas (http://es.wikihow.com/salir-de-arenas-movedizas
), aunque lo mejor, en política, es evitar pisarlas y caminar sobre el terreno firme de la honradez, la rectitud y la verdad.

Sinceramente no creo que ni Feijoo ni su partido logren salir de las arenas movedizas en las que éste se ha metido por pura cobardía arrastrando a los suyos, pero lo peor es que la falta de solidez de este hombre ha creado una situación de inestabilidad que, a mi manera de ver, tiene muy mal pronóstico y de la que la víctima principal puede ser el idioma gallego que, a casusa de tanto politiqueo a su costa, está generando una fobia social totalmente inmerecida, pues los idiomas son inocentes, no así quienes los manipulan.

(1) «Podemos compartir un bilingüismo equilibrado al 50 por ciento entre el castellano y el gallego mientras se introduce o inglés», palabras textuales de Feijoo en declaraciones a La Voz de Galicia.

Réplica a Esplugas
¿Una "libertad" que requiere más impuestos?
Guillermo Dupuy Libertad Digital 22 Enero 2010

"¿Contra quién atenta el padre que quiere escolarizar a sus hijos solo en castellano (o en inglés o en chino)?", se preguntaba retóricamente el otro día Albert Esplugas en un interesante articulo publicado en Libertad Digital. Pues contra nadie, añado yo, siempre y cuando sea ese padre quien se lo pague de su bolsillo y encuentre a quien esté dispuesto a enseñar a sus hijos en el idioma elegido.

La respuesta, sin embargo, cambia considerablemente cuando lo que pretende ese padre es poder escolarizar "gratuitamente" a sus hijos en el idioma de su preferencia en un centro escolar sufragado con dinero público, que no tiene autonomía para dictaminar en qué lengua o lenguas enseña y dónde los alumnos estudian porque así lo ha determinado el poder público. En ese caso, la posibilidad efectiva de que cada padre pueda escolarizar a sus hijos en el idioma de su preferencia podría suponer una generalizada agresión a los contribuyentes en forma de aumento de impuestos o endeudamiento. Y es que otorgar ese poder efectivo a los padres en el actual sistema educativo supondría por parte de la administración y para cada centro escolar la construcción de nuevas aulas y la contratación de profesorado capaz de enseñar en tantas lenguas –incluido el chino– como se dieran a elegir a los padres de nuestro ejemplo.

Incluso reduciendo drásticamente ese poder de elección de los padres sólo a tres lenguas –por ejemplo el castellano, el gallego y el inglés–, la diferencia económica y administrativa entre ofrecer una única oferta lingüística para todos los alumnos –ya sea esta monolingüe, bilingüe o trilingüe– a otra en la que cada padre puede elegir, aunque sea sólo entre estas tres, la lengua o lenguas para escolarizar a sus hijos podría seguir disparando enormemente el gasto público.

A mí no me gusta el decreto Feijóo, como tampoco, por cierto, la supuesta alternativa de Galicia Bilingüe (¡qué nombre tan inapropiado para una asociación que dice defender la libertad individual de los gallegos en materia lingüística!). De hecho, como Esplugas, estoy en contra de cualquier imposición estatal en materia lingüística, sea esta monolingüe, bilingüe o trilingüe. Ahora bien, entiendo que una de las razones que les han podido llevar a no reivindicar la completa libertad de elección entre las lenguas oficiales de Galicia haya podido ser de índole administrativa y económica.

Creo que el planteamiento de Galicia Bilingüe de ofrecer la posibilidad de elección sólo en un número ligeramente mayoritario de asignaturas, mientras se impone la otra lengua para el resto, puede deberse a ese deseo de no multiplicar el gasto público en educación. En el caso del Gobierno del PP, aunque los complejos ante el nacionalismo siempre están al acecho, no creo que éste sea realmente el motivo que explique fórmulas como la de decidir democráticamente la lengua en cada centro en aquellos que sólo tienen un aula por curso.

Aunque estoy abocado a ello, no puedo afirmar con fundamento que prefiero un sistema de completa elección de lengua en la enseñanza sin saber a ciencia cierta su repercusión en mis impuestos, deficiencia de cálculo en todo sistema socializado. Por ello, creo que la libertad lingüística hay que reivindicarla en el marco de la libertad de enseñanza, en un marco donde cada centro escolar tenga autonomía financiera y pueda hacer libremente su oferta educativa –incluyendo la lengua o las lenguas en qué se va a enseñar– y dejando a los padres que elijan el centro para sus hijos sin perder por ello una "gratuidad" que pagan con sus impuestos. Aunque el llamado bono o cheque escolar, cuyo importe fija la autoridad pública, tenga sus defectos, garantiza mucha mayor libertad de elección y es incomparablemente mejor a un sistema en el que la autoridad pública determina cómo, dónde, qué y en qué lengua se ha de enseñar.

Aun con el sistema de bonos escolares establecidos, reconozco que puede haber quien en su pueblo no encuentre ningún centro ni a nadie que quiera enseñar en chino a su hijo por el importe de su cheque escolar. Pero esa imposibilidad ya no se deberá a ninguna agresión a su libertad, sino al hecho de no poder agredir la de los demás.

