AGLI

Recortes de Prensa    Jueves 20  Mayo  2010

 

Necesitamos un cambio ya.
Vicente A. C. M. Periodista Digital  20 Mayo 2010

El desconcierto va en aumento en un Gobierno paralizado por el pánico. La descoordinación es total y lo que es peor, las luchas del "sálvese quien pueda" han sustituido a las consignas de los Consejos de Ministros. Las declaraciones de medidas y los constantes desmentidos entre unos y otros, hacen que ninguna de ellas pueda ser tomada con un mínimo de seriedad. Y eso es lo que está pasando en los mercados financieros. Ante la total desconfianza, el dinero huye despavorido y solo la acción de los bancos centrales están salvando de momento la cara de España y el hundimiento de Europa arrastrada por esta debacle.

Es evidente que este Gobierno del Sr. Zapatero no puede seguir por más tiempo atascando la única salida de emergencia. Su dimisión debe ser inmediata y ser anunciada incluso antes de que acabe el turno de la Presidencia de la UE. El PP no está obligado a guardar este mínmo plazo de respeto, mes y medio, para coordinar una moción de censura con el resto de las fuerzas políticas y obligar al adelanto de las elecciones Generales. España no puede permitirse hundirse más en las arenas movedizas de la recesión.

Es sabido que la debilidad es aprovechada por los eternos enemigos para sacar provecho. Un ejemplo lo tenemos en las inaceptables reivindicaciones sobre la soberanía española en las Ciudades Autónomas de Ceuta y Melilla y los islotes, incluido el de Perejil. Pero para frenar ese tipo de provocaciones, calificadas justamente por la Sra. Aguirre como "actos de guerra", debe haber un Gobierno fuerte y que sepa defender los intereses de España. Se necesita un Gobierno que no dude de la Unidad del Estado y del concepto de Nación, el cual ni está en discusión ni dejaremos que lo esté.

España necesita con extrema urgencia un cambio para evitar la catástrofe a la que nos lleva el Sr. Zapatero, su Gobierno y el PSOE con la complicidad de sus federaciones autonómicas y de los nacionalistas secesionistas. España necesita que los ciudadanos cambien en su actitud de pasividad y de falta de compromiso. España necesita que sus ciudadanos tomen las riendas de su futuro y exijan a su clase política el cumplimiento de sus compromisos y las responsabilidades por su pésima gestión. España necesita recuperar la fe en su sistema Judicial gravemente dañada por unas Instituciones fuertemente politizadas y dependientes de los intereses de los partidos políticos.

No queda tiempo para andar con miramientos y búsquedas de oportunidades de cálculo electoral. Ahora es el momento de actuar, antes de que la situación se haga inmanejable y España se hunda sin remisión. Lo malo es que los de siempre, ya han huido y tienen sus bienes a buen recaudo. Es sabido que las ratas son las primeras en abandonar el barco. Impidamos el hundimiento y acabemos con esa plaga.


El contradictorio discurso gubernamental daña la confianza
Populismo a golpe de impuestazo
La solución a la crisis no es subir los impuestos sino bajarlos
Enrique de Diego, Periodista Digital  20 Mayo 2010

Cuando se ha llegado al nivel de endeudamiento del Estado español no queda más margen de maniobra que reducir drásticamente el gasto. Las medidas anunciadas por Zapatero ni tan siquiera pueden ser tildadas de buenas o malas, porque no queda otra opción, puesto que son imposición de los prestamistas para evitar, de momento, la bancarrota y el concurso de acreedores.

No existe la opción de mantener los sueldos de los funcionarios e incrementar las pensiones, porque, en los términos de la cruda realidad, el estrecho margen de maniobra se mueve entre recortar y congelar, o no pagar ni sueldos ni pensiones. A esa situación hemos llegado de la mano de Zapatero.

Las medidas son insuficientes y no aseguran un horizonte de sacrificio y esperanza. En ese sentido, aunque es lógica la defensa de los pensionistas por parte de la oposición, entraña una notable confusión sobre el tremendo momento que vivimos y que puede dar al traste con esta sociedad. Lógica, porque los pensionistas suman cinco millones y representan un caladero de votos decisivo. Y también por sentido humanitario, porque la medida, junto al previsible incremento de los precios por la subida del IVA condena a una parte importante de ese grupo literalmente a la indigencia. A eso hemos llegado.

Dice la oposición que antes de congelar las pensiones deberían recortarse otras partidas de gasto. Y enumero algunas bien sensatas, de cierre de ministerios y vicepresidencias prescindibles, incluso añade eliminar financiaciones estatales de sindicatos y partidos, novedad interesante. Dado el saqueo al que vienen siendo sometidas las clases medias, casi todas las partidas presupuestarias están marcadas por el expolio y la corrupción en alta escala, legalidad. Es decir, hay que congelar las pensiones y también recortar las partidas que indica el PP y en otras muchas, incluidas las autonomías y los ayuntamientos, gobernados por el PP. El de Madrid es caso paradigmático.

Hay que reducir gasto en casi todas las partidas, en todas las Administraciones. En otro caso, se irá al colapso, llegará el hambre y se desatará la ira irrefrenable contra la casta parasitaria. Contra un Gobierno con le legitimidad de ejercicio muy mermada y contra el partido socialista antes que contra cualquier otro.

Pero no es suficiente reducir el gasto. Hay que bajar impuestos de manera drástica, dar oxígeno a empresas y autónomos.

El Gobierno siempre destruye empleo. Cuanto más numeroso es el aparataje político y funcionarial, más empleo se destruye. Y sin empleo, nada se sostiene en el andamiaje social.

El empleo lo crean los empresarios. Los microempresarios que producen y no saquean mediante tasas y beneficios conseguidos con pactos oscuros y corruptos con el poder, de todo signo.

Reducir el gasto implica contraer el consumo. Hasta ahora el Gobierno ha funcionado como si fuera un supermercado que hubiera estado dando gratis bonos de compra para mantener el consumo. Al final, no tiene dinero para pagar a los proveedores. No puede ofrecer género.

Manteniendo y aún incrementando la presión fiscal se contrae el consumo. Por tanto, se recauda menos. El Gobierno, en su ineptitud, cree que la economía es una tarta fija de la que decide coger un trozo más grande. El Gobierno, en su degeneración moral, ha perdido el mínimo sentido de cómo funcionan las sociedades. Está atrapado en un círculo suicida.

Para mantener ingresos, y poder pagar a funcionarios, parados y pensionistas, no cerrar hospitales y colegios, hacer posible que haya comedores sociales, es preciso reducir drásticamente impuestos a empresas y autónomos y al conjunto de las clases medias. Si no se hace, este Estado y esta sociedad –no este Gobierno, sino más allá- son inviables.

Crisis
Un simple espejismo
Emilio J. González Libertad Digital  20 Mayo 2010

Quien se piense que los datos sobre la economía española que acaba de publicar el INE suponen el fin de la recesión se va a equivocar de pleno. La décima de crecimiento que registró el PIB en el primer trimestre del año no es más que un espejismo porque se debe, única y exclusivamente, a las fuertes dosis de gasto público que el Gobierno ha inyectado en la economía pero que no están sirviendo, en absoluto, para situar a nuestro país en la vía de salida de la crisis, sino todo lo contrario.

