AGLI

Recortes de Prensa   Sábado 10 Abril  2010

 

Lo suyo lo pagamos todos
Editorial www.gaceta.es 10 Abril 2010

Cargan sobre el contribuyente los costes de su mala gestión.

Hacienda se pone en marcha para recaudar el IRPF, y en este ejercicio ya no habrá demagógicos cantos de sirenas, ni brindis al sol por valor de 400 euros... ahora toca pagar la fiesta, el guateque en que se ha convertido el zapaterismo, donde durante tanto tiempo se han ocultado las cifras del desastre con luces multicolores y psicodelia política. El Gobierno nos pasa la cuenta de sus incompetencias y despilfarros con el mismo desparpajo que el bohemio borrachín persigue a los familiares para darles sablazos, como si fuese un rol asumido: el derrochar ellos a manos llenas y el pagar nosotros dándole la vuelta a los bolsillos, añorando el tiempo en que la palabra ahorro no era una quimera.

Un año lleva Elena Salgado al frente de Economía y Hacienda, y el paro ha aumentado en más de medio millón de personas. Dejando a un lado el maquillaje de los cursos de formación, la cifra real se acerca a los cinco millones de desempleados, tragedias personales que van aumentando el déficit de las arcas públicas hasta el 11%, sólo un punto por debajo del griego. Sin embargo, para poner remedio a la dramática situación, nadie del Ejecutivo se detiene a escuchar al Banco de España, que exige una reforma laboral. Se empeñan en mostrar brotes verdes con la misma intensidad con que negaban la crisis: Zapatero se hace la foto con el coche eléctrico, la última ocurrencia del ministro que regalaba bombillas; mientras Salgado, como tiene que cuadrar las cuentas, pasará a la historia por subir el IVA y aumentar la presión fiscal sobre todo a las clases medias, cuidándose mucho de no molestar a las sicav, las huchas preferidas de las fortunas más afines y del clan de la ceja. Hasta los inspectores de Hacienda están sufriendo la desesperación de la vicepresidenta, que les presiona hasta el límite para que engorden su facturación.

No es para menos. Dada la crítica situación del país, la Agencia Tributaria recaudará menos que otros ejercicios. Los inspectores se quejan, con toda la razón, de que la clase media española está financiando de forma exagerada los servicios básicos del Estado, pagando impuestos muy superiores a los que se abonan en el resto de la Comunidad Europea. Los impuestos, por las nubes... pero el poder adquisitivo del español al nivel de Eslovenia.

Pero lo que más indigna al contribuyente no sólo es la voracidad recaudatoria del sheriff de Nottingham a la española. Hasta ese atropello tendría alguna justificación si el dinero obtenido, por fin, se dedicase a tratar de mejorar la situación nacional: construyendo infraestructuras, financiando a la pequeña y mediana empresa, reduciendo los impagados de la Administración, invirtiendo en energías rentables como la nuclear...

Nada de eso. Nuestros impuestos seguirán financiando los delirios adolescentes de la ministra Bibiana, la ingeniería social del zapaterismo, las subvenciones a ONG muy concretas para fomentar el clientelismo y la buena vida de los miles de altos cargos de la Administración. Eso es lo que escuece. Que mientras 1,2 millones de familias ya tienen a todos sus miembros en el paro continúe creciendo el número de los funcionarios y el Gobierno aumente un 2,3% las partidas de gasto de personal en unos Presupuestos que, según la vicepresidenta Fernández, están inspirados en la austeridad. Lo que escuece es que un Ejecutivo holgazán y despilfarrador tenga la inmensa caradura de cargar sobre las espaldas del contribuyente los costes de su pésima gestión y de su irresponsabilidad.

CÓMPLICES
Saquen las manos
Joaquín Leguina www.gaceta.es 10 Abril 2010

¿Qué podrían hacer los partidos para acabar con el amiguismo y la corrupción?

Ante correas que ahorcan y matas que nada ocultan, los partidos repiten un ritual de fácil descripción: cuando alguno de sus miembros es cogido con las manos en la masa, primero niegan la mayor y luego reclaman la presunción de inocencia para, más tarde, desprenderse del lastre apartándolos de sus filas “para que intenten demostrar su inocencia… si pueden”.

Y si, al fin, los aprovechados dan con sus huesos en la cárcel, se mira para otro lado y en paz. ¿Qué podrían hacer los partidos para acabar con la tríada infernal que forman el amiguismo (nepotismo), el mangoneo (mangonear: entremeterse uno en cosas ajenas, pretendiendo mandar y disponer) y la corrupción?

En primer lugar, aprobar normas para incentivar el autocontrol. ¿Cómo? Penalizando económicamente a los partidos cuyos miembros sean condenados por delitos ligados a la corrupción. En segundo lugar, aplicar el viejo principio cristiano según el cual “quien evita la ocasión, evita el pecado”… y las ocasiones del pecado se relatan con facilidad:

1) Recalificaciones urbanísticas, 2) Contratos de obras (carreteras, edificios… todo tipo de infraestructuras) y 3) Contratos de servicios y contratos personales, incluyendo también las licencias de apertura y otras.

