AGLI

Recortes de Prensa    Viernes 12 Febrero  2010

 
Presentación de 2 libros en La Coruña‏, sábado 20 a las 19:00 horas
Coruña Liberal 12 Febrero 2010

Presentación, a cargo de la periodista Cristina Losada, de los libros La raza catalana. El núcleo doctrinal del catalanismo, de Francisco Caja, y La España raptada. La formación del espíritu nacionalista de Pedro Antonio Heras, el próximo sábado a las siete de la tarde en el aula sociocultural de la Fundación Caixa Galicia en c/Médico Rodríguez esquina a Juan Flórez, por iniciativa de la Asociación cívica Coruña Liberal. Entrada libre hasta completar aforo.
 

noticias sobre La Raza Catalana

noticias sobre La España raptada. La formación del espíritu nacionalista

Reseña en Ediciones Encuentro Reseña en Ediciones Áltera
Entrevista al autor en Libertad Digital TV Reseña por la Asociación por la Tolerancia
Reseña extensa en un blog independiente Reseña de Arcadi Espada
La raza lingüística, en el ABC

 
Entrevista a Pedro Antonio Heras

Francisco Caja es profesor de estética en la Universidad de Barcelona, si bien este libro responde más a su condición de activista cívico, presidente de la asociación Convivencia Cívica Catalana, de resistencia al nacionalismo obligatorio y aplastante en Cataluña.

En La raza catalana expone las fuentes teóricas y doctrinales de ese nacionalismo, desde su invención hace unos 120 años, y los sucesivos disfraces con que los divulgadores y explotadores de esa doctrina han tratado de vestir esa mona racista con las sedas del progresismo. Ese racismo originario fue aprendido por los hermanos Arana durante sus estudios en Barcelona. También ha sido la fuente de inspiración para el nacionalismo gallego: lo más cierto de nuestro “hecho diferencial” es este plagio.

Pedro Antonio Heras es profesor de Historia en la Universidad Rovira y Virgili -nombre de uno de los predicadores del racismo lingüístico catalán del que trata el libro de Caja-. En su libro La España raptada. La formación del espíritu nacionalista pasa revista a los textos escolares impuestos por los nacionalistas catalanes y vascos: los niños sujetos a escolarización forzosa en sistemas en que no existe o es una burla la libertad de enseñanza, amasados en la hormigonera totalitaria de la construcción nacional, lo quieran o no sus padres y los demás ciudadanos que sufragamos fiscalmente su sostenimiento. No cabe decir aquí “tal ver, tal esperar”: hace demasiado tiempo que ya sucede entre nosotros.

Coruña Liberal pretende denunciarlo, y confía en que actos como este contribuyan a tomar conciencia del peligro que supone para la convivencia la inculcación forzosa de ciertas doctrinas que han adquirido marchamo de oficiales en los currículos escolares.

¿Un pacto de qué Estado?
IGNACIO CAMACHO ABC 12 Febrero 2010

PARA hacer un pacto de Estado, aunque sea sobre la economía y el empleo, lo primero que hay que tener es una idea más o menos común del Estado. La crisis política española es de tal envergadura que ni siquiera existe ese concepto elemental en torno al que se puedan acercar los distintos partidos, porque el zapaterismo ha destruido los consensos vigentes desde la Transición hasta poner en cuestión la estructura del Estado mismo, la idea de la nación como ámbito igualitario de convivencia. En este momento los socialistas, los populares y los nacionalistas no están en condiciones de acordar ninguna política para España porque antes tendrían que ponerse de acuerdo sobre qué es España. El conflicto sobre la estructura y el modelo territorial interfiere incluso la toma de medidas contra la recesión; el Estado central propiamente dicho, es decir, la Administración bajo la dirección del Gobierno, apenas controla el 25 por ciento del total de un gasto público en el que las autonomías campan como por viña sin vallado.

El prestigio de los grandes acuerdos políticos y sociales arraigó en el imaginario colectivo durante el tiempo liminar en que alboreaba la democracia, pero ese espíritu de concordia generosa y transversal es el que Zapatero se ha empeñado en liquidar durante seis años de gratuito trincherismo. Aun zarandeado por una crisis que pasó directamente de negar a darla por superada con idéntica contumacia en el error, el presidente se empeña en establecer líneas ideológicas a la hora de combatir el paro: cree que hay un desempleo liberal y otro socialdemócrata. En esas condiciones ya puede clamar por un pacto el pueblo, la prensa o el Rey, que ayer volvió a retomar el discurso de Nochebuena. Todo es prédica en desierto; para que exista un acuerdo tiene que estar dispuesto a ceder en primer lugar el que tiene la responsabilidad de aplicarlo... que es precisamente el que más ahínco ha puesto en establecer diferencias y el que más se ha negado a aceptar sugerencias, consejos y propuestas.

Todavía a día de hoy Zapatero está convencido de que su política de subsidios, que él confunde con derechos, va a sacar al país de la recesión y le servirá para vencer al PP acusándolo de antipatriotismo apocalíptico; le interesa más derrotar al adversario que a la crisis. Por su parte, la oposición tiene motivos para desconfiar del hombre que hasta ahora no ha hecho otra cosa que engañarla, y al que ya considera un problema tan grave o mayor que el de la economía. Seis años de cainismo fundamentalista han dejado demasiadas heridas y han provocado un colapso político que se ha llevado por delante la mínima confianza institucional propia de un orden democrático. La recuperación de ese espacio de encuentro es primordial, pero no parece próxima; el primer objetivo de un acuerdo de Estado tendría que ser el de que siga existiendo el Estado.

¿Pacto de Estado? Dimisión de Zapatero
EDITORIAL Libertad Digital 12 Febrero 2010

Mientras el debate se centraba en la conveniencia de una moción de censura, o la convocatoria de elecciones anticipadas, el Rey ha reclamado un pacto de Estado para superar la crisis. En su literalidad, no podemos sino suscribir sus palabras. No cabe duda de que muchas de las medidas necesarias para salir cuanto antes y en la mejor disposición de la grave situación económica en que se encuentra España sólo son posibles, por su impopularidad, mediante un acuerdo entre los dos grandes partidos.

