AGLI

Recortes de Prensa    Sábado 22  Mayo  2010

 

Crisis
Hacia el socialismo real
GEES Libertad Digital  22 Mayo 2010

Si somos realistas, observaremos que en la centenaria pugna entre liberales y socialistas, a día de hoy ambos tienen motivos para ver la botella medio llena o medio vacía. Las economías occidentales están lo suficientemente intervenidas como para que los liberales, con razón, pongan el grito en el cielo. Pero al mismo tiempo, el papel del libre mercado es lo suficientemente amplio en nuestra sociedad como para que los socialistas repitan la tradicional letanía sobre la tiranía de los mercados y los especuladores. Con cierto éxito de propaganda, además.

Así que sobre el papel, unos y otros están muy seguros de que la culpa la tiene el otro. Lo cual nos parece un debate bastante estéril. No nos malinterpreten: nosotros estamos absolutamente convencidos de que el problema español procede de un Estado –central, autonómico, local– voraz e hipertrofiado, que ha construido a su alrededor toda una red de instituciones públicas, empresas públicas o semipúblicas, fundaciones y todo tipo de tinglados que lastran el normal desarrollo de nuestra sociedad y la hacen incapaz de progresar. Pero no por repetir que la culpa es de la izquierda vamos a solucionar las cosas. Ella manda, y ella está haciendo las cosas a su manera. Y aquí el verbo importante es "hacer".

Porque la reflexión política tiene su referente en la acción política. Es en el poder y desde el poder donde se resuelve cualquier discusión, y sólo el poder tiene en sus manos dirigir el país hacia un lugar u otro. Para un Gobierno, los periodos de crisis son la gran ocasión para hacer Política, con mayúsculas. Que un gobierno sea o parezca incapaz no significa que las decisiones que tome no sean de una enorme trascendencia histórica, porque lo son. De hecho, la falta de formación gubernamental hace que su acción sea más imprudente, más peligrosa. Pero en situaciones como ésta, se trata de actuar. Y el Gobierno lo está haciendo.

Dos rumbos posibles podría tomar España en la actual tesitura. El primero consiste en dejar sustancialmente las cosas tal y como están, lo que puede hacerse de dos maneras: tal y como lo está haciendo el PSOE, aumentando la presión estatal sobre los ciudadanos, aumentando los impuestos, perseguir el crecimiento, el ahorro, la iniciativa privada –es decir, un giro violento hacia el socialismo real–; o tal y como lo promete la derecha, con simples reformas económicas y algunos recortes públicos sin repercusiones institucionales serias. En lo fundamental, ambos coinciden en el mantenimiento del estado autonómico, del peso muerto de "lo político", de las cargas que a nivel estatal, autonómico y local atenazan a la economía y la política española. Un partido apuesta por hacer crecer el monstruo estatalista español; otro apuesta simplemente por podarlo y adecentarlo. Ninguno se plantea afrontar una crisis que va más allá de lo financiero, de las exigencias europeas o del número actual de parados.

El segundo, reducir drásticamente el peso muerto del Estado, adelgazar las instituciones, taponar la hemorragia autonómica, acabar con los privilegios de lo estatal sobre lo ciudadano. Una solución liberal-conservadora a la crisis pasa por una reforma estructural del entramado institucional público español, de aliviar al ciudadano de la carga estatal que soporta, y que se manifiesta tanto en la crisis económica como en la cívica o moral. Lo cual desgraciadamente no está en las intenciones de ninguno de los partidos.

La encrucijada histórica real es bastante clara: poner a las instituciones españolas al servicio del ciudadano, o poner al ciudadano al servicio de las instituciones públicas. Mientras discutimos, el poder decide, y el Gobierno ha elegido lo último, que si se dan ustedes cuenta es la via incruenta hacia el colectivismo. A este se llega con las armas o con el BOE, pero en su forma bolivariana o zapaterista se define por convertir al ciudadano en súbdito de las instituciones. Y hoy, los españoles son más súbditos que hace unos días. Y lo serán más en el futuro.

Con la derecha política siendo partícipe de los problemas estructurales de nuestras instituciones, la vista se vuelve hacia la sociedad civil, que ahora discute, pero que tendrá que actuar pronto si no quiere que sea demasiado tarde. El giro hacia el socialismo real del Gobierno ha venido seguido del efecto anestésico de los sindicatos y de la pasividad del gran partido de la derecha. ¿Será ésta capaz de movilizarse, tal y como lo está haciendo la sociedad civil conservadora en Estados Unidos contra una política que nos acerca al socialismo real? El experimento de 2006 con la negociación con ETA resultó exitoso, y se obligó al Gobierno a no dar lo que la banda le exigía. Ahora se trata de algo más difícil, pero igualmente importante: obligar al Gobierno a ceder en la colectivización progresiva de la economía española y obligar a la clase política a ponerse al servicio de los ciudadanos.

Que España necesita recetas liberales ante el fracaso de los socialistas de todos los partidos es un hecho: ahora hay que hacérselo saber.
GEES, Grupo de Estudios Estratégicos.

La izquierda española, en su fracaso, añora y necesita al general Franco
Francisco Rubiales Periodista Digital  22 Mayo 2010

Contra Franco, la izquierda española pudo ganarse el favor de las masas y aparecer, incluso, como demócrata. Aquel fue un engaño magistral que ahora quieren repetir, a pesar de que saben que se han degradado tanto que ya es imposible repetir la jugada. Sin Franco, sus miserias, incapacidades, deficits y errores se han hecho visibles. El engaño ya no puede mantenerse por más tiempo. La realidad, cada día más visible, demuestra que España, bajo el mandato de la izquierda degradada que comanda Zapatero, es una fábrica eficiente de desempleo masivo, pobreza, desprestigio internacional y fracaso.

Tal vez Dios debería tener más piedad de los desgraciados españoles.

Oponiendose al Franquismo, la izquierda española consiguió ser un espejismo esperanzador, pero, con Franco muerto, la izquierda española es una realidad lamentable que sólo puede exhibir su realidad y su obra: una España decadente, dividida, desmoralizada, sin confianza en su sistema político y en sus líderes y con sus calles llenas de empresas destruídas, parados desesperados y nuevos pobres.

La Historia ha demostrado mil veces que la izquierda sabe destruir y que funciona como ariete demoledor, pero que es oncapaz de construir. Saben eliminar al Zar, pero lo sustituyen por Stalin, cien veces más inhumano y dañino. Se oponen al capitalismo, pero, cuando alcanzan el poder, generan más diferencias sociales, corrupción e injusticias que el peor capitalismo.

