AGLI

Recortes de Prensa   Miércoles 8 Septiembre  2010

 

¿Por qué no hay que negociar con ETA?
Roberto Blanco Valdés La Voz  8 Septiembre 2010

Aunque la pregunta que encabeza esta columna podría responderse con cien argumentos diferentes, me fijaré tan solo en dos, que me parecen más que suficientes para aplaudir la actitud con que los grandes partidos democráticos han respondido unánimemente a las baladronadas de los encapuchados: que ETA entregue las armas y se disuelva de inmediato.

No hay que negociar con ETA, en primer lugar, porque para no tener que hacerlo hemos pagado durante casi medio siglo un precio altísimo: en primer lugar, y sobre todo, la vida de las 858 personas asesinadas por la banda terrorista. Pero además, el terrible dolor de todos sus familiares y el inmenso sufrimiento de los heridos, los secuestrados, los perseguidos, los exiliados, los escoltados, los aterrorizados y el de sus familiares y amigos. ETA ha provocado incontables daños materiales, ha mantenido en tensión durante años y años a una sociedad entera y ha obligado a dedicar a perseguirla ingentes cantidades de dinero que podían haberse empleado para hacer el bien y no solo para evitar hacer el mal.

Pero, pese a todo ello, incluso en los momentos peores de esa lucha, cuando ETA era capaz de asesinar a docenas de personas cada año (¡68 en 1978, 80 en 1979, 98 en 1980!) la sociedad y sus autoridades democráticas consiguieron resistir la tentación de ceder a su presión y darse por vencidas.

Fue precisamente esa valerosa resistencia, constitutiva sin duda de la página más heroica de la historia española durante todo el siglo XX, la que nos ha permitido alcanzar la presente situación: la de una ETA operativamente derrotada, políticamente aislada, financieramente ahogada, desprestigiada socialmente como nunca y, en fin, en su último estertor.

A esa ETA, que es la que ahora exige negociar, se le enviaría el peor mensaje imaginable si se estimulase su esperanza de que ahora podría conseguir lo que no alcanzó cuando mantuvo en jaque a toda España. Por eso tampoco hay que negociar con los terroristas: porque hacerlo sería la mejor manera de animarlos a seguir, dando pábulo al desvarío de que algún día podrían ganar su partida criminal.

La historia de la lucha contra ETA es la mejor prueba que existe en el mundo para refutar la tesis de los que (la propia ETA entre ellos) sostienen que con una banda terrorista solo puede acabarse negociando: el caso español demuestra justamente lo contrario. Es más, prueba que haber negociado con ETA, hasta en once ocasiones diferentes, ha sido quizá la mejor manera de animar a ETA, aún sin quererlo, a mantener el delirio que ha costado a tanta gente tantos sufrimientos: el de que una partida de matones puede, mediante el asesinato selectivo, el secuestro y la extorsión, imponerse a un Estado democrático.

De verdugo a defensor
JOSÉ MARÍA CARRASCAL ABC 8 Septiembre 2010

«ETA hace saber que hace ya algunos meses tomó la decisión de no llevar a cabo acciones armadas ofensivas». Ese «ofensivas» es impagable. Si hace meses renunciaron a las acciones armadas ofensivas, ¿qué fueron entonces los disparos que costaron la vida al gendarme francés que intentaba detenerles tras un robo de vehículos? ¿Una «acción armada defensiva»? Seguramente. Cuanto ETA viene haciendo no es más que «defender con las armas en la mano al pueblo vasco frente a la estrategia salvaje de su negación y aniquilamiento», según el mismo comunicado. Es decir, que los cientos de muertos, los miles de heridos, las incontables extorsiones, chantajes y amenazas son «acciones armadas defensivas», que sigue reservándose. Como el derecho a seguir cobrando el «impuesto revolucionario», a amenazar a quien les dé la gana y a pegar dos tiros al gendarme francés, al guardia civil español o al policía portugués que intente detenerlos en pleno delito. Para ellos, es «legítima defensa», «lucha por la liberación». ¿Saben ustedes cuántas veces se cita en el comunicado la palabra «lucha»? Pues nada menos que nueve. Si esto es «un paso adelante», como dicen algunos, no sé lo que sería uno atrás. ¿Volar, tal vez, el Camp Nou o el Santiago Bernabéu en un Madrid-Barça? Aunque no quiero dar ideas a esos bestias.

Con ese papelucho impresentable, que la BBC, mostrando una vez más su decadencia, ha dado como noticia cuando es sólo un timo casi tan viejo con el de la estampita, quieren los batasunos y demás filoetarras, que no asesinan, pero tampoco condenan los asesinatos, por compartir sus últimos objetivos, obtener la franquicia para presentarse a las próximas elecciones municipales vascas. Les urge disponer de nuevo de fondos públicos para respaldar la «lucha» citada nueve veces en un comunicado que ni siquiera se digna mencionar la «tregua verificable internacionalmente» que imploraban esos lacayos a los «señores de las pistolas», por no hablar ya de entregar éstas, que es lo mínimo que puede pedirse en estos casos, pues con las pistolas sobre la mesa no se negocia, se conmina.

Uno no sabe a quién despreciar más, a los pistoleros que no renuncian a seguir asesinando con el pretexto de defender a su pueblo o a quienes pretenden seguir apoyándoles desde las instituciones democráticas, para hacer una mofa de éstas. A fin de cuentas, los terroristas dan la cara, mientras sus comparsas dan sólo el trasero en los ayuntamientos vascos y la voz, en las ruedas de prensa.

Aunque el mayor de los desprecios se lo ganan a pulso aquellos que fuera del País Vasco dan crédito a unos y a otros, demostrando ser más idiotas, más cobardes y taimados que ambos.

Los boxeadores sonados (ETA y ZP)
Javier Orrico Periodista Digital 8 Septiembre 2010

Se han ido abrazados a las cuerdas a la espera de que uno de los dos desfallezca y salve a su adversario. Todas las reacciones de los medios adictos pretenden ocultar el hecho esencial: que ninguno de los púgiles cree en la victoria, en el K.O. definitivo del otro. Y quizás ni siquiera lo busque.

En el caso de la ETA, porque sabe que el Estado (o sea, los españoles, todos los que pagamos más impuestos para sufragar a dos de las regiones más ricas de España) ya les ha dado cuanto se podía dar. No queda más que la independencia. Y ni siquiera una Nación inacabada en un Estado fallido comandado por un irresponsable mendaz, como España, puede suicidarse sin consecuencias ante el público en general.

Por su parte, por la del púgil Régimen ZP, aunque va ganando claramente a los puntos y tiene arrinconado al contrario, necesita desesperadamente que su enemigo arroje los guantes antes de un final para el que ya no le queda tiempo.

Por eso negocian, han negociado y negociarán. Están en juego no sólo el presente, sino el futuro de ambos. El Nuevo Orden que reinará en el Gimnasio de España. Los tripartitos que siguen siendo el proyecto del social-zapaterismo para la exclusión de media España de la naciente Península Asimétrica y Foral.

Hoy bailan ambos en las cuerdas. Se mueven al unísono amenazando con seda el hígado contrario. Se bisbisean y se eguiguran, se oteguizan y se rubalcaban. Saben que dependen del otro. Unos quieren volver magullados pero gudaris a las fiestas con chistu, a los prados abertzales con vaquitas e idiazábal, a las navarras reunificadas. El Otro, los Psotros, sueñan con levantar el brazo del acuerdo, del fin del combate bajo los focos y los aplausos. Eso es todo: danzan, golpean, vuelven a su rincón y esperan nerviosos. Sólo les quedan meses

Eficiencia educativa
EDITORIAL El Correo 8 Septiembre 2010

El sistema vasco de enseñanza debe ajustar sus resultados al coste que supone al erario

El inicio del curso escolar en Euskadi plantea un doble desafío que deberán afrontar la Administración y la comunidad educativa: optimizar el rendimiento del coste que le suponen al erario tanto la enseñanza no universitaria como la universitaria con el objetivo de mantener y, en la medida de lo posible, incrementar tales partidas del Presupuesto. El nivel de inversión y gasto que un país dedica a la educación no garantiza un resultado académico proporcional. Concurren circunstancias sociológicas, culturales, de ordenación del sistema de enseñanza y de implicación de alumnos, padres y profesores en la transmisión de conocimientos y valores que explican esa falta de correspondencia. Pero el dinero público destinado a la educación en el País Vasco por alumno -que podría estimarse en el doble del gastado en Andalucía- guarda una relación demasiado alejada de los resultados que debieran corresponderle en las pruebas PISA como para que el departamento correspondiente del Gobierno vasco y los sectores que intervienen en el proceso educativo no lo conviertan en asunto principal de su actuación. Se da además la circunstancia de que Euskadi ocupa la décima posición de las comunidades autónomas en cuanto al esfuerzo dinerario en educación respecto a su renta per cápita.

Esto viene a indicar que gastamos mucho más en enseñanza de lo que rinde el dinero empleado, pero que su cuantía tampoco afecta en demasía a la disponibilidad de los contribuyentes y, sobre todo, al cuadro de prioridades que tienen establecido las instituciones, comenzando por el Ejecutivo autonómico. Por encomiables que sean los objetivos de la consejería de Isabel Celaá para el nuevo curso -implantar la asignatura de Educación para la Paz y la Convivencia, potenciar el trilingüismo y afrontar el incremento de las matriculaciones en los centros públicos respecto a los concertados y privados como efecto de las apreturas en la economía familiar- es imprescindible que el Gobierno vasco active los recursos de la comunidad educativa para que el sistema rinda mejor y sea acreedor a un mayor esfuerzo presupuestario.

