AGLI

Recortes de Prensa   Martes 5  Octubre  2010

 

El problema sigue siendo él
Editorial www.gaceta.es  5 Octubre 2010

Zapatero se ha convertido en un rey Midas, pero al revés: todo lo que toca lo convierte en desastre.

Zapatero se ha convertido en un rey Midas, pero al revés: todo lo que toca lo convierte en desastre. Le acaba de pasar con su candidata Trinidad Jiménez, por la que ha apostado poniendo en juego el aparato de Ferraz, y ha cosechado un clamoroso fracaso a manos de un ex alcalde de pueblo. Y le ha pasado con España, a la que ha conducido a un nivel de descrédito, de fractura social y de crisis sin esperanzas de cambio sin igual en todo lo que llevamos de democracia. El nivel de rechazo que genera, dentro y fuera de su partido, no es una mera impresión, sino una cruda realidad objetivable.

El problema no es Trinidad Jiménez, sino el propio Zapatero. Todo ello debe tener consecuencias, poniendo fin a la irresponsabilidad con la que nos ha malacostumbrado desde 2004 el adolescente de La Moncloa. En democracia, como en derecho, el que la hace la paga, y el que, además, engaña o recurre a malas artes –como ha sido el caso– no puede irse de rositas. Y no valen excusas de escolar del tipo “yo no me juego nada”. Desde las primarias del domingo ya no.

En primer lugar, debería coger la puerta Trinidad Jiménez, que no ha dado una derechas (nunca mejor dicho), enhebrando un fracaso político tras otro. Ya perdió una primera batalla de Madrid, la de la alcaldía frente a Ruiz-Gallardón, y ahora se ha inmolado en nombre de Zapatero, con unas primarias marcadas por el juego sucio. Tampoco ha funcionado como titular de Sanidad, donde derrochó millones de vacunas inservibles ante una gripe A que resultó ser un bluf de psicosis colectiva, llevó a niveles de intervencionismo histérico la cruzada antitabaco y, sobre todo, ha sido incapaz de arbitrar lo más básico: el Pacto de Sanidad que después de año y medio sigue en el dique seco, por más que ayer se excusara –otra vez excusas– diciendo que “sigue vivo”.

Pero la dimisión en la España de Zapatero implica creer en hadas. Trinidad Jiménez va a seguir y Zapatero trata de recuperar la iniciativa, después de su semana horribilis, estudiando una amplia remodelación del Gabinete, aprovechando la salida del ministro Corbacho. No es eso lo que necesita España, porque estaríamos ante otra estratagema cortoplacista del presidente para tomar aire ante el curso que se le avecina, con las cifras de paro en los talones, la amenaza del batacazo en Cataluña y su propia hueste dividida y revuelta.

Lo que necesita España es, en primer lugar, que sus gobernantes asuman sus responsabilidades. Ni Zapatero ni Rubalcaba ni Blanco fueron capaces de dar la cara ante su propia gente. Pero es que el presidente se ha dedicado a eludir sistemáticamente su responsabilidad en todos los desastres en los que ha ido metiendo a España. No ha dado la cara por el drama del paro, por la cesión del Estado ante ETA, por la no guerra de Afganistán, por el descrédito internacional. Tampoco, a nivel interno, ha tenido las más mínimas consecuencias el grave de asunto de espionaje sobre Bono, revelado por LA GACETA. Los votantes y militantes del PSOE se merecen una explicación de quienes se han reído de ellos, poniendo en solfa la democracia interna. Pero nadie ha comparecido.

Una remodelación de Gobierno no sería más que una tapadera de una olla en ebullición. La deriva errática del barco exige un adelanto de elecciones generales; y las heridas del partido, un congreso extraordinario. Nada de eso está en mente de Zapatero que trata de aferrarse al poder, para desgracia de los españoles. El problema sigue siendo él.

Los problemas laborales de ZP
Emilio J. González Libertad Digital 5 Octubre 2010

Zapatero debería hacer un profundo ejercicio de reflexión sobre los problemas laborales de nuestro país y su política al respecto. Hasta ahora, casi todo lo que ha intentado, que no es mucho, ha sido un completo fracaso y lo poco sensato que ha salido de las reuniones del Consejo de Ministros puede desaparecer de un plumazo si el presidente del Gobierno se empeña en mantener a cualquier precio su idilio con los sindicatos.

Lo primero que debe entender ZP es que esta crisis económica tiene características muy especiales. En primer lugar, porque el motor del crecimiento económico de los últimos años, la construcción, ha saltado por los aires y no hay alternativa al mismo, al menos por ahora, puesto que carecemos de una base industrial lo suficientemente significativa y avanzada como para tomar el relevo. En consecuencia, cuando la crisis toque fondo y el crecimiento empiece a remontar, lo hará con debilidad y sin capacidad para absorber los 4,5 millones de parados que hay en estos momentos y los que pueden estar por venir. Por el contrario, el desempleo puede seguir creciendo poco a poco, o quedarse en los niveles actúales, que son de por sí muy elevados. Esa es una de las características propias de esta crisis.

Además, a partir de ahora la economía española tampoco va a contar con ese lubricante que, en el pasado, engrasó los mecanismos del crecimiento y la creación de empleo, esto es, un crédito abundante y barato que fluía hacia España con suma generosidad porque nuestra actividad productiva crecía con fuerza y ofrecía retornos al capital que no se daban en otros países de la zona euro, en especial, en una Alemania embarcada en una política de recuperación de su competitividad que colocaba su ahorro en países mucho más rentables en aquellos momentos. Esos tiempos maravillosos no van a volver porque ni los capitales abundan ahora como antes, ni nuestro país volverá a crecer lo suficiente como para resultar lo suficientemente atractivo como para seguir recibiendo de los demás financiación abundante y barata, sobre todo mientras nuestro presidente y sus políticas, lejos de infundir confianza, susciten tantos temores. Y todo ello, además, con nuestra crisis financiera aún viva, que puede entrar en una segunda etapa de procesos de fusiones, y con el crédito restringido porque buena parte de nuestro sistema financiero sigue sin estar saneado y porque el Gobierno absorbe casi todos los recursos disponibles para cubrir el abultado déficit público.

En este contexto, las políticas encaminadas a crear empleo cobran una importancia y unas dimensiones especiales, porque se encuentran en el centro de cualquier estrategia sensata para superar la crisis y resolver, o amortiguar, algunos de los problemas más serios de nuestra economía, que están relacionados con el mercado laboral y su penosa situación. Sin más empleo no habrá más consumo, ni más inversión, ni más crecimiento económico, ni más generación de puestos de trabajo, ni más ingresos presupuestarios. Sin todo ello, y con un sistema político absurdo que multiplica el gasto por doquier en cosas y en políticas innecesarias, será muy difícil reconducir el déficit y evitar que los números rojos se enseñoreen de las cuentas de la Seguridad Social.

Con semejante telón de fondo, un Gobierno mínimamente sensato lo primero que haría sería aprobar una reforma laboral con todas las de la ley, y mucho más ahora que los sindicatos no sólo han dejado más que patente su debilidad y su escasa capacidad de convocatoria, sino que se encuentran con que la sociedad les da la espalda por completo. Sólo mediante la reforma laboral, acompañada de una reordenación y una reducción drástica del gasto de todas y cada una de las administraciones públicas españolas, se podrá pensar en una salida relativamente próxima de la crisis.

Por desgracia, ni Zapatero cree en esas medias, ni su forma de ver su propia situación política en estos momentos le va a llevar a actuar como debería, sino todo lo contrario. El presidente del Gobierno está muy tocado políticamente y hasta los suyos le plantan cara, como hemos visto este fin de semana con el triunfo de Tomás Gómez en las primarias socialistas de Madrid. Pero ZP, lejos de entender que las causas de su acentuada debilidad política se encuentran en él mismo y sus actuaciones, sigue queriendo jugar a congraciarse con la izquierda más reaccionaria, sindicatos incluidos. Y ese es el problema porque si ahora Zapatero, para tratar de recomponer sus relaciones con unas centrales que son como zombis en el panorama sociopolítico español, da marcha atrás en lo poco que avanzó con su mini reforma laboral y encima deja que Méndez y Toxo vuelvan a ser sus asesores áulicos en materia de empleo, lo único que hará será retroceder y poner las cosas peor aún de lo que ya lo están. Por desgracia, ni hay nadie que le haga entender estas cosas ni los suyos están dispuestos a dejarle caer hasta que lleguen las elecciones generales de 2012 o hasta que tengan un líder alternativo. Porque pensar que ZP se marche por voluntad propia sería ilusorio.

Con ZP al cuello
Alejo Vidal-Quadras www.gaceta.es 5 Octubre 2010

Elena Salgado ha presentado los Presupuestos con su habitual estilo entre tenso y dubitativo, enfrentada a un manojo de papeles sobre los que planea su mirada angustiada. La vicepresidenta despliega un lenguaje corporal, un tono de voz y una sintaxis que multiplican las órdenes de venta en los parquets, aterrados por la imagen de desasosiego que transmite. Esta mujer no llegará al final de la legislatura si sigue empecinada en desempeñar un cometido que la desborda sin remedio. En consonancia con su incompetencia, la previsión de cuentas públicas que acabamos de conocer es un anuncio del desastre. No solamente no cuadran internamente, sino que se apoyan en hipótesis falsas. Nadie cree que el PIB español vaya a crecer más del uno por ciento en 2011 ni tampoco es de recibo anticipar una subida del consumo del 1.8% junto a un incremento del paro hasta alcanzar cotas próximas al 20%. Por otra parte, el recorte aplicado a las inversiones en infraestructuras y en I+D presagia una grave pérdida de competitividad mientras la subvención a los partidos políticos sigue al alza, en una clara demostración del divorcio entre las prioridades de los que gobiernan y las que la sociedad demanda.