En España, cuando se oponían a Franco hasta consiguieron disfrazarse de demócratas y ganarse la confianza de las masas, un capital que no han sabido conservar con el tiempo y que hoy, 35 años después de la muerte del general, han dilapidado casi por completo. Con su ideario social olvidado y enterrado, el socialismo ha quedado redfucido a una jaula de sátrapas prescindibles, obsesionados por el poder y los privilegios.

Por eso salen a las calles esgrimiendo de nuevo el fantasma de Franco. Por eso empujan al juez Garzón para que abra las fosas y recupere el viejo odio que tantas veces ha enfrentado a los españoles. Añoran al viejo general y esgrimen su fantasma cada vez que pueden, intentando que siga proporcionándoles éxitos. La verdad es que ellos son los únicos que no han olvidado a Franco. Los demás, lo dejamos bien enterrado, bajo una losa de granito, cuando abrazamos con infantil ilusión la Constitución de 1978.

La añoranza irracional por el franquismo empuja a muchos de ellos a repetir eso de que "Contra Franco vivíamos mejor", una frase que resume la inmensa necesidad que la izquierda española tiene de Franco y de lo que el caudillo representaba.

En aquellos tiempos del ocaso del Franquismo la izquierda española disfrutó de una atractiva aureola de libertad y utopía que hoy ya no es creíble y resulta imposible de mantener. Una vez muerto el general, con el poder en sus manos, la realidad cruda se ha impuesto y la izquierda española solo puede exhibir su lamentable creación: una España destrozada que, gobernada por Zapatero, camina hacia el hundimiento de su prosperidad y su fracaso como pueblo.

Los actuales dirigentes del PSOE han contraído una deuda inmensa con la parte sana de España que un día creyó en ellos, por haber dilapidado y frustrado aquella fe. La confianza y la esperanza la han roto gracias al fracaso de la política económica de Zapatero, a sus mentiras reiteradas, a su facilidad para pactar con partidos de ideología contraria, siempre para mantenerse en el poder, por su tendencia a comprar los votos que necesita en el Congreso con dinero público, por su fácil convivencia con la corrupción, per su obsesión incontrolada por el poder y por los privilegios que ese poder conlleva, por su escaso apego a la ideología y a los valores y por su sorprendente incapacidad para gobernar con inteligencia y justicia una nación moderna.

El único gran "activo" que se le debe reconocer a la actual izquierda degradada es la facilidad que posee para la propaganda, la mentira y la manipulación profesional de la realidad. Con la ayuda de expertos bien pagados por el erario público y con la inestimable colaboración de la gran mayoría de los medios de comunicación españoles, especialmente de las grandes cadenas de televisión, la izquierda ha sabido hipnotizar a las masas, imponerles la mentira, disimular su fracaso y evitar, por ahora el castigo, que merecen por sus obras.

La izquierda española, cada día más acosada por el avance de la verdad e incapaz ya de disimular su inmenso fracaso, se ha dado cuenta de que necesita desesperadamente a Franco para recuperar su sentido histórico y para retornar a una nueva "edad de oro" que ya es imposible. Sin Franco, la izquierda que encabeza Zapatero es un desastre deprimente y digno de desprecio, tanto por sus métodos como por su terrible balance histórico. La España que ellos gobiernan y que han construído (con la inestimable ayuda de una derecha casi tan decepcionante e incapaz de ilusionar como alternativa) es líder mundial en casi todo lo deleznable: fracaso escolar, desempleo, avance de la pobreza, prostitución, tráfico y consumo de drogas, blanqueo de dinero, alcoholismo, baja calidad de la enseñanza, amiguismo, enchufismo, nepotismo, abuso de poder, hipertrofia del Estado, endeudamiento, despilfarro, destrucción del tejido productivo, inseguridad ciedadana, pérdida de confianza de los ciudadanos en el poder político, deterioro del sistema político, desprestigio de la "casta" política y un largo etcétera que incluye corrupción, urbanismo salvaje, record de población encarcelada, violencia en los hogares y en las escuelas...

A pesar de que su obra es una evidente pocilga y un grandioso monumento al fracaso; aunque Zapatero y los suyos hayan acomulado méritos para dimitir cien veces; a pesar de que las comunidad mundial les ha humillado al desacreditarlos y convertir a España en un protectorado bajo implacable tutela, han decidido "resistir" en el poder, aunque España se hunda cada día un poco más, demostrando así hasta donde puede llegar la degradación de una izquierda que ha renunciado a la verdad, a la limpieza y a la grandeza de lo público.

Voto en Blanco

Hay que tomar la iniciativa.
Vicente A. C. M. Periodista Digital  22 Mayo 2010

La posición del Gobierno es cada día más débil y desesperada. Tras la adopción de unas medidas incomprensibles , injustas e insolidarias, parece estar perdiendo los apoyos de sus más incondicionales, los Sindicatos . Y es que no hay nada como haber tenido la osadía de rascarles el bolsillo y que comprobaran que su intención de "canalizar" las respuestas de los trabajadores iba a ser un fracaso. Por ello no han dudado en coger la bandera de la reivindicación y querer ponerse al frente delas manifestaciones, amenazando con llegar a la huelga general.

Pero a estas alturas, nadie puede creer en las intenciones de estos Sindicatos que han marcado la política del Gobierno y que, previas subvenciones, se han prestado a darle ese "cariño" y apoyo que les pedía el Presidente Sr. Zapatero. Unos Sindicatos que han cerrado los ojos y la boca ante el aumento descontrolado del paro que ha alcanzado la escandalosa cifra de casi cinco millones de desempleados. Son esos Sindicatos los que a pesar de seguir percibiendo subvenciones para el "desarrollo de sus labores", han visto que su futuro está dependiendo de un hilo y que van a dejar de mangonear en las empresas.

Aunque si soy sincero, creo que el Sr. Zapatero está dispuesto a comprar voluntades y llegar "como sea" a imponer sus medidas anti sociales. Siempre habrá traidores y especuladores políticos que a río revuelto se quieran aprovechar y sacar una abundante pesca. No es descartable que ante las perspectivas de perder las elecciones en Cataluña, la Sra. Casas complete en unas semanas su labor, forzando la disolución del Tribunal Constitucional y arrastrando en su caída a ese sector conservador que bloquea la aprobación del Estatuto. Tras la recomposición del TC con una mayoría "progresista" ya no habrá impedimentos para validar el texto con pequeños retoques de carácter semántico.

Por otra parte, las actuaciones del PSE en las negociaciones para abordar las elecciones municipales del año próximo en el País Vasco con la presencia de ETA y el anuncio del alto el fuego permanente, le darán al Gobierno el éxito que busca con desesperación para equilibrar la balanza de la intención de voto. La gobernabilidad en el País Vasco estará asegurada con el apoyo del PNV y el aislamiento del PPV. Para cuando el PPV quiera corroborar esta estrategia, será demasiado tarde y habrá perdido la oportunidad y la posición de ventaja, sobre todo moral y de credibilidad. Paz por presos y por representación democrática. Una ecuación mezquina a la que el PSOE está dispuesto a ir con tal de asegurarse la victoria.

