AGLI

Recortes de Prensa   Lunes 18  Octubre  2010

 

El PP es el problema: por su carencia de ética, exceso de estupidez e inacción ante el PSOE.
Nota del Editor 18 Octubre 2010

El  13 de Octubre de 2010 escribíamos que "Anda por ahí mucha gente pensando que el PP puede solucionar algo, y desgraciadamente andan muy despistados. Como ejemplo les recomiendo que echen un vistazo al vídeo de la entrevista en la TV3 del tal Núñez, el del bilingüismo armónico y otras gilipolleces (eso con suma suavidad, después de ver el vídeo, Vd mismos utilizarán adjetivos mucho más fuertes, y nada insultantes, hechos duros).

http://www.youtube.com/watch?v=lvS9TXbi0Jc&feature=player_embedded#!

Si alguien consigue la transcripción del texto, lo añadiremos para que quede constancia por escrito del hedor hiitleriano de algunos sujetos impresentables del PP."

Como nadie ha dado el paso, aquí va la transcripción (se puede escribir un tratado sobre la xenofobia, las incoherencias, la imposiciòn, los disparates, el desconocimiento del español, etc. de este hitleriano que prometio libertad lingüística).

TV3.... con el inicio de este curso escolar?
Núñez Feijóo: no, no fue un gesto. Fue un cumplimiento de un programa electoral. Los programas electorales deberían de cumplirse. Nos parece que es razonable eso. Nosotros cuando estábamos en la oposición, plantemos una política lingüística, no fue admitida, nos faltaba un escaño para la mayoría absoluta. NO parecía razonable que en una comunidad que llevábamos veinte años de acuerdo lingüístico el hecho de que el partido mayoritario le falte un escaño para la mayoría absoluta no sea consultado para cambiar una política lingüística que estaba consensuada. Por tanto cuando estábamos en la oposición planteamos cuatro reglas básicas: volver al equilibrio lingüístico, que el cincuenta por cien de las clases se den en gallego y el cincuenta por cien en castellano, preguntar a los padres en que idioma quieren aprender a leer sus hijos en la educación infantil, solo en la educación infantil, en primaria y secundaria el cincuenta por ciento de las clases es en castellano y el cincuenta en gallego, tercero, ambicionar, como pueblo, como colectivo, el conocimiento de una tercera lengua, el inglés, y creo que ese el debate.

El debate en mi opinión, no es entre el gallego y el castellano, el debate, en mi opinión, no es entre el catalán y el castellano, el debate es si sabemos o no sabemos inglés. Y el cuarto pilar es que los alumnos, a pesar de que las clases le den el cincuenta por cien en gallego y el cincuenta en castellano, puedan hacer el exámen en cualquiera de las lenguas que mejor acrediten su conocimiento. Esa es nuestra política lingüística.

TV3: Dicen las encuestas que no, que no sabemos inglés..es es el problema.. pero tambien dicen los expertos que si las lenguas autóctonas, como se las llamaba antes, no tienen un plus de refuerzo, tienen posibilidad-riesgo de desaparecer engullidas por las grandes lenguas, en este caso por el español

Núñez Feijóo: Mire, la causa fundamental de que nos gastemos más de cien millones de euros al año en la televisión gallega es porque tenemos un
idioma propio, es la causa fundamental del canal autonómico de televisión. Toda la política de promoción y discriminación positiva del gallego en todos los ámbitos es la causa fundamental de preservar nuestra señal de identidad más importante que es la lengua. Probablemente si no tuviésemos la lengua gallega, Galicia, sin duda sería otra cosa, incluso probablemente no sé si existiría.

Por lo tanto, claro que tenemos que proteger nuestra lengua, claro que tenemos que invertir en un patrimonio cultural enorme que además nos abre
la llave a otras naciones del mundo con más de doscientos millones de personas en el ámbito lusófono. Ahora bien, de eso a no enseñar el segundo idioma del mundo que es el español y no enseñarlo con el equilibrio en las aulas me parece que sería un grave error. Fíjese, la cordialidad lingüística y la libertad lingüística
consiste en poder en poder elegir un idioma después de conocerlo. Si Vd conoce el español y el gallego Vd será libre para utilizar cualquiera de los
dos, pero si sólo conoce uno, lamentablemente sus capacidades de libertad quedan muy diezmadas.

TV3: Vds en un principio parece que han apostado para impartir en lengua española, en lengua castellana matemáticas, física y química en definitiva alguien podría
recordar cuando al principio de la transición, en un momento seguramente de desconocimiento o de una reivindicación que surgía de Cataluña de que se impartieran las asignaturas en catalán, Adolfo Suárez, entonces presidente, dijo es que no se puede enseñar física en catalán. Bueno, parece que Vds han decidido que no se puede enseñar matemáticas ni física en gallego.

Núñez Feijóo: No conocía la referencia a Adolfo Suárez, pero AS fue un buen presidente del gobierno, probablemente en mi opinión mejor del que tenemos ahora, en fín, eso es una disgresión. Pero fíjese, nosotros hemos pensado que las asignaturas que tienen más vocabulario, que se refuerza la sintaxis, que se conoce mejor el idioma, son las asignaturas tradicionalmente consideradas de letras y por eso hemos planteado el gallego. Al contrario, lo que hemos intentado es, oiga, para conocer más palabras, más vocabulario para escribir correctamente, para formar las frases de una forma más correcta, enseñemos el gallego aquellas asignaturas que tienen más posibilidad de profundizar en el conocimiento de los idiomas. Pero además de ello, fíjese, hemos planteado en primaria y en secundaria y vamos a aprobar una ley en el parlamento para que los padres puedan elegir si quieren el itinerario de las asignaturas de letras en gallego o las quieren en castellano. Y el próximo curso, yo espero, que los padres puedan decir, no no verá Vd., yo quiero que las matemáticas, la física y la química se impartan en gallego. Pues si la mayoría en el aula así lo pretenden, así lo haremos. Por tanto no hay ningún planteamiento, digamos, en que si las matemáticas han de ser en un idioma o en el otro, no, no, al contrario, lo hemos hecho con toda la intencionalidad de que cuanto mayor sea la riqueza del vocabulario del gallego, mejor y por eso hemos planteado que las asignaturas, digamos, de letras se puedan impartir en gallego, pero el próximo curso eligirán los padres.

TV3 Presidente: nueve en punto. El Papa el día seis de Noviembre va a estar en Santiago. Dice el portavoz de la conferencia episcopal que ....

Ni hacen ni dicen nada bueno
EDITORIAL Libertad Digital 18 Octubre 2010

España está sumida en una profunda crisis económica e institucional y el principal responsable de la misma tiene nombres y apellidos conocidos por todos los españoles: José Luis Rodríguez Zapatero. Si bien ambas crisis no estuvieron en ningún momento completamente desligadas –el gasto desbocado de las autonomías o la especulación con el suelo de los ayuntamientos son muestras de ello– nunca antes como ahora se fusionaron de manera tan perversa: el Gobierno socialista compra a golpe de permanentes cesiones el voto favorable de los nacionalistas vascos y canarios con tal de mantenerse unos pocos meses más en el poder y seguir arruinando a nuestro país.

Tanto socialistas como populares son conscientes de esta trágica realidad. Unos pueden ocultarlo y autoengañarse para no sentirse culpables de haber apoyado a tan nefasto político y los otros esperan con ansias que lleguen las elecciones para regresar a la Moncloa. Los primeros confían en que Zapatero no repita y de hecho ya llevan tiempo buscando un candidato alternativo para 2012; los segundos creen que si no hacen ni dicen nada, el poder les caerá en las manos como si de una fruta madura se tratara. Ambos, por desgracia, siguen anteponiendo sus particulares intereses partidistas a las necesidades de los españoles.

Los socialistas, si aun sintieran un mínimo apego hacia la nación que tanto han contribuido a disolver, forzarían la dimisión de Zapatero e impedirían que nadie mínimamente cercano a su equipo y a sus ideas ocupara la secretaría general del partido. Pero desde el momento en que José Blanco y Alfredo Pérez Rubalcaba, a cual más siniestro e incompetente, suenan como dos de los principales aspirantes a sucederle, parece claro que los socialistas siguen en instalados en el mismo atroz sectarismo de siempre.

Por su parte, los populares, si de verdad quisieran sustituir la arquitectura institucional que nos ha abocado a la actual crisis económica y nacional, deberían de empezar por articular un discurso coherente que girara en torno a dos ejes básicos: la unidad de España y la libertad económica. Pero ello supondría, por un lado, rechazar de antemano todo pacto con los partidos que no acepten la soberanía nacional y el régimen de libertades básicas que consagra la Constitución y, por otro, defender la necesidad de liberalizar todos los mercados –incluido el laboral– y de recortar enérgicamente el gasto público. En su lugar, sin embargo, el PP, cuando se ha dignado a abrir la boca, se ha dedicado a coquetear con CiU (e incluso con el PNV) y a rechazar cualquier recorte de "derechos sociales". No se sabe si se trata de un discurso deliberadamente errático o de una exteriorización de las auténticas convicciones y del futuro programa del nuevo PP, pero, en cualquier caso, Rajoy y los suyos sólo serán útiles para España si derrotan a Zapatero en el campo de las ideas, no si lo asimilan en su corrosivo populismo.

En definitiva, estamos en los peores momentos de nuestra historia democrática y contamos con una de las peores clases políticas posibles. Dependerá, pues, de los ciudadanos, de su capacidad de rebelión y movilización, el que las cosas puedan cambiar a mejor.

Una agonía de año y medio
Alejo Vidal-Quadras Minuto Digital 18 Octubre 2010

Faltan dieciocho meses para que la legislatura llegue a su término legal y en las actuales circunstancias de deterioro profundo y creciente este período de tiempo aparece a los ojos de millones de españoles como intolerablemente largo. Las noticias saltan aquí y allá provocando continuos sobresaltos en la ciudadanía. Ahora es una emisión de deuda de la Generalidad de Cataluña a un interés muy superior a la media del mercado porque ya nadie se fía del gobierno tripartito, ahora es la predicción de crecimiento para España del Fondo Monetario Internacional por una cifra que es la mitad de la contemplada en los Presupuestos, ahora son los abucheos masivos a Zapatero en el desfile del 12 de octubre o al ministro del Interior en la fiesta de la Guardia Civil, ahora es el pronóstico por parte de los organismos competentes de que el nivel de desempleo continuará al alza en 2011, ahora es la acusación de que el más alto responsable policial en la persecución de la corrupción aparece en los papeles incautados en la operación Malaya como perceptor de una mordida de doscientos mil euros, y así un día y otro, sin un respiro o un motivo de alivio que calme la inquietud y apacigüe el desasosiego.

Se extiende y se asienta la sensación de que vamos pendiente abajo de forma acelerada sin que nadie ni nada pueda aparentemente detener la caída y este sentimiento de impotencia se aproxima peligrosamente a la desesperación. El reemplazo al actual partido en el poder espera impávido que La Moncloa se deposite en sus manos como fruta madura y basa su estrategia en el imparable desprestigio de su principal adversario, castigando sus flancos de forma implacable con el reproche de su incompetencia para gestionar la crisis económica sin entrar en otros aspectos igualmente o incluso más graves de nuestro fracaso, como la fragmentación de la Nación, la grave pérdida de valores morales o la inquietante degradación de las instituciones.

Vivimos en un ambiente de fin de ciclo, de colapso de un sistema, de constatación apesadumbrada de que, en frase demoledora de Tito Livio sobre el ocaso de la república romana, no somos capaces de soportar ni nuestros vicios ni sus remedios. Tras la prolongada agonía hasta las elecciones generales, y con independencia de su previsible resultado, las cosas no volverán a ser como antes. No habrá medias tintas ni administración inercial del statu quo porque el statu quo saltará por los aires. Nos espera la muerte o la resurrección.

El ahorrador manirroto
Editorial www.gaceta.es 18 Octubre 2010

Gastar por gastar, es lo que muchos ministros entienden por buen gobierno, de modo que cuanto más se gaste, mejor, porque siempre quedará algún margen para la arbitrariedad y el mangoneo.

Este Gobierno ha resuelto, bien es verdad que a su pesar y a ultimísima hora, apretar el bolsillo de los españoles para que las cuentas públicas mejoren de aspecto, pero no da ninguna sensación de tomarse en serio la receta en lo que se refiere a sus gastos. El mismo Gobierno que se apresta a endurecer las pensiones alargando la vida laboral, y que le ha sustraído a la mayoría de empleados públicos, excepción hecha de un selecto grupo de buenos amigos, un porcentaje de sus sueldos, continúa gastando en las cosas más absurdas y sin sentido, disfrutando con la pólvora del Rey como si esa conducta fuese razonable y ejemplar.