Terrorismo
¿De qué fuerza vive Alcaraz?
Agapito Maestre Libertad Digital 22 Enero 2010

Aunque imponiendo condiciones represoras a las partes personadas, el juez Garzón, jurista ventajista y sectario, abrió de un modo extraño el sumario del caso Faisán. Una instrucción que será estudiada por los futuros historiadores de la democracia española, según mantienen reputados analistas, en varios capítulos, por ejemplo, uno podría titularse: "El proceso de negociación entre el Gobierno Zapatero y la banda criminal ETA". También aparecerán historiadores que abran su investigación con el apartado: "La historia del totalitarismo español: colaboración del Gobierno de Zapatero con los criminales de ETA".

Este último ejemplo puede ser un "arquetipo" del socialismo español del siglo XXI, pues que fue algo inédito en la etapa de Felipe González, es decir, Zapatero habría conseguido distinguirse ya de sus predecesores socialistas en el cargo. Nadie olvidará el caso Faisán, sí, porque será la singularidad, o mejor, la contribución más genuina de Zapatero a la historia reciente del amplio período del totalitarismo español.

A pesar de todo, Garzón abrió el sumario e impuso silencio a las partes personadas sobre lo que allí vieran. Seguramente, el representante de la AVT, señor Casquero, y el de Dignidad y Justicia, señor Portero, vieron el documento que está publicando el diario El Mundo, que muestra con bastante precisión las responsabilidades del Gobierno en el chivatazo a los etarras, pero prefirieron callar o, sencillamente, no quieren saltarse las condiciones que les impuso Garzón. No seré yo quien profundice en los motivos o razones de ese silencio; menos todavía me atrevería a decir, como ha hecho el diario El Mundo, que es muy sospechoso el comportamiento de la otrora combativa AVT, que pese a estar personada y pese a la gravedad de las revelaciones mantiene silencio. Allá juzguen ellos sus conciencias; yo no levanto sospechas ni valoro intenciones. Tampoco me atrevo a mantener que esas conductas remisas pudieran entrar en el ámbito, por otro lado tan practicado por Pérez Rubalcaba, de "tráfico con el dolor de las víctimas".

Tengo, pues, pocas credenciales para evaluar los silencios de esas víctimas del terrorismo ante el sumario del caso Faisán. Sin embargo, tengo mil razones para preguntarme por qué vuelve Francisco José Alcaraz, ese héroe civil de la lucha contra el terrorismo, al caso Faisán. ¿Qué injusticias tan grandes habrá visto este luchador incansable a favor de la democracia para volver a meterse en una pelea jurídica que, sin duda alguna, conllevará un duro esfuerzo político y un dramático desgaste personal? ¿De qué fuerza vive este incansable luchador para que las víctimas del terrorismo, en realidad, todos los españoles, recuperen su dignidad ciudadana?

La respuesta quizá sea sencilla para un adepto de una religión revelada, que comparta el credo de una Iglesia. Quien esté en esa situación vive de su fe, expresada en ese credo. Quizá sea importante ese apartado en la vida de Alcaraz, pero no creo que su respuesta a mi pregunta se encuentre en una confesión de fe. Creo que sólo se hallará una contestación cierta si pensamos retrospectivamente la principal experiencia de su vida. De esa experiencia sí puede hablarse. Ya lo creo que puede hablarse, pero no para petrificarse en su maldad, tampoco para encanallarse con el mundo, sino para superarse. Esa experiencia es radicalmente individual, y por lo tanto no puede reproducirse de modo idéntico en otros, pero contiene un "factor" universal que acaso pueda interesar a otro ser humano cuya experiencia, aunque también única, le habrá parecido semejante a la mía.

La fuerza, en fin, que impulsa a este hombre a volver al caso Faisán no es otra que la experiencia del dolor. Del sufrimiento. El dolor no tiene justificación. Es inexplicable, pero sí puede transformarse en experiencia ciudadana. Pues por eso, precisamente, quiere Alcaraz personarse en un caso de terrible injusticia. Vuelve el dolor de un inocente, una experiencia individual, que sólo cuando se comunica se hace universal. La vuelta de Alcaraz es la prueba de que las víctimas del terrorismo son inocentes. No hay dolor de terroristas, insisto, sino sólo de inocentes. No existe, pues, el sufrimiento universal. La fuerza concreta de Alcaraz tiene tres nombres propios: Ángel, Miriam y Esther.

CARTA AL MINISTRO DE UNA NIÑA VALENCIANA
"Sr. ministro Gabilondo me suspenden por utilizar el español en el colegio"
El caso de la niña valenciana suspendida por contestar en español en los exámenes ha llegado al Ministerio de Educación. Natalia, que así se llama la niña de 10 años, ha acudido con su padre al ministerio para entregar una carta al ministro Gabilondo, pero no le ha recibido.
Libertad Digital 22 Enero 2010

Natalia Santacreu, de diez años, pasó de sacar sobresalientes a suspender por responder los exámenes en español y no en valenciano. La pequeña, acompañada de su padre, ha ido al Ministerio de Educación para pedirle al ministro Ángel Gabilondo que le devuelva sus sobresalientes. El ministro no ha querido recibirles.

