AGLI

Recortes de Prensa   Viernes 9 Abril  2010

 

Hipocresía truculenta: el gobierno contra la corrupción
Francisco Rubiales Periodista Digital 9 Abril 2010

María Teresa Fernández de la Vega, vicepresidenta del gobierno, comparece ante las cámaras para fustigar al PP y exigirle que abandone la corrupción. Acusa a Rajoy de tibieza y poca firmeza frente a los casos de corrupción que sacuden a su partido. Es un claro ejemplo de la "táctica del espejo", que consiste en decir al pueblo lo que éste quiere escuchar, sin que importe nada que sea verdad o mentira, justo o falso.

El caso Gürtel, que ha llenado de basura al PP, aunque sus dirigentes repitan, como si eso les eximiera de culpa, que no ha habido financiación ilegal del partido, proporciona al PSOE una oportumidad de oro para convencer a los ciudadanos que los dos grandes partidos son igualmente corruptos. El PSOE, abrumado por los muchos casos de corrupción que ensucian su historia reciente, ha renunciado a limpiar su imagen y su única obsesión ahora es que el PP aparezca ante los ojos de los españoles como un partido también corrompido hasta la médula. En la mente de los estrategas socialistas brota la denigrante idea de que los daños electorales causados por la corrupción quedarían neutralizados si el electorado equipara a los dos partidos en podredumbre.

La lucha contra la corrupción es imprescindible para una España cuya política está podrída hasta el tuétano y cuyos dirigentes no son, precisamente, ejemplares, pero que el PSOE se atreva a criticar la corrupción del PP, aunque sea cierta, es un sarcasmo y una osadía que únicamente pretende fijar en el adversario la imagen de "partido corrupto", a pesar de que el socialismo español sea insuperable e invencible en el capítulo de la corrupción.

Es cierto que el Partido Popular ha imitado al PSOE también en la corrupción, como lo ha hecho en la arrogancia y en el desprecio al ciudadano y a la verdadera democracia, pero no es menos cierto que el PSOE ha batido en España todos los records de corrupción posibles e imaginables, siendo el único partido con sentencias condenatorias firmes por cohecho y otras figuras corruptas, el único con ministros y secretarios de Estado en la cárcel, el único que llegó a practicar el terrorismo de Estado y el único que perdió el poder porque el hedor era insoportable en toda España, con las cúpulas de la Guardia Civil, el Banco de España y otras instituciones claves en presidio.

La situación de hoy es lamentable porque los dos partidos están contaminados de corrupción más allá de lo que debería ser soportable para un pueblo como el español, que si fuera honrado y digno ya habría erradicado de la vida política a los dos grandes partidos políticos, contaminados hasta la médula. La gran diferencia entre la izquierda y la derecha es que la izquierda, al manejar mucho mejor la propaganda, consigue inflar y airear los casos de corrupción de la derecha, a pesar de que los propios sean más y quizás peores.

Una prueba de la casi perfecta propaganda de la izquierda es que España haya estado casi un año en vilo por un par de trajes del presidente de Valencia, mientras que escándalos de muy superior alcance, como el piso de 1.8 millones regalado por José Bono a su hijo y la cascada de sinvergonzonerías y chorizadas que está arrasando al PSOE de Andalucía, entre las que destaca el caso Mercasevilla, siguen semiocultas por culpa de una derecha que cada día demuestra más su torpeza. El sucio caso de Jaume Matas, merecidamente, ocupa las portadas de la prensa española, pero el de Mercasevilla, donde todo indica que ha existido extorsión, cohecho y financiación ilegal, está tapado por el silencio, ayudado también por la cobertura mafiosa del poder.

La táctica del espejo, una de las prácticas favoritas del "Zapaterismo", consiste en decir al pueblo lo mismo que el pueblo le dice a los políticos, o lo que el pueblo está deseando escuchar de sus líderes, un truco engañoso que pretende proyectar la falsa imagen de dirigentes identificados con su pueblo, cuando la realidad es que están en la arrogancia y el privilegio, a años luz de distancia.

Zapatero y su gobierno hablan de "luchar contra la corrupción", cuando él, por ser el secretario general de su partido y presidente del gobierno, es el "gran padrino" natural de toda la inmensa corrupción pública española y de la de su propio partido; habla de "más democracia", a pesar de que él es el gran enterrador de la democracia española; habla de "derrotar a la crisis" cuando él perdió casi dos años negando su existencia y, después, ni siquiera ha sabido combatirla, convirtiéndose en el principal aliado y culpable del drama económico que asola a España; habla del "prestigio" de España en el mundo, cuando esta país nunca estuvo tan devaluado en el planeta desde que murió el dictador Franco.

