AGLI

Recortes de Prensa   Martes 2 Marzo  2010

 

Nacionalismos
Los lados de la Historia
David Jiménez Torres Libertad Digital 2 Marzo 2010

A los americanos les gusta emplear una expresión algo abstrusa pero llena de interés: "el lado equivocado de la Historia". Fue moneda de cambio retórico entre articulistas, comentaristas y tertulianos durante los últimos años de Bush júnior, cuando la frase del día era "Bush nos ha llevado al lado equivocado de la Historia"; lo cual daría a entender que el "lado correcto" queda a siniestra. Pero la expresión da tanto para un roto como para un descosido. Hasta Barack Obama la utilizó en su discurso de investidura, cuando dijo eso de: "los que os aferráis al poder a través de la corrupción, la mentira y el silenciamiento de los que se os oponen, debéis saber que os encontráis en el lado equivocado de la Historia".

En España no somos ni tan grandilocuentes ni tan providencialistas, pero parecemos igual de vulnerables al salto más o menos mortal que implica la expresión de marras: que lo inevitable y lo correcto van de la mano, que la Historia progresa ineluctablemente hacia un fin positivo. Es una idea de largo recorrido filosófico (y autoritario, dicho sea de paso), y que cuenta entre sus muchas cristalizaciones esa concepción del mundo implícita o articulada de gran parte de la izquierda, que traza una línea divisoria entre "progresistas" y "reaccionarios". Escuchando a algunos, uno pensaría que esta división no se aplica a una serie de temas concretos sino al avance en sí de la Tierra: el globo terráqueo gira cuando gobiernan las izquierdas, y se queda detenido, triste en su cósmica inactividad, cuando lo hacen las derechas. Los "progresistas" están en el lado correcto de la Historia, ayudan a realizarla, y los "reaccionarios" están en el lado equivocado, la bloquean.

Ni que decir tiene que esto es una tontería: la Historia no es una categoría ética, no tiene lados "correctos" ni "equivocados", no es un proceso autorregulado que siempre progrese hacia un fin; la inevitabilidad de sus sucesos no supone la realización de lo correcto. Y esto lo estamos viendo en dos de los procesos históricos más importantes que vivimos ahora mismo en España: la derrota del terrorismo etarra y el triunfo del nacionalismo catalán. Uno de ellos sería correcto, pero nunca inevitable; el otro habría sido, posiblemente, llegados a este punto, inevitable, pero nunca correcto.

Estos dos procesos deberían hacernos reflexionar sobre nuestra propia actitud con respecto al mundo que nos rodea, a la Historia que nos está sucediendo: porque, más allá del plano ideológico, es una tentación humana universal pensar que posicionarse al lado de lo inevitable es, por definición, lo correcto; que apoyando, o al menos no estorbando, los procesos que creemos que ya no tienen marcha atrás, la Historia (en la forma, digamos, de unos nebulosos nietos de ojos brillantes) nos reconocerá como uno de los "buenos". Y no es así. Cuando las generaciones venideras alaben a los millares de ciudadanos anónimos que contribuyeron a la derrota de la ETA, no lo harán porque ayudaron a cumplir con el desarrollo de la Historia, sino porque hicieron lo correcto, incluso cuando parecía que el viento del futuro les venía tan de cara que amenazaba con doblegarlos. Y si, dentro de veinte o treinta años, los nacionalistas catalanes tienen su propio Estado, todo el peso de los hechos y de lo pasado no borrará que ellos fueron de esos que se aferran al poder a través de la corrupción, la mentira y el silenciamiento de los que se les oponían. Y que lo correcto fue denunciar todo eso, aunque la Historia acabara la noche yéndose a casa con ellos. Porque a veces la mayor virtud es oponerse a lo inevitable.

Catalán
Montilla y la máscara del Partido
Cristina Losada Libertad Digital 2 Marzo 2010

Simon Leys describió en Sombras chinescas un fenómeno curioso que había observado en China. La gente disponía de dos tonos de voz distintos. Cuando hablaban sobre la salud, el tiempo, la comida y cosas por el estilo, su tono era natural. Pero si tocaban temas de alguna relevancia política, sus voces adquirían un sonido mecánico y estridente. En el curso de una conversación, podían cambiar de registro en varias ocasiones según el asunto. Aunque sin virtuosismo vocal, aquella conducta era común en los sistemas comunistas. Todos aprendían a separar sus propios pensamientos de los que expresaban en público y, de hallarse en ese trance, se aseguraban de "llevar la máscara del Partido", como se decía en la Unión Soviética.

Al matrimonio Montilla se le ha caído la máscara del Partido por un descuido. El presidente de la Generalidad la lleva tatuada en el rostro, pero su esposa aún confiesa lo que piensa. Con inocencia entrañable, Anna Hernández ha revelado que les importa mucho que sus hijos aprendan alemán y poco que sólo den una hora de catalán a la semana. Pon que fueran tres. No entremos en las horas de español, que en la Deutsche Schule han de ser más de las que reciben los escolares del común en Cataluña. Y pasemos raudos sobre el veto de su gobierno a la tercera hora de castellano. El caso es que, en su comportamiento privado, Montilla escapa de la inmersión lingüística en catalán que, desde su condición pública, ha fijado como norma ineludible.

Entiendo muy bien a los Montilla, padres de familia. Me recuerdan a los míos, que enviaron a sus hijos a un Colegio Alemán, allá en los sesenta. Todo lo demás son diferencias. Más aún, el presidente catalán no se zafa de una norma cualquiera, sino de una que promulga y defiende apelando a elevados ideales y profundos sentimientos. Igual que Mas, Puigcercós o Laporta, acérrimos catalanistas que también prefieren para sus retoños la inmersión en lenguas y culturas que no son las que, transidos de emoción, llaman propias. Y esos ejemplos representan, a buen seguro, sólo la punta del iceberg. El que puede se salta el racionamiento y acude al mercado negro, y el que no puede, lo haría si pudiera. De ahí la tolerancia exquisita con que se acoge la duplicidad de los dirigentes. Por eso, la franqueza de Hernández. Ve tan natural la hipocresía que ni siquiera se pone la máscara.
Cristina Losada es uno de los autores del blog Heterodoxias.net.

¡No caigamos de nuevo en la trampa de ETA, por favor!
Antonio Pérez Henares Periodista Digital 2 Marzo 2010

ETA está al borde del colapso y sus tentáculos políticos desesperados. La recuperada política antiterrorista, rectificado los errores del penoso Proceso de Paz, de firmeza y persecución sin tregua, ha vuelto a dar los resultados mejores. Los terroristas –que sin duda siguen teniendo capacidad de traer muerte y dolor-se encuentran cada vez más acorralados, acosados policialmente, aislados internacionalmente y cada vez más aislados de la sociedad. De la propia sociedad vasca. Los golpes les caen uno tras otro, inmisericordes, allá donde estén o desde donde intenten reorganizarse. La nueva caída de su jefatura o el desmantelamiento de la infraestructura en Portugal son la mejor prueba.

