AGLI

Recortes de Prensa   Jueves 4 Noviembre  2010

 

El sábado a partir de las 11:15 horas
Contra el boicot a las víctimas: LDTV y esRadio retransmitirán la concentración
Libertad Digital se volcará el próximo sábado con la concentración de las víctimas del terrorismo. Frente al boicot informativo de todos los medios de comunicación, afines al PSOE o al PP, esRadio y LDTV serán las únicas que emitan íntegra la concentración, con Federico Jiménez Losantos al frente del programa especial.
Libertad Digital 4 Noviembre 2010

Las víctimas del terrorismo no estarán solas el sábado a las 12 en la madrileña plaza de Colón. Libertad Digital cumpliendo con uno de sus principales compromisos editoriales, dará una amplia cobertura a un acto que está sufriendo el boicot del resto de medios comunicación nacionales públicos y privados, así como del PSOE y el PP.

Libertad Digital Televisión y esRadio retransmitirán de forma íntegra la concentración desde la misma Plaza de Colón, con un programa especial que comenzará a las 11:15 horas. Para ello contaremos con un equipo de lujo. Desde los estudios de esRadio y LDTV les ofreceremos el análisis y los comentarios de Federico Jiménez Losantos, César Vidal, Luis del Pino, Dieter Brandau, Gabriel Albiac y Emilio J. González.

Para contar de primera de mano el desarrollo del acto y palpar el ambiente, se desplazarán a la plaza de Colón el director de esRadio, Javier Somalo y las redactoras de informativos Sandra León y Cristina Altuna. Además, la cronista parlamentaria de la casa, Ketty Garat será la conductora del acto. También contaremos con invitados especiales desde la misma plaza de Colón, como el director del Observatorio Internacional Víctimas del Terrorismo, Cayetano González y el periodista Carlos Cuesta.

La convocatoria de Voces contra el Terrorismo, plataforma dirigida por Francisco José Alcaraz, en defensa de "la memoria y dignidad de las víctimas", cuenta con el apoyo de la Fundación Denaes, Fundación Gregorio Ordóñez, Hazte Oir, Convivencia Cívica Catalana, Asociación de Ayuda a las Víctimas del 11-M, Círculo Balear, Asociación Nacional por la Libertad Lingüística, Plataforma Ciudadana Peones Negros, Asociación 11-M Verdad y Justicia, Coruña Liberal, Fundación Unidad más Diversidad y Círculo Ahumada de la Guardia Civil.

También han expresado su apoyo a la convocatoria destacadas víctimas del terrorismo como José Antonio Ortega Lara, María Jesús González, Pilar Elías o Teresa Jiménez Becerril.

http://www.vocescontraelterrorismo.org/
En la página web de Voces contra el Terrorismo pueden intentar colaborar tanto siendo voluntarios para la marcha como con alguna cantidad económica que sufrague los gastos. Según fuentes de la organización, la gran cantidad de correos y llamadas telefónicas desde todos los puntos de España está obligando a organizar el transporte en autobús desde distintas provincias. A lo largo de los próximos días se irá informando de las posibilidades de transporte a través de la web de la asociación.

Dará comienzo el próximo sábado 6 de noviembre a las 12.00 horas en la madrileña Plaza de Colón, pero en esRadio y LDTV estaremos desde las 11:15 con nuestro programa especial. Nuestro diario en la red, Libertad Digital, también dará una amplia cobertura al acto.
http://www.verdeesperanza.org/docs/lista%20autobuses.xlsx

El albacea

Arturo Moreno. www.gaceta.es 4 Noviembre 2010

Es difícil sobrevivir al fuego amigo abierto desde diferentes posiciones.

La responsabilidad, el sentido común, la dignidad política o una concepción noble de la misma al servicio del interés general aconsejarían cerrar esta etapa de erosión continua, de indolencia ante el bien común, de mediocre egoísmo y de inmovilismo rastrero y lacerante.

Sin embargo, el PSOE prefiere, en coherencia con sus decisiones, condenar a nuestro país a atravesar un negro e interminable túnel durante un muy largo periodo de tiempo. Gobernar no es transferir ni diluir responsabilidades. En una situación de creciente emergencia nacional, con un presidente rodeado y con el agua al cuello, surge a la desesperada como último cartucho una crisis de Gobierno de importante significación. Serán los hechos futuros los que nos vayan corroborando o rectificando el nivel de certeza de las opiniones, análisis o interpretaciones hechas sobre esta última crisis.

Conocemos, eso sí, la altísima presión atmosférica existente en la esfera política, la proverbial improvisación e imprevisibilidad de los comportamientos presidenciales, la desoladora situación nacional donde al no vislumbrarse soluciones se desgasta aún más la quebradiza moral colectiva que pasa del descreimiento a una profunda depresión.

En este contexto, el margen de maniobra es muy escaso. Para el presidente sólo es una cuestión de inevitable supervivencia, fundamentada en un ilusionismo espiritista, sustentado por una quimérica recuperación de características sobrenaturales ya que no se hace nada para cambiar las cosas. Así mismo, para los más significativos miembros del partido socialista constituye una oportunidad para ganar tiempo y apoderarse de sus estructuras, así como para ordenar el proceso de sucesión.

En mi opinión, estamos ante el inicio de un fino expediente de incapacitación, de naturaleza preventiva, incoado ante el riesgo existente para todo el partido de exclusión social; es decir, de quedarse al margen de la gran mayoría de los centros de poder en los próximos meses. Efectivamente falta que los hechos confirmen este planteamiento.

Primero fue agotada la fase de incapacitación por prodigalidad cuyos ejemplos más notorios fueron el derroche generalizado de recursos públicos. El delirio último de esta cultura de desenfreno del gasto público son los llamados bonos patrióticos, que pueden llevar a una espiral piramidal del tipo Ponzi. Es plena la actualidad de Talleyrand: “Nadie puede sospechar cuántas idioteces políticas se han evitado gracias a la falta de dinero”.

La siguiente etapa diagnosticada y calificada como desvarío (en términos civiles se llamaría enajenación transitoria) y manifestada a través de episodios de desorientación, de contradicciones, de adulteración de la realidad, de funambulismo diletante ha ido evolucionando progresivamente. ¿Hacia dónde? Hacia un estado congénito y permanente que aconseja a relevantes miembros del partido a empezar este proceso de incapacitación en legítima defensa, limitando los daños contra terceros y asegurando un mínimo nivel de supervivencia del partido.

Por supuesto, para conseguir la colaboración del interfecto en este periodo, hasta que lleguen los hechos inevitables y sus consecuencias (constatables en un proceso electoral), es necesario estrechar con él una aparente complicidad y afinidad política y personal.

La secuencia final, todavía no rodada, consiste en su sustitución como líder del PSOE y candidato a la Presidencia del Gobierno. No parece que Zapatero pueda comparecer en algún momento a lo Mark Twain diciendo: “Considero exageradas y prematuras las noticias que circulan sobre mi muerte política”.

Este ejercicio de “maldad insolente” posiblemente es un vano intento de rescatar al PSOE del limbo político nombrando a un albacea con múltiples funciones. Sería un tutor de un político inestable e imprevisible al que hay que conducir con rienda corta; un alquimista empeñado en disociar al zapaterismo de su componente primigenio que es el del PSOE; un administrador cuyo objeto es abrir un tiempo nuevo para recuperar algo de la esencia del PSOE y que, mientras tanto, convive en un Gobierno zombi y sin recorrido.

Se ha abierto sutilmente dentro de su partido un vaporoso pero real proceso interno de impeachment, un tácito juicio político cuyo veredicto no ofrece dudas. Difícil sobrevivir al fuego amigo abierto desde diferentes posiciones. En fin, oficio de tinieblas para alguien que tendrá que estar a la vez en la liturgia, en las letanías, en los ritos funerarios y en el alumbramiento y bautizo de un sucesor intermedio.

Mientras, el país está sufriendo una descomposición social sin precedentes producida por una crisis interminable (tres años y medio desde su inicio) que no tiene visos de finalizar. La patada hacia delante del PSOE y Zapatero alargando la legislatura y, por lo tanto, erosionando la posición del país y de los españoles tiene muy mal final.

Entra dentro de lo perfectamente posible, inconscientemente o con mala fe, que leguen al PP y a Rajoy un país en unas condiciones parecidas a las que Papandreou encontró en Grecia, lo cual requerirá grandes esfuerzos y equipos competentes y experimentados para sacarlo adelante en una situación que será límite. España necesita un Gobierno para la transformación.

*Arturo Moreno es abogado.

Hechos son amores
Regina Otaola. Libertad Digital 4 Noviembre 2010

Leyendo las contestaciones que dan algunos dirigentes me he acordado de un libro que les recomiendo vivamente, si no lo han leído todavía: "La elegancia del erizo" de Muriel Barbery. Me ha venido a la memoria una frase que se recoge en dicho libro: "Los hombres viven en un mundo donde lo que tiene poder son las palabras y no los actos, donde la competencia esencial es el dominio del lenguaje". Y así nos va, añado yo.

Como para mí son más importantes los actos que las buenas palabras, estaré en la Plaza de Colón el próximo sábado, día 6, y si son necesarias otras manifestaciones en un futuro, que lo serán, también formaré parte de ellas. En este caso acudimos a una concentración cuya iniciativa ha partido de una persona que no se deja achantar por nada ni por nadie, José Alcaraz, y la asociación que dirige. Víctimas del terrorismo. Sin embargo, hay más asociaciones que a día de hoy no han sido capaces de decir ¡ahí estaremos! Yo lo siento muchísimo porque es un signo claro de cómo el poder imperante hoy en día se ha salido con la suya: dividir a las víctimas y si no a todas ellas, sí a los dirigentes de esas asociaciones.

Si estamos convencidos de que se están llevando a cabo, digamos, "conversaciones" tendentes a conseguir "la Paz", "como sea", aunque signifique la humillación de las víctimas del terrorismo a través de la rendición de nuestro Estado de Derecho, lo lógico es que si alguien ha tenido las agallas de dar el primer paso, los que opinamos igual, estemos allí compartiendo públicamente nuestro rechazo a esa claudicación vergonzante y vergonzosa que nos quieren hacer tragar como ruedas de molino.

Lo importante, por tanto, es la unidad de los que opinamos que este Gobierno nos engaña. La unión hace la fuerza y cuantos más seamos más caso se verán obligados a hacernos. La sociedad civil que apoya con el sentido, con la razón, lo que el día 6 se denuncia debería estar allí físicamente. Si ahora no actuamos, luego no podremos quejarnos de lo que nos presenten como "el logro de ZP", que será sin duda la cesión ante los terroristas. Voy a estar como lo que soy, una ciudadana más que considera imprescindible defender la dignidad de las víctimas del terrorismo defendiendo al mismo tiempo la dignidad, la esencia de nuestra Democracia. Ambas forman parte de la misma moneda, son indisociables, ambas conforman sin duda alguna lo mejor de nuestra Nación.

Fatalismo y spot electorales
Antonio Pérez Henares Periodista Digital 4 Noviembre 2010

Los espejismos se disipan con una encuesta y el desierto reaparece en toda su crudeza en cuanto sopla el simún con los datos del paro. Las liebres se convierten en conejos nada más salir de la chistera. La maniobras de distracción dan para unos cuantos titulares y algún alboroto en las tertulias, pero el país, sus gentes, no está para que le conviertan los labios de Pajín en asunto de Estado, ni tiene cuerpo para condenar a Sánchez Drago al ostracismo ni para lapidar a Pérez Reverte por haberle llamado llorica o Moratinos. El personal, la verdad, es que no está para nada que no sea lo suyo. Y lo suyo, lo de todos, es que esto no levanta cabeza. Ni tiene visos de levantarla en futuro.

Una suerte de fatalismo, de resignación parece haberse apoderado de una sociedad que resiste agazapada un temporal que no cesa y contra la que sus dirigentes parecen, y bien que lo parecen, incapaces de plantar cara. La crisis es ya un estado de ánimo. La enfermedad evoluciona a crónica. No se ve salida de túnel, ni horizonte.

España está, cada vez más, ante una situación que le amarga el presente pero que cada vez hipoteca más el futuro. Ya ni los más optimistas, dejemos aparte a los ilusos como el propio presidente, se atreve a avanzar una fecha antes de 2015 donde empiece de verdad a remontarse y a avanzar. Porque hasta entonces las perspectivas más realistas son las del estancamiento. Eso significa claramente que habremos de vivir durante años con unos índices de paro asfixiantes y que este quizás ya a partir del próximo año ya no se incremente más pero tampoco descenderá sustancialmente. Y si eso no sucede todo el resto, todo el entramado seguirá en estado actual de parálisis y abatimiento.

La Nación necesita el más potente de los revulsivos. Y ese habría de venir, pero eso resulta un imposible metafísico a día de hoy, de un gran acuerdo nacional por el empleo, de plantear el asunto como lo que es: como una situación de emergencia ante la que deben movilizarse todas las fuerzas y todas las energías.

Pero en nada de ellos estamos, ni nadie propone tal cosa. Aquí lo que estamos y seguiremos estando, mientras la economía se arrastra, será en spot electorales.

EE UU, castigo y alternativa
Editorial www.gaceta.es 4 Noviembre 2010

Lo más interesante de los comicios no es tanto el batacazo de Obama, previsto en las encuestas, como la visualización de una alternativa, surgida de la calle y enraizada en los cimientos mismos de la democracia norteamericana.

