AGLI

Recortes de Prensa    Viernes 29 Enero  2010

 

La trampa de gabilondo
CÉSAR ALONSO DE LOS RÍOS ABC 29 Enero 2010

Con la propuesta de un pacto por la Educación el ministro Gabilondo ouede llevar al huerto al PP. Abrumados por los complejos políticos, los dirigentes «populares» no son capaces de negarse al juego del consenso que reclama el PSOE aunque Rajoy expuso ayer objeciones muy serias. Entonces ¿por qué va a entrar el PP en las formalidades de la foto que le interesa a Gabilondo?

La primera razón para negarse a esta operación es bien clara: el ministro trata de enredar al PP en discusiones sobre políticas educativas del PSOE ya fracasadas y, de este modo, colocar a los socialistas en situación de ventaja habiendo sido ellos los responsables de la catástrofe, desde Maravall hasta hoy. El debate convertiría los fallos de los gobiernos socialistas en fallos del «sistema», nunca de ellos mismos. Gabilondo aparecería como el redentor de la crisis de la Educación cuya gravedad podría resumirse en el dato del 30 por ciento de fracaso escolar. Sólo por estas consideraciones el PP debería negarse a la propuesto de este juego/trampa. En todo caso, antes de entrar en la operación del pacto, el PP debería exigir la autocrítica del PSOE, esto es, la delimitación de la culpabilidad «histórica» de los socialistas.

Hay otra razón, además: las concepciones de los dos partidos son tan radicalmente distintas que el PP tiene el derecho de demostrar las virtudes de las suyas y ello debe hacerlo desde el poder. Lo que no hizo en tiempos de Aznar. En una palabra, el PP debe llevar a cabo sus políticas educativas como consecuencia de una victoria electoral: el modelo debería ser una parte importante de su programa. ¿Y Gabilondo? Que se dedique a algo tan necesario como corregir algunos de los errores «históricos» del PSOE. Por ejemplo, negar al castellano la función vehicular en los estudios en ciertas autonomías y que, en vez de pactos/trampa, consiga el arrepentimiento del PSOE por este y otros gravísimos errores.

El fracaso de la "casta" española
Francisco Rubiales Periodista Digital 29 Enero 2010

Los políticos españoles se hunden, tras haber perdido el prestigio, el aprecio y el respeto de los ciudadanos, arrastrando consigo a las grandes intituciones y a sectores vitales de la sociedad. Los políticos aparecen ya en la última encuesta del CIS como la tercera gran preocupación de los españoles, después del paro y de la situación económica. Ese dato refleja el rechazo popular a una casta política fracasada, que no ha sabido dar la talla. El deterioro sufrido por España en las últimas tres décadas es enorme y los principales culpables del desastre son los políticos. La gente es cada día más consciente de que nuestros políticos nos conducen hacia el desastre y hacia el fracaso como pueblo.

El deterioro de España bajo su falsa democracia ha sido aterrador. Un simple vistazo hacia el pasado nos lleva a conclusiones descorazonadoras: la fe en la democracia se ha perdido, la confianza en los líderes se ha esfumado, el impulso que nos hizo prósperos se ha apagado, los valores se han hundido y la esperanza ha desaparecido. Algunos sociólogos advierten que empieza a despertarse entre muchos ciudadanos frustrados por el mal gobierno un fuerte deseo de venganza contra los políticos, que sólo se calmará cuando los actuales dirigentes sean humillados en las urnas y expulsados del poder.

Las investigaciones sociológicas, muchas de las cuales se realizan sin que sus resultados sean dados a conocer, revelan que sectores tan vitales para el funcionamiento del país, como los jueces, los políticos, los policías y los periodistas están desprestigiados y carecen de credibilidad.

La España actual ha cambiado tanto que parece la antítesis de la que hace tres décadas afrontó la Transición y abrazó con ilusión la democracia. Desde entonces, las víctimas de la degradación democrática son muchas y el desprestigio afecta a sectores y colectivos realmente vitales. Casi todo lo que entonces era amado y respetado, hoy es recahazado y su imagen está por los suelos.

La primera víctima es la democracia, que entonces era deseada y aplaudida y hoy está bajo sospecha, con cientos de miles de ciudadanos convencidos de que lo que se instaló en España tras la muerte del Caudillo no fue una democracia sino una sucia partitocracia que no merece respeto.

Otra de las víctimas decisivas son los partidos políticos, anhelados y recibidos con entusiasmo tras la muerte de Franco, pero hoy convertidos en organizaciones desprestigiadas e incontroladas, con imagen de mafiosas y miradas por el ciudadano con recelo y sin credibilidad alguna. La vida de esos partidos se mantiene viva gracias a que gestionan de manera implacable grandes cuotas de poder y porque muchos viven de los privilegios y ventajas corruptas de la militancia, el clientelismo, el nepotismo y el amiguismo.

Pero hay más víctimas institucionales de gran calado: las administraciones públicas, el gobierno, la Justicia, el Parlamento, las fuerzas del orden y hasta la Monarquía y la Constitución, considerada ésta por muchos como inservible y necesitada de cambios por haber soportado el profundo y rápido deterioro del sistema.

Por sectores, los políticos y los periodistas, considerados casi héroes y admirados hace tres décadas, son hoy despreciados por gran parte de la ciudadanía, los primeros por el mal gobierno, la corrupción y la mala gestión de la democraica, y los segundos por su desprecio a la verdad, su alianza de intereses con los políticos y por su traición a los ciudadanos y a la demcoracia.

Detrás de políticos y periodistas figuran en el ranking del desprestigio dos profesiones también vilates para la democracia: los jueces y los policías.

Son también víctimas del profundo deterioro sufrido por España, al que nos han conducido los malos gobernantes, la confianza, la educación, el sentimiento europeo y los valores tradicionales, la mayoría de los cuales han desaparecido y han dejado de formar parte del comportamiento ciudadano.

Al contemplar el profundo deterioro sufrido por España en las últimas tres décadas, la conclusión es terrible: el país carece de columnas firmes que sostengan la convivencia, la sociedad y hasta el entramado de derechos y deberes cívicos. Sin confianza, si fe en el liderazgo, sin respeto a las autoridades, sin esperanza de justicia, sin acceso a la verdad, inmersos en la corrupción, sin valores firmes y con una subredosis de desesperación, España quizás sea ya un país desauciado y la gran víctima europea y occidental de una casta política digna de oprobio.