Están desesperados, están a punto de perder toda esperanza, al borde más que nunca de ser obligados a rendirse y abandonar definitivamente las armas y la violencia. Uno de los más claros síntomas es lo que cada vez se trasluce más de sus presos que ya sólo ven ante ellos el horizonte negro de cumplir condena por sus crímenes. Están al borde de la derrota. A ello, no se olvide, ha llevado , como siempre la firmeza, la unidad y el no hacer ni concesión ni abrir ventana alguna a negociaciones y juegos. ¡No se olvide, por favor!.

Porque llegados a este punto siempre parecemos caer en la tentación de olvidarnos. Y porque precisamente en este momento es cuando, una vez más, sin oxigeno buscan con el viejo truco ese balón que se lo de y les permita recuperarse del colapso.

Lo único que les mantiene en el País Vasco es aquel error terrible de permitir presentarse a ANV en mas de un centenar de municipios. El Tribunal Supremo se quejó amargamente de no haber podido eliminar todas las listas ya que el Gobierno, a través de la Abogacía del Estado y la Fiscalía tan sólo presentaron impugnaciones a la mitad a pesar de tener evidencias policiales de la vinculación con ETA-Batasuna de muchas otras. Esos ayuntamiento y esos concejales es lo que les queda.

Y ahora temen perderlo. Temen que en las próximas elecciones locales el cerco ya se cierre definitivamente y se queden sin salida, sin bases, sin sustento, incluso sin dinero. Por ello ha comenzado la maniobra de la serpiente. Ese reptar a que condeno un poquito y luego veremos, pero tu me dejas. Y con ETA no romperé pero diré que hace cosas feas. El viejo juego, el perverso juego, la trampa de siempre.

No caigamos en ella, por favor. Cuidado con el veneno de la víbora. ¿No está claro que lo único que de verdad da resultado es lo que se está ahora haciendo?. Pues sigamos en ello. Duro y a la cabeza. Con ETA y sus tentáculos no cabe negociación alguna excepto la de fijar el momento de la rendición y la entrega de las armas. Después hablamos. Antes ni una palabra, ni una “exploración, ni un gesto de buena voluntad. Ni un concejal.

El euro comprometido por Zapatero
LUIS MARIA ANSON El Mundo 2 Marzo 2010

LOS EUROPEOS se pasan por el arco del triunfo la Alianza de las Civilizaciones. Los europeos están atónitos ante las ocurrencias de Zapatero. Los europeos asisten con zozobra a las contradicciones zapaterescas, a los fuegos artificiales de la ligereza, la liviandad y la improvisación. Todo eso vale con Bibiana y Maleni, con Carmina y Elena, pero colisiona con la seriedad de la Europa unida. España es una de las doce grandes potencias económicas del mundo. Poco tiene que ver con Grecia. La quiebra de nuestra economía dejaría in púribus al euro y lo comprometería gravemente. Por eso los políticos y los medios de comunicación más prestigiosos acosan a Zapatero. No salen de su estupefacción al comprobar que el líder socialista español no toma medida alguna de fuste. Su política económica consiste en esperar a que escampe.

Zapatero siempre ha creído que los listos viven de los tontos y los tontos de su trabajo. La Romania -España, Grecia, Italia- disfruta de la trabajadora Germania que no sabe lo que es la picaresca y desconoce la economía sumergida. Zapatero es el aprendiz de brujo que se burla de todos. Es el embustero, el adalid del engaño, el saltimbanqui de la trapisondería. Pero le han tomado ya la medida y se ha producido un clamor de alarma por lo que está ocurriendo en España. La batalla del euro, según The Wall Street Journal, se librará en nuestra nación. El dólar se frota las manos ante la eventual fragilización de la moneda europea a causa de los despropósitos de la política económica zapatética. Existe conciencia clara de que si España no estuviera en la zona euro, Zapatero se habría dedicado a fabricar billetes para pagar sus ocurrencias y España estaría encerrada en un corralito argentino.

El gobernador del Banco de España lo dijo con claridad hace dos años: España precisa de una profunda reforma laboral. Sin ella nuestra economía navegará a la deriva. Zapatero respondió que aquí no se tocará uno sólo de los derechos de los trabajadores. El líder socialista no quiere que le retire su maquillaje de progresista una huelga general. Mantiene además el despilfarro del dinero público y los últimos Presupuestos, con la crisis abierta en canal, fueron los del derroche y la abundancia.

En marcha hacia los 5.000.000 de parados, con un déficit que supera los dos dígitos y una deuda discreta pero que crece de forma alarmante, los europeos contemplan la situación española con alarma creciente. Zapatero pretende maquillar la situación a través de un pacto de complicadas aristas cuando lo que exige la salud pública es la convocatoria de elecciones generales anticipadas el próximo mes de mayo. Adenauer, cuyas memorias son un río incesante de sabiduría, decía algo que he citado en más de una ocasión: «Dios libre a los pueblos de políticos con ocurrencias». Si España, en fin, no toma las medi-das que la crisis exige, Zapatero se puede encontrar con que las potencias europeas le plantean la expulsión de la zona euro.

Luis María Anson es miembro de la Real Academia Española.

LA SENTENCIA REMITE A LA LEY DE POLÍTICA LINGÜÍSTICA DE DE 1998
Un juez confirma la multa a un empresario por no rotular su comercio en catalán
A. Fernández. El Confidencial 2 Marzo 2010

No rotular un negocio en catalán -dentro de Cataluña- es motivo de multa. Así lo dice la Ley de Política Lingüística de 1998 de la Generalitat y así lo entiende el juzgado de lo contencioso administrativo número 9 de Barcelona. Manel Nevot, propietario de Fincas Nevot, una inmobiliaria de Vilanova i la Geltrú, deberá pagar la multa correspondiente porque su rótulo estaba escrito solamente en castellano. El pequeño empresario había interpuesto recurso contra la resolución de la Agencia Catalana del Consumo (ACN) por dos sanciones de 400 euros que le habían puesto, pero la titular del juzgado entiende que Nevot tiene la obligación de poner el letrero principal de su negocio, como mínimo, en catalán. Si así lo desea, es libre de rotularlo también en castellano.

La ACN multó a Fincas Nevot con 400 euros por vulneración de los derechos lingüísticos de los consumidores y usuarios “al estar el rótulo exterior de la actividad del establecimiento de aquel redactado únicamente en castellano”. Además, le impuso otra sanción, también de 400 euros “al no constar en dicho establecimiento hojas de reclamación/denuncia ni cartel indicativo de la existencia de las mismas”.

