AGLI

Recortes de Prensa   Jueves 18  Noviembre  2010

 

La recuperación de la sociedad civil
Editorial www.gaceta.es 18 Noviembre 2010

Urge liberar al país del control político y devolver a la sociedad civil su espacio vital.

La supeditación de los intereses nacionales al precario apuntalamiento del Partido Socialista en el poder dejará una huella indeleble de deslealtad y mezquindad de la izquierda con España, con su historia, su democracia y su futuro. Naturalmente infiere al propio Partido Socialista un daño de difícil reparación en su ya incierto porvenir.

¿De verdad pueden pensar que España obtiene algún beneficio de esta incesante erosión política en la que se manifiesta nuestra prolongada agonía? No hay ningún indicio de ninguna noble intención en la decisión partidista de agotar la legislatura. Una decisión contraria a los intereses nacionales es siempre una decisión injusta. Es la pérdida de la conciencia moral en el ejercicio del poder.

Toda esta situación, a la que muchos asistimos con estupor, pena e indignación, nos conduce a interrogarnos sobre los mecanismos del control social de la democracia, ante un caso de irresponsabilidad constitutiva y reiterada del Gobierno. Éste debería reconocer con honestidad que no es capaz de hacerse con las riendas de la situación y, por lo tanto, convocar a los españoles a que decidan, y abrir así una nueva etapa. Bloqueada obviamente la salida política en el Parlamento, no queda más alternativa que la reseñada. Los españoles somos, en última instancia, los propietarios de nuestro sistema democrático. Ante esta situación excepcional, la sociedad puede empezar a tomar un protagonismo, en la legítima defensa de sus intereses o de su supervivencia, más relevante.

En España avanza el riesgo sistémico, estamos ante una crisis del Estado, con múltiples focos de propagación. No debemos engañarnos ni rehuir la gravedad del problema; si no se toman soluciones eficaces y urgentes, el deterioro llevará aparejado una crisis de representación.

En España la democracia –es decir, la reversibilidad del poder– está secuestrada por el Estado de bienestar que inmortaliza un statu quo. También, pero en menor medida, está condicionada por el clientelismo político localizado en las Administraciones Públicas. La cultura democrática que se ha ido instituyendo es la de los derechos graciosamente otorgados por el poder político, como forma de asegurar y multiplicar el botín electoral, y no la cultura de la responsabilidad, del deber o del valor de las cosas importantes. El debate político y los resultados electorales habitualmente condicionados por el “quién da más” quizás se tergiverse ahora por el “quién quita menos”.

Es de dominio común que una parte muy sustancial de los ingresos fiscales, generados por la ahora escuálida actividad económica, se destinan a financiar las elefantiásicas Administraciones Públicas hijas del desarrollismo político del Estado Autonómico y de los excesos permitidos a las Corporaciones Locales. Su coste insostenible exige una financiación que compite deslealmente con la requerida por las empresas.

Las prestaciones del Estado de bienestar no han tenido límites ni ámbitos competenciales exclusivos, compitiendo en numerosas ocasiones las Administraciones entre sí. Ha sido el poder político el que, por retroalimentar sus intereses electorales y conservar sus fortines políticos, ha ido perpetuando unas prácticas cuyas consecuencias aquí están. Como en todo hay excepciones. Este gasto ilimitado del sector público sólo se puede financiar o con más deuda o con más impuestos y, por lo tanto, crea una pobreza progresiva. La conclusión es que o se somete a una urgente y radical dieta de adelgazamiento –peso y volumen– o España quebrará.

La ancestral sequía reformista de este Gobierno, su tactismo dilatante, sus errores políticos y la falta de patriotismo que ha demostrado, empobrece aún más a nuestro país. Hace mucho tiempo la izquierda se olvidó de los problemas de la mayoría y se ha dedicado a cortejar a las minorías.
Urge liberar al país del exceso de burocracia y del control político y devolver a la sociedad civil el espacio vital usurpado por la política. Muchas veces, los enemigos de la libertad son los intereses creados y sus propias redes corporativistas que va generando la gestión de la demanda infinita de prestaciones.

Está claro que la estela descrita es el camino del fracaso. Creo que se pueden ganar unas elecciones sin esconder la verdad. Los diagnósticos certeros deben llevar a propuestas racionales, equilibradas, pero valientes y determinantes. Un país constreñido por el paro y un endémico endeudamiento privado y público no puede permitirse no hacer un buen uso del dinero público ni renunciar a reformar y a reducir profundamente la Administración. Hay que apostar por alentar la parte viva y creativa de la sociedad y no por seguir engordando un incontrolable sector público.

Los españoles necesitamos recuperar la fe en nosotros mismos, en las tradiciones y valores que nos cohesionan, tomar el timón de una democracia que nos pertenece. Necesitamos ideas claras y voluntad firme e inequívoca para llevar a cabo las reformas necesarias. Es un camino tremendamente duro, pero digno de recorrerse para entregar un país mejor a nuestros hijos y nietos, como hicieron con nosotros nuestros padres.

Europa, sin norte ante la crisis
Editoriales ABC 18 Noviembre 2010

La indecisión de la UE para adoptar medidas firmes contra la crisis puede llegar a amenazar la supervivencia misma del euro

NADA hay más pernicioso para las finanzas que la incertidumbre. La Unión Europea lleva ya demasiado tiempo gesticulando sin demasiado convencimiento en torno a la crisis financiera y a las dificultades de ciertos países para superarla, y cada vez se escuchan más claramente las advertencias de que esta situación puede llegar a amenazar la supervivencia misma del euro. Los ciudadanos de a pie asisten incrédulos a un desfile de cifras estratosféricas, dedicadas a los rescates financieros, mientras sus economías domésticas se adaptan a la fuerza a recortes de todo tipo. Ni siquiera se ha logrado un acuerdo político para aprobar el presupuesto de la Unión Europea, que por primera vez en su historia podría llegar a prorrogar las cuentas vigentes. En Europa se echa en falta un liderazgo fuerte y claro que oriente con firmeza el timón. Hasta ahora se hablaba de la UE como de un gigante económico y un enano político y militar, pero ahora Europa corre el riesgo de carecer de estatura en todos los campos.

