AGLI

Recortes de Prensa   Jueves 4 Marzo  2010

 

Los males de la patria
Sobran funcionarios... y faltan empresarios
Francisco Cabrillo Libertad Digital 4 Marzo 2010

Nunca ha sido el espíritu empresarial característica dominante en el carácter de los españoles. Los negocios no son actividad de hidalgos; y, mientras la pobreza honorable se ha visto casi siempre con respeto, se ha desconfiado por lo general del comportamiento de aquellos que intentan obtener beneficios en una actividad comercial o industrial. La mezcla de este espíritu con la tradición católica hacen muy difícil que la sociedad vea con respeto a quienes ganan dinero creando su propia empresa; a diferencia, por cierto, de lo que ocurre a quienes han obtenido su riqueza por nacimiento o por métodos que a menudo ni siquiera se puede mencionar sin sonrojarse. No cabe duda, quien gana dinero trabajando en este país no es objeto de gran aprecio. Pocas frases definen mejor esta curiosa actitud que aquel texto de Quevedo en el que afirma que "conciencia en mercader es como virgo en cotorrera, que se vende no habiéndolo".

Esta actitud, inicialmente limitada a determinadas clases o estamentos, se extendió hace ya siglos a toda la sociedad, y sigue muy presente en la España actual. Las críticas a los empresarios y a los "especuladores", a los que se les acusa de todos los males del país, constituyen una clara muestra de esta forma de entender la economía. En la misma línea está, desde luego, el rechazo a casi cualquier medida que tenga como objetivo aumentar la competencia mediante la liberalización de un sector regulado. Así, que las tiendas puedan abrir el día que quieran sus propietarios es algo que despierta auténtica animadversión en mucha gente, aunque el hecho a ellos en nada les perjudique y la gran mayoría de las personas resulte beneficiada. Tenga cuidado si se le ocurre, por ejemplo, sugerir que se deberían permitir que funcione la competencia en la sanidad, en la educación o en las pensiones. Su integridad física podría correr peligro. "La competencia nos envilece", afirmaban los farmacéuticos hace algo más de cien años; y muchos españoles piensan, en el fondo, lo mismo.

Consecuencia lógica de esta actitud es la obsesión nacional por trabajar para el Estado, la comunidad autónoma o el ayuntamiento del pueblo. Todos queremos ser funcionarios y asumir los valores del conformismo y el rechazo a asumir riesgos. El aumento del nivel de renta y la descentralización administrativa permitieron, a lo largo de bastantes años, un crecimiento absurdo del número de personas que trabajan en el sector público, que ya supera los tres millones. Hay comunidades autónomas, como Extremadura o Andalucía, en las que pocas cosas se pueden hacer al margen de la administración autonómica y local, que han creado un sistema caciquil de nuevo cuño que hace muy difícil que estas zonas puedan experimentar un auténtico progreso económico, al margen de la subvención y las transferencias. Pero incluso regiones que durante mucho tiempo creyeron más en el sector privado que en la Administración se están convirtiendo también en sociedades de funcionarios. Cataluña es un buen ejemplo, aunque no el único, desde luego, de esta renuncia a la iniciativa individual y a la asunción de riesgos.

Una de las vicepresidentas del Gobierno dijo hace sólo unos días, que, en la actual situación de crisis, el sector público es nuestra "tabla de salvación"; y añadió a continuación, sin inmutarse, que "lo público" constituye un "pilar dinamizador". Al margen de lo absurdo de la expresión, la frase refleja lo viva que la actitud contraria a las soluciones de mercado sigue en nuestro país. Pues nada, creemos más funcionarios, hagamos la vida imposible a los empresarios innovadores... y sentémonos a esperar la recuperación de la economía española.

Cargos públicos
Lo que nos pasa
Humberto Vadillo Libertad Digital 4 Marzo 2010

Un Rey. Un Príncipe de Asturias. Una, casi dos, Familias Reales. Una Casa de Su Majestad el Rey de España. Un jefe de la Casa de S.M. el Rey. Un secretario general de la Casa de S.M. el Rey. Un jefe del Cuarto Militar de S.M. el Rey. Un presidente del Gobierno, semoviente. Un Gabinete del presidente del Gobierno. 640 asesores de Zapatero, alguno capaz. Un Consejo de Ministros. Diecisiete Ministerios, entre ellos tres Vicepresidentes del Gobierno, uno de ellos Chaves. 19 delegaciones del Gobierno. Cuarenta y cuatro Subdelegaciones del Gobierno. Siete Direcciones Insulares de la Administración General del Estado. Un Consejo Superior de Deportes.