Los islamistas piden a los enfermos de sida, a los que considera ’sin futuro’, que cometan atentados terroristas
Redacción Minuto Digital 8 Septiembre 2010

Los islamistas de Al Shabab han pedido a los enfermos de sida, a los que considera “sin futuro”, que lleven a cabo atentados suicidas para derrocar al Gobierno Transitorio de Mogadisco, convertida en una ciudad fantasma tras 25 días de incesantes combates.

En un mensaje difundido hoy por su página web, un dirigente no identificado de Al Shabab, organización vinculada a Al Qaeda, señala: “Vosotros, las víctimas del sida, no tenéis futuro y esperáis la muerte. Sois prisioneros condenados en la celda de la muerte”.

Por este motivo, el dirigente radical islámico les insta a “usar vuestro tiempo y venir con nosotros, que os prepararemos para llevar a cabo ataques suicidas” contra el Gobierno Transitorio Somalí y las tropas de la Unión Africana que lo apoyan.

“Alcanzaréis el Paraíso, obtendréis la bendición de Dios y moriréis con honor”, afirma el portavoz de Al Shabab, organización que, con el respaldo de cientos de combatientes extranjeros ligados a Al Qaeda lucha para derrocar al Gobierno Federal Transitorio y crear en Somalia un estado musulmán radical de corte wahabí.

Los últimos 25 días de ofensiva ininterrumpida de Al Shabab en Mogadiscio ha ocasionado al menos 240 muertos y unos 500 heridos, ha provocado la huida de decenas de miles de personas y dejado las calles de la ciudad prácticamente desiertas, dijeron hoy fuentes asistenciales.

Al Shabab ha denominado a esta ofensiva “El fin de los invasores”, ya que va dirigida en especial contra las tropas de la Misión de la Unión Africana en Somalia (AMISOM), que sostienen al Gobierno Federal Transitorio del presidente Sharif Sheikh Ahmed, apoyado por la comunidad internacional.

Para reforzar su ofensiva, el anónimo dirigente de Al Shabab reclama en su mensaje por internet a los hombres útiles, de 14 a 60 años, que dejen de huir de la ciudad y se unan a las milicias rebeldes.

“Todos los hombres útiles son llamados a participar en la yihad (guerra santa islámica). A todo el que se le encuentre huyendo se le traerá de regreso y se le entrenará para tomar las armas contra los cruzados ugandeses y burundeses”, señala el portavoz radical, en referencia a los soldados de los dos países que forman las tropas de AMISOM.

Ali Musa Mohamud, director del Sistema Voluntario de Ambulancias de Mogadiscio, dijo hoy que en los últimos días, las víctimas civiles han sido muchas menos, ya que casi toda la población de la zona nororiental de la ciudad, donde se han registrado los combates, se ha desplazado hacia las afueras y dejado el área desierta.

Casi toda la población de los distritos de Bondhere, Abdilaziz y Shibis han dejado sus hogares y huido hacia las afueras, dijo Mohamud: “Los que mueren son casi todos gente que toma parte en la lucha y las bajas civiles se han reducido, porque el 99 por ciento de los habitantes se han visto desplazados por la guerra”.

En los últimos 25 días, según precisó Mohamud, “el número de muertos por los combates ha ascendido a 242, incluidos ocho fallecidos desde la pasada noche, y la cifra de heridos supera los 500?.

Por su parte, el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), señaló ayer que la situación en Mogadiscio, sumida en el caos tras 19 años de guerra civil, se ha deteriorado aún más y 23.000 personas han abandonado la capital somalí en las últimas semanas.

Melissa Fleming, portavoz de la ACNUR, dijo en Ginebra que más de 200.000 personas han abandonado Mogadiscio desde principios de este año y que, hasta ayer, los muertos en la ciudad por la violencia de las últimas semanas eran al menos 230 y los heridos 400.

Los somalíes llegados a los países vecinos en lo que va de año son ya casi 68.000, con lo que ascienden a 614.000 el número de refugiados originarios de Somalia en el mundo, la cifra más alta después de Afganistán e Irak, apostilló Fleming.

Mientras tanto, en el seno del Gobierno Federal Transitorio, que no tiene ningún control sobre el territorio, ha surgido un conflicto político entre el presidente Ahmed y el primer ministro, Omar Abdirashi Sharmaarke, que discuten los términos de una nueva Constitución para Somalia.

Desde 1991, cuando fue derrocado el dictador Mohamed Siad Barre, Somalia vive en el caos, sin un Gobierno efectivo y con su territorio dividido y controlado por señores de la guerra que encabezan milicias tribales, grupos islámicos e incluso grupos de bandidos.

La paciencia del clérigo
GABRIEL ALBIAC ABC 8 Septiembre 2010

EN la ciudad santa de Qom no corre el tiempo. Su curso se detuvo el día de hace catorce siglos en el cual Alá, el Único y Misericordioso, dictó el contenido del inalterable libro de oro, que está desde la eternidad a la vera suya, para que su Profeta hiciera de él guía a la cual se ajuste cada avatar de los humanos. Sin excepción ni desfallecimiento. Sin alteración alguna, ya que el libro fue antes de que hombres y tiempo existieran.

La fuerza de lo intemporal es prodigiosa. Quizás sea mejor decir aterradora. Sakineh Mohammadi Ashtiani lo sabe en su cárcel de Tabriz: las buenas intenciones de quienes en Occidente han reclamado su libertad pasan. Todo en nuestro bienintencionado Occidente es criatura del trastrueque que, desde Heráclito, sabemos lo esencial: lo efímero, la erosión del tiempo. De ese saber en permanente cambio lo real, viene lo más hermoso del mundo que heredamos de los griegos: el horizonte abierto en el cual todo es posible. También, la frágil vulnerabilidad de este universo nuestro que se asienta sobre la tan bella y tan frágil ironía socrática: la que exige que todo cuanto afirmamos quede siempre sometido al acecho de la interrogación que orada cualquier certeza perenne. Somos una cultura de la inteligencia: esto es, de la duda. Que, no nos engañemos, es la única cultura. Lo otro, la certeza que se pone más allá de la desazón de tiempo y duda, es barbarie. Así lo pensaban los griegos, de los cuales nos viene lo mejor que somos: razón, eso único en lo cual podemos, pese a todo, asomarnos al espejo cada mañana sin morirnos de vergüenza.

Es nuestra debilidad también. El tiempo nos devora. Los clérigos de Qom no sufren eso. Y Sakineh Mohammadi Ashtiani sabe que eso la pierde. Hace ya tanto que fue sepultada en vida en Tabriz... ¿Cómo no va a saberlo? Todo el cartesiano Occidente proclamó su horror ante el destino de morir a pedradas que pesa sobre la que ha sido —«por convicción» de sus jueces y sin pruebas, pero lo mismo daría que lo fuera con las constancias más firmes— condenada por el imperdonable crimen de adulterio, que es en el Islam crimen contra Dios, ya que al de Dios metaforiza el poder del varón musulmán sobre la hembra que es propiedad suya. Los mullahsperseveraron. Como corresponde. ¿Qué es la voz sacrílega de esas gentes infieles —judíos, cristianos, descreídos…— a las que el Libro dicta, sin equívoco, perseguir y dar muerte?

El tiempo repetido hastía. Sakineh Mohammadi Ashtani va desapareciendo de las primeras páginas en la prensa de los no creyentes; de su memoria. Y los clérigos perseveran en el intemporal castigo. Lo incrementan: que pague por dar ocasión a la blasfemia del Occidente griego contra el Islam piadoso. La condena permanece. La muerte por lapidación aguarda. Se incrementa, eso sí, la dosis de dolor. Porque la muerte no basta. Una nueva condena: 99 latigazos. Porque un periódico británico publicó una foto de la réproba a rostro descubierto, en manifiesta violación de lo que el Libro dicta como regla de pudor femenino. La foto es falsa. No importa. El clérigo no se engaña: el cuerpo de Shakineh es hoy el libro en blanco sobre el cual imprima el látigo la intemporal creencia. Y sólo Alá es Grande.

Víctimas
Premios "Puerta del recuerdo"
Gabriel Moris Libertad Digital 8 Septiembre 2010

La Universidad CEU-San Pablo ha anunciado la concesión de los premios "Puerta del Recuerdo" en su segunda edición, correspondientes al año en curso.

Quiero dejar patente mi agradecimiento personal a esta universidad y a su Observatorio Internacional de Víctimas del Terrorismo por la labor que desarrolla permanentemente en este campo, además de contribuir al reconocimiento de las víctimas como fruto del fracaso de la convivencia cívica. Igualmente ejerce un papel importante en la difusión y reconocimiento del papel que las víctimas desempeñan en una sociedad democrática, que pretende humanizar la convivencia entre los pueblos y las naciones.

Mi felicitación a los elegidos tanto para los premios "Lucha contra el Terrorismo" y "Coraje Cívico".

Deseo que la difusión de los méritos de los premiados sirva de acicate para que los que ostentan el poder hagan, no lo políticamente correcto, sino lo humanamente moral y deseable, para que los que utilizan el terror con fines inconfesables reciban su justo castigo. Igualmente, sería deseable que la sociedad civil, víctimas incluidas, asumiéramos la cuota de responsabilidad que nos corresponde para evitar que el terrorismo pueda utilizar sus métodos coactivos para privarnos de nuestras libertades e incluso de nuestras propias vidas.