La causa comenzó el 27 de octubre de 2005, cuando Víctor Manuel P. O. interpuso una denuncia contra Fincas Nevot porque “el cartel de información general de carácter fijo estaba en castellano, por lo que solicitaba que se le sancionara y pusiera el cartel en catalán”. El 25 de noviembre de aquel año, la Oficina de Garantías Lingüísticas envió un requerimiento a Nevot para que lo cambiase, dándole un plazo de dos meses. El propietario no lo hizo, por lo que el 16 de mayo del 2006 se personó en su empresa una inspectora, que levantó acta del letrero y de la falta de hojas de reclamaciones. El 10 de octubre del 2006, se abrió expediente, que culminó el 19 de marzo del 2007 con sendas multas por falta leve. Nevot arguyó en su defensa que estaba utilizando en su cartel el castellano, un idioma amparado por la Constitución Española y cuyo uso se delimita en el artículo 3.

La titular del juzgado, sin embargo, considera que “esta lógica referencia constitucional del artículo 3 no entraña, por el mero hecho de no hacer igual disposición respecto de las demás lenguas cooficiales, una marginación o exclusión de éstas en las respectivas comunidades autónomas en las que se hablan”. Y recuerda que el artículo 3.2 de la Constitución “remite la regulación de la oficialidad de las lenguas españolas distintas del castellano a los Estatutos de Autonomía, los cuales contienen mandatos a las instituciones autonómicas para la regulación de la lengua”.

En Cataluña, se aplican dos normas: el Estatuto del Consumidor de 1993 y la Ley de Política Lingüística de 1998, que obligan a rotular, “como mínimo”, en catalán. “Por tanto -dice la sentencia-, esta falta de referencia expresa del artículo 3 de la Constitución para las demás lenguas en iguales términos que el castellano no puede llevar a negar, como pretende el actor, ni su conocimiento ni el derecho de su uso, e incluso el deber, en este caso concreto, de usar el catalán, pues habrán de ser las respetivas comunidades autónomas quienes determinen el alcance de la cooficialidad, lo cual podrán hacer mediante la promulgación de la normativa correspondiente cuya finalidad sea impulsar y fomentar el idioma”.

“No se impone ningún idioma”
Para la jueza, “no se trata, a criterio de esta juzgadora, de una imposición de un idioma con exclusión de otro, sino simplemente de una regulación de mínimos, ya que la exigencia de la redacción, al menos en catalán, que establece el artículo 32 de la ley 1/1998, y en consecuencia el deber de uso del mismo que de ello se deriva, no es en modo alguno contrario al artículo 3 de la Constitución Española y, por tanto, a la previsión que del castellano hace el mismo, por razón de ser la lengua oficial de todo el Estado, previsión que por otra parte es perfectamente compatible con una regulación autonómica cuya finalidad es garantizar el suficiente conocimiento y el uso del catalán, que es lo que el precepto, en definitiva, pretende”.

La sentencia advierte también de que Manel Nevot “parte de un claro error, cual es el de considerar que el precepto prohíbe el uso del idioma castellano y que precisamente se le ha sancionado por su utilización, lo cual conlleva una clara vulneración de la libertad de la personalidad y de la libertad de expresión. Nada más lejos de la realidad, ya que en modo alguno el artículo impide la utilización del castellano ni de ningún otro idioma en los elementos citados, limitándose solamente a disponer el uso, “al menos” en los establecimientos comerciales, del idioma catalán”. Para la jueza, la regulación legislativa no conculca ningún derecho y es sólo una “legislación de mínimos”.

Además, aunque en el cristal del establecimiento consta serigrafiado Finques Nevot (así, en catalán), el letrero principal está solamente en castellano. “No se ha sancionado al actor por la utilización de este idioma, como así ha querido dar a entender a lo largo de todo el procedimiento, sino por no haber utilizado cuando menos el idioma catalán, lo cual supone una vulneración de los derechos lingüísticos de los consumidores que no se habría producido si el cartel hubiera estado redactado en las dos lenguas o cualesquiera otras además del catalán”. La sentencia, pues, desestima el recurso contra las sanciones de la ACN “sin que proceda hacer especial imposición de costas”.

Manel Nevot, que tuvo noticia del fallo del tribunal por El Confidencial, señaló a este diario que sigue “pensando lo mismo que antes. Si hay que llegar al Constitucional, llego al Constitucional. Y si tengo que apelar a Estrasburgo, apelaré a Estrasburgo”. En cualquier caso, está dispuesto a dejarse la piel y a recurrir a la instancia superior que corresponda a pesar de que el texto de la sentencia especifica en su párrafo final que contra la misma “no cabe interponer recurso alguno”.

Preinscripción escolar del 2 al 16 de febrero
"Convivencia Civica" <convivencia.educacion@gmail.com>  2 Marzo 2010

Estimados amigos,
del 2 al 16 de febrero de 2010 se efectúa la preinscripción en la educación infantil (3-6 años), la educación primaria y la educación secundaria en las escuelas de Cataluña.

Como es sabido, Convivencia Cívica Catalana apoya el derecho de los padres a elegir libremente lengua de enseñanza y se opone firmemente a la total eliminación de la lengua española como lengua vehicular de enseñanza.

Es surrealista que en muchos colegios de nuestra comunidad autónoma los alumnos reciban más horas en lengua extranjera que en la lengua oficial del Estado en que vivimos. Algo así no sucede en ningún otro sitio en el mundo.

Convivencia Cívica Catalana pone a disposición de los padres durante todo este periodo de preinscripción el número de teléfono 626 377 683, para ofrecer información sobre los pasos a seguir para solicitar enseñanza en lengua española en cada centro. Como siempre, el asesoramiento de nuestra asociación se presta de forma absolutamente gratuita.

Cambiar la situación que vivimos en nuestra comunidad es una tarea de todos. De nada sirve quejarse si después nos quedamos con los brazos cruzados cuando podemos actuar. Os animamos en caso de tener hijos en edad escolar a reclamar vuestros derechos lingüísticos con el apoyo de Convivencia Cívica Catalana.

Atentamente,
Convivencia Cívica Catalana
http://www.convivenciacivica.org/

Modelo de solicitud de enseñanza bilingüe en Cataluña
"Convivencia Civica" <convivencia.educacion@gmail.com>
convivencia.educacion@gmail.com

Estimados amigos,
atendiendo las peticiones de algunos padres, os remitimos adjunto a este correo electrónico un modelo que se puede rellenar fácilmente para solicitar una enseñanza que incluya el español como lengua de enseñanza.

En el escrito se reclama el derecho del alumno a recibir una enseñanza conjunta en las dos lenguas oficiales, de forma proporcionada y sin desequilibrio entre ellas. En otras palabras, se solicita una enseñanza bilingüe frente a la enseñanza monolingüe sólo en catalán que se impone desde la Consejería de Educación,

Este formulario lo pueden rellenar TODOS los padres. Tanto aquellos que tienen actualmente hijos en edad escolar en Cataluña en este presente curso 2009/2010 como aquellos que comienzan a ir a la escuela el próximo curso 2010/2011 y ahora están realizando el proceso de preinscripción escolar.

También lo podéis rellenar aquellos padres que ya habéis presentado anteriormente solicitudes de enseñanza en español para reforzar vuestra petición.