Es por eso que con esas promesas en la recámara, el Sr. Zapatero tiene confianza en que sus medidas obtendrán en el Congreso los apoyos suficientes para sacarlas adelante. De ahí las palabras de la vicepresidenta Sra. Fernández de la Vega tras la reunión de Ministros. Siempre habrá traidores y mercenarios dispuestos a venderse para obtener ventaja. El PP se verá en la encrucijada de tener que optar entre la abstención o el rechazo. Si opta por esto último, es muy posible que el resto de fuerzas no le secunden y que otras como ERC, IU, el PNV e incluso CiU, den su apoyo expreso al Gobierno.Eso haría inutil la presentación de la moción de censura por el PP o la de confianza por parte del Gobierno.

Creo que el PP hace mal en esperar y confiar en presentar su alternativa de gobierno para primeros de julio, una vez concluida la presidencia de la UE por España. Eso no tiene lógica y da lugar a que el Sr. Zapatero logre su objetivo y se pierdan dos años muy valiosos para poder sacar a España del pozo. Estamos ante un político sin escrúpulos cuyo objetivo es mantenerse el poder "como sea" y va a ser así a menos que el PP tome la iniciativa.

11-M
Lo que no puede esconderse en el silencio
Gabriel Moris Libertad Digital  22 Mayo 2010

Si hay claro algo para los interesados en seguir las investigaciones sobre el 11-M es que la versión oficial es una falacia. Esta afirmación la hago tomando como referencia las investigaciones realizadas por los pocos medios de comunicación no sometidos al nuevo estado nacido a raíz de la masacre de Madrid.

Lo citado anteriormente tiene su origen en la forma y el modo en que se gestó lo que se ha venido en denominar la versión oficial de los atentados de los trenes de cercanías. Aunque para algunos resultará inútil recordar las versiones que no explican los hechos, desde que se produjo el atentado hasta que la versión oficial tomó cuerpo, conviene recordar que inicialmente se habló de la autoría etarra y del Titadyn con cordón detonante. Sólo gracias a la furgoneta Kangoo y a los teléfonos de algunos confidentes policiales la primera versión mutó en hipótesis árabe-islamista. A partir de entonces todas las pesquisas y todas las investigaciones policiales y judiciales se empeñaron en verificarla. Es más, muy pronto se proclamó como absoluta y única verdad por el presidente del Gobierno en su intervención de noviembre de 2004 ante la comisión parlamentaria de investigación: "Está todo claro, el autor de los atentados ha sido un grupo islamista radical".

Por entonces el sumario que instruía el ínclito juez Del Olmo estaba cerrado a cal y canto y orientado obsesivamente a reforzar lo que ya se conocía como versión oficial. No obstante, ni ETA ni Al Qaeda se sentaron en el banquillo. Ni se les juzgó ni se les condenó. El carácter islamista de los tres condenados por su participación en los atentados, tampoco resultó evidente. Conviene observar que ninguno de ellos tenía conexiones con grupos islamistas controlados antes o después de los atentados.

El silencio puede ser una buena herramienta en el ámbito personal, ya que permite la reflexión serena e incluso la comunicación con la parte trascendente del ser humano. Sin embargo, el silencio que rodea al 11-M no es personal. Es tan institucional como cobarde. Tan oficial como desalmado. Delata a quienes lo practican, desprecia el sufrimiento de las víctimas, y a todos debilita como ciudadanos libres.

Seis años después del asesinato de mi hijo, víctima de un atentado indiscriminado, injustificado y no investigado, creo que me asiste el deber y el derecho de reclamar que todas las instancias del Estado abandonen el silencio e investiguen lo que no investigaron, recuerden lo que no olvidamos, y nos ofrezcan la verdad que hasta ahora nos negaron.

Tres reseñas que podrían ilustrar lo que han podido leer:
Lo que respondió Julio Anguita cuando le preguntaron por el 11M: "Me sugiere la similitud con la intervención de un enfermo de cáncer en que los médicos, al verificar la metástasis, deciden coser y dejar al enfermo por considerarlo en estado terminal". La trascripción no es literal pero sí su sentido.

En sendos programas radiofónicos, dos dirigentes del PP –la alcaldesa de Cádiz y el subsecretario de comunicación del partido– al ser preguntados sobre la conveniencia ó no de seguir investigando el 11M, ambos respondieron afirmativamente, alegando que no se conocía toda la verdad.

Recientemente, el ministro del Interior ha negado reiteradamente a AAVV11M la entrega de los procedimientos de actuación de los Tedax; sin embargo, los documentos que ahora se niegan a los que quieren saber de la actuación de Sánchez Manzano, fueron esgrimidos públicamente por él, cuando, sin éxito, acusó a varios periodistas de mentir.

¿Por qué se impide con tanto empeño una verdadera investigación? Ya que en España ni el Estado, ni la ciudadanía, ni muchas víctimas están por la labor de hacer lo que deben –esclarecer el 11M– sugiero que el juez Garzón inicie la investigación pendiente desde la Corte Penal Internacional de La Haya. No encontraría mejor modo de servir a la justicia española y mundial.

******************* Sección "bilingüe" ***********************
Derrotar a ETA y su entorno
Editorial La Razón  22 Mayo 2010

La operación policial que concluyó con el arresto del considerado como jefe de ETA, Mikel Karrera, alias «Ata», de su «número dos», Arkaitz Aguirregabiria, y de otros dos presuntos etarras en un apartamento de la localidad vascofrancesa de Bayona ha supuesto la sexta ocasión en la que se descabeza a la banda terrorista en los dos últimos años. La secuencia habla a la perfección de la extraordinaria eficacia de las Fuerzas de Seguridad del Estado, de la excelente cooperación con Francia y de la consiguiente debilidad de ETA. No se trata de éxitos aislados o favorecidos por la suerte, sino del fruto de un trabajo metódico y bien planificado, lo que ha permitido golpear incesantemente las estructuras terroristas hasta minimizar el tiempo desde que los cabecillas alcanzan la responsabilidad hasta que son arrestados.