La verdad, la memoria, la dignidad y la justicia, serán nuestros mejores estímulos para que, "Nunca olvidemos lo inolvidable". Y la Puerta del Recuerdo permanezca siempre abierta.

José Domingo: 'Las multas lingüístiscas tendrán una repercusión directa en las elecciones'
Confía en que la Defensora del Pueblo acepte su petición y presente recurso de inconstitucional sobre el Código de Consumo
 www.lavozlibre.com 8 Septiembre 2010

Madrid.- Impulso Ciudadano quiere demostrar lo injusto que es para el propietario de un negocio privado que le sea impuesta una multa únicamente por no rotular su negocio en catalán. Por ello, ha acudido junto a los empresarios Xurde Rocamundi y Feliciana Piris a cursar la petición correspondiente para que la Defensora del Pueblo estudie el caso y admita presentar un recurso de inconstitucionalidad contra el nuevo código de Consumo de Cataluña.

Mientras espera la decisión, Impulso Ciudadano quiere sensibilizar a la gente con este tema a través de concentraciones como la que ha organizado este miércoles delante de la Secretaría General de Política Lingüística.

Unas horas después de reunirse con la Defensora del Pueblo, José Domingo cuenta a LA VOZ LIBRE cómo ha ido la reunión y cómo se avecina el futuro lingüístico en Cataluña.

- ¿Cómo ha ido el encuentro con la Defensora del Pueblo?
- Nos recibió a mí y a los comerciantes que me acompañaban y pasamos a comentarle las razones por las que creemos que es inconstitucional el Código de Consumo de Cataluña. Ella simplemente se limitó a comentarnos que estudiaría jurídicamente el tema y que una vez analizado jurídicamente, adoptaría la decisión que considerase oportuna. No se comprometió a nada y simplemente dijo que estudiaría el tema.

- ¿Con que sensación salieron de la reunión?
- No pudimos percibir nada porque ella no manifestó ninguna opinión como corresponde a su cargo institucional. Se limitó a escucharnos. Además, esto nos pareció correcto ya que su función es no formular ninguna opinión. Recibió nuestra petición, que era un documento largo y que contenía anexos, y entonces ella y su junta lo valorarán jurídicamente y ya lo decidirán. Pero no opinaron nada con anterioridad.

- ¿Por qué acudiste acompañado de dos comerciantes?
- Son dos comerciantes afectados por la ley de política lingüística del año 98, que es la que se ha aplicado en sus casos. A la Defensora también se le ha solicitado que si el Tribunal Constitucional sigue adelante y admite el recurso de inconstitucionalidad contra el Código de Consumo de Cataluña también analizará la posible inconstitucionalidad de la ley de política lingüística del año 98, que es la que se ha utilizado para multar a los comerciantes que me acompañaron. Han interpuesto recurso contra las multas de 1.200 euros que le han impuesto y están pendientes de las decisiones de los Tribunales para solucionar su caso. Pero su caso pertenece a la normativa anterior al Código de Consumo de Cataluña. Lo que ocurre es que están preocupados porque la nueva normativa endurece el importe de las multas y amplía los supuestos en los que se debe utilizar el catalán obligatoriamente. Están alarmados y por ello han presentado este recurso junto a Impulso Ciudadano.

- Una vez presentada la petición a la Defensora, ¿cómo espera que se desarrollen los acontecimientos?
- Espero que una vez que hayan analizado los informes decidan interponer el recurso de inconstitucionalidad. Eso es lo que deseo y para eso hemos acudido a la institución que se encarga de velar por los derechos de los ciudadanos ante todas las instituciones, incluida la catalana. También espero que algún grupo parlamentario o una suma de diputados mayor de 50 interpongan otro recurso de inconstitucionalidad pues sería bueno que fuera presentado por más de una institución.

- ¿Qué es lo que más le indigna a Impulso Ciudadano del Código de Consumo de Cataluña?
Después de la sentencia del Tribunal Constitucional sobre el Estatuto de Autonomía queda claro que el Código de Consumo es inconstitucional. Lo que más nos indigna es la falta de libertad. Establece un régimen en el que se obliga a las empresas o al personal a su servicio a utilizar una determinada lengua. Eso es lo que más nos preocupa pues es lo más perjudicial. Tendríamos el mismo criterio si nos obligarán a utilizar el castellano, el vasco, el gallego, el inglés o el francés. Las relaciones privadas empresa-cliente debe de estar marcada por la que ellos escojan y no por la que imponga la Administración.

- Para la tarde del 8 de septiembre han hecho un llamamiento para que la gente se concentre. ¿Por qué?
- Hemos convocado a los ciudadanos a concentrarse de forma pacífica y educada a las 19:00 delante de la Secretaría General de Política Lingüística, al final de las Ramblas, por las declaraciones del Presidente Montilla, de algunos de sus consejeros y del grupo que está en la oposición, CiU, que puede gobernar en el futuro. Todos han mostrado una actitud hostil contra la sentencia del Tribunal Consitucional contra el Estatuto de Autonomía. Han venido a decir que no la van a aplicar. Y esa sentencia conllevaría importantes cambios en materia de política lingüística y también en la práctica administrativa de este Gobierno. Creemos que no es buen ejemplo que las administraciones se salten a la torera las leyes y las sentencias. Les recordamos que las sentencias se tienen que acatar y cumplir. Es en lo que vamos a insistir y seguiremos repitiendo lo mismo para que se acaben las mulitas lingüísticas, para que la escuela en Cataluña sea bilingüe para que la Administración facilite la documentación en la lengua que escoja el administrado con carácter inmediato, para que la Ley de Acogida no priorice una lengua sobre otra y los inmigrantes no se vean obligados a aprender catalán como primera lengua. Establecer un modelo en el que se cojuguen el fomento de una lengua con la libertad de los ciudadanos. Ya hemos entregado el escrito con estas peticiones a la Secretaría General de Política Lingüística.

- ¿Qué papel cree que tendrá el asunto de las multas lingüísticas o la política lingüística en las elecciones autonómicas de noviembre?
-Tendrá una repercusión directa. En primera lugar, porque afecta básicamente a la libertad de los ciudadanos. Entre otras cosas, se ha hecho hincapié en determinadas formaciones políticas en este tema y se ha aplicado una política muy rigurosa. Han hecho prevalecer los conceptos identitarios sobre los conceptos de libertad de empresa. Eso molesta a mucha gente. En estos momentos de crisis, lo que no puedes hacer es que las empresas se vean sometidos a un duro régimen lingüístico que conlleva cambios estructurales en su funcionamiento que tienen importante costes económico. Esto es muy triste pues la situación no está para que tengan que acometer estos gastos. Por eso creo que sí tendrá un papel destacado en las elecciones. Nos gustaría que no lo tuviera, que no existiera y que no fuera necesario protestar por la existencia de este régimen.

El partido, surgido de la Plataforma de las Clases Medias, se presentará a las elecciones locales
Regeneración quiere poner freno a la voracidad recaudatoria del Ayuntamiento
Quiere que el Ayuntamiento sirva a los ciudadanos, no que se sirva de ellos para mantener la nómina de altos cargos
Enrique de Diego. Periodista Digital  8 Septiembre 2010

Madrileños hartos de la expoliación desmedida a la que nos somete Gallardón y considerando que el PSOE no es alternativa, sino mal mayor, hemos decidido presentar candidatura a la Alcaldía de Madrid, para que el Ayuntamiento sirva a los ciudadanos y no se sirva de ellos para mantener una nómina desorbitada de altos cargos.

El partido Regeneración, surgido del movimiento asociativo Plataforma de las Clases Medias, ha decidido presentar la candidatura de Ramón Peralta, Profesor titular de Derecho Constitucional de la Universidad Complutense, a la Alcaldía de Madrid, para poner freno a la voracidad recaudatoria del Ayuntamiento.

Regeneración considera que el Ayuntamiento de Madrid se dedica a expoliar a los ciudadanos madrileños, con medidas abusivas como la tasa de basuras, la caza y captura del automovilista y que eso sólo sirve para sufragar a un número excesivo y desproporcionado de altos cargos.

La candidatura de Regeneración planteará medidas como la eliminación de la tasa de basuras, la limitación de la ORA a distritos céntricos con alta concentración de oficinas y la venta del nuevo Ayuntamiento para que la sede vuelva a la sede tradicional de la Plaza de la Villa.

El partido Regeneración establece en sus Estatutos que nunca recibirá dinero del contribuyente, por lo que en ningún caso recogerá las subvenciones previstas para los grupos municipales.

Regeneración no presentará candidatura a la Comunidad de Madrid porque dicha formación es partidaria de eliminar las autonomías, por insostenibles y causa fundamental de la actual crisis económica.

La candidatura establecerá su estrategia de comunicación centrada en la acción de calle y solicitará el voto a cuantos compartan la filosofía de menos gasto y menos impuestos.

Los proveedores se rebelan: Caprabo vuelve a dar trato de favor a los productos catalanes
David Martínez (Barcelona). El Confidencial 8 Septiembre 2010

La cooperativa vasca Eroski (Grupo Mondragón) quiere mimar a sus clientes en Cataluña. ¿Cómo?: Vendiéndoles, principalmente, productos catalanes. A través de la red de supermercados Caprabo, propiedad Eroski, la enseña ha puesto en marcha durante este mes de septiembre una campaña denominada Made in Cat (Hecho en Cataluña), en la que se prioriza en los supermercados la venta de frutas, hortalizas y otros bienes producidos en Cataluña y adquiridos a proveedores catalanes. “La campaña quiere potenciar el consumo de los artículos catalanes”, señalan a El Confidencial fuentes de Eroski-Caprabo, conscientes de que, ante la caída de las ventas en el sector en el último año, hay que captar clientes “propios” en una región.

