AGLI

Recortes de Prensa   Jueves 11 Marzo  2010

 

CINCO FAMILIAS
Manifiesto en el sexto aniversario del 11-M
Las familias Moris, Gismero, De las Heras, Villamarín y Ciuhat, víctimas de los atentados, y la Asociación 11-M Verdad y Justicia han hecho público en este sexto aniversario de la masacre un manifiesto en el que denuncian y exigen con absoluta claridad.
LIBERTAD DIGITAL 11 Marzo 2010

El 11 de Marzo de 2.004, a las 7:40 aproximadamente, explosionaron cuatro trenes en la línea de cercanías del Corredor del Henares. El balance no pudo ser más negativo, 193 muertos y alrededor de 1.850 heridos oficiales; los heridos psicológicos no fue posible contabilizarlos.

La reacción de la gran mayoría de organizaciones, voluntarios y ciudadanos fue ejemplar en los primeros momentos de la tragedia. El mundo entero reconoció el ejemplo dado por el pueblo español. Algún grupo político aprovechó la situación, no para colaborar, sino para sacar rentabilidad de la masacre. El carácter eminentemente político del atentado se puso de manifiesto en ese preciso instante.

Por parte del Estado, se pusieron en marcha las siguientes acciones:
* Medidas de seguridad en lugares clave.
* Detenciones de personas presuntamente implicadas en los atentados.
* Apertura del sumario relativo a lo ocurrido.
* Posteriormente, se abrió una comisión parlamentaria de investigación para depurar las responsabilidades políticas del atentado.

Inicialmente se manejaron dos hipótesis de la autoría (ETA o Al Qaeda). Las pruebas y los explosivos encontrados fuera de los focos de explosión, así como las detenciones practicadas, hicieron que todas las investigaciones se orientaran hacia la teoría islamista.

Merece la pena recordar frases como "¿Quién ha sido?"; "España no se merece un gobierno que nos mienta"; o "la guerra de Irak ha originado esta respuesta contra España". Recordemos una que a algunos impactó de forma especial: "Si el explosivo utilizado es Goma 2 Eco se confirma la autoría islamista, y si es Titadyn se confirmaría la autoría de ETA". Esto se relacionaba a su vez con los resultados electorales favorables a un partido o a otro.

La prensa difundió por unanimidad las informaciones que presuntamente confirmaban la teoría islamista. La falsa noticia de los suicidas encontrados en los trenes, al día de hoy no ha sido desmentida mas que por la realidad, no por los que sacaron beneficios de esa mentira.

Transcurridos seis años y después de dar por finalizados los trabajos de investigación, la sentencia del juicio de la Casa de Campo, la ratificación del Supremo etc., podemos concluir que aún no sabemos quién, ni cómo, ni para qué se realizó el mayor atentado terrorista de la historia de España y de Europa.

El objetivo del primer y único juicio de la Audiencia Nacional era ver el grado de implicación de los veintinueve imputados en el sumario del juez del Olmo. Las informaciones reveladas por algunos medios de comunicación durante los últimos días, dejan la versión oficial de los hechos en entredicho.

Las familias Moris, Gismero, De las Heras, Villamarín y Ciuhat, víctimas de los atentados, la Asociación 11-M Verdad y Justicia y muchos ciudadanos que explícitamente se sienten víctimas y engañados por aquel atentado; MANIFESTAMOS:

1. Que las pesquisas e investigaciones policiales llevadas a cabo hasta el día de hoy, no han permitido conocer TODA la verdad del atentado, ni sobre el explosivo utilizado, ni sobre los autores materiales é intelectuales del mismo.

2. Que ha habido ocultación de pruebas importantísimas para una correcta investigación de los hechos, sin responsabilizar a nadie de ello. (Desguace de trenes, ocultación de análisis de explosivos, desaparición de muestras tomadas por los TEDAX en los trenes, desaparición de objetos personales de las víctimas, etc.)

3. Por el contrario, ha habido una profusión de pruebas cuya relación con los hechos es mas que dudosa (Falsas amenazas de artefactos en Alcalá, aparición de un Skoda Fabia también en Alcalá, artefactos en las vías del AVE en Mocejón -Toledo-, objetos reivindicativos del atentado encontrados en papeleras, etc.)

4. Que la comisión parlamentaria de investigación, lejos de dirimir responsabilidades políticas, sólo sirvió para abrir una brecha entre el partido en el poder el día de autos y el resto de los partidos parlamentarios. Se impidió la presencia de testigos. No se valoró suficientemente la intervención de otros. Y no se creó una Comisión Independiente de investigación o un Comité de Expertos que emitiera su veredicto sobre el monstruoso atentado.

5. Respecto al proceso judicial, hemos de decir:
El sumario instruido, aparte de tener una orientación unidireccional hacia la teoría islamista, tuvo el gran defecto de estar cerrado a cal y canto a las partes. El desguace inmediato de los trenes, prueba fundamental del atentado, pasó inadvertido al juez instructor.

El juicio de la Casa de Campo, realizado con una desastrosa instrucción, emitió una condena sin autor intelectual y sin un relato probado de los hechos y de los móviles del atentado. Sólo uno de los tres condenados como autores materiales, lo fue por su presencia en los trenes. La condena de los siete que aparecieron muertos en Leganés fue desestimada por el Tribunal Supremo como no podía ser de otro modo.

Después de lo que antecede entendemos que las víctimas, la asociación firmante y los ciudadanos que a título individual suscriben este manifiesto, tenemos razones suficientes para reclamar al Estado de Derecho la reapertura a todos los niveles de las acciones necesarias para identificar, juzgar y condenar a los autores intelectuales y materiales de dicho atentado, así como a los responsables que han permitido llegar a la situación actual sin esclarecer toda la VERDAD de los mencionados atentados. Asimismo, exigimos establecer un plan de acciones preventivas por los organismos pertinentes para impedir la repetición de los hechos.

Seguimos sin saber
Editorial www.gaceta.es 11 Marzo 2010

El 11-M, un día que conmocionó a España
Han pasado seis años desde la mañana del 11 de marzo de 2004 y los familiares siguen llorando a sus víctimas, la memoria se sigue estremeciendo con el recuerdo del miedo y del dolor, y los españoles seguimos sin saber cuanto tendríamos que saber del 11-M.

Al llanto de aquellos días se une la pavorosa constatación de que las bombas en los trenes lograron un propósito tan magno como terrible: nada menos que cambiar el curso de la Historia de España. Todavía hoy las reacciones a los atentados y las consecuencias –políticas, sociales e institucionales– de los mismos sirven para definir lo sucedido en torno al 11-M no sólo como la página más dolorosa de nuestra democracia, sino también como la más vergonzante.

Sí, cambió el curso de nuestra Historia. Y lo cambió para peor. Sería de la mayor hipocresía, en primer término, negar la relación de causa-efecto de la victoria electoral de Zapatero –por lo demás, legítima– ante un PP que dominaba las encuestas. En segundo lugar, la reacción del PSOE ante los atentados mostró unos rasgos de manipulación y malignidad insuperables por parte de la izquierda, en un ambiente de violenta deslegitimación de la derecha ya previamente caldeado a resultas de la presencia de tropas españolas en Irak. En los archivos están los acosos a las sedes del PP, las declaraciones infamantes de Rubalcaba, las palabras no menos indignas de Pedro Almodóvar acusando al PP de intentar un “golpe de Estado institucional”, las falsas informaciones de la cadena SER.

Allí donde se necesitaba unidad, la izquierda sembró confusión cainita. Y allí también quedó inaugurado un Gobierno Zapatero caracterizado por un sectarismo ideológico que llevó a poner tras el famoso cordón sanitario a la derecha política y social de España, rompiendo, en primera instancia, el pacto antiterrorista. La subsiguiente comisión de investigación habida en el Congreso no hizo sino confirmar el todo vale contra un PP que había coordinado los trabajos de emergencia con una perfección que hoy –cuando medio país se paraliza por una nevada– se recuerda como modélica. El acoso a la derecha prosiguió con una orquestación mediática por la cual todos los esfuerzos periodísticos que buscaban investigar la verdad del 11-M fueron sistemáticamente escarnecidos. Alguna de las asociaciones de víctimas, como la dirigida por Pilar Manjón, llegó a prestarse a la manipulación y al ataque. En definitiva, España no ha superado el 11-M porque nunca ha querido enfrentarse a él, sino que se ha limitado a aceptar los velos más precarios para tapar el atentado. Empezando por el mismo juicio.

