AGLI

Recortes de Prensa   Domingo 7 Noviembre  2010

 

Una bofetada cívica al Gobierno... y a la Oposición
EDITORIAL Libertad Digital 7 Noviembre 2010

El relativismo de los partidos políticos, cuya principal consecuencia es el sometimiento de los principios al mero cálculo electoral, había topado siempre con un dique moral en lo referente a las víctimas del terrorismo. Ayer, sábado seis de noviembre de 2010, también esa barrera ética fue franqueada por la clase política española, toda ella sin excepción. De la izquierda lo suponíamos, dada su absoluta falta de escrúpulos cuando está en el poder; del centrismo simplemente lo sospechábamos. En ambos casos los políticos españoles se encargaron ayer de confirmar que toda desconfianza hacia ellos siempre resultará insuficiente.

La soledad institucional de las víctimas en la concentración convocada por la asociación cívica "Voces contra el terrorismo" debería interpelar a los dirigentes políticos sobre su cada vez más acusada falta de legitimidad. Si los partidos son los representantes de la voluntad popular, no se explica su ausencia en una manifestación popular convocada para oponerse a la negociación con los terroristas, asunto que concita más del 70 por ciento de aprobación en todas las encuestas realizadas al efecto. Que lo haga el PSOE de Rubalcaba y Zapatero, por ese orden, es vergonzoso pero entendible. Que se sume a ese desprecio el partido de Miguel Angel Blanco y Ortega Lara es la amarga demostración de que en el PP se ha perdido cualquier atisbo de vergüenza política.

Afortunadamente, frente a esta traición de la casta política los ciudadanos españoles han sabido responder de forma ejemplar, yendo más allá de lo que podría esperarse dadas las dificultades que entrañaba una convocatoria en un día tan complicado por varias circunstancias. No caeremos en la trampa de la dictadura "del número" porque la dignidad de nuestros compatriotas asesinados está muy por encima de la aritmética sociológica, pero forzoso es reconocer la emoción que todos sentimos cuando la céntrica Plaza de Colón y sus alrededores aparecieron repletos de ciudadanos libres; hombres y mujeres venidos de todos los rincones de nuestra querida patria que no se resignan a ver cómo un Gobierno sin escrúpulos y una Oposición desleal trafican con el dolor de una nación por motivos electorales.

Nosotros también estuvimos allí, para dar voz a las víctimas, para apoyarlas y para que decenas de miles de ustedes que no pudieron acudir físicamente a la cita madrileña pudieran sentirse como si estuvieran entre ellas. Fuimos el único medio presente en ka concentración con un despliegue adecuado a la importancia del acto, pero al igual que los convocantes, no nos sentimos solos. El afecto de todos ustedes y la convicción de haber cumplido con el deber de todo medio de comunicación honorable es pago más que suficiente.

Enhorabuena a los convocantes, a los asistentes y a los que siguieron nuestra retransmisión por radio o televisión. Y a los políticos que huyeron para no enfrentarse a la mirada de aquellos a los que tienen decidido traicionar, recuerden: todos nosotros votamos. Y somos multitud.

Marea cívica
Luis del Pino Libertad Digital 7 Noviembre 2010

Editorial del programa Sin Complejos del domingo 7/11/2010

Cuando Francisco José Alcaraz convocó, hace un par de semanas, la manifestación contra las negociaciones del Gobierno y ETA, mucha gente pensó - unos deseándolo y otro temiéndolo - que la concentración fuera un sonoro fracaso. Ni la fecha era la mejor, ni tampoco se contaba con el apoyo de ningún partido, por no hablar de la abierta hostilidad de muchos medios de comunicación.

Y, sin embargo, ayer los españoles abarrotaron la madrileña Plaza de Colón. Ni el Ayuntamiento, ni el Ministerio de Interior, ni siquiera los propios organizadores, habían previsto semejante avalancha. Ni el silencio informativo, ni el hecho de que fuera puente en Madrid, impidieron que los 40.000 m2 de la Plaza de Colón y sus calles circundantes se quedaran pequeños para albergar a los manifestantes. Francisco José Alcaraz ni siquiera pudo leer el discurso que había preparado, ante las amenazas de la Delegación del Gobierno de multar a los organizadores, debido al colapso circulatorio que se originó en el centro de la capital.

Yo mismo suelo ser un optimista patológico, y sabía que ayer muchos ciudadanos iban a responder - porque nunca han dejado de hacerlo - a la llamada de las víctimas del terrorismo. Pero he de confesar que, por una vez en mi vida y sin que sirva de precedente, me quedé incluso corto en mis previsiones.

La concentración de ayer, en la que Pilar Elías, Salvador Ulayar y Teresa Jiménez Becerril pronunciaron magníficos y emotivos discursos, constituye una lección para mucha gente. Y en muchos sentidos distintos.

En primer lugar, porque más importante todavía que la multitudinaria asistencia fueron las inexplicables ausencias. Si hay silencios clamorosos, hay también ausencias que saltan a la vista con más fuerza que un vestido de colores chillones. Y ayer hubo muchos ausentes.

Parece mentira, pero hay políticos empeñados en dejar pasar de largo cualquier oportunidad que se les presenta de quedar bien, como si esas oportunidades abundaran mucho. Y no lo digo sólo por Rajoy: tampoco Rosa Díez se dignó a apoyar una concentración en la que se denunciaba la negociación del Gobierno con los asesinos de ETA, dejando así la duda, en muchas personas, de si todo el discurso de esa mujer - que trata de presentarse como la alternativa a los partidos tradicionales - es algo más que una pose.

En segundo lugar, la concentración puso de manifiesto el fracaso, el estrepitoso fracaso, de quienes intentaron ahogar la rotunda oposición de los españoles a la negociación con ETA por el procedimiento de cegar los cauces naturales por los que esa oposición hubiera debido discurrir.

Como se encargó en su día de desvelar el periódico El País, la propia ETA, en uno de sus comunicados, atribuyó el fracaso de las negociaciones durante la anterior legislatura a la oposición de la AVT y del PP. De ahí que algunos pusieran tanto empeño en neutralizar tanto al PP como a la AVT después de las elecciones de 2008.

Sin embargo, el diagnóstico de ETA y del Gobierno era incorrecto: no fue la oposición de la AVT o del PP, sino la de los españoles, la que hizo imposible la primera fase de negociación. Y esa oposición no ha disminuido. De modo que, al reducir al silencio a la actual cúpula popular y al reducir a la nada a la que hasta entonces había sido la principal de las organizaciones de víctimas, esa oposición de los españoles ha buscado una nueva salida hacia el mar de la opinión pública a través de otros cauces. En este caso, a través de la asociación Voces contra el Terrorismo.

Imagino que aquellos que tanto han invertido en tratar de aniquilar la rebelión cívica estarán hoy preguntándose qué es lo que ha fallado. Permítanme que les ayude, para que no se estrujen demasiado el cerebro: lo que ha fallado es que la mayoría del pueblo español no es como ustedes. Lo que ha fallado es que la mayoría de los españoles tiene muy claro algo que a ustedes se les ha olvidado hace mucho: la diferencia entre el bien y el mal; la distinción entre víctimas y verdugos; el enorme abismo que media entre moverse por imperativo moral y hacerlo por interés material.

Finalmente, el para muchos sorprendente éxito de la concentración de ayer pone de manifiesto una última cosa: que tratar de reducir al silencio a una mayoría de la población - porque una inmensa mayoría es la que se opone a que los asesinos sean premiados por sus crímenes - resulta imposible en pleno siglo XXI.