El problema es que esta medida ha levantado airadas críticas de algunos proveedores que no sólo producen en Cataluña, sino también en el resto de España. Dos productores, uno valenciano y otro murciano consultados por este diario creen que se verán “perjudicados” ante esta promoción porque “los productos no catalanes” estarán presentados de forma secundaria en el supermercado y no se beneficiarán de descuentos. “Cada centro comercial puede llevar a cabo las campañas promocionales que considere oportunas en función del tipo de clientes, pero estas campañas que favorecen a un determinado tipo de productos por el origen donde son producidos en detrimento de otros no respetan la libertad de mercado”, explica un proveedor del sector de los zumos y frutas.

Otro fabricante de productos hortofrutícolas de Valencia considera que “con estas campañas no se respeta la libertad de competencia y perjudican a otros proveedores por las pérdidas de ventas de los productos que no son catalanes. Nos obliga a vender en otros lugares o a bajar precios en plena crisis del consumo. Muchos proveedores que no somos de Cataluña estamos molestos con estas campañas, que no consideramos justas para todos en estos tiempos de crisis”.

No es la primera vez que Caprabo favorece con precios más bajos los productos catalanes. De hecho, en septiembre de 2008, la enseña catalana –entonces no formaba parte de Eroski- inició una campaña promocional junto con la Generalitat a favor de estas referencias. La promoción de los productos catalanes anunciada entonces (al alimón con el consejero de Innovación, Universidades y Empresa, el republicano Josep Huguet, y Caprabo), pretendía subvencionar los productos “del país”. Pero los empresarios “del país” se le echaron encima, porque su fuente principal de clientes no se circunscribe al límite del Ebro. El Gobierno catalán ofreció 300.000 euros para que los productos catalanes se vendiesen un 20% más baratos en los supermercados de la comunidad. Pero sólo para la cadena que había logrado el favor de la consejería. Las tiendas o comercios catalanes, por supuesto, quedaban al margen de la promoción.

La Comisión Nacional de la Competencia (CNC) pidió explicaciones al Gobierno catalán en el marco de su "política de seguimiento de las ayudas públicas para constatar sus posibles efectos sobre la competencia" en los distintos mercados. Los pequeños comerciantes, que aseguran vender un 80% de los productos catalanes, vieron en aquel acuerdo "competencia desleal". La CNC no puede sancionar directamente a las administraciones públicas por dar ayudas de Estado, pero sí elaborar informes con recomendaciones que obligan a reconducir una eventual práctica anticompetitiva.

Trato preferente
La campaña promocional de Caprabo de este mes de septiembre incluye una mejor publicidad en el punto de venta con enseñas propias y carteles llamativos para 485 referencias de productos alimenticios, un 7% más que en la campaña de 2009. Esto significa que ante dos productos similares, el producido en Cataluña le costará al cliente la mitad. La iniciativa se lleva a cabo en los 265 supermercados de Caprabo en Cataluña. Las campañas anteriores han supuesto un incremento de un 38% las ventas de estos productos, en los que se incluyen artículos con Indicación Geográfica Protegida (IGP) y Denominaciones de Origen (DOP).

Caprabo vende la cuarta parte del total del vino y cava catalán que se comercializa y es la única cadena de supermercados que vende carne de ternera con el distintivo Provedella, que agrupa a los productores de carne de ternera catalanes.

La compañía explica que “la campaña Made in Cat tiene el objetivo de trasladar al consumidor los aspectos cualitativamente más valorados de los artículos catalanes y acercarlos al cliente a un precio competitivo para fomentar su consumo”, asegura. Y prosigue: “La campaña de promoción de los productos catalanes da continuidad a la política estratégica de Caprabo de apoyar a los proveedores catalanes con acciones para fomentar el conocimiento y la penetración de los productos del territorio a los hogares catalanes”. La relación de Caprabo con los proveedores catalanes supone un volumen de negocio de 600 millones de euros anuales.

******************* Sección "bilingüe" ***********************

Hay que "verificar" a Zapatero
EDITORIAL Libertad Digital 8 Septiembre 2010

El presidente del Gobierno ha esperado a ver cómo reaccionaba la opinión pública ante el último comunicado de "alto el fuego" de ETA para hacer pública, dos días después, su propia valoración. A pesar de que el comunicado etarra es prácticamente un calco del chantajista anuncio de tregua que hizo la banda en 2006, esta vez Zapatero no se ha atrevido a disfrazarlo como una "oportunidad histórica para la paz" ni ha reprendido a los dirigentes del PP, tal y como hiciera entonces Rubalcaba con Rajoy, por no recibir con "sonrisas" la noticia del "alto el fuego". Por el contrario, Zapatero esta vez, aunque haya sido con retraso, ha manifestado su "profunda decepción", al tiempo que ha asegurado que "ya no valen comunicados, sólo decisiones y sólo una, y se dice en pocas palabras: abandono de las armas para siempre". Asimismo, el presidente del Gobierno ha asegurado que quienes están fuera de la legalidad porque no condenan tajantemente la violencia, "están en la misma situación hoy que antes del comunicado".

Antes de entrar en la "decepción" del presidente, convendría recordarle que la situación en la que están ahora muchos por no condenar tajantemente la violencia no es otra, desgraciadamente, que la de ocupar cargos públicos y recibir subvenciones en cientos de ayuntamientos vascos. Y esto es así primero porque el Gobierno de Zapatero y su dependiente Fiscalía no quisieron instar el proceso de ilegalización contra los proetarras, a pesar de que su negativa a condenar la violencia era entonces tan clamorosa como ahora, y porque además el Ejecutivo ha seguido negándose a disolver esos ayuntamientos aplicando la Ley de Bases de Régimen Local.

Dicho esto, sorprende que a un presidente del Gobierno, que supuestamente no ha vuelto a mantener contactos con la banda terrorista, le "decepcione" ahora que los etarras hagan un comunicado en el que vuelvan a dejar de manifiesto tanto su calaña como las chantajistas intenciones por las que suspenden temporalmente su "lucha armada". ¿Cabía esperar otra cosa de los terroristas viendo su historial de crímenes y de treguas? Claro que, ¿qué confianza podemos tener en que Zapatero no haya mantenido contactos con ETA cuando a día de hoy se ha negado a derogar la resolución parlamentaria que aboga por un "final dialogado de la violencia"?

¿Qué confianza podemos tener en que este Gobierno no haya vuelto a las andadas, aun de forma mucho más encubierta, cuando desde hace unos meses lleva a cabo una injustificada política de acercamientos de presos, incluso alguna injustificada excarcelación, sospechosamente paralelas a la decisión de ETA de suspender las "acciones armadas ofensivas"? ¿Qué confianza podemos tener en que no haya habido nuevos contactos entre ETA y el Gobierno cuando el Ministerio del Interior ha ordenado una retirada de escoltas que viene a coincidir sospechosamente con el anuncio de la nueva tregua de ETA? ¿Qué confianza podemos tener cuando un representante político, que no un agente policial infiltrado en la banda, como Eguiguren nos cuenta un día sí y otro también cómo supuestamente respira la banda? ¿Qué confianza podemos tener en un Gobierno que acaba de reformar hipócritamente la ley de partidos en principio para hacer más difícil que se cuelen los proetarras, pero que deja intacto el coladero que no es otro que el monopolio que ostenta la dependiente Fiscalía General del Estado a la hora de poder instar el proceso de ilegalización?

En lugar de hablar de las decepciones que le causa ETA, o de cosas casi tan ridículas como "el abandono para siempre de las armas" (¿cómo se verifica eso?), lo que Zapatero debe garantizar y probar es que en ningún caso va a haber impunidad para los criminales; que en ningún caso esta tregua terrorista va a reducir el nivel de presión policial hacia los terroristas prófugos o que en ningún caso alguien que no condene taxativa e incondicionalmente la violencia volverá nunca a poder presentarse a las elecciones. A este último respecto, aun estamos esperando del Gobierno y de su dependiente Fiscalía una clara advertencia a EA sobre las consecuencias de ilegalización que tendría para este partido si finalmente se ofrece como plataforma de ayuda a los proetarras, tal y como con escaso disimulo ya han comenzado a hacer, también desde hace meses.

En cualquier caso, lo que es evidente es que para verificar que ETA sigue en las mismas y que sus esperanzas de negociar con el Gobierno permanecen intactas, basta leer su comunicado. Verificar que Zapatero no vuelve a alimentar esas explosivas expectativas nos llevará más tiempo. Por de pronto, el deber de todo ciudadano, habida cuenta de su extenso currículum de mentiras, es desconfiar de cada una de sus palabras.

A treguazo limpio
MANUEL MONTERO El Correo 8 Septiembre 2010

Con su mentalidad militaroide, de vez en cuando ETA nos declara una tregua. Lo hace como quien declara la guerra. Repásense los precedentes. Como al final se comprobó, en todos los casos sus treguas formaban parte de su estrategia terrorista. No buscaban avanzar hacia ninguna paz ni partían de ninguna intención de dejar armas y brutalidades, idea de la que no hay síntomas de que se les haya ocurrido nunca a los terroristas. Sólo tomar aire, recuperarse, dividir a los demócratas, dar ánimos a su gente, ensayar pasos en su 'diálogo y negociación', que por definición exige hacer como que se negocia de vez en cuando.