Y es que la gravedad del momento para la conciencia nacional que ha supuesto el 11-M no tuvo mejor plasmación que el penosísimo recorrido judicial que tuvieron los atentados, ya desde la instrucción del sumario a cargo del juez Del Olmo y hasta la oscura actitud de Gómez Bermúdez. La Justicia española se ha visto impotente a la hora de señalar a los inspiradores verdaderos del acto, a los ideólogos del atentado más mortífero en la Historia de Europa. Apenas hay seguridad del verdadero papel que tuvieron, incluso en la comisión material del atentado, El Chino, El Egipcio, Suárez Trashorras, Abdelmajid Bouchar o Antonio Toro. Lo único que está claro es que nada está claro, salvo que a unos delincuentes de poca monta no se les ocurre una trama mortífera que mató a casi 200 personas, para la que no tenían experiencia ni medios. ¿Al Qaeda? ¿ETA? ¿Servicios secretos extranjeros? ¿Qué sabemos de verdad del 11-M? Seguimos sin saber nada, salvo la indignidad de algunos.

11-III-2010
Seis años después, seguimos queriendo saber
EDITORIAL Libertad Digital 11 Marzo 2010

En el sexto aniversario de la mayor masacre terrorista de nuestra historia, Libertad Digital desea expresar, nuevamente y en primer lugar, su solidaridad con las familias de las 192 personas asesinadas y con las 1.858 heridas. Ellas merecen no sólo nuestra solidaridad por la pérdida de sus seres queridos, sino también nuestro agradecimiento por su esfuerzo, fundamentalmente canalizado a través de la Asociación de Víctimas del Terrorismo o la Asociación de Ayuda a las Víctimas del 11-M, por conseguir que aquella masacre y las incógnitas abiertas sobre su autoria no hayan caído en el olvido.

Y es que seis años después del 11-M tenemos nuevamente que lamentar la soledad que les dispensan a las víctimas la practica totalidad de la clase política, y la mayor parte de los medios, en su irrenunciable compromiso por conocer toda la verdad entorno a aquella matanza. Hoy muy probablemente maquillen la indignidad de ese abandono con "homenajes" como los que se brindan a las víctimas de una catástrofe natural o a las que ya se las ha hecho justicia. Libertad Digital, y muy pocos otros medios, sabemos, junto con las víctimas del 11-M, que no se les hará justicia mientras no se esclarezca esa verdad que no se pueda enterrar con minutos de silencio; un compromiso con la verdad que algunos han olvidado desde el mismo momento en que constataron que la masacre terrorista había conseguido el objetivo político por la que fue perpetrada: lograr un vuelco electoral a tres días del 14-M.

Aunque es mucho lo que nos queda por saber, también es mucho lo que hemos llegado a conocer en estos seis años. Cosas como que la versión oficial, con la que algunos quisieron dar legitimidad a ese vuelco electoral, ha quedado refutada por descubrimientos tan decisivos como que el material explosivo utilizado en la matanza no fue el que sirvió para llevar a cabo las detenciones. Si ese escalofriante dato, por sí sólo, ya justifica la reapertura del caso, a él se suman muchos otros más, como el hecho de que se ocultaran o destruyeran vestigios de la explosión, o el hecho de que se vulneraran los protocolos de actuación de los Tedax y la Ley de Enjuiciamiento Criminal, o que el responsable de los mismos mintiera fragantemente tanto ante la comisión parlamentaria como ante los propios tribunales.

Aunque el procesamiento del jefe de los Tedax, Sánchez Manzano, iniciado gracias a la Asociación de Ayuda a las Víctimas del 11-M, pueda aportar nuevos datos en el futuro, lo cierto es que no se sabe quiénes idearon el 11-M, quiénes suministraron Titadyn, quiénes montaron las bombas en la finca de Morata de Tajuña o quiénes manipularon la investigación y a la opinión pública.

En el esclarecimiento de esas decisivas incógnitas tendrán y recibirán las victimas del 11-M todo nuestro apoyo y nuestro esfuerzo. Somos conscientes de que la investigación de esa masacre es el mayor homenaje que les podemos brindar. Y es que, tal y como dijo recientemente nuestro vicepresidente con ocasión de la entrega a nuestro periódico del premio Españoles Ejemplares de la Fundación Denaes, "volveríamos a fundar Libertad Digital sólo para dar voz a las víctimas del 11-M".

Sexto aniversario
Luis del Pino Libertad Digital 11 Marzo 2010

Gregorio de las Heras, que perdió a su hijo en el atentado del 11-M, nos ha dirigido una emotiva carta, con la que quiere manifestar cómo se siente, seis años después de aquellos hechos, ante la falta de respuestas por parte de los poderes públicos. Recomiendo a todos los seguidores del blog que la lean y la difundan. A ver si, entre todos, logramos que se den por aludidos algunos de esos que, pudiendo utilizar sus cargos para impulsar la búsqueda de la verdad, a lo que se han dedicado es a intentar que los españoles se olviden de la masacre cuanto antes.

Carta de Gregorio de las Heras http://www.libertaddigital.com/nacional/cada-vez-que-escucho-que-hay-que-mirar-hacia-delante-se-me-revuelven-las-tripas-1276386913/

Quizá uno de los mayores escollos con los que tropezamos a la hora de que se generalice la demanda social de justicia con respecto al 11-M, es que buena parte de la sociedad, gracias al silencio cómplice de tantos medios, está completamente desinformada en lo que a las investigaciones de la masacre se refiere. Y a veces resulta complicado explicar el tema en pocas palabras a alguien que no ha seguido lo que los medios de comunicación independientes hemos ido publicando. Es por eso que hemos querido elaborar en Libertad Digital un breve resumen, en forma de preguntas y respuestas, sobre el estado actual de las investigaciones.

Veintiuna preguntas y respuestas sobre el atentado http://www.libertaddigital.com/nacional/seis-anos-despues-que-sabemos-del-11-m-1276386930/

Finalmente, unas palabras de agradecimiento para esas personas sin las cuales no hubiéramos podido llegar a demostrar la falsedad de esa versión oficial con la que se pretendió encubrir a los verdaderos autores de la masacre. Gracias a todos los miembros de la Plataforma Ciudadana Peones Negros, y en especial a esas decenas de voluntarios que transcribieron en su día las actas del juicio y que ahora nos ofrecen dos nuevas herramientas web como ayuda para que las investigaciones continúen: un buscador de noticas y un nuevo buscador de las declaraciones del juicio. Y muchas gracias en especial a nuestro contertulio Ermaki, que es sobre quien recayó el peso fundamental de la coordinación de estos trabajos.

Buscadores de información relativa al 11-Mhttp://www.libertaddigital.com/nacional/buscador-de-informacion-sobre-el-11-m-consulte-las-noticias-y-declaraciones-del-juicio-1276386919/

CARTA DE UNA VÍCTIMA DEL 11-M
"Cada vez que escucho que hay que mirar hacia delante se me revuelven las tripas"
En el sexto aniversario de la masacre y con la avalancha de recuerdos que provoca la triste efeméride, una víctima del atentado, Gregorio de las Heras, que perdió a su hijo, escribe una carta a Luis del Pino en la que expresa su sentimientos e impresiones tras todo lo ocurrido.
Gregorio de las Heras Libertad Digital 11 Marzo 2010

Poniendo por delante el agradecimiento que siento hacia los medios de comunicación que tratan de investigar para saber la verdad del atentado ocurrido el 11 de Marzo de 2004, me gustaría hacerle llegar esta carta, donde en alguna medida, expreso lo que mi familia y yo sentimos 6 años después del atentado.

Quede claro que hablo en mi propio nombre y el de mi familia y, si alguien se siente identificado con mis opiniones y sentimientos, bienvenido sea. Sé a ciencia cierta que algunas personas, que también han sufrido este atentado, piensan y sienten de forma similar y quisiera aprovechar también para agradecer desde aquí su enorme esfuerzo y valentía.

Yo he perdido a un hijo, dolor que sólo conoce quien ha pasado por algo similar. Por si esto fuera poco, en lugar de encontrar apoyo en los grupos políticos que se supone defienden nuestros intereses y seguridad, la de TODOS, he encontrado lo contrario: dificultades y negociaciones con terroristas (aunque en la actualidad se supone que están luchando contra ellos, cosa que, sinceramente dudo, ya veremos lo que nos depara el futuro, pero eso es otro asunto).

