AGLI

Recortes de Prensa   Viernes 8  Octubre  2010

 

Nobel al español
Editoriales ABC 8 Octubre 2010

MÁS de cuatrocientos millones de hablantes en español recibieron ayer con legítimo orgullo la concesión del Premio Nobel de Literatura al escritor hispano-peruano Mario Vargas Llosa. Una vez más, salta la sorpresa en el fallo emitido por la Academia sueca. Es curioso, en efecto, que el eterno candidato haya obtenido el premio más que merecido precisamente cuando —por una vez— su nombre no figuraba entre los favoritos. Acierta de lleno el jurado del Nobel al otorgar el galardón a este novelista excepcional y ensayista brillante, con una personalidad culta y refinada que ofrece un ejemplo de rigor y seriedad como intelectual y como ciudadano. Es bien sabido que Vargas Llosa se sitúa en una posición moderada y liberal, en el sentido genuino del término, al margen de cualquier extremismo o complacencia ante los regímenes totalitarios disfrazados de ideología revolucionaria. Más allá de la etapa como candidato a la presidencia de su país natal, ha sabido transmitir una imagen de ciudadanía activa y consciente, al servicio de las libertades y en contra de los abusos del poder, que enlaza con la mejor tradición de la democracia constitucional.

El autor de obras de referencia como «La ciudad y los perros», «Conversación en la catedral» y tantas otras ha recibido los máximos galardones literarios (entre ellos, el Cervantes, el Príncipe de Asturias y el Mariano de Cavia) y es miembro de la Real Academia Española, buena prueba del reconocimiento debido a su talento. A esta relación se suma ahora el premio Nobel de Literatura, culminando así una trayectoria que pocos escritores igualan a escala universal. La prosa de Vargas Llosa engancha al lector por la brillantez de las descripciones y los diálogos en el marco de una imaginación literaria compensada por un sentido común que elude la desmesura y la exageración. Los personajes son siempre creíbles, reflejan el claroscuro de la condición humana y expresan cada uno a su manera el espíritu de la época y del lugar. En sus ensayos, el premiado hace gala de una cultura exquisita, con una interpretación novedosa de los grandes clásicos y un ejercicio libre de la crítica que recrea para sus lectores los mejores momentos de la historia de la literatura. Todos los que hablamos y sentimos en esta lengua universal somos conscientes de que por fin la Academia sueca ha hecho justicia otorgando un premio largamente esperado.

España
La última batalla de ZP
La última batalla de Zapatero es revelar la definición del PP en relación con el proyecto del Estado confederal
CÉSAR ALONSO DE LOS RÍOS ABC 8 Octubre 2010

Desde el comienzo de la crisis la actitud de la dirección del PP ha estado dominada por un sentimiento doble: por la esperanza de una victoria electoral en el 2012 y, al tiempo, por el temor a que al gobierno de ZP pueda tener tiempo para corregir de forma significativa los efectos de la crisis. En el trascurso de estos últimos meses las encuestas han ido revelando una brecha creciente entre los dos partidos hasta el punto de que se ha ido abriendo paso la idea de una posible mayoría absoluta que haría innecesario el apoyo de CiU. Aun así, creo que a una buena parte de los dirigentes del PP les habría gustado que el recurso contra el Estatuto no hubiera llegado tan lejos: para algunos la imagen que ha quedado del PP, tras la guerra del TC y las correcciones al ensayo de la llamada «pequeña constitución catalana», ha sido la del gran enemigo de Cataluña. Piensan que esto le va a costar muy caro al PP, tanto en las próximas elecciones autonómicas como en las legislativas. Y esta inquietud ha crecido, aún más, al comprobar que el Gobierno socialista ha conseguido el apoyo del PNV para los Presupuestos. En una palabra, a mi entender una parte de la dirección del PP considera inevitable la conversión de «este» Estado en el «confederal» que defienden Zapatero, CiU, el PNV, BNG… y, por tanto, inútil toda luchas contra este proyecto.

La sombra, que se proyecta sobre las elecciones de 2012, no es el hecho de la victoria del PP sino la actitud que puedan mantener ante ella los nacionalismos periféricos, tanto en el caso de que aquella llegue a serlo en términos absolutos como en el caso de que no lo sea. En este orden de cosas la última batalla del Zapatero caído y roto de estos momentos va a ser, está siendo ya, tratar de revelar la definición del PP en relación con el proyecto del Estado confederal, es decir, qué papel va a representar Rajoy frente a Aznar, Aguirre, Cascos, Mayor Oreja, María San Gil y Vidal- Quadras …

El pensamiento líquido
Como en Bizancio, Zapatero solo aspira a que los bárbaros pasen de largo y pueda recuperar su sueño
FERNANDO FERNÁNDEZ ABC 8 Octubre 2010

LA nación es un concepto discutido y discutible, el ser humano, un asunto demasiado complejo; la salida socialdemócrata, una entelequia circunstancial; los mercados, voraces o comprensivos; la derrota electoral, un invento; las palabras no son un arma cargada de futuro sino un accidente de la naturaleza, un hecho evanescente que no comprometen más que en el momento mismo que se pronuncian. Esa es la gran aportación del presidente Zapatero a la teoría política. Una presidencia circunstancial convertida en categoría analítica y modelo de liderazgo por la debilidad de la sociedad civil española, su complacencia con un largo ciclo de prosperidad, los hábitos caudillistas de los partidos políticos y un sistema electoral que concede poder absoluto al ocupante eventual de La Moncloa.

La crisis económica ha roto ese sueño alegre y confiado y ha expuesto en toda su incompetencia la debilidad del pensamiento líquido. Hay hechos simbólicos, anecdóticos, que traducen mejor que la más brillante tesis doctoral los cambios acaecidos mientras estábamos disfrutando de la fiesta perpetua. España ya no es la octava potencia económica del mundo. Ni lo volverá a ser. El mundo se nos ha ido de las manos mientras seguimos discutiendo, ¡qué aburrimiento!, el engarce constitucional de Cataluña en España. Esta vez ha sido el Círculo de Economía, una prestigiosa institución que actúa de lobbyempresarial catalán. Uno hubiera esperado de tanto personaje ilustre una sesuda reflexión sobre la inserción de España en una economía global que se desplaza irremediablemente al Pacífico. O al menos una profunda discusión sobre la ventajas y obligaciones que comporta para España la pertenencia a una Unión Monetaria amenazada por nuestra propia irresponsabilidad y por el cinismo colectivo de una sociedad que dice defender una cosa y permite a sus políticos hacer lo contrario. Pero no, lo importante es el concierto, la captura de rentas, asegurarse un mayor trozo de la tarta mientras el calor producido por la explosión financiera y tecnológica la derrite sin que nadie la meta en el frigorífico.

Vivimos momentos históricos. Tiene razón el presidente Zapatero aunque llamara antipatriotas a los que le avisábamos hace años que su política conducía necesariamente a una crisis económica e institucional. Es cierto que todos los momentos son históricos para la generación que los vive, pero no lo es menos que es casi seguro que nuestros hijos vivirán peor que nosotros. Lo harán sin duda si no abandonamos la complacencia y encaramos los hechos como son y nos limitamos a describirlos con palabras carentes de sentido y compromiso; si seguimos conduciendo la política económica con el retrovisor, pensando más en los derechos adquiridos —de los territorios, pensionistas, asalariados o funcionarios— que en nuestras obligaciones. El futuro se nos va de las manos y al Gobierno solo le preocupa llegar al próximo año. Ha renunciado a cualquier intento de diseñar ese futuro y se contenta con que desde Bruselas, Nueva York y Caracas nos dejen tranquilos en nuestra irrelevancia. Zapatero solo aspira ya a que los bárbaros pasen de largo y pueda recuperar su sueño. Fiel a su levedad, busca desesperadamente un manual de autoayuda y sus asesores solo le ofrecen informes del Fondo Monetario Internacional. Deber ser muy duro, pero sigue pensando que fuera hace demasiado frío para asumir su responsabilidad, suponiendo que no sea éste también un concepto discutido y discutible.

