AGLI

Recortes de Prensa   Domingo 5 Septiembre  2010

 

Cooperando con el terrorismo
Editorial www.gaceta.es 5 Septiembre 2010

El Gobierno paga a quienes le agreden.

Al Qaeda le tiene tomada la medida a la España de Zapatero. Desde que el líder socialista llegó a La Moncloa ordenando la retirada de Irak y predicando la Alianza de Civilizaciones, el terrorismo islamista sabe que es rentable presionar a un país como el nuestro, que reacciona inclinando la cerviz y pagando a quien le amenaza. Desde el rescate del Alakrana hasta el de los cooperantes de Acción Solidaria, debe de haberse corrido la voz en el siniestro tam-tam de la Internacional Terrorista de que el Gobierno español es una auténtica bicoca. Lo que tiene delito es que nuestras autoridades lo sepan y se presten a tan perverso juego, desoyendo temerariamente las advertencias de la Unión Europea. Una directiva secreta de Bruselas, a la que ha tenido acceso LA GACETA, ya alertaba a España del peligro de secuestro en el Magreb. Se basaba en un informe de los Servicios Secretos alemanes que avisaba de la preferencia de Al Qaeda por “secuestrar a ciudadanos cuyos Gobiernos estuvieran preparados para negociar”.

El informe habla expresamente del Sahel, una franja de cuatro millones de kilómetros cuadrados, situada al sur del Sáhara, que atraviesa África desde Eritrea a Mauritania. Mientras EE UU y la UE tenían en el punto de mira a Irak y Afganistán, el terrorismo islamista ha abierto en los últimos años un segundo frente contra Occidente en esa zona desértica, refugio perfecto de yihadistas y mercenarios, y donde ha sentado sus reales Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQ-M), reclutando nuevos efectivos de países depauperados como Mali o Níger. Recurre al chantaje a países occidentales, mediante el secuestro, a fin de obtener financiación para rearmarse y cometer nuevos atentados. El informe de la Inteligencia alemana demuestra que el Gobierno español estaba perfectamente al tanto de la estrategia de AQ-M, y aun así pagó el rescate de los cooperantes Vilalta y Pascual.

Además de ser una intolerable claudicación moral e ilegal (lo que sitúa al CNI de Sanz Roldán al margen de la Ley), el pago de los cinco millones de euros resulta contraproducente, al realimentar al terrorismo. Así se lo dio a entender, explícitamente, el presidente Buteflika a Zapatero en la Cumbre Bilateral con Argelia, el pasado enero. Le advirtió de que si España pagaba rescate para liberar a los cooperantes secuestrados, el dinero lo utilizaría Al Qaeda para atentar en Argelia. Zapatero se comprometió a no hacerlo y así lo expresó públicamente Moratinos. Pero ya hemos visto lo que vale la palabra del presidente y el titular de Exteriores.

El teatro de operaciones del Sahel no es sino otro ariete más de Al Qaeda contra Occidente en general y España en particular (la franquicia magrebí reivindica expresamente la recuperación de Al Ándalus). Como advierten los analistas, el islam no va a perder en los próximos años la oportunidad de quebrar la frágil frontera sur de Europa, y ahí están diversas acometidas, desde la presión sobre Melilla hasta las bravatas de Gaddafi en Italia, pasando por la amenaza terrorista, que de múltiples formas responden al mismo esquema.

No parece que lo más adecuado para defender la libertad y la seguridad de España sea rendirse preventivamente a sus enemigos, pagando a quienes la agreden. Y ésa es exactamente la política que practica el Gobierno, desoyendo a unos Servicios Secretos mucho más eficaces y avisados que los suyos. De esta forma, coopera no sólo con el terrorismo de ETA, al darle alas con la negociación, sino también con el islamista. Siniestra hazaña.

RETRATO DE FIN DE CICLO
Editoriales ABC 5 Septiembre 2010

A medida que pasan las semanas se acumulan los datos sobre el debilitamiento del Gobierno y la falta de interés de su presidente en preservar la integridad política de su equipo ejecutivo. La negativa a una crisis inmediata no está produciendo el efecto de estabilizar el ruinoso estado del Gobierno, sino el de agravar la amortización de algunos de sus miembros, hasta el extremo de ignorar pautas elementales de dirección política. No tiene sentido que en un país con más de cuatro millones de parados y con la mayor tasa de desempleo en Europa el Ejecutivo tenga un ministro de Trabajo dimisionario al que se sostiene sólo para que aguante el chaparrón de la huelga general del próximo día 29. Esta falta de lógica en la conducción del Gobierno tiene su explicación, no menos grave que los efectos que provoca, en que actualmente solo hay una prioridad, que es la operación de supervivencia centrada en el apoyo del Partido Nacionalista Vasco a los presupuestos de 2011, condición imprescindible para la continuidad de Rodríguez Zapatero. Todo lo demás es secundario, incluso el cuidado de una mínima apariencia de colegialidad en el Ejecutivo socialista.

El nuevo curso político viene con una agenda elaborada con las prioridades y urgencias electorales del PSOE, que ha renunciado a plantear nuevos enfoques a la crisis económica —ahora que vuelven a empeorar los datos del paro y del consumo— o nuevos planes políticos sobre justicia, territorio, educación... No hay ninguna oferta revestida de novedad o apariencia de alternativa, aplicándose tanto el PSOE como el Gobierno a suplantar la acción directiva sobre un país en crisis por la gestión de sus problemas internos —primarias en Madrid— y de su falta de estabilidad.

A estas alturas de 2010, según los reiterados pronósticos gubernamentales, deberíamos estar notando la recuperación económica. En esto confiaban los socialistas para revertir las tendencias de las encuestas, como un velo sobre los clamorosos fallos de su gestión. Pero la caída en las encuestas ya no es una opinión pasajera, sino un diagnóstico formado por la falta absoluta de un proyecto para España, no solo en lo económico. Falta también en el plano internacional, donde los incidentes de Melilla han sido un reactivo de la debilidad diplomática del Gobierno; o en el ámbito institucional, dominado por la inefable insistencia del Gobierno en timar al Tribunal Constitucional con reformas legales que burlen su sentencia sobre el Estatuto. Y otro tanto cabría decir de la educación o el Poder Judicial. El PSOE solo ha tenido éxito en sus políticas divisoras, pero ha sido incapaz de ejecutar una sola reforma constructiva.

De domingo a domingo
Sobrevive a sus propios desastres
Carlos Dávila www.gaceta.es 5 Septiembre 2010

Zapatero ya sólo escucha a dos personas: Rubalcaba y Blanco. Son los que influyen sobre él; el segundo, además, tildado ya de hiperministro, se ha ganado la enemiga de todos sus colegas de Gobierno

Desde luego, los responsa­bles de Sony en España podrían haber esperado a que Zapatero abandonara Japón para anunciar que se van de Espa­ña con viento fresco. Me decía el jueves un personaje que se me presentó como antiguo colaborador del PSOE: “Lo único que le faltaba a Zapatero para consagrar su fama de gafe es que el mismo día en que se marcha de Japón, y después de doblar el espinazo ante el emperador, la multinacional se pire de nuestro país”. Pero no estamos para bro­mas. No estamos, por ejemplo, para compararnos ni con el robusto Migue­lín, ni con la economía de Japón, y pre­sumir de que España, como el coñac antiguo, está como nunca.

Tampoco estamos para decolorar el paro de agosto presumiendo de que ha sido bueno cuando todos los economis­tas sensatos (no se crean, algunos traba­jan para este Gobierno) pregonan que los últimos meses de este horroroso 2010 serán aún peores. Fíjense: les puedo ofrecer la explicación que algunos cono­cedores de Zapatero deslizan sobre el llamado “optimismo existencial” del susodicho. No se trata de que tenga más información que el resto de los morta­les, que por supuesto la debe de tener; tampoco de que crea, como alguno de sus epígonos pregona, que el optimismo siempre conduce al triunfo; no, resulta que Zapatero –gran descubrimiento clí­nico– es hipotenso y que en el fragor del combate, cuando todo se presenta peor, él se duerme la siesta. “Eso –decía alguien que ha compartido con él bas­tantes horas– le conduce a una relativi­zación de cualquier problema por gran­de que éste sea”. Bien, diría uno de noso­tros: “¡Vaya presidente, que cuando todo se tuerce, se echa a dormir!”.
Tres preguntas indispensables

Pero, claro, no tengo la menor intención de seguir por este camino porque eso lleva, para los propios, al engrandeci­miento estructural de su figura, el obje­tivo que, mal que bien, y con un cinismo a prueba de bomba, se plantean los medios que aún esperan algo de él. Y no me refiero exclusivamente a los que, al menos en principio, pertenecen a su órbi­ta ideológica. La carrera en pelo por pro­teger todavía a este hombre de sus inmen­sas fechorías es realmente deslumbran­te. ¡Cuántos colegas se retuercen las tripas teniéndole aún que salvar!

Pero, bien, estamos en el Zapatero de ahora mismo, sobre el que me dispongo a contarles algún pormenor. Hoy día, las tres preguntas que se formulan todos los analistas políticos de España son éstas: ¿quién influye en Zapatero?, ¿qué pre­tende Zapatero?, ¿se da cuenta realmen­te de adónde nos está conduciendo? Entrando en materia: según los juicios de todos aquellos que le guardan algún apre­cio, sólo dos personas de su entorno le merecen un respeto político imponente al jefe del Gobierno: Rubalcaba y José Blanco. El primero se ha ido abriendo hueco, pasito a pasito, desde su primera oposición, como ayudante de Bono, en el Congreso en que Zapatero fue elegi­do secretario general del PSOE. Rubal­caba acumula en este momento por su cargo, su dedicación OpenCor, y por su larga biografía, plagada de instantes complicados, una tranquila experiencia que, a él sí, le sirve para no perder los nervios más que cuando el Real Madrid empata con el Mallorca, en el caso, no comprobado, porque en este personaje nada es verdad ni es mentira, de que le interese un solo ápice la suerte del pri­mer equipo de España.

El papel del segundo ya es más complicado. Diré, de entrada, sólo esto: ha adquirido tal cercanía al presi­dente que sus más próximos, los minis­tros, ya no le aguantan; no es que le ten­gan celos, es que piensan directamente que el actual ministro de Fomento labo­ra contra ellos. ¿Están en lo cierto? Ellos sabrán, pero, ahora bien: ¿es cierto o no lo es que las filtraciones que se han veni­do publicando en los últimos meses y que depauperan el presente y el futuro de algunos dirigentes socialistas se atri­buyen, sin muchos datos seguros, a don José Blanco? El hiperministro, además, no ayuda a que los demás le tengan demasiado cariño. Durante todo agosto ha pisado con sus chanclas las durezas de los ministros más conspicuos, desde la asténica y ceñuda vicepresidenta segunda, pasando por los callos de la zafia vicepresidenta primera y termi­nando por los espolones del ministro inexistente del jipi-japa, el desahucia­do Moratinos.
Sin sentido de la trascendencia

En cuanto a la segunda de las interro­gantes: ¿qué pretende Zapatero?, podría terminar, de antemano, con un castizo: “Y a mí, ¿qué me cuenta usted?”, pero como éste no es papel para un periodista, contaré lo siguiente: un informante acreditado, de los que no tie­nen la mínima intención de levantarle el culo del sillón monclovita al presidente, confesaba estos días: “No tiene [Zapa­tero] sentido alguno de la trascenden­cia, piensa que la política es ir tapando agujeros a medida que se abren, aunque eso sí: cada vez que culmina una opera­ción que parecía imposible, dice a los demás: ‘¿Os dais cuenta de que no era para tanto?”. Una frase que emplea habi­tualmente cuando se refiere a la eterna imputación del PP sobre la política terri­torial del Gobierno socialista aclara per­fectamente esta cuestión: “¿Aque no se está rompiendo España?”.

Y es que Zapatero, en su indigencia intelectual, en su falta de perspectiva histórica, no cree que ni la voladura de la sentencia del Estatuto de Cataluña, ni lo que ahora pretende: un acuerdo con el PNV como sea que termine por des­trozar el Gobierno Vasco de Patxi López, sean elementos suficientes para dinamitar la arquitectura constitucio­nal de nuestro país.

