AGLI

Recortes de Prensa   Miércoles 1 Septiembre  2010

 

POR LA BOCA MUERE EL PEZ
Veinte frases que sacan los colores a ZP y provocan chanzas en la Red
Ana I. Martín El Semanal Digital 1 Septiembre 2010

Este lunes engordó su larga lista de frases para la posteridad con "Miguelín" como protagonista. Antes que él lo fueron el jornalero, Otegi, la tierra, los parados y el Rey republicano.

José Luis Rodríguez Zapatero volvió a dejar este lunes bocas abiertas regalando al mundo una de esas frases célebres que de cuando en cuando suelta: "El futuro de España es del tamaño de Miguelín", señaló desde Shangai, mientras aquí poco tardaban en surgir las chanzas.

En sus casi seis años y medio en La Moncloa, el socialista se ha ganado por méritos propios un lugar destacado en las hemerotecas y en las webs y foros que se dedican a recopilar frases para la posteridad. Con muchas dosis de ironía y mala leche, eso sí.

He aquí una selección de 20 que se han quedado grabadas en la memoria de muchos españoles. Las hay de todo tipo, pero ganan por numerosas aquellas que podrían clasificarse dentro de la categoría por la boca muere el pez. La lista empieza la misma noche electoral del 14 de marzo de 2004, cuando prometió ante toda España: "El poder no me va a cambiar". Continúa en la rueda de prensa de fin de año que ofreció el 29 de diciembre de 2006: "Hoy estamos mejor que hace un año, pero dentro de un año estaremos mejor", sostuvo en relación a ETA. Sólo un día después, los terroristas hacían volar por los aires la tregua en la T-4 de Barajas.

Medio año después, en julio de 2007, sacaba pecho prometiendo el pleno empleo: "Lo enunciaré de forma sencilla pero ambiciosa: la próxima legislatura lograremos el pleno empleo en España. No lo quiero con carácter coyuntural, lo quiero definitivo". Y cómo olvidar aquella que pronunció en su discurso de comienzo del curso 2007-2008 en el Congreso: "El Gobierno ha situado a España en la Champions League de las economías del mundo. En esta Champions League, España es la que más partidos gana, la que más goles marca y la menos goleada".

Llegamos a la campaña electoral de 2008. ¿Se acuerdan de aquello de "yo creo que nos conviene que haya tensión. Yo voy a empezar, a partir de este fin de semana, a dramatizar un poco" que le confesó a Iñaki Gabilondo cuando creía que nadie le oía? Y no podía faltar en el apartado por la boca muere el pez la que probablemente fue su primera frase célebre de la segunda legislatura: "La peor previsión de paro que podamos tener por delante será siempre una previsión de paro mejor que la que mejor tuvo el PP", dijo sin ruborizarse en abril de 2008 en un foro con socialistas de toda España.

Las tiene también filosóficas, como aquella de "la tierra no pertenece a nadie, salvo al viento" con la que sorprendió en la Cumbre Mundial sobre el Cambio Climático celebrada en Copenhague el pasado mes de diciembre. O la que les dirigió a sus compañeros de partido en el último Congreso Federal del PSOE: "Ser optimistas es algo más que un acto de racionalidad: es una exigencia moral". Y aquella de "la patria es libertad". Sin olvidar el pasaje del Deuteronomio que leyó en febrero ante Barack Obama en el Desayuno de la Oración: "No explotarás al jornalero pobre y necesitado, ya sea uno de tus compatriotas, o un extranjero que vive en alguna de las ciudades de tu país. Págale su jornal ese mismo día, antes que se ponga el sol, porque está necesitado, y su vida depende de su jornal".

No podían faltar en esta selección aquellas del Zapatero feminista, demócrata y de izquierdas. Comenzando por ésta que soltó durante una entrevista con la revista Time a la vuelta de su primer verano como presidente: "La igualdad entre sexos es más efectiva contra el terrorismo que la fuerza militar". O ésta con la que justificó ante sus compañeros del PSOE en septiembre de 2005 la subida de impuestos al alcohol y el tabaco: "Disuadir del consumo del alcohol y el tabaco es de izquierdas". Sin olvidar la de "tenemos un Rey bastante republicano", con motivo del 74 aniversario de la proclamación de la Segunda República; y la de "en democracia, nadie es más que nadie salvo quien elige el pueblo", en un mitin en la campaña de 2008 en Dos Hermanas.

Tampoco conviene pasar por alto las del Zapatero ministro de Deportes, el que aprovecha los triunfos ajenos -que últimamente han sido muchos- para sacar pecho. "Detrás vuestro éxito está la fuerza unida de todos los españoles para que la mejor imagen de España brille en todo el mundo", les dijo a los flamantes campeones del mundo de fútbol en una recepción en julio en La Moncloa. "Lo más importante no son los cuántos, sino los cómo y los porqué, y es que más allá de los resultados, los récords demuestran que las circunstancias adversas pueden superarse (...). Cuanto más duras parecen las cosas, más fortaleza parece nacer en nosotros" aprovechó para entonar a modo de resistiré en junio, al entregar a la alpinista Edurne Pasabán la medalla de oro al mérito deportivo.

El Arnaldo Otegi "hombre de paz"; el café al módico precio de 80 céntimos; su lapsus al explicar ante Dimitri Medvedev el acuerdo alcanzado para fomentar el turismo con Rusia -"un acuerdo para estimular, para favorecer, para follar (en vez de apoyar)..."-; y Miguelín ocupan de la decimosexta a la decimonovena posición. Y qué mejor cierre para este artículo que el "buenas noches y buena suerte" con el que el presidente se despidió de la audiencia en el primero de los dos debates televisivos con Mariano Rajoy en la campaña de 2008.

La factura de los Presupuestos
El Editorial La Razón 1 Septiembre 2010

Rodríguez Zapatero tendrá que pasar el Rubicón de la negociación de los Presupuestos Generales del Estado 2011 en situación de debilidada. Del desenlace final de las Cuentas depende en buena medida el futuro del Gobierno. El escenario no es nuevo en cuanto a la aritmética parlamentaria ni a las posibles alianzas, aunque la realidad social, económica y política se encuentre más deteriorada. El año pasado, el PSOE contó con el PNV y Coalición Canaria para derrotar en el Congreso las enmiendas de totalidad que el PP, CiU, UPyD, ERC-IU-ICV y el BNG habían presentado contra el proyecto de Presupuestos para 2010. A día de hoy los indicios apuntan a que el escenario podría repetirse.

Se avecina una intensa negociación con los nacionalistas vascos y canarios, puesto que el resto de grupos ya ha anunciado de una forma u otra sus profundas discrepancias con la política económica del Gobierno. La posición de los partidos catalanes está además comprometida y condicionada por los comicios en aquella comunidad y las estrategias electorales de unos y otros. Por tanto, la situación aboca de nuevo a la repetición del pacto entre socialistas, nacionalistas vascos y los canarios. Esa triple alianza sería suficiente para sacar las Cuentas, porque sumaría 177 votos, por encima de los 175 de la mayoría.

El problema para el presidente es que hasta alcanzar ese compromiso queda un trecho complejo y espinoso. Ya en el mercadeo del pasado año el Gobierno cedió en un asunto tan controvertido como el blindaje del Concierto vasco, por el que las normas tributarias forales sólo pueden ser recurridas ante el Tribunal Constitucional.

En ese tira y afloja, los prolegómenos no son tranquilizadores para quienes pensamos que este Gobierno no es precisamente un guardián inflexible del bien común. La secuencia de los acontecimientos fue que el portavoz del PNV, Josu Erkoreka, amagó el sábado con unas elecciones anticipadas si los Presupuestos no contaban con los apoyos suficientes, o sea, los del PNV, y que Rodríguez Zapatero respondió ayer mismo desde Shanghai con toda una declaración de intenciones a favor de avanzar en las transferencias y el autogobierno del País Vasco. Obviamente, el presidente es muy libre de elegir sus apoyos entre el arco parlamentario y de establecer conversaciones preferentes con quien estime oportuno. Otra cosa muy distinta es que esa alianza nos parezca preocupante y que sea moralmente tolerable arañar los votos necesarios para sacar el proyecto de turno al precio que sea.

Todo hace indicar que Rodríguez Zapatero superará la reválida de los Presupuestos, porque los precedentes demuestran que el presidente sabe ganarse los votos necesarios. Pero más allá de la suerte parlamentaria de una votación, el factor de mayor calado en todo este proceso es que se perpetuará una política fracasada en una situación marcada por las dificultades y las urgencias. Lloverá sobre mojado para un país abocado a la crónica adversidad.

PNV
La ruptura social de Zapatero
Emilio J. González Libertad Digital 1 Septiembre 2010

Que al presidente del Gobierno todo le importa un bledo con tal de mantenerse en el poder es algo ya de sobra sabido. Que su política es completamente antisocial lo demuestran claramente las escandalosas cifras del paro, por mucho que se le llene la boca con la palabra ‘social’. Ahora puede rizar el rizo y no sólo tomar una nueva decisión tan insolidaria como las que adoptó en relación con el estatuto catalán, sino que, una vez más, y con la misma medida, puede dar un nuevo y duro golpe a las costuras de España, ya muy resentidas desde que Zapatero llegó al poder. Se trata de la posible cesión al País Vasco de la gestión de las pensiones a cambio del voto del PNV que salve los presupuestos para 2011 y al propio Ejecutivo. Hacerlo sería una grave irresponsabilidad.

