AGLI

Recortes de Prensa   Lunes 22 Marzo  2010

 

¿Y si nos echaran del euro?
Roberto Centeno El Confidencial 22 Marzo 2010

La canciller Merkel acaba de pedir el cambio del tratado de la Unión, al objeto de que aquellos países incapaces de cumplir en forma estable los compromisos de Maastrich, puedan ser expulsados del euro, y esto ya son palabras mayores, y para el influyente “Der Spiegel”, “después de Grecia y Portugal, el siguiente fallido del club será España”. Y lo primero que a uno le viene a la cabeza es, ¡a buenas horas mangas verdes!, con todos los grandes cerebros de Europa juntos y en unión, y se dan cuenta ahora de que admitir a países con un histórico de desequilibrios que tumba de espaldas, solo porque cumplan con calzador los requisitos durante cinco minutos, es un disparate que no hay por dónde cogerlo. Grecia lleva diez años incumpliendo el Pacto de Estabilidad. Y el colmo de la genialidad simétrica: una política monetaria común, pero con las políticas económica y presupuestarias cada uno a su aire.

Así es como hemos llegado a una eurozona de 15 países, donde un tercio o más, nunca debieron haber entrado. Lo mismo que la propia UE, cuya idea original se ha prostituido hasta lo inimaginable, haciendo ingobernable e inviable a medio plazo la misma. ¿Cómo puede llegar a funcionar una unión económica de 27 países, con sistemas económicos y niveles de vida completamente diferentes? Hay que estar locos o ser absolutamente corruptos para llegar a una situación tan disparatada. Bruselas ha sido a partir de los años 70 la ciudad más corrupta del planeta, en ninguna otra capital se pagan tantas comisiones, actúan tan extensamente los “lobbies”, y se prodigan todos los mecanismo imaginables del cohecho. ¿Tienen ustedes idea de lo que han tenido que pagar los países del Este por entrar en el club?

El escenario del drama
Lo que trataré de resumir, son las consecuencias dramáticas que para España supondría la expulsión del euro, pero antes y como ya he expresado en otras ocasiones, tengo que decir que no creo que esto ocurra, por la simple y sencilla razón que podemos cumplir si existe voluntad política. Hace un año, McCoy analizaba brillantemente en estas mismas páginas los pros y los contras de salir del euro, y dentro de los pros afirmaba “si la salida se acompaña de un plan de estabilidad presupuestaria”, estos serían mayores, pero claro, si eso ocurriera, no tendríamos que abandonar el euro y no estaríamos elucubrando sobre las consecuencias.

¿Y cómo podríamos cumplir? Es muy claro, y además no hay otra alternativa: cambiando el modelo de un Estado donde el Gobierno ni siquiera tiene atribuciones para controlar el despilfarro de CCAA y Ayuntamientos, que representan el ¡70% del gasto público!, con un derroche de más de 100.000 millones de euros año; cambiando el sistema electoral, para hacer de España una democracia y no la basura impuesta por los prohombres de la Transición; y privatizando las cajas de ahorro, para que en vez de financiar a los políticos y a sus amigos, pasen a financiar a la gente honrada y trabajadora. Y esto solo requiere una cosa, voluntad política. Por supuesto ni el PSOE ni el PP están por la labor, pues la dictadura partitocrática, y la posibilidad de mantener a una casta de más de 100.000 cargos cada uno, expoliando a los ciudadanos, sin que estos tengan la menor posibilidad de defenderse, es la base de su poder. Pero ahora es diferente, este modelo de Estado despilfarrador, incontrolable, ineficiente y corrupto ya no se sostiene, pronto estará al borde del colapso, y o se adoptan esas medidas o la alternativa es el Apocalipsis económico y la revuelta social.

En todo caso, la presunta expulsión no ocurriría de golpe, primero las agencias de “rating” y la Comisión Europea, tendrían que entender la realidad. Por muy ineptos o corruptos que sean unos y otros, no pueden pasar más tiempo por alto la falsedad de las cifras oficiales y sobre todo que al contrario que el resto de países del euro, este gobierno de irresponsables no tiene ya atribuciones para recortar el 70% del gasto. La Comisión de Valores norteamericana, la SEC, sí parece haberla entendido, pues está estudiando exigir a las empresas norteamericanas el declarar su exposición a España. Y en ese momento, nuestra situación sería mucho peor que la de Grecia, donde el gobierno sí tiene atribuciones para recortar la totalidad del gasto, pero también sería peor la situación del euro porque somos la cuarta economía del grupo, “España es la verdadera prueba para la supervivencia del euro”, afirmaba el WSJ hace unas semanas.

El euro experimentará un ataque especulativo mayor y una caída brutal frente al dólar, y dada la fuerte exposición a España de Francia y Alemania, exigirán a Zapatero un ajuste drástico e inmediato, ajuste que solo las medidas señaladas pueden conseguir. Zapatero no podrá negarse, porque en caso contrario la deuda no podrá seguir financiándose y el Estado se colapsará. Pero supongamos que dice que sí, luego que no y después que veremos, y al final nos echan del euro. ¿Qué pasa entonces?

Un apocalipsis económico
Primero, España volvería a la peseta, que se devaluaría de inmediato frente al euro, ¿cuánto?, yo diría un 20 % para empezar, aunque después se producirían devaluaciones ulteriores que podrían llevarla al 30%, ¿y eso qué? Pues que familias y empresas serían de la noche a la mañana un 20% más pobres. Análogamente los salarios perderían el 20% de su valor. Parte del impacto se amortiguaría al comprar productos nacionales denominados en pesetas, pero tenderían a subir rápidamente, por lo que golpe inicial sería devastador. La clase media prácticamente desaparecería, uno de los grandes objetivos de Zapatero, ya que fue la gran creación de su odiado general Franco, cuando los españoles “no existíamos y éramos apátridas” (ZP dixit), y además votan derecha.

Segundo, y más grave aún. La deuda externa neta se incrementaría de golpe un 20%, y ello supondría para muchas empresas la quiebra pura y dura. Por ejemplo, si la mitad de las entidades financieras no pueden devolver ya su deuda en euros, imaginen esa misma deuda incrementada en un 20%. Y qué decir de la deuda del Estado, toda ella denominada en euros, simplemente no podríamos devolverla. Perderíamos totalmente nuestra credibilidad internacional y nadie nos prestaría un céntimo. El paro crecería vertiginosamente, y el corralito argentino se reproduciría íntegramente aquí, la gente perdería sus ahorros porque la banca se colapsaría, y el Estado ya no tendría capacidad económica para rescatarla, la garantía Zapatero de los 100.000 euros sería como todas sus promesas, papel mojado.

Tercero, ante los problemas ingentes de liquidez, el BdE tendría que imprimir pesetas en masa, entre otras cosas porque si nos echan del euro es porque no hemos cambiado el modelo de Estado y en consecuencia el gasto público continúa imparable, los 100.000 millones de despilfarro continuarían íntegros y creciendo, y para financiarlo no quedará más remedio que imprimir billetes, lo que llevará a una ola de inflación, y nuevas devaluaciones. El control de la inflación sería casi imposible.

Cuarto. Muchos dirán, se olvida de la parte favorable, que recobraremos la competitividad perdida y venderemos más al exterior. Y no digo que no, pero ojo, las importaciones se encarecerán tremendamente, piensen en la energía donde nuestra dependencia exterior es el doble de la media europea, y como importamos más de lo que exportamos, al final puede quedar lo comido por lo servido, y en todo caso sería un mecanismo de ajuste a medio plazo, excepto el turismo que mejoraría de inmediato. Pero no se hagan ilusiones, un diferencial de tipos de interés entre la peseta y el euro de sólo tres puntos (y probablemente más), dado nuestro gigantesco nivel de deuda exterior, equivaldría a la totalidad de los ingresos por turismo.

El balance global sería dramático, el hundimiento en una crisis de una duración y de una profundidad desconocida, quiebras, deflación y paro, y además con las cuentas públicas más fuera de control si cabe. Si estando sometidos al Pacto de Estabilidad, el Gobierno ha disparado el gasto, ¿imaginan lo que sería con la máquina de hacer billetes en manos de Zapatero? La fuga de capitales sería masiva, de hecho ha empezado ya, las grandes fortunas lo tienen a buen recaudo, y muchos particulares están abriendo cuentas en dólares o francos suizos en su propios bancos, algo legal y a lo que tienen perfecto derecho, y los más desconfiados cambiando sus cuentas a bancos europeos en España pero con una exigencia muy clara: “mis euros los quiero en su sucursal de Frankfurt, de Ámsterdam o de París, no en el Paseo de La Castellana ni en la Diagonal”.

(*) Roberto Centeno, Catedrático de Economía de la UPM

PP y PSOE
Aformismo sobre la batalla en Andalucía
Pedro de Tena Libertad Digital 22 Marzo 2010

La batalla de Andalucía comenzó en 2004 cuando, tras la derrota electoral del PP y el 11-M, se impuso la reorganización de un partido a punto de romperse y, tras la echada de cuentas correspondiente, se vio claro que Andalucía era el campo de batalla esencial de la democracia española. Independientemente de la sinceridad de quienes adoptaron la decisión de enviar a Javier Arenas a Andalucía –muchos de sus enemigos lo anhelaban desde hacia tiempo–, lo cierto es que Arenas le exigió a Rajoy, y los hechos lo han probado, convertir a Andalucía en el eje principal de la batalla democrática española. No hay enemigo pequeño ni hay hecho que deba pasar inadvertido. Un PSOE pagado de sí mismo y arregimentado en un despotismo blandiduro en Andalucía, no se percató del movimiento del adversario. Ahora, plenamente consciente del agujero que se le viene encima, ha reaccionado. ¿Será tarde?