Ahora se le ve disfrutando como un púber que estrena pelota revol­viendo las aguas pantanosas de su par­tido. Su fin es demostrar que él siempre gana: que su apoyo a Trinidad Jimé­nez, tan heredada de Felipe González, será suficiente para dinamitar la vida política del pobre Gómez, un volunta­rioso gladiador que, por una vez, se creyó que eso de la democracia valía también para su pétreo partido. En ésas está Zapatero; en ésas, en terminar con Montilla, una guindilla perseverante en su tafanario desde que, como ahora Corbacho, volvió a Cataluña, y en pac­tar con el PNV también “como sea”.

¿Que hay que conceder a Urkullu y compañía la potestad para convocar referendos?, se concede; ¿que hay que romper la intocable, según la Constitu­ción, caja única de la Seguridad Social?, se rompe; ¿que hay que acordar, y sólo para el País Vasco, eso sí, que la lista más votada sea la que gobierne?, se acuerda. ¿Qué importa el medio si la dicha es buena? Los que creen que se va a rendir están (no es que sean) literalmente ton­tos. Aún va algún merluzo de la infor­mación, cursi como merendar en Negu­ri, afirmando (él lo sabe todo), que Zapa­tero se retira, que la Chacón es la sucesora, que todo está atado y bien atado. Nada de eso, tontón: aquí y ahora, únicamente persiste una realidad: Zapatero se cree enviado por el destino, prohijado por éste para cambiar la faz de España, incluso la de la Tierra si se le pone a tiro. Retirarse, eso, como diría Luis Aragonés, es de cobardes. Él es un superviviente incluso de los propios desastres que provoca.

"Regeneración": Candidatura a la Alcaldía de Madrid
Enrique de DiegoEl Semanal Digital 5 Septiembre 2010

Madrileños hartos de la expoliación desmedida a la que nos somete Gallardón y considerando que el PSOE no es alternativa, sino mal mayor, hemos decidido presentar candidatura a la Alcaldía de Madrid, para que el Ayuntamiento sirva a los ciudadanos y no se sirva de ellos para mantener una nómina desorbitada de altos cargos.

El partido Regeneración, surgido del movimiento asociativo Plataforma de las Clases Medias, ha decidido presentar candidatura a la Alcaldía de Madrid, para poner freno a la voracidad recaudatoria del Ayuntamiento.

Regeneración considera que el Ayuntamiento de Madrid se dedica a expoliar a los ciudadanos madrileños, con medidas abusivas como la tasa de basuras, la caza y captura del automovilista y que eso sólo sirve para sufragar a un número excesivo y desproporcionado de altos cargos.

La candidatura de Regeneración planteará medidas como la eliminación de la tasa de basuras, la limitación de la ORA a distritos céntricos con alta concentración de oficinas y la venta del nuevo Ayuntamiento para que la sede vuelva a la sede tradicional de la Plaza de la Villa.

El partido Regeneración establece en sus Estatutos que nunca recibirá dinero del contribuyente, por lo que en ningún caso recogerá las subvenciones previstas para los grupos municipales.

Regeneración no presentará candidatura a la Comunidad de Madrid porque dicha formación es partidaria de eliminar las autonomías, por insostenibles y causa fundamental de la actual crisis económica.

La candidatura establecerá su estrategia de comunicación centrada en la acción de calle y solicitará el voto a cuantos compartan la filosofía de menos gasto y menos impuestos.

Leire Pajín y el regreso de los muertos vivientes
Roberto Blanco Valdés La Voz 5 Septiembre 2010

Lo peor de carecer de principios morales es que uno puede cometer villanías y creerse que está haciendo heroicidades.

¿Es una villanía que dos significadas dirigentes de un partido que tiene en su ideario la lucha por la libertad, la justicia y la igualdad, acudan a un país sometido desde hace más de medio siglo a una terrible dictadura para relacionarse amistosamente con los más altos responsables de un régimen inicuo que niega todo lo que ellas dicen defender? Lo es, sin paliativos.

Leire Pajín y Elena Valenciano, respectivamente secretaria de organización y encargada de Política Internacional del Partido Socialista, no han tenido, sin embargo, el más mínimo escrúpulo en ir a Cuba de visita oficial para «tratar temas comunes» entre el Partido Comunista Cubano y el PSOE, como si un partido democrático pudiera tener cordiales relaciones con el que ha sojuzgado a un país hasta convertirlo en el presidio de millones de personas. Ni a una ni a otra les ha repugnado dar la mano a Raúl Castro, ni les ha importado maltratar a la oposición democrática cubana (la mal llamada disidencia) a la que ni siquiera han recibido.

Habría bastado con que Pajín y Valenciano hubieran visto la emocionante película (Historias de La Habana) que proyectó el miércoles V Televisión en su ciclo Cine de verano, en la que un soberbio Andy García da vida al gran trompetista cubano Arturo Sandoval y a su peripecia para huir con su familia del paraíso infernal creado en la isla caribeña por los hermanos Castro, para que a las dos se les hubiera caído la cara de vergüenza por su apoyo a un régimen del que los cubanos escapan como quien lo hiciera de la lumbre. O quizá no.

Quizá no, porque la reacción frente a la barbarie del castrismo -que lo es frente a la persecución de los derechos más elementales- exige poseer una virtud moral de la que parecen carecer ambas dirigentes socialistas: la de distinguir la justicia y la injusticia más allá de colores y banderas. Pajín y Valenciano abominan seguro del franquismo o del pinochetismo, pero apoyan tan tranquilas al régimen castrista. ¡A estas alturas!

Coincidiendo con la presencia en Cuba de esas dos insólitas valedoras de Fidel, el dictador reapareció, como muerto viviente, para defender el régimen medieval de los ayatolás iraníes y dejar constancia de que en Cuba nada cambia. Pero, junto a ese espectro, otro recorrió la isla en estos días: el de quienes desde posiciones sedicentemente progresistas defienden al castrismo como si entre el triunfo de la Revolución en 1959 y el 2010 nada hubiera sucedido. Así se ha ganado este PSOE un honor más que dudoso: el de ser el único partido socialista europeo que sigue apoyando a la más vieja dictadura de Latinoamérica.

Profesionales de la política
Román Cendoya www.gaceta.es 5 Septiembre 2010

Es descorazonador ver los mismos nombres y las mismas caras desde hace tanto tiempo

El cambio de destino de Corbacho es un ejemplo más de la podredumbre ética de la casta política. Su gestión en Trabajo ha sido un fracaso resumido en millones de ciudadanos sin empleo. Seguro que ha obrado con la mejor voluntad, pero la coyuntura ha sido la peor. No es responsable de muchos de los parados, pero de la misma manera que sin motivos los políticos se apropian de los éxitos de otros –como la Copa del Mundial–, también les corresponde la responsabilidad de los fracasos. Corbacho ha sido cómplice del inmovilismo laboral establecido por Zapatero en su sometimiento a los sindicatos. Es un fracasado que en vez de retirarse de la política sigue. Y lo presentan en Cataluña para ¡¡¡realzar!!! la candidatura. ¿Cómo serán los demás? Corbacho alcalde, ministro, diputado… eficaz o inútil, siempre cargo público. Como casi todos, un ejemplo más de parásito político profesional que nos impone la mediocre tiranía de los partidos. Para preservar el régimen, la casta se autoconcede pensiones garantizadas, sueldos continuos y cesantías acumulables.

Es repugnante ver cómo, ahora que hay que hacer listas electorales, los mismos nombres pasan de un puesto a otro. Da igual que sea mediante primarias o mediante dedazo. El drama del sistema es que si la sociedad va bien tiene unos políticos. Y si va mal, tiene los mismos políticos, que no afrontan ni la regeneración política, ni la transformación de la sociedad adaptándola a la nueva realidad, porque perderían sus privilegios. Y si pierden las elecciones… continúan. ¡Qué pocos son los que saben retirarse de la acción política! Sólo suelen hacerlo los que tendrían más motivos para seguir. Sólo lo dejan los que tienen valía y posibilidad para hacer otras cosas en la vida. Es descorazonador ver desde hace tanto tiempo los mismos nombres y las mismas caras. Da igual cómo lo hagan. Mantenerse en lo público es su única profesión. ¿Para cuándo listas abiertas y limitación de tiempo en la política remunerada?

Retirada de Irak
JAVIER ZARZALEJOS El Correo 5 Septiembre 2010

La retirada de Irak de las tropas de combate estadounidenses ha planteado un incómodo dilema a muchos opinadores. Si cargaban las tintas en el retrato de Irak como un desastre sin paliativos, desgarrado y listo para ser devorado por la violencia sectaria, la decisión del presidente Obama habría sido un acto de irresponsabilidad, un abandono vergonzante que tiraría por la borda el sacrifico de vidas y dinero y que sólo se explicaría por la conveniencia electoral de un presidente que afronta los comicios legislativos de noviembre con un grave deterioro de su valoración popular. Pero si se aceptaba que las condiciones institucionales y de seguridad en aquel país permitían mantener el calendario de retirada de las tropas sin riesgos críticos, entonces se estaría haciendo un reconocimiento, siquiera mínimo, del progreso en la construcción institucional de Irak y de la estrategia seguida por la Administración Bush para hacer frente a la insurgencia y el terrorismo una vez derrocado Sadam Hussein.

Al explicar la retirada de las brigadas de combate (quedan todavía 50.000 soldados en Irak) el presidente Obama ha parecido consciente de esta dificultad. La superó con una intervención desde el Despacho Oval calificada de 'elegante', 'ambigua' y hasta 'generosa' con Bush. Evitó el 'misión cumplida' que proclamara su antecesor pero, en cualquier caso, afirmó el fin de la misión de combate, resaltó la celebración de «elecciones creíbles que habían atraído una alta participación» y valoró el rechazo a los alineamientos sectarios expresado por los iraquíes, el esfuerzo de estos por hacerse cargo de su seguridad y el combate contra el terrorismo que ha conseguido expulsar del país a la mayor parte de los dirigentes de Al-Qaida. En el contexto del mundo islámico, convulso por la presión fundamentalista y tan alejado de cualquier ambición democrática, no es un mal balance; al menos es suficiente para que la retirada de los soldados americanos se haya producido sin que se cumplieran las efectistas -y abiertamente infundadas- comparaciones con Vietnam.

Obama habló con gravedad del alto precio pagado por Estados Unidos, pero añadiendo que ha sido para «poner el futuro de Irak en manos de su pueblo». El reconocimiento tiene mayor valor en quien, como no olvidó recordar, se opuso a la intervención militar desde el principio. No recordó, sin embargo, que también se opuso a la estrategia del 'surge' propuesta por el general David Petraeus y decidida por Bush que cambió el signo de la lucha contra la insurgencia y el terrorismo yihadista. Tampoco era el momento de recordar que, a diferencia de él, tanto su vicepresidente como su secretaria de Estado sí apoyaron la guerra; que fue en el segundo mandato de Bill Clinton cuando el Senado adoptó el 'cambio de régimen' como política oficial hacia el Irak de Sadam; que su secretario de Defensa, Robert Gates, y su general al mando de las operaciones en Irak y Afganistán, David Petraeus, proceden de la anterior administración y que el propio calendario de retirada no es obra suya sino fruto del acuerdo de Bush con los iraquíes. Y es verdad que en ese pasar página y mirar al futuro al que Obama convocó a los americanos, la mirada al pasado habría de ocupar un lugar cada vez más limitado: ni la intervención en Irak puede reducirse a la obsesión personal de un hombre, por mucho que se deteste a Bush, ni pueden desconocerse sus lecciones, desde los fallos de la inteligencia a los errores de cálculo que infravaloraron la dimensión del esfuerzo de seguridad e institucionalización que debía seguir a la caída de la tiranía de Sadam.