Que el castigo a Obama en las urnas vaya unido a una esperanza de cambio en Estados Unidos, con el revulsivo que supone el Tea Party, demuestra que la democracia norteamericana es un organismo vivo y, lo más esencial, conectado con el ciudadano. El sistema de checks and balances ha vuelto a funcionar en estos comicios de midterm (o ecuador del mandato presidencial), con el vuelco en la Cámara de Representantes, que da la iniciativa a los republicanos y ata corto a un presidente cuyo principal pecado ha sido la soberbia de gobernar de espaldas a los ciudadanos.

Lo más interesante de los comicios no es tanto el batacazo de Obama, previsto en las encuestas, como la visualización de una alternativa, surgida de la calle y enraizada en los cimientos mismos de la democracia norteamericana y los padres fundadores: menos Estado y más sociedad y rechazo del intervencionismo. El malhadado experimento obamita ha funcionado como una suerte de vacuna: ha servido para generar en el organismo social los anticuerpos del Tea Party.

El ejemplo más gráfico ha sido la reforma sanitaria, que despertó la suspicacia del americano frente al intervencionismo. Pero también las medidas económicas. Obama había generado unas expectativas desmesuradas, acentuadas por la novedad, simbólica más que real, de ser el primer presidente negro. Tan desmesuradas, que recibió en Nobel cuando no llevaba ni un año en la Casa Blanca. Tan desmesuradas que Obama les ofreció a los norteamericanos un sueño, cuando lo que querían era un puesto de trabajo, tras la mayor crisis sufrida después del Crack del 29. El plan de estimulo económico se ha quedado corto, como advierte Paul Krugman, ya que apenas ha incidido en el desempleo, que ha llegado a un preocupante nivel del 10%.

La debacle de los demócratas se explica, en resumen, por la movilización del electorado conservador, dimanizado por la réplica del Tea Party; y también por la apatía de sectores que lo apoyaron en 2008 (mujeres, jóvenes, personas de bajos ingresos, hispanos y negros) y que, debido a la crisis y el paro, no han salido del agujero del que entonces les prometió sacar su candidato. El “Yes we can” con el que hizo campaña el primer presidente negro de EE UU ha quedado dos años después en un patético quiero-y-no-puedo, en parte desbordado por las circunstancias, en parte provocado por sus propios errores. ¿Aprenderá? Si aspira a ganar en 2012 y remontar en el segundo tiempo del partido, como hizo Bill Clinton, no tendrá otro remedio que optar por una política más centrista y sobre todo más pegada a los ciudadanos. Pero su soberbia y su empecinamiento ideológico hacen temer lo contrario.

La crisis que padece EE UU en este comienzo de siglo no es sólo económica, sino sobre todo de confianza. Y lo que precisa es justamente un ideal para reinventar América que le devuelva la fe en sí misma, como lo hizo Reagan en los años ochenta tras la penosa deriva de Carter. No parece que el más idóneo para esa tarea sea alguien que se considera posamericano y que desprecia los valores más genuinos de esa democracia. Lo contrario de figuras emergentes del Partido Republicano como Rand Paul, Marco Rubio o John Boehner.

Lo contrario de lo que representa el Tea Party y su ideal constitucionalista de poner coto al despotismo, recoger la voz del pueblo, y revitalizar las instituciones. Una bocanada de aire fresco de la que valdría la pena tomar nota a este lado del Atlántico, singularmente en la España zapaterista, lastrada por el despotismo y el retroceso de derechos y libertades ciudadanas.

La lección del Tea Party
Editorial www.gaceta.es 4 Noviembre 2010

La revuelta conservadora ha demostrado que nadie puede forzar los valores de la Constitución.

Sólo la enorme ruptura que separa las élites culturales y políticas norteamericanas de la América real y el abismo institucional que separa a los europeos de esa misma América que vive, trabaja y, de vez en cuando, vota, explican la sorpresa por el declive de Obama y el batacazo demócrata del martes.

Las dos medidas estrella de la Casa Blanca, la reforma sanitaria y la intervención masiva en la economía, han sido celebradas por todo lo alto por el progresismo americano y europeo, olvidando que se han llevado a cabo explícita y conscientemente contra la voluntad mayoritaria de los norteamericanos, contra su tradición política y contra sus costumbres habituales. Durante todo el último año, Obama, Reid y Pelosi han hecho caso omiso a los mensajes que en encuestas y elecciones les llegaban y la Casa Blanca, la Cámara de Representantes y el Senado han sido apisonadoras demócratas que, como es lógico, han acabando con la paciencia de gran parte de los americanos.

Más que los del Senado, los resultados en la Cámara de Representantes muestran el alcance de este rechazo, estrepitoso o silencioso, a lo largo y ancho del país. No dejan lugar al engaño: los americanos han castigado al Partido Demócrata no por lo que Obama haya podido dejar de hacer, sino por lo que ha hecho, lo que ha intentado y lo que tiene ganas de hacer. De esto último tendrá que olvidarse ahora y, o navega hacia aguas más tranquilas y moderadas, o acabará con Carter en el desván de los presidentes no reelegidos.

El problema es que hasta el momento, tras cada aviso electoral, Obama siempre ha huido hacia delante, mostrándose bronco y retador, cargando lo mismo contra la FOX que alertando del doberman republicano. Ha ido tan lejos en casi todo que le será difícil, con su orgulloso carácter y su empecinamiento ideológico, dar marcha atrás para presentarse con garantías en 2012 sin empeorar aún más su imagen sumando a las acusaciones que ya tiene la de frivolidad.

Enfrente, la victoria del Partido Republicano se centra en escaños y puestos, pero sobre todo en moral. Ahora comienza más en serio en el GOP la carrera por la nominación presidencial para 2012, pero lo que está claro es que la resurrección republicana está servida. El Tea Party ha perdido por el camino a algunos de sus más llamativos miembros, pero su muestra de fortaleza ha sido insultante, tanto colectivamente como individualmente, aportando dos nuevas estrellas nacionales, Marco Rubio y Rand Paul, cuyos nombres se suman a candidatos presidenciables más ortodoxamente republicanos, alguno aún por descubrir. En cualquier caso, los que temían una huida de votantes por la irrupción de los partiers se equivocaban: el Partido Republicano se muestra más fuerte, más activo y socialmente más abierto que el Demócrata, sobre el que ha caído la peor acusación posible, la de ser un castillo de élites que viven de espaldas al pueblo.

Pero la trascendencia de las elecciones no está ni en Obama ni en la pugna de los dos partidos, sino en las repercusiones institucionales de estas elecciones. Desde este punto de vista, la entrada del Tea Party en el Congreso y el Senado tiene dos características y una consecuencia. En cuanto a las características, en primer lugar ha hecho su aparición una nueva generación de políticos, algunos muy jóvenes –es el caso del propio Rubio, con 39 años–, alejada de los círculos de poder, procedente de ámbitos distintos a la política, enraizados profundamente en la América real y de origen social popular.

En segundo lugar, con ellos renace en las instituciones el genuino discurso americano en defensa de Gobiernos moderados, alejados de la pesadilla del despotismo democrático del que alertaba Tocqueville y que podía encarnar Obama. El Tea Party representa el ideal constitucionalista de poner límites al poder, de dejar al gran Gobierno fuera de las decisiones fundamentales de las personas y de salvaguardarlas de los abusos tramados en los despachos del Capitolio.

Ambas cosas –apertura de personas y de ideas– dibujan un paisaje de revitalización institucional de largo alcance. La consecuencia fundamental de las elecciones del martes no es ni la resurrección evidente del Partido Republicano ni la derrota clara del proyecto de Obama; es la derrota del establishment político capitalino y politiquero de ambos partidos y la reapertura de Washington a la América real, esa que vive, trabaja y a veces vota, y que es distinta y aún opuesta a la que representan y fagocitan The New York Times, Hollywood o la CNN.

La revuelta conservadora ha demostrado que nadie, ni siquiera el inquilino de la Casa Blanca, puede forzar impunemente los principios y valores consagrados en la Constitución, por mucho que Obama, el primer presidente posmoderno de los Estados Unidos, desprecie la gran tradición americana de derechos y libertades. Ésa es la lección del Tea Party.

Obama: una paliza "planetaria"
EDITORIAL Libertad Digital 4 Noviembre 2010

Una "paliza". Así ha tenido Barack Obama que calificar los resultados de los comicios legislativos celebrados este martes en EEUU, que han concedido una amplia victoria al Partido Republicano, al lograr el control en la Cámara de Representantes y avanza seis escaños en el Senado. Y no es para menos: los republicanos necesitaban 39 escaños para hacerse con el control de la Cámara Baja, pero al final se espera que su avance sea de 60 puestos. Un margen de victoria que los republicanos no habían conocido desde la "revolución conservadora" de 1994, cuando llegaron a sumar 53 escaños en la parte del Congreso con mayor responsabilidad en materia económica. Tal vez nada refleje mejor la razón de este cambio a dos escasos años de la proclamación de Obama como presidente que lo que se desprende de los sondeos hechos a pie de urna por el grupo Pew Reserch en ambas ocasiones: mientras en 2008 la mayoría de los encuestados se alineaban con la idea de que "el Gobierno debe hacer más para solucionar los problemas", hoy son mayoría quienes hacen suya la idea de que "el Gobierno está haciendo demasiadas cosas que es mejor dejar hacer a empresas e individuos".

Ciertamente, ha sido el asfixiante intervencionismo y el desatado déficit público llevados a cabo por la administración Obama los que han encendido todas las alarmas. Desde esta perspectiva hay que ver el impulso que el movimiento del "Tea Party" ha dado a favor de este cambio electoral y que ha logrado imponer a algunos de sus candidatos en relevantes victorias, sobre todo en la Cámara Alta, tal y como es el caso de Rand Paul en Kentucky o Marco Rubio en Florida.

Por mucho que la mayoría de los medios de comunicación en España se empeñen en denigrarlo como "radical", este movimiento social no hace más que reivindicar las bases liberal-conservadoras sobre las que se asientan los Estados Unidos, favorables a un gobierno limitado, bajos impuestos y la más amplia libertad individual de los ciudadanos. La política de gasto público, de regulaciones, y de progresiva estatalización no sólo han demostrado su incapacidad para salir de la crisis económica, sino que es vista por una mayoría cada vez más amplia de ciudadanos como un ataque a lo que los Estados Unidos representan y pretenden seguir representando.

Con todo, se equivocarían los republicanos si pretenden apropiarse de lo que significa este movimiento surgido de la sociedad civil para luego traicionarlo con componendas con los demócratas en los dos años que quedan para las próximas elecciones presidenciales. El Tea Party defiende ideas no partidos, y si bien Barack Obama es un sectario del que no cabe esperar que modere su programa socialdemócrata, tampoco es descabellado que los republicanos vuelvan a olvidar por qué y en defensa de qué los ciudadanos les han dado ahora su apoyo.

Elecciones EEUU
De la locura antieconómica a la derrota política
Juan Ramón Rallo Libertad Digital 4 Noviembre 2010

Para quienes Obama es algo así como el Mesías redivivo, el ejecutor de la magna obra de convertir a los Estados Unidos en una democracia "de verdad" equiparable a los megaestados europeos, el barrido republicano en las elecciones estadounidenses sólo cabe atribuirlo a la fatalidad. Es imposible que el socialdemócrata e ilustrado Obama haya salido derrotado por deméritos propios frente a una panda de reaccionarios ultraconservadores y algún pirado libertario; la responsabilidad, cómo no, la tiene el agitprop del Tea Party, la subversiva propaganda republicana y, sobre todo, una recuperación económica que no llega pese a los denodados esfuerzos del presidente.

Obama, argumenta el discurso canónico, ha tenido la desgracia de estar gobernando en medio de la mayor crisis de los últimos 80 años y los ciudadanos, cortoplacistas por excelencia, no han sido capaces de valorar las sensatas políticas de los demócratas destinadas a pavimentar la recuperación. El ciudadano estadounidense ha sucumbido a los cantos de sirena del extremismo –como en los años 30 sucumbió Alemania– por una depresión que, en última instancia, es achacable a Bush y al neoliberalismo reaganiano.

Pero lo cierto es que Obama probablemente jamás hubiese resultado elegido de no ser por esa grave crisis económica que ahora deplora electoralmente, y ni mucho menos hubiese sido capaz de aprobar toda su sectaria legislación intervencionista sin el impacto psicológico que tuvo la caída de Wall Street. Ni multimillonarios planes de des-estímulo, ni nacionalizaciones encubiertas como rescates a la industria automovilística, ni socialización sanitaria, ni nueva y mala regulación de los mercados financieros. Todas estas patadas al sentido común económico fueron posibles sólo por los poderes excepcionales que hace dos años los estadounidenses le entregaron embriagados a su dictator (¿se me permitirá criticar, como ahora hacen los demócratas, el cortoplacismo y la catástrofe política que supuso la unción absolutista de Obama por parte del pueblo americano?).

Obama y su equipo lo comprendieron rápidamente. La crisis era una oportunidad única para hacer avanzar la secular agenda liberticida de la izquierda. El cesado Rahm Emanuel –antiguo jefe de Gabinete de Obama– lo resumió a la perfección: "Nunca has de dejar pasar una crisis sin haberte aprovechado antes de ella". En ese sentido, nadie podrá negar que el progresismo estadounidense ha sacado una enorme tajada ideológica de esta crisis, llevando al Estado al borde de la omnipotencia económica; pero, a renglón seguido, habrá que reconocer que esa megalomanía izquierdista de liquidar el modelo político, económico y social del país no ha beneficiado en nada a unos ciudadanos cuyas perspectivas sólo han ido decayendo desde la ascensión obamita en medio de un persistente desempleo y de una marabunta de deuda. En su éxito han encontrado las semillas de su propio fracaso.