Un Congreso. Un presidente de Las Cortes. 4 vicepresidentes de la Mesa del Congreso. 4 secretarios de la Mesa del Congreso, una de ellas Celia Villalobos. 350 diputados. Un Senado, su piscina. Un presidente del Senado. Dos vicepresidentes de la Mesa del Senado. Cuatro secretarios de la Mesa del Senado. 263 senadores. Un secretario general del Senado. 50 Parlamentarios europeos.

Un Banco de España. Un Consejo de Estado. Un Tribunal de Cuentas. Un defensor del Pueblo. Una Agencia Española de Protección de Datos. Un Tribunal Constitucional. Un Consejo de Seguridad Nuclear. Un Consejo Económico y Social.

17 comunidades autónomas. Dos ciudades autónomas. 19 Asambleas Legislativas de comunidades autónomas. 19 presidentes de comunidades/ciudades autónomas, si contamos a Montilla. 19 presidentes de Asambleas Legislativas de comunidades autónomas. 19 Boletines Oficiales de Asambleas Legislativas de comunidades autónomas. 17 Consejos de Gobierno de comunidad autónoma. Aproximadamente 250 consejeros de gobiernos autonómicos, muchos todavía estupefactos. 17 defensores del Pueblo autonómicos. 17 Institutos Autonómicos de Estadística. 17 Institutos Autónomos de Administración Pública. 17 Servicios Autonómicos de Empleo. 17 Institutos Autonómicos del Deporte. 17 Institutos Autonómicos de Cartografía. 17 Institutos Autonómicos de la Mujer. 17 Institutos Autonómicos de la Juventud. 17 Institutos Autonómicos de Investigación. 1 Centro Andaluz de Arte Contemporaneo. 1 Instituto Aragonés del Agua. 1 Instituto Tecnológico de Aragón. 1 Agencia Canaria de Evaluación de la Calidad y Acreditación Universitaria. 1 Oficina Cántabra de Calidad Alimentaria. 1 Instituto de la Vid y del Vino de Castilla-La Mancha. 1 Instituto Catalán de Industrias Culturales. 1 Instituto Nacional [SIC] de Educación Física de Cataluña. 1 Instituto Catalán del Crédito Agrario. 1 Consejo Catalán del Deporte. 1 Instituto Catalán de la Viña y el Vino. 1 Tribunal Catalán de Defensa de la Competencia. 1 Escuela de Administración Pública de Cataluña. 1 Servicio Catalán de Tráfico. 1 Centro Gallego de Competencias en Comercio Electrónico.1 Centro Superior Gallego de Investigaciones Bibliográficas. 1 Consejo Consultivo de Galicia. 1 Fondo Gallego de Garantía Agraria. 1 Fundación Escuela Gallega de Administración Pública. 1 Instituto Energético de Galicia. 1 Servicio Gallego de Igualdad. 1 Sociedad Anónima de Gestión del Centro de Supercomputación de Galicia. 1 Agencia Financiera de Madrid. 1 Agencia Antidroga de Madrid. 1 Agencia Navarra para la Dependencia. 1 Instituto Navarro para la Igualdad. 1 Instituto Vasco para la Euskaldunización de Adultos. 1 Gestor de Infraestructuras Ferroviarias de Euskadi. 1 Ente Vasco de la Energía. 1 Instituto de Estudios Riojanos. 1 Agencia Riojana del Conocimiento y la Tecnología. 1 Instituto Valenciano de Investigaciones Agrarias.

38 diputaciones provinciales. 1031 diputados provinciales. 3 diputaciones forales. 3 juntas generales en las provincias vascas. 3 diputados generales. 103 junteros. 7 cabildos insulares. 153 consejeros de cabildos insulares. 3 consejos insulares. 59 consejeros de consejos insulares. 1 Federación Española de Municipios y Provincias, Pedro Castro todavía presidente, 1 Secretaría General, 5 direcciones entre ellas una de "Desarrollo Sostenible" y otra de "Internacional y Cooperación", una "Asesoría de Relaciones Institucionales". 9 federaciones y mancomunidades autonómicas de municipios y provincias.