Todo este drama de decadencia y hundimiento moral se traduce en una realidad lacerante: España ocupa hoy la cabecera del ranking europeo en prostitución, tráfico y consumo de drogas, fracaso escolar, baja calidad de la enseñanza, desempleo, aumento rápido de la pobreza, crecimiento de la corrupción pública, crecimiento desordenado del Estado, población encarcelada, deterioro de la seguridad ciudadana, fisuras en la unidad y otras muchas lacras y dramas.

Si el país fuera serio y justo, al contemplar el siniestro balance de las últimas tres décadas y el profundo deterioro, retiraría su apoyo y respeto a la clase política, principal culpable del drama, y exigiría una profunda regeneración con otro tipo de gente en el poder, más digna, preparada, justa y honrada.

Voto en Blanco

Tarde, mal y nunca, como la independencia de Cataluña
Federico Jiménez Losantos Libertad Digital 29 Enero 2010

Por querer adjuntar las fotos de la odisea en la nieve –que ya me han llegado, así que, como vuelve a nevar, las dejo para la semana que viene– he ido retrasando la puesta al día del blog. Y como dar a luz una nueva radio, amén hablar seis horas y escribir a troche y moche, es tarea para la que no bastan veinticuatro horas diarias, héteme convertido en prófugo, desertor o absentista del blog. Mil disculpas. También querría haber tenido tiempo y tranquilidad para comentar la referencia en el blog de Pío Moa a mis últimas referencias sobre Cataluña y la que me parece independencia ineluctable, aceptada y financiada por el resto de España, lo que invitaría a abreviar el trámite y no a dilatarlo. Pero como no tengo tiempo para hacer todo lo que debo –de lo que quiero, ni hablo– apuntaré al menos dos o tres cosas sobre el problema español en Cataluña para no obviar el reto dialéctico de Pío Moa, siempre digno de leer y meditar.

Como digo antes –y he dicho siempre– España no tiene –o no tenía– un “problema catalán”. Lo que padecemos desde hace mucho –el siglo de vida del nacionalismo catalán– es el problema español en Cataluña, que consiste en no tener clara la idea nacional española y, por tanto, no saber, poder o querer abordar el reto del separatismo catalán, que tiene una debilidad esencial que convendría recordar: el nacionalismo como proyecto de secesión siempre fue un proyecto de élites y no de la mayoría del pueblo. Sin embargo, los Prat de la Riba, Cambó, Pujol o Montilla han acabado convenciendo a la clase dirigente madrileña –política y mediática– de lo que no han podido convencer a la mayoría de los ciudadanos de Cataluña. Sin embargo, en las últimas décadas –y sobre todo en estos tristes años zapateriles y rajoyanos– el proyecto secesionista ha ido legitimándose, afianzándose y creciendo a medida que Cataluña iba corrompiéndose y, lógicamente, aceptando o resignándose al futuro diseñado por sus élites.

Naturalmente, esa aceptación de hecho del separatismo catalán, pero con la cláusula nada secreta de colonizador económico del resto de España que parece último lazo de unión cuando no pasa de primer dogal chantajista se ha producido en la medida en que todas las instituciones del Régimen han desechado la idea nacional española, la soberanía popular y la igualdad de los ciudadanos ante la Ley. España ya no es, como anunció Zapatero, un concepto discutido y discutible, sino desechable y lógicamente desechado. El Estatuto de Cataluña, votado en Barcelona y en Madrid, es la prueba de esa metástasis del cáncer españicida. Y sea cual sea el pastel que nos sirva el Tribunal Constitucional –siempre genuflexo ante el nacionalismo–, nadie tiene la menor duda de que el liberticidio secesionista continuará, porque ni la Izquierda en el Gobierno ni la Derecha que podría sustituirlo van a poner en duda la legitimidad del separatismo catalán para deslegitimar a la Nación y a la idea misma de España. Si una región, país, ente o lo que sea pero en proceso de abierta secesión, puede poner y quitar gobiernos y los que pueden gobernar, PSOE y PP, lo aceptan de derecho o de hecho, creo que la primera obligación intelectual que tenemos es constatarlo. Y tras la constatación, por desgracia, yo no veo solución a lo que ninguno quiere que la tenga.

El editorial conjunto de los once periódicos catalanes insultando al Constitucional y afrentando trapaceramente a la verdad histórica y política es para mí el hito irreversible y la prueba más clara de que en Cataluña han quemado sus naves. Lo de los toros, el cine y las multas salvajes por rotular en castellano los comercios o empresas son sólo piedrecitas en el camino que ha llevado de Pulgar en una mano, la española, abierta o cerrada pero mano y no dedo, a este Pulgarcito extraviado en el bosque del separatismo institucional que no es solamente la verdad oficial sino una realidad política a martillazos, contra los que, en Madrid, yo sólo veo cabezas de clavos.

Dice Pío que yo soy demasiado pesimista pensando que en Cataluña no se puede hacer nada y demasiado optimista pensando que el resto de España está mejor que Cataluña. No. Yo soy pesimista porque veo que el resto de España está hecho, es decir, deshecho a imagen y semejanza de la Cataluña oficial, contra la que no se alza la Cataluña real. La única duda ante este desolador panorama es si la amputación catalana podría revivir, siquiera por el dolor, a este cuerpo enfermo, afiebrado, de la pobre España. Es una posibilidad, pero lejana y, ésta sí, discutida y discutible. Yo siempre voy a defender la libertad, sea cual sea la relación entre Cataluña y el resto de España, pero, sinceramente, creo que el modelo de progresiva negación de todas las libertades en la España de las Autonomías es el catalán. Y que de ese modelo despótico, cuanto más lejos, mejor. Hemos pagado durante demasiado tiempo el peaje de que queremos que se queden con nosotros. Y yo no tengo ya más ganas de semejante compañía. El desdén con el desdén.