Zapatero, enterrado vivo
Pepe Álvarez de las Asturias El Semanal Digital 8 Octubre 2010

Anoche vi "Buried" (claustrofóbica, angustiosa, impactante, malévola, absorbente, dolorosa, asfixiante, sofocante, opresora, oscura, abrumadora, frustrante, inteligente, genial, acojonante película; sabiamente hitchconiana y siniestramente poetiana; un peliculón, vamos). Y no pude evitar pensar, cuando aparecieron los créditos (antes no puedes pensar, sólo puedes sufrir y, acaso, respirar), en nuestro presidente por accidente. Ahí metido, en un ataúd, sin luz, sin agua, sin aire, sin vida apenas, sin esperanza. Sin ayuda. Sin amigos. Enterrado vivo por aquellos en los que un día confió. Encerrado a dos metros bajo tierra sintiendo "el rígido abrazo de la morada estrecha, la negrura de la noche absoluta, el silencio como un mar abrumador, la invisible pero palpable presencia del vencedor gusano; estas cosas, junto con los recuerdos del aire y la hierba que crecen arriba, la memoria de los amigos queridos que volarían a salvarnos si se enteraran de nuestro destino, y la conciencia de que nunca podrán enterarse de él".

Así lo decribió el maestro Poe. Y lo clavó ciento cincuenta años antes de la Era Zapatero. Porque ¿no está sintiendo acaso, el enterrado presidente, el rígido abrazo de su propia estrechez política e intelectual? ¿No está inmerso en una negrura absoluta su prestigio internacional? ¿No se extiende a su alrededor un abrumador silencio, una callada traición? ¿No se percibe, ay, la presencia del vencedor gusano, victorioso Bruto, ayer engendrado en su seno y hoy ingrato y desleal conjurador de su muerte? ¿Y el recuerdo del aire y la hierba, de aquellos añorados brotes verdes, acaso no le torturan en su féretro yermo y seco? ¿Y no es aún más siniestra y dolorosa la certeza de que los amigos queridos ya no volarán a salvarlo, no porque no se enteren de su destino sino porque son ellos quienes le han enterrado en él?

Ah, ZP, ¿no estás sintiendo ya ese desasosiego aletargado, esa sensación apática de dolor sordo, ese dejarte llevar por la mano siniestra del destino, sin ninguna preocupación, ninguna esperanza, ningún esfuerzo, mientras la pesada arena cae sobre tu féretro, palada tras palada… palada tras palada…?

Lo dije hace tiempo. Cuando Mister Paz empiece a cojear, serán sus propios amigos, colegas, compañeros íntimos e incluso apadrinados los que le hagan la zancadilla, le empujen al foso, le cubran de tierra húmeda hasta enterrarlo por completo. Son muchas las paladas que han caído ya sobre él: la última, de la mano de Tomás Gómez y su fiel y perdedora Trini (¿o de la mano siniestra de Rubalcaba y Pepiño, los sombríos urdidores?). Pero antes hubo muchas otras paladas: crisis, mentiras, ETA, Europa, FMI, Standard&Poor, Solbes, Obama, aborto, sindicatos, Mohamed, Chávez, PARO (esta palada es grande), Afganistán, Bono, Montilla, Pajín, Patxi, Barreda, Felipe, Peces Barba, MAFO, Intereconomía, Cebrián, Sabina, Mister Bean, las hijas góticas, Sonsoles… Todos y todas han contribuido generosamente a enterrar vivo a este muerto viviente y a escribir en mármol su epitafio: "Aquí yace el hombre que arruinó España. Descansemos en PAZZZZZZZZ".

Pues nada, dejémoslo en manos de su destino incierto. Bajo tierra de nadie, o ya de otros. En su angosta tumba cavada con esmero durante casi siete años de Era Zapatero. "Sentí que yacía sobre una sustancia áspera y que algo similar, a los costados, me estrechaba. Entonces levanté violentamente los brazos que estaban estirados, con las muñecas cruzadas. Golpearon una sustancia sólida, leñosa, que se extendía sobre mi cuerpo a no más de seis pulgadas de mi cara. Ya no pude dudar de que reposaba al fin dentro de un ataúd" (gracias, Edgar).

Sólo espero que en 2012 no le dé al destino por despertar a este muerto viviente, superviviente nato e innato, lo saque de la seguridad (para nosotros) de su tumba política y lo suelte otra vez entre los pobres mortales (que somos todos). Sería absolutamente terrorífico. Aunque no imposible. Me temo que siempre se ha dejado sentir en el personaje un cierto tufillo a zombi. Con Z.

El PP necesita democracia
Francisco Rubiales. Periodista Digital 8 Octubre 2010

Hay un rechazo generalizado a Zapatero en una España que desea con fuerza el cambio, pero, sorprendentemente, el Partido Popular, principal fuerza de la oposición, apenas se beneficia del demoledor fracaso de Zapatero, ni del deseo colectivo de una nueva política. La única respuesta para los expertos de ese fenómeno es que el PP se parece demasiado al PSOE, con el que comparte el culto a la partitocracia, tiene similares perfiles antidemocráticos y está también tocado por la corrupción.

Con la que está cayendo, el PP ha remontado tan sólo 3 puntos desde la generales del 2008, mientras que la caída del PSOE ha sido de 15,2 puntos

Es evidente que el PP no entusiasma a los españoles, ni les atrae. Su próxima llegada a la Moncloa será triste y marcada por la decepción. Quien habrá hecho más méritos para que el PP llegue al gobierno es el inepto Zapatero, que se ha cavado él mismo su tumba, más que el mismo Rajoy, un ser acobardado, con imagen anticuada, incapaz de ofrecer a los españoles lo que éstos desean: regeneración, limpieza, menos partido, más ciudadanos y, sobre todo, más democracia.

Las recientes primarias de Madrid han ofrecido a los españoles un espectáculo brillante en el que dos candidatos luchaban por imponerse ante los electores. La contienda entre Tomás Gómez y Trinidad Jiménez ha ofrecido a los españoles el espectáculo de la democracia competitiva, en vivo y en directo. A pesar de ello, Rajoy, frívolo y frustrante, ha rechazado esa refrescante vía de selección, que otorga más protagonismo al ciudadano que al partido, y se ha limitados a afirmar que las primarias no están contempladas en los estatutos del PP.

Que los cambie entonces, que abandone el triste y totalitario "dedazo" que reina en el PP. El mismo Rajoy, elegido a dedo por un Aznar deteriorado, arrogante y cargado de soberbia al final de su mandato, arrastra el estigma de no haber sido elegido por los suyos en libertad, sino designado por el caprichoso dedo del líder Aznar.

Es cierto que la democracia es mucho más que unas elecciones primarias entre dos candidatos, pero si a la despreciable partitocracia que nos venden como democracia le quitamos también la consulta a los militantes, entonces sólo queda totalitarismo verticalista y lóbrego, dentro de los partidos políticos.

Millones de españoles, quizás los mismos que se sintieron escandalizados ante la arrogancia de Aznar en la etapa final de su mandato, se sienten ahora decepcionados al contemplar, año tras año, la cobardía de Rajoy y de los suyos, incapaces de arriesgar, a pesar de ser conscientes de que la parte más sana de España les exigía que hablaran claro, que denunciaran con voz de trueno que el país estaba arruinado y que los valores y la decencia estaban siendo asesinados por el PSOE de Zapatero.

Pero el PP ha preferido esperar a que el enemigo se cueza en su miseria y llegar a la Moncloa sin arriesgar, a lomos del fracaso ajeno, no del triunfo propio. Esa postura defensiva y cauta del PP es, básicamente, una actitud cobarde, inaceptable en un país como España, que está deslizándose hacia el abismo.

Como consecuencia de esa política decepcionante, que ni siquiera se atreve a hablar de regeneración, el PP apenas ha recogido una parte ínfima de la enorme cosecha de votos que escapan del socialismo, marcados por la decepción y la tristeza. Casi todos los votantes que abandonan a Zapatero se irán hacia Izquierda Unida, el voto en blanco o la abstención. El resultado de las urnas en 2012 será decepcionante porque un partido mediocre que no despierta ilusión sustituirá en el poder a otro más mediocre todavía, únicamente porque el perdedor ha causado estragos a España desde el gobierno. El PP no habrá sido capaz de conectar con los que sueñan con la regeneración de un país podrido por la corrupción y arruinado por un liderazgo infectado de ineficiencia y traición, que afecta no sólo a los socialistas, sino a toda la "casta" política.