Es comprensible que un Gobierno que vive la compra de voluntades, como acaba de verse meridianamente en el caso del pacto con el PNV, se resista a seguir aplicando el procedimiento, pero resulta obsceno que quienes han limitado tan drásticamente los ingresos del personal, sigan viviendo alegremente y sin hacer el menor sacrificio, como si nadie se diese cuenta de su falta de vergüenza y de sensibilidad.

Gastar por gastar, es lo que muchos ministros entienden por buen gobierno, de modo que cuanto más se gaste, mejor, porque siempre quedará algún margen para la arbitrariedad y el mangoneo. Ayer mismo publicamos varias informaciones que revelan la frivolidad de esta Administración con el gasto. Ante el marasmo de la Administración de Justicia, el Gobierno se dispone a gastar a toda prisa y en no se sabe muy bien qué, la friolera de 50 millones de euros, ¡confiando en el buen criterio de los proveedores para que el gasto pueda justificarse de alguna manera! Gastando así, sin programas, sin concursos públicos, sin transparencia, y sin control alguno, se pueden hacer muchos favores, pero raramente se consiguen cumplir los objetivos de racionalidad y eficiencia a los que la Administración Pública está legalmente obligada. No se trata de ninguna excepción, sino de una tradición de dispendio perfectamente programada y puesta al servicio de los intereses políticos del Gobierno.

Si esta clase de defectos hubiese sido consecuencia de alguna falta de advertencia, el Gobierno podría haber empezado a poner coto a raíz de la infinita serie de disparates que trajo consigo el desdichado Plan E. Ayer también dábamos cuenta del caso de un alcalde que se gastó 200.000 euros del disparatado plan en hacer una discoteca pero, como todo el mundo sabe, el anecdotario de picardías ha sido infinito en ese rosario de obras perfectamente prescindibles y sin sentido en las que Zapatero decidió gastarse un dinero que no tenía, pero que le venía bien para alegrarles las pajarillas a muchos de sus devotos, para animar el cotarro electoral.

La falta de austeridad en el gasto es un escándalo cuando cada euro que se gasta de más se convierte en una carga insoportable sobre las futuras generaciones, pero eso importa poco a los que ahora están en el machito, sobre todo si consiguen forrarse mientras tanto. Bono, por ejemplo, que ha doblado varias veces el presupuesto del Congreso, ha organizado las cosas para que los fastos del 33 Aniversario de la Constitución no se vean privados de su campaña publicitaria, un gasto perfectamente estúpido y cuyo monte debiera ser devuelto a las arcas públicas si hubiese un mínimo de decencia, y a alguno de estos personajes les importase realmente el bienestar de todos. Los millones de electores que están dando la espalda a Zapatero ya han caído en la cuenta de este descaro: se está quedando sin partidarios y tiene que mantener a los beneficiarios gastando sin medida.

Una eternidad
Un año y medio de poder son millones de horas de usufructo, millones de sueldos, millones de privilegios repartidos
IGNACIO CAMACHO ABC 18 Octubre 2010

CUANDO el objetivo principal de la actividad política consiste en la consecución del poder nada resulta más lógico que la segunda prioridad sea la de mantenerse en él una vez alcanzado. El poder es un inmenso mecanismo funcional del que viven colgadas cientos de miles, acaso millones, de personas que a su vez proporcionan el combustible electoral para continuar luchando por su modo de vida. Cada hora de permanencia no sólo es un tiempo de usufructo propio, sino un tiempo de ocupación que se le resta al adversario. El poder ya no es la capacidad de promover efectos sociales basados en la aplicación de la ideología o los principios, sino que se ha convertido en un fin en sí mismo; el nuevo fuego sagrado de la política.

Mediante su acuerdo con el PNV, Zapatero ha alquilado dieciocho meses más de poder, una permanencia que trasciende su mera estancia en la Moncloa para dar cobertura a multitud de intereses ramificados. Un año y medio de poder son millones de horas, millones de sueldos, millones de privilegios repartidos entre millares de individuos vinculados directa o indirectamente al control del presupuesto. Significa también un paréntesis de esperanza para un partido y un Gobierno devastados, un tiempo de hipótesis abierto a eventuales mejoras circunstanciales. En dieciocho meses el presidente puede obtener un ligero repunte de su crédito descalabrado, siquiera un remanso de su vertiginoso desgaste; puede esperar golpes de suerte o errores de impaciencia de la oposición que comprometan sus perspectivas de triunfo. Puede producirse incluso un leve, improbable, soplo de recuperación socioeconómica. Y aunque ya nada le quede por hacer en una legislatura prematuramente muerta, se tratará de tiempo consumido en el ejercicio de una iniciativa que el rival no puede manejar por falta de instrumentos a su alcance.

Poco puede esperar el país de ese tiempo estéril. Más de lo mismo, más aventuras improvisadas, más titubeos, más bandazos de rumbo, más proyectos absurdos, más concesiones de soberanía en pago adelantado de los minutos de prórroga. Más meses postrados en la cansina espera de un cambio de ciclo. Pero en el ritmo de la política se trata de un capital de oportunidades y, en todo caso, del patrimonio impagable de un privilegio esencial: el que proporciona la toma de decisiones. Un año y medio más al calor de los despachos, de la influencia, de la expectación, de la capacidad de resolver contratos, nombramientos, destinos, repartos. Un año más al frente del aparato gigantesco que mueve una Administración hipertrofiada. Y un año y medio menos lejos del frío y del silencio, de la orfandad del poder perdido y los teléfonos que no suenan. Toda una eternidad para los que la viven… y para los que la esperan.

Los intereses de España
Regina Otaola www.gaceta.es 18 Octubre 2010

Hay días en que resulta complicado elegir un tema para dedicarle un artículo.

Hay días en que resulta complicado elegir un tema para dedicarle un artículo. Porque las noticias que llaman mi atención son varias, aunque bien pensado todas se relacionan con la bajada de pantalones de Zapatero con el solo objetivo de perpetuarse en el poder. Sabemos que para él la foto es lo importante, pero no creo que se los baje por puro exhibicionismo sino por pura ansia de poder.

Tenemos un presidente de Gobierno que entrega la dignidad de España con la cesión continuada ante el gorila bolivariano, ante los etarras adiestrados en Venezuela, ante las mentiras vertidas por su embajador, como ante las baladronadas de Gibraltar y lo que es más preocupante, si cabe, ante las exigencias del PNV. Un PNV que ha demostrado a lo largo de su historia que es incapaz de hacer algo por todos los españoles sin exigir precio a cambio. Y una vez más España (por ahora se puede escribir así, veremos si dentro de poco nos quieren obligar también a denominarla “a la vasca” como lo quieren hacer con Guipúzcoa, Vizcaya o Álava) está en manos de unos representantes políticos que no paran en barras ante lo que le conviene a cada cual, aunque dañe a los españoles. Zapatero y su Gobierno siguen en el machito con el apoyo de uno de los mayores enemigos de España, el PNV, y éste ha aumentado su caché entre sus seguidores. Es el conseguidor por excelencia ante Madrid, como dicen los nacionalistas, incluso por delante del lehendakari Patxi López, al que están ninguneando, entre los suyos y los otros, de manera escandalosa. ¡Menudo papelón! Ni está ni se le espera aunque intenten sacarle la cara diciendo que luego será él el que firme las transferencias. Peor se lo ponen. Firma lo que otros acuerdan.

Zapatero va a seguir haciendo de las suyas propiciando que seamos el hazmerreír sin que haya alguien que de verdad le obligue a cambiar de rumbo ni fuera ni dentro de su partido. Me enseñaron que si alguien intenta reírse de mí o de mi familia o amigos, debo plantar cara y exigir el respeto debido a mi dignidad, a la de mi familia o a la de mis amigos. Pues eso mismo pasa ahora con España. Se ríen de nosotros a través de este Gobierno sin escrúpulos y de sus insaciables socios por conveniencia. Nos toca plantarles cara y exigir la dignidad desde ya de forma activa.

El que confía en el futuro pasivamente se hace cómplice de este presente imbuido de contravalores. El trabajo, la responsabilidad, la honradez, la dignidad y la verdad quedan en un segundo plano ante el mercadeo político, el ombliguismo nacionalista, el medrar a costa de los demás y la ausencia de transparencia y veracidad en el Gobierno. Las preguntas que debemos hacernos son: ¿Qué podemos hacer por cambiar esta situación? ¿Basta con esperar a las elecciones? Considero que es una postura muy peligrosa porque el deterioro económico, social y político irá a más. El tiempo nunca pasa en vano.

*Regina Otaola es alcaldesa de Lizarza.

En fase espectral
Zapatero ha terminado por dar la razón a Arzalluz, que en enero proclamó: el de López es un gobierno de ocupas
FÉLIX MADERO ABC 18 Octubre 2010

HACE unos años unos cuantos periodistas nos reunimos con Xabier Arzalluz, entonces presidente del PNV. Recuerdo que se expresaba con un dominio del español tan perfecto que conseguía que sus palabras significaran lo que a él le daba la gana. En ese encuentro Arzalluz hablaba de la necesidad de que hubiera en el País Vasco un referéndum para la independencia de España. En un momento de la conversación le preguntamos: ¿Qué pasa si lo pierden? El viejo presidente del PNV hizo una pausa, apuntó algo en un papel y respondió: Convocaríamos otro. Insistimos alborotados: ¿Y si pierden también el segundo? Pues convocaríamos un tercero, y así hasta que saliera el sí, dijo sin ruborizarse. En ese mismo encuentro escuché por primera vez eso de que los de ETA son unos hijos de puta, pero son nuestros hijos de puta. Y antes de terminar y para que no hubiera equívocos esbozó la siguiente teoría: El nacionalismo es como una escalera mágica: uno sube escalones y no encuentra jamás un descansillo, siempre hay un paso que dar, nunca se acaba la escalera; cuando uno cree que ha llegado al final descubre que siguen quedando escalones que subir.

Bien, luego vino lo que sabemos todos, Ibarretxe y su plan, la deriva de Lizarra, y la salida de Josu Jon Imaz, incapaz de dirigir una formación que se sustenta en la impostura histórica y el medievalismo político. Con este PNV ha pactado Zapatero. Este PNV es el que le va a dar oxígeno para llegar a 2012 como jefe de un Gobierno que desgasta y debilita España. Lo hace sin que le tiemble la mano, con la seguridad del que no es capaz de detenerse un momento y preguntarse: Pero, ¿qué estoy haciendo? Cuando veo el abrazo y la risa de Urkullu y Erkoreka al presentar al PNV el acuerdo, me gustaría saber qué siente y qué se pregunta Zapatero. En esta fase espectral, un ser sin vida pero con los votos de seis escaños, seis, pacta con una fuerza que no esconde que España es para ellos una molestia de la que convenientemente se aprovechan. Independicémonos, pero lentamente, por favor.

No, ya no importa a estas alturas lo que Zapatero crea. Uno quisiera escuchar hoy a Patxi López, Eguiguren, Alfonso Guerra, Bono y Barreda, Rodríguez Ibarra; a Marcelino Iglesias, Griñán, López Aguilar, Caldera, Jordi Sevilla, Ramón Jáuregui, Jesús Cuadrado y tantos socialistas de fuste que callan en este momento de deriva y descomposición. Nunca el silencio, por tibio y consentidor, fue más responsable. Zapatero ha terminado por dar la razón a Arzalluz, que en enero proclamó: El de López es un gobierno de ocupas. Hecho. Al final ha conseguido lo que nadie: hacer más profunda la división entre los de derechas y los de izquierda, y ahora, entre los que se sienten españoles y los que no. En el PSOE hay muchos que todavía leen la E de la histórica sigla socialista. Tantos como los que callan. Y eso termina pasando factura.

El pacto de estado
CÉSAR ALONSO DE LOS RÍOS ABC 18 Octubre 2010

La «estrategia» de Zapatero ha consistido en crear el Estado Confederal que anunció desde el comienzo. Las «tácticas», hacerlo en las mejores condiciones para el PSOE. Así, en Cataluña ha pactado con CiU el Estatut teniendo a Montilla al frente de la Generalitat y en el País Vasco ha negociado con el PNV el futuro teniendo a Patxi López como lendakari. Con Basagoiti de hombre bueno. Lo he explicado hasta el aburrimiento. Inútil. Aquí apuntas al cielo y te miran al dedo. Son cosas que no se aprenden en las oposiciones de notarías o registros. Esto hay que mamarlo en los partidos. La izquierda lo hace.