Si la implosión en menos de dos años de todo su equipo económico no acreditara el rotundo fiasco de su desempeño, la huida hacia adelante pidiendo más gasto y más déficit para salir del atolladero en el que ese gasto y ese déficit no han atascado debería ser lo suficientemente ilustrativo. Porque onanismos ucrónicos al margen, Obama aprobó su mastodóntico programa de des-estímulo prometiendo una reducción drástica del desempleo que no se ha visto por ningún lado: según las propias proyecciones demócratas que sirvieron para justificar su particular Plan E, hoy la tasa de paro debería estar en el 7% y no en el 9,6%, cifra incluso por encima del apocalíptico escenario que pintaban los demócratas para el caso de que no pudieran tirar a la basura 700.000 millones de dólares (más de la mitad del PIB español, ahí es nada).

Tan absurdo es afirmar que Obama no tiene ninguna responsabilidad en esta derrota, que todo es la inexorable consecuencia de una población que no entiende sus audaces políticas anticrisis, como lo sería afirmar en España que Zapatero tampoco tiene ninguna responsabilidad en una eventual debacle socialista. La crisis perdura no a pesar de Obama, sino como consecuencia de su desnortada, manirrota y distorsionadora gestión. Y es que no siendo el keynesianismo del que ambos gobernantes han hecho gala más que pura superstición ideologizada en bancarrota, es plausible y deseable que la población se rebele contra su política antieconómica. Cierto es que habría sido más plausible y deseable que nunca los hubiese colocado más allá de la presidencia de una comunidad de vecinos, pero en la capacidad de reacción y corrección de sus propios errores también se nota el temple de los pueblos.

"Mi nombre no está en las papeletas, pero mi mensaje sí lo está", se atrevió a afirmar ayer el iluminado de la Casa Blanca. Ojalá tenga razón y sea cierto que los estadounidenses –tan proclives siempre, como cualquier otra nación, a caer en las garras del populismo keynesiano-rooseveltiano– han aprendido una valiosa lección para al menos una generación: el Gran Gobierno no es la solución a ningún problema. De momento, el bloqueo de ambas Cámaras nos asegura que no habrá más planes de des-estímulo hasta el final de la legislatura ni previsiblemente un mayor crecimiento del Estado. Habrá que ver si este no empeoramiento de las cosas basta para limpiar todos los escombros que Obama se ha dedicado a apilar durante estos dos años; al fin y al cabo, la factura de sus destrozos todavía está pendiente de pago.

Juan Ramón Rallo es jefe de opinión de Libertad Digital, director del Observatorio de Coyuntura Económica del Instituto Juan de Mariana, profesor de economía en la Universidad Rey Juan Carlos y autor de la bitácora Todo un Hombre de Estado. Ha escrito, junto con Carlos Rodríguez Braun, el libro Una crisis y cinco errores, galardonado con el Premio Libre Empresa 2010.

Rajoy se lo merece: tras el Tea Party, el Carajillo Party
Pascual Tamburri El Semanal Digital 4 Noviembre 2010

La derecha española es tan plural como la americana. Pero no lo son las políticas de sus líderes. Para vencer y no tenerse que enfrentar a una Sarah Palin, Rajoy debe abandonar los miedos.

Lo de menos ha sido que el partido de Barack Obama haya perdido las elecciones de 2010, como el de José Luis Rodríguez Zapatero parece abocado a ser derrotado en 2011 y 2012 (con permiso de Rubalcaba). Lo de más es que la victoria moral no ha correspondido a una línea cualquiera del republicanismo, sino a la peculiar línea libertaria del Tea Party. Para horror de Pedro Arriola, frente a la progresía estadounidense se ha organizado una resistencia plural, patriótica y políticamente incorrecta, que en vez de quedarse en su casa ha tomado las riendas en muchos casos del GOP.

Veremos en qué queda el Tea Party y dónde llegan las carreras de personajes como Sarah Palin o Rand Paul. De momento un resultado ya se ha dado: temas hasta ahora prohibidos están sobre la mesa y si los candidatos quieren los votos de los electores de esa derecha plural tienen que decir con claridad qué van a hacer con el gasto social, con los impuestos, con los presupuestos, con las Fuerzas Armadas, con la libertad de enseñanza o con el aborto. Será un té amargo para una parte consistente de la derecha que durante décadas ha contado con votos que no eran ni grises ni liberales, pero que tampoco tenían voz.

Hay síntomas en España de una movilización social que no encuentra hasta ahora plena representación en la derecha institucional. Dos signos muy recientes: Hazte Oir ha exigido en la red a los candidatos de las elecciones catalanas que se definan sobre ciertas libertades esenciales (ya hizo algo así hace un año, con motivo de un congreso regional del PP). Y el silencio será, también, una respuesta significativa. Otro caso más notable aún: este día 6 Francisco José Alcaraz sale de nuevo a la calle junto a las víctimas del terrorismo para advertir contra la negociación con ETA. ¿Se les puede dejar sin respuesta?

Muchos, como José Javier Esparza, creen que no, que ese complejo ("La derecha, para ganar elecciones, tiene que parecer un poquito de izquierdas. Se trata de que le perdonen la vida") también debería de quitárselo Mariano Rajoy. Cree Esparza que el líder del Partido Popular haría bien en imitar a la derecha estadounidense o a la del resto de Europa. Quizá Rajoy tenga que elegir entre dejar a su gente que gane las elecciones y gobierne de verdad España y que le surja un partido del carajillo de gente cansada de soluciones mediocres. Por eso no basta el té, ni un prudente y pilotado cafecito: o Rajoy sin aditivos o, ya les digo, carajillo.

La lengua viva
La lengua y otras formas de hacer el ridículo
Amando de Miguel Libertad Digital 4 Noviembre 2010

Jesús Laínz me anuncia la salida de su próximo libro, Desde Santurce a Bizancio. Promete ser un best seller. Le pido que conceda el privilegio de prologarlo. Una de las cosas que ataca don Jesús es la locura de reconstruir lenguas regionales donde no las hay, por ejemplo, la lengua cántabra. Los inventores de esa preterida lengua aducen la peculiaridad de algunas palabras, como "equilicuá", "murria" o "Pantoja". El ensayista montañés demuestra que esas voces se dan en otras partes de España y nada tienen que ver con la supuesta lengua cántabra. En efecto, así es. "Equilicuá" es un italianismo que se utiliza en muchos lugares como expresión coloquial de asentimiento o conformidad. "Murria" es otro coloquialismo muy antiguo para indicar tristeza, nostalgia o pesadumbre. Lo de "Pantoja" es voz que desconozco. Don Jesús sostiene que proviene de la jerga de los canteros, hoy desaparecida. De momento, "la Pantoja" es una institución.

Hug Banyeres dice que me equivoco al decir que "la lengua es la clave del conocimiento". Bueno, querrá decir que él opina otra cosa, pero no entiendo por qué sabe que me equivoco. Remacho mi idea. Tengo para mí que una persona que no posea un idioma no puede hacer avanzar su conocimiento sobre nada, más allá de ciertas respuestas instintivas. Durante millones de años los homínidos no pudieron hablar; por tanto, el avance del conocimiento fue limitadísimo. El conocimiento se dispara en flecha con el "invento" adaptativo del habla. El salto posterior de la escritura fue portentoso, y más todavía con la escritura alfabética, sobre todo la de letras. Ese prodigio surgió hace unos 10.000 años en el lugar que hoy corresponde a Siria, Líbano o Israel. Ahí está el orto de la civilización occidental, en el Oriente Próximo. Desgraciadamente sigue habiendo una cantidad apreciable de analfabetos y de ágrafos.

José Antonio Martínez Pons ha asistido a un congreso de su especialidad en Santiago de Compostela. Sostuvo un largo diálogo con una profesora de bachillerato. Ella hablaba en gallego y él en castellano. Nuestro hombre estuvo tentado de contestarle en mallorquín, su hermosa lengua de nación. El discurso de clausura del congreso fue en un gallego castellanizado que todo el mundo entiende. Añado que el espectáculo es nuestra moderna versión de Babel.

Cándido Alvarado (San Pedro Sula, Honduras) se lamenta de la profusión de la palabra "tema", que pasa a significar cualquier cosa. En España esa plaga la tenemos desde hace algunos decenios. Tanto es así que empieza a ser "la tema" (en femenino), es decir, la manía de los locos. Una forma coloquial de saludo es: "¿Cómo va el tema?". Hay que contestar que la cosa no va tan mal, o que vamos tirando, sin que los interlocutores sepan cuál es el tema.
Contacte con Amando de Miguel

¿Por qué quemar libros?
César Vidal La Razón 4 Noviembre 2010

«Las banderas del socialismo son de odio, destrucción y sangre». Quien escribió estas palabras no fue ni Franco ni Mola. Las redactó en el diario «Hoy» de Badajoz Manuel Almeida Segura, el padre de Cristina Almeida, para luego añadir: «las de Acción Popular son de amor y de paz, son las de España; si veis que la fuerza pública no es suficiente para guardar el orden, poneos a su lado». Por si acaso el mensaje no quedaba claro, Manuel Almeida añadía: «Ellos amenazan con la muerte, con la revolución. Lo ha dicho el propio Largo Caballero al afirmar que si triunfa la candidatura de izquierda pasado mañana harán la revolución».

La fecha era significativa. Ni más ni menos que el 16 de febrero de 1936, el mes en que el Frente Popular, para alcanzar el poder, dio lo que Alcalá-Zamora, el presidente de la república, denominó «golpe de estado». Propagandista de Acción Popular durante la Segunda República, Manuel Almeida conspiró decididamente contra el Gobierno del Frente Popular y, al estallar la guerra, fue encerrado en una checa pacense por «auxilio a la rebelión».

Tenía todas las papeletas para acabar fusilado, pero el 14 de agosto de 1936, las tropas de Yagüe estaban a las puertas de Badajoz y entre sus oficiales se encontraba un oficial llamado Antonio Almeida Segura, hermano de Manuel y tío de Cristina. Antonio rescató con toda la rapidez que pudo a su hermano, el padre de Cristina, quien, según el historiador extremeño Manuel Barragán-Lancharro, «participó en la represión que tuvo lugar» a continuación en Badajoz. Posiblemente, Manuel Almeida no fue muy diferente –ni mejor ni peor– de miles de españoles de su época.

Se lanzó entusiasmado a la Guerra Civil, estuvo a punto de que lo mataran, pero se salvó como vencedor señalado. Ahí tuvo más suerte que la mayoría. Después de la contienda, el padre de Cristina Almeida, envuelto en la camisa azul, hizo carrera y fue vicepresidente de la Diputación provincial de Badajoz. Tuvo menos éxito en otras empresas. Por ejemplo, cuando se sometió a las urnas para ser procurador en Cortes por el tercio de representación familiar no resultó elegido.

Los partidarios de eso que denominan memoria histórica seguramente lo motejarían de «criminal de guerra» y «golpista» si siguiera vivo, pero ésa es otra canción. El problema mayor es que Manuel Almeida fue el padre de Cristina Almeida, personaje que, tras los cantos falangistas siquiera escuchados en la infancia, pasó por el PCE, el PNI y el PSOE en una cosecha constante de derrotas políticas.

Hace unos meses, la señora Almeida expresó su deseo de que se quemaran los libros de varias personas entre las que me incluía. Hace apenas unos días ha vuelto a repetir su deseo en un programa de televisión sin mostrar el menor arrepentimiento. No me provoca rencor ni animosidad por su pertinacia incineradora. En realidad, me inspira sólo una profunda compasión. A estas alturas son millones los que saben que tras el deseo de quemar libros además del fanatismo sectario se oculta el deseo de que no se sepa que buena parte de la izquierda española es hija de fascistas con mando durante el franquismo. Sin embargo, si lo que desea esa izquierda es matar freudianamente al padre lo que precisa no es una antorcha sino el diván del psiquiatra.

Iran: problema de todos
Dori Lustron. Minuto Digital 4 Noviembre 2010

El mundo libre tiene un grave problema. Algunos lo reconocen y lo asumen. Otros lo niegan o no lo ven. La civilización judaico-grecolatina esta siendo desvirtuada por el fanatismo radical islámico. Todos los extremos son malos y las democracias occidentales no saben como manejar este nuevo flagelo que asola a la Humanidad. Es tiempo de despertar y abrir los ojos. Es tiempo de involucrarse porque en 20 años el Islam puede dominar al mundo y ya no habrá vuelta atrás.

Se suponía que el Holocausto quedaba lejos y que el monstruo había muerto. Pero no, el monstruo del mal resucitó, o mejor dicho nunca murió sino que estaba agazapado esperando volver a la acción. Y ese monstruo, hoy, se llama Irán y su régimen totalitario. Financiando actividades terroristas para Hisbollah en Líbano y Hamas en Gaza, cercano al poder de Chávez e introduciendo a Hisbollah en Venezuela, financiando obras en Bolivia, y entrando en Irak y Yemen con grupos armados para conseguir la hegemonía en el Medio Oriente, Irán desea arsenal nuclear para gobernarnos bajo un régimen teocrático y extremista que impone la ley de la Sharia.