Muchos se agarran a la intervención militar como un vicio de origen insuperable y no están dispuestos a apreciar el valioso esfuerzo que los iraquíes vienen realizando desde hace años para consolidar nuevas instituciones de gobierno. Hacer la más mínima concesión en este punto supondría flaquear en la fobia a Bush. Hay algo de cínico en aquellos que se escandalizan porque los partidos iraquíes todavía no hayan alcanzado un acuerdo de gobierno pero no recuerdan que si ese problema existe es porque los iraquíes vienen haciendo un ejercicio democrático sin apenas comparación en el mundo islámico. Como afirmó Tony Blair ante la comisión de investigación del Parlamento británico, «Irak ha cambiado la certeza de la represión por la incertidumbre de la política democrática» y ese es un cambio que merece respeto y apoyo, en vez el desdén y esa malsana nostalgia por la 'estabilidad' que proporcionaba la dictadura de Sadam. La consolidación de un régimen con instituciones representativas, con organizaciones políticas capaces de superar las divisiones religiosas y territoriales, que mantenga la unidad del país, la explotación justa de sus recursos y demuestre ser capaz de hacerse cargo de la seguridad interna y externa no es una entelequia de neoconservadores sino un objetivo alcanzable y un activo insustituible para la estabilidad global que -no hay que engañarse- continúa sometida a serias amenazas. El apoyo exterior junto al compromiso de los propios iraquíes para seguir tejiendo su acuerdo nacional y la capacidad para contener la injerencia de Irán definirán el futuro del país que sigue poblado de riesgos pero presenta también oportunidades ciertas y esperanzadoras. Ése, y no el autocumplimiento de la profecía del desastre, debería ser el sentido de la retirada.

Claudicar en Manhattan
Óscar Elía Mañú www.gaceta.es 5 Septiembre 2010

No se trata de lo que los occidentales crean que significará para Nueva York la construcción de la mezquita de Manhattan. Tampoco se trata de lo que ellos quieran que signifique. Ni de lo que piensan que debe significar.

Se trata de lo que significa y de lo que quieren que signifiquen históricamente la Zona Cero y la mezquita sus promotores. En cuanto a la intención, la construcción de la macromezquita islámica precisamente junto a la Zona Cero no es casual sino causal. El promotor, Feisal Abdul, aseguró que el atentado era una respuesta a la política americana, y que Estados Unidos era culpable de más asesinatos que Al Qaeda. Penosas credenciales.

Es Occidente el siempre dispuesto a colaborar con los que, sin ocultarlo, buscan su destrucción. ¿Todo Occidente? No: dos de cada tres neoyorquinos se muestran contrarios a la mezquita; cifra similar a la de los norteamericanos, por encima del 70%. Enfrente, defendiendo el derecho e incluso las bondades de los promotores, buena parte de la élite estadounidense, con Obama a la cabeza. Si ellos claudican en Manhattan, el mensaje de rendición y debilidad impulsará a los enemigos.

*Ó. Elía M. es analista internacional.

El contagio de las primarias de Madrid a otras comunidades escapa al control de la dirección. Se teme que la votación se convierta en un examen para el actual liderazgo
El PSOE se prepara para el «postzapaterismo»
Esther L. Palomera La Razón 5 Septiembre 2010

Voces socialistas apuntan que Zapatero no es un valor, «es una rémora», y que ni una tregua de ETA lo salvaría.

MADRID- Nadie sabe –porque él aún no ha querido despejar la incógnita–, si será o no candidato en 2012. Hay versiones para todos los gustos. Pero lo cierto es que Zapatero aún no ha hablado con nadie de su entorno político sobre el asunto. Se han hecho todo tipo de cábalas: que si sí, que si no, que si dependerá del desarrollo de la economía, que si será el ámbito familiar el que determine o no la retirada… A saber. Lo cierto es que hay quien el pasado julio tras escuchar sus palabras en la calle Ferraz con motivo de su décimo cumpleaños como secretario general del PSOE apreció giros, palabras, gestos, tiempos verbales que sonaron a despedida. Y que, ya antes de aquel día, algunos maniobraron para situarse en la mejor posición del Gobierno pensando en un posible cambio en 2012.

El presidente, que conoce perfectamente a todos sus colaboradores (sus virtudes, sus defectos, sus ambiciones…) y que probablemente alguna vez haya pensado en alguno como sucesor, cortó de raíz aquéllo porque no era el momento y porque le molestaron profundamente algunos movimientos precipitados. «En política, la administración de los tiempos es un valor», repite con frecuencia.

Hoy, recién estrenado septiembre, y tras un agosto que ha vivido informativamente del pulso que uno de los barones más noveles del PSOE ha echado al presidente, las aguas vuelven a bajar revueltas en el socialismo. Se habla ya de «postzapaterismo» y son varios los que toman posiciones. «Tomás Gómez jamás se hubiera plantado ante Zapatero de no ser por la debilidad en la que se encuentra el presidente», sentencia un diputado. Su tardanza en reaccionar ante la crisis no sólo le ha hecho perder credibilidad a chorros, sino que algunas voces muy cualificadas del socialismo sostienen que «ya es tarde para recuperar el tiempo perdido».

Desde que el pasado mayo, cuando los mercados, Bruselas y hasta el mismísimo Obama le pusieron al borde del precipicio, ni Zapatero ni su discurso son los mismos. El presidente se ha reinventado; se ha erigido en el gran reformista que necesita la economía española; ha proclamado su disposición a inmolarse en aras del interés nacional («Los intereses de España antes que los del partido», ha dicho en varios actos )… Pero todo esto, de momento, no le ha dado resultados. Los españoles le castigan en todas las encuestas; el apoyo cae en picado y pocos le reconocen ya la inmensa capacidad de persuasión con que debutó en el ruedo nacional en 2000.

Ya se sabe que en momentos de debilidad, crisis o finales de ciclo, se quiebran las lealtades, se multiplican los desmarques y crecen como las setas las voces críticas. ¿Alguien recuerda que el PSM se rebelase en 2007 cuando Zapatero impuso a Sebastián como candidato a la Alcaldía de la Madrid como hoy ha hecho Gómez para evitar la designación de Trinidad Jiménez? El PSOE, fue entre 2004 y 2008, una piña en torno a un secretario general que movía a su antojo candidatos, jubilaba barones, decidía cuotas, imponía nombramientos… Nadie le tosía. Hoy todo es distinto. El presidente vive uno de sus peores momentos políticos. Le espera el peor otoño desde que llegó a La Moncloa: el 29 de este mes afronta una huelga general; antes del 20 de octubre tiene, no sólo que conseguir que el PNV le apoye los PGE, sino convencer al lendakari de que el acuerdo con los nacionalistas no abrirá una vía de agua en el Gobierno vasco; el 3 de octubre los socialistas madrileños decidirán quién será el candidato a la Comunidad y si sale elegido Tomás Gómez, dentro y fuera del PSOE la derrota de Jiménez se leerá como la primera contestación interna del partido a Zapatero y en noviembre afronta las elecciones catalanas con la más que previsible derrota del PSC y la certeza del regreso de CiU a la Generalitat. Este es el panorama inmediato que le aguarda. Es, sin embargo, el virus de las primarias que el propio Zapatero inoculó en la Comunidad de Madrid para frenar a Gómez lo que más preocupa a algunos socialistas.

Se teme que la militancia convierta las primarias en un «ejercicio crítico, en una contestación interna al actual liderazgo» previa a la respuesta ciudadana que se teme en el PSOE en las municipales de 2011. El proceso de primarias se ha contagiado a otras federaciones y se ha encendido la mecha del descontento hacia Zapatero. Además de Madrid, todo indica que otros tres candidatos a elecciones autonómicas se decidirán por primarias: el de Murcia, el de Canarias y el de Valencia. En las últimas horas, también en Aragón, donde el relevo de Marcelino Iglesias por la «oficialista» Eva Almunia se esperaba tranquilo, cobra fuerza la presentación de una candidatura alternativa. «Son los primeros síntomas –advierte un barón del PSOE– de que Zapatero empieza a peder el control del partido, que la fortaleza del liderazgo hace aguas y que se tiene la vista puesta en 2012». Un destacado socialista comparte la anterior tesis hasta el punto que llama la atención sobre la implicación de algunos de los ministros de más peso en la campaña de Jiménez: «No sólo está en juego el cartel para la Comunidad, sino el control de una federación, que aporta no pocos delegados a un Congreso Federal». Quién así habla no oculta que Zapatero «no es un valor sino una rémora» y que «ni una leve recuperación económica ni una tregua de ETA servirían para recuperar la credibilidad perdida». Y cree, como otros muchos en el PSOE, que la única oportunidad de su partido de ganar en 2012 sería que el presidente, que no es ajeno a las circunstancias, terminara de articular el discurso que hace meses viene esbozando y se batiese en retirada. ¿El relevo? Muchos miran a Alfredo Pérez Rubalcaba y otros tantos añaden además que el titular de Interior trabaja ya en ello, algo que él niega. El único superviviente, junto a Chaves, de la era González, «es de los pocos nombres que hoy por hoy contaría con el apoyo prácticamente unánime del PSOE, y a Zapatero no se le escapa», afirma un miembro de la dirección federal. Claro que si algo ha demostrado la historia del PSOE es que los procesos de renovación y cambios de liderazgo casi siempre son rupturistas , además de incontrolables a los «aparatos». Sea como sea, el baile ha empezado.

LOS RETOS
- El 29 de este mes afronta una huelga general.
- Antes del 20 de octubre tiene, no sólo que conseguir que el PNV le apoye los PGE, sino convencer a Patxi López de que el acuerdo con los nacionalistas vascos no abrirá una vía de agua en el Gobierno vasco.
- El 3 de octubre los socialistas madrileños decidirán quién será el candidato a la Comunidad de Madrid y si sale elegido Tomás Gómez, la derrota de Trinidad Jiménez se leerá como la primera contestación interna del partido a ZP.
- En noviembre afronta las elecciones catalanas con la más que previsible derrota del PSC y la certeza del regreso de CIU

Contertulio de "El gato al agua"
“Al final, siempre estamos los mismos”
Federico Jiménez Losantos, la voz sin complejos de la radio regresa a ‘Es la Mañana’ . “Hay dos clases de oyentes: los que quieren enterarse y los que no quieren saber nada”
M. Quijano. Madrid www.gaceta.es 5 Septiembre 2010

A Federico Jiménez Losantos parece no asustarle nada. Desde primera hora analiza todos los asuntos que preocupan a los españoles sin que ninguno se le escurra de las manos. Mañana comienza la nueva temporada de Es la Mañana en EsRadio.

-¿Alguien debería estar temblando?
-No, los que tenemos que estar temblando somos los españoles porque la situación nacional es horrorosa. Alguno sí temblará por que contemos lo mala que es.

-Se incorpora además a la tertulia de ‘El Gato al Agua’...
-Sí. Esto ha sido fruto de las buenas relaciones con el Grupo Intereconomía, porque Julio Ariza fue uno de los fundadores de Libertad Digital. Pero aún no sé en qué medida participaré en el programa. Somos dos grupos complementarios y, en el fondo, esto es un reencuentro porque conozco a Carlos Dávila y Antonio Jiménez desde hace muchos años. Al final, siempre estamos los mismos.

-Para muchos, el programa de Antonio Jiménez es como un refugio.
-Es un programa necesario. El problema es no tener sitios donde informarse y ver que no estás loco por pensar lo que piensas. Hay gente con talento y cultura que piensa lo mismo que tú, y en un momento como éste el programa tiene una función casi balsámica.

-El curso político ha empezado revuelto. ¿Quién se merece los primeros zarpazos?
-La clase política en su conjunto, porque es la que está corrompida. Pero, por lógica y responsabilidad, se lo tienen que llevar los que están en el poder, el PSC primero, el PSOE después. No espero grandes novedades en las primarias del PSOE, pero reconozco que me divierte. Pase lo que pase, será bueno para Esperanza Aguirre y malo para Zapatero.

-Ha dicho en alguna ocasión que siempre se las arregla para ser el malo de la película.
-Soy un tipo enredador, y como en España el Periodismo se ha convertido en una especie de rama del funcionariado, los que vamos por libre somos los malos. Pero luego hay mucha gente que nos quiere.