Para evitar la ocasión de las recalificaciones urbanísticas bastaría con que –una vez aprobados los planes generales– los políticos dejaran las cosas en manos de comisiones técnicas. Comisiones cuyos miembros (funcionarios y no funcionarios) estén lo más lejos posible del terreno y con sus honradeces personales bien contrastadas.

De igual modo, comisiones ad hoc serían las encargadas de otorgar los contratos por obras, las concesiones y las contrataciones de servicios. En pocas palabras, los políticos serían los encargados de decidir el qué, el cómo y el cuándo se ejecutan las decisiones, pero no decidirán quién es el encargado de llevar a cabo la obra.

Se trata de acabar con la discrecionalidad. Sencillo, ¿verdad?

Pares y juego
Menos Estado y más libertad
J. M. Rotellar y D. Pérez www.gaceta.es 10 Abril 2010

Como hace unos días señaló LA GACETA en sus páginas, a cada español nos cuesta 3.800 euros cada año la Administración socialista. La izquierda siempre ha confundido el tamaño del Estado con su eficiencia, y ha incrementado la Administración de una manera escandalosa. Sin embargo, si analizamos el tamaño de cada Administración y el resultado que obtiene cada una de ellas, podemos llegar a la conclusión de que no sólo no se consigue una mayor eficiencia con una mayor dimensión del sector público, sino que lo que se logra es más bien todo lo contrario.

Cuando una Administración es pequeña pero eficiente, enfoca de forma totalmente adecuada el objetivo y sabe dirigir su actuación hacia las necesidades de los ciudadanos, dejando un mayor margen de libertad a los mismos para que tomen sus propias decisiones, de tal manera que la eficiencia crece y la prosperidad aumenta.

Así lo señala un estudio de la consultora alemana Roland Berger. Este informe apunta que las Administraciones con menor peso del sector público en su economía son aquéllas donde sus ciudadanos perciben una mayor calidad de servicios públicos. Algo que en España sucede en la Comunidad de Madrid, que es la región donde menos pesa el sector público en su economía, en concreto un 9,9%, pero, tal y como señala el estudio de Roland Berger, es la que recibe una puntuación más alta por parte de sus ciudadanos cuando evalúan el nivel de servicios públicos, al tiempo que es también la primera economía regional y la que mejor marcha.

Y esta mayor eficiencia permite bajar los impuestos, con lo que se dota de mayor libertad a los ciudadanos. Por eso, calculando una media, cualquier habitante de una comunidad autónoma de régimen común se ahorraría en la Comunidad de Madrid, en el Impuesto de la Renta de las Personas Físicas (IRPF), una media de 52 euros. En definitiva, menos Estado equivale a mayor libertad y prosperidad.


*David Pérez es portavoz del GPP en la Asamblea de Madrid y José María Rotellar es profesor de Teoría Económica de la Universidad Autónoma de Madrid.

11-M: Seguimos queriendo saber (V)
Cristina Falkenberg El Confidencial 10 Abril 2010

Si algo llamó la atención acerca del 11-M es la sensación de que al final los culpables eran tres sujetos cuyo perfil difícilmente podría haber concebido, financiado, planificado y ejecutado una masacre tan perfectamente perpetrada como fue la del 11-M, entre otras causas por lo que parecía una falta tanto de capacidad personal como de medios y motivación suficiente.

En este sentido no ha dejado de resultar llamativo el elevadísimo número de pruebas falsas que aparecieron tras los atentados y que curiosamente presentaban notas comunes, caso de las bolsas de basura azules para envolver los explosivos, así las bombas falsas como la de la mochila de Vallecas, el AVE de mocejón o en la estación de El Pozo , colocada ésta por dos señores, vestidos de paisanos y que verbalmente dijeron ser Tedax, en sustitución de la con tartera de tapa anaranjada hallada por el Municipal, D. Jacobo Barrero. Tras el curioso -aunque visto en retrospectiva quizá intencionado- interrogatorio de la Fiscal, la sentencia en este punto no tiene desperdicio (punto III.1.3. de los fundamentos jurídicos, páginas 633 al final y siguientes). También se halló una bolsa de basura azul con detonadores en la famosa Renault Kangoo. Vayan tres cuartos de lo mismo por las ropas y los teléfonos móviles y sus tarjetas SIM, pistas innecesarias que no dejaría ningún terrorista, y cuyo rastreo de llamadas y restos de ADN, respectivamente, fueron claves para efectuar detenciones e imputaciones.

Pruebas falsas o ajenas a la escena del crimen… pero útiles
Algunas de las pruebas halladas fuera del lugar de los atentados hubieron de ser descartadas por los tribunales, caso del Skoda Fabia aparecido en Alcalá de Henares tres meses después de los atentados. Empero tales pruebas -y pese a la sombra de sospecha que se cierne sobre la autenticidad de las admitidas- tuvieron la indudable utilidad de ir orientando la opinión pública.