En el caso irlandés —el último por ahora— se entrecruzan las visiones a corto plazo de gobiernos que temen decirles a sus ciudadanos la verdad con los miopes puntos de vista de unas instituciones que han hecho de la obsesión por el consenso un obstáculo para su actividad, como si el hecho de adoptar decisiones compartidas por todos fuera lo más adecuado para salir de la crisis e impedir que los problemas se extiendan a otros países. Si Irlanda necesita ayuda financiera —y es evidente que la necesita— no sirve de nada seguir regodeándose en circunloquios para regatear detalles de última hora con pretextos de política interior. Si España debe reformar el sistema de pensiones, como se le acaba de decir por enésima vez al Gobierno, lo peor es seguir escondiendo la cabeza, a la espera de que las encuestas sean más favorables para abordar una reforma impopular. Ni siquiera Alemania, con su fortaleza industrial, está a salvo de las consecuencias de esta falta de liderazgo. Esta crisis puede llegar a ser peor que todas las anteriores porque, más allá de las cuentas de resultados del sector bancario, hay muchas cosas en juego. Lo que podemos perder es todo aquello que ha hecho de la Unión Europea un éxito y un modelo para el mundo.

La democracia en peligro
Francisco Rubiales Periodista Digital 18 Noviembre 2010

Millones de alienados y corruptos en todo el mundo son incapaces de percibir hasta que punto están deterioradas la democracia y la convivencia. Son tan ingenuos que creen que la democracia se conquista, se instaura y se posee, cuando lo cierto es que hay que luchar cada día por conservarla, a veces en un cuerpo a cuerpo dramático con el poder degradado, que puede costar la vida.

La capacidad crítica y la rebeldía contra el poder establecido se han convertido en los dos rasgos dominantes de los verdaderos demócratas en este nuevo siglo.

Es cierto que tras la caída del Muro de Berlín y el fracaso del llamado "Socialismo Real" la democracia ha vivido un auténtico "boom". Hoy, la etiqueta de "democracisa" es imprescindible para cualquier sociedad que quiera competir y prosperar en el mundo desarrollado. Al menos 32 países han pasado a engrosar las filas de la llamada "democracia" en las últimas tres décadas. Sin embargo, a pesar del "boom", el portentoso crecimiento constante de las voces críticas que denuncian el mal funcionamiento de esa democracia y que demandan una regeneración se ha convertido, quizás, en el fenómeno político mundial más destacado de comienzos del siglo XXI.

Los partidos han acaparado demasiado poder y marginan sis escrúpulos al ciudadano, cuya única participación en la "democracia" degradada se limita a elegir listas que les imponen desde arriba los que mandan. Los gobernantes ya no pretender servir al pueblo, sino controlarlo y servirse del Estado para acumular poder, privilegios y riqueza. Los gobiernos, que asumen con descaro, como primera prioridad, mantenerse en el poder, están distanciados de los ciudadanos y los ciudadanos expresan su rechazo a las castas políticas despreciando la ceremonia electoral, incrementando la abstención y el voto en blanco. Las castas políticas, atrincheradas en el poder, disimulan la afrenta del desprecio ciudadano y siguen considerando legitimas unas victorias electorales que son claramente pírricas y vergonzantes. Para colmo de males, muchos gobiernos gobiernan al margen de la opinión pública y, más allá de las declaraciones constitucionales, procuran estar fuera del control de las cámaras legislativas y del poder judicial, lo que invalida el Estado de Derecho.

Algunos, desde el pesimismo, afirman que nos dirigimos hacia el fin de la democracia y hacia la instauración de nuevas y sofisticadas dictaduras sin ciudadanos, mientras que otros, más optimistas y esperanzados, hablamos de una rebelión de los ciudadanos que hará retroceder a la "casta" podrida de políticos sin alma que se ha apalancado en numerosos gobiernos del planeta.

Hay casos extremos, como el de España, donde la sociedad ha sufrido escándalos y golpes de enorme capacidad desmoralizadora, que también han dañado profundamente el sistema democrático: los crímenes del GAL, los papeles del CESID, la propiación indebida de los fondos reservados, la financiación ilegal de los partidos políticos y la catarata de corruptelas y enriquecimientos que han quebrado el prestigio y el respeto de la clase política, entre otros muchos.

Los golpes demoledores contra la confianza ciudadana y el mismo sistema se han agravado cuando la ciudadanía ha comprobado que desde las instancias del poder político muchas veces se ampara a los amigos que violan la ley y no se lucha eficazmente contra la corrupción, ni se ha favorecido el esclarecimiento de los delitos y desafueros, sino todo lo contrario.

Pero lo que realmente convierte en letal la crisis del sistema es que el drama y el deterioro sólo son visibles, al parecer, para algunos miles de demócratas, que son impotentes para corregir o solucionar la crisis. Los políticos y las masas, cada día más incultas, sometidas y fanatizadas, no pueden o se niegan a reconocer el drama del sistema y el enorme vacío polítiico, intelectual y social que nos embarga.

El deterioro del sistema ha llegado a ser tan dramático que ya no hay salida sin cambios profundos y sin una intensa revolución ética, que, por supuesto, tendrán que hacerla los ciudadanos, no los partidos políticos, controlados por líderes ineficientes, alineados y millonarios, cada día más arrogantes y demasiado contaminados y degradados para ser demócratas.