Porque aunque casi todos los medios tradicionales han intentado imponer la ley del silencio en torno a la concentración del 6 de noviembre, basta conque una radio (la nuestra) y un par de periódicos (La Gaceta y El Mundo) cumplan con su deber informativo para que la gente termine enterándose de aquello que quiere enterarse. Porque el poder de amplificación de Internet y de las nuevas tecnologías es inmenso.

En esas circunstancias, cuando los ciudadanos disponen de cada vez más mecanismos para acceder a la información que deseen, las consignas de silencio sirven tan solo para dejar con el culo al aire a todos aquellos que hace mucho tiempo que decidieron renunciar a su oficio de periodistas, para convertirse en simples voceros de la clase política.

Para terminar, permítanme que les diga que hoy me siento enormemente orgulloso de los ciudadanos españoles. Porque los que ayer abarrotaron la Plaza de Colón, acudiendo al llamamiento de las víctimas, lanzaron a nuestros representantes un mensaje lo más claro posible: que ni la Nación, ni la Democracia, ni la Justicia son conceptos discutidos, ni discutibles.

Y que - aunque aquellos que deberían representarnos pretendan otra cosa - los españoles no estamos dispuestos a aceptar nada que no sea una derrota total e incondicional de los terroristas.

Ni estamos dispuestos a dar la espalda a todos aquellos que han dado su vida, o de la sus seres queridos, por España, por la Constitución y por la Libertad.

Y que saldremos a la calle cuantas veces sea necesario para defender la Memoria, la Dignidad y la Justicia que demandan las víctimas del terrorismo.

Dejense de gilipolleces y de tomarnos a todos por gilipollas
Antonio Pérez Henares Periodista Digital 7 Noviembre 2010

Cada día una ocurrencia y cada semana una pajarraca. Entre medias una ración matinal de una cosa y la contraria. La cosa es la liebre nueva, la contraria es el gato por el que la han cambiado el siguiente. Y así hasta el 2012, así creyendo que con tales, el personal va a volver al redil y caminar tras ellos como ratones tras el flautista de Hamelin. Pues habrá quien pique, pero yo creo que la mayoría de los “malditos roedores” estamos hasta las mismísimas de flautas, gaitas y milongas. Que lo que echamos en falta es algo de queso que llevarnos al diente.

“Cuando el diablo no tiene que hace mata moscas con el rabo” decían en mi pueblo cuando se podían decir estas cosas y otras sin que te cayera encima la Inquisición de lo correcto y te pespunteara ..y “la diabla” y mejor no lo diga porque hay un laico y otro hindú y las moscas tienen derecho a vivir para preservar el ecosistema. Bueno pues que el diablo no mate moscas con el rabo cuando no tenga que hacer otra cosa. Pero es que estos tipos si que tienen muchas , pero la intemerata, pero de las que corren prisa, de las que son urgentes, de las que son de emergencia y de necesidad extrema.

Pues nada , de ellas mejor ni hablemos, porque ni saben, ni pueden ni quieren. Es más, cuando les obligan, porque esto se va por el despeñadero y arrastramos a toda Europa, primero lo venden como conversos pero al cabo de nada, la cangrejada de nuevo, frenazo y marcha atrás. En esas estamos de nuevo y otra vez más y aun mayor desconfianza, los intereses de la deuda redisparados, la desconfianza en creciente y escamada y otra vez, ¡ale! el borrico a la linde y el otro montado en su nube. Ahora resulta que lo de la jubilación y el calculo de las pensiones, que fastidia claro, pero parece necesidad insoslayable, queda retrasado al ya te veré a después de las elecciones y para ello es lo que han puesto a ese señor de la UGT de ministro, el que se manifestaba contra la Reforma Laboral del propio gobierno en el que ahora está y que ha venido para volver a hacer pastelitos en Moncloa con Méndez.

Aquí ya cuela poco, pero por ahí fuera no cuela nada. Y otra vez el fantasma de la quiebra soberana y que llevamos el camino de irnos al hoyo no se griego pero hondo y negro como un pozo. Dice este ZP que el es un “Obamita” en blanco y con ojitos claros. Más quisiéramos. Ese señor negro, cuando pierde, lo reconoce, asume la paliza y su responsabilidad y diagnostica sin pamemas. “Hemos frustrado a la gente. No crecemos y hay paro”. ¡Que tio!. Uno le admira y hasta espera que al menos lo de la Reforma Sanitaria lo consiga pero lo que más le da envidia es su cuajo y veracidad. Que le importe en serio su país y que se vaya a hablar con la oposición de lo que importa y de cómo sacar las cosas adelante.

Pero aquí nuestro querubín, con el doble paro, en crecimiento cero, en deuda alucinante a lo que está es a ver como se escurre. Y la escurriduría es ponernos a todos discutir gilipolleces.

Porque con la que está cayendo en eso nos quieren meter cada día y liarla entre las gentes. Los “morros” de la Pajín ( ya me han hartado y ahora si que así lo pongo aunque me lapiden) Asunto de estado, hoguera para Sánchez Drago y potro para Reverte. Como traca final la ocurrencia planetaria que debe ser la herencia de la Aido que no se ha ido: Ha sido descubierta la inconstitucionalidad de todos nuestros apellidos, tras 32 años, de ellos mas de veinte de gobiernos socialistas, en vigor y como andantes caballeros están prestos a enderezar el entuerto. El terrible problema que no ha dejado dormir a nadie, por el que claman en la plazas publicas y no hay rincón de España donde el asunto no angustie los corazones.

Pues miren , se acabó. Se van a ir ustedes todos por donde amargan los pepinos, a tomar viento, por el saco, a reírse de su santa y si me mandan a la Inquisición rosa y al Ejercito de Salvación progre pues que me lo manden . Porque no me vengan con que esto es política de izquierdas. Esto ni es de izquierdas ni es política. Esto es una mierda pinchada en un palo lectoral. Con todas las lechas. Esto es una mamarrachada en un momento en que las cosas no están ni para bromas. Mamarracho se le llama en mi pueblo, por ejemplo, a esa tiparraca o tiparraco, no se, a la que dicen que es Drag Quin, o como se diga, que me importa un carajo, pero para las gentes de a pie, o se de mi pueblo es lo que es y ha sido siempre: un mamarracho. Que hay a cientos y a miles pero no se puede decir porque eres machista, u homófobo, o no se que leches eres, porque si te parece repulsivo, vomitivo y asqueroso el tal Jorge Javier y su caterva apestosa y la arpía disfrazada de si misma, que conduce un corral de impresentables te semeja un virago y un tipo con apellido de estado americano, un verdadero escuerzo, pues como resulta que son “progres” bendecidos, pues tu ya eres para los siglos de los siglos un facha.

Y si aunque seas un ateazo , el que venga el papa y vaya a Santiago o a bendecir la Sagrada Familia a Barcelona te parece muy normal y razonable, ¿dónde va a ir un Papa sino a esos sitios y a decir misa?, pues te sale el memo del alcalde de Barcelona hablando de tolerancia , pero ¿que tolerancia? si aquí el personal es en un 80%, y aunque sea de poco practica , cristiano. Pues no lo digas que eres un retrogrado y por decirlo te llaman facha, pero el otro puede decir de si mismo y de sus colegas que son “ mariconas” y le rien la gracia o masturbito y le palmean la espalda y hacerle la pelota aun ulema medieval y predicador de guerras santas y eres un multicultural solidario.