Los problemas de España –el paro, el déficit...– no se han solucionado por mucho que esta semana los mercados no nos hayan castigado tanto. Nuestro país necesita reformas en el mercado laboral, el sistema de pensiones y, también, la estructura del Estado, pues en momentos como éste se revela en toda su crudeza la dificultad de contener el gasto cuando las autonomías sólo tienen incentivos para gastar, ya que no son ellas quienes recaudan los impuestos ni quienes deben subirlos para hacerse cargo de sus déficit. Sólo con reformas de esta envergadura se recuperará la confianza de los inversores extranjeros que, no lo olvidemos, son quienes han financiado el gran crecimiento económico del que hemos disfrutado antes de la crisis, y cuya huida supondría nuestra quiebra o, más probablemente, el salvamento por parte del resto de la Unión. Un rescate que, desde luego, no nos saldría gratis.

Desgraciadamente, por más que sea imprescindible, no parece que nos encontremos en la mejor situación para un pacto de esta naturaleza. Llegar a un acuerdo no es un objetivo en sí mismo; lo realmente crucial es el contenido del mismo y la voluntad de las partes en llevarlo a buen término. Y es necesario un verdadero acto de fe para creer que con Zapatero al frente del Gobierno pueda cumplirse un pacto que tome medidas necesarias, pero completamente contrarias a lo que lleva predicando desde que llegó al poder.

Como ha recordado Rajoy, Zapatero ya se negó a llegar a acuerdos en materia económica por motivos ideológicos, de modo que resulta difícil verlo liderar un gran pacto de Estado que, entre otras cosas, reduciría lo que su ideario denomina "derechos sociales". Por otro lado, los compromisos alcanzados con el PP mientras dirigía el PSOE, el Acuerdo por las Libertades y contra el Terrorismo y el Pacto por la reforma de Justicia, fueron violados por Zapatero en cuanto se le presentó la oportunidad. Cuando el único acuerdo que ha cumplido Zapatero es el del Tinell, que consistía precisamente en excluir al PP de todas las instituciones, considerar que puede ser el hombre de estado llamado a alcanzar unos segundos Pactos de la Moncloa es, en el mejor de los casos, sumamente ingenuo; en el peor, una nueva forma de dar oxígeno a un Gobierno moribundo.

El Gobierno –que, no lo olvidemos, suele al menos conocer de antemano el contenido de los discursos del Rey– tiene todas las razones del mundo por querer alcanzar un pacto con la oposición que lo blinde ante las críticas y le permita diluir su responsabilidad. Pero un acuerdo de esta naturaleza requiere que quienes lo firmen estén convencidos de su bondad; Zapatero ha demostrado que no está por la labor, vista la nula firmeza con la que ha defendido la propuesta de reforma de las pensiones.

Sin duda, lo más adecuado para salir de la crisis de la forma menos mala pasa por un pacto de estado o un gobierno de coalición que permita hacer lo que debe hacerse. Pero sea cual sea la solución debe estar dirigida por una persona que, pertenezca a unas siglas o a otras, merezca la confianza de los dos grandes partidos y de la mayoría de sus militantes y votantes. Zapatero ha demostrado durante todos y cada uno de sus días al frente del Ejecutivo que no es el hombre adecuado. Y aunque su primera reacción ha sido sin duda acertada, es de temer que Rajoy acuda –como ha hecho en anteriores ocasiones en esta legislatura– al auxilio del Gobierno. No debería, a no ser que el pacto no sea un acuerdo descafeinado tanto en sus contenidos como en la forma de llevarlos a cabo.

¿Nos ha arruinado Zapatero o el PSOE?
Francisco Rubiales Periodista Digital 12 Febrero 2010

The Economist afirma que Zapatero "no está a la altura", pero cada día hay más españoles que le llaman "inepto" y que se preguntan ¿Quién nos ha hundido, Zapatero o el PSOE? ¿Qué ha causado la ruina de España, Zapatero o el socialismo? La pregunta es importante, pero la respuesta es vital para un país que debería aprender de su historia y tomar medidas para impedir que en el futuro cualquier otro dirigente incapaz, apoyado por un partido fuerte, pueda controlar el Estado para conducirnos hacia la ruína y la derrota.

El rechazo a Zapatero es ya un grito que se escucha en las calles, en los bares, en las aulas, en las empresas, en los hogares y hasta en algunos rincones avergonzados de su propio partido. Cada día más gente quiere elecciones anticipadas, pero el inepto sigue en el poder, arropado por su partido, que es el verdadero culpable del drama, no sólo porque un día eligió a un iluminado como líder y candidato, sino, sobre todo, porque, a pesar de su probada incapacidad, lo sigue manteniendo en el poder con una contumacia que huele a tozudez autoritaria y antidemocrática.

No es sólo Zapatero el que, a pesar de su incapacidad probada, sigue dando martillazos de incompetencia a lo que queda de España, sino también su partido, cuya transformación en una poderosa cofradía de gente insensible y privilegiada causa escalofríos y miedo.

Si su partido quisiera, Zapatero no duraría ni un instante en ese timón que está utilizando para arruinar al país y para, con su torpeza y arrogancia, causar inútiles sufrimientos y perjuicios a su pueblo.

El verdadero drama de España es que el pueblo ha sido expulsado de la política y que el poder se ha convertido en un diálogo entre el partido y su lider. Los representantes de los ciudadanos saben que han sido elegidos no por el pueblo sino por sus respectivos partidos, que son los que les han situado en una listas electorales que son inmutables y que el ciudadano tiene que votar. Zapatero, como cualquier otro cargo electo en España, puede permitirse el lujo de ignorar los gritos y protestas de los ciudadanos porque su poder únicamente depende de lo que diga el partido, toda una alteración perversa de la democracia que hay que reformar para que el liderazgo, en el futuro, esté cerrado para los incapaces y para cualquiera que, si cuenta con el apoyo de su partido, puede gobernarnos a todos llevándonos hasta el matadero.