Seguramente entienden que cualquier sugerencia que les admita el interlocutor de turno es logro que ya está en el saco. Si por un casual el negociador les pone reparo a alguna bagatela (proyecto plebiscitario, cambio de la estructura jurídica del Estado, modificación de fronteras, liberación de presos ya? destreguan, asesinan, ponen bombas y demás tareas de liberación nacional. Imaginarán que en la próxima tregua/negociación tendrán lo de antes y algo más. Porque el Estado está acorralado y forzado a rendirse a la marea democrática representada por los liberadores de vascos.

Así nos ha llegado la tregua 2010. O lo que sea: del texto se deduce que consiste en que llevan perdonándonos la vida meses ha y nosotros sin enterarnos ni agradecerles el detalle. Pues bien, no les está funcionando. La estrategia necesitaría alguna ola de ilusión social. No sólo entre los suyos, que ya van entregados, sino entre los demás, que tendrían también que suspirar expectantes ante el nuevo paso hacia la paz y la libertad. Esto no ha sucedido. Ha provocado comentarios que van desde el menosprecio -«ya están éstos otra vez, ya les vale»- a la indiferencia. Sólo Batasuna, EA y algún mediador han visto 'avances significativos', iniciativas ilusionantes. Poca cosa. Los ideólogos del terror y adjuntos deberían llegar a la conclusión de que el personal no está por la labor de que le liberen. No sucederá así: concluirán que si nos diesen más caña nos predispondríamos más a 'sindromedeestocolmizarnos'. No es ETA la que nació para liberar a los vascos, sino, en su concepto, los vascos existen para ser liberados por ETA. Quieran o no.

El 5 de septiembre fue así el día del alto el fuego, en afortunada coincidencia con el día de los gansos en Lekeitio, fiesta magnífica pero repetitiva. El participante se coge del cuello del ganso, lo suben y bajan hasta que se suelta y cae o rompe el cuello del ganso, con el mismo efecto de acabar en el agua. El espectáculo gusta cuando el gansero se da muchos tortazos, pero el final es siempre el mismo. Las treguas de ETA se parecen: subir, bajar y acabar en el agua tras algunos golpes. La 'tregua del día de los gansos' resulta un déjà vu. Ya no cuela, tras la burla del anterior 'alto el fuego permanente'. Cuando le declaran una tregua, el ciudadano normal tiende a creer -por ganas de creer, síndrome de Estocolmo o bondad natural-. Pues bien, en que se genere tal ilusión del final se basan las expectativas negociadoras del terror. De ello dependen sus posibilidades de extorsionar a la sociedad y de culpar a los demás -al Estado, a los partidos que no les siguen la corriente- cuando la rompan, pues no les han dado todo, lo cual les obliga a seguir matando, pues es lo suyo. El problema: al ciudadano de a pie se le puede tomar el pelo una, dos, tres veces, más, pero no infinitamente. Se cansa. O tiende a pensar que la rutina bélica es rutinaria. La rutina no emociona.

De este alto el fuego sólo se deduce el aviso de que querrán volver a las andadas dentro de unos meses, cuando decidan que ya han cumplido sus objetivos (o que no los han conseguido, por lo que retomarían las actuaciones ofensivas para que aprendamos 'a futuro'). ¿Los objetivos del día? Que los suyos se presenten a las elecciones, a lo que parece.

Todo ello, para declararnos la tregua con un texto pueril y farragoso (no se entiende bien). Y con una puesta en escena ya muy vista, otra vez el numerito de los encapuchados con boina, parecen el Ku Klux Klan con txapela. Así, todo ha adquirido un aire cutre y sórdido. Quizás los boinudos enmascarados piensan que el personal estaba ansioso por tener noticias de sus «reflexiones y decisión». No sólo se creen el centro del mundo (vasco) sino que los demás consideran que lo son. La distancia entre el imaginario y la realidad es colosal, pues la gente tiene otras cosas en las que pensar. Resulta ridículo. Esto no es tranquilizador. En la vida pública el ridículo da la picota a cualquier carrera. Pero habiendo armas por medio, son capaces de asesinar sin otro fin que acabar con las carcajadas.

El problema del paranoico con manía de persecución se agrava si, al verlo averiado, alguien se lanza a perseguirle, pensando que así se le arreglará el trauma. No funciona, sino que le confirma en su paranoia. Mutatis mutandis, con estos salvadores de la patria dispuestos a derramar hasta la última gota de sangre ajena sería fatal que se les siguiese el juego. Que alguien viese en la sarta de tonterías del comunicado grandes promesas y que, dispuestos contribuir a nuestra dicha por la vía de contentar al extorsionador, se entrase en negociaciones y nos metiesen de nuevo en 'El Proceso' de Kafka. No se aplacaría a la fiera sino que se la alimentaría. El orate convencido de que es Napoleón se vería confirmado como tal. Se vería como un genial estratega y lograría que el tiempo vasco se dividiese definitivamente entre periodos de tregua y los intertreguales. Ya vale.

El mito del gran pacificador
IÑAKI EZKERRA El Correo 8 Septiembre 2010

Es la gran tentación de los líderes carismáticos que llegan al poder con un aura de santones laicos y es también su gran punto débil, un innecesario y proteico talón de Aquiles que se fabrican incomprensiblemente para un pie que gozaba de fortaleza y buena salud. Hablo de la tentación de pacificar lo que sea a bombo y platillo; de querer pasar a la Historia como los grandes pacificadores de algo que lleva décadas sin resolverse. Le ha pasado en España a Zapatero con la lacra de ETA y le pasa en Estados Unidos a Obama con el conflicto palestino-israelí. Al primero ETA vuelve a tentarle ahora con otra mal llamada tregua como al segundo vuelven también a tentarle esas eternas conversaciones de paz entre Netanyahu y Mahmud Abbas en las que anda enredando Hillary Clinton a ver si consigue hacer tropezar al nuevo presidente de Estados Unidos con la misma piedra con la que ya tropezó su marido, otro gran pacificador frustrado y no por casualidad.

Porque -hay que tenerlo claro- presentarse como el mesiánico y mágico 'solucionador' de esas tragedias crónicas es la garantía de que se ha de fracasar en su solución. Y es que en cuanto el presidente de una nación, para curarse de otros fracasos de su mandato, se pone públicamente como meta llevar la paz a una situación de terrorismo, guerra o guerrilla se convierte inmediata y voluntariamente en rehén de los terroristas, los militares o los paramilitares que están provocando dicha situación. Hasta ese momento era sólo un hombre que trataba de ejercer sus responsabilidades de gobierno de la mejor o la peor manera. A partir de ese instante en el que se postula como el elegido para salir airoso y vencedor único del reto en el que otros se estrellaron, el terrorista, el guerrillero, el enemigo o sujeto presuntamente susceptible de ser pacificado se sabe a sí mismo como 'un precioso y cotizado bien', como un 'valor en alza', como un 'producto de venta electoral', y tiene por lo tanto a ese gobernante cogido por el cuello o por otro sitio menos decoroso.

Sabe que de él depende su éxito político. Y sabe, sobre todo, de la vulnerabilidad en la que le coloca esa situación. De ella se aprovechará y no es difícil adivinar su pensamiento ante el gran pacificador en acción: 'Voy a sacar de ti lo que pueda, negociaciones, beneficios penitenciarios, pronunciamientos internacionales que me legitimen, tribunas mediáticas; todo lo que tú crees que me acerca a la paz y que yo veo que me acerca al objetivo para el que he practicado esa violencia. Tú te crees que me estás dividiendo pero yo estoy aprovechándome de tu engreimiento'. Sabe, en fin, el 'pacificable' que el líder político 'tiene prisa' por resolver ese viejo problema de violencia y lo exprimirá, lo toreará, lo chuleará, lo engañará, lo chantajeará colocándole ante las narices y retirándole el pastel de la ansiada paz a sabiendas de que el pacificador dispone de poco tiempo para serlo, el que marcan una o dos legislaturas.

Sabe que 'tiene prisa', sí. Uno de los análisis más lúcidos y sutiles que he leído sobre la cuestión del 'final de ETA' lo ha hecho José María Ridao en un reciente artículo en el que se preguntaba precisamente «quién tiene prisa y a qué viene la prisa por hallar una solución definitiva al terrorismo y al futuro político de su entorno». La pregunta puede parecer cínica o brutal a simple vista, pero encierra, sin embargo, toda el alma del Estado de Derecho que, aunque a algunos les parezca sorprendente, está antes para garantizar la seguridad y demás derechos de los ciudadanos que para 'convertir a terroristas, violadores, capos y demás descarriados a la religión democrática'. A algunos (a los grandes y pequeños pacificadores sobre todo) les sorprenden estas verdades de Perogrullo porque poseen un concepto confesional de la democracia. Es como si tuvieran algo de clérigos destinados a velar por la salvación del alma del terrorista. Pero que el terrorista se arrepienta o no es un problema exclusivamente suyo. Lo que es problema de la sociedad es su terror y lo que es primer deber de los representantes del Estado de Derecho es tratar de impedirlo, neutralizar su irredenta voluntad criminal, no obsequiarnos con esos compungidos y timoratos comentarios a los que ya estamos habituados como 'a ver si ETA reflexiona', 'a ver si Batasuna cambia', 'a ver si se dan cuenta del daño que están haciendo'?Como si Batasuna y ETA no hicieran ese daño precisamente porque se dan cuenta de que lo hacen. Cuando se ha producido un atentado resulta lacerante esa paciencia 'santojobiana'. Cuando se lleva tiempo sin atentados resulta sencillamente ridícula.

