AGLI

Recortes de Prensa   Sábado 6 Noviembre  2010

 

La verdadera reforma que necesita el Estado autonómico
Luis Miguez Macho El Semanal Digital 6 Noviembre 2010

La profunda crisis económica que vivimos, que ha acabado convirtiéndose en una crisis fiscal y presupuestaria, ha obligado a hablar seriamente, por lo menos en algunos círculos, de la viabilidad ya no política, sino financiera del Estado autonómico español. El propio líder de la oposición, Mariano Rajoy, ha hecho referencia a este tema en una recientes declaraciones públicas.

El fracaso del sistema autonómico español y el "debate identitario"
Quizá estuviese respondiendo diferidamente al reto que le lanzó el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, en el comienzo de la precampaña de las elecciones autonómicas catalanes, por no querer entrar en el "debate identitario", y al que en aquel momento no contestó. Sea como sea, y dado que el ambiente es propicio, la cuestión merece algunas reflexiones.

Yo alguna vez he escrito que el sistema autonómico español ha sido un rotundo fracaso. Y lo ha sido en el sentido de que su implantación por quienes gestionaron el proceso de Transición a la Democracia tenía como finalidad principal dar acomodo en el nuevo régimen democrático a las minorías nacionalistas (minorías en el conjunto nacional, mayorías en algunos territorios); transcurridos más de treinta años de aquello, no parece que estemos mejor en lo que se refiere al contento, alegría y felicidad de los nacionalistas, pues no dejan de quejarse y de maquinar nuevos "marcos de relación" con el "Estado Español".

A eso es a lo que le debe de llamar el insensato de La Moncloa el "debate identitario". Él no sabe que, en todo el resto de Europa, el debate identitario es una cosa completamente distinta: se trata de la discusión, de máxima actualidad en los países de nuestro entorno, sobre cuál debe ser el régimen de integración de los millones de inmigrantes procedentes de culturas muy alejadas de la nuestra; algo que en España nos empeñamos ciegamente en eludir, dedicados a perder el tiempo con el otro "debate identitario", y que acabará estallando tarde o temprano, sin que las experiencias de los países que nos rodean nos estén sirviendo para escarmentar en cabeza ajena.

El "debate identitario" europeo es una cuestión muy seria, que afecta al futuro de nuestra Civilización; comparado con él, el "debate identitario" de nuestros nacionalistas se convierte una ridiculez menor. ¿Quién niega hoy la personalidad propia y diferenciada de los diferentes territorios que componen España? ¿Acaso no tiene reconocimiento constitucional a través del Estado autonómico? ¿No disfrutan los propios nacionalistas de amplias cuotas de poder público (además de social y económico) que han utilizado, donde se les ha dejado, para construir sociedades cerradas y clientelares sometidas a su capricho?

El auténtico problema del Estado autonómico
Y ése es el segundo fracaso en el que ha acabado el Estado autonómico. No sólo no ha colmado las aspiraciones de aquellos para los que fue diseñado, los nacionalistas, que han demostrado ser insaciables por naturaleza, sino que encima ha conseguido lo contrario de aquello para lo cual los colonos de Nueva Inglaterra inventaron en 1787 el primer sistema de descentralización moderno, el federalismo norteamericano: preservar la libertad mediante un sistema de checks and balances que incluye no sólo la división horizontal de poderes entre legislativo, ejecutivo y judicial, sino también una división territorial del poder.

En la España libre y democrática de 2010, la mayor fuente de opresión política para el ciudadano es, con amplia diferencia, el poder autonómico, allí donde practica la imposición lingüística y cultural, por no hablar de la ideológica. ¿Y qué decir del caso del terrorismo etarra? La amplia autonomía de la que goza el País Vasco se concedió bajo la presión terrorista y, como todas las cesiones ante el chantaje, sólo sirvió para que los criminales redoblasen su actividad sanguinaria: la gran mayoría de las víctimas de ETA se han producido después de la muerte de Franco, después de la promulgación de la Constitución democrática de 1978 y después de la aprobación del Estatuto de Guernica.

Así pues, contra lo que algunos sostienen, incluidos los propios nacionalistas, el problema del sistema autonómico español no radica en el "café para todos" en el que ha terminado. El problema no es que Murcia tenga autonomía como Cataluña o el País Vasco; no es en Murcia donde se arrojan al mar ingentes cantidades de dinero público para la "construcción nacional", la imposición lingüística o la apertura de pseudo-embajadas en el extranjero, ni donde se somete a los ciudadanos a una ideología mediante la presión política, administrativa y social, o, directamente, mediante el terror.

El problema, evidentemente, es el uso que ellos, los nacionalistas, han hecho del poder que les ha otorgado el sistema autonómico y la solución sólo puede venir de la corrección de esa degeneración de la descentralización política. ¿Por la vía de una recentralización del Estado, de una devolución de poderes al revés? No necesariamente, aunque es claro que hay aspectos del actual marco jurídico-constitucional del Estado autonómico, como el reparto de competencias entre el Estado y las Comunidades autónomas, que tendría que ser revisado.

Por un Estado autonómico sostenible
Se puede tener un sistema de descentralización territorial sin que se ponga en cuestión todos los días la articulación del Estado y la propia existencia de la Nación. Así ocurre en los Estados Unidos de América, así ocurre en Alemania, por poner dos ejemplos de modelos federales que funcionan en algunos de los países más poderosos de la tierra.

En España también sería posible si las Comunidades autónomas orientasen el ejercicio de sus competencias a acercar el poder público a los ciudadanos y, muy especialmente, a desarrollar una gestión eficaz de los grandes servicios públicos que tienen encomendados -la educación, la sanidad, la asistencia social- desde la proximidad a los usuarios, en vez de utilizarlas para satisfacer fantasías de "construcción nacional" que desembocan en un neo-caciquismo que nada tiene que envidiar al de la Restauración.

Afortunadamente, hay políticos autonómicos, como el actual presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijoo, que ya se han atrevido a plantear este tipo de reflexiones de manera pública. Y es que en Galicia han sido los propios ciudadanos los que han dado una lección de lo que es una sociedad libre que quiere seguir siendo libre, cuando, ante el modelo catalán de gestión autonómica que empezó a implantar el bipartito PSdeG-BNG, con imposición lingüística en la escuela y la amenaza de las multas lingüísticas a los comerciantes en el horizonte, respondieron inmediatamente en las urnas desalojándolos del poder en la primera ocasión que se presentó.

En definitiva, el único Estado autonómico sostenible es aquel en el que las Comunidades autónomas, partiendo de la más absoluta lealtad constitucional, gestionan con eficacia y austeridad las competencias que les corresponden, y centran sus esfuerzos en mejorar la calidad de vida de sus ciudadanos y no en construir castillos en el aire a costa de las libertades públicas y privadas. Contra él conspira todos los días la tupida red de intereses clientelares provincianos que el modelo autonómico que hemos tenido hasta ahora ha ido tejiendo, y que no será fácil de desmontar ni de contrarrestar.

No más mentiras
EDITORIAL Libertad Digital 6 Noviembre 2010

Los ciudadanos de bien, los que nos preocupamos por la nación, los que no vacilamos a la hora de expresar nuestra infinita gratitud a las víctimas, debemos estar hoy, a las 12, en la Plaza Colón.

Cualquier ocasión debería de ser buena para acompañar a las víctimas del terrorismo. Ellas han dado demasiado por la nación española –y por lo que es lo mismo: por su Estado de Derecho y nuestras libertades– como para que seamos cicateros a la hora de arroparlas cuándo y dónde nos lo pidan. Por desgracia, pese a haberse convertido en un eje de la democracia española y de nuestra historia, el reconocimiento de su sufrida y silente labor es demasiado reciente y parcial. Sólo lo mejor del mejor PP de Aznar se atrevió a colocar a las víctimas en el lugar que les correspondía.

Y si cualquier ocasión debería de ser propicia para estar con ellas, en la actual coyuntura constituye un imperativo moral. El proceso de rendición ante ETA que están dirigiendo Zapatero y Rubalcaba supone no sólo una traición a la Constitución y a nuestras instituciones, sino también una infamia para las víctimas. Pues ha sido su sangre la que los mismos asesinos con los que ahora departe el Gobierno derramaron por defender la libertad de los españoles; nuestra libertad.

En este sentido, del Gobierno y del PSOE sólo cabía esperar vileza, como ya se constató durante la anterior legislatura. Incluso después de la voladura de la T4, los socialistas trataron de recomponer relaciones con los criminales y sólo la continua presión de las víctimas en los medios de comunicación y, sobre todo, en la calle consiguió pararle los pies a Zapatero. También en esto debemos estarles agradecidos.

Pero del Partido Popular, esa formación política que se enorgullecía de oponerse al terrorismo y de arropar a las víctimas siempre que lo reclamaran, sí esperábamos más. Durante la presente legislatura, no sabemos si por creer que las víctimas les proporcionaban réditos electorales demasiado escasos o por pensar que la marginación de las mismas les permitiría pescar algún voto en las bolsas del nacionalismo radical, el PP anestesió toda su oposición al proceso de rendición ante ETA. Aún hoy, cuando los indicios del entente entre el PSOE y ETA –empezando por Rubalcaba y terminando por Eguiguren– son tan ingentes y rotundos que sólo un fanático podría negarlos, Rajoy insiste en que está perfectamente informado sobre la política antiterrorista del Gobierno.

Así, este cese de oposición a los enjuagues entre el Gobierno y la banda terrorista se completará este sábado, cuando las víctimas se manifesten una vez más por su dignidad y la de toda la nación, con la sonada ausencia del PP.

Podrá ser un final decepcionante para su honroso historial de lucha contra el terrorismo, pero en todo caso será un epitafio consecuente para toda una clase política que, como la española, concibe su labor pública como la combinación óptima de falsedades, manipulaciones y traiciones necesarias para alcanzar y permanecer en el poder.

Pero precisamente por ello, los ciudadanos de bien, los que nos preocupamos por la nación, los que no vacilamos a la hora de expresar nuestra infinita gratitud a las víctimas, debemos estar hoy, a las 12, en la Plaza Colón. Por fortuna, para gritar bien alto "no más mentiras" no necesitamos a ningún político; precisamente ellos deben ser los objetivos de ese clamor popular

Nos vemos en Colón
Teresa Jiménez-Becerril www.gaceta.es 6 Noviembre 2010

No tienen mi bendición para negociar con los que asesinaron a mi hermano y a su mujer

Algunos creyeron que Zapatero había aprendido la lección, que las bombas de ETA habían sido suficientemente potentes como para arrasar con cualquier intención de volver a negociar con la organización terrorista vasca. Otros creímos que el deseo del presidente de un final dialogado con quienes seguían amenazándonos era invencible y que él nunca abandonaría su empeño de seguir negociando con ETA. Después de la comprensible reacción emocional tras los atentados, donde escuchamos las obligatorias palabras de condena y la determinación del Gobierno de no volver a caer en la trampa, con el paso del tiempo, la tentación de intentarlo de nuevo, debió de asaltar a Zapatero. Y sería entonces cuando los gestos hacia la banda terrorista comenzaron a aparecer hasta llegar a colmar la paciencia de quienes, a pesar de la crisis económica, no hemos olvidado los valores en los que creemos y seguimos vigilando de cerca los movimientos del Gobierno hacia ETA.

Y, por eso, vamos a estar hoy en la plaza de Colón de Madrid, para decirle a Zapatero que no le creímos ayer cuando nos dijo que no estaba negociando con ETA y no le creemos hoy cuando de nuevo nos dice que no lo está haciendo. Es un problema de credibilidad y, por desgracia, somos muchos los que tenemos una más que legítima sospecha de que nos están engañando cuando hablan de derrota de ETA y, en realidad, deberían decir derrota de víctimas. ¿O no es una derrota para nosotros ver cómo excarcelan a quienes asesinaron a nuestros seres queridos y para contentarnos nos dicen que los asesinos se han arrepentido? Eso no es vencer a ETA, eso es saltarse a la torera la justicia que las víctimas deberían tener garantizada.