Sin embargo, el "zapaterismo" es tan nocivo, perverso y destructor que, a pesar de todas esas carencias del PP, ha convertido a Rajoy en la única esperanza real y posible para la pobre y maltratada España. Desgraciadamente, tiene razón José María Aznar cuando afirma que no hay activos a los que agarrarse, y que la herencia de Zapatero será la peor que recibirá gobierno alguno en toda la historia de la democracia española.

Voto en Blanco

PSOE
Hacia la debacle
Florentino Portero Libertad Digital 8 Octubre 2010

Cuando el pasado mes de mayo el presidente Rodríguez Zapatero se vio obligado a rectificar su política, por presión de los mercados y de destacadas figuras de la esfera internacional, firmó su sentencia de muerte política. Su programa se había quedado en nada. Desvelado su exceso de voluntarismo y la falta de fundamento y de realismo, el presidente no fue capaz de reinventarse y proponer a la sociedad española una nueva estrategia. Desde aquellas fechas se encuentra inmerso en el vértigo del tobogán. Un señor de Parla se atreve ahora a decirle "no" y se hace con el control de la federación madrileña del partido. Las elecciones catalanas pueden deparar un desastre antológico para el socialismo catalán, antesala de una posible refundación en clave nacionalista que de entrada suponga la reconstitución de un grupo parlamentario propio. En ese momento el Partido Socialista dejará de ser un partido nacional. Las elecciones regionales y locales enviarán al paro a decenas de miles de cargos políticos con carné de color rojo, al tiempo que puede expulsar al partido de todos los gobiernos autonómicos en disputa. En ese ambiente, perfectamente imaginable, el PSOE tendrá que prepararse para unas generales. Los problemas no cesarán: la economía seguirá sin reactivarse, el desempleo continuará en tasas inadmisibles y a falta de un Plan B, el inclumplimiento de los objetivos presupuestarios nos llevará al penoso padecimiento de tener que soportar críticas internacionales y posibles sanciones.

Si el Partido Socialista estuviera en manos de personas capaces y responsables, habrían aprovechado la resaca de la crisis de solvencia financiera del pasado mes de mayo para echar a Rodríguez Zapatero, nombrar a un peso pesado con cierta credibilidad y plantear una nueva estrategia dirigida a enfrentarse a la crisis y moderar las inevitables pérdidas de votos en los próximos comicios. Ése no ha sido el caso porque la aristocracia socialista es de una mediocridad ejemplar, porque no tienen repuesto evidente para el actual inquilino de la Moncloa y, sobre todo, y éste es el problema capital, porque el partido se reconoce en su presidente, en su falta de talla intelectual y en su vaga ideología populista y relativista.

Las decenas de miles de cargos socialistas que se van a encontrar en el paro dentro de unos meses serán responsables directos de su suerte, porque avalaron la política y apoyaron al Gobierno que nos ha llevado a todos a la penosa situación en la que nos encontramos. Lo más probable es que se revuelvan contra sus líderes, culpándoles de su triste destino. Desde hace unas semanas ya escuchamos un naciente pero creciente runrún crítico. Si de verdad estaban en desacuerdo con el Gobierno, debían haber expresado sus opiniones cuando tocaba, porque la lealtad a la Patria debe siempre anteponerse al interés partidista. Pero no lo hicieron. Peor aún, apoyaron con su silencio y con su voto, el derroche de nuestros ahorros y la asunción de una deuda que nos pesará durante mucho tiempo. La quema pública de Rodríguez Zapatero puede aliviar de tensión a algún cuadro despechado, pero poco más. El Partido Socialista va directo hacia la debacle y sólo comenzará a remontar y a ganar credibilidad cuando reconozca los errores cometidos y deje atrás el "zapaterismo" que ha caracterizado estos últimos años. No será fácil y, de hecho, no tiene por qué ocurrir. La crisis a la que se dirigen con sorprendente decisión puede ser profunda y prolongarse durante mucho tiempo.

florentino.portero@telefonica.net

Marruecos
Agresivas ONGs
GEES Libertad Digital 8 Octubre 2010

De la multiplicidad de actores que en los últimos meses pululan por el norte de Marruecos –liderando un despertar supuestamente popular cada vez más reivindicativo con respecto a España–, destaca en particular el denominado "Centro para la Memoria Común y el Porvenir", dirigido por Abdesslam Bouteyeb. Apoyándose hábilmente en el debate creado por ZP en España en torno a la Ley de Memoria Histórica, esta organización alimenta la tradicionalmente larga lista de agravios continuamente agitada por Marruecos contra España. Trata de hacerlo además dándole un supuesto rigor académico, con el fin de mejorar –curioso esto–, las relaciones hispano-marroquíes.

Este Centro surge en principio como menos violento que otras ONGs aparentemente espontáneas como el nefasto "Comité para la Liberación de Ceuta y Melilla" (CLCM), que ha encabezado sucesivas provocaciones contra España en los accesos a Ceuta y Melilla, desarrollados desde hace meses pero acelerados este verano. Las otras ONGs a destacar –y que están detrás de la pintoresca convocatoria de la oración del viernes 17 de septiembre en el paso fronterizo melillense de Beni Enzar–, son la "Coordinadora de la Sociedad Civil del Norte de Marruecos" y la "Asociación Gran Rif de Derechos Humanos". A todo esto se le añade el curioso repunte de los intentos de todo tipo de flanquear la valla de Melilla por inmigrantes irregulares marroquíes y de otros orígenes africanos.

Pero volviendo a nuestro "Centro para la Memoria Común y el Porvenir", es oportuno recordar cómo en los últimos dos años no deja de pedir/exigir a España subvenciones –algunas las consigue– para temas aparentemente inocentes –como es, por ejemplo, la localización con georradar y fotografía aérea infrarroja de las fosas de los soldados marroquíes muertos durante la Guerra Civil española y que cifra en 80.000; para tal fin habría obtenido del Gobierno español 56.700 euros y ello en plena crisis y tratando de envolver a académicos españoles –en algunos casos lo consigue– en oscuros seminarios donde los temas objeto de estudio son –por ejemplo y en clave de alimentar el entendimiento entre pueblos y la buena vecindad– los bombardeos del Rif o la deuda histórica derivada del colonialismo. Como un hito queda el Coloquio Internacional organizado por el Centro, en 2008 en Tetuán con el barroco título de "Las cuestiones de la memoria común entre el tratamiento judicial, el tratamiento político y los derechos humanos: la participación de los marroquíes en la Guerra Civil española como ejemplo".

Ahora, ante la celebración el próximo día 25 de octubre en Rabat, organizado por este Centro, de un seminario sobre "Ceuta, Melilla y las islas ocupadas", es lógico que el Gobierno melillense del presidente Juan José Imbroda esté poniendo el grito en el cielo. Pagando miserables pensiones –algunas de cinco euros mensuales–, a antiguos combatientes marroquíes en nuestra Guerra Civil o a sus viudas, que rondan los 90 años de edad, es curioso que se sea en cambio tan generoso con una ONG como ésta, que se ocupa por un lado de los muertos, y por otro de enrarecer todo lo posible las relaciones presentes y futuras entre España y Marruecos. Al seminario de Rabat los organizadores han invitado a participantes extranjeros para ampliar así el impacto de su manipulación atrayendo a gentes de mala fe, por un lado, y a otras que por despistadas pueden ser objeto de su manipulación. Será interesante comprobar qué consideran aquéllos por "islas", pues ya durante la tormenta de este verano el "Comité para la Liberación de Ceuta y Melilla" incluyó sin rubor alguno a la isla de Alborán en sus reclamaciones.

Cualquiera sabe si en Rabat no se despacharán también con las Canarias por aquello de que son "un archipiélago adyacente al continente africano". Lo que demuestra todo esto es la necesidad de una política de Estado en España que haga frente de una vez y de forma cohesionada a tantas provocaciones, incluyendo entre éstas a las supuestamente intelectuales.
GEES, Grupo de Estudios Estratégicos.