Si algo se ha demostrado en los años transcurridos desde que se abandonó la estrategia del final dialogado con la banda, ha sido que la vía policial y judicial ha funcionado y que ha resultado eficiente no sólo en el desgaste de la capacidad de atentar de los etarras, sino también en el arrinconamiento social y político de los proetarras en la sociedad vasca. El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, dio el máximo relieve al nuevo descabezamiento de ETA, por encima incluso de la «caída» del anterior jefe Garikoitz Aspiazu, «Txeroki». Además del perfil extremadamente violento de Mikel Karrera y de que fuera el último de los cinco miembros de la dirección de ETA que en el año 2006 decidió la ruptura de la tregua y que todavía permanecía en libertad, los detenidos se encontraban en Bayona para planificar atentados contra intereses turísticos y Fuerzas de Seguridad del Estado. Sus propósitos no eran desde luego los de quienes piensan o prevén declarar una tregua o algo similar. Más bien todo lo contrario.

No se puede minimizar ni relativizar el grado de la amenaza que existe en estos momentos sobre la democracia, pese a los cantos de sirena nacionalistas interesados en confundir y distraer. Asesinar es fácil ,y la banda no tiene voluntad de dejar de intentarlo. Es algo que la clase política debe tener muy presente para no errar el diagnóstico ni las respuestas en un horizonte que se presume clave. Entendemos que la derrota policial de ETA es posible y que es la que haría justicia a las víctimas, así como que la estrategia de la unidad política en torno a esa apuesta está dando frutos muy importantes para el Estado de Derecho. No obstante, la recta aplicación de la justicia exige, además, no olvidar que la banda terrorista no son sólo sus pistoleros, sino también el entramado político y económico que la respalda y la alienta. Resulta obligado actuar contra esas estructuras sin darles un respiro. El Gobierno y la Justicia tienen que impedir que listas batasunas se cuelen en las próximas elecciones municipales y forales, que supondrán toda una reválida para la lucha antiterrorista. Que se repitieran episodios como el de la ilegalización parcial de ANV o el Partido Comunista de las Tierras Vascas sería injustificable así como el síntoma de una vacilación o decaimiento en la carrera por acabar con el terrorismo.

Rubalquimia
«Olvídense de la negociación. Eso ya no es posible. ETA se encargó de dinamitar ese terreno en la T4 madrileña. Las apuestas ahora mismo están a favor de una desarticulación policial total, que es cuestión de tiempo»
ANDRÉS MONTERO GÓMEZ El Correo  22 Mayo 2010

Entre rumores de negociación con ETA, Fuerzas de Seguridad españolas y francesas han descabezado de nuevo a la banda terrorista. Es un excelente momento para desarticular la cúpula etarra. No por acallar las menciones, con los fundamentos que cada cual quiera buscar, sobre diálogos con el terrorismo. Ahora mismo, con la opinión pública tan polarizada por corrupciones y crisis económica, todos los votantes habituales del PP están convencidos de que Zapatero está negociando con ETA y todos (bueno, casi todos) los simpatizantes de la izquierda apoyarán al presidente en sus afirmaciones o negativas respecto de ETA. De manera que la desarticulación como desmentido no tiene interés para nadie.

Es realmente sustantiva, en cambio, porque destapona a ETA en el momento de crisis identitaria sobre la violencia más profundo de su historia, incluso superando a las asambleas polimilis de cuando a 'Josu Ternera' la próstata no le daba guerra. La operación de inteligencia antiterrorista llevada a cabo en Francia obliga a ETA a recomponer su cúpula sin sustitución a mano. La desarticulación esta vez ha arrancado algo más que las hojas y las primeras capas del tubérculo y ha afectado al núcleo de la patata etarra. Ha descabezado al jefe y al sustituto del jefe. En otros tiempos los mimbres se habrían recompuesto con mayor o menor celeridad, sin duda con candidatos de primera disposición, en los alrededores del núcleo de liderazgo. Ahora ETA tiene que recurrir a porciones de la estructura que no forman parte de una molécula estable, sino que serán elementos gravitatorios con órbita sin rumbo, que igual giran por casualidad alrededor del núcleo como chocan con otros electrones o buscan otra órbita menos inestable. La órbita menos inestable para ETA en la actualidad está alrededor del núcleo de la reinserción.

Rubalcaba el alquímico le ha cogido el punto al cultivo infeccioso etarra. Tras décadas de estructura molecular reconocible en la tabla de elementos periódicos del terrorismo, ETA ha perdido tantos protones que ignora cuál es su estado, si líquido o gaseoso. Los protones que ha cedido la molécula etarra en el bombardeo de electrones al que le acaba de someter el acelerador de partículas de la inteligencia antiterrorista la dejan lista para una nueva ubicación en la tabla periódica.
Es más fácil mutar un compuesto cuando está en condiciones favorables para trasladar su estado a una nueva fase. Las fuerzas motrices del independentismo que ha encontrado su bosón en el mantra de la autodeterminación no-violenta quizás tienen una ventana abierta a recolocar los electrones etarras en la posición necesaria para la fusión fría, aquélla que lleve a la 'moleculETA' a los números de la tabla periódica que ocupan los terrorismos desactivados.

Olvídense de la negociación. Eso ya no es posible. ETA se encargó de dinamitar ese terreno de los posibles en la T4 madrileña. Lo que quedan son probabilidades de desactivación, modalidades de cese de actividades terroristas?ya sin negociar nada a priori. Por tanto, advertencias sobre negociación por un lado o desmentidos por otro son fútiles, fuegos de artificio sin mayor objeto que contemplar las luces y distraer con los sonidos. De entre los comportamientos extravagantes de la molécula etarra en el formol en el que ha habitado los últimos años, sin duda el más radical ha sido dejar sin aire su propia estrategia. Si algún objetivo estratégico puede atribuirse a la ETA posterior a los años noventa, ése es la negociación. Es cierto que casi estuvo a punto de obtenerlo en sus conversaciones con el Gobierno de Zapatero, pero entonces la violencia que en otras ocasiones había servido como multiplicador de fuerzas en ese momento derrumbó la viga maestra. No fue la negociación lo que ETA lapidó en Barajas, sino la posibilidad de la negociación.

No se ha mencionado mucho, pero la apuesta decidida del abertzalismo (pro)etarra por el independentismo político sin violencia no es ajena a la disolución de las propiedades químicas de la negociación. De hecho, a lo que parece que hemos asistido desde 2004 es a una carrera de relevos entre Batasuna y ETA, con la declaración de Anoeta como prolegómeno de la tregua de 2006, el atentado de Barajas que la truncó? y de nuevo la supuesta 'desconexión' entre Batasuna y ETA con una apuesta por las vías políticas en detrimento del terrorismo. En perspectiva, todo parece política, y lo que varía es el factor facilitador del terrorismo. Es decir, que ETA pretendía lograr un escenario de negociación lanzándolo desde Anoeta, pero se equivocó al repetir el ciclo de anteriores negociaciones utilizando el terrorismo como potenciador sinérgico?resulta que ese ciclo ya estaba agotado, agotado por la propia ETA. Y ahora pretenden abracadabrar la cuadratura del círculo, intentar legalizar a Batasuna con ETA activa. Ya no va a suceder. ETA y Batasuna han quemado todas sus estrategias hacia el exterior y lo que les resta son estrategias internas cruzadas, aquéllas que rompan el equilibro atómico de fuerzas del terrorismo para convertir la molécula etarra en una partícula desactivada, sustituida por el peso atómico del independentismo político batasuno.

