AGLI

Recortes de Prensa   Sábado 4 Septiembre  2010

 

La que se avecina
Luis del Pino Libertad Digital 4 Septiembre 2010

Editorial del programa Sin Complejos del sábado 4/09/2010

El 22 de marzo de 2006, ETA decretaba un denominado "alto el fuego permanente", que el Gobierno del PSOE utilizó para escenificar la primera parte de eso que pretendieron llamar "proceso de paz".

La oposición de las víctimas y de una parte del PP, en la que se encuadraban personas como el entonces secretario general de los populares, Ángel Acebes, o como Jaime Mayor Oreja, logró movilizar a la sociedad y centenares de miles de españoles salieron a la calle para manifestar su oposición a las pretensiones del Gobierno. De hecho, en uno de sus comunicados, ETA identificaba esa oposición del PP y de la AVT liderada por Francisco José Alcaraz como los principales escollos para encontrar una solución a lo que ellos denominan "conflicto".

Aquella oposición de la ciudadanía dio al traste con el primer intento de vender a la opinión pública ese pacto tácito de superación de la Constitución de 1978 a cambio de la entrega de armas por parte de ETA. Y, como resultado, el Gobierno se vio obligado a "sumergir" el proceso, de forma que éste continuara avanzando, pero a espaldas de la opinión pública, hasta que los escollos fueran convenientemente neutralizados.

Y así sucedió. A raíz de las últimas elecciones, comenzó la ofensiva contra todos esos escollos. El sector "duro" del PP fue depurado, el Gobierno neutralizó a la AVT tras la salida de Francisco José Alcaraz de la asociación y, por supuesto, el principal de los altavoces utilizados para la rebelión cívica, es decir, el principal de los medios de comunicación críticos con el proceso de negociación con ETA, fue acallado.

En paralelo, los acuerdos entre el Gobierno y la banda terrorista se blindaron con la presencia de mediadores internacionales, produciéndose una cadena de gestos por parte del Gobierno que han ido desde la concesión de beneficios penitenciarios a etarras, hasta las declaraciones nada ambiguas de destacados miembros del Partido Socialista de Euskadi en pro de una solución negociada. Y, por supuesto, el último y fundamental gesto ha sido la aprobación por parte del Tribunal Constitucional del Estatuto de Cataluña, aprobación que ha marcado la derogación definitiva de la Constitución del 78 y ha fijado el modelo de independencia de facto (aunque no de iure) que el País Vasco seguirá en breve.

La neutralización de los escollos, sin embargo, no fue completa. En el campo de las víctimas de ETA, muchas de las que más protagonismo tuvieron en la rebelión cívica continúan activas y listas para llamar a la sociedad a una nueva ronda de movilizaciones. Dentro del PP, la nueva cúpula se vio obligada a recurrir a Jaime Mayor Oreja para liderar la candidatura a las elecciones europeas, ante el temor a un voto de castigo a Rajoy que hubiera acabado con su carrera política y con la tendencia pactista de los populares. Y en el terreno de los medios de comunicación, la neutralización de Cope, que tanto había costado, se vio seguida del nacimiento de esRadio. En definitiva, que sólo se consiguió allanar los obstáculos a medias, lo que ha impedido oficializar hasta el momento la segunda fase de negociación.

Pero la crisis económica está erosionando con rapidez la estabilidad del Gobierno, los tiempos se echan encima y ya no se puede esperar más. No quedan más narices que volver a oficializar las conversaciones a toda velocidad, con dos citas electorales en el horizonte: las elecciones catalanas dentro de un par de meses, de cara a las cuales el PSOE necesita exhibir como sea alguna baza propagandística que evite el previsible descalabro; y las elecciones municipales, en las que los acuerdos con ETA exigen que los proetarras vuelvan a tener presencia en los ayuntamientos. Una presencia que se seguirá utilizando para controlar los presupuestos municipales, de modo que los españoles continuemos financiando, como hemos hecho en los últimos cuarenta años, a quienes nos asesinan.

Así que en las próximas semanas asistiremos, como se viene anunciando desde distintas instancias, a algún tipo de declaración de Batasuna o de ETA, que proporcione al gobierno la excusa para poder iniciar la nueva ronda de negociación. En realidad, no se va a negociar nada: todos los acuerdos están cerrados desde hace mucho tiempo. Pero se trata de convencer a la ciudadanía de que acepte esos acuerdos y la única forma de hacerlo es escenificando un nuevo proceso de paz.

Y no se crean ustedes que las cosas van a ser como en la anterior legislatura. Esta vez van a poner toda la carne en el asador. Ya fracasaron en una ocasión y no están dispuestos a tropezar dos veces en la misma piedra. Ya no cuentan con más oportunidades, así que apostarán fuerte.

Prepárense ustedes para la mayor campaña mediática que se haya visto en este país. Si les pareció en su día escandalosa la forma en que se manipuló a la opinión pública española para el referéndum de la OTAN, en tiempos de Felipe González, o para el referéndum de la Constitución Europea, en la legislatura pasada, déjenme decirles que esas campañas fueron un juego de niños comparadas con la que se nos avecina.

En esta segunda fase, van a tener ustedes la oportunidad de ver a la práctica totalidad de los medios de comunicación, tanto a derecha como a izquierda, tratando de impulsar el "proceso" como un solo hombre. Y el PP no va a ser esta vez un obstáculo, puesto que las posiciones de personas como Mayor Oreja o como Aznar son, en estos momentos, minoritarias dentro de la cúpula dirigente del partido.

Van a intentar venderles a los españoles, por todos los medios, la idea de que los acuerdos que se alcancen representan una derrota de ETA, cuando en realidad implican la consecución de todos y cada uno de los objetivos por los que ETA lleva matando desde hace 40 años, incluida una independencia de facto mucho más ventajosa económicamente para el País Vasco que la propia independencia de iure. Y esa campaña mediática, que se va a jugar al todo o nada, se verá acompañada, forzosamente, de un intento de presentar como radicales y enemigos de la paz a aquellos que nos vamos a seguir oponiendo a la derrota del estado de derecho.

La segunda fase del proceso está servida. Y las posibilidades de detener ese proceso van a ser mucho menores que en la pasada legislatura, porque las fuerzas de los constitucionalistas son mucho más exiguas. Eso no quiere decir, por supuesto, que no vayamos a dar la batalla, pero mucho me temo que, en esta ocasión, las apuestas están diez a uno a favor del Gobierno. Así que prepárense, porque el trimestre se presenta movidito en el terreno político.

¿Estamos representados?
Carlos Martínez-Cava. Minuto Digital 4 Septiembre 2010

Hay ocasiones en que, del ámbito periodistico, surge un analisis independiente en su diagnostico y una propuesta en la que el interes por agradar al destinatario no importa a su autor, seguro como está de aportar una suerte de magisterio intelectual sin buscar un porcentaje de audiencia o aplauso.

Tal es el caso de Jose María Carrascal y su tercera en ABC el 19 de agosto de este año.

No le duele ni tiene temor en señalar como la izquierda no acierta a resolver una crisis económica que la derecha ha creado. No le duele decir que las soluciones económicas a cuanto estan sufriendo millones de personas, no es posible con teorías de hace mas de medio siglo.