Ni los asentamientos en Palestina, ni las presiones de Obama para la paz, ni nada que se le parezca son importantes. Irán quiere tener acceso a armas nucleares, promueve el terrorismo y busca ser dueño del Medio Oriente y de todo el planeta si lo permitimos. Los persas quieren un nuevo imperio para llegar al Gran Califato. Y todos nosotros, los infieles o dhimmis, seremos sus vasallos o iremos a la muerte. Esa es la ley que rige el islam que ellos preconizan. Todo aquel que no piense como ellos se expone a morir. La Yihad –Guerra Santa- es el medio para llegar al objetivo: apoderarse del mundo. Y, ¿Como lograrlo? Teniendo armas nucleares en su poder. No importa si muere gente. Serán mártires. No es importante matar diez millones de musulmanes si con ellos mueren siete millones de judíos. Eso no interesa. Lo dijo Ahmadinejad. Y así es el régimen iraní: se violan los derechos humanos, se mata por honor a las mujeres, se cuelga a los homosexuales, el velo debe ser usado obligatoriamente y se lapida a hombres y mujeres adúlteros. No existe la libertad porque esa palabra no esta ni en sus leyes ni en su vocabulario. El fanatismo llevado a su máxima expresión no les da tregua.

Hay que concienciar al mundo que el problema no es de Israel. Es de todo aquel que quiera ser libre. Es un problema global. Esta es una cuestión en que toda mente que crea en la libertad, la democracia y la justicia y que sus valores sean racionales debe aceptar su total sometimiento a las leyes islámicas. La ley de la Sharia que quieren imponer en el mundo es la vuelta a todos los valores perversos que se abandonaron hace muchos siglos.

La deshumanización a través de la crueldad personificada. El fanatismo les hace perder la razón. Irán, Gaza, Irak, Afganistán, Pakistán. No solo se matan y mutilan entre ellos sino que es parte de una guerra irracional y perversa. ¿Como un ser humano puede cortarle a otro la cabeza delante de millones de personas que lo miran por TV y seguir impune? ¿Como se puede descuartizar a dos israelíes en Ramallah delante de las cámaras y morder, tragar y escupir los órganos humanos? ¿Como se puede torturar al joven Halimi en Francia y sentirse orgulloso y reírse porque pedía piedad? Eso es barbarie. ¿Donde esta la Humanidad? En las fotos del Holocausto los guardias nazis siempre estaban sonriendo mirando a sus victimas. ¿Adonde lleva la locura y el gozo por la muerte cuando el ser humano ha nacido para vivir? Y no hablemos de las matanzas africanas, que ni las toman en cuenta. Terribles asesinos matando inocentes solo por el hecho de imponer su voluntad.

Irán quiere borrar a Israel del mapa. Israel no tiene frontera con este país pero molesta a sus convicciones islámicas y antisemitas. Es lo que ellos llaman tierra islámica, un waqf. No reconocen la herencia histórica. Nunca existió el judaísmo, nunca existió el Templo de Jerusalem. Rechazan la Historia. Niegan el Holocausto. El antisemitismo del régimen iraní hace que intenten borrar todo vestigio del judaísmo, creador del monoteísmo y cuna de la cultura occidental. Todo aquello que hizo Occidente no sirve. Pero necesitan las tecnologías de Occidente para sus planes nucleares y no tienen acceso a ello.

El virus cibernético Stuxnet parece que afecto las instalaciones nucleares iraníes y sus versiones son contradictorias.

Henrique Cymerman escribió hace unos días sobre el virus cibernético:
“Teherán confirmó el domingo que el ataque había afectado a los ordenadores del personal de la central de Bushehr, incluido su director, pero no a los sistemas clave de funcionamiento. Es posible que el virus alcanzara también a Natanz, donde Irán enriquece uranio, y a unos 30.000 ordenadores de todo el país.

Los expertos consideran que el Stuxnet es el primer virus capaz de penetrar en los sistemas automáticos de control de infraestructuras públicas como centrales eléctricas y nucleares, presas e industrias químicas”

Muchos científicos y técnicos han desertado y han llegado a Europa y EE.UU. Eso es parte, también, de la guerra. Si caen las armas nucleares en poder de los terroristas, ese, seria el fin. También están desertando los diplomáticos con misiones en diferentes países occidentales, reformistas que se identifican con el Movimiento Verde.

Se estuvo informando que seria muy fácil ingresar material radiactivo en una valija a través del Támesis en Londres. No hay controles. ¿Que pasaría en Europa si esto sucediera? Solo pensarlo da miedo. Y eso es lo que pretenden. Sembrar el pánico para que Occidente tenga miedo y se paralice.

Varios países comenzaron a tomar medidas. Las sanciones existen pero Ahmadinejad y Jamenei parecen no asumirlo a pesar de los graves problemas internos que afrontan. No cejan en su empeño. Occidente busca caminos alternativos para evitar la guerra como el virus cibernético. A Irán le es muy difícil enfrentar este tipo de actividad informática ya que los países que confrontan con ellos son líderes en altas tecnologías. Y esta, también es una guerra tecnológica.

Rusia anuló los contratos y les devolverá los 800 millones de dólares que les pagaron y los resarcirá y el armamento que necesitan no les llegara.

Los países están tomando decisiones aunque la otra cara de la moneda es que Irán tiene millones de litros de petróleo crudo, sin extraer ni procesar, en reserva, y eso pesa en Occidente.

El mundo debe despertar del letargo. Lo esta intentando para evitar un conflicto armado. Israel no es el problema. Israel es el escudo de Occidente y los países democráticos lo saben. Están tratando de frenar los planes iraníes y se puede lograr con inteligencia y rogando que el régimen caiga solo, ante la Revolución Verde. Eso no cambia mucho la cuestión ya que fueron los actuales reformistas los que iniciaron la carrera nuclear en Irán y los que planearon, a través de Hizbollah y de Imad Mughniyeh, los atentados en Buenos Aires contra la Embajada de Israel y la AMIA. Más de lo mismo, pero al menos se podría llegar a hablar. No niegan el Holocausto y quieren un acercamiento con Europa y EE.UU. Están aislados y saben con que enemigo se enfrentan.

Tanto Kuwait, los Emiratos Árabes Unidos, Arabia Saudita, están protegiéndose con escudos antimisiles ya que Irán avanza contra todos ellos. Solo sus socios como Siria, Venezuela, Bolivia, creen que Irán esta de su lado pero es una equivocación. Irán solo esta del lado de él mismo. Los dhimmis, o se convierten al islam o los matan, y en Siria son seculares, así que no creo que su actual socio les inspire confianza.

Irán no es, solamente, un problema de Israel. Irán es un problema para todos. Incluso para los mismos musulmanes que desean vivir en paz.

SU NÚMERO SE DUPLICA EN 8 AÑOS
El gran despilfarro oculto: 4.000 empresas públicas deben 52.000 millones
En 2002 había en España 1.636 empresas públicas; en 2006, se contaban más de 3.000; ahora mismo, si hacemos caso a Rajoy, superan las 3.800. Los políticos autonómicos y locales han descubierto una manera muy fácil de colocar a simpatizantes, desviar deuda y darse publicidad.
D. SORIANO Libertad Digital 4 Noviembre 2010

España sufre desde hace unos meses de un grave problema de deuda pública. Las emisiones del Tesoro Público y de los distintos gobiernos autonómicos están pagando unos altos intereses, puesto que no todos los inversores se fían de la capacidad de la Administración de hacer frente a sus pagos. Para contener el déficit y rebajar la deuda, el Gobierno presentó en mayo el ya famoso tijeretazo, que congelará pensiones y rebajará los salarios de los trabajadores públicos. Junto a ello, numerosas comunidades han presentado planes de ahorro similares.

Sin embargo, hay un pequeño reducto que resiste a los recortes, al control de la administración y a la reducción de empleo: las empresas públicas. Son esas entidades de naturaleza híbrida, propiedad del poder público pero que compiten en el mercado (aunque muchas veces pagan sus deudas con cargo a los Presupuestos) y que se dedican a actividades tan diversas como el transporte ferroviario (RENFE), la producción de corcho (ver La Almoraima) o los seguros (por ejemplo, Cesce).... La razón de la existencia de muchas de ellas es un misterio que quizás los políticos tendrían que explicar en algún momento.

En 2002, había en España 1.636 entidades de este tipo (ver el estudio publicado por el profesor José Manuel Prado en el número 47 de la revista Auditoría Pública). En 2006, su número ascendía a más de 3.600. Y cuatro años después, superan las 3.800. Es decir, que en ocho años han crecido por encima del 130%, aunque es difícil dar una cifra exacta porque no hay un registro central que las agrupe a todas.

Mariano Rajoy aseguró este martes que habría que eliminar al menos "la mitad de la mitad" de las empresas públicas: "Es ridículo congelar las pensiones, por ahorrarse 1.500 millones de euros, cuando en España existen 3.800 empresas públicas y entes públicos fundacionales, que deben el 4,8 por ciento del PIB".

Esta denuncia del presidente del PP toca en uno de los puntos más polémicos de las empresas públicas: la deuda. Según los últimos datos del Banco de España, estas entidades deben más de 52.000 millones de euros, lo que supone más de un 5% del PIB. De esta cifra, 27.327 millones (2,6% del PIB) es deuda de las empresas dependientes de la administración central; 16.248 millones (1,5%) de las compañías públicas regionales; y 8.449 millones (0,8%) de las creadas por las corporaciones locales. Las cifras son altas, pero destacan aún más si se tiene en cuenta que en 2004 esta deuda no superaba el 2,3% del PIB.

A pesar de que en los datos absolutos, las entidades de la administración central siguen siendo las más endeudadas, son las autonomías y los ayuntamientos los que han provocado la gran explosión de nuevas empresas públicas que se ha producido en el último lustro. Según se puede ver en la siguiente tabla, en 2002 había 335 entidades estatales (empresas, fundaciones y consorcios) y en 2006 habían crecido hasta las 348, un aumento moderado. Mientras, las autonómicas pasaban de 589 a 1690 -¡una subida del 186% en cuatro años!- y las municipales de 712 a 1.628 –incremento del 128%-.

Empresas Públicas 2002-2006 (Fuente: Auditoría Pública)
http://www.libertaddigital.com/economia/el-gran-despilfarro-oculto-4000-empresas-publicas-deben-52000-millones-1276406113/

Además, esta dinámica no sólo se demuestra en el número de empresas, sino también en su peso en los presupuestos de los entes públicos y en su endeudamiento. Las compañías de las CCAA debían 1.698 millones en 1995, una cifra que se ha multiplicado por diez en 2010. Mientras, las de las corporaciones locales han pasado de deber 1.469 millones en 1995 a 8.449 millones en este ejercicio.

Tampoco todos los gobiernos regionales son iguales. Cataluña, por ejemplo, lidera con muchísima diferencia la clasificación. Sus empresas acumulan una deuda de 7.635 millones, un 3,9% del PIB de esta autonomía. La siguen las entidades castellano-manchegas con una deuda del 2,9% del PIB y las valencianas, con un 2,4%.

Deuda de las empresas públicas por región (% del PIB) (Fuente: Banco de España)

Las razones
La querencia de los políticos españoles por la creación de empresas públicas tiene numerosas explicaciones. Los partidos alegan muy diversas motivaciones, desde el mantenimiento de puestos de trabajo, el impulso a nuevos sectores productivos. Sin embargo, simplemente con ver la lista de que aparece en el Inventario de Entes del Sector Público Estatal, es fácil darse cuenta de que ninguno de esos argumentos tiene una base muy sólida. Y eso sin entrar a valorar las muy curiosas actividades a las que se dedican los entes regionales y municipales.

Por eso, como explicación resulta más creíble la que ofrece Rafael Coloma (portavoz de Fedeca) en la entrevista que Libertad Digital publicaba este miércoles: "Un político lo que quiere es volver a salir elegido. Y lo más fácil para crear empleo, en un nivel territorial reducido, es crear una empresa pública. Das trabajo a 30-40-50 personas y sales a los medios diciendo ‘yo creo trabajo’. Además, lo que busca es salir del control de la intervención general del Estado y crea empresas bajo diferentes figuras: consorcios, fundaciones... Son entes sujetos a derecho privado en los que se ficha al personal bajo un contrato privado puro y duro. Luego, claro, nos encontramos todo lo que está ahí. Buscan satisfacer todo tipo de objetivos políticos fuera de control".

Es decir, que las empresas públicas estarían siendo utilizadas para aumentar el clientelismo político, colocar a miembros del partido, crear puestos de trabajo artificiales que producen estómagos agradecidos, escapar de las estrictas normas de gasto de la administración y del control de los interventores públicos.

La privatización de los años 80 y 90
Sin embargo, es posible reducir el número de empresas públicas. Entre los años 80 y 90, el Estado acometió un proceso de reformas en su sector público empresarial que le llevó a poner en el mercado a compañías emblemáticas como Seat (año 1986), Iberia (1999), Tabacalera (1998) o Telefónica (varios años) entre muchísimas otras.

Según el estudio Empresa pública: privatización y eficiencia, publicado por el Banco de España, estas ventas supusieron más de 30.000 millones de euros. Además, los autores destacan que la privatización "un efecto positivo de la privatización sobre el stock de capital real, la ratio capital trabajo y la remuneración real de los trabajadores y negativo sobre el empleo, su endeudamiento y su cuota de mercado". Vamos que produjo empresas más eficaces, más productivas, menos endeudadas, que ya no son monopolios legales y que pagan mejor a sus empleados.