Es posible que para casi todos los políticos, la batalla de la democracia en Andalucía sea una escaramuza electoral más. Se equivocarán. Acostumbrados a no soñar, habituados a no mirar la magnitud y la majestad de los cielos, forzados muchas veces a no levantar los ojos del suelo como si fueran osos hormigueros y algunos, se sabe, ratas de alcantarilla, no comprenden que es necesario ver más allá, que el horizonte se mueve si tú te mueves, como decía el filósofo. En Andalucía muy especialmente, y en general, el gran Sur español, ese gran Sur que parte de Madrid y llega a Tarifa, abriéndose a Extremadura y Valencia y atravesando Castilla la Mancha, se juega España, se juega el futuro de España y se juega el futuro de la democracia y la prosperidad de España. Cuando el dedo señala la luna, el imbécil mira al dedo.

El centro de gravedad de la España autonómica se desplazó hacia el Norte por obra y gracia de los errores constitucionales, perpetuándose así una realidad injusta y desequilibrada que hizo del País Vasco y Cataluña las columnas básicas de la Restauración, de la dictadura de Primo, de la Segunda República y de la dictadura franquista, por acción o por omisión. La batalla de Andalucía es el primer paso en la dirección de hacer de España una democracia, una democracia próspera y una nación equilibrada. Esta batalla debe devolver el centro de gravedad a la media común de las regiones de España y hacer que nunca más la economía, la política y la sociedad giren en torno a dos pequeñas regiones que tienen, como tuvieron, al resto de España como mercado al tiempo que sus nacionalistas lo insultan con una mano y toman su dinero con la otra.

El PSOE ha advertido la gravedad de la circunstancia y cómo una España en la que un Partido Popular digno gobernase desde Madrid a Valencia y Murcia, Extremadura, Castilla la Mancha, Andalucía y Ceuta y Melilla, sería el principio de fin de una casta, cada vez menos oculta tras una ideología de salón, que ha mandado en casi toda España desde 1979 y que ha preferido contemplar el deterioro nacional a perder el poder. Por ello, tras haber donado bienes de futuros nacionales a los pequeños reyezuelos nacionalistas, se apresta ahora a la batalla de Andalucía. Va a ser una pelea a muerte porque de ella algunos no podrán salir heridos sino políticamente muertos.

El PP tiene una de las más grandes oportunidades que ha tenido el centro derecha más o menos liberal en la España constitucional desde 1978. No se trata sólo de conseguir el Gobierno en Madrid, que a veces no se enteran. Se trata de darse cuenta de qué significa esta batalla. No todas las batallas son iguales. Hay batallitas, como a las que se han acostumbrado muchos políticos del PP, que viven tan bien o más en la oposición que en los gobiernos. Y hay batallas históricas: esta es una. Se trata de demostrar cuatro cosas esenciales:

* que España, la España de todos que es de todos pero es España, con su historia y sus valores, no está muerta ni enterrada.

* que la España democrática es mucho más que una oligarquía de partidos alimentados con fondos públicos y que en ella los ciudadanos individualmente considerados tienen un papel más relevante que votar cada cuatro años.

* que la España democrática puede regenerarse antes de degenerar completamente y de que un modelo democrático con fundamento en la separación de poderes, la sociedad abierta, la competencia leal y la racionalidad con fundamento en la experiencia es más una obligación moral que una utopía irrealizable.

* que la España gobernada por un centro derecho liberalizador es más beneficiosa para la igualdad y cohesión de los territorios, mejor para los bolsillo y las familias y fecunda para las libertades, la educación, la ciencia y las artes.

La batalla de Andalucía está en marcha y en esa batalla no sobramos ninguno. El gran sur de Madrid abajo o de Andalucía arriba puede ser el alma de la España democrática del futuro o el cadáver seco de la España desarmada y descuartizada por la desconfianza y la desilusión

PSOE andaluz
El pollo de León
Agapito Maestre Libertad Digital 22 Marzo 2010

La portada del periódico La Gaceta del domingo llamaba la atención. Una fotografía en sepia mostraba al famoso político andaluz Romero Robledo, más conocido por "El pollo de Antequera", que desde 1862 hasta su muerte no dejó de mentir, engañar, regalar actas de diputado y, sobre todo, comprar votos por toda Andalucía. Al lado aparecía una foto de Zapatero paseando con Griñán por una playa de Andalucía, después de haber adoptado, en Consejo de Gobierno, una serie de medidas cuyo único objetivo es comprar el voto de los andaluces de las zonas rurales para las próximas elecciones. La comparación entre Romero Robledo y Zapatero era, sin duda alguna, oportuna, pero Zapatero, según el periódico que dirige Carlos Dávila, es más "desgarbado, truhán y manirroto" que el malagueño. No puedo estar más de acuerdo con el titular. Es gracioso y hace reír.

No obstante, creo que el periódico no hace justicia ni a Zapatero ni al famoso político de Antequera que fue diputado, ministro varias veces y de diferentes carteras, presidente del Congreso, y estuvo con todos los partidos que tenían el poder. Romero Robledo fue, sin duda alguna, un desastre; pero, en mi opinión, Zapatero es muchísimo peor. Es cierto que Romero Robledo sigue representando todos los males del político profesional; fue la expresión del caciquismo sin ningún tipo de límite moral, lo controló casi todo y, por supuesto, persiguió hasta la desaparición a sus adversarios. Naturalmente, Romero Robledo odiaba a la prensa libre, por ejemplo, un año antes de su muerte, en 1905, consiguió que Azorín abandonase El Imparcial, porque no le gustó la crónica que el escritor publicó con el título Romero en el Romeral.

A pesar de todo, Zapatero es peor, muchísimo peor, que Romero Robledo, entre otros motivos porque el cacique de Antequera era sólo eso: nada más y nada menos que un cacique. Al final Romero Robledo, y a pesar de que sirvió a los gobiernos más draconiamente autoritarios, estuvo limitado por unas leyes externas que le costaba controlar; por el contrario, Zapatero tiene una conducta más cercana a la del tirano que manda según su voluntad y su interés propios. Lo sucedido con los cambios en el Gobierno andaluz así lo acredita. Zapatero cambió a Griñán por Chaves y, después, ha querido dejar constancia que el PP de Arenas no se enfrentará a Griñán, ojalá, sino a una estructura organizativa de carácter totalitario. En Andalucía, en efecto, el jefe fetén ya no es Griñán sino Zapatero. Las "ayudas" concedidas por el Gobierno a la Junta de Andalucía a través de la ampliación del PER y de los pagos por la "deuda histórica", al margen de los votos que puedan retener, no han tenido otro objetivo para los socialistas que dejar claro que en Andalucía manda Zapatero

Nuestra zona gris
MAITE PAGAZAURTUNDÚA RUIZ El Correo 22 Marzo 2010

En los grupos humanos tienden a nacer relaciones de poder sólidas y con cierta estabilidad en el tiempo, especialmente si el poder duele y se nota. De hecho, los dirigentes políticos en un sistema democrático tienden a ser sustituidos en pocos años.

Es más fácil la docilidad social si existen buenas excusas sentimentales para aceptar un liderazgo o soportar hechos violentos en el entorno. La combinación del miedo a los fanáticos y el sentimentalismo -hacia la ideología que habla del amor a la tierra y a los elementos privativos culturales como el único valor supremo de la sociedad vasca- generaron entre nosotros durante años una zona gris en la conciencia social frente a los asesinatos de ETA. Ni con ellos, ni contra ellos. Anhelantes de la paz, pero banalizando los efectos del mal causado. Deseosos de que ETA dejase de actuar, pero callando y aceptando como normal que el sistema político tuviera representantes de la ideología asesina. Compasivos con el primer dolor de sus víctimas, pero incómodos y extremadamente críticos -incluso crueles- con la voz de los desgarrados por el dolor que, claro, al hablar, exigían ayuda de cada cual. Tolerantes con los que no estaban en la ideología nacionalista, pero sin mezclarse hasta el final en el significado de su libertad acosada.

En la zona gris no tiene por qué existir mala fe. Primo Levi, cuarenta y un años después de ser liberado del horror fue capaz de establecer que la mala fe «requiere una sinceridad profunda consigo mismo, exige un esfuerzo continuo, intelectual y moral» que muchas personas simplemente no pueden llegar a plantearse.
Nuestra zona gris, seguramente sin saber, estabilizó parte del poder de ese mundo y todavía respeta la retroalimentación de los fanáticos de ETA, mientras asume que el idealismo de los asesinos resta valor a la responsabilidad de los asesinatos y el miedo.

La zona gris mutará en parte, por su extraordinario sentido de la adaptación ante la decadencia del poder del miedo sobre cuya mera existencia no quería hablar y «porque los recuerdos no están grabados en piedra». La mutación de los recuerdos para el autoengaño colectivo hirió a Primo Levi durante esos largos años en que fue rumiando su gran obra, incluso aunque llegó a entender como pocos su perfecto mecanismo.

Viendo la foto del último detenido de ETA en Francia me pregunto cuándo empezarán los jóvenes asesinos de la fase decadente de ETA a reclamar a esa mayoría silenciosa que permitió su adoctrinamiento. Tal vez no suceda pero, si pasa, nadie dirá recordar nada. De eso también habla Primo Levi.