Pero sobre todo acierta cuando acusa a la clase politica, de un lado y de otro, de no percibir la globalización como ese gigante silencioso que nos desnuda como seres humanos.

Se ha querido ganar mucho, trabajar poco. Se ha pretendido traspasar todos los límites éticos y los politicos se han instalado pensando, exclusivamente, en su horizonte personal de cuatro años más donde realizarse ellos y para ellos (y a los privilegios que se han otorgado y no quieren renunciar ninguno de ellos, me remito).

No aparecen signos de Hombres y Mujeres de Estado. Que miren más alla de su propia generacion. Que busquen el Bien Común aun pensando o actuando que, en las actuales circunstancias, ellos no veran el fruto de cuanto siembren en servicio de la Sociedad a la que dicen y prometen servir.

Los males de España son quizá, sin exageración alguna, mucho mas graves que en ningún rincón de Europa. Pero pocos, y menos, nuestros políticos con representación parlamentaria parecen darse cuenta.

¿Quién nos habla del grave problema demográfico que nos matará como Cultura y Pueblo? ¿Quién se atreve a proponer soluciones al problema energético sin temer la reacción del lobby verde? ¿Quién señalará con el dedo acusatorio a quienes han antepuesto la defensa de un feminismo de corte totalitario, la solución a la relacion entre los sexos de una forma armoniosa y en beneficio siempre de los más débiles y pequeños? ¿Quién pedirá a gritos la eliminación de esa economia especulativa que provoca que, cuando un Banco es mal gestionado, lo paguemos y subvencionemos todos y cuando un trabajador es despedido lo veamos en un comedor social al cabo del tiempo? ¿Quién señalará el Aborto como el crimen más abominable de esta civilización desde los tiempos de los sacrificios humanos de la Europa precristiana?

¿Quién se atreverá a pensar que el Estado sí puede ser el problema cuando obliga al ciudadano a sufragar administraciones duplicadas, triplicadas, politicas de subvenciones sin sentido o campañas de adoctrinamiento que rayan en el puro bestialismo?

No basta un cambio. No basta una alternancia de un partido por otro.

Es necesario afirmar otra Política. Otra antropología. Otra Democracia mas libre, mas representativa. Una democracia de Valores frente a esta democracia partitocratica, vacía y relativista.

Quienes piensan que las mayorias siempre tienen razón yerran. Lincoln así lo entendio cuando abolió la esclavitud. No lo hizo por una razón democrática, lo hizo por Valores y Derechos inalienables de la Persona.

Todo eso se ha perdido en España. Y no quiero pensar que todas aquellas promesas lanzadas al viento en los primeros años de una Democracia en pañales se han perdido como lágrimas en la lluvia.

Firmeza. Determinacion y ausencia de todo complejo son actitudes necesarias en estos tiempos.

No importan las urnas. Importan las personas.

No importan las comunidades autonomas o los derechos historicos. Importa España como comunidad de proyecto y derechos iguales para todos allá donde estemos.

No importan las promesas. Importan los compromisos. Importa el Honor. La estima propia y colectiva. El saberse respetado y respetarse a uno mismo. El saber que la ley, aquella que nos hace renunciar a la violencia y delegarla en el Estado para que nos proteja de toda injusticia es igual para todos.

Importamos nosotros. Eso es lo que parecen haber olvidado quienes viven en permanente campaña electoral donde las sonrisas priman sobre la empatia ante el dolor, la injusticia o el crimen del mas debil.

Eso es lo que importa. Y eso es lo que han olvidado “ellos”.
El Estado no existe. Reconstruyamoslo.
España ha sido secuestrada. Refundemosla.

Universidad catalana R.I.P
Alejo Vidal-Quadras. Minuto Digital 4 Septiembre 2010

En los últimos coletazos del tripartito antes de la sonada derrota que le espera en noviembre, el gobierno montillesco se dispone a poner un nuevo clavo en el ataúd de Cataluña como sociedad abierta. El consejero de Innovación, Universidad y Empresa, el independentista Josep Huguet, ha anunciado la inminente aprobación de un decreto en virtud del cual se exigirá el nivel C de catalán a los profesores de los centros públicos de educación superior de esa Comunidad, es decir, que sin importar los méritos académicos y científicos de los candidatos o las necesidades derivadas de la estrategia de cada Universidad, la lengua será una barrera infranqueable para ocupar una plaza docente e investigadora en las alma mater sujetas al control de la Generalidad.

Cualquiera que haya trabajado en un departamento universitario en España o en otro país avanzado -yo mismo lo hice durante dos décadas- sabe que por definición la institución universitaria ha de ser completamente receptiva al saber venga de donde venga y que una de las principales fuentes de calidad de una universidad radica en su capacidad de atraer talentos procedentes de otras latitudes. En el mundo universitario anglosajón, cuando se convoca un concurso para proveer una vacante se publicita ampliamente a nivel internacional y no existe el menor obstáculo, sino por el contrario, todo tipo de facilidades, para que un profesor australiano sea contratado en Cambridge, un indio en Harvard o un noruego en Toronto.

El enfoque aldeano y paleto del pobre Huguet sería objeto de irrisión en las universidades punteras del mundo, aunque no se dará el caso porque nadie le conoce fuera de su limitado mundo impregnado de fanatismo totalitario. Ya tenemos la desgracia de que ninguna universidad española figura entre las doscientas mejores del planeta y sólo nos faltaba que en una de las regiones de nuestra nación más ricas y potencialmente más preparadas para los desafíos de la globalización la miopía provinciana de cuatro indocumentados condenara a su sistema universitario a la decadencia más absoluta. Volem bisbes catalans, volem notaris catalans, volem jutges catalans, volem catedràtics catalans, volem ser uns desgraciats, peró catalans. Hacía siglos que en Europa no se asistía a un suicidio cultural y económico de la magnitud del que está cometiendo la sociedad catalana.

Nacionalismo
Asustados de sí mismos
Maite Nolla Libertad Digital 4 Septiembre 2010

No pensaba yo que acabaría juntando unas letras elogiosas sobre Duran i Lleida, pero con lo que ha dicho sobre la exigencia del nivel C de lengua catalana a los profesores universitarios no puede tener más razón. Igual que Sala i Martín, que después de hacer equilibrios con la contabilidad del Barça y los vicios de su ex presidente ha debido ser poseído por su lado liberal y se ha manifestado también contrario a la exigencia del patricio Huguet, fino y suave como una escudella catalana o una olla aranesa en agosto. El único que no se entera de nada es Corbacho, al que la exigencia le parece razonable. Ya sólo le falta presentarse en sus foros habituales y en los escenarios en los que ha cosechado sus grandes éxitos, es decir, las casas regionales y las asociaciones de vecinos, y explicarlo. Y si puede ser, mejorar su propio nivel de catalán, muy deficiente.