Te lo puedes tomar todo a risa, que era para ello. Pero no, porque una a una te la van metiendo doblada, imponiéndote esto, prohibiéndote lo otro, podando el idioma, fiscalizando la literatura y adoctrinando la historia. Y ya no tiene uno un pase y estalla. Porque es hora de hacerlo, de decirles que se acabó, que nos dejen en paz y que dejen de tocarnos las narices y que se pueden meter el anatema por donde les quepa. En román paladino, a la española manera de decir las cosas, sean estas dichas en cualquiera de nuestras bellas lenguas, sea esta el gallego, el catalán, el castellano o el vascuence, quien lo sepa. Váyanse al cuerno, gobiernen si es que saben y déjense de una vez de hacer gilipolleces y de tomarnos a todos por gilipollas.

A 200 km/h. y por el carril contrario
José Antonio Zarzalejos. El Confidencial 7 Noviembre 2010

La ‘remontada’ socialista con el nuevo Gobierno ya está amortizada por una cascada de datos negativos que avalan el agotamiento del proyecto socialista. Son datos recientes, contundentes e inapelables. El primero es que, según el Banco de España, en un informe adelantado ayer, el país se ha instalado, técnicamente hablando, en el estancamiento económico. Pero hay mucho más. El BBVA avisa de que la crisis está amenazando a corto plazo la solvencia de la Seguridad Social (el mes pasado perdió 5.331 cotizantes, cifra alta teniendo en cuenta que los desempleados con subsidio aportan sus respectivas cuotas), lo cual se corresponde con la información que advierte que en nuestro país sólo hay 2,03 ocupados afiliados por cada pensión pública: se trata de la ecuación más baja desde el año 2000 como ayer informaba en El Confidencial Carlos Sánchez.

Más datos: hemos superado los cuatro millones de parados registrados en el INEM (68.213 adicionales en octubre) y el Banco presidido por Francisco González sitúa el porcentaje del desempleo en 2011 nada menos que en el 20,6 %; el Fondo Monetario Internacional, no sólo no cree que España sea capaz de reducir el déficit y alcanzar el 3% del Pacto de Estabilidad y Crecimiento de la UE (pronostica que en 2013 estará en el 5,6%), sino que también discrepa con el Gobierno en el incremento del PIB para el próximo ejercicio, que sitúa muy por debajo del optimista 1,3% previsto por Elena Salgado, dejándolo en el 0,6%. La descalificación de los Presupuestos Generales del estado por el FMI es prácticamente total. Regresa la desconfianza total.

Mientras tanto, los mercados vuelven a castigar la deuda española -Rusia ha dejado de comprarla-, cuyo diferencial con la alemana se ha vuelto a disparar: es de 200 puntos básicos, como antes de la publicación de los llamados ‘test de estrés’, lo que encarece el crédito internacional y la financiación de las empresas españolas, panorama que se completa con la caída de nuestro país al vigésimo puesto en el ranking de desarrollo humano elaborado por la ONU: perdemos cinco puestos respecto de 2009 (puesto 15º), de 2008 y 2007 (13º) y de 2006 (19º).

Esta situación de profunda depresión socio-económica ha sido diagnosticada por la Fundación de Estudios de Economía Aplicada (Fedea) como de “estancamiento” para prácticamente una década lo que nos llevaría a un comportamiento económico como el padecido por Japón. Si las reformas se hubieran hecho antes y con mayor agresividad positiva en sus planteamientos, nuestro país estaría en una posición sustancialmente mejor. Además, el retraso de la reforma de las pensiones –evidentemente voluntario por inseguridad política e ineficiencia técnica del Gobierno— ilustra el grado de precariedad política del Ejecutivo socialista al que los mercados, los organismos internacionales, los socios más potentes de la UE y los analistas más reputados, siguen sin conceder la credibilidad suficiente como para elevar las expectativas y crear un clima de confianza.

No sólo es un problema de comunicación
La conclusión es ya conocida: con Zapatero en la Presidencia del Gobierno y con unas políticas reformadoras coyunturales, timoratas y retrasadas, no salimos de la crisis. Y la solución, visto está, no reside en comunicar mejor o peor, sino en una rectificación tanto en los criterios de gestión económica como en la dotación a la sociedad de determinados valores que el socialismo de este PSOE ha diluido por completo. La “paliza” -como él mismo definió su derrota el martes pasado- de Barack Obama en las elecciones de mitad de mandato se explica en un dato y en una actitud. El dato es el desempleo en EE UU, casi el 10%, cifra desconocida allí.

La actitud es la del presidente USA: la arrogancia intelectual que le presentaba prepotente suponiendo que las políticas sociales le eximían de una eficaz gestión de la economía. ¿Les suena? El liberalismo progresista estadounidense ha recibido un varapalo similar a la socialdemocracia, el socialismo y el progresismo de izquierdas en Europa: todas las sociedades occidentales han entregado a las fuerzas de derecha y de centro-derecha el timón para navegar en la tormenta de la recesión y alcanzar puerto. Así ha sucedido en Gran Bretaña, Alemania, Francia, Holanda, Suecia… y así sucederá en España porque nuestro socialismo, como otros, carece de un esquema ideológico y programático creíble y se refugia en emocionalidades o banalidades o en debates artificiales y oportunistas. España como Estado y como sociedad circula, a diferencia de su entorno europeo y occidental, como un conductor ebrio, a 200 kilómetros por hora y por el carril contrario (el izquierdo en vez del derecho). El siniestro resulta inevitable aunque en los primeros kilómetros vaya esquivando los vehículos que circulan de frente.

Podría muy bien elucubrarse sin miedo a errar que, ante las proporciones del desastre, Zapatero se ha retirado del proscenio para camuflarse entre bambalinas e intentar salir luego al escenario más compuesto mientras Pérez Rubalcaba le anima el auditorio y distrae a los adversarios. Por el momento, el presidente -que sí estuvo en la misa de Juan Pablo II en 2003 en Madrid, que sí acudió al desayuno de oración invitado por Obama y que también celebró con Erdogan, presidente de Turquía, el fin del Ramadán- no hará acto de presencia ni hoy ni mañana en los actos del Papa en Santiago y Barcelona. Algunos opinan que quiere resguardarse de los abucheos que le lloverían en Galicia y Cataluña y otros, que pretende refrescar su laicismo luego de que ya nadie crea en sus principios ideológicos.

Podría muy bien elucubrarse sin miedo a errar que, ante las proporciones del desastre, Zapatero se ha retirado del proscenio para camuflarse entre bambalinas

El vicepresidente primero, además, intenta que el presidente esté callado: sus comentarios sobre las declaraciones de miembros de Batasuna que “no caerán en balde” resultaron una clamorosa metedura de pata que ha generado un oleaje innecesario. Rubalcaba -y otros- ya se lo han dicho a Zapatero: ir de pacificador con ETA o de legalizador con Batasuna, no sólo no suma votos, sino que los espanta. Y para convencerle -si eso fuese preciso- ahí está el pulsómetro de la cadena SER del pasado jueves según el cual tres de cada cuatro españoles no ofrece a los movimientos de la banda y de su entorno la más mínima credibilidad.

Esta opinión de incredulidad, es, además, homogénea: opinan en el mismo sentido la mayoría de los vascos, coincidencia que se da por primera vez con el resto de los españoles. Los que suponían que el Gobierno disponía de la “baza” electoral de neutralizar definitivamente a ETA, además de confundirse, se están ganando la reprobación pública como ese hombre que -quizás por obsesión, quizá por frustración- insiste en el diálogo: Jesús Eguiguren, presidente del PSE, al que Blanco ha recomendado “silencio”.

