AGLI

Recortes de Prensa   Martes 2 Noviembre  2010

 

Celebremos nuestro premio el 6 a las 12 en Colón, España
Federico Jiménez Losantos Libertad Digital 2 Noviembre 2010

Aunque lo que uno ha practicado más en la vida es hablar y escribir, me resulta difícil comentar una noche como la vivida este 30 de Octubre en el Teatro Mira de Pozuelo. Cuando anunciaron que el Premio Gordo de la Noche, al mejor magacín de la radio y votado por los oyentes de todas las cadenas, era para La Mañana de esRadio no me invadió la emoción, tampoco la alegría ni la pena, aunque emoción por el momento, pena por lo mucho y malo pasado y alegría por lo mucho y bueno por venir las sentía, claro, como cualquiera en mi lugar. Pero confieso que lo único que lamentaba era no referirme al modo que ya en el micrófono mañanero y ahora en este blog de nuestro periódico voy a pedir a los miles de oyentes, amigos, correligionarios, compatriotas, que se gastaron el dinero de un SMS para apoyar este radiobebé de un año de edad: que celebremos juntos nuestro premio, el nuestro por vosotros, y el que vosotros sentís como vuestro, porque lo es, en el sitio adecuado y el momento necesario, aunque nunca del todo oportuno: el sábado 6, a las 12, en Colón, con Alcaraz y los grupos de resistencia cívica a la nueva humillación del Gobierno ante la ETA.

Creo que si en sólo una temporada esRadio ha podido ganar un premio así es porque hemos mantenido contra viento y marea los principios liberales que nos llevaron a protagonizar una de las más hermosas epopeyas cívicas de la España contemporánea: las gigantescas manifestaciones de centenares de miles de personas, algunas de más de un millón, en defensa de la nación española y de la dignidad ciudadana, de nuestras libertades y de las víctimas del terrorismo, del Estado y del Gobierno que quisiéramos decentes, pero cuya indecencia nos negamos a asumir como propia. "No en mi nombre", dijimos en la calle. Y lo volvemos a repetir. Ni humillación ante la ETA, como el PSOE; ni indiferencia ante la humillación, como el PP. Estuvimos, estamos y estaremos en contra de esa vil compraventa de votos a cambio de la "protección" de los terroristas y en contra de esa miserable postura de ponerse al pairo de la vileza, como si fuera posible. Mantuvimos en la COPE esa postura contra la progrez, el separatismo y la cobardía centroide, y la seguimos manteniendo en esRadio, que fundamos precisamente para mantenerla sin cortapisas y sin hipotecas. No las tuvimos allí porque nunca las admitimos. Pero aquí, aunque quisieran, no podrían intentarlo.

No les oculto que Alcaraz, como de costumbre, se ha tirado a la piscina sin saber si había agua y sin pensar que el Papa estaba a esa hora en Santiago. Pero así es Alcaraz y así lo queremos. La infraestructura de la concentración no es modesta sino escuálida y famélica, hasta el punto de que no sabemos cómo podremos retransmitir la concentración en directo por esRadio. Pero no les quepa duda de que lo haremos, como antaño en la COPE, aunque sea con teléfonos móviles.

Dieter y Somalo andan ya urdiendo maneras de llevar a nuestros oyentes y a los televidentes de Libertad Digital TV el calor de ese reencuentro de españoles de bien en defensa de lo inolvidable, imprescriptible e irrenunciable. Estaremos, como siempre, en nuestro sitio. Y en el estudio de esRadio tendremos ese galardón del pasado sábado, un honor inolvidable y un compromiso indeleble para todos los sábados venideros, días de hacienda o fiestas de guardar. Gracias, pues, de corazón; y nos vemos donde quedamos.

Gran Hermano
Martín PRIETO La Razón 2 Noviembre 2010

Cuanto mayor es el poder, tanto mayor es el abuso. En sus «Pensamientos», León Tolstoi escribía que para conquistar el poder se necesita amarlo. Ahora bien, la ambición no anda de acuerdo con la bondad, sino solamente con el engaño y con la violencia. Por ello no son los mejores, sino los peores, los que siempre disfrutaron y siguen disfrutando el poder. El resumen de estas reflexiones es que el secreto de toda fuerza consiste en saber que los demás son más cobardes que nosotros.

En una sociedad que recela de la injerencia del Estado todos los republicanos estarían en el Tea Party si al presidente Obama se le hubiera ocurrido depositar en una misma persona la Seguridad Nacional, la CIA, el FBI y la jefatura de su Gabinete. Nosotros, con desgana y de tarde en tarde, añoramos la división de poderes de Montesquieu, Barón de Secondat, enterrado por Alfonso Guerra. Rubalcaba replicó a un magistrado: «Mi ventaja es que yo sé todo sobre todos»: es peligrosamente verdad: vicepresidente político y chef de la cocina, ministro de Interior y con la Policía, la Guardia Civil y los servicios secretos a su servicio.

Ni Fouché acumuló tantas palancas de coacción. César Borgia pedía hombres delgados que no comieran, ni bebieran ni durmieran; se perdió a Rubalcaba.
El Gran Hermano que nos observa sin parpadear desde todos los ángulos no es Mercedes Milá, sino este sacerdote de la trapacería, el engaño y las cloacas del Estado que defendía Felipe González.

6-N en Colón: nueva cita de la Rebelión Cívica
Asociación 11-M Verdad y Justicia  2 Noviembre 2010

La Plataforma Ciudadana Peones Negros y la Asociación 11-M Verdad y Justicia se suman a la concentración convocada por Voces Contra el Terrorismo y la Asociación de Víctimas Verde Esperanza.

Durante el mal llamado proceso de paz, liderado por el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, hemos asistido a una serie de movimientos políticos, anuncios de tregua por parte de la banda terrorista ETA y cambios en la política penitenciaria, en los que la opinión de las víctimas del terrorismo no se ha tenido en cuenta. Así, el pretendido arrepentimiento de los asesinos no ha ido acompañado, en ningún caso, de una petición de perdón a los directamente afectados. Por otra parte, en un Estado de Derecho la justicia exige que se reparen los daños causados y que se cumplan las condenas.

Desde esta plataforma ciudadana consideramos inadmisible que aquellos que fueron condenados de acuerdo a la ley, y que ni siquiera han pedido perdón a las víctimas directamente afectadas por los delitos terroristas, puedan acogerse a beneficios penitenciarios de ningún tipo. Asimismo consideramos inadmisible en un Estado de Derecho la existencia de contrapartidas políticas de cualquier tipo en lo que, a todas luces, es un proceso de rendición ante la banda asesina. El único camino justo y moral es la derrota de los asesinos y el cumplimiento de las condenas de acuerdo a la legalidad vigente.