Ceder la gestión de las pensiones implicaría romper la caja única de la Seguridad Social. La caja única garantiza que aquellos territorios en que los ingresos por cotizaciones sociales no alcancen para pagar las pensiones cubren su déficit con las transferencias de recursos procedentes de regiones más ricas que realiza el sistema público de pensiones. Es, por tanto, un mecanismo de cohesión social y, a través de él, de unidad de España. El riesgo que se corre es que si ahora se cede esa gestión a una comunidad como el País Vasco, que tiene régimen foral y, por tanto, que establece y recauda todos los impuestos estatales en su territorio y luego cede al Estado una parte, el denominado cupo vasco, el Gobierno regional pueda decidir subir las pensiones públicas vascas y financiar ese incremento con el dinero que transfiere al Estado, reduciendo éste y, por tanto, los ingresos de la Seguridad Social estatal. Vamos, que se utilizaría ese dinero para que los jubilados vascos cobren más en detrimento del resto, rompiendo de esta forma el mecanismo de solidaridad interterritorial que supone la caja única de la Seguridad Social.

Esta política conlleva varios peligros. El primero de ellos es que esa cesión implique que otras autonomías demanden, y consigan, lo mismo, especialmente Cataluña, que viene reivindicando esta transferencia desde hace tiempo para que sus pensionistas vivan mejor a costa de romper el principio de solidaridad territorial. Eso implica que lo que quedara de Seguridad Social tendría menos ingresos para financiar las pensiones en regiones donde, por su bajo nivel de renta o por el envejecimiento de su población, los ingresos por cotizaciones no alcanzan, ni de lejos, para pagar esta prestación social, con lo cual, o se baja la pensión, empobreciendo a los jubilados, o se suben las cotizaciones, dando lugar a aumentos del paro y procesos de deslocalización de empresas hacia los territorios con cotizaciones sociales más bajas, lo cual agravaría aún más el problema. Siempre se podría pensar que el presupuesto del Estado podría actuar como mecanismo compensador, pero tal y como lo está dejando Zapatero, cargado de deudas y más deudas, este instrumento no cuenta ya con capacidad para asumir ese tipo de compromisos. En consecuencia, la ruptura de la caja única de la Seguridad Social empobrecería a los más pobres para enriquecer a los más ricos. Esta es la política social de ZP, que sacrifica todo, incluso sus principios, a su afán desmedido por permanecer en el poder cueste lo que cueste. Y ya empezamos a vislumbrar lo muy onerosa que va a resultar la factura si alguien antes no le pone remedio.

Además, la Seguridad Social, al mantener la caja única y establecer los mismos criterios para la percepción de una pensión pública en todo el territorio nacional, es uno de los pocos elementos, y de los más importantes, que aún preservan la unidad de España. Con una unidad de mercado hecha añicos completamente a cuenta del disparate de las diferentes regulaciones autonómicas sobre casi cualquier aspecto de la vida económica del país, la Seguridad Social se erige como una de las pocas costuras que aún mantienen unido todo esto, a través de su carácter de elemento de solidaridad interterritorial. Pues bien, Zapatero está a punto de darle el tijeretazo definitivo y desvertebrar el país un poco más de lo que ya lo está haciendo, que es mucho.

La única esperanza es que, ante semejante ejercicio de irresponsabilidad y egoísmo político, los socialistas vascos, que ya se han pronunciado en repetidas ocasiones en contra de romper la caja única de la Seguridad Social, se nieguen a aceptar la propuesta de Zapatero y den al traste con sus planes. La cuestión es si serán capaces de llegar tan lejos, sabiendo como saben que ello puede implicar un duro golpe para el Gobierno nacional y, en última instancia, el adelanto de unas elecciones que el PSOE puede perder.

Catalán obligatorio también en la universidad
EDITORIAL Libertad Digital

El notorio independentista Xavier Sala i Martín ha criticado el anuncio por parte del Gobierno de Montilla de obligar a los profesores universitarios a tener aprobado el examen del nivel C de catalán. Para el economista "autoimponer una barrera lingüística es de locos" y rebajaría notablemente el nivel de la universidad catalana. Por su parte, asegura que él jamás hará el examen y si intentan obligarlo dejará de enseñar en la Pompeu Fabra para limitarse a seguir haciéndolo en Estados Unidos.

No cabe duda de que la posición del economista demuestra una notable incoherencia. Sus excelentes argumentos son igualmente aplicables a muchos otros ámbitos. La universidad perderá profesores excelentes si impone esa obligación, sin duda, del mismo modo que la sanidad perderá buenos médicos, la economía buenos empresarios, etc. Pero nunca le han preocupado las imposiciones en otros ámbitos. Sólo cuando le afecta personalmente parece haberse dado cuenta de las perniciosas consecuencias de la falta de libertad lingüística.

Este último decreto del tripartito no es sino una vuelta de tuerca más en el proyecto totalitario en marcha desde los años 80 en Cataluña. El manifiesto de los 2.300 cumplirá 30 años en unos pocos meses, y desde entonces todo ha ido a peor. Con la patética excusa de la "pluralidad", los gobernantes catalanes no han hecho sino procurar construir una nación monolítica a base de leyes, denuncias anónimas y la marginación de la lengua más hablada en la región. Todo ello con el beneplácito, cuando no con la complacencia, de los diversos gobiernos que ha tenido España en este tiempo, más interesados en sus necesidades a corto plazo que en el futuro del país al que decían servir.

El estatuto nunca fue un punto de llegada sino una estación más del camino. Con o sin él, un tripartito necesitado de un último triunfo en el difícil juego del "yo soy más nacionalista que tú" ha decidido atacar la universidad. Lo ha hecho con la torpeza propia de un Ejecutivo que, además de todo, es profunda y completamente inútil. Así, aún no sabemos a qué profesores afectará, si un Premio Nobel podrá hacer carrera en la universidad catalana sin hablar la lengua impuesta por el nacionalismo o si se le impedirá. Sala i Martín ha recordado que en un cuarto de siglo enseñando en Estados Unidos nadie le ha exigido que se examine en inglés. Tampoco existe obligación de pasar ninguna prueba de castellano para enseñar en España. Es la diferencia entre países que son o quieren ser cosmopolitas y regiones que han preferido optar por el aldeanismo, la cerrazón y, por tanto, la incultura.

El nacionalismo catalán, con el aplauso o indiferencia de sus gobernados, ha optado por la autarquía del idioma, el aislamiento de la aldea. El problema es que no es una opción voluntaria, sino impuesta a quienes no comulgan con sus ideas y ansían respirar un poco de libertad. Ni la Constitución ni las leyes lo han impedido, y el TC ha consagrado casi en su totalidad ese camino, confirmando que la desigualdad de los españoles ante la ley es un principio rector del régimen. La obligación de hacer pasar un examen de catalán a los profesores universitarios es un paso más, que casi se diría insignificante. Aunque a estos, que callaron cuando no aplaudieron otros atropellos similares, les parezca el colmo de la insensatez.

La Tercera Guerra Mundial ha empezado
Francisco Rubiales Periodista Digital 1 Septiembre 2010

La Tercera Guerra Mundial ha empezado y enfrenta ya, en muchos países, a ciudadanos libres contra partidos políticos y gobiernos abusivos, corruptos e ineficaces.

Somos muchos los que creíamos, desde hace muchos años, que la Tercera Guerra Mundial enfrentaría a los ciudadanos libres contra los partidos políticos y los gobiernos abusivos, corruptos e ineficaces que tienen que soportar contra su voluntad. No la imaginábamos como una guerra clásica, sino como una "rebelión mundial" cívica contra opresores y sátrapas más o menos hipócritas y travestidos de demócratas. Pues bien, esa guerra ya ha conmenzado y, efectivamente, enfrenta a los ciudadanos libres y demócratas con los partidos políticos y gobiernos que vulneran las reglas de la democracia, son ineficaces, abusan del poder, esclavizan al ciudadano y contaminan de corrupción a la sociedad.

Por el momento, esa guerra se mantiene en una etapa de baja intensidad, ignorada por la mayoría de los ciudadanos, pero ya se han librado las primeras batallas y el conflicto, sin duda, seguirá incrementando su intensidad constantemente, durante toda la primera mitad del siglo XX, hasta que, a mediados del presente siglo, aproximadamente, los ciudadanos alcancen una victoria casi completa, logrando que la democracia sea reformada en buena parte del planeta y esa política actual dominante, basada en el privilegio de los que mandan y en la primacía de los intereses de los partidos sobre el bien común, sea arrojada al lugar que merece: el basurero de la Historia.

Por desgracia, no todos los ciudadanos están en el bando rebelde. Hay multitudes de esclavos sometidos que apoyan a las castas políticas y traicionan a la ciudadanía. Si usted quiere saber en qué bando está, sepa que el principal rasgo común de los ciudadanos libres y rebeldes es que son gente insatisfecha. Si se siente indignado ante el comportamiento de los políticos y los privilegios injustos de la "casta", entonces milita en el bando de la ciudadanía libre y la democracia. Si le parecen tolerables y admisibles la corrupción, la arbitrariedad, el abuso y la ineficacia del poder político, entonces usted está sometido, al servicio del poder y en contra de la rebeldía ciudadana, de la democracia y la decencia. Es así de sencillo.

El derecho a rebelarse contra los gobiernos inicuos ha quedado reconocido por la inmensa mayoría de los pensadores políticos a lo largo de la Historia, entre los que destaca el filósofo Jonh Locke, y por miles de textos, algunos tan prestigiosos como la Constitución de los Estados Unidos de América.