EpC
La educación como un riesgo
Fernando López Luengos Libertad Digital 8 Octubre 2010

Acompañar al alumno en su descubrimiento de lo bueno, lo bello y lo verdadero, tal habría sido el "proyecto curricular" de Platón. Muy lejos parece de los proyectos curriculares inventados por lo "maestros" del constructivismo en la LOGSE y más tarde en la LOE, los sistemas educativos diseñados desde el amparo ideológico de los gobiernos de Felipe González y Zapatero. Hace tiempo que el sistema educativo español experimenta indicios de un colapso que los profesores padecemos en primera persona: unos de los índices más altos de Europa de abandono escolar, pérdida progresiva de la autoridad del profesor, desaparición del valor del esfuerzo, transformación de los centros en una especie de guardería donde el criterio de retener a los alumnos prevalece sobre la excelencia académica y donde los buenos alumnos tienen que adaptar su ritmo a un grupo de compañeros desmotivados; alumnos sin hábitos de socialización a los que la disciplina solo les ayuda tangencialmente conviviendo con alumnos que deben soportarlos... Sin embargo con semejante instrumento desafinado –la LOE– cada día en nuestras aulas sigue siendo posible la proeza de arrancar una melodía armoniosa gracias a docentes –la mayoría– que ama su trabajo; y gracias a un grupo significativo de alumnos de cuya bondad siempre me he sentido orgulloso: aunque no siempre estoy satisfecho de su rendimiento académico, o de su motivación, su sonrisa cuando me cruzo con ellos por los pasillos es uno de los alicientes más bellos de la noble y arriesgada tarea de educar.

Hay por tanto claros y oscuros en la educación. Pero ciertamente la zona más oscura procede de la influencia de la política en el sistema educativo. En el resto de los países europeos, al menos tras la caída del muro de Berlín, la ideología ya no utiliza el sistema educativo para intentar fortalecerse. Pero Spain is different. El socialismo español actual ha experimentado una regresión hacia el pasado romántico de las ideologías como revancha anacrónica de la dictadura franquista (no menos ideológica y romántica cuando los niños cantábamos, "impasible el ademán" y "formaré junto a los luceros...").

¿Cuándo tendremos en España un socialismo que supere su resentimiento del pasado? Y, lo que es más triste ¿qué culpa tenemos los que nos hemos criado vacunados contra las ideologías y queremos educar a nuestros hijos en nuestras propias convicciones y no en las que dicte un gobierno franquista o zapaterista?

Sin embargo, poco a poco, suavemente, la mentira se disuelve –no sin antes haber provocado mucho dolor– como el mito del sistema económico comunista se disolvió en los países del Este hasta la caída del muro de Berlín. El sistema educativo se está envenenando con su propia sangre: Educación para la Ciudadanía, por ejemplo, nació enferma y después de una movilización ciudadana sin precedentes en la historia de la democracia, ha quedado herida de muerte. Muy pocos profesores se atreven a cumplir sus verdaderos objetivos adoctrinadores, se ha degradado a mera maría que casi nadie desea dar y que se utiliza incluso para rellenar horarios; y el contenido del currículo ha quedado reducido a meras recomendaciones cívicas que no merecen la dedicación horaria que se le concede. Es un nuevo fracaso de la ideología frente a la realidad que es tozuda: el peor enemigo que puede encontrar el Poder es el enfrentamiento con unos padres que intentan transmitir a sus hijos lo mejor de la vida. El coraje ejemplar de tantos padres objetores ha reventado la estrategia de la ideología.

Sin embargo, los ideólogos que diseñaron Educación para la Ciudadanía como modo de inculcar el relativismo moral y la ideología de género no han cedido en su empeño. La nueva ley del aborto intenta de nuevo la intromisión de la ideología en la enseñanza. Tristemente la escuela ha dejado de ser un lugar seguro y los padres deben velar continuamente sobre las actividades que realizan sus hijos. La necesaria educación sexual está diseñada para introducir una ideología que falsea la condición humana proponiendo una libertad ilusoria que, en definitiva, queda sostenida por un voluntarismo ciego.

No son tiempos, por tanto, para acomodarse en el desentendimiento. Los padres deben velar, vigilar para que la escuela (también la concertada) no responda a consignas políticas y seguir poniendo todos los medios a su alcance para evitarlo. Deben ocuparse, cada vez con mayor responsabilidad y formación, de los temas que el actual sistema pretende instrumentalizar para sus fines. Deben, en definitiva, asociarse hasta que los nuevos mitos ideológicos sean disueltos por la fuerza de la realidad.
Fernando López Luengos es Doctor en Filosofía y vicepresidente de la Asociación de Profesores Educación y Persona

Mario Vargas Llosa se entera del Nobel en Nueva York, la capital del español en EE.UU.
'Fujimori no me reconocía y España me salvó de convertirme en un paria', dijo el escritor hispano-peruano en Nueva York
Ep. www.lavozlibre.com 8 Octubre 2010

Nueva York.- "Este premio se lo debo tanto a la Academia sueca como a España", afirmó el escritor Mario Vargas Llosa en una multitudinaria rueda de prensa en la sede del Instituto Cervantes de Nueva York en la que reiteró varias veces, tanto en inglés como español, que España le ha ayudado a ser el escritor que es. "Gracias a editores, críticos y lectores españoles que me han permitido tener una difusión en el mundo que yo nunca soñé que tendría", reconoció.

El responsable de joyas de la literatura universal como 'La guerra del fin del mundo' o 'La fiesta del chivo' recordó que su primer libro, una pequeña colección de relatos cortos, fue publicada en España en 1959, al igual que ocurrió con su primera novela, 'La ciudad y los perros', que apareció en 1962 en un momento muy complicado por los obstáculos de la censura durante la España de Franco.

Así, Vargas Llosa tuvo palabras especiales de agradecimiento para Carlos Barral, el editor español que según dijo fue un "apoyo imprescindible" en los primeros años de su vida como escritor, y también para su agente literaria, Carmen Balcells, "a la que también debo muchísimo". Pero sobre todo, dijo el Nobel de Literatura, "a los lectores en todo el mundo que me han seguido y que me han leído en estos años".

RECONOCIMIENTO AL ESPAÑOL
Tras mostrarse "sorprendido" y "agradecido" por el Nobel, Vargas Llosa aseguró que el reconocimiento no es solo un premio a un escritor sino a la "maravillosa lengua" en la que escribe, el español, uno de los idiomas más "dinámicos", "enérgicos" y "creativos" del mundo moderno que hablan 500 millones de personas y que juega un papel muy importante en la civilización contemporánea.

Este premio, dijo el escritor, es también un reconocimiento a lo mejor que tiene la literatura latinoamericana. "Cuando era joven la idea de América Latina en el resto del mundo estaba muy estereotipada, una tierra de dictadores, revolucionarios y catástrofes. Pero ahora sabemos que América Latina también puede parir artistas, pensadores, músicos, pintores y novelistas", subrayó orgulloso.

Ante la pregunta de una periodista de su país Vargas Llosa respondió. "Soy peruano y lo que hago y vivo expresa el país en el que he nacido y vivido las experiencias fundamentales que marcan a un ser humano: la infancia y la juventud. Perú soy yo aunque a algunos colonos no les guste. Fujimori no me reconocía como peruano y quería quitarme la nacionalidad. España me reconoció la nacionalidad y eso me salvó de convertirme en un paria". "Perú me ha dado las experiencias básicas de todo lo que he escrito y es parte de mí mismo. España no era mío y se ha vuelto mío, la quiero muchísimo", insistió.

'SEGUIRÉ ESCRIBIENDO HASTA EL ULTIMO DIA DE MI VIDA'
El recién galardonado con el Nobel de Literatura explicó que todo empezó con una llamada del secretario general de la Academia sueca a eso de las cinco y media de la mañana. "A partir de ahí comenzó esta locura y todavía no he tenido tiempo de pensar un poco lo que significa este premio", confesó Vargas Llosa, quien subrayó en todo caso que no cree que vaya a cambiar su forma de escribir o su estilo.

