AGLI

Recortes de Prensa   Viernes 19 Marzo  2010

 

Bendecida la apología de los verdugos
EDITORIAL Libertad Digital 19 Marzo 2010

Existen razones legítimas para oponerse a que se considere delito el enaltecimiento del terrorismo o el menosprecio a las víctimas. Al fin y al cabo, supone la limitación de un derecho esencial, como es la libertad de expresión, que muchos pueden estimar más importante que el bienestar de un colectivo, aunque sea el de las víctimas, que en muchas ocasiones han tenido que soportar la humillación pública como condena añadida a la pérdida de un ser querido. Por otro lado, permitir todo tipo de expresiones facilita la identificación de las personas a quienes la sociedad debería dar la espalda; prohibir algunas puede provocar que algunos lobos se pongan la piel de cordero para evitar las consecuencias penales de sus actos.

Sin embargo, lo que no resulta de recibo es que estando ese delito tipificado en el Código Penal, algunos jueces se dediquen a retorcerlo hasta el punto de hacerlo irreconocible, impidiendo que pueda aplicarse en la práctica. Es decisión del legislador, y no suya, la de valorar qué bien jurídico merece mayor protección, si la libertad de expresión irrestricta o la protección de quienes han sufrido el terrorismo en sus carnes o pueden sufrirlo en el futuro si se enaltece y se presenta como algo positivo, incentivando así un aumento en la reclutación de nuevos efectivos. Sólo la Constitución supone un límite a la acción del poder legislativo, y sólo en base a ella podría justificarse que los jueces decidieran no aplicar este precepto.

Resulta especialmente grave si la decisión de dejar en papel mojado la ley proviene de nuestros más altos tribunales. Pero, a nuestro pesar, no podemos calificar de otra manera el fallo del Tribunal Supremo sobre el recurso de la alcaldesa de Hernani, de ANV, por el que la absuelve del delito de enaltecer el terrorismo en un acto público en que calificó de "presos políticos" a los detenidos por matar a dos personas en la terminal T-4 del Aeropuerto de Barajas, dio por sentado –como señala el manual de ETA– que habían sido sometidos a tortura y pidió "un chaparrón de aplausos" para ellos, cometido al que se dedicó con entusiasmo su auditorio, entre vivas a la banda terrorista.

Para el Tribunal Supremo, lo que hizo Marian Beitialarrangoitia fue simplemente "exteriorizar el cariño" por los dos etarras, sin que hubiera "exaltación o alabanza del terrorismo ni de Igor Portu y Martín Sarasola por su presente actuación en la T-4". No hace falta ser jurista para darse cuenta de que la falsedad de la premisa de que hubo "ausencia de todo grito, homenaje o consigna dirigido a enaltecer a la actividad de ETA o los hechos imputados a Portu y Sarasola". Y es que, como razona el magistrado Julián Sánchez Melgar en su voto particular, resulta cuando menos difícil de entender que referirse a los presos de ETA como presos políticos y pedir un aplauso para ellos al poco de ser detenidos no sea una "apología de los verdugos".

Sin duda, la responsabilidad de que ANV siga al frente del Ayuntamiento de Hernani y de otros muchos consistorios vascos no es de los jueces del Tribunal Supremo, sino del Gobierno de Zapatero, que se resiste a disolverlos pese a que dispone de herramientas legales suficientes para hacerlo. Pero eso no quita que la decisión más acorde con la letra y el espíritu de la ley hubiera sido la de rechazar el recurso de apelación. Y que ni Carlos Alonso Palate ni Diego Armando Estacio sean siquiera mencionados en un fallo en el que se habla en dos ocasiones del "atentado a la T-4", como si una terminal aeroportuaria fuese la víctima de aquel "accidente", parece dejar claro lo poco que se han acordado los magistrados de aquellos por los que se tipificó el delito de "enaltecimiento del terrorismo".