El miércoles pasado llegué de Japón, donde encontré, entre otros, a representantes de la sociedad civil y políticos que me hablaron de la pena de muerte, aún vigente allí y que cuenta con un 85% de apoyo popular. Les dije que a pesar de ser víctima estaba en contra de la pena capital. También les aseguré que si la víctima se sentía defraudada por la Justicia entonces ésta podía desear la pena de muerte como única garantía. Si un terrorista como De Juana Chaos, con 25 asesinatos a su espalda y sin el más mínimo arrepentimiento, sale a la calle en menos de 20 años, sus víctimas y la sociedad no considerarían que ese hombre ha pagado por sus crímenes y podrían pensar que la máxima pena hubiera evitado esa injusta situación. Yo soy profundamente contraria a matar a un ser humano pero también lo soy a que las condenas reales no se correspondan con el crimen cometido. ¿Creen ustedes tolerable el baile de excarcelaciones de etarras que estamos viendo, simplemente porque a Rubalcaba le encaja en el puzzle de la negociación con ETA? La mayoría de los españoles creen que es una vergüenza que los terroristas salgan de la cárcel sin haber cumplido sus condenas. Muchos saldremos a la calle a denunciarlo. Y deberían hacerlo todos los que dicen que los movimientos del Gobierno para agradar a ETA son inaceptables. Deberían estar en la plaza de Colón todos los que dicen que debemos hacer algo para frenarlo. Todos los que piensan que la entrada de Batasuna en los ayuntamientos no se puede tolerar. Todos aquéllos a los que les hierve la sangre viendo a Usabiaga, que en vez de cumplir su condena, lleva a su madre a la peluquería. Todos los que desprecian a Zapatero cuando dice que las palabras de Otegi no caerán en balde.

¡Claro que no caerán en balde, mientras tengamos un presidente que dé crédito a lo que dice un terrorista! Si Zapatero tuviese honra, no escucharía a Otegi pero haciéndolo demuestra que no la tiene. Hace falta mucho valor para no negociar con terroristas y son pocos gobernantes los que lo tienen.

Y hoy cuando estemos en la plaza de Colón manifestándonos los de siempre nos volverán a decir: ¿y ahora qué quieren?; ¿por qué salen a la calle?; ¿para crear más crispación? Si nosotros detenemos etarras, si ETA no mata, ¿qué es lo que buscan? Y yo les diré desde la calle lo que pedimos: 1) Que no premien a ETA por no matar. 2) Que no excarcelen a los terroristas. 3) Que no les dejen entrar en los ayuntamientos. 4) Y que no engañen a los españoles.

¿Y saben por qué? Porque es mentira. Ni hay una ETA buena ni una mala, ni Otegi es un hombre de paz, ni La Tigresa es una buena mujer, ni Josu Ternera es un buen hombre, ni ETA está acabada, ni nada de nada.

Rubalcaba, usted sabe, porque lleva muchos años en esto, que el terrorismo es una cosa muy seria y usted podrá manejar ciertas cosas (aún seguimos esperando que nos aclare el chivatazo del Faisán), pero la prisa es mala consejera. La mayoría de los españoles no entendemos por qué corren ustedes tanto, por qué ese empeño en que ETA entre en política cuando sigue armada y amenazándonos. ¿Qué clase de Gobierno es el que no defiende a sus ciudadanos y el que no les garantiza la Justicia que merecen? Es un Gobierno contra las cuerdas que ha visto en la negociación con ETA una salida al laberinto en el que se encuentra. Pues conmigo que no cuenten y por eso voy a salir a la calle, para decirles que no me gusta lo que veo y que no tienen mi bendición para negociar con quienes asesinaron a mi hermano y a su mujer. ¡Nos vemos en Colón!

*Teresa Jiménez-Becerril es eurodiputada del PP y hermana de Alberto Jiménez-Becerril asesinado por ETA en Sevilla en 1998, junto con su muje

La memoria del presente
EDITORIAL El Correo 6 Noviembre 2010

La celebración, el miércoles, del día oficial de las víctimas del terrorismo recuerda que ETA aún no ha renunciado a la violencia

La celebración el próximo miércoles, 10 de noviembre, del Día de la Memoria en recuerdo de todas las víctimas del terrorismo constituye un hito en el largo, y durante años postergado, camino hacia el reconocimiento pleno de los damnificados por parte de las instituciones y el conjunto de la sociedad vasca. La elección de esta fecha como una de las pocas que no habían quedado marcadas en negro en el calendario del terror protagonizado por ETA, los GALy grupos de extrema derecha da la medida del desgarro personal y colectivo que ha provocado la sinrazón llevada al extremo más cruel.

Una sinrazón que persiste en el caso de la violencia etarra y que convierte esta primera conmemoración del Día de la Memoria no sólo en un justo gesto de arropamiento, solidaridad y empatía hacia quienes han visto cómo la violencia les arrebataba a sus seres más queridos y hacia aquellos que viven bajo la sombra del amedrentamiento; también en el necesario gesto de concertación institucional para que la sociedad vasca no olvide la herida que han abierto en su seno décadas de terror. Pero los actos oficiales de este miércoles también adquieren un especial significado en un contexto en el que las expectativas sobre el final de ETA pueden llevar a orillar lo obvio: que mientras esa ansiada desaparición no se produzca, la organización terrorista sigue representando una amenaza patente para todas y cada una de las personas forzadas a llevar escolta y una coacción latente para el resto de la ciudadanía, como ayer vino a recordar la directora de la Oficina de Atención a las Víctimas del Gobierno vasco, Maixabel Lasa.

Precisamente por eso, porque ETA aún no ha renunciado a las armas, el Día de la Memoria ha de suponer tanto un avance sincero hacia la construcción de una memoria colectiva a partir de la verdad de las víctimas, como la constatación de que el presente sigue condicionado por el terrorismo y sus dolorosas consecuencias. No hay razón, por tanto, para que ningún partido se desmarque de una conmemoración que, más allá de las legítimas aspiraciones políticas, busca arraigar el testimonio de quienes han sufrido la violencia por encima del de los victimarios.

Mientras Europa duerme
Julio Somoano www.gaceta.es 6 Noviembre 2010

Ya no deciden terroristas con amplio apoyo social, sino un Estado que considera que eso es hacer Justicia.

“Todos los cristianos son objetivos legítimos para los muyahidines”. Los terroristas de Al Qaeda hablan con la misma contundencia con la que actúan. No soportan que varios monasterios egipcios den cobijo a musulmanas convertidas a otra religión. Según su medieval visión de la Justicia, deben morir. Como lo han hecho unos 60 iraquíes por el único pecado de entrar en una iglesia. La amenaza y el asesinato masivo de las últimas horas coinciden con la orden del régimen iraní de ahorcar a una mujer acusada de adulterio. Y ya no deciden terroristas con amplio apoyo social, sino un Estado que considera que eso es hacer Justicia.

Ejemplos como éste o la persecución sistemática de cristianos en un buen puñado de países islámicos dejan sin argumentos a las cínicas élites intelectuales europeas que se niegan a diferenciar entre religiones. Europa no despierta, anestesiada por estos burócratas sofisticados que miran por encima del hombro cualquier movimiento que trasciende la razón –perdóneme Santo Tomás–. Tal vez si dejasen a un lado su ceguera sectaria, esa razón les permitiría distinguir entre las civilizaciones que enriquecen cualquier sociedad plural –es decir, la nuestra, nacida en Atenas– y las que sólo aspiran a constituirse en teocracia.

“Donde mora la libertad, allí está mi patria” dejó escrito el abuelo de los firmantes de la Declaración de Independencia de EEUU. Si hoy Franklin viviera, su patria sería cualquier país de Occidente, pero pocos más. Para seguir disfrutando del valor supremo del hombre, hay que plantar cara a los que lo combaten. El multiculturalismo de salón suena hoy tan chic como el pacifismo en los días en los que Hitler se anexionaba Austria, pero la historia nos ha enseñado que no debemos dar un paso atrás ante cualquier religión que llama a sus fieles a aniquilar a todos los que no creen en ella.

Cataluña
Algo pasa con Mariano
Maite Nolla Libertad Digital  6 Noviembre 2010

Qué extraño efecto producen en los dirigentes del PP las entrevistas en TV3, sobre todo si les hacen madrugar. Les debe pillar en frío o con Arriola de puente, pero es que es sentarse ante el presentador estrella de la tevetrés y empezar a bailar la deliranza como el Sombrerero Loco. Pasó con la actual candidata del PP a las elecciones catalanas, que en un arranque de sinceridad absurda, presumió de preferir la televisión pública catalana para celebrar su primer aniversario en los múltiples cargos que ocupa a un acto de FAES en Navacerrada. Pueden decirme, "no seas así, mujer, debe ser una cosa de lucha entre Aznar y Génova"; no, no, si es que ella preside la FAES en Cataluña.

Lo mismo le ha pasado a Rajoy esta semana, aunque él empezó dejándose encerrar por sus medios favoritos. ¿Rajoy una agenda oculta? Mi píloro no soporta tanto humor. El caso es que aturdido después de la entrevista en El País, nos dejó la cita célebre inolvidable sobre el favor que le va a hacer el Papa al catalán. En realidad, la frase es el final de una pregunta nada inocente y de una respuesta lamentable. El presentador le espetó que el PP intenta ganar en los juzgados lo que no puede ganar en el Parlament, porque no tiene votos para ello, y que algunos lo consideran como un ataque al catalán y a Cataluña. Y ante eso Rajoy pasó palabra. En lugar de recordar que los recursos están para defender la legalidad y para protegernos de la arbitrariedad, por muy mayoritaria que ésta pueda ser, va y suelta que el recurso contra el reglamento lingüístico del Ayuntamiento de Barcelona lo ha presentado Alberto Fernández y que él "lo respeta mucho", como si no fuera con él, aunque en este caso sea verdad. Mis compañeros de Barcelona, dijo. Y luego vino lo del Papa.

Lo que se pudiera tomar como la típica entrevista a Rajoy en la que no dice nada y que sólo habla de las Pymes y de "tomar medidas", ha tenido un efecto perverso en la actuación de los populares. Cuando la presión de Ciudadanos, Paco Caja, Pepe Domingo o la defensora del Pueblo les estaba encarrilando, más o menos, González Pons, desubicado de su atril del Club de la Comedia, donde se pega esos abrazotes, va y dice que el PP no recurrirá más reglamentos como el de Barcelona o como el que recurrió Paco Caja en Lérida, "si no causan problemas". Como los que aparcan en doble fila: "aquí no molesto a nadie". Con una súper población de abogados del Estado y otros funcionarios licenciados en Derecho, el PP va a presentar recursos, no porque los dichosos reglamentos sean contrarios a la Constitución o a sentencias precedentes, sino dependiendo de si causan o no problemas. Un criterio jurídico de narices. Y todo ello en presencia de la candidata del PPC, que hasta ese momento había dicho todo lo contrario y que se ha visto obligada, desde la fecha, a cambiar el criterio.

¿Para qué le han servido a Mariano sus continuas visitas a Cataluña?

La tropa de Sistach
Entre la herejía y el humor involuntario
Pablo Molina Libertad Digital 6 Noviembre 2010

Lo que ocurre en Cataluña no es normal. No es ya que por gracia de treinta años de nacionalismo rampante con la charlotada tripartita de colofón, la realidad virtual de Cataluña, antes de cierta sofisticación, haya devenido un proyecto sedicentemente independentista de tintes grotescos abanderado por personajes de tan escaso fuste como el presidente-bachiller. Es que, aunque lo intentaran, las instituciones catalanas y sus responsables son ya incapaces de ofrecer una mínima sensación de seriedad en cualquiera de los órdenes.

El ejemplo de la Iglesia catalana no puede ser más ilustrativo del estado de desfonde ético y estético que atenaza a las instituciones controladas por el nacionalismo separatista, valga la redundancia. Martínez Sistasch es, a estos efectos, el paradigma del nacionalista esquizofrénico que debe compatibilizar su fe en dos religiones contrapuestas: la inmanentista que busca sus frutos en la independencia del terruño, y la trascendente, cuyo jefe rinde visita a la zona este fin de semana, con un "libro de estilo" corporativo que condena el totalitarismo nacionalista por ir contra la libertad del ser humano y el espíritu universal de la catolicidad.