La libertad y sus enemigos
Roberto Blanco Valcés La Voz 29 Enero 2010

La libertad es, sin ningún género de dudas, la gran conquista de la modernidad. Libertad para reunirse, asociarse, o transmitir información veraz; libertad para afiliarse a un partido o a un sindicato; libertad para pensar y expresar las propias opiniones.

Pero la libertad no se ha asentado en parte alguna sin librar duras batallas contra sus muchos y resistentes enemigos. De hecho, la victoria de los derechos democráticos que definen las sociedades abiertas en las que tenemos la fortuna de vivir se ha producido pasito a pasito, y no sin serios retrocesos.

Satisfechos como estamos -con todo la razón- de lo mucho que hemos conseguido para convertir los derechos individuales en el fundamento del orden político y de la paz social, olvidamos con frecuencia, sin embargo, que los enemigos de la libertad conspiran día y noche para tratar de eliminar la que constituye su consecuencia más fundamental: que, dentro de los límites de la ley y del respeto a los derechos de los otros, cada uno pueda hacer lo que le plazca.

Tal cosa no es posible, sin embargo, cuando el precio que debemos pagar por ejercer nuestros derechos se abona con la moneda de la inseguridad o del riesgo a ser objeto de ataques o atentados. Goza de libertad de expresión quien puede expresar sus ideas y opiniones sin tener que pensar cada vez que lo hace que puede haber alguien que venga a despertarlo de mala manera en plena noche y a meterle el miedo en el cuerpo, a él y, sobre todo, a su familia.

Y es que los enemigos de la libertad no son solo quienes la suprimen por decreto y desde el poder la pisotean, quienes encarcelan a sus adversarios políticos y destrozan un sistema democrático para construir sobre sus escombros una dictadura personal o de partido. Esos son, sí, los más visibles, los que dejan a generaciones completas hechas añicos y a países enteros rotos por una fractura que puede llevar decenios superar.

Los enemigos de los derechos y libertades de todos los demócratas son también los que viven aterrorizados con su misma existencia y no soportan ni toleran, porque no les da la gana, que nadie haga o diga lo que a ellos no les gusta. Esos que se consideran con el derecho de tratar de amedrentar a todos los que no piensan como ellos y de responder a las palabras a golpe de violencia. Sin más argumentación, ni más debate que el de oponer la fuerza bruta a la razón.

La disputa entre la espada (o la agresión, o la bomba) y la pluma ha sido siempre una lucha desigual: porque frente a los que hablan y escriben a cara descubierta, sin más intención que exponer sus argumentos, están los que acechan en la oscuridad, sin otra perspectiva que la de no ser desenmascarados por la luz que da la libertad.

Políticos paletos
Ernesto Sáenz DE BURUAGA La Razón 29 Enero 2010

La política lingüística en Cataluña es propia de una dictadura. Con Franco, perseguido o no el idioma, y en la democracia han convivido en la calle y en las casas el catalán y el castellano. Era una expresión de riqueza cultural y de tolerancia. Todo era normal hasta que unos políticos paletos han convertido el idioma en un grave problema.

Paletos que se enroscan en la cabeza la barretina y en un mundo sin fronteras se empeñan en poner barreras al campo. Su última ocurrencia, multar con 1.000 euros a los establecimientos que no rotulen todo en catalán y a las empresas que no envíen sus facturas en catalán. La multa se multiplica si eres reincidente. Ayer en la «Tarde con Cristina» en la COPE escuchaba a un pequeño comerciante que regenta una tienda de retales; su pecado y la multa, poner retales en castellano junto al nombre de la tienda Blau Mari en catalán.

Cometió otro error: dos mínimos carteles en castellano que los censores del nuevo régimen han denunciado: «prohibido fumar» y «no se devuelven los hilos». PSC y PSOE asisten al espectáculo sin mover un músculo. Asisten a la humillación y al castigo a ciudadanos cuyo único delito es no renunciar a su propio idioma: el castellano.

¿Me lo puede explicar el presidente de la Generalitat? ¿Me lo puede explicar el presidente del Gobierno? ¿Se imaginan en Francia una región que no deje expresarse libremente en francés?, ¿o en algún otro punto del planeta? Es indigno, aberrante, obsceno, y un ataque a la libertad, porque los dos idiomas siguen sin tener problemas en la calle, sólo desde la política. Espero que multen a Fomento por rotular en castellano y que le pongan nombre en catalán al Burger King. Otro ridículo planetario.

11-M
El olvido es la base de la injusticia
Gabriel Moris Libertad Digital 29 Enero 2010

Hace unos días se difundió en los medios de comunicación la información sobre un acto organizado por el Ministerio de Justicia para dar comienzo al mandato temporal del Gobierno de España en la presidencia semestral de la Unión Europea. En el acto estuvieron presentes, entre otros, el juez Bermúdez y alguna asociación de víctimas del 11-M. No creo equivocarme al afirmar que uno de los objetivos era el de demostrar que la justicia europea, representada ahora por España, actuaba como tal en delitos de terrorismo.

Supongo que la representación casi exclusiva de las víctimas del 11-M significaba que los máximos responsables, tanto de la política española como de la europea, habían aplicado o deseaban aplicar las leyes en vigor a los inductores, autores y encubridores del mayor atentado terrorista de la historia de España y de Europa. A ningún lector le pasará inadvertido que para aplicar las leyes y hacer justicia hay que descubrir previamente a los delincuentes. En este caso no resulta evidente que se alcanzara ese objetivo; no obstante, no vamos a renunciar a la esperanza de que no se demore el día en el que se alcance.

"El olvido es equivalente a injusticia. El olvido es la base de la injusticia". Estas palabras las pronunció Javier Gómez Bermúdez, presidente de la Sala que juzgó la masacre del 11-M que también participó en el reciente seminario sobre terrorismo organizado por el Gobierno de España. Mi coincidencia con la manifestación del letrado es total. Tal afirmación me sugiere una pregunta: ¿No vivimos en el olvido las víctimas del terrorismo?

Si los distintos órganos que configuran nuestro Estado de Derecho no nos hubieran olvidado, con toda seguridad las pesquisas e investigaciones sobre los atentados de los trenes de cercanías seguirían de plena actualidad. El punto y final practicado desde la sentencia del juicio y ratificado por el Tribunal Supremo habrían sido un mero comienzo de una etapa nueva en las investigaciones de la terrible masacre. Si el olvido es la base de la injusticia, con las víctimas del 11-M y de otros muchos atentados terroristas se está practicando la injusticia más despiadada, la del olvido.