Voto en Blanco

Crisis
Yo rescato, tú rescatas... nosotros quebramos
GEES Libertad Digital 18 Noviembre 2010

Se entiende que esto empezara con Grecia. Aristóteles buscaba el último motor inmóvil. Nosotros el último rescatador que no necesite ser rescatado.

Recapitulemos. Bajo el dudoso argumento económico y jurídico de la imperiosa urgencia, al que Bernanke añadía el inefable "no hay ateos en las trincheras ni ideólogos en las crisis financieras", dando a entender que había que derogar el marco jurídico y la racionalidad económica cuando lo requiriesen las circunstancias políticas, el Estado americano rescató de la quiebra a los bancos de negocios americanos. Esta transformación de los riesgos privados en públicos, justificada para evitar una repetición del vaciamiento de los fondos bancarios sucedida en 1929, fue copiada por todo el planeta.

Como es natural no todo el planeta goza de la solvencia –hoy evaporada– del Estado que lidera la economía mundial. De hecho, por definición, todo el resto del mundo tiene menor solvencia. Finalizada la transferencia del riesgo, las cuentas públicas de estos países asumieron un enorme déficit al que se añadió, a modo de guinda sobre el pastel, la retahíla de planes de estímulo. Estos los puso también de moda Estados Unidos, porque, y esto tenía gracia, haber salvado a los bancos y haberlos sustituido a través de los bancos centrales era insuficiente, había que usurpar su labor de instrumentos crediticios, porque, con todo, seguían siendo incapaces de prestar. De modo que, una vez premiados los bancos que habían actuado incorrectamente, y los demás, ya fueran banca al por mayor, o no, eran ahora las cuentas públicas, ¡abracadabra!, las que tenían el problema. Nada resuelto, todo desplazado.

En el área del euro esto significaba la zozobra de aquellos países en donde, a) más menudearan las empresas de préstamo en dificultades; y b) menos cuidado se hubiera tenido con el gasto público. Pero daba igual, se decía esta primavera, porque se violarían los tratados para establecer un mecanismo de rescate, y porque, estando entrelazadas las economías de los países del euro en cuanto a la distribución entre acreedores y deudores de la deuda, no compensaba dejar suspender pagos a los países más problemáticos.

Así que la bola de nieve siguió creciendo. Ahora se pretende, cuando Irlanda no puede emitir deuda, en un más difícil todavía que el trapecista irlandés sigue rechazando, salvar las necesidades de financiación de España y Portugal, a costa de la isla celta. Se busca forzar a esta a pedir la aplicación de este mecanismo, que es ilegal, y que tampoco necesita hoy, para salvar a otros. Y eso que en Irlanda llueve sobre mojado, si se permite la expresión, porque ya se le obligó a repetir el referéndum en el que dijo que no quería el tratado de Lisboa. De manera que ante la reticencia irlandesa, se ha anunciado un plan B de comisiones, ayudas y parabienes varios para engañar el hambre bolsístico un par de días.

Evidentemente aquí ya no se rescata a nadie. Prueba de ello es que se ha pedido a Inglaterra, tenedora de un alto porcentaje de la deuda público-privada irlandesa y, por tanto, acreedora, que acuda al presunto rescate con los países del euro. Lo que equivale a una quita aplicada a los que han prestado a Irlanda y una renegociación de su deuda, cuando no ha quebrado aún –puesto que tiene dinero para pagar a corto plazo–. Todo esto con la idea de que las siguientes piezas del dominó: Portugal y, sobre todo, España puedan seguir financiando sus gastos con más deuda.

Conviene no engañarse: no existe el último rescatador inmóvil. De lo que se trata es de las quiebras ordenadas y de la asunción organizada de las pérdidas, de momento entre actores públicos, que Merkel había ya dispuesto para Europa a partir del vencimiento del actual mecanismo de rescate en 2013. Lo tremendo, dado que las cosas hoy día evolucionan que es una barbaridad, es que ya estamos incumpliendo este mecanismo de rescate, que de por sí es ilegal, y seguimos vagamente las líneas generales del sistema de quiebras ordenadas que estaba destinado a sustituirlo, sin que haya sido aprobado todavía.

La realidad, al final, acabará por alcanzarnos, pero es esencial que se reflexione acerca de la volatilización de la seguridad jurídica y de la racionalidad económica de los últimos dos años. Al final, tenemos la impresión, habremos perdido dos años y no habremos ahorrado ni una pizca de sufrimiento. ¿Merece la pena destinar tanto esfuerzo para engañarnos los unos a los otros y acabar en el punto de partida? Asúmanse las pérdidas, cada uno las suyas, y partamos de ahí. No había otro remedio en 2008, no hay otro remedio hoy.
GEES, Grupo de Estudios Estratégicos.

Socialismo étnico
EDURNE URIARTE ABC 18 Noviembre 2010

«No me preocupan los partidos nacionalistas», le dijo ayer el presidente de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, en la Cope, «me preocupan los que, no siéndolo, hacen el mismo discurso que los nacionalistas». Criticaba de esta forma algunos tics nacionalistas de los dos grandes partidos nacionales en las autonomías en que gobiernan. Y tiene razón Fernández Vara. Ése es uno de los grandes problemas de nuestro Estado de las Autonomías.

Pero, en lo que a los partidos nacionales concierne, el otro problema es aún peor. Y es el socialismo étnico que florece en una parte del socialismo. Que no es el de Vara, pero sí lo es el del PSC. Y aún más, lo es también el del Gobierno, el de Rubalcaba cuando apela a la «catalanofobia». En una atribución de derechos, de sentimientos y de vida propia a la nación y no a los individuos en la más pura ortodoxia de los nacionalismos. Con la finalidad de criticar a los otros a la manera de los nacionalismos excluyentes, con el rasero de la fidelidad a la etnia. Es anticatalán todo aquel que cuestione los objetivos nacionalistas. Y eso no lo dice Puigcercós, sino Rubalcaba.

