AGLI

Recortes de Prensa   Lunes 6 Septiembre  2010

 

EDITORIALES www.gaceta.es 6 Septiembre 2010
Chantaje de asesinos

El comunicado deja entrever que el Gobierno pone alfombra roja a los asesinos. El atípico y anunciado alto el fuego anunciado ayer por ETA deja dos evidencias, a cual más inquietante: que la banda terrorista sólo sabe matar y que el Gobierno no hace otra cosa que ceder y negociar.

Demuestra lo primero el carácter ambiguo del comunicado difundido por la BBC, en el que buscan una “solución democrática”, pero sin renunciar ni a sus impresentables objetivos (la independencia del País Vasco) ni tampoco a sus métodos violentos (sus apelaciones a la “lucha” o la “confrontación”). La espada de Damocles sigue pendiendo, porque no estamos ni ante una entrega de las armas ni ante un cese de las labores de aprovisionamiento –robo de munición y reclutamiento de militantes–, de la violencia callejera o del cobro de la extorsión empresarial. Digamos que ETA hace un parón táctico y deja de apuntar con su arma a los ciudadanos, pero no ha soltado el dedo del gatillo. Se reserva el cartucho como instrumento de presión, hasta ver si consigue réditos políticos con su negociación.

Porque eso es justamente lo que deja entrever el comunicado terrorista. Que el Gobierno está al otro lado, intercambiando cromos. Lo que nos sorprende del infumable texto no es la banda, que, genio y figura, sigue en sus trece, con un lenguaje entre chulesco y chistosamente lírico que parece copiado de Al Capone, sino lo que el comunicado refleja de los apaños a los que ya se está prestando el Gobierno. Casi todo está escandalosamente pactado. Así, resulta sintomático que ETA haga saber ahora que “hace algunos meses” decidió suspender las acciones armadas. Justamente el tiempo que viene negociando con sus interlocutores, como ha venido informando puntualmente LA GACETA. Es decir, no mataba porque estaba sentada a la mesa con los mediadores del Ejecutivo. O que los delincuentes deslicen en el texto algunas de las peticiones que están en la mesa de negociación, aunque sean tan delirantes como un referéndum de autodeterminación (“Resulta necesario fijar el proceso para dar la Palabra al Pueblo”, llega a decir).

Y casi todo está pactado, porque el Gobierno, a través de sus mediadores, nunca ha roto del todo los hilos de una negociación, incluso después de la ruptura de la tregua-trampa de 2006. Así lo sugiere la acumulación de evidencias: desde la sospechosa alergia a investigar el chivatazo del bar Faisán, o a detener al perfectamente localizado Josu Ternera, hasta la excarcelación de un personaje clave en la vía política, como Díaz Usabiaga. En la nueva fase de negociación, marcada por la presión de los proetarras por volver al poder político a través de las urnas, se han multiplicado las pruebas del ten con ten: desde la mediación del sudafricano Brian Currin o el acercamiento de presos etarras a penales del País Vasco, hasta la retirada de los escoltas de medio centenar de personas en el País Vasco, en la inminencia del “alto el fuego”. Que casi todo estaba escandalosamente amañado lo demuestra, de forma impúdica, el calendario. A lo largo de la semana pasada la Policía comunicó a los amenazados por ETA que se quedaban sin escoltas el lunes 6 de septiembre, es decir 24 horas después del alto el fuego. Y también para hoy lunes 6 de septiembre estaba prevista una comparecencia del ministro Rubalcaba para ser entrevistado en Los desayunos de TVE. ¿Alguien cree que es mera causalidad que el propio ministro hubiera solicitado esa entrevista la semana pasada? ¿Alguien seguirá tildando de iluminado a Jaime Mayor Oreja cuando dice que “el anuncio de ETA no se entiende sin la participación del Gobierno”?

Pero lo terrible no son las alfombras rojas que el dadivoso Zapatero ha puesto ya a los etarras, sino las monedas de cambio que se barajan ahora y que están en el trasfondo del comunicado. No nos engañemos, el objetivo táctico de ETA es llegar a las instituciones políticas, en las elecciones municipales de mayo, a fin de conseguir financiación para sus depauperadas arcas. Y paralelamente, rearmarse. Y reinsertar a los presos en la sociedad. Tiene problemas de caja y precisa de fondos. Lo malo es que la Justicia española le ha proporcionado estúpidamente una posible solución a la que los asesinos van a aferrarse en esta negociación: las indemnizaciones del caso Egunkaria. En abril pasado, el juez Gómez Bermúdez absolvió a los acusados del diario Egunkaria, que podrían pedir al Estado una indemnización de 60 millones de euros.

Si ETA tiene problemas de caja, Zapatero tiene problemas de votos. El Gobierno precisa de un balón de oxígeno que contrarreste la penosa deriva de la economía. En este sentido, tampoco parece casual que el comunicado de ETA, un texto de criminales, no un texto político se produzca justo en el arranque del curso más difícil de la carrera de Zapatero, y que haya servido para neutralizar el demoledor efecto de un Rodiezmo sin la presencia del líder. A juzgar por su trayectoria, cualquiera puede imaginar que el presidente de la tregua-trampa será capaz de venderlo todo por mantenerse en el poder y pasar a la Historia como el político que logró la paz en el País Vasco.

Está por ver. Aunque los revientanucas quieran cambiar el zulo por el coche tintado de concejal, no renuncian a sus objetivos secesionistas y volverán al tiro y la bomba si el Gobierno no se pliega a su lista de peticiones. De hecho, el comunicado dice bien clarito que ETA tomó la decisión de no atentar, pero deja la indefinición más inquietante cuando volverá a hacerlo. Razón de más para que el PP mire con lupa al Gobierno y exija que no ceda ante los terroristas. La economía es sin duda importante, pero el primer partido de la oposición debería dar un giro a su estrategia para recordarle a Zapatero que sería una ignominia poner de rodillas al Estado de derecho frente a una banda de asesinos. Y una nueva afrenta a las víctimas.

El tiempo nos da la razón
Esta tregua, junto con las concesiones, no deja lugar a dudas: Zapatero ha vuelto a engañarnos.
Francisco José Alcaraz. www.gaceta.es 6 Septiembre 2010

La historia se repite, los asesinos de ETA declaran treguas y las rompen según les convengan. Esta estrategia es una herramienta que todas las organizaciones terroristas utilizan en beneficio de sus fines, porque necesitan tiempo para reestructurarse o porque mediante estas treguas consiguen concesiones que no lograrían sin ellas. Que ETA declare una tregua no debería preocuparnos si tuviésemos un Gobierno de fiar, pues el Estado de Derecho no puede declarar tregua a los asesinos. Maten o dejen de matar, deben responder por la sangre derramada.

Y digo que no es de fiar porque desde el Gobierno de Zapatero se ha negado en múltiples ocasiones lo que muchos hemos denunciando desde hace casi dos años: que existe una negociación sumergida. La declaración de esta tregua, junto a las cesiones y concesiones a los etarras encarcelados, además de la presencia de los terroristas en los ayuntamientos, no deja margen de duda para pensar que Zapatero ha vuelto a engañarnos. Ya lo hizo en la pasada legislatura cuando negaba contactos con ETA antes de la tregua y también tras el atentado de la T-4. ETA necesita las instituciones y para ello realizará el papel pactado en esta obra teatral. En el comunicado no hace referencia a asumir la responsabilidad por los crímenes cometidos durante casi medio siglo; tampoco renuncia a los objetivos políticos por los que se ha derramado tanta sangre.

Estamos de nuevo ante un proceso de negociación política, más oscuro y siniestro que el de la pasada legislatura y más preocupante desde mi punto de vista como víctima del terrorismo, porque el Gobierno de Zapatero se ha encargado de neutralizar la mayor parte de la resistencia con la que se encontraron antes.

La memoria, dignidad y justicia que merecen las víctimas del terrorismo y todos los españoles se va a seguir reivindicando con la rebelión cívica que desde Voces contra el Terrorismo pondremos en marcha para evitar que de nuevo nuestro Gobierno se doblegue a las intenciones de ETA. Por ellos , por todos, negociación EN MI NOMBRE, NO.

*Francisco José Alcaraz es presidente de Voces contra el Terrorismo.

ETA
Otro fracaso de Zapatero
Agapito Maestre Libertad Digital 6 Septiembre 2010

Zapatero ha vuelto a fracasar con ETA. Los criminales le han engañado en los tiempos y en la ambigüedad de la declaración. Zapatero quería un comunicado más contundente que los anteriores y para el comienzo del verano. El comunicado llega tarde y confuso. Disiento, pues, de quienes dicen que no hay nada nuevo en el comunicado de ETA. Aunque el texto del comunicado sea similar al de anteriores treguas-trampas, hay varias circunstancias que hacen novedoso este comunicado. Para empezar, y a pesar de que algunos crean lo contrario, ETA está más agostada y agotada que nunca; de ahí que nadie en su sano juicio ponga en duda que esta tregua es el resultado de un debilitamiento extremo de la banda.

En segundo lugar, la tregua ha llegado en un momento de caída en picado del liderazgo de Zapatero en todas las encuestas. El político que más "legitimidad", aire y presencia institucional le ha concedido nunca a la banda terrorista –entre otras prebendas, aparte de un diálogo de tú a tú del que todavía se vanagloria el Presidente del Gobierno, cabe mencionar que el Gobierno permitió a ETA tener presencia en 42 ayuntamiento de Navarra y El País Vasco– está muy tocado; en fin, ETA sabe que necesita un interlocutor débil, extremadamente débil, para no ser absolutamente derrotada como exige un Estado de Derecho, es decir, sin hacer concesión alguna a los terroristas. Los dos están en fase terminal. Se necesitan. De ahí el anuncio de la tregua.

Y, sobre todo y en tercer lugar, este comunicado es, sin duda alguna, el más esperado por los medios de comunicación en general, y los analistas políticos en particular, como una consecuencia del proceso negociador que Zapatero entabló con esta gente en 2004. En pocas palabras, a nadie le ha pillado por sorpresa el anuncio de ETA; y si alguno se hace el sorprendido, digamos claramente que es un villano político o un estulto individuo. Aquí la maldad camina al lado de la torpeza.

En este nuevo contexto, consecuencia de ese largo, confuso y oscuro proceso de negociación entre una banda criminal y un gobierno, el comunicado de ETA sólo puede interpretarse como un nuevo fracaso de Zapatero; sí, sí, tantos años negociando con los criminales, entregándoles los ayuntamientos, concediéndoles beneficios penitenciarios, etcétera, etcétera y ahora salen con un anuncio de tregua-trampa idéntico al de otras épocas. No me extraña que Zapatero y su Gobierno sigan escondidos todavía a las seis de la tarde del domingo, 5 de septiembre, a pesar de que hace más de diez horas que conocemos el comunicado. Resulta alarmante, o peor, desvergonzado que el Gobierno aún no haya abierto la boca. El texto de ETA es fácil de interpretar. Los terroristas no se arrepienten de nada y tratan de igual a igual al Gobierno.

Todo, pues, sigue igual para ETA; de ahí que todos los grupos políticos, excepto el Gobierno, hayan rechazado rápida y enérgicamente la trampa. ¿Por qué no lo ha hecho todavía el Gobierno? Obvio. Porque quiere instrumentalizar ese comunicado a su antojo. Y, quizá, porque todavía aspiren a vender que lo conseguido, las migajas que ofrece ETA en esa intervención en la BBC, es fruto de la "pericia negociadora" de Zapatero con ETA. ¡Horror!

No hay tregua
Editorial  www.gaceta.es 6 Septiembre 2010

El funcionamiento de ETA se basa en cómplices necesarios. En el País Vasco, la diferencia entre residir y vivir la marca la ideología que uno tenga. Estar amenazado, sentirse observado o ser insultado son rutinas cotidianas con las que se deja de vivir y se da paso al sinvivir.

El funcionamiento de ETA se basa en una estructura fascista con cómplices necesarios. Uno de los más repugnantes, el aparato de propaganda, emplea diversos medios de comunicación para divulgar sus dictados y marcar enemigos de los pistoleros. El último signado por el diario Gara ha sido el redactor de LA GACETA Jorge Bustos, que este verano, a bordo de la contraportada de este periódico, nos llevó de viaje por España, gracias a su deslumbrante narrativa amalgamada con su audaz ironía. Estos de las pistolas no tienen sentido del humor porque, para empezar, no tienen sentido. Así que han puesto a Bustos en la picota en una sección de Gara que, según LA GACETA de ayer, “se ocupa a despotricar contra articulistas y periodistas varios”. Como dedicación y ocupación pueden parecer lo mismo, pero no lo son, nada tiene que ver “dedicarse a” con “ocuparse de”. Que una banda asesina se ocupe de alguien, es motivo de preocupación más que de ocupación, porque ya sabemos a qué se dedican y cómo se ocupan.

Ayer reproducíamos el testimonio de una de esas personas que conviven con la amenaza. Yolanda Morín, presidenta de España y Libertad, afirmaba, según lo publicado: “No temo que me maten, pero sí de tener que ir al hospital”. Como puede verse, el “de” previo al “tener” sobra, a no ser que los unamos para obtener así el verbo detener. Ese detener es la única solución.

Aunque Rubalcaba haya descubierto un filtro mágico por el que entra un terrorista y sale un voluntario de la Cruz Roja, aunque ETA haya anunciado una tregua más falsa que un duro de madera. Sólo es posible detener el terrorismo deteniendo a los terroristas. Y juzgándolos y condenándolos. Y no quiero ya ni imaginar si, además, cumplieran la condena. Eso ya sería de nota. La “de” es vital para acabar con estos asesinos. Ante una ETA rota, se impone la derrota.

Porque no es lo mismo actuar de coro de los terroristas, que actuar con decoro ante los terroristas. Porque no es igual terminar con decenas de criminales que terminar de cenas con criminales. Contra ETA no hay tregua.

Acciones armadas ofensivas
Luis del Pino Libertad Digital 6 Septiembre 2010

ETA ha hablado. Como nos temíamos.

Se esperaba un "gesto" de los asesinos, que proporcionara al Gobierno la excusa para dar, a su vez, el paso siguiente, de cara a oficializar ese "proceso", nunca interrumpido, de negociación. Y el "gesto" se ha producido en forma de comunicado de la banda terrorista.

En el vídeo que se ha hecho llegar a la BBC, ETA no declara un abandono de las armas. Tampoco declara ni siquiera una tregua. Simplemente se limita a invitar al Gobierno a que demuestre "su voluntad... para acordar los mínimos democráticos" que permitan "dar la palabra al pueblo". Es decir, la misma retórica de siempre para referirse a la autodeterminación, de la que ayer precisamente hablaba el peneuvista Joseba Eguibar.

A cambio, los terroristas se comprometen... ¿a qué?

Pues concretamente - y fíjese el lector en la cuidada elección de las palabras -, los etarras se comprometen a no realizar "acciones armadas ofensivas".

Resulta curioso cómo un simple calificativo puede transmitir tanta información.

El que ETA precise su compromiso de no realizar acciones armadas "ofensivas" quiere decir, por supuesto, que las acciones armadas "defensivas" quedan excluidas de la oferta de ETA. Lo cual implica, a su vez, que ETA no renuncia a las armas: simplemente ofrece que esas armas se utilicen tan sólo de manera "defensiva".

Recuerde ahora el lector cuál es la retórica tradicional de ETA: sus acciones armadas no son otra cosa, en el lenguaje de los asesinos, que su manera de defender al "pueblo vasco" de las "agresiones" de los opresores estados español y francés. Esa retórica está presente incluso en el comunicado hecho público hoy, en el que se presenta a una ETA que nació para defender al pueblo vasco de la "aniquilación", que continuó en la lucha para evitar "la asimilación", que estableció acuerdos para la "liberación" del pueblo vasco y que está sometida a la "ofensiva fascista" del estado español.

Desde esa perspectiva retórica, ¿qué no es defensivo? Cualquier asesinato, cualquier acto de sabotaje, cualquier extorsión o secuestro... no es otra cosa que un instrumento de defensa del "pueblo vasco" frente a la ofensiva fascista del estado represor.

Para ETA, todas sus acciones son acciones defensivas. Porque los agresores son otros. En consecuencia, cuando ETA se compromete a no realizar "acciones armadas ofensivas", sino sólo defensivas, se está comprometiendo, en realidad... a nada en absoluto.

Mírelo el lector de esta manera: si mañana el Gobierno efectuara nuevas detenciones de terroristas, ETA podría responder con un asesinato y esa "acción armada" no sería otra cosa - desde su propia óptica criminal - que una defensa frente a la "agresión" policial.

En resumen: el comunicado de ETA es, de nuevo, una nada entre dos platos.

Pero no se equivoquen los lectores: nuestra reacción al comunicado está descontada. Está perfectamente previsto que reaccionemos diciendo que el comunicado de ETA es la misma mierda de siempre.

Lo que toca ahora es que el Gobierno realice el acuse de recibo; que efectúe unas cuantas declaraciones de cara a la galería, afirmando que el comunicado no es suficiente; que tantee el estado de la opinión pública con un par de gestos adicionales en materia de transferencias o de política penitenciaria o que se cancele alguno de los procesos judiciales pendientes contra miembros de ETA o de su entorno.

Y, después de que todos hayamos entrado al trapo de discutir qué sería suficiente y qué no por parte de ETA, es decir, cuando todos hayamos aceptado el tablero de juego que nos van a proponer, que no es otro que la discusión acerca de cuáles serían las líneas rojas que no se pueden traspasar (lo cual implica, por supuesto, que hay líneas "no rojas" que sí pueden traspasarse, efectuando concesiones)... entonces, y sólo entonces, se producirá la oficialización definitiva del acuerdo. Oficialización en la que jugará un papel determinante (atentos a las referencias en el comunicado de ETA) la "comunidad internacional", tal vez durante la verificación del proceso de entrega de las armas.

Puede que la retórica sea la de siempre, pero el escenario es nuevo: esta vez, nos la van a meter bien doblada.