El drama de España es que esa perversa y antidemocrática concepción del poder, que deja indefenso al ciudadano y que ha creado "la casta" de los políticos casi inmunes y casi impunes, está incrustada en el alma de todos los partidos políticos con presencia en el poder. Hace días conversé largamente con un representante parlamentario nacional del Partido Popular y comprobé, aterrado, que su visión del poder y de la democracia era identica a la del PSOE. Le pregunté si consideraba democrático y lícito que el gobierno tomara decisiones en contra de la opinión de la inmensa mayoría de los ciudadanos, y le me dijo que "sí". Le volví a preguntar que si no consideraba mejor convocar un referendum cuando el gobierno y la ciudadanía entrasen en grave conflicto, de manera ostentosa, y me dijo que "no". Le pregunté, finalmente, qué debe hacer el ciudadano ante una situación en la que el gobierno aprueba leyes de gran importancia para la vida ciudadana, contrarias al interés general y a los criterios de la inmensa mayoría, y me respondió que "esperar a las elecciones para castigar al gobierno". Le dijo entonces que eso no era democracia sino una oligarquia impune en el poder, que actúa al margen de la sociedad y del ciudadano y le espeté que esa concepción del poder, genuinamente antidemocrática, es una pura oligocracia de partidos, digna de oprobio y de rechazo cívico porque consagra una democracia sin ciudadanos y sin controles cívicos, una pura dictadura de partidos.

Esa oligocracia descontrolada en acción es la que, marginando al ciudadano, que es el soberano del sistema, ha hecho posible que un inepto, gobernando desde la Moncloa, acabe con la prosperidad de los españoles, haya sembrado el país de desempleados y de pobres, nos haya endeudado hasta la locura, haya destruído el tejido productivo tan cuidadosa y difícilmente construido en las últimas décadas, haya convivido con la peor corrupción de nuestra historia moderna y nos haya cubierto de oprobio, interno y externo, sin que los ciudadanos, secuestrados a pesr de ser los "soberanos" de la demcoracia, hayamos podido hacer nada por impedirlo.

Ahora es el momento no sólo de obligar al inepto a que convoque elecciones anticipadas y entregue el mando a otro que esté preparado para conducirnos hacia la regeneración, sino de reformar un sistema tan sucio y antidemocrático que se ha convertido en una fábrica de oligarcas sin valores y sin un sólo rasgo democrático.

También es la hora de la rebeldía ciudadana, de que consolidemos nuestra determinación a no volver a permitir que los corruptos, los inútiles y los sinvergüenzas nos gobiernen en el futuro, de no permitir que un partido político que apenas representa a unos cientos de miles de militantes, pueda ejercer una auténtida "dictadura" sobre una sociedad integrada por 45 millones de seres humanos.

¿Cómo lo logramos? No hay otro camino que convertir a España en una verdadera democracia. Lo que hoy tenemos es un vulgar escupitajo oligárquico. Sin controles y sin un corsé ciudadano que limite los poderes de "la casta", pronto, antes de lo imaginable, volveremos a tener a otro Zapatero en la Moncloa, votemos al partido que votemos.

Voto en Blanco

Vergüenza ajena
Daniel Martín Estrella Digital 12 Febrero 2010

Spain is different... respecto a los países de su entorno, nunca respecto a sí misma. Leer obras de autores españoles de hace uno o cuatro siglos consigue un efecto parcialmente reparador: muchos de los problemas siguen siendo los de siempre, pero por lo menos ahora la enorme de mayoría de españoles tiene algo que llevarse a la boca. De momento. Sin embargo, España sigue siendo ese país de charanga y pandereta, un lugar donde domina la abulia, que se va suicidando lentamente y que apenas ha aprendido a europeizarse. Y eso sólo "sisando" algunas expresiones de los presuntos miembros de la nunca existente generación del 98.

A pesar de lo afirmado, hay dos cosas que sí han cambiado enormemente y que motivan el título de este artículo. Dos asuntos indisolublemente unidos y que acrecientan cada uno de nuestros innumerables problemas:

- El primero es nuestro gusto por los fuegos de artificio. Estamos atravesando una seria crisis cuya conclusión es difícilmente situable y cuyos últimos efectos, siempre catastróficos, son de imposible previsión concreta. Aun así estamos anclados en los detalles accesorios que, voluntariamente o no, nuestros políticos y medios de comunicación ponen delante de nuestros ojos. Así, en esta última semana se ha hablado más de si nuestro caso se parece al de Grecia que de la auténtica gravedad de las respectivas situaciones del paro, el déficit público y la insostenible realidad de nuestro sistemas de pensiones, funcionariado, autonomías, subvenciones y demás prebendas con cargo al presupuesto.

La situación es gravísima, pero nadie mueve un dedo para meter mano al asunto con seriedad y profundidad. Hasta tal punto llega la desfachatez de los prebostes nacionales que, por poner dos ejemplos, el propio presidente del Gobierno anuncia una medida que aumenta el gasto público una semana después de haber prometido que iba a reducirse el déficit, y el jefe de la oposición afirma tener las soluciones a todos nuestros problemas pero que sólo las hará públicas cuando alcance el poder. ¿No se dan cuenta de que "ya mismo" comienza a ser demasiado tarde?