Todo esto me ha hecho perder la poca fe que tenía en dichos grupos políticos, y hablo en general porque me da igual su signo o ideología política, por si a alguien le cabe alguna duda. A ninguno de los partidos políticos existentes en España y me ratifico, A NINGUNO, le ha interesado que se investigue este atentado, cada cual sabrá por qué y sabrá a qué intereses responde su actitud (cobardía, miedo a perder elecciones, algo que ocultar, responsabilidades que asumir….).

Seguramente, se deba a que no son sus hijos, ni hermanos, ni padres, ni amigos, los que han muerto en este atentado, no, porque sus hijos no viajan en trenes, sus hijos probablemente viajen en Audis de gran cilindrada y blindaje y acompañados y protegidos por varios guardaespaldas, los que pagamos todos… todos los que no tenemos los privilegios y seguridad que tienen ellos, los que morimos en atentados terroristas por coger un tren para ir a trabajar el día equivocado.

Éstos, los políticos, los que llevan “el estado de derecho” por bandera y “la independencia de los jueces” como coletilla en casi todas sus frases, como si algo de esto existiese en este país.

No se lo creen ni ellos y, desde luego YO NO.

Qué más da que mueran casi 200 personas y sean heridas otras 1500 si ni las conocemos, si no son nuestros hijos los que mueren, "lo que importa ahora es mirar hacia delante". Cada vez que escucho esa frase de su boca se me revuelven las tripas, lo que les importa son los votos que pueden ser, no los que ya no serán.

¡Qué lástima, qué vergüenza y qué asco me produce la clase política la de este país corrupto!

De la Justicia no quiero ni hablar. Mi buena fe, o más bien mi ignorancia, me llevó en su día a tener esperanzas en ella, menuda equivocación. Empezando por una investigación que tuvo por base una mochila llena de explosivos que nunca estuvo en los trenes, siguiendo por documentos policiales que fueron “corregidos” por otros que no fueron sus creadores, por no hablar de las contradicciones entre miembros de los cuerpos y fuerzas de seguridad en el juicio y, más grave, la destrucción de los trenes en tiempo record en lugar de conservarlos hasta el momento del juicio por si fuera necesario, o la desaparición de muestras recogidas en los mismos

Y, por último, una pericial de explosivos que no sé para qué solicitó el juez, puesto que se la pasó por el arco del triunfo a la hora de dictar la sentencia. De dicha pericial hay un video que se ha negado a las partes que lo han solicitado durante tres años, el juez sabrá por qué.

Ahora que se ha publicado por algunos medios de comunicación y juzguen ustedes mismos. Desde mi punto de vista y presuntamente, se nos produjo indefensión, ya que, con ese documento quizá, podríamos haber hecho ciertas alegaciones durante el proceso o al menos podríamos haber recurrido dicha sentencia con otra base.

A la insuficiente investigación, por supuesto, le siguió la correspondiente sentencia: tres tíos, un español y dos moros, liaron todo esto, pero da igual, el caso era cerrar el asunto, no vaya a ser que con tanta incongruencia a alguien le diera por seguir investigando o por decir que toda la “investigación” no se sostiene y que la versión oficial se viniera abajo, que es donde debió irse porque no se la creen ni los que se la han elaborado.

Al resto de los moros que componían la lista, como no se les pudo imputar el 11 M, pues se les tuvo que condenar por pertenencia a grupo terrorista (cosa que no dudo) no se iban a ir de balde en este asunto.

La verdad del 11 M no se sabe, pero hay un montón de gente en la cárcel, ya podemos dormir tranquilos… pues no, NO VALE YA.

Y todo esto bajo el sello del presuntamente, que tan buenos resultados da en este país.

Por supuesto, habrá gente que lo habrá hecho bien, o al menos, desde la buena fe. Mi agradecimiento hacia todos ellos, pero es que entre tanta mierda, su labor casi ni se ve.

Nada me invento, todo esto está en el sumario, para quien lo quiera comprobar, porque esa es otra: la cantidad de medios de comunicación que ha “informado”, o mejor dicho, desinformado a la opinión pública sobre este asunto. Algunos no han visto el sumario ni de lejos, pero qué fácil es opinar, sobre todo para machacar al que investiga.

Cada cuál sabrá por qué actúa como lo hace o a qué intereses responde, qué más da destrozar aún más a unas personas anónimas, es mejor estar al lado del poder, el caso es que el negocio se mantenga aunque haya que defender lo indefendible, lo que se cae por su propio peso, y al que quiere investigar porque la información que tiene no le parece suficiente o le crea dudas… a ese hay que machacarle y llamarle conspiranoico y no sé cuántas cosas más no vaya a ser que se descubra la verdad.

Lo más grave es que ciertas personas, incluso algunas que han sufrido también el atentado, hayan hecho suyas las mismas descalificaciones. Yo tampoco entiendo su actitud ni la comparto, pero no me queda otra que respetarla. El mismo respeto EXIJO para quienes consideramos que aún queda mucho que investigar en este atentado en el que asesinaron a MI HIJO y a otras 190 PERSONAS.

Personalmente, me da igual la ideología o los intereses que muevan a los medios de comunicación que han decidido ir más allá de la versión oficial e investigar en profundidad aquello que no queda claro sobre el atentado. Lo que me interesa es que se investigue, que se siga investigando, porque lo que se ha investigado hasta el momento no es suficiente.

Baste decir que ni siquiera se sabe quién ideó los atentados ni con qué finalidad, lo cual equivale a decir que prácticamente no sabemos nada (con qué finalidad está claro, al menos para mí, otros se lo imaginarán, pero con imaginarlo no basta).

Por último, también haría extensible mi crítica hacia la sociedad. En este país en el que somos más solidarios que nadie, eso sí, solidarios por un día. Aunque hay personas que nos siguen apoyando y a las que agradezco muchísimo su apoyo (pocas, pero las hay) he echado mucho de menos el apoyo recibido durante los primeros días, cuando el tiempo fue pasando del apoyo pasamos al olvido y, de éste, a la indiferencia.

Por supuesto, entiendo que cada cual tiene sus propios problemas, y algunos muy serios, pero que nadie olvide que el terrorismo es un problema social y que le puede tocar a cualquiera por mucho que se mire a otro lado (bueno, a las altas esferas no es tan fácil que les toque).

Con todo esto, pueden ustedes imaginar cómo nos sentimos mi familia y yo, creo que no hace falta que lo explique. Si mis palabras les hacen reflexionar, no es poco lo que he conseguido.

21 PREGUNTAS Y RESPUESTAS SOBRE EL ATENTADO
Seis años después, ¿qué sabemos del 11-M?
Seis años después del peor día de la historia reciente de España sigue abierta gran cantidad de interrogantes alrededor del 11-M. Muchos ciudadanos quieren saber la verdad y el estado real de la cuestión a través de la bruma de la versión oficial. Si usted es de ellos, aquí están las respuestas.
LUIS DEL PINO Libertad Digital 11 Marzo 2010

1. ¿En qué estado se encuentran, oficialmente, las investigaciones del 11-M?
Se ha celebrado un primer juicio en la Audiencia Nacional, cuya sentencia fue posteriormente revisada por el Supremo. En teoría, las investigaciones siguen abiertas en la Audiencia Nacional, pero en la práctica no se está haciendo nada. De hecho, las solicitudes de investigación que las víctimas del atentado han presentado en la Audiencia Nacional han sido sistemáticamente ignoradas.

2. ¿Hay algún otro tipo de investigación abierta?
Sí. La Asociación de Ayuda a las Víctimas del 11-M, que agrupa a más de 600 víctimas de la masacre, presentó una querella contra el que fuera jefe de los Tedax, Juan Jesús Sánchez Manzano, y su jefa de laboratorio, acusándoles de manipulación de pruebas y falso testimonio. La querella fue aceptada por un juzgado ordinario y ambos mandos policiales se encuentran procesados por ese motivo. A través de esa vía, las víctimas del 11-M han podido conseguir que les entreguen, por ejemplo, los vídeos de la pericial de explosivos y solicitar otras diligencias.