Diez preguntas al PP
CÉSAR ALONSO DE LOS RÍOS ABC 22 Marzo 2010

Con el viento de la crisis a la espalda, Rajoy está uniendo su futuro al que presume para CiU en Cataluña. Su mensaje podría resumirse en el siguiente slogan: «con CiU a la Moncloa». Esperanzador para muchos, a mí me plantea una serie de interrogantes que trato de enumerar a continuación.

1. Hay un principio elemental en las luchas electorales y es el de no adelantar nunca los pactos a los resultados.
2. Hacer tal supone confiar en el otro más que en las fuerzas propias. Con ser esto grave en general, en el caso de CiU es una temeridad.

3. Si la cita con las elecciones catalanas de octubre puede tener alguna importancia ¿renunciará el PP a plantarle cara a CiU?
4. ¿Hará de costalero de CiU para que este pueda desplazar al tripartito del mismo modo que en el País Vasco ayudó al PSE?

5. ¿Aceptará este papel Artur Mas o renunciará a tal ayuda ante notario?
6. ¿La alianza «ideológica» con CiU supondrá por parte del PP la aceptación del Estatuto catalán que pactaron en Moncloa Zapatero y Artur Más?

7. Le seguirá a Rajoy la militancia y el electorado del PP en la defensa de un Estado Confederal y una España plurinacional?
8. ¿Trillo y Sáenz de Santamaría aceptarán por disciplina y patriotismo de partido la retirada del recurso que plantearon en su día por patriotismo español?

9. Cabe sospechar que los electores del PP tengan algunos principios y que la imposición del Estatuto por parte del PP le suponga a este la pérdida de votos. ¿De cuántos?
10. ¿Quizá los suficientes para que UPyD dé un salto en las generales que pueda suponer la futura caída de Esperanza Aguirre en Madrid?

La estrategia de Arriola parece ser el productor de los complejos de ciertos dirigentes del PP basados no solamente en la incapacidad de su partido para conseguir la mayoría absoluta sino también en la valoración de los nacionalismos como vertebradores de un modelo de Estado invertebrado.

Explosivo
Uno de los puntos más oscuros del 11-M
Antonio Iglesias Libertad Digital 22 Marzo 2010

A raíz de la apertura y difusión de los videos de los puntos álgidos de la pericial del Tribunal, he podido observar que existen algunos puntos que conviene que la opinión pública conozca con exactitud (incluyo, con este mismo fin, unos comentarios sobre las dinamitas y sobre la actuación de los Tedax). Trato de explicarlos con tanta sencillez como rigor científico.

Detección de nitroglicerina
Un "pico" en un análisis cualitativo por cromatografía es una medida orientativa de la cantidad de sustancia detectada. Cuanta mayor altura tiene el pico, más concentración de sustancia detectada tenemos en la muestra analizada.

En el video en que se recogen los momentos posteriores a la aparición de este compuesto, que forma parte del Titadyn pero no de la Goma 2 ECO, dicen Alfonso Vega y Carlos Atoche que el pico es muy pequeño. Parece mentira que ignoren que lo que se practicó fue un análisis cualitativo, y que en un análisis cualitativo no tiene sentido considerar si el pico es pequeño o grande: sale o no sale; si sale, como aquí ha ocurrido, es que hay nitroglicerina. En cuanto a la altura del pico cromatográfico, ésta depende de la cantidad de muestra tomada y del método seguido en la preparación de la muestra de análisis. En el caso que nos ocupa, la muestra M-1 (polvo de extintor).

Proporción de dinitrotolueno (DNT) y de nitroglicerina en la muestra M-1 del foco nº 3 de la estación de El Pozo
En el documento de las condiciones acordadas para la pericial, firmado por el propio Miguel Ángel Santano, se había especificado que no se realizarían análisis cuantitativos de los explosivos contenidos en las muestras recogidas en los focos. Esto es así porque, después de una explosión, los compuestos más reactivos del explosivo reaccionan de forma que los más reactivos, como la nitroglicerina, tienden a quedar en los restos en una proporción mínima que nada tiene que ver con aquella que tenían en el explosivo antes de producirse la explosión.

Por lo tanto, no se puede extrapolar la proporción de un componente después de una explosión a la que hubiera tenido antes de producirse ésta. A pesar de ello, se practicó un análisis cuantitativo por imposición de Alfonso Vega quien junto a Carlos Atoche argumentó sin rigor científico que, como la cantidad de nitroglicerina encontrada en el foco 3 de la Estación del Pozo era muy pequeña, se debía a que provenía de Goma 2 ECO, esa que, como sabemos, resultó misteriosamente contaminada con trazas de nitroglicerina y de DNT que se detectan sólo después del apagón del 6 de febrero, sin que se hubieran detectado en 2004.

Las dinamitas
En la pericial se trataba de determinar si en los trenes había estallado Goma 2 ECO u otro explosivo, muy posiblemente el Titadyn. Las muestras procedentes de la furgoneta Kangoo y de la mochila de Vallecas eran, efectivamente, de Goma 2 ECO (eso sí, con la incómoda e imprevista presencia de metenamina que no provenía de fábrica, lo cual es otro cantar...), pero esto no significa en modo alguno que lo que explotó en los trenes fuera Goma 2 ECO, como se transmitió de modo subliminal a la opinión pública.

Años antes de comenzar a fabricarse la Goma 2 ECO se fabricaba la Goma 2 EC que llevaba dinitrotolueno ( DNT), pero su fabricación se paró en 1992, por lo que no parece lógico que hipotéticos restos de este material, que presuntamente coexistieron en Mina Conchita junto a la Goma 2 ECO, hayan sido capaces de contaminar por vía aérea a la Goma 2 ECO con trazas de DNT en una atmósfera fría.

Pues bien, esta es la hipótesis que algunos formularon una vez que se echaron por tierra todas las anteriores "teorías de la contaminación". Ni es verosímil que se utilizara la propia Goma EC en la preparación de los artefactos, por lo cual y, ante la evidencia de la presencia de DNT en los restos de todos –no de casi todos–, reitero, de todos los focos (serie 6 de las muestras), hay que concluir en que el explosivo que estalló en los trenes no fue en modo alguno Goma 2 ECO ni Goma 2EC.

¿Qué vieron los Tedax en sus análisis de la mañana del 11-M?
Los Tedax realizaron el análisis de las muestras que recogieron en los focos de explosión en la mañana del 11- M, pero según el protocolo estas muestras debían de haber sido analizadas por la Policía Científica. Con la técnica de cromatografía fina practicada por los Tedax se puede detectar la presencia de nitratos, entre ellos la nitroglicerina y de DNT.

De lo que hayan podido ver entonces los Tedax sólo tenemos noticias seis semanas después cuando, a requerimiento de Del Olmo, informan diciendo que registraron componentes genéricos de dinamita. Si detectaron tales compuestos, sabían cuáles eran. ¿Qué fue lo que vieron que les impidió especificarlo? ¿Por qué hacen sólo una vaga, inverosímil y tardía declaración de su hallazgo?

Considero que este es uno de los puntos más oscuros y graves de la actuación de este cuerpo y que requiere de un urgente esclarecimiento. Ello al margen de que hicieran desaparecer los extractos de los lavados de las muestras con agua y acetona, extractos que deberían de haber sido conservados para un eventual análisis de confrontación según es preceptivo por la Ley de Enjuiciamiento Criminal.

El municipio aragonés de La Codoñera se rebela contra la imposición del catalán
Se oponen a la recién aprobada Ley de Lenguas en Aragón, apoyada por el PSOE y la Chunta Aragonesista
Álvaro Rubio www.lavozlibre.com 22 Marzo 2010

Teruel.- Un grupo de vecinos de La Codoñera, un pueblo de Teruel, se rebela contra la recién aprobada Ley de Lenguas en Aragón que establece como propia e histórica y de uso administrativo la lengua catalana en la comunidad.

Chunta Aragonesista (CHA), formación que sacó adelante la ley junto con el PSOE, organizó una charla en el municipio para explicar la propuesta con la participación de Pilar Santos, coordinadora del grupo en el pueblo; el filólogo Artur Quintana, presidente de la Institución Cultural de la Franja, y Marcos Negredo, coordinador del Rolde de Política Lingüística de CHA.

"Somos de Aragón y no hablamos catalán, ¡Todos juntos a luchar!", "Soy de La Codoñera, hablo y hablaré 'chapurreau", "No somos analfabetos, hablamos chapurreau", "Aceptamos a los catalanes, no a los catalanistas"... y así hasta 12 pancartas con las que criticaban la imposición del catalán.

De esta peculiar forma se ha hecho oír una población del Bajo Aragón de unos 300 habitantes, que han dejado claro que no aceptan una ley que impone una lengua que no reconocen como "propia".

El encuentro tuvo que ser cancelado debido a los gritos y protestas del público congregado.

DEFIENDE A LOS CASTRO Y A CHÁVEZ
Gabilondo: "Espero que en España no se persiga por rotular en castellano"
Ángel Gabilondo espera que "en España no se persiga a nadie por rotular" en castellano, pese a saber perfectamente que eso es lo que está pasando en Cataluña. En una entrevista en El Mundo, el ministro de Educación defiende EpC, a los Castro y a Chávez.
LIBERTAD DIGITAL 22 Marzo 2010

El ministro de Educación asegura que "en España el tema de la lengua se ha vivido con bastante normalidad. La inmersión lingüística y la lengua vehicular han conducido a garantizar lo que pide la Constitución: el deber de conocer la lengua y el derecho a usarla. Lo que no tenemos que hacer es una cuestión de enfrentamiento. Las lenguas son espacios de convivencia y no se defiende una lengua luchando contra otra ni usandola como arma arrojadiza".