Para luchar contra el terrorismo, como para resolver casos policiales, hay que ponerse en el lugar del malo y no en el del bueno. Un detective de ficción que se pasara la novela entera intentando pacificar al asesino y rezando para que se arrepienta no sería ni Sherlock Holmes ni Hércules Poirot sino otra cosa muy loable pero muy poco narrativa. El problema del gran pacificador es ontológico además de metodológico porque se pone en el lugar del santo que no le corresponde, ya que no está en los altares sino en un escaño del Parlamento o en el sillón del Despacho Oval; ya que no ha llegado a ese asiento por los milagros sino por los votos y ya que no es un mártir sino un representante político cuyo sacrificio implica el de los que le han elegido y han depositado en él su confianza.

Reacción positiva
Editorial La Razón 8 Septiembre 2010

El único efecto positivo que cabe atribuirle al comunicado de ETA es haber suscitado un cerrado frente común de toda la sociedad, sin excepciones, contra la maniobra de la banda, sus mentiras y sus pretensiones propagandísticas. Si los pistoleros pensaron que con su añagaza se iba a reproducir la división política y social que originó el llamado «proceso de paz» de la anterior Legislatura, su frustración será grande. Por el contrario, la democracia ha salido reforzada y se ha fortalecido la unidad de los partidos ante los terroristas. Resulta muy reconfortante comprobar la similitud de los mensajes del Gobierno, la oposición, las asociaciones de víctimas y de la propia ciudadanía vasca con el lendakari López a la cabeza.

Si algo está muy claro en el seno de nuestra sociedad, tras medio siglo de terrorismo etarra, es que a los pistoleros no les queda otra salida que entregarse a la Justicia y pagar por sus crímenes. Si algo se ha demostrado cierto en esta última década es que es el Estado de Derecho yerra cuando cae en la trampa de negociar con los asesinos y acierta cuando emplea todas sus armas legislativas, judiciales, policiales y de cooperación internacional para acabar con ellos. Si ETA tiende de nuevo el señuelo de la tregua es porque está acorralada, quiere ganar tiempo y busca un golpe de efecto propagandístico que le dé cierto respiro. Así lo afirmó ayer con rotundidad el ministro del Interior, Pérez Rubalcaba, de ahí que haya rechazado volver a las andadas de la negociación. Su impecable argumentación revela que el «proceso de paz» de hace cuatro años fue un error del que se aprovechó la banda para extremar el control sobre su brazo político.

Lo que de verdad ha sido eficaz y demoledor para ETA ha sido el Pacto Antiterrorista entre PP y PSOE, y la Ley de Partidos que ha permitido ilegalizar a Batasuna y expulsarla de casi todas las instituciones democráticas. De este modo ha quedado nítidamente claro que para combatir al terrorismo no se debe jamás contemporizar con los pistoleros ni trapichear con su brazo político, sino aplicar el Estado de Derecho con rigor, sin excepciones y sin desmayo. Todos los partidos políticos deben extraer las lecciones pertinentes del camino andado en esta década, pero son los nacionalistas los que están obligados a revisar sus discurso equidistante, siempre presto a la «comprensión» de los radicales independentistas y proclive al «diálogo» y la «negociación» permanentes. Los dirigentes del PNV harían bien en analizar si existe alguna relación entre su desalojo del Gobierno vasco y el momento más crítico de la banda ETA. O dicho de otro modo, si el haber perdido el control sobre la Ertzantza, las subvenciones públicas y los medios de comunicación ha sido un elemento decisivo para que Batasuna haya cambiado de estrategia y ETA haya dado un paso más hacia su rendición y desaparición. Por lo demás, conviene subrayar que el Gobierno de Zapatero está aplicando acertadamente la política antiterrorista, que el PP obra con acierto al secundarla y que ambos cuentan con el respaldo incondicional de la sociedad, satisfecha de que no caigan en ventajismos políticos ni oscurantismos inaceptables.

Nuevos y viejos escenarios para la negociación
Regina Otaola Libertad Digital 8 Septiembre 2010

Dos son los nuevos factores introducidos por ETA en esta nueva fase del proceso ininterrumpido de negociación política que mantiene con el Gobierno.

En primer lugar, la emisión del vídeo por la BBC y la petición del Financial Times al Gobierno para que legalice Batasuna y continúe con el acercamiento de terroristas a cárceles vascas tiene como finalidad hacernos ver a los españoles que la comunidad internacional está al tanto de la decisión de ETA de no cometer "acciones armadas ofensivas", por lo que podría "avalar internacionalmente" un nuevo "proceso de paz" que es lo que pretenden los terroristas, sus compañeros batasunos y la práctica totalidad de los nacionalistas vascos que, como en tiempos de Ibarretxe, acuden a instancias europeas y a otras menos presentables para vender la bondad de la causa del Separatismo. Rodríguez Zapatero ya consiguió el aval del mismo Parlamento europeo en la pasada legislatura, pero ahora necesita que le arropen más en sus tratos con ETA y que sea desde instancias internacionales que le soliciten, frente a su pretendida inflexibilidad, una negociación a la mesa con los criminales.

En segundo lugar, que ante este anuncio de ETA un Gobierno de España hable de "suficiente" o "insuficiente" denota e implica una puesta en común de ciertos mínimos. Exigencias mínimas a la que ambos hacen referencia, tanto Rubalcaba como ETA. Los "mínimos democráticos" que dice el ministro que le han impuesto a Batasuna para volver a las elecciones y que Batasuna reclama a partir del comunicado de ETA para emprender el llamado eufemísticamente "proceso democrático" hacia la independencia. Esos mínimos que EA-Batasuna expuso el pasado 2 de agosto en el Palacio Euskalduna aunque lo llamaran "condiciones necesarias". Tan necesarias para ellos que ayer mismo han dado una rueda de prensa donde exigen al Gobierno su legalización y el acercamiento de presos por terrorismo al igual que lo hace el Financial Times. Sin embargo, pese a que los Eguiguren, Elorza y el propio Rodríguez Zapatero en El País no se han cansado en el último año de vendernos su "confianza", "convicción" o "intuición" de que la "izquierda abertzale" (terroristas sin pistola) se mostraría contundente con los pistoleros de ETA hasta el punto de romper con ellos y emplear "las vías exclusivamente políticas y democráticas", lo que ha hecho Batasuna es acercar a sus postulados a EA, a la que pretende utilizar como plataforma electoral para las municipales vascas o próximas citas con las urnas.

Significativas son al respecto las declaraciones de ayer de Carlos Garaikoetxea cuando sugería que tal vez pronto sabríamos de la existencia de contactos entre Gobierno y ETA. Algunos, aunque nos tachen de sectarios y "enemigos de la paz", lo tenemos más bien claro sin que tenga que venir Gerry Adams a convencernos de que este comunicado de ETA es fruto de "años de diálogo" de los que él mismo ha sido partícipe. Me imagino que este diálogo no solo habrá sido entre los etarras y Adams, lo cual quedaría como una conversación entre colegas, sin consecuencias de utilidad para los terroristas, sino que, por lógica, alguien con poder suficiente para hacer avanzar "el proceso" habrá participado en él. En este punto, cabe recordar también lo ridículo y falso del planteamiento de los socialistas cuando afirmaban hace nada que Brian Currin sólo podía mediar entre Batasuna y ETA.

La horquilla EA-Batasuna por un lado y los autonombrados "mediadores internacionales", por otro, empiezan a dar la vara al Gobierno pero sobre todo a la sociedad española para que cale entre nosotros que esta vez "el proceso" tiene "bases sólidas" porque lo avala esa ficticia "comunidad internacional". Y el ministro del Interior habla de que "la política antiterrorista va a seguir intacta", lo que implica que continúan los batasunos en los ayuntamientos, el acercamiento de presos etarras, los permisos penitenciarios y las autoexculpaciones a la carta, mientras Rafael Díez Usabiaga, excarcelado de manera fraudulenta con el concurso clamoroso de los socialistas, se erige como el nuevo "hombre de paz" del Gobierno socialista en sustitución de Otegui. Además, si aún no le ha sido aplicada la Ley de Partidos a EA por colaborar con Batasuna en la difusión de sus tesis proetarras, ¿podemos esperar que el Gobierno aplique la Ley de cara a las próximas elecciones? Cómo lo dudo.

Ahora lo niegan todo, pero en marzo ya nos dará la impresión de que han pasado tres siglos desde el "alto el fuego" y muchos verán con buenos ojos que de nuevo el presidente de las "infinitas ansias de paz" se interese por "el proceso". A ver si esta vez los españoles mostramos un poco de interés por nuestra parte y se lo impedimos.

El segundo tiempo
Este entremés negro ofrecido por los ridículos encapuchados es una nueva trampa.
Salvador Ulayar. www.gaceta.es 8 Septiembre 2010

Continúa la función. El anuncio etarra de que han aparcado un rato las armas forma parte del toma y daca que se traen con ZP. Ya desde que el falso leonés firmara el pacto antiterrorista con una mano mientras con la otra enredaba con los pistoleros. Éstos, tras la mayoría absoluta de Aznar en 2000 y los atentados del 11-M, preveían las cosas bastante negras en el oficio capuchino del tiro en la nuca. La banda pensó en una estrategia negociadora que los dejara en la vida política y de rositas respecto de sus atrocidades.