3. ¿Cuántas personas han sido condenadas por el 11-M?
A lo largo de la instrucción del sumario, fueron detenidas 116 personas, pero sólo 29 fueron finalmente acusadas. En el juicio de la Audiencia Nacional, finalmente, sólo se condenó a 3 personas por su relación con el 11-M. Es decir, sólo tres personas tendrán que indemnizar a las víctimas del atentado. Esos tres condenados son los marroquíes Jamal Zougham y Otman El Gnaoui y el español Emilio Suárez Trashorras. A Jamal Zougham se lo condenó como autor material (es decir, por poner una de las bombas), mientras que a los otros dos se los condenó por participar en el suministro de la dinamita Goma2-ECO que, según la versión oficial, se utilizó para confeccionar las bombas.

4. ¿Tenemos pruebas sólidas de la participación de esos tres condenados en el 11-M?
No. A Jamal Zougham lo identificaron en los trenes hasta ocho testigos distintos. Si todos ellos hubieran dicho la verdad, ese marroquí tendría que haber estado a la vez en los cuatro trenes que explotaron el 11-M, cosa que es imposible. En consecuencia, el tribunal desestimó varios testimonios y se quedó con sólo tres, que presentan, de todos modos, contradicciones insalvables. Además, hemos sabido posteriormente que la Policía ocultó datos que demostraban que la noche anterior al atentado Jamal Zougham no estaba montando ninguna bomba, sino haciendo deporte en un gimnasio de la Plaza Elíptica.

En cuanto a los otros dos condenados, aumentan día a día las evidencias de que en la masacre no se utilizó Goma2-ECO, con lo cual las acusaciones contra ambos (basadas en que traficaban con Goma2-ECO) quedarían sin contenido.

5. ¿Entonces no sabemos quién puso las bombas?
No. Como estallaron doce artefactos explosivos, tuvo que haber al menos doce colocadores de bombas. La Audiencia Nacional dictaminó que los que colocaron las bombas fueron Jamal Zougham y los siete muertos de Leganés, lo que nos dejaría a falta de cuatro colocadores. Pero el Tribunal Supremo le enmendó la plana a la Audiencia Nacional, dictaminando que no se podía afirmar que los muertos de Leganés hubieran puesto ninguna bomba, con lo que la versión oficial se quedó con un único "autor material". Para colmo, y como ya hemos visto, las pruebas existentes contra ese único autor material no tienen ninguna solidez.

6. ¿Se sabe qué explosivo estalló en los trenes?
No. La instrucción del sumario acabó sin que se hubieran aportado a la causa los informes originales de análisis de los explosivos. El juez Gómez Bermúdez ordenó realizar una nueva prueba pericial durante el juicio, pero esa prueba acabó en un auténtico fiasco. Recientemente, el periódico El Mundo y Veo7 han desvelado las pruebas videográficas de que los peritos designados por el Ministerio del Interior para la realización de esas pruebas mintieron durante el juicio.

7. ¿Cómo es posible que no se realizaran análisis adecuados del explosivo inmediatamente después del atentado?
Pues porque el 11-M, contraviniendo todos los protocolos (como ha quedado acreditado durante el propio juicio), las muestras recogidas por los Tedax no se enviaron al laboratorio de la Policía Científica. En lugar de ello, las muestras fueron analizadas por los propios Tedax en un laboratorio carente de medios técnicos adecuados. Para colmo, ni siquiera se aportaron al sumario esos análisis originales realizados por los Tedax.

8. ¿Y no se podrían realizar nuevos análisis con las muestras que en su día se recogieran?
Es que ni siquiera se han conservado (al menos oficialmente) las muestras recogidas. No se adjuntaron al sumario las actas de las muestras que se recogieron en cada foco de explosión y no se sabe qué sucedió con esas muestras. Y los propios trenes atacados fueron comenzados a desguazar 48 horas después de la masacre, en lugar de conservarlos como manda la Ley de Enjuiciamiento Criminal. Desaparecieron toneladas de restos de los trenes. De alguno de los focos de explosión, los centenares de kilos de muestras recogidas quedaron reducidos a un único clavo, que fue lo que se aportó para la prueba pericial del juicio. De otros focos de explosión, ni siquiera quedó un clavo.

9. ¿Cómo es posible que se destruyeran los trenes?
No se sabe. Aunque no hace falta ser muy mal pensado para deducir que aquella destrucción fue deliberada.

10. ¿Quién dio la orden de destruir los trenes?
Tampoco se sabe. Nadie se atrevió a dejar constancia escrita de la orden de destrucción. Pero lo que sí existe es una orden del juez Del Olmo autorizando que se destruyeran todos los efectos no reclamados por las víctimas, efectos que hubieran permitido hacer ulteriores análisis. Aquellos efectos de las víctimas del 11-M fueron quemados en el vertedero de Valdemingómez.

11. ¿Los trenes se conservan en otros casos?
Se conservan siempre, porque así lo marca la Ley. En el accidente del metro de Valencia, por ejemplo, el tren se conservó durante años bajo una lona, para que las compañías de seguros pudieran realizar cuantas peritaciones desearan.

12. Si se destruyeron los escenarios del crimen, ¿cómo se pudo realizar ninguna investigación?
Pues porque, al mismo tiempo que se destruían los trenes, comenzaron a aparecer pruebas fuera de los trenes (concretamente en dependencias policiales), lo que invita a sospechar que se produjo no sólo una destrucción deliberada de pruebas, sino una sustitución de las pruebas originales por otras.

13. ¿Con qué pruebas se construyó entonces la versión oficial?
Con los objetos encontrados en una furgoneta que apareció en Alcalá de Henares y con una mochila-bomba que apareció sin estallar 18 horas después de la masacre. La furgoneta de Alcalá fue inspeccionada en la mañana del 11-M por dos perros distintos, sin que detectaran ningún rastro de explosivo. Sin embargo, al ser llevada a dependencias policiales, apareció en la furgoneta un resto de dinamita Goma2-ECO. La mochila-bomba apareció también en dependencias policiales, concretamente en la comisaría de Puente de Vallecas. Es decir, las dos pruebas fundamentales del caso no aparecieron en los escenarios del crimen, sino en sendas comisarías, sin que exista ninguna evidencia de que procedían de los trenes o estaban relacionadas con lo que estalló en los trenes.

14. ¿Por qué sabemos que la furgoneta de Alcalá es una prueba falsa?
Pues porque el resto de dinamita que apareció dentro de ella al llevarla a comisaría no había sido detectado por los perros entrenados en detección de explosivos cuando la inspeccionaron horas antes. Y porque las investigaciones periodísticas han demostrado que se falsificó la hora oficial de entrada de esa furgoneta en el complejo policial de Canillas, de modo que la furgoneta estuvo una hora "desaparecida" a efectos oficiales, tiempo suficiente para colocar en su interior cualquier cosa.

15. ¿Por qué sabemos que la mochila-bomba de Vallecas es falsa?
Por múltiples motivos. Entre otros: (1) Porque no apareció en ningún tren, sino en una comisaría, sin que nadie la haya visto durante el trayecto desde las estaciones.(2) Porque se trata de una bomba que estaba preparada para no explotar, ya que tenía dos cables sueltos y utilizaba como iniciador un modelo de teléfono móvil que no daba ni la mitad de la corriente que necesita para estallar el modelo concreto de detonador utilizado. (3) Porque en esa mochila había clavos y tornillos como metralla, y en ninguna de las autopsias de las 193 víctimas mortales del 11-M aparecieron clavos ni tornillos, así que es imposible que los artefactos de los trenes fueran como la mochila de Vallecas.

16. ¿Entonces qué pruebas nos quedan de que la versión oficial es cierta?
Ninguna.

17. Si el 11-M no fue un atentado islamista, ¿cómo se explica que siete magrebíes se suicidaran en Leganés?
Es que no está demostrado que en Leganés se suicidara nadie. Para empezar, nadie hizo la autopsia a los cadáveres recogidos en Leganés, a pesar de que la Ley obliga a hacer esas autopsias. En segundo lugar, ni siquiera está clara la identidad de los cadáveres que aparecieron en ese piso. En tercer lugar, las investigaciones periodísticas han demostrado que alguien (no se sabe quién) se tomó muchas molestias en tratar de "demostrar" que en Leganés hubo un suicidio. Así, por ejemplo, alguien hizo una serie de supuestas "llamadas de despedida" de esos suicidas, pero uno de los teléfonos utilizados para hacer esas llamadas seguía operativo un mes después de estallar aquel piso. Asimismo, alguien elaboró un supuesto "testamento" de uno de esos "suicidas", pero la firma de ese documento está burdamente falsificada.