Por todo ello hacemos un llamamiento a los ciudadanos, a todos los colectivos de víctimas y a los partidos políticos que nos representan, para que se sumen y asistan a la concentración que tendrá lugar el próximo sábado, 6 de Noviembre, a las 12 en la Plaza de Colón de Madrid, con el lema "No más mentiras. No más treguas-trampa".

Plataforma Ciudadana Peones Negros - www.peonesnegros.es
Asociación 11M - Verdad y Justicia - www.11mverdadyjusticia.es

La jauría de la secta
Hay que generar miedo para acallar las voces que puedan denunciar su inmundicia moral, su irresponsabilidad
HERMANN TERTSCH ABC 2 Noviembre 2010

LA secta que dirige el socialismo español está herida. El sumo sacerdote que la ha dirigido durante toda esta década ya no tiene suerte. Todo le sale ya mal. Donde antes triunfaba la magia ha irrumpido la realidad terca, implacable, cruel. Es una realidad que demuestra lo que muchos temíamos; que este país no es irrompible ni indefinidamente maleable. Todos los materiales han comenzado a mostrar graves síntomas de agotamiento al mismo tiempo.

El balance difícilmente podía ser peor. Dentro y fuera de nuestras fronteras, causa asombro, cuando no estupor, el alcance de los daños infligidos a España en tan poco tiempo. Nadie se explica cómo ha podido suceder todo esto en un país que, tras la alternancia natural de socialistas y populares había entrado en una senda de crecimiento, desarrollo y normalización que nos convertía por primera vez en uno más de los países del concierto europeo.

Éramos en 2004 aun un país relativamente pobre, pero ya con una cierta autoestima, con considerable pujanza y mucha ilusión ante el hecho de que cada año estábamos un poco más cerca de los países más prósperos, seguros y libres del continente. Lo cierto es que nada, absolutamente nada, indicaba que existiera en nuestro país el mínimo deseo de separarnos de esa senda, razonable, moderada y eficaz para el cumplimiento de los anhelos de bienestar y seguridad de los españoles. Que en un oscuro juego de intereses de grupúsculos en el congreso del partido socialista del año 2.000, surgiera un candidato desconocido y de aparente irrelevancia con un discurso de radicalidad izquierdista y cursi, no cambiaba en absoluto las perspectivas. Porque propios y extraños preveían su derrota y su probable desaparición en la mediocridad espesa del aparato del partido de la que surgía. Así era todo. Hasta que estallaron las bombas.

Lo sucedido después lo saben y sufren todos los españoles. Con la velocidad de un tsunami, una política excéntrica, ineficaz, ruin y sectaria ha dejado España convertida en un paisaje de escombros. Todo lo antes hecho se ha destruido o dañado de forma más o menos irreversible. Instituciones, economía, credibilidad, prestigio exterior, tejido social, convivencia, nada ha escapado al afán adanista destructor de esa secta dirigida por el sumo sacerdote de la secta que se ganó la obediencia perruna de todo el socialismo con su increíble llegada al poder. C

asi siete años después, el balance desolador pone en peligro la supremacía de la secta. Ésta carece de recursos para siquiera paliar el desastre. Y no tiene enmienda que no la cuestione y agrave así su debilidad. En su desesperación recurre a todas las armas a su alcance. Desde la búsqueda de aliados con enemigos del estado hasta la intimidación masiva y la amenaza. La mentira, de la que tanto abusó, ha dejado de surtir efecto. De ahí que tenga que recurrir al miedo. El papel fundamental en la gestión del miedo, en su administración desde el aparato del estado, recae sobre el megaministro especialista en guerra sucia. Pero un papel fundamental en la creación del ambiente de intimidación recae en la jauría compuesta por el aparato del partido y sus realas mediáticas. No se trata solo de acallar voces especialmente molestas. Se trata de demostrar a todos que son capaces de destruir a quien quieran. Lo que hayan dicho Sánchez Dragó, Pérez Reverte o un alcalde les importa una higa. Hay que generar miedo para que todos se sepan vulnerables y vigilados. Para acallar las voces que puedan denunciar su inmundicia moral, su irresponsabilidad culpable y su consecuencia, nuestra tragedia común.

Negociación
ETA y la prospectiva electoral de ZP
Guillermo Dupuy Libertad Digital 2 Noviembre 2010

Me gustaría pensar que el diario El Mundo, encomiable descubridor del chivatazo policial a ETA, empieza, por fin y coherentemente, a considerar editorialmente que lo que está perpetrando el Gobierno de Zapatero con ETA no es un error, sino una infamia. Lo digo porque uno de sus editoriales de este domingo afirmaba que:

la única explicación que se nos ocurre para justificar el viraje del Gobierno, que tantas expectativas ha generado en el nacionalismo vasco, es que haya arrojado la toalla en cuanto a la posibilidad de arreglar la economía en lo que queda de legislatura y busque a la desesperada en el fin del terrorismo la baza con la que presentarse a los comicios de 2012. Pero si así fuera, supeditar el fin de ETA a la conveniencia partidista, desencadenar artificialmente ese proceso a riesgo de tener que hacer concesiones en busca de un beneficio político, no sólo sería un error, sería una infamia.

No voy a reproducir el editorial de Libertad Digital del 28 de noviembre de 2006, que precisamente llevaba por título Los errores pasados y la infamia presente, para analizar las razones de lo que, más que un "viraje", es la reanudación visible de ese infame y "accidentado" proceso de colaboración entre ETA y el PSOE de Zapatero, que hunde sus raíces antes de las elecciones del 2004. No me resisto, sin embargo, a extraer parte de otro editorial de nuestro diario que, meses antes y con ocasión del comunicado de tregua de la primera legislatura de Zapatero, llevaba por título La mentira institucionalizada:

ETA no engaña en su comunicado como lo hiciera Hitler en Múnich con aquel papel. Tampoco Zapatero es un cándido irresponsable de buenas intenciones como pudiera serlo Neville Chamberlain. Zapatero sabe que está dando a ETA una de esas explosivas esperanzas que estallan si no se sacian; pero no le importa si, mientras ETA la constata, contribuye a generar una falsa ilusión de "paz" entre los ciudadanos que le ayude a ganar las próximas elecciones.

Las tesis de que Zapatero utilizaba y utiliza la paz con ETA como "gancho electoral" ha tenido un insospechado y silenciado esparaldarazo en julio de este mismo año cuando, coincidiendo con la decisión de la banda de suspender "las acciones armadas ofensivas" (decisión que los encapuchados harían pública pocos meses después), Zapatero consideró en una entrevista en El País que "mi segundo gran acierto, aunque sea arriesgado decirlo, fue el proceso de paz. Tengo la convicción de que ahí se sembró una solución definitiva. Tengo esa confianza". Pues bien, en esa entrevista el periodista de El País, José Luís Barbería, dice algo tan grave de Zapatero como que "José María Fidalgo, entonces secretario general de CCOO, recuerda que en octubre de 2005, 14 meses antes de la bomba en la T-4 de Barajas, el presidente anunció a los representantes de los sindicatos y de la patronal que antes de esas navidades iba a acabar con ETA y que ese triunfo le aseguraría la reelección dos legislaturas más".