"Odio quiero más que indiferencia". Recuerdo una canción hispanoamericana que contenía esta frase. Las víctimas que ya tenemos algunos años a nuestras espaldas podemos comprender que en ocasiones sentimos de parte de nuestros representantes políticos y sociales una mezcla de olvido e incluso de indiferencia. Yo me atrevería a decir que el odio también se hace presente cuando reivindicamos con fuerza y con convicción aquello que nos corresponde por ley, por justicia y por sentido común: ¿Quién asesinó a nuestros seres queridos? ¿Quiénes y por qué nos ocultan la verdad y nos escamotean la justicia? ¿Quién y por qué eliminaron y falsearon las pruebas del atentado? ¿Quién podría creer que un Estado que permite el crimen organizado y se inhibe de su persecución y castigo, e incluso deja sospechas fundadas de colaboración con él, puede pervivir en el tiempo?

Próximamente se cumplirán los seis años de la masacre en los trenes. Estoy convencido de que no me equivoco al pensar que para unos esa fecha será motivo de tristes recuerdos. Para otros, los que vivieron más directamente la tragedia, será una fecha en que rememoren el horror padecido. Para muchos, puede ser una fecha de oración y de recogimiento. Para todos, creo que debía ser una fecha para tomar el compromiso de esclarecer totalmente lo ocurrido, pedir perdón por lo hecho hasta el día de hoy y tratar de buscar una reconciliación a nivel nacional. En mi opinión los males que nos aquejan como país justifican la frase que reza: "Desde el 11-M todo es 11-M".
P.D. Mi agradecimiento personal a todos los que me apoyan con sus comentarios a mis artículos en Libertad Digital.

Afganistán
Paz por dólares
Florentino Portero Libertad Digital 29 Enero 2010

En la antesala de la Conferencia de Londres sobre Afganistán la prensa internacional se centra en la cantidad de dólares dedicados a comprar la voluntad de dirigentes talibán y jefes de clan. Según parece los aliados esperan doblegar la resistencia de los islamistas y autoridades a base de repartir dinero.

Mientras leo los titulares no puedo dejar de recordar lo que pasó en nuestro país en una situación semejante. Había finalizado la II Guerra Mundial y el régimen del general Franco aparecía como una anomalía en la nueva Europa, un resto arqueológico del Eje. Para tratar de acelerar la trasformación de España, en línea con lo que había ocurrido en otros estados europeos, la inteligencia aliada elaboró un plan de compra de voluntades de autoridades militares, con la idea de que sólo los generales disponían de los medios para forzar la retirada, más o menos voluntaria, de Franco, dando así paso a una monarquía con vocación integradora. Los generales Aranda y Kindelán actuaron como arietes de la operación, el dinero se repartió... y no pasa nada. En realidad, algo sí paso. Según parece, los generales sondeados tuvieron la precaución de dirigirse al Caudillo y solicitarle, con el debido respeto, permiso para quedarse con el parné. Franco manifestó comprensión ante su delicada situación. Eran años difíciles y un extra venía de perlas para rematar el mes o el trimestre. No parece que aquellos generales sintieran gran simpatía por la acumulación de poder en manos del general Franco, pero de ahí a plegarse a una operación política urdida en el extranjero había algo más que un trecho. Quizás hubiera sido más digno por su parte rechazar aquel dinero, que también venía del extranjero, pero...

En el plan original del general McChrystal, los sobornos cumplían un papel limitado. Tras una intensa y prolongada campaña dirigida a buscar y eliminar los focos insurgentes y después de haber convencido a la población de que estaban dispuestos a permanecer allí hasta el triunfo final, el reparto de dinero ayudaría a algunos jefes talibán y de clan a cambiar de bando. A falta de expectativas de triunfo y con la mayor parte de los afganos en su contra, la combinación de dólares, garantías de que se les respetaría y reconocimiento de su autoridad les ayudaría a dar el paso hacia la reinserción. Sin embargo, ese escenario no parece realista. Obama ha incrementado en 30.000 hombres el contingente, una cantidad importante pero considerablemente inferior a la que los mandos militares consideran necesaria. Además, ha afirmado públicamente que comenzará a reducir el contingente en 18 meses y que entregará el poder a las autoridades afganas lo antes posible. No está nada claro que la ofensiva prevista sea capaz de dañar a las fuerzas talibán hasta el punto de que pierdan la esperanza del triunfo ni que las declaraciones de Obama sobre su deseo de reducir el contingente ayuden a convencer a la población de su compromiso con la seguridad. Lo más probable es que muchos acepten el dinero con la misma sinceridad que los generales españoles. El riesgo de que esos dólares acaben nutriendo las arcas talibán es sólo comparable a la posibilidad de que los esfuerzos aliados por formar a militares y policías afganos concluyan en el ridículo de haber empleado tiempo y dinero en crear los cuerpos de seguridad y unidades militares del renacido Emirato.

Sin disposición a combatir hasta el final no habrá victoria y esa disposición no existe. La Alianza no quiere salir de Afganistán derrotada, pero se engaña si piensa que sólo con dinero y colaboración será suficiente. No puede extrañarnos que los servicios de inteligencia occidentales informen del optimismo que reina en las filas talibán.

Rajoy: «Hacer un pacto para nada no tiene sentido»
M. ASENJO | MADRID ABC 29 Enero 2010

El presidente del Partido Popular, Mariano Rajoy, señaló ayer que la propuesta educativa del PSOE «no refleja con claridad» aspectos «importantes» y, por tanto, «hacer un pacto para nada, o para hacerse una foto, no tiene sentido».

Para Rajoy, en la propuesta del ministro de Educación, Ángel Gabilondo, no se ven reflejados algunos de los «pilares» básicos sobre los que el PP sustenta su pacto. Estos son «la defensa de castellano; la libertad de los padres para elegir la educación de sus hijos y la afirmación clara del régimen de conciertos y medidas para mejorar la calidad de la educación».