Rellenarlo es muy sencillo y sólo tarda un par de minutos. Simplemente debe indicarse el nombre del padre o de la madre (con uno es suficiente), su DNI, domicilio, nombre del hijo/a, centro, año (2009/2010 si ya va a clase o 2010/2011 si comienza a ir a clase el próximo curso) y el curso escolar. Finalmente debe añadirse la fecha y firmarlo.

Una vez cumplimentado, nos lo podéis remitir escaneado a este mismo correo electrónico. O bien, si lo preferís, por correo ordinario a la dirección habitual de Convivencia Cívica Catalana (Apartado de correos 6142, 08080 BARCELONA).

Convivencia Cívica Catalana hará llegar todas las solicitudes a la Consejería de Educación en Barcelona, sin que los padres tengan que hacer ningún trámite.

Para cualquier duda, estamos a vuestra disposición en el número de teléfono 626 377 683. Como siempre, el asesoramiento de nuestra asociación se presta de forma totalmente gratuita.

Atentamente,
Convivencia Cívica Catalana
http://www.convivenciacivica.org/

AL CONSEJERO DE EDUCACIÓN DEL GOBIERNO AUTONÓMICO CATALÁN
D./Da………………………………………………………………………………………………………………
con DNI ……………………………….
con domicilio en …………………………………………………………………………………………………
comparece y como mejor proceda en términos de derecho, DICE:

PRIMERO:
Que su hijo/a …………………………………………………………………………………………………..
está cursando o va a cursar sus estudios en el centro ………………………………………………………….… ………………………………………………………………………………………………………………….
correspondiéndole en el año escolar 20..…/20….. el curso…………………………………………………….…..

SEGUNDO:
Que toda la enseñanza es en catalán, de forma que sólo una de las dos lenguas cooficiales en Cataluña es utilizada como lengua vehicular o de docencia.

TERCERO:
Que esta situación es contraria a lo establecido en la Constitución Española de 1978, de acuerdo con la interpretación recogida en la STC 337/1994, de 23 de diciembre, que prohíbe la exclusión de cualquiera de las lenguas cooficiales como lengua vehicular o de docencia.

CUARTO:
Que como consecuencia de este modelo lingüístico implantado por la administración educativa catalana se produce un grave quebranto no sólo de lo dispuesto en el artículo 3 CE, sino una grave vulneración del derecho a la educación y del principio de igualdad de los artículos. 27 y 14 CE.

QUINTO:
Que la administración educativa no puede invocar ninguna norma tanto autonómica como estatal para fundamentar la legitimidad de este proceder, al constituir nuestra Carta Magna la norma suprema de nuestro ordenamiento jurídico.

SEXTO:
Que todas las comunicaciones, circulares y demás documentación, tanto orales como escritas, dirigidas por el centro escolar y la Consejería de Educación están exclusivamente en catalán.

SÉPTIMO:
Que ello vulnera asimismo el principio de cooficialidad de las lenguas castellana y catalana, dispuesto en el artículo 3 CE, por cuanto la administración autonómica está obligada al uso habitual de ambas lenguas.

Por todo ello,

SOLICITA:

1º) Que declarando la ilegalidad de la exclusión del castellano como lengua vehicular o de docencia en todos los niveles de la enseñanza en los centros sostenidos con fondos públicos, se reconozca la situación jurídica individualizada del hijo/a del actor, esto es, su derecho a recibir, juntamente con sus compañeros, una enseñanza bilingüe, esto es, una enseñanza conjunta en las dos lenguas oficiales, de forma proporcionada y sin desequilibrio entre ellas, adoptando las medidas adecuadas para el pleno restablecimiento de la misma.

2º) Que todas las comunicaciones, circulares y cualquier otra documentación, tanto orales como escritas, que le sean dirigidas por el centro escolar y la Consejería de Educación lo sean, también, en la lengua oficial en todo el territorio del Estado: el español o castellano.

En …………………………………………., a ….... de ……………………………. del 2010

Firma:




******************* Sección "bilingüe" ***********************

La brigada etarra del chavismo
Editorial ABC 2 Marzo 2010

EL juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco ha puesto negro sobre blanco los principales vínculos del régimen de Hugo Chávez con la trama terrorista formada por las FARC y ETA. En un detallado auto hecho público ayer, el juez Velasco describe el largo historial de colaboración entra ambas organizaciones terroristas, acreditado con documentos oficiales, testimonio de terroristas arrepentidos y, sobre todo, archivos informáticos hallados en el ordenador del dirigente de las FARC Raúl Reyes, muerto en la operación antiterrorista lanzada por las fuerzas colombianas contra su campamento en la frontera con Ecuador, en marzo de 2008. Estos datos permiten al juez Velasco dar por acreditada «la cooperación gubernamental venezolana en la ilícita colaboración entre las FARC y ETA». Son numerosas las referencias a los campamentos de las FARC en suelo venezolano, donde entrenaron terroristas de ETA, así como la colaboración de militares y miembros del servicio de inteligencia militar de Venezuela en un traslado de terroristas de ambas organizaciones por el país centroamericano. En particular, el auto destaca el amparo y la promoción que dio el Gobierno de Hugo Chávez al etarra Arturo Cubillas Fontán, quien simultaneó un alto cargo en el Ministerio de Agricultura con su condición de responsable de ETA en la región. Fruto de esa colaboración ETA-FARC habría sido la conspiración para asesinar en España a diversas personalidades colombianas.

El procesamiento de Cubillas, entre otros, y la petición al Gobierno español para que inste su extradición desde Venezuela, ponen al Ejecutivo en la obligación de adoptar una posición de firmeza frente al Hugo Chávez cómplice de ETA, olvidando los tiempos de compadreo con el Hugo Chávez bolivariano y progresista, icono de esa irremediable izquierda europea. Esta es la única opción que le queda al Gobierno para ser coherente con su encomiable política contra ETA y con el respeto a las decisiones jurisdiccionales. Pero, además, la respuesta no debe quedar sólo en la genérica petición de explicaciones que ayer ordenó Zapatero a Moratinos: debe alcanzar a una revisión profunda de las relaciones diplomáticas con el Gobierno de Chávez, porque no es posible tener discursos contradictorios sobre la lucha contra el terrorismo y el compromiso internacional -sea de España o de terceros países- para acabar con las organizaciones terroristas, sean ETA, las FARC o los talibanes afganos. Si Chávez se quita la careta y se muestra como padrino de alianzas terroristas, el Gobierno español no puede permanecer indiferente.