Con todo, nos quedaríamos cortos si no vemos que Zapatero y Rubalcaba utilizan la "paz" de ETA no sólo como un gancho sino también como un "anestésico" electoral frente a las alianzas con los separatistas a las que le aboca su deseo de conservar "como sea" el poder. Desde antes incluso del 2004, la apuesta tanto electoral como de gobierno de Zapatero ha sido siempre el Tinell, un gran frente anti-PP, lo que más tarde se calificaría como "cordón sanitario", en el que ETA jugaba y sigue jugando un papel esencial.

Zapatero no se podía arriesgar a ir de la mano con los separatistas mientras ETA proseguía con el tiro en la nuca. Si el nihilista de Zapatero siempre ha estado dispuesto a hacer concesiones a los de Perpiñán y a los de Estella, ¿por qué no iba a aprovechar esos pagos políticos, ya sea a ERC ya sea al PNV, para comprar también a ETA "tiempo de paz" prometiéndole que "todo tendrá cabida, tenga el alcance que tenga"?

Inocultable la crisis económica en esta segunda legislatura, Zapatero sabe que la única posibilidad que tiene de cara a las elecciones de 2012 es reactivar y aprovechar en su favor ese gran frente anti-PP. De hecho, la movilización del electorado radical y nacionalista en su favor ya le evitó perder las elecciones en 2008 ante un PP que obtuvo los segundos mejores resultados electorales de toda su historia. Los resultados de esas elecciones fueron quizá, desde el punto de vista de la sociología electoral, los más interesantes y atípicos que se hayan producido nunca. Y es que, a pesar de que el PP obtuvo 400.000 votos más que en las concurridas elecciones de 2004, fue el monumental trasvase hacia el PSOE de votos procedentes de la izquierda y del nacionalismo el que permitió a Zapatero, con un diferencial a su favor de poco más de 38.000 votos, compensar los más de 700.000 votantes que el PSOE había perdido en favor de UPyD y el PP.

Estos resultados electorales ilustran, no el error, sino el acierto de la infame estrategia del PSOE a la hora de encamarse con ETA y de llevar a cabo junto a los nacionalistas el mayor y más "pacífico" proceso de demolición de las bases nacionales y constitucionales que nuestro país haya sufrido en su reciente historia.

Arriola acertó plenamente en su análisis cuando, por boca de Rajoy, se dio cuenta de que lo que había pasado en 2008 es que el PSOE se había convertido en el "refugio de los recelos que causa el PP" entre el electorado más radical y nacionalista. En lo que yerra es en tratar de evitarlo con una oposición de perfil bajo que, lejos de acentuar, pone sordina a lo que está pasando.

En lugar de ser fiel a sus principios y hacer del PP el refugio de los recelos que causa la deriva nacionalista del PSOE entre el electorado socialista, Rajoy prefiere hacer el avestruz y no alarmar al electorado nacionalista para que no vuelva a salir en auxilio del PSOE. Tal vez la gravedad de la crisis haga pasar por exitosa esta estrategia del PP que renuncia a hacer pedagogía y a dar la batalla de las ideas y de la comunicación. Pero de lo que puede estar seguro Rajoy –y se lo decimos con mucha antelación- es que el tiempo de paz que Zapatero está comprando a ETA no es para que lo disfrute él como nuevo presidente del gobierno.

Nada que negociar
Editoriales ABC 2 Noviembre 2010

Luchar contra el terror tiene unos costes: no ceder a los chantajes y emplazar a las sociedades occidentales a entender determinados sacrificios

AL Qaida ha agravado su protagonismo terrorista en los últimos días, tras el envío de explosivos por avión a sinagogas de Estados Unidos y la matanza perpetrada el domingo en una iglesia católica de Bagdad, donde fueron asesinadas más de cincuenta personas. Al margen de que estos atentados apuntan a una campaña contra las confesiones judía y católica —como elementos identificadores del Occidente al que quiere combatir Al Qaida—, demuestran que el terrorismo islamista sigue siendo una amenaza global, inmediata y cierta para las democracias occidentales. Por eso es un error creer que determinadas políticas de apaciguamiento confieren algún tipo de inmunidad.

Nada menos hostil en Bagdad que un grupo de fieles católicos indefensos que asisten a misa un domingo. A esta amenaza global debe seguirle una respuesta global. Este planteamiento es tópico pero necesario, porque sigue sin cuajar, no solo en cuestiones de carácter militar, como la guerra de Afganistán, sino también en episodios concretos, como los secuestros de occidentales. Y en este terreno el Gobierno español se ha dejado jirones de confianza ante sus aliados. Así lo demuestran los documentos a los que ha tenido acceso ABC, relativos a un encuentro convocado por el Departamento de Estado de EE.UU. a principios de septiembre pasado, que reunió a representantes de Canadá, Francia, Alemania, Italia, Reino Unido y España para tratar situaciones de crisis con rehenes.

Una de las principales conclusiones fue la necesidad de no ceder a los chantajes, porque el éxito del secuestro fortalece a Al Qaida. Fue un aviso al Gobierno español, que días antes había facilitado la liberación de los cooperantes Albert Vilalta y Roque Pascual, a cambio de dinero y la excarcelación por Mauritania del terrorista Omar Saharahui. EE.UU. y Argelia protestaron por la cesión a Al Qaida, interpretada como una quiebra de los compromisos internacionales contra el terrorismo. En julio, Al Qaida asesinó al rehén francés Michael Germaneau, después de una fallida operación de rescate ejecutada por tropas francesas y mauritanas.

Es cierto que otros países han negociado con terroristas, pero la experiencia ha sido nefasta; ha permitido a los secuestradores avanzar en financiación, logística y reclutamiento. La lucha contra el terror tiene unos costes que deben ser asumidos por los gobiernos. Uno, no ceder a los chantajes. Otro, emplazar a las sociedades occidentales a que comprendan determinados sacrificios.

Cataluña / PUNTO DE FUGA
Noticia de Vito Corleone
JOSÉ GARCÍA DOMÍNGUEZ ABC Cataluña 2 Noviembre 2010

Parece que ha incurrido don Isak Andic, el presidente del Instituto de la Empresa Familiar, en un anatema de lo más impertinente, el de insinuar que, tal vez, no haya razón para que el Estado contraiga matrimonio canónicamente indisoluble con sus asalariados. Extravagancia que se le ha ocurrido verbalizar en un país donde los contribuyentes gozan de los servicios de un empleado público por cada quince habitantes. Interino arriba, emérito abajo, algo más de tres millones de personas. Compárese la dimensión ecuménica de ese feliz blindaje vitalicio con, por ejemplo, el muy restringido «civil servant» británico. Un régimen de permanencia indefinida en la función pública, el anglosajón, al que apenas una selecta elite logra acceder tras superar durante años un sinfín de obstáculos. Huelga decir que los ocupados en los ayuntamientos y demás entes periféricos no poseen allí privilegio alguno frente a sus iguales, los trabajadores del sector privado.