Afirma Zapatero que “hace falta diálogo" y aboga por la "paz social" porque sabe que los ciudadanos lo desean, pero ignora que él ha alimentado el acoso a la oposición, ha apostado por la división, la discordia y el enfrentamiento y ha cerrado las puertas del diálogo a las víctimas del terrorismo, a los católicos y a los que repudiamos el aborto fácil. También oculta que es él, personalmente, quien impide que se hagan las reformas que los expertos aconsejan y que las grandes instituciones internacionales y el Banco de España exigen, como es una reforma que flexibilice el mercado laboral y permita nuevas contrataciones.

Para colmo de cinismo y de falsedad, habla de "lucha contra el paro" cuando es él quien ha desatado en España el fantasma del desempleo masivo, alcanzando la cifra escalofriante de cinco millones de parados reales, una sangría injusta que amenaza la paz, la convivencia y el futuro de España.

Voto an Blanco

20 años después
El PP de Rajoy
Agapito Maestre Libertad Digital 9 Abril 2010

Las declaraciones de Aznar, en Sevilla, son correctas, pero están lejos de lo real. Son palabras para los días de fiestas, incluso para alimentar la nostalgia, pero eluden el ciego mundo, la compacta realidad, del actual partido que lidera Rajoy. "El PP era y deber seguir siendo", según Aznar, "incompatible con la corrupción". Vale, señor Aznar, pero, hoy por hoy, este partido es tan compatible con la corrupción como el PSOE. Rajoy, por desgracia, no podrá esgrimir, desde aquí hasta las elecciones, un discurso regeneracionista y de limpieza democrática como en el año 1996. He ahí la principal novedad que ha traído Rajoy con respecto a la etapa Aznar. En el mejor de los casos, el discurso del PP sobre la corrupción será el que le imponga el PSOE.

Rajoy sólo aspira a mantenerse en pie en el tinglado político. Su principal preocupación no es la conquista del poder sino mantener los poderes regionales y locales. Rajoy no persigue a su adversario sino para abrazarlo, como los boxeadores sonados y al borde del caos, para ganar tiempo. El PP y el PSOE negocian y pactan a uña de caballo unas cuantas medidas contra los corruptos. Aparentar es todo. El PP actual nada tiene que ver con el partido de hace veinte años. El PP no ilusiona ni trae esperanza. El PP es sólo una vieja maquinaria que aspira, como el PSOE, no tanto a ganar elecciones cuanto a mantener sus esferas de poder. Más que a ganar, a través de la regeneración del tejido podrido de la democracia, el PP juega a no perder

El comportamiento indolente y, sobre todo, a destiempo de Rajoy frente a su antiguo tesorero, Luis Bárcenas, ha tenido un doble efecto: por un lado, ha perdido una gran oportunidad de mostrarse como un dirigente con cintura e inteligencia. Y, por otro lado, ha mostrado, o mejor dicho, mostrará la cara más negra de la política, a saber, que la verdad, frente a lo que mantiene el refranero popular, no acaba imponiéndose; sí, sí, la muchedumbre, a pesar de la indolencia de Rajoy, sigue creyendo en el PP. O sea, este partido político podría ganar las próximas elecciones generales, porque el PSOE es aún peor. Millones de votantes del PP no prestarán, por desgracia, apenas atención a este deterioro de la principal fuerza de la oposición, a saber, el PP es, frente a lo que mantiene Aznar, equiparable al PSOE.

El PP, en efecto, es la otra cara del PSOE. Más aún, y aquí reside el principal fracaso de la democracia española, la corrupción en general, y el caso Gürtel en particular, pueden no suponer una sangría excesiva de votos para los populares. Por eso, precisamente, la parquedad de palabras exhibida por Rajoy ante el caso Gürtel sólo es comparable a la faramalla ruidosa de los socialistas ante sus casos de corrupción. Parquedad de unos y faramalla de los otros son intercambiables. Son perversas. El silencio del PP y el ruido del PSOE sólo tienen un objetivo: sustraer, robar, la esfera pública política a sus legítimos dueños, los ciudadanos. Entonces, ¿por qué extrañarse de que sean los políticos el "tercer" problema fundamental que tienen los españoles?


