AGLI

Recortes de Prensa   Domingo 8 Agosto  2010

 

Sangría autonómica
Editoriales ABC 8 Agosto 2010
Los entes regionales representan una estructura que resulta cara e ineficiente en épocas de bonanza y que se hace insostenible en plena crisis económica

LA Constitución establece un modelo territorial basado en el equilibrio entre Estado y comunidades autónomas, de acuerdo con los principios de coordinación entre las distintas administraciones y de eficiencia en el gasto público. Sin embargo, unas veces por planteamientos nacionalistas y otras por ganar espacios de poder al servicio de la clientela partidista, se ha producido una duplicidad de órganos administrativos que de forma artificial ha contribuido a disparar el gasto.

Hoy publica ABC un amplio informe sobre esta multiplicación de organismos públicos, una estructura que resulta cara e ineficiente en épocas de bonanza, pero que se hace insostenible en plena crisis económica, cuando se imponen los recortes. Algunas cifras son abrumadoras, como el dato que revela que durante los últimos cuatro años se han creado 1,2 entes públicos por semana en cada comunidad autónoma.

Hay que tener en cuenta que estos organismos suponen —según la expresión ya consagrada— una «huida» del Derecho Público, puesto que funcionan como aparentes sociedades mercantiles al margen del control jurídico y financiero ordinario. Además de los grandes servicios de educación o sanidad, cuya gestión es ya plenamente autonómica, florecen por todas partes institutos del más variado tipo (estadística, mujer, juventud, promoción exterior y un largo y descabellado etcétera), así como órganos análogos al Defensor del Pueblo o los tribunales de Cuentas y de Defensa de la Competencia, entre otros muchos. Otros servicios, como las televisiones autonómicas, contribuyen decisivamente a crear una inflación orgánica que, sin responder a una demanda real de servicios públicos, provoca una necesidad creciente de recursos a la que nadie parece dispuesto a poner freno.

Las comunidades autónomas crean sus propias burocracias y otorgan subvenciones sin medida, generando una fuerte dependencia social respecto de las élites políticas regionales. Rodríguez Zapatero debería impulsar un verdadero plan de recorte del gasto a nivel autonómico, porque es urgente tomar en serio la reducción del déficit público, y no sólo predicar austeridad mientras se mira para otro lado por razones electoralistas. De hecho, algunas comunidades gastan lo que no tienen porque saben que, al final, siempre consiguen presionar al Ejecutivo para obtener más recursos. Una sociedad moderna y una economía desarrollada no pueden permitirse esta sangría permanente, que vulnera no sólo la Constitución, sino también el más elemental sentido común.

Cinco fotos, cinco retratos
Carlos Dávila www.gaceta.es 8 Agosto 2010

Son cinco actitudes, cinco versiones más psicológicas que meramente faciales, de las respuestas políticas ensayadas por el presidente del Gobierno en el último Debate sobre el Estado de la Nación. Un psiquiatra amigo le pone pie a cada una de estas auténticas revelaciones de fotomatón: ocultación, desconfianza, soberbia o desdén, irritación y falacia.

Fuera del cocedero madrileño, los pocos intelectuales que en esta España desértica de mucho talento están subsistiendo analizan lo que se llama “coyuntura” de forma más sosegada, probablemente más honda, que todos nosotros, los que nos torturamos en la batidora capitalina. En estos días, eventualmente alejado de la capital y, por tanto, de su exigencia diaria de conclusiones definitivas, en una breve tertulia con un grupo de estas personas, me sorprendió el diagnóstico de una de ellas sobre el “estado actual” (él lo llamaba así) de Zapatero, de este presidente que ha cumplido la cincuentena en el peor momento de su jefatura. Decía nuestro interlocutor: “Es curioso, pero a este hombre le ocurre como a todos los que en nuestra historia se han creído llamados a ser un referente, el pilar de una nueva modernidad: no se han dado cuenta de que la proyección histórica de España no puede ser sierva de su propia ambición tendenciosa y parcial; al final, Zapatero ha tomado la parte por el todo y piensa, incluso hasta de buena fe, que lo suyo es lo adecuado, que los demás no es que estén errados, es que marchan contra corriente, en la dirección equivocada, como los conductores suicidas”.

Recuerdo esta reflexión en el momento mismo en que, ya con la tranquilidad que no exige el análisis de momento, del instante concreto, repaso una de las frases que Zapatero dejó anotadas, espero, en el Acta de la primera sesión del mencionado Debate de la Nación, o de lo que está dejando de ella. Sentenció Zapatero: “Mi responsabilidad es pensar en el futuro de mi país, más que en cualquier otro futuro político y personal”. Bien: le he pedido, también estas fechas, al mencionado psiquiatra que eligiera entre el elenco de fotografías realizadas por nuestro Departamento correspondiente (sin chulería: probablemente el mejor y más atrevido de la Prensa actual) cuál podría corresponder a esa declaración del presidente.