El cardenal nacionalista tiene el dudoso honor de ser el prelado que con más intensidad y en menos tiempo ha destrozado a la Iglesia católica en las diócesis bajo su mando. Aupado a los altos escalones de la curia gracias al apoyo de ciertos sectores muy influyentes en la Iglesia, nacionalistas en lo político y heréticos en lo doctrinal, el rebaño pastoreado por Sistasch ha superado ampliamente los disparates más lamentables protagonizados por los progres meapilas desde el Concilio Vaticano II. Gracias a la gestión de este Príncipe de la Iglesia, prácticamente todos seminarios, cenobios y claustros catalanes pueden ser cerrados porque andan vacíos desde hace varios años, al igual que decenas de parroquias desangeladas a cuyas misas ya no acude ni Dios, probablemente porque prefiere el latín al catalán.

El asunto es tan delirante que los protegidos del cardenal arzobispo de Barcelona organizan un boicot a la visita del jefe de la Iglesia a la cual supuestamente pertenecen. Martínez Sistasch calla, tal vez porque ha estado enormemente preocupado intentando convencer a unas centenas de católicos nacionalistas para que actúen como voluntarios durante la visita de Benedicto XVI. Cómo serán de feraces las viñas sistachenses, que el líder espiritual de la Iglesia Catalana (Don Lluís afirma sin que el solideo le salga disparado que esta Iglesia existe, aparentemente independiente de la romana), tuvo que remangarse el ropaje talar y salir disparado a la academia de los Mossos de Esquadra para reclutar a mil agentes del comunista Saura con el fin de cubrir las plazas previstas desde un principio, tan desiertas como una Iglesia barcelonesa al mediodía de un domingo cualquiera.

Y dejamos lo mejor para el final; la carta que un grupo muy sistachense de católicos ha enviado al pintoresco "cardenal arquebisbe" solicitando al Papa, válgame Dios, ¡la beatificación de Lluís Companys!, súplica que se formula en atención a su defensa heroica de la fe y los desvelos del líder de la izquierda republicana en el cuidado del rebaño católico en momentos convulsos durante los que, incluso, tuvo que proclamar la República Catalana dando un golpecito de estado para evitar males mayores. Companys, sí, el sicópata que se jactaba de no poder detener a ningún cura o monja a finales de la guerra porque en Cataluña no había dejado ni uno vivo, que los sistachitos más desnortados quieren elevar a los altares. Sólo espero que Montilla se sume a la petición y ofrezca para su buen fin el sacrificio de caminar de rodillas detrás de Ratzhinger mientras dure su visita a Cataluña. San Lluís Companys merece contemplar esa escena. Nosotros también.

Pablo Molina es miembro del Instituto Juan de Mariana.

La ciudadanía aquí y allá
Luis del Pino Libertad Digital 6 Noviembre 2010

Editorial del programa Sin Complejos del domingo 6/11/2010

Como ya saben ustedes, el pasado martes se celebraron elecciones legislativas en Estados Unidos y el resultado de esas elecciones ha sido que la presidencia de Obama ha quedado vacía de contenido.

Los republicanos han obtenido una apabullante mayoría en el Congreso, la mayor desde hace cuarenta años. En el Senado no han podido conseguir la mayoría porque sólo se renovaba un tercio de los puestos, pero de los 37 escaños de senador que había en juego, los republicanos se han llevado 24, es decir, dos de cada tres.

Buena parte de la responsabilidad de ese histórico triunfo republicano - o, si lo prefieren, de esa histórica derrota de Obama - se debe al surgimiento de un movimiento ciudadano, el Tea Party, que, harto de la blandenguería de muchos candidatos republicanos, consiguió imponer sus propios candidatos sobre los del establishment del partido en 129 de los 435 distritos electorales.

Cuando el Tea Party logró ese triunfo en las elecciones primarias de los republicanos, el aparato del partido puso el grito en el cielo, diciendo que la radicalización del mensaje electoral iba a ser contraproducente, porque movilizaría al electorado de izquierdas e impediría ganar a los candidatos demócratas.

Sin embargo, ha sucedido justo lo contrario. Porque de los 60 escaños que los republicanos les han arrebatado a los demócratas, 30 los han conseguido precisamente los candidatos del Tea Party. Es decir, que aunque a estas elecciones concurrían muchos menos candidatos del Tea Party que del establishment republicano, la mitad de las ganancias se deben al Tea Party.

Y, según se ha podido comprobar mediante las encuestas a pie de urna, el Tea Party ha conseguido desbancar a los demócratas en 30 distritos electorales gracias a que ha movilizado a varios millones de ciudadanos americanos que antes optaban por la abstención, al no sentirse representados por un partido republicano cada vez menos liberal y cada vez menos conservador.

Es decir, el mensaje enérgico no sólo no ha ahuyentado a los electores republicanos, sino que ha permitido obtener un triunfo histórico.

Aquí, en España, el Centro de Investigaciones Sociológicas difundió ayer su barómetro electoral de octubre. Y la verdad es que el análisis de los datos no puede ser más desolador.

El Partido Popular, según las estimaciones de voto del CIS, se encuentra a 8 puntos de distancia del PSOE. Teniendo en cuenta que justo antes de las elecciones de 1996 el PP estaba a más de 10 puntos del PSOE y luego ganó por la mínima, eso querría decir que si mañana se celebraran elecciones, estaríamos en riesgo de que el PSOE le diera la vuelta a las encuestas durante la campaña electoral. O, si el partido popular ganara, estaríamos en riesgo de que esa victoria se produjera por mayoría simple, lo que le obligaría a echarse en brazos de los nacionalistas para poder gobernar.

¿Cómo es posible que después de llevar al país a la mayor crisis de su Historia, después de destrozar la Constitución, después de negociar con una banda terrorista, después de pervertir todas las instituciones, el PSOE continúe a tiro de piedra del PP?

Pues la respuesta la tenemos en la propia encuesta del CIS. En los últimos seis años, el número de personas que tienen una opinión buena o muy buena de Gobierno ha pasado del 52% al 8%. En circunstancias normales eso hubiera debido conducir a que la valoración del principal partido de la Oposición subiera correspondientemente, ¿verdad? Pues sucede todo lo contrario: en ese mismo período de tiempo, el número de personas que tienen una opinión buena o muy buena de la Oposición ha caído del 28% al 9%.

El número de personas que tienen una opinión mala o muy mala del Gobierno ha pasado del 6% en abril de 2004 al 58% en octubre de 2010. Pero es que el número de personas que tienen una opinión mala o muy mala de la Oposición ha subido, en ese mismo periodo, del 21% al 56%.

Es decir, que mientras que la valoración del Gobierno se hunde, la de Rajoy se hunde también. La estrategia de inacción de Rajoy, lejos de ayudar a captar una masa de nuevos electores, lo único que hace es ahuyentar a los que ya tiene.

En esa propia encuesta del CIS se recoge, finalmente, otro dato sobrecogedor. El número de personas que declaran que se van a abstener o van a votar en blanco estaba situado históricamente en torno al 10%. Era casi una constante estadística. Pues bien, en los últimos dos años ha ido creciendo de forma lenta y constante, hasta representar, actualmente, más de un 22% de los españoles. Uno de cada cuatro españoles le ha vuelto la espalda a las urnas, porque ya no tiene a quien votar. De hecho, el voto en blanco es, actualmente, el tercer partido político en intención directa de voto.

¿A dónde nos lleva eso? Pues no lo sé. Si estuviéramos en Estados Unidos y hubiera auténticos mecanismos de participación ciudadana, eso nos conduciría a que la presión de los electores forzaría al PP a adoptar un discurso más firme.

Pero aquí, en España, el sistema político es tan cerrado que no se vislumbra ninguna manera de recuperar para las urnas a esa masa de varios millones de personas absolutamente desencantadas con una clase política que sigue viviendo en su mundo de pinipón, mientras a los españoles nos devoran los problemas derivados de una crisis económica e institucional que parece no tener fin.

Lágrimas al Danubio
Casi veinte años después de la agonía de Vukovar, ha sido posible que lloraran allí juntos serbios y croatas
HERMANN TERTSCH ABC 6 Noviembre 2010

Quienes vivimos aquel otoño de 1991 en la región croata de Eslavonia y asistimos a la agonía de su capital Vukovar, no hemos podido evitar la emoción ante la imagen del presidente serbio, Boris Tadic, rindiendo homenaje a todos los que allí murieron o enloquecieron. Y serán muchos los que han rememorado las terribles imágenes que desde entonces retienen más allá de la retina, en el alma y en los sueños. Nadie que la viviera podrá jamás olvidar aquella inmensa, insólita crueldad que se abatió sobre la pequeña ciudad barroca, durante siglos una coqueta población en la afluencia del río Vuka al ya inmenso Danubio, rodeada de viñas y huertas. No era entonces, nada más comenzar la guerra que habría de prolongarse cinco años, verosímil ni creíble aquel gozo en el matar, aquel placer desatado en el dolor y el sufrimiento de los antiguos vecinos.

Allí, casi lejos de los Balcanes, donde la gran planicie panónica abre paso a Centroeuropa, estalló el polvorín entre las dos grandes etnias y culturas de los eslavos del sur, serbios y croatas. Fue en la diminuta aldea de Borovo Selo, muy cerca de Vukovar donde murieron acribillados los policías croatas cuando se izaba la bandera serbia en el ayuntamiento. Los que acudimos allá vimos pronto que aquello no tenía marcha atrás. Pero nunca pensó nadie en la orgía de crueldad que habría de desplegarse.

Hay ceremonias que nos hacen recuperar nuestra maltratada fe en la calidad humana. La que se celebró el miércoles ante el memorial de Ovcara en Vukovar fue una de ellas. Y viene a tener para las relaciones entre Serbia y Croacia la misma gravedad y grandeza de la caída de rodillas de Willy Brandt ante el monumento a las víctimas del guetto de Varsovia. Porque casi veinte años después de aquello ha sido posible que lloraran allí juntos serbios y croatas. Lágrimas para el Danubio por tantas vidas allí rotas. Cuando tantos problemas de diversa índole parecen asfixiarnos en Europa, es bueno que recordemos que nada de lo que hoy nos aturde puede compararse a lo que Europa ha visto durante siglos. Hace muy poco en Vukovar.

Miles de personas protestan contra la «tregua trampa» de ETA
Miles de personas se han concentrado para denunciar la política penitenciaria y antiterrorista del Gobierno y en protesta por la "tregua trampa" y el "falso proceso de paz" puesto en marcha en los últimos meses por la banda terrorista ETA.
de ETA
Segi aplaza la marcha de San Sebastián tras la prohibición de la Audiencia Piden la excarcelación de Otegi porque «está preso por sus ideas»
Madrid - Ep La Razón 6 Noviembre 2010

Bajo el lema 'No más mentiras. No más treguas trampa', víctimas del terrorismo se congregaron este mediodía en la madrileña Plaza de Colón, en una concentración convocada por la asociación Voces Contra el Terrorismo, que actualmente preside Francisco José Alcaraz.

"Si ETA está hoy en los ayuntamientos es gracias a Rodríguez Zapatero", ha criticado Alcaraz, quien ha lamentado que desde el Ejecutivo se esté enviando "un mensaje de esperanza a la banda terrorista", al no haber derogado, por ejemplo, una resolución parlamentaria que permite la negociación con ETA.

En este sentido, el que fuera presidente de la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) ha explicado otros de los motivos que hoy les han llevado a la calle, como "el acercamiento y excarcelaciones de presos", la resolución del 'Caso Faisán' o el 11-M, así como la situación de etarras como Usabiaga o Txelis. "Nosotros queremos una ETA derrotada, no un fin pactado", ha matizado Alcaraz, para quien existe un "problema de perversión del lenguaje" en esta materia.

Por su parte, la eurodiputada del PP, Teresa Jiménez Becerril, ha denunciado que "Zapatero no haya aprendido la lección" y "siga negociando con ETA". "Estamos vigilando sus pasos porque van en dirección opuesta a los nuestros", ha añadido Becerril, quien ha calificado al líder del Ejecutivo como "un fan de los procesos de paz" que quiere que "ETA entre en política" frente a las víctimas que quiere que los terroristas "vayan directamente a la cárcel".

Ante los último acontecimiento, Salvador Ulayar, cuyo padre fue asesinado por la banda, ha dicho "desconfiar" de la política antiterrorista de Zapatero por "sus antecedentes" y ha criticado que el Gobierno pretenda presentar "una ETA buena y una mala". "Usted me ha mentido demasiado", ha espetado Ulayar a Zapatero.