Siguiendo las pautas clásicas del modelo keynesiano, Zapatero ha optado por combatir la crisis gastándose lo que tiene y lo que no tiene para estimular la demanda de forma artificial, sin llegar a entender la verdadera naturaleza de los graves problemas que aquejan a la economía española. En cierto modo, lo ha conseguido, como muestran las cifras del primer trimestre. Lo malo es que ese tímido crecimiento no cuenta con unos cimientos sólidos en los que sustentarse y en cuanto se acaben las inyecciones de gasto público el espejismo va a desvanecerse sin más. Lo malo es que cuando esto se produzca, las cosas no van a volver a donde estarían de no haber tenido lugar el ‘New Deal’ en versión cañí con que nos viene regalando ZP desde 2007, sino que van a estar mucho peor. Y, encima, en lugar de disciplinar a las autonomías para que asuman su parte de culpa, y del recorte, que es mucha, el presidente se empeña en que casi todo lo asuma la administración central sin darse cuenta de que las cada vez más menguadas espaldas del Estado ya no pueden soportar tanta carga.

Zapatero ha disparado las cifras de déficit y ahora su corrección exige drásticos recortes del gasto público que, en cuanto empiecen a producirse, van a hundir nuevamente a la economía en la recesión. Sin esos recortes, el futuro de la economía española será todavía peor de lo que ya es porque, estando como estamos al borde de la suspensión de pagos, no habrá ayudas ni de la Unión Europea ni del Fondo Monetario Internacional y entonces seguro que nos echan del euro para arrojarnos sin misericordia alguna al más profundo de los infiernos. Lo que viene sucediendo con nuestra economía desde 2007 será una broma en comparación con los terribles tormentos que le aguardan si esta posibilidad se llega a materializar.

Además, a ZP no se le ha ocurrido mejor cosa para reducir el déficit que subir los impuestos –primero decidió incrementar el IVA y ahora anuncia una demagógica subida para los más ricos– lo cual va a jugar en contra del crecimiento económico. Y lo mismo cabe decir de sus propuestas de recorte de los pagos del Estado. En vez de dejarse de tonterías como la economía sostenible, que nos está resultando tan costosa; en vez de eliminar ministerios tan inútiles como onerosos como los de Igualdad o Vivienda, Zapatero sigue adelante con sus apuestas políticas y carga el ajuste del gasto en las espaldas de los funcionarios y los pensionistas, para deprimir el consumo aún más si cabe después de que lo haga ya el aumento del IVA. Pocas estrategias más equivocadas podría haber en esta situación. Y, encima, con su política de gastar a lo loco ha endeudado a España hasta las cejas, con lo que el dinero de los contribuyentes, que debería utilizarse para impulsar la actividad productiva y el empleo, o, si no, para bajar impuestos, se va a tener que destinar a devolver las astronómicas cantidades de deuda que se están emitiendo y a costear la abultada partida de intereses a que han dado lugar. Vamos, que las ocurrencias del presidente nos van a salir por un ojo de la cara y van a dejar tras de sí una enorme estela de paro y empobrecimiento.

Lo que tendría que hacer Zapatero, ya que se empeña en seguir en el poder contra viento y marea, es empezar a tomar medidas que de verdad generen empleo, que es la mejor forma de comenzar a reducir el déficit tanto por la vía de los ingresos como de los gastos. Y ello exige, en primer lugar, que se apruebe de una vez por todas la reforma laboral que necesita este país. Ahora que los sindicatos, irritados por la propuesta de recorte del gasto público de Zapatero, dicen que se ha acabado el diálogo social, es el mejor momento para hacer por decreto lo que Méndez y Toxo jamás permitirían que se firmara en una mesa de negociaciones. Pero también hay que hacer que la financiación vuelva a fluir hacia el sector privado, lo cual no va a suceder mientras haya que combatir el tremendo agujero presupuestario que han generado las ocurrencias de ZP y, sobre todo, mientras no se proceda de una vez por todas a la reestructuración de las cajas de ahorros, cerrando las que haya que cerrar y fusionando las que haya que fusionar, sin andarse con contemplaciones respecto a lo que digan o puedan decir las comunidades autónomas. Pero como Zapatero no va a hacer nada de esto, como no va a dar su brazo a torcer en lo referente al saneamiento presupuestario, nos vamos de cabeza nuevamente a una nueva y profunda recesión que vendrá seguida de un muy largo estancamiento con altísimas tasas de paro. Lo dicho, el crecimiento del primer trimestre no es más que un espejismo.

Europa tiene la solución.
Francisco Rubiales Periodista Digital  20 Mayo 2010

La "Europa de los pueblos" y la "Europa de los ciudadanos" no existen porque han sido suplantadas por la "Europa de los políticos", que es la que nos ha conducido al declive y a la decadencia del impulso que hizo nacer la Unión. Hoy existe la oportunidad de correguir el rumbo, de reintegrar al ciudadano en el proyecto y de rescatar la utopía.

Los ciudadanos europeos, conscientes del deterioro de Europa y de su veloz declive económico, quieren cambiar la sociedad y resurgir, pero no tienen poder suficiente para hacerlo. Se sienten impotentes, secuestrados por los partidos políticos y por sus gobiernos, que son los dueños de una Europa que ha marginado al ciudadano, que ha sustituido la democracia por una oligocacracia de partidos y de políticos profesionales y que ha olvidado el espíritu integrador de los fundadores de la Unión, reduciendo el sueño europeo a un simple mercado común.

Se sienten importentes para acabar con la corrupción, con la injusticia y con la mediocridad de la casta política. Quieren resurgir y evitar para siempre las enormes carencias de Europa. esas que han hecho posible que dirigentes sin escrúpulos, como el español Zapatero y los gobernantes de Grecia, no sólo hayan arruinado a sus respectivos paises, despulfarrando dinero, endeudándose sin límites y engañando a los ciudadanos, sino que también han puesto en peligro la prosperidad común, colocando al euro de rodillas y convirtiendo a Europa en la región próspera más débil y enferma del planeta.

Los pensadores y analistas políticos saben que el ciudadano tiene razón y que es cierto que la Unión Europea padece un profundo deterioro, tras haber abandonado sus sueños mas ambiciosos y quedarse reducida a un gran bazar de consumidores. Saben que la democracia ha retrocedido, que los valores y principios se han debilitado y que los grandes principios de igualdad, libertad y fraternidad están en profundo declive. Pero también creen que ahora, ciando los gobiernos están asustados ante el inmenso tamaño de la crisis y vuelven sus ojos a Bruselas en busca de soluciones, existe la oportunidad de enderezar el rumbo, de recuperar la democracia, de restabloecer los controles a los gobiernos, de limitar la osadía de los políticos profesionales, de restaurar los valores cívicos y de converttir al ciudadano en lo que debe ser en democracia: el soberano.

Todos somos ahora conscientes de que aquella "Europa de los pueblos" y aquella otra "Europa de los ciudadanos" no fueron más que falsos slóganes de marketing político, que ocultaban la verdadera Europa en construcción, dominada por dos columnas únicas: los gobiernos y los partidos políticos, ambas comandadas por una descontrolada y decepcionante "casta" de políticos profesionales que es la principal responsable del actual declive europeo, marcado por la caida del euro, la pérdida de peso e influencia internacional y el retroceso de la competitividad y de la fuerza frente a Asia, América y los países emergentes.

Zapatero gritaba ayer en Madrid, en la cumbre Europa-América Latina, "hay que fortalecer los vínculos de Europa", ignorando que el verdadero déficit europeo no es de vínculos sino de ética y democracia. La resurrección de Europa no pasa por la fortaleza, sino por la decencia y por devolver el protagonismo a los ciudadanos y a la democracia, lo que traería consigo menos gobiernos arrogantes, menos políticos ineptos y sin control y más valores en liza.