La tontería de los apellidos en medio de la crisis
No hay baza económica, no hay baza terrorista, no hay baza carismática porque Zapatero ha perdido su capacidad de sugestión. Allí donde pone la mano, crea un problema. Incluso en su mismo partido: véase en qué grado de lucha fratricida se ha enfangado el socialismo madrileño después de la apuesta presidencial contra el triunfador Gómez y a favor de la perdedora Jiménez.

Sacarse de la chistera una reforma del Registro Civil para que se puedan alterar a voluntad los apellidos de los hijos y resolver el conflicto mediante el arbitrario criterio del orden alfabético, es algo peor que una forma de agitación y propaganda: es una entera estupidez en el contexto crítico actual. En España ya se puede cambiar el orden de los apellidos por causas determinadas y con intervención del juez. Y en todo caso: igualdad, sí pero con un criterio dirimente justo que quede siempre en manos de un juez cuando no haya acuerdo y el asunto se convierta en un contencioso familiar.

Pero insisto, la cuestión del orden de los apellidos es un debate de patética diversión que intenta distraer sobre el tema crucial: España se estrella con una crisis que parece ha echado el ancla para acompañarnos durante años, unos mercados, organismos internacionales y socios que siguen sin otorgar credibilidad al Gobierno, una izquierda española de museo cuando los países occidentales se confían a las terapias liberal-conservadoras, un presiente que no cumple con su responsabilidad internacional por miedo o por prejuicio y un debate sobre apellidos de la factoría menos imaginativa de la agitación y propaganda del PSOE.

El resultado: con la velocidad de hondura de la crisis y con las recetas equivocadas de gestores no cualificados, no será distinto al que le espera al conductor ebrio, a 200 kilómetro por hora y circulando por el carril contrario. ¿Un suicidio? Efectivamente: un democrático suicidio. No menos letal por democrático y legítimo -que no derechamente patriótico- inducido por un Gobierno que ya debió adelantar la cita con las urnas pero que ha optado por aferrarse agónicamente al poder. Ya se sabe que el suicida de autovía no sólo pierde su vida sino también la de los demás. En esas, metafóricamente hablando, estamos.

Un charrán
Alfonso Ussía La Razón 7 Noviembre 2010

Ignoro el origen de la mala fama del charrán, ave marina grácil y picuda, que nada tiene de sinvergüenza. Pero al tunante, al pillo de poco donaire, al aprovechado sin tino, se le dice charrán como al ave. En la España de hoy vuelan muchos charranes, pero ninguno como Albert Vilalta, el pijoprogre barcelonés que ha pedido ser considerado víctima del terrorismo con su correspondiente indemnización. Vilalta, como sus dos compañeros, no es otra cosa que un esnob de la solidaridad, un rico que juega a tercermundista de chacota. Se metieron ellos mismos en la boca del lobo, y cayeron en manos de Al Qaeda.

El Gobierno se humilló, por rescatarlos, a negociar con los terroristas. Y terminó pagando a cambio de sus vidas, y en contra de la opinión del resto de los gobiernos europeos, una cantidad aproximada a los diez millones de euros. Se movilizaron toda suerte de enlaces, intermediarios y agentes para salvar la vida de los tres frívolos «cooperantes», que ya me dirán en qué cooperan y para quién lo hacen. Además de los millones de euros del rescate, los costes de la movilización masiva de intermediarios y comisionistas, España, los españoles, nosotros, los contribuyentes, pagamos el combustible de los aviones «Phantom» que volaron cuarenta veces –creo que fueron treinta y nueve–, llevando y trayendo negociadores a distintos destinos africanos para rescatar a los tres buenistas juguetones.

Nos ha salido la broma de los llamados «cooperantes» por un ojo de la cara, y pretenden arrancarnos el otro. Y lo que es más grave, más allá de las perversas intenciones económicas, pretende que su caso sea comparable al de las Víctimas del Terrorismo, al de los asesinados, secuestrados y mutilados por la ETA o Al Qaeda. Pretende el ridículo Vilalta que su dolor sea equiparable al de las familias de los asesinados, secuestrados o mutilados por la ETA, el GRAPO, Al Qaeda o cualquier otra banda terrorista que ha sembrado de sangre inocente España.

Este señorito de la nueva «gauche divine» de Barcelona nos ha salido demasiado rana. A pesar de que ellos, Vilalta y sus compis, fueran los culpables de su desdicha, y por encima del dineral que le costó a España traerlos con vida humillando a un Estado de Derecho ante una banda de terroristas del siglo XI, todos nos alegramos de verlos con vida y de vuelta a casa. En el caso de Vilalta, con una cierta decepción cuando no tuvo el detalle, en el aeropuerto del Prat, de agradecer en español lo que los españoles habían hecho por él. Sus compañeros de fechoría bondadosa al menos se acordaron de que fue España la que los sacó de la guarida de los asesinos islámicos. Pero esos gestos aldeanos se olvidan y hasta se disculpan. No hay que pedir peras al olmo. Como decía el gran Antonio de Lara «Tono», no se puede pedir peras al olmo porque debe de estar prohibido. Pero hasta aquí podíamos llegar.

Vilalta, si aún le queda una resolana de pudor en su piel, una brizna de dignidad, está obligado a renunciar inmediatamente a su escandalosa solicitud. De no hacerlo, irá por la vida marcado por la ignominia. Vilalta y sus compis hicieron oídos sordos a continuas advertencias y, por hacerse los buenos, montaron el lío. España pagó por sus vidas muchos millones de euros. Si Vilalta fuera honesto, y dado que no parece tener problemas económicos, los devolvería. No es el caso. Pero que encima pida más dinero y una consideración social, es de charrán sin plumas.

Mentiras y gordas: el Tío Ramonet en La Moncloa
Manuel Cerdán www.gaceta.es 7 Noviembre 2010

Mentiras y gordas es el título del guión cinematográfico escrito por la ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde. La película se estrenó en marzo de 2009, un mes antes de que el presidente ZP se fijara en ella y la nombrara ministra, aunque el guión ya había sido escrito tiempo atrás.

González-Sinde nunca imaginó que iba a disfrutar del honor de apodar la segunda legislatura de Rodríguez Zapatero. ¡Qué mejor título que Mentiras y gordas! Ya lo razonaremos. Además de dar en la diana, la ministra hacía de pitonisa porque preconizaba en lo que iba a convertirse su jefe: en el mayor trilero de la historia de España.

Y que conste que no doy a la palabra trilero un sentido despectivo o peyorativo, sino admirativo. Porque para atraer y engañar a la opinión pública hay que disponer de unos atributos especiales. Sobre todo, estar capacitado para sortear todas las leyes de la cinésica a fin de evitar que te detecten toda suerte de imposturas.

Zapatero ha demostrado en los últimos años ser un maestro de la propaganda y el proselitismo. Logró sortear el batacazo de las negociaciones con ETA y superar todos los test cuando en la campaña electoral de 2008 ocultó la crisis económica que se nos echaba encima.

Aquello le facilitó pisar la moqueta de La Moncloa en una segunda legislatura. Mentiras y gordas no es el único título premonitorio de un guión de la ministra que sirve para retratar a ZP y sus circunstancias. Hay otros: La casa de los líos –Ferraz y La Moncloa–, Lágrimas negras –que le pregunten a los parados–, La vida que te espera –a los jubilados y pensionistas– y Entre vivir y soñar –lo único que nos queda–.

Zapatero se ha convertido en el mayor vendedor de mantas de la historia de España. En mis años infantiles, a esos comerciantes ambulantes les llamaban en Levante sacamuelas. Se paseaban por los pueblos con un pequeño camión ofreciendo todo tipo de artículos de escaso valor; sobre todo, mantas.