Durante su intervención, la viuda del Ramón Baglietto, Pilar Elías, ha recordado que no se va a aceptar una "traición a los muertos" y que "el fin del terrorismo debe ser consecuencia del triunfo de la justicia y la ley". Durante estas intervenciones, se han escuchado proclamas como 'Zapatero dimisión' o 'No estáis solos'.

Al acto acudieron también el ex alcalde de Madrid José María Alvarez del Manzano, José Ortega Lara; la madre de Irene Villa, María Jesús González; o el padre del último Guardia Civil asesinado, Antonio Salv, que ha calificado de "tomadura de pelo" el alto el fuego declarado por ETA.

Alcaraz ha asegurado que "los únicos" que han faltado a la concentración son "los más de mil asesinados por ETA". "A ninguno más echamos de menos", ha sostenido, al tiempo que ha reconocido que "muchos han dejado a un lado las siglas y han interpuesto los principios, la defensa de la memoria, la dignidad y la justicia por encima de todo".

De este modo, el presidente de la plataforma convocante ha respondido a la ausencia de otras asociaciones de víctimas, como la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT), Dignidad y Justicia o la Federación de Asociaciones Autonómicas de Víctimas del Terrorismo, así como de dirigentes del PP.

Por su parte, el presidente del PP en la comarca alavesa de Ayala, Santiago Abascal, ha calificado de "error" la ausencia de algunos compañeros de partido, al considerar que "la mayoría" de los presentes "son votantes del PP". La cúpula de los 'populares' disculpó su ausencia al acto con motivo de la visita del Papa a Santiago de Compostela. No obstante, el portavoz de Grupo Popular en el Parlamente Europeo y ex ministro de Interior, Jaime Mayor Oreja, mostró días atrás su apoyo "sin fisuras" a la concentración.

El acto ha finalizado con el himno de España, momento en el que los presentes hondearon sus banderas y pañuelos negros con la palabra 'Justicia' y levantaron pancartas con lemas como 'A ETA se la vence, no se la convence' o 'Memoria, dignidad y justicia para las víctimas'.

Alcaraz, quien ha dicho no poder leer su manifiesto al completo porque la Delegación del Gobierno le urgía a terminar la concentración por estar invadiendo parte del Paseo de la Castellana, ha anunciado la convocatoria próxima de una manifestación "mejor organizada".

APLAUSOS A ORTEGA LARA
Protesta cívica en Madrid contra el plan de negociar con ETA
El Semanal Digital 6 Noviembre 2010

Miles de personas se concentraron en la plaza de Colón obligando a cortar el tráfico en el Paseo de la Castellana bajo el lema de "Zapatero negoció ayer y negocia ahora".

Varios miles de víctimas del terrorismo y algunos miembros del PP se concentraron este sábado en la Plaza de Colón de Madrid con el lema "No más mentiras. No más treguas trampa", con el que buscan reclamar que no se vuelva a negociar con ETA y que Batasuna no esté en las elecciones municipales de 2011.

Esta concentración, que comenzó con un minuto de silencio por las víctimas del terrorsimo, fue promovida por la plataforma Voces contra el Terrorismo, que lidera el ex presidente de la AVT Francisco José Alcaraz, que impulsó varias manifestaciones la pasada legislatura con motivo de la negociación que entonces mantuvo el Gobierno con ETA. Durante el acto, que superó ampliamente las previsiones de asistencia, se escucharon gritos de "no a la negociación del Gobierno con ETA" y se aclamó a José Antonio Ortega Lara y a Teresa Jiménez Becerril, la diputada del PP y hermana de un asesinado por la banda terrorista, durante su discurso. Los manifestantes también se acordaron de pedir la dimisión del ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba y del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero.

Pilar Elías, concejala del PP en el Ayuntamiento de Azkoitia (Guipúzcoa) y viuda de Ramón Baglietto, asesinado por ETA en 1980, pidió que no haya beneficios para los etarras si no entregan las armas. "Antes de negociar ellos tienen que entregar las armas y pedir perdón a las víctimas. Luego ya se hablará. Pero antes, que entreguen las armas y que pidan perdón", dijo Elías, quien tachó de "injusto" que se produzca un acercamiento de presos de ETA y denunció que a uno de los asesinos de su marido "ya le van a sacar dentro de poco a la calle, cuando sólo ha cumplido 13 años y tiene 22 de condena".

Por su parte, el ex presidente de la AVT y líder de la plataforma Voces contra el Terrorismo, Francisco José Alcaraz, dijo que "la sociedad no va a tragar con más treguas trampa". "Seamos diez o diez mil, lo importante es que hay una parte de la sociedad civil que no va a tragar con más treguas trampa", dijo Alcaraz, quien añadió que "aquí los únicos que faltan son los asesinados".

La concentración contó con el apoyo público de Jaime Mayor Oreja, líder del PP en el Parlamento Europeo; del eurodiputado Aleix Vidal-Quadras; y María San Gil, ex responsable del PP vasco y ex parlamentaria de esta comunidad autónoma.

Masiva concentración de Voces contra el Terrorismo
Las víctimas exigen al Gobierno que los etarras sigan en la cárcel y no participen en política
 www.gaceta.es 6 Noviembre 2010

La concentración convocada este mediodía en la madrileña Plaza de Colón por Voces contra el Terrorismo ha servido para que los familiares de víctimas de ETA hayan pedido públicamente al Gobierno que los miembros de esta banda terrorista sigan en la cárcel y no puedan entrar en política.

El presidente de la organización convocante y que también lo fue de la Asociación Víctimas del Terrorismo (AVT), Francisco José Alcaraz, ha destacado que actualmente ETA está en más de cuarenta ayuntamientos españoles "por voluntad del Gobierno" y que no hay ningún indicio de que Batasuna vaya a dejar de estar presente en la política.

"Queremos un fin de ETA por una derrota, no un fin pactado, porque de haber sido antes así podrían estar vivos todos nuestros familiares" y muchas personas hubieran podido "vivir en libertad" durante muchos años, ha señalado Alcaraz.

Los convocantes de la denominada "rebelión cívica" no han querido dar una cifra aproximada de asistentes: "Decid que más de 15", han dicho irónicamente desde Voces contra el Terrorismo a los periodistas, por los bailes de cifras que se suelen producir en esos casos.

Fuentes municipales han informado a Efe de que sí se han producido cortes durante veinte minutos en las inmediaciones de la Plaza de Colón, pero "sin grandes problemas".

Sin embargo, Alcaraz ha asegurado que no podía leer el manifiesto que traía porque la delegación del Gobierno le urgía a terminar el acto por estar parte del Paseo de la Castellana cortado por las numerosas personas que han acudido a la concentración.

Por ello, el presidente de Voces contra el Terrorismo ha anunciado que próximamente convocará una manifestación "mejor organizada".

"No más mentiras, no más treguas trampas, en mi nombre no", "No estáis solos" y "Zapatero dimisión" son algunos de los eslóganes pronunciados por los asistentes, muchos de ellos portando la bandera de España y pañoletas negras al cuello en las que se leía la palabra "justicia".

Teresa Jiménez Becerril, hermana del Alberto Jiménez Becerril, asesinado por ETA en Sevilla en 1998, ha manifestado que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero "sigue sin enterarse de quién es ETA" y que no piensa aceptar "un fin" de la banda del que se "avergüence" cuando se lo explique a sus sobrinos.

La concejal del PP en la localidad vasca de Azkoitia Pilar Elías, el funcionario de prisiones José Ortega Lara, la presidenta de la Asociación de Ayuda a las Víctimas del 11-M, Ángeles Domínguez y el ex alcalde de Madrid José María Álvarez del Manzano son otras de las muchas personas que han apoyado la concentración de Voces contra el Terrorismo.

España
Miles de personas piden a Zapatero que no negocie con ETA
Ortega Lara y la familia Jiménez Becerril participaron en una multitudinaria concentración en Madrid
PALOMA CERVILLA / MADRID ABC

Miles de personas han participado esta mañana en una multitudinaria concentración organizada por la asociación «Voces contra el terrorismo», que preside el ex presidente de la AVT, Francisco Alcaraz. En esta concentración, celebrada en la Plaza Colón de Madrid, se le exigió al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, que no negocie con ETA y que eligiera entre «estar con nosotros o estar con ellos», a la vez que protestaban contra lo que denominaron «tregua trampa».

La participación en esta concentración desbordó las previsiones más optimistas, ya que desde una hora antes de su inicio las calles cercanas a Colón estaban llenas de gente que portaban banderas de España. La afluencia fue tal que algunos de los participantes llegaron a cortar el Paseo de la Castellana. Entre los presentes se encontraban el ex funcionario de prisiones, José Antonio Ortega Lara, la madre y los hermanos de Alberto Jiménez Becerril, la madre de Irene Villa, María Jesús González, así como Pilar Elías y el ex alcalde de Madrid, José María Álvarez del Manzano, entre otros.

Teresa Jiménez Becerril aseguró que «hemos venido a buscar justicia porque Zapatero sigue sin entender quien es ETA», a la vez que reconocía que el presidente es un «fans del proceso de paz, pero no tiene permiso para negociar con quienes asesinaron a tantos inocentes». En este sentido también se pronunció Pilar Elías, viuda de Ramón Baglietto, al señalar que no va a aceptar una «traición a los muertos». Finalmente, cerró el acto Francisco Alcaraz, que tuvo que reducir su intervención ya que las Fuerzas de Seguridad habían pedido que los asistentes no mantuvieran cortada la Castellana. Alcaraz aseguró que los únicos que habían faltado a la manifestación son «los más de mil asesinados por ETA».

Miles de personas con 'Voces contra el Terrorismo' inundan la plaza de Colón
Francisco José Alcaraz adelantó el final del acto ante la amenaza de multa por ocupar la vía pública
Álvaro Rubio  www.lavozlibre.es 6 Noviembre 2010

Madrid.- Bajo el lema ‘No más mentiras, no más treguas trampa’, decenas de miles de personas se agolparon en la plaza de Colón y el Paseo de la Castellana de Madrid este sábado, 6 de noviembre, para manifestarse contra ETA y la negociación del Gobierno. Tanto es así que colapsaron la amplia avenida de la capital y superaron el espacio inicialmente concedido. El acto tuvo que terminar antes de lo previsto porque se enfrentaban a una multa de 60.000 euros de la Delegación del Gobierno. "No voy a poder leer mi discurso porque tenemos que abandonar la plaza de Colón porque nos multan", dijo a los asistentes Francisco José Alcaraz, presidente de la asociación 'Voces contra el Terrorismo', convocante de la concentración.

"Hemos colapsado la Castellana, hemos colapsado toda esta zona de Madrid", gritó Alcaraz. Aunque el presidente de 'Voces contra el Terrorismo' no llegó a leer su discurso previsto, sí le dio tiempo a dar las gracias a todos los asistentes, más de 25.000. Entre banderas españolas y numerosas pancartas y chapas en las que se podía leer: "ZP BT [vete] ya", "Zapatero traidor, inútil, embustero, dimite ya" o "Zapatero márchese, millones de españoles no lo queremos", se desarrolló una manifestación a la que acudieron madrileños y ciudadanos de otras comunidades autónomas. Se podían ver banderas extremeñas e incluso pancartas procedentes de Canarias.

Alcaraz también tuvo palabras de agradecimiento para los concejales del País Vasco que viven perseguidos por la banda terrorista ETA y ante todo quiso lanzar un mensaje: “No echamos de menos a nadie”, afirmó Alcaraz ante la ausencia de líderes políticos en la manifestación. El PP no ha apoyado esta concentración. "Esto es una rebelión cívica imparable”, añadía.

En tan sólo un minuto fue capaz de resumir los motivos de la concentración: la presencia de ETA en los ayuntamientos y la falta de contundencia ante la banda terrorista por parte del Gobierno que preside José Luis Rodríguez Zapatero.

“Me hubiera gustado ofrecer mi discurso para denunciar que el Gobierno está facilitando la excarcelación y el acercamiento de presos y no está haciendo justicia con las víctimas del terrorismo”, explicó Alcaraz, quien se tuvo que conformar con el apoyo que los manifestantes. “Nosotros pagamos la multa”, gritaban algunos espontáneos.