Sin mucho dudar, su contestación fue ésta: “La foto número tres”. “Y ¿qué actitud representa ésa de Zapatero siendo así que en la instantánea aún no está hablando?”, le pregunté. Réplica: “Soberbia, desdén, yo qué sé, una cosa más o menos así”. Mi pobre amigo se metió aquel día en un gran berenjenal porque, claro está, animado por su dictamen, le pedí cita apenas doce horas más tarde, ya al final mismo de esta semana, para que hiciera el trabajo por mí, para que, en suma, pusiera pie de imprenta a otras cuatro fotos que, el miércoles pasado, seleccionó el redactor jefe de nuestra Sección de Fotografía, Eduardo Méndez. Son las que jalonan este recorrido dominical, que, en esta ocasión, no está adornado por ninguna interpretación gráfica, sino por una lisa representación facial del presidente. Bien, éste es el resultado del análisis de mi especialista de cabecera.

Foto número 1
“Ocultación, parapeto, necesidad de desaparecer del mapa, de refugiarse en sí mismo, para ordenar, más que sus papeles, su propio discurso; parece que Zapatero no está mirando, menos aún leyendo texto alguno, es como si quisiera no darse por enterado de algo realmente desagradable que le está diciendo alguien”.

Foto número 2
“Enorme desconfianza y al propio tiempo una gran incredulidad en lo que está escuchando; resulta que no da crédito, que piensa: “Y este tío, ¿quién es para soltarme esto aquí?; desde luego se va a enterar, no tengo por qué soportar esto, éste no es quién para cabrearme”. Fíjate que le mira de rondón como preguntándose: “¿Qué necesidad tengo yo de oír estas gansadas?”.

Foto número 3
“De ésa ya te hablé. Es a mi juicio la más clara; es una mezcla de arrogancia, desdén, desprecio y superioridad fingida. Zapatero pone a quien le está interpelando su peor cara; levanta el mentón en actitud de suma indiferencia, pero sus ojos le traicionan: lo que le están diciendo le está afectando, le está sentando como un tiro, no lo puede aguantar ni un minuto más”.

Foto número 4
“Aquí ya no está para disimulos: está rotundamente irritado, enfadado con el personaje que le está colocando, delante de todos, en tan mala situación. Si no fuera porque aquel día estaba en una conferencia de prensa en La Moncloa, yo diría: “Este hombre va a responder de un momento a otro: ‘¿Sabe lo que le digo? Que es usted un tal, y que se vaya cuanto antes a hacer puñetas’ . La cosa no tiene dudas”.

Y foto número 5
“Si estuviera aquí conmigo un colega, especialista en averiguar qué papel están representando sus pacientes mientras él les habla, seguro que discutiríamos y, a lo peor, no nos pondríamos de acuerdo, pero ahí va mi opinión: ésta es la cara de un hombre gravemente tocado, desmoronado, que, sin embargo, está dispuesto a seguir repitiendo sus cantinelas sin pestañear; no digo que con las cejas en acento circunflejo porque eso sería un recurso diagnóstico demasiado fácil; está acudiendo a falacias en la seguridad, por cierto, que ésa sí parece tenerla, nadie le va a hacer el menor caso”.

Poco que añadir. Puedo terminar escribiendo, como los clásicos: “Por la transcripción…”; únicamente añadiré esto: esta pléyade fotográfica podría completarse con una última, que es la que recogíamos en nuestra portada del pasado jueves: Zapatero, el día de su cincuenta cumpleaños saliendo del Hostal de los Reyes Católicos, antigua cárcel durante los primeros instantes de la Guerra Civil, en la que permaneció su abuelo, el capitán Lozano. Éste es el retrato de su momento: huidizo, incapaz de caer en la cuenta mínima de que, sencillamente el problema es él, no los que le hacen perder los estribos.

La democracia según Rodríguez Zapatero
Manuel Cerdán www.gaceta.es 8 Agosto 2010

ZP tiene dos maneras de concebir la democracia: cuando le beneficia a él y cuando duda de su resultado. Gómez se ha encontrado con un bofetón de su jefe, que lo devora como Saturno a su hijo No hay que olvidar que en las próximas elecciones hay un nuevo invitado: el partido de Rosa Díez.

El presidente Zapatero tiene una manera muy particular de entender la democracia interna en su partido. Él se sirvió de un proceso de elecciones primarias —tras derrotar a José Bono— para acceder a la Secretaría General del PSOE, lo que lo catapultó después a La Moncloa, pero tan sólo una década después pretende arrebatarle el mismo mecanismo de elección a uno de los suyos. A Tomás Gómez, el secretario de los socialistas madrileños que se postula como candidato a la Comunidad de Madrid, a lo que se opone Moncloa, que se pronuncia a favor de la ministra Trinidad Jiménez. Gómez cuenta con el apoyo del partido de Madrid, pero no de Ferraz ni de Zapatero, que quiere como cartel electoral una cara más amable y conocida.

Hace unos días Zapatero, cuando fue preguntado por los periodistas en el Congreso, contestó que para superar el contencioso había que aplicarle una dosis de “democracia”, es decir, la convocatoria de unas primarias en Madrid, lo mismo que defiende Gómez.

Pero el presidente no decía la verdad. Como suele hacer casi siempre, improvisó para salir del atolladero. Aunque todo indica que ZP no está por la labor.