Repárese a continuación en que el setenta y dos por ciento de los tribunos de las Cortes, casi tres de cada cuatro señorías, igual resultan ser probos servidores «ad aeternum» del Leviatán. Gentes que jamás han experimentado el menor riesgo laboral o empresarial, y que lo único lo que recuerdan de la competencia procede de un remoto examen de oposición. He ahí los llamados a ilustrar al prójimo con leyes y reglamentos sobre cómo ejecutar el triple mortal sin red en el mercado. Así las cosas, no es de extrañar la silente consternación con que la herejía de don Isak ha sido recibida entre esa muy transversal legión de excedentes. Una contrariedad, la suya, no muy distinta a la de tantos jóvenes que responden «no» a la pregunta de si les gustaría ser empresarios. Nueve de cada diez, a decir del CIS. Rechazo aún más sorprendente si se repara en que integran la primera generación que ha tenido la oportunidad de cursar la asignatura de Economía en el bachillerato.

Al respecto, abro uno de sus manuales escolares; por azar, el de la editorial McGraw Hill. El capítulo que ahora tengo ante mí lleva por título «La financiación de la empresa». Parece aburrido. Fórmulas y más fórmulas. Teoremas imposibles de memorizar, profusamente ilustrados, eso sí, con imágenes imposibles de olvidar. Por más señas, fotogramas de Marlon Brando en el papel de Vito Corleone. Entre demostración y demostración, el Padrino contemplando el botín de sus asaltos. Entre ejemplo y ejemplo, el capitalismo encarnado por el más genuino de los «gangsters» que en el mundo han sido. No es una anécdota, es la categoría. A fin de cuentas, en el imaginario de la paleoizquierda de Atapuerca, los restos de serie del 68 que aún vegetan atrincherados en las aulas, el capitalismo es eso: Don Vito Corleone escoltado por una pandilla de gañanes patibularios; y eso mismo transmiten a los futuros emprendedores de la sociedad postindustrial. Ese excéntrico diez por ciento que aún no se sueña funcionario. De por vida.

Integración
Musulmanes en Melilla
GEES Libertad Digital 2 Noviembre 2010

El 26 de octubre un centenar de jóvenes levantaron barricadas y lanzaron cócteles Molotov contra las fuerzas de seguridad en Melilla, con el peligro de que la situación en esta ciudad autónoma española en el norte de África se deteriore. La manifestación violenta se inició en el barrio más deprimido de la ciudad, La Cañada de Hidún, con la excusa de protestar porque algunos jóvenes no habían sido seleccionados en los programas de empleo de la delegación del Gobierno. A la espera de comprobar lo que de manipulación interesada puede haber en estos incidentes, lo cierto es que es importante no perder de vista signos inquietantes que se hicieron bien visibles el pasado mes de agosto en la ciudad. Con posterioridad, y especialmente en el mes actual, se han producido diversos incidentes en la frontera, con un creciente número tanto de intentos fallidos como de entradas ilegales. El 30 de septiembre siete cameruneses saltaron impunemente la valla, ante la actitud impasible de los policías marroquíes.

Éste y otros incidentes –como el protagonizado por una patrullera marroquí con un buque de pasajeros de Acciona Transmediterránea el 6 de octubre–, unidos a las provocaciones del pasado verano de supuestas ONGs que en realidad están teledirigidas desde Rabat, así como los enfrentamientos producidos ahora, centran el interés en el modelo de convivencia de la ciudad autónoma. Algunos buenos analistasdefienden el modelo puesto en marcha en Melilla: se regularizó en su día de manera más o menos ordenada a bereberes residentes en la ciudad; en la educación comenzó la utilización del tamazight, lengua bereber materna de muchos niños, a quienes también se enseñó español; e incluso se adaptaron algunas festividades musulmanas como el Aid o el propio Ramadán, de manera que para el alto porcentaje de musulmanes que residen en Melilla, los incidentes son, pese a todo, minoritarios. Para otros, sin embargo, esta política implica una paulatina y continua cesión que hará que cuando los problemas surjan sean más difíciles de controlar, al haber ido demasiado lejos en las deferencias a los musulmanes llegados a la ciudad.

En Melilla la población bereber de religión musulmana supone ya más del 40% de todos los habitantes de la ciudad; en otras ciudades europeas donde se han manifestado problemas de convivencia los porcentajes de población musulmana no se acercan ni de lejos a tal cifra. 24% en Ámsterdam, 20% en Marsella o 17% en Bruselas. Sea una solución satisfactoria que garantice el orden futuro, o se trate de paz inestable para hoy y problemas para mañana, en cualquier caso en la ciudad se ha logrado un inestable modelo de convivencia que puede zozobrar en relación con dos actores. Puede hacerlo tanto en relación con Marruecos como con los yihadistas salafistas: recordemos que Al Qaeda en las Tierras del Magreb Islámico (AQMI) llamaba antes del verano a alterar la vida cotidiana en Ceuta y Melilla para provocar escenas de represión que pudieran mostrar al mundo la "humillación" de los musulmanes. A unos y a otros es bueno dar una lección de buen funcionamiento ciudadano para alejar lo más posible sus proyectos hostiles con respecto a estas entrañables porciones de nuestro territorio nacional. Cuál sea la solución en términos de política de inmigración, si la puesta en marcha hace ya unos años con apreciable éxito, o justo la contraria, es una cuestión polémica.
GEES, Grupo de Estudios Estratégicos.

Deuda
Asfixiante anatocismo
Juan Ramón Rallo Libertad Digital 2 Noviembre 2010

En más de una ocasión hemos hablado de las enormes virtudes de la capitalización, "la fuerza más poderosa del universo", en palabras de Einstein. Eso de que los intereses generen intereses, de que nuestra riqueza sea capaz de generar una renta con la que podamos crear nuevas fuentes de riqueza productoras de renta, es lo que ha permitido que los seres humanos hayamos dejado de recolectar frutas de los árboles para dominar la tierra, el mar, el aire y, en un futuro, el universo.

Sin embargo, el mismo principio que lleva al ahorrador individual a enriquecerse multiplicando su capital, también conduce al despilfarrador a la bancarrota dividiendo sus pertenencias. Si en lugar de convertir nuestros ahorros en patrimonio productivo dilapidamos nuestro patrimonio productivo para estirar un poco más nuestro insostenible consumo, estaremos viviendo unos años por encima de nuestras posibilidades para pasar a malvivir durante décadas muy por debajo. Porque lo peor de talar el árbol que nos da sustento con sus frutos no es que la leña que gastemos hoy no la podremos emplear mañana, sino que al cortar el árbol nos quedaremos sin todos sus frutos futuros.