18. ¿Pero no nos dijeron que los habitantes de ese piso entablaron un tiroteo con la Policía?
Sí, eso dijeron. La versión oficial afirma que los ocupantes de aquel piso dispararon con subfusiles a los policías que rodeaban el piso durante muchos minutos. Sin embargo, en el piso sólo se encontraron cinco casquillos de bala, ninguno de ellos de subfusil.

19. ¿Existe algún tipo de corroboración judicial a todas estas dudas sobre la masacre?
Sí. La propia Audiencia Nacional tuvo que eliminar otra de las pruebas fundamentales del caso (un coche de la marca Skoda Fabia que apareció en Alcalá de Henares tres meses después del atentado, cargado con más pruebas que apuntaban a los "islamistas") después de que las investigaciones periodísticas de El Mundo y Libertad Digital pusieran de manifiesto que se trataba de una prueba falsificada.

Asimismo, después de que el comisario de los Tedax, Juan Jesús Sánchez Manzano, interpusiera una demanda contra varios periodistas del periódico El Mundo, un juzgado de Madrid dictaminó que las informaciones de este diario habían sido rigurosas y veraces. Finalmente, el propio hecho de que sólo 3 de los 116 detenidos por la masacre hayan sido condenados demuestra que la mayor parte de la instrucción del sumario (por no decir su totalidad) es un auténtico bluf.

20. Entonces, si no fue Al Qaeda, ¿fue ETA la que atentó el 11-M?
No existe tampoco ninguna prueba de que fuera ETA. Y, de hecho, existen otras alternativas mucho más verosímiles, como la de que el 11-M fuera una operación de servicios de inteligencia nacionales o extranjeros. Ni ETA ni Al Qaeda pudieron llevar a cabo las falsificaciones de pruebas que las investigaciones periodísticas han demostrado. Por ejemplo, ni ETA ni Al Qaeda depositaron en Alcalá de Henares el coche Skoda Fabia que apareció tres meses después del atentado. Tampoco ETA o Al Qaeda pudieron hacer aparecer pruebas falsas en dependencias policiales ni simular las falsas llamadas de despedida de los falsos suicidas de Leganés.

21. ¿Por qué ningún partido político hace nada porque se investigue la masacre?
Ése es, precisamente, el indicio más sólido de que el 11-M no lo cometieron ni ETA, ni Al Qaeda. Si hubiera sido realmente un atentado de Al Qaeda, el PSOE no habría perdido ninguna oportunidad de restregarle el atentado al PP de manera continua a lo largo de estos seis años. Y si hubiera sido ETA, es el PP el que habría hecho lo posible por abanderar las investigaciones.

Sin embargo, ambos partidos han hecho todo lo posible por evitar que se hable del 11-M o se remueva el 11-M. Lo que apunta a que lo que se está intentando encubrir con la insostenible versión oficial es algo de mucho más calado que un simple atentado terrorista.

SEXTO ANIVERSARIO DE LA MASACRE
Buscador de información sobre el 11-M: noticias y todo sobre el juicio
La Asociación 11M Verdad y Justicia-Plataforma Ciudadana Peones Negros, en colaboración con Libertad Digital, ha elaborado dos nuevas herramientas de búsqueda de información relativa al 11-M y que ahora ponemos a disposición de todos los lectores.
LIBERTAD DIGITAL 11 Marzo 2010

Cuando se celebró el juicio del 11-M, el tribunal presidido por el juez Bermúdez decidió que no se elaborarían actas escritas de las sesiones. Aquello significaba que iba a ser imposible analizar y catalogar la información aportada por los testigos y los peritos, dado que no resulta factible revisar todos los vídeos uno por uno en busca de un determinado dato. En consecuencia, decenas de voluntarios de la Plataforma Ciudadana Peones Negros dedicaron miles de horas de trabajo a transcribir y corregir todas y cada de una de las declaraciones realizadas durante el juicio, a partir de los vídeos grabados durante la vista.

Gracias a ese trabajo, las actas completas del juicio del 11-M fueron puestas a disposición de todos los ciudadanos a través de la web de Libertad Digital, donde pueden consultarse y descargarse. Y esas transcripciones han servido, por ejemplo, para facilitar las iniciativas judiciales puestas en marcha por la víctimas de la masacre después del juicio del 11-M.

Ahora, los voluntarios de la Plataforma Ciudadana Peones Negros y Libertad Digital ponen a disposición de todos los interesados otras dos herramientas web en las que se han invertido, de nuevo, miles de horas de trabajo: un buscador de noticias relacionadas con el 11-M y un nuevo buscador para las declaraciones del juicio del 11-M, en el que se puede consultar a la vez el texto de las transcripciones y el vídeo de cada declaración.

La elaboración del buscador de noticias ha supuesto una ingente labor de catalogación de las más de 8000 noticias relativas al 11-M que se publicaron a lo largo del primer año después de la masacre. Con el buscador, se puede localizar rápidamente todo lo publicado sobre, por ejemplo, una determinada prueba del caso o una determinada persona, obteniendo como resultado un enlace a las correspondientes páginas de la hemeroteca de los principales medios de comunicación escritos de nuestro país. Debido al reciente lanzamiento de la herramienta Orbyt de El Mundo, es posible que los enlaces que remiten a la hemeroteca de dicho periódico presenten problemas de funcionamiento, pero los enlaces a los restantes medios funcionan correctamente.

La dirección para el acceso al buscador de noticias es:
http://buscadornoticias.peonesnegros.es/

En cuanto al nuevo buscador para las declaraciones del juicio del 11-M, permite acceder rápidamente a la transcripción de todas las sesiones del juicio en las que se hablara, por ejemplo, de una determinada prueba, de una determinada persona o de un determinado lugar. El buscador proporciona un enlace al punto concreto de la transcripción de cada una de las declaraciones relevantes e indica el punto concreto del vídeo de la declaración donde aparecen las palabras buscadas. Asimismo, el buscador permite realizar análisis relacionales, saltando por ejemplo de la información relativa un imputado a los escenarios de la investigación con los que está relacionado, y de éstos a las pruebas aparecidas en dichos escenarios.

La dirección para el acceso al nuevo buscador del juicio es:
http://transcripciones.peonesnegros.es

Sexto aniversario de los atentados del 11-M
"El mejor homenaje no es un ramo de flores, sino luchar por la verdad"
Roberto R. Ballesteros. www.gaceta.es 11 Marzo 2010

Gabriel Moris, víctima del 11-M, responde a LA GACETA.

Madrid.- Tras su larga enfermedad, el que fuera vicepresidente de la Asociación Víctimas del Terrorismo como número dos de José Alcaraz reaparece en la esfera pública aún en fase de recuperación. Su cuerpo pelea en estos momentos por mejorar su salud mientras su lúcida mente trabaja por hacer escuchar su voz, ahora aislada por varios sectores. Fue uno de los peritos que asistió a las pruebas sobre el material explosivo que estalló en los trenes. Asistió a los cambios de criterio de algunos de sus compañeros de profesión. Giros que hoy achaca a su pertenencia a cuerpos jerárquicos. “Tuvieron que obedecer órdenes de alguien”, aseguró ayer a LA GACETA. Moris, que aparece semanas después de que se conocieran los vídeos en los que los peritos coincidían en que el explosivo que estalló era dinamita, sentencia que las muestras que se analizaron daban como resultado cuatro componentes: nitrato amónico, nitroglicol, dinitrotolueno y nitroglicerina. “Los dos primeros son comunes a la Goma 2 ECO y al Titadine, dos tipos de dinamita. Los dos segundos, sin embargo, son específicos del Titadine”, explica. “No se pudo concluir con precisión absoluta la marca de la dinamita, pero sí que era dinamita y que se parecía más al Titadine que a la Goma 2 ECO”, añade. “La Goma 2 ECO apareció en todas las muestras que no procedían de los focos de explosión”, apunta Gabriel Moris, quien insiste en que a partir de ahí que “cada uno saque la conclusión que crea”.