Los parlanchines vendedores, gracias a su ingenio y facilidad de palabra –ayudados por un sistema de megafonía–, embaucaban a los paisanos y lograban colocarles unas bagatelas a un precio superior. Eran verdaderos prestidigitadores del comercio. Recuerdo que el number one procedía de Murcia y se hacía llamar Tío Ramonet. Ahora, otros se manifiestan como funambulistas que dominan el alambre y viven en palacios presidenciales.

El diccionario define impostura como “la falta a la verdad que se comete cuando se hace creer a una persona algo que en realidad es mentira para obtener un beneficio”. Si echamos un vistazo a las promesas, compromisos y juramentos del presidente del Gobierno nos enfrentamos a otro Tío Ramonet. Otro sacamuelas que nos vende un lote de mantas de baja calidad. Dispongo de un camión lleno de centenares de cobertores y edredones, pero me limitaré a una pequeña caja de colchas:

En su discurso de investidura, en abril de 2004, ZP nos obsequió con la primera impostura: “Quiero ejercer una acción de Gobierno en la que nadie se sienta excluido. Estoy dispuesto a gobernar desde el diálogo, el entendimiento y el encuentro”. Hace unos días, su grupo parlamentario, recibiendo instrucciones de La Moncloa, vetaba en el Congreso una iniciativa del Partido Popular para que se tratara el desbloqueo de la congelación de las pensiones.

Otra impostura: “Me comprometo a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero de acuerdo con el protocolo de Kioto”. Pues nada de eso. España supera en un 35% el compromiso de Kioto en la emisión a la atmósfera de CO2. Eso nos cuesta a los españoles 638 millones de euros.

Zapatero, que utilizó el 11-M y la participación de España en la guerra de Irak para ganar las elecciones de 2004, pegó un giro y envió tropas españolas a Afganistán con el cuento de que aquello era una misión de paz. El tiempo nos ha demostrado que los soldados españoles están en tierras afganas participando en una contienda militar. Y no sólo eso, sino que, durante años, el número de efectivos militares ha ido en aumento.

Tal situación ha provocado que nuestro país aparezca en todos los foros de Al Qaeda como los enemigos del islam y nos hayamos convertido en potenciales objetivos de los yihadistas de Bin Laden. En definitiva, un panorama muy parecido al que Zapatero recriminó al ex presidente Aznar.

La propaganda de La Moncloa ha convertido al Gobierno de Zapatero en el paladín de las causas sociales, pero, con el tiempo, todas las promesas han caído en saco roto.

Mentiras y gordas
Para muchos militantes socialistas –más de un 60% no piensa volver a votar a ZP– ésa ha sido la mayor felonía del presidente: congelación de pensiones, reducción de salario a funcionarios, reformas laborales que perjudican a las clases más bajas, eliminación de los fantasmagóricos 400 euros y la ayuda a los nacidos, Ley de Dependencia sin fondos, aumento de impuestos como el IVA y las retenciones de IRPF, supresión de la desgravación por la compra de vivienda…

“No tenemos la intención de subir los impuestos y, en todo caso, si hay alguna medida coyuntural, será muy moderada”, decía ZP en Radio Nacional de España a mediados de 2009. ¿Otra patraña?

Pero ahí no acababa todo. Dos meses después, en septiembre de 2009 declaraba a El Mundo: “Las pensiones mínimas ganarán poder adquisitivo y mejorarán su situación, como hemos venido haciendo los últimos cinco años”.

Mentiras y gordas. No sólo es el responsable de la congelación, sino también el culpable con su veto de impedir que otros lo arreglaran en el Congreso.

“No habrá abaratamiento del despido”, afirmaba a comienzos de año a una emisora de radio. Iba en la línea de: “Abaratar el despido supone adelgazar el Estado de bienestar”. Más mentiras.

Pero, para mentiras gordas, sus intervenciones sobre el discurrir de la crisis económica. “Nuestro país está mejor preparado que nadie para frenar la desaceleración” o “lo peor de la crisis ha pasado ya” –una cantinela que escuchamos todos los meses desde 2008–. ¿Y qué me dicen de estas falsas predicciones?: “Prometo crear dos millones de nuevos empleos” o “España está preparada para llegar al pleno empleo” –ambas en marzo de 2008–.

Podría seguir con ETA, las relaciones con Cuba o Venezuela, la Memoria Histórica, la igualdad… pero necesitaría otra página.
Eso sí, no quiero pasar por alto el trato que da el Gobierno de Zapatero a las comunidades autonómicas gobernadas por partidos de la oposición. Por ejemplo, Madrid.

Durante el mandato de ZP, las inversiones estatales en Madrid han descendido un tercio cuando, al mismo tiempo, han crecido en Cataluña un 68% y en Andalucía, un 61% . Su Gobierno destina a los madrileños 187 euros menos que a la media nacional por habitante y eso se percibe en la aplicación de la Ley de Dependencia, a la que sólo aporta el 20% del gasto cuando está obligado a financiar la mitad.

En materia social, el Gobierno de Zapatero ha reducido los créditos del Plan de Acción para las Personas con Discapacidad en casi cuatro millones de euros y ha disminuido las dotaciones para los planes de Atención a la Infancia y la Familia y el Plan Estatal del Voluntariado. También ha suprimido de un plumazo el Plan Gerontológico.

Zapatero, asimismo, ha reducido las dotaciones en Madrid para otro de sus planes estrella: Vivienda y Rehabilitación. Y contribuye de manera raquítica en el Fondo de Cohesión Sanitaria, con tan sólo el 30% de lo que les cuesta a los madrileños –900 millones– la asistencia médica para los desplazados de otras regiones.

Los incumplimientos de Zapatero también afectan a aspectos en materia cultural, judicial, obras públicas, inmigración y medio ambiente.
Mentiras y Gordas. El Tío Ramonet de La Moncloa sigue interpretando el guión de su ministra de Cultura.

¡Cuántas mantas le quedan por sacar de la chistera! La última: dar crédito a una futura candidatura del vicepresidente Alfredo Pérez Rubalcaba.

No hay nada peor en ZP que sus abrazos de oso. Que se lo pregunten a Jesús Caldera, Jordi Sevilla, Patxi López, Tomás Gómez, José Montilla, Mª Teresa Fernández de la Vega y Pedro Solbes, entre otros muchos.

Sahara liberado: amenaza de invasión de Mohamed VI
Carlos Ruiz Migue Periodista Digital 7 Noviembre 2010

El Sahara Occidental es un territorio dividido por un muro de la vergüenza. Mohamed VI acaba de amenazar con invadir el territorio liberado del Sahara Occidental que controla la RASD/Frente Polisario. Una gravísima amenaza que pone de manifiesto la mala fe de Marruecos ante las negociaciones que debe celebrar con el Frente Polisario el día 8 de noviembre sobre el Sahara Occidental.

I. EL SAHARA OCCIDENTAL: UN TERRITORIO DIVIDIDO...
El Sahara Occidental es un territorio dividido. El mapa que más exactamente describe la situación geográfica del territorio puede consultarse aquí.
Lo cierto es que la parte al oeste del muro que divide el territorio está ocupada por Marruecos y que esa ocupación está condenada por Naciones Unidas.
En la parte que está al este del muro ejerce su autoridad exclusiva la República Saharaui fundada dirigida por el Frente Polisario.

II. ... UNA DIVISIÓN INICIADA CON UNA INVASIÓN ILEGAL
El muro que se construyó por Marruecos y que establece esa división, se construyó para consolidar una ocupación ilegal producida tras una invasión también ilegal: la "Marcha Verde" que se "conmemora" en Marruecos. Una conmemoración que ya lo dice todo: pues, que yo sepa, Marruecos es el único país del mundo que ha establecido como fiesta nacional una violación del Derecho Internacional.