Yo tengo que reconocer que de la noticia me sorprende la oposición real del sector y que el nacionalismo se haya asustado de sí mismo. Lo que dicen es lo que todo el mundo piensa: lo importante de un profesor es que sea bueno. Lo que pasa es que eso es aplicable a todo lo demás, y en todo lo demás la imposición les parece muy correcta. ¿Por qué no se dice lo mismo de los comercios? Pues seguramente porque no es lo mismo cambiar un simple rótulo, que te obliguen a dar la clase en catalán. Y el pequeño comerciante no ha salido precisamente a defender a sus propios, que no hubiera estado mal, teniendo en cuenta que les multan por rotular en una lengua oficial y no por vender género caducado. El comercio catalán o, mejor dicho, sus representantes, siguen preocupados por el mantenimiento de la marca "pequeño comercio" para evitar la competencia y que los manteros no cuenten con el favor de los políticos.

Un sector que sí se ha opuesto a la imposición es el del cine, y es que desde hace tiempo en las salas de Cataluña, antes de la peli, te pasan un mensaje junto al de "Ahora la Ley actúa", diciendo que "Si el proyecto de ley del cine se aprueba como está previsto, no podrás ver más películas en esta sala" –o algo así, perdón. En la cuestión del cine la cosa ya no es cambiar un vinilo, sino doblar películas y ponerlas en la cartelera para no ganar dinero. Roures, el amigo de ZP, también está en contra de la ley del cine, o por lo menos piensa que es mejor subvencionar que multar, sobre todo si la subvención la cobra él. Pues nada, se lo puede decir al marido de la señora Chacón, que tiene hilo directo con el PSC.

Al margen de la imposición, que es bastante, en el asunto universitario hay una mezcla entre una burda eliminación de la competencia por parte de un sector del profesorado, una reacción contraria de otra parte pronacionalista o no muy mucho, pero que da sus clases en castellano y que no está a sus años por la labor de reciclarse y, también, el miedo de algunas universidades de quedarse con unas instalaciones magníficas, pero con cuatro alumnos y dos profesores. De hecho, el rector de la Universidad de Lérida se echó atrás respecto a una ocurrencia similar, pero para los alumnos, harto como estaba de formar a "gente de fuera", según manifestó. El señor Viñas acabó diciendo que podría frenar la internacionalización de la universidad, aunque el miedo real era perder los alumnos y profesores aragoneses. Es muy bonito tener estación del Ave, universidad y aeropuerto en cada capital de provincia, pero hay que dotarles, digamos, de usuarios.

En fin, habrá que tomarse una copichuela para celebrar que, aunque parcialmente, el nacionalismo se haya asustado de sí mismo.

Internacional
«Megadebate europeo»
HERMANN TERTSCH ABC 4 Septiembre 2010

El debate sobre la capacidad de la sociedad libre de integrar a la comunidad islámica sin perder su identidad ha estallado en Alemania con una virulencia insólita.
Ayer, democristianos y socialdemócratas abandonaron su tradicional recelo a abordar esta espinosa cuestión y coincidieron que estamos ante el principal debate alemán y europeo de los próximos años. Responsable de esta súbita controversia es un libro titulado «Alemania renuncia a sí misma». Pero ante todo su autor Thilo Sarrazin.

Consejero del todopoderoso Bundesbank, destacado miembro del SPD, exministro de Hacienda de la Ciudad de Berlín, Sarrazin —descendiente de hugonotes— ha ocupado y ocupa una multitud de cargos de empresas públicas y privadas que han buscado asesoría de este hombre tan lúcido como provocador. Ahora le quieren echar de todas partes. Y el presidente de la República, Cristian Wulff, debe decidir sobre el cese de Sarrazin como consejero del Bundesbank.

El libro está tan lejos de la corrección política con que se tratan en Alemania las cuestiones de inmigración e integración que ya antes de publicarse había generado indignación. Sarrazin considera que la integración de la comunidad islámica es un fracaso por la incapacidad y falta de voluntad de la misma. Y que sin medidas correctoras urgentes la sociedad alemana está en peligro de perder su identidad.

Frente a las inventivas masivas, Sarrazin ha sido apoyado por personalidades independientes tales como el excanciller socialdemócrata Helmut Schmidt, los filósofos Hans Olaf Henkel, Ralph Giordano, Peter Sloterdijk, el escritor Henry Broder y la socióloga turca Necla Kelek. En todo caso, claro está que los partidos políticos —siempre temerosos a afrontar este problema— no podrán demorar más este debate en Alemania.

Islamismo
Siniestro goteo
GEES Libertad Digital 4 Septiembre 2010

La historia se repite. El clérigo australiano Fehiz Muhamad, conocido por incitar al terrorismo y a la violencia, ha pedido la decapitación Geert Wilders en un país, Holanda, donde las amenazas islámicas acaban tradicionalmente con la sangre de la víctima derramada por la calle. Wilders, ya amenazado y escoltado hasta a la hora de dormir, ya ha denunciado públicamente los hechos.

Pero el problema es que Europa se está volviendo del revés, y a una velocidad asombrosa: mientras Fehiz Muhamad llamaba a decapitar a Wilders, éste era juzgado por incitar al odio contra los musulmanes. Nótese la paradoja europea, cómica de no ser por su dramatismo: se denuncia a Wilders por afirmar que el Corán incita a la violencia... mientras los clérigos coránicos lo amenazan de muerte. El doble proceso europeo –el del radicalismo dentro de las comunidades islámicas europeas, primero; y el de la progresiva islamización o introducción en los usos, costumbres y legislación europeas de aspectos islámicos­, después–, es posible por la hábil utilización que el islamismo hace de las instituciones europeas, empezando por la Justicia y el Derecho. Que la víctima de las amenazas sea juzgado por denunciar las amenazas de quienes lo amenazan de muerte pone de manifiesto el deterioro del Estado de Derecho en Europa en relación con las minorías musulmanas. Que, irresponsablemente, algunos medios de comunicación permitiesen en sus páginas la criminalización de las víctimas de los crímenes hace el asunto aún más peligroso y preocupante.

No es la primera vez que políticos, periodistas o artistas críticos con el islam son amenazados, atacados o asesinados. Desde el crimen de Fortyum en 2002 y el de Theo van Gogh en 2004, las amenazas en Europa han crecido, tanto en intensidad como en número. Hirsi Ali, Oriana Fallaci, los caricaturistas de Jyllands Postem oel propio Wilders son algunos de los más conocidos, que han vivido o viven exiliados, escondidos o ambas cosas a la vez. En enero de este 2010, Kurt Westergaard, el de las caricaturas de Mahoma, salvó la vida de milagro cuando un islamista le atacó con un hacha en el interior de su casa. En mayo, el caricaturista Lars Vilks fue atacado en una conferencia por otro radical islámico. Suma y sigue.

A diferencia de lo que ocurre con otros tipos de terrorismos europeos –caso de ETA–, la amenaza islamista pasa mucho más desapercibida, y es vista con mucha menor preocupación por la población europea, lo que le permite extenderse más y más deprisa. Los europeos, simplemente, no piensan en quienes les amenazan desde dentro. Hasta el punto de que, en el continente donde los intelectuales dedican su tiempo en denunciar la intolerancia y el dogmatismo de Benedicto XVI, los periodistas en denunciar a la Iglesia Católica por pederastia, y los científicos en repetir que Dios no existe, se ha extendido un manto de silencio sobre la vida de Mahoma, los orígenes del islam y las prácticas islámicas: incluso se disfraza de debate sobre derechos aspectos peligrosísimos islámicos, desde la construcción de mezquitas al uso del velo. El ejemplo de los asesinados y amenazados pesa demasiado: en una Europa que no destaca hoy por su heroísmo y valor, atacar al cristianismo resulta rentable, pero atacar al islamismo resulta peligroso, y no trae más que problemas.