El anatocismo –pagar intereses por los intereses pendientes de pago– no es más que eso: una progresiva tala de todos los recursos productivos de una economía. Robert Kiyosaki lo llamó la carrera de la rata: en lugar de poner el dinero a trabajar por nosotros, nos ponemos nosotros a trabajar por el dinero. Es lo que tiene querer vivir como un rico sin serlo: que en lugar de ahorrar para invertir y disfrutar de las rentas, nos endeudamos para consumir y ser aplastados por los intereses.

Zapatero ha convertido a todos los españoles en ratas que no pueden dejar de dar vueltas en la rueda de su deuda. En 2011 los intereses de los bonos del Tesoro español ascenderán a 27.500 millones de euros, el 2,5% del PIB. "Poca cosa", pensará alguno, "todavía nos quedan cientos de miles de millones de los que ir tirando. Bueno, quizá cambiemos de perspectiva si decimos que esa cantidad equivale al 23% de todos los ingresos tributarios del Estado central para 2011 y a casi el 20% de todos los impuestos que recaudaron el conjunto de las Administraciones Públicas el año pasado. Es decir, un quinto de todos los impuestos que ya estamos pagando van directos a cubrir la irresponsabilidad socialista de nuestros gobernantes.

¿Le sigue pareciendo poco? Pues espere unos años. Porque el anatocismo es lo que tiene: mientras no eliminemos el déficit público –y nadie sensato prevé que vaya a desaparecer en el próximo lustro– seguiremos pagando estos asfixiantes intereses mediante la emisión de nueva deuda. Intereses generan intereses, y mayores impuestos presentes cercenan nuestra riqueza futura. Lástima que nuestros políticos no hayan entendido ni el poder explosivo de la capitalización del ahorro –de los presupuestos austeros y de los impuestos bajos– ni el poder destructivo del anatocismo de la deuda –de los presupuestos descuadrados y de los impuestos confiscatorios. O quizá sí lo hayan entendido y les dé igual; los intereses de los intereses de sus juergas los pagamos nosotros, no ellos. ¿Para qué apretarse el cinturón?

Juan Ramón Rallo es jefe de opinión de Libertad Digital, director del Observatorio de Coyuntura Económica del Instituto Juan de Mariana, profesor de economía en la Universidad Rey Juan Carlos y autor de la bitácora Todo un Hombre de Estado. Ha escrito, junto con Carlos Rodríguez Braun, el libro Una crisis y cinco errores, galardonado con el Premio Libre Empresa 2010.

Economía
El gasto público se dispara al 46% del PIB, el nivel más alto en catorce años
Desde que estalló la crisis, a finales de 2007, el peso del sector público en la economía ha aumentado en casi siete puntos
Y. GÓMEZ / MADRID ABC 2 Noviembre 2010

El sector público avanza a pasos agigantados ganando peso en el conjunto de la economía a costa del sector privado. En solo dos años —entre 2007 y 2009— el gasto del conjunto de las administraciones ha pasado de representar el 39,2% del PIB al 46% y en este ejercicio 2010 todo apunta a que la carrera ascendente continúa.

La estabilidad presupuestaria y la reducción del peso del sector público fueron una obsesión para el gobierno de José María Aznar, que ya durante la primera legislatura (desde el año 1996 al año 2000) logró reducir del 47% al 40% del PIB el gasto del conjunto de las administraciones.

En los cuatro años siguientes, el gasto se mantuvo en el entorno de ese 40%, que Rodríguez Zapatero, cuando se presentó a las elecciones —tanto en 2004 como en 2008— se comprometió a no superar.

Y lo consiguió durante la primera legislatura, no tanto por un estricto control del gasto estatal, que año tras año crecía en torno al 6% o el 7%, frente al entorno del 4% de incremento con los gobiernos del PP, sino por el dinamismo económico. De ahí que entre 2004 y 2006 el peso del gasto público llegara a reducirse al 38,5% del PIB. En 2007, ya en vísperas de las elecciones, las primeras medidas de carácter totalmente electoral, como el cheque bebé, o la renta de emancipación para los jóvenes que alquilasen una vivienda provocaron un ligero repunte del gasto, que cerró ese ejercicio en el 39,2% del PIB, siete décimas más que en el ejercicio anterior, pero nada comparado con lo que se avecinaba.

La combinación de la recesión más larga de la historia reciente de España, con medidas electorales, medidas anticrisis y estabilizadores automáticos se convirtió en una mezcla explosiva que disparó el gasto público y su peso en el conjunto de la economía. Y es que estrenamos 2008, cuando el Gobierno de Rodríguez Zapatero todavía negaba la existencia de la crisis, con medidas como la deducción de 400 euros en el IRPF (que detrajo 6.000 millones anuales a las arcas públicas); o la supresión del Impuesto del Patrimonio (1.800 millones). A estos gastos, unimos unos meses después los famosos planes anticrisis: obra pública municipal por 8.000 millones en 2009 o 5.000 en 2010; planes de ayuda a la compra de automóviles; ordenadores para los niños de 5º de Primaria y un largo etcétera que convirtió a España en uno de los países que más dinero gastó en este tipo de medidas. Por último, la propia crisis y la destrucción casi masiva de puestos de trabajo, cerca de dos millones desde finales de 2007, ha disparado los gastos para pagar las prestaciones por desempleo y los pagos por intereses de la deuda.

Alzas del 17%
Así las cosas, en los dos últimos años el gasto del conjunto de las Administraciones Públicas ha crecido más de un 17%, pasando de 412.700 millones de euros al cierre de 2007 a 485.200 en 2009. Y si la referencia es el peso en el conjunto de la economía, el gasto público es ya el 46%, una cifra desconocida desde 1996, cuando José María Aznar llegó a La Moncloa. Por Administraciones, en estos dos últimos años quien más ha incrementado el gasto es la Seguridad Social, casi un 24%, donde se incluyen los pagos por prestaciones de paro —aunque parte de estas van con cargo al presupuesto estatal—. Le siguen las comunidades autónomas, un 17%, las corporaciones locales, un 14%, y por último las administraciones centrales, un 12,5%, según el Ministerio de Economía. Y pese a los últimos ajustes, en 2010 el gasto público ha seguido ganando peso a la iniciativa privada.

A TRAVÉS DE EMPRESAS INSTRUMENTALES
La Junta se vende a sí misma varios edificios por más de 676 millones de euros
Esta operación contable hace parecer que la Junta de Andalucía ingresa por la venta de los inmuebles 676 millones de euros pero no es más que una operación flotante, ya que las empresas son instrumentales y propiedad al 100% de la Junta de Andalucía.
Pedro de Tena / Antonio Barreda Libertad Digital 2 Noviembre 2010

La Junta de Andalucía ha diseñado una operación contable por la cual se venderán edificios de la Junta de Andalucía a dos sociedades instrumentales de la misma Sociedad de Gestión, Financiación e Inversión Patrimonial, S.A. y a la Empresa Pública de Gestión de Activos, S.A. (antigua AGESA), para después alquilarlos a las mismas.