En línea con la propuesta que los populares han remitido al Ministerio, su líder sostuvo ayer en Telecinco que han pasado veinte años con el modelo educativo del Partido Socialista y «todo el mundo sabe que no ha funcionado». Y en este sentido, «las estadísticas internacionales son tremendas y el propio Gobierno de España se ha dado cuenta», concluyó.

La propuesta de Gabilondo
Entre las 104 iniciativas presentadas por Gabilondo, destaca la consideración de 4º de la ESO como un curso de orientación hacia el Bachillerato o la FP, la institucionalización de una prueba de evaluación externa en 6º de Primaria y 3º de Secundaria y el reconocimiento de la autoridad del profesor. En cuanto a la lengua española, el texto no hace referencias concretas pero Gabilondo reiteró que la Constitución la protege y añadió que su enseñanza será objeto de evaluación.

El ministro se ha comprometido a debatir «con mucho gusto» el libre derecho de los padres «a escoger centro para sus hijos» que reclama el PP, aseguró antes de la reunión del Consejo Escolar del Estado, donde presentó su documento a los consejeros (sindicatos, patronales y asociaciones de padres y de alumnos). Explicó que «en la mesa de debate estarán sentadas todas las fuerzas políticas, agentes sociales y comunidades educativas con el objeto de aproximar posiciones».

Gabilondo, que comparecerá el día 4 de febrero en la Comisión de Educación, manifestó que «cada paso que damos nos acerca más al pacto».

******************* Sección "bilingüe" ***********************

Izquierda liberal
El talón de Aquiles
Antonio Robles Libertad Digital 29 Enero 2010

Cuenta la leyenda que la diosa Tetis, madre de Aquiles, sumergió a su hijo en las aguas del río Estigia sujetándolo por el talón del pie derecho con la esperanza de hacerlo inmortal. De ahí que el talón del héroe griego que la mano de su madre impidió que le bañara el agua, fuera el único punto vulnerable de su cuerpo.

Sigamos con leyendas. La Cataluña virtual que multa a comerciantes por rotular en castellano, logró su inmunidad satanizando a todos los que se oponían a su talibanismo lingüístico. Lo hemos escrito muchas veces: no importa si es incomprensible o fue una cobardía colectiva, pero lograron neutralizar la crítica a su talibanismo lingüístico porque nadie estaba dispuesto a ser señalado como enemigo del catalán. Importaba poco si el estigma de enemigo del catalán fuera una patraña bien adobada por el catalanismo para conseguir la sumisión frente a su abuso; así se producía y así se sigue produciendo. (Este recurso al estigma es a la inmunidad nacionalista lo que el río Estigia a la inmortalidad de Aquiles). Pero el catalanismo también tiene su talón de Aquiles: la dignidad de cualquier ciudadano corriente. Como es el caso de Xurde Rocamundi, un comerciante catalán de Arenys de Mar dispuesto a no ceder ante la multa de 1.200 euros que le han impuesto por tener el rótulo de su negocio en castellano y a no dejarse chantajear moralmente tratándole de enemigo del catalán.

Ese simple gesto deja sin fuerza al despotismo catalanista y obliga a las autoridades nacionalistas a evidenciar su racismo cultural si quieren reducirle. El miedo ya no les guarda la viña. Al menos con él. Porque él no cederá. Porque racismo cultural son las amenazas por teléfono, los ataques en foros y páginas de internet, las pintadas insultantes, porque propio de talibanes lingüísticos son las pancartas delante de su negocio con este lema propio de franquistas revenidos: "Txurde, si vols ser bon ciutadà, has de parlar en català" (Xurde, si quieres ser buen ciudadano, has de hablar en catalán), como chantaje y marginación es el boicot a su negocio.

Su actitud es aparentemente insignificante. No es nadie relevante, ni tiene poder económico o social, sólo es un ciudadano corriente, un currante azotado por la crisis como cualquier otro... y sin embargo posee el valor de los héroes. Sí, no exagero, porque héroe es quien se resiste allí donde todos los demás prefieren no buscarse líos, acomodarse, procurar pasar desapercibidos, o sea, "ande yo caliente y que se ría la gente".

Reflexionen conmigo, ¿qué sociedad catalanista es ésta que convierte a un hombre corriente, en héroe? ¿Qué sociedad es ésta que por resistirse a la exclusión cultural y defender su derecho a rotular su negocio en castellano sea visto por los demás como un acto ejemplar y valiente?

Es realmente extravagante convertirse en centro de atención por el mero hecho de reivindicar un derecho constitucional común, corriente, vulgar como es rotular en castellano en España. Es tan vulgar como incomprensible. Uno espera que detengan y multen a los políticos corruptos, y persigan sus chanchullos inmobiliarios (pero en el Parlament de Cataluña hace unos días CiU y PSC han impedido una comisión de investigación), o sean implacables con delincuentes y criminales. Pero endurecer las sanciones máximas de 3.000 euros a 10.000 euros, tal y como prevé el proyecto de reforma de la Ley de Comercio, no es de recibo. ¿Pretenden más ejemplaridad endureciendo las multas? ¿Ellos, que son incapaces de endurecer las penas a violadores y asesinos porque son menores de edad? ¡Cómo si las víctimas fueran menos asesinadas por venir de un menor!

Ellos a lo suyo, desde que el Tripartito comenzó a imponer sanciones en 2003, ya se cuentan 337 multas. Estadística hasta 2006, porque a partir de esa fecha se han negado a dar datos. De ellas, sólo tres ciudadanos se han atrevido a denunciarlo públicamente a través de las páginas de El Mundo de Cataluña. A saber, fincas Nebot, la pequeña tienda de tejidos "Blau Mari", de Feliciana Piris, la Escuela de Cataluña de Criminología con su subdirector José Luis Giménez y ahora Xurde Rocamundi, que ha interpuesto un recurso de alzada contra la sanción de la Agencia Catalana de Consumo. La rebelión está en marcha.