Con un socialismo étnico apuntado al ideario étnico, no hay ni habrá forma de acabar con los vicios del Estado de las Autonomías. Un PSOE que concibe la política española en términos como el de catalanofobia jamás pactará con la derecha en esa dirección. Ni siquiera una dura derrota del núcleo del socialismo étnico, del PSC, el próximo día 28, o del mayor defensor del socialismo étnico en las últimas décadas, de Zapatero, en las Generales, permite vislumbrar un cambio de rumbo en el socialismo. Voces como la de Fernández Vara son aisladas. Y lo que me parece aún más relevante, voces semejantes en la izquierda intelectual están desaparecidas. Los pocos que hablaban se fueron a la órbita de UPyD. Y de los que quedan, no se supo más.

Foto de camello con faisán
HERMANN TERTSCH ABC 18 Noviembre 2010

HAGAN memoria. A ver, a bote pronto, ¿cuántas fotografías históricas recuerdan de un encuentro entre dos políticos o estadistas que se revelaría como una cita aciaga para terceros, con trágicas consecuencias? Tenemos decenas del siglo XX europeo en la retina. No voy a citar ninguna para no quitarle enjundia a la que se hicieron juntos los ministros del Interior de España y Marruecos en Madrid el martes. Nos muestra a dos políticos grises —gris oscurantista— en escena de sofá ministerial, con aspecto serio y competente —«meaning business»—. Dedicados a sus negocios, en sentido estricto. Sabemos que están hablando de nosotros, de la opinión pública española. También algo de los saharauis. Y todo hace suponer que a ambos les preocupa más la primera que los segundos. Los dos ministros, Alfredo Pérez Rubalcaba y Taib Cherkaui, se entienden. Hablan el mismo idioma. También el mismo lenguaje. Y tienen intereses comunes. Quizás demasiados. ¿Por qué esta tremenda comunión en un momento de evidente conflicto entre la razón de Estado de la monarquía alauí y los principios democráticos de la democracia española, entre ellos la defensa de los derechos humanos? Las sospechas pueden llevar muy lejos. Claro está que se han propuesto estar de acuerdo. El ministro del Interior marroquí asegura que todo lo sucedido en el campamento saharaui y en El Aaiún fue muy distinto a lo relatado por las víctimas saharauis y los pocos observadores que evitaron la caza y expulsión por parte de la policía de Rabat. El ministro español asegura que cree a su colega. Y confía en que la policía marroquí se investigue a sí misma. Reunión armónica entre amigos.

El problema radica en que no les creemos. Si no fuera así, el cambalache sería perfecto. El silencio y la paz —de los cementerios— se impondrían, así en nuestras relaciones como en el desierto. Pero mal que les pese, no se les cree. Dos maestros de la ocultación se ponen de acuerdo en la versión más inverosímil de unos hechos imposibles de contrastar. Uno se ha encargado de vetar a los testigos potenciales y aterrorizar a los existentes. Y el otro acepta y defiende su versión, descalifica a los que la contradicen y acata implícitamente el derecho marroquí a decidir quién nos cuenta a los españoles los hechos. Al marroquí cabe decirle que si tan terrible fue el trato dispensado a su aguerrida gendarmería por miles de mujeres y niños y unos hombres armados de piedras y algún cuchillo, fue un inmenso error por su parte no haber llevado testigos independientes a mansalva. Para dejar claro que, como asegura, el campamento de familias saharaui era gran guarida del crimen organizado y cuartel general de Al Qaeda. Lo cierto es que la foto de los dos especialistas en sombras, silencios y desinformación —el del GAL y del Faisán y el de los muertos, desaparecidos o torturados en El Aaiún— no solo es siniestra. Es contraproducente. No presta ningún servicio a los intereses de España, ni siquiera a los de Marruecos. La democracia reformista marroquí se revela como una cruel satrapía que se enfanga más si cabe. Y el Gobierno democrático español aparece como cómplice necesario en la ocultación de crímenes de estado. Y nos advierten, —Rubalcaba, Jáuregui, Jiménez— que si no nos tragamos su historia y condenamos lo intolerable, la seguridad de los españoles, a la que tanto ayuda Marruecos, puede verse mermada. Si esto no es una amenaza, convendría que cuanto antes los ministros reformulen el planteamiento. Porque lo parece. Y las sospechan podrían dispararse.

Primera lengua versus lengua propia
Jesús Royo Arpón  www.lavozlibre.es 18 Noviembre 2010

El título de 'primera lengua catalana' para el castellano es democrático, cuantitativo, igualitario. Se trata de un hecho, no de una opinión. Un dato, no una valoración. Un número, no un adjetivo. Los catalanes castellanohablantes somos, según el recuento de 2008, casi tres millones y medio: exactamente 3.389.000. La segunda lengua es la catalana, con casi dos millones: exactamente 1.949.500. Esa es la realidad, la Cataluña real, tan diferente de la Cataluña ideal, la Cataluña soñada.

Y sin embargo, los castellanohablantes somos transparentes. No existimos para el discurso oficial. Para hacernos visibles, debemos desprendernos del castellano y adoptar el catalán, a poder ser sin acento, sin ese deje acharnegado tan feo y tan molesto. Cuando un castellanohablante, por ejemplo yo mismo, logra dominar el catalán como un nativo y lo escribe sin faltas, o cuando, sin dominarlo del todo, por ejemplo Montilla, lo suple con una militancia catalanista, entonces todo son parabienes y felicitaciones. Ese es el esquema básico del proceso que realimenta la marginalidad del castellano: cuanto más premio hay por pasarse al catalán, más castigo hay por quedarse en el castellano. Cuanto más adoptas el catalán para hacerte visible, más se hacen transparentes los castellanohablantes.