Dicha operación contable está señalada en el Proyecto de Presupuesto para el año 2011 que recoge, que en el Estado de Ingresos en el capítulo 6 enajenación de inversiones reales, y más en concreto en el concepto 611 la venta de inmuebles por un importe de 675.651.810 €.

Esta operación contable hace parecer que la Junta de Andalucía ingresa por la venta de los inmuebles dicha cantidad, pero no es más que una operación flotante, ya que las empresas son instrumentales y propiedad al 100% de la Junta de Andalucía. Lo que viene a significar que la propia Junta se vende a sí misma los edificios y luego las empresas instrumentales buscarán los recursos los financieros necesarios para hacer frente a dicha operación de compra, poniendo como garantía el valor en mercado de los edificios que son propiedad de la Junta de Andalucía. Además, después la propia Junta alquila los mismos edificios por los que pagará un canon o una cantidad anual hasta 35 años a estas dos empresas instrumentales.

Hace más de dos semanas, Libertad Digital ya dijo que podía considerarse "Chapucería financiera" el ejercicio que el gobierno Griñán hace con los presupuestos andaluces para el 2011 para saltarse el límite al endeudamiento impuesto por el Gobierno. Una de las cuentas del Presupuesto incluye ingresos por 951,7 millones que se justifican por la venta de suelo y por la venta de edificios administrativos propiedad de la Junta que después alquilaría la propia Junta. En el primer caso, según explicó la consejera, la Junta vendería los suelos traspasados por el Estado en pago de la Deuda Histórica que no sean de Agesa y donde no esté prevista la construcción de VPO. En el segundo caso, la Junta aplicaría la fórmula de "venta de alquiler con retorno", que han usado empresas y gobiernos como el francés. Esta modalidad contempla la venta de edificios administrativos a sus empresas públicas para que estas lo gestionen. Pues bien, ya está en los Presupuestos.

Es decir, la Junta de Andalucía se vende a sí misma sus edificios, pero la deuda generada se la traspasa a las dos sociedades instrumentales que recibirán a cambio un canon de alquiler por un máximo de 35 años

******************* Sección "bilingüe" ***********************
Las víctimas saldrán a la calle contra el Gobierno sin el apoyo de ningún partido
El acto contra las “cesiones” del Ejecutivo a ETA de este sábado en Madrid sigue sin el apoyo de partido alguno. Sí lo suscriben a título personal destacados políticos. Ortega Lara, San Gil o Aguirre apoyan la concentración. Alcaraz avisa: “Nunca cederemos al chantaje”. Mayor anima a ir a “los que no creen en la negociación”.
Miguel Gil. Corresponsal político www.gaceta.es 2 Noviembre 2010

El “acto de la rebelión cívica” convocado el próximo sábado a las doce del mediodía en la madrileña Plaza de Colón por la organización Voces Contra el Terrorismo no ha suscitado, por el momento, el apoyo expreso de formación política alguna. La organización que dirige el ex presidente de la Asociación Víctimas del Terrorismo, Francisco José Alcaraz, ha realizado la convocatoria para “mostrar nuestro más absoluto rechazo a todas y cada una de las cesiones que ha realizado el Ministerio de Interior a los etarras”, bajo la premisa de que “se realiza en un momento donde el Gobierno ha logrado desactivar la sociedad civil , la situación económica es la prioridad para muchos medios y partidos dejando en un segundo plano la defensa de la memoria, dignidad y justicia” de las víctimas, tal y como traslada Alcaraz.

Por ello, prosigue el responsable de Voces Contra el Terrorismo, “ante este panorama no hay previsiones de respuesta, pues el boicot informativo y la falta de implicación de muchos hace difícil la difusión de nuestro mensaje”. Pese a todo, ya han confirmado su apoyo a la concentración más de una decena de entidades (Círculo Ahumada de la Guardia Civil, Fundación para la Defensa de la Nación Española, Convivencia Cívica Catalana, Asociación de Ayuda a las Víctimas del 11-M, Círculo Balear, Hazte Oír, Asociación Nacional por la Libertad Lingüística, Plataforma Ciudadana Peones Negros, Asociación 11-M Verdad y Justicia, Coruña Liberal, Fundación Unidad Más Diversidad, etc.) y se han fletado autobuses “desde Málaga, Alicante, Sevilla, Cádiz, Granada, Murcia, Jaén, etc. y esperamos que otras ciudades nos informen de iniciativas para sumar autobuses”.

No están solos. Ni mucho menos. El hoy eurodiputado y dirigente del PP, además de ex ministro del Interior, Jaime Mayor Oreja, por ejemplo, anima a acudir a la cita a “todos aquéllos que creen que el camino no es la negociación con ETA, ni el diálogo con los terroristas, ni el de los proyectos de resolución de conflictos al estilo del de el Ulster; tenemos razones más que fundadas para apoyar la iniciativa”.

Lea la información completa en LA GACETA.

Trato con truco

Javier G. FERRARI La Razón 2 Noviembre 2010

Nadie se fía. El catálogo de engaños es tan amplio que ni la oposición ni las víctimas del opterrorismo se creen los desmentidos del Gobierno. A Zapatero y los suyos, si es que siguen siendo suyos, se les acabó el crédito hace mucho tiempo. Desde el momento que se negó la evidencia de la que se nos venía encima con la crisis todo han sido juegos de manos y propaganda para negar la evidencia.

Por eso el trato al que han llegado los socialistas con el PNV para salvar el año y medio de legislatura tiene todo el aspecto de tener truco. Basagoiti, que es un político tan peculiar que no sabe disimular, tiene la mosca detrás de la oreja. Igual que el lendakari López que está mucho más versado en el arte de la simulación que, salvo contadas excepciones, esta en el código genético de la izquierda española.

Son muy pocos los que dudan que el mundo etarra estará en condiciones de presentarse a las elecciones municipales de mayo. Ese es el truco que encierra el trato entre Zapatero y Urkullu, al que desde las filas gubernamentales se le trata como el verdadero jefe del Gobierno vasco en la sombra. López no tiene otro camino que la espera. La estrategia de Moncloa y Ferraz es intentar sacar de quicio a los populares para que sean ellos los que rompan el acuerdo en Euskadi. Así podrán repetir con su enorme aparato de propaganda que la derecha no quiere la paz y es anti vasca.

La misma estrategia que se ha seguido durante largos años en Cataluña con evidentes frutos, aunque es posible que dentro de unos días todo eso salte por los aires si los resultados de las elecciones autonómicas son tan desastrosos para el PSC como anuncian las encuestas. Y esperar es lo que está haciendo ahora mismo Rajoy, que está desmintiendo con hechos que sea ese vago e indolente que la propaganda oficial nos ha pintado. Saber esperar es una virtud, y más en política donde el panorama cambia de la noche a la mañana.