Moris y un grupo de víctimas homenajearán hoy en Alcalá de Henares a todos los afectados por el atentado del 11-M. No asistirán al acto oficial, donde sí estarán todas las asociaciones. “Nadie nos ha invitado”, explica. “Estamos asociados tanto a la AVT como a la Asociación 11-M Afectados por el Terrorismo, pero ninguna de las dos nos ha cursado invitación; y tampoco la hemos recibido del Gobierno”, asegura Moris, que entiende que los actos no son lo único importante. “El mejor homenaje no es sólo y exclusivamente poner un ramo de flores y leer una poesía; el mejor homenaje es trabajar y luchar por conocer la verdad: quién ideó ese atentado y quién lo ejecutó”, apunta.

El ex vicepresidente de la AVT afirma que el saber la verdad es también para “adoptar a partir de ese conocimiento medidas preventivas que eviten que se produzca un atentado similar”. “Si no sabemos la verdad y prevenimos... lo demás son juegos florales”. “Y hasta ahora nadie del Estado de Derecho me ha explicado de forma coherente lo que pasó”, dice. “Hay irregularidades y silencios que desde los estamentos del Estado de Derecho se están manteniendo”, concluye.

11-M seis años después
César VIDAL La Razón 11 Marzo 2010

Nunca olvidaré aquella mañana del 11-M. Sentí, primero, cómo la pared de mi dormitorio temblaba igual que si contra ella se hubiera estrellado un camión de dieciocho ruedas. Sacudí la cabeza, rechacé el absurdo pensamiento e intenté volver a dormirme porque aquella noche había tenido una entrevista en un programa de madrugada y no había podido meterme en la cama antes de las cinco. No conseguí continuar el sueño, porque los cristales temblaron violentamente como si hubieran sufrido el efecto de una explosión. Aturdido, me levanté para salir al balcón e intentar averiguar lo que podía haber pasado.

Sonaban las sirenas en la calle y tuve la convicción en ese momento de que Madrid acababa de sufrir un atentado terrorista. Por supuesto, lo atribuí a ETA, es decir, hice lo mismo que ZP, Ibarreche y casi toda la clase política hasta que apareció Otegui y dijo que era «la resistencia árabe». Y a partir de ese momento, la sociedad española sufrió un proceso de manipulación brutal a fin de que aceptara una tesis estúpida, pero, a la vez, elemental y efectiva: los atentados los habían cometido terroristas islámicos en respuesta al apoyo que Aznar había prestado a la intervención en Irak, por lo tanto, no había que enfrentarse a los terroristas sino castigar al PP.

Pocas veces se habrá planteado un razonamiento más cobarde y miserable, a años luz de la respuesta de la población norteamericana el 11-S. Pocas veces, pero resultó. Entre los votos de la izquierda encanallada dispuesta a todo con tal de ganar las elecciones y los ciudadanos asustados como conejos y dispuestos a la capitulación, ZP llegó a La Moncloa gracias a la manipulación informativa en torno a casi doscientos asesinados. Y entonces se fueron sucediendo los pasos continuos para pasar página consagrando la denominada «versión oficial» y satanizando a los que no la creímos con el mote de «conspiranoicos». Se empeñaron en ello a fondo, pero no lo consiguieron.

Ya la sentencia de la Audiencia nacional –con todos sus agujeros– dejó de manifiesto que los atentados no habían tenido nada que ver con la guerra de Irak, que pretendían cambiar el resultado de las elecciones y que seguíamos sin saber quiénes eran los autores intelectuales. En otras palabras, la versión oficial era un camelo de las dimensiones del Taj-Mahal. Era sólo el principio. En los últimos tiempos, hemos sabido gracias a los trabajos de peritos como Iglesias que la sentencia erró en la identificación del explosivo y que, por tanto, los supuestos autores materiales (un loco y dos moros) quizá ni siquiera estuvieron relacionados con el crimen.

Para remate, resulta también obvio que se destruyeron pruebas y que las órdenes procedieron de algún lugar superior de las Fuerzas de seguridad del Estado. Seguramente, esos personajes no tuvieron que ver con las muertes, pero contribuyeron a borrar las huellas con la misma fruición que un explorador perseguido por los apaches. A estas alturas, a seis años de distancia, el 11-M sigue siendo un enigma, pero ya sabemos, entre otras cosas, que la versión oficial es falsa, que se eliminaron pruebas esenciales relacionadas con los explosivos y que esos atentados sirvieron para que ZP llegara a La Moncloa y cambiara a peor la Historia de España. No es poco, pero la investigación debe seguir hasta el total esclarecimiento de los hechos porque así lo exigen casi doscientos muertos y millares de heridos, la dignidad nacional y el futuro de las próximas generaciones.

SEXTO ANIVERSARIO DEL 11-M
La peregrinación de la memoria
De Alcalá de Henares a la calle Téllez pasando por Santa Eugenia, El Pozo y Atocha la misma mañana, a la misma hora y en los mismos trenes. La llama del recuerdo sigue encendida entre las víctimas y entre todos aquellos que no quieren olvidar la matanza sin nombre de aquel día.
FERNANDO DÍAZ VILLANUEVA Libertad Digital 11 Marzo 2010

Los trenes del 11 de marzo explotaron, y lo hicieron en un espacio físico muy preciso que hoy se sigue visitando como lugar cargado de simbolismo. La ruta de peregrinación del 11-M la componen cuatro estaciones de tren y una calle con vistas a las vías. Parte de Alcalá, ciudad de la que habían salido tres de los cuatro trenes y la mayor parte de las víctimas, y recorre el corredor del Henares hasta Santa Eugenia, El Pozo y la estación de Atocha. No muy lejos de allí, a unos 10 minutos andando, una calle, la de Téllez, anónima hasta hace 6 años, fue testigo de la última explosión de aquella fatídica mañana.

Las víctimas del atentado no quieren que se olvide la tragedia. Muchas han perdido la fe en la clase política, que ha corrido un velo tupido e impenetrable sobre la investigación, al tiempo que ha diseminado entre la población el virus de la amnesia. Nadie quiere hablar de ello. Por eso, un grupo de víctimas acompañado por la Plataforma de Peones Negros organiza cada 11 de marzo una peregrinación por los lugares sagrados del 11-M, allá donde se cometió el crimen y donde sus inocentes víctimas son recordadas.

Alcalá de Henares
A las seis de la mañana me espera en la puerta del periódico la guía, María José, coordinadora nacional de los Peones Negros, que amablemente me lleva en coche hasta Alcalá de Henares. “Se trata de hacerlo a la misma hora que sucedieron los atentados, coger el mismo tren e ir parando por las estaciones donde estallaron”, me cuenta de camino, optimista y cargada de energía a pesar de que es noche cerrada y hay 4 grados bajo cero en la carretera de Barcelona.

Alcalá, como todas las ciudades del cinturón industrial, se despereza algo antes que la capital. A las seis y media de la mañana ya hay una febril actividad en la entrada de la estación de Cercanías. “Mira, aquí es donde aparcaron la Kangoo, en ese mismo sitio”, dice María José mientras señala con el dedo, “y allí, en ese portal, estaba el portero que vio a los del pasamontañas”, “¿el portero automático?”, pregunto, “sí, ese mismo, pero yo no me creo que a esta hora, desde esa distancia y con esta oscuridad pudiese ver nada”.

Poco antes de la siete el grupo de víctimas y peones negros se reparten los ramos de flores, dejan algunos en el monumento a las víctimas que levantaron enfrente de la estación, y se dirigen a coger el tren. “¡Sacamos un billete para todos!” exclama uno de los participantes que ha cogido plaza en la cola de la máquina expendedora. Y sacan un billete para todos. Observo que los peones negros llevan ya muchos años juntos y entre ellos se dispensan un trato de amigos. Ya en el tren me acerco a una mujer joven con dos ramos de flores y cara de haberse pegado un madrugón de espanto. “¿Es usted víctima del atentado?”, le pregunto, “no, yo no, soy de los peones negros, vengo todos los años a recordar a las víctimas con esta pequeña ceremonia”, “y el madrugón” replico, “bueno, eso es lo de menos, lo importante es venir”.

Santa Eugenia y El Pozo
La primera parada es en la estación de Santa Eugenia, donde el tren hace su entrada pocos minutos después del amanecer. “Las bombas estallaron un poco más tarde, a las 8 menos veinte” me cuenta una de las víctimas, esta sí, de los atentados. A diferencia de Alcalá, Santa Eugenia está prácticamente desierta. Dejan sus flores y reemprenden camino hacia la siguiente parada: El Pozo.