Y perdónenme la expresión, pero es que no se me ocurre otra forma mejor de describir lo que va a sucedernos.

ETA, como siempre
Germán Yanke Estrella Digital 6 Septiembre 2010

Nadie puede creer, en primer lugar, que el comunicado hecho público ayer por ETA es una respuesta a la sugerencia de Batasuna filtrada unas horas antes. Mientras se filtraba interesadamente ésta –en la que ya se veía que no se rechazaba la violencia o se mostraba una separación de la banda- ya debía estar el asesor Currin llevando el vídeo de los pistoleros a la BBC. Si se ha querido dar la impresión de que, como se decía antaño, no hay una “vinculación orgánica” entre Batasuna y ETA la operación ha sido un fracaso rotundo. Se trata, más bien, de una estrategia inaceptable. En primer lugar, se constata de nuevo que en la banda y en su entorno no existen los resortes internos éticos y políticos para abandonar la violencia, que es parte de su entraña ideológica. A lo más que puede llegar, que es lo menos, es a detener su actividad asesina –que no la criminal- para conseguir algún objetivo inmediato por otros medios. Lo que tenemos aquí es, sencillamente una ETA que no quiere disolverse, una Batasuna dispuesta a toda maniobra cínica para conseguir colarse en las elecciones locales y una EA desarbolada, intelectual y políticamente que se inclina peligrosamente a dar oportunidad a cualquier mistificación para sobrevivir más allá del evidente abandono de sus votantes. Una triple operación de supervivencia.

Todo ello, además, en un escenario que demuestra, que todo paso hacia el fin de la banda es consecuencia de una política de firmeza en la que las fuerzas de seguridad colocan a los terroristas a disposición de la Justicia y los partidos políticos se reafirman en la voluntad de no ceder ni dar aire para respirar al totalitarismo violento, sus secuaces y colaboradores. El alto el fuego, evidenciado ayer como una trampa al sentido común y a la decencia, revela que el Gobierno y los partidos democráticos han estado en el camino adecuado y que ETA no es una organización que utiliza la violencia en la defensa de una ideología sino, como dijera Unamuno de algunos movimientos violentos de los años treinta, una mafia que pretende usar la ideología a favor de la violencia. Las dos cosas serán condenables pero esta última exige, además de la condena, no dejarse engañar ni equivocar la estrategia de quienes desean la paz y la libertad.

Nada ha de cambiar, por lo tanto, en la larga batalla contra el terror, Si lo que se está haciendo funciona, habrá que sostenerlo y no cambiarlo por una mezcla tan burda de falsedades y apariencias vergonzosas. Lo único que se debería echar en falta de la jornada de ayer es el encuentro entre el presidente del Gobierno y el líder de la oposición para hacer visible que la estrategia consensuada es y seguirá siendo la misma. Y seguir persiguiendo a los criminales que, por interesadamente durmientes, no dejan de serlo. Estos, además, ya se ve que duermen con un ojo abierto.

ETA
Sólo disimulo, y no mucho
Carmelo Jordá Libertad Digital 6 Septiembre 2010

Llegó el tan esperado (y tan negado hace no demasiado tiempo) día del comunicado de ETA. Llegó el alto el fuego –que no tregua– que de hecho ni siquiera es formulado como tal, sino que se habla de "no llevar a cabo acciones armadas ofensivas". De las palabras "permanente" o "definitivo" nunca jamás se supo.

Una vez más (y van...) ETA decepciona hasta a sus más "comprensivos" amigos y nos da la razón a los que defendemos que es la misma pandilla de asesinos de siempre: no sólo el comunicado es un nuevo canto a lo imposible, con sus referencias a "un País Vasco socialista"; sino que además los etarras se cuidan muy mucho de ofrecer nada que pueda servir como agarradero para lanzar al vuelo las campanas de un nuevo "proceso de paz".

Es importante señalar que el comunicado que hemos visto hoy es todavía más desesperanzador (para los que tuviesen alguna esperanza, claro) que el excretado en marzo de 2006: como ya hemos dicho ni siquiera se toman la molestia de hablar de alto el fuego permanente, expresión que sí usaron hace cuatro años, y todo se enmarca dentro de una sarta todavía más larga y obtusa de chorradas propagandísticas e increíbles.

Tan magra es la esencia de lo anunciado por la banda que nos evidencia un par de cosas: que no hay una verdadera voluntad de dejar de asesinar, extorsionar y amenazar; y que los que esperan que los terroristas den algunos pasos para poder vender la burra vieja de la paz a la opinión pública mejor harían en esperar no ya sentados sino más bien tumbados.

Todo es un paripé para que los asesinos sigan en los ayuntamientos y se puedan tejer determinadas alianzas políticas con una ETA presuntamente blanqueada; todo es un baile de disfraces, pero los etarras ni tan siquiera tienen ganas de bailar su parte de esta danza del disimulo.

Así las cosas, una vez más los que se han acercado a los asesinos etarras han quedado desautorizados moralmente, por supuesto, pero también desairados políticamente. La banda sigue siendo la colección de delincuentes iluminados que ha sido siempre; Batasuna y la "izquierda abertzale" no son más que sucursales del grupo criminal; y las posibilidades de un acuerdo que no sea una vergüenza que haga revolverse en su tumba a los centenares de víctimas mortales (hoy es imprescindible recordar esa lista) son de una entre un trillón.

Y pese a todo seguirán intentándolo y tratarán de camelarnos: en un par de días empezarán a surgir los "etólogos" que nos hablarán de las "señales" y los "cambios en ese mundo". Pero las señales nos las tenían que haber dado hoy y en lugar de una bengala han encendido una cerilla.
Carmelo Jordá es redactor jefe de Libertad Digital.

Tregua-trampa
ETA colabora con el Gobierno
Joaquín Santiago Rubio Libertad Digital 6 Septiembre 2010

¡Cuánta razón tenía Mayor Oreja y cuánto fue denostado por tenerla! Tal y como el mejor conocedor del terrorismo vasco dijo y los que advertimos la clarividencia de sus palabras analizamos, la negociación avanza a marchas forzadas. Se trata, como no ha de dejar de repetirse, de salvar a Zapatero en las elecciones de 2012 y salvar al entorno político de ETA para la legislatura subsiguiente. Se trata de que ambas patas se sostengan mutuamente replicando parcialmente el modelo catalán donde la Esquerra sostiene al socialismo y éste le retribuye dándole vida política y alentando sus expectativas.

En la negociación con ETA, cuyo hito imprescindible es esta "tregua", existe además alguna circunstancia aclaratoria. La necesidad de que Zapatero llegue a 2012 en La Moncloa pasa por que se aprueben los Presupuestos Generales del Estado. A tan importante motivo le corresponden medios sin restricciones. Es decir, Zapatero ha de llegar a todas las cesiones que sean necesarias, incluso si son indignas, para mantenerse hasta la cita electoral en la que espera presentar el desarme de ETA como algo hecho o inminente. Y para que esto sea, además, congruente con la negociación con la banda terrorista, las cesiones han de hacerse en referencia al ámbito vasco. ¿Qué mejor comparsa que el PNV para ello? Incluso si hay que romper la caja única de la seguridad social, se hará. Todo es bueno para el doble objetivo de seguir hasta la cita electoral y demostrar al separatismo vasco que se está dispuesto a llegar bien lejos en la concesión de prebendas políticas en línea con éste.

Advertimos ya en su momento de lo precario que se quedará el pacto del PSE con el PP vasco en la próxima legislatura si la negociación con ETA da los frutos que se pretenden. Pues el avance de ese deterioro se da ya en la negociación con el PNV.

Mientras tanto, el Partido de Rajoy, centrándose exclusivamente en los males de la economía, menosprecia la baza que se está jugando Zapatero; arriesgada pero con visos de salir triunfante.

Separatismo
Ramón y Cajal y la cosa nacionalista
Pedro de Tena Libertad Digital 6 Septiembre 2010

Está uno de vacaciones, tratando de enfriar la cabeza y el corazón y en vez de conseguirlo, por obra del calor africano y de los nacionalistas, rompe a hervir, y a llorar a veces, como un puchero. Lo del nacionalismo en España ya está sobrepasando todas las líneas rojas y se perfila como el principal problema de España junto con el hiperdesarrollo autonómico concebido para contenerlo y causante, al final, de su avance espectacular. Precisamente, cuando en las calmadas noches de la sierra de Aracena trataba de serenar mi espíritu, cada vez más viejo, con El mundo visto a los 80 años de nuestro insigne sabio, don Santiago Ramón y Cajal, me encontré con un espectáculo extraordinario de claridad de análisis y de diagnóstico. Sí, sí, sobre los nacionalismos en España.

En su disección de los nacionalismos españoles, Ramón y Cajal dice en el capítulo XII sobre La atonía del patriotismo integral que estamos ante un problema separatista disfrazado de regionalista. Pero no crean ustedes que el sabio español se anduvo por las ramas. Para concretar, expuso:

Cataluña sobre todo (¡quién lo dijera después de las nobles explosiones de españolismo de 1860 y 1873!), inició una ofensiva a fondo contra el Estado, inaugurada con los discursos fogosos reivindicatorios del doctor Robert, las propagandas separatistas de Prat de la Riba, la Asamblea de parlamentarios, la difamación reiterada del ejército que, lo mismo que en Cuba, juzgó patriótico tomarse la justicia por su mano, atropellando redacciones de periódicos antiespañoles (con que logró resultados contraproducentes, provocando el movimiento de la Solidaridad catalana, en la que se juntaron, con miras electorales y facciosas, todas las fuerzas vivas de Barcelona, desde el carlista duque de Solferino, hasta los separatistas o autonomistas más descarados como Prat de la Riba y Cambó).

Una vez conseguida la Mancomunidad catalana, los ingenuos creyeron que la fiebre catalanista había descendido. Nada más lejos de la realidad.

Lejos de purificar el ambiente antiespañol, sólo sirvió para acrecentar sus estragos. Las plumas catalanas se desataron contra el odioso centralismo español, el chivo bíblico portador de todas las culpas. Y Madrid compartió con España el desprestigio causado por la imprudencia de la vieja política de los partidos de turno y de la inexplicable impunidad de la propaganda secesionista.

Ramón y Cajal se lamentaba, páginas después, por las concesiones de "Madrid", esto es, del resto de España a los nacionalismos vasco y catalán. Gracias a estas dádivas y a la ausencia de patriotismo, "el nuevo régimen se ha establecido ya en Cataluña y pronto se generalizará a Vasconia, Valencia, Galicia, etc., si causas imprevistas no lo estorban".

Luego nuestro anciano de 80 años, hace precisamente unos 80 años, escribía dos párrafos de una claridad deslumbrante:

En mi calidad de anciano, que sobrevive, no puedo menos de cotejar los luminosos tiempos de mi juventud, ennoblecidos con la visión de una patria común henchida de esperanzas, con los sombríos tiempos actuales, preñados de rencores e inquietudes. Convengamos, desde luego –y eso nos lo echan en cara diariamente los extranjeros–, en que moramos en una nación decaída, desfalleciente, agobiada de deudas, empequeñecida territorial y moralmente, en espera angustiosa de mutilaciones irreparables.

Yo bien sé que catalanes y vascos consideran ilusorio tamaño peligro y hacen fervientes manifestaciones de su adhesión y amor a España. Y no se me oculta que lo mejor del pueblo vasco, catalán y de otras regiones, comparten tan nobles sentimientos. Pero ¿los comparten las masas fanáticas de las mismas y los avispados caciques que las sugestionan?

Hoy que vemos lo que vemos y oímos lo que oímos con la complicidad directa e impune de quien tiene la legitimidad del Gobierno, desde la postergación de la lengua común a la destrucción de la caja única de la Seguridad Social, desde nuevos diálogos con terroristas a acoso y derribo de formas culturales antiquísimas como los toros, el libro de Ramón y Cajal merece ser releído.

¿Qué qué solución daba Cajal para impedir este desafuero? No la fuerza, sino la inteligencia y la economía. Claro que no definió quién debía ser el sujeto político de tal estrategia. ¿Lo hay?

No nos lo creemos
A los asesinos se les han concedido muchas oportunidades y siempre han vuelto a las armas.
Ángeles Pedraza. www.gaceta.es 6 Septiembre 2010

Las víctimas no nos lo podemos creer. Quizás mucha gente no pueda entenderlo. Tal vez sea difícil de explicar. Pero la sensación de impotencia y de rabia que provoca para una víctima del terrorismo ver de nuevo cómo los asesinos ocupan tantos y tantos minutos en los medios de comunicación se ha vuelto a despertar. Un día más, y ya son demasiados, los asesinos ocupan el tiempo en las televisiones o llenan las páginas de los periódicos para hablar de una paz, de una democracia y de unas soluciones que ni siquiera ellos mismos se creen.

¿Dónde quedamos las víctimas? En el momento de escribir estas líneas, han pasado varias horas desde la emisión de este comunicado-trampa por parte de la banda terrorista ETA. Los medios de comunicación se han puesto en contacto con nosotros sin cesar. A través de las redes sociales hemos notado el apoyo de los ciudadanos. ¿Y los políticos? Ningún representante de las fuerzas políticas –ni del Gobierno ni la oposición– ha tenido a bien ponerse en contacto con las víctimas.
Muy bien. Aunque los políticos no nos pregunten, nosotros les vamos a contestar. Les exigimos que no cedan ni un milímetro en la lucha antiterrorista y, por supuesto, que no dejen ningún resquicio para que los asesinos de ETA y sus secuaces puedan volver a estar en las instituciones democráticas de nuestro país.

ETA sabe que sin estar presente en los ayuntamientos y diputaciones –instituciones de las que reniegan y atacan continuamente– no son nadie. Por eso, este comunicado emitido en la BBC con toda premeditación, es un nuevo engaño, disfrazando su auténtica realidad con discursos que no aportan nada nuevo y carentes de credibilidad.

En la misma línea que los asesinos, la izquierda abertzale, en una comparecencia pública para valorar el comunicado, lo calificaron como “esperanzador y con un valor incuestionable para resolver el conflicto”.

Es algo lógico, ¿qué van a decir los que necesitaban esta postura de ETA para presentarse a las elecciones y volver a llenarse los bolsillos con el dinero de las subvenciones públicas? Ése ha sido su modo de vida durante décadas y quieren volver a engordar a costa de un Estado de Derecho que atacan continuamente.
A estos asesinos se les han concedido demasiadas oportunidades y siempre han vuelto a usar el lenguaje que mejor conocen: el de las armas. ¿Cómo unos individuos con más de 1.000 muertos a sus espaldas tienen la desfachatez de darnos lecciones de democracia? ¿Acaso no son conscientes de que el principal escollo para disfrutar plenamente de la democracia en este Estado de Derecho han sido ellos durante más de 50 años?

En el comunicado que la Asociación Víctimas del Terrorismo (AVT) emitió el domingo tras conocer el comunicado trampa de ETA, mostrábamos nuestra indignación al leer cómo los terroristas hablaban de la “ilusión y pasión” que cientos de hombres y de mujeres habían llevado a esa organización. Es repugnante. ¿Cómo pueden calificar así a quienes han asesinado a más de 1.000 personas, destrozado miles de familias y expulsado de su tierra a un número incontable de ciudadanos vascos?

Ante todo esto, las víctimas sólo podemos exigir, con la voz muy alta, una sola cosa: la derrota definitiva de ETA y el abandono de las armas. No podemos llevarnos a engaños y fiarnos de unas palabras que ya hemos oído en demasiadas ocasiones. Éste es un conflicto en el que tiene que haber vencedores y vencidos. 50 años de dolor ya son demasiados.

Por eso, las víctimas seguiremos firmes y no vamos a permitir ni un solo paso atrás en la lucha antiterrorista. Ahora más que nunca, cuando se ven acorralados y tienen que recurrir a volver a las urnas, hay que potenciar las operaciones contra ETA y su entorno. No hay que rebajar un ápice la presión policial y se debe continuar con la detención de comandos.

Hay que llevar a los asesinos ante la Justicia, juzgarlos y hacer que cumplan íntegramente sus penas. Todavía existe una gran losa sobre la dignidad y la memoria de las víctimas del terrorismo de ETA: hay más de 300 crímenes pendientes de juzgar. Y a las autoridades políticas, recordarles que los terroristas son asesinos.

A lo largo del verano hemos denunciado de forma continua los extraños y sospechosos movimientos de presos de ETA en las cárceles españolas. ¿Qué beneficio concedieron ellos a sus víctimas? Ninguno. ¿Por qué ellos pueden optar a beneficios en las cárceles? Ésa no es la estrategia.

Ante esta nueva etapa, en la AVT –como asociación mayoritaria de las víctimas del terrorismo en España– vamos a estar más vigilantes que nunca para defender la memoria y la dignidad de las víctimas. No vamos a permitir que la sociedad española olvide en ningún momento que la única solución posible es la derrota definitiva de ETA. Sin concesiones ni condiciones.

Y ojalá pronto volvamos a vivir la expectación que se vivió ayer con una noticia muy diferente en los medios de comunicación: ETA ha sido derrotada, ha triunfado la democracia.

*Ángeles Pedraza es presidenta de la Asociación de Víctimas del Terrorismo.

Tregua y escepticismo
Ignacio Peyro www.gaceta.es 6 Septiembre 2010

La realidad es que todos seguirán con escolta y mirando bajo el coche.

Lo que los españoles de buena voluntad esperábamos de ETA no era un alto el fuego, sino el anuncio de su disolución. Un observador tan solvente como Theodore Dalrymple afirma que, en el clima de la opinión pública actual, no hay peor acusación que el ser tachado de aguafiestas: uno parece así ser un tipo intolerante, fanatizado, sin cintura y, por supuesto, sin la mezcla de buenismo y optimismo antropológico que exige este Gobierno. Sin embargo, las experiencias previas de un alto el fuego de ETA abonan un escepticismo marcado por la melancolía: sólo han servido para que ETA se recompusiera, se rearmara y, en última instancia, volviera a atacar. La ilusión es bonita, pero para analizar la realidad sirve menos que la experiencia. Y el antiguo dolor sigue doliendo.