"Seguiré escribiendo hasta el último día de mi vida", dijo el novelista. "Es mi manera de vivir, lo que organiza mi vida, me da sustento y es también una forma de goce y de placer que me ha dado la literatura", añadió, tras lo cual reconoció que la concesión de este premio cambiará "de forma transitoria" su vida cotidiana. "Creí que estos meses en Estados Unidos iban a ser muy tranquilos, pero aquí estamos. Pero trataré de sobrevivir", añadió con una amplia sonrisa.

Vargas Llosa aseguró que la sorpresa fue "total" porque hace años que había dejado de creer que era candidato para el Nobel. De hecho reveló que pensó que se trataba de una "broma" cuando su mujer Patricia le dijo que le llamaban por teléfono desde Estocolmo, momento que le sorprendió leyendo un libro de Alejo Carpentier y preparando su clase del lunes para sus alumnos de la universidad de Princeton. "A partir de ese momento empezó la locura".

'MUY AGRADECIDO' POR LA DECLARACIONES DE GABO
Afirmó que es un "disparate" pensar que la Academia estaba obligada a darle el Nobel y preguntado por sus conocidas discrepancias con el también Nobel Gabriel García Márquez, Vargas Llosa prefirió no hablar de este asunto y se limitó a hacer público su agradecimiento por la "cariñosa" declaración del escritor colombiano con motivo de este premio. "Le estoy muy agradecido", apostilló.

Muchas de esas discrepancias parten de posiciones ideológicas diametralmente opuestas, pero Vargas Llosa no quiso a entrar a valorar si sus ideas tuvieron algo que ver en la concesión del Nobel. "Se lo tienen que preguntar a la Academia sueca. Yo evidentemente no les pregunté los motivos por los que me concedían el premio", dijo el novelista, que en todo caso subrayó que además de escritor también es ciudadano aunque cuando escribe "la política es secundaria".

"Tener ideas políticas es un deber moral", dijo Vargas Llosa, quien de todas formas confió en que será recordado por su faceta como escritor. Eso sí, reiteró que seguirá siendo crítico con las dictaduras tanto de izquierda como de derecha, que defiende la democracia y las reformas liberales, y subrayó que sigue creyendo que es un "retroceso" que en América Latina todavía haya casos como Cuba o Venezuela.

TRANSPIRACIÓN MAS QUE INSPIRACIÓN
A las nuevas generaciones de escritores Vargas Llosa no quiso enviarles ningún mensaje especial, pero en todo sí se atrevería a decirles que esta "hermosísima vocación" de escribir es también "una disciplina, un trabajo y un esfuerzo". "Creo que hay muy pocos que escriben por inspiración. La mayoría lo hacemos por transpiración, es decir, con disciplina, continuidad y terquedad".

El Nobel también tuvo ocasión de posicionarse sobre las nuevas tecnologías y el impacto que puedan tener en el futuro de la literatura. "Creo que es algo inevitable, lo que no tengo claro es si estoy contento con ello. Para mí la idea de un libro es un libro en papel, pero las cosas están cambiando. Lo que espero es que las nuevas tecnologías no terminen banalizando o trivializando la literatura".

Por último, el escritor reconoció que es "un peligro" que las nuevas tecnologías puedan terminar "empobreciendo" los contenidos, aunque acto seguido lanzó un mensaje a los lectores. "Al final está en nuestras manos no permitir que eso ocurra. No podemos permitir que las nuevas tecnologías destruyan lo que se ha construido durante siglos", sentenció el premio Nobel de Literatura 2010.

Viuda de Luis Portero: “Hay que derrotar a ETA con las armas de la Ley”
Redacción. Minuto Digital 8 Octubre 2010

Rosario de la Torre, viuda del que fuera fiscal jefe del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) Luis Portero, asesinado por ETA el 9 de octubre del año 2000 a las puertas de su casa, en Granada, ha abogado este jueves por derrotar a la banda armada “con las armas de la Ley y del Estado de Derecho” y ha rechazado cualquier negociación.

En el homenaje organizado en la Real Chancillería por la Fiscalía Superior de Andalucía y la de Granada a su difunto marido por el décimo aniversario de su asesinato, De la Torre ha asegurado no sentirse “víctima” de ETA, sino familiar de víctima, y ha recordado que durante estos diez años su familia lo ha pasado “mal al principio” pero que en este tiempo ha asumido dos compromisos “importantes”.

El primero, ha incidido, de “firmeza” en la “batalla legal interminable contra el terrorismo de ETA’, como es la Asociación Dignidad y Justicia, que preside su hijo Daniel; y otro de “generosidad” y “solidaridad” con la creación de la Fundación Luis Portero, que fomenta la donación de órganos para personas necesitadas y la investigación en materia de cuidados paulativos para enfermos terminales.

Durante su intervención en el acto-homenaje, su viuda, que ha pronunciado sus palabras muy emocionada, ha recordado la “independencia profesional” de su marido y su promoción de valores como los de la “justicia, la tolerancia, el esfuerzo, el idealismo y la generosidad”.

“No tuvo nunca enemigos que derribar ni necesidad de alabar”, ha incidido De la Torre, que ha aprendido, junto a sus hijos, a “vivir con dolor” y que, con el tiempo, ha apaciguado ese sentimiento, y mantiene “la estrella de la esperanza” más allá de la muerte, con la compañía “siempre” de Luis Portero, marido y padre.

El acto, presidido por el teniente fiscal del Tribunal Supremo (TS), Juan José Martín-Casallo López, ha contado además con las intervenciones de la fiscal jefe de Granada, Ana Tárrago, el teniente fiscal de la Fiscalía Superior de Andalucía, Guillermo Sena, del fiscal superior de Andalucía, Jesús García Calderón, y del actual presidente en funciones del TSJA, Antonio Angulo.

******************* Sección "bilingüe" ***********************
El plan B
José Antonio VERA La Razón 8 Octubre 2010

Gobierno y autonomías se han puesto de los nervios por la última recomendación de «Mafo»: hay que hacer un «Plan B». Algo fundamental, sin duda. A nadie debería extrañar que el presidente del Banco de España transmita ese consejo. ¿Por qué? Sencillamente, porque los presupuestos de este año, siendo más realistas que los anteriores, no son muy creíbles. Cuestión en la que abundó ayer el FMI rebajando a la mitad la previsión de crecimiento de España en 2011. Cierto que en materia de previsiones es fácil fallar, aunque hasta hoy el que más erró siempre fue el Ejecutivo. Pero lo de tener un «Plan B» parece de cajón, o sea, fundamental.

Quiero decir que a cualquier persona con sentido común se le ocurre que hay que prever que las cosas sucedan de una forma, pero al mismo tiempo estar preparado para el caso de que esa previsión se incumpla. Y en esta ocasión más aún, pues las razones son fundadas: la economía no se está recuperando aún, pese a lo que algunos auguraron. Hay una clara tendencia al alza en Europa, particularmente en países como Alemania, que están haciendo los deberes. Pero aquí seguimos atascados, con el paro al alza, cierres de empresas, sin ánimo en los mercados y falta de confianza en general. Lo cual quiere decir que no se trata del escenario ideal para la ansiada recuperación. Y sí además resulta que 2011 es año electoral, peor aún. Las elecciones siempre llevan aparejadas gastos y una alegría presupuestaria que está reñida con el objetivo de austeridad. Luego el «Plan B» no sólo es aconsejable sino estrictamente necesario. Lo extraño es que no exista ya, y más aún que Salgado y Campa se enfaden porque a Fernández Ordóñez se le ocurre plantearlo. ¿Para qué está si no el presidente del Banco Central?. Como es lógico, para cumplir con su obligación y recordarle al Gobierno y a las autonomías cuál es la senda por la que deben transitar para no poner en riesgo financiero al país. Pero a Zapatero le molesta ese consejo y más aún a los ejecutivos regionales. Son hoy legión los gobernantes autonómicos que critican a Mafo, llamándole centralista.