En el caso del Skoda Fabia, por el ADN de las ropas halladas en el vehículo, se implicó a Allekema Lamari, persona que el CNI dirigido por Jorge Dezcallar -quien luego obtuvo el codiciado puesto de embajador de España ante la Santa Sede-, insistió en implicar, aún sin prueba alguna, a partir del día 15 de marzo. Fue un giro de 180º, pues desde el 11 hasta el 14 de marzo ese mismo CNI venía proponiendo firmemente la autoría de ETA.

Una constante de los atentados del 11 de marzo ha sido la sorprendente casi ausencia total de pruebas obtenidas directamente de la escena del crimen. Destaca la ausencia de fotografías de los trenes tras las explosiones, o de imágenes de los supuestos autores materiales pese a las numerosas cámaras de RENFE en sus estaciones.

Sin embargo las dudas no cesan y la semana pasada apuntamos cómo de los setenta dedos de los suicidas de Leganés sólo aparecieron treinta y cinco pertenecientes a cuatro personas; de los otros tres no apareció dedo alguno… ni huella dactilar en el piso. Pero es que de aquellos siete muertos y de los 116 detenidos durante la instrucción no se encontró huella dactilar en ninguna de las dos pruebas incriminatorias principales: la Renault Kangoo y la mochila de Vallecas. Sin embargo el lector recordará cómo hace un par de semanas se apuntó a que el Instituto de Medicina Legal de la Universidad de Santiago de Compostela había afirmado que una huella aparecida en la Kangoo era de un varón español y otra aparecida en la mochila de Vallecas, era de un varón europeo, ambos hasta ahora desconocidos.

¿Hubo una cuarta trama?
Si lo que verdaderamente explotó en los trenes del 11-M era Goma2 ECO, ¿qué necesidad hubo de colocar pruebas falsas que apuntasen a este explosivo y detonado precisamente con móviles? Yendo a más, ¿por qué nadie tendría interés en colocar pruebas falsas? ¿Quién podría tener interés en ocultar a un terrorista, en vez de capturarlo?

Ante estas preguntas el debate público fue perfilando la posibilidad de una cuarta trama superpuesta a las tres conocidas (las bandas de El Chino y el Tunecino y la trama asturiana), que estaría tras la coordinación de los eventos anteriores, coetáneos y posteriores a la masacre. El profundo conocimiento de la idiosincrasia española, del funcionamiento de sus Administraciones -en particular de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado- y la Administración de Justicia, apuntarían a un fuerte elemento nacional. Sin embargo y aún siendo razonable la hipótesis de semejante trama, parecería difícil hablar de un grupo terrorista.

El artículo 577 del Código Penal
En su día esta columna examinó sucintamente la regulación de los delitos de terrorismo en nuestro ordenamiento jurídico, observando cómo lo definitorio de los mismos no es el ser unos delitos especiales cometidos por bandas armadas sino el tratarse de una actividad planificada, orientada a la finalidad específica de subvertir el orden constitucional o alterar gravemente la paz pública. Con este propósito se cometerán diversos actos -sea de manera aislada o reiterada y bajo la cobertura de una organización o individualmente-, agravándose la punibilidad de los mismos por haber sido cometidos precisamente con finalidad terrorista, pero no por tratarse de actos exclusivos del terrorismo. Es el caso de los estragos e incendios del artículo 571 del Código Penal, los delitos contra las personas y os patrimoniales del 572 y 575 respectivamente, o el depósito, transporte, tráfico y tenencia de armas, municiones, explosivos y otras sustancias del artículo 573, todos ellos realizados en conexión con bandas armadas, todos ellos realizados en el ámbito de una organización terrorista.

Distinto resulta sin embargo el artículo 577 del Código Penal, concebido en su día para combatir el terrorismo urbano, y que es un ejemplo de la sabiduría que parece que a veces, por su necesaria abstracción, sin querer acaben desplegando las leyes, pues dispone que “Los que, sin pertenecer a banda armada, organización o grupo terrorista” -que sería muy probablemente el caso- “y con la finalidad de subvertir el orden constitucional o de alterar gravemente la paz pública” -lo que desde luego se logró aquellos días del 11 al 14 de marzo de 2004-, “[…] cometieren homicidios, lesiones […], detenciones ilegales […] amenazas o coacciones […] incendios, estragos, daños […] o tenencia, fabricación, depósito, tráfico, transporte o suministro de […] explosivos […] serán castigados con la pena que corresponda al hecho cometido en su mitad superior”, un refuerzo penológico que desde luego, no parece inmerecido. Así también se penan severamente la provocación, conspiración y proposición para cometer delitos terroristas (artículo 579) o la colaboración con banda armada, que se colabora precisamente porque no se pertenece, así mediante “la ocultación o traslado de personas vinculadas a […] grupos terroristas; […] y, en general, cualquier otra forma equivalente de cooperación, ayuda o mediación, económica o de otro género, con las actividades de las citadas bandas armadas, organizaciones o grupos terroristas” (artículo 576).