Nada más anunciarse la noticia, un periodista de esta casa ha dicho, con un punto de resignación dolida, “ya es mi tercera tregua”. Es un indicio vital de la credibilidad que ETA merece. Naturalmente, uno piensa en el momento de alivio de todos aquellos que tienen que mirar cada día debajo de su coche, de tantos que no pueden ir a comprar el periódico sin escolta. Pero la realidad es que todos seguirán mirando bajo el coche, y yendo a comprar el periódico con escolta.

Es otro indicio de la credibilidad de ETA. Lamentablemente, el proceso de negociación no hace sino poner en pie de igualdad a un Estado con unos terroristas, y la internacionalización de las reivindicaciones etarras –el comunicado fue enviado a la BBC, además de a Gara– aporta una legitimidad intolerable a tantos años de disparos seguidos del silencio en el cementerio. Es algo que los Currin, Tutu y demás trujimanes globales no logran entender, y que este Gobierno nunca ha buscado explicar. Premiar a alguien por dejar las armas no es un ejercicio de realismo político, sino una claudicación moral: se trata, desde luego, de que los etarras no estén en el monte, pero tampoco en los ayuntamientos.

No vale el alto el fuego, solo vale «el fuego se acabó»
Roberto Blanco Valdés La Voz 6 Septiembre 2010

La lectura del comunicado en que ETA anunció ayer otro alto el fuego demuestra hasta qué punto los terroristas están instalados en un auténtico delirio político, ideológico y moral y obliga, necesariamente, a tomar con extremada precaución cualquier acto de los encapuchados.

Nada hay en el anuncio de ETA que demuestre una voluntad de abandono de las armas, ni nada que permita suponer que los pistoleros aceptan estar dispuestos a alcanzar sus objetivos solo por medios no violentos.

En todo caso, si el conocido ayer fuera el primer alto el fuego en la historia de la banda terrorista quizá habría motivos para algún tipo de optimismo. Pero las cosas son como son y, por eso, tras 11 treguas fallidas y en su mayor parte tramposas -destinadas solo a reforzarse en momentos de gran debilidad- la respuesta ante el nuevo comunicado de ETA no puede ser otra que la consistente en afirmar dos principios esenciales: que nada hay qué hablar con los terroristas en tanto no anuncien un abandono total, definitivo y verificable de las armas; y que el Estado no está en tregua y que seguirá, por tanto, persiguiendo a los etarras para que sean detenidos y juzgados.

Lo contrario -parar la acción policial y/o abrir otra negociación con los terroristas- constituiría un error tan de principiantes y tan monumental, que los ciudadanos tenemos derecho a exigir al Gobierno -a cualquiera, pero de modo muy especial a este Gobierno- que declare con rotundidad ambos principios: que las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado no dejarán de perseguir a los etarras, y que nadie hablará con los terroristas en nombre del Gobierno bajo la amenaza de ETA de volver a la violencia.

La forma en que el Ejecutivo de Zapatero gestionó la pasada tregua trampa fue tan nefasta que existen motivos para pensar que el presidente podría estar inclinado no solo a cometer los mismos errores hoy que entonces, sino también a hacerlo como lo hizo en el 2006: mintiendo a la sociedad española y poniendo patas arriba años de esfuerzo en la única forma de lucha contra ETA que ha demostrado su eficacia: la llevada a cabo, en colaboración con Francia, en los frentes policial y judicial.

ETA está hoy prácticamente derrotada en el terreno operativo y aislada social y políticamente, tras la ilegalización de Batasuna, como no lo ha estado nunca. Pero eso no se ha logrado por más vía que la del acoso legal a los terroristas en todos los ámbitos posibles. Tal es, de momento, el único camino. Si ETA quiere abrir otro, solo puede hacerlo anunciando su renuncia total y definitiva al terrorismo. Cualquier anuncio diferente a ese es una trampa y cualquier tentación de caer en ella una traición al sentido común, a la democracia y a la ley.

La ocasión de Zapatero ante el poder desestabilizador de ETA
Ricardo Rodríguez El Semanal Digital 6 Septiembre 2010

Hechos son amores. La pronosticada irrupción con un nuevo "alto el fuego" de la banda abre la puerta a Zapatero a bailar con la más fea. ¿Concluirá en un elemento movilizador socialista?

Rememoraba hace poco el profesor Francesc de Carreras que, en sus primeros años de presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero citó en La Moncloa a Fernando Savater para convencerle de que sus negociaciones con ETA llegarían a buen fin. Al comprobar Zapatero que sus argumentos no habían convencido al filósofo, antes de despedirse le espetó: "Fernando, ten fe en mí, yo tengo mucha suerte y, al final, las cosas siempre me salen bien".

Savater abandonó el despacho presidencial alucinado: El país estaba en manos de alguien que, en último término, cuando no encontraba razones convincentes para justificarse, apelaba a la fe, a su fortuna y al destino. Desde luego, José Luis Rodríguez Zapatero ha venido fiando todo su futuro a remontar el vuelo antes del final de la Legislatura. Sin embargo, si hay algo de lo que no dispone es de tiempo -apenas resta año y medio para las generales-, así que todo le lleva al juego más peligroso. Esto es, un nuevo viaje a ninguna parte de la mano de ETA.

Lo de las últimas horas de la banda asesina no admite dudas. Enésimo "alto el fuego". Desde La Moncloa, conscientes de que esta vez el conjunto de la opinión pública no aceptará ningún paso en falso, se ha transmitido un profundo escepticismo. Probablemente, esperaban mucho más de los terroristas ante los desplazamientos de presos a cárceles del País Vasco. Unos pasos que, por cierto, Alfredo Pérez Rubalcaba se limitó a vender como un instrumento eficaz de la política penitenciaria para fomentar las deserciones en las filas etarras.

Es cierto que, de momento, no estamos ante una negociación del Gobierno propiamente dicha. Ni siquiera en el seno de la cúpula del Partido Popular se atreven en privado a llegar tan lejos como el ex ministro Jaime Mayor Oreja en sus tesis. Lo factible es que el anuncio etarra sea fruto de los eficaces golpes de las Fuerzas de Seguridad pero, cómo no, de los contactos entre bambalinas del mismo sector de siempre del PSE con una convulsa Batasuna deseosa de colarse en las instituciones sin que se haya producido el fin definitivo de la violencia.

Zapatero está en una disyuntiva crucial. En sus manos está volver a traficar con la común aspiración de poner fuera de juego a ETA y recoger a corto y medio plazo las nueces electorales del árbol (a nadie se le oculta el subidón experimentado en el ánimo de la opinión pública) o seguir la senda del sentido común, dejar el gesto etarra en las páginas de sucesos y convocar de inmediato al líder de la Oposición, Mariano Rajoy, para dar la estocada final a la banda mediante la unidad de los demócratas. Todo lo demás es ruido.

Lenta extinción
MAITE PAGAZAURTUNDÚA RUIZ El Correo 6 Septiembre 2010

También es casualidad que en el museo de la evolución humana de Burgos toque pensar en la comunicación de la banda terrorista ETA a la cadena británica BBC. Las nuevas tecnologías y los restos arqueológicos de un millón de años sirven de marco para la transcripción casi instantánea de la letanía propagandística de los etarras. Y una vez más no hay nada que resulte definitivo en sus palabras. Tras el trampantojo, tras el espectáculo de presentarse tan narcisos de aldea ante los británicos, tras las plumas coloreadas con gestos de poderío se ve, sin embargo, cada vez más claramente, la lenta extinción del tinglado de ETA. Dicho de otro modo, la lenta derrota que el Estado de Derecho va consolidando a su tinglado aplicando la ley, pese a tentaciones casi cíclicas de seguir su juego y negociar nuestro futuro con ellos. La extinción viene de la mano de la aplicación de la ley.

No ha sido el cariño de las gentes con el corazón más grande y generoso de entre nosotros, ni siquiera las equidistancias de los conflictólogos de fortuna, ni el diálogo de los dialogantes de esta u otra tregua lo que haya extenuado a los pistoleros, sino más bien el imperio de la ley, con las detenciones, las consiguientes dificultades económicas y la imposibilidad de jugar con el sistema democrático representativo para propugnar y fortalecer una ideología asesina. Tal vez deberíamos tener esto en cuenta ante el nuevo catálogo de ofertas de los que se declaran ahora mismo en paro técnico.

Cuesta vencer la pereza y filtrar la monserga adornada con apuntes de las leyendas a través de las que pretenden explicar sus orígenes y situarse en una historia que vaya más allá de sus décadas de asesinatos y de fanatismo ideológico. Es preciso filtrar los mitos donde intentan proyectarse para un futuro que les presente como algo digno en la historia de nuestra sociedad.

Con la retórica dulzona intentan, una vez más, escaquearse de su responsabilidad, buscar algún tipo de impunidad como organización y hacernos olvidar que son ellos los que nos deben mucho a nosotros, y no nosotros a ellos. Que nada hay de heroico en el asesinato de cientos de hombres y mujeres, ancianos y niños. Nada de heroico en el odio que han sembrado entre varias generaciones de conmilitones. Sus leyendas generaron un sistema de valores egocéntrico, inhumano y victimista.

Una vez más intentan presentar un producto mágico, con una solución milagro que parece de bajo coste. Aceptar su impostura, sus mentiras, su búsqueda de pagos políticos que justifiquen su carrera asesina no parece una idea eficaz, porque incluso podría volver a excitar la codicia de la banda y retrasar la inexorable extinción de una forma asesina de sentir la identidad comunitaria.

Actividad inactiva de ETA
ANDRÉS MONTERO GÓMEZ El Correo 6 Septiembre 2010

Los tiempos los marca ETA. El objetivo es la independencia. El comunicado está diseñado para devolver a Batasuna a las instituciones. Estas tres son las conclusiones de la última declaración de cese de atentados de ETA. El epílogo es que no habrá verificación. Esto no es un proceso de desarme.

Es muy probable que este cese de atentados sea el definitivo. No es sólo por la desgastada situación de ETA en España y por su contextualización en el marco del terrorismo internacional, sino porque estratégicamente ha comenzado el camino hacia la independencia. Desde luego, queda la posibilidad de que se produzcan atentados, tanto por la actividad de algún grupo escindido (poco probable, esto no es Irlanda) como porque alguna acción terrorista pueda ser etiquetada o disfrazada de defensiva según convenga. Sin embargo, ETA deja que la política, su política, pase a la vanguardia poniendo las armas en retaguardia porque está convencida de que es lo más rentable en este punto del camino. Es decir, la tregua continúa siendo parte de una estrategia de ETA.

De acuerdo, es una estrategia de ETA. Sin embargo, no pasemos por alto que la definición de esa fase estratégica de ETA hacia la política independentista es el fruto de movimientos inteligentes del Estado desde 1998. Ilegalización del frente político etarra y de su infiltración en las instituciones, desarticulación (aunque parcial) de la infraestructura financiera del terrorismo y organización ciudadana de rechazo a ETA, multiplicada esta última por los efectos devastadores en la propia base social etarra de la ruptura de la última declaración de 'tregua'. Esa relación de causa efecto entre lo que es capaz de hacer el Estado y la reorientación estratégica del complejo ETA en función de ello es una lección que tenemos que tener muy presente, especialmente en este momento.

Aunque en el comunicado de ETA se deja entrever la negociación como propósito y Gerry Adams, de entre la tramoya internacional que ETA ha sabido fabricarse ante la opinión pública, ha pedido muy simbólicamente que se inicie un proceso «inclusivo» de negociación política, lo cierto es que ETA ha declarado este alto a las armas sin esperar la negociación. Hay que ser taxativos en este punto. ETA es conocedora de que no habrá negociación en esta legislatura. Y esta consciencia etarra de la práctica imposibilidad negociadora nos tiene que llevar inevitablemente a considerar que el interés principal de su última declaración es generar las condiciones para devolver a Batasuna a los asientos municipales, a los escaños del Parlamento vasco y, probablemente, a los escaños del Congreso de los Diputados a través de Eusko Alkartasuna.

Todos esperábamos el comunicado etarra de ayer. Era algo sabido y la única incertidumbre era de calendario. Si lo leemos con atención apreciaremos que más del 80% es un prólogo. Es el prólogo de la autocomplacencia. ETA pone en valor su historia para situar todas sus naves hacia la independencia, la que considera objetivo factible después de haber generado las condiciones para ello durante décadas de armas.

No nos equivoquemos, que ETA ni se disuelve ni se somete a verificación. ETA quiere vigilar el camino hacia la independencia, aunque para ello tenga que obviar la situación de presos y de terroristas que todavía no están en prisión pero ingresarán en ella. El Estado no está en tregua, Rodolfo Ares se ha apresurado a subrayar muy apropiadamente, de manera que (esperemos) todavía habrá etarras ingresando en prisión.

Es muy probable que a ETA le queden todavía diez años de actividad inactiva. Tras el retorno de Batasuna a las instituciones, ETA aprovechará para diseñar y supervisar desde la clandestinidad las decisiones que lleven a construir un andamiaje independentista en la sociedad vasca. ETA aprovechará para reorganizar a sus grupos y poner muchos de ellos en durmiente, generalmente valiéndose del apoyo que el aparato internacional le brindará una vez efectuado el gesto del cese armado. También robustecerá su dimensión política en la clandestinidad, concretándose en el impulso de estructuras sociales que aprovechen la base abertzale que las políticas educativas han favorecido en Euskadi durante años. ETA pasará una década todavía con la pistola bajo la mesa, vigilando, como garante de que la inversión que acaba de hacer en Batasuna vaya a arrojar réditos políticos tangibles.

Como pronosticábamos hace menos de una semana ('Geometría del primer toque', EL CORREO, 31-8-10), la declaración de alto a las armas pretende poner la pelota en el tejado del Estado. Una buena manera de 'verificar esta tregua' y de que el Gobierno de España no se comporte en función de los tiempos marcados por ETA sería aplicar la Ley de Partidos en 2011, poniendo en valor la información obtenida por las fuerzas de seguridad y los servicios de inteligencia respecto de la confección de listas batasuneras. Batasuna ya se encuentra en la encrucijada de situar a sus primeros espadas contaminados en esas listas y arriesgarse al veto legal o recurrir a candidatos blanqueados. También tiene la opción de empotrarse en EA y ver si el Estado es capaz de aplicar el bisturí a la formación abertzale tan cercana al PNV. En todo caso, las próximas elecciones serán una prueba de fuego. Si el Gobierno de España piensa exclusivamente en clave electoral del PSOE, es muy probable que no haya ilegalizaciones, o que sean mínimas. Si en cambio piensa en clave de estrategia antiterrorista a medio plazo, aplicará la Ley de Partidos en 2011 y esperará movimientos. Ya veremos.

Noticias sobre las economías autonómicas
JUAN VELARDE FUERTES ABC 6 Septiembre 2010

La cercanía de las elecciones autonómicas exige aclarar la realidad económica regional española, porque, aumentada la tensión por la formidable crisis económica que nos golpea desde junio de 2007, van a emplearse sus cifras sobre todo del PIB y de la Renta, como armas arrojadizas dentro de pocos meses.
Existe, evidentemente, una espléndida fuente para trabajar estas cuestiones. Se trata de la publicación Balance económico regional (Autonomía y provincias), que periódicamente ofrecen Julio Alcaide y Pablo Alcaide desde el gabinete de estadística regional de Funcas. En Cuadernos de Información Económica, junto con otros especialistas; se ofrecen siempre adelantos de estos análisis. Aparte de ello, y también relacionado con la economía regional española, a Julio Alcaide se debe la continuación de los trabajos para la localización del centro de gravedad de la economía española iniciados por Ramón Tamames. Por eso asombra un poco que Vicente Rodríguez Nuño, en el artículo reciente y de cierto interés, «Crecimiento, desarrollo y convergencia de las comunidades autónomas en el periodo 2000-2009», publicado en el Boletín económico de Información Comercial Española, en su valiosa y bastante amplia bibliografía, no menciona ninguno de los trabajos de los Alcaide. Por supuesto, tampoco menciona los trabajos seminales de Perpiñá Grau, que enlazan con la gran aportación de Lösch sobre el fenómeno de la localización de la actividad económica.

Pero dejando aparte eso, en cuanto se contemplan en ese estudio de Rodríguez Nuño las cifras del PIB por habitante (PIB pc) de España para 2009, ofrecidas por el INE, se confirma que en España existen dos regiones lógicamente privilegiadas. Ese año existían ocho comunidades autónomas por encima de la media nacional del PIB pc. Confirman así una vieja afirmación de Fabián Estapé, sobre el papel esencial que en el desarrollo económico español, al estar enlazado directamente con Europa, tiene el gran triángulo centrado en el Valle del Ebro, situado entre la cordillera Ibérica, los Pirineos y la costa cantábrica hasta Santander, y al Este, la costa mediterránea catalana. Efectivamente de esas ocho, seis de las economías con más alto PIB pc que la media española, son, de mayor a menor, el País Vasco, Navarra, Cataluña, La Rioja, Aragón y Cantabria. De algún modo, dado que el transporte marítimo es más barato que el terrestre, ese triángulo se proyecta con claridad hacia Baleares, que en su PIB pc se sitúa entre Aragón y Cantabria.