José Antonio VERA La Razón 2 Marzo 2010
Proetarra Chávez

Con ser grave que miembros de ETA y de las FARC colombianas colaboraran para atentar en suelo español, no es eso lo más importante del caso. Lo tremendo de verdad es que tales encuentros se produjeran bajo el auspicio del Gobierno venezolano. No da lugar a dudas el auto del juez Eloy Velasco, que asegura que militares del régimen bolivariano apoyaron a los terroristas de ETA que dieron cursillos a los de las FARC sobre cómo manejar explosivos y cómo hacer para asesinar en nuestro país al presidente de Colombia, Álvaro Uribe, y otros altos cargos, entre ellos la ex embajadora colombiana en Madrid, Noemí Sanín. El relato del magistrado es claro: los etarras se desplazaron desde Maracaibo acompañados «por una persona que vestía un chaleco con el escudo de la Dirección de Inteligencia Militar de Venezuela» y un vehículo con escolta de militares de aquel país.

Estamos ante un gravísimo caso de cobertura al terrorismo desde el aparato del Estado venezolano. Se sabía ya desde hace tiempo que Chávez protegía y financiaba a las FARC. Que lo hiciera también con relación a ETA obliga a nuestro Gobierno a responder con firmeza y a no mirar para otro lado. La doctrina española dice que son terroristas quienes apoyan el terrorismo. Se llame Chávez o como se llame quien preste tal cobertura, habrá que actuar con toda la contundencia que permite el Estado de Derecho.

Galicia
Los héroes del cambio
Gloria Lago Libertad Digital 2 Marzo 2010

Éste era el lema del acto de homenaje con el que el Partido Popular de Galicia planeaba celebrar el primer año de Gobierno de Feijóo hasta que la llegada de la tormenta Xynthia aconsejó su cancelación. Al leer el titular de los periódicos el día del anuncio de la celebración, probablemente muchos gallegos se preguntaron a quién iba dirigido el homenaje. Habrán pensado si tal vez se trataba de un público reconocimiento a la sociedad civil que votó contra pronóstico a un candidato que todas las encuestas daban como perdedor; un candidato que comenzó paulatinamente a despertar interés al introducir en su discurso un ingrediente nuevo, una promesa de libertad.

Muchos se habrán acordado de los ciudadanos que habían puesto sobre la mesa el problema de esa libertad robada de la que hasta entonces ningún político se había atrevido a hablar: los padres y abuelos que en número creciente dedicaron el poco tiempo libre que tenían a recorrer las ciudades de Galicia pidiendo firmas para un manifiesto en el que reclamaban una política lingüística europea y respetuosa con los principios básicos de una democracia: bilingüismo en la administración, libre elección de lengua en la enseñanza y cese del adoctrinamiento nacionalista en los colegios.

Lo hicieron a pesar de las difamaciones de los interesados en la llamada normalización y de los insultos, las amenazas y las agresiones de los fanáticos de la misma. Consiguieron reunir a más de 100.000 firmas y con cada una, con cada folleto entregado en la calle, con cada intervención en las emisoras y en los periódicos, iban generando un debate y unas adhesiones con las que esperaban animar a algún partido a incluir sus propuestas en su programa. Les daban igual las siglas del partido; esa falta de libertad era lo primero.

Pocas semanas antes de las elecciones se manifestaron en Santiago. El candidato Feijóo habría estado allí si hubieran accedido a modificar la fecha, al menos eso fue lo que les dijo cuando les pidió que la cambiaran, porque para ese 8 de febrero tenía en su agenda un viaje a Hispanoamérica. Mientras los ciudadanos se concentraban en la Alameda de Santiago para iniciar la marcha hacia la Quintana, un lugar hasta entonces feudo de sus detractores, el candidato Feijóo estaba en Buenos Aires donde el aire era más limpio. En Santiago el olor a neumáticos ardiendo en la entrada a la ciudad anunciaba una marcha amenazada. Los ciudadanos vencieron el miedo de las cartas y los carteles disuasorios de los días previos y suplieron con imaginación y esfuerzo la falta de medios para organizar la manifestación.

Jóvenes madres que habían cambiado durante dos años el bocadillo de york y queso en el parque con sus hijos al salir del trabajo por el activismo bajo una lluvia de insultos y de coacciones: se enfrentaban aquel día en Santiago a una lluvia más peligrosa. De las calles adyacentes surgían grupos de fanáticos que insultaban a los manifestantes y les arrojaban botellas rotas y piedras. La policía los llamaba preocupada porque ni había previsto una manifestación tan numerosa, ni que los fanáticos fueran tantos y tan bien organizados. Les advirtieron de que los agresores se estaban metiendo dentro de la marcha. Los ciudadanos reconocieron las caras de algunos de ellos a su espalda, respirando en su nuca, y adivinaron en las miradas de los que iban cortándoles el paso a todos aquellos que durante dos años les habían saboteado su autobús, aquellos que les habían enviado correos con amenazas de muerte, aquellos que habían entrado en un garaje por la noche para atentar contra un vehículo, o aquellos que habían elaborado el vídeo repartido en colegios e institutos con el que se animaba a los más jóvenes a emplear la violencia contra ellos, mostrándoles incluso cómo se fabrica un explosivo.

Después de los heridos y los detenidos y de la recompensa de ver a la gente llenar la Quintana coreando la palabra libertad, vieron cómo todas las cadenas de televisión mostraban a los demás ciudadanos lo que se escondía en las alcantarillas de Galicia: algo que ponía ante la opinión pública una realidad que la mayoría desconocía y que a muchos ahora ya sensibilizados con el problema de la imposición lingüística les animó a propiciar un cambio de rumbo.

Pero bajo el titular del anuncio del homenaje a los héroes del cambio, se aclara que no está dirigido ni a los votantes anónimos ni a los ciudadanos que han luchado por la libertad, se dice escuetamente: "Tendrá a Núñez Feijóo como protagonista aunque también estará Rajoy, si bien se homenajeará también hasta al último de los militantes del PPdeG que hicieron posible esta hazaña".

Los ciudadanos lo habrían celebrado igual aunque no hubieran sido invitados. Les bastaba con la satisfacción de haber conseguido la resolución de un problema importante y el convencimiento de que la sociedad civil puede cambiar las cosas, pero no tienen nada que celebrar porque nada ha cambiado, porque Feijóo, a pesar de la mayoría absoluta cosechada y el reconocimiento por parte de sus adversarios políticos –quienes tras la derrota admitieron su falta de sensibilidad ante el problema lingüístico–, ha ido paulatinamente a lo largo de este año despojándose del aura que le había hecho depositario de las ilusiones de mucha gente.

El nombramiento de uno de los más duros impositores para diseñar su política lingüística fue el primer signo del engaño. Después vendrían el mantenimiento del monolingüismo en la administración, la infame guía discriminatoria de planificación lingüística para los alumnos, la persistencia del adoctrinamiento en los centros de enseñanza –donde los fanáticos más radicales dan sus charlas y siguen empapelando con sus emblemas los tablones de anuncios–, la promoción y financiación desde la Xunta de obras de teatro que incitan al odio por razón de lengua, y al fin el nuevo decreto que convertirá la prometida elección de los padres en la limosna de una asignatura troncal en su idioma.