En un ejercicio de cinismo, Ángel Gabilondo dice que "espero que en España no se le persiga a nadie por rotular de una manera u otra manera… pero si hay disposiciones legales, deben cumplirse".

Gabilondo defiende Educación para la Ciudadanía. "Quien conoce la enseñanza sabe que, si uno quiere adoctrinar, puede hacerlo en cualquier materia. Educación para la Ciudadanía está respondiendo a algunos déficits de valores cívicos y ciudadanos que son muy importantes para los niños. Es una asignatura más que hay que impartir bien".

El hermano del Iñaki Gabilondo defiende con uñas y dientes los regímenes de Cuba y Venezuela y niega rotundamente que sean dictaduras. "Yo no haría esa calificación. Las dictaduras técnicamente son otra cosa y nosotros sabemos bien lo que son. En estos países hay que profundizar en la libertad política y en los derechos humanos".

Gabilondo: "No se defiende una lengua luchando contra otra"
"Espero que en España no se persiga a nadie por rotular en una lengua oficial", explica el ministro de Educación
Álvaro Rubio www.lavozlibre.com 22 Marzo 2010

Madrid.- El ministro de Educación, Ángel Gabilondo, considera que la lengua no tiene que ser un motivo de enfrentamiento. Eso es lo que ha defendido en una entrevista que se publica este lunes en el periódico ‘El Mundo’.

"En España el tema de la lengua se ha vivido con bastante normalidad. La inmersión lingüística y la lengua vehicular han conducido a garantizar lo que pide la Constitución: el deber de conocer la lengua y el derecho a usarla. Lo que no tenemos que hacer es una cuestión de enfrentamiento”, explicó Gabilondo al diario en el que también ha defendido que "las lenguas son espacios de convivencia y no se defiende una lengua luchando contra otra ni usándola como arma arrojadiza".

El titular de Educación ha hecho referencia a los continuos casos que se están viviendo en algunas comunidades autónomas por la imposición de una lengua determinada. Ante este tipo de situaciones, Ángel Gabilondo, ha comentado que espera que “en España no se le persiga a nadie por rotular de una manera u otra”. Dice que aspira a “vivir en un país donde el bilingüismo se entiende como la posibilidad de rotular en cualquiera de las lenguas oficiales y cooficiales, pero si hay disposiciones legales, deben cumplirse".

Gabilondo también ha tenido espacio para la reivindicación y ha defendido que “en toda España se aprendan bases comunes de Historia”. Además ha hecho referencia al pacto educativo y ha adelantado que cree que “va a haber un gran acuerdo en materia educativa para mediados de abril".


******************* Sección "bilingüe" ***********************
El Gobierno y ETA
Carlos Dávila www.gaceta.es 22 Marzo 2010

Si no hubiera sido porque el martes por la noche un grupo de forajidos etarras asesinaron al oeste de París a un policía francés, todas las ediciones de LA GACETA del miércoles, y no sólo la primera, hubieran aparecido en su primera plana con este titular: “

El Gobierno respalda la plataforma que cerrará el acuerdo con ETA
”. Debajo insertábamos en esa primera edición dos sumarios: “Batasuna y EA (Eusko Alkartasuna) escenificarán su alianza el próximo Aberri Eguna" y: “El Ejecutivo espera que así se facilite el diálogo con Otegui y los “posibilistas”. La información, redactada por nuestro especialista Alberto Lardiés, añadía este párrafo: “Se trata del movimiento Independetistak, que agrupa a miembros de Batasuna y Eusko Alkartasuna. El Partido Socialista de Euskadi espera que dicho colectivo se desmarque de la violencia y, a su vez, allane el camino a las conversaciones con el sector de ETA que defiende un proyecto democrático.

La “segunda vuelta”
Esta era una nueva aportación, y muy importante, a la serie de trabajos que, desde las pasadas Navidades, venimos publicando. En uno de ellos, y en esta misma sección, yo mismo firmaba un artículo titulado: “ETA y libertad religiosa”. El encabezamiento en principio podía resaltar por su dupla un tanto surrealista: ¿qué puede relacionar una banda terrorista con un proyecto legislativo? Fácilmente, decía entonces: el Gobierno. Visto que tiene perdida la recuperación económica, intenta salvar la legislatura en dos frentes: el primero, el de todos los ciudadanos que desde hace 50 años soñamos con el fin del espanto etarra; el segundo, más reducido, el de la izquierda más procaz y más cercana al radicalismo de Zapatero, que se quedaría extraordinariamente satisfecha si éste le atizara otro arreo a todo lo relacionado con la espiritualidad, y más concretamente, con la Religión Católica. Y en ello está. Poco a poco vamos conociendo pormenores sustanciosos de lo que el ex ministro Jaime Mayor Oreja denomina con gran justeza: “La segunda vuelta de la negociación con ETA”. Por no cansarles: desde hace meses se suceden los tópicos “contactos” entre los pocos dirigentes batasunos que están fuera de las cárceles, singularmente Rufi Etxeberría y el partido que fundó tras la escisión del PNV, Carlos Garaicoechea. A mayor abundamiento, han comenzado, bien que más tarde, otras nuevas vistas entre los susodichos batasunos, los sucesores de Garaicoechea, y miembros reputados del PSOE, sobre todo el mueverrabos de siempre, Jesús Eguiguren, y un cuñado suyo, singularmente zafío y enredador, de cuyo apellido no quiero acordarme. Las negociaciones, que de eso exactamente se trata, han avanzado tanto que ya podemos asegurar dos cosas: que batasunos y EA están a punto de aparecer juntitos en el próximo día de la patria vasca (Domingo de Resurrección), y que desde Madrid Zapatero y Rubalcaba contemplan con agrado los movimientos de sus correligionarios en Elgoibar. Es decir, que al menos “dejan hacer”. Batasuna pretende presentarse a las próximas elecciones municipales que se celebrarán en toda España en mayo de 2011, y cree que, de la mano de Eusko Alkartasuna, no habrá juzgado capaz (desde luego, no la Fiscalía General del Estado), de impedir candidaturas conjuntas, “listas blancas”, ¡fíjense!, como se llamaron en otros tiempos.

O bombas o votos Rubalcaba, como de costumbre, hace piruetas dialécticas para no aclarar, disimular mejor, si su Gobierno aceptaría una simple condena, matizada todo lo que se quiera, de la violencia por parte de Batasuna, para aceptar, en suma, que, de nuevo los terroristas disfrazados regresen a los ayuntamientos vascos y navarros. Ha dicho Rubalcaba: “O bombas, o votos”. Otra de sus frases que sin embargo es perfectamente ambigua. Batasuna, hay que recordarlo porque es de obligado cumplimiento, está definida por el Tribunal Supremo como una “organización terrorista”; es decir, no es que sea como ETA, ES QUE ES ETA. Por tanto, una simple y socorrida condena no puede, de ningún modo, bastar: o Batasuna (o sea, ETA) arroja las armas por ejemplo al Mar Cantábrico, entrega las pistolas y se aviene a vivir en paz, o seguirá siendo lo que es ahora mismo: una banda de asesinos. Lo dice el Supremo.

Pero el Gobierno tiene prisa por las razones antedichas: o se exhibe ante los españoles como el fautor del cierre de ETA, o no tendrá nada que hacer en las próximas elecciones. Y aún así, habría que verlo. Zapatero lo ensaya ahora de otra forma, pero lo está intentando con toda seguridad sabiendo que ETA puede ser su tabla de salvación. En el menester le van a ayudar esa pléyade de tópicos mediadores internacionales, la mayoría un atajo de golfos estafadores que cobran por cada servicio: si trabajan, se lo llevan, si no, a la calle. Y ellos quieren sacarnos el parné. Por fuera, o mejor dicho, por dentro, porque están en la cárcel, apoyan el “proceso” al menos el 50% de los presos de ETA, sobre todos los cuarentones, cincuentones y hasta sesentones, que, día a día, constatan que pueden pudrirse en el trullo sin esperanza alguna de volver a sus aldeas. Con estos también cuenta el Gobierno. Únicamente falta un pequeño-gran detalle: convencer a los chiquilicuatres enfurecidos de la actual ETA de que no tienen porvenir alguno en la banda, y que ya no pueden, como sus conmilitones de antaño, “hacer carrera” en ETA; esto se termina, y el porvenir es el mono de rayas. Estas fieras de zoológico son los sujetos que, por boca de su último representante en las negociaciones anteriores, Thierry, Francisco José López Peña, se negaron a suscribir un acuerdo definitivo con Zapatero. ¿Por qué? Se lo explicamos. Tanto en las sesiones de Oslo, sentados con ETA directamente, como en las de Loyola, en las que hasta participó el PNV, todo estuvo en algún momento, y según suelen decir algunos expertos de la Seguridad del Estado, “atado y bien atado”. Zapatero y sus cuates, el ex ministro Moscoso, el ex consejero del Gobierno Vasco, Eguía, Gómez Benitez, el padrino de Garzón, y casi siempre, claro está, el maltratador Eguiguren (sentenciado en firme por apalear a su señora), se bajaron los pantalones hasta aproximadamente el astrágalo, en todo lo que podían, con todo lo que pedían los bandidos. Pero al final surgió un inconveniente: ETA exigió la inmediata incorporación de Navarra al País Vasco. Y, “¡qué pena!”, se dijeron los negociadores de Zapatero, “eso no se lo podemos conceder; de acuerdo, a largo plazo sí, pero tenemos que convencer a otros. Acorto, no podemos”. Y los bandoleros se levantaron y Zapatero se quedó con las ganas. Había mentido hasta la arcada a los españoles: no había negociación, luego sí “pero nada de política de por medio”, “luego no cedemos”, pero estamos entregándolo todo… en fin: un bochorno. Zapatero se quedó con las ganas de aparecer firmando con los terroristas.