El declive de Europa empezó hace mucho tiempo porque el sueño de los fundadores, que idearon un proceso de integración tanto político como económico, fue olvidado pronto, quedandose reducido a un simple gran bazar de compras y de ventas al que llamaron "Mercado Común". Pero existe un momento crucial en su decadencia, que fue la crisis económica que se vivió entre los años 2002 y 2004, cuando Francia y Alemania dejaron de crecer, incrementaron el desempleo de sus ciudadanos y sus finanzas públicas se deterioraron tanto que empezaron a incumplir las reglas del Pacto de Estabilidad y Crecimiento, el reglamento fiscal de la Unión. París y Berlín decidieron entonces cambiar las reglas del juego y relajar los criterios de equilibrio presupuestario, lo que equivalía a una perdida de rigor en la Unión y a una victoria de los gobiernos sobre las reglas comunes, a la instauración de un proyecto común subordinado a los Estados.

Todo lo que vino después fue consecuencia de aquel paso erróneo y del profundo y creciente olvido de las utopías y ambiciones fundacionales. Los políticos y sus partidos se impusieron a las grandes ideas y acabaron con la gran ilusión de una Europa de ciudadanos, justa y ejemplarmente democrática. Los políticos se encargaron de sustituir la democracia por una oligocracia de partidos y de expulsar al ciudadano del protagonismo, de los procesos de toma de deciones, para apropiarse ellos del Estado, después de hacer saltar por los aires buena parte de los controles democráticos y cautelas establecidos por el sistema para limitar el poder de las "castas" y de los administradores públicos.

Después llegaron las evidencias de que los ciudadanos y sus instituciones estaban separándose. Mientras que los parlamentos ratificaban el proyecto de Constitución Europea, los pueblos votaban en contra cuando eran consultados en referendum. Otros proyectos de integración basados en los gobiernos y en las castas políticas, como el Tratado de Lisboa, también sufrió reveses cuando fue sometido al criterio popular. Resultaba evidente que Europa estaba secuestrada por los políticos y que el pueblo se había quedado al margen.

Sin embargo, muchos pensamos que Europa tiene ahora la oportunidad de cambiar de rumbo y emprender la regeneración. Las crisis son también oportunidades y Europa puede ahora imponer desde Bruselas una nueva moral y un comportamiento más decente y democrático a sus dirigentes, debilitados por el colapso de la economía y necesitados del socorro común. Éste es el momento de someter a los dirigentes políticos a los controles necesarios para evitar que ineptos enloquecidos, capaces de gastar sin medida y de mentir, vuelvan a ocupar la presidencisa de un gobierno. Si los aspirantes a directivos de empresas son sometidos a tests psicotécnicos y a altas exigencias profesionales y éticas, ¿por qué no hacer lo mismo con los políticos? Si se hacen controles antidopaje a los ciclistas y deportistas, ¿por qué no hacerlos también a los políticos? ¿Acaso no es más peligroso un político inepto e inmoral que un dirigente de empresa torpe y sin ética? Ha llegado la hora de impedir que los políticos se enriquezcan con los fondos públicos y que puedan conducir a sus pueblos hasta el desastre de manera impune. Quizas haya llegado el momento de establecer los controles que siempre debieron existir en democracia, destinados a que nunca mas en el futuro de la Europa común otro Zapatero pueda llegar al poder. Los pueblos, impotentes, agradecerían a Europa que les liberará en el futuro de predadores sin control.

Ahora, cuando Europa empieza a saborear el amargo sabor del retroceso y vislumbra ya el fantasma de la pobreza, ha llegado el momento de recuperar el viejo impulso de los fundadores, de apostar por la democracia y por los ciudadanos en lugar de hacerlo por los políticos, los partidos y los gobiernos. Europa debe prestar a sus ciudadanos y al mundo entero el gran servicio de acabar con las mafias corruptas y sin altura que se han afincado en el poder, desalojando a los ciudadanos del rango de "soberanos" que les corresponde en democracia.

Es el momento de sustituir la Europa de los Zapateros por la de los hombres y mujeres libres y honrados.
Voto en Blanco

Crisis del sistema
JOSÉ MARÍA CARRASCAL ABC  20 Mayo 2010

Con el 20 por ciento de parados, suena a broma macabra decir que la crisis económica abre interesantes posibilidades. Pero es así, recordándonos que lo bueno y lo malo andan entremezclados en este mundo, tal vez por ser uno el contrapunto del otro.

Pero dejémonos de filosofías baratas para ir al grano, pues no están los tiempos para lucubraciones. La crisis, decía, lleva en sus entrañas posibilidades que, de aprovecharse, pueden conducir no sólo a superarla, sino también a mejorar la situación anterior, que sin duda era mejorable a la vista de adónde nos ha conducido. Y la primera virtud de la crisis es hacernos ver una realidad que antes no veíamos o no queríamos ver, sacándonos del ensueño en que vivíamos. El reconocimiento de la realidad es la primera condición para superarla. Sin ello, lo único que haríamos sería continuar en el ensueño que hemos vivido durante los dos últimos años, y hundirnos cada vez más en la crisis. Finalmente, tanto Gobierno como ciudadanía se han dado cuenta de su magnitud.

Pero hay otros signos esperanzadores, otros «brotes verdes» que nada tienen que ver con los que anunciaba el Gobierno. Me refiero al despertar de la Justicia española o, si lo quieren, a la «revolución de los jueces», que de un tiempo a esta parte no hay quien los conozca. De ser meros instrumentos del poder político, de estar encasillados como animales domésticos en «progresistas» y «conservadores», de resultar tan predecibles sus decisiones como las de las cámaras y de considerarles un apéndice de los partidos, un número importante de ellos ha roto amarras de quienes creían poseerlos y comenzado a tomar decisiones que poco o nada tienen que ver con su ideología personal, para atenerse únicamente a la ley que han jurado respetar y aplicar.

Lo que es una gran noticia. Para mí, la mejor noticia en muchos, muchos años, puede que la mejor noticia de esta joven democracia española, pues una democracia sin jueces independientes incluso de sí mismos no es democracia, sino otra forma de dictadura, en nuestro caso, la dictadura de los partidos políticos. Si la crisis económica tiene algo que ver con la «rebelión de los jueces» no lo sé, aunque la crisis está afectando a todas las instituciones del Estado. Pero la atribuiría más bien al hartazgo de los jueces de ser considerados meros juguetes de una clase política impresentable. Algunos de ellos han crecido sobre sus convicciones ideológicas e, indiferentes a los colores políticos y a la charanga mediática, se han puesto a tomar decisiones sólo acordes con la más estricta legalidad. Demostrando de una tacada, primero, que aquello de la «solidaridad de cuerpo», tan arraigada en este país, no iba con ellos, y segundo, que se han sacudido la contaminación política, aún más arraigada. Como digo, una gran noticia.

Pero no definitiva. Porque si esta rebelión se limitara a los jueces -y no a todos ellos-, habríamos adelantado muy poco. Es necesario que se extienda a todos los sectores de la sociedad, si queremos que ésta se regenere. Más de una vez me habrán oído decir en estas páginas de ABC que no estamos ante una mera crisis económica, sino ante una crisis del sistema, ante una crisis de valores, que le impide funcionar correctamente y le ha llevado a la situación actual. La clase política es la primera que debería hacer examen de conciencia ante el hecho gravísimo de ser la peor considerada por la ciudadanía. Pero ante los casos frecuentes de individuos que entran en la política para enriquecerse, de «servidores públicos» que más bien toman al público como servidor, de la corrupción que no distingue ideologías, conviene a los partidos, por su propio bien, antes de que empiece a considerárseles una variedad de la mafia o la «cosa nostra», hacer limpieza dentro de sus filas, en vez de limitarse a apuntar a las manzanas podridas del bando contrario, como hasta ahora vienen haciendo. Pues por ese camino sólo conseguirán convertir España en un lodazal y que vuelva a alzarse el clamor por un «cirujano de hierro» que acabe con tanta inmundicia.