Contundente Sarkozy
EDITORIAL El Correo 19 Marzo 2010

El presidente Nicolas Sarkozy visitó ayer la comisaría a la que estaba adscrito Jean-Serge Nérin, asesinado por ETA, trasladando a la ciudadanía francesa una señal de alarma. Ningún mandatario galo se había pronunciado antes contra el terrorismo etarra con la contundencia que lo viene haciendo Sarkozy. También por eso nadie mejor que él sabe que el asesinato de Dammarie-les-Lys es un desafío que las instituciones y la sociedad francesas han de afrontar sin ambages. Es significativo que tanto ciudadanos como representantes policiales se hayan sorprendido al saber de la presencia de terroristas de ETA cerca de París. Ello cuando en los últimos meses se han sucedido detenciones y hallazgos de material por toda la geografía del país vecino. Tal ignorancia o desinformación refleja la renuencia que las autoridades francesas han mostrado al abordar públicamente el problema, y la consecuencia de un tratamiento informativo que en ocasiones insiste en presentar a los terroristas como 'separatistas'.

Quizá también por eso ayer Sarkozy fue especialmente crítico con la «banalización» del mal que representa ETA. Y, aunque su petición pública de que los condenados por asesinar a servidores públicos cumplan íntegramente 30 años de cárcel llega en vísperas de la segunda vuelta de las regionales, la última actuación de ETA obliga al conjunto de la clase política a secundar a Sarkozy. Cuanto mayor sea la implicación de Francia, más efectiva resultará la cooperación con España. Cooperación que contará con un justo agradecimiento cuando el presidente Zapatero y el ministro Rubalcaba acudan el martes al funeral en recuerdo de Jean-Serge Nérin.

La colaboración magnífica del vecino
CARLOS HERRERA ABC 19 Marzo 2010

LA «magnífica colaboración francesa en la lucha contra ETA» empieza ya a ser un lugar común. A raíz de la muerte del gendarme francés en las afueras de París hemos vuelto a revisar los serpenteos que tomó la actitud del vecino del norte durante estos casi cincuenta años y, como colofón, siempre concluimos que ahora casi nos dan la vida. La vida la ha dado involuntariamente un pobre policía que investigaba un robo de coches, pero durante tantos años han mirado tanto a otra parte que no se puede olvidar el número de muertos en España que se hubieran evitado si los gobiernos vecinos hubieran sido decentes desde el principio. Algunos suponen que ETA ha cruzado una línea peligrosa ya que si hasta ahora eran investigados por la policía española ahora también lo serán por la francesa, y con los amigos galos no se juega. Puede que sí, pero también puede cundir la sensación de que se ha tratado de una muerte involuntaria, accidental, como sugiere el entorno etarra, y solventar el asunto con la acción concreta sobre ese grupo de activistas que robaban coches y no sobre el entramado conjunto de la banda.

Con la muerte de este pobre hombre, da la impresión de que Francia se haya enterado de repente de que ETA mata personas. Es como si hasta ahora hubiera estado matando focas, o merluzas, o ratones. En el fondo de los fondos, Francia ha considerado que el terrorismo nacionalista y separatista vasco era exclusivamente un problema español y que lo mejor era no meterse en líos: yo acabo por condescender y os dejo trabajar en mi territorio pero a mí no me pidáis más esfuerzo que el inevitable o el que puedan ofrecer un par de jueces concienciados. Hasta 1985 los etarras eran considerados refugiados políticos mediante status ad-hoc. Habían pasado diez años de la muerte de Franco, la democracia española había celebrado tres ejemplares elecciones generales, la descentralización del Estado se realizaba de forma inexorable, las libertades esenciales se respetaban escrupulosamente y, sin embargo, la República colindante no encontraba motivos para colaborar más intensamente.

Aquel año se dio un primer paso con la retirada de ese status -con un enfado y protestas muy vivas del gobierno vasco, Garaicoechea a la cabeza- y tras no pocas gestiones de los gobiernos de González, compra de trenes incluida, Miterrand cedió. Su cesión fue gradual y no excesivamente generosa, pero sí suficiente: ustedes investiguen aquí, no hagan mucho ruido y procuren no meter la pata. La caída de la cúpula de Bidart cambió el ciclo, y a partir de entonces, un puñado de valientes hombres y mujeres se juega la vida para desactivar a una banda de pistoleros que se sentía abrigada en casa en cuanto cruzaba la frontera. Hoy me dicen que Sarkozy no tiene un resquicio de duda. Claro que lo creo porque los resultados son los que son, pero vengo a decir que siempre he echado en falta algo más, un gesto mayor que el simple dejar hacer, que el simple mirar hacia otra parte.