- El otro gran cambio que España ha experimentado en las últimas décadas es la desaparición casi por completo de una pléyade de intelectuales que sepan y se atrevan a criticar el status quo para destapar nuestras vergüenzas e intentar hacer reaccionar a un público que, de todas maneras, nunca ha sabido reaccionar y siempre se ha limitado a seguir al bando ganador. ¿Dónde existe un Unamuno que se atreva a enfrentarse, desde el prestigio cultural, académico y social, a los que gobiernan tan mal la nave nacional? ¿Dónde hay un Madariaga que se atreva a analizar los problemas de España? ¿Y un Baroja que, mediante sus novelas, nos retrate desnudando nuestras miserias materiales y morales?

Que no existan éstos implica que aquello vaya a continuar. España, como hace siglos, sigue afectada por la venalidad, las sinecuras, el nepotismo, las oligarquías caciquiles, la corrupción en todos los niveles de la existencia individual y social... pero no hay nadie que diga nada, mucho menos gente que se atreva a mover un dedo.

La situación es gravísima. Y ya no es cuestión de que nuestro sistema no sea ni democrático ni representativo, que lo autonómico esté derrochando nuestros recursos, de que no exista un mínimo sentido de lo nacional o, cuando menos, de lo cívico. Ahora es cuestión de no perder una situación de bienestar material que nos permite vivir con bastante desahogo. Ya es demasiado tarde para arreglar los muchos desperfectos, pero nunca lo es para reaccionar e intentar arreglar los bajos de la nave. Que nadie haga nada serio, que nadie lo denuncie, es motivo para sentir vergüenza ajena. España ya no duele como antes. Ahora, además, da ganas de vomitar.

dmago2003@yahoo.es

Estamos perdiendo la guerra
RAMÓN PUNSET ES CATEDRÁTICO DE DERECHO CONSTITUCIONAL La Opinión 12 Febrero 2010

Aunque el enemigo no resulte convencional y por ello no exista una ruptura de hostilidades precedida de una declaración formal de guerra, nos hallamos a nivel mundial en agudo conflicto con el terrorismo islámico, integrista y teocrático. En todas las guerras tienden a reforzarse los poderes del Gobierno y a restringirse, en mayor o menor medida, los derechos fundamentales de los ciudadanos. Las propias Constituciones democráticas contemplan, más o menos detalladamente, tanto la respuesta del Estado a los conflictos bélicos con potencias extranjeras y a las situaciones de grave crisis interna cuanto la réplica estatal a los fenómenos de terrorismo, previendo esos textos constitucionales la suspensión o reducción de garantías tales como la duración máxima de la detención preventiva, los derechos del detenido, la inviolabilidad del domicilio y el secreto de las comunicaciones, las libertades de residencia y circulación y las de expresión e información, el secuestro de publicaciones sólo en virtud de resolución judicial, los derechos de reunión y manifestación y los de huelga y conflicto colectivo. Estas regulaciones constitucionales restrictivas, sin embargo, tienen buen cuidado de preservar en todo caso los principios básicos del Estado de Derecho: a) temporalidad, limitación y proporcionalidad de las restricciones, b) sometimiento de todas las autoridades a la legalidad, c) responsabilidad (y nunca inmunidad) de las autoridades y de sus agentes y d) controles parlamentarios y jurisdiccionales de todos ellos. Aun en la lucha contra sus enemigos, la democracia y el imperio de la ley deben, pues, persistir a toda costa, so pena de alterar el Estado su esencia y adquirir la de aquellos a quienes combate.

Pues bien, semejante mutación de la naturaleza estatal viene teniendo lugar en el último decenio y amenaza con afectar a países como el nuestro, que ha sostenido una larga lucha contra ETA sin abdicar del régimen de garantías constitucionales. En efecto, tanto en los Estados Unidos como en Gran Bretaña, históricamente patrias de las libertades individuales y del rule of law, la histeria de población y gobernantes está conduciendo, desde el 11 de septiembre de 2001, a la adopción de normas y medidas más propias del totalitarismo orwelliano que de democracias consolidadas y paradigmáticas. No se trata sólo del escándalo de ese limbo jurídico llamado Guantánamo -en realidad una Bastilla norteamericana adonde van a parar una nueva clase de prisioneros de Estado-, sino de la legislación antiterrorista implantada en esas dos naciones, que, so pretexto de garantizar la seguridad, suprime indefinidamente los más antiguos derechos fundamentales, otorgando facultades exorbitantes a la policía y a los servicios secretos y privando a los detenidos de la inmediata protección judicial. Así, la guantanamización de los derechos, en lugar de erradicarse, se extiende. No sorprende, en consecuencia, que el Reino Unido esté siendo reiteradamente vapuleado por el Tribunal Europeo de Derechos Humanos a resultas de la aplicación de tan incivilizadas leyes, como hace décadas lo fue asimismo a causa de sus excesos en la lucha contra el terrorismo irlandés. ¿Y qué decir de la profesionalidad de los policías de Scotland Yard que acribillaron a balazos a un inocente joven inmigrante brasileño confundiéndole con un terrorista suicida? Está claro que los nervios de acero de la célebre policía británica, como la eficacia de las agencias de inteligencia (?) -el MI 6 o la CIA-, son cosa de escritores de superventas y de guionistas cinematográficos. Por no hablar de la pifia del FBI en la prevención de la catástrofe del 11-S.

El reciente incidente aéreo de Detroit -otra chapuza clamorosa, resuelta por los pasajeros del avión, no por la policía- ha venido, no obstante, en apoyo de los ciegos halcones que nos guían. De nuevo la histeria popular contagia a gobernantes, servicios de seguridad y autoridades aeroportuarias, listos para, mediante escáneres, desnudar indiscriminadamente a todos los viajeros que se propongan tomar un avión con destino a los EEUU (otros destinos se unirán pronto a éste, según es previsible). Nuestro ministro de Fomento se ha apresurado a declarar, con fatalismo geológico, que dicha intromisión en la intimidad corporal resulta inevitable, acreditando de tal guisa su total insensibilidad hacia un derecho coesencial a la dignidad humana en nombre de la pretendida (y utópica) seguridad. Por su parte, la totalidad de los viajeros entrevistados por los reporteros de las cadenas de televisión se mostraron de acuerdo con pasar por el escáner, ya que eso haría los vuelos más seguros. Este conformismo borreguil me ha recordado al coro de ovejas de Rebelión en la granja, oponiéndose a cualquier crítica a la autoridad mediante el balido "¡Cuatro patas sí, dos pies no!".