Desde el punto de vista de CiU y el PNV la identificación con Zapatero ha sido total. Siempre ha prevalecido para ellos el soberanismo (la estrategia) por encima de objetivos inmediatos como pueden serlo los poderes territoriales (la táctica). En definitiva, Zapatero y los nacionalistas siempre han estado de acuerdo con el proceso global mientras cada uno trataba de conseguir las mejores posiciones. Pero, al final, los nacionalistas y los socialistas han estado siempre en el mismo lado frente al enemigo común, esto es, el PP como defensor del viejo Estado corregidos ciertamente por la Constitución y la práctica de estos treinta últimos años.

Dicho esto, el PNV estaba obligado a prolongar la permanencia de Zapatero en Moncloa. En su vuelta a Vitoria deberá ultimar la definición del País Vasco (Euzkadi, con perdón) mientras CiU recupera el poder en Cataluña (Catalunya )y, de este modo, el Estado nuevo será la expresión más ajustada de la nación de naciones que preconizan Zapatero y los socialistas. Después de estas acotaciones elementales pero necesarias ¿queda más claro todo para los estrategas del PP? ¿Lo entenderán ya Mariano Rajoy y su equipo? Es posible que este pacto sea el «epitafio» de Zapatero pero, desgraciadamente, no del Estado confederal.

Se les acaba el tiempo
Antonio Pérez Henares Periodista Digital 18 Octubre 2010

La sensación de los dirigentes territoriales socialistas es que a ellos se les acaba el tiempo y que Zapatero ya no es de este mundo, del suyo, quiero decir, ni parece que sus problemas le competan con tal de llegar, al precio que sea, incluida la ruina de su partido, al 2012.
Pero las elecciones municipales y autonómicas tocan antes. Tocan, como quien dice, ya y los alcaldes y presidentes socialistas sienten un frio helado en el cogote, que se convierte en escalofrío se abren una encuesta. A ellos se les agota el tiempo y no ven síntomas en Moncloa ni en sus aledaños “pepiños” de que nadie esté por mover ficha, girar un algo, señalar un rumbo y despertar alguna mínima ilusión. Por no pasar nada, dicen que ni va a haber cambio en el Gobierno aparte de Corbacho, quien se va a inmolarse con Montilla en Cataluña

Porque si los demás ven que se les echan los plazos encima, Montilla es quien ya sabe que su tiempo ha terminado. Aunque ahora vuelva a ser español, se venga a la Fiesta del 12 de Octubre y se ofenda porque los abucheos a Zapatero deslucen el homenaje a los caidos y a la bandera. El que encabeza manifestaciones donde se la quema. Ahora reclama el voto de los electores que ha traicionado, haciendo de tonto útil del nacionalismo, y sale con que es una atrocidad lo de multar a las gentes por rotular en castellano cuando ha sido su Gobierno el perseguidor de esos ciudadanos y ejecutor de tales multas. Zapatero traicionó su pacto con Más (el de que gobernaría el más votado) porque Montilla quiso seguir aferrado al poder y a ERC. Ahora ambos temen la respuesta de las urnas.

La perdida de Cataluña ya se da hasta por amortizada. Pero ¿y los de mayo?. La propia Barcelona, por seguir allí, y todo el poder territorial del PSOE que está en trance de derribo. Algunos, Vara, quizás Barreda, piensan que tal vez puedan aguantar pero hasta ellos saben que se encuentran en el filo de la navaja. Los plazos vencen y las urnas se acercan. A ellos no les vale “vender” la primogenitura al PNV por un plato de lentejas para 18 meses. Para ellos es peor, porque en esa venta está la propia cabeza de uno de sus mejores activos, de un ninguneado y menospreciado Patxi López, nada menos que el primer lendakari no nacionalista de Euskadi y el hombre que esta dando esperanza para tantos a aquella tierra. Y la lanza en el costado no se la clava el enemigo, se la clava el propio jefe de la mesnada.

Se les acaba el tiempo incluso a aquellos a los que todavía no les toca. El otro día ante los micrófonos de la COPE, en el programa de la Mañana que dirige Buruaga, estaba Griñan y estábamos en Sevilla. El andaba con su cantinela de que el PP siempre había perdido en Andalucía. Y, como era mi cumpleaños, me permití contestar que sí, que claro, que el PSOE siempre ha ganado aquí ¿pero y si es usted el primero de la historia en perder en Andalucía?” .

Porque esa es la cuestión y el miedo, que el PSOE pierda allí donde nunca lo había hecho, que caiga del poder donde siempre había sido suyo. Y los que lo tienen ahora sienten que se les está acabando el tiempo. Incluso hasta de hacer algo para intentar no perderlo.

Zapatero
La única noticia que importa
Emilio Campmany Libertad Digital 18 Octubre 2010

Corbacho se va. ¿Le interesa a alguien? Hay que nombrarle sustituto. Podría ser Zarrías u Octavio Granado. ¿Qué más da? A lo mejor ocurre que se fusionan Igualdad y Trabajo y hacen a Bibiana Aído superministra. ¿Es relevante? Parece que Trinidad Jiménez se queda. ¿Y qué? La crisis de Gobierno podría afectar a más ministerios. ¿Cambiaría algo?

Éstos no son más que algunos de los rumores que rodean al Gobierno de Zapatero. Pertenecen a esa clase de chismes que tanto gustan a políticos y periodistas. Y, sin embargo, ahora, parecen no preocupar a nadie. Y es que todo lo que pase en el entorno de Zapatero y su Gobierno ha dejado de tener interés. Lo único que importa saber es si se va y cuándo. Todo lo demás da igual.

Sabido es que padecemos una crisis económica y otra institucional. El inconstitucional y gratuito estatuto de Cataluña ha agravado la crisis institucional por culpa de Zapatero. Y la política de despilfarro presupuestario de la que él es el único responsable ha empeorado la crisis económica. No obstante ser evidente que nos dirigíamos a los dos precipicios, Zapatero negó el peligro. Aun hoy, niega la crisis institucional y sólo reconoce la económica. Por eso, no cabe esperar de él ninguna política que nos saque de la sima en el que se ha hundido el Estado. Su reciente pacto con el PNV es buena prueba de ello. Pero ni siquiera en el ámbito económico, donde a regañadientes está intentando hacer lo que se supone que hay que hacer, nadie le cree. Y en esto, como en casi todo cuando de una sociedad moderna dominada por la opinión pública se trata, la confianza es primordial. Aun suponiendo que las medidas económicas adoptadas en el recorte del déficit fueran eficaces, ¿quién duda de que Zapatero volverá a despilfarrar al minuto de que las cuentas empezaran a cuadrar?

Nadie, ni fuera ni dentro, espera que España se recupere de ninguno de sus gravísimos problemas mientras Zapatero sea presidente de Gobierno. Esta falta de confianza sería un grave obstáculo muy difícil de salvar incluso en el improbable supuesto de que el presidente tuviera la sincera intención de hacer todo lo posible para sacarnos del hoyo. Por eso, haga lo que haga, da igual. Los que desean reformas profundas y eficaces no creen que las que Zapatero anuncie se vayan a llevar a la práctica realmente. Y los que no las desean y quisieran que continuara centrifugando España y despilfarrando su presupuesto se sienten traicionados y dudarían de la sinceridad de cualquier marcha atrás que anunciara. Cuando los que reciben las órdenes desconfían de quien las da porque la última contradice a la anterior, tienden a desobedecerlas. Total, que a Zapatero nadie le hace caso, sólo algún ministro, mientras que los demás están deseando sacudirse el baldón de pertenecer a este Gobierno.

Por eso, lo único que importa es saber si se va y cuándo. Una moción de censura exitosa es imposible porque los nacionalistas de todo pelaje siempre prefieren a un presidente de Gobierno débil y más que éste no lo van a encontrar. De modo que la única esperanza que nos cabe es la dimisión. Y, dado que él no va a decidir tal cosa por sí sólo, habrá que ver si hay alguien con capacidad para convencerle de que preste este último (y único) servicio a su patria. Al parecer, sólo escucha a Sonsoles. En sus manos estamos.

Gibraltar
Cuestión de soberanía
Ignacio Cosidó Libertad Digital 18 Octubre 2010

El conflicto que ha abierto el ministro Principal de Gibraltar, Peter Caruana, al reclamar la soberanía sobre las aguas que circundan al Peñón es algo más que un nuevo y estrepitoso fracaso de una nefasta política exterior que se desmorona en todos sus frentes. La cuestión de Gibraltar es algo que afecta a la soberanía nacional, a la integridad territorial y por tanto al corazón mismo del Estado. No hay obligación más esencial en todo Estado moderno que garantizar la soberanía, el territorio y el respeto de su Nación en el concierto internacional.

Que una anacrónica colonia asentada en una minúscula roca desafíe a España constituye el mejor ejemplo del estado de extrema debilidad en el que Zapatero ha colocado a nuestro país. La política llevada a cabo respecto a esta colonia británica no puede haber sido más contraproducente. El eje de la política diseñada por Zapatero y ejecutada por Moratinos ha sido la consideración del Gobierno gibraltareño como un interlocutor válido en el contencioso sobre el Peñón. Esa política llevaba implícita un reconocimiento de soberanía sobre el mismo a las autoridades de esa colonia absolutamente incompatible con los intereses de España. Una idea que se reforzó con la visita del ministro de Asuntos Exteriores a la colonia en 2009. El Gobierno creyó que con una política de cesiones, diálogo y cooperación podría ganarse el corazón de los habitantes de la roca, pero la realidad ha sido la contraria. Los gibraltareños han interpretado esos gestos como síntomas de debilidad y de desistimiento en nuestra reclamación de soberanía y, envalentonados, se han lanzado a la ofensiva.

Peor aún que la desastrosa política del Ministerio de Asuntos Exteriores ha sido la vergonzosa falta de apoyo del Ministerio del Interior a la Guardia Civil en los graves incidentes ocurridos en los últimos meses en las aguas que rodean al Peñón. Indignante por lo que significa de falta de respaldo a una Institución y unos agentes que se juegan la vida en el Estrecho todos los días luchando contra los narcotraficantes, la mafias de la inmigración ilegal y todo tipo de delincuentes. Pero sobre todo por lo que significa de renuncia de facto por parte del Gobierno a ejercer la legítima jurisdicción española sobre esas aguas. Cuando los guardias civiles actuaban en cumplimiento de su deber, las autoridades gibraltareñas los han acosado ante el vergonzoso silencio y consentimiento del Gobierno socialista. Es más, en ocasiones eran los propios guardias los amonestados y amenazados con expedientes disciplinarios por ejercer con valentía y eficacia su tarea. No cabe mayor despropósito.

España y el Reino Unido son dos socios europeos con una larga relación de respeto mutuo. Es urgente devolver la cuestión gibraltareña al ámbito de unas relaciones bilaterales entre dos aliados de donde jamás debieron salir. Hay que mantener además una posición de firmeza ante determinados excesos de las autoridades del Peñón que no son asumibles. Los gibraltareños deben entender que una política de confrontación y provocación a España tiene costes que no les resultan rentables. Pero sobre todo hay que recuperar la determinación por recuperar la soberanía de un territorio que jamás debimos ceder. Ese debe ser un objetivo irrenunciable y permanente para España.
Ignacio Cosidó es diputado del Partido Popular por Palencia.

Gibraltar español
José María MARCO La Razón 18 Octubre 2010

La política del Gobierno de Rodríguez Zapatero con Gibraltar se entiende mejor si se recuerda la visita oficial que Moratinos, como ministro de Asuntos Exteriores del Reino de España, realizó a la roca en julio del año pasado. Más o menos por las mismas fechas se supo que el Instituto Cervantes, que fue en su tiempo instrumento de la política exterior del Gobierno español, tenía planeado abrir una sede en Gibraltar. Esto último resultaba sorprendente porque en Gibraltar todo el mundo sabe español tan bien, y ahora tal vez mejor, como cualquiera que tenga la nacionalidad española, y hasta ahí el Instituto Cervantes no abría sedes en países donde se habla nuestra lengua.

Las dos noticias apuntaban a lo mismo: una política exterior que iba dibujando una España dispuesta a ceder terreno –incluso físicamente como ocurre en el caso de Gibraltar– ante sus adversarios y que en vez de defender sus intereses mete la cabeza en un agujero para no ver la realidad. Por mucho que esto corresponda a un rasgo de carácter del presidente Rodríguez Zapatero, como a estas alturas ya tenemos todos sobradamente comprobado, una política exterior no debe medirse por sus efectos, ni siquiera cuando estos resultan tan extraordinarios como los de ver menguar el propio país.