Se cumple el sueño orteguiano, se redime la provincia y al atávico grito de la rota garganta popular española: "¡Natalico, colócanos a toos!". Por fin el gobernante puede responder: "Hecho". Entretodospodemosllevarnoslocrudo.org
Y por eso nos pasa lo que nos pasa.

La cultura de la farsa
HERMANN TERTSCH ABC 4 Marzo 2010

RESULTA conmovedor ver en el Parlamento catalán a partidarios y detractores de la Fiesta nacional exponer ante sus señorías sus respectivas posiciones respecto a las corridas de toros. Con toda la buena fe, los partidarios de la Fiesta se esmeran en defender lo que consideran un gran valor de nuestra cultura, un arte sin igual, siempre respetada por todos las ideologías en toda España, incluidos por supuesto Cataluña y el architaurino País Vasco. Lo siento por ellos y por la Fiesta, pero viendo las imágenes, su defensa me parece tan ilusoria como pudo ser la de Thomas Beckett, Giordano Bruno o Miguel Servet frente a sus enemigos y acusadores. O en los juicios dirigidos por el juez Freisler en Berlín o el fiscal Vishinsky en Moscú.

Esta especie de comisión general sobre la Fiesta de los Toros en Cataluña es una farsa tan evidente y obscena que hay que ser muy ingenuo para no irritarse con ella. Y muy bienpensante para, como defensor de la lidia, creer que su argumentación, por mucha probidad y raciocinio que contenga, vaya a tener influencia sobre la sentencia. La Fiesta taurina es española y es por eso por lo que ha de ser liquidada en Cataluña. Es la decisión de la cúpula del régimen nacionalista, no de centenares de miles de aficionados catalanes que la defienden y millones que, si no la siguen, para nada se sienten ofendidos por la tauromaquia. Son los amantes incondicionales de la butifarra, hecha con carne de un cerdo torturado en una cochiquera miserable durante su breve existencia de engorde antes de ser degollado entre terribles gritos del animal -por cierto también en un festejo-. Esos que no tienen a los cerdos corriendo en libertad por una dehesa como sucede en Extremadura, sino en cajones insalubres en los que apenas ven la luz en su corta vida. Esos son los que claman contra una fiesta cultural única que hace posible la existencia del toro de lidia que vive en plenitud, gozo y libertad durante cinco años en el campo antes de morir siguiendo sus instintos.

Pero lo dicho, es sólo una farsa más. Peor es cuando se juzga la calidad o probidad identitaria de personas. O se establecen castigos ejemplarizantes por el mero hecho de utilizar la libertad que la Constitución nos debía otorgar a todos. La Generalidad es la mano ejecutora y el Gobierno central, el cómplice que permite que se cometan continuos desafueros contra españoles en diferentes puntos de la geografía nacional. Especialmente donde gobierna Iznogud Montilla de Iznajar, cuya mujer ha sido tan sincera como para decir que manda a sus hijos al colegio alemán porque con una hora de catalán a sus niños les sobra. Y que lo importante son el inglés y el alemán. Los menos pudientes mientras han de tragarse todo el bachillerato en catalán y salen de allí con un español de comanche, incapaces de escribir una frase sin faltas de ortografía, en español y en catalán. Y quienes rotulan en español, perseguidos sin descanso.

Estaba claro desde que Rodríguez Zapatero nos expuso su convicción de que «la palabra está al servicio de la política» que la mentira, la tergiversación y la manipulación de las palabras se habrían de convertir en los fundamentos de la nueva cultura política a imponer en su nueva España. Fue uno de los pocos conceptos con contenido expresados por el presidente en seis años. Aunque fuera venenoso. Ahora estamos ante la farsa perfectamente grotesca del «arrimar el hombro» y el «juntos lo arreglamos». Resulta que todos, la oposición y la ciudadanía, debemos asumir la responsabilidad de la catástrofe generada por el Gran Timonel y sus remeros tontilocos. Y si no lo hacemos, todos traidores. Hace dos años, para no ser traidores exigía que negáramos la crisis. Cargaremos y sufriremos la crisis porque no nos queda más remedio. Pero la responsabilidad, ante nosotros y nuestros hijos, la tienen el gran farsante y sus secuaces. Cargará siempre con ella.