Las Comunidades Autónomas, por supuesto, no están dispuestas a aplicar programas de austeridad realmente efectivos y muchos ayuntamientos continúan al borde de la quiebra. Una recesión en W nos acecha y tras el respiro artificial proporcionado por el paquete de medidas impuestas por Bruselas la situación de fondo, que no ha cambiado, nos está devolviendo a la zona sombría de un diferencial preocupante con el bono alemán, un descenso de la calificación de nuestra deuda y una valoración muy negativa de los mercados sobre la salud de nuestra economía. ZP es una piedra cada día más pesada atada a nuestro cuello y en tanto no nos liberemos de ella el fantasma griego seguirá rondándonos. Por piedad, que se marche de una vez.

España: la deuda, el paro y Zapatero impiden la recuperación
Francisco Rubiales. Periodista Digital 5 Octubre 2010

España no puede crecer y está destinada a empobrecerse cada día más si no elimina los tres grandes obstáculos que la atenazan y la convierten en un país atascado y sin esperanza: el paro, la deuda y el presidente Zapatero, que ha perdido la confianza de los españoles y que es rechazado ya nada menos que por el 75 por ciento del electorado, según la encuesta publicada recientemente por "El País"..

Los presupuestos de 2011, recién presentados por el gobierno Zapatero, destinan casi uno de cada dos euros a financiar la deuda y a pagar subsidios de desempleo. Con esa carga, es imposible crecer.

La mayor urgencia de España es recuperar la confianza y crear empleo, pero el presidente Zapatero no sabe como hacerlo y parece sentirse a gusto repartiendo subsidios, mientras sube los impuestos y le saca el dinero del bolsillo a sus conciudadanos, una dinámica infernal que conduce directamente a la pobreza.

El verdadero drama de España es su presidente, cuya presencia en el poder es un insoportable lastre y el mayor obstáculo para la recuperación. Esta terrible pero saludable conclusión es ampliamente compartida por la prensa mundial y por los dirigentes de los principales países del mundo, pero no tanto en España, donde la mentira y la propaganda del gobierno, mezcladas con el fanatismo loco de las izquierdas y de la legión de los subvencionados por el Estado, todo ello con la complicidad activa de unos medios de comunicación sometidos al gobierno y ajenos a la verdad, impiden ver la durísima realidad española, preñada de corrupción, miseria y decadencia.

Zapatero, que negó durando dos años la existencia de una crisis económica, retrasando la adopción de medidas que eran vitales, ha perdido la confianza de los españoles y también de los mercados. Los que le conocen ven a un mentiroso estirado, dueño de una falsa sonrisa, tras la que se oculta el peor dirigente español desde Fernando VII.

La prensa internacional, que sí ha descubierto la verdadera naturaleza de Zapatero, cree ahora que el verdadero déficit de España es del 17 por ciento del PIB, no del 4.1 como afirmó Zapatero, que, al parecer, mintió para evitar a España una intervención masiva en su economía, como ha ocurrido con Grecia.

The Wall Street Journal, una semana después de entrevistar a Rodríguez Zapatero carga contra la situación económica de España y contra la sociedad al decir que "España está congelada en un momento de la historia en el que se va a juzgar a los gobernantes sobre qué lejos van o podrían ir para descongelar el progreso". Además, añade que "España es el país en el que se está luchando la batalla crucial de la eurozona". "Es el Lehman Brothers de Europa".

Y el diario agrega la siguiente cuestión: "¿Es un país muy grande para caer o muy grande para salvar?". En este sentido, el diario recuerda los altos niveles de empleo y paro juvenil, donde los segundos esperan vivir de los subsidios de desempleo durante dos años a costa del Estado, según asegura una chica sin trabajo: "Este es el verdadero problema de España". Asimismo, considera que los jóvenes se alejan de la realidad económica con las fiestas, como los "San Fermines", donde "jóvenes de toda España" van en procesión "para correr los toros y vivir la fiesta".

Conducido por un mentiroso que sigue repartiendo dinero sin otro objetivo que mantenerse en el poder, que no ha dudado en hacer pagar su despilfarro y errores a las clases más débiles, bajando sueldos a funcionarios, acribillando a los ciudadanos a impuestos y congelando pensiones, que tiene en las calles a casi cinco millones de desempleados, que es culpable directo del avance de la pobreza en España y que ha condenado a la juventud española actual, la mitad de la cual no encuentra trabajo, a vivir en la desesperación y la vagancia, no merece gobernar a un pueblo libre, ni debería tener un sitio entre los gobernantes del planeta.

La dureza The Wall Street Journal con la España de Zapatero es extrema cuando afirma: "¿Quién va a ser el que salve a un país en esta situación? No hay nadie que lo vaya a hacer". Y explica que la deuda total, privada y pública, supera el 270% del PIB.

No lo dice el diario neoyorkino, pero millones de españoles decentes saben también que Zapatero ha conducido a España, con mano firme y sonrisa hipócrita, hasta la desconfianza, el desánimo y el borde de la derrota como pueblo, al endeudar al país más allá de toda prudencia, al despilfarrar como un maniroto impenitente, al estimular la división entre los españoles, al apostar por las desigualdades entre los distintos pueblos de España, al engordar el Estado hasta niveles insostenibles, al convivir con una corrupción pública sin precedentes, al mentir y engañar como un enfermo y al anteponer sus propios intereses al bien común, no una sino decenas de veces.

La primera medida para que España salga de la crisis tiene que ser, necesariamente, la salida de Zapatero del poder. Solo librándose de ese estremecedor lastre, España podrá recuperar la confianza y resurgir.
Voto en Blanco

La puntería del líder
Las primarias de Madrid han reventado por dentro el proyecto zapaterista, víctima de un fallo de puntería escandaloso
IGNACIO CAMACHO ABC 5 Octubre 2010

SUELE considerarse una habilidad objetiva de Zapatero, y ciertamente lo es, su capacidad para la reinvención, para la finta in extremis, para la pirueta política. Pero tal supuesta virtud es hija de un defecto anterior, nada irrelevante en un líder con responsabilidad de gobierno, que es su tenacidad para equivocarse. El presidente presume de ser un político que arriesga, líquida cualidad que debe de considerar excelente sin tener en cuenta que los riesgos en que se aventura suelen acarrear consecuencias perniciosas para el Estado que dirige; su doble mandato es de hecho una sucesión de apuestas insolventes —el Estatuto catalán, la negociación con ETA, la presidencia europea, la gestión inicial de la crisis económica— que a menudo le obligan a rectificaciones apresuradas, contorsiones forzadas y volantazos extremos para evitar la catástrofe. En cada uno de ellos se ha ido dejando jirones de credibilidad hasta alcanzar un serio grado de desgaste que hoy por hoy casi le garantiza la derrota en las próximas elecciones. Si se presenta.

En los últimos tiempos, esa tendencia al envite impremeditado se ha extendido a las providencias que mejor controlaba, que son las relacionadas con su propio partido. En las primarias de Madrid ha cometido un error de diagnóstico similar al que le llevó a considerar «hombres de paz» a los batasunos, a evaluar como fracaso el resultado electoral de Angela Merkel, a dar por segura la victoria de Kerry frente a Bush o a minimizar la escala de la recesión. La puntería le ha fallado de modo escandaloso, y aunque sus arúspices se empeñan en culpar a Blanco de la fallida apuesta por Trinidad Jiménez es al líder a quien corresponde la carga de la decisión final. Su equivocación al minusvalorar a Tomás Gómez conlleva además el agravante de que se trataba ya de una autorrectificación: fue él, personalmente, quien designó al entonces alcalde de Parla como sustituto del achicharrado Simancas, en un envite improvisado que en aquel momento debió de considerar una genialidad política.

Su facilidad para revocarse a sí mismo le llevó a encelarse con una nueva cabriola, que ha terminado en un batacazo indisimulable a la vista de todo el mundo. El fracaso —del que ahora trata de zafarse con la retórica de exaltación democrática de las primarias— le ha alcanzado de lleno y con estrépito de unánime repercusión, y compromete a fondo su autoridad, su imagen y su futuro político; ni siquiera una victoria de Gómez frente a Esperanza Aguirre podrá apartar de la opinión pública la idea de que oponerse al designio presidencial constituye un notable activo político. Las primarias de Madrid han puesto de manifiesto, de forma descarnada y en un momento crítico, la completa falta de solidez en que ha derivado el proyecto zapaterista. Lo han reventado por dentro, que es donde los daños resultan más dolorosos e irreversibles.

Afganistán
España sigue en guerra
GEES Libertad Digital 5 Octubre 2010

La primera premisa para un país que hace la guerra es tener conciencia de su necesidad, porque el uso de la fuerza es siempre el último recurso, que se paga en vidas humanas. Y esta conciencia se muestra en una determinada actitud política, caracterizada por el liderazgo político de Gobierno y aliados, por la transmisión a la nación de la trascendencia de la medida y una voluntad clara –hacia los enemigos y hacia la propia sociedad– de qué y por qué se está haciendo. En este sentido, la comparecencia del pasado día 15 de Zapatero en el Congreso no sólo dejó las cosas tal y como estaban, sin quedar muy claro qué piensa Zapatero de la guerra, sino que mostró dramáticamente que tanto PSOE como PP se han desentendido por completo del destino del conflicto, y con el del de nuestras tropas.