El esperpento
Lázaro Conde Monge Minuto Digital 9 Abril 2010

La mejor forma de vencer una tentación es caer en ella. Oscar Wilde.

En artículo precedente, titulado Increíble pero cierto, tras exponer mis particulares puntos de vista sobre la lamentable situación actual de la política española, apelaba a una seria reflexión colectiva para retomar el espíritu de la transición, que hizo posible el cambio de un sistema de Gobierno caracterizado por la unidad de poder y la coordinación de funciones (art. Segundo II de la Ley Orgánica del Estado) vigente en el anterior Régimen, al actual regido por la Constitución de 1978 que determina en su artículo 1.1 que España se constituye en un Estado social y democrático de Derecho.

Tras los sucesivos vaivenes políticos de los dos últimos siglos, se partía de la base de que España, al haber alcanzado, un nivel de desarrollo económico y social equiparable al de las naciones de alto nivel de vida a escala mundial, estaba capacitada para adoptar el sistema político democrático constitucional que, sin excepción alguna, caracteriza a los Gobiernos de esas naciones.

Como consecuencia de la reflexión inicialmente aludida, un español que se proclama una vez más orgulloso de su estirpe, conocedor de la gloriosa Historia de su nación y fiel a sus creencias, resalta al emitir su opinión la sentencia evangélica que afirma que la verdad nos hará libres. Por todo ello, no puede ni quiere permanecer en silencio ante la continuada serie de desafueros de todo tipo, que caracterizan la gestión de quien a partir de su inesperada victoria enlas Elecciones Generales celebradas el 14 de Marzo del año 2004, a los tres días justos de una espantosa matanza terrorista cuya gestión y autoría siguen sin saberse, ocupa la presidencia del Gobierno de España y es por tanto el máximo responsable de una situación difícilmente sostenible.

Además del imperio de la Ley, las exigencias ineludibles para calificar a un Gobierno de democrático y de Derecho a un Estado, se cifran en el cumplimiento de dos premisas básicas: igual valor del voto, emitido en cualquier lugar de España, en toda elección de carácter nacional y escrupulosa separación de los poderes legislativo, ejecutivo y judicial. El análisis retrospectivo del itinerario de nuestra democracia desde su inicio hasta el día de hoy, permite una aproximación objetiva a las causas que han motivado la penosa situación actual. El resultado de este análisis es demoledor: en estos momentos en España no hay auténtica democracia, ni habrá Estado de Derecho, mientras la Justicia no se desvincule inequívocamente del poder ejecutivo.

Es preciso señalar que desde que se constató la dificultad de la continuidad del Régimen político anterior, una vez desaparecida, por el más natural de los motivos que era la muerte en su propio lecho de la persona que lo dirigió sin oposición durante cuatro décadas, fue imprescindible elaborar una legislación que respondiera a la nueva situación. Con independencia de las diversas afinidades políticas, desde el primer momento la gran mayoría del pueblo español depositó en el nuevo Jefe del Estado, designado por el General Franco, la confianza que posibilitó la Constitución de 1978, refrendada mayoritariamente. Lo más destacable de ese proceso, fue la confirmación de que los españoles pudieran llegar a entenderse, lo cual debido al rencoroso sectarismo de determinados partidos políticos, parecía poco menos que imposible. Había nacido el imprescindible consenso, entre los dos grandes partidos de implantación nacional, para establecer tales acuerdos en asuntos fundamentales concernientes al Estado.

Es innegable que la irrupción de España en el conjunto de las naciones democráticas, singularmente las europeas, significó un aumento de su protagonismo internacional con repercusión positiva en este ámbito.

No es momento de entrar en detalles de lo sucedido en los años siguientes, pero no está de más señalar que a pesar de hechos tan deleznables, como la lucha contra el terrorismo con sus mismos medios criminales y la corrupción rampante que afectaba a diversos ministerios personificados en sus máximos representantes, lo esencial del sistema democrático se mantenía y el Estado de Derecho se consolidaba con la condena judicial a penas de cárcel de ministros, directores generales, banqueros y otros altos cargos políticos y financieros. Es imprescindible resaltar que todos estos acontecimientos, sucedían en una situación económica sumamente delicada que derivó en una crisis galopante. La reacción del pueblo soberano, plenamente consciente de la gravedad del momento, cambió radicalmente con sus votos el signo político del Gobierno con el triunfo del principal partido de la Oposición, en las Elecciones Generales celebradas el 3 de marzo de 1996. Este resultado produjo en corto plazo de tiempo, una mejoría sustancial de la economía nacional que acertadamente dirigida, se consolidó al más alto nivel y aumentóexponencialmente el prestigio de España.