No más patrañas
Ahora hemos vuelto a las andadas y, ¡ojo!, volverán los mismos embelecos, idénticos disimulos, pero el escenario es el que contamos. De nuevo, a mayor abundamiento, Zapatero quiere engañar al Partido Popular. Antes dijo a los interlocutores de Rajoy: “Estamos escuchando a Otegui y todo irá bien”. O sea, que le grababan hasta la camiseta. Y ahora, ¿les está contando la verdad? ¿A qué no? Por tanto, cabe otra pregunta: ¿se está enterando el PP de la remozada negociación? Permítanme dudas muy razonables. En todo caso es de esperar que Rajoy, si alguna vez vuelve a entrevistarse con Zapatero (lo cual resulta incierto), transmita lo que debe ser un principio irrenunciable: nada de distinciones entre ETA, los malos, y Batasuna, los presuntos buenos. Todos son pistoleros (lo dijo el Supremo). Y hay que tratarlos como a tales. ¡Ah!, y ni una mentira más, que no está este país tan sufrido para otra patraña.

Podemos derrotar a ETA, estamos cerca
Antonio Pérez Henares Periodista Digital 22 Marzo 2010

Una metedura de pata de la policía francesa, que fiada de la declaración de un etarra detenido convirtió a un grupo de bomberos catalanes en terroristas, ha difuminado en los medios de comunicación el enorme alcance del criminal error que ha cometido la banda. ETA se había guardado muy mucho en sus más de 40 años de existencia de matar a un ciudadano francés y menos aún a un policía. Descabezados, acorralados y cada vez con menos oxigeno social han cometido ahora un asesinato que será letal para ellos. El Estado Francés ni olvida ni perdona y su fuerte democracia no se anda con rodeos a la hora de tratar a los criminales.
La banda terrorista atraviesa quizás el peor momento de su historia. Golpeada policialmente de manera continua y eficaz sus estructuras y cúpulas son desmanteladas casi antes de que vuelvan a reorganizarse. Los recambios son cada vez menos y de ínfima calidad. Nada de aquellos militantes curtidos en la clandestinidad y preparados a conciencia. Ahora son cachorros de la “borroka” , chulos de barrio viejo y tasca, sin otra formación que quemar cajeros y autobuses. Peligrosos, desde luego. Con ganas de matar y criados en el odio. Pero como me decía un veterano policía en estas lides : “Nos pueden dar un susto en cualquier momento pero son carne de cañón” .

ETA puede cometer un atentado o consumar un secuestro. Nadie lo dude. Pero no dejará por ello, aunque cuatro desesperados enloquecidos lo jaleen en las cárceles, de estar en una situación que bien pudiera considerarse terminal. Si sigue aplicándose la política de firmeza y que sólo contempla como final su completa derrota. Se puede derrotar a ETA y estamos a punto de lograrlo si seguimos por el camino, el único camino, de aplicar toda la fuerza del Estado de Derecho, la ley, toda la ley, sin ninguna concesión y en todos los campos.

Y seguimos presionando internacionalmente. Francia hace tiempo que nos ayuda con decisión y dejó de ser su santuario. El que intentaron construir en Portugal no duró ni un suspiro. Les queda Venezuela, donde por mucho que grite Chavez bien claro está que se les mima y se les protege. Pero con ser una espina y una canallada contra todos nosotros y contra la misma dignidad de España no deja ser una espina lejana.

A ETA no le queda otro camino que disolverse y entregar las armas. De nada más puede hablarse. Si entienden que no hay otra, por muchas milongas que cuenten en sus comunicados, más cerca estará el final.

Pero lo intentan. No es casualidad en absoluto los cantos de sirena de sus tentáculos políticos. Con el mismo juego de siempre de amagar, hacer como que van a decir y luego –porque no pueden hacer otra cosa que plegarse a la voz del amo, a quien tiene las pistolas.

En realidad lo que sucede es que el tiempo se les acaba. Se les acaba en los ayuntamientos donde se coló-porque el Gobierno en el malhadado Proceso de Paz les dejó hacerlo-que es lo único que les queda. Y eso no quieren perderlo bajo ningún concepto y están dispuestos a disfrazarse de cualquier cosa. Por ahí van a ir todos sus esfuerzos y todos sus intentos. Sólo pido y creo que como yo la inmensa mayoría de españoles y lo haga cruzando los dedos que , por favor, nadie se llame a engaño , que no hay atajos, que se dejen volver a procesos y a balones de oxígeno. Que sólo hay una manera de acabar con ETA y que podemos hacerlo: derrotándola. Estamos cerca.

El fin de la ETA
Pío Moa Libertad Digital 22 Marzo 2010

Dice Zapo que estamos cerca de ver el fin de la ETA, y en parte tiene razón: estamos más cerca que hace quince o treinta años, por ejemplo, como diría Perogrullo. En cambio estamos más lejos que antes el 11-m y la subida de Zapo y los suyos al poder. Por entonces sí se veía próximo el final del Terrorismo Nacionalista Vasco, muy infiltrado por la policía y frustrado en sus acciones. Pero el gobierno zapotesco se convirtió en el mayor colaborador que haya tenido nunca el grupo asesino, ilegitimándose y convirtiéndose en un gobierno delincuente. Esta es la realidad más sólida y golpeante para quien no quiera cerrar los ojos, una realidad que a su vez solo ha podido mantenerse gracias a Rajoy, eliminador de la oposición.

La política de Zapo se basaba en una afinidad ideológica profunda entre el PSOE y la ETA, como he expuesto reiteradamente. El sentido de los negocios ofrecidos por Zapo a los terroristas era estrictamente este: “Ustedes han hecho muy bien durante estos años, y les vamos a premiar espléndidamente liquidando la democracia y el estado de derecho construidos en la transición; y de paso como ustedes mismos han dicho, yo podría ganar el premio Nobel de la paz”. Pero los etarras quisieron aún más, y los dos grupos delincuentes volvieron a la greña.

Como ha dejado claro Rubalcaba, el portavoz de la corrupción y el terrorismo felipista, el negocio continúa: el gobierno aprovecha la infiltración lograda por el gobierno de Aznar para golpear a la banda (esto le conviene electoralmente) y obligarla a aceptar su oferta: un “ajuste político” que satisfaga, en definitiva, a los asesinos. Porque la afinidad ideológico-delictiva sigue marcando la pauta.
-----------------------------------------
Creo que esta será la redacción final del manifiesto sobre el Valle de los Caídos:

1- El Valle de los Caídos es uno de los monumentos más grandiosos, armónicos e integrados en el entorno edificados en el siglo XX en todo el mundo, y como tal uno de los más visitados. Construido sin coste para la Hacienda pública, por medio de donativos y loterías especiales.

2.- El monumento, alzado en recuerdo de la victoria del bando nacional en la Guerra Civil, pasó pronto a tomar carácter de reconciliación, al enterrarse en él restos de soldados de ambos bandos, algo muy poco usual entre los vencedores de una guerra. La reconciliación no parece haber sido aceptada por algunos círculos ni por el actual Gobierno, que viene hostigando a los monjes encargados de cuidar el lugar, privándoles de ingresos y cerrando con falsos pretextos el acceso a parte del monumento. Se ha hablado de anular su carácter religioso, de transformarlo en museo de la llamada "memoria histórica", y no han faltado incitaciones a volarlo.

3.- Como justificación de su actitud, el Gobierno y asociaciones financiadas con dinero público han divulgado que el Valle de los Caídos fue construido por 20.000 presos políticos en régimen de esclavitud, pésimas condiciones y elevada mortandad. Estos datos, como tantos de la "memoria histórica", chocan con la documentación hoy conocida. Esta documentación prueba que la mayoría de los obreros del Valle fueron libres; los reclusos --comunes e izquierdistas acusados de delitos— trabajaron durante seis de los dieciocho años de la construcción, un máximo de 700 en algún momento y sin llegar a 2.500 en total; eran voluntarios, pues redimían hasta seis días de condena por día trabajado; cobraban sueldo normal y con vigilancia escasa; entre libres y presos hubo 14 accidentes mortales, número considerado bajo para una obra de tal envergadura. Tampoco está probado el que Franco quisiera ser enterrado allí, una decisión tomada por el rey Juan Carlos.

4.-Los españoles tienen derecho a conocer las pruebas en que se basan las versiones del Gobierno y sus afines, y estos el deber de ofrecerlas. De otro modo deberíamos concluir que la opinión pública sufre un nuevo y lamentable episodio del “Himalaya de mentiras", como definió el socialista moderado Besteiro o el liberal Marañón unas propagandas generadoras de odios que todos creíamos superados.

5.- Aun en el muy improbable caso de que tales pruebas existiesen, nunca justificarían unas actitudes que entrarían en una tradición desastrosa de destrucciones y saqueos de arte y bienes del Patrimonio Histórico Nacional como los ocurridos en la Guerra Civil. Por todo ello, los historiadores firmantes nos consideramos obligados a denunciar una situación que revive divisiones del pasado y que ningún país civilizado puede tolerar.
 

España y Francia contra ETA
ROGELIO ALONSO, Profesor de Ciencia Política. Universidad Rey Juan Carlos ABC 22 Marzo 2010

UNA correcta valoración de la colaboración que Francia ha prestado a España en la lucha contra ETA y de las consecuencias que sobre la misma tendrá el asesinato del agente Jean Serge Nérin exige tomar en cuenta la evolución experimentada por esta cooperación entre los dos países. Con ese fin es también preciso examinar los debates que ETA ha mantenido a lo largo del tiempo considerando y descartando acciones terroristas en territorio francés. El análisis de estas variables permite evaluar las características de un ejemplar y eficaz modelo de trabajo conjunto frente al terrorismo por parte de España y Francia que, no obstante, es susceptible de mejora.