A día de hoy, nueve años después del 11 de Septiembre, el goteo de amenazas, exilios, atentados e intentos de atentados islamistas continúa imparable. Todas las previsiones indican que la cosa continuará, y se extenderá a otros ámbitos de la sociedad europea. Primero fueron artistas, cineastas, intelectuales y dibujantes. Poco a poco la censura se ha convertido en algo común, y observar cómo se amenaza y se ataca a quien se la salta, algo normal. Ahora ya toca a los políticos, que como odian a Wilders, no han reaccionado como lo harían si alguno de ellos fuese amenazado de muerte por otras ideologías. ¿Creen que el siniestro goteo no les alcanzará al final a ellos? Lo hará, sin duda.
GEES, Grupo de Estudios Estratégicos.

Freno al radicalismo islámico
El Editorial La Razón 4 Septiembre 2010

«Defender a Israel para defendernos a nosotros mismos». El título de la conferencia pronunciada por el presidente de FAES ante el Congreso Mundial Judío, esta misma semana, resume a la perfección el desafío al que se enfrenta Occidente. Las palabras de Aznar, en las que subraya que defender al Estado de Israel es sinónimo de defender nuestros valores democráticos y liberales, frente a los intentos del islamismo radical por imponer sus principios teocráticos, han tenido un gran eco internacional. Ayer mismo, el ex primer ministro británico Tony Blair, que acaba de publicar un libro de memorias, insistió, en este mismo sentido, en que el radicalismo islámico es la mayor amenaza que afronta el mundo y apuntó a que Irán es el país que más apoya ese radicalismo.

El extremismo islámico es tan profundo, y sus métodos tan fanáticos, que no se puede combatir con conversaciones sin fin y concesiones. Los integristas deben ser conscientes de que se enfrentan a una civilización, la occidental, con una determinación y una voluntad mayor que la de ellos.

Tras los atentados del islamismo radical que llevaron la desolación a Europa y Estados Unidos, algunos, los menos, entre los que se encontraba el Gobierno de España, apostaron por una política de acercamiento al islam. Sin embargo, esta idea, que eclosionó en la Alianza de Civilizaciones no ha logrado su objetivo, más allá de tender puentes culturales y de amistad. Y no ha logrado su objetivo pues confundía el interlocutor.

El islam moderado no es la amenaza, sino el radicalismo que se abre paso en Afganistán y Pakistán, se asienta en Irán y en Gaza de la mano de Hamas e intenta crecer en el norte de África. No es posible el diálogo ni el respeto a prácticas como la lapidación, los asesinatos por honor o las condenas a muerte por ser homosexual.

No hay nada que negociar. De la misma manera que nada se puede hablar con los que utilizan el secuestro y la extorsión a ciudadanos occidentales como fuente de ingresos para abordar atentados a mayor escala contra esos mismos países occidentales. Las recientes conversaciones de paz iniciadas por Israel y la Autoridad Nacional Palestina, bajo los auspicios del Gobierno Obama son, sin duda, una esperanza, aunque débil. No es posible ser optimista, albergar grandes expectativas sobre este diálogo a la vista de los resultados cosechados hasta ahora. Como recordó Aznar en su intervención, la última reunión de paz sobre Oriente Medio llevó a la segunda Intifada, más letal aún que la primera.

El extremismo islamista, como manifestación de un fanatismo religioso, es una amenaza, no sólo para la civilización occidental sino también para las sociedades musulmanas moderadas. Y lo que resulta obvio es que, en Oriente Medio, ningún proceso de paz tendrá valor mientras persista la situación actual de ausencia de seguridad para el Estadode Israel. Un futuro Estado Palestino sólo alcanzará legitimidad ante los ojos de la comunidad internacional si los propios líderes y pueblo palestinos desarrollan un papel activo contra la locura terrorista y se sitúan, de manera clara, en el lado de las libertades y contra ese radicalismo islámico del que son las primeras víctimas.

Los alemanes respaldan al consejero del Bundesbank que criticó a los musulmanes
Redacción Minuto Digital 4 Septiembre 2010

El consejero del Bundesbank Thilo Sarrazin se muestra convencido de que la libertad de expresión ampara sus declaraciones sobre los musulmanes. Sarrazin, cuya cabeza piden toda la casta políticamente correcta alemana, se siente apoyado por la mayoría de los ciudadanos germanos y ha recibido el respaldo de medios influyentes, como el poderoso rotativo Bild , que hoy dedica la portada y sus dos primera páginas a defender sus ideas.

“El presidente federal se pensará muy bien si quiere concluir un proceso político que posteriormente será anulado por los tribunales”, advierte Sarrazin en declaraciones adelantadas por el semanario Focus. El autor del libro ‘Alemania se descompone’, en el que dibuja un escenario en el que pronostica una islamización de Alemania en el transcurso de las próximas décadas, subraya además que “la opinión de los constitucionalistas sobre mi posible cese está de mi parte”.

“No sabe Usted cuántos miles de cartas y correos electrónicos han llegado de seguidores de la CDU a su central. Ahí esta (Merkel) notando: aquí está reventando algo difícil de controlar. La olla hierve. De ello deduzco que mis ideas son explosivas”, afirma Sarrazin.

Añade que ‘resulta interesante que desde la Unión Socialcristiana -partido bávaro hermano de la CDU- no se escuchen casi comentarios negativos’ a las tesis que defiende sobre la deficiente integración de los inmigrantes de origen musulmán y los presuntos abusos del sistema social.

Éxito de ventas

Mientras tanto, su libro ‘Alemania se descompone’ se ha convertido en un éxito de ventas en menos de una semana y su editorial ha comunicado que la primera edición de 250.000 ejemplares está prácticamente agotada. Sarrazin ha recibido además el apoyo valioso e influyente del tabloide Bild, el mayor de Europa con una tirada de mas de tres millones de ejemplares diarios.

“Demasiados jóvenes extranjeros son criminales”, “En los patios de colegio se debe hablar alemán”, “No quiero disculparme por ser alemán”, “No debemos adaptarnos a los extranjeros, sino ellos a nosotros” o “Quien trabaja no debe ser el tonto” son algunas de las citas que publica en portada el rotativo.

Tony Blair: “El radicalismo islámico es la mayor amenaza para el mundo”
Redacción Minuto Digital 4 Septiembre 2010

El ex primer ministro británico Tony Blair, que acaba de publicar un libro de memorias, ha insistido en que el radicalismo islámico es la mayor amenaza que afronta el mundo y cree que Irán es el país que más apoya ese radicalismo.

Así lo ha señalado el ex líder laborista en una entrevista hoy con el Servicio Mundial de la BBC con motivo de la publicación de su libro “A Journey” (Una trayectoria), en el que relata detalles de sus diez años en el poder, entre mayo de 1997 y junio de 2007.