En un principio, no piensa recetarle a Gómez la misma medicina que pidió para él en 2000. Antes de marcharse de vacaciones, Zapatero le había preparado a Gómez una encerrona en La Moncloa. Todo estaba organizado para lanzarle, en secreto, entre los muros del palacio monclovita, que impresionan lo suyo, un ultimátum, pero alguien del equipo de Gómez anduvo listo y pinchó el globo. Filtró la reunión a la prensa y obligó a ZP a aplazar la reunión.

ZP tiene dos maneras de concebir la democracia: cuando le beneficia a él y cuando tiene dudas de su resultado. Y eso es lo que sucede: tiene sus recelos sobre el resultado de unas primarias en Madrid. Sabe que, aun con su apoyo, Trinidad Jiménez lo tiene difícil frente al secretario general de los socialistas madrileños. Y en estos momentos no le favorece meterse en ese huerto.

A nadie le agrada perder unas elecciones frente a Esperanza Aguirre, pero si antes de las autonómicas se encuentra con que pierde otras, aunque sean unas primarias en su propio partido, puede resultar estremecedor para el líder socialista. Y eso le puede suceder con Tomás Gómez.

Lo más sorprendente es que el secretario general de los socialistas madrileños es una pieza de ajedrez colocada en el tablero de la política por el propio Zapatero. El ex alcalde de Parla, Tomás Gómez, fue puesto por ZP en julio de 2007 al frente de la Secretaría General del Partido Socialista de Madrid, con el 91% de los votos. Gómez hizo bien su trabajo y, poco a poco, se asentó en su nueva tarea resolviendo incluso las históricas disputas de la FSM.

Gómez, que durante dos legislaturas había sido el alcalde más votado de España con el 75% de los votos –20 de 25 concejales–, trasladó la sede de los socialistas madrileños de San Blas al edificio de la Prensa en la Gran Vía y modernizó las estructuras de un renqueante partido. Para proyectar su imagen pública, se sirvió de los buenos oficios del periodista Eduardo Sotillos.

Nada más llegar, inició una frenética política de acoso y derribo contra el PP en el Ayuntamiento y en la Asamblea de Madrid con David Lucas y Maru Menéndez de portavoces. Desde el primer día, Gómez estaba convencido de que Zapatero lo había colocado al frente del PSM para poder enfrentarse a Esperanza Aguirre en los comicios del año que viene.

Pero cuando ha llegado la hora de la verdad, se ha encontrado con un bofetón de su jefe, que lo devora como Saturno a su hijo. Otra de las incondicionales defensoras del hasta ahora candidato, la secretaria de Organización de Ferraz, Leire Pajín, también ha empezado a echar balones fuera cuando se ha percatado del mensaje de Moncloa. Ha dicho que ella secunda las palabras del secretario general de su partido, “ni una coma más ni una coma menos”. Así de expresiva. Pero ¿dónde dejamos la democracia interna de los partidos?

¿Acaso la secretaria de Organización del PSOE no tiene criterio propio que pueda defender en público? ¿Acaso Leire Pajín no ha sido siempre la mayor defensora de su amigo Tomás Gómez? ¿Cuántas veces ha dicho en público que era el candidato ideal para enfrentarse a Esperanza Aguirre?

Escucho el silbido del cuchillo de Brutus por los cielos de Ferraz en dirección a la espalda de Gómez. Al parecer, la culpa de todo la tienen las encuestas internas de Ferraz y Moncloa. Los gurús de la demoscopia le han asegurado al presidente que con el cartel electoral de Gómez no van a poder desbancar a Esperanza Aguirre de la presidencia madrileña.

Y los fontaneros de Zapatero iniciaron un plan de sustitución por el que recuperaban a Trinidad Jiménez para darle la batalla a la lideresa. Lo que sucede es que la ministra de Sanidad ya tuvo una oportunidad frente a Gallardón en las elecciones municipales de 2003 y fue estrepitosamente derrotada.

Mientras, a Gómez no le dan una oportunidad para demostrar su tirón en las urnas. Para Moncloa, Trinidad Jiménez es la mejor candidata, pero olvidan que en 2003 sólo pudo conquistar 534.705 votos frente a los casi 750.000 de Gallardón.

Es decir, 30 concejales para el PP frente a 21 para los socialistas madrileños. A Jiménez no le bastó la chupa de cuero para llegar a los madrileños. Es cierto que superó a los anteriores candidatos de su partido e igualó el techo electoral de Barranco de 1991, pero no logró que los socialistas madrileños abandonaran la oposición.

El efecto Zapatero, que se había hecho con las riendas del PSOE con un nuevo aire renovador, no contribuyó a la victoria. El de León todavía era un tal Zapatero, sin los estandartes de la guerra de Irak y el 11-M.

El panorama para la candidata monclovita, después de la derrota ya mencionada, es poco halagador. En las últimas autonómicas de 2007 Esperanza Aguirre aumentó la brecha de los resultados de 2003.

Obtuvo el 53,30% de los votos frente al 33,46% del candidato socialista Rafael Simancas. La candidata popular cosechó medio millón más de votos que le proporcionaron 67 diputados frente a 42 para los socialistas. Izquierda Unida se quedó con 11 escaños. Con esos resultados, Trinidad Jiménez tendría que recortar la distancia del medio millón y obtener ocho diputados más para así, con la suma de IU, alcanzar los 61 escaños que le darían la mayoría. Una tarea que se presenta ardua y complicada.

