AGLI

Recortes de Prensa   Sábado 7 Agosto  2010

 

La clase política
Martín PRIETO La Razón 7 Agosto 2010

Tras haber vivido varios años en diferentes países, nunca como en las piscifactorías políticas hallé tan alto coeficiente de merluzos y lamelibranquios. Al fin hemos caído en que nuestra tercera preocupación la alimenta la clase política, porque la primera, la situación económica, y la segunda, el desempleo, son resumibles. La desconfianza viene de los posos de la Historia. Shakespeare ya escribía que la política está por encima de la conciencia y Stevenson que es la única profesión para la que no se necesita preparación. Voltaire es más vitriólico cuando se pregunta ¿qué es la política sino el arte de mentir deliberadamente? Y Gumersindo de Azcárate abunda con Stevenson en que la profesión de político contrasta con las demás en que no la afecta la necesidad general a todas de tener estudios, trabajos ni preparación. Tournier se acerca a la escatología: «Los políticos practican la política como las mujeres públicas practican el amor. Por oficio».

Los vapores exultantes de la Transición han dado paso a esta resaca, donde los españoles se angustian tanto por el rumbo de este Gobierno como el derrotero de la oposición en un bipartidismo imperfecto lleno de recelos y suspensos generalizados. Falta avituallamiento mental y se encuentra menos cociente intelectual que en los programas de televisión. Churchill reconocía que la democracia era el menos malo de los sistemas, pero que desde la Grecia clásica no se había inventado nada mejor. Aquí «manca finezza» (Andreotti) y estamos ayunos de grandeza. Como en aquella película sobre el senador caza brujas de Joe Mc Carthy: buenos días y buena suerte.

Políticos líquidos

No será 'ZP' el que se presente a las próximas elecciones sino José Luis Rodríguez Zapatero, un político confiado en la suerte de los osados que ofrecerá su nueva versión de estadista maduro y viajado, capaz de tomar decisiones difíciles
JAVIER ZARZALEJOS El Correo 7 Agosto 2010

Escribe Zygmunt Bauman, el sociólogo de la 'modernidad líquida', que en estos tiempos de incertidumbre y volatilidad, de precariedad y devaluación de las instituciones y formas sociales en las que se anclaban los proyectos personales y colectivos a largo plazo, «la virtud que se proclama más útil para servir a los intereses individuales no es la conformidad a las normas sino la flexibilidad: la presteza para cambiar de tácticas y estilos en un santiamén, para abandonar compromisos y lealtades sin arrepentimiento, y para ir en pos de las oportunidades según la disponibilidad del momento, en vez de seguir las propias preferencias consolidadas».

La cita de Bauman puede explicar por qué ha tenido tanto éxito entre opinadores y analistas la identificación de José Luis Rodríguez Zapatero como el ejemplo vivo del político triunfante en esta fase 'líquida' de la modernidad, teorizada de manera tan sugerente por el sociólogo polaco. Una teoría, sin embargo, vulgarizada en exceso, reducida a titulares que no le hacen justicia, y que ha terminado por convertirse en la coartada intelectual -hablar de legitimación sería excesivo- de la manera de gobernar de Zapatero que incluso cuando se utiliza como argumento de crítica contiene implícito un elogio.

Traducir a Zapatero a partir de la 'modernidad líquida' tiene el grave riesgo de los 'falsos amigos', esas palabras que son muy parecidas, o incluso iguales, en dos idiomas y sin embargo significan cosas distintas. Proponer al Zapatero gobernante como arquetipo de la modernidad líquida puede producir la misma cara de extrañeza en quien nos oiga que la de un cocinero en Lisboa al que quisiéramos elogiar diciéndole que la comida estaba 'exquisita'. Detectar en Zapatero a un político astuto y oportunista, cultivador de la forma sobre la sustancia, fabulador y banal, frío pero sostenido en una percepción casi mágica de sí mismo y de su suerte, no es suficiente para convertirlo en un referente antropológico ni elevarlo a una categoría de análisis social.

El análisis de Bauman, leído a la ligera tiene el problema de que lo mismo puede aplicarse a un honrado náufrago de la modernidad que trata de sobrevivir en estos tiempos carentes de referencias que a cualquier caradura ligero de escrúpulos. Desde este punto de vista, ' El Maquiavelo de León' de José García Abad ofrece una explicación mucho más realista y documentada de Zapatero, de quien dice el autor que «demuestra con esta historia que puede engañarnos a todos durante mucho tiempo».

Acaba de terminar un curso político en el que Zapatero ha exhibido sin restricción esa habilidad que se le atribuye para el transformismo aunque ahora se llame 'reinvención'. Y es verdad que ha sido Zapatero el que ha enterrado a 'ZP' como una marca repetinamente envejecida, asociada a los días ya lejanos de vino y rosas, de populismo asistencialista y exhibicionismo radical. No será 'ZP' el que se presente a la próximas elecciones -tome nota el PP- sino José Luis Rodríguez Zapatero, un político confiado en la suerte de los osados que, después de purgar sus culpas en las elecciones de 2011, cree que se reencontrará con su electorado al que ofrecerá su nueva versión de estadista maduro y viajado, capaz de tomar decisiones difíciles en la crisis económica global más grave desde el 29.