Por parte del Gobierno nunca se creyó la misión afgana: ¿cómo iba a hacerlo un presidente que sustituyó la "guerra contra el terrorismo" por la "Alianza de Civilizaciones", y que negocia y llega a acuerdos con terroristas? Tras la huida de Irak, Zapatero se concentró en Afganistán, entre otras cosas porque así legitimaba la espantada iraquí ante unos aliados estupefactos ante su irresponsabilidad. Después se volcó en busca de un reconocimiento de Obama que poder mostrar en el telediario. Ya saben, "lo importante es la foto". A día de hoy, espera a la cumbre de noviembre para ver qué deciden los aliados, con Obama a la cabeza, y retirar o mantener –mucho, poco, lo que sea– a las tropas allí. Afganistán se ha convertido para el Gobierno en un asunto molesto y desagradable, del que espera no interfiera demasiado en la lucha política interna.

Tampoco la oposición, desde 2004, ha mostrado interés en Afganistán. El "síndrome iraquí" –la obsesión por huir de la etapa más brillante de la política exterior española y la incapacidad de reconocer que se hizo lo correcto–, el mito de que "lo importante es la economía", y en general el regreso al viejo desinterés por la política exterior española de la vieja derecha, explican el falso consenso con un Gobierno que representa lo contrario de lo que él representó en el poder. Ahora, enfrascado en la carrera electoral que culminará en 2012, frotándose las manos ante el previsible descalabro socialista, el Partido Popular tampoco tiene su mente puesta en tierras afganas ni parece que lo vaya a tener, aunque se encuentre de sopetón dentro de un par de años con la patata caliente.

Ninguno de los dos grandes partidos tiene en mente la situación afgana, como no sea para desquiciantes discusiones acerca de la palabra "guerra" destinadas a arañar unos votos para sí mismo o quitárselos al rival. Para colmo, las servidumbres electorales españolas ponen como árbitros de la situación a grupos poco interesados en defender los intereses nacionales españoles en el exterior Por eso conviene recordar que mientras aquí se discute en el Congreso o en los talk shows sobre el último editorial del Wall Street Journal, sobre la derrota de Trini en las primarias o las elecciones catalanas, en Afganistán se libra una guerra en la que nuestros soldados están enfangados hasta las cejas, una guerra que se está perdiendo, y una guerra que, perdida, supondrá un duro golpe para todas las sociedades occidentales.

El 15 de septiembre pudo abrir un tiempo de reflexión y debate sobre el papel de España en Afganistán, sobre nuestra posición en la cumbre de noviembre y la posición española ante la "guerra contra el terrorismo". No fue así: PP y PSOE cumplieron rápidamente el trámite y pasaron página. Ahora, mientras los dos grandes partidos se lanzan a la carrera electoral en términos internos, nuestros soldados siguen en Afganistán, sin saber muy bien ni para qué, ni hasta cuándo, ni con qué objetivo, más allá de abstracciones retóricas que pueden significar cualquier cosa –ya saben, la polisemia, último refugio de lo sinvergüenzas– y que los políticos se lanzan entre sí. Lo peor no es que permanecerán al margen de nuestra misión allí hasta que alguno de nuestros soldados vuelva a España otra vez en un ataúd. Entonces se repetirán los lloros reales, una pequeña polémica, el reparto de medallas y recordaremos por unos días que España sigue en guerra.
GEES, Grupo de Estudios Estratégicos.

El Banco de España pide un techo de gasto para Comunidades y ayuntamientos
Fernández Ordoñez advierte que durante mucho tiempo la economía española estará sometida a vigilancia y aboga por prontitud y ambición en la reforma de las pensiones y por suprimir las cláusulas de revisión salarial
YOLANDA GÓMEZ / MADRID ABC 5 Octubre 2010

El gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, apuesta por fijar un techo de gasto a comunidades autónomas y ayuntamientos, similar al que existe para la Administración Central, para fortalecer la disciplina presupuestaria de las administraciones territoriales.

A su juicio, el mayor riesgo que existe en estos momentos para el cumplimiento de los objetivos de reducción del déficit viene, precisamente, de las posibles desviaciones que puedan producirse en las cuentas de los entes locales y las autonomías. Propone, en este sentido, que se fortalezca la ley de estabilidad presupuestaria y aumentar la transparencia y la información sobre la ejecución de las cuentas de estas administraciones.

Durante su comparecencia en la Comisión de Presupuestos del Congreso de los Diputados, Fernández Ordóñez recordó que más que en ninguna otra ocasión, los Presupuestos de 2011 «serán cruciales para el futuro económico de España» y estarán sometidos, más que en ninguna otra ocasión, «a un profundo examen y a una estrecha vigilancia no solo del a sociedad española sino también de los principales organismos supranacionales, de nuestros socios europeos y de los mercados».
Reformar el sistema de pensiones y elevar la edad de jubilación

Asimismo, y pese a reconocer que ha habido una remisión de las tensiones en los mercados financieros, apuntó que el periodo de inestabilidad no ha concluido, por lo que «cree fundamental mantener la credibilidad ganada sin perder de vista que durante mucho tiempo estaremos sometidos a una vigilancia muy intensa por parte de aquellos que nos financian». Por eso considera fundamental reforzar los procedimientos de supervisión y seguimiento de la ejecución presupuestaria para detectar las posibles desviaciones en el cumplimiento de los objetivos y corregirlos de forma inmediata.

Respecto a las reformas estructurales, el gobernador se refirió a la importancia de la reforma del sistema de pensiones y aseguró que «la prontitud y ambición de la misma resultan esenciales». Abogó, en este sentido, por una adecuada combinación de modificaciones de algunos parámetros del sistema, «que eleven la edad legal de jubilación, el mínimo número de años necesarios para acceder a la prestación y el periodo de cálculo de la pensión».

Eliminar las cláusulas de revisión salarial
Por último se mostró partidario de eliminar definitivamente de los convenios las cláusulas de revisión salarial, que durante el periodo de crisis no están funcionando, y que se utilizan para garantizar que los trabajadores no pierden poder adquisitivo. A su juicio, «esta figura es un legado de los hábitos inflacionistas de un pasado ya superado, pero cuyo mantenimiento ha sido una fuente de problemas».

FERNÁNDEZ DÍAZ, LÍDER DEL PP DE BARCELONA
"El PSOE promueve desde despachos oficiales la separación de España"
Fernández Díaz presenta un panorama de crisis total en Barcelona. Por un lado, denuncia que el PSOE se ha dedicado a promover "la separación de España desde los despachos oficiales". Por otro, critica que la ciudad sea "capital" de radicales. En LD, explica su programa de cara a las elecciones de 2011.
Pablo Montesinos Libertad Digital 5 Octubre 2010

Cruda radiografía de la situación que atraviesa Barcelona. El candidato del PP a las elecciones locales, Alberto Fernández Díaz, alerta del "efecto llamada" de antisistemas, violentos y proetarras gracias a la "permisividad" del Ayuntamiento así como del "independentismo" instaurado por los socialistas. Para contrarrestarlo, presenta su proyecto de gobierno.

En una entrevista concedida a Libertad Digital, el líder de los populares en el consistorio barcelonés denuncia que ya son "demasiados" los episodios en los que los radicales son protagonistas. Los últimos, el intento de homenajear a una etarra o la batalla campal protagonizada por antisistemas tomando como excusa la huelga general.

Es por ello por lo que, a su juicio, Barcelona se ha convertido "en capital de antisistemas, violentos y proetarras" ante "la pasividad" de su alcalde, el socialista Jordi Hereu. "Y por pasividad entiendo no haberse tomado las medidas policiales suficientes", continúa el dirigente popular, que destaca que "la ocupación de la antigua sede de Banesto (que propició los altercados del 29-S) se produjo a plena luz del día y a bombo y platillo".

"El problema de fondo es que tenemos un alcalde en crisis que grava los problemas de la ciudad lejos de resolverlos. Hereu se ha convertido en un problema más", por lo que le amonesta por no haber renunciado a su cargo o haber presentado una moción de confianza.

El programa del PP
Ante este panorama, el candidato del PP presenta su programa de cara a las elecciones de 2011, y que pasa por reconvertir Barcelona en "una ciudad de ley con ordenanzas" en la que "se aplique con firmeza la lucha contra la delincuencia y se corrijan las erróneas políticas de inmigración". "Una ciudad de ley, con sentido social y cosmopolita", sentenció.

En este sentido, su compromiso también pasa por alejar a la ciudad condal del mundo proetarra. Y es que el intento de homenaje de verano "crea un antecedente peligroso si no se corta de raíz". Por ello, se compromete a llevar ante la Audiencia Nacional cualquier tipo de acto que lleve la marca de ETA ya que "es una indignidad democrática y una auténtica vergüenza".

El PSOE y el independentismo
Radicalismo en la calle e independentismo en las instituciones. Fernández Díaz no se muerde la lengua en este sentido: "el PSOE de Barcelona y Cataluña ha hecho lo que no hizo CiU, abrir las instituciones al independentismo". O traducido: "se promueve la separación de España desde los despachos oficiales".

"El PSOE dice ser un partido español pero en Cataluña ha abierto las puertas al independentismo pactando con ERC", insiste el dirigente popular, que tacha esta postura de "gran irresponsabilidad" y asegura que seguirán revelando esta deriva.

En este sentido, proclama que el PP no favorecerá el cambio político en Barcelona para pasar "de un gobierno de izquierdas a otro nacionalista". "No habrá acuerdo con nadie que no quiera lo que propugnamos. Sólo propiciaremos el cambio si no se da un gobierno nacionalista. Yo sólo puedo defender la Barcelona en la que creo", asegura, preguntado si tiene pensado pactar con CiU para expulsar a los socialistas.

También se compromete a devolver la libertad lingüística a la ciudad: "El uso preferente del catalán es uso excluyente. Barcelona es una ciudad bilingüe y no bífida como quiere el PSOE, y eso es lo que defendemos", concluye.