La carta, leída por Natalia, dice así:
* "Señor ministro Gabilondo, me gustaría que atendiera mi petición. Soy Natalia Santacreu de Valencia y me suspenden por utilizar el español en el colegio. Mis amigos franceses no entienden que me suspendan por hablar español en España. Le pido dos cosas: que me devuelvan los sobresalientes que me han robado y que usted ponga todos los medios para que el pacto de la educación dé los mismos derechos a todos los niños españoles".

El padre de Natalia, Juan Vicente Santacreu Ferrer, ha explicado en el programa En Casa de Herrero de esRadio que les ha recibido una secretaria de Gabilondo. Padre e hija han sido respaldados por la Asociación Nacional por la Libertad Lingüística (ANLL) que ha entregado un dossier en el ministerio.

Los hechos se remontan varios meses atrás cuando la profesora de Natalia, del colegio público Sánchez Guarner de Valencia, comenzó a suspenderle todos los exámenes por contestar en castellano. Juan Vicente ha relatado que primero “fui a hablar con la profesora y me dijo radicalmente que no aceptaría un libro que contenga texto en español en su clase. Posteriormente hablé con el director y me amenazó con expulsar a mi hija”.

El siguiente paso del padre de Natalia fue recurrir al inspector de educación, “me dijo que no había nada que hacer y que era mi problema”. Juan Vicente Santacreu decidió entonces acudir a la Generalidad valenciana, concretamente al consejero de educación Alejandro Font de Mora. “En el gobierno regional me instaron a mandar una carta pero nunca se han puesto en contacto conmigo”.

Una vez finalizada la vía política, Juan Vicente hizo público el caso gracias a internet. “Me llaman gente de toda España, en un mes mi página ha recibido más de 60.000 visitas”. Esta mañana, tras su paso por el Ministerio de Educación ha acudido con su hija y la ANLL a la sede del PP en la calle Génova donde han sido recibidos por “una persona responsable del área de educación”.

El padre de Natalia ha denunciado en esRadio que su hija está siendo acosada, discriminada y amenazada. “La jefa de estudios metió a mi hija en una sala y le puso sobre las manos unas leyes para que leyera lo que le podía ocurrir si seguía con su actitud”. Juan Vicente ha apuntado que “meter a mi hija en un cuarto para adoctrinarla, eso es acoso”. Asimismo la niña ha sufrido discriminación al no dejarla leer en clase de Educación para la Ciudadanía por tener el libro en español. “Mi hija es una niña sobresaliente, el propio centro lo ha reconocido ante los medios, sin embargo me viene con todo suspendido”, ha lamentado el padre. “De todas las asignaturas que tiene, sólo da en español las Matemáticas”.

El PPOEgrama
FEDERICO JIMENEZ LOSANTOS El Mundo 22 Enero 2010

EN POCOS DÍAS, el partido de Aznar que venimos conociendo por PP se ha convertido en algo tan parecido al PSOE que, para no molestar a los que se avergüenzan de sus orígenes, deberíamos empezar a llamarlo PPOE. El proceso viene de antiguo pero se había acelerado mucho desde el penoso congreso búlgaro de Valencia en el que Mariano se ungió a sí mismo y retó a los reticentes a marcharse al Partido Liberal o al Partido Conservador, ideologías que supuestamente se daban cita en el PP. Pero en estos últimos días, las encuestas halagüeñas para Rajoy han llevado hasta extremos pasmosos la liquidación de los rasgos programáticos que distinguían al PP del PSOE. Mencionemos los principales: la idea de España, la economía de mercado, la defensa de la lengua común, de la libertad escolar, la lucha contra la asignatura de Educación para la Ciudadanía, la rebelión contra el despotismo sociata en internet, concretada en el proyecto de cierre político-administrativo de páginas web que molesten a la SGAE, al PSOE o a ambos. Y de postre, han dejado para febrero la interpelación a Rubalcaba por el chivatazo al Bar Faisán, que habría podido tramitarse rápidamente, por vía de urgencia, pero que el PPOE ha desviado por la premiosa y lenta vía ordinaria, quizás para facilitar la huida del ministro del Interior y de Estocolmo. Por el síndrome.

La liquidación de la idea de España y la identificación con las taifas del PSOE está en la cláusula Camps y los nuevos estatutos autonómicos de la Comunidad Valenciana, Castilla y León, Aragón y Andalucía. Ahora están con el de Castilla-La Mancha, y para facilitar la tarea de Cospedal, el PPOE no ha vacilado en respaldar el proyecto del PSOE que obliga a tener una reserva de agua tan gigantesca que nunca habrá una sola gota del Tajo para Valencia y Murcia. Adiós al PHN, la prueba del algodón de la idea de España. La traición de Feijóo a sus votantes en materia lingüística y su extensión a Baleares es el bálsamo de Fierabrás para un Rajoy que quiere, por encima de lo que sea, pactar con Convergència para llegar al Gobierno. Han claudicado ante la EpC, celebran las promesas de Sinde en materia de internet, se arrastran por la SER y, aunque lo digan, tampoco se han centrado en la Economía: han votado todos los planes de derroche público de ZP, empezando por los bancos y cajas de ahorro, ¡y aún hay quien cree que ésta es la alternativa de centro-derecha! ¿PP? PPOE y gracias.