Es posible, incluso, que Rodríguez Zapatero, su ministro y sus centenares de asesores (toda una plurinación de por sí) aspiren en esta materia a algo muy distinto, como es una suerte de ampliación de España. La ampliación consistiría en dibujar un mapa político de España en el que tuvieran cabida, de un modo que todavía no se adivina pero que en estos años se ha tratado de ir perfilando, territorios como Gibraltar. Hemos ido hacia una España plurinacional (decir «multinacional» resultaría poco socialista), con territorios y entidades políticas que establecerán entre ellos, y con España, relaciones bilaterales, como entes soberanos que son. Esta España podría acoger en su generoso regazo a los primos un poco díscolos que son los gibraltareños. Y al revés, también se encontrarán fórmulas de cosoberanía para «solucionar» el «problema» de Ceuta y Melilla a gusto de todos, en particular de nuestros vecinos marroquíes. La cesión de competencias al País Vasco realizada la última semana no es, en esta perspectiva, un gesto desesperado de supervivencia. Es un paso triunfal más hacia ese nuevo modelo de España postnacional que Rodríguez Zapatero enunció cuando puso en duda la existencia de la nación (española).

Resulta entretenido ir comprobando cómo ese proyecto postnacional para España refuerza la idea de nación en todos los otros casos. Los nacionalistas catalanes y vascos, para los que la idea de la nación aplicada a su tierra no ofrece duda alguna, lo encuentran interesante. No tanto los gibraltareños, que ya tienen algo parecido desde su Constitución de 1969, ¡más antigua que la nuestra! A los marroquíes, por su parte, les pasa lo mismo que a nuestros nacionalistas, que les divierte el proyecto político de ampliación de España de Rodríguez Zapatero. Ah, los encantadores de serpientes…


El PNV y el fin de ETA
La opinión de Cefas La Razón 18 Octubre 2010

ETA está débil pero no acabada. Es una obviedad que cabe recordar para no caer en un peligroso optimismo. No es posible convencerles para que abandonen las armas sólo con la palabra, porque son unos energúmenos que se creen ese imaginario de mentiras que conforman su ideología. No hay que minusvalorarlos o pensar que es sólo un grupúsculo. Cuenta con una base social que es minoritaria pero no por ello desdeñable. Desde hace años, los ideólogos de Batasuna siempre me han dicho lo mismo: «no nos rendiremos a cambio de nada». A esto hay que añadir que el PNV es su enemigo. Lo ha sido siempre y lo seguirá siendo porque compiten por la hegemonía del nacionalismo vasco. A veces se olvida, además, que el movimiento etarra surgió de las juventudes del PNV, que consideraban que la lucha armada era el único camino para lograr la independencia. No tengo muchas esperanzas en que su colaboración para acabar con ETA sea eficaz. No es un interlocutor fiable o cómodo para la banda.

Zapatero no tiene poder para legislar el idioma
Manuel Romero Minuto Digital 18 Octubre 2010

José Luis Rodríguez Zapatero ha dado un paso más en su camino al abismo. Entre los puntos de cesión al PNV para obtener el apoyo parlamentario a los Presupuestos Generales del Estado 2010, figura el cambio de denominación oficial de las provincias vascas. Según esta nueva venta del patrimonio cultural del español, Álava pasará a llamarse 'Álava-Araba', Vizcaya se convertirá en 'Bizkaia' y Guipúzcoa se transformará en 'Gipuzkoa'.

La decisión sigue la senda marcada por los nacionalistas catalanes, al introducir en los usos de los castellanohablantes la terminología de otro idioma, borrando el pasado, la utilización habitual de su uso y las normas propias de una lengua. Esto quiere decir que, a partir de ahora, la señalización de carretera de toda España, los paneles informativos de todos los aeropuertos y hasta el mapa meteorológico de todos los canales de televisión deberá eliminar los nombres en español de esas provincias.

Si nadie impide que un hablante vascuence mencione sus provincias con las denominaciones vascas, por qué un castellanohablante tiene que emplear los términos en vascuence si redacta un texto oficial. La situación resulta absurda y habría que determinar la inconstitucionalidad de que el Ejecutivo de la Nación pretenda, de un plumazo, acabar con la historia, la literatura y la cartografía de siglos.

Realmente hay que empezar a pensar si Zapatero está en su sano juicio ¿Alguien de los que lo rodean puede aconsejarle que tal entreguismo sólo acabará en un desastre? Todo esto significará la tragedia electoral para él y para su partido y el ahondamiento, aún más, de las cicatrices entre comunidades que se ha empeñado en reabrir.

La obstinación de Zapatero por perpetuar una mayoría de la que carece y por comprarla al precio que sea (en cesiones en la caja única de la Seguridad Social, entre otras), convierten al Presidente en el saqueador de España como Estado y como Nación. Es evidente que no tiene límites. Menos ceder a unas elecciones anticipadas, está dispuesto a cualquier cosa con tal de mantener una gobernabilidad que es presentada por María Teresa Fernández de la Vega como el único argumento de sus pactos con el PNV.

Zapatero ni su gobierno tienen poder para legislar sobre el idioma de los españoles. Esos son usos de las dictaduras. Álava seguirá siendo Álava. Vizcaya siempre se llamará Vizcaya y Guipúzcoa mantendrá el nombre de Guipúzcoa mientras los ciudadanos libres sigan siendo dueños de su idioma. El BOE no debe proclamar qué términos debemos tachar de nuestra lengua.

Lo intentó Franco, al prohibir la terminología local y no consiguió su objetivo, Los de San Sebastián siguieron manteniendo el gentilicio de donostiarras, según había sido costumbre entre sus habitantes. Y fracasará Zapatero porque sus medidas entreguistas le servirán para mantenerse en el poder pero no para cambiar los libros de Miguel de Unamuno y de Pío Baroja. ¿O quiere que empresas como ‘La Guipuzcoana’ cambien su denominación? ¿O que eliminemos de los barcos que utilizó Colón en los viajes posteriores al Descubrimiento de América, como la nao ‘La Vizcaína’?

La Real Academia Española debe intervenir para defender que la lengua castellana es una acumulación de términos fraguados por su historia y su gente e impedir que Zapatero interfiera artificial y políticamente por su problema de mayorías parlamentarias. Ya es suficiente que quiera modificar protocolos para evitarse la afrenta de los abucheos, como para que pasemos por el aro y nos diga cómo tenemos que escribir.

Aunque hay que echarse a temblar. Se trata de un hombre que, llemándose Rodríguez, ha impuesto con su máquina electoral que se le llame Zapatero.

Zapatero
El nuevo señor de Bembibre
Agapito Maestre Libertad Digital 18 Octubre 2010

Zapatero ha reaparecido en el Bierzo como un nuevo señor de Bembibre. El paisaje y las palabras de Zapatero me han recordado la candorosa e infantil novela de Enrique Gil, El señor de Bembibre, la mejor colección de paisajes que hizo el siglo XIX de Ponferrada y su entorno. Todo en esta novela es incoherente y extraño, raro y confuso, excepto el paisaje que no cambia. Situada la fábula de la novela en la Edad Media, lo decisivo es el retrato romántico de la Naturaleza. La naturaleza es sólo naturaleza. Siempre está igual a lo largo de los siglos. Las variantes son mínimas. Siempre estarán ahí las arboledas y las umbrías, la calma de las lagunas y el verdor de la orilla del Sil.

En un paisaje de otoño y, como diría Azorín, en la melancólica tierra del Bierzo, Zapatero quiso sentar sus reales enseñanzas. Sus conquistas políticas, es decir, su entrega al destrozo de la nación. Habló con parsimonia a la vez que retaba al jefe de la oposición. Quería escenificar con toda pompa y orgullo que está "sobrado de fuerzas". Apareció relajado. Tranquilo. Acorde con el domingo suave y otoñal del Bierzo. Le importa una higa lo que pase en España. Él ya tiene asegurado año y medio de poder.

Mientras tanto, seguirá ayudando a la independencia del País Vasco, naturalmente costeada por el resto de los españoles como ya hecho con Cataluña. Mantendrá el cambalache con los asesinos de ETA y proseguirá su tarea con descaro y alevosía para que los batasunos sigan en los ayuntamientos. Protege y garantiza el curso inexorable y terrible de las leyes ideológicas, como la de la "memoria histórica", que él ha potenciado mirando al futuro de su partido; se trata de seguir acumulando odio, resentimiento e ira suficiente, en fin, un "capital político" revolucionario que le permita legitimar, en el futuro, una perpetúa venganza contra quienes alguna vez osaron ganarle una batalla a la izquierda.

Y, además, en el Bierzo, Zapatero ha dicho una cosa plausible; a saber, "el problema de Rajoy es que no hace nada, y que nadie sabe lo que quiere hacer". Terrible. Zapatero es preciso. Contundente. Zapatero se prepara para ganarle las elecciones a Rajoy. Pudiera ser verdad que los líderes del PP se hundieran un poco en sus silencios, pero, en verdad, dudo de que Zapatero se crea algo de lo que ha dicho en Ponferrada. El otoño, su otoño, ha comenzado. Tendrá que atravesar un duro invierno y, quizá, al final no habrá para él primavera, porque la "Naturaleza entera", cuando habla Zapatero en el Bierzo, parece despedirse del tiempo alegre, como en la novela del Señor de Bembribe, y prepararse para los largos y oscuros lutos del invierno.

¡Quién sabe!

La Ley de víctimas tiene que hacerles justicia
Regina Otaola. Libertad Digital 18 Octubre 2010

Este jueves estuve en la protesta convocada por la AVTcon el apoyo de DENAES y otras asociaciones ante la embajada de Venezuela. Coincidió que estaba en Madrid por un asunto particular pero cuando me enteré de la convocatoria hice hueco para acudir, porque la defensa de aquello en lo que creo y de lo que quiero para mi país es primordial, y además se trataba de arropar a las víctimas que vuelven a ser las damnificadas de la política gubernamental.

Hubo mucha gente pero creo que debería haber asistido mucha más. Deberíamos haber sido un clamor en la capital madrileña, la sociedad civil defendiendo no solo a su Nación sino la dignidad de las víctimas del terrorismo. Allí estaban prácticamente todos los representantes de las asociaciones y federaciones de víctimas del terrorismo, una sola voz de protesta y de exigencia de dignidad. Allí se dijo que "la derrota de ETA exige el fin de la impunidad. De la impunidad en España y de la impunidad fuera de nuestras fronteras. Ningún terrorista debe sentirse a salvo de la justicia. Ni en nuestras calles ni en las calles de Caracas. Ni en nuestras instituciones ni en las instituciones de Venezuela". Y yo añadiría: ningún terrorista debe contar, ni por lo más remoto, con el beneficio de una negociación sobre cuestiones políticas.

Por eso no puedo estar de acuerdo con las razones aducidas el pasado miércoles en el Congreso por Maixabel Lasa, directora de la Oficina de Víctimas del Terrorismo del Gobierno vasco, cuando rechaza incluir en el Preámbulo de la nueva Ley la exigencia de que el Gobierno, cualquier Gobierno, rechace negociar con ETA o dar una "solución dialogada" al fin del terrorismo. Porque el diálogo se produce cuando se acepta de partida que ETA es algo más que una organización criminal y se le da el tratamiento tácito de "agente político". Lasa piensa que el fin del terrorismo "jamás puede ser resultado de una negociación política que favorezca las ideas defendidas por los terroristas con la sangre de los demás", pero entonces, ¿tan fuera de lugar está el hecho de que se recoja por Ley dicha exigencia? ¿Por qué algunos quieren obviarla en una Ley que debiera recoger ante todo la verdadera demanda de las víctimas, que es fundamentalmente que se les haga justicia, como recientemente recordó en la misma Cámara Ana Iríbar?

Mientras tanto, el Congreso mantiene la declaración favorable al diálogo "para el fin del terrorismo", pero si los terroristas estuvieran pensando en poner punto final a su actividad criminal el diálogo se reduciría a explicarles su salida penal, no sus nuevas o recobradas oportunidades políticas, que es en lo que todavía andan el Gobierno socialista y sus mediadores y delegados internacionales para el "proceso de paz". De lo contrario, ante los sucesivos desplantes y las humillaciones a que Hugo Chávez somete al Gobierno socialista a cuenta de ETA, ni el presidente ni el ministro de Exteriores se mostrarían tan tibios como ahora en la defensa de las víctimas ante los protectores de los terroristas. Pero es que siguen esperando los cantos de sirena de ETA, y por eso es tan necesario que la sociedad civil demuestre su rechazo mediante formas democráticas a esta política errática de continua cesión ante los enemigos de España, desde la ETA a Chávez.

Porque ahora mismo tenemos al presidente del Gobierno compartiendo las tesis de "pacificación" del PNV, y eso es como desandar todo el camino desde el Pacto Antiterrorista a nuestros días. ¿Cómo puede ir eso en interés y beneficio de las víctimas?