Aunque la sociedad tampoco es inocente en el proceso. Los españoles nos hemos tomado a la ligera la democracia -creyendo que en ella había sólo derechos, no deberes- y tragándonos la milonga de que, tras superar a Italia, íbamos a superar a Francia, etc., etc. Y, en efecto, las hemos superado. Pero en déficit, en parados, en fracaso escolar y otros terrenos bien poco recomendables. Es verdad que prácticamente todos los países de nuestra área están teniendo dificultades. Pero la inmensa mayoría vienen tomando desde hace tiempo medidas para superarlas, por lo que su situación no es tan grave como la nuestra. Y en cualquier caso, si Ángela Merkel ha dicho a sus conciudadanos que están viviendo por encima de sus posibilidades, ¿qué habría que decirnos a nosotros, con una capacidad industrial, una productividad y unos recursos muy inferiores a los suyos? Sencillamente, nuestra economía no da para irnos de vacaciones o minivacaciones dos o tres veces al año, para los famosos «puentes», para las fiestas a todo tren y de todo tipo, para que cada ciudad tenga su orquesta sinfónica, su palacio de deportes, su centro de congresos, su aeropuerto, su AVE, a no ser que los paguen los usuarios. Ni el Estado español puede presumir de dadivoso mundo adelante ni los españoles podemos presumir de vivir mejor que los alemanes o los norteamericanos, como venimos viviendo; se lo asegura alguien que lo comprueba en cada visita a ambos países. Nuestra relación trabajo/ocio, eso que los sociólogos progres llaman «calidad de vida», es superior a la alemana o la norteamericana. Eso está muy bien cuando se tiene un potencial económico detrás que lo respalde, que nosotros no tenemos. Nosotros tenemos el euro, una moneda fuerte. Pero el euro ya no es lo que era, entre otras cosas, por nuestros dispendios. De ahí el aviso que nos han enviado nuestros socios. La fiesta se acabó, y sólo hay dos caminos: el de ajustarnos a nuestros medios, como están haciendo las naciones serias, o querer seguir viviendo a costa de los demás, cuando los demás han dicho «basta». El camino de los alemanes, que llevan dos años apretándose el cinturón, o el griego, con las calles ardiendo. No hay otra alternativa.

Porque no hay más cera que la que arde, y en España ha ardido ya casi toda. O los españoles empezamos a comportarnos como adultos o nos tratarán como a niños, como ya han empezado a tratarnos desde Bruselas y Washington. Es en buena parte consecuencia de haber puesto nuestro destino en manos de un indocumentado, pero tampoco puede echársele toda la culpa, pues en su primer mandato tuvimos abundantes muestras de sus limitaciones, que permitían predecir cómo íbamos a acabar. Sin embargo, le reelegimos. Hoy es precisamente su Gobierno, que tachaba de alarmistas y antipatriotas a quienes advertían de los riesgos, el que nos describe la situación con los tintes más negros, para justificar un reajuste durísimo, que nunca se creyó obligado a hacer. Y, esto es lo más grave, que es dudoso hará, pues la incompetencia que le caracteriza, el sectarismo que le embarga y la desconfianza que inspira ponen un gran interrogante sobre si logrará hacer lo que hasta ahora había dicho que nunca haría.

Dicho esto, conviene advertir que, bueno o malo, es el único Gobierno que tenemos, y sería suicida no apoyarle si realmente se decide a hacerlo. A la fuerza ahorcan, dice el refrán, aunque en este caso se trata más bien de evitar que nos ahorquen o que nos ahorquemos, a la postre lo mismo. Algo que ocurriría si nos pusiésemos a discutir quién tiene la culpa, los especuladores, el Gobierno, la oposición o el pueblo español. Las crisis crean la psicosis del «¡sálvese quien pueda!», haciendo olvidar que todos están en el mismo bote.
Porque la opción es clara: o hacemos lo que los jueces, desprendiéndonos de nuestros prejuicios ideológicos, para cumplir cada cual con su deber, o nos vamos por la cañería.

ABRÓCHENSE LOS CINTURONES
Zapatero, el rojo, roba a los ricos con la mano izquierda y a los pobres con la derecha
No será porque no lo advertimos. El saqueo ha comenzado y todos los impuestos están en el punto de mira de Hacienda. El número dos de Salgado miente sobre el estado de la economía, que quebró el 7 de mayo, y Blanco paraliza la obra pública. Corbacho, el inepto, de todo esto no se entera
LORENZO RAMÍREZ Libertad Digital  20 Mayo 2010

Ya saben, como dice cada noche César Vidal, apaguen sus cigarrillos, pongan rectos los respaldos de sus asientos y abróchense los cinturones, que vienen las noticias económicas. A Zapatero sólo le han hecho falta seis años para derrumbar los logros económicos de su predecesor y convertir a España, otra vez, en el país del vino, el jamón y la pandereta; todo ello con la inestimable colaboración de una oposición que se ha convertido al mensaje socialista (pijiprogre) con la misma facilidad que los hijos del franquismo se pasaron al PSOE.

"Nada volverá a ser como antes", como dijo este miércoles en el Congreso el ministro de Fomento, José Blanco, en su presentación oficial para suceder a Zapatero, con el permiso de Chacón y del hombre que susurraba a los caballos. Si, me refiero a Bono, el presidente del Congreso.

Expansión pone el dedo en la llaga: "Zapatero pasa del recortazo al impuestazo: anuncia la subida que Salgado ha negado todos estos días". El presidente ha perdido el apoyo de la izquierda española tras los recortes a funcionarios, pensionistas y dependientes. Hay que ser un sinvergüenza para plantear rebajas a los colectivos más necesitados cuando uno tiene cientos de asesores, su mujer viaja en avión militar, dirige un Gobierno con tres vicepresidencias, tiene ministerios sin competencias y, encima, lleva seis años riéndose de los ciudadanos. ¿Sigo?

En su Editorial, el diario ataca a Zapatero sin piedad: el presidente hace gala de su "populismo fiscal para salvar un proyecto que saltó por los aires la semana pasada (...) todo con tal de poder presentarse otra vez puño en alto en Rodiezmo (...) ¿Cuándo se ha salido de una recesión subiendo impuestos?". Y es que Zapatero, cuando se pone en plan líder rojo, no tiene precio.

El salmón de Unidad Editorial da la clave: "para el PSOE una renta/media alta comienza en los 30.600 euros". Pero les digo aún más, resulta que para el Ministerio de Vivienda un rico es alguien que gana más de 24.000 euros al año (límite que ha puesto para la desgravación por compra de casa). Habría que explicarle a la ministra del ramo, la señora Corredor, que este es prácticamente el sueldo de un mileurista.

Ella no sabe de estas cosas, porque es registradora de la propiedad, una profesión con muchas salidas, fíjense que uno puede ser ministro, vicepresidente o incluso líder del PP, como Rajoy. Y Corredor -alias "es un buen momento para comprar un piso"- tampoco sabe de informática, porque la página web de su ministerio ha publicado datos personales de chavales que cobran la renta básica de emancipación. Pónganse en manos del Estado y ¡Viva la seguridad jurídica!