La «magnífica colaboración» no deja de ser el deseo de esta parte de los Pirineos en que no se vuelvan atrás, pero magnífica de verdad sería si uniesen sus esfuerzos policiales a los de la Guardia Civil, la Policía Nacional y el CNI. Tienen muchas cosas en las que pensar y muchos problemas de los que ocuparse como para añadir a los mismos el terrorismo en el sur de sus fronteras, pero sólo podrán sentirse seguros el día en que la banda de asesinos que ha maltratado y torturado España durante cincuenta años quede absolutamente derrotada. La muerte de este gendarme parisino puede ser definitiva es ese sentido. Tal vez sean ilusiones, pero puede que nos encontremos a las puertas de una colaboración «magnífica» con todas las letras.

Lágrimas socialdemócratas
Santiago González El Mundo 19 Marzo 2010

El presidente del gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, realizó ayer unas declaraciones de rechazo del asesinato del gendarme francés Jean-Serge Nèrin, perpetrado por ETA en Dammary-lès-Lys. Y pidió a su secretario de Estado de Comunicación el vaso de las lágrimas para decir:

"He sentido el asesinato de este gendarme como si se tratara de un miembro de las Fuerzas de Seguridad del Estado de España."

Es su estilo más inconfundible. En los momentos que requieren la puesta en escena de su sentido de la responsabilidad, Zapatero dedica a su público una amable exhibición de sentimientos. Lo que nos importa de nuestros gobernantes no son sus sentimientos, sino la asunción de sus responsabilidades. No quiere esto decir que neguemos a nuestros dirigentes el factor humano. Podemos admitir en ellos un cierto desparrame sentimental, a condición, eso sí, de que esté vinculado a su compromiso y a su responsabilidad.

¿Tiene sentido que el lehendakari López, que tan claramente se ha expresado a lo largo del último año, se dirija al entorno etarra con voluntad de seducción, en la segunda persona del plural*?

“Tenéis que trabajar con la democracia para terminar con ETA o estaréis fuera de la democracia, de la política y de una sociedad digna como la vasca. Tenéis que escoger. Pero tenéis que escoger ya”.

Pero, ¿no estaban ya fuera de la democracia y de la política?¿No han sido ilegalizados sus partidos y sus agrupaciones electorales por el tribunal Supremo?¿no están fuera del Parlamento, las Juntas Generales y la mayor parte de los Ayuntamientos? ¿Se imaginan a Sarkozy haciendo un discurso parecido? Lo que nos importaba que dijera Sarkozy el día que mataron en Capbreton a los guardias civiles Raúl Centeno y Fernando Trapero, el 1 de diciembre de 2007, no era: "Lo he sentido como si fueran dos agentes del CRS". Importó lo que hizo: detener a los autores y aumentar la colaboración con España.

Nota al margen. El gendarme Jean-Serge Nèrin fue asesinado con un revólver Smith&Wesson, un magnum 357, procedente del robo de 300 revólveres y 50 pistolas que ETA perpetró en Vauvert el 23 de octubre de 2006, en vísperas de que Zapatero hiciera pronunciarse (y dividirse) al Parlamento de Estrasburgo sobre el 'proceso de paz'. El ministro del Interior manifestó entonces que la autoría de ETA en el robo de la armería no estaba totalmente acreditada.

Un mes más tarde se autoenmendó: "Robar pistolas es un acto violento que tendrá consecuencias". Efectivamente: más actos violentos. Uno de ellos, el asesinato de Jean-Serge Nèrin, tres años y medio después.

* Gracias a los Anónimos #3 y #7 por su pertinente corrección.

Delibes: «El pueblo es el único dueño de la lengua»
JUAN JULIO ALFAYA Periodista Digital 19 Marzo 2010

Miguel Delibes era miembro de la Real Academia Española (RAE) desde 1973. Ocupaba el sillón «e» minúscula y tituló su discurso de ingreso «Un mundo que agoniza». Su esposa, Ángeles de Castro, quien moriría poco después era, en palabras del propio autor, «la mejor mitad de mí mismo». Era ya un escritor de éxito. Víctor García de la Concha recordaba ayer que en los últimos años, sobre todo desde su enfermedad, no iba mucho por la Academia, pero seguía todas sus actividades puntualmente.