Las Comunidades son las vacas sagradas de la política española. Se puede criticar al Gobierno central y a los ayuntamientos, pero mucho cuidado con decirle a la Generalitat o a la Junta de Andalucía que la crisis también les afecta y que no pueden vivir y gastar como si nada hubiera ocurrido, que lo razonable es que pongan freno a su capacidad de endeudamiento. Porque las autonomías gestionan ya más de la mitad del gasto del Estado y cualquier plan de ajuste que se haga debe contar con ellas a efectos de evitar que se deslicen por el camino del derroche en altos cargos, funcionarios, empresas públicas, radios y televisiones, subvenciones y prebendas en general. La de las autonomías es, sin duda, la reforma pendiente de este país. No en el sentido de eliminarlas o amputarlas, sino en el de acotarles la capacidad de gasto y endeudamiento. En otras naciones se hace e incluso está penalizado el incumplimiento de los criterios de contención. Aquí nadie se atreve. Las Comunidades son sagradas. Se ve normal que disipen más de lo que deben y que nadie lo impida. Por eso es aún más necesario el «Plan B».

Aclaración o destitución
Editorial www.gaceta.es 8 Octubre 2010

El supercomisario de Rubalcaba, el agente ejemplar que, de su atalaya de la Policía Judicial lo puede tocar todo (sobre todo si se trata de investigar al PP) pero es intocable, ha encontrado la horma de su zapato, al ser acusado por un letrado de estar untado en el caso Malaya. Un tal J. A. G. recibió 200.000 euros de Juan Antonio Roca, cerebro de la trama, a cambio de información. Y, según el abogado, las iniciales sólo pueden corresponder al supercomisario de Rubalcaba, como pueden certificar –añade– “hasta los porteros de las comisarías”. El comisario ha anunciado una querella, pero un personaje público está obligado a aclaraciones públicas.

El asunto es de tal gravedad que, al margen de que la vía judicial siga su curso, esto exige una aclaración política inmediata por parte del Gobierno y de un ministro del Interior que convirtió al acusado en su hombre de confianza, lo encumbró y condecoró, y ha puesto en sus manos el control de la Policía Judicial, creando lo que el PP calificó de auténtico “Estado policial”. Lo cual es especialmente sangrante, teniendo en cuenta el turbio historial de un personaje que se ha comportado más como un comisario político del PSOE que como un comisario comisario.

En la hoja de servicios de González hay un procesamiento por la muerte de un etarra, torturado en dependencias políticas; su participación en la rocambolesca detención del ex director de la Guardia Civil Luis Roldán en Laos, junto con el espía Paesa; y sobre todo su papel en el caso Gürtel, de cuyas filtraciones a la prensa le acusa el PP. González fue uno de los invitados que compartieron festín cinegético y gastronómico con el juez Garzón, la fiscal Delgado y el ministro Bermejo, el mismo fin de semana en que se desarrollaba la operación policial de la trama Gürtel. Hablamos de un Estado de Derecho, donde se supone que hay separación de poderes, para todos... menos para el policía que dirigía la investigación de Gürtel (González) y el juez que decidía los ingresos en prisión (Garzón), cenando mientras los presuntos implicados dormían en un calabozo de la Audiencia Nacional.

A pesar de esto, o quizá precisamente por esto, el comisario ha sido especialmente bien tratado por sus superiores de Interior. Se le buscó un destino como agregado de Interior en la embajada de Brasil. Y aunque ha estado más de una vez relacionado con asuntos turbios, siempre ha salido bien librado. Por ejemplo, en el propio caso Malaya. Las famosas iniciales J. A. G. ya aparecieron entre los papeles de Roca cuando el juez Torres instruía el caso, pero el magistrado no lo llamó a declarar y posteriormente se archivó la pieza separada. Las presiones de la Unidad de Drogas y Crimen Organizados (Udyco) debieron ser muy eficaces.

Como en la novela Los diez negritos de Agatha Christie, ya han caído tres de los cuatro conspicuos partícipes de la cacería de Jaén (el ministro, el juez, y la fiscal). Ahora, y por otro motivo, aparece González en el ojo del huracán. Rubalcaba debe aclarar si el comisario malayo es González, como ha pedido Rafael Hernando (PP), y debe explicar qué ha hecho Interior para desenmascarlo o encubrirlo. Y si se confirma, la destitución es obligada. “La corrupción se combate extirpándola de raíz, con transparencia y firmeza” (…) “es la única manera de que los ciudadanos confíen en las instituciones”. La frase no es del PP, sino de Fernández de la Vega. Le tomamos la palabra.

Hechos y conspiranoias
El Gobierno y el 11-M

Pío Moa Libertad Digital 8 Octubre 2010

El PSOE abandonó solo a medias el marxismo y no sustituyó su ideología por ninguna otra, con lo que mantiene plenamente su mentalidad totalitaria, bien manifiesta en su "ley de memoria histórica" y en prácticas mafiosas y antidemocráticas, como la colaboración con la ETA o los estatutos anticonstitucionales, sometiendo a la democracia española a un proceso de involución. Estos son hechos, no especulaciones, a menos que consideremos democráticos tales comportamientos. Recordemos también su modo de reaccionar ante las denuncias de corrupción con Felipe González, intentando blindar a los corruptos con una ley "antidifamación"; o ante el GAL, con el vídeo de Pedro J.

Pero, ¿es sospechoso el PSOE –es decir, algunos de sus dirigentes– de haber organizado el 11-M? Hay otras dos certezas no especulativas. La primera, que el PSOE aprovechó la matanza de modo inmediato, con total mala fe y falta de respeto a las normas democráticas, para crear una especie de kale borroka y acusar falsamente al Gobierno. Y lo acusó en dos sentidos: de mentir (no hubo ninguna mentira: la autoría etarra la creyó o aparentó creerla todo el mundo al principio, y no sin base, al haberse interceptado poco antes dos grandes cargas de explosivos con dirección a Madrid; además está el asunto del titadine); y de ser el verdadero responsable de la matanza, por haber apoyado políticamente a Bush en el derrocamiento de Sadam Husein. Estas dos calumnias vuelven a exhibir rasgos mafioso-totalitarios.

La segunda certeza es que el atentado no solo redundó en beneficio del PSOE sino también, a través del nuevo Gobierno socialista, del terrorismo islámico, con la retirada de tropas que ayudaban a los iraquíes contra asesinos como los que presuntamente actuaron en Madrid, y de la ETA a través del "proceso de paz", es decir, de justificación de los asesinos y colaboración con ellos. La matanza tuvo, pues, de un modo u otro, tres grandes beneficiarios: los dirigentes del PSOE, el terrorismo islámico y la ETA. Más indirectamente, los separatismos vasco y catalán. Estos son hechos indudables.

Por consiguiente, es lógica y nada conspiranoica la sospecha hacia el Gobierno. La conspiranoia aparece cuando se pasa de la sospecha a la acusación directa, pues para esta última es necesario un dato fundamental hoy inexistente: pruebas concretas. El cui prodest es solo un indicio, no una prueba. El aprovechamiento electoral de la matanza no significa que los jefes del PSOE estuvieran implicados en ella. Suena más razonable, en principio, la idea de que ellos, con envidiable rapidez de reflejos, se dieran cuenta de que si se acusaba a la ETA, el PSOE se hundía electoralmente, y que si se acusaba a los islámicos, el PSOE tendría la gran oportunidad de ganar las elecciones (desplegando, eso sí, una inmensa mala fe). Y el evidente servicio posterior rendido por el Gobierno socialista a los terroristas islámicos y a la ETA no tiene por qué haber sido un premio a una hipotética colaboración de ambos en el atentado, pues también parece en principio más razonable pensar que se debe a que, como he repetido, el Gobierno comparte el 90% de la ideología con la ETA, y una buena porción, asimismo, con el terrorismo islámico ("alianza de civilizaciones"). Datos en los que no reparan la mayoría de los analistas, pese a estar bien claros. La colaboración nace fundamentalmente de esas afinidades ideológicas, haya o no más motivos para ella.