Al otro lado del aparato estaban Txusito y sus “gorrinos”, como les denominara la ETA, para lo que fuera menester. Allí, desde la oposición, arranca la ristra de mendacidades zapateras. Este entremés negro ofrecido por los siniestros y ridículos encapuchados es una nueva trampa para ingenuos y malvados.

Recientemente, Zapatero se jactaba de lo positivas que resultaron las negociaciones con la ETA y de que allí se sembró la semilla del final del terrorismo. No su derrota lisa y llana, sospecho, sino el cuento éste del etarra malo y el etarra bueno al que hay que ayudar. Así que esperaba este paso de la banda y ello abunda en los indicios de negociación o apaño.

Aunque el comunicado de los émulos del Ku Klux Klan se ha quedado corto de alcance. Y el Gobierno con estos pelos. Como ya predijo Jaime Mayor, no satisfacen las expectativas. ¿Qué sabe Rajoy de todo esto? Le agradecería que nos contara el contenido del pacto antiterrorista con Zapatero, el que esgrime de vez en cuando y ahora dice dejar en el aire. ¿Será que la revelación resultaría bochornosa?

Esta ocultación molesta sobremanera a este ciudadano español, que no súbdito de una casta política. La moribunda ETA se ha mantenido estos años gracias al suministro de esperanzas y, según los más suspicaces, de vituallas de distinta calidad –por ejemplo, el cambio de posición de la Fiscalía en el caso Egunkaria, posibilitadora de una enorme indemnización económica– que le allega el embustero Zapatero.

Frente a este panorama, Rajoy debería proclamar una y otra vez que romperá cualquier acuerdo entre ZP y ETA-Batasuna. Recordará el amable lector que, cuando el socialista accedió al poder en 2004, a los terroristas les quedaba un telediario. Pero, teniéndolo tan fácil, no remató a la bicha. ¿Por? Pues creo que topamos con la reserva mental zapatera respecto de las políticas del pacto antiterrorista. Tropezamos con la ideología del actual inquilino de La Moncloa. No cree en la lisa y llana derrota de la ETA-Batasuna y, por tanto, les da la opción de negociar; por tanto, la esperanza. Sin esperanza, los matarifes habrían claudicado. Zapatero sabe que es posible machacarlos con la firmeza democrática en la mano, por supuesto. Y lo tiene a su alcance. Pero prefiere la consecución de una suerte de ERC a la vasca con los Otegi, la parte de la ETA buena y sufriente a la que hay que dar una salida, pobres, un espacio político incluso con poltrona. Para cierta izquierda esto es indiscutible, pues está escrito en las estrellas. Oiga, pueden hacer como hacemos tantos: a las ocho a trabajar.

Total, que con la escenificación de un epílogo aceptable para ETA-Batasuna, que por definición renunciaría a la derrota en toda regla de los descarriados hermanos izquierdistas, podrían llegar a ser sumados a la gran familia zurda, única ideología legitimada para gobernar los restos de algo que fue España, nación en la que no cree ZP.

En ese punto también el derechista PNV debiera tomar nota. En la política que sigue Zapatero prima claramente el interés sectario, frente populista, sobre el patriótico, que busca la política con mayúsculas: la sincera construcción del bien común entre los españoles. A izquierda y derecha.

Sospecho que los escandalosos movimientos habidos durante los últimos meses con presos hayan sido en prenda de la impunidad que ZP estará dispuesto a conceder a los terroristas si progresan adecuadamente. Esos de los que Rubalcaba dice que ya no son etarras, a pesar de tanto derramamiento de sangre y de sus nulas o falsas muestras de arrepentimiento o enmienda. Don Alfredo nos toma por idiotas, tal vez con razón.

En definitiva, una traición intolerable y una afrenta a la justicia debida a las víctimas y a todos los españoles, que va bastante más allá de la justicia penal: es la justicia política.

Por último, y escribiendo desde Pamplona, no está de más recordar el pasteleo de Loyola, donde Batasuna, PSOE y PNV llegaron a un principio de acuerdo sobre el viejo reino. Paradojas de la vida, el acuerdo se desbarató porque la banda se descolgó con nuevas exigencias, no porque los representantes políticos retiraran de entrada y sin contemplaciones aquella atrocidad de encima de la mesa. Finalmente, prevengámonos de una manida y puede que tramposa afirmación, según la cual los etarras deben rendirse sin recibir contrapartida política alguna. Error. Deben rendirse sin recibir contrapartida alguna. Cualquier contrapartida es política.

*Salvador Ulayar, víctima de ETA. Con 13 años vio como mataban a su padre en Navarra.

ETA, una banda de criminales pero no de imbéciles
José Antonio Zarzalejos. El Confidencial 8 Septiembre 2010

Es difícil añadir alguna reflexión nueva a las ya publicadas sobre la declaración de ETA. Salvo, quizá, una: la banda terrorista utiliza las impropiamente llamadas “treguas” como una táctica estrictamente criminal. Los pistoleros han teorizado por activa y por pasiva que los “parones técnicos” que han ido consumando en su sangrienta historia –ya cincuenta años de pesadilla— han respondido siempre a un proceso de “acumulación de fuerzas” en la medida en que servían para reponerse de las acciones policiales, rearmarse en el mercado negro del terrorismo internacional y generar “contradicciones” en el enemigo. Este último extremo es fundamental en la motivación etarra: la cesación temporal de los atentados (sólo los “ofensivos”) adquiere todo su valor si provoca en el Gobierno y en la oposición, en la opinión pública y en la opinión publicada confrontaciones y división de criterios.

A la banda terrorista le basta para alcanzar sus objetivos –también con la declaración del domingo en la BBC— que la tal “tregua” introduzca desazón o valoraciones diferentes en el seno de la sociedad democrática. Mientras conservemos la unidad de opinión y de acción sobre el significado perverso y el alcance fraudulento del comunicado etarra, bien vamos. Sin embargo, y sin ánimo de oficiar de aguafiestas, hay que advertir que ETA siempre irrumpe en escenarios confusos y difíciles de la política nacional como el que vivimos ahora en España. Los criminales son como las infecciones oportunistas: buscan organismos débiles en los que desenvolverse.

No es casualidad –desde el punto de vista de los terroristas— que la coyuntura española esté presidida por un inminente negociación de los Presupuestos Generales con el PNV –nótese que es con el PNV, no con CiU— lo que fragiliza al actual Gobierno vasco del PSE; no es casualidad que la “tregua” sobrevenga en vísperas electorales en Cataluña, en cuya campaña se planteará descarnadamente la opción secesionista; tampoco lo es que el Gobierno esté situado al borde de una crisis con al menos dos ministros en el alero –Trabajo y Sanidad—, o sea, débil; y, en fin, tampoco deja de ser intencionado que este “parón” criminal se produzca en el inicio del cuatrimestre más complicado para España desde el punto de vista económico, político y social.

En la historia de la banda terrorista siempre ha sido así: en 1989, Felipe González comenzaba la cuesta abajo; en 1998, ETA se unió al PNV, EA, LAB, ELA y Batasuna en el pacto de Lizarra después de la enorme reacción social al secuestro y asesinato de Miguel Ángel Blanco y al también inhumano encierro de Ortega Lara para recomponerse de la presión popular; y en 2006, la organización criminal creyó detectar –y no anduvo descaminada— rasgos mesiánicos en el presidente Rodríguez Zapatero.

Si alguien piensa que ETA ha declarado esta cesación de los atentados “ofensivos” presionados por la inane y gregaria izquierda abertzale, se confunde. Si alguien deduce del texto de la declaración leída en la BBC que la banda cede un ápice de sus pretensiones históricas, se confunde igualmente. Y si alguien supone que los nacionalistas del PNV –los de EA ya está alineados con los proetarras— no terminarán por romper las filas democráticas y propugnarán diálogos, acercamientos, contactos, me temo que también se equivoca. Es cuestión de tiempo.

ETA ha irrumpido en la el ojo del huracán, en la coyuntura más confusa e irritante, en los tiempos históricos en los que el país tiene abiertos todos los frentes, en el momento de menor consenso constitucional en torno al modelo territorial del Estado, cuando los nacionalistas negocian los Presupuestos Generales de los que depende la legislatura y cuando en Euskadi por primera vez en treinta años gobierna el PSE. Los etarras son criminales, pero no son imbéciles. Nada en este tipo de movimiento responde a la improvisación; nada es inocuo.

Ellos con su “tregua” contribuyen – ya lo veremos— a embravecer la tormenta que se cierne sobre el país regido por un Gobierno deshilvanado. De lo que se encargará el entorno de la banda desde este mismo sábado con una manifestación en lo que será el principio de una agitación perfectamente coordinada con los terroristas a través de un programa incansable de reivindicaciones. Vamos a ver cómo aguantan el Ejecutivo y los partidos.

Galicia estrena este curso 435 aulas bilingües, un 54% más que el anterior
Más de 160 colegios gallegos inauguran este año escolar clases en las que asignaturas no lingüísticas se impartirán en inglés con el gallego o el castellano como idioma de apoyo
SELINA OTERO | A CORUÑA La Opinión 8 Septiembre 2010

Más de 160 centros educativos gallegos, tanto de Educación Primaria como de Educación Secundaria, estrenan este curso 435 aulas bilingües a las que la Consellería de Educación ha dado el visto bueno. Según el listado hecho público por el departamento que dirige Jesús Vázquez, son 154 grupos más que los inaugurados en el año académico 2009-2010, lo que se traduce en un aumento del 54% de estas aulas con respecto al curso pasado.