En primer lugar, debe subrayarse que ETA ha rechazado siempre la comisión de atentados y asesinatos en Francia consciente de las negativas consecuencias que este proceder tendría para la banda. De este reconocimiento es posible deducir que la banda no deseaba provocar una intensificación de la respuesta contraterrorista por parte de las autoridades francesas y que, por tanto, la política antiterrorista en Francia todavía no ha alcanzado su mayor nivel de dureza. Sin embargo, tampoco debe obviarse que el temor etarra surgía en gran medida por las dificultades operativas de abrir un nuevo frente en una situación de acuciante debilidad causada precisamente por la excelente colaboración entre Francia y España. Los significativos niveles de detenciones y procesamientos de miembros y colaboradores de ETA en Francia en los últimos años así lo demuestran.

Esa efectiva presión policial y judicial desde Francia fue la que alimentó en ETA diversos debates sobre la idoneidad de dirigir su violencia más allá de nuestras fronteras. Un escrito encontrado en Francia a comienzos de 2002 y elaborado por un dirigente etarra definía como «un error político militar» el hecho de que la banda todavía no se hubiese decidido a atentar contra policías franceses. El autor del texto justificaba así su postura: «Desde hace tiempo el enemigo, a saber, el Estado francés, ha emprendido su trabajo de opresión codo con codo con el Estado español». Por ello, el terrorista exhortaba a perpetrar en Francia «actos muy mediáticos contra las fuerzas represivas y los intereses económicos», pues «el tiempo de pasar a los actos ha llegado».

A pesar de ello, ETA siguió evitando acciones terroristas en el país vecino, ante el temor a la reacción del Gobierno francés. Esta cuestión volvió a suscitarse en el debate que tuvo lugar dentro de la organización terrorista entre 2007 y 2008 tras la ruptura de su tregua en 2006. La consideración de Francia como enemigo de ETA quedaba de manifiesto en una de las aportaciones al debate terrorista al asegurarse lo siguiente: «Tendremos que golpear al Estado francés, no faltan motivos». Sin embargo, en esa ocasión ETA también optó por no llevar a cabo atentados en Francia que, como declaró un mando antiterrorista francés en 2008, durante el juicio contra Ibon Fernández Iradi «Susper», «no quedarían sin consecuencias por parte del Estado francés».

La hostilidad etarra hacia Francia quedaba evidenciada también con los planes de matar a la juez Laurance Le Vert, que en última instancia fueron relegados por el temor a la respuesta que podrían desencadenar. Esa hostilidad emerge en numerosos comunicados de la banda en los que los terroristas han denunciado literalmente el «conflicto armado que mantiene Euskal Herría con España y Francia» y «las fuerzas armadas, económicas, políticas, jurídicas y mediáticas de ambos estados», así como la «política criminal que aplican Francia y España contra los ciudadanos vascos secuestrados». Sin embargo, aunque ETA ha afirmado que «los Estados español y francés cercenan violentamente los derechos de nuestro pueblo» y que por ello «ETA tiene que recurrir a la lucha armada», la banda ha eludido siempre la acción directa contra un estado como el francés, al que desprecia en igualdad de términos que al español. Esta es la incoherencia que ha llevado a algunos dirigentes de ETA a reclamar atentados contra Francia exigiendo una campaña terrorista de carácter «nacional», o sea, que no quedase circunscrita a uno solo de «los estados opresores».

Aunque la propaganda terrorista ha instado a «romper las cadenas que nos imponen España y Francia», los terroristas han renunciado a ser consecuentes con su retórica eludiendo el enfrentamiento abierto con Francia, conscientes de los negativos efectos de semejante decisión. En ese contexto el asesinato del agente Nérin puede impulsar el perfeccionamiento de mecanismos que ya han dañado considerablemente a ETA, y que los terroristas temen sean más eficaces aún si se benefician de una mayor inversión de recursos humanos y materiales.

Quienes critican que hasta ahora Francia no haya definido a ETA como un auténtico problema de seguridad nacional deberían considerar con realismo que resultaba complicado que así fuera, debido a la limitada magnitud y repercusión de la amenaza terrorista para dicho país. A este respecto, tampoco han sido irrelevantes los episodios de negociación entre ETA y sucesivos gobiernos españoles, al resultar contradictorios con las reclamaciones de un mayor endurecimiento de la colaboración francesa. La posición de España para exigir a Francia un incremento de su compromiso en la lucha contra ETA se debilita si periódicamente se justifica su atenuación cuando se decide negociar con esos mismos terroristas para cuya persecución se solicita la asistencia francesa.

Con objeto de ubicar en su justa medida la trascendental contribución de Francia al combate contra ETA conviene recordar los excelentes resultados derivados de la implantación de equipos de investigación conjuntos formados por miembros de las distintas policías francesas y españolas. Además, deben subrayarse avances tan notables como la regular aplicación de extradiciones y euro-órdenes, las entregas temporales, e incluso el cambio de jurisprudencia adoptado por Francia en 2007 con la intención de eliminar la amenaza de impunidad en causas con más de veinte años de antigüedad. Fue esta histórica decisión del Consejo de Estado francés la que permitió rechazar el recurso del etarra Joxean Zurutuza contra el decreto de extradición, haciendo posible que el terrorista fuese juzgado en la Audiencia Nacional por el asesinato en 1982 de Enrique Cuesta y de su escolta Antonio Gómez.

En esta modélica cooperación existen ámbitos susceptibles de mejora, como el que afecta a la explotación de la documentación intervenida en Francia, y a la que los investigadores españoles tardan un cierto tiempo en acceder, o a la investigación de los canales de financiación de ETA en el país vecino, o la situación de Batasuna, que allí sigue operando dentro de la legalidad. A todo ello ha de sumarse la necesidad de una mayor y más rigurosa concienciación social sobre la verdadera naturaleza de ETA -y las implicaciones de su terrorismo para una democracia como España, vecino y socio de Francia en la Unión Europea-, que, a diferencia de lo que los medios de comunicación franceses señalan con frecuencia, no es una mera «organización separatista».

El balance de los esfuerzos que ambas democracias vienen desplegando contra ETA nos permite concluir que, a pesar de las mejoras que sin duda pueden introducirse, la cooperación antiterrorista entre los dos países está haciendo realidad la premonición que ETA contemplaba en un comunicado fechado en octubre de 2004: «De manos de España y Francia nos deviene una muerte lenta y cruel».

ETA
¡Arriba los corazones!
Salvador Ulayar Libertad Digital 22 Marzo 2010

Ojo al Cristo que es de plata. Patxi López, el mismo que viste y calza. El hombre que cuando la supuesta huelga de hambre de De Juana Chaos declaraba sombrío y casi sollozante que lo importante era "que Iñaki no muera". ¿No resultó enternecedor? Bien, el mismo López que hoy preside el Gobierno vasco se dirigió de este modo a las bases etarras tras el reciente asesinato del policía francés: "Tenéis que rechazar y condenar la violencia y trabajar con la democracia para terminar con ETA o estaréis fuera de la democracia, de la política y de una sociedad digna como la vasca. Tenéis que escoger, pero tenéis que escoger ya". Tan cariñoso. Sólo le restó añadir al final un patético "¡hijos míos!". Por ahí le andaba también ZP refiriéndose a los mismos tipos: "Hasta ahora, lo que se ha podido ver después del último asesinato y después de todas las reflexiones que llevan en los últimos meses ha sido una respuesta cobarde". ZP y López esperan alguna respuesta. Esperan una devolución a lo que quiera que les hayan mandado previamente a los asesinos. Esta dialéctica repulsiva –que contrasta una barbaridad con el a por ellos de Sarko– encaja en las vehementes sospechas de que persiste la negociación con la ETA. En descanso, subterránea o como quiera el lector. El trato con la ETA no ha muerto.

En ese tono apañador para con la banda, uno observa cómo se dispensa bastante mejor trato a los matarifes que a las víctimas beligerantes, las de la rebelión cívica.

Nunca han utilizado ningún tono balsámico para pedir perdón a los de la AVT verdadera. Vamos, ni este tono ni ninguno. Amigo Alcaraz, somos de lo peor. Lo que sí ha hecho Patxi y en general la oficialidad es recibir en actos, algunos ciertamente enternecedores, a asociaciones de víctimas que tras la defunción de la verdadera AVT se prestan a ser coartada para la impunidad de los protagonistas de la negociación. Ser víctima del terrorismo no garantiza automáticamente la adecuada preservación de tu dignidad ciudadana. Tengo para mí que si no es por la AVT verdadera de Alcaraz, las víctimas no habríamos pasado entonces de hacer unas finas protestas de trámite. Oiga, que ni rebelión cívica ni ocho cuartos. Como siempre, resultan imprescindibles líderes a los que seguir. ¿Hasta dónde habría llegado ZP en el trato con los etarras de haber imperado el silencio en la calle y los medios, pues que un PP noqueado tras el 11-M no habría encontrado enganche como el de la hoy denostada rebelión cívica? Miedo da siquiera pensarlo. Pues nada, en la segunda parte de la negociación los ingredientes necesarios están muy en sazón, de forma que nos la pueden meter hasta donde pone Toledo. Con una AVT fuera de juego y que difícilmente resucitará, y siendo el resto de colectivos de escasa significancia estos últimos años, cuando no claramente serviles y ayudas valiosas para ZP y contra la AVT verdadera, son difíciles protestas de las víctimas. Pero ya veremos.