Normalización lingüistica
Franco fue el precursor
Cristina Losada Libertad Digital 4 Marzo 2010

En El Catoblepas, la revista en internet de Gustavo Bueno, siempre encuentra una sorpresas. Así, en su último número, un artículo del profesor Enrique Prado Cueva, documenta que fue el dictador Francisco Franco quien introdujo el gallego, el vascuence y el catalán en la enseñanza. No es broma, sino un Decreto de 1975. Lo firmó el Caudillo en mayo y su contenido fue ampliado unos meses después por otro que suscribiría el Rey Juan Carlos. Todavía técnicamente en el franquismo, esa segunda disposición establecía que "las lenguas regionales son patrimonio cultural de la Nación española y todas ellas tienen la consideración de lenguas nacionales", así como que "su conocimiento y uso será amparado y protegido por la acción del Estado y demás Entidades y Corporaciones de Derecho Público".

Esos dos gloriosos precedentes del reconocimiento de las lenguas y de su enseñanza figuran en el BOE de la dictadura. Ahí han permanecido sepultadas esas muestras de la terrible persecución que sufrieron "las lenguas" en tiempos preconstitucionales. Aunque lo terrible para los victimistas del idioma sería aceptar que la semilla de esa planta que cultivan con obsesión la había puesto Franco, su enemigo. Pues qué harían esas interesadas plañideras sin el monstruo que, según clamaba Jordi Pujol hace unos días, perpetró la destrucción del catalán. Qué de los negociantes en identidades, sin el ogro que devoró a las pobres lenguas indefensas. Con qué rellenarían tantos juntaletras sus piezas lacrimosas sin el nacionalista español que impuso a sangre y fuego el castellano imperial. Y qué les contarían a los escolares los profesores adictos a su ideología e infieles a su oficio, sin un genocida cultural en sus fábulas.

"Quien controla el pasado, controla el futuro; quién controla el presente controla el pasado", rezaba uno de los lemas del Partido en 1984 de Orwell. El nacionalismo y sus sucedáneos han tenido buen cuidado de reescribir el pasado a su medida. Su Cuéntame ha levantado una memoria selectiva sólo comparable en su afán de falseamiento a la que cursa bajo el nombre de "histórica". Y es que hay mucho que ocultar, empezando por el racismo originario, el fascismo de algunas de sus vacas sagradas y el apoyo de no pocas de sus figuras al golpe militar del 36. Un hilo conductor que nos lleva a la noticia: Franco puso la primera piedra de la "normalización lingüística".
Cristina Losada es uno de los autores del blog Heterodoxias.net.

Boletín Oficial del Estado
Madrid, 1 de julio de 1975 disposición 1975/13948
nº 156, páginas 14249-14250
Ministerio de Educación y Ciencia
Decreto 1433/1975, de 30 de mayo
por el que se regula la incorporación de las lenguas nativas en los programas de los Centros de Educación Preescolar y General Básica

La Ley General de Educación, al definir las áreas de actividad para la Educación Preescolar, en su artículo catorce, y, para la Educación General Básica, en su artículo diecisiete, incluye en ellas el cultivo, en su caso, de la lengua nativa como medio para lograr una efectiva incorporación de las peculiaridades regionales al patrimonio cultural español.

La introducción de las lenguas nativas en la Educación Preescolar y en la General Básica se justifica, atendiendo, por una parte, a la necesidad de favorecer la integración escolar del alumno que ha recibido como materna una lengua distinta de la nacional, y por otra, al indudable interés que tiene su cultivo desde los primeros niveles educativos como medio para hacer posible el acceso del alumno a las manifestaciones culturales de tales lenguas.