Islamismo
Si Israel cae
GEES Libertad Digital 10 Abril 2010

Mientras Obama pacta con Rusia, Irán continúa, firme pero seguro, hacia la bomba nuclear. La tendrá en unos plazos que cada vez se acortan más, y la duda está en si el punto de no retorno será dentro de más o menos meses. Con ella tratará de liderar al mundo musulmán contra occidente, cumpliendo los sueños que Jomeini alumbró en 1979 para la República Islámica de Irán. Los misiles iraníes probados por Teherán, de procedencia coreana y tecnología rusa, alcanzan ya todo el territorio de Israel y parte de Europa. Las últimas versiones de misiles Shahab, o los BM-25, hacen que Roma y Atenas no estén menos amenazadas que Tel Aviv o Haifa. Y tras ellas el resto de capitales europeas. Ello sin contar la posibilidad de que grupos terroristas se hagan con el arma nuclear. ¿Sabe el lector que en dentro de unos años podrá ser vitrificado junto con su familia si así lo decide un ayatoláh iraní? Pues ya lo sabe.

Los europeos se muestran ajenos a todo ello, como si desentendiéndose de los problemas, éstos pasaran de largo. La decadencia de los países del Viejo Continente es dolorosa, y poco hay que invite al optimismo. No está ya nada claro si Europa no puede porque no quiere, o no quiere porque no puede. Lo que si está claro es que no está dispuesta a evitar que sus ciudades estén al alcance de los misiles del régimen chií. Por otra parte, Obama encabeza una política americana de repliegue: la construcción de las viviendas en Jerusalén Este no fue la causa del desencuentro de Obama con los israelíes, sino la consecuencia lógica de meses de progresiva desafección obamita hacia Israel. Simplemente, Israel es un problema para la política de Obama hacia los árabes que publicitó en su discurso de El Cairo.

La clave, desde luego, está en Israel. Tras el fin de la era Bush, el Estado judío es el único occidental dispuesto a defenderse y defender la democracia mediante el uso de la fuerza. Sólo Israel se interpone entre los misiles iraníes y las capitales europeas, más preocupadas en polemizar sobre el Papa y en reconocer matrimonios homosexuales que en evitar un hongo nuclear sobre ellas. Que nadie se llame a engaño: la única esperanza occidental está en la tradicional determinación histórica del pequeño país mediterráneo. Si los israelíes no solucionan el problema iraní, garantizando su supervivencia y nuestra tranquilidad, nadie más lo hará. A estas alturas, sólo Israel puede salvar a Europa de los misiles iraníes.

Hasta ahora ha dado pruebas sobradas de poder actuar en soledad, aceptando unos sacrificios que ningún país europeo estaría hoy dispuesto a hacer. Desde 1948, poca ayuda ha prestado Europa a la frontera occidental más meridional. Pero hay una diferencia entre hacerlo sin Europa y Estados Unidos y hacerlo contra la primera y ante la indiferencia de los segundos. Este es el problema a día de hoy: nada hay más preocupante que el cerco diplomático creciente a Israel en las instituciones y conferencias internacionales, que comienza a iniciativa de los países árabes y encuentra eco creciente en funcionarios, políticos y gobiernos occidentales. No se trata de que Israel se enfrente al islamismo, que es lo que ha hecho siempre; es que por la espalda los mismos europeos que de ello se benefician, sabotean –en la ONU, en la UE y en el resto de instituciones internacionales–, los intentos israelíes. Lo vimos con el Informe Goldstone, con resoluciones de la UE o del Parlamento Europeo. El último episodio era la cumbre de Washington del lunes y martes, donde se preparaba una emboscada diplomática de países poco recomendables –con Turquía y Egipto a la cabeza– contra Israel, con los países europeos de testigos pro-árabes y Obama de anfitrión de lujo. La última entrega de una estrategia destinada a hacer caer a Israel. No será la última.

Europa no tiene intención de salvarse a sí misma. Israel puede salvarse sin contar con ella y de paso salvarla, a condición de que no moleste. Pero si el Viejo Continente continúa siendo un lastre que sabotea las medidas israelíes, las deslegitima y alimenta a sus enemigos, Israel caerá.

Si Israel cae, ¿quién nos salvará?
GEES, Grupo de Estudios Estratégicos.

SEGÚN EL CÍRCULO BALEAR
"Sólo UPyD y Ciudadanos salieron en nuestra defensa cuando nos amenazaban"
El abogado y miembro de la junta directiva del Círculo Balear, Cristóbal Mora, ha explicado este sábado en Sin Complejos de esRadio, las últimas amenazas, que ha sufrido por parte del entorno nacionalista. Según Mora, sólo UPyD y Ciudadanos han salido en nuestra defensa.
ESRADIO Libertad Digital 10 Abril 2010

Este sábado el programa Sin Complejos de esRadio, ha contado con la intervención telefónica de Cristóbal Mora, abogado y miembro de la junta directiva del Círculo Balear que ha comentado el último episodio de agresiones y amenazas que han sufrido por querer protestar contra la corrupción en el archipiélago.