Una vez más, Zapatero coloca a su amiga al borde del precipicio. Ya lo hizo con su amigo Sebastián en el ayuntamiento y luego lo premió como ministro. Pero a Trinidad Jiménez, que como Leónidas y sus 300 se enfrenta a lo imposible, si no desbanca a Aguirre, nadie le quita dos o tres años al frente del grupo socialista de la Asamblea. Para una ministra sabe a poco.

No obstante, la política de la autocomplacencia sería un mal enemigo para los intereses de Esperanza Aguirre. Sería un gran error para el PP de Madrid presentarse a la próxima campaña electoral con la prepotencia de alguien que ya se ve ganador.

Así se han perdido muchas elecciones. Los resultados de 2007 y los sondeos actuales le auguran unos excelentes resultados, pero después hay que batirse ante las urnas.

Sería de mentecatos menospreciar tanto a Tomás Gómez como a Trinidad Jiménez. O a Rosa Díez, que también entra en escena.

No hay que olvidar que en las próximas elecciones hay un nuevo invitado: el partido de Rosa Díez. La ex del PSOE todavía no ha deshojado la margarita y no ha desvelado si se va a presentar al ayuntamiento o a la comunidad, pero lo que cantan las encuestas es que puede obtener varios diputados, entre cuatro y cinco. Si es así, sólo queda comprobar a si le va a restar votos al PSOE o al PP.

Hace un par de años los expertos señalaban que el daño lo iba a sufrir el PP, pero, a raíz de las últimas medidas económicas tan impopulares de Zapatero, todo indica que la sangría puede llegar del bando socialista.

Y como a perro flaco todo son pulgas, ésa es otra de las barreras a las que se enfrenta Trinidad Jiménez.

Una amiga me manda un sms desde su móvil –debería estar tostándose en la playa, pero esta mujer no pierde comba– con cuatro preguntas que tendríamos que hacernos: si Jiménez es tan buena ministra, ¿por qué ZP renuncia a ella en su Gobierno? ¿No será que la va a utilizar de excusa para emprender una crisis de Gobierno?

Si ZP la aprecia tanto (ambos proceden de la corriente socialista Nueva Vía –las reuniones de ese grupo se celebraban en casa de Jiménez–), ¿por qué la castiga y la sacrifica presentándola por Madrid, en contra de sus deseos?

Si Tomás Gómez ha hecho un gran trabajo al frente del PSM, según palabras de Pajín –una de las mayores defensoras del dirigente madrileño–, ¿por qué lo sacrifican después de tres años de inversión? Y si se lo cargan por las encuestas internas de Ferraz –que le auguran una estrepitosa derrota frente a Esperanza Aguirre–, ¿por qué no hacen valer los sondeos del CIS que vaticinan el mismo futuro para Zapatero frente a Rajoy en 2012?

Zapatero no está ahora para echar mano a las encuestas. Tiene todas en su contra. Sucede que él sólo utiliza las que afectan a los demás. Ésa es la democracia según san Zapatero.

Sin cuarto poder
Enfrascado como está el periodismo en revisar sus formatos, ha pasado por alto revisar los fundamentos (morales y perceptivos) de la comunicación
ANDRÉS MONTERO GÓMEZ El Correo 8 Agosto 2010

Consecutivamente a que el diario Washington Post publicara un tríptico sobre el crecimiento, aparentemente descontrolado, de la Comunidad de Inteligencia de EE UU desde su reestructuración a partir del 11-S, el portal de información en Internet Wikileaks difundía, esta vez amplificando su mensaje a través de medios convencionales (New York Times, Der Spiegel y The Guardian), un considerable volumen de documentación sensible sobre las operaciones militares de EE UU y la OTAN en Afganistán. Ambos sucesos ocurrían en el mes de julio y no tienen relación entre sí más que la coincidencia temporal.

Con el título de 'Top Secret America', el reportaje del Washington Post es un concienzudo esfuerzo de periodismo de investigación de dos años de duración cuyas principales conclusiones pueden resumirse en: 1) la comunidad de inteligencia ha crecido exponencialmente en recursos (humanos, financieros y materiales) y en cometidos en el marco de la guerra contra el terrorismo; 2) el Estado no tiene control sobre el aparato de inteligencia, cuya diversidad, complejidad y autonomía en grupos desagregados y en mutua competencia lo hacen operar clandestina e ineficientemente y sin capacidad de ser supervisado, no sólo por el poder político o ejecutivo sino ni siquiera por los órganos de las propias agencias de inteligencia o los mandos militares o de seguridad; 3) la presencia de operadores privados en la comunidad de inteligencia es, al menos, equivalente a la de los operadores públicos. Lo que en otros tiempos habría derivado en un premio Pulitzer (todavía puede ser) y probablemente habría tenido consecuencias políticas y ejecutivas de primera magnitud, tuvo un impacto mediático de una semana y un «creemos que el reportaje no refleja adecuadamente la realidad de la comunidad de inteligencia que conocemos» como toda reacción por parte del Gobierno de EE UU.