III. MOHAMED VI AMENAZA CON UNA NUEVA INVASIÓN
Las anteriores aclaraciones son pertinentes para entender la gravedad de las amenazas que acaba de formular Mohamed VI en su discurso de "conmemoración" de la "Marcha Verde".
¿Qué ha dicho Mohamed VI?
Según la agencia oficial de prensa del majzén, ha dicho esto (las cursivas son mías):

Así pues, reafirmamos que jamás abandonaremos a nuestros fieles súbditos de los campamentos de Tinduf, estén donde estén, a la vez que no escatimaremos esfuerzo alguno para que alcancen sus derechos fundamentales de libertad de expresión, circulación y retorno a la Madre Patria.
(...)
Marruecos, que ejerce su soberanía sobre la totalidad de sus territorios, asume sus responsabilidades legales internacionales, sin confusiones ni ambigüedades, condena la falsa propaganda que se difunde acerca de cuanto se denomina zonas “bajo control” al Este de la línea defensiva cuya naturaleza pacífica todo el mundo conoce, así como la prudente finalidad que detrás de la misma existe.

Nuestro país no va a permitir ninguna violación, modificación o puesta en duda de la marroquidad de estas zonas, ni cualquier intento provocativo de imponer un hecho consumado o cambio del statu quo.

IV. UNA AMENAZA QUE TIENE PELIGROSOS PRECEDENTES
En el año 2008, Marruecos, de forma no pública, amenazó con bombardear el territorio liberado del Sahara Occidental. En aquella ocasión, la amenaza no se formuló públicamente, pero se publicó por el Secretario General de la ONU en un informe al Consejo de Seguridad (las negritas son mías):

El Frente Popular para la Liberación de Saguía el-Hamra y de Río de Oro (Frente Polisario) celebró su 12º congreso en Tifariti, a unos 70 kilómetros al este de la berma, del 14 al 18 de diciembre de 2007, y sus dirigentes examinaron distintas opciones políticas, incluida la de reanudar el conflicto armado. Antes del congreso habían aumentado las tensiones porque Marruecos se oponía a que se celebrara en Tifariti.
(...)
El 3 de marzo de 2008, en una reunión con el Comandante de la Fuerza de la MINURSO, el Real Ejército de Marruecos amenazó con utilizar los “medios adecuados”, incluso “ataques aéreos”, para impedir toda nueva construcción en la zona Tifariti. El Comandante de la Fuerza respondió que esas actividades civiles se desarrollaban a unos 70 kilómetros al este de la berma, en la “zona de restricción parcial”, en la que no infringían el acuerdo militar No. 1.

V. ¿ESTAMOS ANTE LAS PUERTAS DE UN ATAQUE MILITAR?
El majzén, como he escrito aquí, está muy nervioso. Su posición en defensa de la anexión ilegal del Sahara Occidental es indefendible. La ofensiva de sus terminales para criminalizar al Frente Polisario vinculándolo con "Al Qaida" recuerda cada vez más a las famosas "armas de destrucción masiva" de Iraq.
La situación es desesperada y todo es posible.
Existe un serio riesgo de un ataque sangriento del majzén contra el campamento de Akdaim Izik.
Existe un serio riesgo de un ataque sangriento del majzén contra el territorio liberado del Sahara Occidental.
Es hora de poner fin a los delirios del majzén. Y en esa misión, España, potencia administradora del Sahara Occidental tiene una grave responsabilidad.

LA MULTITUD COLAPSÓ GOYA Y CASTELLANA
La multa a Alcaraz podría ascender a 350.000 euros
El éxito de la concentración convocada por Voces contra el Terrorismo colapsó Castellana y Goya al desbordar la multitud los jardines de Colón. Antes de poder leer su discurso, la Policía pidió a Alcaraz que disolviera la convocatoria. Ahora podría tener que asumir una multa de hasta 350.000 euros.
LIBERTAD DIGITAL 7 Noviembre 2010

La policía ya ha elevado expediente de los hechos y en casa de Francisco José Alcaraz se temen que tarde o temprano llegue la multa. Son sanciones "la más pequeña de 60.000 euros y la más cara de 350.000 euros", explican a Libertad Digital fuentes cercanas al presidente de Voces contra el Terrorismo.

En cualquier caso, las mismas fuentes confirman que la satisfacción y "alegría" por el éxito cosechado este sábado en la madrileña Plaza de Colón contra la negociación con ETA puede, de momento, a la preocupación por esa posible multa.

Una multa que, de llegar, no haría más que certificar el rotundo éxito de Francisco José Alcaraz que tuvo un respaldo mayoritario pese al boicot que había sufrido en la prensa y por parte de los partidos políticos, que no secundaron la convocatoria. Pese a todo, se pudieron ver políticos del PP que acudieron a título personal y no representando al partido.

El propio Francisco José Alcaraz confesó, en declaraciones a LDTV y esRadio, que sólo hace unos días, cuando llegó a la plaza de Colón, pensó que no sería capaz de llenar un espacio tan amplio. El permiso que había otorgado el Ayuntamiento comprendía únicamente los jardines de la plaza de Colón, pero en ningún caso el paseo de la Castellana.

Finalmente la convocatoria desbordó ampliamente las expectativas. Tanto es así, que la multitud que abarrotó Colón no entraba en los jardines y ocuparon la Castellana, obligando a cortar el tráfico. Lo mismo pasó en las calles Goya y Jorge Juan.

Fue entonces cuando Alcaraz se dirigió a los asistentes para comunicarles que no podría leer su discurso, ya que debían abandonar la plaza de Colón porque la Delegación del Gobierno había comunicado que "hemos colapsado la Castellana, hemos colapsado toda esta zona de Madrid".

Así, el jefe del operativo de Policía se puso en contacto con la organización para comunicarles que estaban incumpliendo el permiso otorgado por el consistorio madrileño, ya que no tenían permiso para cortar vías públicas. Así, la sanción o multa estará "al caer" según nos confiesan fuentes de la asociación, "lo único que tenemos que hacer ahora es luchar para que no sea muy cara". No obstante, según fuentes consultadas por LD, la sanción podría alcanzar los 350.000 euros de máximo y los 60.000 euros como mínimo.

Permiso para ocupar Madrid o yo pasaba por allí
Nota del Editor 7 Noviembre 2010

Había policía, helicópteros y sitio libre. Si la policía se negó a gestionar la concentración, hay que preguntar la razón, y no hay que olvidar que las masas se comportan en función de lo que ven muy cerca, a su alrededor, por aquello del orden espontáneo, razón por la que si no se ocuparon las zonas que estaban libres, se debió a efectos provocados por personas indeseables en nómina del desgobierno.

El día del desfile, bien que se encargaron de no dejarnos aproximar a la zona de los chupópteros, y ocuparon tanto la Castellana como todas las calles
próximas, bloqueando incluso los estacionamientos para ocuparlos con los cochazos de los chupópteros de nuestros dineros teñidos de impuestos
directos, indirectos, cincunstanciales. Y la megafonia del desfile insuficiente para que el público pudiese coordinar sus gritos contra el gobierno con el silencio que todos apoyamos lo mismo que aplaudimos a las fuerzas armadas, entre ellas la Guardia Civil.

Por otro lado, la mayoría de la gente que andaba por allí, iban de paseo, una coincidencia, y no hay que olvidar que los madrileños y cualquier otro ciudadano tenemos derecho a estar en cualquier parte y a cualquier hora en la vía pública. No pretenderá la delegación de desgobierno que pidamos permiso para ocupar Madrid para poder ir donde queramos.