Según él, los radicales islámicos consideran que cualquier cosa que puedan hacer en nombre de su causa está justificada, incluso el uso de armas químicas, biológicas y nucleares.

Blair, que es enviado especial para Oriente Medio, ha afirmado que Irán es el país que más apoya el radicalismo islámico y ha reiterado que es necesario impedir que desarrolle armas nucleares.

“Necesitamos enviar un mensaje a Irán que sea muy claro, que no pueden tener armas nucleares y que les vamos a detener”, agregó Blair, y señaló que no aboga por una acción militar pero que ninguna opción debería ser retirada de la mesa.

“Después del 11 de septiembre, con razón o sin ella, yo sentí que el cálculo del riesgo cambió. Hay un enorme riesgo por una combinación de este movimiento radical y porque, si pudieran, utilizarían armas nucleares, químicas o biológicas”, añadió.

Blair señaló que le ha resultado difícil decidir cómo responder al radicalismo islámico.

“Este extremismo es tan profundo que al final tienen que saber que se enfrentarán con una voluntad mayor que la de ellos”, dijo.


******************* Sección "bilingüe" ***********************

En brazos del PNV
Enrique de Diego, www.gaceta.es 4 Septiembre 2010

Con Zapatero, todo siempre puede empeorar. El presidente, que cada mañana se traslada a El Pardo para inspirarse, ha desbancado a Murphy. Que, en estos momentos, cuando el paro ha vuelto a subir en agosto, presente a España en Japón como países hermanados por el éxito, es una broma muy pesada.

Se mire a donde se mire, la gestión del Gobierno nos avergüenza. Ahora, como era previsible, y en aras de la estricta supervivencia, que es de lo que se trata, se va a echar en brazos del PNV, con los pistoleros etarras al fondo. Palabras mayores. Es muy probable que estalle la caja común de la Seguridad Social. También que el pacto PSE-PP, de lo poco que funciona y no da problemas, sea sometido a tensiones insoportables.

Es obvio que la situación exige elecciones anticipadas, pero estamos en manos de un irresponsable que es la quintaesencia del político profesional. CiU, con el discurso duro, porque vienen elecciones en Cataluña, ya les ha dicho a los hermanos del PNV que Zapatero no es de fiar (remember el Estatut donde se ha generado un conflicto altamente innecesario), pero los del PNV quieren protagonismo y siempre han tenido un sexto sentido –como Mohamed de Marruecos– para detectar la debilidad del Gobierno de España.

El precio a pagar puede ser demasiado elevado y ya son demasiadas bancarrotas, morales, económicas y políticas, en la sufriente España. Si algo queda aún digno en el socialismo es el vasco y es precisamente al que se dispone a ningunear y poner en almoneda el inquilino de La Moncloa.

Se retiran escoltas, porque no hay dinero y porque en el paquete vienen también los de capucha y el tiro en la nuca, que pueden anunciar tregua, para dar a Zapatero un balón de oxígeno y, de paso, reconstituirse.

No es que me duela España, es que todo el panorama con Zapatero es estomagante y delirante. Lo dicho: cualquier aspecto puede empeorar y lo hace mediante la frivolidad de un presidente y un Gobierno que ya están finiquitados, que han perdido todo contacto con la realidad, que no cuentan con la mínima legitimidad en la calle.

Otrosí: madrileños hartos de la voracidad fiscal de Gallardón, y considerando que el PSOE no es alternativa, sino mal mayor, han decidido presentar candidatura a la alcaldía de Madrid, propugnando suprimir tasas y bajar impuestos. El partido se llama Regeneración.

El PSOE es "algo" más que ZP
Antonio Pérez Henares Periodista Digital 4 Septiembre 2010

Si hay un partido disciplinado, hasta la sumisión si me fuerzan, fiel a su líder, que no se mueve- Guerra dixit- salvo en casos de extrema necesidad y evidencia, este es el PSOE. Para lo bueno y también ara lo malo, que esas prácticas también, y aquí incluso pueden decir, en el PP más, tienen mucho de perverso.

Pero algo se está empezando a mover en el PSOE. Los “guerristas” siempre, y en Madrid más, y Felipe Gonzalez, que ojo a algún sanedrín que puede reunirse este fin de semana. Pero hay todavía un elemento más y este de mayor enjundia y peso que ya lleva tiempo dando señales de vida. Son algunos de los que se llamó en su tiempo, los barones. Y estos están en boca de elecciones.

Más allá de que puedan pensar que el “efecto Zapatero”, que algunos lo piensan ahora resta en vez de sumar, perciben que algo han de hacer y más allá incluso. Que ellos no pueden estar al albur de Ferraz, que tienen personalidad propia y los “desvios” de Montilla y la genuflexión ante ellos no puede caer sobre su gestión y sobre sus cabezas. Amen de que no comulguen ideológicamente y por cuestión de principios con esas “ruedas” que les saben a molino.

Emergió y es hora de recordarlo, porque entonces le llovieron las críticas de los “brazos de madera” la voz, siempre prudente y mesurada de José Maria Barreda, el presidente castellano-manchego, y luego han aparecido otras, la del extremeño Vara, la de Alvarez Areces, aunque este no se presente a la reeleción. Y por supuesto, la de Patxi Lopez que teme con razón que las necesidades agónicas de ZP para aprobar el presupuesto lo pueden dejar a él a los pies de los caballos de un PNV que ve la posibilidad de hacerle un verdadero agujero y debilitarlo hasta tal punto que hasta logren recuperar el poder en Euskadi.

Porque y centrando el asunto en las próximas elecciones, que les tocan a Barreda y a Vara, lo que ellos quieren y tienen derecho es que se les visualice y de alguna manera se les juzgue a ellos y a su gestión. Que ellos son quienes se presentan y comparecen ante las urnas. Que tienen además un perfil propio y una opinión a respetar y mucho que decir cuando de política global del PSOE se trata. Lo que empiezan a formular en el fondo, guardando eso si de manera exquisita las formas, es que el PSOE es algo más que ZP, que una imagen y un liderazgo.

Ni Barreda ni Vara son ningunos rebeldes, ni mucho menos desestabilizadores, pero que su exigencia de que se les tenga en cuenta a ellos y a sus “poderes” y lo que aportan no puede darse como que va “de suyo” y te callas. Barreda comenzó a hacerse oir. Otros están siguiendo ese ejemplo. Estamos ante el principio de algo, porque algo está moviéndose en el PSOE y puede que mucho más rápido y con mucha mayor carga de profundidad de lo que parece.