Que apenas se refleje en muchos medios de comunicación no significa que el líder de la oposición no se pase todo el santo día de un lado para otro protagonizando mítines y encuentros con la gente de toda España. Rajoy es prudente en un país donde la osadía se ha enseñoreado sin cesar. Ya veremos en mayo si la comunicación, que es como ZP llama a la agitación y propaganda, tiene más valor a estas alturas que la prudencia que se quiere vestir de inoperancia.

Lo que ha quedado claro es que Rajoy no tiene ninguna agenda oculta como vienen repitiendo desde las filas socialistas en las últimas semanas. Ha hablado con bastante claridad sobre las medidas que son necesarias para reactivar la economía. Y lo ha hecho además jugando en campo contrario, donde los titulares no reflejan sus verdaderas intenciones, o al menos no lo hace de forma completa.

Hoy la diferencia entre los dos grandes líderes es que de uno ya conocemos que lo que hace no tiene nada que ver con lo que dice, y que el otro, cuando tuvo responsabilidades de gobierno, no basó en el engaño sus acciones. Que ZP quiere conseguir la rendición de ETA a cualquier precio es un secreto a voces, y los desmentidos son tan débiles que nadie ya los cree. Pero con ETA no van a desaparecer también los parados y la debilidad de nuestra economía. Zapatero parece no darse cuenta de que el partido que se juega hoy en España ya es otro, y que el terrorismo no se encuentra entre las preocupaciones más urgentes de los españoles.

Una infamia cuyo final ya conocemos
EDITORIAL Libertad Digital 2 Noviembre 2010

El segundo acto del diálogo-rendición ante ETA, esa farsa que se representa de nuevo en las altas esferas del Estado, empieza con buen pie. No falta ni el espíritu conciliador de los nacionalistas vascos, siempre dispuestos –con Eguibar a la cabeza– a llegar a un buen acuerdo con la banda, ni los informes que apuntan a que la ETA aprovecha estos momentos de dudas y debilidad en el seno del Gobierno para rearmarse, refortalecer sus estructuras y rediseñar su estrategia.

Huelga decir que ni con la ETA ni con ninguna otra banda terrorista se puede negociar por muy buenas intenciones que se alberguen. Un país democrático no puede arrastrarse por semejante lodazal sin dejarse en ello su dignidad y la de las víctimas del terror. Poco importa que el "proceso de negociación" termine o no con el terrorismo. El precio a pagar sería tan alto que España no puede permitírselo. Con la ETA, además, históricamente el "diálogo" se ha revelado inútil y sólo ha servido para conceder a la banda imperdonables prórrogas que han terminado siempre en nuevos asesinatos; es la impacable lógica de la estrategia terrorista: si aceptas pagar un precio político por los crímenes, los terroristas pujarán al alza con más crímenes.

Sucedió con Felipe González, con Aznar y con Zapatero. Sorprende, por lo tanto, que se persevere en un proyecto que, además de inmoral e ilegal, es impracticable y difícil que culmine tal y como espera Zapatero, con la ETA desarmada y sus miembros arrepentidos y reinsertados en la sociedad. Si el Gobierno se mete de cabeza en un embrollo como este es porque acabar con ETA es la última carta que le queda para recuperar el crédito perdido tras dos años y medio de desatinos. No hay nobles intenciones sino cálculos políticos perfectamente ponderados. A fin de cuentas, la causa última por la que el terrorismo etarra no desaparece hay que buscarla en la propia ETA, cuyos crímenes constituyen su razón de ser y su única baza negociadora.

La ETA, por consiguiente, es la de siempre. Mata cuando puede y cuando no puede, pide cuartel, treguas y mesas de diálogo. Lo que no existe de ninguna manera son dos ETA: una buena, que se aviene a razones y merece entrar en los ayuntamientos; y otra mala e intratable, carne de presidio y de condenas íntegras. Parece que al Gobierno le interesa vender esta idea de que ellos ­–y sólo ellos– pueden apaciguar a la primera y poner a buen recaudo a la segunda, terminando de este modo con la banda tras cincuenta años de terror.

Como sucedió hace cuatro años, Zapatero hace una apuesta peligrosa de la que, sin embargo, sacaría jugosos réditos políticos si sale bien librado. La ETA, por su parte, gana tiempo, pone de nuevo al Estado de rodillas y consigue su objetivo de renovar concejalías en los ayuntamientos en las elecciones de mayo. Después de eso, harán lo único que saben hacer. Para que todo encaje y ambas partes se beneficien de tan lamentable espectáculo sólo falta ensayar una puesta en escena lo suficientemente creíble. Los actores están ya en su sitio y la farsa puede comenzar. Lo triste en esta ocasión es que todos sabemos ya cómo empieza y, lo que es peor, cómo va a terminar.

Cataluña
Una herencia económica envenenada
La deuda total del sector público catalán asciende a 34.079 millones de euros
IVA ANGUERA DE SOJO / BARCELONA ABC Cataluña 2 Noviembre 2010

Montilla deja la caja vacía». Es el lamento que, como un mantra, repite incensantemente el líder de CiU, Artur Mas, en esta larga precampaña catalana para dejar claro que, cuando previsiblemente gane las elecciones, habrá recortes de todo tipo en la Generalitat, empezando por algunos servicios de bienestar o el número de funcionarios. Un discurso que ha llevado al consejero de Economía, Antoni Castells, a tachar de irresponsable a CiU por cuestionar la viabilidad económica de la Generalitat.

Más allá de la batalla electoral, lo cierto es que la crisis ha puesto en serias dificultades las arcas catalanas. La caída de los ingresos fiscales no se ha podido compensar con la mejora del modelo de financiación autonómica pactada en el nuevo Estatut, todo ello agravado por el aumento de la factura social. Así, el elevado déficit ha provocado que la Generalitat cerrase el añ2009 con un endeudamiento de 29.293 millones, aunque el endeudamiento total, incluyendo las entidades y empresas públicas, alcanzó los 34.079 millones. La situación empeorará este 2010, ya que la Generalitat prevé para el ejercicio actual un endeudamiento neto de 29.052 millones que colocará la deuda de la Generalitat en el 14% del PIB.

En este contexto, la exitosa emisión de bonos de la Generalitat al 4,75% para hacer frente a la acuciante falta de liquidez del Gobierno catalán deja al descubierto los problemas de tesorería del tripartito. Castells necesitaba, para cuadrar los números de este año, 3.500 millones de los que finalmente 2.500 provendrán de la emisión de bonos, con un coste para el próximo ejecutivo autonómico de 95 millones de euros sólo en intereses.

«Eso significa que las arcas están vacías y que no se tiene liquidez. Y se hace así porque los mercados desconfían. Además, hace apenas tres meses que se tuvo incluso que aplazar el pago a los hospitales concertados porque no había dinero para pagar», recuerdan desde CiU. «Cuando se dice que la Generalitat está arruinada, se mina la credibilidad de la institución ante los mercados», responde Castells para repudiar las críticas convergentes.