Chivatazo y Trillo
Faisán a las uvas
Emilio Campmany Libertad Digital 22 Enero 2010

Las explicaciones que ha dado Federico Trillo para que su grupo parlamentario no exija la comparecencia de Alfredo Pérez Rubalcaba ante la Comisión Permanente de las Cortes son sorprendentes. Nos ha dicho el jurista del PP que el problema en torno al caso Faisán es sobre todo jurisdiccional porque Garzón, juez instructor de la causa, lo tiene paralizado.

Tiene razón Trillo cuando acusa a Garzón de tener detenida la instrucción del caso. Pero ocurre que en España, al menos aparentemente, hay división de poderes y la función jurisdiccional, que en este caso ejerce Garzón, corresponde al Poder Judicial. Todo el que esté personado en la causa podrá estimular la acción del instructor con los medios que la Ley ponga a su disposición, pero eso no exime al Poder Legislativo, representado en este caso por Federico Trillo, de ejercer una de sus más importantes funciones: la de controlar al Ejecutivo, esto es, a Rubalcaba.

El proceso avanzará o, si el Gobierno, la Fiscalía y Garzón se salen con la suya, se le dará carpetazo. Pero sea lo que sea lo que ocurra, a estas alturas está bien claro que el director general de la Policía, cargo de confianza del ministro del Interior, avisó a un miembro de ETA de que estaba a punto de ser detenido para que huyera y evitara la acción de la Justicia. Es lícito sospechar que muy probablemente Víctor García Hidalgo obró por orden del ministro. Mucho más cuando don Alfredo nunca ha dado la menor muestra de haberse sentido defraudado en la confianza depositada en el hombre que puso al frente de la Policía. Pero aunque Rubalcaba no supiera nada del chivatazo y el director general hubiera actuado por su cuenta y riesgo, Rubalcaba sólo estaría libre de responsabilidad penal, nunca de la responsabilidad política de haber nombrado para un alto cargo de su Ministerio a alguien que acaba ayudando a ETA.

Es insólito que un presidente del Gobierno, a la vista de que su ministro del Interior tiene un director general de la Policía sobre el que pesan indicios vehementísimos de haber colaborado con una organización terrorista, no le haya cesado de manera fulminante. Pero eso no es nada que maraville a nadie si presidente y ministro son miembros del PSOE. Lo que ya no hay forma de entender es cómo el PP, que tiene el deber de ejercer la oposición, no reclama al presidente el cese y al ministro la dimisión en cualquier ocasión que se le ofrezca, especialmente cuando surge allí donde corresponde hacerlo, en el Parlamento. Y si éste está en período vacacional, pues en su Comisión Permanente, que para eso está. Se me dirá que ya los han pedido con ocasión de anteriores revelaciones y que ni Zapatero ni Rubalcaba les han hecho ningún caso. Pues por eso hay que insistir. Mucho más cuando las últimas noticias de El Mundo convierten los indicios en pruebas y las sospechas en certidumbres.

Podía Trillo haber dicho que la gravedad del caso es tan grande que preferían oír a Rubalcaba cuando, pasadas las vacaciones, se reuniera el pleno. Se le habría acusado de equivocarse, pero al menos la excusa habría sido creíble. Sin embargo, aliviar la obvia responsabilidad política de Rubalcaba cargando las tintas sobre la no menos obvia responsabilidad jurisdiccional de Garzón huele a chamusquina. No es fácil imaginar qué interés pueda tener el PP en salvar la carrera política de Rubalcaba. No es fácil, pero no imposible.

Cobardía y traición.
Vicente A. C. M. Periodista Digital 22 Enero 2010

No hay mayor patetismo que ver a un Partido renunciar a defender el Estado de Derecho. Y eso es lo que acaba de hacer el PP. Su portavoz en el Congreso, la Sra. Sáenz de Santa María, ha logrado en apenas unas horas el mayor de los ridículos y la mofa del partido del Gobierno, el PSOE, que asiste divertido a la cobardía manifiesta de este PP. La pretendida postura de fuerza en cuanto al caso del “chivatazo” del Bar Faisán, se ha quedado en un mero trámite ordinario sin ningún tipo de urgencia y en el que el Sr. Rubalcaba tardará meses en tomar una decisión para asistir, si su agenda se lo permite.

Y es que ante la avalancha de pruebas aportadas por EL MUNDO y haber desnudado a la cúpula de Interior, con el Ministro Sr. Rubalcaba en el mismo centro de las sospechas, cuando no certezas, de responsabilidad política sobre el infame chivatazo a ETA, es cuando el PP se acobarda y renuncia a que se aplique todo el rigor de la Ley. Esto resulta del todo incomprensible, salvo que existan motivos de coacción o de contraprestación por el que se haya llegado a un “pacto de no agresión”, que se ha evidenciado durante el periodo de la Presidencia de la UE. Pero puede que sea algo más.