Y la banca, lejos de reconocer las pérdidas de los impagos del ladrillo ha decidido iniciar una nueva estrategia. Expansión revela que las entidades "se lanzan a construir pisos para evitar provisiones". Resulta que el valor de los solares que apuntan en los libros contables es mayor si se inician obras, lo que permite guardar menos dinero para los impagos de constructoras y promotoras. Esto es como cuando uno barre el salón de su casa y mete toda la suciedad bajo la alfombra.

Cinco Días -ya saben, el económico de Prisa- sigue en su batalla por acabar con los "cánidos especuladores" que se dedican a destruir países desde paraísos fiscales, forrándose en los mercados bursátiles mientras se toman un daiquiri bajo una palmera, portátil en mano. Curiosa visión de los inversores para ser un diario económico dirigido a personas que trabajan en los mercados, ¿no creen? Por ello, su portada la protagoniza un gran titular "Europa baraja endurecer el control sobre las apuestas bajistas en Bolsa".

La foto de la primera página del salmón que dirige Jorge Rivera es para Don José Blanco, que tras las aventuras hípicas de Bono y sus reformas domésticas es la nueva esperanza para suceder a Zapatero entre las filas de PSOE. El ministro de Fomento que pilotó la crisis aérea en Europa ahora hace gala de austeridad y se carga la obra pública durante un año, menos el AVE Madrid Valencia, según dice Cinco Días.

¿Reduce la inversión en trenes y carreteras porque no hay ni un euro en la caja? No piensen mal, lo hace por el bien de España, aunque no sepa muy bien lo que significa eso el señor Blanco.

Para el salmón de Prisa los impuestos ya no son importantes, y los sitúa como tercer tema del día. Eso sí, señala que hay "voces discordantes en el Gobierno sobre el alza tributaria". Todo con tal de evitar que a cualquier político del PSOE le lancen piedras cuando visite cualquier pueblo de la geografía española. El editorialista termina ya de rizar el rizo y se alegra de la subida fiscal (como hizo Enric Sopena en "La Noria" el pasado fin de semana). "Hay que tocar todas las teclas del piano impositivo", señala Cinco Días. Tocalá otra vez Sam..


El PSOE enfría el proyecto de las lenguas
Los socialistas retrasan una semana más el plazo para presentar su proyecto de uso de lenguas cooficiales en el Senado
La comparecencia de Montilla costará al Senado 6.500 euros en traductores
El Senado abre la puerta al uso de todas las lenguas y a la contratación de traductoresre la puerta
PALOMA CERVILLA | MADRID ABC  20 Mayo 2010

No son buenos tiempos para abrir en el Senado el debate sobre el uso de las lenguas cooficiales (catalán, gallego, vasco y valenciano). Casi un mes después de que la Cámara Alta aprobara, con el único voto en contra del PP y UPN, la toma en consideración de la iniciativa planteada por 34 senadores nacionalistas, el PSOE, que apoyó la propuesta, quiere enfriar este polémico debate. Y lo quiere enfriar ampliando el plazo de presentación de su proyecto alternativo, al que plantearon estos senadores, entre los que se incluyen los del PSC, que en el Senado abandonaron el Grupo Socialista. Hoy han pedido, por segunda vez, más tiempo para seguir negociando con el grupo de senadores nacionalistas un texto negociado.

Si el primer plazo acaba a las doce de la noche de hoy, el siguiente será el día 25. Una semana más para intentar convencer a los senadores nacionalistas que el uso de las lenguas se limite a los Plenos del Senado, exceptuando la sesión de control, y se deje de lado la intención de que se extienda el uso de las lenguas a las Comisiones.

Al PSOE no le interesa que el foco informativo se sitúe en esta polémica, sobre todo después de las críticas que ha suscitado el coste económico que pudiera tener esta iniciativa, en un momento de grave crisis económica. El PP apuntó a un coste de más de un millón de euros, mientras los proponentes lo rebajan a 120.000 euros.
La tramitación parlamentaria de esta iniciativa depende exclusivamente del PSOE, que cuenta con un plazo ilimitado para pedir ampliaciones de presen.tación de enmiendas.

Los servicios de inteligencia alertan de que Europa está bajo amenaza islamista
Redacción. Minuto Digital  20 Mayo 2010

El coordinador antiterrorista de la UE, Gilles de Kerchove, afirma que el hecho de que en territorio europeo no haya habido grandes atentados desde el de Londres en julio de 2005 no implica que la amenaza haya desaparecido, y que así lo confirman los servicios de inteligencia europeos.

De Kerchove opina que muchos medios de comunicación transmiten la idea de que la amenaza no existe, mientras que, por el contrario, “hay que estar muy atentos” porque “cuando se escucha a los servicios de inteligencia la apreciación es muy distinta”. A su juicio, si no hay atentados no es porque los terroristas no quieran sino, entre otros factores, porque las fuerzas de seguridad los impiden.

NUEVO REGLAMENTO LINGÜÍSTICO
La Diputación de Gerona erradica el uso del castellano
La Diputación de Gerona aprobó este martes un nuevo Reglamento de uso de la lengua catalana en el que se establece que el catalán es "la lengua propia y de uso general" en la institución. En la práctica esto supone, tal y como denuncia la ANLL, la erradicación del uso del castellano en el organismo.
C.Jordá Libertad Digital  20 Mayo 2010

La norma se ha aprobado en el pleno de la Diputación de este martes 18 de mayo, y establece el catalán como la "lengua propia y de uso general" en la institución, por lo que "todas las comunicaciones se harán, como mínimo, en catalán" y, del mismo modo, también deberá ser redactada en este idioma "toda la documentación derivada de los contratos que adjudique la Diputación" así como "las comunicaciones de actividades que sean objeto de subvenciones o de convenios de colaboración con la Diputación".

En la práctica esto significa que el castellano no aparecerá en documentos oficiales ni en ningún tipo de comunicación con el organismo provincial, es decir, es completamente erradicado del uso en todo lo referente a la Diputación.

Según la propia institución el objetivo de esta nueva norma es "ajustar" la anterior, que databa de 1996, a la legislación aparecida con posterioridad, como la Ley de política lingüística (1998) y el polémico Estatuto de Autonomía (2006) que sigue esperando su sentencia del Tribunal Constitucional.

De ejemplo y con comisariado
Además, según el presidente de la Diputación, Enric Vilert, uno de los cometidos del texto legal será ser puesto "a disposición de todo el mundo local (por los ayuntamientos) para que sirva de referencia y lo puedan utilizar como modelo".

Lo peor de todo, no obstante, es la creación de una "comisión de seguimiento" que se encargará de "velar por el desarrollo y cumplimiento del reglamento", es decir, un comisariado lingüístico que vigile el cumplimiento de la norma.

El PSC, "cómplice y corresponsable"
Por su parte, la Asociación Nacional por la Libertad Lingüística (ANLL) ha publicado un duro comunicado sobre el tema en el que acusa al Partido Socialista de Cataluña de ser "cómplice y corresponsable" de la eliminación del castellano en el organismo. Así mismo, critican el consiguiente "incumplimiento de la Constitución que se perpetra en Gerona" a través del Reglamento.

Además, el presidente de la ANLL, Pablo Yáñez, ha calificado de "despreciable" que los representantes políticos de los gerundenses "tengan como prioridad la creación de una sociedad monolingüe, en busca de la homogeneidad y el pensamiento único ansiados por el nacionalismo" y que lo hagan "dando la espalda a la ciudadanía mientras emplean el dinero público en la creación de comités públicos de eliminación del castellano".