En esta estación vallecana explotaron dos bombas a las 7:38 de la mañana en un Cercanías de dos pisos. “Las bombas estaban en la planta superior y levantaron todo el techo” cuenta a una nutrida audiencia el peón negro que, según me dice María José, “sabe más de trenes”. “Es imposible saber cuánta gente murió por vagón porque, al ser un tren de cercanías, no están asignados los asientos”. El andén dirección Atocha de El Pozo tiene un tejadillo muy bajo que fue arrasado por la explosión, “estas cubiertas son muy endebles, han tenido que ponerla nueva”, remata el experto ferroviario de los peones negros.

Entretanto, llega un nuevo convoy a la estación, (“mira, mira, es de dos pisos, como el del atentado”, se oye por detrás) que lleva a la comitiva de la memoria hasta la estación de Atocha, penúltimo jalón del peregrinaje matinal. El tren se desliza veloz por el barrio de Entrevías, dentro, una mujer que perdió a su hijo aquel día cuenta que esta es la primera vez que viene a este acto itinerante. “Mi hijo tenía 27 años y era ingeniero industrial, hemos fundado una fundación con su nombre, se llama Fundación Rodolfo Benito Samaniego”. “¿Y cree usted que esto lo han investigado hasta el final?”, pregunto a la buena señora, apoyada sobre una de las puertas del tren, “pues no sé que decirte, esto fue por la guerra de Irak”. Definitivamente, el mantra difundido por la izquierda hace seis años se resiste a morir.

Atocha
La estación de Atocha recibe a los peregrinos en plena hora punta. Los trenes van de bote en bote y no hay ya quien camine por los andenes. Frente a un convoy repleto de viajeros curiosos que miran desde la puerta, colocan los preceptivos ramos de flores y todo el grupo sale disparado hacia la salida con una breve parada en el monumento a las víctimas del 11-M al que se accede desde la propia estación. Pero el monumento está cerrado. Un letrero y dos guardias jurados custodian su entrada. No abre hasta las 10 y da igual que sea 11 de marzo. Los viajeros del Metro pasan volando delante del monumento y de las flores que las víctimas han dejado sin siquiera mirarlas. “Hasta la gente nos pregunta porque llevamos flores”, dice tristona una mujer de los peones negros, “hay como una amnesia colectiva”, dice otro.

Es así, casi nadie recuerda que hoy se cumple el sexto aniversario de la matanza. Pregunto a un transeúnte con el que me cruzo en Atocha si sabía que hoy es el aniversario y, dando un brinco, muestra su sorpresa, “anda pues sí, es hoy, que le vamos a hacer, es algo que ya ha pasado y hay que superarlo”. Ese es hoy el espíritu de los mismos que, hace seis años, salieron en estampida por el andén de la vía 2 de Atocha tras la primera de las explosiones a las 7:37 minutos de la mañana.

Para el grupo que conmemora aquello ya son más de las ocho, sale de la estación y se dirige en comandita a la calle Téllez. Este tren, el Renfe 17305, fue el único que no explosionó en una estación, lo hizo en la playa de vías de Atocha un par de minutos antes de efectuar su entrada en la estación. Para ver el lugar del siniestro hay que encaramarse a una pequeña tapia coronada por una verja. Una lápida de un albañil rumano que murió en ese tren con sólo 36 años está incrustada allí, el resto son flores y algunos cirios que han ido dejando entre ayer y hoy por la mañana.

Tres víctimas dejan sus ramos y se quedan mirando la verja, pasa un tren, una de ellas rompe a llorar. “Una cosa de estas te cambia la vida para siempre”, me dice Charly, el cámara de LDTV, que ha hecho conmigo y con Sandra León el recorrido completo, desde la gélida y oscura Alcalá de Henares hasta este rincón de Madrid, soleado ya y con el termómetro dos grados por encima de cero. Los periodistas nos vamos, las víctimas se quedan a tomar café. “Lo importante ahora es que no se olvide” me dicen desde lejos. Y así debería ser.

Algo sabemos del 11-m
/ Juzgar al Frente Popular
Pío Moa Libertad Digital 11 Marzo 2010

Sabemos que hubo grandes beneficiarios: Zapo y los suyos en primer lugar y, a través de ellos, tanto el terrorismo islámico como el etarra y, más indirectamente la tiranía marroquí y otras, la castrista en primer lugar.

Sabemos que los principales beneficiarios –el PSOE y sus terminales– han mentido desde el día siguiente de los atentados, han desviado sobre Aznar las culpas de los asesinos y han justificado a estos, implícita pero inequívocamente, considerando el atentado como una venganza en cierto modo justificada ante una –inexistente– participación de Aznar en el derrocamiento del genocida Sadam Husein; que casi todos los detenidos del primer momento, con la evidente intención de encaminar a la opinión pública hacia una versión determinada, tuvieron que ser puestos en libertad, y que numerosos presuntos implicados eran confidentes o controlados por la policía, sin que esa pista fuera investigada; que se ha nombrado jefa de la principal asociación de víctimas a una comunista –nada mejor que nazi–, la cual supone que el verdadero responsable del atentado es Aznar; que se han destruido pruebas y se han falsificado otras, que una fiscal y un juez político y aprovechado han contribuido a la falsedad con una sentencia inverosímil... En fin, sabemos muchísimas cosas extrañas, casi todas ellas atribuibles a los beneficiarios. El beneficiario de un crimen no tiene por qué ser el criminal, pero si se comporta como lo han hecho estos, se hace inevitable la sospecha más aguda. No conocemos realmente a los autores e inductores, pero sabemos ya muchas cosas, que debieran ser amplia e insistentemente difundidas.

Y sabemos muchas cosas gracias al esfuerzo sin desaliento de pocas, muy pocas personas, Luis del Pino en esta casa. Frente a una oleada de farsa y embuste como pocas puedan recordarse.

---------------
Dicen los izquierdistas que los juicios de posguerra del franquismo no tienen valor porque carecieron de garantías. Muy bien. Si se declaran inválidos esos juicios, los crímenes cometidos por el Frente Popular, crímenes reales y enormes, debe volver a ser juzgados, siguiendo la misma lógica de Garzón y cia. Empezando, por ejemplo, con Carrillo, pero también juzgando a los ya muertos, por fallecimiento natural o por ejecución. Y sin olvidar un momento quiénes quisieron, planearon y provocaron la guerra civil, según sus propios documentos.

Rosa Díez
Violencia estelada
Clemente Polo Libertad Digital 11 Marzo 2010

Si algún nacionalista todavía alberga un ápice de sensatez, cosa que pongo en duda, lo ocurrido el viernes en la Universidad Autónoma de Barcelona debería servirle para llegar a una conclusión que se impone por sí misma: los cachorros que han criado con tanto mimo y subvenciones se han convertido ya en jaurías vociferantes y amenazadoras, que practican la violencia preventiva con el fin de impedir a cualquier persona, en este caso a la Sra. Díez, ejercer el derecho a expresar libremente sus opiniones cuando anticipan que éstas pueden ser contrarias a las verdades de su fe. A ella y a quienes libremente acudimos a escuchar sus propuestas, no necesariamente a aplaudirlas.

Esta jauría de feroces alimañas, disfrazadas de estudiantes, dio rienda suelta a su furia en un centro universitario, como lo hicieron hace unos días con no menos infamia y saña en una cancha deportiva. Nada nuevo. No llevaban camisas pardas, ni tampoco camisas negras, ni azules, no, simplemente se envolvían en la bandera estelada que se ha convertido en el símbolo de la sinrazón, la fuerza bruta y la violencia en Cataluña y allí donde se desplazan en masa. Este ejército de mercenarios no necesita escuchar los argumentos del adversario y afinar su réplica. No, ellos no pierden el tiempo con estas fruslerías. Lo suyo es la acción directa: los insultos, la violencia y, hasta si pudieran, los autos de fe en la hoguera.