La fatídica fecha del 11 de marzo del año 2004 es una referencia indispensable que no puede desligarse de los efectos del triunfo electoral del actual Presidente del Gobierno tres días después. No hay la menor duda de que quienes señalaron esa fecha, para ejecutar una matanza terrorista, con la finalidad de influir en el resultado de aquellas elecciones, conocían perfectamente la política española. Lamentablemente lograron su objetivo y aunque la verdad termine por imponerse, lo cierto es que inmediatamente después, los partidos políticos de todas las tendencias, dejaron de mostrar el menor interés por averiguar la identidad de los gestores y autores de tan espantoso crimen. Sólo las victimas, con las que el pueblo sano se siente tan solidario como impotente, siguen queriendo saber quienes fueron sus criminales instigadores y protagonistas, con el fin de que se haga justicia.

Un análisis sincero de las consecuencias del cambio de Gobierno confirma la evidencia de que, en las terribles circunstancias descritas, el nuevo Presidente optó, desde el primer momento, por liquidar el consenso, mantenido escrupulosa y lealmente por todos los anteriores, en asuntos de Estado.

El Gobierno formado por la autodenominada izquierda progresista, necesitaba desde su inicio liquidar a la oposición, para lograr en el Congreso de los Diputados una mayoría, de la que no disponía y era imprescindible para aprobar determinadas leyes, que cambiaron radicalmente el signo de la política de consenso que posibilitó la reconciliación nacional al comienzo de la democracia. La necesidad de contar con esa mayoría, le llevó sin el menor escrúpulo, a pactar con lospartidos nacionalistas abiertamente declarados independientes, pacto que sigue manteniendo actualmente.

Es algo axiomático y conocido por toda persona medianamente ilustrada políticamente, que sectarismo y democracia son conceptos totalmente antitéticos. La principal característica del socialismo progresista es precisamente su sectarismo, ergo no hay mucho más que decir. Por más que se intente una explicación para justificar los innumerables desafueros a los que se hace referencia al comienzo de esta reflexión, es prácticamente imposible enumerarlos todos y mucho menos valorarlos debidamente, dado que afectan a la totalidad de los ámbitos.

La situación social se agrava día a día con un aumento del paro laboral, que avanza inexorablemente rumbo a los cinco millones. Ante los siniestros efectos de una política económica, que ha dilapidado la práctica totalidad de la reserva recibida, el Gobierno continúa sin tomar medida alguna para la contención imprescindible del gasto, como primera y elemental medida. La opinión pública, consciente de que la escalofriante cifra de paro registrado se ha producido por la ineptitud, el despilfarro y la corrupción de unos políticos incompetentes y que solo se podrá reducir sustancialmente mediante la adopción urgente de medidas apropiadas, recaba un cambio radical, que a semejanza de lo ocurrido en 1996, exige una previa expresión democrática, mediante la inmediata convocatoria de nuevas Elecciones Generales. En estas circunstancias, es difícil de entender la pasividad y tibieza de la única posible alternativa, para superar como entonces, una crisis de similar magnitud.

Cuando persiste en el inmediato recuerdo, el impresionante fervor y devoción del pueblo auténtico, celebrando masivamente la tradicional Semana Santa en todos los rincones de España, con especial incidencia en la totalidad de sus ciudades, aumenta la esperanza en la imprescindible recuperación nacional, al elevarse el decaído ánimo de una sociedad, perpleja y estupefacta ante la serie de dislates cometidos por unos políticos inconscientes, que con su rencor y resentimiento, pretenden eliminar de nuestra civilización sus raíces esencialmente cristianas, para sustituirlas por un progresismo de izquierdas, totalitario, que tiene la intención de retirar públicamente el signo de la cruz y sustituir políticamente el laicismo, que preconiza la independencia de la sociedad de toda influencia religiosa, por un agnosticismo beligerante contra todo creyente, en especial con los que permanecen, en notable mayoría, fieles a la Iglesia Católica. Desde esta perspectiva hay que valorar la intencionalidad de la denominada Alianza de Civilizaciones, el adoctrinamiento sectario de la Educación para la ciudadanía y la desaparición de todo principio basado en la tradicional moral cristiana, como la consideración matrimonial de la unión de personas del mismo sexo, la manipulación de la memoria y la infame Ley del Aborto que considera un derecho de la mujer el crimen que supone el asesinato de seres humanos en período de gestación.