******************* Sección "bilingüe" ***********************
¿Habrá alguna vez sentencia sobre el Estatut?
EDITORIAL Libertad Digital  20 Mayo 2010

Este miércoles hemos vivido un nuevo capítulo en la interminable y bochornosa historia de la redacción de la sentencia del Tribunal Constitucional sobre el Estatuto de Cataluña: El sexto borrador de resolución, a cargo del magistrado Guillermo Jiménez, y que preveía la declaración de inconstitucionalidad de una veintena de preceptos y la interpretación restrictiva de otros tantos, ha sido retirado por su redactor antes de ser sometido a votación ante la previsible falta de los apoyos necesarios. La presidenta del Tribunal, María Emilia Casas, ha asumido la ponencia de la sentencia anunciando al pleno su intención de presentar su propuesta "a la mayor brevedad posible".

Antes de hacer nuevas consideraciones, debemos destacar, una vez más, el patético espectáculo que supone el hecho de que el Tribunal todavía sea, cuatro años después, incapaz de emitir un fallo sobre un estatuto de tan clamorosa inconstitucionalidad que hasta uno de sus promotores, el ex presidente catalán Pasqual Maragall, terminó por reconocer que no tenía cabida sin "una reforma previa" de nuestra Carta Magna. Sólo la politización y falta de independencia de la Justicia, que los socialistas impulsaron al grito de "Montesquieu ha muerto" y que los populares no revocaron durante sus años de gobierno, explican este grave retraso.

El hecho de que la ponente del nuevo borrador vaya a ser la presidenta del Tribunal Constitucional, María Emilia Casas, no augura nada bueno: En primer lugar, Casas ha demostrado ser fiel a las tesis del Partido Socialista que la nombró, no ya sólo por su posicionamiento ante los borradores anteriores, sino por la bochornosa y servil forma en la que públicamente aguantó la reprimenda que le dirigió la vicepresidenta Fernández de la Vega durante el Desfile Militar de 2007. En segundo lugar, cabe también recordar que Casas está casada con Jesús Leguina (*** error***), quien fue contratado y retribuido por la Generalidad de Cataluña para defender jurídicamente el estatuto que ella ahora tiene que juzgar. Y en tercer lugar, cabe señalar que, aunque Casas no sea el único miembro del Constitucional al que hace tiempo que se le caducó su mandato, esta circunstancia es mucho más lamentable en su caso ya que, en su condición de presidenta del Tribunal, goza de voto de calidad, es decir, de la facultad para que en caso de empate entre los 10 magistrados (5 a favor, 5 en contra) sea su voto el que haga posible un fallo sobre el Estatut.

Recordemos, así mismo, que el pasado 16 de abril la magistrada nombrada por el PSOE Elisa Pérez Vera presentó un borrador tan escandalosamente permisivo con el Estatuto –tan sólo anulaba una quincena de artículos y sometía a interpretación a otra veintena– que hasta un magistrado de "adscripción socialista" como Manuel Aragón votó en contra del mismo, junto a los cinco magistrados nombrados a propuesta del PP.

Parece, sin embargo, que Aragón esta vez no ha querido volver a romper esa "disciplina" ante el borrador de resolución redactado por el magistrado de "adscripción conservadora" Guillermo Jiménez, única razón que explicaría que este último lo haya retirado sin someterlo a votación. Al pasar a ser ahora Casas la encargada de redactar otro borrador, lo lógico es que esta se limite a retocar el permisivo borrador presentado en abril por Pérez Vera lo justo para que Aragón le dé su apoyo. De esta forma se generaría previsiblemente un empate a cinco, que permitiría a la presidenta ejercer su, nunca peor llamado, "voto de calidad".

De no producirse así las cosas, estaríamos abocados a un indefinido estancamiento de la sentencia: una circunstancia que también supone un lamentable dilema a los magistrados que permanecen fieles a la letra y al espíritu de la Constitución del 78. Por una parte, esa fidelidad les aboca a un enquistamiento que impide que se dicte sentencia, tiempo que juega a favor de los impulsores del Estatut, que lo están desarrollando y llevando a la práctica en todos sus extremos al no impedírselo, ni siquiera un poco, nuestro inoperante Tribunal Constitucional. Pero transigir en pro de que haya una sentencia que al menos limite el desarrollo de ese mamotreto soberanista en sus más clamorosos extremos, abocaría también a estos magistrados a dar por "buenos" muchos artículos cuya inconstitucionalidad tampoco ignoran. Aquí el famoso "lo mejor es enemigo de lo bueno" se trocaría por un "lo malo es enemigo de lo peor". Claro que esto son consideraciones más tácticas que jurídicas. Sin embargo, a este bochornoso escenario nos han llevado quienes, al grito de "Montesquieu ha muerto", nos hacen correr ahora el riesgo de ver enterrada a nuestra nación como Estado de Derecho.

Estatut sin salida
Esther Jaén. www.gaceta.es  20 Mayo 2010

Sexto intento de consensuar una sentencia sobre el Estatuto de Cataluña y sexto fracaso consecutivo. Y, seguramente, habrá un séptimo. Lo que desconocemos es la capacidad de aguante que tienen los miembros del Tribunal Constitucional. ¿Seguirán, inasequibles al desaliento, metidos en el callejón sin salida hasta el final de sus días?

La vía “Maria EmiliaCasas” como la “desenladrilladora que lo desenladrille…” no tiene visos de funcionar. Más parece que su propuesta, igual que las promovidas desde el sector conservador y el progresista, acabará llevándose por delante el poco prestigio que todavía le queda a este órgano. No hay forma de que los diez miembros encargados de tomar una decisión sean capaces de hacerlo. Y mientras el Estatuto se va desarrollando con normalidad, la mayoría de los partidos políticos catalanes centran sus esfuerzos en sacar adelante el texto constitucional y en su afán por renovar al alto tribunal o, en su defecto, declararlo ilegítimo de una vez por todas.

¡Qué aburrimiento de campaña electoral nos espera!
Ilegítimo no es el Tribunal Constitucional, digan lo que digan los partidos catalanes. Pero se ha demostrado harto incapaz de concluir su misión. Y eso, a estas alturas del partido, con las elecciones a la vuelta de la esquina es la mejor opción que barajan en la práctica totalidad de formaciones catalanas. Mientras critican al tribunal por su ineficacia, ponen velas a todos los santos imaginables para que el constitucional siga en el actual callejón sin salida en que se encuentra.

Hace unos días, un alto dirigente de CiU se sinceraba ante un grupo de periodistas y proclamaba que, en la mejor de sus hipótesis, la sentencia no salía hasta después de las elecciones de 2012 y que, de salir vencedor el PP y necesitar los votos de su formación, se obraría el mismo milagro que se produjo en 1996, cuando lo hombres de Aznar pasaron del “Pujol, enano, habla castellano” al “Pujol, guaperas, habla como quieras”. Convencidos de que el poder está esperándoles a la vuelta de la esquina, no tienen duda de que el “buen hacer” del PP les abrirá puertas tan aparentemente inexpugnables como las del Constitucional. Mientras exponía su particular cuento de la lechera el dirigente catalán se oyó una pregunta, que rompió bruscamente el clímax que había alcanzado:

-Ya, pero ¿qué pasa si hay sentencia antes de las elecciones y ésta tumba el Estatut?

-Pues entonces, pasaremos al plan B, que consiste en pedir el concierto económico, como vascos y navarros. Y eso nadie puede decir que es inconstitucional, porque se está aplicando en dos territorios ¿no? Lamentablemente, hay lío para rato.