Zapatero, que ha comprendido muy bien la sentimentalización de la política, insistirá en que todo lo que ha hecho ha sido en contra de sus más íntimas convicciones y que a diferencia de la derecha que disfruta imponiendo recortes sociales y salariales, él lo ha hecho pero sufriendo. Embadurnando más el debate con su brocha gorda argumental, insistirá en la globalidad de la crisis y en su gravedad, además de la culpabilidad universal de 'neocons' y neoliberales, para que sean aceptadas como coartadas que hagan olvidar sus responsabilidades. Presentará su negación de lo que se venía encima, la utilización electoral del gasto público, la tardía, errática e improvisada respuesta a la recesión como la última batalla librada por 'una salida social a la crisis' mientras el resto de Europa se rendía a los mercados.

Pensionistas, funcionarios, beneficiarios potenciales del 'cheque-bebé', contribuyentes que lo siguen siendo, contratistas de la Administración, trabajadores en paro y jóvenes que creyeron que el Estado les emanciparía con unos cuantos euros no es seguro que encuentren en la modernidad líquida una explicación razonable a este fallo sistémico que el Gobierno ha puesto en evidencia durante estos últimos meses. Otros ciudadanos tampoco llegarán a entender como precisamente en esta fase líquida de la modernidad, la convivencia sufre la presión de los que exigen que se relativicen todas la identidades menos la suya.

Al hablar de 'flexibilidad', Bauman explica una estrategia individual de supervivencia en una sociedad sin apenas asideros. Trasladar esa estrategia de salvación individual a la acción de Gobierno sería acabar con la política democrática en un sistema en que los gobernantes han de responder ante los ciudadanos. Es bastante claro que Zapatero necesita reinventarse y en esta habilidad no debería ser de nuevo infravalorado por la oposición. Pero de ahí a explicar la sucesión de chapuzas de Zapatero en nombre de la modernidad, haciendo del presidente la expresión del signo de los tiempos es un ridículo intelectual que muy pocos deberían estar dispuestos a hacer.

Sobre el nacionalismo cívico y sus consecuencias
Eduardo Arroyo El Semanal Digital 7 Agosto 2010

existen españoles "de origen marroquí", "de origen oriental" o "de origen etíope". Si tienes un pasaporte español o checo, eres español o checo, según reza el credo nacionalista cívico.

Mi buen amigo asturiano sigue mandándome cosas de interés y llama ahora mi atención sobre un notable y antiguo artículo de Jean Raspail con la misma actualidad y amarga frescura que su profético e imprescindible "campamento de los santos", editado por Plaza y Janés en 1979. Se trata de un artículo fechado el 17 de junio de 2004 y titulado La patrie trahie par la République (la patria traicionada por la república). Circula ampliamente por la red pese a que su fuente original -Le Figaro Magazine- lo ha retirado de su website, no sabemos si por necesidades de espacio o por la carga política de alguien políticamente marcado por la jauría la corrección política. La idea central de Raspail es que Francia está sufriendo una transformación "irreversible", en la que su población autóctona está siendo sucesivamente desplazada y sustituida por un conglomerado de norteafricanos, centroafricanos y asiáticos. La situación será irreversible, en opinión del autor, hacia 2050.

En esta columna ya hemos tratado numerosas veces las consecuencias del invierno demográfico y lo que nos jugamos en la batalla contra la decadencia demográfica, no solo de nuestro pueblo, sino de lo que hemos dado en llamar Occidente. Pero no queremos reiterar algo que ya hemos explicado sobradamente. De hecho, es fácil asumir el análisis de Raspail siempre que no sufra uno algún tipo de intoxicación ideológica, bien por la izquierda -nihilismo neomarxista en sus diversas variantes- o por la derecha -fundamentalismo liberal o liberalismo consecuente a secas. Así, todos aquellos que convengan con nosotros en que los modelos sociales y regímenes políticos deben existir exclusivamente en servicio del pueblo -y no sacrificar a los pueblos en aras de sistemas de ideas-, se sumarán claramente al amargo lamento de Raspail. A lo sumo, si uno no es creyente o, específicamente, no es muy cristiano, le sorprenderá la cita final del Apocalipsis con la que cierra su artículo y que no debe chocar a un conocedor de la obra del autor francés, monárquico declarado y plenamente imbuido de la teología política que se deriva del pensamiento monárquico.