Sin embargo, para que las inspecciones y registros corporales sean compatibles con la dignidad de las personas y los derechos a la intimidad y a la integridad física que son trasunto de la misma, el Tribunal Constitucional español viene exigiendo que tales medidas cumplan una serie de requisitos: a) que se persiga con ellas un fin constitucionalmente legítimo; b) que su adopción se halle prevista por una ley parlamentaria; c) que sean acordadas judicialmente, aunque sin descartar que la ley pueda habilitar a otros poderes públicos para que acuerden algunas de ellas por razones de urgencia o necesidad; d) que sean motivadas las resoluciones que las decidan; e) que las medidas a ejecutar resulten proporcionadas, o sea, que sean idóneas y necesarias para alcanzar los fines constitucionalmente legítimos que se pretenden y no impliquen un sacrificio desmedido; y f) que la práctica de la intervención se lleve a cabo con respeto a la dignidad personal, sin que en ningún caso pueda constituir, en sí misma o por la forma de realizarla, un trato inhumano o degradante, absolutamente prohibido. ¿Cumplirá el paso indiscriminado por el escáner semejantes requisitos? Obviamente no. ¿Se impondrá de todos modos sin excesivo coste político? Seguro que sí, aunque con matices y eufemismos introducidos por la hipocresía de la Unión Europea. ¿Cuál será la consecuencia de este nuevo rebajamiento de nuestros derechos? Indudablemente, otro triunfo del terrorismo.

En la medida en que destruimos nuestras libertades estamos perdiendo la guerra con Al Qaeda. Lo decía el propio líder conservador David Cameron, cuando en 2008 se debatía en la Cámara de los Comunes la Ley Antiterrorista de Gordon Brown: "Al destruir las libertades individuales, el Gobierno hace el trabajo de los terroristas".

Una paz justa en Palestina sería mil veces más eficaz que los cada vez más enloquecidos controles aeroportuarios.

Candidato a la presidencia del PP balear
Carlos Delgado presenta su programa electoral "con paso firme, decidido y sin complejos"
"He sido la única persona que ha defendido, sin variar de posición, la libertad de los padres para escoger la lengua en la que educar a sus hijos"

Belén Piedrafita www.lavozlibre.com 12 Febrero 2010

Palma (Mallorca).- La defensa de las libertades es el eje principal del programa electoral que Carlos Delgado, alcalde del municipio mallorquín de Calvià y candidato a la presidencia del PP balear, presentará el próximo lunes a las 11.30 horas en Palma. El candidato popular también abordará medidas dirigidas a la Administración, la economía, el turismo, la ordenación territorial y el medioambiente, la sanidad y la corrupción.

Carlos Delgado concurre de esta forma a unas elecciones primarias en las que se enfrentará a José Ramón Bauzá, actual presidente del partido y denunciado por presuntas irregularidades en la mecánica de la candidatura.

El Congreso Regional en el que se elegirá al próximo presidente del partido en Baleares tendrá lugar el 6 de marzo. “Es la primera vez que celebramos un Congreso Regional abierto y eso es algo de lo que todos los afiliados debemos sentirnos orgullosos”, señala Carlos Delgado en su programa electoral, ya disponible en la página 'web' ‘porbaleares.com’. “Lo justo y lo lógico es permitir que todo aquel que lo desee pueda formar parte del proceso en un momento de vital importancia”, añadió el candidato en relación a la participación activa de los afiliados.

“Es más necesario que nunca tener un líder que marque la pauta con paso firme, decidido y sin complejos hacia las elecciones de 2011”, continúa el candidato 'popular'. Esa misma ausencia de complejos es la que Delgado deja patente al expresar su “compromiso firme e irrevocable” de implantar la “libre elección de lengua en la educación” en caso de ganar la presidencia del partido y posteriormente la del Gobierno balear. “Como ya he demostrado en este último año y medio, he sido la única persona que ha defendido sin complejos, y sin variar de posición, la libertad de los padres para escoger la lengua en la que quieren que sean educados sus hijos", apunta.

Delgado desglosa esta propuesta en seis puntos, los cuales se resumen en los siguientes aspectos: permitir a los padres la elección de la lengua en la que van a ser educados sus hijos en todas las etapas educativas y en todos los cursos, sin perjuicio del aprendizaje de la otra lengua cooficial y de la posibilidad de un estudio bilingüe, así como reforzar la autoridad del profesor y de los equipos directivos y potenciar la libertad de educación y la elección de enseñanza. Además, Delgado promete establecer la gratuidad de los libros de texto en la Infantil, Primaria y Secundaria y promover su edición en las modalidades lingüísticas propias de las islas. Finalmente, el candidato potenciará el aprendizaje y el esfuerzo de los alumnos evitando el adoctrinamiento.

Además de las promesas encaminadas a favorecer la libertad lingüística en las islas, el candidato incorpora en su programa importantes medidas anticorrupción, de carácter económico y de carácter turístico, así como de reducción del gasto público y la eliminación de un tercio de los cargos políticos, “todas ellas encaminadas a superar la grave crisis económica que está sufriendo nuestra comunidad”.

Óscar Espinosa: "La imposición del catalán es una política de venganza"
Este licenciado en Derecho de 27 años preside una asociación que reivindica la libertad lingüística
Belén Piedrafita www.lavozlibre.com 12 Febrero 2010

Barcelona.- Óscar Espinosa (27), de La Llagosta, un municipio castellanohablante del cinturón de Barcelona, asegura que al llegar el PSC al poder se radicalizó la política lingüística. Este joven, licenciado en Derecho por la Universidad Pompeu Fabra, preside la asociación Universitarios Liberales Demócratas (ULD), que lleva siete u ocho años reivindicando la libertad lingüística.