Encima los racistas intelectuales de este talibanismo cultural se empeñan en negar que ellos no multan por rotular en castellano, sino por no hacerlo también en catalán. ¡Hay que tener cara dura! Nadie en Cataluña sanciona a nadie por rotular sólo en catalán, pero sí, si lo hace sólo en castellano. Porque su ley del embudo consiste en decir que los rótulos tienen que estar "al menos en catalán", es decir, que estén necesariamente en catalán. El que además esté en castellano, no es una cuestión de derecho, sino de extravagancia. Pero ¡ay! del que sólo lo ponga en castellano... entonces los chivatos anónimos y los talibanes de turno te calzan la multa de rigor y la claca nacionalista te monta un escarche montonero en tu propia casa como si fueras un violador.

¿Se imaginan qué pasaría si el Gobierno de España aplicara esos mismos criterios? No habría dinero en las arcas de la Generalitat para pagar los cientos de miles de sanciones por cada señalización de carretera que sólo está en catalán, por cada rótulo callejero de todas las calles de todos los pueblos de Cataluña que sólo están en catalán, por cada cártel, sello o información institucional de escuelas, centros médicos o edificios gubernamentales que sólo están en catalán. No así en instituciones dependientes del Estados, como Hacienda o policía que sí están en los dos idiomas oficiales.

Bajo la reivindicación, "Por una Catalunya en llibertad: No a las multas lingüísticas", la lucha personal de Xurde Rocamundi tendrá apoyo de tres partidos políticos, PPC, UpyD y C’s y cuatro asociaciones cívicas, Tolerancia, Impulso Ciudadano, Ágora Socialista y Convivencia Cívica Catalana en la concentración del próximo sábado, 30 de enero a las 12 del mediodía en la plaza de la Iglesia de Arenys de Mar como protesta contra las Oficinas de delación lingüística (nombre menos eufemístico que "Oficines de drets lingüístics") y contra la política de sanciones de la "Agència Catalana de Consum".
Una sociedad decente no debe dar la espalda a una persona maltratada. Estaré contigo el sábado.
antoniorobles1789@hotmail.com

Descabezar a ETA
Manuel Molares do Val Periodista Digital 29 Enero 2010

Dentro de cinco meses, el 27 de junio, se cumplirá el cincuenta aniversario del primer asesinato de ETA, el de Belén Urroz Ibarrola, bebé de 22 meses, muerta por la explosión de una bomba colocada en la estación de ferrocarril de Amara, en San Sebastián.

Durante este medio siglo en el que el nacionalismo extremo ha llegado casi al millar asesinatos, se ha repetido centenares de veces que ETA estaba a punto de ser derrotada, pero a esta Hidra, serpiente con siete cabezas venenosas, sólo puede vencerla Heracles si conoce bien sus madrigueras.

En los primeros años de este siglo estuvo a punto de cumplirse esa voluntad con ataques policiales al asomar sus cabezas, pero el proceso se interrumpió cuando Zapatero negoció políticamente con la banda, lo que le permitió regenerarse.

Aunque en la primavera de 2009 vino a plasmarse la esperanza que compartieron diez años antes Nicolás Redondo Urbieta, por el PSOE, y Jaime Mayor Oreja, por el PP: cooperar frente a los secesionistas.

Esta vez, el socialista Patxi López, apoyado por los populares, fue elegido presidente vasco, el primero no nacionalista desde 1979.

Y creó una unidad antiterrorista en la Ertzanza, la policía autonómica, cuyo fruto inicial acaba de ser la detención de cinco miembros de la banda.

La Ertzanza, fundada en 1979, nunca había participado en la lucha antiterrorista al impedírselo los gobiernos nacionalistas, en el poder desde entonces.

Sólo podían controlar la “kale borroka”, el vandalismo filoterrorista. Aún así, era víctima frecuente de atentados etarras.

En este momento hay unos 760 terroristas detenidos, prácticamente ninguno como consecuencia de la acción de los ertzainas.

Que, por fin, han comenzado a ayudar a Heracles al hostigar a la Hidra, cuyas guaridas conocen porque son personas comunes de pueblos vascos.

La Ertzantza y ETA.
Cayetano González Periodista Digital 29 Enero 2010

Que el hecho de que un cuerpo de policía detenga a unos terroristas se convierta en un hecho extraordinario, no parece muy lógico. Y que, además, la noticia no sea tanto por la detención de los terroristas como porque la haya hecho un concreto cuerpo policial, entonces es que algo serio está fallando. Esto es lo que ha sucedido con la reciente detención de un "comando legal" de la banda terrorista ETA por parte de la Ertzantza. Ha sido más noticia en los medios de comunicación que las detenciones las haya practicado la Policía Autónoma Vasca que la propia captura de los terroristas de ETA.

La lógica a este comportamiento informativo habría que buscarla en la escasísima eficacia policial en los últimos años de la Ertzantza en la lucha antiterrorista. Esto ha sido así no porque los miembros de este cuerpo policial no estén capacitados para llevar a cabo su labor, o no tengan medios más que suficientes para ello. No, lo que ha sucedido es que hasta que llegó el lehendakari López a Ajuria Enea, los mandos políticos de la Ertzantza -todos del PNV- no tenían nada claro que la prioridad absoluta de esa policía era luchar contra ETA, lo que conllevaba una actitud tibia a la hora de combatir a los terroristas y a sus cómplices en el territorio donde está desplegada la Ertzantza, la Comunidad Autónoma Vasca.

Pero si además el anterior Lehendakari del Gobierno Vasco, el nacionalista Juan José Ibarretxe, se dedicaba a recibir en su residencia oficial de Ajuria-Enea al brazo político ilegalizado de ETA, Batasuna; o apostaba claramente por un final negociado con los terroristas; o establecía en la práctica una equiparación miserable entre las víctimas del terrorismo y sus verdugos, resulta comprensible que los policías autónomos no se sintieran ni motivados, ni alentados, ni respaldados a luchar de frente y decididamente contra ETA.

Esta situación ha empezado a cambiar desde que se produjo el relevo en Ajuria-Enea. La Ertzantza, sus mandos y sus integrantes, saben que ahora sí; saben que la prioridad principal del Gobierno de Patxi López es combatir a ETA en los diversos frentes en los que hay que combatir a una banda terrorista, lo que implica no solamente la detención de "comandos", sino la de eliminar de las calles y de las plazas del País Vasco cualquier vestigio de enaltecimiento de los terroristas. En esta labor, la Ertzantza tiene mucho que hacer y su aportación será muy importante para conseguir, esperemos más pronto que tarde, la derrota de ETA. Aunque tarde, bienvenida sea la Policía Autónoma Vasca al frente compuesto por aquellos cuerpos policiales que han dado todo, y entre ese todo, muchas vidas de sus miembros por defender la libertad de todos los vascos. Obviamente, en ese frente ocupan un lugar de honor la Guardia Civil y el Cuerpo Nacional de Policía.