Pero, personalmente, los lamentos siempre saben a poco. Hay en ellos un núcleo estéril que le deja a uno preguntándose qué debe hacer, qué debe pensar. Esto lo decimos porque Raspail, que se queja profundamente de ver a Francia convertida en otra cosa, no parece preguntarse quién es el responsable de que los depositarios de una de las cinco naciones más importantes de Occidente prescindan olímpicamente de su responsabilidad ante la historia y ante la sangre de todos aquellos que se sacrificaron para que Francia existiera bajo el sol. La respuesta a este interrogante es muy compleja pero en un primer momento podría argumentarse que los responsables son los propios franceses. Tanto la pregunta como la respuesta podrían dirigirse a todos y cada uno de los pueblos occidentales, que padecen exactamente las mismas patologías, aunque en mayor o menor grado.

De franceses, ingleses, españoles, etc., puede decirse que viven no solo en la ignorancia completa de las razones de existir del mundo en el que están, sino en un nihilismo pleno cuyo fin existencial y embrutecedor consiste en ganar dinero, "pasarlo bien" y vivir entregados a la mera contingencia del día a día. Para la inmensa mayoría, la vida es acudir a un trabajo retribuido, llevar a los niños (uno o dos) al colegio, ir los fines de semana a comer a casa de los suegros y tener un mes de vacaciones. El ocio, que se busca sobremanera, consiste en cumplir con los cánones establecidos de leer el libro de moda, ir a ver la película de moda y, en definitiva, no hacer nada que perturbe el devenir del estado de cosas existente. Por supuesto nadie posee el más mínimo sentido del deber y de la obligación con la patria -y eso sí que los señala Raspail. Cada uno vive en sí y con los suyos pero fuera de eso nada les obliga. Entontecidos por su intimismo sexual y sentimental, sus ansias de "promoción social" y su materialismo práctico, que les remite siempre a lo tangible del aquí y el ahora, nadie considera que todo, absolutamente todo lo que tiene, lo debe a los que fueron antes que él. Y es precisamente aquí donde queremos señalar la existencia de un poderoso tóxico ideológico que se encarga de asegurar que las cosas queden como están: se trata del nacionalismo cívico, propugnado a izquierdas y derechas, como modo de garantizar que el modelo impuesto por el capitalismo global sigue su marcha implacable.

Para el nacionalismo cívico, la pertenencia y la identidad son como un abrigo que se pone y se quita a conveniencia. Así, existen españoles "de origen marroquí", "de origen oriental" o "de origen etíope". Si tienes un pasaporte español, checo o ruso, eres español, checo o ruso, según reza el credo nacionalista cívico. De algún modo, esto implica que por el mero acto de inmigrar y recibir un pasaporte, el receptor prescinde de sus valores en favor de los nuestros, de modo que, para el nacionalismo cívico, debemos dar la bienvenida a todo ese pandemónium de culturas tan "enriquecedor", con el que podemos compartir nuestros valores "indígenas".

El modelo del nacionalismo cívico es, especialmente para los liberales más fanáticos, los EEUU, siempre considerados el paradigma del meeting pot de todas las naciones, una amalgama en una marco constitucional que expresa derechos y deberes comunes para todos, y bajo el que subyace un principio de ciudadanía.

Especialmente en el caso de las izquierdas, se aduce a menudo el ejemplo mestizo de los pueblos de América del Sur y se dice que "antes fuimos nosotros allí y ahora vienen ellos aquí". Uno y otro argumento son, por igual, sofismas fruto de la propaganda. En el caso de los EEUU, el país fue fundado no por esa amalgama con la que sueña el capitalismo, sino por colonos anglosajones protestantes y, en segundo lugar, por colonos de origen alemán y noreuropeo. Los demás se incorporaron a esa matriz en la medida de su cercanía étnica, de modo que algunas numerosas minorías, demasiado diferentes a los fundadores, se integran en barrios de su propia étnia porque el futuro de la sociedad multiétnica, según muestra la historia, no es la "integración" homogénea sino la balcanización en "guettos".

Por otro lado, la naturaleza de los pueblos de América del Sur es profundamente diferente a la de los europeos, dado que mientras que aquí es el pueblo el que crea el Estado, allí es el Estado -en la forma embrionaria dejada por la administración colonial española o portuguesa- la que crea los pueblos que hoy conocemos.

Toda esta ideología del nacionalismo cívico es plenamente coherente con la deslocalización de poblaciones que el capitalismo necesita. Y por eso lo que más odian es una concepción orgánica de la nación que se extienda desde la familia hasta la comunidad y culmine en esa nación, de la que el Estado es solo un instrumento.

Cada uno no solo es parte de la red de la comunidad, sino que juega un papel activo en la transmisión y continuación de lo que nos fue legado en el curso de la historia por gracia de la Providencia. De ahí que la idea de estirpe sea profundamente odiada por la concepción economicista del mundo, enemiga principal de todos los pueblos de la tierra. Ellos quieren que todos creamos que la concepción orgánica de la nación ha muerto a manos del mercado, sacrificada en el altar de unas aspiraciones comunes cuya necesidad nadie ve. Quieren que todo el mundo crea que lo que somos se puede comprar y vender y que se adquiere con un sello en una tarjeta de plástico. Por eso, en aras de nuestra libertad, es cada vez más necesario que todos los hombres comprendan que el primer derecho humano, si es que existen derechos y no solo deberes, debería de ser el derecho a la propia identidad, llevando indisolublemente ligada el deber de respetar la del vecino.