Pero existe otra región con un peso muy grande en España: Madrid, que en el conjunto español de esta macromagnitud ocupa el puesto segundo, tras el País Vasco. Esta ventaja de Madrid, que en el hexágono de Lösch-Perpiñá centra los vértices de alta actividad local de Barcelona, Valencia, Sevilla, Lisboa, Vigo y Bilbao, se debe a encontrarse en la Villa y Corte el centro de las decisiones políticas desde Felipe II; también el de las comunicaciones y transportes, desde Felipe V –Reglamento de Postas-, sin olvidar la acción de los políticos ilustrados y sus planes de carreteras, ni el sistema ferroviario desde el Bienio progresista del reinado de Isabel II, ratificado todo, a pesar de las críticas previas del Informe del Banco Mundial a esta concentración de transportes y comunicaciones en Madrid, con la política de Álvarez Cascos y el papel creciente del aeropuerto de Barajas. Agréguese que dentro del sistema financiero mundial globalizado, el peso del mercado madrileño es creciente y que una excelente política económica desarrollada, sucesivamente, por Gallardón y Esperanza Aguirre, ha afianzado esta posición.
En 1995, momento final del Gobierno González, el PIB pc por encima de la media de España lo tenían, de mayor a menor, Baleares, Madrid, Navarra, Cataluña, La Rioja, País Vasco, Aragón y Comunidad Valenciana. En 2003, momento final del Gobierno Aznar, el orden era Madrid, Navarra, País Vasco, Baleares, Cataluña, La Rioja y Aragón. En 2009, por encima de la media española está, ordenadas de mayor a menor, País Vasco, Madrid, Navarra, Cataluña, La Rioja, Aragón, Baleares y Cantabria.

La única política regional posible para alcanzar una mayor convergencia es crear redes de transportes y comunicaciones que, como es el caso de lo que deben hacer Galicia, Asturias, Castilla y León y Comunidad Valenciana, enlacen con este triángulo del Ebro y simultáneamente con Madrid. A corto plazo, intentar enlaces solo con Madrid o con el exterior, sí puede impulsar algo, pero menos que en el caso de esta doble vinculación. Los problemas, tan puestos de actualidad a partir de Aschauer, y en España por estudiosos relacionados con el profesor Rafael Flores, como es el caso de Carolina Cosculluela, sobre la necesaria búsqueda de la rentabilidad en las construcciones de infraestructuras de transportes y comunicaciones muestran que, España no puede permitirse, y más en momentos de crisis, que surja de nuevo, en relación con infraestructuras la frase famosa de Perpiñá Grau, sobre «los millones muertos, esparcidos» por la superficie española sin fruto alguno. Surge así una explicación económica racional de aquella afirmación de Valle Inclán: «Sí, hay dos Españas, las que están por encima o por debajo del Tajo». Es muy duro, pero cuando hay agobios presupuestarios, aún se ratifica más.

ETA
Proceso democrático
Emilio Campmany Libertad Digital 6 Septiembre 2010

Uno de los logros de la era Zapatero ha sido el de dividir a la sociedad española respecto al terrorismo. Mientras el votante del PSOE cree en la salida pactada como la única posible, el votante del PP reniega de ella porque piensa que implica la postración del Estado. Los primeros creen que la mera existencia de la ETA prueba la de un conflicto previo que hay que resolver mediante una paz negociada. Los segundos están convencidos de que los terroristas no son más que criminales que no merecen un trato distinto del que se da a otros delincuentes.

Ambos se equivocan. Es verdad que la ETA es "algo más" que una banda de delincuentes. Lo demuestra el hecho de que sus organizaciones políticas, cuando se les ha permitido presentarse a las elecciones, han obtenido un respaldo de entre un diez y un quince por ciento del electorado del País Vasco. Pero también es cierto que un conflicto de esta naturaleza no tiene por qué acabar con una negociación. En Gran Bretaña recurrieron a este expediente con el IRA, pero Italia y Alemania supieron liquidar sus Brigadas Rojas y su Baader Meinhof sin tener que pactar nada.

En cualquier caso, los españoles, a través de sus gobernantes, intentamos una salida negociada durante la Transición dando por hecho que el conflicto que provocó el nacimiento de la ETA lo era entre el nacionalismo vasco y el régimen de Franco, lo que permitía, una vez desaparecido éste, intentar una paz negociada. Rechazada esta solución por parte de la ETA, los españoles decidimos que la democracia y la autonomía recién implantadas privaban a la ETA de toda legitimidad y correspondía tratar a sus militares como vulgares criminales.

Después de cuarenta años de asesinatos, esta estrategia estaba en 2004 a punto de dar el beneficio deseado, la total desarticulación de la banda sin haber concedido más de lo que se concedió durante la Transición. Pero llegó Zapatero y decidió que ese final sería tanto como atribuirle el éxito del fin de ETA a Aznar y eso no podía ser. Entonces se abrió una negociación absurda donde una ETA más debilitada que nunca prometía dejar de hacer lo que ya casi no era capaz de hacer a cambio de que el Estado le concediera lo que hasta entonces jamás había estado dispuesto a conceder. Hasta tal punto se ve que el Gobierno controla la situación que el propio Rubalcaba le ha quitado la escolta a personas amenazadas por ETA justo unas horas antes de que ETA declarara la tregua.

La verdad es que no importa mucho que a Aznar le roben el éxito de haber acabado con la banda con medios exclusivamente democráticos. Lo que importa es que España se habrá plegado a parte de las exigencias de los terroristas innecesariamente. Sólo nos queda por ver si lo que la ETA está haciendo es una mera pantomima y, una vez que se le haya permitido participar en las elecciones municipales, volverá a las andadas o si es verdad que está tan debilitada que firmará poco antes de las elecciones de 2012 el fin definitivo de su acción violenta a cambio de lo que ellos llaman "proceso democrático" y que vaya usted a saber qué concesiones implica. Si finalmente es así, lo hará por estar tan débil que ya veremos si no tiene Rubalcaba que llevarle la mano a los terroristas por no tener ya éstos ni fuerza para firmar un papel. Pasados los años de luto, nos toca vivir los de la ignominia.

La pseudotregua
José Carlos Rodríguez Libertad Digital 6 Septiembre 2010

ETA ha anunciado la tregua de otoño-invierno que estábamos todos esperando. Lo sabíamos desde el 30 de diciembre de 2006, con el atentado en Barajas de ETA que acabó con la tregua anterior. Jaime Mayor Oreja, el hombre que siempre dice la verdad, lleva meses explicando los perfiles del alto el fuego que la banda iba a anunciar este domingo. Estaba cantado. Zapatero no tiene otra brocha de la que colgarse.

Pero hay algo sorprendente. No es ya que la negociación del Gobierno con ETA que pueda salir de este anuncio fracasará, como lo han hecho los anteriores y como no puede ser de otro modo. Es que el alto el fuego, en los términos anunciado por los tres encapuchados con txapela, no tiene ni la pretensión de llegar a ningún acuerdo. Por un lado, mantiene los objetivos de la banda, que pasan por la secesión de las provincias vascas (y de paso erigirse en el ejército permanente, aunque eso no lo dicen).

Por otro, ni se molestan en mencionar un abandono de las armas o una cesión en algún sentido que diese contenido a una negociación. De lo más que hablan es dejar de "llevar a cabo acciones armadas ofensivas", es decir, matar. Pero el terrorismo no es sólo matar, es también amenazar con hacerlo. Dado que no ha renunciado a volver a cometer un crimen en cuanto lo considere oportuno, ¿qué alcance tiene el alto el fuego? ¿Cuál es la diferencia con el día antes del anuncio de la tregua? Si al menos se comprometiese a no atentar en un año en ninguna circunstancia, sí podríamos pensar que hemos cambiado en algo, pero nada de ello ha habido.

Es más, no renuncian ni a financiarse por cualquier medio o a rearmarse. Por eso sorprende la discusión sobre la verificación o no de la tregua de ETA. ¿Qué es lo que se quiere verificar? Que esto no es la tenencia de armas de destrucción masiva, que ellos no están dispuestos a entregar las armas, que han planteado la pseudotregua como una cesión unilateral por parte de Zapatero mientras ellos se rearman y se aferran a las dádivas del erario público municipal. Si rompen el llamado alto el fuego ya lo comprobaremos sin necesidad de que venga Brian Currin o cualquier otro hombre del maletín.

Pero sí le exigen cesiones al Gobierno del caso Faisán. En el comunicado exigen que se les permita presentarse a las elecciones municipales de 2011, lo que llama "los mínimos democráticos necesarios para emprender el proceso democrático", que en sus palabras es la autodeterminación. Zapatero ha caído tan bajo que ni la ETA se lo toma en serio. Le pide todo a cambio de nada. Bienvenidos a la pseudotregua.

José Carlos Rodríguez es miembro del Instituto Juan de Mariana

Tregua-trampa
ETA siempre me decepciona
Teresa Jiménez Becerril Libertad Digital 6 Septiembre 2010

Los ridículos encapuchados de siempre no consiguen que yo me alegre de este décimo intento de engañar a los españoles. A pesar de que su comunicado va dirigido exclusivamente "al pueblo vasco", es España entera la que se pega al televisor para descubrir que no hay nada nuevo bajo el sol. Con la soberbia de siempre nos dejan estas perlas que cito, donde el arrepentimiento por el dolor causado a sus víctimas brilla por su ausencia:

"Cientos de hombres y mujeres han traído a esta organización su ilusión, su pasión y lo mejor de ellos mismos". (No se qué hubiera sido de nosotros si hubieran traído lo peor de ellos mismos, quizás en vez de mil muertos habrían sido muchos mas).

"Actuamos con humildad, responsabilidad y ambición de ganar". (De ganar este pulso que nos llevan echando demasiados años y el que es muy posible que los españoles lleguemos a perder).

"Sin confrontación y con colaboración la mano de ETA siempre ha estado tendida". (Tendida sí, pero sosteniendo firmemente una pistola con la que siempre nos apuntaba mientra nos otorgaba como ahora su interesada colaboración).

"Si el Gobierno de España está dispuesto, ETA está dispuesta, Hoy igual que ayer". (Esperemos que no sea igual que ayer, porque ayer ETA engañó no solo al Gobierno de Rodríguez Zapatero sino a un buen número de españoles que creyeron en su falso proceso de paz).

"Llamamos a la comunidad internacional para que se implique en este proceso democrático". (Todos sabemos que el terrorismo y en concreto el de corte independentista siempre ha encontrado incomprensiblemente apoyo en el exterior).

"Es el momento de dar la palabra al pueblo". (Lo que yo traduzco por "Batasuna tiene que volver a los ayuntamientos").

"Hasta que los derechos del pueblo vasco no sean garantizados no se abrirá la puerta a la verdadera solución del conflicto". (Que es lo mismo que decir "cuando nos deis la independencia, abriremos esa puerta, veremos si entregamos las armas, y quizás entonces hablaremos seriamente").

"Cada uno con su nivel de compromiso". (De tú a tú. Víctimas y verdugos, todos en el mismo saco. Ellos declaran que van a parar de matarnos el tiempo que les convenga y nosotros tendremos que darles a cambio todo lo que nos pidan, empezando por la libertad para los asesinos y terminando por la independencia. Buen trato para ellos y nefasto para España).

Teresa Jiménez Becerril es eurodiputada por el PP y hermana de Alberto Jiménez Becerril, asesinado junto a su esposa Ascensión García Ortiz por la banda terrorista ETA.

EL DISPARATE ECONÓMICO
El engaño de las cuentas públicas
@Roberto Centeno. El Confidencial  6 Septiembre 2010

Las cifras oficiales de ejecución del Presupuesto del Estado han sido una vez más un engaño manifiesto, engaño que como tantos otros ha sido aceptado como la Biblia por la mayoría de medios, tanto afectos como desafectos. Causa sonrojo y vergüenza ajena ver, por ejemplo, en una tertulia especializada en una cadena “desafecta” el asombro de los contertulios por el “éxito recaudatorio de la subida del IVA” y su temor ante que tan “buen resultado” lleve al Gobierno a subir de nuevo los tipos. Esto sí que es no saber dónde se tiene la mano derecha.

En primer lugar, porque la espectacular mejora de ingresos por IVA, un +42,2%, no deriva en absoluto de la subida de los tipos, sino justamente de lo contrario. Lo reflejado hasta julio es debido en parte al adelanto generalizado de compras antes de la subida, pero sobre todo al descenso de las devoluciones, porque el año pasado coincidieron las devoluciones mensuales y las anuales, produciendo una cifra de ingresos por IVA anormalmente baja. El impacto de la subida de tipos no se conocerá hasta septiembre, cuando las empresas liquiden ese impuesto. En segundo lugar, y esto es mucha más gordo, porque los ingresos impositivos verdaderamente ejecutados, que es lo verdaderamente relevante, lo que ha entrado en el cajón, ha caído un 0,6% respecto a 2009, mientras la Sra. Salgado nos cuenta lo contrario. Por ejemplo que el IRPF crece a un ritmo del 5,3%, cuando en realidad ha caído un 14,7%. Y ello por no hablar de que su recaudación futura se verá reducida más aún, por la rebaja del sueldos del 5% a más de tres millones de empleados públicos. Lo que Dña. Elena nos cuenta son sus previsiones y buenos deseos, no lo que ha recaudado.

Por otro lado, la caída del consumo del comercio minorista en julio, el desplome en las ventas de automóviles de julio y agosto, las ventas de viviendas cuyo ritmo sigue cayendo y el crecimiento imparable del paro hacen temer que las cifras de recaudación de IVA, cuando este impuesto se liquide, presente un frenazo considerable. Es entonces y en meses venideros cuando conoceremos el resultado sobre los ingresos y gastos del Estado de la ecuación, mayor presión fiscal –menor actividad económica– mayor paro, que cualitativamente es muy claro, pero cuantitativamente no lo sabemos. Y eso es crucial: un resultado negativo sería simplemente desastroso, y la mayoría de fiscalistas piensan que será así. Y además aquí estamos hablando solo de la Administración central, y no de la parte más importante, CCAA, Ayuntamientos y Entes públicos de todo tipo y condición, de los que ya hablé la pasada semana.

Evolución y expectativas de los ingresos tributarios
Según el Informe Mensual de la Agencia Tributaria, “de los casi 11.700 millones de mayores ingresos absolutos, el 70% (8.200 millones) proceden de menores devoluciones realizadas, y el 30% restante (3.500 millones) del aumento de ingresos brutos”. En otras palabras, las medidas de consolidación fiscal adoptadas en 2010 han tenido un impacto recaudatorio “hasta julio de 3.660 millones, 2.230 por la supresión de la deducción de los 400 euros, 240 por la elevación del tipo de las rentas de capital y 1.190 por las subidas de tipos de los Impuestos Especiales”.

La Agencia ofrece también los datos de los ingresos por el primer plazo del IRPF en junio, que ascienden a 3.803 millones, un -10,2% menos que hace un año. En el caso de Sociedades, la caída de ingresos, reflejo de la marcha del tejido empresarial del país, puede calificarse de dramática: “La evolución en lo que va de año viene determinada por la negativa marcha del primer pago fraccionado (-22,3% acumulado), que para las grandes empresas y grupos supone una continuación del ritmo de caída estimado para su base imponible ajustada en 2009 (-20,2%)”.

Hay también otra cuestión esencial, que ha pasado casi desapercibida, y es la caída espectacular de los ingresos impositivos correspondientes a las CCAA y CCLL, casi 9.000 millones de euros menos, algo que a primera vista resulta difícil de entender, ya que si lo que les corresponde es un porcentaje de lo recaudado por el Estado, un 34,2%, si los ingresos del Estado han subido en más de 11.000 millones, los de CCAA y CCLL deberían haber subido en casi 4.000 millones y no bajado en casi 9.000. La causa de esta aparente contradicción, que resulta devastadora para las administraciones periféricas, deriva de la fórmula de cálculo del dinero que reciben, que se hace en base a las previsiones de ingresos, dividido en 12 partes iguales, y que hasta ahora les había beneficiado extraordinariamente, tanto que deben devolver miles de millones de euros al Estado a partir de 2011. El efecto sobre las CCAA está siendo tremendo, pues la cifra mensual que reciben es más de mil millones de euros inferior a la del 2009, lo que unido al total descontrol del gasto está llevando a la quiebra a las administraciones periféricas.

Evolución y expectativas de la situación económica de base
En todo caso, y exceptuando situaciones puntuales como la producida en junio y julio, los ingresos fiscales dependen directamente de la situación económica de base, que no cesa de deteriorarse. Lo peor de todo, no solo por su efecto económico, sino principalmente por el drama humano casi inimaginable que representa, es el paro: 4,7 millones de parados oficiales según Eurostat, el 20,3%, y más de 5 millones reales. Superamos ya a los 27 países de la UE en todos los conceptos: paro total, donde hemos pasado a Letonia; paro femenino, y ya la repera con el 41,5% en paro juvenil. ¡Casi la mitad de nuestros jóvenes, en su mejor momento para trabajar, está parado! Y eso con las cifras oficiales. El INE, por ejemplo, da como inactivos a más de 300.000 jóvenes en la EPA y no como parados, porque “no buscan activamente trabajo”. ¡Bien por el socialismo! Que no es el mejor sistema económico para el reparto de la miseria, como afirman muchos, la miseria es para el pueblo, porque los líderes socialistas y sindicales y sus parientes y amigos viven como rajás. Y las expectativas son a peor, la reforma laboral creará más paro a corto plazo.

Luego tenemos la construcción, que sigue cayendo. Este año apenas se iniciaran 100.000 viviendas, frente a las casi 800.000 de los años locos, cuando el irresponsable de Solbes, con el aplauso del BdE, animaba a la gente a endeudarse para comprar pisos. “Cuanto más se endeuden, más ricos son. Los pisos solo pueden subir de precio”, decía, animando a los españoles a vivir por encima de sus ingresos. Por cosas así la gente va a la cárcel en el mundo civilizado. Y a los pisos les quedan diez años de bajada como mínimo, hay 3 millones sin vender contando todo, bancos, promotoras y particulares, que compraron como inversión, no un millón como dicen los interesados. Y la industria, como ya expliqué en un comentario anterior, simplemente se está desintegrando. Por no hablar de la quiebra de la Seguridad Social y el sistema de pensiones.