La movilización estaba convocada e impulsada por las Obra Cultural Balear (OCB) y el sindicato nacionalista STEI-i. "A esta convocatoria se quiso incorporar el Círculo Balear porque entendimos que el mensaje era inequívoco, contra la corrupción".

El problema para el Círculo Balear llegó cuando anunciaron que se sumarían a la convocatoria para pedir, además, elecciones anticipadas. "Fuimos vetados", continúa Mora. Pero no sólo eso, "primero recibimos insultos, luego ataques a las sedes, nos retiraron las placas y han terminado con mensajes y amenazas anónimas también en la página web. Lo último han sido las pintadas amenazantes."

"Como la manifestación se iba a iniciar en la plaza de España, nosotros sacamos en la fachada de uno de los edificios de esta plaza una pancarta en la que ponía CONTRA LA CORRUPCIÓN, ELECCIONES ANTICIPADAS". "Enseguida recibimos amenazas. A raíz de esa manifestación nos hicieron pintadas con la esvástica y con el punto de mira, el propio Círculo Balear amenazado", explica Cristóbal Mora en los micrófonos de LD.

No obstante, Mora ha insistido en que el efecto que han conseguido es el contrario "vamos a seguir luchando por las libertades y contra cualquier actuación contraria a la legalidad, como es la corrupción. En cuanto a la lengua ya es archiconocida nuestra posición".

El efecto que consiguen es el contrario, vamos a seguir luchando por las libertades y contra cualquier actuación que es contraria a la legalidad, como es la corrupción. Y en cuanto a la lengua ya es archiconocida la posición del círculo balear.

UPyD y Ciudadanos
A este respecto, Cristóbal Mora ha señalado que "sólo UPyD y Ciudadanos han salido en nuestra defensa a raíz de esta situación de amenazas". En este sentido, ha reflexionado, que los grandes partidos constitucionalistas "deberían reprobar y reprochar este tipo de actos, pero han permanecido callados". Y continúa su reflexión: "Si uno piensa el por qué, se acuerda de la necesidad que estos grandes partidos tienen de las minorías nacionalistas para poder gobernar".


******************* Sección "bilingüe" ***********************

Política centrífuga
«En la política vasca juega ahora un papel relevante una presunción: la idea de que la izquierda abertzale quiere romper con ETA y la violencia. Faltan evidencias públicas, pero se ha convertido en artículo de fe»
MANUEL MONTERO El Correo 10 Abril 2010

La política vasca no gira alrededor del centro, contra lo habitual en las democracias. Da vueltas en torno a una esquina. Pasan las décadas y las coyunturas y sigue pendiente de lo que hoy se llama 'izquierda abertzale', sobre la que construye el discurso y elabora la estrategia. Sobre todo la parte nacionalista de los vascos, que siente repulsión por el centro. El PNV lo ha dicho en su Aberri Eguna: todos los males se arreglarán con la unión de los nacionalistas demócratas, de los que excluye a ETA, pero no a la izquierda abertzale. El diagnóstico tiene un efecto: el nacionalismo 'moderado' radicaliza su discurso para atraer a Batasuna. En las uniones nacionalistas el PNV no suele moderar a la abertzalía radical, sino que se desplaza hacia ella. Así sucedió en Lizarra y durante la década soberanista. No es improbable que vuelva a ocurrir en su nueva tesitura, a juzgar por el tenor identitario del PNV y ese llamamiento a todos los nacionalistas, en plan 'la patria está en peligro, acumulemos fuerzas para salvarla'.

EA va desapareciendo, pero resulta sintomático cómo quiere detener su extinción. Toda su política consiste ahora en hacer carantoñas a la izquierda abertzale, a la que parece admirar. Para salvarse, confía en formar con ella un polo soberanista que le insufle vida después de la vida. Sería notable: EA sobrevivió gracias a los pactos con el PNV que la sobrevaloraban; tras el batacazo electoral que se dio tras romperlos, busca perpetuarse adosada a la izquierda abertzale. Un partido lapa.

La comunidad nacionalista mira, remira y admira a la izquierda abertzale, pero ésta no se siente el centro del mundo. Para ella lo es ETA. Vive a expensas de lo que le diga. Todos los comunicados de los terroristas le gustan, a todos les ve algo positivo. Su política -si así pudiera llamársele- consiste en atisbar la voluntad de los mandos y poner su granito de arena. Ahora se esfuerza por darse una pátina de demócrata y hacer como si pudiese vivir sin violencia -pero sin pasarse-, para presentarse a las elecciones.

La parte no nacionalista está menos obsesionada por la izquierda abertzale, pero también. Consume buena parte de sus energías en interpretarla. Las posibles fisuras entre PP y PSE residen, precisamente, en cómo la traten.