La archirrepetida promesa de permitir que los niños puedan utilizar los libros en su idioma no será una realidad y no habrá nada tangible que evidencie un cambio, tan sólo el permiso para hablar en su idioma en el aula, una directriz cuyo incumplimiento será muy difícilmente demostrable ante una Consellería de Educación que no ha tenido la valentía de abrir un solo expediente a quienes en las aulas han presionado a los alumnos con motivo de la realización de la encuesta a los padres y en la reciente huelga en la enseñanza.

Para negociar el borrador del decreto, Feijóo invitó a los llamados "agentes sociales" a pesar de saber que durante años ese sector se fue configurando casi en su totalidad con los más acérrimos defensores de la imposición. No se sabe si lo hizo para tener unos altavoces que ante la opinión pública justificaran una nueva imposición. Pero en cualquier caso, con ese desfile de impositores que con los argumentos más inverosímiles se afanan en negarles a los padres gallegos los derechos de que disfrutan los padres europeos que viven en comunidades con más de una lengua, Feijóo ha puesto ante los ojos de los ciudadanos la trastienda de la cultura y de la representatividad de docentes y APAS; y al verlos en manos del sector nacionalista, sin pretenderlo, ha logrado que muchas más personas comprendan la importancia de que se lleve a cabo una verdadera regeneración valiente y sin complejos.

Por eso está creciendo el movimiento a favor de la libertad, por eso se están sumando a él cada vez más personas que ahora pueden constatar la independencia de este movimiento y también muchos otros que se sienten indignados porque ahora les llama radicales, sin importarle que así los pone de nuevo en el punto de mira de sus agresores. A los ciudadanos les habría gustado no crecer sino volver a su vida cotidiana, pero seguirán trabajando por aquello en lo que creen y buscarán nuevas vías para lograrlo.

Entre el narcisismo del anuncio de homenaje se cuelan unas palabras tal vez dictadas por el subconsciente de sus promotores: "Queremos conmemorar una noche electoral en la que todos nos daban por perdedores y ganamos".

Los vuelcos electorales no se producen por los irreales programas económicos ni por las promesas de honestidad que tarde o temprano quedan en evidencia en la mayoría los partidos, sino por factores excepcionales. Es difícil aventurar si un engaño como el de Feijóo tendrá repercusiones negativas en las urnas, pero la incertidumbre de esa posibilidad pesará como una losa en su mandato; los ciudadanos en cambio no tienen nada que perder si continúan su lucha, pues ni cargos ni prebendas estaban en juego. La libertad tardará más en llegar pero llegará y tendrán algo que nadie les podrá quitar: dignidad.
Gloria Lago es presidenta de la asociación Galicia Bilingüe.

Erradicar connivencias
Las facilidades que ETA ha encontrado en Venezuela exigen una explicación de Chávez
EDITORIAL El Correo 2 Marzo 2010

El auto de procesamiento dictado por el juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco contra un amplio grupo de personas que presuntamente estableció una red de colaboración entre ETA y las FARC (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia) con ayuda de distintos responsables y oficiales de Venezuela, y utilizando el territorio de este país para desarrollar tales labores, obligó ayer al Gobierno español a anunciar públicamente que pediría explicaciones al de Hugo Chávez. El anuncio fue hecho por el propio Rodríguez Zapatero cuando comparecía junto a la canciller alemana, Angela Merkel, y en su calidad de presidente de turno de la UE. Se trata de una reacción ineludible, toda vez que el auto del juez Velasco se basa en la exhaustiva recopilación de indicios, documentos y testimonios que la Guardia Civil y el Cuerpo Nacional de Policía han realizado durante años. Además, el hecho de que el objeto de la colaboración desarrollada entre dos organizaciones terroristas -ETA y las FARC, incluidas como tales en el listado de la UE- fuese, junto al adiestramiento mutuo en el manejo de artilugios mortíferos, el seguimiento y asesinato de dignatarios colombianos y venezolanos durante su estancia en suelo español compromete a Madrid a no contentarse con una respuesta evasiva o formal.

Respetando el procedimiento abierto en la Audiencia Nacional, y a la espera de sus resultados, el conocimiento público del desarrollo de hechos que implicarían a las autoridades venezolanas exige de una respuesta pormenorizada por parte de Caracas. Máxime cuando también ayer pudo identificarse al tercero de los etarras detenidos en la madrugada del domingo en Francia, Lorenzo Ayestarán, quien durante años permaneció protegido por las autoridades de Venezuela. Una coincidencia que obliga al Gobierno a llegar hasta el final frente a las evidencias de que hay países en Latinoamérica que siguen acogiendo a terroristas huidos de la Justicia española que esporádicamente regresan a Europa para reincorporarse a las actividades etarras.

En las montañas de Colombia
FLORENCIO DOMÍNGUEZ El Correo 2 Marzo 2010

Desde septiembre de 1992, miembros de ETA y de las FARC han estado manteniendo contactos de manera regular. Las vinculaciones entre los dos grupos comenzaron en Cuba, aprovechando la presencia de los etarras deportados en los años ochenta, y luego se trasladaron a Venezuela, donde encontraron más facilidades después de la llegada al poder de Hugo Chávez.

La narcoguerrilla colombiana ha considerado a los miembros de ETA como grandes especialistas en la elaboración de explosivos, quizás por el efecto del recuerdo del atentado contra el almirante Carrero Blanco que tanto impacto tuvo en la esfera internacional. El intercambio de experiencias en materia de manipulación de explosivos y el manejo de armamento ha sido el punto de encuentro principal entre una guerrilla rural como las FARC y un grupo terrorista urbano como ETA.

Las FARC han recibido a los etarras en sus campamentos para que les enseñaran a confeccionar bombas y para que les dieran instrucciones sobre la forma de operar en las ciudades, el gran talón de Aquiles de una guerrilla que pretendía cercar a las ciudades desde el campo. A los etarras les ha servido la cobertura fariana y el control de territorios tanto en Colombia como en Venezuela para realizar prácticas en el lanzamiento de proyectiles que no hubieran podido hacer ni en Francia ni en España.

Los documentos intervenidos a uno y otro grupo evidencian la existencia de esas conexiones a muy alto nivel. Una docena de dirigentes de las FARC han participado en contactos con ETA, entre ellos cuatro de los ocho miembros del secretariado, el máximo órgano de la guerrilla. Esas relaciones se han mantenido a lo largo del tiempo, con un paréntesis que coincide con el desarrollo de las negociaciones de paz de San Vicente del Caguán entre el Gobierno colombiano y la guerrilla, desde finales de 1999 hasta principios de 2002. En esa etapa, Raúl Reyes, el fallecido 'número dos' de las FARC, decidió congelar las relaciones con ETA. El motivo no fue otro que la participación del Gobierno español como mediador en aquellas conversaciones. En esa época Reyes llegó a visitar España al frente de una delegación conjunta guerrilla-Gobierno de Bogotá y fue recibido por las autoridades españolas.