Ante la rebeldía de los ciudadanos que ya no estamos dispuestos a seguir tolerando el abuso y la ineficacia de las castas gobernantes, los partidos políticos, que se sienten amenazados, tienen que elegir entre tres opciones:

La primera consiste en abandonar el abuso, asumir la legalidad y retornar a una democracia de hombres y mujeres libres, férreamente controlada por la ciudadanía, donde los gobiernos y los partidos quedarán con sus poderes muy limitados y sometidos a la inexorable tutela del ciudadano, que es el soberano del sistema y el único que otorga o quita legitimidad al poder político.

La segunda opción consiste en refugiarse en el "Estado Matón", donde la casta política utiliza todos los recursos del Estado para mantenerse en el poder sin renunciar a sus privilegios y a la política inmoral, abusiva y anticiudadana que despliegan, utilizando, incluso, el miedo, la violencia y el asesinato para doblegar a los ciudadanos y controlar el poder.

La tercera opción es la del "Estado Cínico", donde los gobernantes inicuos utilizan el engaño, la mentira, la falsa sonrisa y, sobretodo, el dinero público para mantener en el poder, controlar a los ciudadanos y mantener vigente sus democracia degradadas por la corrupción, el abuso de poder, los privilegios de la "casta" política y la ausencia de ciudadanos, debate y controles democráticos.

La primera opción será la que triunfe, después de intensos, aunque incruentos debates y reflexiones colectivas, en los países más avanzados y democráticos del mundo actual, donde sus gobernantes entenderán, sin oponer demasiada resistencia, que los ciudadanos libres y honrados tienen razón al querer imponer una democracia más auténtica y limpia.

La segunda opción es la que están adoptando hoy las castas políticas más antidemocráticas, despreciables y obtusas, a las que no les tiembla el pulso a la hora de aplastar a sus propios ciudadanos antes que admitir reformas que limiten sus privilegios y dominio ilegítimo. El venezolano Hugo Chávez, los hermanos Castro, en Cuba, y la banda comunista que gobierna el gigante chino son los máximos exponentes mundiales, junto con regímenes como los de Irán, Siria y otros totalitarios, del "Estado Matón" que utiliza sus recursos y armas contra su propio pueblo.

La tercera opción, más sutil, pero con el mismo hedor totalitario e igualmente antidemocrática, prefiere utilizar otros recursos para reprimir, confundir, desorientar, enfrentar y castrar a sus propios pueblos, manteniendo el poder corrupto, abusivo e ineficiente gracias al auxilio del engaño, la mentira, la sonrisa, el control de los medios de comunicación y de la propaganda y, sobre todo, el dinero público, que gasta a manos llenas para incrementar sus privilegios, para comprar voluntades y para apuntalar su poder clientelar. El español José Luis Rodríguez Zapatero es el máximo exponente mundial del "Estado Cínico", portador la más sutil, peligrosa y anticiudadana estrategia de lucha, capaz de engañar a muchos ciudadanos que, víctimas de las sonrisas, los engaños y la brutal propaganda, no perciben la corrupción, el mal gobierno, la perversión del sistema democrático y el despiadado dominio de los hombres y mujeres libres que encierra el cinismo.

Curiosamente, los partidarios del cinismo y los que optan por el "Estado Matón" suelen ser amigos y aliados, conscientes de que luchan contra el mismo adversario, que es la libertad, la verdadera democracia y la participación del ciudadano en una la política que ellos quieren mantener, a toda costa, como monopolio. Así se explican fenómenos que para algunos ilusos insconcientes son inexplicables, como la distancia, cada vez mayor, que separa al actual gobierno de España de democracias europeas como las de Alemania, Francia e Inglaterra y la estrecha amistad y cooperación del teóricamente democrático gobierno español de Zapatero con tiranos y sátrapas mundiales como los hermanos Castro, Hugo Chávez, el sultán de Marruecos, lo dirigentes comunistas chinos y muchos otros.

Voto en Blanco

Retazos de soberanía
Miguel Durán. www.gaceta.es 1 Septiembre 2010

Zapatero dará a los del PNV lo que le pidan, incluso la cabeza de Patxi Lopez.


Montilla y ZP se parecen, pero no sólo en que dicen ser socialistas sino, ahora, en que ambos prolongan la agonía de sus Gobiernos y de sus ciudadanos: el primero, porque retrasa las elecciones catalanas hasta el límite máximo y, el segundo, porque se mantiene en el poder condenándonos a todos a seguir en caída libre. ¡Que la Historia y los ciudadanos los condenen y los maldigan!

ZP dice que el futuro de España es grande, como el robot de la Expo china, Miguelín. Y yo digo que él es pequeño y venenoso como mordedura de víbora. Lleva inoculándonos el tóxico de su ineptitud, de su hiperambición, ya por más de seis años, y será capaz de “hacer lo que sea y como sea, cueste lo que cueste” (que son sus frases favoritas), con tal de no anticipar elecciones. España y los españoles le importamos un carajo.

ZP dará a los del PNV lo que le pidan, incluso la cabeza de Patxi López (le van los chantajes); y dice que Aznar, en 1996, también hablaba catalán en la intimidad (y es verdad que el del bigote dijo esa necedad). Pero lo que oculta es que, entonces, había un proyecto de Gobierno serio y, ahora, sólo quedan los restos del naufragio del de la ceja.

Dicen que hay más de cien mil millones en dinero negro, pero nadie tiene capacidad para cazar a los defraudadores ni –lo que es aún más absurdo– tampoco para atraerlos mediante una regularización fiscal. Mucho más que los defraudadores (que se defienden diciendo que no quieren dar dinero a Gobiernos derrochadores), me preocupan los hipócritas e inútiles que nos gobiernan y los timoratos que dicen oponérseles.

¡Agárrese que vienen curvas! Dicen los expertos que lo más duro de la crisis está por llegar; y, entre tanto, usted y yo (claro está que porque nos obligan), a pagar impuestos y a ver cómo los que mandan se lo dan a sus amiguetes en forma de subvenciones inacabables e injustificables. ¿Le parece razonable? A mí no; así que habrá que ir pensando en algo realmente útil para no seguir haciendo el primo.

El País
El Chafardero me promociona
Pío Moa Libertad Digital 1 Septiembre 2010

Un amigo me envía un recorte de El Chafardero Indomable, alias El País, con un artículo de José María Izquierdo, quien, leo en internet, es un brillante directivo propagandístico de PRISA. Por lo visto, ha estado escribiendo antes sobre Jiménez Losantos, Ussía, César Vidal y Carlos Dávila, y ahora me obsequia con el correspondiente escrito, titulado El historiador de la casquería, que me permito recomendar.

Un observador superficial podría creer, por el título y otras expresiones, que el señor Izquierdo me es hostil; una lectura más atenta demuestra enseguida lo contrario. El periodista me cita de manera insuficiente pero con básica corrección, es decir, no desvirtuando o colocando fuera de contexto (bueno, solo un poquito) mis palabras.

Adorna las citas con una especie de grititos escandalizados tipo "¡Qué barbaridades suelta este historiador de casquería!"; "¿Cómo se atreve a decir tal cosa?"; "¡Cuánta víscera, sangre maloliente, sapos viscosos...!", en fin, cosas de esas. Ello puede impresionar a mentes obtusas, pero, fíjense, el señor Izquierdo en ningún momento se plantea rebatir mis expresiones ni afirma siquiera su falsedad. De hecho, cualquier persona sin anteojeras solo puede ver que las frases que él recoge de mi blog expresan la más contundente realidad: el Gobierno colabora con el terrorismo, con las dictaduras y cleptocracias del Tercer Mundo, conculca la Constitución, comparte la mayor parte de la ideología con la ETA; el Frente Popular era ilegítimo y antidemocrático, la ley de memoria histórica es totalitaria y pretende equiparar a las víctimas inocentes de la represión con los asesinos chekistas abandonados por sus amos; la paz y la democracia actual –lo que queda de ella– vienen del franquismo; la homosexualidad no vale lo mismo que la sexualidad normal entre hombre y mujer, etc. La inepcia intelectual, la demagogia vacua de nuestra descerebrada progresía nunca ha podido refutar o desmentir uno solo de estos asertos, y nuestro buen Izquierdo lo sabe perfectamente; así, las citas se imponen por su evidencia, y eso es lo importante del artículo.

Por ello sospecho que el articulista está cambiando de bandera: su truco es muy fácil y conocido. Es el que, en épocas o lugares de censura, se ha utilizado siempre para "colar" verdades molestas: se las expone tal cual, pero rodeándolas de expresiones indignadas: "¿Será posible? ¡Fijaos en lo que dice... Es intolerable!", etc. A menos que los asiduos de El Chafardero estén ya por completo estragados, muchos se fijarán, efectivamente, en "lo que dice", querrán leer más y posiblemente no lo encontrarán tan "intolerable".

En fin, muchas gracias, señor Izquierdo, y cuídese de de sus jefes, que quizá quieran hacerle alguna observación.

Incógnitas
Reabrir el 11-M
Gabriel Moris Libertad Digital 1 Septiembre 2010

Todas las investigaciones se han dirigido hacia la vía islamista y los resultados hasta hoy no la confirman ni como la única ni como la más fiable. El próximo día 11 de septiembre se cumplen seis años y medio del atentado. Los autores del mismo, no identificados, pueden darse por satisfechos pues, según mi percepción, hasta hoy están consiguiendo los objetivos –de anonimato e impunidad– que sin duda se fijaron. La actitud del denominado estado de derecho, silenciando y olvidando la masacre, es incomprensible desde cualquier punto de vista. Los tres poderes que conforman dicho Estado han perpetrado un simulacro de búsqueda de la verdad, pero cuál no será la gravedad de la misma, que han preferido desistir de todo intento serio para desvelarla y tratarla con el rigor que merece, a pesar de ser el mayor atentado político de nuestra historia.