No me extrañaría que en ese hipotético “pacto” se haya producido un intercambio por el que el PSOE abrirá la mano en el caso Gürtel, si el PP “no aprieta” en el caso del “chivatazo”. Y la verdad, con estos dos partidos que cada día parecen clones, me espero cualquier mezquindad y apaños propios de mafiosos. España no es una democracia, sino una partitocracia en la que la alternancia de los dos principales partidos solo dependerá de las circunstancias variables del País, y del vaivén de un par de millones de votos. Y esto no puede seguir siendo así.

Con este nuevo renuncio, el PP ha quedado en evidencia y ha perdido cualquier credibilidad entre los ciudadanos. No ya entre sus votantes, a los que en menos de una semana ha defraudado con la renuncia a dos de sus proyectos más fundamentales como son La derogación de la Educación para la Ciudadanía y el tema del Plan Hidrológico. Además de su traición a los votantes gallegos respecto al tema de la libertad de enseñanza en español, o su disposición al pacto con CiU renunciando de hecho a aspectos fundamentales inconstitucionales del Estatuto de Cataluña.

Solo tengo dos palabras para definir a este miserable comportamiento: Cobardía y Traición. Y las pongo con mayúsculas porque aquello que están traicionando es a la memoria de las víctimas del terrorismo de ETA. Cobardía en no querer seguir insistiendo en el castigo de los culpables de los perjurios, de la falsificación de pruebas e informes periciales en el juicio del 11M. Cobardía en no querer llegar hasta las últimas consecuencias políticas y penales en el caso del “chivatazo a ETA”, en el que los responsables directos aun siguen ejerciendo cargos de confianza en los Cuerpos de Seguridad o en el PSOE.

Y ante esta demostración de cobardía y traición, los ciudadanos no podemos permanecer impasibles. Si el PP no quiere ejercer como oposición y como voz del pueblo ante las injusticias y desmanes del Gobierno, deberá ser el pueblo el que por medio de otros representantes tome la iniciativa y denuncie ante la Justicia. Aunque ya sepamos que esta Justicia es inexistente y dependiente de la política, aún queda una posibilidad de que un juez recuerde el juramento que hizo de defender y aplicar la Ley.

Las debilidades intelectuales de Joaquín Leguina
Francisco Rubiales Periodista Digital 22 Enero 2010

En su blog, Joaquín Leguina, socialista y ex presidente de la Comunidad de Madrid, realiza un escabroso ejercicio intelectual cargado de trucos y debilidades. Es crítico, pero moderado. Golpea, pero sin hacer verdadero daño. Parece que su crítica está domesticada por la filosofía política de la poltrona, que es la dominante en España. Tras reconocer que existe desapego y desconfianza hacia Zapatero en sus propias filas, afirma que el actual líder debe presentarse a las próximas elecciones y que si gana "que siga todo como está, pero si pierde habrá llegado la hora de recuperar un partido socialdemócrata y solvente que esté en el mundo y no en el ensueño de ningún líder salvador. Una organización pensante y actuante, lejos de ocurrencias mediáticas y de radicalismos de nuevo cuño."

Resumiendo: según Leguina, no importa que ZP esté llevando a España hacia el desastre y que hasta sus propios partidarios le rechacen Sólo si pierde las próximas elecciones, sería el momento de rectificar y regresar a la cordura (volver a las ideas y abandonar las ocurrencias).

El planteamiento de Leguina, indefendible en democracia, convierte las urnas en dispensadoras de patentes de corso.

Sería bueno que Leguina recordara una condición necesaria para que exista democracia: los elegidos por los ciudadanos, cuando pierden la confianza de los electores, pierden también la legitimidad.

Esperar a que Zapatero pierda las elecciones para rectificar es de cobardes. Si genera rechazo por sus errores y si es evidente que España está siendo dañada por su mal gobierno, no caben cautelas ni esperas. El PSOE, por el bien de España, debe obligarlo a dimitir y a convocar elecciones anticipadas. Si el PSOE, que está sometido a su líder y preso de los privilegios y ventajas que se derivan del poder, no se atreve a mover ficha, deberían hacerlo al menos los que, como Leguina, Guerra y otros, apuestan por mantener una imagen de intelectuales, más o menos independientes.

Los españoles que consideramos que el país está perdiendo su crédito internacional, su prestigio y su futuro, víctima del mal gobierno, no entendemos sus cobardías, cautelas y contradicciones, como criticar la ruptura territorial y, al mismo tiempo, votar a favor del Estatuto de Cataluña; criticar el nacionalismo extremo y no rechazar abiertamente los pactos contra natura del PSOE con partidos enemigos de España, sin otra justificación que obtener los votos que garantizan el poder.

En el blog de Leguina puede apreciarse todo el triste y lamentable alcance circense de la pirueta intelectual:

"No es preciso ser un lince para deducir de ello que existe, respecto a Rodríguez Zapatero, un notable desapego, una desconfianza dentro de su propio campo electoral. Un dato que, como es lógico, no ha pasado desapercibido.

¿Debe el PSOE retirar a su líder? No creo que eso sea factible en estos momentos ni siquiera que sea conveniente. Tampoco más adelante, por ejemplo, en vísperas electorales, pongamos en 2011.

Nadie espere que el actual PSOE abra un debate interno acerca de la conveniencia o no de seguir adelante con la misma cabeza de cartel. No ocurrirá esto por una razón evidente: hace tiempo que el PSOE borró de sus prácticas internas la palabra “debate”.