Por otra parte es difícil pronosticar cómo reaccionará el Partido Popular. Tiene un pacto con Zapatero en esta materia desde 2008 del que nunca ha revelado su contenido, más allá de algo de farfolla para consumo de ingenuos. Porque ¿no irá el lector a creerse los supuestos puntos de acuerdo publicitados entonces, que no eran sino el gato de vaguedades y lugares comunes que quisieron colarnos como liebre de la verdad, tal vez inconfesable? Así que esas "certidumbres", habitualmente tan caras al discurso de Rajoy, dudo yo que las veamos tan claras llegado el momento. Permanezco atento a la pantalla con la magra esperanza de equivocarme.

El amigo Luis del Pino me preguntaba este sábado en su programa qué podría hacer el ciudadano ante semejante cuadro. No porque él no lo tenga claro, sino por buscar para sus oyentes algunas patas más que poner a la retórica de una ciudadanía crítica, la que no está por la labor de tirarlo todo por la borda. Yo lo veo crudo, pero mi proyecto pasa por no callarme ni debajo del agua. Y a eso invité. En todo caso, cualquier posibilidad de una contestación a los planes zapateriles creo que, tarde o temprano, pasa por el Partido Popular; lo cual, por lo que va dicho, no invita hoy al optimismo. No quiero ser demasiado pesimista en la previsión, pero este estado de cosas me trae al recuerdo una anécdota que brevemente les refiero.

Cuando la refriega interna desatada tras la toma de la AVT por las huestes casqueras, unos cuantos socios de la AVT nos reuníamos para intercambiar pareceres y ver qué posibilidades había de dar la vuelta a la agonía de la asociación. Sinceramente, nunca pensé que eso fuera muy posible. Pero allí anduve. No tengo remedio. A la salida de una de nuestras tenidas madrileñas y cuando partía de vuelta a Navarra, uno de los concurrentes apretaba mis manos, como quien se conjura, mientras me decía: "Salvador ¿verdad que venceremos?". Respondí: "Amigo, creo que no. Si tal y como sospechamos, Gobierno y oposición están sintonizados en esto de la AVT, palmamos". Y así fue. En estos momentos, sin que por ello mi ánimo se vea lastrado un ápice, me invade parecido pesimismo; realismo más bien. Pero no crea el paciente lector que esto es cosa dañosa, quia. Renunciando a la esperanza entendida como consuelo imprescindible del ánimo, del que echamos mano incluso de modo irracional, uno evita el riesgo de caer en la desesperanza, profunda sima. De ese modo es más fácil seguir erguido como ciudadano. Oiga, todo ventajas. Así que... ¡arriba los corazones!

Salvador Ulayar es hijo de Jesús Ulayar, víctima del terrorismo.

LAS VÍCTIMAS RESPONDEN A OTEGI
"El problema de la hija de Otegi es que su padre justifica asesinar niñas"
La respuesta de las víctimas a Otegi, que ha pedido la libertad porque su hija tiene problemas psicológicos, no se ha hecho esperar. En declaraciones a esRadio, Toñi Santiago dijo que la hija de Otegi tiene problemas porque su padre "justifica el asesinato de otras niñas".
Agencias LIBERTAD DIGITAL 22 Marzo 2010

La petición de Arnaldo Otegi a la Audiencia Nacional, para abandonar la cárcel por los problemas psicológicos que está causando a sus hijos, no sentó precisamente bien este lunes a a las víctimas del terroristas, que han pedido que se le niegue la petición a Otegi. La Fiscalía y la asociación Dignidad y Justicia se opusieron también a que la sala de lo penal de la Audiencia Nacional conceda la libertad provisional del ex portavoz de Batasuna.

La Asociación Víctimas del Terrorismo (AVT) dijo este lunes que espera que se "ignore" la petición ante la Audiencia Nacional formulada por Arnaldo Otegi, que solicita la libertad profesional con el argumento de que su hija tiene problemas psicológicos por su encarcelamiento.

Toñi Santiago, cuya hija fue asinadada por asesinada por ETA dijo que Arnaldo Otegi no debe salir en libertad provisional, sino que se debe "pudrir" en la cárcel. A este respecto, aseguró que la hija de Otegi debe tener problemas psicológicos, "porque su padre es un terrorista y justifica los asesinatos de otras niñas que no son sus hijas". Esta madre añadió que, por ella, el ex portavoz de Batasuna "se puede pudrir en la cárcel y a su hija que la vea un psicólogo".

"Lo que le pase a los hijos de Otegi me importa lo mismo que le importó a Otegi la muerte de mi hija", dijo a esRadio. Asimismo, Santiago refirió que le produce una "total indignación" cada vez que Otegi hace cualquier intervención pública y su mensaje es difundido a la opinión pública.

La hija de Santiago fue asesinada por ETA en Santa Pola en 2002. El 4 de agosto, los terroristas colocaron un coche-bomba junto a la casa-cuartel de la localidad alicantina. La explosión causó heridos a más de cuarenta personas y causó la muerte de dos personas, un hombre de 57 años y la de la pequeña Silvia, que apenas tenía 6 años de edad.

Ángeles Pedraza, vicepresidenta de la AVT, dijo en declaraciones a Servimedia que "parte de los problemas psicológicos" que tiene la hija de Otegi "pueden ser por el padre que tiene". Pedraza valoraba así la solicitud de libertad provisional presentada por Otegi, donde ha asegurado que no tiene intención de fugarse, que recoge hoy el diario "La Razón".

Añadió que "por desgracia, por culpa de gente como Otegi yo no tengo hijo que tenga problemas psicológicos, mi hija está en el cementerio". Al mismo tiempo, señaló que espera que "nadie que haga lo que pide, (el ex portavoz de Batasuna) que se le ignore totalmente y cumpla con lo que tiene que cumplir".

El terrorismo se cruzó en la vida de Ángeles Pedraza el 11 de marzo de 2004. Su hija Miriam, de 25 años y recién casada, había cogido esa mañana un tren de cercanías en la estación de Asamblea-Entrevías para ir a trabajar. Junto a otros 191 personas perdió la vida por las explosiones en el interior de los trenes.

María Jesús González, que sufrió en sus carnes un atentado de ETA, y su hija Irene Villa quedó mutilada, mostró su absoluto rechazo a la excarcelación de Arnaldo Otegi. Según dijo en declaraciones a esRadio, "en los que hay que pensar son en los hijos de los asesinados, que ellos lo hubiesen pensando antes, que lo podrían haberlo evitado perfectamente".

El 17 de octubre de 1991, González, que trabajaba de funcionaria en la Dirección General de la Policía, llevaba a su hija, Irene Villa, al colegio cuando explotó una bomba-lapa de ETA colocada en los bajos de su vehículo, a la altura de la calle Camarena de Madrid. Debido a la explosión, González perdió una pierna y un brazo. Su hija, que tenía entonces 12 años, perdió las dos piernas y tres dedos de un brazo.

Por su parte, Rubén Múgica, reprochó a Arnaldo Otegi que haya pedido la libertad provisional con el argumento de que su encarcelamiento ha causado a su hija problemas psicológicos. En declaraciones a Servimedia, aseguró que "no se conoce que Otegi se haya preocupado alguna vez por los problemas psicológicos de las víctimas del terrorismo". En este sentido, sostuvo que "no hay motivos legales" que justificaran que la Audiencia Nacional asumiera los argumentos legales de Otegi y le sacara de prisión.

En 1996, el terrorista de ETA Francisco Javier García Gaztelu, Txapote, asesinó con un disparo en la cabeza al por entonces secretario general del PSE de Guipúzcoa, Fernando Múgica, que a su vez era hermano del ex ministro y actual Defensor del Pueblo, Enrique Múgica. En el momento del asesinato, Fernando Múgica paseaba por la calle con su hijo Rubén.

En marzo de 2008, Rubén Mugica se dio de baja del PSOE, del que había llegado a ser concejal en Navarra, al estar en contra de la negociación entre ETA y el Gobierno Zapatero.

Esa cobarde izquierda abertzale
Vicente Torres Periodista Digital 22 Marzo 2010

Nuestro presidente Zapatero, cuya vida guarde Dios muchos años (y de paso también podría guardarnos a los demás de él, que bastante destroza ha hecho ya), cualquier día nos va a explicar que el mar es una masa de agua salada y lo hará con el mismo empaque con que Newton pudo dar a conocer la ley de la gravedad, seguro de que nos descubre una verdad trascendental.

Ha llamado cobarde a la izquierda abertzale por no exigir el final de ETA, como si no fuera la cobardía el requisito indispensable para la existencia de la banda. Hace falta ser cobarde para ingresar en la banda, o sea, ser incapaz de decir no a quien se lo propone, y cometer luego esos deleznables atentados. Es necesario ser cobarde para acomodarse a ese ambiente tan complaciente con la banda, al asumir algunos de sus más infames postulados, esas ideas, por llamarlas de alguna forma, tras las que intentan parapetarse. Hay que ser cobarde aceptar sin más todas esas actitudes ambiguas, equidistantes, que tanto convienen a los terroristas.