La rubalquimia acaba de dejar una porción del núcleo etarra a expensas de producir una mutación. Las apuestas ahora mismo están a favor de una desarticulación policial total, que es nada más cuestión de tiempo?y que se vayan preparando esos presos que ahora rezan a San Cucufato para sacarse el abono de transportes de la tercera edad cuando salgan?porque configuraciones químicamente favorables como la que acaba de producirse no salen todos los días del laboratorio.

Pensamiento único, prensa única
Editorial www.gaceta.es  22 Mayo 2010

Montilla hablará el lunes en el Senado sobre el Tribunal Constituciona

Seis meses después de que 12 periódicos catalanes publicaran, el 25 de noviembre de 2009, un editorial conjunto bajo el título “La dignidad de Cataluña”, 62 articulistas de prensa de esa comunidad se ponen de acuerdo para firmar ahora un manifiesto conjunto con el título “El dilema español”, y que se ha publicado en nueve periódicos. En ambos textos se expone la inquietud que provoca la posibilidad de una sentencia del Tribunal Constitucional restrictiva con el Estatut. O, lo que es lo mismo, ambos escritos pretenden amedrentar a los jueces del Alto Tribunal en favor del Estatut y del autogobierno catalán.

El famoso editorial colectivo de 2009 provocó un gran desencanto en el mundo periodístico del resto de España. Esa coincidencia significaba el sometimiento de la prensa catalana al poder político –días después la Generalitat anunció sin rubor una nueva donación de 28 millones para los diarios editados en Cataluña–, y mostraba la faceta de medios de propaganda más que de información que llevaban a cabo los diarios de la región, amén del nulo espíritu crítico de una prensa que actúa de correveidile de la Generalitat. “Montilla es el redactor jefe de Cataluña”, como dijo en LA GACETA el periodista catalán Arcadi Espada, de los pocos que hoy día se atreven a discrepar del pensamiento único impuesto por el pujolismo e incrementado por el tripartit.

Ahora, de nuevo el mundo periodístico, a través de 62 articulistas bien considerados por la Generalitat, se convierte en mamporrero del poder político defendiendo el Estatut y atacando al Constitucional. Y esa defensa se construye sobre la base del “todo o nada” y ante el dilema de elegir, según los firmantes del manifiesto, entre la involución de Cataluña o la secesión de España. La fórmula del “dame lo que yo quiero, o me separo de ti”, es la que en las últimas semanas se ha impuesto como consigna en Cataluña. El jueves pasado, el diario La Vanguardia, propiedad del conde de Godó, escrito en castellano y conservador en su línea editorial, sacaba a pasear también en su editorial, titulado “Separadores y separatistas”, la amenaza del independentismo.

Este ingrato panorama, que propició el propio Zapatero, se ha complicado con la lentitud del Tribunal Constitucional, que lleva casi cuatro años sin dictar sentencia. Tampoco hay que olvidar que Cataluña está en precampaña de unas elecciones autonómicas que se celebrarán en otoño y que pintan mal para Montilla y mejor para Artur Mas. Aunque el partido que lidera éste último, CiU, practica con maestría el doble discurso: muy nacionalista en Cataluña, y pragmático en Madrid con Duran, jugando a hombre de Estado frente a Zapatero.

En definitiva, el independentismo de salón que algunos pregonan, y que ha fracasado en los referendos ilegales que se han realizado en los últimos meses en Cataluña, sirve ahora como coartada política para azuzar el miedo de los jueces. Olvidando que el imperio de la Ley, sagrado en un Estado de Derecho como el español, está por encima de los deseos, por muy fervientes y amenazadores que sean, de unas minorías que no tienen otras alternativas políticas que ofrecer, y de unos políticos atormentados por el miedo de perder el poder o de no conseguirlo. En realidad estamos ante el dilema catalán, más que el dilema español.

Las excusas del PNV
IÑAKI UNZUETA. PROFESOR DE SOCIOLOGÍA DE LA UPV-EHU. El Correo  22 Mayo 2010

La avenida central de la política vasca sigue siendo la lucha contra el terrorismo. La derrota de ETA significará que el intento de amputar una parte de la sociedad ha fracasado y que el sujeto político nacido con el Estatuto de Autonomía conserva su pluralidad. Los vascos tenemos que hacer frente a los problemas cotidianos de cualesquiera ciudadanos y a los que se derivan de la existencia de una organización que persigue la eliminación del adversario político. Aunque no hay ninguna duda del rechazo moral del PNV a las acciones terroristas, muchos albergamos la sensación de que este partido se encuentra incómodo con las víctimas. El Gobierno de Ibarretxe no sabía muy bien qué hacer y las silenciaba, y cuando la presión se hacía insostenible se acercaba instrumentalmente a ellas.

Al PNV le inquieta el significado de las víctimas, el mensaje que ellas trasladan, y es que su memoria lo que expresa es que ningún proyecto político debe reflejar las causas -autodeterminación, territorialidad o cualquier otro- por las que más de ochocientas personas han sido asesinadas. Los movimientos erráticos y contradictorios del PNV se derivan del hecho de que no puede asumir el mensaje de las víctimas y al mismo tiempo luchar por la causa que las ha condenado. En la raíz de esta contradicción se encuentra el hecho de que todos los nacionalistas comparten el mismo relato que identifica un foco de opresión y segmenta a una parte de la población.

Como señala Martín Alonso, la violencia es una forma extrema de discriminación que se inicia con un proceso de categorización, es decir, con la identificación de 'un otro' del que proceden las más funestas desgracias e infortunios. La violencia no surge en cualquier medio y circunstancia, la hostilidad no surge sin más, es una emoción que sólo brota en un marco de inteligibilidad. La violencia precisa de un relato que la haga plausible, como dice Michel Mann, es necesaria la «prehistoria de un sentimiento mezclado de agravio y victimización, de la que se pasa a una violencia de baja intensidad y, progresivamente, a formas más intensivas y extendidas». La violencia es el último eslabón de una cadena que comienza con un marco de interpretación: proceso de victimización y frustración, sentimientos negativos hacia los otros, impulsos hostiles y, finalmente, la autorización para el despliegue de la agresión.