-¿Hace falta más medios que digan lo que otros piensan y que a muchos les molesta escuchar?
-En España la corrupción de los partidos políticos alcanza también a los medios, porque tener una radio o una televisión depende de que se la conceda un partido político determinado que esté en el poder. Es la pescadilla que se muerde la cola. Los medios hacen más falta que nunca y, al mismo tiempo, la crisis económica va a llevar a la ruina este año a no menos de un tercio de los medios que hay en España.

-Al final, los perjudicados son los ciudadanos.
-En este país hay dos clases de oyentes, los que quieren enterarse y los que no quieren saber nada. Y la mayoría se va a la telebasura porque siempre hay entretenimiento para el que no se quiere enterar. Además, la situación es tan mala, con cinco millones de parados, que es normal que haya mucha gente que no tenga ganas de conocer la actualidad.

-El grueso de los medios tampoco ayuda...
-Hay tan pocos medios que quieran contar la realidad en la que vivimos que, al final, el sector social más despierto encontrará sus medios o, si no, los creará. Ahora hay dos o tres grupos que están funcionando muy bien, como es el caso de Intereconomía y Libertad Digital, porque los grandes medios tienen demasiados compromisos y problemas económicos como para permitirse una postura crítica.

-¿Cuál es la fórmula para volver al Periodismo de verdad?
-En el Periodismo siempre ha habido clases, uno de verdad y otro de partido, subvencionado. La cuestión fundamental es que uno tenga un proyecto intelectual y moral de un país. He observado que entre los periodistas jóvenes se da la misma disyuntiva que en el conjunto de la sociedad española, porque hay una mayoría que sólo aspira a colocarse y una minoría que tiene una gran vocación y no busca hacerse famoso en quince días, salir en La Noria, dar un braguetazo y retirarse. En este país, hay una parte de la gente que ve la gravedad del asunto y está dispuesta a pelear, y otra que delega en el Estado y los que mandan, sin asumir responsabilidades.

- Su forma de expresarse le pone en boca de todos. ¿Cómo llevan en su casa este protagonismo no intencionado?
-Prefieren no seguirlo demasiado y, en todo caso, ya están resignados. A estas alturas ya es un poco difícil cambiar. Lo que lamentan es la medida en que te afecta a la salud y al estado de ánimo.

-Su atrevimiento le ha llevado a los tribunales en más de una ocasión. ¿Cómo se han resuelto estas demandas?
-Las estoy ganando todas en apelación. Todas menos la peor y más injusta, que es la que me puso Alberto Ruiz-Gallardón. Pero esto es un problema del PP, que iba a retirar la querella y luego se arrepintió, y de la Justicia española, que es una basura en general. He ganado prácticamente todas las sentencias, porque se tratan de delitos de opinión, que no existen en una democracia. El año de presión fue el de la COPE, y una vez salido de la COPE, la presión ha desaparecido en buena parte.

-¿Se ha arrepentido alguna vez de dedicarse al Periodismo?
-Es que nunca pensé en dedicarme a esto. Fue una cosa que Pedro J. Ramírez me ofreció cuando yo enseñaba literatura en el Instituto Lope de Vega, el último completamente femenino. Pero Maravall, por entonces ministro de Educación, puso una dedicación para que los que escribieran se dedicaran exclusivamente a ello y tuve un problema de incompatibilidad porque empecé a escribir en El Mundo. Pedí un año de excedencia y han pasado ya 29. La mayor satisfacción que he tenido en esta profesión, aunque sea una historia triste, es haber podido contar y decir lo que pienso del 11-M. Sólo por eso, ha merecido la pena dedicarse al Periodismo.

La mitad de los portugueses vive a cargo del Estado, según calcula un diario luso
Efe. Lisboa (Portugal). El Confidencial 5 Septiembre 2010

La mitad de los diez millones de habitantes de Portugal vive a cargo del Estado, según la suma de funcionarios, pensionistas, desempleados y de quienes reciben subsidios sociales como única fuente de ingresos. El cálculo lo hace hoy el diario de Oporto Jornal de Noticias, uno de los principales del país, cuya conclusión es que, por tanto gasto, al Estado luso le queda poco dinero para invertir en el desarrollo nacional.

Los cinco millones de portugueses que dependen del dinero público se componen, según el diario, de 3,5 millones de pensionistas, 675.000 funcionarios públicos, 352.000 titulares del subsidio de desempleo, 105.000 que reciben el de enfermedad y 390.000 beneficiarios de la llamada ayuda de inserción social que les salva de la indigencia.

Este 50 por ciento de la población que sobrevive del erario nacional constituye el principal rubro de gastos del presupuesto del Estado para 2011, cuyo debate amenaza con calentar la política lusa en los próximos meses.

Además de las reivindicaciones de los sindicatos y la izquierda, que censuran al Gobierno las políticas de austeridad que han reducido los subsidios y limitado los aumentos de pensiones y sueldos de funcionarios, el Ejecutivo socialista afronta la presión de la derecha por una aún mayor reducción del gasto público.

El Gobierno de José Sócrates, que llegó al poder en 2005 y perdió la mayoría absoluta en septiembre pasado, tuvo que negociar con los conservadores el plan de austeridad aplicado este año para frenar el déficit estatal y la desconfianza de los mercados en la economía portuguesa, víctima de su peor crisis en tres décadas.

******************* Sección "bilingüe" ***********************

ETA anuncia un alto el fuego
 www.gaceta.es 5 Septiembre 2010

La banda terrorista ETA ha anunciado que no perpetrará más "acciones armadas" en su lucha por la independencia vasca, según un vídeo obtenido en exclusiva por la cadena británica BBC.

ETA afirma que ya hace algunos meses tomó la decisión de no llevar a cabo acciones armadas ofensivas, según señala en un video enviado a la BBC este mes de septiembre y al que también ha tenido acceso el diario Gara, que lo recoge en su web.

"ETA hace saber que ya hace algunos meses tomó la decisión de no llevar a cabo acciones armadas", dice el comunicado en el que la banda, asegura reafirmarse en el "compromiso con una solución democrática, en el compromiso con una solución democrática para que, a través del diálogo y la negociación, los ciudadanos vascos podamos decidir nuestro futuro de forma libre y democrática". "Si el Gobierno de España tiene voluntad, ETA está dispuesta, hoy igual que ayer, para acordar los mínimos democráticos necesarios para emprender el proceso democrático", añade.

Así se lo ha hecho saber también, según dice, a la comunidad internacional. "A ella le hacemos un llamamiento para que responda con responsabilidad histórica a la voluntad y compromiso de ETA, para que tome parte en la articulación de una solución duradera, justa y democrática a este secular conflicto político", concluye.

En su comunicado, ETA reitera el llamamiento a actuar "con responsabilidad" a los agentes políticos, sociales y sindicales vascos. "Para llegar al escenario de un proceso democrático resulta imprescindible dar pasos firmes como Pueblo. Resulta necesario fijar el proceso para dar la Palabra al Pueblo. Porque será cuando los derechos del Pueblo Vasco sean reconocidos y garantizados cuando se abra la puerta de la verdadera solución al conflito", añade.

Asimismo, hace un llamamiento al conjunto de los ciudadanos vascos para que "se impliquen y continúen la lucha. Cada cual en su propio ámbito, ofrecido cada uno su nivel de compromiso, para que con la riada compuesta por las gotas de todos podamos derruir el muro de la negación y dar pasos irreversibles en el camino de la libertad".

En su declaración, la banda terrorista recuerda que ha transcurrido ya medio siglo desde que "organizara a los ciudadanos frente a la estrategia salvaje de negación y aniquilación del pueblo vasco y, con las armas en la mano, se empeñara en la lucha en favor de la libertad". "Desde entonces, -añade- son cientos los hombres y mujeres que han traído a esta organización su ilusión y pasión, lo mejor de ellos mismos. Ciudadanos comunes que generación tras generación se han unido, desde diferentes procedencias, tras un mismo objetivo: el País Vasco y la libertd".

Según manifiesta, la "lucha a favor de la libertad del Pueblo Vasco ha guiado siempre la actuación de ETA y, pese a todas las dificultades, seguimos manteniendo esa responsabilidad. Con humildad pero con determinación, con la ambición de ganar. El Pueblo Vasco lo merece".

Ante la reforma política del franquismo que "perpetuaba la negación del Pueblo Vasco, y mientras otros decidieron sumergirse en el marco autonómico", ETA asegura que actuó "con responsabilidad; primero, proponiendo la ruptura democrática, y después, oponiéndose a todo ataque e intento de asimilación".

En esta línea, indica que ETA y, en general, la izquierda abertzale "han perseverado en la lucha. Y el coste a pagar no está siendo pequeño: tortura, prisión, exilio e, incluso, la muerte". "Pero esta dura lucha ha logrado mantener vivo al pueblo vasco, y tener abierta la opción de construir un futuro en libertad. Hemos demostrado que el marco autonómico constituye un camino yermo para satisfacer los deseos de los ciudadanos vascos, que no es más que un instrumento para incidir en la división y la desmembración del País Vasco. Y hemos superado, una tras otras, las medidas encaminadas a neutralizar la lucha de liberación", añade.

"Nuevos escenarios"
Uno de los quehaceres de ETA ha sido, según la banda, abrir "nuevos escenarios en la lucha de liberación del pueblo vasco". Así, ETA dice contar con numerosas propuestas de iniciativas de colaboración, así como aportaciones para resolver "democráticamente" el conflicto. "Desde Txiberta a Lizarra-Garazi, pasando por Bergara. Desde la Alternativa KAS a la Alternativa Democrática. Porque entendemos que la construcción de Euskal Herria supone una labor colectiva que está por encima de los intereses particulares", explica.

Para la organización terrorista, en los últimos tiempos, el País Vasco se encuentra en un "momento importante, en una encrucijada". "La lucha de años ha sembrado nuevas condiciones políticas. Agotado el marco autonómico, al Pueblo Vasco le ha llegado la hora de realizar el cambio político, el momento de construir para Euskal Herria el marco democrático, siguiendo el deseo de la mayoría de la ciudadanía vasca", agrega.

Según destaca, el Estado español es "consciente de que Euskal Herria se encuentra en una encrucijada, y de que aún puede optar por la opción de la independencia. Por eso semejante ofensiva fascista". "Quieren que las condiciones del cambio político se pudran en la desesperanza del bloqueo: desviar el debate político para evitar la resolución democrática y ahogar el deseo popular en esta situación de excepción", denuncia.

En su opinión, los agentes vascos, los ciudadanos vascos, "debemos responder a la situación con responsabilidad y con apremio. Esa es la reflexión, el llamamiento que quiere difundir ETA. Es tiempo de asumir responsabilidades y de dar pasos firmes: en la articulación del proyecto independentista; en el camino de crear las condiciones para construir el proceso democrático; en la respuesta a la represión y en la defensa firme de los derechos civiles y políticos". A su juicio, el cambio político "es posible. Pero en ese camino no hay atajos. El camino de la libertad hay que andarlo paso a paso, aunque sea con flexibilidad. Pero, necesariamente, hay que luchar y hacer el esfuerzo al nivel del objetivo que se persigue. Sin confrontación no se puede superar la negación y la cerrazón. En ese esfuerzo ha estado y está la mano de ETA tendida, siempre".

El final de ETA: mareando la perdiz
Manuel Cerdán www.gaceta.es 5 Septiembre 2010

El mundo batasuno sigue con sus tradicionales cánticos de sirenas. Como alguna vez ha empleado la propia ETA en sus comunicados e informes internos, en ese léxico tan enriquecido que le caracteriza, mareando la perdiz.

Una vez más nos encontramos ante otro alto el fuego, ahora “permanente y verificable”, de la banda terrorista. Al menos así se lo han pedido en un manifiesto público Batasuna y Eusko Alkartasuna. Más de lo mismo. Siguiendo el guión preestablecido, el próximo paso será que con motivo del próximo Gudari Eguna (Día del soldado vasco) –algún día contaremos cómo esos aguerridos y valientes gudaris traicionaron a la República en manos de las fuerzas italianas– ETA difunda un comunicado. El último panfleto queda lejano. Si no llevo mal la cuenta se produjo en la celebración de otra efemérides vasca, el Aberri Eguna.