El cuarto poder, aliado inseparable de los más poderosos, ha contribuido de forma decisiva a difundir la mentira narrada, así como al silencio y los olvidos posteriores. En este ámbito, es justo reconocer la excepción de algunos medios de comunicación y de algunos profesionales libres y de recta conciencia. Gracias a ellos hemos podido conocer con pruebas sacadas del sumario, de la comisión parlamentaria de investigación, del juicio y de la sentencia, que la denominada versión oficial de los hechos no aguanta un análisis riguroso y no está apoyada en pruebas y hechos incontrovertibles.

Según George Orwell, ex brigadista en España durante la Guerra Civil, "el lenguaje político está diseñado para que las mentiras parezcan verdades, el asesinato una acción respetable, y para dar al viento apariencia de solidez".

Si el crimen perpetrado el fatídico 11 de marzo fue un atentado político, el lenguaje utilizado desde aquel día respondió a un lenguaje político. Todos lo recordamos. "Ha sido un atentado de ETA". "En los trenes han aparecido terroristas suicidas". "Ha sido un atentado islamista relacionado con la guerra de Irak". "Si el atentado se ha cometido con Goma 2 ECO la autoría es islamista, y si se trata de Titadyn es imputable a ETA". "Pásalo, pásalo".

Podríamos citar muchísimas más frases y gestos con los que se trataba de confundir a unas víctimas abatidas por la tragedia y a un pueblo que de la noche a la mañana se encontró huérfano de una clase política que sólo pretendía alzarse con el triunfo en las elecciones celebradas tres días después. Total, para introducir los cambios sociales y políticos sobrevenidos. Pasados seis años y medio y después de la sentencia ratificada por el Tribunal Supremo, podemos constatar que las mentiras parecen verdades, pero el hecho es que desconocemos la verdad de lo ocurrido. Fecha inolvidable para algunos de nosotros y merecedor del más absoluto olvido para nuestros representantes políticos, legislativos y judiciales. "España no se merece un Estado que nos mienta". Esta podría ser la frase actualizada del Sr. Rubalcaba.

El asesinato masivo se nos presentó como un hecho respetable y que respondía a una lógica: Irak, las Azores, la explotación del mundo musulmán por Occidente, etc. Las condenas hacia los terroristas fueron menos enérgicas que hacia los que ejercían la acción de gobierno. El juicio de la Casa de Campo se realizó bajo una instrucción que no podría resistir un análisis mínimamente serio. Todo lo realizado en torno al atentado ha sido una auténtica "burbuja gaseosa" para darle a las investigaciones y al tratamiento judicial una apariencia de solidez y de veracidad. Por tanto, la cita de Orwell resulta aplicable a los crímenes del 11-M. Parece que respondieran a una patente de determinados grupos a los que les resulta casi imposible cambiar los viejos métodos utilizados para sojuzgar al pueblo llano.

Al día de hoy, seguimos sin saber la verdad y el proceso judicial parece cerrado con el beneplácito de todos, víctimas, ciudadanos, clase política y sus múltiples terminales mediáticas. No obstante, desde la pérdida de nuestro hijo para nosotros no existe nada más importante que aclarar la masacre y castigar a los responsables, tanto de su ejecución como de su ocultación. Pedimos con todas nuestras fuerzas y con toda nuestra energía que se abra de una vez por todas la investigación del 11-M. Sin conocer la verdad, España seguirá sin argumentos para demostrar que en ocasiones se comporta como un colaborador más o menos fiel del terrorismo.

Tras la búsqueda de una paz ficticia
David Adael Minuto Digital. 1 Septiembre 2010

Este atentado, en vísperas de las negociaciones de paz entre árabes e israelíes que tendrá lugar en Washington D.C. el próximo día 2 de septiembre, demuestra una vez más la negativa árabe y musulmana de querer lograr una paz, en cualquier rincón del planeta.

Lo digo una y otra vez, el mundo árabe y musulmán no quiere la paz.

El mundo árabe y musulmán ansía en reconquistar todo a su paso. Islamizarlo. Teocratizarlo. Su Corán lo exige. Quieren apropiarse de más y más terreno como está ocurriendo en Ceuta y Melilla, Cachemira, Chechenia, Timor Oriental, China, etc. O islamizar aun más, si cabe, países como Sudán, Uganda, Malí, Mauritania y toda la zona del Magreb que ha jurado recuperar por la fuerza no solo las ciudades españolas del norte de África, sino también la antigua Al-Andalus. La estrategia de este nuevo totalitarismo también consiste en superar demográficamente países europeos como Holanda, Bélgica o Francia y así aplastar el sistema Libre de vida occidental. Ya nos lo vienen advirtiendo a los europeos. “Nos aprovecharemos de vuestra Democracia para destruir vuestra Democracia” es sin duda el pilar para este nuevo fascismo global.

La ciudad de Hebrón no es sino, un intento mal-logrado de islamizar Oriente Medio, en este caso la tarea es del terrorismo palestino de apropiarse de una tierra que no le pertenece.

Hebrón fue judía 2.500 años antes de que el islam existiese. Ahora pretenden hacer creer al mundo que dicha tierra es “palestina” cuando siquiera hubo una nación denominada como tal.

Cuando el Primer Congreso de Asociaciones Musulmana-Cristianas se reunión en Jerusalem en 1919 para elegir representantes de Palestina a la Conferencia de Paz de País, escribieron; “Consideramos Palestina como parte de la Siria árabe, ya que nunca se ha separado de ella en ninguna época. Estamos conectados con ella por vínculos nacionales, religiosos, lingüísticos, naturales, económicos y geográficos1”.

Auni Bey Abdul-Hadi, un lider local árabe afirmó en 1937 “no existe tal país (como palestina), palestina es un término que inventaron los sionistas. No hay ninguna palestina en la Biblia. Nuestro país fue durante siglos parte de Siria2”.

Hebrón empieza a formar parte del pueblo judío hace más de 4.000 años, cuando el Patriarca Abraham compró a Efron el Hitita la cueva de Majpelá para sepultar a su viuda, la Matriarca Sara.

Este es el primer contrato de compra-venta registrado en la historia del pueblo judío y desde entonces incontables generaciones de judíos han vivido ininterrumpidamente en esta tierra, hasta el año 1929 (d.e.c) cuando el Gran Mufti de Jerusalem, Amin al Hussein, quien era recibido siempre con honores en Berlin por Adolf Hitler, decretó un progromo que acabó con la muerte 135 judíos y de toda la presencia judía de la ciudad de Hebrón a consecuencia de la limpieza étnica.

Tras la victoria israelí en la Guerra de los Seis Días de 1967 y su anexión a Judea y Samaria (Cisjordania), el Estado hebreo recuperó de nuevo la ciudad de Hebrón y quienes salvaron sus vidas 42 años atrás, regresaron de nuevo a su hogar. Hoy día son llamados despectivamente como “colonos”.

Hoy Hebrón cuenta con 600 judíos que viven en el centro histórico de la ciudad y otros 7.000 en el asentamiento Kyriat Arba -קריאת ארבע (fundado en 1968)

Los israelíes conocen el problema y saben que hay que luchar contra el. Defienden la Libertad y la Democracia frente a quienes instauran tiranía y opresión. Tienen valores, esperanzas que inculcan a sus hijos y juntos, padres de hijos, consiguen frenar el avance del terror islamofascista. El precio que pagan es muy alto y lo saben, pero no tienen más remedio que sobreponerse. Israel es el último bastión de Libertad en Oriente Medio. Cuidémoslo.

Gadafi declaró hace pocas horas; “El islam debe de ser la religión de Europa”

¿Dejaremos que esto ocurra? Dependerá exclusivamente de nosotros mismos. Ya no habrá un Israel al que culpar.

Tostones y Sahara
Alfonso Ussía La Razón 1 Septiembre 2010

José Luis Martín Prieto, el gran gordo emboinado, les dice «buenudos». Son los turistas solidarios, los pelmazos de las caravanas asistenciales que se bastan y sobran con asistirse a ellos mismos. No falta la buena voluntad en algunos de sus componentes, y sobra la vanidad y soberbia de los que quieren demostrar que son buenísimos y arrojados. En el fondo, como tantas actitudes sujetas al ridículo, son piedrecillas sueltas del derribado muro de Berlín. Piedrecillas, ripios, cascotes que se pintaron de ecologistas «sandía», de feministas fundamentalistas y de «buenudos» solidarios. Otros están en el cine y en los grandes negocios «de izquierdas».

La trifulca del Aaiún. Cuando aún el Sahara español era colonia, y posteriormente provincia, mi corazón estaba con los saharauis. Pero con reservas. El Frente Polisario, apoyado por la URSS y armado por Argelia, no colaboró con España para fortalecer su libertad de elección en la descolonización. Murieron soldados españoles en el desierto. Marruecos reclamaba los territorios del Sahara y España optó por el abandono. La ONU, como era de esperar, se mostró incapaz, y todavía sigue pomposa y solemne proclamando su incompetencia. Hay saharauis partidarios de Marruecos y otros de la independencia. Pero no hay malos y buenos.