Así pues, el hecho es que los jefes del PSOE aprovecharon políticamente la matanza, sin que ello implique necesariamente ningún género de autoría. ¿De dónde viene, entonces, la destrucción y falsificación de pruebas, la intervención de un juez político (Bermúdez) y tantas otras anormalidades? Reparemos en cómo fue explotado el suceso, sobre la base del explosivo goma2 ECO y la autoría islámica: esta última idea solo podía funcionar a favor del PSOE unida a la de que los terroristas tenían razón, o bastante razón, para dar un escarmiento a España por lo de Aznar y Sadam; sin tal asociación de ideas no habría servido como último empujón de la campaña electoral socialista: al contrario, había sido Aznar quien había advertido el peligro creciente del terror islámico, y socialistas y separatistas quienes se habían burlado del aviso (el "comando Dixán").

Una vez lograda esa asociación de ideas, el Gobierno y sus servidores debían mantener a toda costa la versión islámica-goma2, y a ello se habrían dirigido todos sus esfuerzos propagandísticos, policiales y judiciales. Nótese que la decisión del juez de no vincular el atentado con la guerra de Irak, quizá una concesión a la galería o un fallo argumental, ha pasado inadvertida y apenas comentada por los medios y analistas políticos, pese a que arruina gran parte de la versión del PSOE.

En suma, la mafiosa explotación de la matanza y las afinidades ideológicas del PSOE con los terroristas permiten explicar las demás actuaciones del Gobierno. ¿Hubo además de esta relación indirecta con el atentado otra más directa (recuérdese que varios de los presuntos autores eran confidentes o estaban controlados por algunos policías)? Hoy por hoy se trata de una mera especulación. Pero lo que ya sabemos define claramente a unos políticos y a ciertos jueces y policías. Uno de los cuales, por cierto, está acusado judicialmente, una vía de agua que el Gobierno intenta cerrar a toda costa.

¿Una escisión en ETA?
ROGELIO ALONSO El Correo 8 Octubre 2010

La tensión entre ETA y Batasuna ha llevado a plantear como posible una escisión similar a la que en Irlanda del Norte dio lugar a grupos escindidos del IRA que todavía hoy mantienen el terrorismo. Esta hipótesis ha sido utilizada por algunos políticos para justificar la negativa de Batasuna a romper con ETA, deduciendo que el partido debe obtener concesiones políticas que le permitan traer consigo a la banda sin escisiones. Así, la interesada lectura del referente norirlandés aporta al movimiento terrorista una comparación ventajosa con la que defender su negativa a abandonar el terrorismo y la intimidación que ejerce mediante la manipulación de las expectativas sobre el final de la violencia.

Batasuna, como hizo el Sinn Fein con el IRA, instrumentaliza la amenaza de escisiones para rentabilizar la crítica debilidad de ETA. Sin embargo, la actual situación en Irlanda del Norte, donde el terrorismo de los disidentes no deja de aumentar, demuestra cuán contraproducente ha resultado este tipo de coacción. Confirma que el modelo norirlandés ha sido incapaz de acometer la categórica deslegitimación de la violencia utilizada en el pasado, fortaleciendo el discurso de quienes aún mantienen el terrorismo. Valiosa lección para nuestra política antiterrorista en unos momentos en los que Batasuna intensifica sus argucias para generar confusión sobre sus verdaderas intenciones, aparentando una irreversible pero falsa voluntad de paz mientras permanece supeditada a la estrategia etarra.

Al haberse eludido una auténtica deslegitimación de la violencia del IRA y su condena desde el punto de vista táctico y moral, se ha incentivado la continuidad del terrorismo por parte de esos disidentes que utilizan los mismos argumentos que en el pasado emplearon sus propios compañeros, éstos que ahora les critican por hacer lo mismo que ellos hicieron años atrás. De ahí la incapacidad del Sinn Fein para contrarrestar la propaganda de los disidentes, pues éstos, desde su misma lógica, argumentan que están legitimados para utilizar la violencia por varios motivos. Los disidentes usan el terrorismo para perseguir idénticos objetivos por los que el IRA justificó miles de asesinatos, o sea, el fin de la «ocupación» británica. Además, los disidentes argumentan que puesto que el IRA ha ensalzado su violencia como eficaz, ellos siguen manteniendo el terrorismo para lograr los fines que el IRA fue incapaz de conseguir al concluir su campaña, estimulando su reproducción pese a las dificultades.

La narrativa con la que el Sinn Fein y el IRA han intentado legitimar su campaña terrorista no ha dejado de incidir en la necesidad de la violencia pasada y en los logros de la misma, tal y como hace ETA. Esta narrativa y las concesiones extraídas por el Sinn Fein en los últimos años permiten reforzar el discurso de los disidentes: si el Sinn Fein logró beneficios por parte del Gobierno británico bajo amenaza de que la ausencia de cesiones alentaría la continuidad del terrorismo del IRA, la violencia aparece como eficaz y, por tanto, como un método al que un verdadero 'patriota' no debe renunciar mientras permanezcan los agravios a los que recurrieron para justificar sus crímenes durante décadas. Así lo expresaba uno de estos disidentes: «Moralmente tienes derecho a levantarte en armas contra los británicos. Los voluntarios del IRA en todo momento han sabido que enfrentarse a los británicos, ya sea en 2002 ó en 1982, iba a ser siempre una lucha cuesta arriba. Tienes tantas posibilidades de derrotarlos ahora como tenías entonces, siempre iba a ser un objetivo duro, pero no puedes darte la vuelta y decir: 'Escucha, no podemos derrotar a los británicos, así que hagamos los maletas y marchémonos'. Para los voluntarios del IRA, su guerra no ha terminado. Mientras los británicos permanezcan en Irlanda siempre habrá necesidad de utilizar la lucha armada contra ellos».

El incremento de la violencia de los disidentes, que según una reciente encuesta cuentan con la simpatía del 14 % del electorado nacionalista, debería hacer reflexionar a esos políticos vascos que irresponsablemente aceptan convertirse en cómplices de la estrategia terrorista aduciendo unas buenas intenciones para poner fin al terrorismo. La complicidad de Aralar y EA con Batasuna exigiendo de actores democráticos que ignoren la legalidad persigue encubrir los efectos del terrorismo perpetrado en una sociedad en la que ETA ha violado sistemáticamente los derechos humanos, siendo sus consecuencias muy perjudiciales. Si ETA ha forzado a dichos partidos a modificar sus posicionamientos pese a seguir existiendo, ¿por qué habría de renunciar la banda al instrumento que le ha garantizado semejante logro? La misma lógica puede aplicarse a las exigencias que Batasuna y sus aliados nacionalistas reclaman ahora como contrapartida por una interrupción táctica del terrorismo: si Batasuna obtuviera los privilegios que a modo de chantaje exige por su legalización, se desincentivaría la renuncia a esa amenaza de violencia que resultaría útil.

Las escisiones del IRA demuestran que la erradicación del terrorismo se ha visto obstaculizada por la disposición de actores democráticos a recompensar cesiones a los terroristas que fueron presentadas como necesarias para la finalización de la violencia pero que, en cambio, reforzaron un relato legitimador de la misma garantizando su perpetuación. Por tanto, la firmeza inexorable en la política antiterrorista frente a ETA y Batasuna constituye la mejor receta para evitar escisiones en la banda que entorpezcan su desintegración. Esa consistencia es la que puede forzar a los terroristas a construir el relato deslegitimador de la violencia imprescindible para su desaparición. De ese modo se desmoraliza a aquéllos con el potencial de escindirse para mantener la violencia al reducirse sus expectativas de éxito, favoreciéndose la consolidación de una disidencia dispuesta a renunciar al terrorismo sin contraprestaciones.

Maquis y trileros de la Historia
Teresa Puerto. Minuto Digital 8 Octubre 2010

Desde que gobierna Mr Ruina en la Moncloa, son incontables la de veces que nuestra rústica izquierda ha promovido mociones y votaciones en el Congreso en su calenturiento empeño de cambiar la historia de nuestra guerra incivil española y de la muy “esquilmada” postguerra franquista .

Aplastada la chusma popular por la presión mediática , que despliegan con arte por tierra mar y aire , triunfa al final el caldo de cultivo diseñado por la mercadotecnia ZaPaterina .