¿Es mejor una tregua que nada? ¿Es mucho mejor que ETA silencie sus pistolas y que sus relojes sólo sirvan para dar la hora y no para accionar bombas? Por supuesto. Pero no podemos escapar a los biorritmos de los terroristas. Está bien, pero el Gobierno no puede ni debe caer en la trampa de emprender nuevas negociaciones sin que la banda terrorista deponga antes las armas y renuncie a la lucha armada.
Más de lo mismo

Sería más de lo mismo y ya sabemos cómo han acabado esos procesos. El presidente Zapatero sigue obsesionado con llegar a un acuerdo con ETA antes de que finalice su segundo mandato. Sobre todo porque está convencido de que sellando el final de ETA puede dejar en un segundo plano la crisis económica. Esa testarudez, endulzada por una buena dosis de estrategia electoralista, puede abocarlo una vez más a un nuevo proceso de conversaciones con la banda. Me cuentan en Euskadi que Eguiguren ya ha colocado una muda nueva en la maleta. Sucede que a Zapatero se le han abierto tantos frentes que apenas tiene tiempo para hablar vasco en la intimidad. Y, especialmente, desde que Patxi López y los suyos han mostrado sus espolones cuando el presidente ha pretendido ningunearlos en una escena de cama con el PNV. Zapatero está tan empecinado que puede poner en peligro el acuerdo de legislatura entre el PP y los socialistas vascos. Posiblemente, el pacto más brillante e importante que se ha dado en España desde los Pactos de La Moncloa y la pinza entre Aznar y Anguita, en el que el dirigente comunista no se dejó engatusar por el felipismo.

En el primer punto del acuerdo entre las fuerzas abertzales de izquierda –así se denominan ellos– se mantiene lo siguiente: “Para desarrollar el proceso democrático de forma satisfactoria y en base a los principios señalados sería necesario un alto el fuego permanente de la organización ETA bajo verificación internacional”.

¿A qué proceso democrático se refiere? ¿Al marcado por Rufino Echeverría, Otegi o Josu Ternera? ¿Valen más las balas que los votos en las urnas?
¿Qué significa de forma satisfactoria? ¿Aplicando la alternativa KAS y la incorporación de Navarra a Euskadi?

Bueno. Y lo de la verificación internacional es de cachondeo. ¿Se imaginan el ridículo internacional al que se sometería España delegando su soberanía y su futuro en manos de un grupo de pistoleros y en unos cuantos mediadores sin ningún tipo de arraigo con nuestro país? ¿Qué pintan Desmond Tutu, Frederic Willem de Klerk y Jon Hume, por muy premios Nobel que sean, más la ex presidenta de Irlanda, Mary Robinson, intentando poner paz en España? Es de chirigota. Agradecemos su interés, pero se trata de un asunto que debe resolver el Parlamento español, el Parlamento vasco, el Gobierno español, el Gobierno Vasco, la Ertzaintza y las Fuerzas de Seguridad del Estado. ¡Y cómo no! Si alguna vez las fuerzas políticas acuerdan algo desde un consenso constitucional, la última palabra la tendrá el pueblo español en referéndum. Basta de atajos que, por las muestras dadas, es la modalidad política que mejor dominan Zapatero y algunos de sus asesores de La Moncloa. Me remito al pasado/presente.
Oportunidades

ETA ha perdido todas las oportunidades que desde la generosidad los diferentes gobiernos de UCD, PSOE y PP le han brindado. En algunos casos las ofertas han sido muy ventajistas y generosas, pero la banda armada ha seguido enrocada en su espiral de violencia. Desde que en 1982 los polimilis depusieran las armas ante el ministro del Interior, el centrista Juan José Rosón, ETA ha dispuesto de cinco o seis ofertas y las ha fagocitado.

Es cierto que el manifiesto de las fuerzas abertzales se refiere a un “compromiso exclusivo de las vías pacíficas y democráticas” y al renuncio de la violencia. Algo es algo. Así se empieza. Pero también es cierto que en ningún momento se dirigen a ETA para que abandone las armas. Sólo se conforman con otra tregua, cuando ya sabemos, por experiencia, para qué han servido las treguas etarras. Quienes hayan seguido mi trayectoria profesional conocen de antemano que he conferido a los diferentes gobiernos del PSOE o PP la libertad para entablar conversaciones con ETA, pero siempre encaminadas al abandono de las armas y sin cesiones políticas.
Alegato

El manifiesto, asimismo, se convierte en un alegato a favor de los presos de ETA. Pide que todos ellos sean trasladados a cárceles vascas como paso a su excarcelación tras una fase de negociación. Es decir, que los Txapote, Mobutu o Txeroki puedan quedar en libertad sin cumplir sus penas. Esa esplendidez se produjo con la Ley de Amnistía de 1978 y nunca más se repetirá. Aunque sólo sea por la memoria de los más de 800 muertos por ETA.

Por últimos, las fuerzas abertzales abogan por la supresión los procesos judiciales “contrarios a los derechos civiles y políticos”. ¿Conocen ustedes algún proceso de esas características? Pues yo tampoco. Y ya el estrambote del manifiesto es para partirse de risa. Los firmantes se comprometen a trabajar por “la reparación y reconciliación de todas las víctimas”. ¿Se imaginan ustedes a De Juana Chaos en un taller de pintura con la hija de un concejal asesinado en Euskadi o a Valentín Lasarte jugando al mus con la hermana de Gregorio Ordóñez y la viuda de Fernando Múgica? Un poco de respeto y sentido común. Dejemos de marear la perdiz y seamos realistas con el futuro de ETA. Abandonará las armas cuando se vea totalmente acorralada y, para esa tarea, los abertzales de la izquierda vasca también deben arrimar el hombro, pero sin tapujos ni medias tintas. Se han confundido de animal. En lugar de una ave gallinácea, ETA es un morlaco al que hay que coger por los cuernos.

Preferencia nacionalista
EDITORIAL El Correo 5 Septiembre 2010

Al lehendakari López no le bastará con mantenerse expectante e informado ante las conversaciones entre Zapatero y el PNV

La confirmación oficial, por parte de Rodríguez Zapatero, de que tratará de sacar adelante los Presupuestos con el PNV puede anunciar una variación sustancial en la política vasca. Los nacionalistas fueron también los interlocutores preferentes del Gobierno central en la tramitación de las Cuentas de este año a cambio del 'blindaje' del Concierto y del veto a la transferencia de las políticas activas de empleo. La diferencia estriba en que ahora el partido de Urkullu busca la máxima notoriedad en su particular representación de los intereses vascos gracias a que Zapatero se juega la continuidad de su mandato en la votación presupuestaria. La derrota política que el PNV sufrió tras las autonómicas de 2009 a manos del 'acuerdo del cambio' entre el PSE-EE y el PP vasco no impidió a sus dirigentes proclamar que se disponían a «dirigir Euskadi desde la oposición». Una ocurrencia que podría volverse real.

El PNV quiere hacerse valer acordando transferencias contenidas en el Estatuto según su interpretación de las mismas, ninguneando al Gobierno de Patxi López y poniendo límites al alcance que el pacto entre socialistas y populares pudiera tener tras los comicios locales y forales de 2011. Su negociación con el Ejecutivo de Zapatero se convierte así en un pulso cuyo objetivo último es mantenerse al frente de diputaciones y ayuntamientos, y procurarse la presidencia del Ejecutivo autonómico dentro de dos años y medio. Es probable que el lehendakari no pueda esperar trato de favor alguno por parte del presidente frente a la emergencia jeltzale. El Ejecutivo vasco será el principal receptor institucional de los frutos que brinde la negociación presupuestaria.

Pero el 'Gobierno del cambio' no podrá contabilizar a su favor los réditos políticos de un eventual acuerdo entre el PNV y Zapatero. Tras su designación como lehendakari, López dejó de lado el capítulo del desarrollo autonómico como si se tratara de una cuestión menor. Ahora no le será suficiente con mantenerse expectante e informado ante los resultados de las conversaciones entre La Moncloa y el EBB. Deberá demostrar, cuando menos, que tiene un plan presupuestario capaz de apuntalar la posición de ventaja con la que la economía vasca juega frente a la crisis dentro de España.

Deslealtad con España
Jaime Ignacio del Burgo www.gaceta.es 5 Septiembre 2010

El viaje de José María Aznar a Melilla, ciudad incorporada a la Corona de Castilla en 1497, varios siglos antes de la creación del Reino de Marruecos, fue objeto de duras críticas por el Gobierno, que llegó hasta el extremo de acusar al ex presidente de ser “desleal con España”. Pues bien, el presidente Zapatero carece de legitimidad para formular semejante imputación.

Deslealtad con España es sentarse de manera ostensible al paso de la bandera de los Estados Unidos en el desfile de las Fuerzas Armadas del 12 de octubre de 2003, en un gesto de hostilidad antiamericana inconcebible en quien aspiraba a convertirse en presidente del Gobierno de España y que provocó un grave daño a los intereses españoles.

Deslealtad con España es haberse comprometido a secundar cualquier propuesta de Estatuto que aprobara el Parlamento de Cataluña, cuando ya se habían promovido diversos proyectos soberanistas que removían los cimientos de la Constitución española y del Estado de las autonomías.

Deslealtad con España es sostener que la nación –en cuya unidad se fundamenta la Constitución– es un concepto discutido y discutible.

Deslealtad con España es haber abierto en la legislatura pasada –engañando el pueblo español– un proceso de negociación política con la banda terrorista ETA, en la que se estuvo a punto de aceptar como cuestión previa la existencia de Euskal Herria como realidad nacional con la inclusión de Navarra y de los territorios vascos pertenecientes al Estado francés y de pactar la implantación de fórmulas transitorias que permitieran avanzar en el proceso de incorporación de la Comunidad Foral a Euskadi.

Deslealtad con España es dejar abierta la puerta para una negociación con la Generalitat de Cataluña a fin de eludir el cumplimiento de la sentencia del Tribunal Constitucional tanto respecto a los preceptos declarados nulos como en sus pronunciamientos interpretativos.

Deslealtad con España es romper los fundamentos del pacto constitucional de 1978 al promover una ley de “Memoria Histórica” que no contribuye a reforzar la cohesión nacional, sino a reavivar los rescoldos de la guerra de 1936, cuestionando así el valor de la Constitución como instrumento de concordia en paz y en libertad.

Deslealtad con España es practicar una política exterior basada en la complacencia con la feroz dictadura castrista y las nuevas dictaduras emergentes hispanoamericanas como la que vive Venezuela bajo el mandato del presidente Hugo Chávez, provocando la estupefacción de nuestros socios europeos y americanos.

*Jaime Ignacio del Burgo fue senador en las Cortes constituyentes y presidente de la Comisión Constitucional del Congreso.

según ha podido saber la Bbc
ETA anuncia un alto el fuego
La organización terrorista ha afirmado que tomó la decisión hace varios meses y ha señalado que no "llevará a cabo acciones militares" en su campaña por la independencia
 La Razón 5 Septiembre 2010

La organización terrorista ETA ha anunciado un alto el fuego, según pudo saber la cadena BBC.

ETA ha señalado que no "llevará a cabo acciones militares" en su campaña por la independencia, de acuerdo con un vídeo obtenido en exclusiva por la emisora pública británica. En el vídeo, el grupo afirma que tomó la decisión hace varios meses a fin de "poner en marcha un proceso democrático".

En su comunicado, ETA reitera el llamamiento a actuar "con responsabilidad" a los agentes políticos, sociales y sindicales vascos. "Para llegar al escenario de un proceso democrático resulta imprescindible dar pasos firmes como Pueblo. Resulta necesario fijar el proceso para dar la Palabra al Pueblo. Porque será cuando los derechos del Pueblo Vasco sean reconocidos y garantizados cuando se abra la puerta de la verdadera solución al conflicto", añade.

Asimismo, hace un llamamiento al conjunto de los ciudadanos vascos para que "se impliquen y continúen la lucha. Cada cual en su propio ámbito, ofrecido cada uno su nivel de compromiso, para que con la riada compuesta por las gotas de todos podamos derruir el muro de la negación y dar pasos irreversibles en el camino de la libertad".