Seguramente los políticos españoles tienen muchas otras razones que oponer para mantener esas 3.800 empresas, esos 50.000 millones de deuda y los más de 500.000 trabajadores que están en sus nóminas. Pero si es así, tendrán que explicarlo muy bien a sus ciudadanos, porque viendo las cifras ésta es una realidad que, aunque se trate de ocultar, es cada vez más incomprensible.

Zapatero dilapida seis millones de euros con sus amigos de la Memoria Histórica
 www.gaceta.es 4 Noviembre 2010

El BOE publicó ayer los 200 proyectos 'agraciados'. El Gobierno concede ayudas a dos fundaciones del PSOE: Ideas y Pablo Iglesias. También reciben dinero UGT, CC OO, Esquerra e Izquierda Unida.

El Gobierno sigue repartiendo millones entre los partidarios de remover viejas heridas y reabrir las fosas de los caídos del bando republicano de la Guerra Civil. Ayer, una resolución del Ministerio de la Presidencia hizo pública “la concesión de subvenciones destinadas a actividades relacionadas con las víctimas de la Guerra Civil y del franquismo”. El importe total de las ayudas asciende a 5.681.200 euros, repartidos entre cerca de 200 distintos proyectos.

El Gobierno no ha olvidado la concesión de ayudas a fundaciones amigas. Así, por ejemplo, la Fundación Ideas, dependiente del Partido Socialista, es beneficiaria de casi 20.000 euros por un programa para la “identificación de las víctimas de la represión franquista contra las organizaciones socialistas”. La Fundación Pablo Iglesias, a cargo de Alfonso Guerra, también ha sido agraciada con 26.275 euros para un proyecto sobre “identificación de dirigentes socialistas en la clandestinidad”.

Las centrales
Los sindicatos también se llevan una pedrea sustanciosa del reparto. Así, por ejemplo, la UGT se alza con 14.286 euros por la tercera entrega de un trabajo sobre “historias de vida de militantes de UGT en Madrid durante el franquismo”. Dependiente del sindicato de Cándido Méndez, la Fundación Francisco Largo Caballero cobrará casi 30.000 euros por el quinto tramo del “Archivo oral del sindicalismo socialista”.

En cuanto al otro sindicato mayoritario, la Fundación 1º de Mayo, de Comisiones Obreras, recibe 27.103 euros por recopilar “testimonios de resistencia antifranquista en CC OO”. La Federación de Enseñanza de CC OO percibirá, por su parte, casi 28.000 euros por una serie de conferencias que se han de impartir en las distintas sedes del Instituto Cervantes sobre La escuela en la II República.

El sindicato dirigido por Ignacio Fernández Toxo también será premiado con casi 25.000 euros –en su rama de Fundación de Estudios Sindicales Archivo Histórico de CC OO de Andalucía– por un trabajo sobre “la memoria de los abogados antifranquistas andaluces”.

La Fundación Josep Irla, del partido Esquerra Republicana, se ha alzado con cerca de 30.000 euros para organizar un “homenaje a Jordi Carbonell”. Y Alternativa, la fundación de Esquerra Unida i Alternativa, trabajará en la “recuperación de la memoria democrática” y la “defensa de los valores republicanos” con los casi 10.000 euros donados por el Gobierno central.
Reparto

En el listado de ayudas figuran eminentemente distintas asociaciones de León, provincia en la que José Luis Rodríguez Zapatero ha pasado la mayor parte de su vida.

Así, la Asociación de Estudios sobre la Represión en León se lleva más de 30.000 euros por un estudio sobre redes de espionaje en la capital provincial; la Asociación Foro por la Memoria de León gana una cantidad similar por “la Memoria Histórica en los libros de texto escolares”, y la Fundación Manuel Azaña y el Ateneo Republicano de la ciudad han sido agraciados con montantes parecidos por una exposición itinerante sobre Manuel Azaña y la II República y por la recopilación de las “fuentes orales de la represión en el tardofranquismo”. La Universidad de León recibirá, por su parte, casi 25.000 euros.

Asimismo, particulares de toda España, en número aproximado de unos 20, recibirán dinero para la exhumación de restos de familiares.
Marxistas

Asociaciones y fundaciones de propagación de ideas políticas muy minoritarias también reciben su premio. Por ejemplo, la Fundación de Estudios Socialistas Federico Engels, por un proyecto que lleva por título “Recuperando la memoria: entre la República y la revolución”, gana más de 26.000 euros, y la Fundación Rey del Corral de Investigaciones Marxistas percibirá cerca de 13.000 euros por las “huellas y voces” de “la represión franquista en Aragón”.

Al margen de entidades con nombres de gran bizarría, (Fundación Contamíname para el Mestizaje Cultural, Asociación Identidá y Señardá, Asociación Tentempié), varias Universidades públicas –al margen de la de León– se llevan también premio. Así, la de Almería gastará 34.000 euros en investigar la represión sobre la masonería andaluza.

Presentan el libro “¡Que se vayan!”
Mingote: “Lo único que se puede negociar con un terrorista es si prefiere celda de fumadores”
Ussía: “Dudo que el PSOE tenga claro el concepto de España”
Miguel Pato, Periodista Digital 4 Noviembre 2010

Alfonso Ussía y Antonio Mingote unen sus viñetas y sus columnas de opinión en el libro ¡Que se vayan! (Ed. Planeta). Es la compilación del trabajo de los últimos años en los que el nacionalismo, el papel de Zapatero, el liderazgo de Rajoy o el terrorismo son algunos de los temas tratados con los guiños literarios y cómicos a los que desde hace décadas nos tienen acostumbrados estos autores.

En esta entrevista con Periodista Digital cuentan, por ejemplo, que lo malo de los partidos políticos es que de repente "tenemos que votar a un idiota sabiendo que lo es". A pesar de todo, como añade Antonio Mingote, hay que conservar la esperanza.

Sobre Mariano Rajoy, Alfonso Ussía no desea hacer juicios de valor porque para valorarle como sustituto de Zapatero "hay que esperar a que llegase a Moncloa". No obstante, matiza que  "Los llamados conservadores, ya sean liberales o de centro derecha, son mejores administradores del dinero público que los socialistas. Y eso es lo que necesita ahora España para que salgamos del foso al que nos ha llevado la mentira del Gobierno de Zapatero."

TERRORISMO
Ahora que en las últimas semanas muchas informaciones apuntan a un debilitamiento extremo de la banda terrorista ETA, Alfonso Ussía y Antonio Mingote quieren ser cautos. Para Ussía estas informaciones son una frivolidad porque suponen una negociación y unas conversaciones.

Mingote afirma que "Es imposible negociar con terroristas. Lo único que se puede negociar con terroristas es si prefieren una celda para fumadores o para no fumadores".

NACIONALISMO
Son, así los define Ussía, el mal fundamental de España. Para este columnista que actualmente publica en La Razón, "Sin el obstáculo de los nacionalistas, tanto los gobiernos de izquierdas como de derechas seguirían su curso normal. Los nacionalistas son un cáncer porque siempre quieren más."

No se queda al margen de la crítica el PSOE porque para Alfonso Ussía es un partido que no parece tener claro el concepto de España.

"Gobiernan en Cataluña con los que no quieren ser españoles, pactan en el País Vasco con los que no quieren ser españoles... Zapatero está haciendo todo lo posible para que el pacto PP-PSOE en aquella autonomía se destruya y vuelva a gobernar el PNV."

******************* Sección "bilingüe" ***********************
El 'Conducator' Rubalcaba, Montesquieu y la política obscena

Melchor Miralles. El Confidencial 4 Noviembre 2010

Quince días después de su nombramiento como Conducator, dos semanas después de que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, se blindara convirtiendo al hasta la fecha nada más y nada menos que ministro del Interior en el hombre más poderoso de España después del propio ZP, cuando han transcurrido solo dos fines de semana desde que los más importantes resortes de poder de España quedaran en sus manos, Alfredo Pérez Rubalcaba ha dejado claro como el agua que es el mismo de siempre, que otros han podido cambiar, evolucionar, pero que él es el mismo Rubalcaba que todos, o casi, todos, conocemos al dedillo.

Se estrenó impulsando que otros, empezando por el propio Rodríguez Zapatero, dieran alas a todo tipo de especulaciones, basadas en hechos reales, acerca de las prisas que han entrado por tratar de conseguir algo que todos deseamos, el fin del terrorismo etarra, por el camino que la mayoría rechaza, el de obtener rédito electoral de ello. Fue consumarse la crisis de Gobierno y lanzarse en tropel portavoces cuidadosamente seleccionados a lanzar mensajes con claves de optimismo. Y el gran Rubalcaba aprovechó el primer fin de semana su excelente relación con El País (el periódico de Prisa) para utilizar unas declaraciones de Otegi en las que no añadía nada que no conociéramos de antemano para darle hilo a la cometa del final de ETA, pero presentándose él al día siguiente con la estaca y las rebajas, con el mensaje de que todo sigue igual y que nadie piense que se está abonando el terreno para otra negociación. La vieja táctica de lanzar la piedra y esconder la mano.

Después, el gran escándalo que para muchos ha quedado en nada: el almuerzo con la cúpula judicial de la lucha contra ETA en Currito, histórico Chez Corcuera. El superministro, acompañado de sus dos personas de máxima confianza en Interior -el secretario de Estado de Seguridad, Antonio Camacho, y el director general de la Policía y la Guardia Civil, Francisco Javier Velázquez- compartieron mesa, mantel, copa y puros con el presidente de la Audiencia Nacional, Angel Juanes, y con los condecorados magistrados, jueces centrales de instrucción y fiscales de la misma Audiencia Javier Gómez Bermúdez, Fernando Grande Marlaska, Santiago Pedraz, Javier Zaragoza y Vicente González Mota. Esta reunión es uno de los actos más obscenos que hemos visto en la política española en mucho tiempo. Es un ejercicio tan pornográfico ética, moral y políticamente que resulta anonadante que nada haya pasado y se tome a beneficio de inventario. Ya sabemos que el felipismo asesinó a Charles Louis de Secondat, señor de la Brède y barón de Montesquieu y su ‘Espíritu de las leyes’ hace años. Pero la imagen de representantes máximos del Poder Ejecutivo de comilona con los máximos responsables de una instancia judicial a la que competen todos los asuntos de terrorismo y algunos de los más polémicos de corrupción y que, en estos momentos, tiene pendiente investigaciones y resoluciones trascendentes en asuntos tan delicados como el escándalo Faisán, resulta insoportable y, si me apuran, ética y moralmente rebasa la raya de sobra. Más grave si cabe es este episodio que la vergonzante cacería jienense a la que, entre otros, asistieron el entonces ministro de Justicia Fernández Bermejo, el juez Garzón y, por la que revoloteó, el inefable inspector JAG, perejil de todas las salas siniestras que en Interior han sido.

No nos engañemos. Una cosa es que Rubalcaba mande un huevo y otra que tome una sóla decisión sin el visto bueno del presidente. Como sucedía en los mejores tiempos del felipismo

Jueces agradecidos por las medallas impuestas
Un almuerzo institucional o un acto oficial es una cosa, pero una comilona entre amigotes de agradecimiento por las medallas pensionadas impuestas es otra muy diferente que perjudica seriamente principios esenciales en un Estado de Derecho que se precie y que daña irremisiblemente la imagen de un sistema que hace aguas hasta el límite de que sus máximos representantes se sienten tan impunes que ya ni siquiera guardan las más elementales formas. Y va la Asociación Mayoritaria de la Magistratura, mayoritaria entre los jueces, dice que le parece "inconveniente" y se queda tan ancha. Y otro sindicato de jueces directamente comenta que le parece genial. Y el Consejo General del Poder Judicial supongo que de puente. Como para que alguien confíe en esta Justicia que da asco, pese a tantos jueces honrados que hacen su trabajo como buenamente pueden con unos medios insuficientes.

Me cuentan que el almuerzo lo pagaron a escote Gómez Bermúdez, Marlaska, Pedraz, Zaragoza y González Mota. Y que el motivo del ágape fue agradecer la mandurria medallil. Y que en el almuerzo, claro, se habló de todo: de ETA, de si negociación sí o no, de si presos para allá o para acá, de si los sumarios avanzan o retroceden, de si el Faisán come bien o come mal, de si Garzón está triste o alegre, de si hay unos mandamientos pendientes que conviene acelerar, de si vendría bien apretar por aquí o aflojar por allá, de si los Tribunales Superiores de Justicia lo hacen bien, mal o peor, de si el Consejo General del Poder Judicial se entera más o menos, de si habrá en breve vacantes interesantes o no, de si el Supremo es rápido o lento y si interesa que acelere o frene, de…

Ellos lo niegan todo. Fue una comida de amigos, una reunión de colegas. Y lo malo es que en este punto llevan razón. Lo que sucede es que, por ser así, unos y otros están incapacitados para ejercer sus responsabilidades desde la imprescindible y exigible independencia de poderes y merecen el reproche y quizá también, si alguien se empeñara, la sanción. ¿Está investigando alguien en el CGPJ el evento del Currito?

Y después, el Conducator a planificar el segundo round de fin de semana, con su País aliado. La entrevista de Rajoy y, al instante, el superministro que entra a matar, en Cádiz, donde tiene el morro de decirle a los gaditanos allí presentes que por ser la circunscripción por la que fue elegido, es él quien se ocupa de sus asuntos en el parlamento. Menos mal que sólo había obedientes militantes del PSOE porque si no se habría arriesgado a recibir alguna agresión.