La política vasca es centrífuga. En otros lares se entiende que hay una franja entre el gobierno y la oposición, cuyas sus oscilaciones deciden las elecciones. Por ello la política tiende a moderarse, no sea que al mostrar las esencias los de la mitad se espanten y huyan con los otros. En el País Vasco no sucede esto. El nacionalismo entiende que no hay espacios entre ellos y el constitucionalismo. Que el ciudadano vasco es ferviente nacionalista o no menos ferviente antinacionalista, sin que nadie vote según le vaya en la feria. Por ello el nacionalismo no hace política para captar moderados, que se supone especie inexistente entre nosotros, por nuestro natural fervoroso. Nadie elabora doctrina para los sectores intermedios, si bien la política del actual Gobierno vasco tiene en tal ámbito uno de sus obvios receptores. Para los nacionalistas, por el contrario, la clave política no es la gente moderada. Lo importante es atraerse a la izquierda abertzale: guiarla, aconsejarla.

Para rizar más el rizo, en la política vasca juega ahora un papel relevante una presunción: la idea de que la izquierda abertzale quiere romper con ETA y la violencia. Faltan evidencias públicas, pero se ha convertido en artículo de fe. No extraña que se lo crean los 'mediadores internacionales' de Lokarri, pues no parece gente muy espabilada o que se entere de nada. Pero hasta cala en el PSE. Ares, hombre más descreído, decía que los radicales abertzales tienen una oportunidad para «desmarcarse de la violencia» tras el último comunicado de ETA. ¿Pero de dónde ha salido que quieran hacerlo? En el PNV la especie viene de atrás -de los tiempos de Ibarretxe-, en la forma de que la izquierda abertzale abomina de la violencia, pero ETA no le deja hacerlo y no le hace caso. Tal repulsa debe de consistir en cuchicheos en la oreja pues en el foro no se oye. EA, quizás para adecentar a sus nuevas compañías, sostiene que la izquierda abertzale sólo piensa ya en demócrata. Hasta habla de la «renuncia total a la violencia» de la izquierda abertzale. Todos se agarran a los comunicados-ladrillo que la izquierda abertzale difunde últimamente, pero sin voluntarismos no se localiza nada en ellos que tenga que ver con la ruptura con ETA. No lo son las alusiones a un «proceso democrático» que nos va a abrir, un concepto tutelado por ETA, del que sólo se infiere que no vivimos en una democracia.

Circula otro supuesto, también gratuito: que ETA quizás tire la toalla o afloje, tras arrodillarse ante una Batasuna que le estaría pidiendo que lo deje. La admonición batasuna resulta inimaginable y, además, ETA nunca ha considerado que dependa de HB sino al revés. Así que los nacionalistas pasan las semanas esperando misivas de ETA con 'novedades significativas' -hasta treguas y así-. Llegan comunicados a cada cual más enloquecido y siempre hay quien les encuentra 'novedades significativas'.

Y así toda la política vasca gira en torno a una arista del espectro ideológico, la más cochambrosa, que nunca ha mostrado deseos de apostatar de la violencia ni de democratizarse. La política vasca huye del centro como de la peste y se lanza hacia el fondo del noveno círculo de los infiernos, donde Dante colocaba a quienes traicionaron a sus bienhechores. Permanecían atrapados por el hielo y sufrían la condena eterna del congelamiento.

El Constitucional se reunirá dos días para debatir sobre el Estatut
La Razón 10 Abril 2010

MADRID- El Tribunal Constitucional ha convocado Pleno para los próximos 14 y 15 de abril con el objetivo de reanudar sus deliberaciones formales sobre los siete recursos presentados contra el Estatut de Cataluña. En la sesión podría tratarse la aprobación definitiva de la sentencia, que lleva discutiéndose en este órgano desde hace más de tres años. La convocatoria crea gran expectación, ya que los diez magistrados que deliberan sobre este asunto han venido celebrando diversas reuniones informales para tratar de llegar a un acuerdo sobre el texto de la ponente, Elisa Pérez Vela, si bien el Pleno no se había convocado para tratar la sentencia en lo que va de año.

El magistrado progresista Pablo Pérez-Tremps quedó fuera del debate tras ser recusado por el PP, a lo que hay que sumar una plaza vacante tras el fallecimiento del magistrado Roberto García Calvo, cuyo sucesor debe ser designado por el Congreso.

A la vuelta del verano, el texto de Pérez Vela no contaba con el consenso suficiente para ser aprobado, y de hecho existiría un empate técnico que sólo podría resolverse entonces con el voto de calidad de la presidenta, María Emilia Casas. En una votación a modo de «sondeo» el pasado noviembre se evidenció que a favor de la ponencia estarían, además de su autora, la presidenta del Tribunal, María Emilia Casas y los magistrados progresistas Eugeni Gay y Pascual Sala. En contra estarían posicionados el vicepresidente del tribunal, Guillermo Jiménez, y los magistrados Vicente Conde, Jorge Rodríguez Zapata y Javier Delgado, todos ellos situados en el sector conservador, a los que se habría sumado Manuel Aragón, quien hasta el momento venía siendo situado en el ala progresista.

No obstante, en los últimos meses se especuló con que tanto Aragón como Jiménez podrían haberse acercado al texto propuesto por la ponente tras negociar la valoración de algunos aspectos, en concreto los relativos al uso del término «nación» en el articulado.