En el pasado, ETA -responsable de más de 820 muertes en su campaña de violencia en cuarenta años- declaró dos treguas, pero ambas fueron posteriormente levantadas. El Gobierno español ya había indicado que sólo negociaría con el grupo vasco si éste renunciaba a la violencia.

Texto íntegro del comunicado de ETA
Traducción al castellano del comunicado de ETA realizada por el diario Gara

Declaración de Euskadi Ta Askatasuna
Euskadi Ta Askatasuna, organización revolucionaria socialista vasca para la liberación nacional, quiere dar a conocer al Pueblo Vasco su decisión y reflexión a través de la presente declaración.

Ha transcurrido ya medio siglo desde que ETA organizara a los ciudadanos frente a la estrategia salvaje de negación y aniquilación del Pueblo Vasco y, con las armas en la mano, se empeñara en la lucha en favor de la libertad. Desde entonces, son cientos los hombres y mujeres que han traído a esta organización su ilusión y pasión, lo mejor de ellos mismos. Ciudadanos comunes que generación tras generación se han unido, desde diferentes procedencias, tras un mismo objetivo: el País Vasco y la libertad.

La lucha a favor de la libertad del Pueblo Vasco ha guiado siempre la actuación de ETA y, pese a todas las dificultades, seguimos manteniendo esa responsabilidad. Con humildad pero con determinación, con la ambición de ganar. El Pueblo Vasco lo merece.

Ante la reforma política del franquismo que perpetuaba la negación del Pueblo Vasco, y mientras otros decidieron sumergirse en el marco autonómico, ETA actuó con responsabilidad; primero, proponiendo la ruptura democrática, y después, oponiéndose a todo ataque e intento de asimilación.

ETA y, en general, la izquierda abertzale han perseverado en la lucha. Y el coste a pagar no está siendo pequeño: tortura, prisión, exilio e, incluso. la muerte. Pero esta dura lucha ha logrado mantener vivo al Pueblo Vasco, y tener abierta la opción de construir un futuro en libertad. Hemos demostrado que el marco autonómico constituye un camino yermo para satisfacer los deseos de los ciudadanos vascos, que no es más que un instrumento para incidir en la división y la desmembración del País Vasco. Y hemos superado, una tras otras, las medidas encaminadas a neutralizar la lucha de liberación.

Uno de los quehaceres de ETA ha sido abrir nuevos escenarios en la lucha de liberación del Pueblo Vasco. Así, ETA cuenta con numerosas propuestas de iniciativas de colaboración, así como aportaciones para resolver democráticamente el conflicto. Desde Txiberta a Lizarra-Garazi, pasando por Bergara. Desde la Alternativa KAS a la Alternativa Democrática. Porque entendemos que la construcción de Euskal Herria supone una labor colectiva que está por encima de los intereses particulares.

En los últimos tiempos, el País Vasco se encuentra en un momento importante, en una encrucijada.

La lucha de años ha sembrado nuevas condiciones políticas. Agotado el marco autonómico, al Pueblo Vasco le ha llegado la hora de realizar el cambio político, el momento de construir para Euskal Herria el marco democrático, siguiendo el deseo de la mayoría de la ciudadanía vasca.

El Estado español es consciente de que Euskal Herria se encuentra en una encrucijada, y de que aún puede optar por la opción de la independencia. Por eso semejante ofensiva fascista. Quieren que las condiciones del cambio político se pudran en la desesperanza del bloqueo: desviar el debate político para evitar la resolución democrática y ahogar el deseo popular en esta situación de excepción.

Los agentes vascos, los ciudadanos vascos, debemos responder a la situación con responsabilidad y con apremio. Ésa es la reflexión, el llamamiento que quiere difundir ETA. Es tiempo de asumir responsabilidades y de dar pasos firmes:
– en la articulación del proyecto independentista;
– en el camino de crear las condiciones para construir el proceso democrático;
– en la respuesta a la represión y en la defensa firme de los derechos civiles y políticos.

El cambio político es posible. Pero en ese camino no hay atajos. El camino de la libertad hay que andarlo paso a paso, aunque sea con flexibilidad. Pero, necesariamente, hay que luchar y hacer el esfuerzo al nivel del objetivo que se persigue. Sin confrontación no se puede superar la negación y la cerrazón. En ese esfuerzo ha estado y está la mano de ETA tendida, siempre.

ETA se reafirma en el compromiso con una solución democrática, en el compromiso con una solución democrática para que, a través del diálogo y la negociación, los ciudadanos vascos podamos decidir nuestro futuro de forma libre y democrática. Si el Gobierno de España tiene voluntad, ETA está dispuesta, hoy igual que ayer, para acordar los mínimos democráticos necesarios para emprender el proceso democrático.

Así se lo hemos hecho saber también a la comunidad internacional. A ella le hacemos un llamamiento para que responda con responsabilidad histórica a la voluntad y compromiso de ETA, para que tome parte en la articulación de una solución duradera, justa y democrática a este secular conflicto político.

La decisión de ETA
ETA hace saber que ya hace algunos meses tomó la decisión de no llevar a cabo acciones armadas ofensivas.

ETA quiere reiterar el llamamiento a actuar con responsabilidad a los agentes políticos, sociales y sindicales vascos. Para llegar al escenario de un proceso democrático resulta imprescindible dar pasos firmes como Pueblo. Resulta necesario fijar el proceso para dar la Palabra al Pueblo. Porque será cuando los derechos del Pueblo Vasco sean reconocidos y garantizados cuando se abra la puerta de la verdadera solución al conflicto.

Para terminar, queremos hacer un llamamiento al conjunto de los ciudadanos vascos para que se impliquen y continúen la lucha. Cada cual en su propio ámbito, ofrecido cada uno su nivel de compromiso, para que con la riada compuesta por las gotas de todos podamos derruir el muro de la negación y dar pasos irreversibles en el camino de la libertad.

¡VIVA EL PAIS VASCO LIBRE! ¡VIVA EL PAIS VASCO SOCIALISTA!
¡HASTA CONSEGUIR LA INDEPENDENCIA Y EL SOCIALISMO
En el País Vasco, setiembre de 2010
Euskadi Ta Askatasuna
E.T.A

Socialismo del siglo XXI
Nota del Editor 5 Septiembre 2010

Dejando aparte el terrorismo, el que a estas alturas de la historia haya "gente" defendiendo el "socialismo", es como si defendiéramos las albarcas hechas de trozos de neumáticos bien acerados en su interior como calzado deportivo. Después de los millones de muertos del socialismo ruso, chino, etc., después de los años de desgobierno del socialismo español, después de ver lo que pasa en Cuba, Vietnam, China, etc., seguir defendiendo el socialismo es prácticamente terrorismo con lo que no podemos dejarlo como pretendíamos al principio.

La izquierda abertzale tratará de ponerse la medalla
La no tregua inverificable de ETA
Ángeles Escrivá | Madrid ABC 5 Septiembre 2010

Éste es uno de los comunicados más melifluos de ETA, lo cual no significa que no vaya a ser uno de los mejor aprovechados por su entorno. Desde mayo, los representantes de la izquierda abertzale llevan asegurando a quien quiera escucharles que ETA iba a hacer pública una tregua que iba a poder ser verificada internacionalmente. Aseguraban asimismo que si la banda no cumplía con estas condiciones, ellos se distanciarían de la dirección de ETA. Estamos en el mes de septiembre y, finalmente, la banda terrorista se ha pronunciado, pero ni lo anunciado es una tregua ni acepta la verificación internacional.

Lo que hace la banda terrorista es prolongar una decisión que, según dice, tomó hace unos meses de "no llevar a cabo acciones armadas ofensivas". Es decir, anuncia que no va a atentar –no dice hasta cuándo–, pero no renuncia ni a lo que suele denominar las 'labores de aprovisionamiento' –robo de armas, explosivos y coches y reclutamiento de militantes– ni a la violencia callejera ni al cobro de la extorsión empresarial.

Y es muy clara en el reconocimiento de sus objetivos: lo que pretende es ayudar a la izquierda abertzale a cumplir con la hoja de ruta escrita por la banda desde hace más de dos años: "articular el proyecto independentista" con el fin de "crear las condiciones para construir el Proceso Democrático". Es decir, conseguir la asociación con Eusko Alkartasuna, Aralar y los sindicatos y asociaciones independentistas que se les unan para, a corto plazo, intentar hacerse un hueco en las instituciones, y a medio plazo provocar unas modificaciones estatutarias e institucionales que les coloquen en el camino de la autodeterminación y finalmente de la independencia.

Respecto al Gobierno, lo que le reserva a largo plazo es asumir la propuesta de los partidos vascos cocinada en Euskadi y, a corto plazo, según el comunicado, acordar lo que denomina "los mínimos democráticos necesarios", es decir, la derogación de la ley de partidos, el acercamiento de presos a cárceles vascas, la anulación de la Ley Parot y, por lo tanto, la liberación de algunos presos y la relajación en el acoso policial.

Este comunicado es la ratificación de que ETA está al borde de la derrota, si es que no lo está ya. La banda sostiene que la suya es la prolongación de una decisión que ya había adoptado cuando lo cierto es que la banda hace un año decretó un parón operativo para ayudar a la izquierda abertzale y después lo rompió, y que si no ha podido seguir atentando es porque, tras la detención de uno de sus dirigentes, Gogeaskoetxea, no tuvo más remedio que poner el freno por razones de fuerza mayor, para reestructurarse internamente y por razones de seguridad.
Anuncia humo en la BBC

En esas circunstancias, no le ha parecido de todo mal ayudar a la izquierda abertzale con sus proyectos políticos, librarse de la presión que habían puesto sobre ella Brian Currin y los cuatro premios Nobel que acudieron al Parlamento Europeo solicitando una tregua verificable e intentar conseguir toda la repercusión internacional posible; por eso se ha ido a la BBC a anunciar humo.

Es cierto que hace unos meses la dirección de la banda se resistía a hacer pública una tregua en uno de sus comunicados, pero el contenido de éste es tan escaso que les va resultar complicado a la izquierda abertzale y a sus socios ponerse la medalla. Aunque naturalmente lo van a intentar –lo sabremos esta tarde a partir de las cuatro–. Lo contrario les llevaría a distanciarse rotundamente de la banda y a someterse a las normas del Estado de derecho para participar en el sistema democrático, pero eso significaría asumir la derrota.

Lo más probable es que prefieran no irse con las manos vacías y sigan luchando por provocar lo que ellos denominan un Proceso democrático con la presencia de ETA y con su capacidad potencial de atentar.

Hay quienes –y no sólo entre los nacionalistas– calculan que este alto el fuego, en términos prácticos, no es tan malo, que cuando ETA quiera volver a atentar, se dará cuenta de que ya no puede y que las maniobras políticas de la izquierda abertzale en este contexto son un mal menor. Es un modo de verlo pero, además de provocar consideraciones éticas, encierra sus riesgos.

Trescientos etarras viven escondidos en una veintena de países
La cúpula y la mayoría de la banda sigue en Francia. Portugal, Bélgica, Irlanda, Venezuela, México o Cuba son los refugios de los terroristas.
Alberto Lardiés. Madrid www.gaceta.es 5 Septiembre 2010

El etarra Luis María Zengotitabengoa fue apresado quince días atrás en Ostende (Bélgica), cuando se disponía a trasladarse a Inglaterra. Una detención, a priori, sorprendente. No para las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, que saben de sobra que varios centenares de etarras, entre pistoleros exiliados y colaboradores, viven escondidos en una veintena de países.

De hecho, la mayoría de etarras residen en el extranjero, ya que Francia sigue siendo su principal santuario. Allí se encuentran al menos 100 pistoleros activos, entre la cúpula dirigente de la banda y los miembros de comandos. Capitanean la citada cúpula Alejandro Zobarán, Mikel Oroz, Iratxe Sorzábal e Izaskun Lesaka.