Lo que le faltó decir
Chelo Aparicio Estrella Digital 18 Octubre 2010

No es sólo que en lugar de decir que, en caso de que “ETA matase mañana”, la “izquierda abertzale se opondría” –declara Otegi desde la cárcel- cuando debiera decir: “lo condenaría”; es que el presupuesto debe de ser previo. No son los eventuales muertos futuros los que han concitar el test de la democratización del brazo político de ETA. Son los pasados. Es la rectificación moral sobre la complicidad de la llamada izquierda abertzale con los centenares de asesinados apilados sobre nuestra democracia, los muertos del silencio. Sin ella, no hay nada.

Si se desplaza la cuestión a la reacción de la formación ilegalizada ante un eventual atentado de ETA se valida la argumentación de quienes, desde sus propias filas, no ven necesario la manida condena si no se produjeran atentados. Según esta versión, con la mera ausencia de atentados mortales perdería el sentido exigir a su brazo político la condena del terrorismo. En su certeza argumentan que insistir en ello sería un mero ardid para mantenerlo en la ilegalidad. Niegan que con su sola existencia ETA coacciona la libertad de los vascos y hacen abstracción de su presión chantajista.

Pero si desde los deseos o las ingenuidades de otros se quieren ver avances significativos, la prueba del algodón para que la izquierda abertzale regrese a la legalidad no basta con que anuncie que en el próximo atentado “se opondrán”. Y no sólo –que ya sería bastante- por la legitimidad democrática, también por pura eficacia. “¿Por qué? –dirán los más recalcitrantes- ¿ahora nos oponemos y antes no? ¿Porqué ahora y no dentro de otros diez años? ¿Porqué ya no vale lo que nos valía hasta ahora? “ Porque nunca pudo valer el asesinato para la defensa de una idea democrática, sería la respuesta para un final.

Rogelio Alonso, autor de varios libros sobre el caso irlandés (La paz en Irlanda del Norte y Matar por Irlanda) insiste en las heridas abiertas en el caso irlandés, que los independentistas vascos miran como un espejo, interesadamente. Ni siquiera en el conflicto en Irlanda –donde firmaron los acuerdos de Downing Street los contendientes de los dos brazos armados- puede despreciarse el valor simbólico de una rectificación ausente, sobre la convivencia futura. La falta de una condena moral sobre la violencia ejercida en el pasado impide crear un relato deslegitimador del terrorismo, imprescindible para su desaparición definitiva en las futuras generaciones.

Entre las múltiples diferencias en los dos casos destaca la jerarquía de la política sobre la banda terrorista, en el caso del IRA, y la inversa supeditación de la política a ETA, en el caso vasco. Es verdad que no es lo mismo el Otegi que desprecia la acción violenta como que el que no la cuestiona. Es muy distinto. Pero incluso para que los nuevos tiempos anunciados sean veraces, es imprescindible descartar que las nuevas palabras de Otegi sean solo tácticas, para volver a ese “gran grupo independentista” en el Parlamento vasco con el que sueña desde la cárcel. Porque nada cambia sin una rectificación moral como las que hicieron muchos de sus antecesores en las cárceles franquistas, algunos de los cuales tuvieron que requerir de escoltas para no ser asesinados por la misma banda.
 

Teherán profundiza la decepción en Occidente
Juan Julio Alfaya Periodista Digital 18 Octubre 2010

Autor: George Chaya*  

La Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA) investiga desde hace siete años las actividades nucleares de Irán, pero sostiene que aun no puede establecer las verdaderas intenciones del régimen al que acusa de no cooperar para comprender la naturaleza de su programa nuclear. Según el último informe de la AIEA del mes de septiembre, el programa nuclear iraní ha producido hasta el presente unos 2.800 kilos de uranio de bajo enriquecimiento , cantidad que los expertos consideran suficiente para fabricar entre dos y tres bombas atómicas. Al mismo tiempo, un informe realizado por Susan Rice, Observadora de Asuntos Nucleares de la ONU, indica que la Republica Islámica se niega a responder cualquier consulta sobre su proyecto y parece determinada a obtener armamento nuclear.

Las potencias occidentales expresaron preocupación ante la negativa de Teherán en cooperar con los inspectores internacionales. Los embajadores de EE.UU. y Gran Bretaña acusaron a Irán de cometer sistemáticas violaciones de las resoluciones de Naciones Unidas que ya han impuesto cuatro rondas de sanciones. El último informe de la AIEA indica que la República Islámica tiene cada vez más uranio de bajo enriquecimiento y un 20% de uranio enriquecido. La junta de gobernadores, Francia, Alemania y Reino Unido manifestaron su preocupación por lo que describieron como una creciente falta de cooperación de Irán con el organismo de Naciones Unidas. La actual disputa por los expertos de la AIEA empezó hace varias semanas después de que Irán no permitiera el ingreso al país de dos experimentados inspectores.

La última ronda de sanciones instrumentada por la Casa Blanca, promulgada por Naciones Unidas y ratificada por la Unión Europea cuenta con el apoyo de Japón y Rusia. Se trata probablemente del último intento por calmar los ánimos en la disputa nuclear con Teherán sin recurrir a enérgicas medidas relacionadas con acciones militares. Pero una vez más, pareciera que el liderazgo iraní ha desairado a Occidente, ya no con promesas incumplidas, sino con declaraciones mas duras que las conocidas en el pasado. Teherán rechazó oficialmente las sanciones de la ONU y las medidas adicionales impuestas por la UE. El presidente Ahmadinejah ha profundizando la crisis al anunciar que jamás abandonara su programa nuclear y que mantendrá funcionando 12 plantas de enriquecimiento a lo largo y a lo ancho del territorio Iraní. A Washington y las capitales europeas no le preocupan tanto las declaraciones amenazadoras como los informes que provienen de Irán a través de desertores de altas jerarquías del régimen. Este aspecto, a juicio de los asesores del presidente Obama, podría obligar a la administración a evaluar los riesgos que plantea la Republica Islámica y considerar acciones que no desea tomar. Los escépticos demócratas que en el pasado sostuvieron y consideraban los informes sobre Teherán como alarmistas y propaganda anti-iraní; hoy están preocupados.

No menos decepcionados se encuentran los expertos de la AIEA, cuyo objetivo es impedir la proliferación nuclear. Tras una amplia investigación interna, funcionarios de la AIEA llegaron a la conclusión de que un computador portátil obtenido de Irán hace 2 años contenía material altamente radiactivo. El computador llegó a EE.UU. a través del Servicio Federal de Inteligencia de Alemania, el Bundesnachrichtendienst (BND) que lo transfirió a manos del AIEA en Viena según informó a finales del año pasado la revista alemana Der Spiegel. También los informes que dio a conocer Ali Reza Asgari, ex viceministro Iraní que desertó para radicarse en los EE.UU., demostraron ser reales y ofrecen información particularmente valiosa a pesar que las autoridades iraníes acusaron a Arabia Saudita y a EE.UU. de haber secuestrado a Asgari, aunque lo cierto es que él desertó voluntariamente.

El gobierno de Irán se encuentra bajo presión a raíz de la cuarta ronda de nuevas medidas y sanciones desde que su programa nuclear quedo expuesto, pero la pregunta obligada tanto en los EE.UU. como en Europa es: quién está exactamente a cargo del programa nuclear de ese país y cuales son las intenciones reales del gobierno iraní. El régimen ha declarado constantemente ante la AIEA que el único organismo que se ocupa del enriquecimiento de uranio es el Consejo Nacional de Energía y que su tarea está dedicada únicamente a la aplicación de tecnología con fines no militares.

Pero si el expediente de inteligencia que está siendo examinado por diplomáticos de Washington y la Unión Europea, el cual fue confeccionado por importantes desertores del régimen es verdadero, las alegaciones de Teherán serían, en el mejor de los casos, una verdad a medias. Según ese documento confidencial, existe una rama militar secreta del programa iraní de investigación nuclear que está subordinada al Ministerio de Defensa y cuya estructura es clandestina. Los funcionarios que han leído el expediente han llegado a la conclusión de que Teherán se ha tomado muy en serio el desarrollo de una bomba atómica y que sus planes están avanzados. Las agencias de informaciones occidentales creen que el organismo de energía nuclear ha acordado una división del trabajo sobre el tema central de investigación sobre armas tácticas y nucleares donde el organismo de energía nuclear supervisa primariamente el enriquecimiento de uranio y una Unidad de la Guardia Revolucionaria se ocupa de la construcción de la ojiva nuclear para ser ensamblada sobre los misiles Shahab que Irán ya dispone. A juicio de los expertos, los científicos iraníes podrían producir a finales de este año una versión primitiva de la bomba, pero no del tamaño adecuado, aunque ello configuraría un éxito importante para el régimen y la concreta amenaza estratégica que tanto alarma a Occidente, dicha bomba tendría que ser reducida en sus dimensiones a un tamaño menor y apropiado para montarla en una ojiva nuclear. Esta etapa podría ser alcanzada en no menos de un año.

La oficina de la AIEA ubicada en Viena también posee esa información, pero el presidente iraní alega que se trata de una falsificación y que se utiliza para desacreditar a su país. Ante este escenario los círculos diplomáticos occidentales sostienen que Washington podría promover una confrontación decisiva. Mientras Moscú no descarta medidas punitivas adicionales, aunque China intente bloquear una acción occidental. No obstante, China acompañaría sanciones como restricciones de viaje a oficiales de la Guardia Revolucionaria y científicos nucleares. El arma eficaz parece ser un embargo comercial y de combustibles. Dada la insuficiencia de sus refinerías, a pesar de sus grandes reservas de petróleo, Irán importa la mitad del combustible que consume. Por tanto, las sanciones desencadenarían un importante aumento del precio en la gasolina, lo que generaría una inevitable y grave efervescencia social. Las opiniones de los expertos están divididas entre los que creen que esta medida contra un régimen impopular para debilitarlo más aún brinde resultados positivos y los que temen que los líderes podrían hacerse más fuertes e inflamar al pueblo iraní contra el Occidente perverso.

Este critico escenario más la intransigencia de Irán, ha reforzado la creencia abrumadora que la comunidad internacional deberá intervenir y detener a Irán. En tal sentido, varias consultoras de Europa han realizado encuestas a ciudadanos comunes en distintos países. Las preguntas han sido entre otras: ¿Usted cree que Irán tiene derecho a desarrollar armas nucleares o que la comunidad internacional debe impedir que Irán desarrolle armas nucleares? En Francia un 12% cree que Irán tiene el derecho a desarrollar armas nucleares, mientras que el 68 % cree que la Comunidad Internacional debe intervenir y frenar a Irán, un 20 % es apático al tema. En Suecia un 5% apoya positivamente el desarrollo nuclear iraní mientras que un 90% de los consultados sostienen que Irán debe ser detenido por la comunidad internacional, el 5% restante se mantiene al margen de una respuesta. En Alemania un 10 % de los encuestados apoyan la idea que Irán tiene derecho a desarrollar energía nuclear en tanto que un 83% de los consultados se manifiestan por la intervención de la comunidad internacional y solo un 7% no tiene posición al respecto.

Por último, mucho se habla de que una guerra cibernética que probablemente ya ha comenzado contra los sistemas y las redes iraníes en sus centrales nucleares a través de la introducción de un potente virus que pudiera haber descontrolado sus registros, aunque Washington no ha descartado la opción militar según palabras de su Secretaria de Estado Hillary Clinton, y ello a pesar de las consecuencias políticas y la posibilidad de contraataques del régimen de Teherán. Al tiempo el General David Petraus ha declarado que el bombardeo a las instalaciones nucleares es evaluado como sumamente dificultoso ya que los científicos están protegidos y literalmente “enterrados” al igual que las instalaciones en lugares que hacen casi imposible atacar militarmente con armas convencionales. A pesar de ello, Petraeus usó un tono poco usual en sus siempre moderadas declaraciones, y esta vez cuando se le preguntó si se podía lanzar un ataque militar contra instalaciones nucleares iraníes, el General declaró hace menos de dos meses al Washington Post: “Sí, claro, seguro que se las puede bombardear”.

***
*El profesor George K. Chaya (1959) es escritor, docente y analista político independiente, experto en Oriente Medio e Ibero América en asuntos relativos a las Relaciones Internacionales y la Seguridad y Prevención del Terrorismo.
Fuente: http://www.georgechaya.info/2010/10/14/teheran-profundiza-la-decepcion-en-occidente/

segunda parte del Informe Recarte
"El gran problema de España son los partidos políticos"
Este martes sale a la venta El desmoronamiento de España, la segunda parte de Informe Recarte. El presidente de Libertad Digital ha estado en Es la Mañana... donde ha analizado con Federico Jiménez Losantos las instituciones que hacen difícil la recuperación económica.
esRadio 18 Octubre 2010

Alberto Recarte, presidente de Libertad Digital, ha estado en Es la Mañana de Federico donde ha presentado su segundo libro, El desmoronamiento de España, que La Esfera de los Libros publica este martes 19 de octubre. En esta ocasión Recarte explica "las causas políticas e institucionales que hacen imposible salir de esta ruina", ha resumido Federico Jiménez Losantos.