Y en cuanto al sistema financiero, ya expliqué la pasada semana el camelo de los stress test, que en declaraciones de Nouriel Roubini, el gurú que anticipó la crisis un año antes de la misma, a un conocido diario nacional el pasado sábado, “los stress test subestiman la importancia de las pérdidas de las entidades bancarias españolas y eso es un serio problema…”. Finalmente, según el índice de actividad mensual que elabora la Federación de Estudios de Economía Aplicada (Fedea), la actividad se contrajo en agosto por cuarto mes consecutivo. “De esta forma se confirma una intensificación del deterioro de las condiciones económicas que se ha acelerado durante el verano”, subraya. Y la guinda del pastel: el déficit exterior ha vuelto a aumentar, el 5,4% del PIB en el segundo trimestre, frente a menos del 4% en 2009, una nueva contribución negativa al PIB, y un crecimiento de la deuda exterior insostenible. Pero, ¿de dónde se han sacado el INE y el BdE que la economía creció un 0,2% en el segundo trimestre? El comportamiento inicuo de estos servidores públicos es una golfada que no tiene precedentes. ¡Pero no se les cae la cara de vergüenza!

En definitiva, el optimismo desatado por los resultados de ejecución del presupuesto del Estado a julio es un mero espejismo temporal. Los ingresos reales siguen bajando, y el Gobierno nos vende previsiones de recaudación, mientras la situación económica sigue empeorando, tanto que los grandes capitales y empresas están huyendo del país en masa. Ya han trasladado un 25% de su patrimonio fuera del país, mientras millones de pequeños ahorradores tiemblan impotentes por sus ahorros y sus pensiones futuras. Nouriel Roubini vaticina nuestra salida del euro a medio plazo, por la combinación de “gran endeudamiento, un déficit fiscal enorme y la falta de competitividad”. “España está quebrada” le dijo un Obama muy cabreado a Zapatero en su histórica e insólita llamada, y le exigió que adoptara medidas “de inmediato”. Pero “solo se ha dado un primer paso”, afirma Roubini, “Deberá adoptar otras más difíciles, como la reforma del sistema de pensiones –pagar más y recibir menos para entendernos– y otras”, y la más importante, sin duda, reducir a la mitad el gasto autonómico y local; dejarse de trampas y mentiras y reestructurar el sistema financiero, y por supuesto reducir el déficit exterior que es el más alto del mundo civilizado. Mientras tanto España no es que siga quebrada, en realidad está más quebrada que nunca y sólo se sostiene gracias a la barra libre del BCE.

Cinco treintañeros pilotan el 'proceso'
Izaskun Lesaka y Mikel Oroz son los jefes 'militares'. Alejandro Zobarán lidera el frente 'logístico'. Dos mujeres forman parte del comité ejecutivo de la banda.
A.L. www.gaceta.es 6 Septiembre 2010

Un grupo de treintañeros inexpertos y temerarios dirige la ETA más débil de la Historia. Las detenciones de dirigentes etarras han propiciado el ascenso de Izaskun Lesaka, Mikel Oroz Torrea, alias Peru, Alejandro Zobarán Arriola, conocido como Xarlas, e Ignacio Lerín. Estos cuatro individuos, encuadrados en los aparatos militar y logístico, se han sumado a Iratxe Sorzábal, líder del aparato político desde hace años. Según las fuentes consultadas por LA GACETA, los cinco conforman el actual zuba (comité ejecutivo) del siniestro grupo de asesinos. Al decir de los expertos, la propia Sorzábal podría ser quien leyó el comunicado de alto el fuego.

El pasado 20 de mayo, la Guardia Civil y las autoridades francesas detuvieron en Bayona al entonces considerado número uno del aparato militar, Mikel Kabikoitz Carrera, Ata, y a su mano derecha, Arkaitz Agirregabiria Del Barrio. Además, las Fuerzas de Seguridad dan por confirmadas las huidas a Sudamérica de otros dos sujetos veteranos que en los últimos años habían ocupado puestos de máxima relevancia en ETA: Eneko Gogeaeskoetxea (43 años) y José Luis Eciolaza Galán, alias Dienteputo (50 años).

Estos cinco líderes son los “más duros”, los individuos que no quieren ni oír el término “derrota”. Son quienes, en el fondo, dentro de ETA-Batasuna abogan por lo contrario a lo que dicen Otegi, Usabiaga y compañía.

El portador del video a la BBC: "La banda es un lastre" y "la independencia, remota"
 www.gaceta.es 6 Septiembre 2010

La cadena pública británica BBC ha revelado la manera en la que tuvo acceso al video de ETA publicado ayer en exclusiva y explica que lo recibió su periodista en París de manos de su fuente tras una primera reunión breve en Londres.

Según desvela la información publicada en la web de la cadena recogida por Europa Press el portador del video le admitió que "los nacionalistas vascos están frustrados", que "la independencias es hoy tan remota como hace 50 años" y apuntó a que ETA "es un lastre" tras comparar el País Vasco con Cataluña. "Han conseguido más autonomía y allí no tienen un ejército de personas que ponen bombas y llevan pistolas", dice.

En concreto, el vídeo de ETA, en el que se anuncia el cese de las acciones armadas, fue entregado a un periodista de la BBC en una estación de tren de París, tras un encuentro previo en Londres, según explica el propio informador de la cadena pública británica.

La BBC recoge en su pagina web un texto firmado por el periodista Clive Myrie, y fechado en San Sebastián, en el que explica cómo obtuvo el vídeo en el que ETA anuncia que hace meses adoptó la decisión de no cometer "acciones armadas ofensivas".

El periodista explica que una persona, que conocía y a la que no había visto desde hacía un año, contactó con él, a través de un e-mail, y le trasladó que le había estado buscando y le emplazaba a un encuentro en Londres para tomar un café.

Myrie señala que, en el desarrollo de ese encuentro, celebrado en un café fuera de la estación del metro de Covent Garden, esta persona, que en ningún momento señala que sea miembro de ETA, le traslada que la banda armada está considerando "seriamente" un cese en su lucha armada "por un Estado vasco", y le pregunta si tiene interés en difundir la información a todo el mundo.

Asimismo, el periodista señala que, en su conversación, esta persona le indicó que las opciones de "un Estado vasco independiente" son "tan remotas ahora" como lo han sido durante los últimos 50 años. Asimismo, ponía en cuestión la violencia de la banda, y decía que podía estar entorpeciendo la causa del nacionalismo vasco, en lugar de facilitarla. "¿Podría ser que en realidad ETA esté lastrando la causa del nacionalismo vasco en lugar de colaborar con ella?", dijo.

Además se comparó con Cataluña: "El pueblo catalán ha conseguido más autonomía de Madrid y los separatistas allí no tienen un ejército de personas que ponen bombas y llevan pistolas".

En este sentido, decía que "la excusa" de los políticos de Madrid para negar el independentismo vasco era "la lucha armada" de ETA y se preguntaba que ocurría si "esa excusa desapareciera".

En esa conversación, le comunicó que unos días después le mandarían un mensaje de texto por teléfono para citarse y entregarle el vídeo que, finalmente, emitió la cadena. La grabación le fue entregado al periodista en la estación 'Gare du Nord' de París a las dos de la tarde, aunque no se especifica la fecha.

El diálogo entre Gobierno y ETA, al detalle
LA GACETA ha narrado paso a paso los movimientos de la negociación con los terroristas. La clave es el aterrizaje electoral de Batasuna. El PSOE insultó a este diario por su revelaciones
A. L. www.gaceta.es 6 Septiembre 2010

Desde principios de año, LA GACETA viene informando puntualmente sobre los pasos de la segunda negociación entre el Gobierno y ETA. Las revelaciones acerca de diversos síntomas acreditan que el Ejecutivo liderado por José Luis Rodríguez Zapatero apuesta por firmar tablas antes que por buscar un jaque mate. Todas las fichas se mueven sobre el aterrizaje electoral de Batasuna en las elecciones municipales y forales del próximo año.

En enero, tras el primer comunicado de ETA del año, este diario enfocó hacia la negociación los pasos de los terroristas, conchabados con los emisarios del PSE y el Ejecutivo. Los objetivos de ambos negociadores son cristalinos y más que compatibles. Uno logra volver a las urnas. Y el otro se apunta el tanto de la pacificación. El principal problema es el tiempo, que se acaba. Por ello, los plazos se aceleran.

Los datos desvelados por LA GACETA están ahí, inamovibles, sólidos y no desmentidos: desde los contactos entre el PSE y ETA-Batasuna hasta el manifiesto presentado por los mediadores internacionales, pasando por los acercamientos de etarras a cárceles del País Vasco. En febrero, este rotativo informó que un grupo de mediadores internacionales liderado por el sudafricano Brian Currin urdía un manifiesto para solicitar a ETA que dejase las armas. Un mes después, los expertos en conflictos alumbraron la Declaración de Bruselas, en la que piden a la banda un “alto el fuego permanente y completamente verificable”.

El 9 de marzo, este diario fue el primero, con meses de distancia respecto al resto, en hablar del anuncio de tregua de ETA que esperaba el Gobierno. El anuncio de la banda se ha retrasado, entre otras cosas, por el asesinato del gendarme Jean Serge Nerin el 17 de marzo en las inmediaciones de París. Pero ya está aquí, aunque con matices respecto a lo esperado.
Contactos

Los contactos entre miembros de segunda fila del PSE y del brazo político de ETA no se frenaron. Cuando LA GACETA dio cuenta de los mismos, miembros del PSOE, como el diputado Eduardo Madina, descalificaron el trabajo aparecido en estas páginas. Estos encuentros aumentaron, como demostró la reunión, también desvelada aquí, mantenida en abril por el presidente de los socialistas vascos, Jesús Eguiguren, y tres destacados miembros de Batasuna.

Sólo hace unos días, en estas páginas se adelantó que la tregua llegaría en la primera semana de septiembre. Aquí está.

Amando de Miguel, sociólogo
"Zapatero preside el Gobierno más ineficiente desde el de Fernando VII"
 www.gaceta.es 6 Septiembre 2010

El ensayista repasa su vida y la historia reciente de España en 'Memorias y desahogos'. Narra sucesos inéditos como su colaboración con el Cesid para evitar un segundo 23-F.

Amando de Miguel (1937) siempre ha ido por libre. Por eso mismo, al ensayista y sociólogo le han caído críticas desde todos los lados del espectro político y social. Inmune al desánimo, ha conservado su independencia de pensamiento: así lo atestiguan los más de 100 libros y miles de artículos que ha escrito en los últimos 40 años. Y en el último, Memorias y desahogos (que publicará próximamente la editorial Infova), al fin, él es el protagonista.

-¿Se ha ‘desahogado’ mucho?
-La palabra desahogo en el título viene a cuento porque cuando terminé el libro y reflexioné sobre lo que había escrito, vi que revelaba cosas que nunca había dicho públicamente, muchas de ellas insólitas.

-¿Por ejemplo?
-Mi participación en un grupo con el Cesid, después del 23-F, para desarticular el verdadero golpe de Estado que iba a venir después de éste. En este grupo casi todos eran militares, guardias civiles y expertos en contraespionaje que estaban al tanto de que se preparaba un segundo golpe, y consiguieron desarticularlo. En él estábamos sólo tres civiles: un sociólogo militar, una periodista y yo. Ha sido una cosa muy secreta y entonces no había por qué decirlo, pero ya ha pasado tanto tiempo...

-Muchas cosas que cuenta de hace 30 años, siguen de actualidad.
-Como lo del manifiesto titulado Por la igualdad de los derechos lingüísticos en Cataluña, que escribimos algunos intelectuales en 1981. En él, se anunciaban cosas que estamos viendo ahora, como que los catedráticos vayan a tener que hacer un examen de catalán para enseñar en la Universidad. Ya avisábamos del desplazamiento del castellano en la vida pública de Cataluña. Y protestamos y nos llamaron de todo. Los primeros firmantes nos tuvimos que ir de Cataluña, como Federico Jiménez Losantos, al que pegaron un tiro.

-Dice que la censura le ha perseguido...
-Dedico un capítulo a las censuras. Porque las de la época franquista son lógicas, podríamos decir, pero es que han continuado en la democracia. Yo he sido sujeto de censuras increíbles en la televisión, la radio y la prensa. Me echaron del ABC por opinar, ya durante la democracia. Y con TVE hay una gran paradoja: estuve vetado en Televisión Española al final del franquismo, pero he sufrido más censura en esta televisión durante la democracia.

-Es también una crónica de las últimas décadas en España.
-Es también la biografía de toda una generación: los últimos años del franquismo, y luego la transición y la democracia... y he reflejado los cambios de la sociedad. Podría haber llamado al libro Crónica de una generación, pero no quería comprometer a nadie, porque es una visión muy subjetiva. Es un testimonio apasionado y personal.

-¿Ha dado muchos ‘palos’ a los políticos?
-No. Aunque sí hay un juicio de gente inteligente y otra más bien tonta... En los tontos no me fijo mucho. Así, de Zapatero sólo digo que preside el Gobierno más ineficiente desde el de Fernando VII, y nada más.

-¿En la historia no hay ni buenos ni malos?
-En el libro no hay una idea de buenos y malos. Por ejemplo, yo fui muy crítico del franquismo y estuve en la cárcel, y relato mis episodios de la cárcel y los procesos políticos, pero hoy tampoco tengo una imagen tan negativa... si mi pecado entonces era que anticipaba que iba a haber democracia y eso no se podía decir, ahora digo que hay muchos elementos autoritarios en el régimen actual que provienen del franquismo, y quizá no nos damos cuenta de ello. Veo más continuidad entre el franquismo y la democracia de lo que yo mismo imaginé en su día. Los españoles somos los mismos y muchas de las personas que triunfaron entonces han seguido triunfando después.

Basagoiti: «El comunicado es una tregua electoral para colarse en las municipales»
Bilbao - Ep La Razón 6 Septiembre 2010

El presidente del PP vasco, Antonio Basagoiti, asegura que el comunicado de ETA, donde anuncia el cese de las acciones armadas, tiene el objetivo de "colarse" en las elecciones municipales y forales de 2011 y lo ha calificado de "tregua electoral, patética y mentirosa".

Basagoiti ha advertido al PSE de que, "si no hace lo que debe hacer" para evitar que la izquierda abertzale esté en las elecciones municipales de 2001, "ellos mismos incumplirían el acuerdo firmado aquí y a nivel nacional".

Basagoiti ha calificado el comunicado de ETA como "patético" refiriéndose a la escenografía "con esos tres personajes" con las capuchas y "peor", porque "siguen queriendo negociar de igual a igual" con el Estado democrático. Ha denunciado que "siguen en su fanatismo de querer decirnos que el terrorismo se para a cambio de su independencia".

Además, ha asegurado que es un comunicado "mentiroso" porque "aquí no ha habido un acto al fuego en los últimos meses", ya que "ha habido kale borroka, extorsión a empresarios y emprendedores", que "también es terrorismo".

"El comunicado también dice que han fracasado los que tratan con ETA porque estaban hartos de contar que venía una tregua verificable y definitiva. Ni verificable, ni definitiva, ni nada parecido. Y los que decían que Batasuna se desmarcaba de los terroristas, que es difícil porque es parte de lo mismo, pues tampoco nada de nada", ha insistido.

Según Basagoiti, el mensaje de ETA "viene a demostrar que siempre fracasan los tratos con la banda armada" y este anuncio de la organización terrorista busca "colarse en las elecciones municipales", por lo que lo ha definido como una "tregua electoral".

A su juicio, "lo que quieren es volver a los ayuntamientos y a las diputaciones forales para tener dinero, altavoces y para poder seguir defender su proyecto totalitario, fanático, de ruptura de España y de querer acabar con el Estatuto y la democracia".

"Están intentando seducir, engatusar y engañar al que haga falta para sentarse en estas instituciones. Siempre utilizan las treguas para rearmarse y en esta ocasión se quieren rearmar con votos, escaños, dinero y legitimidad ciudadana, algo que jamás se le puede conceder", ha señalado.

Acuerdos con el PSE
Basagoiti ha advertido al PSE de que, "si no hace lo que debe de hacer" para evitar que la izquierda abertzale este en las elecciones municipales de 2001, "ellos mismos incumplirían el acuerdo firmado aquí y a nivel nacional, y asumirían las consecuencias".

El dirigente popular ha indicado que el ministro de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, afirmaba que tenían que elegir entre bombas o votos y ha denunciado que la organización terrorista "ha elegido bombas y votos, en todo caso nos dicen que van a poner un poco de pintura a las bombas, de ésta que acaba cayendo, para disfrazarlo".

"Si han llegado a está situación, que necesitan hacer más trampas y engañarse, es gracias a que las cosas les ha ido mal porque se ha hecho los deberes. La eficacia policial, la determinación de los partidos políticos y el pacto en Euskadi les ha llevado a tener una situación de dificultad", ha subrayado.

Para el líder popular, hay que empezar a pensar "en lo que hacemos y decimos los demás" y lo que hay que "seguir haciendo es presionar con firmeza porque se ha demostrado que es el único camino decente y eficaz para acabar con el terrorismo". "Hoy hay menos ETA que hace un año por la cooperación internacional, más eficacia de las fuerzas de seguridad y más interés de los partidos para derrotar a la banda", ha agregado.

Al respecto, ha advertido de que "ya no caben medias tintas, o entregan las armas y se entregan ellos, o se les detiene y van a la cárcel". "Ya no vale más camino, este es el que ha funcionado, jamás han funcionado las treguas", ha insistido.

El presidente popular ha señalado que "se puede tener algo de esperanza" y esa es que "cada vez hay menos gente que se traga las farsas de ETA, ya no cuelan los asuntos que intentan plantear y que el camino para acabar con ellos es consolidar lo pactado por el PSE y el PP".

El castellano revoluciona la red y se convierte en el segundo idioma en Facebook
71,4 millones de personas utilizaron este idioma durante el mes de agosto
 www.lavozlibre.es 6 Septiembre 2010

Madrid.- Las personas, las empresas y las instituciones. Prácticamente todos los ámbitos de la vida han tenido que renovarse y reciclarse para adaptarse a una nueva realidad que se extiende a una velocidad increíble por todo el mundo: las redes sociales. Con lo cual, este es uno de los baremos para evaluar el crecimiento y el estado actual de las lenguas en todo el mundo y el español también ha sabido ganarse un hueco en las redes sociales.

El castellano es la segunda lengua más hablada en ‘Facebook’ con 71,4 millones de usuarios durante el mes de agosto. Los datos han sido ofrecidos por una fuente propia de la red social: Facebook Global Languages Report.