El presidente de 'Voces contra el Terrorismo' instó a promover otra gran manifestación, “mejor organizada”, matizó. Fueron muchos los que no pudieron escuchar los discursos de los que intervinieron en la tribuna y se podía ver como seguían el acto a través de EsRadio, pues Federico Jiménez Losantos retransmitió en directo toda la convocatoria.

Aunque Alcaraz no pudo ofrecer su discurso, Pilar Elías, concejala del PP, cuyo marido fue asesinado por un terrorista al que le había salvado la vida hace 18 años; Salvador Ulayar, cuyo padre murió a manos de ETA cuando tenía tan sólo 13 años; y Teresa Jiménez Becerril, eurodiputada del PP y hermana de Alberto, asesinado junto a su esposa en 1998 por la banda, sí pudieron alzar su voz ante los allí presentes.

FAMILIARES DE VÍCTIMAS DEL TERRORISMO
"Estamos aquí para decir que no aceptamos una paz producto de enjuagues, no vamos a tolerar más injusticias. El final del terrorismo se consigue con el triunfo de la democracia y la Ley. No aceptemos la traición a nuestros muertos”, sentenció Pilar Elías.

Salvador Ulayar fue el segundo en intervenir. “¿Hasta cuando la impunidad?”, preguntaba a José Luis Rodríguez Zapatero. “Nieguen a la Batasuna-ETA. Quieren convencernos de que hay una ETA buena y una mala”, afirmó Ulayar que instó a e derrotar a los terroristas “sin atajos y sin trampas”. “Zapatero ha mentido demasiado en mi nombre", concluyó entre aplausos de los asistentes.

Teresa Jiménez Becerril, la eurodiputada del PP fue la última de los familiares víctimas el terrorismo en intervenir. “Zapatero sigue sin enterarse de quién es ETA”, afirmó, al tiempo que recibía el apoyo de los allí presentes con gritos que fortalecían su discurso: “Zapatero dimisión”. "No os voy a cortar para seguir porque yo también quiero la dimisión de Zapatero”, añadía Jiménez, quién quiso hacer hincapié en que el presidente del Gobierno "negociaba ayer y negocia hoy”.

'LA TREGUA DE ETA ES UNA TOMADURA DE PELO'
Ortega Lara también estuvo presente en el acto y fue recibido entre aplausos y gritos de apoyo. Antonio Salvà, padre de Diego Salvà, asesinado por ETA el pasado año en la localidad mallorquina de Palmanova, tampoco quiso perderse esta convocatoria.

“La tregua de ETA me parece una auténtica tomadura de pelo”, explicaba Antonio Salvà en declaraciones a 'LA VOZ LIBRE'. “Hoy estoy aquí porque no me parece de recibo la excarcelación de presos de ETA”, afirmaba. “Cuando ETA entregue la armas y pida perdón públicamente a la víctimas, cuando desmantele la fábrica de hacer etarras, a partir de ahí empezaré a creer en el fin de ETA”, concluía Antonio Salvà.

A la concentración, que fue presentada por Ketty Garat (cronista parlamentaria de Libertad Digital y periodista de EsRadio) y finalizó con el himno de España, no fue secundado por ningún partido político, aunque 'Voces contra el Terrorismo' recibió en las últimas horas mensajes de apoyo de personalidades como Esperanza Aguirre, Jaime, Mayor Oreja y María San Gil.

LA EMOTIVIDAD MARCA EL ACTO
El discurso de las víctimas del terrorismo: "En mi nombre NO"
Pilar Elías, Salvador Ulayar, Teresa Jiménez Becerril y Francisco José Alcaraz han puesto voz a las reclamaciones de las víctimas del terrorismo en este histórico 6 de noviembre. Han criticado una negociación con ETA que dan por hecha y han exigido la dimisión de Zapatero.
LIBERTAD DIGITAL 6 Noviembre 2010

La emotividad y la denuncia ante un nuevo proceso de negociación entre el Gobierno y ETA han marcado los discursos de este 6 de noviembre. Pilar Elías ha sido la primera en tomar la palabra y lo ha hecho para denunciar la benevolente ley penitencia. Recordó con amargura que tiene que aguantar como las instituciones han permitido que el asesino de su marido trabaje a pocos metros de su casa.

Elías denunció "vejaciones y humillaciones" y apostó por decir "al poder político" que no puede negociar con los asesinos. "Estamos aquí para decir que no aceptamos una paz producto de enjuagues. No aceptamos la traición a nuestros muertos", sentenció.

Tras ella tomó la palabra Salvador Ulayar, que hizo un discurso magistral. "Yo soy un ciudadano, no un súbdito", proclamó, para sacar los colores al Ejecutivo recordando el caso del chivatazo a la banda terrorista por parte de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

"Quieren convencernos de que hay una ETA mala y una ETA buena. Parece que está escrito en las estrellas que a los Otegi y compañía hay que buscarles una salida", criticó, para acto y seguido denunciar los "bochornosos guiños" que delatan "el proceso" entre el Gobierno y ETA.

"Que no me busquen en la unidad para no ver y para no escuchar. Que me busquen en la unidad para derrotar a ETA sin atajos y sin trampas", afirmó. También le exigió a Zapatero que no utilice a Navarra como moneda de cambio. "Mientras tenga fuerza seguiré diciendo en mi nombre no", finalizó, recibiendo el aplauso de los miles de ciudadanos congregados.

De hecho, los ciudadanos también han sido protagonistas con sus proclamas. Han gritado en constantes ocasiones "no estáis solos", en referencia a las víctimas, y han pedido la "dimisión" del presidente Zapatero.

El discurso de Teresa Jiménez Becerril ha sido vibrante. Inició su alocución reconociendo que estaba "nerviosa" ante la multitud. "Hemos tenido que volver porque Zapatero no ha aprendido la lección, sigue sin enterarse de quién es ETA".

"No os voy a cortar cuando gritáis Zapatero dimisión, yo también quiero la dimisión de Zapatero. Nada ha cambiado, Zapatero negociaba ayer y negocia hoy. No voy a aceptar una falsa paz que no pueda explicar a los hijos de mi hermano asesinado sin avergonzarme", afirmó, recibiendo una calurosa ovación.

La eurodiputada del PP fue contundente: "no lo acepté ayer y no lo voy a aceptar hoy". "Mis hijos van a ir a la Moncloa y le van a decir al Zapatero que por qué han acercado a los etarras a las cárceles" del País Vasco. Y es que, en su opinión, "el Gobierno sigue negociando con ETA, y lo sabemos".

"Yo si tengo pruebas", afirmó, destacando los casos de Usabiaga o Ternera. "Ellos están en la calle y deberían estar en la cárcel. Esas son nuestras pruebas", sentenció. "Zapatero, te estamos vigilando, y tus pasos no van en la misma dirección que los nuestros. Zapatero es un fan del proceso de paz, quiere que entren en política, y nosotros queremos que vayan directamente a la cárcel".

"Hay que decirle a Zapatero y a Rubalcaba que no tienen nuestra bendición, que no tienen nuestro permiso para negociar", continuó, a la par que destacó que no le importa que después le llamen "exaltada". "Ustedes han pisoteado la dignidad, la justicia y la libertad que nos enseñaron nuestros seres queridos. No deben caer en balde el sufrimiento de tantos españoles por culpa de ETA", finalizó.

El presidente de Voces contra el Terrorismo, Francisco José Alcaraz, era el encargado de finalizar el acto. Lo primero que hizo fue agradecer a los pocos medios de comunicación que habían apoyado a las víctimas, recalcando con especial énfasis los casos de Libertad Digital y esRadio, de los que dijo son "altavoz" de aquellos que sufren la barbarie terrorista.

Después, llegaba la sorpresa: "la delegación del Gobierno dice que hemos colapsado toda esta plaza de Colón" y ha llamado a vaciar el lugar para "no molestar a nadie y sobre todo evitar que nos multen", anunció.

Aclamado por la gente, que le pidió que leyera su discurso, Alcaraz continúa hablando, aunque reduce su intervención. "La voluntad de negociar es inequívoca", destacó, poniendo como ejemplo "la inmunidad con la que se pasea por Europa Josu Ternera", quien fuera el encargado por ETA para entablar contacto con el Gobierno en la anterior legislatura. También criticó que ANV siga en las instituciones.

El himno nacional cerró un acto que será recordado por el resurgir de la rebelión cívica a pesar de que ningún partido político, el PP tampoco, lo haya secundado.

CLAMOR CONTRA LA NEGOCIACIÓN CON ETA
Las víctimas desbordan Colón pese al boicot de prensa y partidos
Clamor total contra la negociación del Gobierno con ETA. Decenas de miles de personas han abarrotado la plaza de Colón obligando a cortar el tráfico en la Castellana. "Zapatero negoció ayer y negocia ahora". La Delegación del Gobierno pidió a Alcaraz que finalizara el acto ante la afluencia de gente.
LIBERTAD DIGITAL 6 Noviembre 2010

La rebelión cívica continúa, y las víctimas del terrorismo han vuelto a contar con el respaldo de la ciudanía. Decenas de miles de personas han abarrotado la madrileña plaza de Colón así como las calles aledañas. Había una mar de banderas españolas. La castellana ha tenido que ser cortada ante la afluencia de gente, y ha dejado en evidencia el ridículo dispositivo de la Delegación del Gobierno y el Ayuntamiento de Madrid.

El himno de España ha puesto el punto y final a la concentración, en la que aquellos que han sufrido el azote de ETA han sido los absolutos protagonistas. Las víctimas no tienen duda: el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero negocia políticamente con la banda terrorista.

Desde las Palmas de Gran Canaria, Santander, Zaragoza, Bilbao o Málaga... Miles de españoles se han desplazado desde todo el territorio patrio. A las doce de la mañana arrancaba el acto con un minuto de silencio en recuerdo a las víctimas. Pilar Elías ha sido la primera en tomar la palabra: "Estamos aquí para decir que no aceptamos una paz producto de enjuagues. No aceptamos la traición de nuestros muertos", sentenció.

Tras ella, fue Salvador Ulayar quien dejó claro que el Gobierno mantiene contactos con la banda terrorista. "Son bochornosos los guiños", se quejó, para acto y seguido destacar que "no resulta sencillo salirse del guión oficial", y de ahí la importancia de la concentración.

"Que no me busquen en la unidad para no ver y para no escuchar. Que me busquen en la unidad para derrotar a ETA sin atajos y sin trampas", proclamó. La ciudanía le respondió al grito de "Zapatero dimisión".

Becerril: "Zapatero negociaba ayer y negocia hoy"
El discurso de Teresa Jiménez Becerril fue vibrante. La eurodiputada del PP tuvo que reconocer que estaba emocionada ante la gran acogida de la sociedad civil, aunque no le tembló la voz para dejar bien claro que "el Gobierno sigue negociando con ETA" y puso como prueba las cesiones del Ejecutivo como los varios etarras que ya están en la calle "y deberían de estar en la cárcel.

"Zapatero, te estamos vigilando, y tus pasos no van en la misma dirección que los nuestros. Zapatero es un fan del proceso de paz", proclamó, para acto y seguido rematar: "negociaba ayer y negocia hoy".

El presidente de Voces del Terrorismo, Francisco José Alcaraz, cerró las intervenciones, aunque no pudo intervenir con normalidad. Desde la Delegación del Gobierno se le pidió que concluyera al acto porque la castellana estaba cortada como consecuencia del clamor ciudadano. Los ciudadanos protestaron: "lee el discurso, lee el discurso", se pudo escuchar.

Las primeras palabras de Alcaraz fue de agradecimiento a los pocos medios de comunicación que ha estado del lado de las víctimas: "han sido el altavoz de las víctimas del terrorismo y de las libertades", destacó. Nuestra compañera Ketty Garat fue la encargada de ser la maestra de ceremonia, y recordó que todavía ANV está en las instituciones.

Un acto que no ha contado con el respaldo de ningún partido político. Ningún representante del PSOE, el PP o UPyD ha estado del lado de aquellos que han sufrido el azote de ETA. Sin embargo, el clamor ciudadano ha sido total: decenas de miles de personas han acompañado a las víctimas.