Pudiera parecer suficiente con lo hasta aquí expuesto. Sin embargo, hay otros dos asuntos vitales, por afectar, por un lado, a la unidad indisoluble de la nación, lograda hace más de cinco siglos con la victoria, en lucha permanente durante los ocho anteriores contra la invasión islámica y por oto a la liquidación definitiva del terrorismo.

Aunque existen serias dudas sobre el comportamiento de determinados jueces, entre los cuales sobresale quien en su desmedido afán de protagonismo, presenta graves indicios de prevaricación continuada, quien hace las presentes consideraciones, sin complejo alguno, no acepta que tal comportamiento es consecuencia de una politización generalizada, que puede afectar a los componentes del Tribunal Constitucional, el cual tiene que emitir sentencia sobre el Estatuto de Cataluña. La Constitución se fundamenta en la indisoluble unidad de la nación española, patria común e indivisible de todos los españoles (artículo 2). No hay el menor resquicio para la ambigüedad.

Por otra parte está pendiente la confirmación de la denuncia, hecha por un político que merece la mayor credibilidad, sobre la continuidad de los contactos del Gobierno, iniciados desde su advenimiento y siempre negados por el propio Presidente a pesar de su evidencia, con miembros de la banda terrorista ETA.

Del desarrollo inmediato de los acontecimientos, dependerá el posible giro de futuros comentarios. De momento el esperpento permanece.

La máquina del terrorismo y la mujer bomba
SALAH SEROUR, DOCTOR EN FILOLOGÍA ÁRABE. DIRECTOR DE ECSOM-EL FARO. El Correo 9 Abril 2010

Tras casi seis años de relativa calma, las explosiones han regresado al corazón de la capital rusa. El 29 de marzo, Moscú se despertó bajo la sombra de dos nuevos atentados en el metro, obra de dos mujeres suicidas que provocaron una horrorosa masacre con decenas de muertos y heridos.

¿Qué significa la implicación de estas mujeres en actos terroristas? Parece ser que nos muestra cómo cada vez hay más mujeres inocentes integradas en organizaciones terroristas islámicas, y dispuestas a realizar operaciones salvajes tras haber sido amaestradas en un ambiente de violencia y odio hacia todo lo demás. El acto terrorista hace pensar que, al igual que una industria se centra en la producción de sus materiales, la máquina del discurso religioso extremista está en continua fabricación de terroristas, suicidas y, ahora también, mujeres bomba.

Ya sea en Europa o en los países árabes e islámicos, se celebran cada año numerosos coloquios con diferentes nombres pero con un mismo fin: discutir qué está ocurriendo con el terrorismo islámico. Pero siempre lo hacen desde fuera. La mayoría de las aportaciones son meros acercamientos que no tienen en cuenta la realidad intelectual que hay detrás del escenario político. Esta realidad tendría que ser, sin embargo, la base principal del análisis, en cuanto que fue el germen del terrorismo islámico actual y que aún sigue siendo su fuente de alimentación principal.

Es inútil, por tanto, que en esas reuniones de altos mandatarios sigan siendo los síntomas lo único que se quiere arreglar y no la raíz del origen, su esencia, eso que se escapa de la percepción y que es el mayor riesgo, aquello que hace que cada día más individuos estén dispuestos a inmolarse y poner fin a sus vidas y a las vidas de gentes inocentes al servicio de la solución de unos conflictos que no les afectan a ellos personalmente. Y es que el discurso religioso extremista islámico no empieza por el suicidio ni por la mujer bomba, sino por unos hombres cultos que han sabido trabajar y enriquecer el odio a su alrededor. Detrás se encuentra toda una teoría intelectual que se asienta sobre una gran investigación.

Por ello, habría que analizar la difusión de estas ideas en las escuelas, en las actividades extraescolares. También en las mezquitas o en las bibliotecas donde no hay un control real. Incluso se encargan de difundir estas ideas organizaciones benéficas que asumen la distribución de bienes y saberes a la vez que se encargan de que éstos no lleguen a sus opositores. El acto terrorista islámico está siempre precedido de unos pasos teóricos dentro de un marco de pensamiento organizado basado en la difusión de las ideas y en la influencia de las acciones. Son además organizaciones capaces de gestionar administrativamente las campañas y de movilizar actos en diversas partes del mundo. En efecto, no estamos ante unas mujeres que se ponen bombas, sino ante un extremismo intelectual sobre el que se basan los actos terroristas cada vez más abundantes.