******************* Sección "bilingüe" ***********************
ETA
¿Qué sabe Chávez para que Zapatero calle?
Guillermo Dupuy Libertad Digital 5 Octubre 2010

No hacía falta que los terroristas del comando Donosti detenidos el pasado miércoles lo confesaran, tal y como han hecho este lunes ante el juez Ismael Moreno, para saber que Venezuela, desde hace años y con el beneplácito del régimen chavista, se ha convertido para los etarras tanto en un balneario como en un campo de entrenamiento y de asesoramiento de organizaciones terroristas amigas como las FARC. La policía española y los medios de comunicación lo sabían desde hace mucho tiempo, tanto por documentación intervenida a ETA en Francia, como por el disco duro del ordenador del jefe de las FARC Raúl Reyes, como por testimonios recogidos en Bogotá por agentes españoles a ex narcoterroristas como fueron entrenados en armas y explosivos por miembros de la ETA en la selva venezolana.

A eso hay que sumar las públicas y reiteradas negativas del Gobierno de Chávez a extraditar a etarras, como el "Fanecas" que fue detenido en marzo en Francia, o Arturo Cubillas, etarra al que Chávez han concedido no sólo la nacionalidad venezolana sino también un alto puesto en su administración.

Pese a ello, el Gobierno de Zapatero tuvo la desvergüenza de fingir "sorpresa" cuando el pasado mes de marzo un auto del juez de la Audiencia Nacional, Eloy Velasco, denunció abiertamente la "cooperación" del Gobierno venezolano en la alianza entre ETA y las FARC, y reveló cómo militares venezolanos escoltaron en 2007 a etarras que iban a impartir "cursillos" a los terroristas colombianos. Ahora ni eso. Ahora el Gobierno de Zapatero ni siquiera ha comentado la noticia. Simplemente calla y hace, más que nunca, el avestruz ante la alianza del gorila rojo y la serpiente etarra.

A algunos no les sorprenderá este mutismo, tratándose de un Gobierno que ha hecho de la debilidad y la cesión la seña de identidad de su política exterior y que por no irritar, por ejemplo, a Marruecos califica de "inoportuna" hasta la visita de un dirigente español a un territorio español como Ceuta o Melilla. Pero es que, en este caso, se da además la circunstancia de que se trata de un Gobierno que, con la excusa de la "paz", ha llevado a cabo un proceso de colaboración con ETA, a la que además de prometerle públicamente que "todo tendrá cabida, tenga el alcance que tenga", le ha brindado capítulos tan bochornosos como el del chivatazo policial a su aparato de extorsión.

A este respecto, no tengan ustedes dudas de que si hay un mandatario extranjero que tenga conocimiento pormenorizado y de primera mano de a qué vergonzosos extremos llegó el Gobierno de Zapatero en sus tejemanejes con la banda terrorista, ése es Hugo Chávez. El traslado constante de miembros de ETA desde México y Francia a Venezuela, detectado en los últimos años por los servicios de inteligencia, ha podido facilitar al caudillo venezolano un enorme caudal de información; más aun si tenemos en cuenta que el alto cargo de su Gobierno, el etarra Cubillas, era precisamente la persona que, según confesión de los propios terroristas ahora detenidos, les recogió y les dio cobijo durante el tiempo que pasaron en los "cursillos" en Venezuela.

Algunos dirán que esto no es más que una hipótesis por mi parte y, ciertamente, lo es. Pero tiene, sin embargo, todo el fundamento viendo el escandaloso silencio que mantiene el Gobierno español ante unos hechos tan graves y tan acreditados que exigirían, como mínimo, una protesta y una inmediata llamada a consultas de nuestro embajador en Caracas. Sin embargo, Zapatero, aun dado por cierto que no ha vuelto a las andadas en su negociación con ETA, no puede correr el riesgo de que un temperamental y deslenguado dirigente como Chávez diga lo que sepa. Ya no habría posibilidad de lanzarle un "por qué no te callas". Por eso, Zapatero prefiere ser el que calla.

La zorra y el gallinero

Javier G. FERRARI La Razón 5 Octubre 2010

La alegre muchachada de Esquerra Republicana no quiere dejar los coches y la moqueta. Se acercan las elecciones catalanas y Puigcercós, el líder asambleario de los independentistas ya le ha lanzado el primer gran guiño a Artur Mas por si necesita de sus votos para gobernar tras el 28 de noviembre. Aquí estamos, ha dicho, para garantizar políticas sociales y luchar contra la corrupción. ¡Ja, ja, ja!, que risa que la zorra se ofrezca para ser quien cuide del gallinero los próximos cuatro años después de ocho de desmanes, excesos, gastos sin control con subvenciones cuando menos extravagantes, viajes de Carod Rovira abriendo «embajadas» que de nada sirven salvo para gastar sin tino y coches oficiales tuneados del todavía president del Parlament, el señor Benach, a quien se le deben poner los pelos como escarpias sólo de pensar que se tiene que poner otra vez el uniforme de conserje.

Nada han respondido desde Convergencia i Unió a la generosa oferta de Puigcercós, entre otras cosas porque tras el patinazo de su visita al notario en los comicios anteriores para firmar que jamás pactarían con el PP al que tanto echan ahora de menos en Madrid, en La Moncloa, Artur Mas ha interiorizado que nunca hay que decir en público de este agua no beberé. Pero me da a mí que de necesitar a alguien para la investidura y para mantener una cierta estabilidad no van a ser los elegidos estos independentistas tan progres y tan iconoclastas a los que les gusta una poltrona más que a un tonto una tiza. Quizá Puigcercós se haya creído a pies juntillas que el soberanismo de Mas va más allá de la campaña electoral. Una cosa son los sentimientos y otra el poder, aún cuando en España estemos acostumbrados a que aquellos se manipulen desde los partidos para conseguir unos votos que, quizá, serían más que dudoso si la decisión ante la urna se tomara únicamente con la cabeza. CIU ha demostrado sobradamente en las últimas dos décadas que su sentido del Estado está muy por encima de sus sueños, y gracias a sus apoyos el último Felipe González y el primer Aznar pudieron gobernar con una holgura razonable.

CIU en el poder modula inteligentemente sus mensajes y entiende a la perfección el sentido práctico de la cosa pública, y ambas cosas han brillado por su ausencia en los años de tripartido donde el PSC y Montilla han sido prisioneros, cuando no cómplices, de las locuras de Esquerra y la ineficacia manifiesta de Iniciativa per Catalunya que, por si alguien aún no lo sabe, es la versión de Izquierda Unida en aquella comunidad autónoma. El gran error de los socialistas catalanes ha sido «traicionar» a su electorado natural echándose en brazos de quienes exigen la «pureza de sangre» para poder vivir tranquilos en Cataluña. Con el Tripartito se han llegado a extremos que en 23 años de gobierno de CIU, con Pujol al frente, ni se rozaron. En Convergencia hay gente con un fuerte sentimiento nacionalista, ciertamente, pero la frivolidad que hemos visto en los altos cargos de Esquerra es impensable observarla en la formación que parece estar llamada a regresar al Palau Sant Jordi. No son de tercera fila los líderes de CIU que en privado, y en ocasiones en público, aseguran que un gobierno suyo en Cataluña y uno del PP en Madrid sería bastante mejor para España que lo que hay ahora.

Aprovechar el viaje
Maite Nolla www.gaceta.es 5 Octubre 2010

El tripartito merece irse, pero el cambio por el cambio no cambia nada, y menos por CiU

Montilla se ha puesto punto y final y ha convocado las elecciones que pueden acabar con los siete años de tripartito. La segunda edición del invento parece que no va a ver nacer una tercera, por dos factores que van a llevar a CiU al Gobierno. Uno es que el tripartito hereda la imagen de desastre que tenía el primero, aunque también es cierto que el desprestigio les viene de serie y asumido como propio; y si no, recuerden que ellos mismos se autodenominaron como el Govern d’Entesa porque consideraron, desde su nacimiento, que la marca “tripartito” era sinónimo del caos que ha acabado siendo.

El segundo factor es una inmerecida fama de no haber hecho por la causa nacionalista todo lo que se esperaba de ellos; o como se repite habitualmente, de no haber cumplido con Cataluña, cosa que es rigurosamente falsa. La herencia del tripartito supera en todos los niveles de nacionalismo al nacionalismo cobardón de Jordi Pujol. Con los datos en la mano y al margen de valoraciones, el tripartito puede presumir de haber aprobado gracias a Zapatero, un estatuto anticonstitucional en el espíritu e inconstitucional en su mayor parte.

El señor Montilla puede colgarse la medalla de la insumisión. El tripartito ha conseguido que el Gobierno de España apruebe un sistema de financiación que es asimétrico, insolidario e injusto. Nunca antes el idioma castellano había estado en precario, como está ahora en la vida privada, en la educación o en la cultura, con episodios tan cutres como el que vimos en la Feria de Fráncfort, o la fijación de conceptos sobre qué es y qué no es cultura catalana o el de la literatura catalana en castellano y otras burricies.

Por ello, está muy bien que Rajoy venga mucho a Cataluña, siempre que aproveche sus viajes para reflexionar. El tripartito merece irse, pero también es verdad que el cambio por el cambio no cambia nada, y menos el cambio por CiU.

Por eso, es posible que estar en la oposición sea un objetivo mucho mejor que estar en el Gobierno.

*Maite Nolla es abogada.