El buen momento del castellano se refleja en cifras tan impactante como que su índice de crecimiento en la red social fue tres veces mayor que el francés. Además, se trata de una herramienta joven que garantiza la permanencia de estos datos pues el 80% de este mercado está integrado por personas menores de 35 años.

En la distribución por países la cabeza está ocupada por México, que cuenta con el mayor número de usuarios: 13.963.060. El segundo lugar es para Argentina con más de 11 millones y cierra el podio España con 10.780.360. Por detrás de estos tres, están Colombia, Chile y Venezuela. En el resto de países que hablan español hay 21.424.200 usuarios. En total hay 71.419.060 hispanoparlantes en Facebook.


******************* Sección "bilingüe" ***********************

Tregua-trampa
El análisis de ETA
GEES Libertad Digital 6 Septiembre 2010

Una lectura detallada muestra que la estructura del nuevo comunicado de ETA es la ya clásica en los últimos textos de la banda: análisis histórico, primero. Análisis político de la situación actual, segundo. Y tercero, líneas para el futuro. El lenguaje es el mismo con el que la banda justificó la tregua de 2006: abstracto, buenista, repleto de eufemismos y de alusiones a la paz, la democracia y la libertad. Lenguaje que le permite un gran margen de maniobra, y que es también el mismo con el que la banda y Zapatero cimentaron los pactos que dieron lugar al proceso de 2006. ETA busca dar esperanza a algunos esperanzados, y proporcionar al Gobierno la coartada para dar pasos públicos sin desvelar contenidos concretos.

Respecto a lo primero, el análisis histórico que hace ETA es el mismo que ya hizo en 2004, y que plasmó la izquierda abertzale en su Declaración de Anoeta. La llegada de Zapatero al poder en marzo de 2004 supuso el fin del consenso entre las fuerzas nacionales respecto a la unidad de España. Esta ruptura del orden constitucional –cuya máxima expresión es el nuevo estatuto catalán– desde el propio Estado es, para ETA, la demostración final de que treinta años después los hechos han terminado por darle la razón. La argumentación de ETA es lo que no hay que perder de vista, porque constituye la clave de sus relaciones con el Gobierno: para la banda, el Estado está desde 2004 reconociendo que el orden autonómico es un fracaso, y este reconocimiento, impulsado por Zapatero es lo que lleva a éste a sentarse con ETA a diseñar un nuevo orden político en el País Vasco. Además, ETA cree que con la negociación puede recuperar la tan ansiada vanguardia del nacionalismo vasco.

Para ETA, por tanto, lo que ha cambiado no es ella, sino la actitud del Estado a través de su Gobierno. Ideológicamente, ETA sigue inamovible respecto a los objetivos últimos, y de hecho reivindica su empecinamiento histórico. En el comunicado están las dos ideas irrenunciables: la independencia y la territorialidad o absorción de Navarra. Como en los comunicados de la negociación anterior, ETA se cuida de no citarlos textualmente, para permitir al Gobierno entrar sin riesgos políticos en su discusión, al menos hasta la fase final. Están, no obstante, tan presentes como en la Alternativa KAS de 1976, la Alternativa Democrática de 1995 o la Declaración de Anoeta de 2004. Ni ETA ha renunciado nunca a ello, ni lo ha hecho ahora. Sólo concede la posibilidad de negociar cómo llevarlos a cabo.

Más: el alto el fuego no es temporalizado; no es ni "incondicional" ni "permanente". ETA no se atreve a dar el paso definitivo, que es justo lo que el Gobierno le está exigiendo, porque no se fía de él. Es conocida la lectura que ETA hace de los pactos de 2006: antes de esa fecha había pactado con el Gobierno la reforma institucional y el tema navarro, pero el Gobierno se asustó ante la reacción social, dilató en el tiempo el cumplimiento de su parte del pacto engañando a la banda, y ésta rompió la tregua. Desde entonces, la banda ha acusado a Rubalcaba y Zapatero de vengarse y utilizar la presión policial como castigo. Ahora los etarras no se fían del Gobierno, y se tientan bien la ropa antes de decretar un alto el fuego más ambicioso del que después no puedan dar marcha atrás. Que es justo lo que los socialistas esperan.

Las principales líneas ideológicas y políticas son las mismas que justificaron las negociaciones y la tregua que culminaron con las conversaciones de 2006: ETA sabe que por primera vez hay un Gobierno que considera apropiado solucionar "el conflicto vasco". Hay sin embargo, diferencias, que afectan a las dos partes. Por parte del Gobierno, la discreción es una obsesión, porque fue la opinión pública la que frustró los pactos con los terroristas en 2006, y lo que quiere de ETA es un comunicado definitivo sin marcha atrás que evite los escándalos de hace cuatro años y no salpique a Zapatero. Por parte de ETA la debilidad organizativa es extrema, y la preocupación se centra en los dos sectores de la banda que el Gobierno está utilizando como palanca para sentarla a negociar: los presos y sus familiares, por un lado; y el aparato institucional y político de la banda, por otro. A los primeros el Ejecutivo les ofrece y les otorga beneficios penitenciarios, sin reparar en el pasado sangriento de los criminales. A los segundos les promete el regreso a las instituciones, a los cargos, a los despachos. Por el contrario, a la dirección de la banda y a los comandos terroristas el Gobierno le reserva la mano dura y la presión policial.

Zapatero sigue ofreciendo a ETA la última oportunidad de lograr algunos de sus objetivos. Pero "algunos" no son "todos", y la dirección de la banda no acepta lo que no deja de ser una rebaja de sus sueños independentistas. A este sector golpea Rubalcaba, con lo que ahora mismo el tiempo implica para la banda un mayor deterioro y la posibilidad de sentarse débil a la negociación. Con este comunicado ETA parece querer recuperar la iniciativa ante los suyos y ante la opinión pública en la negociación, ganando algo de tiempo y recordando cuáles son sus objetivos. El Gobierno lo ha considerado "insuficiente", lo que significa que seguirá utilizando el palo y la zanahoria para forzar a la banda a sentarse a hablar de la ruptura del marco autonómico. Que es, como ETA acertadamente analiza, la clave de la cuestión.
GEES, Grupo de Estudios Estratégicos.

ETA quiere votar
Conocí en el barrio de Carabanchel al grupo de etarras que compusieron la segunda caída de detenidos, primera en importancia numérica
CÉSAR ALONSO DE LOS RÍOS ABC 6 Septiembre 2010

Conocí en el barrio de Carabanchel al grupo de etarras que compusieron la segunda caída de detenidos, primera en importancia numérica. Eran unos tipos elementales culturalmente. Se definían frente al Partido Nacionalista Vasco por la valoración de la acción. No se sentían españoles. Su única ideología era el independentismo. Pronto llegamos a saber que para ellos la acción era el asesinato. Incorporaron las ideologías de «liberación» tercermundistas en el País Vasco. Sastre tomó el relevo de Sartre, los marxistas vascos entraban en ETA en vez de hacerlo en el PCE o en el PSOE, y la lengua, cuya defunción había pronosticado Unamuno, constituyó la base de la conciencia diferenciadora respecto a los «otros» y justificó el Terror. Durante muchos años la izquierda española ha explicado a ETA por los errores del franquismo. Con ese bagaje moral ETA le exige al Gobierno español una negociación de mínimos democráticos.

Han pasado cincuenta años desde la creación de la banda terrorista; medio siglo representada por los llamados «abertzales de izquierda» y apoyada por EA con el juego siniestro del PNV. Los terroristas han conseguido que el balance institucional, cultural y social haya terminado siendo favorable a la construcción de una nación vasca y al proceso independentista. Ha habido un achicamiento del Estado gracias a la hegemonía concedida a los nacionalistas, en la línea de los que sucede en estos momentos: la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado por parte del PNV tendrá nuevos costes para los poderes del Estado. De los poquísimos que le quedan ya al Estado para que podamos seguir hablando de pertenencia del País Vasco a éste. Y es, en estos momentos, cuando ETA hace esta oferta humillante a través del canal de televisión pública inglés BBC. Si con la aprobación de los Presupuestos el PNV salva a Zapatero y se carga a Patxi López, con unas nuevas negociaciones la izquierda abertzale (el lado civil de ETA) podría volver a las instituciones. Por eso ETA quiere votar.

Pantomima
Quedan cuatro monos y de los cuatro dos son infiltrados de la Guardia Civil… ¿a quién quieren engañar?
IGNACIO CAMACHO ABC 6 Septiembre 2010

NI alto el fuego ni gaitas. A estas alturas lo único que se espera ya de ETA es un arriba las manos y un abajo las armas. Quedan cuatro monos y de los cuatro dos son infiltrados de la Guardia Civil… ¿a quién quieren engañar? Si pretenden dejarlo por dosis, poquito a poco, ya deberían saber que nadie tiene interés por otra dosis que no sea la última. Y si tratan de abrir camino electoral a sus cómplices batasunos, no es creíble que sean tan ingenuos de creer que va a bastar con un gesto así. Eso ya no vale ni para «consumo interno», como decía Rubalcaba cuando trataba de justificar el visible rearme de la última tregua. Esta pantomima ya no se la cree ni Zapatero, que lleva meses —años, en realidad— soñando con lo que aún constituye su gran esperanza.

Nunca un anuncio de tregua etarra había despertado menos expectativas ni más escepticismo. Hasta los más benévolos con su causa se sienten decepcionados por la cicatería de la concesión. La llamada izquierda abertzale —es decir, el brazo político de ETA según la doctrina del Supremo… y del juez Garzón antes de que se desmintiese a sí mismo— necesita una manifestación más contundente para siquiera plantear —que no para obtener, eso es otro cantar— su eventual legalización antes de las elecciones locales que tanto le interesan. Ellos, los batasunos, deben ser los más decepcionados por este comunicado paupérrimo en el que los terroristas persisten en mantener su pantomima militar. No les vale ni para aliviar la presión, y eso que hay quien está loco por encontrar un pretexto para aliviársela.

Por mucha escenografía siniestra que exhiba, por mucha boina y verduguillo —qué palabra tan exacta— con que se disfracen sus escasos cabecillas, ETA está exánime, arrinconada, agujereada, huérfana de apoyo político y en clara extinción. Sigue teniendo capacidad de hacer daño porque nada hay más fácil que matar sin motivos a un hombre desprevenido, pero aun así le cuesta ya trabajo organizar un atentado con posibilidades de escapatoria. No le queda más salida que la rendición, y cuanto más tarde peor será el horizonte que espere a sus últimos irreductibles. El tiempo juega en su contra y esta estrategia de cuentagotas está muy vista y resulta de lo más aburrido.

De todos modos, el mensajillo de los encapuchados viene a ser una lección para los que tienen demasiada prisa. Prisa por presentarse a las elecciones y prisa por encontrar una baza política para tratar de salvar el mandato. Hay mucha gente y muchos vendedores de humo enredando bajo cuerda en un toma y daca que si no es una negociación se parece mucho, y aquí ya no queda por negociar más que el día y la hora de la entrega de armas sin contrapartidas previas. Todo lo demás, como en Hamlet, es silencio. Silencio y firmeza, porque si a uno le engañan una vez es culpa del engañador, pero si le engañan dos veces es culpa suya.

Halloween en la BBC
Estamos ante un documento que muestra lo lejos que se halla ETA de la realidad y lo difícil que es hacerla cambiar
JOSÉ MARÍA CARRASCAL ABC 6 Septiembre 2010

QUIENES tendrían que estar más desencantados con el comunicado de ETA, tendrían que ser sus amigos, la izquierda abertzale que le venía pidiendo casi de rodillas una tregua verificable para poder presentarse a las próximas elecciones, y se ha encontrado con un anuncio por la BBC a lo Halloween, con el tradicional «trick or treat», «trato o truco», que invocan los niños norteamericanos en esa fiesta para obtener golosinas. Ni siquiera es un simple alto el fuego. Es un «alto el fuego de las acciones armadas ofensivas», o sea que se reserva el derecho a las acciones armadas defensivas, que pueden ser todas las que a ella le de la gana, pues ETA se considera dueña y señora del territorio vasco y sus habitantes, no la tregua indefinida y verificable que le pedían sus conmilitones, por no hablar ya de la entrega de armas, que es lo mínimo exigible a quienes llevan décadas asesinando, secuestrando, extorsionando y amedrentando a la ciudadanía no sólo vasca sino también española y aún francesa. En resumen, que más que un paso adelante, estamos ante un documento que muestra, primero, lo lejos que se halla ETA de la realidad y, segundo, lo difícil, por no decir imposible, que es hacerla cambiar.

Que se encuentra en un atolladero no cabe la menor duda. En otro caso, ni siquiera hubiera emitido ese comunicado, ya que su forma habitual de hablar es con pistolas y bombas. Pero que ni aún contra las cuerdas es capaz de dejarlas resulta también incuestionable. No es la primera vez que, acosada, anuncia una tregua-trampa para recuperar fuerzas y volver a matar. Pero esperemos que entre las fuerzas democráticas, nadie vuelva a caer en esa trampa, como cayó el gobierno Zapatero cuando, contra la opinión de todos los expertos, inició una negociación a todo trapo con ella, de la que salió, no la paz prometida, sino una docena de muertos.

En cuanto a la izquierda abertzale, tiene ante sí la oportunidad ideal para liberarse y lavar su cara. Sólo tiene que anunciar públicamente que rompe con una banda de asesinos que se arroga la representatividad del pueblo vasco sin tenerla, una vez que ni siquiera acepta lo que ella le pedía, que tampoco era tanto: que en democracia, no cabe otro comportamiento que el respeto a las vidas, bienes e ideas de los demás, ni otros privilegios que los establecidos por las leyes para todos los ciudadanos. ¿Qué espera esa autodenominada izquierda para demostrarnos que nada tiene que ver con esos criminales, secuestradores y extorsionistas?
Mucho me temo, sin embargo, que no lo hará. Y no por miedo, sino por algo mucho más profundo, poderoso y sutil: por una afinidad colectiva con ellos.

Por todos los flancos
Iñaki EZKERRA La Razón 6 Septiembre 2010

No nos engañemos ni nos vayamos por las ramas. La verdadera diana de la nueva tregua-trampa de ETA es el pacto vasco de socialistas y populares. Casi me atrevería a decir que el plan de colarse en las municipales es secundario o que su máximo valor no reside en sí mismo sino precisamente en su capacidad para dinamitar el Gobierno de Patxi López, que es lo que le trae no sólo a ETA sino a todo el nacionalismo en su conjunto por la calle de la amargura. Digamos que ese nacionalismo está actuando de manera «espontáneamente orquestada» para atacar ese pacto por todos los flancos, por el peneuvista del apoyo a los Presupuestos Generales y por el etarra del regreso a los ayuntamientos para lo cual, en efecto, el lobo esconde torpemente sus colmillos en el comunicado.

El único muro de contención es Basagoiti y su clara advertencia de que sería el propio PSOE el que rompería ese pacto si abriera a ETA la puerta de esos comicios que vienen. Y la pregunta inquietante es si a Zapatero le da miedo esa advertencia o más bien le pone los dientes largos pues hasta ahora no se puede decir que el Presidente sea un entusiasta del cambio vasco. Lo que hemos visto en los últimos tiempos es cómo le toleraba al PNV pedir la cabeza de Patxi y cómo éste ha tenido que plantarse. De momento, la respuesta del Gobierno socialista al comunicado de ETA ha sido la correcta, pero es más que previsible la campaña que va a haber durante las próximas semanas para «invitar a ETA a que haga política» y para presentarnos como saludable la presencia de la banda en las urnas. Su maniobra debería servirle al Gobierno de lección. Porque esta nueva «tregua» no prueba su negociación con los terroristas sino que la política de división de ETA diseñada en La Moncloa es casi tan peligrosa como la negociación misma ya que, lejos de cumplir su objetivo, ha alentado la reunificación táctica del nacionalismo en su política de dividir al propio PSOE. Por todos los flancos, sí.

Convergencia de intereses
Antonio Martín Beaumont www.gaceta.es 6 Septiembre 2010

A Zapatero, con la que está cayendo, le viene de perlas anticipar la muerte de ETA

Era una tregua anunciada. Ahora, nos enzarzaremos con si se trata de otra tregua-trampa más o si ETA está decidida a ser historia. Historia siniestra de este país. Ojalá fuese así. Habrá que ser prudentes. Hasta la fecha, ETA siempre ha engañado. Y ha sacado ventajas. Por ello, no pueden perderse de vista las advertencias de los que conocen el submundo terrorista y avisan de los tejemanejes, de la convergencia de intereses, entre terroristas y Gobierno. Uno de ellos, el popular Jaime Mayor Oreja. Otro, desde luego, LA GACETA, que ya alertó a primeros de año de la hoja de ruta común que acaban de hacer pública. Allá, mientras, los que pusieron tanto esfuerzo en negar hasta la profesionalidad de este periódico. Deberían dar alguna explicación, claro, aunque no la darán. Al revés: se subirán al carro de los informados, por más que hasta ayer mismo, ciegos, negasen el día y la noche.

ETA desea que la izquierda abertzale esté en los ayuntamientos en las próximas elecciones. La banda terrorista además de pistoleros necesita a su brazo político para no convertirse en una mera banda de criminales comunes. Más ahora, tras la dura presión policial a la que ha sido sometida en los últimos meses. Según los expertos de la lucha antiterrorista, ETA se halla en proceso de grapización; es decir, dando sus últimas bocanadas. Lo lógico sería seguir estrangulándola hasta que muriese con sus asesinos en la cárcel. Pero, el Gobierno, a través de sus emisarios, ha dejado claro en reuniones con dirigentes etarras que si querían votos tenían antes que declarar el fin de la violencia.

A Zapatero, políticamente, con la que le está cayendo, le viene de perlas anticipar la muerte de ETA para presentarse como el presidente que terminó con ella. Y tiene peligrosa prisa. Electoralmente, una izquierda abertzale legal, presente en 2012, es un bastión de diputados en el que apoyarse para que la derecha no pueda gobernar, aunque gane. Ésa es la estrategia del Pacto del Tinell.