En un proceso tan complejo como éste, el tiempo juega un papel muy importante en la difusión de la ideología, de manera que es casi imposible destruir en pocos meses un pensamiento que lleva propagándose y enriqueciéndose durante siglos. La táctica, por tanto, no puede derrotar a la estrategia y el trabajo a corto plazo no puede competir con la labor pausada y labrada durante años. Así las cosas, lo único posible sería empezar a pensar en acabar con la máquina, con el fabricante, y no con su producto.

Y en esta línea, ¿qué hacer con el hiyab? Ante todo, una mujer que lleve el hiyab tendrá que permitir quitárselo por motivos de seguridad. Esta mujer tiene que pensar que muchas mujeres bomba esconden su armamento bajo el hiyab y que, también por su propia seguridad, tendrá que dejar comprobar si alguna mujer está armada. Para llegar a poner fin a la intimidación, hay que facilitar a las fuerzas de seguridad su labor de investigación para que puedan asegurarse de que todo está bien y de que no existe ningún riesgo para los demás. Aunque muchas veces lo más peligroso no se encuentra bajo el hiyab, sino en la mente, una herramienta de la que se están valiendo las organizaciones extremistas y que se convierte en la más destructiva e inmoral de todas.

«A veces la vida de uno puede salvar la de muchos. Pero en las guerras la vida de muchos, inútilmente entregada, no sirve de nada. Y al final todo se pacta y se queda como estaba, y sólo se quedan los muertos en la tierra: es el gran tributo de la necedad y del orgullo». (Jesús Camarero. 'Crítica de la razón impura', Vitoria, Arteragin, 2003).

COINCIDIRÁ CON LA DECLARACIÓN DE GARZÓN
El TC convoca un pleno el 14 y 15 de abril para deliberar sobre el Estatuto
El Pleno de Tribunal Constitucional se reunirá los próximos 14 y 15 de abril para reanudar el debate sobre el Estatuto de Cataluña, así como sobre otros asuntos pendientes, según informaron a LD fuentes del Alto Tribunal. La reunión coincidirá con la declaración de Garzón ante el TS.
ángela martialay Libertad Digital 9 Abril 2010

Las últimas filtraciones apuntaron a que sería después de Semana Santa cuando el Alto Tribunal votaría sobre el recurso presentado por el PP a la norma estatutaria catalana.

Según informan fuentes del Alto Tribunal a Libertad Digital serán los días 14 y 15 cuando se reanuden las deliberaciones sobtre el Estatuto de Cataluña y sobre otros asuntos que tiene pendientes de resolver el TC. La fecha habría sido propuesta por la presidenta María Emilia Casas y el texto lo presentará la ponente, Elisa Pérez Vera.

La convocatoria crea gran expectación, ya que los diez magistrados que deliberan sobre este asunto han venido celebrando en los últimos meses diversas reuniones informales para tratar de llegar a un acuerdo sobre el texto de la ponente. Sin embargo, el Constitucional no se reúne en sesión plenaria desde antes de Navidad.

El acuerdo alcanzado pasaría por declarar inconstitucionales entre 15 y 20 artículos del texto, aunque se daría el sí a la mayor parte del articulado. En su resolución el TC también apostaría claramente por eliminar el término nación, el "principio de unidad jurisdiccional" y por que el CGPJ sea el único órgano de gobierno de los jueces, así como el Tribunal Supremo la última instancia judicial por encima del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña.

******************* Sección "bilingüe" ***********************

Payesus lingüísticos… de la remensa valenciana
Teresa Puerto Ferre Minuto Digital 9 Abril 2010

Hace ahora algunas fechas entrevistaban por radio a nuestro Premio Cervantes y Académico, Mario Vargas Llosa, sobre su vida y obra. Vargas Llosa es uno de esos intectuales lúcidos que, partiendo hace años desde posturas de izquierda, supo evolucionar saltando desde el parroquialismo provinciano y caribeño al universalismo inteligente.