La identificación de esta intoxicación ideológica va, creemos, un paso más allá del artículo de Raspail y contribuye a esa labor de esclarecimiento que el hombre de hoy tanto necesita.

Nacionalismo
La SGAE vertebra España
Maite Nolla Libertad Digital 7 Agosto 2010

Posiblemente la institución más influyente de España sea la SGAE. Tanto, que ni los grupos políticos con mayor poder en España, que son los nacionalistas minoritarios, han tenido el valor de intentar acabar con ella, ni de pedir una SGAE vasca o catalana. También es verdad que, al menos en Cataluña, la cultura de consumo, de éxito y de valor artístico viaja en dirección contraria al cine, a la música o al teatro nacionalista subvencionado, ruinoso y de escaso valor. Pero, como les decía, al nacionalismo abrasador no le ha dado nunca por ahí. Han pedido de todo en su versión autonómica nacional: un tribunal constitucional propio, defensor del pueblo, agencia tributaria, consejo de estado, policía, un poder judicial, televisiones o el caudal de los ríos. Y en materia de libertad, ante la pasividad de la clase política y periodística española que sólo ha reaccionado ante la cuestión taurina, han expulsado al castellano de la educación, de la función pública, del cine o de los comercios, metiéndose en la vida del prójimo hasta unos niveles intolerables. Pero con la SGAE ni un pelo.

Desde luego, eso debe tener alguna explicación, aunque yo les tengo que reconocer que no soy capaz de dársela. Es más, los nacionalistas y las entidades de gestión se comportan de modo muy similar y una SGAE nacionalista no hubiera hecho nada que los nacionalistas no hagan habitualmente ni que la SGAE no haga habitualmente. Vamos, que el atropello es su forma de actuar habitual. Piensen que lo que ha hecho la SGAE con bares, peluquerías, residencias o autobuses de línea no es muy diferente, por lo injusto, que lo se hace en estos lares con los establecimientos que rotulan en castellano. Y en ambos casos la Justicia, que vive al margen de la realidad y del sentido común, les da la razón, como pasó con el pobre señor Nevot. Por otro lado, la apariencia les hace atribuirse una representación que no tienen, unos sobre los artistas y otros sobre, nada más y nada menos, que el pueblo de Cataluña, perjudicando tanto a los artistas como a los catalanes.

Ambos reivindican la legalidad para lo que les interesa, pero no dudan en saltársela o en sortearla cuando les conviene. Sin ir más lejos, pese a que hace años que la Unión Europea dijo que el canon digital no debía aplicarse de forma indiscriminada a empresas o a administraciones públicas, la SGAE considera eso "una mala idea", dejando un recado para el que lo quiera oír. Eso sí, si hay que forzar la legalidad se fuerza, como en el caso de las descargas, en el que se pretende cortar las comunicaciones, es decir, un derecho fundamental, para solucionar una cuestión meramente civil como es la titularidad del derecho de propiedad intelectual. Y ambos han conseguido influir en el Gobierno, bien directamente a través de un ministerio ad hoc, bien en el Congreso. Incluso el PP lo sufrió durante años en su seno con la señora Rodríguez Salmones, una especie de caballo de Teddy.

Ya les digo que no soy capaz de darles una explicación de por qué los nacionalistas han respetado la unidad de la SGAE, pero el caso es que es de lo poco que queda que puede llamarse nacional; nacional de España, que no está mal. Otra cosa no, pero esto se lo hubiéramos dado con un lacito.

El Gobierno siguió inflando su número de asesores antes del recorte
 www.gaceta.es 7 Agosto 2010

Pasaron de 632 en julio de 2009 a 648 en enero de 2010. Desde que comenzó la crisis, el personal al servicio de la Administración General aumentó en más de 8.500 empleados.

Los reiterados discursos del Gobierno hablando de austeridad quedan una vez más en evidencia cuando ciertos datos se hacen públicos. La búsqueda de soluciones a la crisis económica no pasó, por lo que se ve, por la reducción del personal al servicio de las Administraciones públicas.

En menos de nueve años, el número de empleados ha aumentado en casi medio millón de personas, pasando de los 2.243.344 registrados en enero de 2001, a los 2.698.628 existentes en las mismas fechas de este año, según el Registro Central de Personal, al que ha tenido acceso LA GACETA.

Concretamente, desde el 2007 –año en que podría situarse el comienzo de la crisis–, hasta hoy, el personal al servicio de la Administración General del Estado ha aumentado en más de 8.500 empleados y se ha igualado con las cifras existentes en 2002.

Ni siquiera se redujo el número de asesores que trabajan al servicio del Gobierno. En julio de 2009, el personal eventual de los ministerios ascendía a 632 personas y apenas seis meses después la cifra se amplió hasta 649, de los cuales 432 se encuentran en Presidencia.