ETA
Que pierdan toda esperanza
José García Domínguez Libertad Digital 6 Septiembre 2010

Salvo que los estragos de la Logse también han alcanzado a la dirección de ETA poco más cabe inferir de ese comunicado-kleenex que ha concedido propalar la BBC, siempre presta a satisfacer los anhelos del crimen organizado. Así, tan solemne como ignara, la gudari encargada de leer el papel insistiría una y otra vez en llamar "ciudadanos", esto es, individuos depositarios de la soberanía en una nación libre, a los vascos –y las vascas– pretendidamente sojuzgados por la opresión colonial española. Por lo demás, una vez constatado que estamos en guerra con el fracaso escolar, la gran novedad es que no hay novedad alguna.

Al cabo, ya suman once las proclamas de reposos tácticos que la facción armada del nacionalismo vasco ha anunciado urbi et orbe desde 1981. Y la única incógnita que abre ésta corresponde más al orden antropológico que al político. ¿Existirá bajo el manto de las estrellas del universo un ser capaz de tropezar dos veces seguidas con varias toneladas de escombros en la T-4? He ahí el misterio, el único: discernir si, por fin, el Adolescente ha concedido transitar al mundo de los adultos. O no. Pues que los llamados a agitar el árbol –Arzalluz dixit– proclamen que quieren hacer lo que tienen que hacer, nada nuevo revela, ni bueno ni malo.

Los pirómanos que ahora se esconden bajo las respetables faldas de la derecha abertzale saben que para incendiar de nuevo el País Vasco desde los despachos alfombrados, habrán de tomarse unos meses sabáticos. El tiempo justo hasta que Eusko Alkartasuna les franquee las puertas de ayuntamientos y diputaciones. Eso es todo. Por algo ese folio emborronado con rancia retórica huera ni siquiera se compadece con las condiciones dizque mínimas vindicadas por Batasuna. A fin de cuentas, son los cuates de Otegi quienes establecen como premisa previa a cualquier proceso de paz un alto el fuego "verificable".

Enunciado, ése, que no tolera más significado posible en idioma castellano que la entrega de las armas. En cuanto a los civilizados, sería éste el momento de que recordásemos cierto aserto contenido en aquella resolución de las Cortes en 2005, cuando la penúltima tregua-trampa. El que rezaba tal que así: "La política puede y debe contribuir al fin de la violencia". Puede y debe, en efecto. De ahí que ahora mismo, sin demora, se imponga otro pronunciamiento formal de las Cortes advirtiendo a los etarras, como en el infierno de Dante, que pierdan toda esperanza. Si el niño ha crecido, claro.
José García Domínguez es uno de los autores del blog Heterodoxias.net.

La tregua paripé sembrada por ZP.
Antonio Javier Vicente Gil Periodista Digital 6 Septiembre 2010

Zapatero dijo el pasado julio que había tenido tres grandes aciertos y que “El segundo acierto, aunque sea arriesgado decirlo, fue el proceso de paz. Tengo la convicción de que ahí se sembró una solución definitiva”. Como parte de esa solución definitiva, que han estado negociando con los etarras, estos han declarado una tregua paripé para poder dar cumplimiento a las exigencias establecidas por ZP y Rubalcaba para que ETA siga en los ayuntamientos.

Rubalcaba lleva meses y meses diciendo por activa y por cansino lo que tiene que hacer ETA para que les deje presentarse a las elecciones municipales, hace unos días dijo "O ETA lo deja o Batasuna deja a ETA. Sólo hay esas dos opciones", aunque si aplicamos la sentencia del Supremo que dice que Batasuna es ETA, la frase de Rubalcaba dice "O ETA lo deja o ETA deja a ETA. Sólo hay esas dos opciones", así se percibe mejor el paripé que han preparado.

Tengo la convicción de que la gran noticia de la derrota de ETA, previa rendición de ZP a los etarras concediéndoles lo que exigen, se reserva para las próximas generales. Es evidente que ETA se ha prestado a montar el paripé pero primero ha obligado a ZP a que les deje presentarse a las municipales, pero para eso ZP y Rubalcaba necesitan poder decir que ETA ha cumplido los requisitos Rubalcaba, el primero es que ETA Batasuna ya no es ETA aunque siempre seguirá siendo ETA y el segundo es que la ETA Batasuna ha pedido a la ETA que abandone la violencia, y la ETA les ha hecho caso, de ahí la tregua paripé.

El mensaje que nos transmitirán dentro de nada es que Batasuna ya no es ETA y ha cumplido las condiciones impuestas y que ya puede presentarse a las elecciones. Esta tarea es la que han empezado a realizar los medios zapateristas, en concreto hoy lo hace El País con un editorial titulado “ETA en su callejón”.

Sabemos pues que para que ZP pueda presentarse a las próximas generales como el príncipe de la Paz, está obligado a dejar presentarse a ETA a las elecciones. Para que a ZP no se le vea el plumero se ha hecho el duro y exige a ETA que Batasuna deje de ser ETA, que Batasuna exija a ETA que deje la violencia y que ETA deje la violencia. Eso ya está hecho, ahora solo hay que vendérselo a los ciudadanos comulgantes con las ruedas de molino zapaterinas. Veamos cómo han comenzado a repartir esa rueda de molino en El País.

Batasuna ya no es ETA, ha exigido a los etarras que abandonen la violencia y estos han abandonado la violencia aunque no sea suficiente según el campanudo Rubalcaba.

“Que ETA acceda a hablar de alto el fuego es, con todo, una muestra de que sus jefes son sensibles a las presiones de los de Batasuna”

“Pero si Rubalcaba hubiera oído los cantos de sirena de quienes le invitaban a reanudar la negociación cuanto antes, no se hubiera producido esa evolución de los jefes de Batasuna. Razón de más para que el Gobierno no modifique su estrategia.”

Oficialmente Batasuna ya ha cumplido las condiciones impuestas por ZP y Rubalcaba, ya está cumplida la primera fase del paripé y ZP cederá ante ETA pero diciendo que no se cede ante ETA ni un ápice. ZP solo tiene un problema, que para que ETA se presente a las elecciones municipales deben presentarse a las elecciones y eso se notará.

La hoja de ruta de ZP al infierno sigue marcando el rumbo.

Viejo truco, nueva trampa
Antonio Pérez Henares Periodista Digital 6 Septiembre 2010

Solo hay una diferencia, tanto bajo las capuchas como en su traje político de camuflaje: Su debilidad creciente, la impotencia de sus dirigentes, la sensación de derrota de sus militantes y la sensación de derrota de sus seguidores. Esa es la gran diferencia. Y en el lado de la democracia, lo contrario: que puede derrotarse a ETA y, además, que se está cerca de lograrlo. Ese es un cambio sustancial puesto que lo se escondía en las entrañas del malhadado proceso de paz era en el fondo que éramos incapaces de lograrlo y que no quedaba otro remedio que negociar.

Pero lo demás, esta parafernalia de comunicados y capuchas es más de lo mismo. Las terminales políticas declaran que quieren que los armados cesen en violencia y sus mentores terroristas se apresuran a decir lo pactado, que “alto fuego” al ya te veré y hasta que me fortalezca y me de la gana.

En todo ello sólo hay un objetivo: seguir en los ayuntamientos, que es lo que como consecuencias del ya citado y nefasto “proceso” consiguieron colándose en más de 40 porque el Gobierno, al no impugnar sus listas ante los tribunales, les dejó hacerlo.

Recuperada a fuerza de explosiones la cordura y la firmeza, ETA ha ido de derrota en derrota, hasta verse policial, política y socialmente acorralada. Están, por fortuna para la vida y la libertad, y saben que la perdida de ese poder municipal supone el casi definitivo ocaso de su propia existencia. A ello y solo a ellos encaminan todas estas maniobras. Y por ello hemos de saber que es ahí esta la trampa y la prueba del nueve, es ahí donde radica y a donde se dirige todo el engaño en el que bajo ningún concepto puede caer el gobierno.

Lo único que vale para que puedan aspirar a coger “la papeleta” es que entreguen “la pistola”, que ETA desaparezca y que las formas de extorsión, violencia, chantaje e intimidación de sus tentáculos los hagan con ella. Disolución y entrega de armas y no hay más gaita que valga. No es creíble y sería una vez más darle un balón de oxigeno cuando se están literalmente asfixiando. Que no son “dos” que ETA es una sola con todos los tentáculos que puede

Porque hay que ir a los hecho y dejarse de retóricas. Y los hechos son ese ayuntamiento de Hernani en protesta porque ¡se había detenido al asesino de Pagazaurduntua!, el socialista y policía local ejecutado de un tiro en la nuca. Y HB, claro, clama contra tamaño atropello. Eso es HB, se llame como quiera, y es simplemente porque es nada más pero tampoco nada menos que la misma ETA con otra careta.

La trampa ha sido cebada, los tiempos y apariciones de uno y otro, perfectamente medidos y escenificados. Espero, fervientemente, que un Zapatero en estado de necesidad no piense de nuevo en coger tortuosos atajos y con ello en vez de avanzar hacia lo imprescindible, la derrota absoluta del terrorismo, se le abra la puerta última que ahora debemos cerrar y les permitamos coger otra vez poder, fuerza y dineros: los ayuntamientos. Es ahí donde les duele, es ahí donde saben que pueden perder el último cartucho que les queda. Por Dios! No se lo demos para que puedan volver a recargar la pistola.

El peligro no se llama ahora ETA, sino izquierda abertzale
Jesús Cacho. El Confidencial 6 Septiembre 2010

“Lo importante no es el comunicado de ayer de ETA, con serlo mucho, sino el movimiento político que desde hace meses viene desarrollándose en el seno de la izquierda abertzale y que está pasando bastante desapercibido para el gran público”. La frase fue pronunciada ayer por uno de los más conspicuos –siempre alejado de los focos- conocedores de lo que ocurre en las profundidades de la izquierda independentista vasca. Una auténtica revolución, producto del convencimiento al que han llegado los Oteguis, Usabiagas y demás familia abertzale, alimentada por la tesis según la cual la vía política en la lucha por la independencia es mucho más rentable que la de la violencia, y de que por esa vía Batasuna puede llegar a hacerse con el 20% del voto vasco, convirtiéndose así en elemento decisorio dentro del Parlamento de Euzkadi, en una pesadilla para el PNV y en un auténtico quebradero de cabeza para el Gobierno de Madrid. En esta tesitura, ¿dónde encaja ETA? ¿Qué puede hacer ETA? La respuesta parece obvia: a ETA no le queda más remedio que subirse al carro de Batasuna.

El gurú que está detrás de esta “revolución en la revolución” vasca es el sudafricano Brian Curry, el mediador preferido de la referida izquierda abertzale, que empezó a trabajar en el conflicto vasco tras una larga experiencia similar en Irlanda y después de que su nombre fuera sugerido por el Congreso Nacional Africano de Nelson Mandela a los dirigentes batasunos que hace tres años viajaron a Sudáfrica en busca de apoyo internacional. Es Curry quien ha convencido a los batasunos de que el poder de los votos de la izquierda independentista unida bajo una misma sigla electoral es infinitamente superior y hace más daño al “opresor español” que todas las pistolas que pueda manejar ETA. Los Oteguis han terminado por metabolizar esa tesis y la han hecho suya. El problema de los últimos meses ha consistido en convencer a la banda terrorista para que se suba a ese tren y abandone la violencia. De ambas posturas enfrentadas han saltado chispas que, a lo largo del año en curso, han llenado las páginas de la prensa vasca y del resto de España.

Porque, tras 50 años de estrecha comunión con el coche bomba y el tiro en la nuca, a la banda le produce vértigo, auténtico pánico, reconocer que la sangre tan brutalmente derramada lo ha sido en vano y no ha servido más que para provocar sufrimiento, de modo que al final del camino no queda más alternativa, con los cuerpos y fuerzas de seguridad cazándolos como conejos en cuanto salen de la madriguera, que reconocer que se han equivocado. Pero, ¿cómo presentarse en las cárceles antes sus presos y decirles que ha llegado la hora de aceptar la derrota? El argumento explica sobradamente el por qué ETA está condenada a ir a remolque de ese movimiento político puesto en marcha por los batasunos de siempre, aunque al final no le quedará más remedio que subirse a ese carro. En esta tesitura, en el País Vasco era un secreto a voces que la banda estaba obligada a fijar posición de inmediato ante el arrojo mostrado por una izquierda abertzale aparentemente decidida y dispuesta a caminar por la vía política descrita incluso al margen de la propia ETA, situación inimaginable hace apenas un par de años.

El comunicado de la banda al respecto era esperado para este mismo mes, incluso con el anuncio de una nueva tregua. Una filtración periodística interesada, como casi todas las filtraciones, ha alterado el curso de los acontecimientos. Ha sido la aparición en prensa del documento político que la coalición abertzale iba a hacer público el próximo 27 de septiembre con motivo de la celebración de un tal Gudari Eguna, en el cual se iban a reiterar las líneas maestras de la operación arriba descrita muy grosso modo y a reclamar a ETA un posicionamiento al respecto. Haberlo hecho así hubiera supuesto para el brazo armado del independentismo vasco el reconocimiento público de ir a remolque de su antaño siamesa rama política. La banda ha sorteado esa trampa irrumpiendo ayer en escena antes de que tal documento sea firme y antes, también, de lo esperado.

Declaración ni decisoria ni definitiva
Texto ciertamente light, que en muy poco compromete a los de las pistolas. Y es que, en opinión de los expertos, es inimaginable que tres señores, por muy importantes que sean dentro del organigrama de ETA, puedan adoptar por su cuenta una decisión tan trascendental como el abandono definitivo de las armas sin antes haber puesto en marcha y culminado el oportuno proceso asambleario que reclama la liturgia de la violencia etarra, con consultas a las bases en Venezuela, Cuba, México, Bélgica y un montón de países más, además, naturalmente, de a la militancia en España y Francia. Declaración, pues, la de ayer que no es ni decisoria ni definitiva y que permite, en cambio, a la banda ganar al menos 6 preciosos meses, tiempo durante el cual analizar y adoptar una decisión en firme frente a la osadía que viene mostrando, al margen de la propia ETA, la campaña de movilización política de esa izquierda abertzale.

Pero si el anuncio de ETA, con ser importante, no es ni mucho menos decisivo, sí lo es, en cambio, el proceso abierto por los batasunos. Otegui y su orquesta están convencidos de que en dos años pueden hacerse con el 20% del voto vasco, sobre la base de agrupar en unas mismas siglas electorales al informe magma que se mueve dentro de las tesis del independentismo radical, partidos, partidillos, movimientos, asociaciones, coaliciones y escisiones varias. Y ello sobre la base de que si ETA deja de matar, como por fortuna lleva ocurriendo en el último año y pico, no habrá fuerza humana capaz de impedir el paso de la coalición a las instituciones vascas, con el demoledor efecto que el peso de ese 20% tendría sobre el pretendido papel hegemónico del PNV en la sociedad vasca, sobre la política en Euzkadi y sobre su continuidad en el marco constitucional español. Un problema de aúpa, que remite al instante al que ahora mismo cursa en Cataluña.

Se entiende el escaso entusiasmo mostrado ayer por el Gobierno Zapatero ante la declaración etarra. El genio de León andaba ilusionado con la posibilidad de una rendición unilateral de ETA, consecuencia de la presión policial, con entrega de las armas incluida, “victoria” que había imaginado como carta imbatible a la hora de volver a presentarse a las próximas generales. No habrá tal regalo, al menos de momento. La verdadera preocupación ahora de Alfredo Pérez Rubalcaba, nuestro inabarcable Fouché, no es tanto ETA como esa izquierda abertzale y su imparable apuesta por la vía política. Porque esa izquierda en busca de músculo social pasa ampliamente de Madrid y su Gobierno. Repite el experto: “El movimiento que encabezan los Oteguis es para Madrid mucho más preocupante que la existencia de una ETA policialmente manejada por control remoto, capaz incluso de poner alguna bombita de vez en cuando”. Y si no lo ven así, es que están locos.

Una tregua para salvar a Zapatero y liquidar el Estado de Derecho
EDITORIAL Libertad Digital 6 Septiembre 2010

Como ya viene siendo tradición en nuestra democracia, ETA ha vuelto a declarar una tregua-trampa al estar atravesando unos momentos de extrema debilidad en los que necesita tomar oxígeno y reorganizarse. No debería de extrañar a nadie, pues para nuestra desgracia hemos podido aprender durante más de medio siglo cómo combatir eficazmente a ETA y qué respuesta dar a sus taimadas propuestas de negociación: seguir persiguiéndola sin cuartel justo ahora cuando nos está indicando que se encuentra asfixiada.

Sin embargo, en el caso de la actual tregua-trampa existe una novedad frente a las anteriores que puede marcar de manera negativa su desarrollo: nunca antes el Gobierno encargado de combatir a ETA se había encontrado en una posición de debilidad tal que creyera que sus únicas opciones de supervivencia pasaban por arrojarse a los brazos de la banda terrorista. No es que en el anterior "proceso de paz" Zapatero no estuviera dispuesto a llegar hasta el final para demostrar que la solución policial preconizada por Aznar –la única válida y eficaz, la de la supremacía del Estado de Derecho– era errónea y que el "conflicto vasco" debía resolverse vía negociación (entiéndase cesión); pero, aún así, el futuro político de Zapatero no dependía de que ETA dejara las armas. En aquel momento se trataba de un capricho del presidente –y por eso fue posible que la rebelión cívica lo abortara–, ahora, en cambio, se ha convertido en una necesidad existencial.

La apuesta del Gobierno es arriesgada, pero sabe que no tiene nada que perder y piensa que sí tiene algo que ganar: si es capaz de presentar ante los españoles un principio de acuerdo de paz con ETA, tal vez los ciudadanos olviden su desastrosa gestión económica y le premien en las urnas.