Levinger y Lytle articulan el relato de victimización nacionalista en torno a una estructura triádica: un tiempo pasado más puro y mejor, un presente degradado y la promesa de un futuro glorioso y redentor. Existen tres nodos: una causa, un problema y una solución. La causa es la soberanía y la autodeterminación. El problema, los otros que oprimen y degradan el presente. Y por último, la solución que discurre entre la asimilación y la expulsión. Se trata de una ideología maniquea que pone en juego elementos arquetípicos, parejas de caracteres opuestos: víctimas y opresores, vascos y españoles, etcétera. Se trata de oposiciones elementales, escisiones dogmáticas e intolerantes, esquemas elementales que rechazan los matices, las distinciones críticas y remiten a una dinámica originaria y profunda, a la pureza de la época primitiva.

El relato nacionalista identifica la existencia de un conflicto y señala que ETA es una de las expresiones del mismo, por lo que establecen un puente entre normalización política y pacificación: la paz vendrá con la autodeterminación. El Gobierno tripartito de Ibarretxe participaba de la convicción de que el terrorismo no era un problema en sí mismo, sino el resultado de la existencia de ese histórico conflicto. Hasta desde la corteza del nacionalismo, Javier Madrazo afirmaba al suscribir el Pacto de Lizarra que, «sólo queríamos reconocer que hay un conflicto de naturaleza política». Y de esa misma organización, la ex parlamentaria Kontxi Bilbao, ante la detención de destacados miembros de ETA, decía que «es una buena noticia pero sólo por esta vía no vamos a terminar».

A mi entender, el actual Gobierno se constituye por la constatación de que la estrategia que se había desarrollado era insuficiente y se encontraba viciada. Es verdad que se combatía el terrorismo, pero el pecado fundacional que todos los nacionalistas comparten es la existencia de un mismo relato, de un mismo marco interpretativo con tres hitos: causa, problema y solución. Stanley Cohen distingue dos vías para eludir las sanciones morales: la justificación y la excusa. Por la primera se admite la responsabilidad en la comisión de un delito, pero no la culpa moral. La excusa admite el carácter inmoral del acto pero niega la responsabilidad. Creo que el Gobierno de Patxi López se constituye porque socialistas y populares estaban hartos de justificaciones y excusas.

El pacto PNV-PSE mostró sus límites, dejó manifiesta su vacuidad y postergó el final del terrorismo. No debe de ser nada fácil establecer alianzas con quienes continuamente ofrecen justificaciones histórico-metafísicas de un pretendido conflicto; con quienes deslegitiman las instituciones democráticas e intentan rebasar la legalidad; con quienes realizan comparaciones paliativas y disuelven el terrorismo en un magma de violencias; con quienes mantienen concepciones raciales que hablan de virus españolistas y deshumanizan a las víctimas. En fin, no debe de ser nada fácil establecer alianzas con quienes no acaban de acatar la sentencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos y siguen hablando de la ilegitimidad del Gobierno; con quienes siguen sin aceptar la pluralidad política y mantienen concepciones esencialistas del pueblo y la nación y que impiden que el PNV alcance su plena democratización.

«Las detenciones no son incompatibles con la negociación con ETA»
El Foro de Ermua presenta un documento donde advierte de «evidencias» de la negociación entre el partido socialista y la banda terrorista

ABC.es | MADRID. ABC  22 Mayo 2010

El Foro de Ermua ha presentado hoy las "evidencias" que a su juicio demuestran que está en marcha una negociación "encubierta" del Gobierno con ETA, principalmente el traslado de prisión del ex portavoz de Batasuna Arnaldo Otegi o la puesta en libertad del ex secretario de LAB Rafael Díez Usabiaga. Advirtió que las detenciones, como las efectuadas ayer a la cúpula de la banda, no son incompatibles con esta "hoja de ruta" para lograr una "derrota pactada" de la organización terrorista que se pueda presentar como "un logro electoral" en las próximas elecciones generales.

"La estrategia más probable del Partido Socialista, cuya coordinación con Batasuna parece estar en fase de desarrollo, pasa por aceptar una declaración de fin de la violencia de ETA que se estime suficiente por el Gobierno o una mera condena de los atentados por parte de Batasuna para proceder a su legalización", alerta el Foro.

La presidenta del Foro de Ermua, Inmaculada Castilla de Cortázar, expone los datos "objetivos" que muestran el "evidente cambio de posición" de los gobiernos central y vasco a lo largo de los últimos meses. Auguró que Batasuna busca poder estar presente en las próximas elecciones a través de Eusko Alkatasuna. "Sería un fraude aceptar una mera condena del terrorismo para que Batasuna no sea expulsada de las instituciones", enfatizó.

Así, subrayó que esta vía abierta de negociación no es incompatible con que las fuerzas policiales continúen deteniendo a miembros de la banda y afirmó que la estrategia podría ser "empujar a los más posibilistas de ETA-Batasuna mientras que se hostiga a la parte menos posibilista".

A su juicio, para demostrar que la vía de la negociación está cerrada, el Gobierno debería tomar decisiones "definitivas" que lo demostraran, como "eliminar el monopolio del Ministerio Fiscal y el ejecutivo para promover la disolución de ayuntamientos gobernados por ETA".

Otras de las medidas que, según defendieron, serían necesarias impulsar, sería la aprobación de "solemnes resoluciones" en los parlamentos vasco y español, así como de los gobiernos, en las que "se descarte expresamente y sin posibilidad de ambigüedad alguna cualquier acercamiento, negociación o diálogo político con ETA o cualquiera de sus representantes".

El secretario del movimiento cívico, Iñigo Martínez de Pisón, añadió un nuevo punto de vista e hizo hincapié en que "cuanto más se deteriore la situación económica, más necesidad tendrá Zapatero de vender ante la opinión pública algún éxito antes de las próximas elecciones generales". "Se nos quiere llevar con una venda en los ojos a una pacificación donde no haya vencedores ni vencidos y donde las víctimas queden en un plano de igualdad con sus verdugos".

Gloria Lago: "Feijóo no tiene proyecto lingüístico y sólo le importan los votos"
El presidente de la Xunta reduce la consulta del idioma a los padres a la etapa de Educación Infantil
Álvaro Rubio www.lavozlibre.com  22 Mayo 2010

Madrid.- Tras la aprobación del decreto de enseñanza de la Xunta de Galicia, en el que la consulta a los padres para elegir el idioma se reducirá, finalmente, a Educación Infantil, Gloria Lago, presidenta de Galicia Bilingüe, reflexiona sobre las consecuencias que traerá la nueva norma y alude a la figura de Alberto Núñez Feijóo, de quien asegura que "tendrá que asumir el coste político porque ahora está claro que ha mentido".