El pasado 10 de diciembre la Real Academia Española presentó en su sede, en Madrid, la nueva Gramática de la Lengua Española. El acto, presidido por los Reyes, con la asistencia de miembros de todas las academias de español, incluidos representantes de Filipinas y de Estados Unidos, tuvo una gran carga de emotividad. Delibes no pudo asistir, se encontraba ya muy enfermo, pero se proyectó una grabación realizada en su casa de Valladolid en la que el autor se dirigía al mundo hispanohablante en nombre de los escritores españoles.

Su discurso fue corto y sus palabras sonaron a verdad y a despedida. «Queridos amigos. Lamento no poder asistir a la presentación de la nueva Gramática, pero mi salud —no tan boyante como yo desearía— y los años me lo impiden. Sin embargo, me siento orgulloso del trabajo ímprobo de mis compañeros y de que tantos de los textos de mis obras figuren como ejemplo del habla de Castilla, la que yo aprendí de niño, la que oí más tarde, perfeccionada, de la boca desdentada de los viejos castellanos en las plazuelas de nuestros pueblos. Mi mayor deseo sería que esta Gramática fuera definitiva, que llegara al pueblo, que se fundiera con él, ya que, en definitiva, el pueblo es el verdadero dueño de la lengua».

Víctor García de la Concha, presente en el momento de la grabación, recordaba ayer que el escritor tenía la nueva Gramática abierta sobre la mesa y decía que era «extraordinaria». También tenía abierto un periódico. «¡Qué símbolo: una Gramática y un periódico!».

«La voz de Delibes en esa grabación parecía como la campana de una ermita de cualquier lugarejo castellano de esos que él quería tanto. Era una voz cascada pero cargada de emoción», afirma.

«Lo que me queda», añade García de la Concha, «es ese último retrato del último Miguel, en el que él supo compendiar de forma tan perfecta, como en un testamento, toda esa doctrina que incorporaba a su vida y a sus libros, porque, en definitiva, él fue un gran cronista de la humanidad», subrayó.

Mientras los técnicos preparaban los detalles de la grabación, Delibes le preguntó a García de la Concha por cada uno de los académicos, y con sus palabras sobre cada uno de ellos «fue haciendo una galería de retratos», explica el director de la Academia.
García de la Concha lamentaba ayer no haber llevado adelante la propuesta de Arturo Pérez-Reverte de celebrar un pleno extraordinario de la Academia en el domicilio de Delibes. «Lo propuso para estudiar algunas de esas palabras castellanas que él ha rescatado y ha hecho vivir para siempre en sus escritos». Al novelista le entusiasmó la idea, pero finalmente su salud no lo permitió.

García de la Concha no podrá acompañar hoy a Delibes en su último paseo por Valladolid. Una antigua dolencia, acentuada durante el terremoto de Chile, lo mantiene en reposo en su casa de Salamanca. Delibes y el filólogo asturiano se conocieron hace cuarenta años. «Me abrió las puertas de su casa y de su amistad», dice. Así se lo expresó el escritor en la dedicatoria que le hizo en el libro que más gustaba al propio autor, Viejas historias de Castilla la Vieja.

García de la Concha lo define como «un gran cronista de humanidad, que plasmó en su obra «la esencia de una manera de ser, de pensar y de vivir, siempre con el hombre en el centro de su obra».

La bandera de la Real Academia Española (RAE) ondea a media asta en su memoria. Delibes era el segundo académico de número más antiguo de la RAE, después de Martín de Riquer. La sesión plenaria del próximo día 18 se suspenderá en señal de duelo.

http://www.elcastellano.org/noticia.php?id=1302

Educación
Casi 200 padres y sus hijos demandarán al Estado por EpC
EP www.gaceta.es 19 Marzo 2010

Denunciarán el próximo viernes ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo al Estado español por "vulnerar los derechos fundamentales" de los objetores a Educación para la Ciudadanía.