- ¿Cuándo empezó a padecer el acoso lingüístico en las aulas?
- Al acceder a la universidad, donde casi todas las asignaturas eran en catalán. En la Pompeu dan mucho valor al idioma: tengo la sensación de que a la hora de seleccionar a los profesores tenían más peso los catalanohablantes.

- Afirma que la situación cambió con la llegada del PSC al Gobierno de Cataluña. ¿Por qué lo cree?
- Fue cuando yo lo noté más pero supongo que sería porque la inmersión lingüística se implementó poco a poco. Quizás no haya dependido del ascenso de los socialistas al poder, sino haya sido simplemente una cuestión de tiempo. O a lo mejor yo no me he dado cuenta antes porque vivía en una zona castellanohablante y no implementaron la inmersión lingüística hasta el final. No lo sé a ciencia cierta.

- ¿Ha habido algún tipo de reivindicación en la universidad a favor de más catalán o de más castellano?
- Existen grupos a ambos lados. Mi asociación pide que la educación no sea exclusivamente en catalán, sino que sea más bilingüe. Creemos que es básico que cada alumno pueda elegir la lengua en la que quiere cursar cada asignatura. Lo que está claro es que cuando un alumno catalán llega a la universidad conoce lo suficiente tanto el castellano como el catalán, por lo que debería poder elegir con qué lengua se entiende mejor. En mi caso, si curso una asignatura en castellano necesito menos horas para estudiarla.

- Independientemente de que una asignatura se imparta en catalán, si un alumno desea cumplimentar el examen o realizar los trabajos en castellano, ¿sabe si puede hacerlo?
- Teóricamente sí pero hay veces que te encuentras con algunos profesores con los que previamente te dices a ti mismo que mejor no lo pides, porque ves que a la hora de ponerte la nota lo va a tener en cuenta. Por supuesto que puedes solicitar hacer un examen o un trabajo en castellano pero te expones al riesgo de que lo mire con ojos diferentes.

- ¿Se han producido problemas con alumnos de otras comunidades o con Erasmus?
- Sí. La Universidad de Miami, por ejemplo, tenía un convenio de colaboración con la Pompeu Fabra pero lo rescindió porque había recibido quejas de sus alumnos.

- ¿Cómo afecta eso a los alumnos catalanes que quieren estudiar fuera de España?
- Muchos que gracias a ese convenio podrían irse a Miami y disfrutarían de una educación en Estados Unidos ahora ya no podrán hacerlo. Pero no sólo nos afecta a nosotros, sino que también repercute en el prestigio de la propia universidad.

- ¿Cree que sería económicamente viable implementar grupos en catalán y en castellano?
- Sí, no le encuentro mayor dificultad. Por ejemplo, en Derecho hay cuatro grupos: sería muy fácil hacer dos en catalán y dos en castellano, o uno en catalán y tres en castellano, o a la inversa. Dependería de la demanda. Además, que en una asignatura siempre hay tres o cuatro profesores diferentes, por lo que es incluso más sencillo.

- ¿Sabe cuál sería el porcentaje de alumnos que preferirían catalán o castellano?
- No tenemos ningún tipo de encuestas pero imagino que estaría bastante igualado.

- ¿Qué opina del sistema de inmersión lingüística en la enseñanza obligatoria?
- Me parece fatal. Se produce una discriminación entre los alumnos que hablan catalán y los que hablan castellano. Los catalanohablantes reciben educación en su lengua mientras que los castellanohablantes no. Se produce una clara discriminación, también en lo que respecta a los resultados escolares. Para un alumno que estudie en su lengua, evidentemente le será más fácil obtener unos resultados positivos que para otro que no pueda hacerlo. Esto repercute en el fracaso escolar, mayor entre los castellanohablantes.

"LA INMERSIÓN LINGÜÍSTICA NO SÓLO PERJUDICA A LOS CASTELLANOHABLANTES"
- Los defensores del sistema de inmersión lingüística argumentan que es positivo porque permite que los niños aprendan ambos idiomas. ¿Está de acuerdo?
- Por supuesto que no. Decir que van a dominar perfectamente las dos lenguas enseñando únicamente en una me parece una tontería. Si estudian en catalán conocerán perfectamente el catalán, pero no el castellano. Si viven en un pueblo castellanohablante como La Llagosta lograrán dominar los dos a nivel hablado, pero nunca a un nivel culto suficiente como para luego ir a la universidad y manejarse en un entorno profesional más elevado. Pero este sistema no sólo nos perjudica a los castellanohablantes. Si a un alumno de Ripoll, municipio situado en la Cataluña central y mayoritariamente catalanohablante, le metes la educación en catalán, está claro que el castellano no lo va a dominar en absoluto. El sistema de inmersión lingüística está privando a los alumnos catalanohablantes de conocer una lengua hablada a nivel internacional por millones de personas.

- ¿Cómo cree que debería ser el sistema? ¿Sería conveniente establecer porcentajes o líneas de enseñanza?
- La lengua vehicular debería ser elección del alumno (o de sus padres, si el niño es muy pequeño). Poco a poco se le podría ir introduciendo el otro idioma con el objetivo de alcanzar un nivel suficiente.

- ¿Por qué cree que es mayor la tensión entre catalán y castellano en Cataluña que en otras comunidades?
- Supongo que por el tipo de gobernantes que hemos tenido aquí, que siempre han sido bastante más radicales que en otras regiones.

- ¿Por qué está aumentando la visibilidad del movimiento no nacionalista?
- Hace muchos años que existen asociaciones como Tolerancia y Convivencia, pero quizás la gente que seguía estos movimientos no tenía ningún partido político que defendiera sus intereses. Además, como el Gobierno se ha radicalizado, cada vez más gente se está comenzando a dar cuenta de que la inmersión lingüística es un modelo viciado. Antes muchas personas no tenían conciencia de que hubiera un problema, pero poco a poco se han ido dando cuenta de que la situación es insostenible.