Personalmente, soy partidario de que Zapatero se presente y pase el rubicón de las próximas elecciones. En eso coincido con el Vicesecretario General del PSOE, José Blanco, aunque, seguramente, por distintos motivos.

Pienso que si ZP no se presenta sin haber anunciado su renuncia al inicio de la presente legislatura, tal decisión significaría dar la batalla por perdida, cargando, además, sobre espaldas ajenas una probable derrota. Eso sí, le permitiría seguir controlando como hasta ahora la selección de personal (por cierto, con criterios que poco tienen que ver con el mérito y la capacidad)."

¿Análisis patético o intento desesperado por compatibilizar una "crítica" aparente, que acalle la conciencia, con el coche oficial y las prebendas, sin tener que abandonar el oasis de privilegios y ventajas donde hiberna "la casta" política profesional española durante la crisis?

Si desea averiguar la verdadera dimensión democrática del intelectual Leguina, inserte en su blog un comentario crítico, educado y razonado. Verá como es simplemente suprimido.
Voto en Blanco

Exigencia democrática.
Cayetano González  Periodista Digital 22 Enero 2010

Que unos policías, obedeciendo órdenes de sus superiores políticos, avisen telefónicamente a unos colaboradores de ETA encargados de cobrar el mal llamado "impuesto revolucionario" para que no acudan a una cita en Francia porque hay una operación policial preparada para ser detenidos, sobrepasa con mucho la ficción. Que un terrorista de ETA, Jon Iurrebaso, detenido en Francia en marzo de 2007, tuviera el número de móvil del entonces Director General de la Policía, Víctor García Hidalgo, con el que al parecer pudo llegar a hablar en alguna ocasión, no es que sobrepase la ficción, sino que entra directamente en la indecencia y en la inmoralidad, no por parte de los etarras, sino de los policías y de los cargos políticos que llevaron a cabo lo que se conoce popularmente como el "chivatazo" del Bar Faisán.

No estará de mas recordar que este "chivatazo" a ETA se produjo en pleno proceso de la negociación política que Zapatero llevó a cabo con la banda terrorista durante la pasada legislatura, por lo que todo lleva a pensar que hubo indicaciones políticas desde muy arriba, que fueron secundadas por los mandos policiales, para que no se estorbara ese "proceso" con detenciones de etarras. Es mas, se ha publicado y ni el interesado ni el Gobierno lo han desmentido, que uno de los enviados del ejecutivo a negociar con ETA en aquel "proceso" y que actualmente es vocal del Consejo General del Poder Judicial, esgrimió en una reunión ante los etarras, como gesto de buena voluntad y de la intención del Gobierno de negociar, el episodio del "chivatazo". Y que se sepa, ese señor sigue siendo miembro del órgano de gobierno de los jueces.

En la lucha antiterrorista no hay atajos. Los que en periodos muy determinados los han tomado -recuérdese el GAL en los Gobiernos de Felipe González- han acabado muy mal. Pero lo que nunca había hecho ningún gobierno democrático de España en la lucha antiterrorista era avisar a los etarras para que huyeran y evitaran de esa forma ser detenidos. Eso es muy grave. Y eso es lo que pasó en mayo del 2006.

Por lo tanto, no dice la verdad el ministro del Interior cuando repite en las últimas semanas como un papagayo, que todos los implicados en la trama de financiación y de extorsión de ETA fueron detenidos posteriormente al "chivatazo". No dice la verdad Rubalcaba, porque como sabe perfectamente, faltan por detener y poner a disposición de la justicia a los mandos políticos y policiales que ordenaron, consintieron y ejecutaron tal indecencia. Y hacer eso es, lisa y llanamente, una exigencia democrática a la que muchos no estamos dispuestos a renunciar. Rubalcaba fue quien en vísperas de las elecciones generales del 2004, dijo aquello de que España no se merece un gobierno que miente. Pues eso, señor ministro, aplíquese ahora el cuento. Y de paso que se lo aplique también Cándido Conde Pompidu, que por una vez, en lugar de ser el lacayo del Gobierno podía intentar ser el Fiscal General del Estado.

Francisco José Alcaraz volverá a personarse en la causa
"No nos fiamos del Gobierno en el caso del chivatazo"
En pleno Faisán la AVT rescinde el contrato a sus abogados
Miguel Pato Periodista Digital 22 Enero 2010

El 22 de enero de 2005 se pasó toda la mañana al teléfono con Alfredo Pérez Rubalcaba ante la insistencia de éste por saber qué miembros del Partido Popular habían confirmado su asistencia a la primera gran manifestación de víctimas del terrorismo que marcaría el inicio de una serie de protestas.

El destino es caprichoso y un 22 de enero cinco años después, Francisco José Alcaraz encabeza una nueva acción popular con el propósito de que no pase desapercibido el Caso Faisán. Alcaraz, en declaraciones a Periodista Digital explica que

"Todo lo que no se denuncia públicamente es susceptible de pasar desapercibido y no se puedan pedir responsabilidades al Estado. Estamos ante el segundo acto más grave (después de los GAL) de la lucha contra el terrorismo. El Caso Faisán tenía que estar en portada hasta que se esclareciese".