“Alfredo, no se te escapa nada”
El sábado por la noche comentó con dos compañeros de partido el contenido más relevante de la entrevista. Y los colegas, con sonrisita, le dicen al jefe: "Si es que no se te escapa nada, Alfredo, lo sabes todo". Y Alfredo manejando los hilos de las cloacas, como en los mejores tiempos del felipismo rampante, como en los años que estos días nos recordaba El Mundo, años que viví tan de cerca, en los que el Conducator trataba de comprar el silencio de testigos incómodos con dinero público y utilizaba la televisión pública -con la eficaz ayuda de la siempre solícita María Antonia Iglesias- para darle cancha a Julián Sancistóbal desde el talego y que éste mintiera a sabiendas de todos exculpando al que entonces llamaban dios o señor X de sus responsabilidades en los crímenes de Estado, uno de los cuales ha vuelto a la actualidad al bendecir Estrasburgo la investigación llevada a cabo por el juez Gómez de Liaño en el sumario por el caso Lasa y Zabala. Si aquel asuntillo de nada (unas torturas por aquí, un asesinato y un poquito de cal viva por allá) por el que fueron condenados Rodríguez Galindo et al, mientras el Conducator y su hoy seguro servidor Ramón Jáuregui alababan y encubrían políticamente al general al que el Gobierno ascendió sin vergüenza.

Pero no nos engañemos. Una cosa es que Rubalcaba mande un huevo y otra que tome una sóla decisión sin el visto bueno del presidente. Como sucedía en los mejores tiempos del felipismo, en los que Alfonso Guerra se llevaba los palos y Felipe González pasaba por ser el bueno de la película, aquí hay uno que ejerce de malo por orden de otro. Pero ya no cuela. El responsable de esta política y de este estado de las cosas, el que acepta que Montesquieu forma parte del pleistoceno y que ahora la política es otra cosa, el que deja que otros muevan el árbol para después recoger él las nueces, es el presidente. Lo que sucede es que probablemente haya medido bien sus tiempos, pero ha elegido mal escudo y la estrategia puede ser suicida. El tiempo y las urnas lo dirán.

Porque el personal, aunque despacio, les va cogiendo el punto. Sobre todo al presidente Rodríguez Zapatero, que pese a acercar a su vera al gran Alfredo para que se las lleve todas él mientras teje y desteje en la tramoya del Estado, en los vertederos morales de la política, observa cómo cada encuesta que se publica repite, acrecentada la misma canción: la gente se ha cansado de él. Este fin de semana ha sido La Vanguardia la que aporta otro dato revelador. El 78% de los electores, y el 67% de los votantes del PSOE no quieren que repita ZP, quieren perderle de vista cuanto antes. Y La Razón publicó otra el martes insistiendo en el previsible batacazo del tripartito en las autonómicas catalanas, de las que hablaremos la próxima semana. Lo malo es que nos queda más de un año de aguantar a ZP y al Conducator. El espectáculo X está garantizado. ¡Qué vergüenza da y qué triste resulta!

PS1.- La batalla por la presidencia de la CEOE es de alta política. Rosell, el presidente de la patronal de empresarios catalanes Fomento del Trabajo se queja de que se utilicen en su contra argumentos estrictamente políticos, y no empresariales, para atacarle. Considera que su apoyo al Estatut y ser catalán no le invalida para sustituir al lamentable Díaz Ferrán. Las espadas están en alto, vuelan los cuchillos en la patronal y un importante constructor mueve algunos hilos y dice que los empresarios se juegan en ésta elección más que el Real Madrid el domingo contra el Atleti de Cerezo y Miguel Ángel Gil.

PS2.- En Génova observan con tranquilidad y preocupación el desarrollo de los acontecimientos internos en Valencia. Por ahora Camps no se va a mover, esperan movimientos judiciales y policiales en la Gürtel, por si las moscas piensan en posibles relevos y se fijan con atención y silentes en cómo Paula Sánchez de León adquiere cada minuto más protagonismo y manda más en el día a día del partido en la Comunidad Valenciana

Cambio de escenario
Alejo Vidal-Quadras Minuto Digital 4 Noviembre 2010

El siempre deseado y nunca cumplido final de ETA está pasando por otra etapa de ruido y confusión. Mensajes ambiguamente defensores de vías exclusivamente pacíficas sin condena explícita de la violencia por parte del entramado político de la banda, extrañas excarcelaciones o sospechosos traslados de prisión para etarras supuestamente partidarios del cese de las acciones criminales, misteriosas declaraciones del presidente del Gobierno sobre las consecuencias de estos u otros gestos de la llamada izquierda abertzale, reuniones clandestinas desmentidas con escasa convicción, entrevista de portada y gran despliegue de páginas al convicto Otegui recuperado como hombre de paz, idas y venidas de mediadores internacionales gélidamente equidistantes y gran ofensiva diplomática de la cúpula batasuna ante fuerzas independentistas con representación parlamentaria, todo un conjunto de señales, maniobras, palabras y movimientos que han provocado la natural alarma en los colectivos de víctimas y la lógica inquietud en los sindicatos policiales.

Algo se cuece en los sótanos del ministerio del Interior y en los cubiles de los asesinos, algo siniestro, fétido y amenazante. Sin embargo, nadie sabe exactamente de que se trata aunque las especulaciones se disparan, las advertencias proliferan y los temores se multiplican. En el contexto de este barullo, Federico Trillo ha pronunciado una frase intrigante. “Si ETA anunciara el final de la violencia, la entrega de las armas y la rendición total, hablaríamos de otro escenario” ha sido su planteamiento literal. No cabe duda que si tales acontecimientos se produjeran, nos encontraríamos en una situación muy distinta y, por supuesto, mejor. Ahora bien, en el caso de que tales maravillas tuviesen lugar, eso no significa que a Batasuna se le debiera permitir presentarse a las elecciones ni con candidatos de ETA ni con listas blanqueadas. El peso ominoso de su pasado sangriento es tan terrible que ni siquiera en las circunstancias favorables descritas por el coordinador de Libertades Públicas del PP, sería legítimo que la presencia de ETA en las instituciones quedase autorizada.

Otro asunto es que, una vez desaparecida la organización terrorista y pagadas sus deudas con la justicia por parte de todos sus integrantes, armados o no, unas siglas políticas inéditas sin vinculación alguna con el hediondo mundo del hacha y la serpiente, surgiesen en el País Vasco para impulsar un proyecto similar al que representa Esquerra en Cataluña o el Bloque en Galicia. Si ese es el significado de las manifestaciones de Trillo, tiene razón, si su reflexión apunta a un inaceptable borrón y cuenta nueva, no ha estado acertado. Cuando le vea ya tenemos tema de conversación.

Alejo Vidal-Quadras es Vicepresidente del Parlamento Europeo
Más en http://alejoresponde.com/

El espejismo de Zapatero
Maria Luisa García-Franco www.gaceta.es 4 Noviembre 2010

Una de las estrategias de supervivencia de ETA es que se la dé por muerta mientras se recupera.

¿Cómo puede un día el Gobierno transmitir a la opinión pública que el fin de ETA es inminente y, al siguiente, filtrar un informe policial que lo desmiente? ¿Qué pretende Rodríguez Zapatero? ¿Qué información maneja? ¿Se engaña él solo o deja que le engañen? Los ciudadanos se hacen estas y otras preguntas en la calle.

Recuerdan que nuestro presidente confió en el éxito del proceso de paz, que lideró en su primera legislatura, hasta que la bomba de la T-4 de Barajas le puso los pies en la tierra. A pesar de eso, creyeron hace sólo unos días a los distintos miembros del Gobierno que hablaban eufóricos del próximo fin de ETA. Y ahora no entienden nada. Con tanta rapidez como se solaparon las voces que consideraban historia el terrorismo etarra, se suceden las pruebas de que no sólo es presente, sino de que pretende también ser futuro. Primero fue el presidente del PNV, Iñigo Urkullu, quien advirtió de que ETA está haciendo lo mismo que en las anteriores treguas: reorganizarse. Después, se filtraron informes policiales que hablan de que ETA sigue robando coches y realizando prácticas de tiro en Francia. Por último, han sido los empresarios vascos los que han recordado que el envío de cartas de extorsión ha sido constante desde que el pasado 5 de septiembre la banda anunciara el fin de las acciones ofensivas.

Los ciudadanos se preguntan cómo se puede frivolizar con el terrorismo. Cómo se puede poner en circulación que se espera un inminente fin de ETA sin más fundamento que el espejismo de Rodríguez Zapatero. El presidente se imaginó un final feliz de la legislatura y pensó que había que darlo por hecho. Así, aunque no sucediera, algo quedaría en la memoria de los votantes.

Pero Rubalcaba ha mandado callar al presidente y a todos los demás miembros del Gobierno, porque de entre ellos sólo él –y tal vez también Jaúregui– es consciente de que una de las estrategias de supervivencia de ETA es que se la dé por muerta mientras se recupera.

Jiménez Losantos a Rajoy: 'Traidor, vago, analfabeto, cobarde, estúpido e ignorante'

El director de esRadio hizo un repaso comentado al presidente del Partido Popular
 www.lavozlibre.com 4 Noviembre 2010

Madrid.- Federico Jiménez Losantos le ha dado un repaso comentado a Mariano Rajoy, presidente del Partido Popular, en su programa 'Es la mañana de Federico' (esRario), este jueves 4 de noviembre. Eran sólo las 7.05 horas, todavía sin amanecer, cuando Federico Jiménez Losantos improvisó y enlazó una sucesión de aguijonazos contra Rajoy, quien probablemente aún no había empezado a desayunar. Comenzó Jiménez Losantos haciéndose eco de la reacción de Rajoy a la derrota electoral de Obama: "Se ha alegrado toda la derecha del mundo, menos en España. En España Mariano y 'Gallar-din-dong' están preocupados por esto del 'Tea party'. ¡A quién se le ocurre derrotar a Obama!, una persona moderada, una persona centrista... ¡el tío más radical que ha tenido la izquierda norteamericana! Tuvo otro que no es que fuera más radical, era todavía más idiota, que fue James Carter, el cacahuetero, el que ahora apoya al separatismo catalán y el vasco y donde le paguen...".

"CON EL DESPILFARRO Y LA CORRUPCIÓN"
Continuó Jiménez Losantos: "Pero, dirán ustedes, ¿cómo va a estar el PP en contra? Está, está. Porque claro, lo que ha derrotado a Obama es un movimiento popular contra la corrupción y el despilfarro de los políticos, y ¿con quién se identifica Mariano? y ¿con quién se va a identificar Gallardón? Pues con el despilfarro y la corrupción. No se va a identificar con el pueblo, que mediante el voto echa a los políticos que roban, estafan, engañan o arruinan", añadió.

"Fue un espectáculo el de ayer, Mariano en TV3, se debería quedar fijo en plantilla. A ver si hubiera suerte, no Tea Party, simplemente unas primarias" continuó Jiménez Losantos. "Qué espectáculo el del Partido Popular, que ayer consumó su traición desvergonzada a las víctimas del terrorismo". El director de 'Es la Mañana' apuntó algunas razones para acudir a la concentración anti terrorista y anti negociación con ETA del próximo sábado 6 de noviembre en la plaza de Colón, en Madrid: "Hay cuatro razones para estar el sábado a las doce en Colón, Madrid, España. Primera, estamos contra la ETA; segunda, estamos contra el Gobierno; tercera, nos da náuseas la posición cobarde del Partido Popular de Mariano Rajoy, Gallardón y demás patulea; y cuatro, toda la gente que va es buena gente", sentenció. El Partido Popular no ha confirmado ni su apoyo ni su asistencia como organización al mencionado acto.

"NOS HAN ENGAÑADO"
Recordó Jiménez Losantos otras manifestaciones: "Nos han engañado, recuerden cuando Mariano Rajoy, en la gran manifestación del PP, la mejor de su historia, aparecía en el estrado entre María San Gil y Ortega Lara. ¿Cuando nos mentía Mariano?, ¿cuando allí decía que apoyaba a las víctimas o ahora que no las apoya?". "Pero hay una enorme ventaja: María San Gil y Ortega Lara estarán y, además, no estará Mariano, o sea que todavía mejor. ¡Qué nivel de cobardía y de abyección!", exclamó.

'RECITAL DE ESTUPIDEZ'
Jiménez Losantos pasó a las declaraciones de Rajoy en TV3, realizadas el día anterior en una entrevista en 'Els Matins': "Dice Mariano 'que el Papa hable en catalán es la mejor campaña que se ha hecho por esta lengua en mil años'. Primero, Mariano, analfabeto. Hace mil años no existía ni el español. Que es que no te enteras de nada. ¡no estudias! Y claro, como no estudias y ya eres muy mayor, hace mucho que no abres un libro, pues no sabes nada. Y como de 'letras' no estudiaste nada porque esto no estaba en lo de Registrador para la Propiedad, pues no registras propiedad alguna". Continuó: "Hace mil años no existía el catalán, repito, ni existía el español como tal. Los primeros datos fehacientes de un romance que empieza a parecerse al castellano, que luego será español, se dan entre el XI y el XII. Antes hay cositas sueltas en romance pero, vamos, idioma lo que se dice idioma, ni hablar".