Una estrategia que no puede aplicar a los informes de Moody's, que este mes ha vuelto a rebajar la calificación de la deuda de la Generalitat. La agencia de calificación de riesgos la ha pasado de A1 a A2 y advierte de que la perspectiva sigue siendo negativa a corto plazo. La rebaja refleja «la creciente vulnerabilidad de la región a los problemas de financiación de su deuda, que recientemente han traducido en un fuerte aumento en su coste de financiación», según Moody's. La agencia advirtió, además, de que dificultades obligan a «acelerar la aplicación de medidas de reducción de costos», algo que considera difícil por sus competencias en universidades, salud y educación.

En este contexto, 2010 seguirá siendo un año duro para el Govern, puesto que los ingresos fiscales siguen débiles, una caída no paliada con los recortes en el gasto de la administración que ya se están aplicando. En 2011, Cataluña se enfrentará a importantes necesidades financieras, es decir a colocar otros 8.000 millones de dólares, el 30% de sus ingresos de explotación de 2009. Moody's relaciona la deuda neta de Cataluña con los ingresos de explotación y resalta que el endeudamiento es aproximadamente el 170% de estos ingresos al cierre del ejercicio 2011, cuando eran de 117% en cierre del ejercicio 2009.

Pese a este informe negativo, el jugoso interés del 4,75% ofrecido por la Generalitat le ha permitido ampliar hasta 2.500 millones de euros el volumen de la emisión de bonos a particulares. De hecho, las 23 entidades que gestionan los bonos de deuda de la Generalitat recibieron peticiones en el primer día de colocación por entre el 50% y el 60% de la emisión inicial de 1.890 millones.

Deuda colocada en verano
Los problemas financieros de la Generalitat se hicieron públicos el pasado verano, cuando el Govern tuvo que posponer el pago de la factura sanitaria porque no disponía de liquidez suficiente y se hicieron evidentes los problemas para renegociar su deuda.El pago de 440 millones de euros mensuales se hace el 15 de cada mes, pero en junio se retrasó el desembolso al día 30 por una situación de tensión temporal de tesorería. Ante esta situación, el 30 de julio el Govern cerró un crédito sindicado con una grupo de diez entidades, por el que pagó un interés de euríbor más 3%.

Un mes más tarde, el Gobierno catalán colocó otros mil millones de deuda en valores negociables, esta vez a través de La Caixa. Una colocación con un interés del 5,75% anual a cinco años. La Generalitat pagó entonces un precio muy por encima de los que podría obtener en una colocación de deuda pública, a causa de las dificultades que están sufriendo las autonomías para acudir a los mercados regulares de deuda en un momento de fuerte desconfianza de los mercados y los inversores institucionales.

La Xunta elige mirar hacia otro lado ante un nuevo boicot a alumnos que prefieren estudiar en español
Imprimir E-Mail
La asociación constata el reparto de libros gratuitos en gallego para Matemáticas mientras persiste la prohibición de textos en castellano para Ciencias
www.galiciabilingue.es/ 2 Noviembre 2010

Vigo (25-10-10). Galicia Bilingüe ha constatado durante las últimas semanas nuevos casos de discriminación hacia alumnos que prefieren estudiar en español. A través de la denuncia de varios progenitores, la asociación ha detectado el reparto gratuito por parte de numerosos centros educativos y distintas APAs de libros en gallego para las materias que han de impartirse en castellano según el nuevo decreto de la Xunta.

Esta medida coincide con los postulados que defiende la asociación, pero siempre y cuando se respete la opción elegida por los padres o alumnos. Sin embargo, para el caso de las materias que han de impartirse en gallego, en muchos centros se bloquea la posibilidad de que los estudiantes usen los libros en español, sobre todo para la asignatura de Conocimiento del Medio en Primaria. Varios padres solicitaron expresamente esta opción y ni siquiera les fue admitida abonando el importe del libro.

De esta forma, el Gobierno de Núñez Feijóo no solo incumple su promesa electoral de permitir a los alumnos utilizar los materiales didácticos en la lengua de su elección, sino que sigue admitiendo, como ocurre en los colegios gallegos desde hace cuatro años, que todos los libros puedan usarse sólo en gallego, pero no en castellano.

La denuncia expresada por muchas familias se refiere a la negativa de los profesores a que los alumnos lleven al aula los libros en español para las asignaturas que se imparten en gallego, aunque en cursos anteriores ya los hubiesen utilizado en este idioma de forma provechosa y no exista además ningún tipo de sanción para los escolares por portar estos materiales en cualquiera de las dos lenguas oficiales de Galicia, ni obviamente cobertura legal para impedirlo.

Asimismo, Galicia Bilingüe tiene constancia de casos de padres que han solicitado los libros de Matemáticas y Física y Química en castellano, pero que reciben una respuesta negativa “porque los gratuitos sólo se dan en gallego”, según los centros. Además, en muchos institutos de Secundaria se les dice a los alumnos que para las asignaturas en gallego el libro ha de estar obligatoriamente en este idioma, mientas que para aquellas que se enseñan en español, podrán escoger cualquiera de las dos lenguas.

Ante esta situación de discriminación, algunas familias ya han solicitado por escrito a los centros que les comuniquen el motivo de dicha prohibición. Muchos padres están pensando en organizarse para que los escolares tengan la opción de llevar los libros en castellano e incluso han solicitado argumentación legal para poder hacerlo. Además, la asociación ha recibido quejas de progenitores que denuncian que se está incumpliendo el Decreto elaborado por la Xunta prohibiendo a los alumnos expresarse oralmente en clase es español, y alguno ha sido incluso instado a pedir por escrito que sus hijos puedan realizar los exámenes en este idioma.

Proyecto Abalar
El desprecio de la Administración autonómica hacia los castellanohablantes y su aparente obsesión por acercarse a poses galleguistas alcanzó también al denominado proyecto Abalar. Galicia Bilingüe recibió en las últimas semanas numerosas denuncias de profesores alertando del bloqueo del uso del castellano en los ordenadores ligados a dicha iniciativa. Concretamente, el sistema operativo llegó únicamente en gallego, con la opción de pasarlo a inglés, pero no a español, puesto que no iban preinstalados en los ordenadores los módulos correspondientes. Muchos docentes solicitaron las claves para instalar dichos módulos, pero la Consellería de Educación se negó a facilitarlas, al menos en esa consulta inicial.

Galicia Bilingüe entiende que todos estos casos evidencian, como mínimo, el nulo interés de Alberto Núñez por cumplir sus promesas electorales en relación al uso de los dos idiomas oficiales y a la introducción de la libertad de elección en los colegios para que Galicia se iguale al resto de democracias con más de una lengua oficial.
 

Recortes de Prensa   Página Inicial