Forzosamente hay que haberse quedado con el depósito del valor vacío para asistir impávidamente a esas manifestaciones del cinismo más descarado que consisten en condenar los atentados, cuando se acaban de producir, pero poner todas las trabas posibles a las medidas antiterroristas que se proponen a continuación. ¿Y qué decir de todos esos que niegan el saludo a Pilar Elías, no vaya a ser que hacerlo les cause algún perjuicio, y en cambio saludan solícitos a un tal Azpiazu cuyas hazañas pueden figurar por méritos propios en cualquier antología de la infamia. Cobardes son también quienes no aceptan la verdad de los hechos, para conseguir sus propósitos con la simple fuerza de su verbo partiendo de algo cierto, y en cambio tergiversan la historia, inventan patrañas, y exhiben su verbo intimidatorio o enredador.

Por otro lado, aunque esos que siempre han sido cobardes tuvieran un instante de valor, ¿cuánto les duraría?

Carod
Las embajaditas
José García Domínguez Libertad Digital 22 Marzo 2010

Al canónico modo de todos los paletos que en el mundo han sido, barrunta Carod que cuando se viaja por ahí fuera hay que calzarse el traje de los domingos, mercar el Audi más grande que haiga y tirar de Visa Oro a calzón quitado por aquello del qué dirán, no vaya a ser que esos estirados de las capitales lo tomen por un provinciano. Pues, como buen provinciano, si en verdad algo atormenta a Carod es el pavor a ser reconocido por lo que al ontológico modo encarna. De ahí que se revuelva iracundo siempre que se le aconseja procurar alguna mínima economía en la intendencia de su apretada agenda planetaria.

Ese obstinado empeño tan suyo por apuntalar lo que un keynesiano llamaría la demanda agregada cabría interpretarlo como otra variante del muy celtíbero y castizo "que me quiten lo bailao". Y algo de eso ha de haber, sin duda. No obstante, el sesgo del Talleyrand de Cambrils hacia la prodigalidad sin límites resulta alegría compartida por el resto de la tropa catalanista. Razón última de que juntos y revueltos acaben de anunciar la gestación de un inminente cuerpo diplomático doméstico, otra nutrida corte funcionarial llamada a entretener largos años de ocio en innúmeras legaciones esparcidas a lo largo de los cinco continentes.

Plácidas residencias de reposo similares ésas que a punto están de inaugurar en México, China y Marruecos. Así, el objeto confeso de un titulado "Plan de Acción Exterior" reside en alumbrar la "masa crítica" de diletantes autonómicos prestos a pasear por el universo habitado con el dolce far niente como única divisa vital. Ilustres haraganes a los que Montilla incluso ansía dotar de inmunidad "conforme a la Convención de Viena", quién sabe si ante la eventualidad de que algún día proceda expatriar un fuet de Vic por valija diplomática.

Emisarios, en fin, de calibre parejo al de un tal Andrew no sé qué, cierto sujeto de oficio ignoto que ha sido designado primer embajador plenipotenciario de la Generalidad ante las ardillas de Central Park, en Nueva York. Trascendental responsabilidad por cuyo recto desempeño el mentado Andrew viene a levantar unos 83.000 euros limpios al año, tanto dietas como gastos de representación al margen. Y todo exento de IVA. Naturalmente.
José García Domínguez es uno de los autores del blog Heterodoxias.net.

Gabilondo pide ´no utilizar como arma arrojadiza las lenguas´
La Opinión 22 Marzo 2010

EUROPA PRESS El ministro de Educación, Angel Gabilondo, expresó hoy su "respeto" ante las decisiones de la Xunta sobre el idioma como parte de "su autogobierno" pero pidió que no se utilicen "como arma arrojadiza las lenguas" y que "no se adopte ninguna medida que ponga en cuestión" la convivencia.

En declaraciones a los medios tras visitar el Centro de Investigación en Química Biológica y Matemáticas Moleculares de la Universidad de Santiago, Gabilondo se refirió a la propuesta de decreto del plurilingüismo del Ejecutivo autonómico para recordar que "las lenguas son expresión de una ciudadanía" y que toda norma impulsada por un Gobierno debe "garantizar esa convivencia".

"Toda Europa mira con admiración a nuestro país por el bilingüismo de nuestras comunidades. Lo encuentra una ventaja extraordinaria y nosotros no sé cómo, a veces, lo convertimos en un problema", señaló Gabilondo.

Al ser preguntado por la consulta a los padres sobre el idioma de las materias que prevé el nuevo decreto, advirtió de que las decisiones en materia educativa deben "tener en cuenta la viabilidad" y una organización "razonable de los centros" de enseñanza, que ve de "enorme complejidad".

SE CONVIVE "ESTUPENDAMENTE BIEN"
En concreto, el máximo responsable Estatal de Educación recordó que, "en general, no ha habido problemas" en el país "sobre las lenguas" y destacó que se convivió "estupendamente bien a través de los procesos de inmersión lingüística y de lenguas vehiculares". "Hemos logrado tener una serenidad de los ciudadanos en general, en lo que tiene que ver con el conocimiento de la lengua castellana y de la lengua oficial en las respectivas comunidades autónomas", incidió.

De este modo, Gabilondo reivindicó que "han ido las cosas bien estos años" respecto a la coexistencia entre gallego y castellano, por lo que confió en que "siga ocurriendo lo mismo". "Lo que hay que hacer es respetarlas quererlas y cuidarlas y no utilizaras para algunas otras cosas. Espero que no ocurra esto", afirmó.

La Mesa recibió del BNG casi 650.000 euros en subvenciones con el gobierno bipartito
ANA MARTÍNEZ. SANTIAGO. ABC 22 Marzo 2010

El hermanamiento de la organización presidida por Carlos Callón con el Bloque en la dialéctica de oposición al decreto plurilingüe impulsado por el ejecutivo de Alberto Núñez Feijóo no era casualidad. La Mesa por la Normalización, que se presenta en su portal como una «plataforma independiente, plural y apartidaria», recaudó pródigas retribuciones con la coalición de socialistas y frentistas en la Xunta. En total, 695.309 euros entre el año 2006 y el primer trimestre de 2009; y, de esta cifra, 647.000 proceden de consellerías manejadas por el BNG.

El importe restante emana del departamento de Presidencia, que en la pasada legislatura tenía adscritas las potestades de Política Lingüística. La Secretaría Xeral, entonces de Marisol López, contaba entre sus asesores con Alberto Ansede, número tres de la anterior dirección nacionalista. La Vicepresidencia de Igualdad y Bienestar de Anxo Quintana fue la más dadivosa con la asociación, puesto que en 2007 proporcionó a la «oenegé del gallego» 223.140 euros, de los 385.912 que se embolsó. Ese curso, la centenaria Real Academia Gallega, que vela por los derechos de la lengua rosaliana y elabora la norma gramatical, ortográfica y fónica, percibió 260.381 euros, 125.531 menos que la MNL. En 2008 hubo una mengua, y un cambio de papeles. La RAG obtuvo 154.000 euros más que la «milicia» asentada en la compostelana Rúa do Vilar, aunque en el cómputo del período completo -2006/2009- al final acabe perdiendo la institución científica instalada en la coruñesa ronda Tabernas.

La Mesa cosechó 238.360 euros del erario público (233.000 de carteras del BNG) en 2008. El desglose de conceptos muestra dos fórmulas, acuerdos e introducción de publicidad en la revista «Longa Lingua», cuyo número cero se presentó el 26 de enero de 2007, con el bipartito en el poder, y de la que se editan 5.000 ejemplares cada mes. El balance es clarividente. El grueso se concentra en patrocinios de campañas sobre derechos lingüísticos de usuarios de empresas, contratos de promoción y divulgación del sector comercial gallego, abonos de servicios de fomento de actividad agraria, impulso de los productos agroalimentarios con denominación de origen, embutimientos de «A marea branca de Galiza esténdese», concienciación de la protección del patrimonio dentro del citado opúsculo, y anuncios de las viviendas en alquiler y del registro único de demandantes.

Las áreas quedan retratadas. Industria estaba en manos del nacionalista Fernando Blanco; Medio Rural, de su compañero Suárez Canal, y Vivienda, de Teresa Táboas. El ala del Bloque aportó a la MNL 342.000 euros de los 385.912 euros recibidos por esta entidad en 2007, el ejercicio más fecundo. Las modalidades son principalmente dos: convenios de colaboración repartidos en sucesivas mensualidades, e inserciones publicitarias en la mencionada publicación. Las cantidades referidas a este capítulo son, evidentemente, más pequeñas; pero su frecuencia es altísima. De hecho, en los tres primeros meses de 2009, las tres divisiones corresponden a acciones en «Longa Lingua»: 3.016 (publicidad), 11.865,52 (patrocinio), y 1.393,16 (difusión del patrimonio cultural gallego en este boletín). La suma última se queda en 16.274,68 euros.

La web del calificado por muchos colectivos como «organismo artificial subvencionado» o «apéndice lingüístico del BNG» muestra en el primer pantallazo el «Manifiesto por la Convivencia Lingüística y la Igualdad de Derechos para el Gallego», un texto con el que devuelve a la acción política de la que es afín los favores prestados, enfrentándose al futuro decreto plurilingüe con idénticas posturas a las del BNG. Es una atención que se añade a la de las cuatro protestas preventivas y a las concentraciones contra la política lingüística de la Xunta popular en trece municipios.

«Es un abuso de la normalización», decía Galicia Bilingüe acerca de las gratificaciones de la Mesa «sectaria». Se agarraba a que en el recetario de todo buen nacionalista está militar en la UPG (el sector más radical, conocido como los «upegallos»); en el BNG, lógicamente; y estar suscrito al semanario «A Nosa Terra» y a la Mesa por la Normalización. La norma no escrita es que los «bloqueiros» pongan de su bolsillo para este proyecto artesanal. La recomendación, claro, viene del aparato.

Recortes de Prensa   Página Inicial