Para el presidente de Libertad Digital, "el gran problema de España son los partidos políticos, como han interpretado la constitución, o mejor dicho, cómo han legislado en función de lo que le permitía la reinterpretación del TC de la constitución". Precisamente sobre la justicia ha subrayado Recarte la falta de independencia, "el PP con mayoría absoluta no se devolvió al poder judicial, sino que pactó con el PSOE el reparto del mismo".

Sobre los partidos políticos, otra de las instituciones analizadas en el libro, Recarte ha explicado que en la transición "se diseña dos partidos nacionales mayoritarios, uno de derechas y otro de izquierdas, y a las regiones con presencia nacionalista se les da la posibilidad de tener el poder con una sobrerepresentación".

"Los partidos se consideran los representantes del pueblo español antes incluso de haber tenido siquiera una representación, ellos son los que creen que tienen el derecho a interpretar todas las leyes y repartirse el poder, es lo que figura en la constitución", ha asegurado Alberto Recarte que ha subrayado que "la carta magna no es tan angélica como hemos pensado durante mucho tiempo, tiene muchísimos errores".

En tercer lugar, Recarte ha analizado el sistema de las autonomías, "el capítulo tercero de la constitución recoge todas y cada una de las competencias exclusivas del Estado central". Sin embargo, "la misma constitución permite traspasar esas competencias exclusivas y además dice que el Estado financiará y establecerá un sistema de control, algo (el control) que ningún partido ha hecho nunca".

Recarte también ha analizado el estado del sistema financiero español y su posible solución. Para Federico, "la estructura con intervenciones del Gobierno y las Cajas de los partidos políticos hacen difícil el saneamiento". El presidente de Libertad Digital ha resaltado que "la nueva ley de cajas es una salida suficiente para recapitalizarlas, ya que necesitan unos 40 ó 50 mil millones de euros". Según Recarte, ese dinero "saldrá de la privatización de hasta el 50% de las cajas como permite la ley". Sin embargo habrá un siguiente paso que será venderlas y privatizarlas del todo".

Alberto Recarte: "España está al borde de la quiebra"
J. M. L. www.expansion.com 18 Octubre 2010

"España se desmorona. Pero quiero resaltar que no es un hecho que haya buscado el Gobierno, sino que se produce por decisiones que no tuvieron en cuenta la salud de la economía. El Ejecutivo nos ha conducido aquí sin intención, pero sin cuidado". El mensaje del economista Alberto Recarte es impactante, como lo es el título de su nuevo ensayo económico: El desmoronamiento de España. La salida de la crisis y la política de reformas (Editorial La Esfera de los Libros).

Se trata de la segunda parte del celebrado Informe Recarte 2009 y se publicará el martes que viene, 19 de octubre.

A lo largo de sus 548 páginas, Recarte disecciona la situación económica de España a día de hoy. La abre en canal, observa, explica lo que ve y propone soluciones para la enferma. ?Siempre desde mi punto de vista, pero complementando todo con datos y estadísticas?, subrayó. Recarte atendió ayer a EXPANSIÓN para desgranar las líneas maestras de la obra, que se entrega al análisis de la ultimísima actualidad, tan convulsa y cambiante.

El dictamen de Recarte no es, precisamente, optimista: ?Estamos al borde de la suspensión de pagos permanentemente?, espeta. ¿Qué soluciones propone? ?En esta situación fiscal extrema actual hay que subir las rentas del capital [tributación del ahorro], algo que es imprescindible y que se verá en las próximas semanas. Además, era imprescindible subir el IVA, y se debería elevar también los Impuestos Especiales y el IRPF, como se ha hecho, pero de forma reversible. No se puede dinamizar la economía sólo con rebajas fiscales, pero habría que disminuir el Impuesto sobre Sociedades ?sería una locura eliminar sus exenciones y bonificaciones, como estudia el Gobierno? y las cotizaciones sociales?.

Y corrige las recientes ?y polémicas? declaraciones de Díaz Ferrán: ?Hay que ganar menos, sí, pero todos; y trabajar más, pero los que más ganan también tienen que pagar más impuestos. Tenemos que ser solidarios entre todos?.
Queda patente que un liberal como Recarte puede estar al margen de esos mensajes machacones o herméticos que únicamente demandan bajadas de impuestos.

Exportar
Hay más medidas: ?De esta crisis se puede salir. ¿Cómo? Apoyándose en el sector exterior ?exportando más? y en la construcción a partir de 2013 [ese año la deuda pública equivaldrá al 80% del PIB, opina]. No existe ninguna recuperación en los últimos 150 años de la Historia española que no se haya apoyado en sector exterior y construcción?, enfatiza.

Eso es lo que debería hacerse para superar la crisis a medio y largo plazo, pero hay medidas que urgen más. Sobre todo, completar ?la reforma de las cajas de ahorros?, según Recarte. ?Si no se recapitaliza el sector financiero y los mercados empiezan a creer que no cumpliremos el objetivo de reducir el déficit público al 3% del PIB, habrá otro episodio de crisis de deuda, y cada vez tenemos menos posibilidades de sortearlo?.

?Habrá un periodo de calma de seis u ocho meses, ya que el FMI, la UE y los mercados creen, a día de hoy, que las medidas que ha puesto en marcha el Gobierno son suficientes. Pero todo va a depender de que se cumpla la tasa de crecimiento prevista ?yo creo que no?, porque si no es imposible alcanzar la subida de ingresos estimada. Si no se consigue crecimiento, habrá más recortes de gasto y otra vez el euro estará en peligro?, explica Recarte.

El euro, condenado a morir
Y añade: ?Va a ser muy difícil que el euro sobreviva, porque no hay unión política y Reino Unido y Alemania no están por la labor?.

Tampoco la vía de la austeridad parece que vaya a funcionar del todo. El economista ha realizado en su nuevo libro un ?ejercicio teórico fallido?: reducir al 3% el déficit con las medidas actuales. Sólo se podría disminuir hasta el 5%. ?Es posible cumplir el 3%, pero sólo si se hacen todas las reformas estructurales muy rápido: pensiones, mercado del trabajo, sistema financiero y Administraciones Públicas?.

En este último punto Recarte apuesta por un modelo federal con autofinanciación y competencias fijas y más reducidas. Además, demanda que los mandatarios autonómicos no se perpetúen en el cargo y aboga por ?prohibir que partidos y sindicatos se financien vía Presupuestos?.

"Las políticas que aplica ahora el Gobierno son más sensatas que las que propone el PP"
Le van a decir que este es un libro que parece destinado sólo a la derecha.
No, no. De hecho, para mí el PP se ha convertido en un partido tan populista que está cercano al peronismo. Las políticas que está proponiendo el PP son todas de gasto y habrían aumentado ciertamente el déficit. El Gobierno está aplicando ahora mismo políticas más sensatas que las que propone el PP.

Dice que el Gobierno ha propiciado el ?desmoronamiento? de España. ¿Sólo es culpa de Zapatero?
No, los gobiernos de Aznar también tienen responsabilidad. El PP renunció a hacer la reforma laboral al entrar en el euro. Eso, con los tipos bajísimos, propició la burbuja inmobiliaria?. Digamos que el 30% de la responsabilidad es de los gobiernos de Aznar (por error) y el 70%, de los de Zapatero (por desinterés, ya que sólo le interesa el poder).

Su libro no les va a sentar bien a las autonomías, a las que tilda de conflictivas, derrochadoras y chantajistas...
Es uno de los grandes problemas políticos. Por ejemplo, Andalucía y Extremadura, como saben que son un granero de votos, siempre han pedido ?y han recibido? más. Esto, lejos de enriquecerlas las ha empobrecido más aún.

¿En política regional, en qué se diferencian los socialistas de los populares?
Son exactamente iguales. Exclusivamente se diferencian en las rebajas fiscales de Esperanza Aguirre (presidenta de Madrid), que algunas regiones han secundado.

Entrevista a Ron Paul en La Gaceta?
poderlimitado  18 Octubre 2010

Es una de las cabezas visibles del Tea Party y su nombre es de los que más suenan para competir contra Obama en las presidenciales de 2012. Ron Paul, congresista por Texas, asegura a LA GACETA que “el verdadero patriota es la persona que se opone a su Gobierno cuando lo hace mal”. Liberal y libertario, Paul no entiende qué hacen las tropas estado-unidenses luchando en Pakistan pues, para él, es necesario “ahorrar dinero, vidas y una política que crea más enemigos
que amistades”.

Por eso, dice sin tapujos: “Todos de vuelta a casa” y “tenemos que dejar de ser la Policía del mundo”. Aboga por la abolición de la Reserva Federal y la recuperación del patrón oro. “Sólo necesitamos la concepción del dinero de la gente honrada de este país”,asegura.

Un revolucionario con 18 nietos y el tacto de un tocólogo. Ron Paul (Pittsburgh, 1935), el cerebro más lozano y aguerrido del Capitolio, es un reformador atípico. Pese a acumular 10 legislaturas (desde 972) como representante de Texas en el Congreso, el doctor Paul, ginecólogo y obstetra, es el gran referente del Tea Party en su anhelo de defenestrar la política tradicional de Washington. Habla rápido y se toca la nariz, bromea y sonríe, porque su república es la de la libertad. Liberal y libertario, sólo se rige por la Constitución y no tiene otros maestros que los PadresFundadores. Los principales frentes de su “inevitable revolución intelectual y filosófica” son la abolición de la Reserva Federal y la recuperación del patrón oro, así como el retorno de todas las tropas a territorio americano. La coherente radicalidad de sus propuestas le otorgó el voto de los jóvenes en las primarias republicanas presidenciales de 2008, cuando, con su colección de años, descubrió al circopolítico el potencial de Internet.

Fue el conquistador de la frontera digital con su lema “La libertad es popular” y con un modelo de nación que bebe de esa Red no sometida a legislación alguna. Según American Tees, el doctor Paul ocupa el segundo lugar, tras Sarah Palin, en las preferenciasde los conservadores para la carrera presidencial de 2012, cuando sumará 77 años. Previamente tendrá que revalidar su cargo en el Distrito 14 de Texas, donde The New York Times le otorga “una probabilidad de victoria del 100%” ante el demócrata Pruett el próximo 2 de noviembre.

-Acaba de enardecer a miles de seguidores con su discurso en la convención del Tea Party de Virginia. ¿Forman estas personas un movimiento para cambiar la cultura política de América o son, por contra, un mero instrumento del Partido Republicano?
-El Tea Party es fantástico, es un grupo de personas que se ha cansado de que este país vaya en la dirección equivocada, un grupo de patriotas que ha demostrado al pueblo americano que puede levantarse intelectualmente. Un patriota es una persona que seopone a su Gobierno cuando lo hace mal. El Tea Party es un motivo para sentirse orgulloso, una revolución que yo apoyo.

-¿Qué opinión le merece la posible escisión del Tea Party y la fundación de un tercer partido
-Es irrelevante. Lo importante es que el Tea Party es un movimiento fuerte, que tiene su momento político ahora y que tiene que luchar para que continúe. Probablemente, la composición del Congreso cambie mucho a partir de noviembre y las cosas sean distintas... para bien. Pero el debate no es ése, el debate es que hablamos de un movimiento filosófico e intelectual, distinto al de otro tipo de intelectuales. para ellos, por ejemplo, el modelo económico se basa en el intervencionismo y el inflacionismo, y no tiene nada que ver con el libre mercado.

-Una de sus premisas es el retorno a la Constitución, si es que no es demasiado tarde...
-No me gustaría pensar eso, aunque puede ser la última oportunidad. Aún no es demasiado tarde, pero sí que va a ser muy difícil volver a la norma constitucional. Sería fantástico volver a hablar de la Constitución que hemos perdido y que nos oyeran en Washington.

-¿Estados Unidos es aún un país regido por la Constitución?
-Estamos en una situación muy complicada, malísima, especialmente porque hay algunas personas que, incluso, no saben lo que significa la Constitución. Este país se mueve en la dirección equivocada y hay que devolver al Gobierno a la senda constitucional. Algunos se ríen cuando alguien habla de la Constitución. Creo que el Gobierno es más grande que nunca y que quiere ser cada vez mayor y gastar más dinero. El Gobierno tiene que ser algo que los ciudadanos quieran, no algo que teman.