Jiménez Losantos continuó dirigiéndose a Rajoy: "Tú, en tu indigencia intelectual, ni te has enterado de lo que hace el Papa en todas partes. Pero yo lo expliqué y te lo voy a explicar, Mariano. Sólo para ti. Toma nota, Mariano, a ver, apunta. Lasalle, toma nota también tú y se lo cuentas a tu señora, la del PSC. Vamos a ver: el Papa habla en latín, que es como debería hablar siempre el Papa, queda mucho mejor que cualquier lengua romance latina. Después habla en el idioma de la nación que visita. Que, de momento, es España. Ya sé que contigo queda poco, pero de momento es España; y luego un idioma local o regional en el sitio que visita". Y siguió Jiménez Losantos: "Esto ¿qué quiere decir? Pues te lo voy a explicar, Mariano: quiere decir que cuando vaya a Santiago de Compostela no hablará catalán. Es posible que hable algo de gallego".

El comentario improvisado seiguió su curso, y en referencia a Rajoy señaló: "Lo peor es que está apoyando al PSOE, contra las víctimas del terrorismo, abiertamente, descaradamente. Disimula muy mal porque, por lo menos, el PSOE está acostumbrado a mentir, son virtuosos en la falta de virtud, pero Mariano es que encima se le ve".

"SI ESTÁS MÁS CÓMODO TE QUEDAS DORMIDO YA"
Repasó Jiménez Losantos algunos problemas de Rajoy: "Dice que quiere sentirse cómodo en el PP. ¡Pero hombre!, si estás más cómodo te quedas dormido ya. ¡Y tan cómodo que estás!, no haces política. Los que no estamos cómodos somos los ciudadanos: 4.600.000 parados y tú cómodo, ¿no? Las víctimas del terrorismo contra la nueva negociación... y tú cómodo; el déficit monstruoso camino de Argentina, con Madrid como escaparate de la ruina... pero tú, cómodo. Los impuestos subiendo... pero tú cómodo; la inseguridad creciente... pero tú cómodo, ¿eh?".

Para Jiménez Losantos, Mariano Rajoy dio "un recital de estupidez, de falta de preparación, de ignorancia enciclopédica, y de cara dura" en la televisión autonómica catalana."Se va a TV3 y es un progre catalán. Tiemblo. Qué hará en Euskal Telebista. Este es capaz de salir con un pañuelo anudado al cuello con la ikurriña. ¿Pero es que no tienen decoro? es que con tal de no trabajar, ¡qué cosa!".

Prohibido preferir
Jesús Royo Arpón  www.lavozlibre.com 4 Noviembre 2010

Aún tendremos que darle las gracias a Maragall y al nacionalismo extremo de Esquerra por haber planteado el nuevo Estatut. Me explico. El texto de Sau, artículo 3, dictaba que la Generalitat pondrá los medios para lograr la igualdad en el uso de las dos lenguas oficiales. Lo de la 'igualdad' ya sabemos que repugna a todo buen nacionalista. Pero la formulación del texto siempre permitía suponer que el catalán estaba -o estuvo- en inferioridad, y por ahí coló el monolingüismo de todos los servicios públicos: escuelas, hospitales, calles, ayuntamientos, bibliotecas, museos, autobuses... Pero aún molestaba el sintagma 'igualdad de las dos lenguas'. Por eso en el nuevo texto, el de Maragall, pusieron "uso preferente del catalán". Lo de 'preferente' cubría todas las tropelías anteriores, y más. ¿Colaría? Coló en el Parlament, coló en la Comisión (el 'cepillado' de Guerra), coló en el Congreso y en el Senado. Eso se consideraba innegociable. Pero no coló en el Constitucional, quizá más atento, o menos venal. Con lo cual, el panorama ha cambiado totalmente. Antes no estaba prohibido el uso preferente del catalán, sólo había que justificar que era 'a fi de bé', para compensar. Ahora, tras la sentencia del TC, el uso preferente está expresamente prohibido. Prohibido preferir: o sea que todos los usos lingüísticos oficiales en Cataluña deben ser equitativos entre las dos lenguas oficiales. El Estado, que incluye a la Generalitat y a los ayuntamientos, no puede preferir el catalán sobre el castellano. La preferencia sólo podría justificarse como compensación a una desigualdad anterior manifiesta. (O sea que ahora los castellanoaprlantes podríamos pedir veinte años de inmersión en castellano, ¿no? Para compensar. Pero no la liemos, más vale).

Se trata de una decisión trascendental. O sea, antes de la declaración del TC, el uso preferente no estaba mandado, pero tampoco prohibido. Al querer establecerlo en el Estatut, y rechazarlo el TC, ha pasado a estar prohibida cualquier preferencia oficial del catalán sobre el castellano. Pero resulta que precisamente ésa ha sido la práctica común, corriente y constante en todas las instituciones públicas de Cataluña, gracias a la interpretación de 'lengua propia' como justificación de 'preferente' cuando no de 'única'. Pobre señor Puig Salellas, y pobres muchos más, que dedicaron tanto empeño en derivar del título de 'propia' toda la política lingüística de marginación, ninguneo y orillamiento del castellano.

Ahora todos esos usos son ilegales, y pueden denunciarse. Podemos comenzar por los carteles bilingües en que el tipo de letra del catalán es doble que el castellano: o en negrita, o en mayúscula, o en la parte de arriba, o a la izquierda. Cualquier preferencia por el catalán está prohibida, luego el diseño debe ser siempre igualitario entre las dos lenguas. A cambiar todos los carteles del metro, de la Renfe, de los autobuses, del aeropuerto. Además, hay que entender que la presentación monolingüe en catalán es una 'preferencia extrema'. A rotular todas las calles y plazas en bilingüe, y en condición paritaria con el castellano. Y todas las dependencias públicas: ayuntamientos, escuelas, hospitales, estaciones, vehículos, impresos, máquinas dispensadoras, señales de tráfico... Y finalmente, la inmersión lingüística obligatoria, ¿qué es sino una preferencia, tan preferente que llega a ser exclusiva? Ya no tiene justificación ninguna: los únicos que pueden manifestar preferencia son los ciudadanos. El ciudadano es quien puede preferir. La Administración, no.

A estas horas, en los despachos nacionalistas ya deben estar planteando la campaña para neutralizar la doctrina constitucional. Me lo huelo: se acerca un tsunami de dignidad herida, España nos ataca, y Adéu Espanya. Miles de plumas afilándose para salir "en defensa de la nostra llengua". Las masas, la llamada sociedad civil, calentando motores y esperando consignas. Señores, prepárense: el trancazo va a ser duro, y hay que pensarlo y plantearlo bien.

Curioso desacato al TC
El Parlament y el Ayuntamiento de Barcelona practican un claro desacato a la sentencia del TC sobre el Estatut
Francesc de Carreras www.lavanguardia.es  4 Noviembre 2010

El Tribunal Superior de Justícia de Catalunya aprobó la semana pasada el auto mediante el cual se suspendían de forma cautelar siete preceptos del reglamento de usos lingüísticos del Ayuntamiento de Barcelona; igual decisión se adoptaba respecto a un reglamento similar de la Diputación de Lleida. Como el tema de la lengua es algo sagrado en Catalunya y, al parecer, algunos se consideran los únicos sumos sacerdotes que están en posesión de la verdad, el rechazo a la resolución judicial ha sido contundente.

En efecto, PSC, CiU, ERC e ICV, los cuatro partidos que siempre coinciden en estas cuestiones, han tocado a rebato. Ricard Gomà, de ICV, ha aprovechado para decir que se trata de la "agresión antidemocrática" de una coalición formada por "el PP, el Tribunal Constitucional y unos cuantos jueces". Jordi Pujol pidió una "actitud de resistencia y de rechazo a esta política de agresión". Joan Ridao fue más allá y propuso un pacto para "no acatar" la sentencia del Estatut y practicar la insumisión ante otras sentencias que "sean injustas".

Pero la respuesta de mayor gravedad fue la resolución del pleno del Ayuntamiento de Barcelona ratificando el reglamento parcialmente suspendido. El desacato a la autoridad alcanza cotas peligrosas en Catalunya, porque quien lo lleva a cabo es, precisamente, la misma autoridad, un mal ejemplo de incalculables consecuencias. Con estos precedentes, ¿debo yo pagar la multa por exceso de velocidad, a mi parecer injusta, que me impuso la Guardia Urbana hace un mes?

El meollo de todo este asunto está en la sentencia del TC sobre el Estatut. En dicha sentencia se declaraba nulo el precepto que establecía el catalán como lengua oficial "preferente", es decir, en posición de primacía sobre el castellano. A juicio del tribunal, esta situación producía un desequilibrio en el régimen constitucional de cooficialidad al no respetar la igualdad de los poderes públicos y de los ciudadanos en relación con las dos lenguas oficiales. Sin perjuicio de todo ello, añadía el tribunal, nada impide que el legislador adopte medidas adecuadas y proporcionadas de fomento con el objetivo de corregir situaciones históricas de desequilibrio entre ambas lenguas.

Por tanto, se distinguía entre la actividad regular de la Administración que limita derechos o impone deberes de forma coactiva y la actividad de fomento que va encaminada a promover medidas de protección de un bien jurídico sin usar la coacción. Las condiciones y los efectos de la oficialidad de una lengua son propias de la esfera coactiva, porque afectan a la libertad, las medidas correctoras de desequilibrios están en el campo del fomento.

Así lo entendió el TC, así lo han aplicado los magistrados del Tribunal Superior de Justícia de Catalunya. Pero también aplicó esta doctrina, como no podía ser menos, el Consell de Garanties Estatutàries de Catalunya tras ser consultado sobre la adecuación a la Constitución y al Estatut de la recién aprobada ley 35/2010, de 1 de octubre, del Parlament de Catalunya, que lleva por título el pintoresco nombre de Llei de l'occità, aranès a l'Aran, que es algo así como decir Llei del català, valencià al País Valencià.

Lean el debate (sic) del pleno del Parlament en que se aprobó dicha ley, se lo pasarán bien. El vicepresidente Carod-Rovira, aquel día muy inspirado, abre la sesión con un discurso más propio de unos Juegos Florales que de una asamblea democrática y la mayoría de los siguientes oradores intentan, sin conseguirlo, estar a su altura. Todos muy emocionados, sólo los diputados del PP y de Ciutadans hicieron referencia a un pequeño detalle que, por supuesto, ni siquiera fue discutido: el Consell de Garanties, antes citado, propuso en su dictamen, aprobado por unanimidad, la supresión del término "preferente" del apartado 3 del art. 2 de la ley por no ser ajustado a la Constitución de acuerdo con la jurisprudencia del TC establecida en la sentencia sobre el Estatut. A pesar de ello, dicho precepto seguía figurando en la ley que estaba a punto de aprobarse.

Es decir, la mayoría del Parlament había hecho caso omiso del dictamen del Consell y aprobó la ley sin seguir su criterio. Paradójicamente, pudo hacerlo porque la sentencia sobre el Estatut había declarado también inconstitucional que los dictámenes del Consell de Garanties referidos a derechos fueran vinculantes para el Parlament, porque si no hubiera sido así, la Cámara no habría podido obviar la conclusión del dictamen.

Dos últimas consideraciones. La primera es obvia y escandalosa: el Parlament y el Ayuntamiento de Barcelona practican un claro desacato a la sentencia del TC sobre el Estatut. Segunda, y más esclarecedora de la situación, cuando dicha sentencia la aplican los jueces –que, naturalmente, son considerados agentes del Estado español– se les tacha de cometer una agresión antidemocrática; cuando la aplica el Consell de Garanties, una institución de la Generalitat, no se le hace caso, pero, simplemente, ni se le menciona. Es difícil justificar que dicho Consell sea también un agente de Madrid. Doble vara de medir, curiosa forma de desacato al TC.

Eduardo López-Dóriga: 'El Papa va a utilizar el bilingüismo que no respetan desde la Generalitat'
'Lo que no sería nada correcto es que aceptara la doctrina del nacionalismo y no hablara nada en castellano'
 www.lavozlibre.com 4 Noviembre 2010

Madrid.- Eduardo López-Dóriga, presidente de la Asociación por la Tolerancia, considera positivo que el Papa vaya a hablar en castellano y catalán durante su visita a Barcelona el próximo domingo 7 de noviembre. “Me parece bien que el Papa hable en catalán y tenga ese gesto con Cataluña. Me parece correcto y considero que es un detalle bueno de Benedicto XVI. De hecho, la utilización de las dos lenguas es un ejemplo claro de lo que debería ser normal en Cataluña, el bilingüismo que no respetan desde la Generalitat. Ni CiU en su momento, ni el actual tripartito. Lo que no sería nada correcto es que aceptara la doctrina del nacionalismo y no hablara nada en castellano”, asegura López a LA VOZ LIBRE.

Una opinión que coincide con la de Mariano Rajoy. El líder del PP ha asegurado que la utilización del catalán por el Papa “es la mejor campaña que se le ha hecho al catalán en 1.000 años. Sirve para universalizar y situar en el mundo al idioma. No hay que defender una lengua poniéndola por encima de la otra. Cuanta más libertad haya, mejor”. Estas declaraciones de Rajoy son compartidas por el presidente de Tolerancia: “No encuentro nada criticable en sus palabras. Habla de fomentar la lengua de manera positiva”.

Donde la Asociación por la Tolerancia sí observa un problema es en el posible uso interesado que los nacionalistas puedan hacer de la utilización del catalán por parte de Benedicto XVI: “Otra cosa es ya que los políticos de Cataluña utilicen que el Papa hable en catalán como herramienta y como palanca para justificar otras pretensiones, por ejemplo, para demostrar que son una nación. El último ejemplo lo hemos tenido en el anuncio que han realizado diferentes cargos como Jordi Pujol o Artur Mas en el 'Corriere Della Sera', en el que defienden la historia milenaria de Cataluña como nación. Evidentemente, buscan otros tintes. Tienen la pretensión de intentar desvincular Cataluña de España. Esto es lo negativo”.