Así, este viernes Voces contra el Terrorismo se ha personado como acusación popular para evitar que por culpa de "una AVT prácticamente desaparecida" la Fiscalía archive el caso y "su gravedad pase desapercibida".

Voces contra el Terrorismo es un colectivo nacido de la asociación víctimas del terrorismo Verde Esperanza. Entre los que el que destacan personas como María San Gil o José Antonio Ortega Lara.

"No nos fiamos. Queremos estar seguros de que ante un como este no se acabe depurando ninguna responsabilidad en el Gobierno. Y a nosotros, bajo ningún concepto nos van a comprar con subvenciones, ni críticas ni amenazas."

AVT DESMANTELADA
Desde que Juan Antonio García Casquero es presidente, Alcaráz lamenta que lo único que se sabe de la AVT en los últimos años es la destrucción de la estructura de la misma. Abogados, psicólogos y trabajadores veteranos de la misma han sido apartados por la actual Junta Directiva.

Los abogados Juan Carlos Rodríguez Segura y Manuela Rubio, que ahora llevan la querella presentada este viernes por el Caso Faisán, estuvieron trabajando dos décadas en la AVT.

"Estos abogados fueron los primeros que se personaron por el Caso Faisán. Es curioso que les quiten de en medio siendo los que más conocimiento tienen de la causa."

Pero la realidad es que, en pleno proceso abierto por el supuesto chivatazo a ETA, la AVT rescinde el contrato con los abogados que desde hace 20 años se han encargado de cerca del 80% de las causas de esta asociación.

Gustavo Bueno: «La patria es mucho más importante que la democracia»
Redacción Minuto Digital 22 Enero 2010

El filósofo asturiano Gustavo Bueno presentó en el Club Prensa Asturiana su último libro: «El fundamentalismo democrático».

Presentó el acto Tomás García, profesor de Filosofía, que repasó el libro y dijo que «los hombres justos como Gustavo Bueno siempre aceptan los sinsabores consecuencia de decir la verdad», en alusión a las críticas que le suelen llover por sus valientes y decididos ensayos y declaraciones.

Bueno tomó la palabra y en una hora y diez minutos abordó los mil ángulos de la cuestión que da título a su último libro.

Se remontó, primero, a la tradición del término fundamentalismo -más reciente de lo que se cree: es de inicios del siglo XX- y comentó que el filósofo Popper decía que en la ciencia no caben verdades, sino proposiciones falsables. Las no falsables son metafísicas. De igual modo, añadió, la democracia se ve como un sistema de gobierno que permite la falsación, que, para el caso, equivale a perder las elecciones.

Bueno criticó esa concepción por procedimental y superficial, y afirmó que cuando en ese esquema gana y gobierna la derecha, como ocurrió con Aznar, entonces se lo tacha de criptofranquista y fascista encubierto.

Tal como informa Javier Neira en La Nueva España, el filósofo indicó que era imprescindible partir de una teoría del Estado y ofreció la suya, que apenas pudo dibujar por razones de tiempo. Dijo que todo Estado es de derecho -contra lo que se suele afirmar- y criticó la exigencia de un Estado propio a partir de una cultura diferenciada. En ese punto dijo que se sacralizaba la cultura, que pasaba a ocupar el papel de la gracia santificante.

Distinguió tres capas en el Estado -conjuntiva, propia de la sociedad política; basal, del pueblo, y cortical- e indicó que la capa basal, relativa al pueblo, siempre tiene un componente territorial, una patria y de ahí el Estado. No es una afirmación técnica. El fundamentalismo democrático intercambia los países, si son democracias, los iguala e identifica, y por eso se permite prescindir de los territorios, validando los separatismos. En ese punto criticó también el patriotismo constitucional de Habermas -prácticamente la doctrina oficial planetaria- porque es puro idealismo y no hace referencia a una base fisicalista o territorial.

El pueblo es muy anterior a la Constitución, señaló Bueno, y «la patria es mucho más importante que la democracia», entre otras cosas porque «la democracia no flota al margen de cualquier patria».

Bueno arremetió contra la tolerancia ante los secesionistas. «Se respeta a los ladrones», insistió, «a gente que quiere corromper nuestra patria». Con un país de casi 50 millones de habitantes, comentó, no hay asambleísmo directo posible, hacen falta representantes. Se acepta, pues, el procedimiento electivo, pero «no hay ninguna razón a favor de la mayoría».

En ese sentido, dijo que la nueva ley del aborto, aun contando con mayoría parlamentaria, «es monstruosa porque tan arbitrario y monstruoso es permitir un aborto hasta las 14 semanas como matar a un niño de 3 años, ya que, como el feto, no está terminado».

Bueno finalizó diciendo que «hay más corrupción en la nueva ley del aborto que en el “caso Gürtel”» y se emplazó para las próximas elecciones para corroborar que «España es un rebaño».