Entres los fines que persigue la demanda se encuentra la adopción de medidas cautelares que permitan que los niños objetores no sufran "las consecuencias" de no asistir a EpC

Madrid.- Un total de 302 personas (105 niños y 197 padres) demandarán el próximo viernes ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo al Estado español por "vulnerar los derechos fundamentales" de los objetores a Educación para la Ciudadanía (EpC), según explicó hoy el director de la Asesoría Jurídica de Profesionales por la Ética, José Luis Bazán.

Para Bazán, esta decisión se ha tomado "tras tres años" donde se ha comprobado la "evidente falta de voluntad del Estado en este conflicto". "Debe anteponerse la defensa de los derechos fundamentales de las personas a los intereses del Estado o de la ideología que sustenta un gobierno no respetuoso con la libertad ideológica de sus ciudadanos", añadió.

Asimismo, una de las madres objetoras a esta asignatura y recurrente ante este tribunal, Inmaculada López, manifestó que esta iniciativa se llevará a cabo porque "ha quedado vulnerado el derecho de educar a los hijos de acuerdo a las convicciones de cada uno". Además, aseguró que "no les han dejado otra opción" ya que el Gobierno está "imponiendo por ley unas asignaturas de marcado carácter ideológico" con las que se persiguen, según subrayó, el adoctrinamiento de los menores.

"Hemos sido ignorados por todos los que tienen responsabilidades en el ámbito educativo en España, tanto los diferentes ministros de Educación como los consejeros de todas las comunidades autónomas", apostilló.

López citó los fines que persigue esta demanda. En concreto, que se adopten medidas cautelares que permitan que los niños objetores no sufran "las consecuencias" de no asistir a EpC así como que se reconozca la vulneración de los derechos tutelados en el Convenio Europeo de Derechos Humanos y se realice una compensación por los daños morales causados y, en tercer lugar, que este tribunal requiera al Estado español que respete la "neutralidad ideológica" en el sistema educativo e impida "futuras vulneraciones".

Por otro lado, un jurista experto en Derechos Humanos de Alliance Defense Fund (ADF) Roger Kiska, quien acudirá a Estrasburgo para representar a los padres objetores demandantes, considera que España es "un campo de pruebas" y que "muchas personas fuera de España están preocupados por la situación del país en materia de educación".

Así, afirmó que es "muy fácil simplificar" el asunto diciendo que se trata de un "problema de religión" pero enumeró casi una decena de artículos que, según Kiska, han sido violados por el Estado. "El Estado tiene que respetar los derechos de los padres para que eduquen a sus hijos de acuerdo con sus creencias ideológicas", concluyó el abogado.

******************* Sección "bilingüe" ***********************

Cuando une el terror
CÉSAR ALONSO DE LOS RÍOS ABC 19 Marzo 2010

Francia es país vecino. Por ello la solidaridad es tan obligada como es inevitable la competitividad. No ha habido campo en que esta no haya sido aplicada por sus gobernantes. El diplomático, por ejemplo. Hay casos en los que Francia se comporta de un modo que podríamos calificar de excesivamente celoso. Así en las relaciones con Marruecos, pero donde la actuación de los políticos franceses ha resultado más inquietante ha sido en relación con el terrorismo de ETA: podemos decir que en esta lucha no siempre el Estado francés ha estado al lado del español. Llegó a ser un santuario de ETA. Los comportamientos de Giscard y Mitterrand, especialmente el primero, fueron miserables. Con frecuencia algunos políticos han justificado la existencia de ETA como una derivación lógica del franquismo. Para nuestra vergüenza no de forma tan distinta a la que ha tenido, e incluso está teniendo todavía, una buena parte de la izquierda española. O de ciertos intelectuales españoles y franceses. De Sartre a Sastre.

Dicho esto, desde hace años los ministros de Interior vienen informando sobre la mejoría de las relaciones entre los dos países. Por supuesto Sarkozy nunca ha sido sospechoso de la más mínima veleidad. Su pensamiento está en la línea de Maurice Legendre para quien «España ha sido, de entre todas las naciones del mundo, la que ha tenido más continuidad. En ninguna otra se han cumplido más perfectamente las condiciones de una Tradición».