Es procedente, pues, determinar los cauces que hagan viable la efectiva inclusión en los programas de cualquier Centro docente de la enseñanza de las lenguas nativas españolas, atendiendo a las orientaciones pedagógicas aplicables a la Educación Preescolar y a la General Básica, aprobadas, respectivamente, por Ordenes ministeriales de veintisiete de julio de mil novecientos setenta y tres y dos de diciembre de mil novecientos setenta, cuyos criterios, resaltando la importancia trascendental del idioma castellano como lengua nacional, han de permitir una atención adecuada a las lenguas nativas en los Centros de ambos niveles.

La acción ha de ser acometida con carácter experimental, aunque el Estado cuidará de su efectiva práctica. Con especial celo procurará que, donde así se determine, las enseñanzas correspondientes a la Educación Preescolar y a la primera etapa de Educación General Básica se impartan siempre en forma que asegure el fácil acceso de los alumnos al perfecto conocimiento y empleo de la lengua nacional.

En su virtud, previo informe del Consejo Nacional de Educación, a propuesta del Ministro de Educación y Ciencia, y previa deliberación del Consejo de Ministros en su reunión del día nueve de mayo de mil novecientos setenta y cinco,

Dispongo:
Artículo primero.– Se autoriza a los Centros de Educación Preescolar y Educación General Básica, con carácter experimental, y a partir del curso mil novecientos setenta y cinco-setenta y seis, para incluir en sus programas de trabajo, como materia voluntaria para los alumnos, la enseñanza de las lenguas nativas españolas.

Artículo segundo.– Las enseñanzas en estos Centros tenderá a asegurar el fácil acceso al castellano, lengua nacional y oficial, de los alumnos que hayan recibido otra lengua española como materna, así como a hacer posible el conocimiento de esta última y el acceso a sus manifestaciones culturales a los alumnos que la soliciten.

Artículo tercero.– La inclusión de una lengua nativa en los programas de los Centros no excluye la obligación de introducir en el momento establecido el estudio de un idioma extranjero.

Artículo cuarto.– Se garantizará la idoneidad de los libros y el material didáctico destinados a la enseñanza de las lenguas nativas, que tendrá, a todos los efectos, la misma consideración que los dedicados a las demás materias, sometiéndose en su aprobación a lo dispuesto en el Decreto dos mil quinientos treinta y uno/mil novecientos setenta y cuatro, de veinte de junio, y en la Orden ministerial de dos de diciembre de mil novecientos setenta y cuatro sobre autorización de libros de texto y material didáctico.

Artículo quinto.– La titulación requerida para la enseñanza de las lenguas españolas distintas de la castellana deberá ser obtenida a través de cursos organizados por el Ministerio de Educación y Ciencia a estos efectos. No obstante, con el fin de no demorar la iniciación de aquella experiencia, el Ministerio de Educación y Ciencia podrá habilitar a profesorado que, estando en posesión de la titulación adecuada, acredite en la forma que se establezca la aptitud docente y el conocimiento de aquellas lenguas suficientes para impartir su enseñanza en los niveles citados.

Artículo sexto.– La solicitud para impartir experimentalmente las enseñanzas a que se refiere el presente Decreto se formalizará por la Dirección del Centro, o por el propietario de la Entidad patrocinadora, en el caso de los Centros no estatales, y se tramitará a través de la respectiva Delegación Provincial del Ministerio de Educación y Ciencia, correspondiendo a éste su resolución. La solicitud deberá acompañarse de:

a) Relación del profesorado que haya de impartir aquellas enseñanzas haciendo constar su titulación.

b) Cursos a los que afecten y número de alumnos que en cada curso hayan de matricularse a la vista de las solicitudes presentadas por los padres.

c) Horario de estas enseñanzas, que deberá establecerse de manera que permita el desarrollo normal de las actividades docentes de todos los alumnos.

Disposición final

Queda autorizado el Ministerio de Educación y Ciencia para dictar las disposiciones necesarias para la interpretación, desarrollo y ejecución del presente Decreto, que entrará en vigor al día siguiente de su publicación en el «Boletín Oficial del Estado».