******************* Sección "bilingüe" ***********************
A los socialistas y los nacionalistas no les gusta el bilingüismo
Editorial La Razon 22 Enero 2010

Los socialistas e independentistas gallegos, cuya incompetente gestión en la pasada Legislatura les costó el Gobierno autonómico, se echaron ayer a la calle contra la Xunta de Núñez Feijóo en el marco de una huelga general de la enseñanza pública. Los manifestantes protestaron contra el decreto que fomenta el bilingüismo en las escuelas. Conviene recordar que los convocantes fueron los impulsores de un sistema de inmersión lingüística que, en síntesis, suponía la erradicación del castellano de las aulas. El popular Núñez Feijóo, tras consultar a todos los padres de alumnos, ha optado por un modelo castellano-gallego, además de potenciar el inglés, que deja al alumno la libre elección de la lengua en que quiere examinarse. El proyecto busca armonizar en equilibrio la enseñanza en los dos idiomas cooficiales y la elección de los padres. Es posible que no sea una fórmula perfecta –Feijóo ha precisado que puede haber modificaciones en función de las propuestas recibidas–, pero es la más pragmática y conveniente para resolver el endemoniado sudoku de las lenguas cooficiales en la escuela. Basta con trasladar mentalmente este modelo bilingüe a Cataluña para apreciar su acierto y su pragmatismo. Que los independentistas lo rechacen, con el seguidismo de los socialistas, es el mejor aval que puede recibir Núñez Feijóo.

CONTRA EL DECRETO DE LA ENSEñANZA
El PSOE gallego sigue en su error

IMPRESIONES El Mundo 22 Enero 2010

LA PLATAFORMA Queremos Galego se manifestó ayer por las calles de Santiago en contra del decreto de la Xunta que garantiza el plurilingüismo en la enseñanza. El PSOE se sumó con la presencia de su líder a una protesta que acabó con la quema de una bandera española. A pesar de que todos los análisis poselectorales -incluso los que hizo la dirección del PSOE- coincidían en que la identificación con las posiciones nacionalistas del BNG en la cuestión lingüística habían sido claves en la derrota de Pérez Touriño, los socialistas gallegos siguen equivocándose en la misma dirección. Oponerse al decreto impulsado por Núnez Feijóo -tan moderado y prudente que le está costando numerosas críticas de las plataformas en favor del bilingüismo- es un error garrafal.

La Xunta dice estar abierta al diálogo sobre el decreto
"Ningún proyecto lingüístico podría ser llevado a cabo si la sociedad no lo ampara", dice hoy el conselleiro de Educación tras la protesta, ayer, de miles de personas contra la propuesta de la Xunta para regular el idioma en la enseñanza
AGENCIAS. MADRID La Opinión 22 Enero 2010

El conselleiro de Educación e Ordenación Universitaria, Jesús Vázquez Abad, se mostró hoy "abierto al diálogo" en relación con el decreto del gallego en la enseñanza, aunque recordó que sus políticas cuentan con el apoyo de la sociedad, en alusión a la recuperación de la mayoría absoluta del PPdeG el pasado 1 de marzo.

"Ningún proyecto lingüístico podría ser llevado a cabo si la sociedad no lo ampara", resolvió, en referencia a la manifestación que ayer recorrió las calles de Compostela para protestar contra la propuesta de decreto del gallego en la enseñanza, que divide las horas lectivas en tres tercios entre la lengua de Galicia, el castellano y un idioma extranjero.

Además, en declaraciones a la Cadena Cope recogidas por Europa Press, el responsable de la Administración educativa gallega incidió en que Galicia "es bilingüe" y en que sus habitantes "a veces no se dan cuenta de si están escuchando en gallego o en castellano".

Al hilo de esta cuestión, subrayó que su partido --PPdeG-- es el "más amplio" de la comunidad y que, entre sus militantes, "unos hablan castellano y otros gallego y conviven con total libertad". Por ello, afirmó que "el pueblo gallego es inteligente y seguirá siéndolo" al valorar a sus gobernantes "dentro de tres años y poco".

De hecho, Vázquez Abad consideró "perfectamente extrapolable" el modelo lingüístico que propone la Xunta y el PPdeG a otras Comunidades Autónomas y aseguró que el lehendakari vasco, Patxi López, "ha hecho alguna referencia al modelo gallego" y que otros Gobiernos "están analizándolo y viendo otras posibilidades".

CRITICAS AL PSDEG
Por otra parte, el titular de Educación criticó la presencia del PSdeG en la manifestación de ayer, puesto que, a su juicio, los socialistas pretenden "seguir con la confrontación" y "enfrentar" a la "mayoría" de los gallegos contra otros que, según sus cálculos, son "muy pocos". "Y esto no se puede tolerar", remachó.

En contraposición, Vázquez Abad explicó que la Xunta quiere "evitar la politización de la enseñanza, especialmente la pública" y acabar con "la confrontación que intentan mantener ciertos grupos" dentro de los centros. "Que no se lleve esa crispación a las aulas, a la enseñanza, porque los únicos que salen perdiendo son los niños gallegos", lamentó.

Finalmente, el titular del departamento autonómico quiso "lamentar y condenar" la quema de una bandera española durante la protesta contra el decreto del gallego, tras lo que explicó que Galicia "tiene que dar un paso adelante" para ser "abierta" y reformarse "también en el mundo de la enseñanza".
 

Recortes de Prensa   Página Inicial