Eso habrían de saberlo los «buenudos», los solidarios calentados en las ardientes arenas del Aaiún. Los saharauis independentistas del Polisario hicieron lo que estaba en sus manos para imposibilitar una transición normal. Incluso la celebración de un referendo en los meses posteriores a la deserción española. No era de recibo el apoyo de España a quien nos trataba a tiros con proyectiles soviéticos. Y el mundo occidental, es decir, los Estados Unidos de América, que no España, respaldaron al Reino de Marruecos en su afán de expansión. Aquella Marcha Verde, tan bien organizada por los americanos con Franco en plena agonía, le hizo ver a España que su voluntad era un asunto de importancia cuestionable. El Polisario ya se había equivocado. Se movían sus representantes en Madrid a las órdenes de Sergio Bogomolov, embajador de la URSS, y de Khaled Kheladi, embajador de Argelia. Tomaron posición en el tablero de ajedrez y perdieron la partida.

Si el Frente Polisario, con el que no estaba de acuerdo una buena parte del pueblo saharaui, no hubiese centrado su agresividad revolucionaria contra esa España que ya se iba, podrían haber cambiado algunas posiciones en el mundo occidental. Pero se alineó erróneamente con quienes principiaban su desmoronamiento. Y perdieron. No es así porque así parezca, juego de Pirandello; así es porque así sucedió, y una buena parte de la culpa la tienen los que hicieron ver a los polisarios que su enemistad con la libertad de Occidente les llevaría a conquistar la suya. El Sahara español es actualmente Marruecos porque los saharauis no supieron encontrar su sitio. Y cuando se pierde el sitio, recuperarlo es complicado.

El Frente Polisario, enemigo irreconciliable de Marruecos, actuó como el mejor aliado del Rey Hassán. Y éste, inteligente y sin escrúpulos, se merendó el Sahara y sus riquezas en menos tiempo de lo que dura una puesta de sol en el Atlántico. Ahora, los «buenudos» se apasionan por lo que no defendieron en su día, los «buenudos» son hijos desperdigados, piedrecillas sueltas del Muro que la libertad derrumbó. Y cuando se han apercibido de ello, ya es tarde. El Sahara que España pudo dejarles es ya territorio marroquí. Y ni Aminatu ni vainas. En el Aaiún lo han comprobado.

¿Por qué el PSC es nacionalista? (IV)
Jesús Royo Arpón www.lavozlibre.es 1 Septiembre 2010

Cataluña fue el único lugar del mundo en el que se puso en práctica la Acracia, la revolución anarquista, el año 1936. Pero el balance no pudo ser más pobre: fuera del entusiasmo inicial, la economía cayó, la guerra se perdió y los crímenes de los comités y las milicias populares acabaron de corromper la teoría de la fraternidad universal. El comunismo libertario se consumió en las mismas hogueras que encendía: iglesias, fábricas, instituciones, dinero, mercado. Tanto esfuerzo, tantas esperanzas de tantos años y de tanta gente, al final ardió como un montón de paja, dejando tras de sí el sabor ácido del humo, de la nada. Y de paso, quemó también el crédito que podía tener -y de hecho tenía- la República, como poder legítimo. Franco tuvo en los incendiarios anarquistas a sus mejores colaboradores para deslegitimar la causa del Estado de Derecho.

Las paradojas suelen ser crueles, y ésta no lo es poco: la revolución anarcosindicalista era internacionalista, en principio, pero tal como se llevó a cabo en Cataluña el año 36 impidió de facto la ayuda internacional, la solidaridad de las democracias de Occidente. Lo que debía presentarse como la defensa del poder legal frente a una sublevación cuartelera, pasó a ser, a los ojos de los estados democráticos, una guerra civil entre dos facciones locales y equiparables. Lo cual les llevó a la postura de la no-beligerancia: fatal para la República. Podemos recriminar amargamente a las democracias occidentales que no supieran ver -o no quisieran ver- que la Guerra Civil española era el primer acto de la Segunda Guerra Mundial, que las implicaba a todas ellas, que la no-beligerancia era la táctica del avestruz. Pero la verdad es que los líderes revolucionarios no supieron estar a la altura de las circunstancias. En la pasión por liquidar el poder burgués, liquidaron también su propio futuro. Y el de todos.

El franquismo sin duda ha sido -y no digo fue, porque sus efectos todavía persisten- la etapa más siniestra de la historia de España. No sólo por la cruel represión, los doscientos mil fusilados, los quinentos mil exiliados, los infinitos años de cárcel de todos los presos políticos, la tortura y la miseria. Que no es poco, pero no es todo. Franco, además de un asesino dotado de una insensibilidad patológica para la muerte (la muerte de los demás: en su larga agonía se lamentaba de lo duro que resultaba morirse uno mismo) era una nulidad como político, como ideólogo, como orador, como economista, o simplemente como hombre culto. Su única escuela fue el tabor de regulares y el tercio de la legión, en la guerra de África. El único argumento en el que creía de verdad era la fuerza, la fuerza del sargento sobre la tropa acongojada. La España de Franco fue un inmenso cuartel africano de silencios comprados a base de miedo, en un festival de desfiles, vítores y fe en el mando. El miedo se extendió entre el pueblo como un aceite venenoso. Nos acostumbró al disimulo, o peor -síndrome de Estocolmo, le llaman- a encubrir el miedo con adhesiones aparentemente sinceras: si la gente vitoreaba a Franco, se decía que era por el cariño del pueblo al Caudillo, y no por el simple, crudo y elemental miedo leporino. Y encima, la cultura del Régimen era de una ramplonería insultante. En fin, pura corrupción moral, cochambre absoluta.

Estos dos hechos, el vacío posrevolucionario y la huella profunda del franquismo, fueron determinantes en el resurgir del nacionalismo en los años sesenta. Pero contó con una reformulación inteligente por parte de Jordi Pujol, que lo hizo de nuevo viable, y a la larga, como estamos viendo, triunfante. Mañana más...

Obama, negro y nada más
Salvador Sostres El Mundo 1 Septiembre 2010

Obama no está a la altura de ser presidente de los Estados Unidos. Le votaron por ser negro y hay que reconocerle que negro, lo que es negro, no ha dejado de serlo. Esta era su promesa: el primer presidente negro. Y toma el presidente negro. Pero negro y nada más. Porque por lo demás, parece no comprender lo que América significa y representa, la idea de libertad en la que su país se basa y con la que lleva más de 200 años iluminando al mundo. Obama no está a la altura de la gesta diaria que conlleva ser el líder del mundo libre. No es capaz de entender cuál es su misión, su cometido.

Abandonar Irak es de cobardes y una total traición a la democracia y a la libertad. De cobardes porque América no puede ser el tipo que se va cuando las cosas se ponen feas (de hecho, en Irak, nunca han dejado de estarlo). La traición de dejar un país entero a merced de las fechorías de terroristas fieles al exdictador es imperdonable, una enorme crueldad y no es americano despreocuparse de la libertad de un modo tan barato.

Por querer gustar a los débiles mentales que le votaron, Obama juega a hacerse el pacifista y el socialdemócrata, pero no es más que un patán que degrada América al nivel de su inconsistencia. Por ser negro y hacer discursos bonitos algunos le convirtieron en esperanza; y en mito, antes de que hiciera nada. Hasta un premio Nobel, le dieron, sin bajar del autocar.

Su presidencia relativista, cobarde e intervencionista está siendo uno de los momentos de más bajeza moral que ha conocido América. Marcharse de Irak para contentar a cuatro pacifistas tan burros como él es una irresponsabilidad y una indecencia. Es hacerle el juego a los terroristas y darles alas.

La libertad está más desprotegida que nunca con este vendedor de crecepelo de las rebajas presidiendo América. Abandonar Irak es como ir a dejar flores al mausoleo de Sadam. Flores negras, naturalmente

Marruecos nos insulta y el Gobierno español le regala 400 millones de euros
Redacción. Minuto Digital 1 Septiembre 2010

Insultos, boicot comercial a Melilla, malos tratos y abusos policiales por parte de Marruecos con los españoles que visitan el Sáhara no importan para el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, que está dispuesto a olvidarlo todo, dando incluso la razón a Rabat si es necesario, con tal de mantener ‘buenas relaciones’.

El Ejecutivo socialista ha convertido a Marruecos en el segundo país del mundo que más ayuda española recibe en los últimos años. Más de 500 millones de euros desde su llegada al poder y, lo más llamativo, es que lejos de frenarse, la tendencia va en aumento.

Según informan Javier Romera y Alejandra Ramón para el Economista, el Gobierno duplicará esta legislatura el dinero que regala a Marruecos. Las cifras del próximo año todavía no se conocen, pero el Plan Director de Cooperación Española 2009-2012 califica al reino alauita como un destino prioritario para la ayuda al desarrollo, con lo que es normal que se mantenga la media de los últimos años. ¿Y la consecuencia?

Pese a la crisis económica que golpea a España, nuestro país entregará a fondo perdido cerca de 400 millones al Ejecutivo marroquí, prácticamente el doble que en la legislatura anterior y cuatro veces más de lo que entregó el PP durante sus últimos cuatro años de Gobierno.

Los socialistas entregaron durante la primera legislatura algo más de 200 millones a Marruecos, pero a partir de la actual, la cantidad anual supera ya de media los 100 millones. Prácticamente todo vale: ayudas para la reproducción y educación sexual; planes de igualdad para la mujer marroquí; planes culturales; infraestructuras; y hasta casas con placas solares en el desierto… Pero parece que al Gobierno español no le basta con las ayudas.