Respecto de Wikileaks, en la forma de un 'Diario Afgano 2004-2010' ha publicado un paquete informativo aparentemente destinado a mostrar tanto las contradicciones de la intervención militar estadounidense y aliada en Afganistán como, principalmente, la implicación de los servicios de inteligencia y las fuerzas armadas de Pakistán en el sustento y apoyo activo de la insurgencia talibán en Afganistán. Tanto por fuentes gubernamentales como por alguno de los diarios elegidos (NYT) en esta ocasión por Wikileaks para amplificar la difusión de su mensaje, el 'Diario Afgano' ha sido calificado de algo «ya sabido», de no contener información secreta sino sensible y de perjudicar a la causa contra el yihadismo. Tras la última operación informativa de Wikileaks se adivina, sin que su fundador Julian Assange lo haya disimulado demasiado, un intento de encontrar financiación para el portal o la posibilidad de convertirlo en un medio de pago. Después de las críticas recibidas por los propios medios de comunicación vinculados a la operación mediática, las expectativas no parecen demasiado favorables.
Ambos escenarios mediáticos de investigación (Washington Post y Wikileaks), enfocados a desvelar la realidad oculta (o el fraude o el comportamiento irregular) de políticas públicas de seguridad, han resultado en una misma consecuencia de las aparentemente buscadas (provocar exigencia de responsabilidades, concienciación de la ciudadanía, quizás cambio de políticas): ninguna... el efecto ha sido, prácticamente, nulo.

Si bien la conocida como inteligencia de fuentes abiertas ha evolucionado desde la obtención de información hacia la difusión de productos analíticos de mayor o menor sensibilidad a través de medios abiertos, todos estos procesos modelados por estructuras distribuidas en red en una especie de malla de inteligencia social, también es cierto que ese fenómeno de 'apertura y democratización' de la inteligencia no es ajeno a determinados efectos laterales que lo desvirtúan desde su origen. El efecto más claro es de naturaleza psicológica, perceptiva, y tiene que ver con la mera exposición, con los inevitables procesos de exposición al mensaje.
Cuando alguien pudiera pensar que la mayor interconexión y capacidad de estar informados producirían una mayor conciencia social sobre los problemas que se tratan de exponer, paradójicamente el efecto es el contrario.

En los tiempos setenteros del Watergate o de los Papeles del Pentágono lograr información o fuentes sensibles era un proceso complejo e incompleto pero los impactos mediáticos eran inmediatos y las consecuencias directas. Sin embargo, la sobreabundancia de información y de análisis de 2010 involucran al menos tres derivadas que desactivan el intento investigador del periodismo tradicional: 1) la 'infoxication' por exceso; 2) la habituación por repetición; 3) la desconexión de aparato perceptivo del consumidor, por la combinación de los efectos 1 y 2 con el desapego ciudadano por lo político y lo público. El resultado más evidente es que la investigación del Washington Post, si tomáramos sus conclusiones como ciertas, es un facilitador y un reforzador clarísimos de lo que pretende desactivar, debilitando al mismo tiempo la posibilidad de que otra investigación periodística futura sea exitosa. El resultado más claro del último escenario Wikileaks es que no sólo se ha disminuido la probabilidad de que el portal acabe siendo de pago, sino que la sobreexposición mediática habrá garantizado el inicio del camino para la probable desaparición del portal en un futuro a medio plazo.

¿Es el fin del periodismo de investigación?..., es un periodismo que está operando con los ideales del Washington Post de los setenta en un mundo con los ideales de un consumidor de Facebook. Enfrascado como está el periodismo en revisar sus formatos, ha pasado por alto revisar los fundamentos (morales y perceptivos) de la comunicación. El resultado, de momento, es que la masa crítica que considera relevante lo que comunican y cómo lo comunican estas investigaciones es, cada vez, más insignificante.

Silencios y susurros.
Vicente A. C. M. Periodista Digital 8 Agosto 2010

Aún no he terminado de comprender el comportamiento de la prensa y medios de comunicación respecto a la figura del Rey D. Juan Carlos I. El caso es que este tema sigue siendo "tabú" y se trata desde ángulos que más que de respeto hacia la figura egregia y lo que representa, parece más bien un papanatismo indigno de una sociedad libre, o eso dicen. Nada más extraño y opaco que lo que ha rodeado a la "enfermedad pulmonar" del monarca, ese famoso "nódulo benigno" que le fue extirpado hace tres meses.

El caso es que Su Majestad no tiene buen aspecto, y las excusas peregrinas que salen de la Casa Real para explicar sus ausencias, son inverosímiles y solo alimentan las especulaciones sobre la auténtica gravedad. Y la única explicación posible está, como siempre, en el miedo a afrontar una situación como la de la abdicación y relevo generacional entre D. Juan Carlos y su hijo el Príncipe de Asturias y heredero a la Corona, D. Felipe. Claro que otro motivo no menos plausible es el miedo intrínseco a que aprovechando la ocasión, haya quien se cuestione el propio sistema de Monarquía Parlamentaria y proponga el cambio directo a recuperar el sistema de República, mucho más democrático y acorde con los tiempos.