Las Fuerzas de Seguridad han detectado que algunos miembros de la banda asesina cada vez intentan alejarse más del sur de Francia, por miedo a ser arrestados. No les sirve. Por ejemplo, Ibon Gogeaeskoetxea, entonces número uno de la banda, y Beñat Aguinagalde, sanguinario pistolero, fueron detenidos en febrero en Normandía, al norte de Francia.

Pero los terroristas no sólo se mueven en suelo francés. Ni mucho menos. En los últimos años, Portugal se ha convertido en terreno frecuentado por ETA. Así lo decidió y ordenó Mikel Garikoitz Aspiazu, Txeroki, jefe militar de la banda criminal entre 2004 y 2008. Con esa medida, los etarras consiguieron diversificar su campo de operaciones, adentrándose en un país donde están menos vigilados. Al menos en tres ocasiones, etarras pasaron de Portugal a España para atentar en España y después se fugaron, volviendo sobre sus pasos, con mayor facilidad.

Como ya ha ido informando LA GACETA, los terroristas aún mantienen infraestructura en el país vecino. Los agentes portugueses buscan allí desde febrero a Oier Gómez Mielgo. Este individuo huyó de la casa hallada en Óbidos, cerca de Lisboa, repleta de kilos de explosivos. Se le ha perdido la pista y las fuentes consultadas aseguran que está en Portugal.

La huida de Gómez Mielgo se desencadenó después de que en enero la Guardia Civil interceptase una furgoneta cargada de armamento en Zamora, cerca de la frontera. Sus ocupantes fueron detenidos. Pero huyó junto a Gómez Mielgo otro etarra, Andoni Zengotitabengoa –hermano del citado–, que fue arrestado en marzo cuando, con un pasaporte mexicano falso, se disponía a marcharse a Venezuela.

Que un etarra que huye de Europa porte un pasaporte de México y que elija Venezuela como destino no son casualidades. Iberoamérica es el refugio principal de los etarras que deben o quieren quitarse de en medio. Durante años, ETA ha gozado de total impunidad en los países sudamericanos y también en México. No había acuerdos para extradiciones, las colonias de vascos allí presentes acogían a los gudaris fugados e, incluso, la banda asesina contaba con la simpatía de algunos regímenes. México, Venezuela y Cuba han sido los destinos principales.

Por número de etarras, el principal refugio durante años fue México. El caso de Cuba es aberrante. La dictadura de Fidel Castro simpatiza con ETA y no duda en dejar campar a sus anchas a etarras por la isla. Miembros del Centro Nacional de Inteligencia (CNI) conocen esta situación, pero poco pueden hacer para remediarla. En el caso venezolano, la situación cogió tintes entre nauseabundos y surrealistas cuando el terrorista Arturo Cubillas Fontán llegó a ocupar cargos de relevancia en el Gobierno bolivariano de Hugo Chávez.

Además, los etarras tienen como aliados a los terroristas de las FARC colombianas. ETA ha utilizado su presencia en Venezuela para colaborar con las FARC. Así, existe en siniestro triángulo entre Chávez, la banda asesina vasca y los guerrilleros colombianos. Esta situación, conocida en buena medida por los agentes de la lucha antiterrorista, fue puesta negra sobre blanco en marzo por el juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco.

Dicho juez acusó formalmente al Gobierno venezolano de “cooperar” con las FARC y ETA. Una acusación que generó un conflicto diplomático entre España y Venezuela finalmente cerrado en falso. En el auto que emitió, Velasco señalaba directamente al citado Cubillas y a José Ignacio Echarte Urbieta, José Ángel Urtiaga Martínez y José Miguel Arrugaeta San Emeterio –se cree que los tres están en Cuba–, a Ignacio Domínguez Achalandabaso y a José María Zaldúa Corta –se cree que están en México–. Además de los ya citados, Panamá es otro país donde históricamente se han refugiado bastantes etarras. Y lo mismo puede decirse, aunque en menor medida, de Argentina o Uruguay. El número de etarras en Iberoamérica es muy difícil de conocer. Pero, según las fuentes consultadas, no son menos de 150.

Volviendo a Europa, mención aparte merece el caso de Irlanda del Norte. Las conexiones entre el IRA y ETA, así como entre el Sinn Fein y Batasuna, vienen de antiguo. Ahora, el caso más flagrante es el del asesino múltiple José Ignacio de Juana Chaos. Este sujeto está reclamado por la Audiencia Nacional. Las fuentes consultadas apuntan que el Sinn Fein mantiene guarecido a De Juana en el Ulster.

El caso de Zengotitabengoa no es el único en Bélgica. Este país ha sido refugio o, al menos, lugar de paso habitual de etarras desde los años ochenta. Hoy, en Italia viven el dirigente etarra Josu Ternera y su hijo Egoitz, controlados por el CNI.

Askapena es el tentáculo de ETA que se ocupa de ayudar y controlar a todos estos etarras dispersos por el mundo. Su sueño: regresar a Euskal Herria cuando sea una nación.

Cuatro treguas rotas y más de 800 muertos después
Madrid - Ep La Razón 5 Septiembre 2010

ETA había decretado hasta ahora cuatro treguas totales y otras cuatro parciales a lo largo de su historia. La banda terrorista ha asesinado a un total de 829 personas, de las cuales 486 eran miembros de cuerpos policiales y 343 civiles.

Hasta el momento ETA había decretado a lo largo de su historia cuatro treguas totales y cuatro parciales desde su nacimiento en 1959. La banda terorrista, cuyo primer atentado se le atribuye en 1960 -a niña de 22 meses Begoña Urroz-, tiene ya a sus espaldas 829 víctimas mortales y 84 secuestros.

La última vez que la banda anunció un parón en su actividad criminal fue el 22 de marzo de 2006, cuando anunció un alto el fuego "permanente", que entró en vigor 48 horas después. Fueron los terroristas los que anunciaron el final de la tregua el 5 de junio de 2007, es decir 437 días después.

De este modo, se puso fin a un periodo de más de 14 meses en los que la banda no cesó en ninguna de sus actividades terroristas. ETA activó la 'kale borroka' para influir en el proceso, no cesaron las cartas de extorsión a empresarios vascos y navarros -exceptuando un pequeño parón veraniego-, perpetró un espectacular robo de 350 pistolas en el sur de Francia y el 30 de diciembre de 2006 llegó a matar a dos personas en un espectacular atentado en el aeropuerto de Madrid-Barajas.

La declaración de alto el fuego, realizada el 22 de marzo de 2006, estuvo precedida por la 'Declaración de Anoeta', en la que 15 meses antes, Batasuna hizo públicas las bases del denominado 'proceso de paz'. Tras el anuncio de ETA, el Gobierno dijo que verificaría la desaparición de la violencia antes de iniciar el diálogo y así se conocieron hasta tres informes que supuestamente certificaban el cese de actividades de la banda.

La anterior tregua anunciada por ETA el 16 de septiembre de 1998, que se hizo efectiva dos días después y que se prolongó hasta el 3 de diciembre de 1999, fue el alto el fuego más largo de los decretados por la banda armada a lo largo de su historia.

Tregua trampa de 1998
Cuatro días antes de la declaración del cese de atentados, el 12 de septiembre de 1998, las fuerzas nacionalistas PNV, HB y EA firmaron la Declaración de Lizarra, a la que después se le sumaría IU (ahora EB), junto a otras organizaciones políticas, sociales y sindicales.

En este contexto, ETA afirmó que, ante "las oportunidades" que se abrían para Euskal Herria y el deseo de "encaminarse hacia la soberanía", suspendía de forma "ilimitada sus acciones armadas, limitándose únicamente sus funciones a las tareas habituales de suministro, mantenimiento de estructuras y a su derecho de defensa en hipotéticos enfrentamientos".

Tras 439 días sin violencia, la banda armada anunció que el proceso hacia la soberanía y la constitución de unas instituciones para toda Euskal Herria había sufrido "un claro bloqueo" y se estaba "pudriendo" -de lo que responsabilizó a PNV y EA-, por lo que declaró que "reactivaba la lucha armada".

Hasta esta tregua, la más duradera había sido la ofrecida con motivo de las históricas conversaciones de Argel entre el Gobierno del PSOE y ETA, que duró casi tres meses. El encargado de mantener las negociaciones con el Ejecutivo socialista fue Eugenio Etxebeste, alias 'Antxon', trasladado desde Santo Domingo a la capital argelina para sustituir como interlocutor al histórico dirigente de ETA, Txomin Iturbe, que había realizado las labores de organización de las conversaciones y que falleció en 1987.

Hasta el 23 junio de 1996 no se materializó otro alto el fuego. El anuncio sólo fue para una semana, plazo que dio al Gobierno para buscar una salida negociada al conflicto vasco cuando el funcionario de prisiones, José Antonio Ortega Lara, se encontraba secuestrado. El Ejecutivo del PP no respondió a la banda armada.

Además de las conversaciones de Argel, que el Gobierno de Felipe González mantuvo con ETA, también el Ejecutivo de Aznar tuvo diez años después, en 1999, contactos con la banda armada en Zurich, en plena tregua tras la declaración de Lizarra.

Treguas parciales
La organización terrorista también ha decretado varias treguas parciales. El 20 de noviembre de 1997 declaró un alto el fuego en 'El frente de las cárceles', en referencia a los funcionarios de prisiones.

Aunque no se conoció públicamente que había habido una suspensión de las acciones terroristas contra la Ertzaintza hasta que ETA anunció su fin, la banda armada informó en un comunicado el 24 de junio 1998 que reanudaría los atentados contra la Policía autonómica vasca tras ocho meses de tregua unilateral.

Además, el 18 de febrero de 2004, ETA anunció una tregua en Cataluña, después de haberse entrevistado en Perpignan (Francia) con el líder de ERC, Josep Lluís Carod-Rovira. Aunque el PP acusó a éste de haber pactado un alto el fuego sólo para la comunidad autónoma catalana, en el encuentro que mantuvo con Mikel Albizu, 'Mikel Antza', y José Antonio Urrutikoetxea, 'Josu Ternera' Carod-Rovira lo desmintió.

El último alto el fuego parcial se produjo el 18 de junio de 2005, cuando anunció el cese de sus acciones contra los electos de "los partidos políticos de España", un mes después de que se aprobara en el Congreso la Resolución por la que el Gobierno de Zapatero se comprometía a iniciar un diálogo con ETA si ésta abandonaba las armas.

Víctimas
ETA ha asesinado a lo largo de su existencia a un total de 829 personas, de las cuales 486 han sido miembros de Cuerpos policiales o de las Fuerzas Armadas y 343 civiles. A manos de la banda armada han muerto 203 guardias civiles, 146 policías nacionales, 98 miembros del jército, 24 policías locales, 13 ertzainas, un mosso d'Esquadra y un policía francés.

ETA nació en 1959 de un grupo estudiantil llamado EKIN -que surgió en Bilbao del movimiento universitario y que llegó a fusionarse con las juventudes del PNV, EGI, para posteriormente desvincularse de ellas-.

Las actividades violentas de ETA comenzaron el 27 de junio de 1960, cuando asesinaron a una niña de apenas 22 meses, Bego Urroz, con una artefacto incendiario colocado en la estación de Amara (San Sebastián. Posteriomente, en 1961 hicieron descarrilar un tren en San Sebastián en el que viajaban veteranos franquistas.

La acción más conocida de ETA fue el asesinato el 20 de diciembre de 1973 del presidente del Gobierno de Franco, el almirante Luis Carrero Blanco, que fue justificado por amplios sectores de la sociedad, ya que durante la dictadura la organización terrorista recibió un importante apoyo social.

Los años 80 fueron especialmente cruentos. En julio de 1986 una bomba mató a 12 guardias civiles e hirió a 50 en Madrid, mientras que el 19 de junio de 1987 colocó un artefacto en un centro comercial de Barcelona, Hipercor, que causó la muerte de 21 personas e hirió a 45. El 11 de diciembre de ese mismo año, un coche bomba estalla en las inmediaciones de la casa cuartel de Zaragoza y mata a 11 personas, cinco de ellas niñas menores de 15 años.