AUMENTAN LAS MULTAS POR NO ROTULAR EN CATALáN
La persecución lingüística se incrementa en Cataluña
IMPRESIONES EM 29 Enero 2010

LA PERSECUCIÓN lingüística en Cataluña, que tanto Zapatero como Montilla niegan hipócritamente, tiene sus hechos más bochornosos en las multas a los comercios que no rotulen en catalán. La Generalitat ha incrementado el ritmo de la imposición de multas hasta ingresar por este concepto 208.200 euros en 2008, una cifra que supone un aumento de más del 50% en relación con 2007. Y no cabe decir, como alegan algunos socialistas, que estas sanciones son una imposición de ERC en la Ley de Política Lingüística. La Agència Catalana del Consum es un órgano dependiente de la Consejería de Economía, que está en manos del PSC. Por lo tanto, los responsables de que en una comunidad exista una persecución más propia del Santo Oficio que de un país democrático son Montilla y los socialistas catalanes. De la misma forma que no puede tampoco llamarse andana sobre las consultas independentistas, puesto que según publicamos hoy, el delegado de la Generalitat en la Cataluña central, Jordi Fàbrega, es uno de los impulsores de los referendos.

Rajoy echa en falta la defensa del castellano en la propuesta de Gabilondo
El líder del PP reconoce la capacidad del Ejecutivo para "cambiar lo que no funciona"
www.lavozlibre.com 29 Enero 2010

Madrid.- Mariano Rajoy ha declarado que echa en falta “tres o cuatro cosas” en la propuesta de pacto por la educación que presentó el miércoles el ministro Ángel Gabilondo. El presidente del Partido Popular ha destacado la defensa del castellano, la libertad de los padres para elegir el sistema de enseñanza, nuevas medidas para garantizar la calidad de la educación y medidas de apoyo al profesorado. Por su parte, todos los agentes sociales implicados coincidieron en valorar el documento positivamente y lo consideraron como un buen comienzo, puesto que afirmaron que “abre muchas puertas al debate y a concretar reformas”.

El líder del PP lamentó que la propuesta del ministro no contemple algunos de los aspectos que el principal partido de la oposición considera fundamentales, pero manifestó su esperanza en “poder avanzar” y reconoció la capacidad del Ejecutivo para cambiar lo que no funciona. Rajoy afirmó que “el propio Gobierno se había dado cuenta” de que el modelo educativo del PSOE no había funcionado. Sin embargo, el líder del PP continuó afirmando que “hacer un pacto para nada o para hacerse una foto no tiene sentido”.

La libertad de elección de las familias también ocupó algunas de las reivindicaciones de asociaciones como la Federación Española de Religiosos de Enseñanza (Fere), la Confederación Española de Centros de Enseñanza (Cece), la Confederación Católica Nacional de Padres de Familia y Padres de Alumnos (Concapa) y la Confederación de padres de alumnos (Cofapa). Sus representantes solicitaron que ésta se limite al marco de la programación de la administración educativa y no a las necesidades de la demanda.

Por su parte, los sindicatos destacaron la ausencia de reconocimiento legal de la autoridad pública del docente y FETE-UGT echó en falta garantías para que los alumnos de 4º de la ESO no sean segregados por centros en función de la orientación que elijan y de que no desaparecerá la asignatura de Educación para la Ciudadanía después de que el PP haya pedido cambiar sus contenidos.

Finalmente, Izquierda Unida protestó por “el protagonismo que el Gobierno está dando al PP”. El coordinador general, Cayo Lara, acusó al Ejecutivo de “intentar consolidar el bipartidismo” y de “atender a la presión que están generando el PP y la jerarquía de la Iglesia” para que se imponga su modelo educativo.

Ángel Gabilondo respondió a las declaraciones de los diferentes partidos y asociaciones sobre la propuesta de pacto por la educación reiterando que el texto puesto sobre la mesa “no es un documento cerrado”. El ministro pidió un “debate sereno” y manifestó que espera que el texto sirva para “aproximar posiciones”, ya que explicó que éste se había elaborado a partir de las ideas de las autonomías y de las organizaciones educativas.

Gabilondo se mostró asimismo dispuesto a debatir sobre la libertad de enseñanza, pero aseguró que ésta “no está en cuestión”, y también advirtió de que tampoco puede reducirse a la elección de centros.

Francisco Luna | Director del Instituto Vasco de Evaluación Educativa
«Hemos olvidado las ciencias por centrarnos tanto en las lenguas»
M. JOSÉ TOMÉ | | BILBAO. El Correo 29 Enero 2010

El Instituto Vasco de Evaluación e Investigación Educativa (ISEI-IVEI) volverá a examinar, a partir del mes que viene, las competencias de 36.000 alumnos de 4º de Primaria y 2º de Secundaria. A la espera de conocer las conclusiones definitivas del primer control realizado el año pasado, su director, Francisco Luna, desvela los dos retos esenciales del sistema: mejorar el conocimiento en ciencias y los resultados de los chicos, que son considerablemente peores que los de las chicas. «Si lo consiguiésemos, el sistema sería extraordinario», apunta Luna, que ayer participó en la clausura de las jornadas educativas organizadas por CC OO Irakaskuntza en Bilbao.

-¿El sistema educativo aprueba raspado o pasa con nota?
-Tenemos un sistema educativo vasco bueno, potente, que ha hecho un esfuerzo tremendo en los últimos años por incorporar el euskera. Los resultados se corresponden más o menos con los que serían esperables por nuestras características socioeconómicas y culturales. Evidentemente, siempre hay luces y sombras.