A pesar del recorte de altos cargos anunciado por el Ejecutivo en las últimas semanas, hay que recordar su obstinación en no eliminar ningún ministerio ante las iniciativas parlamentarias que repetidamente lo han solicitado. El pasado mes de octubre, el Grupo Parlamentario Vasco logró el apoyo del PP, CiU, ERC, BNG, CC y NaBai para sacar adelante en el Congreso de los Diputados una proposición de ley que solicitaba la modificación de la Ley del Gobierno para que en su artículo 2 se estableciese que la organización del Ejecutivo se plantease siempre atendiendo a criterios de “racionalidad, austeridad y eficiencia”, y que en ningún caso pudiera contar con más de dos vicepresidencias ni superar el número de 14 ministros. Sin embargo, el Gobierno hizo caso omiso y se mantuvo con sus 17 ministerios.

Un informe valora la política inequívoca de López
La Casa Blanca saca los colores al PNV por ETA
EL MUNDO 7 Agosto 2010

NO HA sido ninguna sorpresa que el Informe sobre Terrorismo en 2009 del Departamento de Estado de EEUU asegure que el Gobierno de Patxi López «implementó una política antiterrorista más inequívoca para confrontar a ETA». Su estrategia de tolerancia cero está en las antípodas de la ambigüedad calculada de Ibarretxe. El informe confirma algo tan importante como es la sintonía en esta materia entre la Casa Blanca, el Gobierno y la Administración vasca. Los dirigentes del PNV se sintieron ayer escocidos y preguntaron en qué se basa EEUU para llegar a estas conclusiones. Igual son tan ingenuos para creer que Washington desconoce que ha hecho falta un cambio en Ajuria Enea para acabar con las subvenciones a las asociaciones de familias de presos o para impedir que se haga apología del terrorismo en las txosnas. O para que haya una división dedicada a combatir a ETA en la Ertzaintza, que, tras siete años sin una operación a gran escala, ha protagonizado algunas tan sonadas como la detención del asesino de Pagaza. Más que el informe, al PNV debería picarle su tibieza con ETA.

El PNV cuestiona el informe de EEUU.
Washington destaca la lucha contra ETA del «primer Gobierno no nacionalista»
Disminuye el tamaño del textoAumenta el tamaño del textoEl informe anual del Departamento de Estado de Estados Unidos, que constata la aplicación de una «política antiterrorista más inequívoca para confrontar a ETA» desde la llegada de los socialistas al Gobierno vasco, ha levantado ampollas en el PNV, que puso ayer en duda la existencia de datos objetivos que soporten esta tesis.

Frente a los recelos nacionalistas, el PSE recibió el diagnóstico de Washington como una «obviedad», el PP vasco lo reivindicó como una prueba más de que en el País Vasco «hacía falta un cambio» y el Ejecutivo de Vitoria reaccionó con un inusitado ataque de modestia, al atribuir a la mera «suerte» y a labores desempeñadas antes de la llegada del PSE al Gobierno sus logros en materia antiterrorista.

El Informe sobre Terrorismo en los Países en 2009 realizado por la Administración Obama detalla que la llegada al poder del «primer Gobierno no nacionalista que administra el País Vasco desde la restauración de la democracia en España» ha supuesto la implementación de una política antiterrorista más decidida por parte de Patxi López y ha propiciado una colaboración más estrecha con Francia, lo que ha supuesto una «considerable presión» contra ETA.

El documento cifra en 300 el número de miembros de la banda y advierte de la presencia de algunos de ellos en Nicaragua -donde los describe como «inactivos» o «retirados»- y Cuba, donde señala que han ido a parar terroristas que habrían participado en «negociaciones de paz».

La oleada de entusiasmo que provocó el informe incomodó al presidente del PNV en Guipúzcoa, Joseba Egibar, molesto con la noticia «catapultada a titulares» sin apoyo, a su juicio, de datos fidedignos. «Ya sabemos el concepto de seguridad aplicado por los americanos. Cuando entra por la puerta, las libertades y derechos saltan por la ventana», dijo.

Office of the Coordinator for Counterterrorism
Country Reports on Terrorism 2009
August 5, 2010

Chapter 2. Country Reports: Europe and Eurasia Overview
Spain
...On the domestic front, 2009 marked the 50th anniversary of the founding of the terrorist group Basque Fatherland and Liberty (ETA), whose aim is to create an independent Basque state. The group marked its anniversary with a series of high profile and deadly bombings. ETA claimed its first victim of the year weeks earlier when it used a car bomb on June 19 to assassinate a national police officer in the Basque Region. On July 29, ETA detonated an explosive-laden van outside a Civil Guard barracks in Burgos. The blast injured more than 60 Civil Guards, spouses, and children. The following day, ETA killed two Civil Guards in Mallorca with a car bomb.

2009 was also noteworthy for the change of administration in the Basque regional government. The Socialist Party, under Patxi Lopez’s regional leadership, assumed power as the first non-Basque nationalist government to administer the Basque Country since the restoration of democracy in Spain nearly 30 years ago. Lopez’s administration implemented a more unequivocal counterterrorism policy to confront ETA.