"LOS MEDIOS NACIONALISTAS QUIEREN SILENCIAR TODAS LAS PROTESTAS"
- Convivencia y Tolerancia denuncian muchas veces que tienen escasa visibilidad porque los medios de comunicación no les dan cobertura.
- Los medios nacionalistas quieren silenciar todas las protestas. Para ellos lo ideal es decir que en Cataluña todo el mundo está de acuerdo y que nadie se queja. Su táctica es intentar acallarnos, desprestigiarnos. Además, por parte de la Administración existe una discriminación evidente. Mientras que nosotros no vamos a recibir ningún tipo de ayuda, los otros siempre van a ser incentivados. Reciben dinero por todos lados y tienen todas las facilidades del mundo debido a que el Gobierno actual defiende lo mismo que ellos. Tenemos que luchar.

- ¿Es políticamente incorrecto ser no nacionalista en Cataluña?
- Sí, mucho. Me sorprende que siempre que digo que no soy nacionalista y que defiendo una educación bilingüe me acusan de facha. Y yo les respondo que todo lo contrario, que precisamente es contra eso contra lo que lucho. Los medios de comunicación catalanes han luchado por desprestigiarnos y han logrado transmitir ese mensaje a la sociedad.

- ¿Cree que es igual de negativa la imposición del castellano en el pasado que la del catalán ahora mismo?
- Evidentemente. Tienen una política de venganza. Como en su momento se impuso el castellano, nosotros vamos a hacer ahora lo mismo pero a la inversa, y tan malo es una cosa como la otra. No se debe buscar venganza sino libertad e igualdad.

- ¿Cree que la situación puede cambiar a corto o medio plazo?
- Lo veo muy complicado. Deberíamos echar del poder al Partido Socialista y que entrara a gobernar algún grupo como Ciudadanos, UPyD o incluso el Partido Popular, y eso aquí en Cataluña es muy complicado. es una labor de concienciación a muy largo plazo. De todas formas es muy complicado porque los medios son desiguales.

Palma insta al Gobierno balear a copiar la Ley del Cine de Cataluña
La ANLL denuncia que la moción aprobada es fruto de un "mimetismo irracional y absurdo"
www.lavozlibre.com 12 Febrero 2010

Madrid.- La Asociación Nacional por la Libertad Lingüística (ANLL) considera fruto de un “mimetismo irracional y absurdo” la moción aprobada ayer en el Consejo Municipal de Cultura del Ayuntamiento de Palma de Mallorca instando al Gobierno balear a presentar en el Parlamento autonómico una ley del cine en los mismos términos que la de Cataluña.

La ANLL denuncia que este hecho es muestra de “la radicalidad” del PSOE de las islas. “Rechazamos que Baleares importe una normativa contraria a los intereses del sector”, afirma Pablo Yáñez, presidente de la asociación. Yáñez justifica su declaración aludiendo al cierre patronal llevado a cabo el pasado 1 de febrero por el 75 por ciento de los cines.

“Baleares no necesita una ley que imponga restricciones mortales para el sector del cine, sino políticas reales para salir de la crisis e iniciativas en pro de la recuperación de espacios de libertad lingüística en la educación, la administración, y según parece ahora, también en la cultura”, declaran la directiva de la ANLL.

El colectivo acusa al PSOE de Palma de “mimetizar las imposiciones en un afán catalanista que le aleja cada vez más del rigor y de las libertades. Asimismo, emplaza al presidente Antich a no poner en marcha una propuesta que “supondría la quiebra de muchos empresarios del sector”.

******************* Sección "bilingüe" ***********************
España contra Castilla
Pedro de Hoyos Periodista Digital 12 Febrero 2010

Ante lo que sospecho se me puede venir encima empezaré por ponerme las vendas antes de que me lleguen las pedradas: Quien esto escribe es español, se siente español y quiere seguir siendo español.
Sin aspirar a igualar, ni a millones de años luz, la pluma unamoniana, debo decir que me duele España y el permanente debate sobre su ser.
No sólo después de quinientos años es un debate inconcluso sino que además no parece que llegue su final ni en ésta ni en la siguiente generación.

Y soy español por ser castellano. Me siento orgulloso de ser castellano, de haber nacido y de vivir en tierras de tanta gloria y de tanta Historia. Pero sin embargo Castilla, que renunció a su independencia por concebir esta España, es repetidamente maltratada por su hija. Con Franco y su dictadura los castellanos hubieron de abandonar sus tierras para ir a enriquecer otras más afortunadas: Cataluña, el País Vasco, Suiza, Alemania, Francia se vieron engrandecidas con el sudor y el esfuerzo de millones de españoles, entre ellos tres millones de castellanos que en sucesivas oleadas salieron de sus casas con destinos variados.

En la democracia se cuarteó a Castilla, separándola en cinco regiones imposibles, incapaces e incautas. A la Rioja se la desgajó del resto de Castilla, a pesar de haber sido cuna del idioma castellano; al puerto de Castilla se le dejó ser cabeza de ratón autonómico; a la provincia más grande y más próspera, más avanzada y rica, se le otorgó estatus de región; se inventó una Castilla-La Mancha, imprecisa, inexacta e impuesta; finalmente Martín Villa impuso por sus cataplines esta Castilla y León desde la que escribo. ¿A quién interesaba esta artificial, antihistórica y antieconómica división? ¿Quién sacaba beneficio? ¿Por qué España, su gobierno, sus Cortes, lo permitió?

Castilla no pinta nada en España, a nadie le importa lo que opinen nuestros cinco gobiernitos, nuestros cinco parlamentitos ni nuestras diecisiete provincias. Insisto: ¿A quién interesa esta artificial, antihistórica y antieconómica división? ¿Quién saca beneficio?