-¿Cuáles son sus puntos fuertes y débiles?
-Como fuertes tenemos un sistema con resultados aceptables, que en indicadores como abandono prematuro o titulaciones nos sitúa en una posición muy buena, aunque tengamos que mejorar respecto a los objetivos marcados por la UE. También tenemos bastantes recursos y una potente red de apoyo al centro con un claro objetivo: intentar recuperar a todos los alumnos con más dificultades de partida para evitar desigualdades.

-¿Y los retos?
-La excelencia. Hay pocos alumnos que alcancen el nivel de excelencia. Otro reto importante son las ciencias. Hemos tenido una preocupación tan grande por las lenguas que hemos olvidado aspectos dentro de la formación del alumnado, como es todo el campo científico. En la última evaluación de PISA 2006 descubrimos que nuestros alumnos de 11 a 14 años dan seis horas de ciencias, frente a la media en España, que son 11.

-De hecho, Euskadi quedó en el octavo puesto.
-Sí, es un aspecto que hay que mejorar, una de las obsesiones de la consejera. Y también hay otro problema que no sólo se da en nuestro sistema educativo: los resultados de los chicos, que son significativamente peores que los de las chicas.

-¿Tiene alguna explicación?.
-Es una situación común a todos los países europeos y que nos preocupa, pero no acabamos de ver cuál es la razón. Si lográramos mantener los niveles que en estos momentos tienen las chicas, incluso mejorarlos, y dar una subida al rendimiento de los chicos, el sistema educativo tendría unos resultados extraordinarios

-¿Y qué opina acerca del modelo trilingüe que implantará el Gobierno?
-Hay dos criterios claros. Primero hay que experimentarlo y después, debe lograr un gran nivel de consenso, similar al que consiguió el actual sistema. Si no, es mejor no tocar las cosas, porque no podemos meter la batalla política en las escuelas. La propuesta de trilingüismo se incorpora a una corriente que ya existe y en la que algunos centros ya van dando pasos. Vamos a ver cómo funciona. Los resultados del actual sistema no han sido malos, pero ahora tenemos que plantearnos otra situación.

-¿Cree que ya está agotado?
-Sí, porque fue un sistema para responder a un momento histórico determinado. La evolución ha sido clara. En estos momentos, el sistema público escolariza en modelo D (euskera) a alrededor del 80% del alumnado.

-Hay quien opina que la progresiva desaparición de la educación en castellano no ha sido natural.
-Es un proceso de este tipo es inevitable que haya momentos en los que se produzcan presiones para escolarizar en determinados modelos. Pero los padres no se dejan convencer tan fácilmente con algo tan importante como la educación de sus hijos porque alguien de fuera les diga lo que tienen que hacer. No podemos pensar que la sociedad vasca es infantil, sino que ha optado por un determinado perfil.

-Queda apenas un mes para que los alumnos de 5º de Primaria reciban un ordenador. ¿Se cumplirán las expectativas de este plan?
-Debemos ser optimistas. El cambio más importante es el metodológico, la forma de enseñar. El aspecto clave es que el profesorado esté convencido de que la nueva alternativa mejora lo anterior. Si no, no hay cambio.

Pasa de las dos sanciones de 2002 a las 209 de hace dos años / Una coordinadora probilingüismo realiza mañana un acto de protesta
La Generalitat recaudó sólo en 2008 208.200 euros por no rotular en catalán
Barcelona - Joan Planes La Razón 29 Enero 2010

La nueva ofensiva a favor del catalán del tripartito moviliza a los pequeños comerciantes catalanes.

La Generalitat catalana recaudó en 2008 un total de 208.200 euros, en aplicación de su Ley de Política Lingüística, que permite multar a los comercios que no rotulen, al menos, en catalán. Se impusieron 209 sanciones. En 2007 se recaudaron 138.150 euros por 138 infracciones. Cabe destacar que el PP y el Grupo Mixto del Parlamento catalán pidieron estas cifras hace meses, y hasta ahora el tripartito se había negado a facilitarlas.

La Ley de Política Lingüística fue aprobada en 1998 por el Gobierno de CiU, pero no comenzó a aplicarse hasta 2002. De las dos multas que se impusieron este año se ha pasado a las 209 de 2008. La cifra de 2009 aún está por saber. Este progresivo endurecimiento de las sanciones coincidió con la llegada a la Generalitat del tripartito –PSC, ERC e ICV– y, sobre todo, con el hecho de que el órgano sancionador, la Agencia Catalana de Consumo (ACC), está en manos independentistas.

Más dureza
Estas cifras se han dado a conocer la misma semana en la que el Parlamento catalán ha dado luz verde –con los votos del tripartito y CiU– al nuevo Código de Consumo de Cataluña. Esta normativa eleva de 3.000 a 10.000 euros las multas leves por no rotular en catalán. La reincidencia o la negativa a pagar puede conllevar sanciones de 100.000 y de hasta un millón de euros. El PP y el Grupo Mixto presentaron una enmienda a la totalidad.

Esta nueva ofensiva del tripartito a favor del catalán ha provocado el nacimiento de una coordinadora formada por partidos y asociaciones cívicas. Se llama «Por una Cataluña en libertad. No a las multas lingüísticas» y está formada por el PP, Ciutadans–Partido de la Ciudadanía, Ágora Socialista, Asociación por la Tolerancia, Impulso Ciudadano y Unión Progreso y Democracia.

La coordinadora ha convocado una manifestación de protesta en Arenys de Mar (Barcelona). Es el municipio de Xurde Rocamundi, un pequeño comerciante que fue multado con 1.200 euros y que ya ha presentado dos recursos contra la ACC. Asegura que no pagará e incluso no descarta llegar hasta el Tribunal Constitucional.

Los principales integrantes de la coordinadora presentaron ayer el manifiesto que se leerá en la concentración. En el texto, reclaman a la ACC que «archive todos los procesos sancionadores abiertos por motivos lingüísticos». Acusaron al tripartito de ser un «Gobierno sectario y totalitario» y defendieron «la libre elección de los comerciantes para utilizar la lengua que quieran». Uno de los portavoces de la coordinadora, el diputado de Impulso Ciudadano José Domingo, acusó al tripartito de practicar un «talibanismo lingüístico. Su política es represora y de ahí a cortar lengua sólo hay un paso». Asimismo, animaron a acudir a la manifestación de mañana.
 

Recortes de Prensa   Página Inicial