El caso del PP es especialmente sangrante. En la anterior legislatura secundó todas los actos de las víctimas, ahora oficialmente no ha acudido ningún representante de Génova. Sí lo han hecho a título personal dirigentes de la formación de la Asamblea de Madrid o del Congreso de los Diputados.

No más mentiras, no más treguas trampa. Voces contra el Terrorismo
http://www.youtube.com/watch?v=OzrYiaWeO20&feature=player_embedded
Voces contra el Terrorismo: No más mentiras no más treguas trampa.
 Periodista Digital 6 Noviembre 2010

La manifestación desborda la Plaza de Colón pese al boicot de prensa y partidos
Las víctimas exigen al Gobierno Zapatero que los etarras sigan en la cárcel y no participen en política
El himno de España ha puesto el punto y final a la concentración

Enorme e indignado clamor contra la negociación del Gobierno con ETA. Decenas de miles de personas han abarrotado la plaza de Colón obligando a cortar el tráfico en la Castellana.

El grito más únánime fue: "Zapatero negoció ayer y negocia ahora".

La concentración convocada al mediodía del sábado en la madrileña Plaza de Colón por Voces contra el Terrorismo ha servido -una vez más- para que los familiares de víctimas de ETA hayan pedido públicamente al Gobierno Zapatero que los miembros de esta banda terrorista sigan en la cárcel y no puedan entrar en política.

El himno de España ha puesto el punto y final a la concentración, en la que aquellos que han sufrido el azote de ETA han sido los absolutos protagonistas. Las víctimas no tienen duda: el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero negocia políticamente con la banda terrorista.

Desde las Palmas de Gran Canaria, Santander, Zaragoza, Bilbao o Málaga... Miles de españoles se han desplazado desde todo el territorio patrio. A las doce de la mañana arrancaba el acto con un minuto de silencio en recuerdo a las víctimas.

Pilar Elías ha sido la primera en tomar la palabra:

"Estamos aquí para decir que no aceptamos una paz producto de enjuagues. No aceptamos la traición de nuestros muertos".

Tras ella, fue Salvador Ulayar quien dejó claro que el Gobierno mantiene contactos con la banda terrorista.

"Son bochornosos los guiños".
"Que no me busquen en la unidad para no ver y para no escuchar. Que me busquen en la unidad para derrotar a ETA sin atajos y sin trampas".

UN GRITO GENERAL
El presidente de la organización convocante y que también lo fue de la Asociación Víctimas del Terrorismo (AVT), Francisco José Alcaraz, ha destacado que actualmente ETA está en más de cuarenta ayuntamientos españoles "por voluntad del Gobierno" y que no hay ningún indicio de que Batasuna vaya a dejar de estar presente en la política.

"Queremos un fin de ETA por una derrota, no un fin pactado, porque de haber sido antes así podrían estar vivos todos nuestros familiares y muchas personas hubieran podido vivir en libertad durante muchos años".

Fuentes municipales han informado a Efe de que se han producido cortes de tráfico, debido a la fluencia de gente a pie, durante veinte minutos en las inmediaciones de la Plaza de Colón, pero "sin grandes problemas".

Alcaraz ha asegurado que no podía leer el manifiesto que traía porque la delegación del Gobierno le urgía a terminar el acto por estar parte del Paseo de la Castellana cortado por las numerosas personas que han acudido a la concentración.

Por ello, el presidente de Voces contra el Terrorismo ha anunciado que próximamente convocará una manifestación "mejor organizada".

Teresa Jiménez Becerril, hermana del Alberto Jiménez Becerril, asesinado por ETA en Sevilla en 1998, ha manifestado que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero "sigue sin enterarse de quién es ETA" y que no piensa aceptar "un fin" de la banda del que se "avergüence" cuando se lo explique a sus sobrinos.

La concejal del PP en la localidad vasca de Azkoitia Pilar Elías, el funcionario de prisiones José Ortega Lara, la presidenta de la Asociación de Ayuda a las Víctimas del 11-M, Ángeles Domínguez y el ex alcalde de Madrid José María Álvarez del Manzano son otras de las muchas personas que han apoyado la concentración de Voces contra el Terrorismo.

Concentración contra el terrorismo en Madrid
Las víctimas del terrorismo exigen al Gobierno que los etarras estén en la cárcel
El presidente de la organización convocante, Francisco Alcaraz, destaca que ETA está en más de cuarenta ayuntamientos españoles "por voluntad del Gobierno"
Madrid. Estrella Digital 6 Noviembre 2010

La concentración convocada en el mediodía de este sábado en la madrileña Plaza de Colón por Voces contra el Terrorismo sirvió para que los familiares de diversas víctimas de ETA hayan pedido públicamente al Gobierno que los miembros de esta banda sigan en la cárcel y no puedan entrar en política.

El presidente de la organización convocante y que también lo fue de la Asociación Víctimas del Terrorismo (AVT), Francisco José Alcaraz, destacó que actualmente ETA está en más de cuarenta ayuntamientos españoles "por voluntad del Gobierno" y que no hay ningún indicio de que Batasuna vaya a dejar de estar presente en la política.

"Queremos un fin de ETA por una derrota, no un fin pactado, porque de haber sido antes así podrían estar vivos todos nuestros familiares" y muchas personas hubieran podido "vivir en libertad" durante muchos años, señaló Alcaraz.

Los convocantes de la denominada "rebelión cívica" no quisieron dar una cifra aproximada de asistentes: "Decid que más de 15", han dicho irónicamente desde Voces contra el Terrorismo a los periodistas, por los bailes de cifras que se suelen producir en esos casos.

Fuentes municipales informaron de que sí se han producido cortes durante veinte minutos en las inmediaciones de la Plaza de Colón, pero "sin grandes problemas".

Próxima manifestación
Sin embargo, Alcaraz aseguró que no podía leer el manifiesto que traía porque la delegación del Gobierno le urgía a terminar el acto por estar parte del Paseo de la Castellana cortado por las numerosas personas que acudieron a la concentración. Por ello, el presidente de Voces contra el Terrorismo anunció que próximamente convocará una manifestación "mejor organizada".

"No más mentiras, no más treguas trampas, en mi nombre no", "No estáis solos" y "Zapatero dimisión" son algunos de los eslóganes pronunciados por los asistentes, muchos de ellos portando la bandera de España y pañoletas negras al cuello en las que se leía la palabra "justicia".

Teresa Jiménez Becerril, hermana del Alberto Jiménez Becerril, asesinado por ETA en Sevilla en 1998, manifestó que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero "sigue sin enterarse de quién es ETA" y que no piensa aceptar "un fin" de la banda del que se "avergüence" cuando se lo explique a sus sobrinos.

La concejal del PP en la localidad vasca de Azkoitia Pilar Elías, el funcionario de prisiones José Ortega Lara, la presidenta de la Asociación de Ayuda a las Víctimas del 11-M, Ángeles Domínguez y el ex alcalde de Madrid José María Álvarez del Manzano son otras de las muchas personas que apoyaron la concentración de Voces contra el Terrorismo.

¿Puede surgir un Tea Party en España?
 www.gaceta.es 6 Noviembre 2010

Rafael Rubio, profesor de Derecho Constitucional: "Internet facilitará la aparición de plataformas cívicas".

1. Sí, porque el Tea Party no es la ‘derechona’. La izquierda europea ha desfigurado el Tea Party. Pero el debate no es si puede surgir un partido a la derecha del PP, sino si en España la sociedad civil puede despertar y articularse. Porque las explicaciones que se han dado sobre el Tea Party son caricaturas interesadas.

2. Sí, porque no es descartable una reacción ante la deriva de la política. Lo más relevante es el protagonismo que la sociedad reivindica ante el alejamiento de la realidad de la clase política, y no es descartable una reacción ciudadana, debido al hartazgo por la arbitrariedad y el despotismo.

3. Sí, porque las nuevas tecnologías lo propician. Internet está cambiando la configuración de la democracia. Va a facilitar a los ciudadanos organizarse y realizar acciones en común. En España tenemos plataformas ciudadanas como Hazteoir. Aquellos que comparten un mismo fin pueden, sin necesidad de integrarse en partidos, resultar tremendamente persuasorios en la defensa de objetivos concretos. Casos como el del no a la guerra, o la movilización en defensa de la familia, dan muestra de ello.

4. Sí, porque la esencia de la democracia es convertir fuerzas sociales en fuerzas electorales. Los procesos sociales terminan imponiéndose, a la larga. Sobre todo si se produce una desconexión entre la ciudadanía y la elite política. Así, en escenarios con elevada abstención, como Cataluña, han surgido movimientos o plataformas, contra la discriminación lingüística, por ejemplo.

Pedro Schwartz, catedrático de Economía: "La partitocracia impide que una fuerza externa pueda influir".

1. No, porque la partitocracia cerrada no lo permite. El carácter férreo de la disciplina de partido impide que una fuerza externa pueda influir en formaciones políticas –como ocurre con el Tea Party sobre el Partido Republicano–. En EE UU, hubo demócratas que votaron contra la reforma sanitaria, pero esa versatilidad y esa transversalidad es impensable en el sistema político español.

2. No, porque las listas cerradas blindan a los partidos. A diferencia de EE UU donde el electorado elige a los candidatos en circunscripciones uninominales, en España es la dirección de los partidos la que elabora listas cerradas. Eso impide que pueden surgir plataformas cívicas verdaderamente influyentes al margen de los partidos.

3. No, porque no hay ‘think tanks’ verdaderamente independientes. Al depender, en buena medida, del dinero público, y muy poco de capital privado no es posible que cuajen fundaciones o think tanks verdaderamente independientes. Podrían ser viveros intelectuales de Tea Party, pero en muchos casos son globos cautivos de los grandes partidos.

4. No, por la debilidad de la sociedad civil. A diferencia de Estados Unidos, en Europa en general, y en España en particular, carecemos de tradición de asociacionismo. Fuera de los partidos y los sindicatos, no disponemos de ejes vertebradores que sirvan de cauce de participación ciudadana o que lleven las preocupaciones e intereses de la sociedad a los centros de decisión del poder. Las iniciativas son de arriba abajo, no al revés, porque prima el Estado por encima de la sociedad.

La Asociación Nacional por la Libertad Lingüística desembarca en Cataluña
Rivera (C’s) arropa a la entidad en su primer acto en Barcelona, mientras Sirera (PP) suspende, a última hora, su asistencia presionado por la dirección de su partido.
Redacción www.vozbcn.com 6 Noviembre 2010

La Asociación Nacional por la Libertad Lingüística (ANLL) se ha presentado este sábado en Barcelona de la mano de su presidente, Pablo Yáñez, y acompañado por el líder de Ciudadanos, Albert Rivera. El ex presidente del PP de Cataluña, Daniel Sirera, que también había anunciado su presencia en el acto, finalmente ha declinado asistir “por motivos personales”, aunque, según fuentes consultadas, la actual dirección regional popular ha dado instrucciones para que no comparta mesa con Rivera en plena precampaña electoral.

La ANLL, constituida en diciembre pasado y con sede en Madrid, ha iniciado una gira por diferentes ciudades de la geografía española. Su máximo responsable insiste en que la vulneración de los derechos constitucionales que supone el “levantamiento de fronteras lingüísticas” en cualquier punto del país es un problema que afecta a todos los españoles, por eso, quieren hacer llegar su mensaje también a comunidades con una sola lengua oficial.

Pablo Yáñez, presidente de la ANLL, y Albert Rivera, líder de Ciudadanos, durante la presentación (foto: LVdB).

Yáñez ha denunciado la situación lingüística en Baleares, Galicia o Asturias y ha explicado algunas de las acciones iniciadas por la ANLL en relación a Cataluña, recurriendo reglamentos lingüísticos que imponen el catalán en varios ayuntamientos, llevando ante la Fiscalía al presidente autonómico, José Montilla, por incumplir la sentencia del Tribunal Constitucional sobre el Estatuto otorgando preferencia al catalán sobre el castellano en varios decretos aprobados, o trasladando a la dirección de la CEOE la imposición lingüística establecida en el nuevo Código de Consumo catalán.

Desde la ANLL abogan porque el catalán sea un mérito y no un requisito para acceder a la función pública, que debe incentivar la excelencia, eficacia y el servicio al ciudadano. “El castellano se ha convertido en herejía en Cataluña y Montilla es el inquisidor que lo persigue“, ha sentenciado Yáñez.