La reacción de Sarkozy ante el asesinato de un policía francés debería ser imitada por aquellos españolitos que necesitan que la izquierda abertzale condene el terrorismo para sentarse con ella en torno a una mesa y comenzar de nuevo a negociar. Algunos de nuestros gobernantes esperan que el arrepentimiento formal de los Otegi y Usabiaga haga posible el final de ETA y con él la legalización de una nueva Batasuna y la aprobación de un Estatuto que convierta al País Vasco en un Estado libremente asociado.... La paz.

Lo que no es verdad sobre el llamado «decreto del gallego»
Roberto Blanco Valdés, La Voz 19 Marzo 2010

La decisión de la Xunta de derogar el decreto 124/2007 (sobre uso del gallego en el sistema educativo) y sustituirlo por otro basado en principios diferentes ha generado, como era inevitable, posturas encontradas. La oposición a esos nuevos principios, que se ha expresado en estos meses a través de algunos argumentos razonables, lo ha hecho también por medio de verdaderos cuentos chinos, de los que, para ilustración de los lectores, quisiera referirme a los que siguen.

1. No es verdad que para conseguir el objetivo que todos decimos compartir -que los alumnos acaben sus estudios manejando correctamente el castellano y el gallego- fuera necesario el aún vigente sistema de inmersión. La prueba irrefutable es que los estudiantes educados sin ella ya lo habían alcanzado. La inmersión sirve a otro fin: hacer de la lengua un instrumento de la construcción nacionalista. Por eso es lógico que la apoye el BNG e incomprensible que lo haga el Partido Socialista, la única fuerza que está, en este grave tema, fuera de lugar.

2. No es verdad que el nuevo decreto dinamite el consenso respecto a las lenguas en el sistema educativo. En realidad sucede todo lo contrario: que fue el decreto del 2007 el que rompió el acuerdo vigente en Galicia desde que en 1983 se aprobó, por unanimidad, la ley de normalización lingüística. El año y pico transcurrido desde la aprobación del decreto del 2007 hasta que el cuerpo electoral mandató en el 2009 expresamente al PP para derogarlo no es nada comparado con los 24 años anteriores. Tal contraste muestra que quien cambió los principios compartidos hasta entonces es el responsable de la ruptura del consenso lingüístico en Galicia.

3. No es verdad que en democracia deba el Gobierno, en ejercicio de su potestad reglamentaria, seguir los criterios de las corporaciones del país. En un sistema corporativo de otro corte (no democrático, obviamente) podría darse que la ordenación de la enseñanza la decidiera la Real Academia o el Consello da Cultura. Pero no en la nuestra: máxime cuando la actual Xunta actúa en respuesta a un expreso compromiso electoral. Algo que, por cierto, no pudo decir el Gobierno bipartito, que aprobó su decreto sin haber sometido antes la cuestión a los votantes.

4. Finalmente, y sobre todo, no es verdad que quienes estamos a favor del equilibrio lingüístico estemos en contra del gallego. Aceptarlo sería tanto como atribuir al nacionalismo (que representa lo que representa, y nada más) la patente para proclamar que son enemigos del gallego todos lo que no aceptan sus propuestas para convertirlo, de hecho y de derecho, en la única lengua oficial de este país. Que es, por cierto, lo que el nacionalismo lleva haciendo desde hace treinta años.

Euskal Herria vuelve a dividir al Parlamento vasco
La Cámara rechaza la pretensión del PNV de mantener este término en el preámbulo de los currículos educativos, como en la 'era Campos'
AITOR ALONSO | VITORIA. El Correo 19 Marzo 2010

El Parlamento vasco rechazó ayer de nuevo la pretensión del PNV de dar más notoriedad al término 'Euskal Herria' en la escuela vasca. Los nacionalistas reclamaron ayer en la Cámara que se incluya expresamente en los preámbulos de los decretos que tiene previsto dictar el Gobierno de Patxi López para regular los contenidos curriculares de todas las etapas de la enseñanza en Euskadi. PSE, PP y UPD sumaron sus votos para tumbar la iniciativa peneuvista, que fue apoyada por Aralar, EA y EB.