Así lo dispongo por el presente Decreto, dado en Madrid a treinta de mayo de mil novecientos setenta y cinco.
Francisco Franco
El Ministro de Educación y Ciencia,
Cruz Martínez Esteruelas
Se amplía por el Decreto 2929/1975, de 31 de octubre de 1975
Se desarrolla por la Orden 1976/3756, de 18 de febrero de 1976
Derogado en Cataluña por el Real Decreto 2092/1978, de 23 de junio de 1978
Derogado en el País Vasco por el Real Decreto 1049/1979, de 20 de abril de 1979
Derogado en Galicia por el Real Decreto 1981/1979, de 20 de julio de 1979
Derogado en el País Valenciano por el Real Decreto 2003/1979, de 3 de agosto de 1979
Derogado en las Islas Baleares por el Real Decreto 2193/1979, de 7 de septiembre de 1979
En http://www.filosofia.org/hem/dep/boe/19750701.htm

Natalia gana una batalla; Nevot la pierde... y la guerra continúa
Miguel Ángel Rodríguez Estrella Digital 4 Marzo 2010

La batalla de Natalia Santacreu para poder redactar sus exámenes en castellano en un colegio público de la Comunidad Valenciana parece haber llegado a su fin. Este miércoles, Rafael Carbonell, director general de Ordenación de Centros Docentes de la Consejería de Educación, entregaba a la pequeña de 10 años la resolución de su caso: una especie de salvoconducto para que pueda responder en el idioma oficial del Estado, junto a la garantía de la devolución de los sobresalientes robados. Realmente vergonzoso.

Natalia era suspendida sistemáticamente por su profesora por no responder en valenciano. Después de una lucha que ha durado varios meses, su padre ha conseguido un reconocimiento tan importante como triste: que su hija pueda hablar y escribir en español dentro de España.

El 'caso Natalia' podría ser la base para el guión de una esperpéntica película de terror, o incluso una de esas con humor absurdo e incendiario. Pero es un acontecimiento real. Lo cierto es que hay muchas personas en España que se ven obligadas a luchar por su derecho constitucional a expresarse en español. Así le ocurre a Manuel Nevot, empresario de Vilanova i la Geltrú multado por la Generalitat por rotular su negocio inmobiliario en castellano y no en catalán. Nevot no ha tenido la misma suerte que Natalia: una juez de Barcelona ha desestimado su recurso al considerar que las sanciones se derivan de la Ley de política lingüística catalana de 1983 y 1998, y que por tanto son correctas. Nevot, por su parte, alegará ante el Constitucional que las multas vulneran hasta cinco artículos de la Carta Magna española.

En Francia, los franceses hablan en francés. En Inglaterra, los ingleses hablan en inglés. Entonces, ¿por qué hay lugares en España donde no podemos hablar ni escribir en español?

Hace ya tiempo que el Gobierno adeuda a los ciudadanos una respuesta a esta pregunta. Pero ésta aún no se ha producido. Es una de tantas cuestiones abandonadas por el Ejecutivo, otra de esas que el presidente ignora como si no fueran con él. Zapatero prefiere seguir callando y sonriendo. Mientras, con sus actos, continúa hundiendo España.

www.miguelangelrodriguez.net

La fascinación del lado oscuro
Aleix Vidal-Quadras www.gaceta.es 4 Marzo 2010

Las revelaciones contenidas en las actas incautadas a ETA en Francia sobre sus contactos con los enviados gubernamentales durante la tregua de 2006 demuestran lo que ZP siempre se ha empeñado en negar: las negociaciones con la banda amparadas por la ominosa resolución del Congreso del 17 de mayo de 2005 tuvieron carácter inequívocamente político y elevaron a los asesinos a la categoría de interlocutores válidos para el Estado.

Por mucho que Rubalcaba y compañía se empeñen en inventar precedentes, ningún Ejecutivo anterior llegó a tales extremos de ignominia en sus relaciones con el terrorismo separatista. Se produjeron conversaciones y hubo mediadores, sin duda, pero la sustancia de lo tratado se mantuvo siempre dentro de los límites estrictos de la búsqueda de una salida a la situación penal de los presos y a la articulación de soluciones personales para sus nuevas vidas tras la hipotética renuncia a la violencia. Jamás se habló de reformas institucionales ni del derecho de autodeterminación ni de entes unificadores de Comunidades Autónomas.