******************* Sección "bilingüe" ***********************
TRAS LA PROPUESTA DE RAJOY
Los presidentes autonómicos, dispuestos a 'tijeretazos', pero no a ceder competencias
@Esther Aguirre. Efe. El Confidencial 7 Noviembre 2010

La mayoría de los presidentes autonómicos están dispuestos a meter las tijeras en la administración, como ha propuesto el líder del PP, Mariano Rajoy, sobre todo en estos momentos de crisis, pero se muestran recelosos de ceder sus competencias y de que se resucite el centralismo. Así lo ha podido constatar Efe al preguntar a todos los presidentes o portavoces autonómicos sobre la iniciativa de Rajoy de revisar el modelo autonómico para simplificarlo y ganar en eficiencia dentro de la administración.

Y es que el presidente del PP insiste en que no se puede permitir que la "madeja administrativa ahogue la energía" de la sociedad civil, duplicando o triplicando, unas competencias que, al final, lo que hacen es mermar la capacidad productiva del país en un contexto de crisis económica.

Sin duda, una propuesta de calado que, a falta de concretar, ya ha provocado reacciones encontradas por el temor, cuando no el pánico, de algunos dirigentes que interpretan que, reabrir el melón autonómico, puede conllevar la cesión al Estado de determinadas competencias o la privatización de algunos servicios sociales.

El lehendakari, Patxi López, reconoce que es necesario reforzar los mecanismos de cooperación y aclarar las competencias, pero más en la línea de engrandecer que de recortar y se refiere, en concreto, a la necesidad de que se lleve a cabo la reforma del Senado que, en su opinión, "está frenando" el PP. Considera, sin embargo, que Rajoy, con esta propuesta, pretende "enfrentar" a las comunidades e ir en contra del interés común de España impidiendo que "los diferentes puedan vivir como iguales".

El presidente de la Generalitat, José Montilla, cree que el líder del PP debe aclarar más su iniciativa y decir por dónde quiere recortar, pero al margen de ello está de acuerdo en simplificar la burocracia de las tres administraciones, no sólo la autonómica.

El jefe del Ejecutivo andaluz, José Antonio Griñán, se muestra partidario de "avanzar" en la reforma de los servicios sociales para adaptarlos a la realidad actual, pero teme que lo que realmente quiere el PP es recortarlos. El Gobierno de Castilla-La Mancha advierte al PP de que se opondrán si su intención es volver a centralizar servicios esenciales, y el de Aragón no se ha pronunciado sobre este asunto, pero cree que la propuesta evidencia la desconfianza de Rajoy en el modelo territorial.

En el de Baleares, Francesc Antich, admite que, viniendo la iniciativa del Partido Popular, le da "pánico" reordenar el Estado, porque entiende que su "deriva centralista" irá en contra de las autonomías, y el presidente asturiano pide al PP que concrete qué servicios públicos regionales le parecen innecesarios.

Miguel Ángel Revilla, desde Cantabria, se suma a aquellos que piden a Rajoy que desarrolle su idea antes de criticar el actual modelo, aunque admite que puede ser "razonable" y, como teoría, "asumible".

El jefe del Ejecutivo extremeño, Guillermo Fernández Vara, cree que es un buen momento para analizar el modelo autonómico en profundidad, sin poner en duda el actual, y ver si se puede optimizar, y defiende un pacto político para poner fin al desarrollo autonómico.

La CAM aboga por un gran acuerdo con el PSOE
La Comunidad de Madrid defiende también, sin ningún tipo de ambigüedad, un gran acuerdo con el PSOE en este asunto y es la única que reconoce abiertamente que cedería al Gobierno algunas competencias para ganar eficiencia.

Ramón Luis Valcárcel, en Murcia, apuesta por racionalizar y por poner límites que eviten que se sigan "centrifugando competencias sin orden ni concierto", e insiste en que, con una distribución clara de las mismas, las administraciones serían mucho más eficaces.

En Galicia, Alberto Núñez Feijóo avala el planteamiento de Rajoy de proponer una alternativa a un Estado asimétrico para que sea más eficiente, así como su interés por perfeccionar el modelo en beneficio de todos los españoles, independientemente del lugar donde residan. El navarro Miguel Sanz, que se define como un "ferviente defensor" del estado de las autonomías, reconoce que hay abordar una reforma que afecte a algunas instituciones, como las diputaciones, que podrían incluso suprimirse, y a determinadas entidades locales.

El presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, aboga también por reabrir el debate para ordenar y racionalizar el Estado de las Autonomías, aunque sin que esto suponga "recortar o restringir" competencias.

Las comunidades de Canarias, La Rioja y la Comunidad Valenciana todavía no se han pronunciado al respecto, aunque siendo estas dos últimas del PP es más que probable que respalden la propuesta de su partido.

El Efecto Ciutadans
www.ciudadanos-cs.org El Mundo el 07/11/2010

Si se cumplen todos los sondeos, Ciutadans duplicará como mínimo sus resultados. Eso significa que, sin mayorías absolutas en la cámara, nuestro discurso y nuestros escaños pueden ser decisivos.

Esta semana se han cumplido 4 años desde que Ciutadans entró en el Parlamento catalán, el 1 de noviembre de 2006, consiguiendo 3 escaños.
Pero, el efecto de nuestra entrada en el Parlament y el trabajo coherente y firme que hemos realizado parece que se visibiliza ahora, 4 años después, y seguramente, con mayor claridad la próxima legislatura.

La irrupción de una fuerza política no nacionalista, de progreso y que defiende la regeneración de la política, especialmente en Cataluña, ha conseguido cambiar más cosas a nivel cualitativo que cuantitativo. Nuestros tres votos en la cámara no han sido decisivos prácticamente en ninguna ley, puesto que el tripartito alcanzó la mayoría absoluta, pero, ha sido determinante para empezar a poner en evidencia la obsoleta y monolítica clase política catalana.

El que Ciutadans haya utilizado con normalidad las dos lenguas oficiales desde el primer discurso de investidura de Montilla, hasta la última sesión de control, ha supuesto una auténtica revolución en un parlamento en que todos los grupos, incluido el PPC, sólo hablan en catalán desde la tribuna. Ciutadans ha conseguido, no sin murmullos y la incomodidad todavía de algunos diputados nacionalistas- hacer normal en las instituciones lo que es normal en la calle, el bilingüismo.

La presencia de Ciutadans estos cuatro años ha supuesto así mismo una enmienda a la totalidad de la forma de entender la relación entre ciudadanos y representantes políticos. La apertura de una ponencia para elaborar una ley electoral catalana, o la solicitud de la creación de las dos comisiones de investigación que han tenido lugar en el periodo final de la legislatura sobre el incendio de Horta de St Joan o el caso Palau surgen a demanda y a propuesta inicial de C´s. Estoy convencido de que sin nuestra insistencia sobre la necesidad de tener una ley electoral-aunque la ponencia fracasó por el inmovilismo de los partidos tradicionales- con listas abiertas, limitación de mandatos, primarias obligatorias para los partidos y reducción de gastos electorales ni siquiera se hubiera hablado del asunto, y sin nuestra firme oposición a los casos de corrupción del mal llamado oasis catalán, aquí se hubiera vuelto a tapar el caso Palau como ya se tapó el 3 %, o Banca Catalana.