En cambio, el título de 'lengua propia' para el catalán es nobiliario, étnico, inicuo: inicuo significa desigual, véase la etimología. El catalán es la lengua más importante en Cataluña por ser lengua propia. No importa que sea la segunda lengua materna de los catalanes: es la lengua de la catalanidad, es nuestro ADN, que dijo Maragall. Es un dato cualitativo, que justifica su superioridad frente al castellano, y que justifica su uso exclusivo por parte de la escuela, la Administración y toda la esfera oficial (excepto justicia y ejército, de momento). El hecho de ser 'lengua propia' le da al catalán la calidad de lengua única, lengua necesaria y lengua alta. El castellano es una 'lengua de hecho', una lengua que está pero no es. Sin embargo, el catalán es 'lengua de derecho', la que es de verdad, la que debe ser y se debe imponer. ¿Por qué? Por el título de 'propiedad', equivalente a título de nobleza, a calidad esencial.

Comprenderán ustedes que este montaje es predemocrático, incompatible con la idea de ciudadanía salida de la Revolución Francesa. En democracia no hay voto ponderado, no hay títulos que valgan: tan ciudadano es el rico como el pobre, el sabio como el tonto, el hombre como la mujer, el blanco como el negro. Un hombre, un voto. El criterio es cuantitativo. No hay unos más catalanes que otros. Todos iguales. Nadie es más que nadie. Es impresentable que, en una sociedad democrática, la primera lengua esté expulsada de la escuela, de la Administración, de los hospitales. Y que sea objeto de discriminación en los carteles, en las subvenciones, en toda la vida social. La sociedad catalana actual es poco democrática. Deben pensar que si fuera más democrática sería menos catalana, luego contraponen catalanidad a democracia. Y dicen que lo hacen por Cataluña. Qué barbaridad.

Suspensión de pagos
Gallardón, el austero
Juan Ramón Rallo Libertad Digital 18 Noviembre 2010

Puede que Zapatero sea malo –catastrófico, no hace falta edulcorarlo– en economía, pero la gestión de Gallardón, en su pequeño feudo capitalino, es al menos tan desastrosa como la del vallisoletano al frente del Gobierno de España. Si el primero ha llevado a la quiebra de facto de la Administración Central, el segundo sólo sobrevive merced a la aquiescencia del manirroto Zapatero.

Como en el caso de Corbacho, aquí no hace falta perorar demasiado, las imágenes son suficientemente elocuentes. Todos conocemos la pulsión típicamente faraónica del alcalde por sumir a Madrid en dos legislaturas de planes E, continuados e inacabables. Al fin y al cabo, el ticket del Ayuntamiento a La Moncloa es muy costoso, sobre todo para los ciudadanos que tienen la desgracia de padecerlo como gobernante.

Desde que Gallardón llegó en 2003 al cargo, la deuda del consistorio (esto es, de todos los madrileños) ha pasado de apenas 1.100 millones de euros a 7.100 millones: se ha multiplicado por más de seis, ¡un 500%!, mientras que en los ocho años anteriores apenas se incrementó en un 6%, sólo 76 millones. El 50% de la deuda de ayuntamientos de capitales de provincia ya es suya. Bueno, de los madrileños.

No está mal. Cada año Gallardón incrementaba ha incrementado su endeudamiento un 30%. De seguir con este insostenible ritmo, en otras dos legislaturas el Ayuntamiento de la capital alcanzaría un endeudamiento de más de 50.000 millones, justo lo que cuesta rescatar todo el sistema bancario irlandés. Háganse una idea de la magnitud del despropósito.

Se me dirá que Madrid necesitaba de una modernización que la pusiera varias veces patas arriba y que Gallardón, cuando llega la hora de la verdad, puede convertirse en un ejemplo de frugalidad. El mismo aseguraba recientemente ser un administrador austero. Bien, sólo es necesario estudiar qué hizo en su anterior cargo de presidente de la Comunidad de Madrid.

En este caso el balance no es tan desolador. La deuda, como en el consistorio, también se incrementó en 6.000 millones de euros, desde los 2.500 a los 8.700, pero sólo se multiplicó por 3,5, un "austero" incremento del 250%.

En términos del PIB de la comunidad, la deuda pasó de menos del 4% al 6,5%, sólo un 50%. Claro que la siguiente legislatura de Aguirre, si bien no ha reducido la deuda en términos absolutos, si la minoró sustancialmente en términos relativos hasta el punto de que, incluso con la crisis de por medio, la relación entre la deuda y el PIB no ha aumentado ni una décima en ocho años.

Menos mal que Rajoy, en su infinita sapiencia por sacarnos del hoyo económico, baraja colocar a Gallardón al frente de Fomento. Sin duda, lo único que necesita el austero personaje es que le entreguen uno de los ministerios con mayor presupuesto del Reino. Supongo que ésa será la agenda oculta del PP de la que tanto habla la izquierda; menudo ajuste presupuestario nos estarán preparando.

Zapatero le ha limitado –un tanto arbitrariamente, todo hay que decirlo, que los comicios están cerca– la refinanciación de la deuda a Gallardón y el consistorio ya se tambalea. De momento, los proveedores ya pueden olvidarse de cobrar durante un tiempo (sin duda, no hasta mucho después de las elecciones, que puestos a recortar gastos, ellos van primero). Veremos cuánto tardan los funcionarios. Ay, de aquellas pirámides vienen estos agujeros presupuestarios.
Juan Ramón Rallo es jefe de opinión de Libertad Digital, director del Observatorio de Coyuntura Económica del Instituto Juan de Mariana, profesor de economía en la Universidad Rey Juan Carlos y de ISEAD y autor de la bitácora Todo un Hombre de Estado. Ha escrito, junto con Carlos Rodríguez Braun, el libro Una crisis y cinco errores, galardonado con el Premio Libre Empresa 2010.