- Finalmente los padres gallegos sólo podrán elegir su idioma en Educación Infantil. ¿Qué opina de esa medida?
- Para empezar, Educación Infantil no es enseñanza obligatoria. En Primaria los padres y los alumnos la única diferencia que van a notar es que se va poder estudiar Matemáticas en castellano y Conocimiento del Medio en gallego. En Secundaria las asignaturas con más texto y con más terminología se han reservado para el gallego y las otras para el castellano. Este es un reparto muy desequilibrado para que la enseñanza sea considerada al cincuenta por ciento.

- ¿Qué opinan los alumnos gallegos de este decreto?
- Es pronto para hablar con ellos, pero lo que sí hemos hecho es dirigirnos durante tres años a muchos padres que nos han trasladado las inquietudes de sus hijos y los problemas que tienen a la hora de estudiar. Lo que está claro es que se esperaba poder hablar de una cierta libertad y esta puerta se les ha cerrado. Lo que se ha aprobado no es lo prometido ni lo más beneficioso para ellos y desde luego está alejadísimo de las políticas lingüísticas que se aplican en los países democráticos bilingües.

- ¿Y el profesorado?
- A los profesores lo primero que nos debe importar es que los alumnos aprendan de la mejor forma posible y eso ahora no se va a conseguir. El problema es que el debate de la lengua ha girado en torno a su posible conservación y no se hablado nada de lo que es mejor para los alumnos. Hay un sector minoritario que es favorable a la imposición y lo ha demostrado apoyando a los colectivos que defienden la política lingüística del bipartito. Sin embargo, lo que piensa la inmensa mayoría no lo sabemos porque no se suelen pronunciar públicamente. Yo quiero confiar en que los maestros gallegos son verdaderos profesionales.

- El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, asegura que remitirá al Parlamento autonómico un proyecto de ley para que finalmente se pueda aprobar una consulta a los padres en Primaria y Secundaria. ¿Se lo cree?
- Lo que me extrañaría es que alguien se creyera la palabra de este señor después de lo que ha mentido desde de que lleva en el Gobierno. Desde el momento en que nombró como secretario general de Política Lingüística a Xesús Vázquez solamente ha dado pasos hacia delante y atrás y al final dudo que alguien en Galicia piense que va a cumplir algo de lo que promete. Lo que sabemos es que hasta ahora ha mentido. Escudarse en el Consejo Consultivo de Galicia para argumentar una ilegalidad del decreto que se iba a aprobar no se sostiene. En caso de que fuera ilegal, que no lo es, ha tenido un año para elaborar esa ley, así que no nos creemos que lo vaya a hacer ahora.

- ¿Qué sensación tiene Galicia Bilingüe tras la aprobación del decreto?
- La sensación es de frustración. Pensar que estaba al alcance de la mano y que quien podía arreglarlo no lo quiere arreglar es frustrante. Muchas personas se han puesto en contacto con nosotros. Muchos padres nos dicen que van a intentar solucionarlo a su manera.

-¿Eso no creará algún tipo de conflicto en las aulas?
- Quizás sí porque muchos padres están dispuestos a que sus hijos estudien en su idioma y por lo tanto van a utilizar los libros de su lengua en el aula.

-¿Cree que la manera de actuar de Feijóo ha sido premeditada?
- Este señor no tiene proyecto lingüístico. Basta con ver lo diferente que han sido los dos anteproyectos de decreto, el borrador y el definitivo. Sólo habla de la lengua y nunca lo hace de los niños. En el fondo está asumiendo el discurso nacionalista de lengua igual a identidad. Creemos que es premeditado porque tenía mayoría absoluta y podía haber solucionado este problema en muy poco tiempo. No lo ha hecho porque no ha querido. Ahora que asuma el coste político.

- ¿Su promesas eran simplemente electoralistas?
- Lo ha hecho para llegar al poder. Ha engañado a los electores para eso. Ahora está claro que fue un engaño. Si en el último momento se hubiera sabido que este decreto tenía alguna carencia de cobertura legal, podría haber aprobado un decreto transitorio y que se permitiera algo tan sencillo como que los niños pudieran llevar los libros en su idioma al colegio o hacer un reparto más equilibrado de las asignaturas, pero no lo ha hecho.

- ¿Cree que Feijóo ha tenido miedo a las críticas de los defensores de la imposición lingüística?
- Entre cobarde a mentiroso prefiero llamarle mentiroso.

- ¿Qué opina de la actuación del Consejo Consultivo?
- El dictamen presentado nos parece disparatado porque tergiversa contenidos de sentencias y cualquiera puede entender que lo que no es constitucional en otros lugares de España no puede serlo en Galicia. En el informe se llegan esgrimir tratados internacionales como la Carta Europea que se aplica de forma aplaudida por los propios expertos en países como Finlandia y Reino Unido. Es una falacia tras otra y no podemos creer que el señor Feijóo, que también tiene su equipo jurídico, no haya podido ver ese engaño. Han tenido un año para elaborar el decreto y sería irrisorio pensar que no lo han sometido a su equipo jurídico.

- Aunque el dictamen del Consultivo no fuera vinculante, ¿cree que Núñez Feijóo ha sido presionado?
- Lo único que podemos decir es que este órgano ha sido renovado por el bipartito y que lo dirige una persona con vinculaciones ideológicas de izquierda nacionalista. Al parecer se ha escudado en las falacias del Consejo y la opinión pública, que no entiende de estos temas en profundidad, para ocultar el engaño. No hay nadie que pueda negar que el señor Feijóo ha mentido.

- ¿Galicia Bilingüe va a salir a la calle para manifestarse?
- Vamos a trabajar muy duro, ya tenemos algunas ideas, pero no somos un sector que reclame las cosas a gritos. También es cierto que no contamos con sindicatos ni con el dinero que tienen otros colectivos. Tenemos otra forma de trabajar más efectiva. De hecho estas últimas semanas hemos estado en los centros de Galicia y percibimos un inmenso apoyo. Somos una agrupación que ha sido capaz de recoger 100.000 firmas, algo que en ninguna asociación había hecho en Galicia. La sociedad gallega quiere elegir.

- ¿Se va a comprometer el PP a defender la libertad lingüística?
- Lo harán cuando les resulte rentable. Parece que el interés general, los principios democráticos y lo más beneficioso para la educación de los niños es secundario. Lo primero son los votos.