Building on strong results in 2008, Spain intensified its cooperation with the French government and continued to put considerable pressure on ETA. Joint operations with France resulted in, among other successes, the detention of ETA’s suspected military leader and its alleged political chief, who also reportedly served as the group’s communications chief. Each of these arrests – as well as numerous others – occurred in France with the participation of Spanish security forces. As of mid-December, security services had arrested 124 alleged ETA members or associates, including 31 in France. Joint operations also resulted in the seizure throughout August of more than a dozen arms caches. The European Court of Human Rights in June upheld Spain’s 2003 ban on the political party Batasuna for its ties to ETA...

Canal Sur es la cadena que más público pierde en un año
Las cadenas autonómicas de TV se derrumban acosadas por la TDT
Las televisiones de la FORTA obtuvieron en julio de 2010 un 3,4% menos de cuota de pantalla que en julio del año anterior
Redacción Periodista Digital 7 Agosto 2010

Los canales autonómicos han sufrido con especial virulencia la implantación de la televisión digital terrestre (TDT), que ha acarreado una severa fragmentación de las audiencias también en los canales estatales.

En el mes de julio, las televisiones de la FORTA (Federación de Organismos de Radio y Televisión Autonómicos) obtuvieron una cuota de pantalla del 9,7% (un 3,4% menos que en julio del año anterior y seis décimas menos que en junio), según un informe de Corporación Multimedia elaborado sobre datos de Kantar Media, la empresa que se encarga de la medición de audiencias en España.

La catalana TV-3 continúa liderando las audiencias entre las autonómicas con un 12,1% de cuota de pantalla en julio (frente al 12,9% que obtuvo el mismo mes del año anterior, cuando todavía existían las emisiones analógicas).

Sus programas son prácticamente los únicos que superan el medio millón de espectadores en el ámbito autonómico. La Televisión de Galicia se sitúa en segundo puesto, con un 11% (retrocede 1,8 puntos en un año).

Las autonómicas más afectadas por el efecto de la TDT han sido la andaluza Canal Sur, ETB2 (la cadena en español de la vasca ETB), la valenciana Canal 9 y la televisión de Castilla-La Mancha, que pierden más de cuatro puntos cada una.

La TDT, con su fragmentación de audiencias, ha dejado bajo mínimos a algunas autonómicas, como la balear o la murciana, que en julio cayeron hasta el 4,2% y el 3,2%, respectivamente.

Los segundos (o terceros) canales de los entes públicos autonómicos mantienen registros bajo mínimos. La mitad ni siquiera alcanza el 1% de la audiencia, según los mismos datos.

Por debajo de esta cuota se sitúan una docena de canales estatales.

******************* Sección "bilingüe" ***********************

Siete años
En Hernani, donde la Justicia dejó pasar la lista de ANV, los batasunos sacaron el 46 por ciento de los votos
IGNACIO CAMACHO ABC 7 Agosto 2010

EL tipo que mató a Joseba Pagazaurtundúa, hace siete años, vivía tan tranquilo en Hernani rodeado del afecto y estima de sus vecinos, que el martes se indignaron con la Ertzaintza cuando fue a detenerlo junto a una cómplice. No había huido a Francia ni pasado a la clandestinidad ni alterado sus tranquilas rutinas de buen vasco; tenía un trabajo, reía con sus amigotes y formaba parte de un equipo de rugby en el que también jugaba otro asesino etarra. No tenía nada que temer. En Hernani, una de las localidades en que la Justicia dejó pasar la lista municipal de ANV, los batasunos sacaron el 46 por ciento de los votos y eligieron a una alcaldesa muy aguerrida que el otro día permitió que en el Ayuntamiento se criticara la operación de la Policía autonómica. Hernani es también, por cierto, el pueblo de los Pagaza, cuya existencia antes y después del crimen de Joseba se parecía mucho a un exilio interior: recelo, desconfianza, miradas aviesas, un velo continuo y latente de amenaza.

Hace siete años, este bravo gudari esperó tomándose un café a que Joseba Pagaza acudiese a desayunar en un bar de Andoaín, a donde el Gobierno vasco lo había destinado como policía local pese a sus reiteradas cartas en las que denunciaba sentirse objetivo de ETA. Cuando terminó el café se acercó a la víctima, le reventó la nuca de un disparo y huyó sin demasiado agobio, aunque dejó impreso en la taza el ADN de su saliva que acabaría delatándolo cuando hace pocas fechas tuvo que soplar en un control de alcoholemia. En estos siete años, mientras la familia Pagaza sufría el múltiple desconsuelo de la pérdida y del aislamiento en un medio hostil, el criminal y sus coequipiers de rugby se movían en la impunidad de una apacible doble vida; de vez en cuando cometían un atentado, colocaban un coche bomba o liquidaban a un pobre concejal o a un empresario que jugaba al mus, y luego retornaban a sus confortables costumbres de deporte, tertulias y chatos de vino, socialmente blindados por el ambiente de mayoría política que resguardaba en silencio a la célula durmiente de los terroristas.