Tras un intento de asesinato de José María Aznar, entonces líder de la oposición, y un atentado fallido contra Juan Carlos I, y en plena campaña de acoso y asesinatos de ediles, el 10 de julio de 1997, ETA secuestró al concejal del PP Miguel Angel Blanco. Tras ofrecer su liberación al Gobierno a cambio del reagrupamiento de presos, a lo que el Ejecutivo no cedió, dos días más tarde mató de un tiro en la cabeza al edil popular.

Este fue el secuestro, de los 84 perpetrados por ETA, que más convulsionó a la ciudadanía. El más largo de la historia de ETA fue el del funcionario de prisiones, José Antonio Ortega Lara, que se prolongó durante 532 días.

EL MINISTERIO Y LA CONSEJERÍA VASCA DE INTERIOR REDUCEN EL NÚMERO DE ESCOLTAS
Aprender a vivir sin la amenaza de ETA
Ángel Martínez. El Confidencial 5 Septiembre 2010

“Mamá, no sabes lo que nos estás haciendo. Tú eres viuda… eres una irresponsable”. La frase pertenece al hijo de una ex concejala popular en un pequeño pueblo burgalés reclamado por la izquierda radical abertzale. Viene a sintetizar su miedo, su hartazgo ante el aislamiento social al que le someten sus vecinos. Con estas palabras le pide a su madre que elija: su familia o su carrera política. No mucho después, ella abandonó la primera línea tras toparse “con un terrorista de ETA (identificado posteriormente por la Guardia Civil)” en el bar en el que desayunaba todos los días. Fuera le esperaban otros dos. Su escolta hizo ver que iba armado para disuadir al primero, salir del bar y alcanzar el coche que habían aparcado a cinco metros de la taberna.

Ese escolta es uno de los centenares de guardaespaldas privados que desde mañana dejarán de proteger a ex concejales del PP y PSE, empresarios y periodistas en activo, debido a la reorganización en el servicio de protección a personas amenazadas por ETA que el jueves anunció el consejero vasco de Interior, Rodolfo Ares. Un reajuste decretado este verano durante una reunión entre los mandos de la Policía Nacional, la Guardia Civil y la Ertzaintza y representantes del Ministerio y la consejería vasca de Interior. En el encuentro, se analizaron los expedientes de cada uno de los amenazados y el nivel de riesgo que corren, cuenta a El Confidencial el presidente de la Asociación Española de Escoltas (ASES), Vicente de la Cruz.

Se desconoce a cuántos ex cargos públicos afecta el plan de reajuste. De la Cruz, que achaca la medida a criterios económicos, cifra en 90 las personas a las que se retira la escolta, entre las que incluye a “cuatro o cinco empresarios de la Y vasca”. Otras fuentes consultadas por este diario discrepan: “en primer lugar, a ningún empresario se le va a quitar la escolta. Segundo, no hay ningún concejal en activo al que se le vaya a retirar la protección. Tampoco se les ha quitado a todos los ex cargos, ya que a algunos de significación pública no se les retirará. Se les quita, por ejemplo, a aquellos que han dejado el País Vasco. En total, 46 ex cargos públicos del Partido Popular van a perder la protección permanente, que incumbía a Interior, aunque se crearán una especie de equipos de contra vigilancia, una decisión que obedece a criterios de revisión del riesgo”, aseguran a este diario fuentes solventes del PP. En cuanto a las reacciones, “muchos de ellos están encantados, hace años que se apartaron de la política y detestan tener escolta, pero otros están preocupados”.

“Si eres del PSOE o del PP estás marcado”
La ex concejala popular que habló con este diario se enmarca en este último grupo. Asegura que muchos ex concejales de pueblos pequeños perderán su escolta y que, en su opinión, el plan de reajuste de los servicios de seguridad supone “una degradación de la democracia” en el País Vasco, porque en muchas poblaciones la opción política del PSE o del PP dejará de existir. “En una reunión de empresas de seguridad privadas se comentó que retirarán a más de mil guardaespaldas. Y aquí solo puedes arriesgarte con un mínimo de seguridad, si no eres un kamikaze. No sabes lo que es vivir en un pueblo de 350 habitantes donde la mitad son de HB, las miradas, el desprecio, el miedo que tienen tus amigos a que les vean contigo, el aislamiento que sufren tus hijos. Mi hija pequeña nunca supo lo que es salir con amigas. En un lugar así serás del PSOE o del PP para toda la vida, quedas marcado para siempre, tú y tu familia. No te imaginas las consecuencias psicológicas”.

El escolta que fue su sombra durante siete años sostiene que más de 1.000 miembros de la seguridad privada que realizaban servicios de cortesía (protección a ex cargos públicos o políticos que ya no están en activo) perderán su trabajo. A quienes siguen en el circuito se les rebaja la protección de dos guardaespaldas a uno y sin vehículo. “En una reunión de Interior con las compañías de seguridad privada se habló de una evaluación de riesgos, pero también de un reajuste económico. Ya en julio nos comentaron que el recorte era para reducir la partida, porque el porcentaje de seguridad privada frente a la pública es de más de un 70%. La protección pública es minoritaria”, señala a este diario.

Los últimos datos sobre la cifra real de amenazados por ETA indican que en Euskadi y Navarra hay más de 1.490 personas que necesitan servicio de seguridad. El coste, que se ha disparado en los últimos años, corre a cuenta del Ministerio y de la consejería de Interior, que dedicó 65 millones de euros en 2009 al pago de estos escoltas. Para el presente año, la previsión es de 144 millones de euros, partida que incluye a las víctimas de la violencia machista.

“Los escoltas están negros porque cada vez cobran menos, tienen menos dietas y sus condiciones de trabajo van a peor. Nosotros (el PP) tenemos aproximadamente 250 protegidos y el PSE otro tanto o incluso más. Aunque hemos ido trasladando nuestra disconformidad con la retirada de los guardaespaldas, la decisión se ha acordado con el partido. Porque si ésto significa que hay una falta de fondos y se pretende dejar desprotegidos a los cargos públicos, nos pondría en una situación muy preocupante. Pero hasta hoy no tenemos ningún concejal en activo que quiera tener protección y no la tenga”, zanjan fuentes del partido.

"El 90% de los protegidos no corre peligro"
En las comisarías tampoco hay consenso: los dos principales sindicatos policiales discrepan ante la reduccción de escoltas aprobada por el Gobierno central y el Ejecutivo vasco. El Sindicato Unificado de la Policía (SUP) considera que "el 90% de los protegidos no corre peligro". "Es el tercer recorte en los últimos 18 meses; el tema de los escoltas en este país es un escándalo, ya está bien de utilizarlos como elemento de poder y distinción", señala su secretario general, José Manuel Sánchez Fornet, quien esta semana se mostró "completamente de acuerdo" con la retirada de guardaespaldas a "un montón de concejales en Madrid, Sevilla, Valencia, entre otros lugares, lo que supone un coste inaceptable". Mientras, la Confederación Española de la Policía (CEP) denuncian que se retirará la protección a personas "que sí pueden tener peligro, cuando hoy estamos en la misma situación que hace un mes, una semana o dos años".

Interior retira la escolta a una amenazada que hace dos meses denunció el acoso de ETA
 www.gaceta.es 5 Septiembre 2010

Vive a 100 metros de una taberna llena de radicales. "Está claro que todo esto tiene que ver con la tregua inminente", afirma. El Gobierno vasco asegura que estudia los casos "uno por uno".

El Ministerio del Interior y el Gobierno vasco han decidido retirar la escolta a Yolanda Couceiro Morín, una mujer amenazada por ETA que interpuso en el mes de julio dos denuncias por el acoso al que la están sometiendo desde el entorno de la banda asesina. Este es uno de los casos más amargos y sangrantes de la masiva retirada de guardaespaldas que ha emprendido Interior ante el inminente anuncio de la enésima tregua-trampa de la banda asesina.

Cuando LA GACETA destapó esta semana que se está reduciendo la escolta a decenas de amenazados, el consejero de Interior del Ejecutivo vasco, Rodolfo Ares, salió a la palestra. Primero reconoció, como no podía ser de otra manera, la retirada de escoltas. Y después adujo que antes de decidir, se están practicando concienzudos análisis de riesgo, “caso por caso”. Por su parte, el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, ni se ha pronunciado al respecto.
¿Qué análisis de riesgo ha hecho Interior para desproteger a Yolanda? Ella, todavía atónita por la decisión y asediada por el miedo, narra su experiencia con entereza, asegura que la retirada de escoltas orquestada por Interior “está poniendo en peligro a muchas personas en el País Vasco y Navarra” y no duda que esta decisión está unida indefectiblemente al esperado alto el fuego de ETA.

Yolanda es una de las personas a las que citaron el pasado miércoles en una comisaría de Bilbao. Al llegar allí, donde había “unas cuarenta personas”, entre las que se encontraban ex concejales de diversos partidos, periodistas y otros asfixiados por la presión etarra. Les dividieron en grupos de ocho o diez y les hicieron pasar a otra sala. En ella, un funcionario les anunció que a partir del próximo lunes, es decir mañana, no contarán con escolta. Tras el escalofrío inicial, llegaron las preguntas inevitables: ¿Por qué? ¿Podemos estar seguros?

“Yo pregunté si podría moverme libremente por el casco viejo de Bilbao o si podría trasladarme tranquilamente a las fiestas de Lequeitio o Plencia, que son este fin de semana. Me respondieron que no podían garantizar mi seguridad. En cuanto al motivo, dijeron que habían hecho un estudio y que no corríamos peligro. Sin embargo, no puedo moverme con libertad en mi propio país”.
Las denuncias

Yolanda jamás ha pertenecido a un partido político, pero es presidenta de la plataforma España y Libertad. Un motivo más que suficiente para que ETA y sus secuaces la tengan en el punto de mira desde hace años. Sin ir más lejos, en los últimos tiempos ha tenido varios problemas que le han provocado los filoterroristas. Cuando la Selección española de fútbol ganó el Mundial de Sudáfrica, el pasado 11 de julio, Yolanda se acercó a la plaza Moyúa de Bilbao para celebrar el triunfo, como miles de bilbaínos.

Una página web del entorno proetarra, Sare Faxista, publicó sus fotografías y su nombre. Colocada en la diana. Ella interpuso una denuncia el 19 de julio en el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV). También en julio, Yolanda dejó de recibir el correo durante una semana. Ella y sus escoltas enseguida encontraron el motivo: alguien había forzado la cerradura de su buzón. Como sospechaban de que se trataba de un proetarra, denunciaron los hechos.
Pese a la existencia de estas denuncias, de golpe y porrazo esta mujer se queda sin los dos guardaespaldas que la han acompañado durante los últimos seis años. Dentro de esta política de retirada de escoltas, lo normal, hasta ahora, era que si alguien contaba con dos guardaespaldas, primero se le retirase uno y, tiempo después, el otro. En este caso no ha sido así.

Aún no sabe cómo será ir a comprar el pan sola. No lo ha hecho desde hace años. Y es que Yolanda reside en el barrio de Begoña, a unos metros de Santutxu, una de las zonas de la capital vizcaína con más presencia de los proetarras. Apenas 100 metros separan la casa de Yolanda de una herriko taberna atestada de simpatizantes de ETA.

“Cuando escucho lo que dice Ares sobre la retirada de escoltas, pienso que este señor vive en otro mundo. Tengo vecinos que me amenazan hace tiempo. En los balcones de mi bloque hay pancartas a favor de los presos de ETA. En abril tuve que cerrar mi tienda, que tenía desde tres años atrás, porque me boicoteaban. Abrí esa tienda precisamente porque me echaron de tres trabajos por estar amenazada. No quiero ir de mártir por la vida, pero sólo pensar que me pueden hacer algo... No creo que me maten, no tengo miedo de eso, pero sí temo que me agredan y me manden una temporada al hospital”.

En cuanto a las razones de fondo por las que acaba de quedar desprotegida, Yolanda no tiene “ninguna duda” de que la más importante es la inminente tregua-trampa de ETA. “Zapatero, Ares y Rubalcaba están poniendo en peligro la vida de muchas personas”, insiste. “Dios quiera que no me pase nada, pero si me pasa ellos también serán responsables”, concluye.

Recortes de Prensa   Página Inicial