P.D. Datos: Los diputados del PSE en el Parlemento de Euskadi van a visualizar un gesto de absoluto apoyo a Patxi López ante las maniobras del PNV y ZP. Y la espita abierta con las primjarias en Madrid, con el intento de imposición de Trini y la rebelión de Gómez está produciendo un efecto de contagio que amenaza con desbordarse. En Ferraz están de los nervios. A. Asunción aquel ministro, rara avis, que dimitió cuando se escapó Roldan ha anunciado que vuelve al ruedo y que le disputa la candidatura al desacreditado secretario valenciano, Alarte. Y algo similar ocurre tambien en Canarias, tras la saga-fuga de López Aguilar, en Murcia y en Aragón.Lo señalaba al final del post:Estamos ante el principio de algo, porque algo está moviéndose en el PSOE y puede que mucho más rápido y con mucha mayor carga de profundidad de lo que parece.. Y recuerden aquel otro "La rebelión de los enanos". A ZP se le están empezando a "rebelar" porque su imagen "resta" ahora, es un lastre y , en el fondo, quien está en cuestión es el. El miercoles alguien muy conocedor de los entresijos del PSOe y muy cercano a él me susurró: "Oye, que quien tine muchas papeletas de no ser candidato es él".

El discurso clausurado
El autor anima al Gobierno vasco a «proclamar con argumentos que no es cierto que la única misión de los políticos vascos sea la de mejorar la posición de Euskadi en España»
J. M. RUIZ SOROA El Correo 4 Septiembre 2010

Pues verán, se lo cuento en la forma hoy por hoy dominante entre nosotros: resulta que hay por ahí una competencia (la de las políticas activas de empleo) que todavía no se ha transferido a la Comunidad Autónoma Vasca, a pesar de que en términos generales es una competencia de obligada transferencia (tanto es así que ya se transfirió hace tiempo a todas las demás comunidades). Y resulta que hace año y medio llegó a Euskadi un nuevo Gobierno socialista que, en poco tiempo, pactó con el Gobierno central esa transferencia y su correspondiente importe económico en las cuentas de ajuste España/Euskadi (más o menos, 300 millones). Pero héteme aquí que un partido nacionalista reivindica que el importe a transferir es muy superior, nada menos que unos 160 millones más, y que por tanto la postura del Gobierno es de cesión vergonzosa en los intereses del país, puesto que estaría dispuesto a aceptar una competencia «devaluada» o «desvirgada» (mientras que el nacionalista la quiere «inmaculada»).

La argumentación técnico-jurídica del asunto es muy compleja y no voy ni siquiera a intentar resumirla. Porque lo que me interesa no es tanto la argumentación técnica subyacente a una u otra postura cuanto la posibilidad de formular un discurso alternativo al nacionalista, un discurso que explique y justifique la postura adoptada por el Gobierno vasco. Algo que está necesitando a gritos, como es patente, puesto que no cabe duda de que resulta en principio extraño que el Gobierno vasco esté dispuesto a aceptar un trato que es malo para el territorio que gobierna, o por lo menos es peor de lo que podría y debería ser según proclama el nacionalismo. Y, sin embargo, hoy es el día en que no podemos sino constatar la ausencia de ese discurso: el Gobierno se defiende afirmando que los nacionalistas sólo quieren entorpecerle o arrinconarle (lo cual es muy cierto) pero parece incapaz de explicar el porqué de su posición.

Esta carencia discursiva obedece, a mi modo de ver, a una especie de clausura argumental insuperable en todo cuanto se refiera al autogobierno vasco: la de que cuanto más autogobierno, mejor, la de que cuanto más consigamos para Euskadi, mejor, la de que el único objetivo de la autonomía es traer el máximo de recursos al País Vasco y por ello que no hay más objetivo en la actividad del gobernante vasco que el de arramblar con todo lo que se ponga a tiro. Es el cierre discursivo que nace de tomar el 'territorio' o el 'pueblo' como único valor a considerar, y es un cierre que se ha repetido tantas y tantas veces en estos últimos treinta años que parece hasta algo así como obvio o natural. ¿Para qué está el Gobierno vasco sino para defender los intereses de Euskadi? Precisamente por esa ya secular aceptación acrítica de ese discurso es por lo que el actual Gobierno se encuentra dialécticamente preso en una contradicción flagrante: lo que pide para Euskadi no es el óptimo para Euskadi, luego está malbaratando nuestros intereses.

Sólo existe una forma de salir airoso de esta aparente contradicción, pero implica necesariamente atreverse a romper el cierre o clausura del discurso, exige dar un paso ciertamente atrevido: el de proclamar con argumentos que no es cierto que la única misión de los políticos o gobernantes vascos sea la de mejorar la posición de Euskadi en España, que no es cierto que la única finalidad del autogobierno sea la de atrapar más y más recursos para el País Vasco. Que junto a esa finalidad, que desde luego está vigente, coexisten otras también valiosas que deben tenerse en consideración. Por ejemplo, el interés del conjunto español en constituirse como un Estado federalizado de manera equitativa y razonable, de una manera solidaria y ciudadana.

Lo que estoy diciendo es que el político vasco no puede ignorar ni desconocer el interés del conjunto de España, puesto que es uno de los ámbitos de referencia obligada para él. Que no puede pensar España como si fuera una 'finca de competencias' de la que hay que arrancar el máximo posible, pase lo que pase con la finca después. Al igual que tampoco puede pensarse Europa como una cornucopia de fondos de los que sólo interesa atrapar el máximo (así nos va). Y no pueden pensarse así por varias razones: en primer lugar, porque es estúpido e incoherente con la realidad de los tiempos. Estamos en España y no nos es ajeno en absoluto que el conjunto español funcione bien o mal. La idea de que 'a nosotros nos den nuestros privilegios y derechos y allá los demás con sus problemas' es propia de tenderos y aldeanos (y que me perdonen los susodichos), no de un gobernante actual que debería ser consciente de la interacción entre todos los niveles de gobierno: más y más autogobierno de uno puede ser al final peor gobierno de todos. Instalar a Euskadi en el privilegio irritante y permanente, convertir nuestro estatus en una discriminación odiosa ante las demás comunidades puede ser rentable a corto plazo (exactamente, 160 millones), pero es una mala inversión de futuro: el sistema conjunto perderá su funcionalidad y emprenderá una carrera de emulación destructiva. Porque no se puede territorializar lo que es interpersonal, así de sencillo.

Pero es que, además (o antes), existe algo que se llama solidaridad o equidad (antes se le llamaba justicia). Al final, por mucho que queramos disfrazarlo hablando de 'pueblos', de 'países' y de 'territorios', de lo que estamos hablando y con lo que estamos tratando es de personas. De ciudadanos cuyos derechos ante las administraciones dependen de la contribución equitativa que todos hagamos para sostenerlos, sin más distinción que nuestras propias posibilidades y riqueza. Pues bien, la postura nacionalista incurre de nuevo en este asunto en la más radical insolidaridad: se persigue, una vez más, que el ciudadano trabajador vasco quede privilegiado frente al ciudadano trabajador español por un trato de favor que no se fundamente en razón válida alguna, salvo la de unos etéreos 'derechos históricos' que interpretan a su modo y manera.

Naturalmente que es difícil de sostener el discurso de la ciudadanía en una sociedad acostumbrada durante siglos al privilegio derivado del fuero o del Concierto. Choca con asunciones arraigadas y choca con el discurso que los mismos socialistas (y populares) han sostenido una y otra vez. Pero, o se habla de ciudadanía y de solidaridad, o la postura del Gobierno es inexplicable. ¡Atrévanse!