-¿Hay espacio para la libertad entre tanta regulación?
Cada vez menos. Yo soy un libertario, porque el propósito de la libertad es hacernos mejores. La libertad no nos divide, sino que nos hace trabajar juntos. Hay que proteger la libertad, así como la vida humana. Algunos hablan de una libertad que es totalmente opuesta a la que predicaron los Padres Fundadores. La libertad ayuda a conseguir la felicidad, porque la felicidad no se consigue comiendo mejor o fumando menos. La libertad es que el pueblo, y no el Gobierno, eduque a sus niños; la libertad es que cada persona, y no el Gobierno, decida cómo gastar su dinero. La libertad es confiar en el buen uso que hacen de ella las ersonas, nos hace más virtuosos. La responsabilidad recae en nosotros y el país prospera. Y lo contrario es forzar la igualdad en materia económica, que no funciona.

-En referencia a la economía y el libre mercado, usted aboga por la supresión de la Reserva Federal...
-¡Eso es! ¡Fuera con ella!

-Pero, ¿qué hacemos después?
-No necesitamos nada, sólo la concepción del dinero de la gente honrada de este país. Cada vez que el dólar se devalúa, muchos americanos pierden el dinero que han estado ahorrando. Ahora, las provisiones son para el Gobierno y no para el pueblo. Un grupo pequeño de personas se reúne en un cuarto oscuro para decidir cuánto vale la divisa, ¿dónde dice eso la Constitución?

-¿Apoya un retorno al patrón oro?
-Totalmente de acuerdo. La Constitución se basa en el oro y la plata. Repito: el oro y la plata. Así que lo apoyo totalmente.

-Estas propuestas tan vigorosas le granjearon un gran apoyo en las primarias de 2008: ¿planea intentar una vez más el asalto a la Casa Blanca en 2012?
-Estamos considerando todas las opciones. Los periodistas me decís que he ido tres veces a Iowa este año (primera y decisiva votación de las primarias), pero lo cierto es que yo voy allá donde soy bienvenido.

-En caso de concurrir a las elecciones presidenciales, ¿cuál será su política con las tropas estadounidenses?
-Todos de vuelta a casa. Hay que reducir el presupuesto. ¿Qué hacen nuestros soldados luchando en Pakistán? Ahorremos dinero, vidas y una política que nos crea más enemigos que amistades. No creo que debamos ser la Policía del mundo.

-Hablando de policías, ¿cuál es su opinión sobre las críticas del presidente Obama a la cadena FOX?
-Creo que esta polémica es irrelevante. En realidad, siempre hay gente que emprende cruzadas contra la FOX y gente que emprende cruzadas contra la MSNBC (cadena de tendencia progresista).

-Usted se enfrenta a su undécima legislatura en la Cámara de Representantes, ¿cómo ve la carrera de su hijo Rand al Senado?
-Creo que Rand está haciendo las cosas correctamente para ocupar un puesto muy importante. Lo de senador Paul, de todas formas, no suena nada mal, ¿no? (ríe).

España
Coalición Canaria confirma su respaldo a los Presupuestos
El Gobierno delimitará las aguas entre las islas para que dejen de ser internacionales y accede al resto de peticiones de Coalición Canaria
I.Z / MADRID ABC 18 Octubre 2010

El presidente de Canarias, Paulino Rivero, ha asegurado hoy, tras reunirse con José Luis Rodríguez Zapatero que dará su respaldo a los Presupuestos Generales del Estado para 2011. «Hemos avanzado mucho en todas las cuestiones en relación con los Presupuestos y estamos en condiciones de afirmar que puede haber un gran acuerdo que beneficiará al país y también a Canarias», ha dicho Rivero, quien ha anunciado que esta tarde firmará el compromiso en el Congreso de los Diputados.
El líder de CC y presidente de Canarias ha anunciado que el acuerdo al que ha llegado con el líder del Ejecutivo «ganan los canarios», al tiempo que ha recordado que su primera responsabilidad es «defender los intereses de la gente que vive en las Islas».

Condiciones «irrenunciables»
Tal y como ha anunciado Rivero, el Gobierno cederá a las exigencias «irrenunciables» de Coalición Canaria, a las que calificó como un «acuerdo de mínimos» que Rivero había puesto como condición para dar su apoyo a los Presupuestos. El presidente de Canarias ha anunciado que el Ejecutivo delimitará las aguas entre las islas para que dejen de ser internacionales y pasen a denominarse Aguas Canarias. A este respecto, Rivero se había mostrado contundente y había amenazado con no apoyar los Presupuestos si esta propuesta no salía adelante, asegurando que CC no toleraría más prórrogas a la tramitación «de un derecho que Canarias reclama desde hace más de 25 años». «Se denominarán aguas canarias, con los derechos que la Comunidad debe tener sobre los recursos naturales que hay sobre ese espacio».

El Ejecutivo dará a CC todas las «cuestiones de mínimos» que había reclamado
Además, el acuerdo supone también el desbloqueo por parte del PSOE canario de la reforma del Estatuto de Autonomía «que históricamente ha estado bloqueado», así como el traspaso de las politicas activas de empleo, incluida la bonificación de las cuotas a la Seguridad Social «en las mismas condiciones en que han sido transferidas al País Vasco» y la transferencia de la inspección de trabajo «en las mismas condiciones en que ha sido transferida a Cataluña». El resto de «cuestiones de mínimos» que CC había reclamado, como la rebaja de las tasas aeroportuarias o el mantenimiento de las bonificaciones a los aeropuertos de las islas también serán reconocidos en el acuerdo que CC firmará esta tarde en el Congreso de los Diputados.

Lo que no ha especificado Rivero ha sido la cuantía exacta que supondrán estos traspasos a las Islas. La reunión, que ha durado hora y media, ha servido asimismo para garantizar la modificación de determinados aspectos del Régimen Económico y Fiscal de Canarias (REF), para incluir en el mismo las bonificaciones de las tasas aeroportuarias y no tener que negociarlas cada año. Dentro de este apartado, Rivero ha avanzado también la posibilidad de que los aviones que sobrevuelan las islas puedan aterrizar para dejar o recoger pasajeros y de instalar en el archipiélago el registro de aviones y aeronaves.

En el pacto, ha añadido, se ha dejado muy claro que se mantendrá la bonificación del 50 por ciento para los residentes canarios en los billetes aéreos y que sólo quedará excluida la primera clase, para la que se buscará una fórmula más "ajustada".

ANUNCIO DE JAVIER ARENAS
El PP recurre el decreto de Griñán de convertir en fijos a 20.000 contratados a dedo
El PP interpone recurso de inconstitucionalidad contra el decreto de Griñán que convierte en fijos a 20.000 trabajadores externos a la función pública. Así lo anunció Javier Arenas tras consultarlo con Mariano Rajoy en Canarias.
Pedro de Tena/ Antonio Barreda Libertad Digital 18 Octubre 2010

Javier Arenas, presidente del PP, anunció la decisión tras consultarla con Mariano Rajoy en Canarias. Según el PP andaluz, el decreto traslada potestades públicas a personas que no son funcionarios de la administración y lesiona el derecho a acceder en condiciones de igualdad al empleo público consagrado en la Constitución Española.

Por tanto, es un clarísimo intento de blindaje de una administración paralela al margen de la función pública en Andalucía como ha venido denunciando repetidamente Libertad Digital. En realidad, la ley de Reordenación del Sector Público incluye el blanqueo del empleo "negro" creado al margen de los controles mínimos, tanto parlamentarios como políticos, por el PSOE en las empresas y fundaciones públicas.

Por ello, Arenas, anunció la presentación de un recurso ante el Tribunal Constitucional contra el decreto de reordenación del sector público andaluz por el que el gobierno de José Antonio Griñán quiere blindar a 20.000 empleados externos de la administración andaluza convirtiéndoles en fijos. Arenas explicó que el PP ha analizado varios informes jurídicos encargados por su partido y ha tenido en cuenta estudios de organizaciones sindicales que han remitido al PP sus puntos de vista contrarios a la aprobación de dicho decreto.

El recurso será presentado en los próximos días por los diputados del Partido Popular en el Congreso y se fundamenta en que en el decreto se trasladan potestades públicas a personas que son 'externas', que no son funcionarios de la administración, cuando estas potestades están reservadas a funcionarios El decreto de la Junta de Andalucía también lesiona el derecho a acceder en condiciones de igualdad al empleo público consagrado en la Constitución Española y derechos fundamentales como la libertad sindical y la negociación colectiva.

Javier Arenas advirtió que el gobierno de José Antonio Griñán está haciendo un "clarísimo intento de blindaje" de una administración paralela al margen de la función pública en la comunidad autónoma andaluz. Arenas aseguró que el decreto claramente conculca los derechos fundamentales" de los trabajadores y es un abuso de poder a la hora de usar el decreto ley, que debe reservarse para situaciones extraordinarias y de urgente necesidad, por lo que el PP ha decidido actuar "en defensa de los funcionaros y de todos los trabajadores del sector público en general".

Esta decisión de presentar recurso de inconstitucionalidad contra el decreto de la Junta de reordenación del sector público ha sido adoptada la reunión entre el presidente del PP andaluz, Javier Arenas, con el presidente nacional, Mariano Rajoy, y con la portavoz

Tribunales
El idioma, una de las dificultades para seguir en el destino
Los fiscales ven a Cataluña como «tierra de paso breve»
Los fiscales no quieren permanecer en Cataluña y, en el momento que pueden, optan a un nuevo destino. Así lo ha constado la Fiscalía de Cataluña, que lamenta que esa comunidad autónoma se haya convertido en «tierra de paso breve» para la mayoría de fiscales que salen de la Escuela, y que, tras formarse profesionalmente en Cataluña durante un año, optan por concursar al destino deseado, «casi siempre fuera de dicha comunidad».
Madrid - F. Velasco La Razón 18 Octubre 2010

La Fiscal Superior de Cataluña expresa su preocupación ante esa situación, según se recoge en la última Memoria de la Fiscalía General del Estado, porque esa la misma conduce a que no se puedan cubrir las plazas, lo que se ha convertido «no ya solamente en un problema crónico, sino en una característica que configura el despliegue del Ministerio Fiscal» en esa comunidad», lo que le diferencia de las demás comunidades autónomas.

En opinión de la Fiscal Superior de Cataluña, una de las causas que explican la «prisa» en dejar Cataluña viene motivada por el hecho de que la mayoría de los fiscales proceden de otros territorios de España, desean regresar a su lugar de origen y porque la normativa «obstaculiza el regreso si no se opta en un breve plazo espacio de tiempo a la plaza deseada».

«Panorama preocupante»
Junto a ello, se destaca la elevada carga de trabajo de las fiscalías de Cataluña, el índice del coste de la vida y el idioma, el catalán, «visto como una dificultada desde el exterior, a pesar de las facilidades que se ofrecen y que están dando muy buenos resultados», además del hecho palpable de una baja tasa de opositores catalanes en comparación con otras comunidades.

Todo esta situación confluye en un «panorama preocupante» en lo que afecta al Ministerio Público en Cataluña donde, por esa inestabilidad en los destinos, el 23,5 por ciento de los fiscales son sustitutos.

Para intentar cambiar esta escena, la responsable de la Fiscalía en la citada comunidad autónoma propone que se establezca que el primer destino sea de dos años, en vez de uno, como ocurre en la actualidad, y que, por tanto, no se pueda optar a un nuevo destino hasta pasado ese plazo.

Por otro lado, los fiscales jefes de las distintas provincias catalanas también se han pronunciado en el mismo sentido y por motivos análogos.

******************* Sección "bilingüe" ***********************

La identidad maketa
«El elemento nuclear de su identidad para esa parte de la sociedad vasca que no es autóctona, y no se ha redimido haciéndose nacionalista, es su maketismo. Es su forma de pertenencia: porque solo aquí se ha podido ser maketo»
J. M. RUIZ SOROA El Correo 18 Octubre 2010

He tenido ocasión de conocer los trabajos de Pedro J. Chacón Delgado sobre los efectos culturales de las sucesivas oleadas de inmigrantes que recalaron en el País Vasco a partir del último tercio del siglo XIX, y que llegaron a provocar que más de la mitad de su población tenga hoy en día, en uno u otro grado, un origen alógeno. Lo interesante de esos trabajos ('La identidad maketa', 'Perdí la identidad que nunca tuve', 'Las vergüenzas desnudas', y otros) es que en ellos se presenta una mirada nueva sobre nuestra sociedad; nueva porque, por casi primera vez en nuestra publicística, quien mira y habla es un inmigrante consciente de su condición y desde esa condición. Y porque habla de la Vasconia de los inmigrantes, no la de los nativos.