En clave catalana: las elecciones del malestar

«Montilla y Mas ya están pactando debates televisivos cara a cara para sacar de la indiferencia al electorado»
MARGARITA RIVIÈRE El Correo 5 Octubre 2010

El president Montilla no tiene prisa: ha apurado al máximo el margen legal para convocar las elecciones autonómicas en Cataluña. Lo hizo ayer de forma solemne, tras hacer balance público de sus cuatro años de Gobierno. Tres ejes básicos en el haber de su Ejecutivo: el innegable avance en infraestructuras, la consolidación de un Estatut promovido en 8 años de gobiernos no nacionalistas y el mantenimiento de lo que la política llama 'cohesión social', es decir, la capacidad integradora de Cataluña, de la que el propio Montilla -nacido en Granada y catalán 'por voluntad propia'- es el mejor ejemplo junto con su partido, el Partit dels Socialistas de Catalunya, defensor de la 'España plural'.

Montilla siempre ha tenido su propio ritmo, pero engarzado con el tiempo político español: ahora ha esperado para convocar las elecciones, que se celebrarán el domingo 28 de noviembre, a que pasara la página de la huelga general y a que el Gobierno Zapatero tuviera amarrados los Presupuestos Generales gracias al Partido Nacionalista Vasco.

Cerrados estos capítulos, quedan abiertas múltiples incógnitas, con la visita del Papa Benedicto XVI a Barcelona por medio el 7 de noviembre, hasta que el 12 de ese mismo mes se inicie la campaña propiamente dicha. La precampaña de estas elecciones comenzó desde el momento en que los ciudadanos catalanes se dieron cuenta de que el Tribunal Constitucional llevaba, al menos, tres años de retraso en emitir su sentencia sobre el recurso que el Partido Popular puso al Estatuto de Cataluña de 2006. Desde ese momento, Cataluña, que ha padecido la crisis económica con especial crudeza, ha sido como una olla en la que la presión del hervor requiere especial atención.

Estas elecciones darán la medida de hasta qué punto los catalanes han acumulado diferentes capas de malestar no tanto debidas al Gobierno autónomo como a la política española y a las condiciones de crisis económica europea y global. Primeras de una serie de elecciones españolas -en primavera están previstas las municipales y autonómicas y no hay que perder de vista la posibilidad de un adelanto para esa fecha de las generales- las catalanas serán síntoma y precedente del ánimo político y social del país.

No hace falta ser un lince para percibir el desánimo, el malestar y, efectivamente, el 'cabreo' en sectores que van desde los jóvenes en paro (tengan o no carrera universitaria) hasta las familias que han visto sus sueldos reducidos, su crédito desaparecido, sus horizontes vitales limitados y sus proyectos encerrados en un cajón. El aumento de la pobreza, la escasez de oportunidades, las dificultades de todo tipo para la autonomía personal como consecuencia de la crisis económica han sido un baño de realidad y un aprendizaje duro de supervivencia. Éste es el marco básico en el que se celebrarán estas elecciones al Parlamento catalán.

Socialmente esta situación no es la mejor para ningún proyecto político y tampoco para el ensamblaje que requiere la inmigración, hoy convertida en factor de controversia y manipulación política. «Aquí no cabemos todos», repite la líder catalana del PP, siguiendo la estela trazada por la Plataforma per Catalunya, partido de extrema derecha consolidado en el centro de lo que se conoce como 'Cataluña catalana', la ciudad de Vic. Hay otros casos similares. Curiosamente, la extrema derecha, el populismo y los brotes racistas están emergiendo también en Europa. Las elecciones catalanas -sondeos diversos les adjudican entre 3 y 6 diputados- los van a poner plenamente al descubierto. El eco que adquieran y los adeptos que atraigan darán la medida del miedo al futuro por parte de la sociedad catalana.

El miedo al futuro y el enfado sobre el presente económico, unidos a lo que el president Montilla llamó 'desafección' de los catalanes hacia España, son tres claves esenciales para seguir estos tiempos electorales. Estas elecciones son, sin duda las del malestar y es la primera vez que, en democracia, se produce algo similar: los catalanes nunca hemos votado en condiciones parecidas. Ésta es la gran novedad: la circunstancia general, complicada, difícil e incierta, es el principal cambio y lo impregna todo.

La abstención que se prevé a día de hoy será la clave de cualquier resultado. Expertos fiables trabajan con una abstención considerable que oscilaría -«siendo optimistas», puntualizan- entre el 45% y el 55%, es decir, más de 10 puntos que en otras elecciones autonómicas. La influencia del dato en el resultado se medirá por la mayor atomización de partidos en la medida que aumente la abstención, que tampoco favorecerá especialmente a los dos grandes partidos. PSC y CiU, con sus candidatos Montilla y Mas, ya están pactando debates televisivos cara a cara para sacar de la indiferencia al electorado. Otra novedad insólita.

El voto en blanco, que según las previsiones oscilaría entre un 7% y un 8%, reflejará también el desencanto del electorado respecto a la oferta política e implica un castigo al propio sistema electoral. Pequeños partidos independentistas -como el de Joan Laporta o Joan Carretero- y partidos mínimos por la derecha -representados por la ex popular Montserrat Nebrera, Ciutadans o el de Rosa Díez- sacarán mucha ventaja del voto 'barato', producto de la abstención. Todo ello se añade a una ley electoral que nadie se ha atrevido a tocar desde 1979 -cuya transitoria cuarta del Estatut de 1979 se ha incorporado idéntica al Estatut de 2006-, que establece una desigualdad territorial tan manifiesta que el voto de los ciudadanos de Lérida vale tres veces y media más que el de los de Barcelona.

Éste es el punto de arranque de estas elecciones en el momento en el que son convocadas. La polémica entre independencia o colaboración con España, la propuesta de CiU de un imposible concierto económico que minimice los avances del Estatut y la incógnita sobre el efecto de la corrupción -casos Millet y Pretoria- forman parte del mismo guión.

María Luisa García Gurrutxaga, Presidenta del Consejo Escolar
«Tenemos un sistema educativo bilingüe; no debemos compararnos con La Rioja»

Apuesta por estudiar los idiomas de la forma «más natural posible», ya que si se dan como asignatura «son más difíciles de aprender»
MARTA FDEZ. VALLEJO | BILBAO. El Correo 5 Octubre 2010

La presidenta del Consejo Escolar de Euskadi, el órgano consultivo de la enseñanza vasca, es una experta en aprendizaje de lenguas. María Luisa García Gurrutxaga apoya el trilingüismo y apuesta por dar autonomía a los centros para que elaboren su programa y den más peso a un idioma u otro según sus necesidades. Asegura que los resultados de las últimas evaluaciones diagnósticas -en las que Euskadi no quedó en buen lugar- se deben a que el sistema educativo vasco, al ser bilingüe, lleva un ritmo diferente. Le preocupa mejorar la formación del profesorado.

- Algunos partidos y sindicatos criticaron que Educación había puesto al frente del consejo a una persona 'de su cuerda'.
- Dijeron que tenía un perfil político muy definido. Nunca me he dedicado a la política. Toda mi vida he trabajado en centros y berritzegunes hasta que me llamó el departamento de Celaá para dirigir Innovación Educativa.

- En el consejo están representados partidos, sindicatos, asociaciones de padres, profesores, toda la comunidad educativa. Algún sector también le puso pegas. ¿Le han recibido bien?
- Me he entrevistado con todos. Los que tenían reticencias con mi nombramiento ya no las tienen, me han conocido y confían en mi trabajo.

- Pero este cargo es de confianza, ¿no se corre el riesgo de que los informes sobre la enseñanza que haga el consejo no sean críticos con Educación?
- Para nada. El consejo no pertenece al departamento. Tiene unas funciones clarísimas y definidas. Emite informes con su valoración sobre los proyectos de Educación, órdenes, decretos...

- ¿Les hace caso la consejería?
- Por la experiencia que he tenido hasta ahora, sí.

- ¿Cambiará el funcionamiento del consejo con su llegada?
- Sí. Queremos convertirnos en un lugar que genere ideas y proyectos para transmitirlos a Educación.

Trilingüismo
- En su primer informe, el consejo valorará el proyecto estrella de equipo de Isabel Celaá, el trilingüismo ¿Cuál es su opinión?
- Está claro que hay que enseñar los idiomas de la forma más natural posible. Usar las tres lenguas para transmitir conocimientos y habilidades. Emplearlas para impartir materias, para vivir en la escuela, esa es la clave. En eso se basan los modelos B y D. Si las lenguas se dan como una asignatura, es mucho más difícil que se aprendan.

- Tres o cuatro horas a la semana de gramática, declinaciones, verbos y ejercicios durante 14 años y los chavales salen sin hablar inglés o euskera.
- Es que no sirve de nada dedicar una clase a gramática, a las declinaciones.... Las lenguas son un vehículo de comunicación, se aprenden empleándolas en contextos diferentes y lo más naturales posibles.

- ¿Cómo?
- Por ejemplo, el profesor se puede llevar al aula un recorte de prensa o un programa de radio, un vídeo y trabajar con sus alumnos. Cuando necesiten la gramática para escribir o hablar ya se aprenderá.

- La polémica en ese proyecto trilingüe es el tiempo que hay que dedicar a cada lengua.
- Si el alumno es castellanoparlante habrá que poner más énfasis en el euskera y el inglés. Pero también tendrá que aprender castellano porque el niño sólo domina el registro informal, el de casa. Habrá que establecer unos mínimos, pero es fundamental dejar autonomía al centro. Los colegios saben mejor que nadie lo que necesitan sus alumnos, lo que quieren los padres, de donde parten... Y tener en cuenta que las lenguas no solo se aprenden en la escuela. La sociedad tiene que tomar otras iniciativas.

- ¿Cuáles?
- Simplemente con no traducir las películas, los jóvenes aprenderían inglés. En Suecia y Holanda lo hacen y todos los chavales lo dominan a pesar de que no empiezan a estudiar inglés hasta los 12 años.