El único que, tal como prueban los documentos ahora hechos públicos, ha descendido a los infiernos del intercambio de cromos con el crimen organizado -vosotros os olvidáis de las pistolas y yo os entrego maniatada a la Nación que he prometido preservar- ha sido Zapatero, actuación deshonrosa que le marcará con oprobio eterno en la Historia de España. El Presidente del Gobierno es un tipo extraño y detrás de su mirada azul aletean las tinieblas del abismo. Tiene gustos perversos, le encanta facilitar la muerte de sus semejantes en las etapas de sus existencias en que se encuentran más necesitados de protección, busca ansioso la amistad de torturadores como los Castro o de histriones totalitarios como Chávez o Morales, hurga en nuestro pasado colectivo para desenterrar cadáveres y reavivar rencores y estuvo a punto de sellar una alianza siniestra con la hez de la sociedad vasca. Parece probado que el lado oscuro ejerce sobre él una fascinación fatal y es fácil imaginarlo, una vez despojado del engañoso ropaje del pacifismo benévolo y del progresismo suave, encerrado en los sótanos monclovitas lejos de indiscretas miradas, entregado sin reservas a ensoñaciones góticas de brujas, trasgos y pactos nefandos con el Mal.


******************* Sección "bilingüe" ***********************
"Es lingüísticamente inviable"
Feijóo no cree en la inmersión ni en castellano ni gallego
EUROPA PRESS La Opinión 4 Marzo 2010

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, afirmó hoy que no cree en la inmersión total de Galicia, ni en castellano, ni en gallego, porque además de ser "económica, presupuestaria financieramente imposible", es "lingüísticamente" inviable, y defendió la idea de un "bilingüismo cordial" en las aulas, que favorezca el mantenimiento de "la riqueza" que supone "el conocimiento de dos lenguas".

Feijóo aseguró, en declaraciones a Onda Cero recogidas por Europa Press, que ya ha "criticado" en varias ocasiones la inmersión lingüística "que se da en otras Comunidades Autónomas" y que, por lo tanto, no la quiere para Galicia. "No creo en la inmersión en gallego ni en la inmersión en castellano, y como no lo creo, no lo vamos a plantear", dijo el líder del PP cuestionado por la fidelidad con que el partido sigue el programa electoral presentado a las elecciones.

"Es cierto que hay alguna asociación que entiende que debe haber una total libertad para que los hijos estudien todas las asignaturas en castellano o todas en gallego", pero eso sería inviable en la Comunidad española "con más núcleos de población", casi 29.000, donde resultaría "imposible desdoblar las aulas" para hacer esa selección.

Además, Feijóo se mostró seguro de que "el sentimiento mayoritario de los gallegos" es llegar a un "bilingüismo cordial", puesto que "en Galicia el 99,9 por ciento de la población entiende perfectamente el gallego". "La mayoría de los padres", encuestados por la Xunta, "opinan que se han de conocer las dos lenguas en la enseñanza en Galicia"

Por eso, es mucho "más relevante", a juicio del presidente de la Xunta, haber logrado "restaurar el derecho de los alumnos para poder dirigirse al profesor de forma oral y escrita, en clase, en cualquiera de los dos idiomas oficiales de Galicia".

REUNION CON RAJOY EL 11 DE ABRIL
Cuestionado por una comparación de estilos entre su persona y la del presidente del PP nacional, Mariano Rajoy, Núñez Feijóo valoró que el líder 'popular' "está lanzando un mensaje muy claro a España: el mensaje de la responsabilidad, del sosiego y de la no improvisación".

"En este momento, la única esperanza que hay en España para salir de la crisis económica y política en que vivimos es el señor Rajoy. Más tarde o más temprano, habrá un cambio de Gobierno y el señor Rajoy será el presidente del Gobierno de España", aseguró, tras lo que destacó que "lo importante ahora es ver qué se puede hacer entre todos para convivir con un Gobierno despistado y que no sabe a dónde va".

Por último, concluyó que el 11 de abril prevé celebrar un encuentro con el líder nacional de su partido, después de que tuviera que ser aplazado por los efectos del temporal en Galicia. "No tenía sentido que un partido movilizase a más de 3.000 militantes el mismo día en el que planteábamos evitar desplazamientos. Espero que el 11 de abril podamos celebrar ese aniversario en el que los gallegos nos dieron su confianza", concluyó.
 

Recortes de Prensa   Página Inicial