- ¿Galicia Bilingüe sigue teniendo esperanza?
- Estamos absolutamente convencidos de que conseguiremos la libertad lingüística porque la calle empuja y cada vez lo tiene más claro.

educación
El plan piloto trilingüe primará a los colegios con alumnado desfavorecido
El PNV reclama que se dé más peso al euskera y se marquen las metas a alcanzar en los tres idiomas
MARTA FDEZ. VALLEJO | VITORIA El Correo  22 Mayo 2010

Los centros de enseñanza que atienden a población socialmente desfavorecida tendrán mas oportunidades de ser seleccionados para participar en la experiencia piloto del marco de enseñanza trilingüe, que supone impartir las asignaturas en castellano, inglés y euskera. Es una de las novedades que ha introducido el Departamento de Educación en el proyecto tras recoger las aportaciones de partidos políticos y agentes educativos.

La consejera Isabel Celaá comparecía ayer en el pleno del Parlamento vasco para responder a una pregunta del PNV sobre los cambios que ha introducido el departamento en su plan estrella, que arrancará el próximo curso en 40 colegios, desde que lo presentó en la comisión de Educación en marzo. Celaá detalló que se ha incluido la petición de Ezker Batua de apoyar a las escuelas con alumnado de entornos desfavorecidos con el fin de evitar que este programa beneficie a colegios con mayores recursos. Educación les concederá cinco puntos extra -sobre un total de 45- en el proceso de selección.

El departamento permitirá también a aquellos centros que cuentan con un buen proyecto lingüístico y no sean seleccionados que lo implanten de forma voluntaria, a la espera de una nueva convocatoria. Esta petición, que llegó desde las ikastolas de Partaide, da pie a que todos los colegios que lo deseen reserven aulas el próximo curso para la enseñanza en tres idiomas, en cuarto de Primaria y primero de Secundaria. Eso sí, no recibirán las ayudas -más personal y de 2.000 a 3.000 euros por clase- de las que se beneficiarán las 40 escuelas escogidas.

Los agentes educativos, sindicatos y partidos abertzales solicitaron que se tome como referencia de las metas a alcanzar en euskera, castellano e inglés, los niveles del marco europeo de lenguas. En concreto, para el euskera sería el B1 para Primaria y B2 para Secundaria, similar al 'first' de Inglés. Sin embargo, la consejería ha decidido mantener como objetivos lingüísticos «los que marca el currículo vasco». Aún así, el equipo de Celaá ha admitido que en la evaluación final se haga de forma que permita, en los colegios que así lo decidan, su comparación con la clasificación del marco común europeo.

El PNV mostró su desconfianza en que el proyecto socialista de enseñanza trilingüe permita a los alumnos dominar el euskera al acabar la enseñanza obligatoria. La parlamentaria nacionalista Arantza Aurrekoetxea exigió «que se marque previamente el nivel a alcanzar en cada idioma». Se preguntó «cómo se ha fijado el mismo número mínimo de horas para las tres lenguas -cinco o seis semanales según la etapa- sin haber establecido previamente el objetivo a alcanzar en cada una de ellas». Consideró «fundamental» una «acción positiva» hacia «la lengua más débil: el euskera», para que los dos idiomas oficiales «se encuentren a un mismo nivel».

Albert Rivera, presidente de Ciudadanos
“A las 100 familias que controlan Cataluña les va muy bien con el nacionalismo”
Es la que define como la "Cataluña oficial, diferente a la real"
Miguel Pato. Periodista Digital  22 Mayo 2010

Sólo son valientes para tapar las vergüenzas de los gobernantes catalanes y no para criticar la corrupción

Se dice que en Cataluña hay 100 familias que se reparten el poder. Están en los consejos de Administración de las empresas, en los escaños del Parlament y son directivos de Grupos de Comunicación. Son para Albert Rivera, "esos pocos a los que les va muy bien con el nacionalismo" que forman lo que llama la "Cataluña oficial" que lanza un mensaje de enfrentamiento con el resto de España.

Este viernes se publicaba en la prensa catalana el manifiesto "El dilema español" en que 62 articulistas firman contra el Tribunal Constitucional. Del mismo modo que hace seis meses se publicó el editorial conjunto "La dignidad de Cataluña" como golpe mediático de la prensa catanala en defensa del Estatut, esta nueva acción representa para Albert Rivera, presidente de Ciudadanos,

"La constatación de los medios que viven de aplaudir al poder. (...) Sólo son valientes para tapar las vergüenzas de los gobernantes catalanes y no para criticar la corrupción".

De hecho, Rivera se pregunta por qué los que firman este viernes el manifiesto no hacen lo mismo en un texto que denuncie casos de corrupción como el Pretoria.

El presidente de Ciudadanos insiste en que el mensaje que debe de llegar al resto de España desde Cataluña es que

"La mayoría de los ciudadanos pasan del Estatut. Sólo les preocupa a los que ostentan el poder. La realidad es que el Estatut no ha mejorado la vida de los catalanes. 600.000 personas en paro y de las tasas de crecimiento más alto de desempleo son pruebo de ello."

Albert Rivera resume lo que pasa en Cataluña con el nacionalismo con la siguiente frase:

"Para unos pocos el nacionalismo es un negocio. Para una parte es una religión y para otros, los no nacionalistas, un suplicio."


El «catañol» llega a Madrid
M.C. La Razón  22 Mayo 2010

Un madrileño recibe un documento oficial de Lérida con una extraña mezcla de palabras en catalán y español

MADRID- El afán por desterrar el castellano e imponer a toda costa el catalán ha provocado la creación, digámoslo así, de un nuevo idioma: el «catañol». Que no es otra cosa que mezclar palabras de ambas lenguas y esperar a que a uno le entiendan. Y este espíritu renovador o disparatado, según se mire, ha llegado incluso a las instituciones catalanas. Hasta tal punto que incluso los documentos oficiales se realizan en «catañol», para sorpresa de muchos.

Es el caso de Eduardo Hernández, un madrileño que fue multado en Lérida el 9 de abril de 2009 por circular a 118 km/h en una zona donde el límite son 100. Pero ése no es el fondo de la cuestión. Según relata Eduardo, cuando recibió la primera notificación en su domicilio vio con asombro que uno de los formularios, concretamente el sobre preimpreso, estaba escrito en una lengua incomprensible.

O lo que es lo mismo, la mitad de la frase estaba redactada en castellano y la otra, en catalán. Y tan pronto ponían «necessita» en catalán y «sello» en castellano, como incluían el término «autoritzación», que no está bien escrito en ninguno de los dos idiomas.

Eduardo interpuso entonces un recurso de alzada pidiendo la nulidad del expediente sancionador. La causa: el documento incluía instrucciones anómalas e ininteligibles. Tras pasar por alto su observación, volvieron a exigirle el dinero de la multa y volvió a recurrir. Lejos de anular el expediente, o al menos corregir el grave error, las instituciones catalanas insistieron en su afán recaudador y obviaron que Eduardo no sabe catalán.

Recortes de Prensa   Página Inicial