Un problema creado por los políticos

El presidente de Ciudadanos ha felicitado a la ANLL y ha subrayado que “sí que hay un problema con los derechos lingüísticos en Cataluña, pero lo han creado los políticos, no los ciudadanos”, y es que, “cuando una lengua se convierte en el hilo argumental para construir una nación, esa lengua pasa a ser un elemento de discriminación“.

Según Rivera, se empieza a notar un “efecto Ciudadanos” en Cataluña, ya que, “los que ha hecho una cosa, empiezan a decir la contraria”, en relación a los últimos posicionamientos del PSC y del PP en contra de las imposiciones lingüísticas, algo que, en su opinión, responde a “la calculadora electoral”.

El grupo propio forzaría a posicionarse a PSC y PP
Ha recordado que “las multas lingüísticas” provienen de la Ley de Normalización Lingüística de 1998, que no fue recurrida por el PP debido al pacto de Gobierno que este partido mantenía con CiU, y ha exigido bilingüismo a las administraciones y libertad lingüística en el ámbito privado.

Rivera se ha comprometido a que, si su formación consigue grupo parlamentario propio en el Parlamento autonómico de Cataluña tras el próximo 28N, presentarán propuestas para modificar las leyes que se han aprobado en los últimos meses y adaptarlas a la legalidad vigente determinada por la sentencia del Tribunal Constitucional sobre el Estatuto, algo que ha calificado de “muy importante”, ya que obligaría a posicionarse al PSC y al PP.

La sentencia del Estatuto, “una buena palanca”
El presidente de Ciudadanos ha criticado la petición del PSC al reclamar que uno de los debates electorales sea en castellano, cuando Montilla no lo ha utilizado ni una sola vez en la Cámara autonómica en toda la legislatura. “Nosotros hablaremos en el debate como queramos, no pediremos permiso porque no está prohibido hablar en castellano en un debate en que la gente habla en catalán [como hace el PSC y el PP], porque la calle es así y nadie nos va a decir cómo tenemos que hablar en un debate en la televisión pública”, ha concluido.

Rivera ha calificado la sentencia del Tribunal Constitucional sobre el Estatuto como “revolucionaria” en el ámbito lingüístico al suspender la preferencia de una de las lenguas oficiales sobre la otra, “es una buena palanca” para exigir que las administraciones respeten los derechos de todos los ciudadanos catalanes.

Las subvenciones de Zapatero: 1.235.000€ para el independentismo y nada para el Banco de Alimentos
Desde Círculo Balear critican que se 'malgaste el dinero de este modo' y prioricen este tipo de actividades
 www.lavozlibre.es 6 Noviembre 2010

Madrid.- La Comisión de Presupuestos del Congreso de los Diputados aprobó 44 enmiendas parciales impulsadas por ERC con las que destinan 1.235.000 euros a subvencionar entidades catalanas que promocionan el independentismo.

La mayor parte de estas subvenciones ha recaído en la entidad independentista Obra Cultural Balear (OCB), que ha recibido 765.000 euros. El pasado año recibió el más de 2.000.000 de euros por parte de la Generalitat de Cataluña y de los órganos de gobierno de Baleares.

Según Círculo Balear este tipo de asociaciones, en el caso de la Obra Cultural da cobertura a organizaciones violentas como ‘Maulets’.

Desde Círculo Balear critican que se “malgaste el dinero de este modo” y prioricen este tipo de actividades.

Añade datos comparativos y afirma que los Bancos de Alimentos y las organizaciones de ayuda a los más desfavorecidos agotan sus recursos ante la creciente demanda porque “el Gobierno que preside José Luis Rodríguez Zapatero financia con subvenciones públicas millonarias a entidades abiertamente anticonstitucionales”.

******************* Sección "bilingüe" ***********************
Víctimas
Rebelión cívica
Gabriel Moris Libertad Digital 6 Noviembre 2010

En España, y creo que en la gran mayoría de los países de nuestro entorno y quizás del mundo, existen unas organizaciones sociopolíticas que se estructuran "grosso modo" de la siguiente manera: en primer lugar, unos dirigentes políticos y sociales que son los encargados de dirigirnos y "facilitarnos" la vida al resto de los ciudadanos. En segundo lugar, unas clases medias y trabajadoras que constituyen el auténtico soporte social y vivencial del país. Finalmente, existe un grupo marginado, al que todo el mundo pretende cuidar y ayudar, pero que, en la práctica, permanece aislado del resto de la sociedad; como además, numéricamente no es muy significativo, su peso específico en el electorado no tiene ninguna repercusión en los comicios ni en las decisiones comunitarias. Posiblemente este análisis resulte un tanto simplista, pero creo que, con matices, podría servirnos como base para el que hago a continuación.

El servicio que un sistema democrático debería prestar al país sería el de buscar el bien común partiendo de un verdadero equilibrio de fuerzas y de concurrencia de necesidades y de pareceres. Es cierto que la responsabilidad última de las políticas que deben hacer posible el mejorar las vidas individuales de los ciudadanos recae fundamentalmente en los poderes públicos, representados por el conocido trinomio que todos repetimos con bastante frecuencia (poderes judicial, legislativo y ejecutivo). La prensa, omitida adrede anteriormente, debería ser la voz de la ciudadanía en general pero me temo que tampoco es así, salvo en muy contados casos.

El buen funcionamiento de una democracia debe responder a una coherencia y un equilibrio, entre las necesidades sentidas y demandadas por el conjunto de la sociedad, incluidas las clases sociales más marginadas, y los resultados de las acciones que las clases dirigentes presenten a los ciudadanos que les dieron su confianza para conseguir dichos fines.

¿Ocurre esto en todos los casos? ¿Se exige a dichos representantes que realicen un balance sistemático de su gestión? ¿Los ciudadanos, hacemos este análisis como paso previo al ejercicio democrático de depositar nuestro voto en los comicios? Si la respuesta es negativa, estamos dando pie a que los incumplimientos de nuestros representantes sean algo que admitimos como parte del sistema y ello nos puede llevar a la frustración y por tanto a invalidar, como norma de convivencia, algo que intrínsecamente es bueno, pero que nosotros, todos, lo hacemos perverso y lo devaluamos.

Hay acciones y decisiones que por su naturaleza, por su grado de importancia o de urgencia, pueden ajustarse a los plazos electorales. Otras, en cambio, no resisten el paso del tiempo. Quiero aludir a dos asuntos concretos que estos días están en el candelero; me refiero a la "Investigación de los atentados del 11-M" y a la "negociación" con la banda terrorista ETA-Batasuna. Ambos asuntos creo que revisten un carácter urgente, tanto por la importancia de su contenido como por la importancia de los plazos. Unas actuaciones inadecuadas en ambos casos pueden tener repercusiones irreparables para la convivencia ciudadana y para los principios que conforman dicha convivencia. En estos casos, los colectivos cívicos han alzado su voz, haciendo valer sus derechos y deberes constitucionales, ante lo que consideran un disparate por parte de los tres poderes que conforman nuestro estado de derecho. A nadie se le oculta la acogida que dichos poderes públicos han dispensado a estas demandas legítimas y razonables.

¿Qué hacer ante este distanciamiento entre dirigentes y el pueblo que los eligió? ¿Hay mecanismos dentro de nuestro ordenamiento jurídico y constitucional para remediar lo que es apremiante? Cuando esto sucede, cuando el pueblo soberano no encuentra ni diálogo, ni eco, ni escucha a sus justas reivindicaciones, precisamente en estas circunstancias es cuando la rebelión cívica cobra su auténtico sentido. Esperar para reflejarlo en las urnas puede ser un suicidio colectivo. Con el riesgo añadido de que los "pacifistas de nuevo cuño" produzcan otro "accidente" para actuar sobre la voluntad ciudadana.

Los silencios del vértigo
La izquierda abertzale está obligada a renunciar a algo más que a ETA y admitir que el único 'proceso democrático' es el de su integración en la legalidad
KEPA AULESTIA El Correo 6 Noviembre 2010

La efervescencia que hace quince días suscitaron las palabras de Rodríguez Zapatero, al señalar que los movimientos de la izquierda abertzale no serían en balde después de semanas de excitación en torno a ese mundo, ha sido acallada por una orden tajante de evitar la especulación; pero también por el silencio al que han regresado ETA, la izquierda abertzale y los distintos animadores del nuevo «proceso». Seguramente es un silencio que volverá a romperse en poco tiempo, con comunicados y valoraciones que sonarán conocidos. Pero tan repentina discreción no sólo obedece a la necesidad del Gobierno -compartida de una u otra forma por el PP y por el PNV- de que la cosa no se le escape de las manos. Atestigua que ETA y la izquierda abertzale tampoco tienen mucho más que decir o, lo que es lo mismo, no pueden expresar lo que los demás les exigen.

En silencio, el Ejecutivo y los demás poderes del Estado sienten su propio vértigo. Rubalcaba estableció un principio general cerrado en relación a la legalización de la izquierda abertzale: o consigue que ETA desaparezca o rompe con ETA. Pero probablemente no se llegue a cumplir, en sentido estricto, ninguna de esas dos condiciones. La cautela decretada por el remodelado Gobierno trataría de contener -o cuando menos posponer- el inevitable desorden. Es probable que ETA nunca proclame su desaparición. En el mejor de los casos dejará de existir sin que sus últimos integrantes formulen crítica alguna respecto a su ejecutoria de décadas. Lo cual, llegado el momento, podría obligar a las instituciones a certificar la extinción de facto de la trama terrorista, aunque lo hagan con extremada cautela y tras un largo período sin atentados ni actividad amenazante, porque también la democracia necesitará pasar página.

Siguiendo la misma lógica, es también probable que la izquierda abertzale vuelva a las instituciones como una formación plenamente legal sin haber condenado o repudiado nunca el terrorismo etarra ni reconocido explícitamente, sin subterfugios o fórmulas ambivalentes, el irreparable daño causado por ETA a personas con nombres y apellidos, y la cobertura prestada por HB, EH y Batasuna a esa crueldad. La izquierda abertzale se ha callado de pronto porque le ha llegado el momento de optar entre concurrir a los comicios de 2011 precipitando las cosas para ajustarse a la ley de partidos, o esperar a que sea el Estado de Derecho el que se avenga a reconocer los cambios que se produzcan a más largo plazo. La recogida de firmas exigiendo la puesta en libertad de Otegi, o la equiparación que se pretende entre las víctimas de ETA y las del Estado e incluso las del franquismo, serían el reflejo de que el mantenimiento de la unanimidad les inclinaría hacia la segunda opción.

La izquierda abertzale se enfrenta a un doble abismo. Está demasiado habituada a responder sólo a sus propias preguntas y a actuar en la escena pública según sus particulares reglas de juego. Por eso la evolución que debe operar no puede limitarse a «la crítica a las armas», sino que está obligada a desprenderse de un discurso por el que se atribuía la defensa de los verdaderos intereses de Euskal Herria a cuenta del poder fáctico etarra, y a superar su proclividad al egocentrismo, confundiendo que el país entero parecía pendiente de lo que fuera a hacer con la representatividad que se otorgaba. El vértigo resultante provoca un silencio especial, dado que los dirigentes de la izquierda abertzale perciben que no les será suficiente con volver a la legalidad mediante un partido que se defina independentista y socialista tras librarse tímidamente del dictado de ETA; que es por lo que la banda terrorista desconfía del movimiento iniciado.

La matriz etarra dotaba a HB, EH o Batasuna de una cohesión interna que le permitió durante años pendular entre la ausencia de las instituciones y la presencia intermitente, e incluso oscilar entre la abstención y el voto favorable a tales o cuales propuestas. Pero, sin la tutela de ETA, a la izquierda abertzale le será imposible regresar a la legalidad sin verse abocada a aterrizar en la política real, ateniéndose a los compromisos a los que obliga la vida institucional. El «proceso democrático» al que apelan los herederos de Batasuna se limitaría, como mucho, a su propia integración en las reglas de juego constitucionales. A partir de ese momento se pondría a prueba la coherencia de un fenómeno sociológico y político condenado a experimentar mucho más que la transformación del desarme.