Subraya Pedro J. Chacón, y tiene razón, que la historia contada entre nosotros es siempre la historia de un pueblo vasco en el que actúan, viven y son protagonistas siempre y solo los vascos autóctonos. En ese relato los inmigrantes no son sino un accidente que le ocurrió al pueblo vasco milenario en recientes momentos históricos. La inmigración es así «algo que les pasó a los vascos», no es algo que «les pasó a los inmigrantes». Incluso en el relato histórico más sensible a la inmigración, el de la izquierda, los inmigrantes son presentados como una abigarrada e inculta masa de mano de obra que en su momento fue sobreexplotada por la burguesía local, unos proletarios cuyo esfuerzo «hizo país» y cuyos sufrimientos serán siempre agradecidos. Pero nunca son presentados como unas personas que también poseían, además de su condición laboral y explotada, una personalidad y una cultura propias. La izquierda ha valorado al inmigrante en tanto que proletario, no en tanto que persona completa. Por eso, cuando se desplomó el paradigma obrero y se produjo el giro culturalista, la izquierda se limitó a asentir como cómplice mudo a la asimilación del inmigrante en la cultura autóctona. En lo que coincidió con un nacionalismo que había abandonado su racismo inicial. Y en esas seguimos: los inmigrantes y sus descendientes vistos como materia cultural inerte o anómica que es justo y necesario asimilar.

Resulta así que hay entre nosotros quien tiene su identidad solidamente narrada, largamente contrastada, reconocida por los demás, incuestionada; pero hay quienes la tienen borrada, ignorada, ninguneada, convertida en algo que nadie sabe lo que es, presta para ser engullida por la autóctona o condenada a la anomia, a ser una identidad que nadie quiere, española genérica sin suelo definido que pisar, odiosa para muchos vascos y sobrante para el resto de los españoles. Es una identidad insólita, una forma de ser vasco que consiste esencialmente en sentirse sutilmente rechazado salvo autoconversión.

La sociedad vasca no es mayoritariamente nacionalista, esto es estadísticamente obvio. Pero sí es mayoritariamente «nativista», que es algo distinto; algo que nos legó el primer nacionalismo aranista al ligar el valor con el origen. Sometió al otro que llegaba de fuera a un proceso tan fuerte de descrédito (la maketización) que implantó perdurablemente en el ideario social su propia obsesión. Ayudado en ello, probablemente, por varios siglos de énfasis fuerista en la pureza del solar. Y la implantó también en la conciencia de esos mismos inmigrantes y de sus descendientes, incluso de los que fueron mestizos. Desde entonces, no nos engañemos, el «¿de dónde eres?» es una pregunta que entre nosotros abre todo un mundo de sobreentendidos. Desde entonces, los mezclados que poseen un apellido autóctono lo exhiben (lo exhibimos) como ancla de afirmación, aunque sea el segundo o tercero; y los que tienen por ahí uno alógeno lo esconden. Todos hemos llegado a tener implantada en nuestras neuronas una especie de giróscopo nativista que orienta nuestra resituación social.

Hasta tal punto esto ha llegado a ser una realidad que Pedro J. Chacón extrae de ello una conclusión sugestiva: la de que el elemento nuclear de su identidad para toda esa parte de la sociedad vasca que no es autóctona, y que no se ha redimido haciéndose nacionalista, es su maketismo. No son plenamente vascos, porque su cultura no es la vasca estándar. No son ya españoles estándar, porque no viven en España. Son algo que solo se puede ser aquí, en Euskadi, algo que no tiene sentido en el resto de España, son vascos vergonzantes. Es una identidad insólita porque se forma esencialmente sobre un sentimiento doble: uno de rechazo y otro de carencia. Y, sin embargo, es su forma de arraigo y de pertenencia a este país: porque solo aquí se ha podido ser maketo.

Ésta es una idea sugerente, y que además conecta con otra observación que, desde un punto de vista distinto, propuso ya hace años Juan Pablo Fusi: la de que en los países con un fuerte nacionalismo etnicista, termina por generarse una fuerte y característica conciencia identitaria de los no nacionalistas, precisamente por no serlo. Y es que las identidades no son, al final, sino límites fronterizos socialmente creados: y hay vida a ambos lados del límite, no solo en la parte de acá.

Anormalidad democrática en Cataluña: todos contra Anglada
Redacción Minuto Digital  18 Octubre 2010

Los nervios han calado entre las principales fuerzas políticas catalanas a cuenta del imparable ascenso de Plataforma per Catalunya. El mensaje políticamente incorrecto, detectado como nuevo y fresco por el electorado catalán, se muestra sin reparos en las encuestas de los medios de comunicación y los partidos.

La clase política catalana, estancada en el famoso 3% y el rechazo de los votantes, comienza a utilizar todo tipo de artimañas para acallar al partido emergente liderado por Josep Anglada.

SU LIBRO
A falta de otros factores, la izquierda se ha centrado en una campaña que pretende demostrar, como si interesara a alguien, que Josep Anglada no es el autor de su propio libro. Enrique de Diego, accionista mayoritario de Editorial Rambla, ha respondido a las noticias que le situaban como autor del libro con tranquilidad, afirmando que “no soy el autor del libro ‘Sin mordaza y sin velos’, de Josep Anglada, como vuelve a insinuar El plural. El libro, sin duda, me parece tan interesante y espléndido que sí soy el editor; es decir, soy el accionista mayoritario y director de la Editorial Rambla que lo publica. Esa es la única relación con el libro, que recomiendo vivamente no sólo por esa razón sino por el rigor y el interés del contenido”.

La tranquilidad reina en la nueva sede de PxC, saben que éste sólo es el primer intento para desprestigiar a Anglada. Desde PxC afirman que “si ahora nos tuvieramos que preocupar por lo que dice El Plural o La Sexta sobre el libro de Anglada, lograrían desviarnos de nuestro objetivo principal, la entrada en el Parlament, que es lo que desean. Por eso no vamos a entrar, ahora, en ese debate. Ya hablaremos tras las elecciones.”

AMENAZA ISLAMISTA
Otro tema más serio, según ha podido saber MD, son las amenazas que han llegado hasta PxC desde entornos islámicos. Los salafistas catalanes ven en el crecimiento de PxC un peligro para sus intereses de imposición del islam en numerosas localidades catalanas. Un experto policial consultado por MD afirma que “para el entorno integrista PxC es un peligro. Es el único partido dispuesto a plantarles cara desde el Parlament. Los islamistas pueden ser muchas cosas, afirma, pero no tontos. Saben que Anglada podría cerrar sus locales de adoctrinamiento y acabar con el flujo incesante de recursos económicos que les llegan desde el tripartito”

AMENAZAS DESDE LA IZQUIERDA RADICAL
Por si todo esto no fuera suficiente, diversas asociaciones y entidades de la izquierda separatista catalana se han unido en una nueva organización, Unitat Contra el Feixisme, que ha presentado su proyecto en Barcelona. La iniciativa nace con el único objetivo de frenar la expansión de Plataforma per Catalunya.

David Karvala, impulsor de la plataforma, alerta del crecimiento del partido de Anglada, que obtuvo 17 concejales en las elecciones municipales de 2007 en ciudades como Vic, Olot o Manresa.

ENTRADA EN EL PARLAMENT
Pese a todo, PxC sigue con su campaña por toda Cataluña. Saben que va a ser muy duro. El último ejemplo ha sido su presentación en Rubí, donde los antisistema de ultraizquierda y los anarquistas, junto a okupas e inmigrantes, bajo el engaño de celebrar una fiesta público festiva, intentaron acosar y agredir a los militantes de Plataforma per Catalunya.

Angalda firmó en aquella localidad que “estamos ante unos graves momentos de intransigencia. Pero esta anormalidad sólo se aplica en un sentido, el que intenta demonizar las posiciones ‘políticamente incorrectas’ o, por decirlo claro, de los críticos contra los gobernantes que únicamente miran por sus intereses y traicionan el noble principio de trabajar honradamente para el país, protegiendo a su gente y garantizando las libertades. No se puede aceptar que sean los delincuentes los que marcan los tiempos y las coordenadas en las que se puede ejercer como ciudadano libre”.

Mientras tanto, los nervios de la casta política se disparan y PxC sigue imparable hacia el Parlament.

EUSKADI | AYUDAS SOCIALES
10.000 euros por una traducción al chino
JAVIER MUÑOZ | BILBAO El Correo 18 Octubre 2010

Globos, juegos, e-mails y una lluvia de informes absorben una buena parte de las ayudas públicas a colectivos sociales en Euskadi
Las instituciones vascas reparten decenas de millones a ONGs por los encargos más variopintos

¿Qué hacen las ONG, fundaciones y asociaciones con el dinero que reciben de las instituciones públicas por la prestación de servicios y la realización de estudios e informes? Un repaso al Boletín Oficial del País Vasco ofrece pistas sobre el destino de algunas partidas aprobadas por la Administración autonómica durante las últimas legislaturas. Por ejemplo, en agosto de 2009, el Departamento de Justicia del Gobierno vasco concedió 8.000 euros a la Fundación de Trabajadores de la Siderurgia Integral por un 'Estudio diagnóstico en materia de derechos humanos y alianza de civilizaciones, en el ámbito de la formación profesional de Bizkaia'. Esa transferencia fue aprobada en el marco de un programa creado en 2008 por el anterior Ejecutivo tripartito para fomentar la paz y los derechos humanos. A ese loable fin contribuyó 'La globada y semana por la paz', proyecto presentado por la Fundación Itaka Escolapios y dotado con 2.700 euros.

No sólo el Gobierno vasco, sino también las diputaciones y los ayuntamientos sostienen al llamado 'tercer sector' con decenas y decenas de millones de euros procedentes del erario público. Se trata de una constelación de organizaciones denominadas no gubernamentales (ONG), de todos los colores políticos y sociales, de sesgo nacionalista o constitucionalista, laicas o religiosas, algunas con gran prestigio, rigor e independencia económica, pero de cuyo funcionamiento los ciudadanos corrientes saben poco, salvo cuando escuchan alguna protesta -rápidamente silenciada- contra los recortes de las subvenciones. Y llama la atención ese desconocimiento teniendo en cuenta que, según un informe del Ararteko, en el País Vasco existen 1.500 ONGs de todo tipo y tamaño, que a veces cuentan con grandes plantillas, manejan presupuestos de varios millones de euros y gozan de ventajas fiscales y contables en comparación las empresas normales.

Los políticos que gobiernan las instituciones, de todas las tendencias, les hacen encargos innumerables y de lo más variopinto. En 2007, la Fundación Canónica EDE facturó al Departamento de Vivienda y Asuntos Sociales del anterior Gobierno tripartito la cantidad de 10.396 euros por la traducción al chino del Plan Vasco de Inmigración. Y otra suma similar por la traducción al árabe del mismo documento. Y, en fin, 10.396 euros adicionales por hacer el mismo trabajo en lengua rumana. En cambio, la doble traducción al inglés y francés le costó a las arcas públicas 10.518 euros.

Más de 100.000 voluntarios
La lógica de los precios es difícil de rastrear. Hace un año, dentro del programa para fomentar la paz, el Ejecutivo autónomo concedió 18.000 euros a la Fundación Fernado Buesa por el videojuego interactivo 'Manrais, están en tus manos'. La asociación El Taller de Geppetto, dedicada a la educación en valores, recibió 7.000 euros para una 'semana intercultural'. Suspergintza Elkartea, de la Fundación EDE, recibió 40.500 euros a cuenta de tres programas relacionados con el mismo asunto: 'diseño de juegos cooperativos', 'investigación de sus efectos' y 'Trukeme', un catálogo en el que aparecen actividades para fomentar la solidaridad como 'El ladrón de zanahorias' y 'El baile de mariquitas'.

Las ONG, desde las encaminadas a la intervención social en general como las que conciencian a la sociedad sobre los derechos humanos y contra el terrorismo, ingresan fondos públicos por toda suerte de iniciativas. Con esos recursos, y con las cuotas aportadas regularmente por unos 400.000 vascos, el 'tercer sector' moviliza a más de 100.000 voluntarios en Euskadi, 20.000 de los cuales reciben, en realidad, una remuneración salarial. Algunas entidades se han diversificado tanto como las líneas de subvención que florecen anualmente en las instituciones vascas. Y lo mismo gestionan servicios de titularidad pública, atendiendo a miles de ciudadanos en nombre de las instituciones, que se dedican a labores de consultoría y asesoramiento técnico. Sin ir más lejos, la Administración autónoma pagó 78.000 euros en el ejercicio de 2007 por un proyecto titulado 'Iniciativas sociales de carácter experimental que aporten soluciones innovadoras'.

Este año, el Gobierno de Patxi López se ha propuesto racionalizar lo que considera un «caos» de 2.000 subvenciones y ayudas diferentes en el ámbito de la intervención social, un bombeo constante de recursos, heredado de la legislatura anterior y que este año ascenderá, tan sólo desde el Departamento de Empleo y Asuntos Sociales, a 22,5 millones de euros. De esa partida presupuestaria se pagaron 12.020 euros en 2006 por un 'stand' en el Parque Infantil de Navidad de Bilbao para concienciar a los adolescentes sobre sus derechos.

 

Recortes de Prensa   Página Inicial