He ahí un retrato cabal de la existencia cotidiana en una sociedad enferma de miedo, violencia, coacción y complicidad, que apenas ha empezado a normalizarse hace año y medio con el trabajoso esfuerzo de un gobierno constitucionalista capaz de dirigir a la Policía autónoma a la persecución de los criminales en vez de a la protección de su impunidad penal, social y política. Siete años después, la valerosa familia Pagaza, la bella Maite, la corajuda Pilar, han obtenido una mínima reparación moral tardía para su dolor y su larga entereza luchadora; pero en Hernani siguen mandando los batasunos porque alguien decidió, cuando podía impedirlo, dejarles una rendija abierta.

No a los sindicatos subvencionados
Pablo Barranco Minuto Digital 7 Agosto 2010

No hacía falta llegar a los 5 millones de parados reales para plantearse la necesidad o no de la existencia de unos sindicatos plagados de vagos, inútiles, chantajistas y oportunistas. Naturalmente que debe existir un ente o asociación que defienda los intereses del trabajador. Pero resulta que lo que tenemos ahora mismo no es que no sirva absolutamente para nada, es que encima nos cuesta muchísimo dinero a todos los contribuyentes (excluidos quedan, una vez más, los inmigrantes que no cotizan, porque también ellos viven de las subvenciones, qué casualidad).

He aquí los principales motivos por los cuales no deberían existir los sindicatos subvencionados:
1. Son herederos de los sindicatos de clase del siglo XIX (Revolución Industrial) y una rémora del marxismo más rancio, ese que sólo ha traído fracaso, pobreza y muerte (ejemplo: Cuba o Corea del Norte), y en ningún caso se han adaptado a los condicionantes socio-económicos del siglo XXI.

2. Al estar subvencionados con cifras multimillonarias, se han convertido en un lastre económico (para el país y para las propias empresas), y representan hoy en día una de las principales causas de que el sistema financiero español esté rozando la ruina económica.

3. Mantienen una serie de privilegios indecentes e indefendibles, como por ejemplo los chanchullos y la malversación en los cursos de formación o la posición privilegiada en las negociaciones de los ERE (se embolsan hasta el 10% de comisión, incluso más). Esto recuerda, y mucho, a los casos de presunta corrupción Pretoria y Palau (presunta implicación de PSC, PP y CiU).

4. Se han creado un áura de relevancia institucional que nunca se les debería haber permitido. El PP, en sus años de gobierno, cedió al chantaje y siguió dando ingentes recursos del Estado a los sindicatos en forma de subvenciones directas, y el PSOE, como no podía ser de otra manera (recordemos el origen puño en alto de sus mandatarios), ha seguido por el mismo camino.

Por tanto, las propuestas más cabales en esta materia son las siguientes:
1. Eliminar por decreto-ley las subvenciones directas e indirectas a los sindicatos. Estos deben autofinanciarse con las cuotas de sus afiliados. Esta medida podría llevar a la rápida disolución de los sindicatos mayoritarios (los que reciben más del 80% de las subvenciones), y de esta manera se crearían unas asociaciones sectoriales que se preocuparían realmente de los trabajadores de nuestro país, de su bienestar, del de sus familias, de su jubilación, y, por supuesto, de eliminar la competencia desleal de inmigrantes que cobran subsidios y subvenciones, y en muchos casos, al mismo tiempo, trabajan en el mercado negro por importes inferiores a los de los autóctonos.

2. Con el ahorro que representa la supresión de los sindicatos subvencionados, ya se puede crear un gran plan de ayudas para todas las personas autóctonas, afectadas por la crisis actual (actualmente más de 1 millón de familias sin ningún ingreso por rendimiento de trabajo). Además, se debe destinar parte de los recursos a los cuerpos policiales, para que puedan dedicarse exclusivamente a la identificación y repatriación en menos de 48 horas de todo inmigrante que haya entrado ilegalmente (y sin contrato de trabajo) en nuestro territorio y a todo inmigrante preso (reincidente o con delitos de sangre, terrorismo o tráfico de estupefacientes) internado en las cárceles españolas, ya que representan un lastre económico igual de inasumible que la subvención de los sindicatos.

3. Todos los “liberados” o “enlaces sindicales” deberán reincorporarse a sus empresas en las mismas condiciones que sus compañeros, y, en caso de bajo rendimiento demostrable, podrán ser expulsados de forma inmediata, sin derecho a indemnización ni a subsidio por desempleo.

De esta manera empezaríamos a aclarar una parte del panorama laboral (nos faltaría una reforma laboral en profundidad, de la que hablaré otro día), volveríamos a ser competitivos con el resto de Europa y la OCDE y dejaríamos de ser el hazmerreír (junto a Grecia) de la CE.

Sindicatos honrados, SI.
Sindicatos subvencionados y con privilegios, NO.