Llegado el momento, la izquierda abertzale deberá optar entre una política sin alianzas o una línea de acuerdo estratégico con alguna de las restantes fuerzas parlamentarias. Si opta por la primera tampoco podrá evitar coincidencias puntuales, en cada una de las cuales tendrá que retratarse. Si, por el contrario, comienza a explorar acuerdos más estables se encontrará con el sempiterno problema estratégico que se plantea a cualquier formación política desde que Euskadi comenzara a funcionar como comunidad política: qué posición adoptar respecto al PNV. Puede que el soberanismo pactista, que el partido de Urkullu parece querer ensayar durante lo que dure el mandato de Zapatero, no tenga otra consistencia estratégica que la de erosionar el «Gobierno del cambio». Pero más difícil resultará que se abra paso una alternativa independentista y socialista, especialmente si la izquierda abertzale se mantiene impasible y deja en manos del Estado de Derecho su legalización para las generales de 2012 o las autonómicas de 2013.

Aznar
Y otras lindezas
Clemente Polo Libertad Digital 6 Noviembre 2010

Dedico esta pequeña crónica a todos aquéllos que encontraron fuera de lugar que criticara en un artículo anterior ("Abucheos") a los ciudadanos que abuchearon al presidente del Gobierno durante el desfile de la Fiesta Nacional el pasado 12 de octubre. Reflexiono, desde otra perspectiva, sobre el mismo tema al que también dediqué el siguiente artículo ("Manifestaciones"): el respeto debido a las instituciones centrales del Estado constitucional, más allá de la simpatía o antipatía que puedan despertar en nosotros las personas que circunstancialmente las representan

Corría el 14 de enero de 1999, casi la prehistoria. El Sr. Aznar presidía el Gobierno de España y estaba de visita en Barcelona. Eran los tiempos en que el Sr. Pujol, presidente de la Generalitat, respaldaba al Sr. Aznar en el Congreso y el Sr. Aznar daba por buena la Ley de Normalización Lingüística aprobada en el Parlamento de Cataluña y atendía con solicitud las peticiones del Sr. Millet para financiar la rehabilitación del Palau de la Música (hoy sabemos que parte de ese dinero sirvió también para rehabilitar la casa familiar de Millet y engrasar la maquinaria de la Casa Gran de CDC).

Cuentan las crónicas (La Vanguardia, 15 de enero 1999.) que ese día el presidente realizó una visita privada al Centro Nacional de Microelectrónica (CNM) del CSIC en la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) acompañado por una reducida escolta. A la cita acudieron puntuales "unos doscientos estudiantes que pretendían acercarse hasta el centro" y doce policías tuvieron que hacerles frente y cerrarles el paso. "Aparecieron más estudiantes y llegaron hasta seis camionetas de policía" y "mientras continuaba la visita de Aznar, se inició una batalla campal entre estudiantes –sobre todo de la Facultad de Letras, algunos con pancartas independentistas– y miembros de la Unidad de Intervención Policial". El rector y el decano de Letras negociaron "con el representante policial para permitir que los estudiantes pudieran acercarse pacíficamente hasta la puerta del centro, pero... tras acordarlo, algunos agentes volvieron a cargar". La batalla se saldó con 14 manifestantes y 5 policías heridos leves. "Fuentes oficiales informaron de que el rector pidió disculpas a Aznar por el comportamiento incívico de algunos estudiantes".

La entrada de la policía en el campus universitario provocó la inmediata condena de las autoridades académicas de la UAB. El rector Solá, futuro consejero de Universidades de ERC y hoy en las listas de Solidaritat Catalana per la Indepèndencia, declaró que "habría que remontarse a épocas anteriores a la democracia para recordar una actuación semejante de la policía en un recinto universitario" y "presentó una demanda judicial contra la actuación de los agentes". El equipo de Gobierno de la UAB emitió un comunicado para expresar "su más enérgico rechazo... a la actuación ‘desproporcionada’ de la policía" y "la actuación injustificada de algunas autoridades", y convocó un claustro "en el que los estudiantes pedirán que se declare a Aznar persona non grata en la UAB y el rector pondrá su cargo a disposición de los claustrales". El claustro se celebró el 18 de enero, y tal y como estaba previsto, tras ratificar por una amplísima mayoría al rector, el presidente Aznar fue declarado persona non grata. Aunque nunca las políticas de Aznar despertaron mi entusiasmo –algunas, como su connivencia con los nacionalistas catalanes y vascos, franco rechazo–, sentí como profesor de la UAB una profunda vergüenza ante la actitud del equipo de gobierno y los acuerdos adoptados por el claustro.

Todos los partidos catalanes en la oposición PSC, ERC, EUA y PI acudieron cual tiburones a la llamada de la sangre, entendiendo que algún beneficio podría reportarles desgastar al Gobierno, y pidieron a coro la dimisión de la Sra. García Valdecasas, delegada del Gobierno en Cataluña. El Sr. Clotas, portavoz socialista, la acusó de incompetente por no saber "afrontar una situación, el abucheo de unos estudiantes, que otros presidentes, como González y Suárez, han tenido que soportar", y el PSOE pidió "la comparecencia urgente del ministro del Interior, Jaime Mayor Oreja, para que explique la brutal actuación de la policía". ¡Cráneos privilegiados! Al entender del rector y los líderes de los partidos en la oposición, el presidente debería haber soportado estoicamente los insultos de varios centenares de energúmenos y realizado una exhibición acrobática para esquivar los proyectiles que le lanzaban. ¿Será éste el destino que espera al Sr. Rodríguez Zapatero o al Sr. Rajoy si osan visitar, aunque sea privadamente, el flamante Sincrotrón Alba en la UAB?

Para terminar, quiero resaltar dos detalles que tal vez hayan pasado desapercibidos en el relato. La visita de Aznar era, como queda dicho, estrictamente privada, de ahí que apareciera el presidente con una escolta mínima en el campus. Como la decisión de visitar el CNM no se comunicó al Rector hasta bien entrada la tarde del día 13, solamente el propio rector o su entorno más próximo pudieron filtrar la información a las organizaciones estudiantiles. Todo un ejemplo de lealtad institucional. El segundo atañe a las disculpas que, según fuentes oficiales, presentó el rector al presidente Aznar. Tengo serias dudas sobre la sinceridad de las mismas. Como ya he mencionado, el rector intentó, durante la trifulca, negociar con la autoridad policial para que se permitiera a los estudiantes acercarse hasta la puerta del CNM y, una vez terminados los altercados, interpuso una demanda judicial contra los agentes policiales. En contraste, al rector ni se le pasó por la cabeza crear una comisión para aclarar el origen de la filtración y determinar las responsabilidades de los "estudiantes". Finalmente, el rector hizo gala de su incoherencia al no dimitir tras perder la votación de la moción que declaraba persona non grata al residente del Gobierno (sospecho que tras el paripé se marchó a su despacho a celebrar el resultado con su equipo).

Epílogo: Quizás entre quienes aplaudieron los abucheos dirigidos contra Rodríguez Zapatero durante la Fiesta Nacional el pasado 12 de octubre 2010 haya algunos ciudadanos que sintieron indignación cuando se produjo la manifestación orquestada contra la visita de Aznar a la UAB el lejano 14 de enero de 1999. Ojalá que estos tres artículos hayan servido para hacerles ver que, más allá de nuestras preferencias políticas, son las instituciones de nuestra democracia, no quienes circunstancialmente las representan, las que merecen nuestro respeto.
Clemente Polo es catedrático de Fundamentos del Análisis Económico en la Universidad Autónoma de Barcelona. Escribe regularmente en su blog.

UN GENEROSO "PELLIZCO"
Zapatero destina otros 400.000 euros para el catalanismo en Valencia
David Lozano El Semanal Digital 6 Noviembre 2010

Si la pasada semana les contábamos que el PSOE enmendaba los Presupuestos para financiar Escola Valencia, ahora ERC saca tajada para dañar las señas de identidad valencianas.

El PSOE presentaba una enmienda a los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para financiar con 200.000 euros la entidad catalanista Escola Valenciana. Una decisión sorprendente porque en años anteriores este papel de "poli malo" para con la Comunidad Valenciana lo había jugado Esquerra Republicana de Catalunya. Sin embargo, días después, hemos conocido que ERC no había solicitado esa subvención gubernamental porque tenía en la "recámara" reclamar a José Luis Rodríguez Zapatero más de 400.000 euros para entidades pancatalanistas que, sin mucha suerte, tratan de crecer en influencia en la Comunidad Valenciana.

ERC saca así una enorme tajada que irá a parar para financiar actividades de organizaciones (Acció Cultural, Fundació Josep Renau, Fundació Francesc de Vinatea) que atacan las señas de identidad valencianas defendiendo la catalanidad de la cultura valenciana. Los PGE ya contemplan así -por acuerdo expreso del Gobierno, PSOE y ERC- 150.000 euros para Acció Cultural del País Valencià, otros 150.000 para la Fundació Josep Renau y 100.000 euros más destinados a las arcas de la Fundació Francesc de Vinatea.

Un generoso "pellizco" para estas entidades que además de cultura se dedican a hacer política o editar revistas de ideología independentista.
Acció Cultural, que presidente el polémico Eliseu Climent, es la organización más veterana de ideología catalanista con sede en la Comunidad Valenciana.

Curiosamente en su sede central, el Centre Cultural Octubre de Valencia, también comparte instalaciones con otras de las entidades "premiadas" en los Presupuestos Generales del Estado 2001, la Fundació Josep Renau. Uno de los impulsores de esta entidad fue, en noviembre del año 1978, el propio Climent. Menos historia tiene la Fundació Francesc de Vinatea que, creada en el añ0 2006, no había obtenido financiación del Estado (aunque sí del ayuntamiento socialista de Gandia) hasta esta ocasión.

Por si esto fuera poco, el Gobierno central ha aprobado nada más y nada menos que otros 200.000 euros para financiar la restauración de la Font Gran en la valenciana población de Simat de la Valldigna, una localidad en la que ERC cuenta con un concejal, Joan Serra. Precisamente Serra no se esconde en sus pretensiones y con motivo de este "premio gordo" ha manifestado que "las enmiendas aprobadas por iniciativa de la formación catalana benefician al conjunto de los Països Catalans, lo cual demuestra que los diputados de ERC piensan en clave de país".

Impulso Ciudadano recurre las becas de Justicia por discriminar el castellano
Exige que se corrijan las bases de la convocatoria para reconocer el derecho de los ciudadanos a utilizar cualquiera de las tres lenguas oficiales
 www.lavozlibre.es 6 Noviembre 2010

Madrid.- Impulso Ciudadano ha decidido presentar un recurso de alzada contra la convocatoria de becas del Departamento de Justicia de Cataluña para la investigación, estudio y análisis en los ámbitos de la ejecución penal, la mediación penal, la atención a la víctima, la Administración de justicia y el derecho civil catalán. La razón del recurso es que en las bases de la convocatoria se obligaba a presentar los trabajos en catalán y se excluía al castellano.

La asociación que preside José Domingo sostiene que el trato es “discriminatorio por razón de lengua al vulnerarse el derecho de opción lingüística que consiste en la posibilidad de dirigirse a la Administración catalana en cualquiera de las tres lenguas oficiales”.

La convocatoria de becas fue publicada en el Diario Oficial de la Generalitat del 23 de septiembre por parte de la Consejería de Justicia. La asociación considera que este acto es una nueva prueba de que el Gobierno regional fomenta la “discriminación lingüística y vulnera los derechos lingüísticos de los catalanes”. Y ahonda además en su camino de ir contra la sentencia del Tribunal Constitucional, que estableció que no ha lugar a la preferencia de ninguna lengua a favor de la otra y que todas las lenguas oficiales de la comunidad pueden ser utilizadas con total normalidad por y ante la Administración autonómica.

Con este recurso, Impulso Ciudadano tiene la siguiente pretensión: “Que se corrijan las bases de la convocatoria del Departamento de Justicia en el sentido de reconocer expresamente el derecho de los interesados en acceder a las becas a presentar los proyectos y los trabajos en cualquiera de las tres lenguas oficiales de Cataluña, esto es, en catalán, castellano y aranés, y que se suspenda cautelarmente la misma por el perjuicio irreparable al derecho de los concursantes”.
 

Recortes de Prensa   Página Inicial