En un momento de la entrevista, el periodista le preguntaba al intelectual si le molestaba que ahora le llamaran “un escritor de derechas” a lo que ‚él respondió: “la palabra “derecha”, como descalificación, la utiliza la izquierda dogmática y totalitaria cuyo pensamiento anticuado se siente frustrado por el gran fracaso de la ideología socialista… En las democracias avanzadas los intelectuales han evolucionado más que en España y en Latino-América. Cada vez que vengo a España encuentro la misma avejentada izquierda, retrógrada y cavernaria, con posturas anticuadas y estancadas que no ha evolucionado como ha ocurrido en las democracias avanzadas…

La oportuna sinceridad del intelectual no podía ser más atinada: una buena parte del izquierdismo español (y el nazionalista aun más), se ha quedado obsoleto y envejecido en sus planteamientos y en sus postulados, pues están todavía “intoxicados por la lectura de muchos autores marxistas que marcaron mi generación pero que ahora ya no se leen porque han quedado arrinconados: ni sus libros ni sus ideas sirven ya”…

El académico Vargas Llosa, un ilustre habitual de las universidades anglosajonas desde su casa de Londres, quedaría pasmado y estupefacto si se diera una vueltecita y viera la galería de “intelektuales” que controlan nuestra pueblerina kultureta cantonalista , perseguidora de la universal lengua de Cervantes .

La zafiedad esta vez también salpica al estamento oficial valenciano que, imitando a la pueblerina casta catalana, derrocha cientos de millones en la bohemia titiritera del izquierdismo-polilla mientras pone veto para Valencia a la cultura universal representada en esa comedia universal como es ‘El avaro’ de Molière , protagonizada por un maduro Juan Luis Galiardo en uno d e los montajes más caros d e la temporada.

Me hieren las palabras de Galiardo equiparando Valencia con esa gestapo-lingüística catalana, empeñada en fabricar una generación inservible de analfabetos culturales : “En Cataluña y Valencia niegan el castellano por intereses electoralistas”…. porque revelan el estado de decadencia mental y moral en que está cayendo el Partido Popular valenciano que ya traicionó al Poble Velenciá suplantando su histórica LENGUA VALENCIANA por el infame dialecto barceloní y ahora, también, le veta la cultura española.

¿Tan bajo ha caído la mimética Generalitat Valenciana que solo desvía cataratas de onerosas subvenciones hacia grupos de la bohemia titiritera catalanera , ferozmente obsesionada en convertirnos en sus “payesus de remensa kultural”?

Decia el famoso actor irlandés Peter O´Toole :”Cuando el teatro se subvenciona, se convierte en propaganda ideológica”. ..

La que nos convertirá en pueblerinos payesus de la remensa catalanesca. La de “pensamiento anticuado, avejentado y retrógrado” .

www.teresafreedom.com

El pleno del Constitucional intentará encontrar una solución al Estatut la próxima semana
La cita será el primer pleno que se celebre desde que el llamado "bloque progresista" alcanzara un acuerdo en torno al proyecto de sentencia sobre la normativa
Madrid EFE Estrella Digital 9 Abril 2010

La presidenta del Tribunal Constitucional (TC), María Emilia Casas, ha convocado para el miércoles y el jueves una reunión del pleno de ese órgano en la que se tratará de alcanzar un acuerdo definitivo sobre el último borrador de sentencia sobre el Estatuto de Cataluña. La cita será el primer pleno que se celebre desde que, justo antes de la Semana Santa, los cinco magistrados que forman el llamado "bloque progresista" del TC alcanzaran un acuerdo en torno al proyecto de sentencia sobre el Estatut.

Según han informado fuentes del tribunal, que no se reunía en pleno desde el pasado 28 de marzo, los recursos contra el Estatut figuran en el orden del día de la reunión fijada para los próximos días 14 y 15, pero no será ésta la única cuestión que los magistrados del Constitucional abordarán durante sus deliberaciones.

En cualquier caso, sí será el primer pleno que se celebre desde que, justo antes de la Semana Santa, los cinco magistrados que forman el llamado "bloque progresista" del TC alcanzaran un acuerdo en torno al proyecto de sentencia sobre el Estatut.

Desde entonces, ese bloque ha buscado sumar al consenso al menos a uno de los cinco magistrados del considerado sector conservador, de modo que la resolución pudiera salir adelante sin que Casas tuviera que hacer uso del voto de calidad para deshacer el empate entre ambos bloques.