La iniciativa de la peneuvista Arantza Aurrekoetxea reclamaba introducir de forma expresa el término en los preámbulos de los tres decretos no sólo vinculando Euskal Herria a una dimensión lingüística y cultural -lo que sí comparten los socialistas-, sino también en el «sentido social e histórico de dicho término, que trasciende ampliamente la configuración jurídico-administrativa actual». Aurrekoetxea defendió que su propuesta es «una solución política» al «problema creado en la comunidad educativa» por los socialistas, que han eliminado de los decretos de currículos dejados por el anterior consejero de Educación, Tontxu Campos (EA), toda referencia a Euskal Herria como entidad más allá de su sentido en el terreno lingüístico o cultural.

El departamento de Isabel Celaá (PSE) se apoyó para ello en sendas sentencias del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco que, mientras reconocía la posibilidad de utilizar Euskal Herria en términos genéricos, rechazaba la posibilidad de que el Gobierno vasco le diera una dimensión política o administrativa. De hecho, el TSJPV anuló todos los apartados de los proyectos de decretos de Campos donde se hacía referencia a esta cuestión. También el Consejo Escolar de Euskadi consideró adecuado este nuevo tratamiento dado por Celaá al polémico término.

El socialista Vicente Reyes recordó ayer esta circunstancia a la peneuvista Aurrekoetxea. Lamentó además que el PNV «vuelva a traer el mismo debate otra vez, el raca-raca identitario que no interesa a nadie» y aseguró que Educación se ceñirá a los que recomiendan los jueces y Euskaltzaindia, es decir, a reconocer la existencia de un ente cultural y lingüístico llamado Euskal Herria. El PP, por su parte, acusó a los nacionalistas de pretender continuar con el «adoctrinamiento» desde la escuela «como han hecho 30 años» y a buscar «el conflicto de manera artificial». Iñaki Oyarzábal pidió al PNV «más respeto» por Navarra y las provincias vasco-francesas, «que demuestran en cada elección que el nacionalismo no pinta nada allí».
Aralar, EA y EB apoyaron la propuesta nacionalista, mientras que el único representante de UPD se alineó junto a socialistas y populares, que sumaron mayoría.

Los padres de centros concertados, a favor del decreto del plurilingüismo
PATRICIA ABET. SANTIAGO. ABC Galicia 19 Marzo 2010

La respuesta de los padres al nuevo decreto del gallego promovido por el gobierno Feijóo no ha podido ser más rotunda. La Confederación Gallega de APAs de centros concertados y privados (Congapa) remitió a los medios una nota de prensa en la que apuntan que, bajo su punto de vista, este texto «elimina las tensiones introducidas en la sociedad por el anterior», una resolución que -continúan- «pretendía implantar en Galicia un sistema de inmersión lingüística copiado del de otras Comunidades y no adecuado para esta sociedad, en la que impera el bilingüismo cordial y no excluyente».

Así, desde esta plataforma consideran que el mencionado anteproyecto debe ser entendido como una respuesta a un «clamor popular» generado por el decreto que el bipartito planteó en 2007. Asimismo, desde las Apas han sacado a relucir la polémica consulta popular que la Administración central promovió en junio del pasado año y de la que, según esta plataforma, se pudieron extraer dos conclusiones inequívocas, relacionadas con el papel que los padres juegan en la educación de sus hijos. Por una parte, como destacan en su comunicado, este sondeo demostró «el rechazo al modelo de inmersión lingüística en gallego»; por la otra, subrayó el gran interés e implicación de las familias gallegas para con las decisiones que afectan al modelo que rige las educación de sus hijos.

Cabe recordar que el anteproyecto plurinlingüe nació rodeado de tensiones, que durante estas semanas se han ido acrecentando. El punto más álgido de este debate lo protagonizó la reciente petición de los nacionalistas, con Guillerme Vázquez al frente, quienes solicitaron la retirada de este decreto, alegando que «el anterior no había creado ningún problema».

Como respuesta a estas palabras, los populares optan por mostrar una actitud dialogante y apuntan que «las críticas son bienvenidas y que cada quien argumente lo que tiene que argumentar». El discutido decreto será tratado en la mesa sectorial de Educación el 25 de marzo y en el Consello Escolar de Galicia en abril.
 

Recortes de Prensa   Página Inicial