Las exigencias de los terroristas no han variado ni un ápice desde su creación: de entrada, cese de las operaciones policiales contra la banda, nuevos beneficios penitenciarios para sus presos y sobre todo el regreso de su entramado político a las instituciones públicas; y una vez asegurada su supervivencia organizativa y económica, la independencia de facto del País Vasco con la anexión de Navarra. Las mismas razones por las que hemos rechazado siempre cada uno de estos puntos nos sirven para seguir rechazándolos a día de hoy.

Su aceptación no sólo sería una rendición de la democracia ante el terrorismo, sino todo un insulto a sus víctimas, que ya temen con razón que al final su impagable sacrificio en defensa de nuestro Estado de Derecho resulte inútil; inútil porque Zapatero está dispuesto a servirles la Nación en bandeja de plata a los terroristas con tal de mantenerse en el poder al frente de lo que quede de España en 2012.

ETA sabe que Zapatero es preso de su pliego de condiciones y por eso ni siquiera han intentado aparentar en su comunicado que tengan la más mínima predisposición a facilitar su desaparición: declaran el alto el fuego de las "acciones armadas ofensivas", cuando la propia ETA siempre ha justificado los atentados, dentro de su delirante jerga, como acciones defensivas frente a la opresión del Estado español.

Ni siquiera intentan aparentar buena voluntad porque son conscientes de que no tienen ninguna necesidad de hacerlo. La banda se encuentra débil, pero el Gobierno lo está mucho más. De hecho, a estas alturas es muy posible que los acuerdos con el Ejecutivo ya estén más que cocinados, pues la propia ETA reconoce en su comunicado que tomó la decisión de declarar la tregua-trampa hace meses, justo cuando Mayor Oreja denunció, entre ignominiosos insultos del PSOE e intestino desdén del PP, que el "diálogo" se habían reanudado.

De ser esto cierto, ahora sólo restaría vender con éxito a la opinión pública el resultado de este soterrado proceso de negociación; una empresa que, por desgracia, le puede resultar al PSOE más fácil de lograr que en 2006, pues desde entonces el Gobierno ha logrado desactivar la oposición de las asociaciones de víctimas del terrorismo, la de los principales medios de comunicación e incluso la del Partido Popular de Rajoy.

Zapatero está desesperado por cerrar, aunque sea en falso, esta ronda de negociaciones y para ello contará con la colaboración activa de la parte más servil de la sociedad española. Nosotros, como no podría ser de otro modo, nos mantendremos firmes donde siempre hemos estado: defendiendo el Estado de Derecho, la Constitución, la libertad y la dignidad de las víctimas del terrorismo. Si ellos siguen repitiendo sus mentiras, nosotros continuaremos informando sobre la verdad.

Nuevo timo etarra

Isabel Durán Periodista Digital 6 Septiembre 2010

Y el domingo 5 de septiembre ha llegado la nueva celada, otro ardid para colarse, una vez más, en las instituciones, esta vez a través de los próximos comicios municipales del 22 de mayo. Si tuviéramos un Ejecutivo en condiciones ni tan siquiera tendría en cuenta este propagandístico comunicado etarra hecho público a través de la BBC en el que vocea el cese de "acciones armadas ofensivas", eufemismo para atentar si lo considera defensivo y que ni tan siquiera contempla la entrega de armas, ni indefinida ni verificable, como auguraban los exégetas internacionales de los mal llamados procesos de paz.

Con los gestos de Garzón y del Gobierno de otorgar privilegios a los presos etarras (Díez Usabiaga, Arnaldo Otegui y los bautizados como "no terroristas" por Rubalcaba a pesar de tener incluso múltiples delitos de sangre de Naclares de Oca), el Ejecutivo esperaba una nueva tregua como agua de mayo. Pero las negociaciones de los mediadores internacionales han parido un ratón. No sólo no estamos ante una tregua sino que los terroristas chulean a propios y extraños y se erigen en en garantes del hipotético y fantasioso proceso democrático amenazando con volver a las andadas si no se hace lo que ellos quieren. Más de lo mismo.

La decepción gubernamental es evidente. Sólo Rodolfo Ares, consejero vasco de interior, ha salido a la palestra a certificar que les parece insuficiente. No se trata de el Gabinete Rodríguez Zapatero salga en tromba a rechazar por insuficiente esta actuación mediática terrorista sino de que aunque se hubiera anunciado una tregua el Ejecutivo se niegue a negociación alguna. El camino no es la negociación. Esperemos que el Gabinete socialista no se agarre a los etarras como vía de salvación propia ente la hecatombe electoral que le auguran las encuestas en las legislativas. Sin embargo los augurios, a pesar del aparente escepticismo que transmite La Moncloa, no son buenos.

El vídeo etarra coincide con la fecha de la retirada de escoltas a 150 ex cargos públicos vascos y la negación de la condición de terroristas por parte de Rubalcaba a los presos acercados a Nanclares es más que un síntoma.Todo parece indicar que nos encontramos ante el primer paso público de lo que ya lo anunció Jaime Mayor Oreja el 23 de marzo de 2010 cuando Garzón sacó a Díez Usabiaga de la cárcel para que paseara a su madre y observó signos, síntomas y certezas de una nueva negociación con ETA con dos fechas determinantes: las próximas elecciones municipales y las generales.

Un primer paso que ha resultado todo un timo. Lo que habrá que ver es si no se trata del timo que prepara el caldo de cultivo para que se genere en la sociedad la necesidad de volver a negociar con los terroristas en cuyo caso estaríamos ante un nuevo timo de Zapatero. En definitiva, el primer paso público y notorio hacia la segunda fase del proceso de paz augurada por Mayor Oreja.

Traducción del comunicado de ETA para ingenuos y tontos
Pedro Fernández Barbadillo Periodista Digital 6 Septiembre 2010

Otro comunicado de ETA, otra tregua-trampa... ¿Cuántas van? ¿Cuántos se lo creen? Y lo más importante: ¿está el Gobierno dispuesto a hacer algo a favor de los terroristas?

Analicemos esta frase:  ETA hace saber que ya hace algunos meses tomó la decisión de no llevar a cabo acciones armadas ofensivas.

Primer punto: ETA no anuncia que renuncie a, entre otras actividades,

-mantener las extorsiones y los chantajes conocidos como impuesto revolucionario.
-proseguir su rearme mediante el robo de armamento y explosivos.
-practicar acciones defensivas armadas, como el asesinato de dos guardias civiles en Francia en 2007.

Segundo punto de interés en la frase: ¿por qué aparece esa referencia temporal a "hace algunos meses"?

Sólo los tontos y los malvados pueden tomarse en serio el comunicado de ETA. Lo malo es que en estas dos categorías entran muchos expañoles: al menos los once millones que votaron a ZParo en marzo de 2008 sin importarles el engaño de la anterior tregua, realizado, conjuntamente, por los asesinos y los socialistas.

El comportamiento miserable del PSOE durante la tregua-trampa, en que se nos mintió a todos y se nos insultó a quienes rechazamos esas negociaciones, en que el Gobierno dejó que hubiese concejales proetarras en muchos ayuntamientos vascos y navarros, nos lleva a esperar lo peor. Os dejo unas citas escogidas.

Miguel Buen, secretario general de los socialistas guipuzcoanos, declaró en 2008 lo siguiente sobre las negociaciones entre su partido y ETA: si se diesen las circunstancias, volveríamos a intentarlo. Lo hemos intentado y no sólo no nos arrepentimos, sino que estamos orgullosos. Si se diesen nuevamente las circunstancias necesarias, volveríamos a intentarlo

Y el presidente del PSOE vasco, el condenado por maltrato a su esposa, Jesús Eguiguren, se mostró convencido, de que Batasuna ha ganado el "pulso" a ETA por el control de la izquierda abertzale y de que la paz se logrará durante el tiempo de Gobierno de Zapatero.

Quien ha demostrado ser uno de los mayores expertos en el mundo etarra es Jaime Mayor Oreja. Por eso, el caniche rabioso del PSOE ya se ha puesto a atizarle.

Veremos lo que dice la prensa cavernaria. Veremos, en fin, el sermón provocador y falaz de Jaime Mayor Oreja y de su tribu mediática. El baile de la nausea popular puede empezar en cualquier momento. Con tregua y sin tregua. ¡Ojalá nos equivoquemos!

RUBALCABA: ¿NOS MERECEMOS UN GOBIERNO QUE MIENTE?
Por cierto, ¿cuándo nos va a enseñar Rubalcaba los tres informes de verificación de la tregua-trampa anterior? Éste sería el momento adecuado, ¿no os parece?

LOS HÉROES
Héroes que no se merece la mayoría de los españoles:

No sabes lo que es vivir en un pueblo de 350 habitantes donde la mitad son de HB, las miradas, el desprecio, el miedo que tienen tus amigos a que les vean contigo, el aislamiento que sufren tus hijos. Mi hija pequeña nunca supo lo que es salir con amigas. En un lugar así serás del PSOE o del PP para toda la vida, quedas marcado para siempre, tú y tu familia. No te imaginas las consecuencias psicológicas

Mayor Oreja: “Este anunucio de ETA no se entiende sin la participación del Gobierno”
Redacción. Minuto Digital 6 Septiembre 2010

El eurodiputado del PP y ministro del Interior, Jaime Mayor Oreja, ha afirmado que el anuncio de ETA de no llevar a cabo acciones armadas “no se entiende sin la participación del Gobierno español en un proceso de negociación que ha ocultado absolutamente durante meses”.

El eurodiputado ‘popular’ ha recordado que este anuncio de alto al fuego de la banda “enlaza, más que nunca, con la declaración, a finales de marzo, de los mediadores internacionales en el Parlamento Europeo”.

“El debate radica en el significado y en la razón por la que ETA hace meses decidió no realizar acciones armadas ofensivas utilizando su propia jerga”, ha señalado Mayor Oreja, para quien este comunicado también pone de manifiesto, de “forma explícita”, que “hoy no es el punto de partida de un proceso”.

En este sentido, ha explicado que esta fase de anuncio de alto al fuego constituye un elemento, a su juicio, “necesario” para que la banda pase de la “total opacidad a otra etapa en la que el proceso como tal emerja en la opinión pública”.

También ha alertado del “alto grado de exigencia” que muestra ETA en el comunicado, tanto con el Gobierno como con los negociadores internacionales, al tiempo que ha advertido de que la presencia de ETA y la izquierda abertzale en las instituciones vascas en las próximas elecciones autonómicas “será el siguiente paso de este proceso”.

La banda terrorista ETA ha anunciado que no llevará a cabo más “acciones armadas” en su lucha por la independencia vasca, según un vídeo obtenido por la cadena británica BBC. ETA señala en el vídeo que adoptó la decisión “hace algunos meses” para apostar por el “proceso democrático”.

Asimismo, hace un llamamiento al conjunto de los ciudadanos vascos para que “se impliquen y continúen la lucha. Cada cual en su propio ámbito, ofrecido cada uno su nivel de compromiso, para que con la riada compuesta por las gotas de todos podamos derruir el muro de la negación y dar pasos irreversibles en el camino de la libertad”.

El anuncio de ETA es una 'chapuza tramposa de Zapatero'
Es lo que asegura la presidenta del Foro de Ermua, quien defiende que este alto al fuego 'forma parte del proceso de negociación'
Ep  www.lavozlibre.es 6 Septiembre 2010

Madrid.- La presidenta del Foro de Ermua, Inma García de Cortázar, ha asegurado "esperaba" el anuncio de ETA de que no llevará acciones armadas, y ha calificado el mismo como "una chapuza tramposa" del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero para que la banda "pueda participar" el las próximas elecciones autonómicas y municipales.

García de Cortázar, ha explicado que este alto al fuego "forma parte del proceso de negociación que el Ejecutivo lleva a cabo con la banda desde hace mucho timepo". "Con este comunicado se confirma que se ha hablado con ETA", ha lamentado la presidenta del Foro, para añadir que "alguien del PSE ya avisó a los terroristas de que si mataban, nada de nada".

Asimismo, ha señalado que este anuncio "zafio" es, además, "muy poco convincente", y ha advertido de que "lo único que vale es el desarme definitivo". "Esta es una indecencia absolutamente intolerable", ha apostillado.

Según ha recordado García de Cortázar, antes de que Zapatero llegara al Gobierno, la banda estaba "casi" derrotada "con la ley", una situación, que, a su juicio, "se desmoronó" con el Ejecutivo socialista, que "no ha parado de ceder ante los terroristas".

El asesor de la izquierda proetarra afirma que el alto el fuego es incondicional y unilateral
 www.gaceta.es 6 Septiembre 2010

Brian Currin, que viene actuando como asesor de dirigentes de la izquierda abertzale, resalta que el comunicado de ETA es un "acontecimiento positivo en el proceso hacia un fin permanente e irreversible de la violencia y la lucha armada en el País Vasco".

El abogado sudrafricano Brian Currin, que viene actuando como asesor de dirigentes de la izquierda abertzale, ha destacado que el alto el fuego anunciado por ETA es una decisión "incondicional y unilateral" que, según él, "es una respuesta y una consecuencia del liderazgo político de la Izquierda Abertzale (IA) y de la voluntad expresada por el pueblo vasco".

"Esto en sí mismo", ha destacado Currin en un comunicado, "es una victoria para la política y la democracia". El abogado sudafricano resalta que el comunicado de ETA es un "acontecimiento positivo en el proceso hacia un fin permanente e irreversible de la violencia y la lucha armada en el País Vasco".

Currin antepone el deseo de ETA de "construir un marco democrático para el País Vasco deseando los deseos de la mayoría del pueblo vasco" al hecho de que ETA no haya declarado expresamente un cese permanente de su actividad terrorista. "Esto debe leerse --argumenta el abogado-- en el contexto de la resolución adoptada a principios de este año por las bases de la Izquierda Abertzale en la que apoyaban la posición de sus dirigentes políticos a favor de la no-violencia y los medios exclusivamente pacíficos, junto con el compromiso de suscribir los Principios Mitchell, que exigen la irreversibilidad de la no-violencia".

Según este mediador de conflictos, los dirigentes políticos de la Izquierda Abertzale "interpretan" el comunicado de ETA en el contexto de 'Zutik Euskal Herria' --en referencia al debate interno dado a conocer en febrero de 2010-- y en el contexto de la Declaración de Bruselas --en la que participó el propio Currin-- "como un paso más hacia la irreversibilidad de esta nueva etapa política de medios exclusivamente no-violentos y democráticos en el País Vasco".

el gallego en la enseñanza Los profesores acatan el decreto del gallego pese a que provoca malestar
La mayoría de los colegios e institutos reconocen que una parte de la plantilla mostró el rechazo a la norma
Elisa Álvarez. santiago/la voz. 6 Septiembre 2010

El día 10 comienza el curso para más de 195.000 alumnos de infantil y primaria y el 17 lo harán los estudiantes de secundaria. Pero desde el día 1 directores y profesores se afanan en la puesta a punto del nuevo período lectivo. Dos sombras han planeado este año sobre el inicio de las clases, la posible reducción del cuadro de profesorado, y la aplicación del decreto del plurilingüismo. En el primero de los casos, la mayoría de los equipos directivos apenas tienen quejas, pero en el segundo, en los centros consultados el sentimiento mayoritario es que se va a acatar la normativa, pero el malestar también es generalizado.

En el colegio público integrado Viaño Pequeno de Trazo la escasa plantilla sí es un problema. En secundaria ya el curso pasado tuvieron tres docentes menos, pero el déficit se centra en infantil y primaria, en donde reclaman un profesor más. De lo contrario, habrá que paralizar proyectos como el aula bilingüe u otros sobre bibliotecas escolares. En cuanto al decreto del gallego, «hai un malestar institucional, pero non expresamente dalgún profesor, senón en conxunto», expresa el director del colegio. Es una norma, y por lo tanto se acata, aunque cuando empiecen las clases, se verá qué lengua utiliza cada docente.

En el Juan Fernández Latorre de A Coruña admiten también un cierto malestar entre una parte de la plantilla, «pero públicamente nadie me ha dicho que se vaya a negar a cumplirlo».

El responsable de este centro reconoce que lo que más molesta es el hecho de que el alumnado se pueda dirigir al profesorado en la lengua que quiera, así como en las pruebas escritas, «lo que pone en evidencia al docente». Desde el colegio aseguran que mientras no exista un pacto por la educación profesores y alumnos estarán sometidos siempre a cambios continuos en las normativas.

En el IES Rafael Puga Ramón de A Coruña, un centro público cuyo profesorado depende de la Diputación, critican la premura con la que se hacen los cambios «y tampoco sabemos si llegarán a tiempo los nuevos libros». En cuanto al cumplimiento, no habrá problema, al igual que en el colegio Armando Cotarelo de Boiro. «Houbo un sector do profesorado que a nivel persoal ao mellor non estaba de acordo, pero a xente está coa idea de asumir o que é, e punto», concluye su directora.

El decreto del plurilingüismo recoge que gallego y castellano deben usarse en las aulas en un equilibrio de 50-50. Esto ha llevado a todos los colegios e institutos a convocar claustros de profesores para redistribuir la lengua con la que se imparten las asignaturas para adecuarse a estas directrices, que entran en vigor este curso.

Matemáticas en castellano, Coñecemento en gallego y libertad para expresarse
El decreto del plurilingüismo ya está en vigor, por lo que este curso las asignaturas se impartirán en estricto equilibrio entre castellano y gallego. Para las Matemáticas se utilizará obligatoriamente la primera de estas lenguas y para Coñecemento do Medio la segunda. En secundaria esta obligatoriedad se extiende a tres asignaturas en cada uno de los idiomas, mientras que el resto es el claustro el que se encarga de distribuirlas. El alumnado podrá expresarse oralmente y por escrito en la lengua que prefiera, aunque lo hará preferentemente en el idioma en el que se imparte la materia. El decreto ha sido recurrido por varias organizaciones y tanto el BNG como la CIG-Ensino han llamado ya a la insumisión. Habrá que esperar si finalmente los funcionarios acatan o no la norma y si la Xunta decide actuar con dureza o ser flexible ante posibles incumplimientos.

Recortes de Prensa   Página Inicial