JIMÉNEZ RETIRA SU BORRADOR
Casas redactará la ponencia del Estatut
La presidenta de Tribunal Constitucional, María Emilia Casas, será la encargada de redactar la nueva ponencia tras retirar el vicepresidente Guillermo Jiménez el sexto borrador del Estatuto al no llegar a un acuerdo sobre el mismo en el Pleno celebrado este miércoles.
ángela martialay Libertad Digital  20 Mayo 2010

Tal y como adelantó Libertad Digital, la presidenta del Tribunal Constitucional, María Emilia Casas, ha asumido la ponencia de la sentencia del Estatuto de Cataluña después de que el sexto borrador de la resolución, redactado por el conservador Guillermo Jiménez, no obtuviera los apoyos necesarios en el pleno celebrado este miércoles, que se ha prolongado hasta la tarde.

Así lo han informado fuentes del tribunal, que han señalado que Jiménez ha renunciado a la ponencia y ha retirado su texto sin necesidad de que éste fuera sometido a votación, en vista de que no reunía el respaldo necesario para convertirse en la sentencia definitiva. Desde que arrancó la sesión plenaria este miércoles, las posibilidades de que la sentencia de Jiménez saliera adelanta eran escasas.

Por esta razón, han bastado las intervenciones de los diez magistrados que componen el pleno (tras la recusación de Pablo Pérez Tremps y el fallecimiento de Roberto García Calvo) para que Jiménez asumiera que su borrador no tenía los apoyos necesarios para convertirse en la sentencia definitiva, lo que le ha llevado a retirar el texto y renunciar también él a la ponencia.

El motivo es que era un texto mucho más duro que la anterior ponencia con la norma estatutaria catalana, recortando cuestiones referidas a los símbolos nacionales y a las relaciones bilaterales entre Gobierno central y autonómico. En total, el texto de Jiménez pretendía anular por inconstitucionales 22 artículos y sometía otros 20 preceptos a interpretación.

Ha sido entonces cuando Casas se ha comprometido ante sus compañeros a presentar un nuevo proyecto de sentencia- que sería el séptimo, a la mayor brevedad posible. De esta forma, la presidenta ha decidido asumir la ponencia para “desbloquear” el debate en el seno del Constitucional.

Con este escenario, María Emilia Casas es desde hoy la tercera ponente de la sentencia que deber resolver el recurso del PP al Estatut, tras la progresista Elisa Pérez Vera, que renunció el pasado 16 de abril, y el propio Jiménez.

El voto de calidad, clave
Fuentes del TC han subrayado a Libertad Digital que Casas ha asumido la ponencia “ya que no había otra alternativa” dentro del bloque progresista, tras el fracaso de la ponencia de Pérez Vera el pasado mes de abril y la del bloque conservador este miércoles.

Es menester recordar que la presidenta del intérprete máximo de la Constitución goza de voto de calidad, es decir, de la facultad para que en caso de empate entre los diez magistrados – 5 a favor, 5 en contra- sea su voto el que haga posible un fallo sobre el Estatut.

No obstante, resultaría escandaloso que, tras más de tres años y medio de deliberaciones, el fallo del Estatuto de Cataluña lo determinarse una sola persona a través de su voto de calidad. Sin embargo, desde el pasado mes de abril la presidenta estaría dispuesta a utilizarlo para sentenciar finalmente sobre la norma catalana.

Una vez más una de las posiciones claves en las negociaciones será previsiblemente la del magistrado Manuel Aragón, quien, pese a su adscripción progresista, votó con los conservadores para rechazar el borrador de Pérez Vera y mantuvo una de las posiciones más críticas con los aspectos del Estatuto que afectaban a la nacionalidad y los símbolos catalanes. Casas tratará de conseguir su apoyo, algo que Jiménez no ha conseguido en la citada sesión plenaria.

El bloque conservador del TC lo componen el vicepresidente junto con los cuatro magistrados del bloque conservador, Ramón Rodríguez Arribas, Javier Delgado, Jorge Rodríguez Zapata y Vicente Conde. Por su parte, el bloque progresista lo componen Manuel Aragón, Elisa Pérez Vera, Eugeni Gay, Pascual Sala y la propia Casas.

María Emilia Casas asume la ponencia de la sentencia del Estatut
El conservador Guillermo Jiménez retira su texto antes de someterlo a votación
Madrid. Estrella Digital  20 Mayo 2010

La presidenta del Tribunal Constitucional, María Emilia Casas, asumirá la ponencia de la sentencia que debe elaborar este órgano en relación con el recurso presentado por el PP contra el Estatut de Cataluña después de que el último ponente, el vicepresidente de este órgano y magistrado del bloque conservador, Guillermo Jiménez, retirara su texto antes de someterlo a votación, informaron fuentes del alto tribunal.

Según han informado fuentes del tribunal, han bastado las intervenciones de los magistrados en el pleno para que Jiménez asumiera que su borrador, más restrictivo con el Estatut que los de la progresista Elisa Pérez Vera, tampoco tenía los apoyos necesarios para convertirse en la sentencia definitiva, lo que le ha llevado a retirar el texto y renunciar también él a la ponencia.

Ha sido entonces cuando Casas -que se ha comprometido ante sus compañeros a presentar un nuevo borrador, que sería el séptimo, a la mayor brevedad posible- ha decidido asumir la misión de tratar de desbloquear el debate en el seno del Constitucional y de lograr el consenso necesario para resolver un asunto que lleva en el tribunal casi cuatro años.

El resultado del pleno celebrado este miércoles era el previsible después de que hace poco más de un mes los magistrados rechazaran por seis votos a cuatro el quinto borrador de sentencia, que ya anulaba una quincena de artículos de la norma estatutaria y condicionaba la constitucionalidad de una veintena más a la interpretación que se les diera en las leyes que deben desarrollar el Estatut.

El último proyecto de sentencia que ha discutido el pleno ampliaba el número de preceptos declarados inconstitucionales, lo que ha supuesto un importante obstáculo para que pudiera obtener el respaldo de al menos seis de los diez magistrados del pleno, el mínimo necesario para salir adelante.

Posiciones claves
Una de las posiciones claves en las deliberaciones desarrolladas hasta ahora ha sido la del magistrado Manuel Aragón, quien, pese a su adscripción progresista, votó con los conservadores para rechazar el borrador de Pérez Vera y mantuvo una de las posiciones más críticas con los aspectos del Estatut que afectaban a la nacionalidad y los símbolos catalanes.

Jiménez no ha conseguido, sin embargo, presentar un texto que le valiera a la vez el apoyo de Aragón y el de los cuatro magistrados del bloque conservador -Ramón Rodríguez Arribas, Javier Delgado, Jorge Rodríguez Zapata y Vicente Conde-, que exigen que el texto estatutario sea fuertemente "recortado".

Por su parte, el bloque progresista -que además de por Aragón, Pérez Vera y la propia Casas está compuesto por Eugeni Gay y Pascual Sala- tampoco estaba dispuestos a ceder y a aceptar una sentencia mucho más restrictiva, lo que situaba las discusiones en un callejón sin salida.

Ante esta situación, la presidenta ha decidido dar un paso adelante y hacer un último intento para que el Constitucional cierre un capítulo que se inició en julio del 2006, cuando el PP recurrió más de un centenar de artículos del Estatut.

Posteriormente, también el Defensor del Pueblo y cinco Comunidades Autónomas -Aragón, Baleares, la Comunidad Valenciana, Murcia y La Rioja- presentaron recursos contra el texto estatutario.