La lengua viva
El retiro complutense
Amando de Miguel Libertad Digital 18 Noviembre 2010

Me refiero aquí muchas veces a las palabras, pero en ocasiones hay que levantar la tapadera de la gramática para ver cómo va el guiso. Nos hemos reunido en el Parador de Alcalá de Henares (una joya) unos cuantos letraheridos. El propósito era desentrañar lo de la "identidad nacional española", tan maltrecha está la pobre. Nos convocaba Denaes, la asociación para la defensa de la nación española. Los anfitriones eran Santiago Abascal (hijo), Ricardo Garrudo y su equipo técnico. Los intervinientes (por el orden todavía alfabético): Gustavo Bueno (hijo), Serafín Fanjul, Pedro Insúa, Lourdes López Nieto, Amando de Miguel, José Miguel Ortí Bordás y Alejo Vidal-Quadras.

No me corresponde cronicar lo más interesante, que es el contenido de las intervenciones de todos los intervinientes. Resumiré solo lo que yo puede añadir, preocupado siempre porque la intelijencia (con <j> por favor) me dé el nombre de las cosas. En este caso, la "identidad" es un concepto psicoanalítico, que solo como metáfora puede aplicarse a una nación. La identidad nacional no tiene por qué ser excluyente de otros sentimientos. Así, yo puedo ser zamorano, español y europeo. Sin embargo, solo España es una nación. La prueba es que identificarse con lo español trae problemas.

No creo que, en principio, la identidad nacional se apoye demasiado en el idioma. Cuenta más la Historia, pero no vista como un campo científico sino como un hecho estadístico. La mayor parte de los españoles actuales nos sentimos como tales porque nuestros antepasados se relacionaron entre ellos y con los próximos. Tienen poco que ver que haya una lengua o varias. Hasta 1931 el idioma español no fue declarado oficial. Franco no lo consideró así; volvió a ser oficial en 1978. Para mí, esa declaración es un error. En toda Europa las naciones políticas (con Estado) comprenden poblaciones que hablan varias lenguas. Solo cabe la excepción de Islandia o Portugal. Es la Historia común lo que fundamenta la nación.

En la Europa contemporánea las naciones políticas comienzan cuando son independientes, cuando sienten que su Historia no es la del Rey sino la del pueblo. En España ese hiato corresponde a 1812, la Constitución de Cádiz. Esa es la nación contemporánea. Cabe el antecedente de la nación moderna, cuando se logra la unificación política y aparece la expansión política, geográfica, comercial o cultural. Ahí es donde cuenta el impulso que da una lengua literaria unificada. Casualmente, en 1492 se publica la primera gramática del español (la primera de las lenguas modernas) y comienza la epopeya americana. No es casual que Portugal y España sean las primeras naciones modernas. Todavía hoy conservan las mismas fronteras que hace más de medio milenio. Es una antigüedad excepcional en Europa.
Contacte con Amando de Miguel fontenebro@msn.com

La supremacía islámica en Canadá
Rubén Kaplan Minuto Digital 18 Noviembre 2010

La revelación de un informe de inteligencia elaborado por el Centro de Sistema Integrado de Evaluación de la Amenaza, que vigila precisamente las amenazas a la seguridad nacional de Canadá y está integrado por representantes de CSIS (Center for Strategic & International Studies), la Real Policía Montada, Asuntos Exteriores, Defensa Nacional y otros organismos, difundido por Stewart Bell, en el National Post de Ontario, afirma que los grupos de línea dura islamistas quieren construir una “sociedad paralela” a la canadiense, hecho que podría debilitar la cohesión social del país y fomentar la violencia. “Como mínimo, la existencia de tales mini-sociedades socava la resistencia y el fomento de una nación canadiense coherente. El aislacionismo puede conducir a condiciones extremas donde los mensajes pueden incubar y, eventualmente, convertirse en el catalizador de la violencia. El aislamiento socava una sociedad multicultural y la sociedad democrática”.

La desclasificación del reporte, donde se denuncia que extremistas islámicos han estado exhortando a los musulmanes en Occidente a rechazar la sociedad occidental y vivir en “aislamiento auto-impuesto”, hace hincapié y está focalizado, en grupos como los Hermanos Musulmanes y Hizb-ut-Tahrir, que coinciden en su intención de imponer la ley coránica Sharia y promover una ideología contraria a los valores fundamentales de Occidente, para instaurar un Califato.

La organización Los Hermanos Musulmanes fue fundada en 1928 por Hassan al- Banna en Egipto tras el colapso del Imperio Otomano. En su etapa primigenia fue un movimiento fundamentalista del que se escindió luego la Jihad Islámica, un conspicuo grupo terrorista global. Transmutada en la actualidad en una organización de amplia base social cuyos dirigentes en apariencia no adhieren a la metodología de la violencia, han logrado diseminarse y tener aceptación en casi todos los países islámicos. Sin embargo se sospecha con fundamento que Los Hermanos Musulmanes son la principal fuerza soterrada detrás de la agenda de la Jihad, que pretende, parafraseando a un dirigente suyo en 1991, “la eliminación y la destrucción de la civilización occidental desde dentro y sabotear su miserable casa mediante sus manos y las manos de los creyentes, de modo que sea eliminada y la religión de Alá salga victoriosa sobre el resto de las religiones.”