- Las últimas evaluaciones diagnósticas no han sido buenas. Demuestran que el nivel de compresión de los niños vascos de cuarto de Primaria es bajo y que hemos caído en el ranking de conocimientos. ¿Se debe a la inmersión en euskera?
- Un niño de cuarto de Primaria con el castellano como lengua materna no tiene la competencia lingüística suficiente en euskera. Pero esa dificultad se supera y en segundo curso de la ESO ya no hay ese problema. En las evaluaciones diagnósticas habría que comparar a Euskadi con otras comunidades bilingües y no con La Rioja (ocupa el número 1 del ranking) porque son sistemas diferentes.

- ¿Qué es lo más urgente en el sistema vasco?
- Es crucial mejorar la formación inicial de los profesores, la que reciben en la Universidad. Ya se está cambiando, con los nuevos grados y el máster. También es importantísima la dimensión ética de la profesión docente. Que sean capaces de formar ciudadanos, con actitudes democráticas. No me refiero a la política, todo lo contrario. Que sean independientes, con criterio.

- ¿Apoya entonces la asignatura de Educación para la Ciudadanía?
- Sin duda. La educación ciudadana en valores es imprescindible.

- A los profesores les acaban de recortar el sueldo, en la red concretada se ha desatado un conflicto.
- Estamos en época de crisis. Es lógico que se apliquen las medidas a todos. Además, creo que los docentes en Euskadi están bien pagados.

- Y tienen buenas condiciones de trabajo. Tres meses de vacaciones y calendarios laborales de 17 a 23 horas semanales. ¿Cree que podrían dedicar más tiempo?
- Trabajan mucho más que las 17 horas. Preparan las clases, corrigen exámenes, atienden a los padres, asisten a reuniones. Creo que se implican mucho. Los centros no son guarderías. Los profesores hacen lo que pueden en un mundo cambiante y complejo en el que es muy difícil ser padre y docente. Lo que sí habría que mejorar es la participación de las familias, que la comunicación sea más fluida. Trabajar la confianza mutua.

La hidra de las diez cabezas
Nota del Editor 5 Octubre 2010

Hasta hace poco se hablaba de las bondades del bilingüismo, y muy optimistas ya han pasado al trilingüismo, eso sí, sin contar el griego y el latín, por lo que en realidad deberíamos ya hablar de pentalingüismo.

No cuentan griego y latín, llamadas lenguas muertas, porque son políticamente irrelevantes y a nadie se le ocurre ir a Grecia a estudiar griego moderno o a un seminario católico a estudiar latín, si es que todavía se estudia

Pero latín y griego, aunque sin hablantes salvo entre los eruditos (caso del griego) y los religiosos católicos (caso del latín), son idiomas serios  y su conocimiento importante y su cultura indispensables lo mismo que la historia.

Si olvidamos que cada especialidad de la ciencia o técnica tiene su propio vocabulario, saltamos del penta al hexa y el camino es casi infinito.

Por eso el conocimiento de las lenguas está bien, pero con un planteamiento razonable y por tanto económico en el plan individual e institucional.

La persona no tiene una memoria sin límites, y tiene que dedicarla a las actividades que más le interesen, no a las que los políticos profesionales les interesa para
seguir viviendo del cuento, volcados en inocular especialmente las lenguas regionales con las que reducen su competencia (en términos de menos personas con las que pelearse por el poder) y la de sus súbditos (en el sentido de incompetencia intelectual, al haber sido despojados de su lengua materna cuando se trata del español), para poder lucrarse del poder sobre una amplia base de descerebrados..

Montilla veta el español en los proyectos que opten a beca pública
 www.gaceta.es 5 Octubre 2010

Las bases del concurso recién convocado por la Consejería de Justicia de la Generalitat obligan a presentar todos los trabajos en catalán.

Ni los concursos públicos respetan ya la sentencia del Estatuto elaborada por el Tribunal Constitucional. La Consejería de Justicia, capitaneada por la número dos del PSC por Barcelona en las próximas elecciones, Montserrat Tura, hacía públicas ayer las bases para optar a una beca oficial para la investigación, estudio y análisis en los ámbitos de la ejecución penal, la mediación penal, la atención a la víctima, la Administración de Justicia y el derecho civil catalán.

La convocatoria, publicada en el Diario Oficial de la Generalitat, anuncia la entrega de 16 becas de 5.000 euros cada una a funcionarios, profesores universitarios, alumnos o juristas que desarrollen trabajos de investigación a lo largo de 2011. Las bases del concurso, además, obligan a presentar los trabajos en catalán.

Montilla se esforzó en mostrar su Gobierno como normal. Aseguró textualmente que el tripartito no ha sido un “guirigay” y pidió a sus socios que defiendan “con orgullo y con pasión” la obra de gobierno, al margen de la contienda electoral, y les reclamó que no caigan en la “autoflagelación injusta y sin motivo”.

Para el jefe de la Generalitat, el suyo, y también el anterior de Pasqual Maragall, ha sido un gobierno de coalición y concertación, que representaba mejor que otras las distintas sensibilidades y la pluralidad de Cataluña.
Crítica a CiU

En ese momento, aprovechó para tratar de las críticas veladas a Convergència i Unió (CiU). Primero, criticando los liderazgos personalistas, en una clara referencia al ex presidente Jordi Pujol. Y después, asegurando que se ha hecho mucho más en la actual legislatura que en las siete precedentes.

Montilla también quiso realizar un exhaustivo balance de la lesgislatura con énfasis en el despliegue de los Mossos d’Esquadra, las mejoras en materia de educación y sanidad, infraestructuras y equilibrio territorial, para intentar dejar claro que no ha gobernado sólo para el llamado cinturón rojo.
Crisis y Estatut

El presidente catalán no obvió la crisis económica. “La legislatura no ha sido fácil”, afirmó, por la crisis económica, pero aseguró que su Ejecutivo ha destinado el máximo de recursos en ayuda a las personas más desvalidas y las empresas en crisis “hasta el límite de nuestras capacidades financieras, aunque sin sobrepasarlas”.

Sobre autogobierno, Montilla se vanaglorió de las 19 nuevas competencias traspasadas y, pese a la sentencia del Constitucional sobre el Estatut, señaló que mantiene el compromiso de cumplir con las expectativas aprobadas por el pueblo catalán en 2006.

30 médicos serán despedidos si no acreditan un nivel C de catalán
Los trabajadores no entienden que puedan ser despedidos por un factor que no les ha impedido trabajar durante tres años
 www.lavozlibre.com 5 Octubre 2010

Madrid.- 30 médicos del Sistema d’Emergències Mèdiques de Catalunya (SEM) se llevaron una desagradable sorpresa cuando recibieron una carta, según publica ‘El Mundo’, y cuya copia reproduce ‘La Voz de Barcelona', exigiéndoles un nivel C de catalán si no querían ser despedidos. Sus contratos serán rescindidos si no aportan una serie de documentos que demuestren que han adquirido el nivel de catalán que exige la Administración para poder desempeñar esa función, pese a que ya llevan varios años ejerciendo.

Desde el SEM alegan que se trata de una medida estipulada en una cláusula de los contratos que los 30 trabajadores firmaron al incorporase al equipo médico hace tres años. Dentro de la 'web' de este organismo, en su apartado ‘Bolsa de Trabajo’, se encuentra establecido que para poder desempeñar funciones como médico asistencial, enfermero o técnico administrativo, se necesita estar en posesión “de la Certificación de nivel C de catalán o superior, o superación de la prueba de suficiencia lingüística o compromiso escrito de obtener la Certificación de nivel C o superior antes de tres años”. Y, posteriormente, se afirma: “La no obtención del nivel mencionado en este período es cláusula resolutoria del contrato”.

Los trabajadores se encuentran a la espera de la actuación sindical. Consultaron al sindicato Metges de Catalunya, que ya ha establecido contracto con el gerente de CatSalut, Josep María Sabatñe, para buscar una solución. La que parece probable es una ampliación del plazo dado a los trabajadores en riesgo de despido para que obtengan el nivel exigido de catalán. El baremo C es el segundo de más alta dificultad en conocimiento lingüístico.

Los médicos que se encuentran en peligro se defienden asegurando que no entienden cómo puede ser requisito imprescindible un factor que no han necesitado durante los últimos tres años para el desempeño de su profesión, y que encima pueda ser causa de rescisión de contrato. Incluso, algunas fuentes apuntan que puede ser jurídicamente ilegal. De momento, a lo único que pueden aspirar es a que se les amplíe el plazo para acreditar su nivel.

Alicia Sánchez Camacho, en la reunión del Comité Ejecutivo Nacional del PP, se refirió a este tema al asegurar que si gobierna “en Cataluña no habrá ni multas ni sanciones lingüísticas. Nuestro partido es el único capaz de garantizar la libertad lingüística”.

SE QUEJAN DE QUE LES RACIONARON LAS PELOTAS DE GOMA
La Policía catalana recibió órdenes de no disolver a los violentos el 29-S
@A. Fernández. El Confidencial 5 Octubre 2010

La Policía catalana sabía lo que iba pasar el 29-S y no pudo hacer nada. “Hemos detectado en Barcelona a activistas de otros países durante las semanas previas a la huelga general”, señalaba una fuente policial. El verdadero problema de los disturbios era que existía una cierta permisividad, denunciada desde algunas instancias políticas. “Teníamos órdenes de contener, no disolver”, señala un policía que tuvo que dar la cara ante los manifestantes que le arrojaban todo tipo de objetos. Sólo faltó un cóctel molotov, pero éste fue el que impactó en un coche de la Guardia Urbana a las 2 del mediodía en plena plaza Universidad.