El consenso se ha suscitado en torno a un texto que aplica la "reiterada y abundante" jurisprudencia constitucional para salvar el preámbulo del Estatut -que recoge la definición de Cataluña como nación hecha por el Parlamento autonómico-, al estimar que no tiene valor jurídico, pero que no extiende automáticamente ese aval al articulado referido a los "símbolos nacionales".

Además, el proyecto de resolución declara nulos una quincena de preceptos de los más de cien recurridos por el PP, entre ellos varios de los que tratan del Poder Judicial en Cataluña, y condiciona la validación de otros tantos a su interpretación.

Los cinco apoyos con los que el nuevo borrador contaba de partida son los de la presidenta Casas, la ponente de la sentencia, Elisa Pérez Vera, y los magistrados Pascual Sala, Eugenio Gay y Manuel Aragón, mientras que en el pleno de la próxima semana se comprobará si los conservadores Guillermo Jiménez o Ramón Rodríguez Arribas votan también a favor del mismo.

Entre quienes se da por seguro no prestarán su respaldo al texto que está sobre la mesa, señalan las fuentes, figuran los miembros del "núcleo duro" de los conservadores: Conde, Rodríguez Zapata y Javier Delgado.

Si el proyecto de resolución es aprobado, el Constitucional habría logrado su objetivo de notificar la sentencia sobre el Estatut -recurrido hace casi cuatro años, además de por el PP, por el Defensor del Pueblo y por varias Comunidades Autónomas- antes de que Cataluña entre en periodo electoral ante los comicios autonómicos previstos para el próximo otoño.

Feijóo recuerda al Consello Escolar su apuesta por una docencia equilibrada
El presidente de la Xunta admitió hasta 44 cambios en las bases del decreto desde que fueron presentadas y anunció que podrá haber más "si no se colisiona con la igualdad"
ANA MARTÍNEZ. SANTIAGO. ABC Galicia 9 Abril 2010

El presidente gallego relacionó ayer el duro revés de este órgano de carácter consultivo al borrador del decreto con la importante presencia de determinados sindicatos (no hubo, no obstante, menciones explícitas) a los que achaca una posición contraria a estas bases incluso antes de que fuesen publicitadas el pasado mes de diciembre. «Yo diría que el «no» lo anticiparon hace semanas, meses, e incluso antes de la presentación», apuntó en un guiño con altas dosis de ironía. «Era previsible», sentenció, apoyándose en que las plataformas FETE-UGT, CIG-Ensino, CC.OO. y STEG, con amplia representación en el Consello Escolar de Galicia, habían adelantado su rechazo de plano en la mesa sectorial.

Empleando un tono apaciguador, Alberto Núñez Feijóo admitió 44 modificaciones en el planteamiento y se mostró dispuesto a que se asuman más cambios siempre que no colisionen con el principio de equilibrio lingüístico. «Si se puede aceptar alguno más, lo haremos», suscribió, haciendo hincapié en que, pese a esta voluntad, nunca renunciará a esa escuela «amable y equilibrada, que es la que se necesita y por la que evidentemente apostamos», aseguró. Por esta razón, trasladó su respeto a la determinación adoptada (24 votos a favor de una enmienda a la totalidad del texto, y 16 en contra) pero comentó que con independencia de este pronunciamiento, que no es vinculante, seguirá abogando por una convivencia armónica entre gallego y castellano en la Comunidad.

El presidente de Cece Galicia, Joaquín Pereira, y su número dos, José Antonio Moar, que respaldaron este documento en el plenario, emitieron un comunicado en el que refrendan esta normativa por cinco motivos, principalmente: supondrá una garantía de adquisición de una competencia semejante en sendos idiomas, conducirá a una situación de máxima simetría en las horas lectivas y en las materias impartidas, así como en las actividades extraescolares y complementarias; favorecerá la adquisición de un conocimiento real y efectivo en hablas extranjeras, especialmente en el inglés, tan necesario para el sistema educativo en un entorno global; facilitará la participación y colaboración de los padres, «verdaderos titulares del derecho a la enseñanza reconocida», en las decisiones que conciernen a la educación de sus hijos; y promocionará la dinamización de la lengua gallega en los centros educativos y en la sociedad, «sin imposiciones ideológicas» que imposibiliten el respeto, comprensión y tolerancia. Mientras, «Queremos Galego» inició una recogida de firmas simbólica para apoyar una iniciativa parlamentaria en defensa de la lengua rosaliana.

Recortes de Prensa   Página Inicial