Nada ocurre por casualidad. Estos vándalos autóctonos son hijos de Mas, Puigcercós y Cía, como ellos a su vez son hijos de Pujol. ¿Cómo responderá en esta ocasión el equipo de gobierno de la Universidad, me pregunto? ¿Convocará la rectora el Claustro y declarará a Rosa Díez persona non grata como hiciera su antecesor hace unos años con ocasión de una visita privada del presidente Aznar que alguien filtró a la jauría desde el mismísimo rectorado? Espero que en esta ocasión no vuelva a repetirse semejante desvergüenza y que la rectora nombre una comisión no para juzgar al invitado, sino para analizar los videos y fotografías e incoar los expedientes correspondientes a todos los vándalos que campan por sus respetos y convierten en papel mojado el intercambio de ideas y conocimientos, la esencia misma de la Universidad.

Espero que así sea y el equipo de gobierno adopte las medidas necesarias para garantizar en el futuro que la Sra. Díez, o cualquier otra persona a excepción de los terroristas de ETA, pueda impartir una conferencia en la Universidad Autónoma de Barcelona. Para demostrarlo, no estaría de más que la propia rectora invitará a la Sra. Díez a dictar la conferencia que no pudo impartir este luctuoso 5 de marzo de 2010.
Clemente Polo es catedrático de Fundamentos del Análisis Económico en la Universidad Autónoma de Barcelona. Escribe regularmente en su blog.

******************* Sección "bilingüe" ***********************

Balance del temporal de Cataluña hecho por un nacionalista
José Antonio Gundín Semanal Digital 11 Marzo 2010

El gran fallo del Estatut catalán es que no ha regulado la caída de la nieve. Por fortuna, aún está pendiente de sentencia y el Tribunal Contitucional subsanará con toda seguridad esa laguna imperdonable, a la que se debe el olímpico colapso que ha sufrido media Cataluña y toda Barcelona. Como es sabido, el Estatut es tan minucioso que estipula hasta el disfrute del paisaje, por eso resulta aún más inexplicable que el flujo de los copos y su calibre hayan quedado al albur de la Madre Naturaleza, cuyas simpatías nacionalistas son inexistentes. Dejar que el cielo dicte sus propias condiciones meteorológicas es una cesión que ningún soberanista debería transigir. Ya están tardando Puigcercós y Mas en pedir la transferencia.

Tres días después del temporal, el balance es meridianamente claro: la culpa es, en primer lugar, de la nieve, más blanca que la camiseta del Real Madrid, que tras pasar la línea del Ebro invadió tierras catalanas sin ningún respeto hacia las peculiaridades nacionales. En segundo lugar, son culpables los meteorólogos, pero en este caso no se puede culpar al Estado español porque los hombres del tiempo los pone la Generalitat. Los técnicos se limitaron a advertir de que la nevada sería respetable, pero no calcularon el espesor del manto ni el diámetro del copo. En su descargo, podrán aducir que la nieve no era catalana y así es muy difícil acertar. Lo prueba el hecho de que sus colegas españoles sí acertaron con la previsión. El tercer lugar de los culpables lo ocupan los propios catalanes, que de manera irreflexiva y sin miramientos por sus gobernantes del tripartito, se lanzaron a realizar sus tareas cotidianas: ir al curro, llevar los niños al cole, hacer la compra... También son reos de culpa las compañías eléctricas, las telefónicas y hasta las de mensajería por no resistir los embates del temporal. Y, por último, Francia: también los franceses tienen su parte de culpa, según aseguró el consejero Joan Saura, aunque no explicó por qué; pero seguro que algo habrán hecho.

He aquí la principal víctima del temporal: Joan Saura, el esforzado "conseller" sobre el que ha llovido injustamente toda clase de críticas sin que nadie le valorara su gesto de ir a predicar el Estatut a Baleares. O se "hace país" o se atiende al quitanieves, pero las dos cosas al mismo tiempo es imposible.

No debería terminarse este balance de urgencia sin subrayar un hecho inédito en los últimos treinta años: es la primera vez que los nacionalistas no culpan a Madrid de un desastre en Cataluña. Es más, hasta se han permitido rechazar la ayuda de la Unidad Militar de Emergencias que habían solicitado varios ayuntamientos de Gerona. Hasta en esto de hacer el ridículo hay que ser genuinamente soberanista, transferencia que nunca tuvieron que reclamar porque eso va con el ideario.

idioma El decreto del gallego fijará la lengua de Matemáticas y Ciencias Sociais
La opinión de las familias será importante, pero sin que interfiera en el funcionamiento del centro escolar
La norma señalará el idioma para impartir las principales materias, y en el resto participarán padres y docentes
Elisa Álvarez La Voz 11 Marzo 2010

Cuando Alberto Núñez Feijoo presentó las bases del decreto del plurilingüismo a finales de diciembre, una de las principales novedades fue que los padres decidirían en qué idioma se impartirían Matemáticas y Coñecemento do Medio en primaria, y en secundaria Matemáticas y Ciencias Sociais. El resto se repartirían en total equilibrio, una decisión que correspondería a los propios colegios tras escuchar la opinión de los progenitores.

Lo que para la Consellería de Educación era flexibilidad, para profesores y sindicatos se tradujo en desorden y caos organizativo. Tras oír a todos los sectores de la comunidad escolar, la Xunta ha decidido modificar sustancialmente esta parte de las bases y el anteproyecto del decreto que se presentará en breve fijará en qué idioma se impartirán las materias instrumentales -las troncales, como Matemáticas y Coñecemento do Medio-, que serán una en castellano y otra en gallego.

En primaria, por lo tanto, en torno al 60% de las horas de docencia vendrán establecidas en el decreto (ya que a estas dos asignaturas hay que añadir las tres lenguas), y en el resto se articulará una solución en la que padres y profesores puedan tener participación.

En secundaria, el porcentaje de materias cuya lengua de impartición se fije desde el decreto también será alto, e irá más allá de las lenguas y las dos instrumentales -también es cierto que es una etapa con mayor número de asignaturas.

En cuanto a la participación de los padres, cuya decisión vinculante fue muy criticada durante el período de negociación de las bases de la norma, su presencia estará presente, «pero redimensionada». El objetivo es que las familias tengan voz pero no interfieran en el funcionamiento del centro. Respecto a si será o no vinculante su decisión, tendrá un cierto nivel de vinculación, pero no tan definitivo como se planteaba en las bases.

La flexibilidad seguirá en parte, ya que podrá darse el caso de que un centro imparta algunas materias en castellano y otro lo haga en gallego. Eso sí, respetando siempre el equilibrio entre los dos idiomas cooficiales.

Estos cambios dejan un escenario parecido al del decreto del 95, en el que también se fijaban un par de asignaturas -aunque en este caso se marcaba las que debían darse en gallego-, y se dejaba a los colegios que eligiesen alguna más. Lo que tiene muy claro la Xunta -que ya ha cerrado el documento- y en donde no está dispuesta a dar un paso atrás es en el equilibrio entre la docencia impartida en castellano y en gallego.

Feijóo se arrepiente y la Xunta fijará el idioma de las materias troncales
El decreto determinará la lengua de las principales asignaturas y en el resto participarán padres y docentes
A. Rubio www.lavozlibre.com 11 Marzo 2010

Galicia.- Los padres gallegos no podrán elegir el idioma de las materias troncales que sus hijos cursen. Alberto Núñez Feijóo, presidente de la Xunta de Galicia, ha decidido cambiar el decreto de plurilingüismo que presentó a finales de diciembre en el que anunciaba que serían los progenitores quienes tendrían la última palabra.

A partir de ahora, esa parte de las bases que se refería a la libre elección de lengua se verá coartada por esta modificación, ya que será la Xunta la que determine el idioma de las asignaturas troncales como Matemáticas y Conocimiento del Medio. Una de ellas se impartirá en castellano y la otra en gallego.

La Consejería de Educación ha tomado esta decisión después de oír a todos los sectores de la comunidad escolar y en breve presentarán el anteproyecto del decreto para hacer los correspondientes cambios.

Con esta nueva propuesta pretenden que las familias tengan voz, pero no tanta como se planteaba en las bases. Aseguran que respetarán el equilibrio de los dos idiomas cooficiales y que la flexibilidad seguirá presente, ya que podrá haber centros que impartan algunas materias en castellano y otros lo hagan en gallego.

Con estos cambios, el escenario es similar al del decreto de 1995, en el que también se fijaban dos asignaturas en las que se imponía uno de los dos idiomas. Bien es cierto que con esas bases se marcaban las que debían darse en gallego y se dejaba a los colegios que eligiesen alguna más.
 

Recortes de Prensa   Página Inicial