El socialista Benito Mussolini le llamaba a esta estrategia suya de propaganda fascista “la Técnica de la Gran Mentira”. Y es la misma técnica que utiliza, actualmente la tropa zapaterina desde sus terminales mediáticas. El socialista Mussolini decía que “ mediante la presión constante de la propaganda desde los más tiernos años de la infancia , la gente podía ser entrenada para aceptar como verdad lo que claramente era una mentira y aceptar, como bueno para ellos, hasta incluso cosas que eran claramente malas para ellos…. Toda la gente puede ser engañada durante todo el tiempo con tal de que la propaganda sea lo suficientemente intensiva y constante”( “Mussolini y el surgimiento del Fascismo Italiano” , R.N. Ansalom. London :Methuen &Co Ltd.1969).

El caso práctico de este conductismo mediático es el empeño actual de “rehabilitar” a los indeseables maquis, borrando de los archivos históricos su consideracion de “criminales, bandoleros y malhechores” y con “el inmediato reconocimiento moral, jurídico y económico de los maquis” por la Generalitat Catalana. La historia no se vota. La historia es lo que las fuentes dicen. Y las fuentes son tozudas, especialmente ahora que las grandes editoriales han publicado intensivamente los documentos de los archivos de Moscú sobre la guera y postguerra incivil española.

¿Y qué dicen los archivos al respecto?
Si recordamos, por un lado, los escritos del intelectual troskista británico George Orwell, (venido a España como miembro activo de las Brigadas Internacionales stalinistas ), definen a los “maquis” como “residuos comunistas controlados por el Partido Comunista Francés y por Stalin que se establecieron en el norte de España ,al norte de Lérida y en los pasos de Huesca y Navarra: pronto degeneraron en simples bandoleros”. Fueron los restos que quedaron del “ejército de la Comitern comunista y de la criminal política de Stalin en España , acordada por el Secretario de dicha Comitern comunista de Moscú el 18 de septiembre de 1936” ….
Según dichas fuentes, “estos criminales, bandoleros y malhechores” desaparecieron pronto gracias a la colaboración de los mismos Aliados en 1944 , en particular el General De Galle quien (siguiendo las órdenes de Churchill) cortó la agresión comunista en Francia contra España y hasta el mismo Stalin en persona les canceló su apoyo desde Moscú al llamar a capítulo a los jerarcas comunistas españoles en 1948. Y hasta la misma policía francesa, tras la victoria de los Aliados en octubre de 1945, inició la busca de comunistas exiliados españoles en su propio territorio. El comunista alemán Alfred Adolph define a estos como “ resíduos de una lista de voluntarios indeseables de los que Stalin y sus servicios se aprovecharon cínicamente” …..

Aunque sus señorías de la Generalitat se empeñen en votar la historia para cambiarla , lo que no podrán nunca es borrar lo que dicen a gritos las fuentes y documentos históricos. Y, encima, sus señorias hacen el ridículo más espantoso, por analfabetos. Por mucho que se empeñen también toda esa retahila de historiadores “marxistas revisionistas” británicos , traidos en los ´80 por el felipismo para travestirnos y reescribirnos la Historia de España: los Paul Preston, los Ian Gibson , etc… Por cierto, el tal Preston, en su ignorancia, definía a los “maquis” como “la oposición más seria al régimen de Franco”. No debió de ser muy seria (políticamente, me refiero) cuando todos colaboraron y estuvieron de acuerdo, hasta el mismo Stalin, en acabar con ella.

La “técnica de la gran mentira” del socialista Mussolini para travestir la historia por bombardeo mediático, resulta pueril y ridícula en la Era de Internet . Pudo funcionar con su socialismo-fascista en los años ‘30 , pero nunca en el 2010. Personalmente creo que estos bandoleros, como otros muchos, fueron los desinformados “tontos útiles” de un sistema falaz, utilizados por el genocida Stalin para sus criminales intereses de “casta financiera” y que montaron (como el comunista Jean Paul Sartre dijo poco antes de morir) “ su ROBO_LUCIÓN CONTRA EL PUEBLO”.

www.teresafreedom.com

Cataluña
Las subvenciones no están en crisis
Antonio Robles Libertad Digital 8 Octubre 2010

No muchos ciudadanos saben que parte de las campañas electorales de los partidos políticos los paga el gobierno de turno. Y como estamos en tiempo de crisis, el de la Generalitat de Cataluña ha decidido incrementar en un 9,8% las subvenciones a fondo perdido respecto a las últimas elecciones autonómicas. Total, una bagatela que asciende a un total de 26 millones de euros. En ellos se incluyen la subvención a los partidos, los gastos del operativo de las elecciones y la promoción publicitaria de la participación (¡como si la abstención no fuera tan legítima como el voto!).

A decir verdad, debe de ser muy difícil entender para un pensionista o para un funcionario que el Gobierno les haya bajado la pensión o el sueldo un 5%, al mismo tiempo que se incrementan un 9,8% las subvenciones a los partidos para llevar hasta el extremo el derroche en campañas electorales llenas de promesas vanas. La cesta de la compra, la hipoteca o los libros de principio de curso, frente a las fotografías de Photoshop y los escenarios plagados de carteles fungibles. Una opción difícil de entender e imposible de metabolizar por quienes carecen de trabajo o teniéndolo temen perderlo. Y encima el conseller de Administraciones Públicas, Jordi Ausàs, de ERC, se atreve a decir que en realidad han disminuido dos millones del presupuesto de 28 millones que tenían previsto gastar antes de la crisis.

La cuantía de las subvenciones a los partidos depende del resultado electoral que obtengan. Pero todo está montado para sostener el statu quo. Los partidos recibirán un 30% de la subvención como anticipo y, en función de los resultados, se ajustan cuentas después de las elecciones. Así, CiU recibirá, anticipadamente, 765.000 euros; el PSC, 671.000 euros; ERC, 506.000; PP, 447.000; ICV-EUiA, 429.000 y Ciudadanos, 33.000 euros. Como ven, sólo obtendrán la subvención los partidos que ya tienen representación parlamentaria. El resto, que se zurzan.

En total, cada partido recibirá 20.127 euros por escaño obtenido y 0,76 por sufragio. Además, si logran formar grupo parlamentario, recibirán 0,21 euros por votante en cada una de las circunscripciones electorales. Tras las elecciones de 2006, CiU recibió 2,5 millones de euros; el PSC, 2,2 millones; ERC, 1,7 millones; el PP, 1,5 millones; ICV-EUiA, 1,4 millones y C’s, 110.000 euros.

Y por si no tenían bastante, también se reservan en exclusiva los espacios electorales de radios y televisiones públicas. Un privilegio amurallado por el sistema que hace casi imposible que nuevos partidos compitan por el éxito electoral. Para justificar la engañifa, el resto de opciones sin representación se amontonan en un mondongo de siglas a horas intempestivas, donde el arco y las flechas de un partido falangista se confunde con el arco iris de cualquier partido ecologista.

La actual ley electoral perpetúa un injusto reparto de escaños que ni el PP ni el PSOE quieren modificar porque les permite el control del sistema. Ahora las subvenciones les hacen la vida política más agradable, pero sobre todo se la aseguran.

A pesar de ser el medio que más ‘chupa’
‘La Voz’ podría estar estudiando un recorte salarial de sus trabajadores
Así lo denuncia el comité de empresa del diario
Galicia4.com, Periodista Digital 8 Octubre 2010

El ‘Xornal' publica una noticia titulada ‘Los empleados de 'La Voz' denuncian el intento del diario de recortar salarios y derechos ‘ en la que apunta hacia una intención del periódico dirigido por Santiago Rey de reducir su plantilla de personal.

Según indica el diario nacionalista el comité de empresa de ‘La Voz' ha difundido un comunicado entre sus trabajadores en el que denuncia un intento de "aplicar una serie de recortes de derechos y en la masa salarial más encaminados a empobrecer el convenio colectivo que a remediar la situación actual".

Los impulsores de este documento aseguran que la empresa de Santiago Rey pretende recortar los salarios y sus complementos "amparándose en los malos resultados", una decisión que sería injustificable teniendo en cuenta que ‘La Voz de Galicia' es, año tras año, el medio de comunicación gallego que más dinero ‘chupa' de la Xunta: este año ya se ha llevado casi 4 millones de las arcas de la comunidad.

Recortes de Prensa   Página Inicial