El giro de los acontecimientos vivido este miércoles en el TC se produce en vísperas de que, el próximo lunes, el presidente catalán, José Montilla, defienda en el Senado la propuesta acordada entre el tripartito y CiU para reformar la ley orgánica del Constitucional y posibilitar su renovación.

educación La Xunta prevé suprimir la consulta a los padres del decreto del gallego
La encuesta a los progenitores no se incluirá en la nueva norma, ni siquiera con carácter consultivo
El texto se abordará hoy en la reunión semanal del Gobierno, y todas las fuentes apuntan a la desaparición
Elisa Álvarez. santiago. La Voz.  20 Mayo 2010

La consulta a los padres recogida en el proyecto del decreto del gallego parece tener las horas contadas. La normativa pasará hoy por el Consello de la Xunta, y todas las fuentes apuntan a que la encuesta desaparecerá del texto definitivo. El Consultivo elaboró un dictamen la pasada semana en el que reflejaba indicios de ilegalidad en esta medida, por lo que Núñez Feijoo se comprometió a pedir un informe a la asesoría jurídica de la Administración autonómica para avalar o refutar el texto de este órgano.

En aquella ocasión, el responsable del Gobierno autónomo ya se mostró poco confiado en mantener esta consulta, que ha despertado críticas de sindicatos, directores, asociaciones de padres, oposición e instituciones como el Consello da Cultura o la Real Academia Galega. Finalmente, aunque el informe de la asesoría jurídica no avala las tesis del Consultivo en cuanto a que se trata de una consulta que vulnera preceptos constitucionales, la Xunta, con toda probabilidad, optará por respetar la decisión del Consultivo y no judicializar el decreto.

La consulta a los padres afectaba a las etapas de infantil, primaria y secundaria. En el caso de infantil, consistía en una encuesta anual para conocer la lengua materna del alumnado. El dictamen del Consultivo recoge que la fórmula más adecuada es la del actual decreto, aprobado en el 2007, en el que la lengua a utilizar con carácter general en el aula la decide el claustro escolar, escuchando a los padres y teniendo en cuenta los informes oficiales y el mapa sociolingüístico de Galicia.

En el caso de la consulta de primaria y secundaria, el objetivo era realizarla cada cuatro años. La Xunta ha fijado en el decreto que Matemáticas se imparta en castellano y Coñecemento do Medio en gallego, por lo que si más de la mitad del censo de los padres deciden cambiar el idioma de las materias, se daría un vuelco a la decisión de Educación. En principio, la propuesta que cobra más fuerza es que desaparezcan ambas encuestas, y que ni siquiera se mantengan con carácter consultivo.

Hoy será por tanto y con toda probabilidad el paso definitivo en la aprobación de un decreto que fue uno de los compromisos electorales de Feijoo y del que sus primeras pinceladas se conocieron a finales del 2009, con la presentación de las bases del decreto del plurilingüismo.

Pacto por la lengua
Por otra parte, el PPdeG emplazó ayer a las fuerzas de la oposición, PSdeG y Bloque, a que confíen «plenamente» en la propuesta que Feijoo lanzó el pasado lunes para pactar un modelo lingüístico en un marco de libertad, igualdad y no imposición. «Tendemos a man de xeito sinceiro», aseguró en rueda de prensa el portavoz de los populares, Antonio Rodríguez Miranda, que animó al secretario xeral de los socialistas, Pachi Vázquez, a que aclare si comparte «que neste país cada un se exprese na lingua que queira».

Rodríguez Miranda reclamó a Vázquez que no ponga nuevas condiciones para esquivar el pacto, y se sume a un acuerdo fundamentado en la Constitución y el Estatuto, pero también en la Lei y el Plan de Normalización Lingüística, ambos en vigor.

La Xunta aprueba el decreto del gallego, que sólo contempla consulta en Infantil
EVARISTO AMADO | SANTIAGO DE COMPOSTELA ABC  20 Mayo 2010

El presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, informó esta mañana de la aprobación, por parte de su equipo de gobierno, del decreto que regulará el uso de la lengua en la enseñanza no universitaria, que entrará en vigor para el próximo curso 2010-2011.

La nueva norma, que sustituirá al polémico decreto 124/2007, establecerá un equilibrio paritario de castellano y gallego; la incorporación progresiva del inglés como tercera lengua vehicular y la libertad de los escolares para expresarse en clase y resolver sus exámenes en la lengua de su elección.

Respecto a la consulta a los padres, el aspecto que más debate ha suscitado del proyecto presentado en febrero, ésta se mantiene en el nivel de Infantil para el calendario educativo 2010-2011, pero se suprime en los de Primaria y Secundaria por "un criterio de prudencia" y tras observar el Consejo Consultivo de Galicia que no tenía cobertura legal en el actual ordenamiento jurídico.

Para que se pueda realizar la encuesta a la familias en los niveles de Primaria y Secundaria, un compromiso electoral de Feijóo que no se podrá cumplir en el próximo curso, la administración gallega iniciará la tramitación de una ley "complementaria" en el Parlamento que dé respaldo "a esta y otras consultas". "Por criterio y prudencia, el gobierno debe actuar en consecuencia" con el dictamen del organismo asesor, señalaba Feijóo.

Por tanto, la asignación lingüística de los bloques de asignaturas de Primaria y Secundaria sobre los que la Xunta había dado voz a las familias en el proyecto inicial podrá ser modificada en el curso 2010-2011 por parte de los consejos escolares de los centros, hasta la aprobación y entrada en vigor de esta nueva ley.
Asociaciones como Galicia Bilingüe rechazaron el dictamen del Consultivo, conformado por juristas y los ex presidentes Albor y Touriño, por considerar que la mayoría de sus integrantes es "afín a las tesis nacionalistas".

LUCHA ANTITERRORISTA
Detenido en Bayona el jefe del 'aparato militar' de ETA
Mikel Karrera Sarobe ha sido capturado en una operación llevada a cabo por la Gendarmería en colaboración con la Guardia Civil
EFE | BILBAO El Correo  20 Mayo 2010

La Policía francesa, en colaboración con la Guardia Civil, ha detenido hoy en el sur de Francia a cuatro presuntos etarras, entre ellos se cree que a Mikel Kabikoitz Karrera Sarobe, considerado el jefe del 'aparato militar' de ETA, han informado fuentes de la lucha antiterrorista.

Las detenciones se han llevado a cabo a las seis y cuarto de la mañana en un piso de Bayona, en el sur de Francia, cerca de la frontera con España. Además de Karrera Sarobe, también ha sido detenido otro de los etarras más buscados, Arkaitz Agirregabiria del Barrio, ya que se trata de uno de los terroristas que participaron en el asesinato de un gendarme en las afueras de París, la última víctima de ETA.

La tercera detenida en la vivienda es Maite Aranalde, una etarra huida cuando se encontraba en libertad bajo fianza; la cuarta persona ha sido arrestada en otra localidad francesa y se trata de Benoit Aramendi, un presunto colaborador.

El cuarto arrestado es un ciudadano francés identificado como Benoit Aramendi, con vinculaciones conocidas con la izquierda abertzale.

La operación ha sido dirigida por la Dirección Central de Información e Interior de la Policía francesa, en colaboración con la Guardia Civil y el CNI. En ella han participado varias docenas de policías franceses, que a las nueve de la mañana continúan los registros en la vivienda, ubicada en una urbanización de Bayona.
A falta de la confirmación oficial de la identidad con el cotejo de las huellas, ya que ha sido reconocido por fotos y un carné de identidad falso, el principal detenido es Carrera Sarobe, alias "Ata".

Carrera está considerado por los expertos en la lucha antiterrorista uno de los "duros" de la organización y tenía una estrecha relación con Garikoitz Aspiazu "Txeroki" hasta su detención en noviembre de 2008.
 

Recortes de Prensa   Página Inicial