Incredulidad ante una inminente sentencia del Constitucional
I.A. | BARCELONA ABC 10 Abril 2010

«No sería bueno una sentencia con fórceps»; «el PP hace la guerra a Cataluña con el recurso del estatuto»; «no sabemos si la semana que viene vendrá el lobo, pero sería bueno que viniera ya». Muy pocos confían en que el Tribunal Constitucional (TC) -convocado en pleno por su presidenta para los próximos 14 y 15 de abril con el Estatuto catalán como primer punto del orden del día- sea capaz de alumbrar de una vez la esperada sentencia sobre la norma autonómica. Pero la simple posibilidad ya ha hecho saltar todas las alarmas en las sedes de los partidos catalanes, inmersos en la precampaña electoral. Mientras, en Moncloa apelan a la normalidad a la hora de acatar la sentencia, si es que finalmente llega.

El primero en pronunciarse ayer fue el líder de UDC y portavoz de CiU en el Congreso, Josep Duran Lleida, que reconoció su «poca fe» en que el TC dicte sentencia. El líder socialcristiano rechazó además una sentencia «que salga con fórceps, que una mayoría se imponga a otra que acepte que unos artículos son constitucionales para que salga una sentencia». En declaraciones a Punto Radio, Duran afirmó que los magistrados del TC «no estarán en disposición» de dictar el fallo. «Por lo que me llega, todavía está muy verde».

En términos más beligerantes se pronunció el consejero de Interior y líder de ICV, Joan Saura, quien reclamó al Constitucional que se pronuncie ya y advirtió de que si se produce un recorte competencial, «se tendrá que pedir al Gobierno que se rehaga el pacto de gobierno que dio lugar al Estatut».

«Pasar cuentas» al PP
Pero más allá de la sentencia, Saura aprovechó para arremeter de nuevo contra el PP, al que responsabilizó de la situación actual, y pidió a los catalanes que «pasen cuentas» con este partido en las próximas elecciones.

También hay impaciencia en ERC, cuyo presidente, Joan Puigcercós, exigió la aprobación del fallo y cuestionó que la presidenta del TC, María Emilia Casas, no haga uso de su voto de calidad ante un posible empate de los magistrados. Retrasar más el fallo «genera más desestabilización», lamentó Puigcercós.

«No sabemos si la semana que viene vendrá el lobo o no», añadió con sorna Joan Ridao, número dos de ERC, quien avisó además de que la sentencia tiene garantizado el rechazo de Esquerra, con independencia de que «derribe una pared maestra o bien sean simples tabiques».

En términos más conciliadores, la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, aseguró que el Ejecutivo acatará las indicaciones que marque el Tribunal Constitucional (TC) en la sentencia sobre el Estatuto con «absoluta normalidad democrática», pero pidió «no adelantar acontecimientos».

Tampoco el PP confía en un pronunciamiento inminente del Alto Tribunal. «Es más fácil adivinar los números de la Lotería Primitiva que saber cuándo saldrá la sentencia del Tribunal Constitucional», ironizó el secretario general del grupo popular, José Luis Ayllón, quien recordó los numerosos intentos fallidos.

EN ALUSIÓN A LOS CHICOS DEL MAÍZ
Jiménez Becerril: "No permito que nadie llame a Ortega Lara contorsionista"
La eurodiputada del PP Teresa Jiménez Becerril ha denunciado la celebración del concierto de Los Chikos del Maíz que está previsto para esta tarde en Sevilla porque "sus letras humillan a las víctimas del terrorismo". Ortega Lara ha escrito una carta.
Europa Press Libertad Digital 10 Abril 2010

El ex funcionario de prisiones secuestrado por ETA durante 532 días en un zulo, José Antonio Ortega Lara, ha criticado la actitud del gobierno municipal del Ayuntamiento de Sevilla (PSOE-IU) por permitir la "insultante" actuación de Los Chikos del Maíz.

En una carta remitida a Europa Press, Ortega Lara lamentó que el gobierno local permita dicha actuación "a pesar de los insultos y vejaciones que en sus letras se infringen a las víctimas del terrorismo", aunque admitió no confiar en que "se vaya a producir una rectificación".

"Continuarán ustedes con la estrategia del insulto y la difamación, pero no olviden lo que sentencia el refrán castellano 'quien siembra malos vientos...'", afirmó Ortega Lara, que esperó que "estas breves líneas sirvan como desagravio a todas las personas y víctimas del terrorismo a las que se vilipendia", entre las cuales dijo incluirse.

Con respecto al grupo musical en cuestión, dijo no creer "que conozcan lo que es ser víctima del terrorismo ni lo que éstas representan, a saber, memoria, dignidad y justicia" y consideró que "sus insultos y provocaciones buscan obtener una popularidad que, a buen seguro, no han sabido ganarse con la letra y la música de sus canciones".