Dice Patxi López que “España no es un Estado uniforme”. Y se regodea en ello porque el Parlamento español, con el voto de los diputados socialistas castellanos, ha blindado las normas fiscales vascas. De nuevo España premiando a sus hijos más prósperos, y también más díscolos (¿será casualidad?), y castigando a sus ciudadanos más empobrecidos y… más fieles (¿será casualidad?).

El Parlamento Español ha perpetuado la injusticia, los españoles no somos iguales ante las leyes, al menos ante las leyes fiscales vascas, y los diputados que lo han votado, entre ellos varias decenas de socialistas castellanos, sacan pecho como héroes. Euskadi cuenta con unas armas fiscales, ahora blindadas, con las que no contamos sus vecinos. A eso se llama jugar con ventaja, a eso se llama engaño, a eso se llama impedir la libre competencia, a eso se llama favorecer al fuerte, a eso se llama trampa, marrullería, injusticia. A eso se llama ofensa, insulto, mofa, burla y corte de mangas.

¿Quién va a invertir un euro en creación de empresas, en creación de riqueza, en creación de empleo, en futuro y en prosperidad a este lado del Ebro, donde rigen las normas fiscales “españolas”, comunes para los mortales, si al otro lado de la “muga” disponen de normas fiscales propias, exclusivas y ventajistas a las que los demás ¿españoles? no tenemos derecho porque no somos vascos, no disponemos de su autonomía financiera y no podemos primar como nos venga en gana a los empresarios que deseen instalarse entre nosotros?

Y a esta injusticia, a este dislate, a este engaño manifiesto, a esta trampa legal, a este juego de tahúres ventajistas Patxi López lo llama… ¿cómo lo llama el lehendakari López? En Castilla se llama de nuevo abandono, pobreza, desindustrialización... ¿emigración otra vez?

La gran mentira de Feijoo
JUAN JULIO ALFAYA Periodista Digital 12 Febrero 2010

El pasado 30 de enero, un mes antes de las elecciones gallegas, Federico Jiménez Losantos entrevistó en la COPE al entonces candidato del PPdeG para presidir la Xunta de Galicia. En dicha entrevista dijo Alberto Núñez Feijóo lo siguiente [min. 6:30]: “Primero, yo no he firmado el decreto de política lingüística [124/2007], porque ese decreto es un decreto del gobierno socialista y del gobierno nacionalista. Es más yo me he opuesto a ese decreto. Es más yo he dicho que ese decreto lo voy a derogar en los cien primeros días de gobierno, y además tanto es así que lo llevamos explícitamente en nuestro programa electoral”.

Superproducción sobre “La gran mentira de Feijoo”
http://www.youtube.com/watch?v=YVh8pOkQC-4

Sigue abierta y amenazándola
Un juez ordena cerrar una web donde un vídeo animaba a atentar contra Gloria Lago
Un juzgado ha ordenado cerrar de la web del grupo independentista gallego AMI, que animaba a atentar contra los miembros de Galicia Bilingüe. Pero continúa abierta y con más amenazas: ¡Fascistas, vuestras agresiones os van a salir muy caras!" aseguran "cerraréis nuestra página, pero abriremos mil"
LIBERTAD DIGITAL 12 Febrero 2010

Galicia Bilingüe denunció en 2008 la difusión de un vídeo entre varias páginas web de independentistas gallegos, en el que se animaba a atentar contra los miembros de la Asociación de Lago.

Una de esas webs pertenece a la Asamblea da Mocidade Independentista (AMI), que ha sido condenada a cerrarla, aunque el vídeo puede encontrarse con facilidad en otras páginas independentistas afines.

La película, animada y de casi media hora de duración, narra las acciones de una pandilla de jóvenes independentistas a favor del monolingüismo en gallego y que defendían que la única salida para imponer sus tesis radicaba en la lucha violenta. En la cinta aparecían representados directivos de Galicia Bilingüe al lado de un autobús con el logotipo de la entidad, que finalmente volaba por los aires por el estallido de una bomba.

La medida, dictada por el magistrado Ventura Pérez Mariño obliga a la retirada del vídeo "que aparece firmado por la organización asamblearia da mocidade independentista (AMI) titulado Vilingüismo-AMI" y el cierre de la página web de este colectivo. Pero a día de hoy, la web continúa abierta, sin el vídeo, pero plagado de amenazas: "¡Fascistas, vuestras agresiones os van a salir muy caras!". Todo ello, "amenizado" con una fotografía de Gloria Lago, en la que su nombre aparece dentro del punto de mira de un arma de fuergo.

Además, ya anticipan que su ofensiva contra Galicia Bilingüe no ha acabado con el dictamen del juez: "¡cerraréis nuestra página, pero abriremos mil!". Consideran que ordenar la retirada de un vídeo que insta al asesinato es "un ataque a la libertad de expresión".

El grupo independentista, como es costumbre, acude a las conspiraciones universales para explicar una dictamen de la justicia: "Responde a un fascismo organizado, junto con la ayuda de los juzgados y la corrupción de las fuerzas de seguridad (ahora con la unidad de delitos telemáticos a la vanguardia) que quieren cerrar nuestra página".

Desde Galicia Bilingüe explican que la decisión de interponer una denuncia ante la autoridad judicial responde a "la gravedad de la amenaza y las experiencias anteriores de ataques de grupos independentistas de la entidad, que coincidió con la inclusión de un anuncio, en una página web, de que la película iba a ser presentada en una facultad del campus de Ourense".

A pesar de todo, según ha puntualizado el juez en su resolución, no ha podido esclarecerse con la consistencia necesaria quiénes son los autores del vídeo y de la referida página web. Expertos consultados entonces por Galicia Bilingüe se mostraron sorprendidos tanto por la duración como por la calidad técnica del vídeo, cuestiones que aparentaban una notable capacidad presupuestaria.

Recortes de Prensa   Página Inicial