En ambos casos, siempre aparece la reforma de una Constitución aquejada también con una enfermedad, esta vez reconocida como incurable y cuya cirugía sería absolutamente ineficaz. Y si no que se lo digan al Sr. Montilla y sus secuaces del Estatuto de Cataluña. Y es que lo queramos o no, y aunque España atraviese una de sus épocas más convulsas política y económicamente hablando, el sistema actual hace aguas y se hunde sin remisión. Estamos en un momento en que son precisos cambios y muchos de ellos deben ser radicales.

Pero como diría Cervantes "con la prensa hemos topado amigo Sancho". Porque al final, quienes se auto imponen la censura informativa son los mismos periodistas. Y esa auto censura o silencio informativo, es cómplice con la estrategia de querer dar una imagen de normalidad a lo que no la tiene. Las excusas son de lo más variopinto, como acudir a la famosa "agenda de trabajo" para justificar que hasta ayer noche el Rey se quedó en Zarzuela sin acompañar a su familia a Mallorca. Su aspecto con la cara hinchada, delata cosas que cualquier profesional de la medicina sabe interpretar.

El caso es que esta situación recuerda a otra época en la que se informaba sobre el anterior Jefe del Estado, D. Francisco Franco y sus "flebitis", por no hablar de su inexistente Parkinson y los achaques propios de su avanzada edad. No debería caerse de nuevo en los mismos errores y seguir tratando a los ciudadanos como auténticos ilusos e intelectualmente subdesarrollados, incapaces de asumir cierto tipo de noticias. Quien controla la información, tiene el poder, pero quien oculta la información terminará cayendo y siendo descubierto, porque casi siempre, la verdad resplandece, excepto cuando hay complicidades y traiciones que terminan por hundirla en el pozo de la inmundicia.

Yo pienso que España y sus ciudadanos se merecen toda la información y poder evaluar y tomar conciencia sobre algo que afecta y mucho a su futuro como pueblo y Nación. Y desde aquí, mi petición a los que tienen el deber de informar con veracidad y rigor, que cumplan con su trabajo y no se dejen convencer por quienes solo pretenden mantener el poder y planificar nuestro futuro a lo que más les convenga a ellos y no a los ciudadanos.

No pasa nada por decir la verdad, incluso sobre el Rey de España. Hemos de acostumbrarnos a que sea un tema normal de debate y conversación y no un tema que se susurra solo en corrillos de privilegiados informados.

******************* Sección "bilingüe" ***********************

Los nuevos pistoleros de la banda: médicos, guionistas y espías
Paticorto instruyó narcoguerrilleros colombianos. Les enseñó una forma particular de secuestrar que todavía siguen practicando. Los hermanos Eneko e Ibón Gogeascoechea junto a Beinat Aguinagalde.
J. L. C. Madrid www.gaceta.es 8 Agosto 2010

Las últimas detenciones de etarras llevadas a cabo en la región francesa de Normandía por la Policía francesa en combinación con la Guardia Civil española han puesto en evidencia el nuevo perfil de los pistoleros de ETA.

Atrás quedaron los tiempos en que la mayoría de los terroristas eran reclutados en los caseríos del País Vasco y Navarra o en el seno de familias tradicionalmente delincuentes, como es el caso de Jesús García Corporales, alias Gitanillo, integrante de un clan quinqui con numerosos antecedentes penales y policiales conocido como Los Corporales. Este terrorista estuvo integrado en el sanguinario Comando Madrid y ahora es uno de los que se ha acogido a los beneficios penitenciarios que alegremente ofrece a los presuntos arrepentidos de la organización el ministro Alfredo Pérez Rubalcaba.

En Normandía fueron detenidos, entre otros, Beinat Aguinagalde Ugartemendía e Ibón Gogeascoetxea Arronategui, médico y guionista de televisión, respectivamente. Beinat se licenció en Medicina en la Universidad del País Vasco y se examinó para MIR (Médico Interno Residente) en la Universidad de Navarra.

La forma del entender el precepto del juramento hipocrático (“prometo solemnemente consagrar mi vida al servicio de la humanidad”), fue colocar una bomba el 30 de octubre de 2008 en la Universidad de Navarra ,que produjo una veintena de heridos.

Casi un año después de aquello, el 23 de febrero de 2009 pondría un artefacto explosivo en la casa del Pueblo del PSOE de Lazcano (Guipúzcoa), que, afortunadamente, sólo causó desperfectos. Estas dos acciones las cometió estando en el comando Asti de ETA.

Sus compañeros de fechorías: Manex Castro, Mikel Garmendia e Irait Santa Cruz. En su escalada mortal asesinaría el 7 de marzo de 2008 en Mondragón al concejal socialista Isaías Carrasco y el 3 de diciembre de ese año haría lo mismo en Azpeitia con el industrial Ignacio Uría. Policialmente está considerado como un individuo “violento, peligroso y agresivo”.

Otro de los etarras detenido en este mismo operativo, Ibón Gogeascoetxea, guionista de ETB (la televisión vasca) asesinó en Bilbao, junto a su hermano Eneko, al ertzaina Txema Agirre el 13 de octubre de 1997. El agente sorprendió a los dos hermanos cuando colocaban tres artefactos explosivos en el Museo Guggenheim de Bilbao el día de su inauguración, a la que iba asistir el Rey. Después de matar al miembro de la policía autónoma vasca consiguieron huir.