También, se ha notado en la cámara que había un partido que tenía un discurso nítido, claro y sin dobleces en defensa de la Constitución y de un modelo de estado autonómico cohesionado, entendiendo Cataluña como comunidad autónoma, no como país, ni nación, ni futuro estado independiente. Y tanto desde la tribuna del Parlament como desde la calle, en manifestaciones, hemos mostrado nuestro rechazo a la insumisión de Montilla y su gobierno a acatar las sentencias judiciales que defienden el bilingüismo en las escuelas, y en especial, la del TC, que a día de hoy sigue sin cumplirse, sin las modificaciones de aquellas leyes parcialmente inconstitucionales después de la resolución del alto tribunal.

Pero, es en esta campaña electoral y especialmente a partir del 28-N, cuando el efecto Ciutadans se desplegará definitivamente. Ya estamos viendo al PSC, aunque sea por miedo a perder votos, que reniega de la asimilación que ha hecho del discurso nacionalista en los últimos 7 años. El mismo Montilla, que incrementaba las multas lingüísticas hasta un millón de euros hace tres meses, ahora quiere fingir que las cuestiona; el mismo presidente que ha dado alas al independentismo, ahora se aleja de él para pedir el voto; el mismo dirigente que nos ha llamado retrógrados a los que defendemos el bilingüismo, y el mismo que no ha dicho ni una sílaba en castellano en toda la legislatura, ahora pide debates en castellano y se va al Llobregat a hacer mitings con Felipe González en su lengua materna, la misma que excluye de las aulas catalanas-menos la de sus hijos en el colegio alemán, claro-. Y Sánchez Camacho, la misma que el año pasado se negó a firmar el manifiesto por la lengua común, alegando que en Cataluña no había problemas con los derechos lingüísticos, ahora asume y repite sistemáticamente en campaña el discurso de Ciutadans. Eso significa que el efecto Ciutadans está influyendo en los dos partidos nacionales, que ven como el abandono y la traición a sus votantes, unos para gobernar con ERC y otros para apoyar a CIU, a cambio de apoyos en Moncloa, tiene un coste electoral.

Ya estamos consiguiendo parte de nuestro éxito: que nuestra presencia y crecimiento haga que el PSC y el PPC tengan que ir detrás de nuestras ideas y modelo de sociedad abierta y plural, y eso es bueno para Ciutadans y sus votantes, pero sobre todo es bueno para la libertad y la convivencia en Cataluña y para el conjunto de España.

Albert Rivera,  Presidente de Ciutadans (C’s)

tribunales
Amorebieta tendrá que quitar el nombre a la calle de los etarras Txiki y Otaegi
Así lo ordena un magistrado del Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número tres de Bilbao en su sentencia, donde asegura que ese nombre vulnera "la dignidad" de las víctimas
EUROPA PRESS | MADRID El Correo 7 Noviembre 2010

Amorebieta deberá quitar el nombre de la calle de los etarras Txiki-Otaegi por vulnerar la "dignidad" de las víctimas
Un juez de Bilbao ve un "hecho público y notorio" que ambos eran de ETA como lo constatan en internet Wikipedia o Auñamendi Entziklopedia

El Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número tres de Bilbao ha ordenado al ayuntamiento de Amorebieta que modifique el nombre de la calle Txiki-Otaegi, dedicada a estos dos miembros de la banda terrorista ETA que fueron condenados a muerte por el régimen franquista. El juez alega que el mantenimiento del nombre de esa calle vulnera la "dignidad y el honor" de las víctimas del terrorismo, dando así la razón a la Abogacía del Estado que había presentado recurso contra la citada denominación. En la sentencia, el magistrado explica que es "público y notorio" que Juan Paredes Manot (Txiki) y Angel Otaegi eran miembros de ETA como se puede constatar en internet en páginas como Wikipedia, Auñamendi Eusko Entziklopedia o Indymedia Euskal Herria.

La Delegación del Gobierno del País Vasco requirió el 17 de julio de 2008 al ayuntamiento de Amorebieta, gobernado por el PNV, para que anulase el acuerdo del Consistorio adoptado en septiembre de 1979 por el que se dedicó una calle con el nombre Txiki-Otaegi y que se retiraran las placas o símbolos complementarios de la misma. Sin embargo y ante la negativa del consistorio, la Abogacía del Estado interpuso un recurso contencioso administrativo el 9 de octubre de 2008.

En el citado escrito el Abogado del Estado afirmaba que Txiki y Otaegi eran dos personas "cuya pertenencia a ETA es de público reconocimiento" por lo que dar el nombre de ambos a una calle suponía una vulneración de la Ley de Reconocimiento y Reparación de las Víctimas del Terrorismo ya que "supone un menoscabo al honor y a la dignidad de las víctimas" conforme reitera la jurisprudencia del Tribunal Constitucional.

El ayuntamiento demandado se opuso a la pretensión de quitar el nombre a la calle y alegó que las personas a las que estaba dedicada "fueron condenados a muerte y ejecutados el 27 de septiembre de 1975 por el régimen franquista", habiendo fallecido "sin haber sido declarada judicialmente su pertenencia a organización terrorista alguna". Además, el consistorio apelaba a la Ley de Amnistía de 1977 para argumentar que las acciones que hubieran cometido habían quedado "amnistiadas" y argumentaba que Txiki y Otaegi se habían convertido en "símbolos de la libertad y de la justicia" por el modo en que fueron juzgados y ajusticiados.

Sin embargo, la magistrada que ha resuelto el recurso da la razón a lo alegado por la Abogacía del Estado y estima que Txiki y Otaegi sí eran miembros de ETA. Así, afirma que "es un hecho público y notorio que Juan Paredes Manot (Txiki) y Angel Otaegi pertenecían y eran miembros de ETA". "A estos efectos -añade- es suficiente efectuar una consulta en Internet para constatar que todas las diferentes publicaciones y páginas (Wikipedia, Auñamendi Eusko Entziklopeida, Indymedia Euskal Herria,...) comienzan su referencia a Juan Paredes Manto y a Angel Otaegi reseñando su pertencian y militancia en ETA".

Otro fallo anterior
El Juzgado basa también su fallo en otro anterior del Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número dos de Bilbao, que también sentenció en abril de 2009 que se retirase el nombre de una plaza en el municipio de Etxebarri con el nombre de Txiki-Otaegi por entender que dar el nombre de dos etarras a una plaza "vulneraba el derecho fundamental" recogido en la Constitución "como es el del honor y dignidad de las personas y especialmente de las víctimas". "Por ello, claramente se incurre en vicio de nulidad de pleno derecho", afirmaba la sentencia contra el ayuntamiento de Etxebarri.

En la sentencia contra el consistorio de Amorebieta, la magistrada añade, además que La Ley autonómica de 19 de junio de 2008 de reconocimiento y Reparación a las Víctimas del terrorismo establece que se adopten las medidas apropiadas para "prevenir y evitar" la realización de actos efectuados en público que entrañen descrédito, menosprecio o humillación de las víctimas o sus familiares, exaltación del terrorismo, homenaje o cesión pública de distinciones a los terroristas...".

A esta argumentación, la juez añade la doctrina del TC en la que se declara que "la apología de los verdugos, glorificando su imagen y justificando sus hechos, a costa de la humillación de sus víctimas no cabe en la libertad de expresión como valor fundamental del sistema democrático que proclama nuestra Constitución". Por todo lo expuesto, el Juzgado concluye que no se puede mantener una calle pública con el nombre de Txiki-Otaegi que homenajea a dos militantes de ETA, ya que "supone un agravio para las víctimas y para la sociedad en general, con clara vulneración de los derechos fundamentales al honor y a la dignidad de la persona reconocida constitucionalmente".

Recortes de Prensa   Página Inicial