Cuando se rompieron las conversaciones, la Unión Europea, con el visto bueno de España, incluyó a las FARC en la lista de grupos terroristas. La guerrilla reaccionó entonces reanudando sus contactos con ETA. Miembros de la banda acudieron a las montañas de Colombia para estrechar sus lazos con el grupo insurgente. En una ocasión, incluso, los etarras tuvieron que ponerse a salvo del ataque de un avión de la Fuerza Aérea colombiana contra el campamento en el que se encontraban.

Las simpatías de Hugo Chávez hacia las FARC y su tolerancia con los miembros de ETA instalados en Venezuela han contribuido a facilitar esos contactos entre las dos organizaciones terroristas.

País Vasco
Ilusiones contenidas
Iñaki Arteta Libertad Digital 2 Marzo 2010

En mi trabajo a menudo nos sumergimos en ideas utópicas, en objetivos inalcanzables, en situaciones imposibles de cambiar, buscamos financiaciones desorbitadas, muy distantes de nuestras posibilidades, todo para dar forma a un sueño, a una idea. Situaciones que para la mayoría de los mortales son razones para el desestimiento, son el trabajo nuestro de cada día. Por eso, a los que nos dedicamos a la creación, tenemos una pequeña empresa, buscamos y generamos actividad para sobrevivir, nos es obligado mantener una sana indiferencia ante lo imposible.

En términos político-sociales, ese imposible ha sido, durante demasiado tiempo en nuestra tierra, el desalojar a los nacionalistas del poder, impedir la presencia política de los radicales nacionalistas en nuestras instituciones y la derrota de ETA.

Un buen día, por una suerte de circunstancias, entre las que hay que sumar la perseverancia de los que lucharon por lo que a una gran mayoría parecía un imposible, emerge un estado de cosas ante el que se abren grandes esperanzas sociales. Una situación en la que todo aquello que nos desvelaba parece milagrosamente posible.

Sucedió en Euskadi tras las últimas elecciones autonómicas.
Yo, como muchos otros, soñaba con el momento de que llegara una alternativa al agobiante ejercicio del poder que hacían los nacionalistas. Soñaba con que un día sería posible un parlamento vasco sin la presencia de un brazo político de ETA apoyando intermitentemente al nacionalismo gobernante. El sentido común ha estado ausente de nuestra realidad, convirtiendo ésta en una acumulación de despropósitos que terminaron por saturar a una gran parte de la ciudadanía e hicieron abandonar cualquier tipo de lucha contra lo establecido a otra.

"Sólo el universo y la estupidez son infinitos y de lo primero no estoy tan seguro", dijo Einstein. La estupidez que sobrevuela tan a menudo la vida política actual en nuestro país ha limitado las expectativas de mejoras sustanciales en el ámbito de lo público.

Por eso tampoco se tenían muchas esperanzas de que, aunque el resultado electoral lo permitiera, la alternancia política en nuestra comunidad surgiera de un pacto entre dos partidos tan diferentes y tan enfrentados. El sentido común es una herramienta apenas utilizada en la política reciente. Somos testigos de una época en la que los políticos, el debate político en general, están faltos de inteligencia, de altura de miras.

Pero por una vez la situación política en un lugar tan convulso como es Euskadi (¿hay otro más convulso de Europa?) constituye un ejemplo de que, primero, todo puede ser posible y en segundo lugar que el sentido común, los altos intereses comunes, cuando se quiere, pueden estar en la primera línea de las prioridades políticas.

El Partido Socialista y el Partido Popular en Euskadi han dado una lección de lo que puede considerarse alta política, sustentando su acuerdo de gobierno en los principios constitucionales que garantizan los derechos y las libertades ciudadanas. Estas cuestiones por las que en cualquier otro lugar de España no sería necesario pactar, porque no preocupan al ciudadano, se han convertido en la esencia del auténtico cambio de la política en nuestra comunidad.

Quizás aún sea pronto para valorar las consecuencias de este nuevo escenario. En mi opinión, la sociedad va asimilando lentamente el cambio: mientras una parte de ella va perdiendo el miedo a expresar sus posiciones divergentes con el nacionalismo, la otra va perdiendo la arrogancia que, creciente en estos últimos años, ha enturbiado todo tipo de relaciones en la sociedad vasca.

Esto no ha hecho más que empezar. La resistencia que han mantenido no pocos vascos sometidos a la presión brutal que a modo de pinza han ejercido el nacionalismo gobernante y el terrorismo, ha de tener mayores recompensas. Se trata de ir recolocando los principios más obvios del ser ciudadano entre los primeros lugares de las prioridades de los vascos. La televisión, la escuela, los políticos deben ser los principales agentes transmisores de estos "nuevos principios" con los que comenzar a construir una convivencia normalizada.

Los mensajes de cordura que transmiten los líderes de los dos partidos constitucionalistas vascos que sustentan el Gobierno son una buena primera lección de pedagogía. Hay mucho trabajo por delante.

Los discursos de distintos miembros del Gobierno vasco destacando que su principal tarea la constituye la deslegitimación social del terrorismo son un bálsamo para la ciudadanía que ha sufrido en silencio, la mayoría de las veces, discursos tibios cuando no cómplices de los hasta hace poco sus dirigentes.

Pero se tendrá que ir más allá del respaldo testimonial a las víctimas y trabajar en su plasmación práctica, apoyando iniciativas, novedosas en esta tierra, tendentes a conocer nuestro pasado reciente desde el relato de las víctimas y a extender el rechazo contundente no sólo del ejercicio de la violencia sino también de sus objetivos políticos totalitarios.

Iñaki Arteta es director de cine y autor del libro El infierno vasco

educación
El trilingüismo llega a las aulas vascas
Isabel Celaá presenta mañana en el Parlamento el nuevo modelo educativo, que se ensayará el próximo curso en 40 centros
JAVIER GUILLENEA | SAN SEBASTIÁN. El Correo 2 Marzo 2010

El nuevo objetivo es el aprendizaje de inglés. No sólo se trata de incrementar el número de clases o de lanzar proclamas políticas en favor del tercer idioma. Lo que se pretende es romper el mito de que en el colegio es imposible aprender una lengua extranjera. El reto que afronta el Departamento de Educación del Gobierno vasco es el de superar las fracasadas experiencias del pasado, que han traído consigo varias generaciones de analfabetos en el conocimiento del llamado tercer idioma.

La consejera de Educación, Isabel Celaá, presentará mañana en el Parlamento vasco un proyecto para establecer un nuevo sistema educativo trilingüe en el que los alumnos estudien las asignaturas en castellano, euskera e inglés. Una iniciativa que va a implicar en la práctica la superación de los actuales modelos A (castellano), B (bilingüe) y D (euskera), que se pusieron en marcha a principios de la década de los 80 para ordenar un sistema de enseñanza en el que una de sus prioridades era el aprendizaje de la lengua vasca.