'Sociopreferencia'
Tanto los jeltzales como los socialistas vascos necesitan que el acuerdo entre Zapatero y el PNV sobre los Presupuestos salga adelante
KEPA AULESTIA El Correo 4 Septiembre 2010

La negociación en torno a los Presupuestos Generales del Estado para 2011 depara sorpresas. Tras el mundo de apariencias que describen las declaraciones de sus protagonistas, se ocultan intereses y miedos que irán aflorando en los próximos días. Negociar significa adentrarse en un túnel del que nunca se sabe cuándo y cómo se saldrá. Ello ocurre porque en realidad los objetivos no están del todo claros y, una vez iniciadas las conversaciones, los interlocutores se van alienando en el enredo. El tiempo transcurre y precisan ofrecer algún resultado, incapaces de romper el diálogo; de modo que la realidad de la negociación se vuelve poliédrica.

Es obvio que Zapatero está necesitado de la coincidencia con los jeltzales para salvar los Presupuestos y la legislatura. Pero junto a la imagen de un EBB engreído porque tendría cogido al presidente existe otra realidad: la de un PNV entrampado en su soberbia desde el momento en que se inicia la negociación. Y junto a las indudables muestras de incomodidad de los socialistas vascos, hay también un PSE-EE interesado en que el tejemaneje con el PNV salga adelante.

En su viaje por China y Japón el presidente José Luis Rodríguez Zapatero ha procedido a una declaración por entregas de sus intenciones. Primero, designó al PNV como interlocutor «preferente»; luego, expresó su disposición a hablar sobre el desarrollo del autogobierno; más tarde, mostró su interés en que el compromiso con los nacionalistas vascos incluyera aspectos de largo alcance, como la reforma de las pensiones; después, acotó los términos de la negociación ateniéndose a la doctrina del Tribunal Constitucional; y acabó con una llamada solemne a los grupos parlamentarios para que aparquen sus inclinaciones partidistas, se avengan al interés general y faciliten la aprobación de los Presupuestos.

La envolvente descrita es la habitual en Zapatero; sólo que su eficacia depende del poder de quien la despliega, y el jefe del Ejecutivo está en horas bajas. El PNV ha entrado confiado en la negociación, seguro de tenerle cogido a Zapatero. Pero a medida que pasen los días, y visto que el inquilino de La Moncloa no les dará motivos evidentes para romper las conversaciones, a los jeltzales les resultará más difícil desentenderse de la aprobación de los Presupuestos. Les sería prácticamente imposible romperlas si el Gobierno central y el vasco llegan a un acuerdo para la transferencia de las políticas activas de empleo, por insatisfactorio que les parezcan los términos del mismo.

Además, a Zapatero le bastaría con posponer la resolución del problema. Puede que llegue un momento en que el PNV deba optar entre aceptar lo que le ofrezca el presidente o adquirir notoriedad como causante directo de la disolución anticipada de las Cortes. A los nacionalistas les puede dar más o menos lo mismo electoralmente. Pero Iñigo Urkullu sabe que un final precipitado de la legislatura no sólo aseguraría la derrota del PSOE, sino que acercaría al PP a la mayoría absoluta. Una perspectiva que atormentaría al Gobierno de Patxi López, pero que tampoco adelantaría la fecha en la que los jeltzales puedan volver a Ajuria Enea.

Los dirigentes del socialismo vasco comenzaron a incomodarse cuando hace meses vislumbraron la eventualidad de que Rodríguez Zapatero les pudiera ningunear a la búsqueda de una componenda con el PNV. Hoy no tienen más remedio que saludar el diálogo entre La Moncloa y el EBB como el deseado regreso de los jeltzales a la sensatez del entendimiento dentro del marco vigente. Los dirigentes del socialismo vasco -o algunos de ellos- pueden haber llegado a la conclusión de que Zapatero no les aporta ya nada. Pero esto no significa que una derrota por adelantado del presidente no les fuera a pasar una seria factura. De todas las malas noticias políticas que pudiera recibir el Ejecutivo de Patxi López, la ruptura de las conversaciones entre Zapatero y el PNV sería sin duda la peor. A pesar de que Urkullu lo desprecie como «lehendakari de saldo», el secretario general de los socialistas vascos está obligado a hacer de la necesidad virtud.

Así, el PSE-EE podría recuperar el discurso que ensayó tras las autonómicas, cuando al tiempo que calificaba de «socio preferente» al PP abría las puertas a la colaboración con los nacionalistas. Haciendo de la necesidad virtud, los socialistas podrían adelantarse al día después de los comicios locales y forales. Al fin y al cabo, al PNV no le interesaría suscribir un pacto -por otra parte imposible- como el de respetar la lista más votada. Le es más conveniente asegurarse de que no se aplique por sistema la 'sociopreferencia' entre el PSE-EE y el Partido Popular vasco. Resulta prácticamente imposible que, con el PSOE en franco declive, los socialistas vascos logren convertirse en la fuerza más votada en las próximas autonómicas, o que sorprendan electoralmente a sus adversarios en las locales y forales.

Mucho menos si los acontecimientos se precipitan y se quedan sin Zapatero. Pero la soberbia jeltzale puede verse obligada a admitir que, al final de su negociación con el presidente, necesita atar cabos con ese socialismo vasco al que ayer mismo pedía que no estorbase en la negociación presupuestaria. Es posible que estemos asistiendo al tramo final del «cambio en Euskadi» a un año y medio de que se iniciara. La 'sociopreferencia' varía su orientación para salvar al PSE-EE manteniendo unos meses más a Zapatero, al tiempo que el PP vasco se recoloca unido al destino de Mariano Rajoy.

España
Batasuna abre la puerta a una tregua de ETA a cambio de su legalización
Lo hace a través de un documento transmitido a partidos y sindicatos
Ep www.lavozlibre.es  4 Septiembre 2010

Bilbao.- La izquierda abertzale y Eusko Alkartasuna han transmitido a partidos, sindicatos y otros colectivos de nacionalismo vasco un documento titulado 'Acuerdo sobre las condiciones mínimas y suficientes para el desarrollo del proceso democrático', en el que se contemplaría la posibilidad de un alto el fuego de ETA bajo verificación internacional.

De esta manera, se han referido a una información publicada en la que se hace referencia a que Batasuna ha sometido a contraste su propuesta para tratar de avanzar y buscar apoyos hacia una nueva fase "en la que se respeten todos los derechos humanos, políticos y civiles del conjunto de la ciudadanía vasca".

En un comunicado conjunto, EA y la izquierda abertzale han precisado que ese documento es el desarrollo del texto 'Bases de un Acuerdo Estratégico entre Fuerzas Políticas Independentistas', el denominado acuerdo 'Lortu Arte', firmado por ambos el pasado 20 de junio en el Palacio Euskalduna.

Por lo tanto, han señalado que es un texto redactado por las dos fuerzas políticas firmantes del citado acuerdo y tiene como objetivo "superar la actual situación política vasca y lograr que Euskal Herria entre en una nueva fase caracterizada por la paz y la normalización política".

Asimismo, han señalado que, tal y como se anunció tras la firma del documento 'Lortu Arte', el acuerdo ha comenzado a desarrollarse, "siempre con la mirada puesta en lograr el objetivo declarado de conseguir el Estado vasco independiente mediante la acumulación de fuerzas soberanistas que desarrollen una estrategia de confrontación democrática con los estados español y francés".