Otro de los pistoleros que deambula por el país galo y que aunque está perfectamente identificado por la Policía francesa y española se ignora su paradero actual, es Eusebio Arzalluz Tapia, alias Paticorto.

Este guipuzcoano de Regil, de 57 años de edad, posee un variopinto y surtido currículum terrorista. Huyendo de sus responsabilidades penales en España se refugió en Nicaragua a principios de los años ochenta. Entonces utilizaba el nombre de Manuel Antonio Larios Moreno, con el que consiguió la nacionalidad nicaragüense.

Junto al Gobierno sandinista de aquel país luchó contra guerrilleros opositores (llamados la contra) y pronto fue integrado en la Dirección Quinta del MINT (Servicio Secreto de la Nicaragua sandinista). Para entonces otros etarras españoles ya se encontraban en ese país colaborando con el servicio secreto.

El mentor y dirigente de estos terroristas españoles en tierra extraña era Francisco Javier Larreategui Cuadra, alias Atxulo, fallecido en abril de 2008 en Bilbao. Atxulo es uno de los clásicos de ETA. Comenzó sus actividades alquilando el sótano del número 104 de la calle Claudio Coello de Madrid, utilizado por los miembros del comando de ETA que el 20 de diciembre de 1973 asesinó al entonces presidente del Gobierno, Luis Carrero Blanco.

Se le atribuyen actos de extrema osadía, como el de 1973, cuando desarmó a un centinela que montaba guardia en la Capitanía General de Madrid, para arrebatarle el fusil.

Paticorto es miembro actual del comité ejecutivo de ETA. Es un experto en explosivos y conoce a la perfección las técnicas utilizadas en las vigilancias y contravigilancias de terroristas. Se sabe que lleva años escondido en Francia y las autoridades del país vecino le consideran el autor del tiroteo acontecido contra dos gendarmes en Astaffort, cerca de Bayona. Cuando estuvo en Colombia como instructor de los guerrilleros del ELN (Ejército de Liberación Nacional) patentó una forma de secuestrar personas que aún mantienen en vigor los narcoterroristas de aquellas tierras.

Galicia
Intentan crear una red privada de escuelas privadas para excluir al castellano
La asociación «Galiza co galego» recauda cuotas de entre 100 y 200 euros para establecer centros privados «para una formación integral en gallego», «laica» y al servicio del «Pobo de Galiza». El castellano, igualado en las bases de la red a lenguas románicas como el portugués o el catalán
A. MARTÍNEZ/E. AMADO / SANTIAGO ABC Galicia 8 Agosto 2010

Tras el fracaso y desaparición del modelo inicial de las conocidas como galescolas, instauradas por la vicepresidencia do Benestar de Anxo Quintana en la etapa del bipartito, una asociación privada se ha marcado el objetivo de crear una red privada a imagen de la anterior (en diferentes foros se les llega a llamar «novas galescolas»), pero con varias salvedades: la propia condición de instituciones promovidas por la población, su laicidad, la equiparación de castellano con el resto de las lenguas románicas y el estudio en lenguas no romances, como el ruso.

En junio de 2009, se celebró en Ferrol la primera reunión de la comisión «Galiza co galego» (GCG), juntanza en la que se «definió» el modelo de la Red Popular de Enseñanza en gallego (en adelante, RPEG), «que en ese día contaba con 470 apoyos» y que sería el nuevo nombre de marca de las antiguas galescolas. Meses después, durante el 5 de diciembre de 2009, una asamblea elegía a los trece miembros de la comisión rectora de la comisión-asociación GCG, creada en aquel mismo día, primer paso hacia la consecución de la RPEG.

Las bases de la nueva red propugna «un conjunto de instalaciones de enseñanza de todos los niveles y modalidades —si bien dan prioridad a los niveles inferiores, y limitan a los 16 años el tope máximo— que tengan como objetivo la transmisión de conocimeintos útiles para la formación integral de la persona y que la lengua vehicular (lengua franca), la de la enseñanza, sea el gallego».

«Independientes»
También propugnan una educación «fuera de toda influencia religiosa» y al servicio del «Pobo de Galiza», con carácter «universal». Los propietarios de la red serían sus usuarios e impulsores, mientras que en los centros serían gestionados «por la comunidad escolar en su conjunto».

Otro de los principios que defiende la red impulsora, que recauda ya cuotas para echar a andar el proyecto consideran que con 3.000 promotores-usuarios podrán echarlo a andar) es la «independencia de los poderes políticos», si bien no renuncian a «las ayudas que por ley le pudieran corresponder». En cuanto a la cuestión idiomática, además de propugnar el gallego como lengua vehicular, este proyecto buscará conseguir, «por medio de la enseñanza en gallego, con métodos científicos, la competencia lingüística en las lenguas romances de tronco común, como el portugués, catalán, castellano, francés, italiano...». En definitiva, la equiparación del castellano con las otras lenguas románicas (de hecho, más adelante, las bases estipulan que el alumno alcanzará la competencia en una lengua derivada del latín además del castellano).