Por su parte, Hizb-ut-Tahrir, que significa en árabe “Partido de Liberación”, es una red mundial sunita a la que se le atribuyen vínculos con el confeso autor intelectual del 9/11 Khalid Sheikh Mohammed y con el otrora líder de Al Qaeda en Irak Abu Musab al- Zarkawi. En su descargo, Hizb ut-Tahrir, el partido islámico global establecido en 1953 por su fundador Taqiuddin an- Nabhani, y cuya premisa es la creación de un Califato, (un macro Estado islámico dividido en diferentes wilayas o provincias que englobe a todos los países de mayoría musulmana) alega que ellos no participan en actos de terrorismo, y su movimiento no está sindicado por el Departamento de Estado de Estados Unidos como un grupo terrorista conocido. El Partido de la Liberación, con fuerte presencia en España, Francia y Gran Bretaña, EE.UU. y también Canadá, presenta el Islam como un estilo de vida completo que es capaz de manejar los asuntos del Estado y la sociedad. Es proactivo en la difusión de los pensamientos islámicos e intenta penetrar en las sociedades musulmanas por medio de intelectuales y políticos, amenazando el status quo existente allí. Esa conducta le valió ser vigorosamente reprimido por los regímenes en el poder, como los de Egipto, Turkestán o Uzbekistán.

El documento de inteligencia de Canadá, se distribuyó internamente el año pasado, después que Hizb-ut-Tahrir invitara a los musulmanes a una conferencia en Mississauga, Ontario, para discutir el establecimiento de un califato islámico. Una copia del mismo fue publicada recientemente en virtud del Acceso a la Información. “Si bien la cuestión de la violencia de los grupos islamistas ha seguido siendo una prioridad, la lucha contra el terrorismo para los gobiernos occidentales y en particular los servicios de seguridad durante muchos años, la ideología islamista social parece haber pasado sin estudiar, precisamente porque el uso de la violencia es o no compatible o subestimada. Sin embargo, varios movimientos islamistas abogan por el rechazo de la sociedad occidental y las costumbres, y fomentar el aislamiento autoimpuesto de los musulmanes en Occidente.”

La condescendencia con los musulmanes en casi toda Europa y otros lugares del mundo, la aceptación de que ellos se rijan por la Sharia y no por la ley ni los tribunales ordinarios de varios países para dirimir muchas cuestiones judiciales, no preserva a las naciones que los absorben a que sean fagocitadas por el Islam, ni de sufrir atentados terroristas.

Canadá, ubicado en el extremo norte de América del Norte, es después de Rusia, el segundo país más extenso del mundo. Allí viven 600.000 musulmanes que constituyen el 2% de la población mientras que un 43%, o 12 millones de canadienses, son católicos.

El Islam, al igual que en Europa, es según las estadísticas la religión de más rápido crecimiento en el país. Recientemente, musulmanes de la ciudad canadiense de Sidney, provincia de Nueva Escocia, compraron una antigua iglesia católica para instalar allí una mezquita y dar allí clases de Islam para los niños. La parroquia del Cristo Salvador, cuya feligresía quedó reducida considerablemente en los últimos años, decidió vender una de sus iglesias por razones financieras.

En lo que puede interpretarse como una exhibición de supremacía islámica, la Fundación Zabaidah Tallab de Canadá anunció oficialmente el 11 de noviembre de 2010 la apertura de la llamada “mezquita del Polo Norte” en la localidad de Inuvik, una pequeña localidad de unos 3.500 habitantes, situada 2 grados por encima del Círculo Polar Ártico y a unos 6.600 kilómetros al noroeste de Toronto.

El Partido Freiheit de Alemania se une al debate
Daniel Pipes Minuto Digital 18 Noviembre 2010

Un nuevo partido político alemán, Die Freiheit (La Libertad), celebró su encuentro inaugural el 28 octubre en Berlín. Me encontraba en la ciudad, así que su dirección me invitó para ser el único no afiliado al naciente partido en ser testigo e informar acerca de su asamblea constituyente de fundación.

Como recordatorio de lo mucho que las libertades se han erosionado en Europa durante esta era de terror islamista, un partido político que se opone a la islamización y apoya a Israel no puede constituirse a plena luz del día. De manera que, al igual que los más de 50 asistentes restantes, supe de la hora y la localización del acto sólo poco antes de que comenzara. Además, los organizadores trabajaron de forma encubierta; la dirección del hotel sólo tenía conocimiento de la reunión de una reducida junta electoral de una empresa de nombre inocuo. Ni siquiera a estas alturas, por motivos de seguridad, puedo dar el nombre del hotel.

Gran parte del tiempo fue ocupado por los legalismos exigidos para registrar un partido político en Alemania: se pasó lista, se contaron los votos, se explicó el proceso de organización, se enumeraron los pasos para presentarse a las elecciones de Berlín en septiembre de 2011 y se eligió a los funcionarios, incluyendo al secretario, René Stadtkewitz, de 45 años de edad. Oriundo de Alemania Oriental, es miembro del parlamento berlinés perteneciente al conservador CDU en el poder hasta su expulsión hace un mes por respaldar públicamente al político holandés Geert Wilders.

En mi caso, de considerable interés fue su resumen oral de las políticas del partido además de la distribución de un Grundsatzprogramm (“Programa Básico”) de 71 páginas detallando las posturas del partido. Stadtkewitz explicó la necesidad de un nuevo partido germano con el argumento de que “Los partidos establecidos, desafortunadamente, no están dispuestos a adoptar una postura clara sino que en su lugar abandonan al electorado en sus inquietudes”. El programa no escatima palabras ni se queda corto. Su oración de apertura afirma que “La civilización occidental, referente mundial durante siglos, se enfrenta a una crisis existencial”.