“Borra el correo, elimina tu nombre”. Esta advertencia figuraba en un foro antisistema del día 29 de septiembre pasado. Era la huelga general y los grupos antisistema preparaban una asonada en Barcelona, aprovechando las manifestaciones y protestas del paro. “Aquí estaban actuando miembros de los black blocks internacionales”, señala una fuente policial a El Confidencial. De ahí que, desde primera hora de la mañana, se estuviesen controlando discretamente a los grupos antiglobalización y, especialmente, el edificio del Banesto, en la céntrica Plaza de Cataluña, que había sido ocupado el sábado anterior.

Además, según ha podido comprobar este diario, durante los últimos meses se han impartido instrucciones en determinados foros para establecer comunicaciones cibernéticas seguras, con el fin de que no pudieran ser detectadas por las fuerzas de seguridad. Entre otras cosas, se distribuyeron tres programas de navegación “segura” por Internet para evitar el espionaje policial. “Me preocupa que puedan rastrear las cuentas de quienes publiquen acciones más serias que las pintadas o carteles”, dice una de las comunicaciones este mismo año. Y advierte que por orden judicial se pueden obtener las IP de los ordenadores que envían comunicaciones. “Y entre eso y un detenido más hay muy poco camino, incluso escribiendo desde un cibercafé”, señala.

Los black bocks son grupos organizados vestidos de negro para dificultar su identificación y con el rostro tapado- ya sea con pasamontañas, pañuelos o máscaras- que provocan disturbios. De tendencia anarquista (también han aparecido grupos similares de extrema derecha), estos colectivos son, por naturaleza, antisistema. Fuertemente vinculados a organizaciones de defensa de los animales, de apoyo a presos o, simplemente, proselitistas de la anarquía, actúan indistintamente en cualquier país. Su filosofía se resume en un comentario realizado en un foro de los antiglobalización hace menos de dos años, después de las detenciones de varios activistas griegos: “La violencia no puede ser monopolio del Estado. Y cuando éste pretende hacerse su dueño, sólo queda la rebelión, la desobediencia y la acción directa. No tenemos miedo de sus perros y saldremos a la calle cada vez que haga falta”. Por eso, se pueden permitir el lujo de destrozar lo que encuentran a su paso: en total, los destrozos causados durante la huelga del 29-S le constará solamente a los barceloneses más de 300.000 euros.

Pelotas de goma racionadas
Fuentes de los Mossos d’Esquadra señalaron a El Confidencial que “nos racionaron hasta las pelotas de goma. A la hora de repartir, nos dan un número muy inferior a los que normalmente se suelen llevar en una movida similar”. Irónicamente, estas fuentes aducen que puede deberse al plan de austeridad que la Administración ha puesto en marcha. “Hasta tenemos que comprarnos los chalecos antibalas nosotros, porque no nos los dan”. Y no es broma: los policías catalanes que puedan verse inmersos en un tiroteo no tienen armilla defensora. Tras duras batallas dialécticas con la consejería de Interior, que dirige el ecosocialista Joan Saura, y la amenaza de una huelga, la Generalitat ha ofrecido a la plantilla de policías financiarles el 80% del coste de los chalecos. De momento, los sindicatos han hecho llegar al Gobierno las características técnicas que deberían tener estos artilugios y están a la espera de una nueva reunión para decidir si se acepta o no la propuesta.

De momento, sin embargo, los Mossos d’Esquadra se siente impotentes ante las órdenes que reciben. “Es deprimente que tengas que enfrentarte a grupos violentos y no puedas hacer nada, porque las órdenes que tenemos es de aguantar y jamás atacar, ya que eso se puede considerar provocación”, señalan fuentes los policías autonómicos catalanes.

Además, los agentes achacan a la actuación policial el hecho de que no pudieran presentarse cargos contra parte de los activistas encapuchados que actuaron en los altercados de Barcelona. “Las cosas se hicieron con los pies”, dicen estas fuentes. Quizás por ello fue por lo que sólo 2 de la larga cincuentena de detenidos ingresaron en prisión: César Z. F. y Gociu B. M. por “desórdenes públicos, atentado, lesiones y daños”.

Cataluña
Un nuevo conflicto constitucional se cuela en el balance de Montilla
El Alto Tribunal admite a trámite el recurso contra la ley de acogida de los inmigrantes
IVA ANGUERA DE SOJO / BARCELONA ABC Cataluña 5 Octubre 2010

No estaba previsto, pero un nuevo conflicto constitucional se coló ayer en el balance de legislatura del presidente José Montilla. El Tribunal Constitucional (TC) ha admitido a trámite el recurso de la Defensora del Pueblo en funciones, María Luisa Cava de Llano, contra la ley catalana de acogida, que exige a los inmigrantes que acrediten el conocimiento del catalán para adquirir el certificado de arraigo. La sombra de la sentencia del Alto Tribunal, como se ve, es alargada, y además de empañar buena parte del mandato del tripartito, afecta a uno de los proyectos estrella de ERC.

Pese a ello, el presidente Montilla reivindicó el tripartito en su discurso previo a la convocatoria de elecciones autonómicas y rechazó «autoflagelarse» ante las peticiones de autocrítica. «No somos el guirigay del tripartito que algunos dicen. No somos la desunión sistemática, somos un gobierno con sensibilidades diversas», dijo. Con la batalla electoral desatada desde hace semanas en Cataluña, el «president» echó ayer el cerrojo a la octava legislatura con una reivindicación de su Govern en el que exigió a sus todavía socios de gobierno la misma lealtad al proyecto de gobierno que, según indican las encuestas, rechaza una amplia mayoría de los catalanes.

Acto inédito
En un acto inédito y revestido de toda la solemnidad que otorga el Saló Sant Jordi del Palau de la Generalitat, José Montilla aprovechó la firma del Decreto 132/2010 de disolución del Parlament para hacer su propio balance de sus cuatro años al frente del Gobierno catalán. Un balance con el que intentó contrarrestar la sensación de desbandada que dan ya sin tapujos sus socios de gobierno, como cuando el domingo encabezaron la marcha contra el Cuarto Cinturón que el PSC defiende. Montilla emplazó a sus consejeros a «explicar con orgullo la obra de gobierno» y a «reconocerla en su conjunto solidariamente», algo tanto debería valer para los hospitales abiertos como para los 80 kilómetros por hora. Y frente a los que reclaman autocrítica, Montilla aconsejó responder con «balances ponderados», nada de «autoflagelarse».

Puestos a reinvidicar, Montilla sacó pecho también con uno de sus puntos débiles el liderazgo que la oposición le niega. Se arrogó la invención de un «nuevo liderazgo del diálogo y el acuerdo» y lo reivindicó «frente a otros más personalistas». Cataluña, concluyó con la vista puesta en el pasado, «no puede depender de una persona».

Una concertación que reclamó también de cara a próximos gobiernos –consciente quizá de que las encuestas no permiten demasiadas ilusiones-: «Pierde sentido la idea de una fuerza que pretenda representar a todos», aseguró para contraponerla a «la idea de la concertación para integrar las diferencias».

«Han sido cuatro años difíciles», aseguró en referencia tanto a la crisis económica como a la integración del millón de personas con el que ha crecido la población catalana, la mayoría inmigrantes. Un argumento que le sirvió para desgranar, en un listado digno de los mejores tiempos de Jordi Pujol, las inversiones en salud, educación, seguridad y servicios sociales que a buen seguro esgrimirá ante sus votantes, mientras pasaba de puntillas sobre la proyección exterior o la defensa del catalán. De hecho, sólo lo mencionó para criticar las «injustas campañas en contra» de la política de inmersión lingüística de la Generalitat, que precisamente ayer se apuntaron un nuevo tanto con la aceptación del recurso contra la ley de acogida catalana ante el TC.

Instado por José Domingo
La citada ley establece una preferencia lingüística a favor del catalán sobre el castellano, tanto en la formación como en información y en la prestación de servicios de primera acogida para inmigrantes y para personas regresadas a Cataluña de nacionalidad española. Cava de Llano cree que su recurso —instado por el diputado del grupo mixto y presidente de la asociación Impulso Ciudadano, José Domingo— está en consonancia con la sentencia del alto tribunal sobre el Estatut, concretamente sobre la cooficialidad lingüística.

La Defensora del Pueblo entiende que esa regulación «va en contra del artículo 3 de la Constitución», referido al castellano como lengua oficial del Estado, el deber de conocerla y el derecho de usarla y a las otras lenguas oficiales en las respectivas comunidades autónomas.

Robert Hernando:
“Es tan absurdo perder tiempo y dinero en intentar integrar un islamista en nuestra sociedad como querer integrar a un lobo en una manada de ovejas”

Redacción Minuto Digital 5 Octubre 2010

Empresario, 35 años, fue el consejero más joven en la historia del RCD Espanyol y de toda la primera división. Sin pasado político. ¿Por qué Robert Hernando se une PxC?, ¿qué motivos te han hecho implicarte en la vida política catalana?
- Hay momentos en la vida en la que uno tiene que tomar decisiones y cuando ves cada día las injusticias sociales que sufre nuestro pueblo, la discriminación positiva que padecemos a favor de los inmigrantes, descubres que la calaña política que nos desgobierna está podrida entre casos de corrupción, que además se tapan las vergüenzas entre ellos y se preocupan de todo menos de los auténticos problemas que tiene nuestra sociedad. No podemos olvidar que mientras votan un sí o no a los toros, una política lingüística u otra, o las siempre patéticas e insuficientes leyes de extranjería, hay otros gobiernos que se dedican a buscar inversores y a crear empleo, así nos luce el pelo en Cataluña que ya hace tiempo que vamos en el furgón de cola. Entonces llega un punto en donde se cruzan dos caminos: el de quejarte y después dormitar, o, el de pasar a la acción y poder mirar el día de mañana frente a frente a tus hijos y, cuanto menos, poder decirles que cuatro inconformistas lo intentamos.