El PP critica al PSE por no hacer todo lo posible para que se estudie en castellano
Afirma que su objetivo es que los vascos 'puedan elegir cualquiera de las dos lenguas' en cualquier punto
Ep. www.lavozlibre.es 1 Septiembre 2010

Madrid.- El presidente del PP vasco, Antonio Basagoiti, ha advertido de que aún no está "del todo garantizada" la opción de estudiar en castellano "en cualquier lugar" y ha lamentado, en este sentido, que éste es "uno de los temas en los que el PSE no ha hecho lo suficiente" y que "se tiene que arreglar".

Basagoiti ha manifestado, en una entrevista a Punto Radio, que, si bien en este nuevo curso "va a ser más fácil" que se pueda estudiar en castellano "en cualquier lugar", no está "del todo garantizado".

En este sentido, ha criticado que éste es "uno de los temas en que el PSE no ha hecho lo suficiente y tiene que hacer más" y ha advertido de que, "mientras dependa de nuestros votos" en el Parlamento, "ese tema se tiene que arreglar".

Tras apuntar que el objetivo del PP es que "cualquier vasco en cualquier punto pueda elegir cualquiera de las dos lenguas", ha insistido en que "todavía queda mucho por hacer" en esta materia.

Este asunto viene relacionado con la inminente norma que está a punto de aprobarse en Cataluña y que obligará a los profesores de Universidad a realizar un examen para acreditar su nivel de catalán para poder dar clases.

Basagoiti y Núñez
Nota del Editor 1 Septiembre 2010

Basagoiti tiene mala memoria cuando se trata de los trapos sucios de su partido. Estuvo por La Coruña hace algún tiempo, soltando una especie de conferencia en el salón de actos de Fonseca arropado por la plana mayor del PP regional, y mediante las oportunas preguntas se le puso al corriente de la persecución del castellano en Galicia, situación que  se perpetúa con el  mentiroso Núñez en la Junta de Galicia, su quate del PP e "ideólogo" de la imposición lingüística que el  PP quiere implantar, mejor inocular, a los infantes españoles que aún quedan por ahí.

******************* Sección "bilingüe" ***********************

El precio del chantaje
EDITORIALES www.gaceta.es 1 Septiembre 2010

Genio de los eufemismos, Zapatero ha calificado al PNV de “interlocutor preferente” en la negociación de los Presupuestos Generales, pero se queda corto, porque más que preferente es prácticamente “interlocutor exclusivo” y con una negociación bastante avanzada bajo cuerda.

Comoquiera que Zapatero no está dispuesto a dejar La Moncloa y, autodescartado CiU, el PNV es el único que puede proporcionarle un balón de oxígeno en la decisiva votación de las Cuentas, el precio de su apoyo se ha puesto por las nubes. Si lo consigue, ganarían Zapatero y los jeltzales, pero perdería España. En primer lugar, porque se prolongaría la agonía económica del país y, en segundo lugar, por el daño que pueden causar las dosis de autogobierno que obtendría a cambio el PNV, frenando el alentador giro que está imprimiendo el PSE en el País Vasco.

Como ha publicado LA GACETA, Zapatero estaría dispuesto a sacrificar a Patxi López, de forma que al gobernante que ya ha vendido la primogenitura del Estado por un plato de lentejas soberanista en Cataluña, no le va a temblar el pulso para poner en peligro los avances logrados por la entente PSE-PP. Conscientes de su fuerza, expresada en el ultimátum del portavoz Erkoreka, piden lo de siempre: autogobierno. En primera instancia, autogobierno significa, también como siempre, dinero. Concretamente los 480 millones de euros que representa el traspaso de las políticas de empleo. Es decir, por mantener al frente del negocio al ruinoso administrador de la economía nacional, los españoles tendremos que pagar una suma adicional de 480 millones de euros. La exigencia implica , además, según algunos expertos, la ruptura de la caja única de la Seguridad Social.

Bajo la mesa, hay otros precios políticos, todos ellos fijados para aumentar cuotas de poder, como la promesa de mantener a nacionalistas en altos puestos de las empresas públicas vascas (un tejido que aún no ha sido desmontado por la entente PSE-PP); y algunos tan francamente inaceptables como el enclave cántabro del Valle de Villaverde que engrosaría el lebensraum de Euzkadi; los términos de la negociación con ETA o incluso la repesca de algún plan soberanista como el de Ibarretxe. Por pedir que no quede. Aunque la moneda de cambio que más le puede interesar de forma inmediata al PNV es asegurar el respeto a la lista más votada en ayuntamientos y diputaciones, como advirtió Urkullu. Un disparo en la línea de flotación del Gobierno de López. Si finalmente Zapatero pacta con los nacionalistas, puede poner en peligro la estabilidad del Gobierno del PSE, aunque tal cosa no le quite el sueño al mago del cortoplacismo. Lo que sí sabemos es que el actual lehendakari no se va a quedar de brazos cruzados: ya ha lanzado, por un lado, un dardo a Zapatero y su “falta de fortaleza”; y advertido, por otro lado, al PNV que “no juegue a la contra”.

Sería una traición para el conjunto de los ciudadanos que se hiciera a escondidas el cambio de cromos de un presidente capaz de venderlo todo por aferrarse al cargo y del partido que le chantajea para volver al poder y vengarse del PSE. Cierto que el propio Zapatero subrayó en Shanghái que la negociación será “transparente”, pero su largo historial de engaños nos empuja inevitablemente a la desconfianza. España se juega algo más que unos presupuestos con elevado nivel de gasto. Podemos estar ante una nueva cesión moral e institucional debido a la minoría nacionalista que tiene la sartén por el mango. Conocemos de sobra a Zapatero como para contener la respiración.

Presupuestos primados
JOSÉ MARÍA CARRASCAL ABC 1 Septiembre 2010

¿CUÁNTO van a costarnos los próximos presupuestos generales del Estado? Pues los presupuestos españoles añaden a los gastos de la Administración en un ejercicio la tasa a pagar por los votos nacionalistas que faltan al Gobierno de turno para poder aprobarlos. Y no se crean ustedes que se trata de calderilla. Esos votos se pagan a precio de oro. El año pasado, el Gobierno tuvo que soltar 240 millones de euros a PNV y CC por los suyos. Así funciona nuestro Estado de las Autonomías, convertido en Autonomías del Estado.

A Zapatero le faltan siete votos para sacar los próximos presupuestos. Los nacionalistas catalanes, todavía con el berrinche del Estatut, ya le han dicho que nones. Le quedan los vascos, dispuestos a «negociar», pero advirtiendo que su precio ha subido a 480 millones, en transferencias de políticas de empleo, inspecciones laborales, formación profesional, fondos europeos, Seguridad Social, Instituto Social de la Marina, más selecciones nacionales vascas en todos los deportes y referendos en los enclaves de Treviño, Burgos, y Valle de Villaverde, Cantabria, que los vascos reivindican.

Pero si eso es ya exorbitante, las demandas políticas resultan insólitas. Piden el «reconocimiento del carácter e identidad del Pueblo Vasco», así como «de las decisiones que adopte sobre su futuro» y «su incorporación al ordenamiento jurídico». En otras palabras, el derecho a la autodeterminación, que sería refrendado por «una consulta en el País Vasco para definir un nuevo marco jurídico-político en Euskal Herria». La música de fondo es aún más siniestra: el PNV está diciendo con ello a los vascos que él puede sacar al Gobierno central más que socialistas y populares juntos, para que se chinche Patxi López.

Pero eso no es lo peor. Sabemos de sobra que los nacionalistas piden la separación de España al mismo tiempo que le sacan todo lo que pueden. Lo han hecho siempre y lo seguirán haciendo mientras les dejemos. Lo peor es la respuesta de Zapatero. Desde Shanghái, donde ha ido a ver si los chinos nos sacan de la crisis —hace falta tener fantasía o estar desesperado para imaginar tal cosa—, el presidente anuncia estar dispuesto a negociar con el PNV. Nada que objetar siempre que se limite a temas económicos dentro del marco constitucional. Pero conociéndole como ya le conocemos, las alternativas son dos: o se dispone a engañar a los vascos como engañó a los catalanes o a quien va a engañar es al lehendakari socialista que gobierna del brazo del PP. Lo que no debe extrañar a nadie pues este hombre traiciona incluso a los suyos. Así que ojo a los próximos presupuestos, que pueden salirnos por un ojo de la cara. O por los dos.

La comunidad universitaria considera que exigir el catalán provocará una fuga de talentos que quieran establecerse en Cataluña a largo plazo

Zapatero: haciendo de la necesidad virtud
Ernesto Ladrón de Guevara. Minuto Digital 1 Septiembre 2010

Llevo escribiendo algunos artículos sobre lo endeble del acuerdo de gobernabilidad entre Patxi López y Antonio Basagoiti. Nadie duda de su necesidad para el vuelco democrático que se dio con la ruptura de la hegemónica trayectoria nacionalista, posibilitando un gobierno de otro signo más racionalista y moderado, y atacando a ETA en sus fortalezas sociopolíticas. Es evidente que la debilidad de ese gobierno no está en la determinación de los firmantes de aquel acuerdo, sino en un ocupante de la Moncloa que le da igual rojo que verde, reyes que bastos, pues lo único que para él tiene valor es seguir disfrutando de los poderes que le da su estatus actual. No es, por supuesto, mejorar la sociedad, producir cambios para el bienestar colectivo, sino el poder por el poder, el oropel y el tráfico de influencias en sentido puro. Claro que -tampoco había que ser un lince para pronosticar el efecto que ahora se vislumbra- era una obviedad que el PNV iba a ser clave para sacar adelante los presupuestos ya que era evidente que el resto de los habituales acompañantes en esta travesía a la nada iban a abandonar a ZP al igual que las ratas se lanzan al agua cuando el barco se hunde. Ya sólo le queda la compañía del PNV, pues, aunque al resto de los partidos que han sido compañeros de ocasión de Zapatero les resbala España y los españoles, no les interesa aparecer junto a un presidente amortizado, en vías de sustitución urgente si a los socialistas les importa algo su propio futuro como proyecto político.