Además, han precisado que, en el texto, se desarrollan las condiciones que EA y la izquierda Abertzale proponen al resto de fuerzas políticas, sociales y sindicales vascas "para superar la situación política que sufre Euskal Herria y caminar hacia una nueva fase en la que se respeten todos los derechos humanos, políticos y civiles del conjunto de la ciudadanía vasca". En este sentido, han apuntado que ambas formaciones han comenzado ya a contrastar su propuesta con otros partidos, sindicatos y colectivos.

"HOJA DE RUTA"
El documento consta de tres partes, según publica 'El Correo', en la que se detalla el contenido del texto elaborado por la Izquierda Abertzale y EA. Ambas formaciones plantean una "hoja de ruta" en la que se describe como "permanente" el posible alto el fuego a decretar por ETA, aunque se incluye la figura de la "verificación internacional".

Además, entre otras cuestiones se plantea la derogación de su ilegalización, el acercamiento de los presos de ETA y poner fin a los juicios contra las organizaciones del entorno de la banda terrorista así como trabajar por la reparación de "todas" las víctimas.

Asimismo, la izquierda abertzale y EA plantean la creación de una o varias meses multipartitas en las que participen todas las formaciones vascas y se pretende propiciar un proceso de diálogo entre el Gobierno y ETA "sobre las consecuencias del conflicto" para el que se rechaza la utilización de los "instrumentos coercitivos del Estado" para "influir en la negociación".

El PP avisa que la banda terrorista 'sólo busca reorganizarse y rearmarse'
El portavoz del Partido Popular Vasco asegura que no se puede permitir que en las elecciones se cuele nadie en nombre de ETA
Ep www.lavozlibre.es 4 Septiembre 2010

Madrid.- El portavoz del PP del País Vasco, Leopoldo Barreda, ha destacado que los demócratas no se pueden dejar llevar al escenario planteado por los terroristas. "El escenario es simplemente la derrota de ETA y que prevalezcan los valores democráticos. La clave en esta lucha es que en las elecciones municipales no se consiga colar nadie en nombre de ETA, por muchos eufemismos que manejen en los meses que faltan", ha añadido.

En este sentido, el dirigente popular ha señalado que el documento suscrito entre EA y Batasuna-ETA en el que piden a la banda un "alto el fuego" verificable, obedece "a una misma lógica de quienes están dispuestos a hacer cualquier cosa con tal de presentarse a las elecciones municipales".

"Es una elemento más de los sucesivos montajes y artificios que hemos visto con ese objetivo. El objetivo de ETA-Batasuna es estar presente en las elecciones municipales y todo está orientado a ese objetivo, no al final de ETA, no a acabar definitivamente con ETA, sino a que ETA se cuele en las elecciones municipales", ha asegurado.

Por ello, en el texto de EA y el brazo político etarra, Barreda ve "más de lo mismo: una manipulación del lenguaje, más eufemismos, no se habla de las víctimas de ETA, se habla de todas las víctimas, como si hubiera otras víctimas, se incluyen todas las pretensiones históricas de ETA o, lo que es lo mismo, se hace un planteamiento por el que ETA consigue sus objetivos dejando de matar, en vez de por seguir matando".

En esta línea, ha denunciado que a través de ese documento "se busca la impunidad de los terroristas condenados, la liquidación del marco constitucional y estatutario, y se plantea la negociación política". "Es decir, -ha añadido- todo aquello que en democracia no es admisible en relación con el combate contra el terrorismo".

Por lo tanto, ha instado a no dejarse distraer por "pretensiones de los terroristas y no dejarse desviar del objetivo de los demócratas que es acabar definitivamente con ETA". "No hay nada en ese texto que lleve al final de ETA, sí a que ETA consiga sus objetivos y altere el paso de los demócratas", ha insistido.

Cataluña
El PP prepara una Diada «alternativa» con un tributo a la bandera y la lengua españolas
MARÍA JESÚS CAÑIZARES / BARCELONA ABC Cataluña 4 Septiembre 2010

Dispuesto a desmarcarse del ambiente identitario, que este año más que nunca, tendrá la Diada de Cataluña, que se celebra tras el recorte estatutario dictado por el Tribunal Constitucional, el PPC impulsará una campaña consistente en rendir tributo a los símbolos que unen a todos los españoles, como la lengua o la bandera rojigualda. De esta forma, los populares catalanes, liderados por Alicia Sánchez-Camacho, reafirman su compromiso con la defensa de la Constitución frente a un nacionalismo catalán, a su juicio, empeñado en poner el acento en todo aquello que separa, en lugar de unir a los catalanes.

Y si esas formaciones soberanistas, a las que se ha sumado el propio presidente José Montilla, quieren convertir el 11 de septiembre en un anexo de la manifestación en contra del TC celebrada el pasado 10 de julio, el PP pretende mantener el espíritu de muchos catalanes que también salieron a la calle, pero con banderas españolas para celebrar la victoria de la selección en el campeonato mundial de fútbol. Y frente al desacato que el Gobierno autonómico demuestra a las directrices del TC, por ejemplo en materia lingüística, los populares revalidan su rechazo a la imposición del catalán que está detrás de las multas lingüísticas y de la pretensión de la Generalitat de exigir el nivel C a los profesores universitarios. Un adelanto de esa campaña españolista es el folleto presentado ayer por el PP y que será repartido con motivo del inminente inicio del curso escolar.

Encuesta a los padres
En el mismo se pregunta a los padres qué piensan sobre el derecho a elegir la educación de sus hijos, si la enseñanza en Cataluña es más cara que en otras comunidades autónomas, si se debe mejorar la convivencia en las aulas y potenciar valores como el esfuerzo o el respeto a los profesores, entre otras cuestiones.
La citada campaña en favor de los símbolos españoles se impulsará pocos días antes de que el presidente del PP, Mariano Rajoy, visite Cataluña. Esta previsto que líder popular se desplace a esta comunidad en tres ocasiones, la primera el próximo 18 de septiembre. Rajoy y otros dirigentes nacionales como María Dolores de Cospedal o Ana Mato, tendrán un papel muy activo en la campaña de las autonómicas, donde el apoyo de Génova es admitido sin ningún tipo de complejo por Sánchez-Camacho, algo que la distingue de anteriores candidatos a la presidencia de la Generalitat del PPC.

Estos son los preparativos de los populares de cara a la Diada. Los institucionales fueron presentados ayer por el secretario general adjunto de Presidencia, Jordi Menéndez, y el secretario de la Mesa del Parlament Jordi Miralles. El «hilo conductor» de los actos oficiales será la promoción de la lengua catalana, en un momento en el que se celebran además el año Maragall y Vicencs Vives, el centenario del nacimiento del poeta Màrius Torres y el 50 aniversario de La Nova Cançó. Tras la tradicional ofrenda floral a primera hora de la mañana de partidos e instituciones al monumento a Rafael Casanova, la Generalitat y el Parlament organizan de nuevo el acto que se desarrollará ante la cascada del parque de la Ciutadella de Barcelona.

Recortes de Prensa   Página Inicial