El nuevo sistema se implantará de forma experimental el curso que viene en cuarenta centros docentes vascos. Según ha sabido este periódico, 21 de estos colegios podrán ser vizcaínos, 13 guipuzcoanos y 6 alaveses, si cumplen con todas las condiciones necesarias. La convocatoria está abierta a todos los centros de cualquier red educativa y modelo lingüístico que estén dispuestos a participar en una experiencia que servirá para edificar el entramado educativo de los próximos años.

Uno de los requisitos que deberán cumplir es que tengan el castellano, euskera e inglés como lenguas vehiculares, es decir, las que son utilizadas para la transmisión de conocimientos. El cambio, que ya se aplica en algunos colegios e institutos, es radical. El inglés ya no sólo se estudia, sino que va a servir como instrumento para aprender otras materias.

Los centros seleccionados para formar parte del proyecto recibirán el apoyo del Departamento de Educación para hacer frente a las necesidades del nuevo modelo. Entre otros problemas se enfrentarán, por ejemplo, a la falta de docentes que sepan inglés. Éste es un handicap sobre el que ha advertido el Consejo Escolar de Euskadi, para el que «el déficit principal para extender experiencias de trilingüismo en los centros es la escasez de profesorado con capacitación para impartir otras materias en inglés».

Sobre la misma cuestión se pronunció el Instituto Vasco de Evaluación e Investigación Educativa (ISEI-IVEI) en un informe sobre el trilingüismo en Secundaria elaborado en 2007. Este organismo señaló al referirse al profesorado que «es necesario asegurar un número suficiente de personas con una alta competencia profesional tanto desde el punto de vista lingüístico como metodológico».

Acuerdo político
Los detalles concretos del proyecto se conocerán cuando Isabel Celaá comparezca mañana ante la comisión de Educación del Parlamento vasco. Desde que fue nombrada consejera, Celaá ha marcado como una de sus prioridades en la legislatura potenciar el aprendizaje de inglés y superar el actual sistema educativo de modelos lingüísticos, al que ha calificado de «muy estanco».

Los planes de la consejera se vieron refrendados a finales de octubre de 2009, cuando el Parlamento aprobó un acuerdo inédito en el que PNV, PSE, PP, EA y EB se unieron para solicitar al Gobierno vasco que impulsara el trilingüismo. El texto aprobado por la Cámara instaba al departamento a perfeccionar los mecanismos de elección de modelo y de centro educativo, a través de medidas que «garanticen el ejercicio efectivo de la libertad de elección lingüística de las familias a lo largo de todas las etapas educativas», y apremiaba a Celaá a que presentara el marco de educación trilingüe.

De los cuarenta colegios que van a participar en la experiencia trilingüe saldrá el referente de modelo para toda la educación vasca. El camino no será sencillo porque hay mucho en juego. Los resultados que obtengan los centros serán analizados por la consejería, que espera obtener así conclusiones que le permitan establecer un nuevo sistema.

Es un proceso que durará varios cursos académicos y en el que ya se atisba un marco educativo que será más flexible y adaptado a las necesidades de cada colegio. Se tratará de un modelo con muchas tallas de etiqueta. Los centros utilizarán las tres lenguas de acuerdo con unos parámetros comunes, pero tendrán más autonomía que la que han disfrutado hasta ahora para organizar en sus aulas la enseñanza trilingüe. Es decir, podrán variar el número de asignaturas y horas lectivas por idioma.

DECRETO DEL GALLEGO Jesús Vázquez cree que el decreto no supondrá un perjuicio para las editoriales
El conselleiro de Educación dijo que afectará «como mucho» al 50 por ciento de las materias.
EFE La Vo2 Marzo 2010

El conselleiro de Educación, Jesús Vázquez, señaló hoy que la entrada en vigor del decreto del gallego en la enseñanza -cuyo anteproyecto se dará a conocer en los próximos días- afectará «como mucho» al 50 por ciento de las materias, por lo que no supondrá un gran perjuicio para las editoriales.

Vázquez, que esta mañana realizó una visita a los centros de enseñanza Zalaeta y Eusebio da Guarda de A Coruña, explicó en declaraciones a los medios que «la inmensa mayoría» de los libros ya están en el idioma en el que se va a impartir la materia, al tiempo que aseguró que la relación de la Xunta con los editores es «cordial».

No obstante, reconoció que «todavía hay tiempo para actuar» y destacó que, en cualquier caso, las decisiones de la Xunta pasan por favorecer el desarrollo de la industria editorial gallega.

El conselleiro incidió en que el objetivo de su departamento es lograr una enseñanza «de equilibrio», en la que coexistan las dos lenguas oficiales de la Comunidad, sin renunciar a la introducción «paulatina y voluntaria» de lo que consideró «el futuro de la enseñanza», que es el aprendizaje de una tercera lengua, «principalmente el inglés», apuntó.

Galicia Bilingüe denuncia que se inició la preinscripción sin casilla para elegir la lengua
Expresa su malestar porque, en los impresos de matrícula para Educación Primaria tampoco aparece la casilla en la que supuestamente los padres tendrían que escoger el idioma vehicular de Coñecemento do Medio o de Matemáticas, una de las cuales se daría en gallego y la otra en castellano.
EFE La Voz 2 Marzo 2010

Galicia Bilingüe ha denunciado que la pasada semana se inició el reparto en los centros escolares de los impresos de preinscripción para el próximo curso «sin que en ellos conste casilla alguna para poder elegir la lengua de ninguna asignatura ni pregunta relacionada con el idioma en la enseñanza».

«No sólo no se recogen -critica en un comunicado- las promesas electorales del presidente de la Xunta, quien aseguró que pondría en los impresos una casilla para que los padres escogieran el idioma de las materias troncales, sino que ni siquiera se incluyen los tímidos avances anunciados el pasado mes de diciembre».

Entre éstos, cita que en Educación Infantil la lengua predominante del alumnado se determinaría preguntando a las familias por el idioma materno de cada niño.

También expresa su malestar porque, en los impresos de matrícula para Educación Primaria tampoco aparece la casilla en la que supuestamente los padres tendrían que escoger el idioma vehicular de Coñecemento do Medio o de Matemáticas, una de las cuales se daría en gallego y la otra en castellano.

En el caso de Secundaria, Galicia Bilingüe recuerda la promesa de que las familias decidirían en qué lengua oficial se impartirían las materias de Matemáticas y Ciencias Sociales, «pero la documentación obvia igualmente espacio alguno para que manifiesten su opinión».

Para la presidencia de Galicia Bilingüe, Gloria Lago, los impresos «evidencian el descontrol existente en la Consellería de Educación y Ordenación Universitaria y el aparentemente nulo conocimiento del funcionamiento del sistema educativo por parte de sus dirigentes y del propio presidente de la Xunta».

La asociación concluye que «una vez más, la palabra dada por Alberto Núñez queda en entredicho, sin cumplir ya no sólo con sus promesas electorales, sino ni siquiera con las decepcionante bases de su propuesta de decreto».
 

Recortes de Prensa   Página Inicial