Pero al partido de Sabino Arana le gusta la necrofilia. Le va el rollo de sacar los cuartos a personajes en estado catatónico, en proceso agónico. Más aún si con ello terminan la labor de despiece y disolución de España como Nación histórica, cuestión que les produce un placer libidinoso. Y ahora ven la ocasión, con el peor presidente que ha tenido España en su historia contemporánea; con un individuo que hace de la política un ejercicio de subsistencia personal basado en la práctica del “como sea”.

Caben dos hipótesis: una, que haga pasar a Patxi López por el trance de quedar en el más supino de los ridículos forzándole a cambiar de socio desplazando al Partido Popular vasco, al que haría un magnífico favor de cara a las siguientes elecciones con la imagen de travestismo al que nos tiene acostumbrados el PSE-EE, cuyas siglas son reveladoras de la travesía entre los polos de lo centrífugo y lo centrípeto, es decir, entre el socialismo clásico y la Euskadiko Eskerra de los polimilis renegados. La otra, que Zapatero ceda rompiendo la caja de la Seguridad Social, aspiración largamente demandada por el bloque comandado por el Partido de Urkullu, en una nueva vuelta de tuerca.

A mí, particularmente, me extraña que el PNV se conforme con la cesión de transferencias para que éstas sean gestionadas por otros, siendo convidados de piedra. De sacar tajada de las situaciones convulsas el PNV es experto inigualable, y no sé por qué –igual es por la costumbre del pasado- me da a la nariz que el PNV va a exigir reparto de la tarta, es decir de lo que se come, que es participar en la gestión del poder autonómico y su permanencia en instituciones donde gobierna en evidente minoría siendo el tercer partido en votos, como es el caso de la Diputación de Álava, etc.

O consigue un gol pasando el balón entre las piernas del portero, con paroxismo en el graderío, con una jugada como la ruptura de la caja de la Seguridad Social, o logra entrar en un Gobierno que Patxi López conserva gracias al apoyo desinteresado y generoso del Partido Popular por razones de Estado y de Democracia, poniendo los cuernos a Basagoiti.
Está claro que a Zapatero le da igual España, su partido político, los intereses de los trabajadores, los pobres, la renta per cápita, el PIB o el sursum corda, su objetivo es mantenerse en el poder aunque en la calle el clamor para que se vaya se oiga desde Pekín. El cómo da lo mismo. Y viva la democracia de pesiglás y cartón-piedra.

Ernesto Ladrón de Guevara es Licenciado y Doctor en Filosofía y Ciencias de la Educación
Fue procurador de las Juntas Generales de Álava (2003-2007) por Unidad Alavesa

LA ÚLTIMA POLÉMICA DEL TRIPARTITO
El PP recurrirá el decreto que obliga a los profesores univesitarios a dominar el catalán
A. Fernández (Barcelona). El Confidencial 1 Septiembre 2010

La polémica está servida de nuevo en Cataluña con el decreto que quiere impulsar el consejero de Innovación, Universidades y Empresa, el republicano Josep Huguet, y que obliga a que los profesores de Universidad tengan que acreditar el nivel C de catalán -algo así como el first en inglés- para trabajar en esta comunidad. El anuncio fue hecho por el propio consejero el pasado lunes, aunque el texto no ha llegado todavía a la reunión del Gobierno. Sin embargo, desde varios ámbitos políticos y académicos, ya se le han echado encima.

“Aunque no tenemos el texto del decreto, por lo que dijo Huguet creemos que la normativa empobrece la universidad, limita el acceso del profesorado y provoca la pérdida de talentos. También bajará la calidad de la universidad, además de atentar contra la libertad de cátedra y la autonomía universitaria”, señalaron a El Confidencial fuentes del Partido Popular. En parecidos términos se manifestó el portavoz de Ciudadanos, Jordi Cañas. “Es una forma de asegurar la endogamia, favoreciendo las capillitas de profesores muy nacionalistas que buscan crear una barrera y que nadie se plantee venir aquí. Lo que quieren es blindar su espacio y que los profesores sean solamente de los suyos. ¿Estamos locos? ¿Qué nos pasa? La medida de obligar a los profesores universitarios a tener el nivel C de catalán es un provincianismo de barretina calada, el corolario a 7 años de política de levantar barreras por todos los lados”, señaló Cañas a este diario.

El portavoz de Ciudadanos recuerda también que esta norma “nació ya con la oposición de los rectores y especialmente de la Universidad Pompeu Fabra (UPF), que dijo que no la aplicaría”. Desde la UPF, consideran que la imposición del nivel C será contraproducente. "Si imponemos este nivel de catalán a los profesores extranjeros altamente cualificados podremos provocar un cierto recelo a que vengan a Cataluña por la cuestión del idioma y esto será negativo si queremos aumentar la calidad de los docentes", asegura a El Confidencial un profesor de la facultad de Económicas de esta universidad.

De llevar el tema a la próxima reunión del Gobierno catalán el próximo martes, sería preciso que luego se aprobase en pleno parlamentario. Y tan sólo queda uno, que se celebrará los días 22 y 23 de septiembre [en realidad, hay otro convocado para los días 6 y 7 de octubre, pero muy posiblemente para esas fechas ya esté disuelto el Parlamento y el presidente José Montilla haya convocado elecciones]. De aprobarse la medida en ese pleno, sin embargo, no todo será un camino de rosas: el PP llevará el tema al Consejo de Garantías Estatutarias (el antiguo Consejo Consultivo), por lo que el decreto no podrá entrar en vigor hasta que se resuelva el conflicto.

Defensa de ERC
Sin embargo, no todo son críticas hacia la Generalitat. El secretario general de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC), Joan Ridao, salió en defensa del consejero de su formación. El dirigente republicano subrayó ayer que la norma no es retroactiva y la calificó de “prudente” porque prevé un periodo de adaptación para los profesores que vienen de fuera. Sus afirmaciones son contrarrestadas por Jordi Cañas: “Las universidades tienen su prestigio por los profesores y los equipos que trabajan en ellas. Si aquí quieren imponer el catalán, ningún talento vendrá, porque para obtener el nivel C se requieren seis meses o un año de aprendizaje intensivo y un profesor de elite no perderá el tiempo estudiando un idioma en vez de investigar o realizar su labor docente. Sería entendible que se pusiese el nivel C como una cosa a valorar, pero no lo es ponerlo como requisito”, dijo a El Confidencial.

Unión Progreso y Democracia (UPyD) se sumó también al carro de las críticas. La diputada Rosa Díez pidió también ayer que el Gobierno central intervenga en el tema a través de la Abogacía del Estado o de la Fiscalía para impedir la aprobación del decreto. La líder de UPyD calificó la medida de “ataque a la libertad, la competitividad y la calidad” y anunció que, en caso de aprobarse, su partido presentará recurso, posiblemente ante el Tribunal Constitucional.

Otra de las asociaciones que se han pronunciado es la Asociación Nacional por la Libertad Lingüística (ANLL), que hizo público un comunicado en el que denuncia la “actitud ultra” y la “obsesión lingüística” del “inquisidor Huguet”. Para la ANLL, “impartir en catalán las lecciones de física nuclear será más importante que las cátedras”. Además, señala que, con el decreto en la mano, ni personalidades como el mismísimo Stephen Hawkings podría dar clases en Cataluña. Ni tampoco el propio presidente de la Generalitat, José Montilla. La asociación carga contra el consejero, al que tacha de ser incapaz “de convivir en un sistema democrático, plural y bilingüe”.

Incluso el polémico Xavier Sala i Martin, independentista confeso, salió al paso de la medida en otro comunicado difundido a través de Facebook, en el que dice que da clases en catalán en la UPF y ama a Cataluña. “Pero no haré ningún examen de catalán para dar clases en la universidad catalana (...) si me obligan a hacer un examen de catalán, simplemente dejaré la universidad catalana de manera inmediata”. Sala señala también que “hace 25 años que doy clases de inglés en una universidad americana (Harvars, Yale y Columbia) y todavía nadie me obligó a hacer un examen para acreditar mi inglés. Para dar clases de economía, lo que se habría de acreditar es que el profesor sepa economía y no la lengua en la que se enseña economía, especialmente porque la universidad catalana nunca será líder mundial en nada si su profesorado se limita a personas que hablen catalán (...) Ya está bien de Tripartito y de sus infinitas tonterías. Ya está bien de arruinar el país y todas sus instituciones”.

Comienza la rebelión de los profesores contra el catalán
Barcelona - S. D. / A. D. R. / C. G. La Razón 1 Septiembre 2010

Hay catedráticosy profesores que amenazan con «irse» de Cataluña ante la «estrechez de miras».

La comunidad universitaria está que arde con la intención de la Generalitat de obligar a los profesores que quieran tener una plaza fija a acreditar el nivel C de catalán. El ejecutivo de Montilla no aprobó ayer el decreto, pero espera que vaya a la reunión del Consejo Ejecutivo de la próxima semana, mientras la medida levanta ampollas.

Joaquin Molins López-Rodó es catedrático de Ciencia Política en la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) y lo tiene claro. «ERC quiere pasar a la historia como el triunfo de los mediocres. En vez de abordar los temas reales como la competitividad de nuestras universidades, se inventan esta medida que no aporta nada positivo, sino todo lo contrario», aseguró ayer a LA RAZÓN.