Para finalizar, Eduardo López deja una reflexión sobre la paradójica actuación de los políticos nacionalistas: “Por un lado defienden que el Papa utilice el bilingüismo y les parece estupendo pero, por otro, excluyen al castellano del ámbito público en Cataluña. Todo lo que sea promover el uso del catalán nos parece perfecto, pero jamás apoyaremos la exclusión del castellano que promueve el tripartito”.

Urkullu insinúa que Patxi López 'odia el euskera' por defender el bilingüismo
El presidente del PNV dice que 'es un condicionante impuesto por el PP'
 Ep www.lavozlibre.com 4 Noviembre 2010

Bilbao.- El presidente del EBB del PNV, Iñigo Urkullu, se ha reafirmado en que su partido se pregunta si el PSE-EE "odia el euskera" y cree que su política en materia de lengua vasca es "un condicionante impuesto por el PP". Patxi López, desde que llegó al poder en mayo de 2009, ha abogado conjuntamente con el PP por un bilingüismo real en el País Vasco.

En una entrevista concedida a Radio Euskadi, Urkullu ha afirmado que es cierto que la formación jeltzale se pregunta si el PSE-EE "odia el euskera" en base a "la actitud que se está manteniendo en diversos ejemplos que se han puesto encima de la mesa durante todo este año y medio por parte del Gobierno vasco".

En este contexto, ha recordado que el grupo parlamentario del PNV se ha planteado si esta actitud con la cultura vasca, "con todo el Plan Vasco de Cultura", con la política lingüística y la normalización del uso del euskera, "responde a una inoperancia, a una holgazanería, a un odio hacia el euskera o a una mezcla de todas estas cuestiones".

En este sentido, se ha preguntado si son los socialistas los que promueven esto o "es una consecuencia del apoyo del PP al PSE-EE, al lehendakari López", que "sea esta la política cultural que lleve a cabo el Gobierno vasco. "Yo creo que también es un condicionante impuesto por el PP al PSE-EE", ha manifestado.

"se les prende fuego y listo"
Así persiguen los nacionalistas a las empresas que no usan el catalán
Una artículo publicada en el diario Avuì ha desatado una auténtica persecución a una empresa de Gerona cuyo "pecado" es no ofrecer en catalán ni sus servicios, principalmente paseos en pony, ni su web. Insultos, denuncias, amenazas... y, sobre todo, un proceder que recuerda épocas muy oscuras.
C.Jordá/FDV Libertad Digital 4 Noviembre 2010

Un artículo publicado en Avuì por su columnista Xevi Xirgo ha desatado una auténtica persecución contra una pequeña empresa de Gerona. La "razón" es que esta compañía, dedicada principalmente a ofrecer paseos en pony, respondió a una reclamación sobre el uso del catalán en su publicidad y en su web de forma que el reclamante estimó poco afortunada.

Este primer artículo ha sido enlazado en los foros de la web radical independentista Racó Català, con el expresivo título "Empresa catalanòfoba a Torrent (Baix Empordà)" y a partir de ahí la catarata de insultos y amenazas se ha prolongado durante más de 160 mensajes.

Uno de los primeros establecía ya el "tono" de la conversación: "Eso en Euskadi no pasa y todos sabemos por qué, ¿a que sí? Pero cuando no se tienen cojones todo el mundo te toma el pelo". Acto seguido, varios usuarios han aplaudido el comentario y la evidente carga amenazante que incluye.

Insultos, cartas, llamadas de teléfono, denuncias...
Los insultos ha proliferado en los comentarios y han sido de lo más variado: hijos de puta, supremacistas españoles, malparidos... El racismo aparece también en diversas formas: un comentarista afirma que "no son españoles, son colonos (sic) sudamericanos", a lo que otro responde "son mucho peores" y un tercero sentencia: "Que pandilla de subnormales analfabetos que no son monolingües, son paralingües, hablan una lengua y ni la saben hablar bien".

Por supuesto, también hay llamadas al boicot y gente que anuncia o cuenta que ha escrito cartas a la empresa, normalmente en tono amenazante. Tal y como los que dicen que denunciarán o denuncian a la pequeña empresa en términos que son, cuanto menos llamativos: "¡Denunciados! Como bajo ampurdanés no me hace nada de gracia que energúmenos como estos ensucien mi comarca".

La locura nacionalista y la violencia
Otros comentarios revelan hasta qué punto ha llegado la locura nacionalista en algunas personas, que se muestran satisfechas de que determinados sectores económicos, presuntamente anticatalanes, queden reventados por la crisis:

"Me da la impresión de que los sectores económicos más anticatalanes son los más bajos (sic): construcción, turismo... Esperemos que la crisis los deje bien destrozados y que para sobrevivir se tengan que comer los ponis".

Un comentarista nos sorprende con sus apreciaciones sobre la lengua que usa en su trabajo en Andalucía: "Si hablo español en mi trabajo en Andalucía es, efectivamente, porque me lo imponen, si me diesen libertad lingüística hablaría y escribiría siempre en catalán allá". No explica, eso sí, si le entendería alguien.

Dentro de este clima enloquecido se encuentran también llamamientos más o menos explícitos a la violencia como única forma de conseguir sus propósitos:

"(...) Esto tira completamente por tierra el argumento de que hay que ganar a los castellanohablantes sin imposiciones, desde el respeto... Eso son TONTERÍAS, MARICONADAS (y que me perdonan los homosexuales, no tengo nada contra ellos), argumentos de viejecitos y gente débil con la que el enemigo españolista y castellanizador se hace pajas (sic). Los pueblos y naciones que han ganado o aguantan en sus propias guerras lingüísticas como Flandes, Québec, Croacia, etc. ni se han planteado dejar respirar a la lengua enemiga, invasora".

Otro comentarista se manifiesta en la misma línea: "No podemos ir con buenas palabras, lo mejor para que la gente hable catalán y nos respete es ir a las duras". Hay quién resume todo de una forma mucho más sencilla y brutal: "Bueno, se les prende fuego y listos". Ninguno de los participantes en el foro afea su mensaje a este comentarista.

Mofándose de desgracias familiares
La bajeza moral de los nacionalistas llega a tal punto que incluso uno de los participantes en el foro explica que ha llamado a la empresa preguntando por un hijo de la familia, que como otro comentarista había señalado anteriormente, falleció en accidente de tráfico hace un año.

Así lo cuenta el "angelito": "Les he preguntado por Iván y se han quedado sorprendidos, cuando les he preguntado si se podría poner me han dicho que ya no estaba entre nosotros, que se había matado hace un año. Que cruel, no tengo corazón... pero había que saberlo".

En su siguiente comentario admite haberse excedido, algo que otros foreros le reprochan, pero también los hay que aprueban su conducta: "No te has pasado, nunca hay suficiente con esta chusma".

Entre los últimos mensajes del foro hay algunos que reprueban al resto de los participantes su actitud (aunque lo hacen de aquella manera), pero son contestados con bastante fiereza, así se produce el siguiente diálogo: "Dejad en paz a esta gente, ¿no veis que son una pobre gente?" – asegura uno, a lo que otro responde: "¿Y nosotros qué somos? Insultan a Cataluña y el catalán y todavía los llamas pobrecitos". Otro concluye: "Que cojan los ponis y se vuelvan a la meseta".

La empresa prefiere no hablar
Libertad Digital se ha puesto en contacto con los responsables de la empresa, que han atribuido todo a un malentendido que lamentan y han preferido no hacer más declaraciones que desear que todo esto pase lo antes posible y el tema quede zanjado.

La verdad es que viendo el nivel de los participantes en el foro es comprensible que desde la compañía, recordemos que se trata simplemente de un pequeño negocio dedicado a una actividad tan "subversiva" e "imperialista" como los paseos en pony, se mantenga una postura lo más prudente posible.

Libros
Vargas Llosa: «El nacionalismo es una plaga que ha llenado de sangre la historia»
El flamante Premio Nobel de Literatura 2010 visita España para presentar su nueva novela, «El sueño del celta»
ANTONIO ASTORGA / MADRID ABC 4 Noviembre 2010

Una atronadora ovación recibía este mediodía, en la Casa de América, a Mario Vargas Llosa, que lleva un mes envuelto en el “torbellino Nobel” y que atendió a ABC en una de sus primeras entrevistas (gracias a la deferencia de la editorial Alfaguara) nada más pisar suelo español, amplia conversación que publicamos mañana.

El actual premio nobel de literatura, Mario Vargas LLosa ha publicado una nueva novela, "El sueño del celta". en ella cuenta las peripecias del irlandés Roger Casement, uno de los primeros europeos en denunciar los errores del colonialismo.
.......
-¿El nacionalismo excluyente puede llevar al terrorismo?
-Sí, desde luego. Muchos de los movimientos terroristas son una deriva -radical, extremista del nacionalismo-; no quiero decir que todos los nacionalismos sean terroristas, sería muy injusto.

Hay movimientos nacionalistas que procuran, digamos, actuar dentro de la legalidad, del orden, pero yo creo que la ideología nacionalista si tú escarbas y llegas a sus raíces es una ideología excluyente, es una ideología contra el otro, y es una ideología que puede desembocar fácilmente en violencia. Por eso es por lo que yo creo que hay que combatir el nacionalismo.

Creo que el nacionalismo es el origen de las peores matanzas que ha vivido el siglo XX. De hecho, las dos guerras mundiales, que fueron una carnicería vertiginosa, tuvieron como fuente, como razón de ser, el nacionalismo. Y creíamos que con esa experiencia el nacionalismo se habría superado, sin embargo, no sólo no se ha superado sino que tiene un rebrote muy fuerte en nuestro tiempo.

Sin ir muy lejos, España, un caso realmente feliz, una transición que el mundo entero admiró, vive el problema de los nacionalismos periféricos como un problema muy grave, y que es una constante amenaza a la convivencia, a la legalidad, y el fenómeno terrorista español que se llama ETA pues es un producto del nacionalismo exacerbado, ¿no es cierto?

-¿Cómo es la evolución Roger Casement, protagonista de “El sueño del celta”?
-Él vive esa primera etapa del nacionalismo en la que el nacionalismo tiene una valencia positiva, que es la lucha por la emancipación, contra la servidumbre, contra la ocupación, contra el colonialismo. En esa etapa, pues el nacionalismo sí es una lucha por la justicia, pero muy rápidamente deriva hacia la violencia, y el propio Roger Casement fue víctima, incluso, de esa deriva porque llegó a justificar la violencia extremista, de tal manera que yo creo que el nacionalismo debe ser combatido, haciendo esa salvedad de que, digamos, de ninguna manera se justifica el colonialismo, el imperialismo, que deben ser combatidos de una manera muy enérgica, como una fuente terrible de injusticia, pero que saltar de allí al nacionalismo extremista es como saltar de la sartén al fuego. El nacionalismo es una plaga que ha llenado de sangre la Historia, y al que hay que combatir".

“El sueño del celta” es, pues, una novela, no un libro de historia porque Mario confiesa que “sólo digo mentiras cuando escribo novelas. En lo básico no he sido infiel: he inventado personajes y a personajes históricos les he dado un trato de personajes inventados”.

Petróleo literario
Una de las grandes obras literarias que conmovieron y emocinaron a Mario Vargas Llosa fue “El corazón de las tinieblas”, de Joseph Conrad, un relato que estremece sobre cómo el ser humano civilizado puede convertirse en un salvaje criminal. Leyendo una biografía sobre Conrad, Vargas Llosa halló petróleo, una figura fascinante, Roger Casement (1864-1916), un diplomático británico nacido en el Ulster, defensor de las tribus maltratadas por el colonialismo en el Congo y en la Amazonia, luego converso al nacionalismo irlandés y conspirador con Alemania en la Primera Guerra Mundial para apoyar la independencia de Irlanda. De la vida y pasión de Roger Casement está poblado “El sueño del celta”: “Una de las enseñanzas de lo que significó la vida de Roger Casement es que cuando desaparece toda legalidad y se restablece la ley del más fuerte, inmediatamente brota la barbarie, el salvajismo”. Roger Casament creció deslumbrado por el ejemplo de exploradores ingleses, que eran iconos de su tiempo. Él se fue a África, a la edad de 20 años, convencido de que Europa llevaba allí la modernidad, la verdadera religión “y lo que se encontró allí -relata Mario Vargas Llosa- fue el imperialismo, el colonialismo. Lo que vio le horrorizó y le obligó a revisar todo aquello en lo que había creído”.

El colonialismo como un mundo sin ley en donde lo que organizaba la vida era la codicia, el afán de lucro, ante lo que Casement inició una campaña para abrir los ojos de lo que allí ocurría. Esta presión hizo que Leopoldo II, dueño del Congo, cediera ese inmenso territorio (una tres cuartas partes de Europa) a Bélgica. Casement viajó a la Amazonia y se encontró con las mismas torturas para los pueblos indígenas. Lo documentó todo y creó unos informes, que son las acusación más importante contra los estragos del colonialismo, una destrucción de la que los descendientes de las víctimas aún no han podido recuperarse”.
¿Qué sedujo a Vargas Llosa de Casement? La complejidad del personaje, aparte de su labor humanitaria: “Es un héroe coherente en su conducta cívica inicial, y un ser humano falible, con debilidades; ambos aspectos me dieron la oportunidad de construir una novela a partir de lo (poco) que se conoce de su biografía”.
....
 

Recortes de Prensa   Página Inicial