Pablo Barranco Schnitzler es Secretario General Plataforma per Catalunya (PxC)

Albert Rivera: “Mi tierra es hoy un referente en prohibiciones”
Redacción Minuto Digital 7 Agosto 2010

Los partidos nacionalistas han decidido prohibir por ley la celebración de corridas de toros en Cataluña. Frente al formal argumento de la protección animal, algunos diputados nacionalistas confesaban en privado su verdadera motivación: habían conseguido expulsar un símbolo común español de las calles catalanas.

Ésa es y será la verdadera obsesión del nacionalismo en Cataluña: borrar del mapa todo aquello que recuerde que Cataluña y los catalanes formamos parte de España.

Y la prueba irrefutable de esa hipocresía es que los mismos partidos que han cerrado por decreto la Monumental son los que blindarán en breve, por ley, los toros embolados, típicos en las celebraciones populares de los pueblos de Tarragona.

Es decir, que el sufrimiento animal depende, para ellos, de la bandera que cuelgue en las tablas o de si se escucha un pasodoble o una sardana.

Y lo más curioso fue que durante el debate no escuchamos ni una palabra de los prohibicionistas dedicada a las perreras municipales de sus alcaldes que incumplen la ley de protección animal, a la caza o a la pesca.

El objetivo del nacionalismo catalán es construirse una nación propia basada en una supuesta identidad cultural, lingüística e histórica de Cataluña diferente del enemigo: España.

Como la realidad demuestra que compartimos cultura, costumbres, lengua, apellidos e incluso corrupción e incompetencia con el resto de España, desde la Generalitat llevan tres décadas practicando una limpieza identitaria para dibujar una Cataluña uniforme, cerrada, de pensamiento único y monolingüe.

Multar por rotular tu tienda en castellano, porque un taxi lleve la bandera española cuando gana España el Mundial, proponer la retirada de las muñecas flamencas y los toros como souvenirs en las Ramblas, prohibir que los niños hablen castellano hasta en el patio del colegio por ley o que vean la final del Mundial de ‘La Roja’ en los albergues de la Generalitat podrían ser bromas muy pesadas si no fuera porque son las últimas perlas que el tripartito y CiU nos han dejado en esta legislatura que se agota.

Lamentablemente, mi tierra es hoy un referente en prohibiciones y decadencia política, cultural y económica después de treinta años de gobiernos nacionalistas. Esperemos que en el futuro podamos volver a ser tierra de libertades y oportunidades como fuimos durante los primeros años de nuestra democracia.

"Txoznas" que alimentan a terroristas
Raúl González Zorrilla Periodista Digital 8 Agosto 2010

Una "Txozna" (taberna) proetarra de Hernani dio 6.000 euros al etarra Gurutz Agirresarobe, presunto asesino de Joseba Pagazaurtundua Más Información

Los registros en las propiedades de Gurutz Agirresarobe avalan la relación entre la banda terrorista ETA y algunas "txoznas" o tabernas

Euskadi Información Global. Redacción. Madrid. En el momento de su detención, Gurutz Agirresarobe, el etarra y presunto asesino de Joseba Pagazaurtundua, tenía en su poder 6.000 euros provinientes de la recaudación de un día en la "txozna" (taberna) de apoyo a los “presos” colocada en las últimas fiestas populares de Hernani, celebradas el pasado mes de junio. Esta suma llegó a manos de Gurutz Agirresarobe a través de Aitziber Ezkerra, que fue la encargada de recogerla personalmente. En principio, este dinero estaría destinado a los presos de la organización terrorista ETA y a sus familiares.

Esta información, que se contiene en el auto por el que el juez Fernando Grande-Marlaska encarcela a Gurutz Agirresarobe, pone de manifiesto las fluídas relaciones que algunas "txoznas" o tabernas proetarras que se colocan en la práctica totalidad de pueblos y ciudades del País Vasco mantienen con la banda terrorista y con los presos de la organización criminal. Este modelo festivo, que durante décadas ha sido difundido por la ilegalizada Batasuna y por las diversas organizaciones satélites de ésta, tambien ha sido siempre defendido, apoyado, alimentado, justificado y jaleado por los diferentes partidos nacionalistas que conviven, más mal que bien, en Euskadi.

Por otro lado, y según el auto del juez Grande-Marlaska que públicamos integramente, la Ertzaintza llegó hasta el presunto asesino de Joseba Pagazaurtundua, Gurutz Agirresarobe, gracias a que éste jugaba en el mismo equipo de rugby, el Hernani, que el etarra Beñat Aginagalde, el médico sospechoso de haber acabado con las vidas del concejal Isaías Carrasco y del empresario Inaxio Uria. El pasado 26 de mayo, investigadores de la Policía autónoma esperaron a que el supuesto etarra se terminara una consumición y guardaron el recipiente para cotejar los restos biológicos presentes en la misma. Los análisis indicaron que se trataba del mismo ADN que el hallado en la taza de café que el asesino de Joseba "Pagaza" tomó momentos antes del atentado

Recortes de Prensa   Página Inicial