Molins López-Rodó es un catedrático de prestigio, que cuenta con un amplio bagaje a sus espaldas y en el pasado había dado clases en catalán en la Universidad de Barcelona (UB). Pero tuvo que llevar a esta universidad ante los tribunales porque estableció como condición para fichar a los docentes que acreditaran tener el nivel C de catalán. Molins López-Rodó no presentó el certificado y le excluyeron del proceso de selección. Tras la sentencia del Constitucional sobre el Estatut, es más fácil que pueda ganar y, si bien «no quería dejar la Autónoma, sí que quería denunciar que la gente mediocre quiere restringir la competencia». A su juicio, «el debate debería ser reclutar a los mejores», en definitiva, «lo contratas por saber matemáticas o ingeniería química, no por saber catalán. Basta con que el profesor entienda el catalán cuando un alumno le pregunta».

La pérdida de la excelencia es tal que Molins López-Rodó no descarta «irse», medida similar a la que planteó ayer el ex tesorero del Barça Xavier Sala i Martín. Este catedrático de la Universidad de Columbia es profesor visitante de la Universitat Pompeu Fabra (UPF) desde 1994. Ayer aseguró, vía Facebook, que dejará «de manera inmediata» de dar clases en la citada universidad catalana si le obligan a hacer un examen. «Doy las clases en catalán y quiero a Cataluña, pero no haré ningún examen de catalán», aseguró. También apuntó que «hace 25 años que doy clases en inglés en la universidad americana, y aún es la hora de que tenga que hacer un examen para acreditar mi nivel de inglés».

Por su parte, Eduard Escartín, profesor de la Facultad de Geografía e Historia de la Universidad de Barcelona UB), considera que la medida «es una barbaridad anticonstitucional y más cuando se admite y está autorizado que las clases se den en español». «¿Qué ocurrirá con los profesores que teniendo ya una plaza fija quieran optar a la de catedrático, por ejemplo?», se preguntó.

«El muro de Berlín catalán»
Para las asociaciones que defienden el bilingüismo en Cataluña no cabe duda de que el decreto presentado el pasado lunes provocará un «empobrecimiento» de la educación universitaria catalana. «Lo que van a conseguir es que los buenos profesionales se vayan de Cataluña y prefieran dar clase en otras cuidades españolas, como ya ocurre con los funcionarios o los médicos», denuncia Eduardo López–Dóriga, presidente de la Asociación por la Tolerancia. Por su parte, el presidente de la organización Convivencia Cívica Catalana, Francisco Caja, asegura que la normativa pretende construir un nuevo «Muro de Berlín en Cataluña» que garantice «la fidelidad ideológica de los profesores». «De nada sirve tener un doctorado en Harvard o ser un Premio Nobel. El único mérito que cuenta es saber catalán, por lo que las universidades de Cataluña van a quedar reducidas a centros de tercera categoría», añade.

xacobeo La Xunta gastará en la visita del Papa al menos tres millones de euros
Pretende disminuir medio millón en lo relativo a la retransmisión del evento sin que suponga una merma de los medios.
EFE La Voz 1 Septiembre 2010

El conselleiro de Presidencia, Alfonso Rueda, aseguró hoy que el presupuesto de la visita del Papa Benedicto XVI a Santiago en noviembre «se reducirá cuando menos» un millón de euros de los cuatro previstos inicialmente.

Rueda, tras recibir al responsable de la organización de los viajes del Papa, Alberto Gasbarri, para conocer en persona el centro de prensa instalado en el Palacio de Congresos, recalcó que la Xunta «está trabajando y buscando patrocinios» para procurar «un ahorro sensible» en el gasto de la visita del Pontífice a la capital gallega.

Garantizó que esa disminución de costes, que en lo relativo a la retransmisión del evento será de medio millón de euros, no supondrá «una merma de los medios» ni de la «calidad» de la cobertura que hará la Televisión de Galicia, que para ese día movilizará a 600 profesionales, unas 70 cámaras, 7 unidades móviles y 2 helicópteros.

La televisión pública gallega facilitará la señal a medios de todo el mundo interesados en el evento, como por ejemplo la RAI italiana, que ha confirmado, según dijo Rueda, que emitirá en directo parte de la visita de Benedicto XVII a Santiago.

El conselleiro de Presidencia contestó a las críticas al gasto que supondrá a las arcas públicas la visita del Papa que «los retornos y los beneficios para Galicia serán muy superiores» a la «inversión necesaria» para que el evento sea «un éxito».

Incidió en que la visita del Papa «será para todo el mundo» y en que, «independientemente de creencias religiosas», se trata de «una oportunidad histórica para Galicia de cerrar un Xacobeo también histórico».

Sobre la visita de Alberto Gasbarri, dijo que se llevó una buena impresión del centro de prensa, que podría acoger hasta un máximo de 1.000 periodistas, algunos de los cuales podrían realizar también la cobertura de la visita del Papa a Barcelona.

Rueda habló de «un hecho histórico» el que Galicia se vaya a convertir, con la visita del Papa en noviembre, en «el centro de atención de casi 150 millones de personas» y por este motivo, desde la Xunta «estamos realizando un esfuerzo para tenerlo todo preparado con tiempo suficiente».

Aclaró que la seguridad de Benedicto XVI y su séquito, así como la del público, le corresponde al Ministerio del Interior, y que a la Xunta le competen otras funciones como la organización del centro de prensa, colaborar con la Conferencia Episcopal y el Arzobispado de Santiago en todo lo relativo a la estancia del Papa y organizar al voluntariado.

Por último, avanzó que está previsto «un amplio programa cultural y festivo» para que «el hecho histórico» de una tercera visita papal a Santiago no se circunscriba únicamente a las ocho horas que Benedicto XVI pasará en la capital gallega.

«Ya basta de tripartito y todas sus tonterías. Ya basta de arruinar el país», asegura
El profesor Sala Martín dejará la Pompeu Fabra si tiene que examinarse de catalán
Barcelona - Ep La Razón 1 Septiembre 2010

El profesor de Economía de la Columbia University de Nueva York Xavier Sala Martín ha asegurado este martes que dejará de dar clase en la Universitat Pompeu Fabra (UPF) si debe hacer un examen de catalán. "Doy las clases en catalán y quiero a Cataluña. Pero no haré ningún examen de catalán", ha asegurado en un apunte en su perfil de la red social Facebook recogido por Europa Press.

A juicio de Sala Martín, ni el consejero de Innovación, Josep Huguet, ni ningún otro miembro del Gobierno catalán deben obligarle a someterse a un examen de catalán, como prevé un decreto que en breve aprobará el tripartito.

Recuerda que el presidente de la Generalitat, José Montilla, "no ha pasado el examen que ahora exige a todos los profesores", en relación al nivel C de catalán."Si me obligan a hacer un examen de catalán, simplemente dejaré la universidad catalana de manera inmediata", anuncia.

"Hace 25 años que doy clases en inglés en la universidad americana -en Harward, Yale y Columbia- y aún es la hora de que tenga que hacer un examen para acreditar mi nivel de inglés", apostilla.

Para Sala Martín, lo que hay que acreditar en la universidad es que se sabe de la materia que se imparte. Lo que hay que hacer, dice, es captar talento y buscar a los mejores profesores, independientemente de su nacionalidad.

"Autoimponer una barrera lingüística es de locos", añade Sala Martín, quien cree que los alumnos ya deben llegar a la universidad con el catalán aprendido, por lo que enseñar esta lengua no es su función. "Ya basta de tripartito y de sus infinitas tonterías. Ya basta de arruinar el país y todas sus instituciones", añade.

El ayuntamiento de Figueras cede el castillo militar de San Fernando a los musulmanes
Redacción. Minuto Digital 1 Septiembre 2010

La comunidad musulmana en España afronta estos días la recta final del ramadán, la temporada de oración y ayuno sagrado del Islam.

En Figueras (Gerona), el ayuntamiento les ha facilitado una parte del Castillo de San Fernando, antigua fortaleza militar dependiente del Ministerio de Defensa.

Según El Confidencial Digital, el ayuntamiento de Figueras ha puesto a disposición de los musulmanes del municipio una sala del castillo de San Fernando para que organicen sus oraciones durante el ramadán.

Así se acordó con las asociaciones islámicas municipales, después de que estas solicitasen un lugar de culto provisional al consistorio. Según el ayuntamiento, las autoridades municipales están obligadas a facilitar suelo público para las actividades de las distintas confesiones religiosas en virtud de lo dispuesto en la Ley de Centros de Culto de la Generalitat catalana.

Las mismas fuentes aseguran que esta cesión de parte del Castillo de San Fernando es provisional –mientras dure la época de oración-, y adelantan que se podrían trasladar a otras dependencias municipales en un breve espacio de tiempo.

La gestión del castillo de San Fernando depende del consorcio formado por el consistorio local, la Generalitat y el Ministerio de Defensa –propietario de las instalaciones-. Por ello, la cesión de estas dependencias no ha sido del agrado de una buena parte de los militares.

Según los testimonios de militares la iniciativa no ha tenido buena acogida al considerar que el castillo de San Fernando es patrimonio histórico del Ejército, y representa un símbolo para los militares.

Defensa ya fue protagonista de una polémica similar, cuando planeo ceder terrenos de la Legión en Melilla para la construcción de un centro de rezo islámico. La oposición de los militares fue tal que el Ministerio de Carme Chacón tuvo que rectificar y romper el acuerdo.

Recortes de Prensa   Página Inicial