Sin embargo, añadió que "lo realmente trascendente en esta cuestión es la actitud del gobierno municipal –PSOE e IU–", a lo que agregó que "desde el PSOE nunca perdonarán a las víctimas del terrorismo que se enfrentaran a ellos pacífica y justamente en contra de su negociación política con ETA, ni el hecho de que hiciesen ver a la sociedad española la verdadera faz que se escondía tras la máscara".

"También soy consciente de las humillaciones que nos han infringido durante los últimos años", aseveró Ortega Lara, quien concluyó que "si realmente odian hasta ese punto a las víctimas, lo lógico sería que lo manifestaran abierta y personalmente, en lugar de utilizar otros terminales o medios indirectos, que evidencian cinismo y cobardía".

Del mismo modo, recordó que "a todo cargo público le es exigible trabajo, ética y honradez" y señaló que, por el contrario, "estas actitudes reseñadas, en cambio, no van en la dirección de lo que se puede denominar ética de buen gobierno, ni son correlativas a las altas responsabilidades derivadas de los puestos que ocupan en las instituciones públicas".

Por último, quiso agradecer "sinceramente al Grupo municipal del PP en el Ayuntamiento de Sevilla, en la persona de su portavoz, Juan Ignacio Zoido, el compromiso con las víctimas y sus gestiones para intentar revertir esta insultante iniciativa". Y añadió: "Ustedes saben muy bien lo que significa ser víctima de ETA, pues lo vivieron en sus propias carnes en las personas de Alberto y Ascensión".

"Ortega Lara pasó 600 días en un agujero y no permito que nadie le llame contorsionista"
La eurodiputada del PP Teresa Jiménez Becerril ha denunciado la celebración del concierto de Los Chikos del Maíz que está previsto para esta tarde en Sevilla porque "sus letras humillan a las víctimas del terrorismo". Ortega Lara ha escrito una carta.

La eurodiputada, que perdió a su hermano Alberto –concejal del PP en el Ayuntamiento de Sevilla– y a su cuñada asesinados por ETA, ha asegurado que este grupo musical valenciano apoya a Segi, el movimiento juvenil proetarra, y que son unos "impresentables". "Es una vergüenza que el Ayuntamiento de Sevilla promueva este tipo de actos", ha afirmado Jiménez Becerril, quien ha añadido que el concierto "no se puede financiar con el dinero de los sevillanos".

La eurodiputada popular y ha expresado su indignación por las letras que "rapea" este grupo, en las que "humilla" a las víctimas del terrorismo con afirmaciones como "la AVT nos la suda".

Según Jiménez Becerril, el "responsable" de esta situación es el alcalde de Sevilla, Alfredo Sánchez Monteseirín (PSOE), que es una "marioneta" y "está preso" de IU. También ha dicho que ha tenido conocimiento de este concierto hoy mismo y que "hay que pararlo" porque "no se puede permitir que se humille a las víctimas del terrorismo".

Por su parte, el Ayuntamiento de Sevilla ha negado que "Los Chikos del Maíz" pueda ser catalogado de "pro etarra", como ha denunciado el PP de Sevilla.

En un comunicado, la Delegación de Juventud y Deporte, gobernada por IU, ha desmentido la ideología pro etarra del grupo y ha señalado que sus integrantes se han declarado no nacionalistas y "mucho menos partidarios de cualquier tipo de violencia".

“Es una vergüenza que un ayuntamiento permita eso y permita que los hijo y que los familiares nos tengamos que pasar todo el día al teléfono condenando y denunciando esta vergüenza”, ha dicho Teresa Jiménez Becerril en referencia a sus sobrinos que viven en Sevilla. “Lo hago por mi hermano, por su mujer y por José Antonio Ortega Lara, que se pasó 600 días en un agujero y no permito que nadie le llame contorsionista, porque me hierve la sangre, como le debería hervir a todos los españoles”, ha dicho en esRadio.

Alcaraz escribe a Moteseirín y a Griñán
Por su parte, el presidente de la Asociación Víctimas del Terrorismo 'Verde Esperanza' y portavoz de la Plataforma Voces contra el Terrorismo, Francisco José Alcaraz, remitió este viernes un escrito al alcalde, Alfredo Sánchez Monteseirín, el presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, y los portavoces de PP e IU tanto en el Consistorio hispalense como en el Parlamento andaluz, con el fin de insistir en que se suspenda el concierto de esta noche.

"Nos parece lamentable que la ciudad de Sevilla, la cual lloró sin fisuras ninguna el asesinato a manos de ETA de su primer teniente de alcalde y su esposa tenga que pagar con sus impuestos a unos energúmenos que se ríen e insultan a las víctimas del terrorismo", sentenció Alcaráz, quien dijo no entender ni aceptar "la actitud que está manteniendo ante tal aberración".

Del mismo modo, criticó que se "vendiera a bombo y platillo" la Ley de Víctimas del Terrorismo de Andalucía y "al mismo tiempo con el dinero de los ciudadanos se pague a un grupo musical de estas características", por lo que reiteró su petición para que "reflexione y corrija la huida hacia adelante en este asunto y tenga la valentía de afrontar la situación".
 

Recortes de Prensa   Página Inicial