Se trata de las conocidas como secciones bilingües: asignaturas no lingüísticas que se imparten en lengua extranjera, normalmente inglés, con el apoyo de una de las dos lenguas propias (gallego o castellano). Mientras que el año pasado, 127 colegios se animaron a impartir ciencias, plástica o música en inglés, con 281 secciones más, este curso Educación acaba de aprobar más de 400.

Coñecemento do medio, Plástica, Música, Física y Química, Educación artística, Tecnología, Educación ético-cívica, Matemáticas e Informática son las asignaturas que suelen elegir los centros para enseñarlas a medias entre inglés y una de las dos lenguas cooficiales.

A la espera de que Educación confirme si se une alguna más durante estos días previos al inicio del curso (correción de documentación y tramitación), estas 435 nuevas aulas bilingües se suman al reto de la Xunta de alcanzar las 1.300 en este curso y las 1.800 al final de legislatura.

183 interinos con salario y sin destino adjudicado
El Sindicato de Trabajadores de la Enseñanza de Galicia (STEG) denunció ayer que 183 profesores de Educación Infantil y Primaria, que perciben su salario como interinos, todavía están pendientes de conocer el centro educativo en el que trabajarán durante este curso.

Según explicó STEG, el curso pasado la Consellería de Educación decidió retrasar la finalización de los contratos del profesorado interino del 31 de agosto al 9 de septiembre, por lo que aún desconocen el destino de este año. El sindicato argumenta que las vacantes para este profesorado "se conocen desde agosto" mientras Educación trabaja en la organización de las plantillas.

La Xunta sanciona a seis orientadores de Ourense
La Consellería de Educación ha sancionado con 10 meses de suspensión de empleo y sueldo a seis miembros del Equipo de Orientación Específico (EOE) de Ourense tras presentar varias quejas contra su coordinador, según anunció ayer el sindicato CIG-Ensino.

Dicho equipo, que se encarga de atender las necesidades educativas en orientación vocacional, discapacidades sensoriales, sobredotación intelectual, trastornos de conducta o audición y lenguaje, "mantenían una relación tensa con su coordinador", tal y como describe la CIG.

"El clima de trabajo se fue deteriorando hasta terminar en una situación insostenible", situación que el sindicato achaca a la actitud "arbitraria y despótica" del coordinador, "que impedía sacar adelante el trabajo en equipo". Tras presentar varios escritos y entrevistarse con la jefatura territorial, Educación inició un expediente disciplinario a los funcionarios del equipo.

TRASPASOS PARA SALTAR EL FALLO DEL ESTATUT
La reforma para trocear el Poder Judicial estará lista en un "corto plazo"
En una reunión del más alto nivel, el Gobierno ha acordado varios traspasos a Cataluña con el objetivo de esquivar el fallo del Estatut. Chaves, incluso, ha asumido el discurso de los nacionalistas diciendo que la sentencia le afectó "de forma casi global". Pronto estará lista la reforma del Poder Judicial.
AGENCIAS Libertad Digital 8 Septiembre 2010

En una rueda de prensa llena de vaguedades el vicepresidente tercero del Ejecutivo y ministro de Política Territorial, Manuel Chaves, ha intentado explicar los acuerdos de la denominada Comisión Delegada del Gobierno para Política Autonómica, que se ha reunido para tratar el desarrollo del Estatuto catalán tras la sentencia del Tribunal Constitucional con el poco escondido propósito de sortear el fallo.

Chaves ha explicado que se ha acordado el traspaso a la Generalidad de Cataluña de competencias en materia de ayudas y becas al estudio, obras hidráulicas que estaban pendientes, ampliación de medios para la conservación de la naturaleza así como reclamaciones económicas y administrativas en materia tributaria, sin más especificaciones. Todas estas materias han sido objeto de acuerdo en la reunión del Gobierno y que sólo quedan por concretar "algunos flecos", dijo, con la Generalidad en la Comisión Bilateral que se celebrará la próxima semana en Barcelona.

En cuanto a los temas que han quedado pendientes en la reunión de este miércoles y que se abordarán más en profundidad la semana que viene, el ministro ha destacado la posible aplicación de la disposición adicional tercera del Estatut, que establece que la inversión del Estado en Cataluña debe equipararse a la participación catalana en el PIB español por un periodo de siete años, así como la petición de la Generalidad para el traspaso de las conexiones ferroviarias por vía convencional. Si el acuerdo toma forma, supondría un gasto extra de importe aún sin cuantificar para las arcas públicas.

La reforma judicial
Chaves también ha mencionado otros temas que requerirán un mayor estudio, dijo, para su posible aplicación, y que deberán atenerse a las disposiciones presentadas en la sentencia del Constitucional, como es la reforma de la Ley Orgánica del Poder Judicial. De la Vega ya anunció que la reforma ya estaba en marcha en la rueda de prensa tras el Consejo de Ministros extraordinario de agosto. Este miércoles, el ministro ha anunciado que el Consejo de Ministros aprobará en un "corto plazo" de tiempo la reforma, con la que se contempla la delegación de competencias a los consejos autonómicos de Justicia y evitar así la inconstitucionalidad del Estatuto en este capítulo.

El vicepresidente tercero ha recalcado que esta modificación afectaría a todas las comunidades autónomas, no sólo a Cataluña, por lo que, dijo, también daría respuesta a las reclamaciones fijadas en otros estatutos. Preservaría, apuntó adelantándose a posibles críticas, "la unidad de la justicia y del poder judicial". Sin embargo, según lo que apunta el propio Gobierno sobre la norma, supondría la creación de 17 organismos que suplantarían al ya existente.

Si bien ha explicado que es una reforma que el Gobierno quiere "negociar" con las autonomías, no ha precisado si el proyecto de ley estará aprobado antes de las elecciones catalanas del 28 de noviembre.

Según Chaves, esta es la primera vez que se reunía una Comisión Delegada de este tipo para abordar traspasos de competencias. La reunión ha estado presidida por el propio vicepresidente tercero y han asistido las vicepresidentas primera, María Teresa Fernández de la Vega, y segunda, Elena Salgado, así como los ministros de Justicia, Francisco Caamaño, y Educación, Ángel Gabilondo, además de representantes de Interior y Fomento.

"Es la primera vez que un estatuto se ve afectado por una sentencia del Tribunal Constitucional, que le afecta de forma casi global", ha reconocido Chaves modificando el discurso del Gobierno. Añadió que lo que se buscaba en la reunión era "contribuir al desarrollo del Estatut, siempre en el marco de la Constitución". De hecho, ha asegurado que desde la entrada en vigor del texto en 2006 se han aprobado siete decretos leyes de traspaso, "todos ellos avalados por el Constitucional".

Las dos de Santiago Rey, su director
La Voz de Galicia sigue dando bandazos con el decreto del gallego
Galicia4.com, Periodista Digital 8 Septiembre 2010

La Voz de Galicia continúa jugando al despiste a la hora de reflejar su 'postura' en torno a la política lingüística gallega. Su director, Santiago Rey Fernández-Latorre, no duda en mostrarse de cara a la galería como un defensor de la libertad en contra de los nacionalismos sectarios mientras en la página de su periódico machaca el decreto plurilingüístico de la Xunta de Feijóo.

¿Santiago Rey apoya los localismos o los condena ? ¿Cuál es su verdadero discurso? ¿ El que defiende la libertad lingüística o el que apoya el sectarismo nacionalista?

El 31 de enero, tras el atentando de un grupo de radicales contra el columnista Roberto Blanco Valdés, el director de La Voz cargaba de nuevo contra los nacionalistas, calificándolos como "nuevos amagos de tiranías, por fortuna antagónicas con el ADN gallego, y condenadas de antemano al más absoluto fracaso", que al presentarse como "defensores de Galicia" le producen un "sarcasmo nauseabundo".

Ahora que entra en vigor el nuevo decreto del gallego su periódico vuelve a dar bandazos haciendo alusión a un "malestar generalizado en el la enseñanza" y limitándose a reproducir declaraciones de docentes descontentos con la normativa, sin buscar el punto de vista de los cientos de profesores que agradecen la devolución de la libertad lingüística arrebatada por el bipartito.

En torno a esta cuestión se ha pronunciado, en declaraciones a Galicia4.com, el secretario de la Mesa por la Libertad Lingüística, José Antonio Amado, señalando que, en opinión de su asociación, "toda la prensa escrita tradicional elabora la información sobre política lingüística con una manifiesta falta de neutralidad, y La Voz es un ejemplo de ello".

* "Durante el mandato del Bipartito, el 30 de junio de 2007, recién publicado el decreto de erradicación del español de las aulas, La Voz dedicó una entrevista en la sección “A fondo” a la Consejera Sánchez Piñón, en la que mintió sobre el Consejo consultivo, que había emanado un tímido dictamen cuestionando la legalidad del decreto. El Consejo se defendió mediante dos notas de prensa pero La Voz no recogió el desmentido, o lo hizo de manera que pasó desapercibido. Y es sólo un ejemplo."

El doble discurso de Fernández-Latorre llega al punto de entregar el premio de su Fundación a Francisco Vázquez, embajador español en la Santa Sede -contrario a la imposición del gallego en la enseñanza- y tan solo 8 meses después, dar dicho premio al presidente de la Real Academia Galega, Xose Luis Méndez Ferrín, un hombre de ideas radicales próximas a Batasuna.
 

Recortes de Prensa   Página Inicial