Este punto choca frontalmente con el nuevo decreto trilingüe de la lengua en la enseñanza. Éste marca la educación en lengua materna en el nivel infantil (al tiempo que se da a conocer el otro idioma oficial), y un equilibrio en instancias superiores, al tiempo que se introduce de forma progresiva el inglés como lengua de enseñanza. También se propone la red, en el punto cinco de sus bases, la competencia de sus alumnos «en inglés, alemán, ruso, chino...», y el aprendizaje de «nociones de lengua vasca como otra lengua del Estado Español».

«Vivir en gallego»
La asociación también buscará «facilitar a las familias los medios y herramientas para que puedan desarrollar su vida con normalidad en gallego», y se ofrece a establecer convenios con los «centros de enseñanza privada existentes». siempre y cuando se «garanticen» los principios de «enseñanza en gallego, laica y pluralista». La primera unidad de la red echará a andar «cuando se alcancen 3.000 socios, que harán posible alcanza rlos recursos económicos precisos para el funcionamiento de la primera escuela». Los gastos de la misma serían asumidos por los usuarios. Las ayudas benéficas a la red serían para las familias, a través de becas o material.

Grandes écoles
Nota del Editor 8 Agosto 2010

El liberalismo y su libertad de empresa obliga a dejar que cada uno haga lo que quiera con su dinero, aunque se pueda emitir una opinión sobre aplicación de tales fondos, sin otro objetivo que la crítica constructiva o destructiva, como ocurre con los anuncios pornográficos en la prensa especializada pues quienes pagan los anuncios son los "empresarios" que se dedican a tales "negocios", aunque finalmente el su coste recaiga sobre los clientes que utilicen tales servicios (yo estoy en contra de su prohibición ya que el conocimiento de su existencia y funcionamientono permite su control, para que los "empresarios" sean empresarios, los" negocios" sean negocios, y los "trabajadores" sean trabajadores.)

A lo que iba, si alguien quiere montar un tinglado para que alguno incautos crean que dentro de unos años van a formar parte de la élite político-funcionarial
de la autonomía por su dominio de la lengua regional y desconocimiento del español, me parece que no es el momento, ya que hundida España, la única salida posible pasa por los puntos ya escritos en el último boletín, el primero la implantación de la lengua común con la desaparición oficial de las lenguas regionales y el segundo el desmantelamiento del tinglado autonómico.

Pensar que de estas escuelas va a salir la elite dirigente del futuro autonómico, como si se tratara de una "grand ecole" al estilo francés, donde se forman los expertos que van a encargarse de las funciones técnicas del gobierno, es un disparate, pues lo único que van a conseguir es un grupo de gente incapaz de ver lo que hay fuera de su ombligo.

ETA cuenta con más de 300 miembros en activo
Redacción  Minuto Digital 6 8 Agosto 2010

El informe del Departamento de Estado de EE UU sobre el terrorismo en el mundo durante el año 2009 advierte de la presencia de miembros de ETA en Nicaragua y Cuba. El documento estima que la banda terrorista cuenta con unos 300 miembros. El documento, que elogia el papel del Gobierno de Patxi López en la lucha contra ETA, hace un repaso de la situación del terrorismo país por país y grupo por grupo. Al analizar a Nicaragua, el Gobierno norteamericano menciona la presencia en ese país de miembros de las FARC y de ETA que estarían “retirados o inactivos”, según se precisa.

En el caso de Cuba, país incluido dentro de la lista de patrocinadores del terrorismo, se indica que el Gobierno de La Habana ha dado asistencia a miembros de las FARC y del ELN de Colombia, así como a miembros de ETA “que habían llegado algunos a Cuba en conexión con negociaciones de paz con los gobiernos de Colombia y España”. “No había evidencia de financiación directa de organizaciones terroristas por parte de Cuba en 2009, a pesar de que continuó ofreciendo refugio seguro a miembros de FARC, ELN y ETA, ofreciéndoles apoyo médico, logístico y de vida”, añade el informe. El documento oficial norteamericano critica la actitud de Venezuela respecto a las FARC colombianas, pero respecto a ETA sólo menciona que el pasado año la Corte Suprema se negó a conceder a España la extradición del presunto etarra Ignacio Echeverría Landazábal.

Con respeto a ETA, el Gobierno norteamericano hace un breve resumen de las acciones de ETA en 2009, aludiendo a los asesinatos de un inspector del Cuerpo Nacional de Policía y de dos guardias civiles. Estima que el número de miembros de ETA es, aproximadamente, de unos trescientos. Indica también que entre 2007 y 2009 han sido arrestados más de 365 miembros de ETA y entre esas detenciones cita expresamente la captura de dirigentes de la banda terrorista como Francisco Javier López Peña, Thierry, de Garikoitz Aspiazu, Txeroki, o Aitzol Iriondo, Gurbitz. El informe menciona entre la ayuda externa recibida por ETA en el pasado el entrenamiento de algunos de sus miembros en Libia, Líbano y Nicaragua, así como la presencia de etarras en Cuba, México y otros países de Sudamérica.
 

Recortes de Prensa   Página Inicial