La clase política catalana vive de espaldas a los problemas cotidianos de nuestros ciudadanos. Pensamos que es urgente una regeneración de la función pública. ¿Qué ofrece la PxC en este sentido?
Somos como dijo Lincoln gente del pueblo por el pueblo y para el pueblo. Ofrecemos ilusión, capacidad de sacrificio y manos limpias. Fíjese usted que tres cosas tan básicas le he expuesto y que carentes están actualmente entre los que nos representan. Pero tenemos algo que nos hace especial a todos, decimos y actuamos como piensan la mayoría de los ciudadanos, a nosotros no nos va lo políticamente correcto, ni el decir una cosa aquí y todo lo contrario en otro sitio, nuestro Presidente habla claro y el mensaje de PxC y sus militantes es inequívoco: primero los autóctonos y después los de fuera. Blanco y en botella.

Cataluña vive sumergida en un tsunami migratorio de incalculables consecuencias. Nuestra identidad, nuestras costumbres parecen seriamente amenazadas. ¿Cuál es su opinión?
Pues clara y contundente, ¡Ya basta! Ha llegado un punto en el que está claro que no cabemos todos, la política de puertas abiertas de los anteriores gobiernos, tanto del PSOE como del PP, nos ha llevado al caos económico. Hemos abierto la puerta de par en par para hacer el trabajo de 15 años en 5, para que mucha gente, los primeros los políticos que son los auténticos bandoleros de nuestra época, se convirtieran en nuevos ricos de la noche a la mañana sin derramar una gota de sudor sobre la tierra que tanto dicen amar. Pero además por si esto fuera poco hay quienes no solo no respetan nuestras costumbres si no que además nos quieren imponer las suyas. Me irrita profundamente pensar que prácticamente el 60% de nuestra población penitenciaria sea extranjera, no podemos olvidar que cada preso nos cuesta casi 1300 € anuales a cada ciudadano, menos de 600 € se cobra de prestación mensual por viudedad, y la pensión media en España ronda los 700 €. Cuando el sistema se derrumba los primeros que reciben las consecuencias son nuestros pensionistas. A mi no me sabe mal pagar impuestos para una persona que ha trabajado 40 años en España, o por una viuda o unos huérfanos, o para pagar el desempleo de nuestros compatriotas que de verdad lo necesiten en algún momento de su vida laboral. Pero trabajar para mantener a esta escoria de la sociedad es desconcertante. La repatriación a los delincuentes extranjeros es una prioridad para PxC.

En Cataluña, “primero los de casa”. ¿No es de sentido común?
Esto ya lo explicó muy bien Nietzsche, hace más de 100 años, cualquier especie de la tierra por instinto da primero de comer a sus hijos y después, si sobra algo, a los demás. Evidentemente, nos referimos a especies naturales y con un mínimo de ética y sentido común, algo de lo que carece totalmente la calaña política que lleva años viviendo de la sopa boba, que es capaz de vender su alma al diablo por un puñado de votos o de cargos oficiales. Por supuesto que nosotros somos primero. Tenemos ese derecho ya que Europa es Europa gracias al trabajo de nuestros antepasados, que se dedicaron a evolucionar, a investigar y a industrializar mientras otros miraban a la Meca.

La islamización de Cataluña es un fenómeno objetivo y constatable. ¿Es el Islam compatible con nuestro modelo de sociedad?, ¿qué piensa de las pintorescas declaraciones de Carod Rovira en las que afirmaba la posibilidad de un “islam a la catalana”?
Ellos se encargan de demostrarnos día a día que no quieren integrarse, que su única intención es colonizar. Es tan absurdo perder tiempo y dinero en intentar integrar un islamista en nuestra sociedad como querer integrar a un lobo en una manada de ovejas. Pero además personajes como Carod Rovira o Artur Mas, les ríen las gracias. Hace muchos años que regento locales de pública concurrencia y sé lo que cuestan: cables especiales, salidas de emergencias, seguros de responsabilidad civil, sistemas contra incendios, etc. En cambio los musulmanes llegan a un local, con suerte privado la mayoría de las veces públicos y montan una mezquita de la noche a la mañana sin ningún tipo de control. Es una muestra más de discriminación positiva. ¿Sabe usted que el otro día me contaba una funcionaria de prisiones que durante el ramadán en las cárceles catalanas les permiten no salir al patio durante el día para que no les de el sol, y que la comida se la sirven cada tarde a la hora exacta que acaba el tiempo de ayuno? Si es normal darle estos privilegios a un preso foráneo que nos cuesta un dineral y que posiblemente sea traficante, ladrón o violador pues también es normal que vengan en manada.

La crisis económica se está convirtiendo en un drama económico y humano. Como empresario, ¿cuál es los principales problemas que existen a la hora de generar empleo?
El primer objetivo ha de ser recuperar la confianza del consumidor: tanto de las familias como de las grandes multinacionales que hoy en día han perdido totalmente la confianza, tanto en el nefasto tripartito como en el gobierno central. Hay que incentivar la obra pública y cambiar por completo la gestión energética, aun demasiado dependiente de terceros, invertir en I+D+I y hacer una reforma de la educación que ponga a nuestros jóvenes en primera fila europea. Apoyar al autónomo, la pequeña empresa y los jóvenes emprendedores; aplicar políticas contundentes sobre los empresarios que contraten ilegales, ya que esto genera por un lado una competencia desleal y por el otro una dificultad enorme en los autóctonos que buscan un empleo digno. Por otro lado introduciría un impuesto del 20% en las transacciones monetarias internacionales, no puede ser que nuestra riqueza tenga una fuga de cientos de millones de euros como la que propicia el envío de dinero de los inmigrantes a sus países de origen. Si el empleo que generamos no deja beneficios de forma indirecta lo ha de crear de forma directa con dicho impuesto. Por otro lado es necesario acabar de una vez por todas con la inmigración descontrolada y caótica. Si se estima que en España hay más de 6 millones de inmigrantes y tan sólo alrededor de 1.300.000 cotizan a la seguridad social es natural que estemos en crisis. El resto que no cotizan son auténticos parásitos de la sociedad, gente que vive o bien de ayudas sociales que pagamos todos, de la economía sumergida o bien de delinquir. Ya esta bien de hipocresía y legislar en consecuencia contra esta lacra.

¿Qué opinión le merece que en plena crisis los bancos corten el crédito y aumenten su cuota de beneficios?
Se están cargando al pequeño empresario y al autónomo, si el crédito no fluye es muy difícil aguantar el tirón de la crisis teniendo en cuenta que muchas empresas pagan a 90 días, algunas incluso a 120 algo que yo prohibiría de inmediato al igual que permitir que los organismos públicos sean los mayores morosos del país. Las entidades bancarias se quejan del aumento de la morosidad. Muchos de los que no pagan son inmigrantes a los que daban la hipoteca con poco más que un carnet cliente del Lidl. Ahora quienes pagamos las consecuencias del cierre del grifo somos precisamente los que siempre hemos pagado: los españoles. Porque un inmigrante deja de pagar su hipoteca o su crédito y se va a su país y aquí paz y después gloria, el banco le embarga la propiedad y si te he visto no me acuerdo. Un español deja de pagar a una entidad de crédito por fuerza mayor y no sólo pierde su propiedad sino que además se le convierte en un desgraciado de por vida. En este país a nadie le tiembla el pulso a la hora de embargar cuentas bancarias o nóminas a un padre de familia sin tan siquiera preguntarle si tiene para dar de comer a sus hijos hasta final de mes. Las asistentas sociales ya tienen demasiado trabajo con lo que ellos llaman “los nuevos catalanes”.

Inmigración, inseguridad ciudadana, desempleo. ¿Cuáles son los principales problemas en su comarca, L´Anoia?
El desempleo y la inmigración, ya ve la ecuación es clara: A mayor inmigración, mayor número de parados. Nuestra comarca ha pasado en pocos años de ser una referencia en cuanto a industrialización textil y peletera a ser la comarca con más paro de Cataluña. Todo gracias a la política de puertas abiertas a la economía china que es capaz de ofertar el textil o cualquier otro producto mucho más barato, algo normal si tenemos en cuenta que estamos comerciando con un país que no entiende de derechos humanos y mucho menos del trabajador. Si a ello le sumamos la incompetencia de los gobiernos locales, todos socialistas, el cóctel es tan extraordinario que la comarca se está hundiendo a marchas forzadas. Aún así, como hay que presumir de pijo progre, seguimos acogiendo inmigrantes y dando cheques de comida a algunos pobrecitos musulmanes que van a buscar las bolsas de comida a la Cruz Roja local conduciendo Bmw y Mercedes o a algunos sudamericanos que llegan con el cheque de ayuda en una mano y en la otra un móvil de 300 euros con el Regetón a toda castaña.

Bajo su dirección la PxC se está implantando con fuerza en Igualada y en L´Anoia?, ¿qué posibilidades electorales tiene su formación en las próximas elecciones municipales de 2011?
Pretendemos tener representación como mínimo en los consistorios de Igualada, Vilanova del Camí, Santa Margarida de Montbui y Piera. Tenemos el reto de volver a hacer de nuestra comarca un lugar seguro, próspero y orgulloso de su identidad. Aunque ahora todos nuestros esfuerzos y nuestra prioridad es llevar a Josep Anglada al Parlament.

Entrevista publicada en IdentidaD

Recortes de Prensa   Página Inicial