El nuevo partido, cuyo lema es “el partido a favor de más libertad y democracia”, habla con franqueza del islam, el islamismo, la ley islámica y la islamización. Empezando por la idea de que “El islam no sólo una religión, sino también una ideología política con su propio sistema jurídico”, el partido insta al escrutinio de los imanes, las mezquitas y los centros islámicos, alentando el examen de las organizaciones islámicas para garantizar su respeto a las leyes germanas, y condenando los esfuerzos por levantar una estructura jurídica paralela apoyada en la sharia. Su análisis concluye de forma contundente: “Nos oponemos con todas nuestras fuerzas a la islamización de nuestro país”.

El Freiheit apoya con firmeza a Israel, declarándolo “el único estado democrático de Oriente Próximo. Es por tanto el puesto avanzado del mundo occidental en el escenario árabe. Todos los países democráticos deben de manifestar el mayor de los intereses en que Israel viva en seguridad y autodeterminación libre. Nos comprometemos explícitamente con el derecho de Israel a existir, que no está abierto a debate”.

Al margen de lo claros de estos pasajes, así como del rechazo a la adhesión turca a la Unión Europea, estas posturas suponen sólo alrededor del 2% del Programa Básico, que aplica los valores y las políticas occidentales tradicionales a la vida política alemana. Sus temas incluyen la ciudadanía alemana, la democracia directa, la familia, la educación, el espacio laboral, la economía, las energías, el medio ambiente, la sanidad y así sucesivamente. Ofrecer una plataforma amplia tiene bastante sentido, encajando el programa anti-islamización dentro de un menú entero de políticas.

A pesar de esto, por supuesto, la cobertura en la prensa del acto de fundación hacía énfasis en la postura del Freiheit frente al islam, definiéndolo estrechamente como “un partido anti-Islam”.

La creación del Freiheit suscita dos observaciones: En primer lugar, aunque encaja dentro de un patrón de partidos europeos emergentes que hacen hincapié en el islam como algo central de su misión, difiere del resto en su enfoque más amplio. Mientras que el PVV de Wilders culpa de casi todos los problemas sociales al islam, el Freiheit, además de oponerse “con todas sus fuerzas a la islamización de nuestro país”, tiene muchos otros puntos en su agenda.

En segundo, Alemania está inefablemente rezagada con respecto a la mayoría de países europeos de grandes poblaciones musulmanas al no haber dado lugar a un partido que plante cara a la islamización. No es que hayan faltado intentos; los intentos anteriores se agotaron. Finales de 2010 podría ser un momento prometedor para lanzar un partido así, teniendo en cuenta la masiva polémica en Alemania en torno al libro de Thilo Sarrazin criticando la inmigración de los musulmanes, acompañada del anuncio de la Canciller Ángela Merkel de que el multiculturalismo “ha fracasado estrepitosamente”. Parece haber en marcha un cambio de tónica.

El partido Freiheit ha sido concebido como una iniciativa de referencia, rigurosa y constructiva de abordar un problema sobradamente complejo que va a durar mucho. Si triunfa, podría alterar la política del país más influyente de Europa.

Actualidad
Vara lamenta que en España no se coordine 'ni Dios' en el modelo autonómico
El presidente de Extremadura critica que 'todo' esté 'multiplicado por 17'

Ep www.lavozlibre.es  18 Noviembre 2010

Mérida.- El presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, se ha lamentado de que en España "no se quiere coordinar ni Dios" para "replantear" aspectos del modelo autonómico.

Vara ha recordado que al inicio de legislatura y con el fin de "hablar de estas cosas" él mismo propuso una reunión de presidentes autonómicos -que no se ha celebrado todavía- en la que no participaría el presidente del Gobierno "porque esto no es culpa de Zapatero".

"Para que uno se coordine tenemos que querernos coordinar todos, pero aquí no se coordina ni Dios", se ha quejado Vara durante una entrevista en la COPE.

Para el presidente extremeño en España "todo el mundo dice pero luego nadie hace", de modo que cada uno, en alusión a los dirigentes autonómicos, manifiesta unas cosas en foros en Madrid y "cuando llega a su territorio hace lo contrario".

"No me preocupa el discurso de los nacionalistas, me preocupa el discurso de los que no siendo nacionalistas hacen el mismo discurso", ha sentenciado Vara, quien ha insistido en la necesidad de armonizar políticas autonómicas como los calendarios de vacunación, licencias de pesca o impuestos como el de sucesiones, cuya diferencia en la forma de aplicarse en unas comunidades u otras es "brutal".

Además, Vara ha cuestionado que tenga que haber "de todo multiplicado por 17", de modo que, por ejemplo, "todo el mundo tenga que tener todos los títulos universitarios en todas las comunidades autónomas, aunque no haya ninguna universidad española entre las 200 mejores del mundo".

“ES UNA ORGANIZACIÓN AL SERVICIO DE SUS DELIRIOS EGÓLATRAS”
Buesa y cientos de ex militantes promueven un manifiesto de boicot a Rosa Díez
@Daniel Forcada. El Confidencial 18 Noviembre 2010

A Unión, Progreso y Democracia le crecen los enanos a pocos meses de las elecciones. El partido de Rosa Díez lleva varios días sumido en convulsiones internas tras intentar expulsar a cuatro militantes por sus 'amistades peligrosas' con otras formaciones políticas en sus perfiles de Facebook. Una situación que ha encrespado los ánimos internos y que ha sido aprovecha también por los desencantados con el partido para dar un nuevo golpe de efecto. Un centenar de ex militantes y ex dirigentes encabezados por Mikel Buesa presentarán el próximo sábado sus razones para no volver a votar al partido magenta. Unas siglas en las que ya no se reconocen y que se han convertido, dicen, en un "fraude".

Buesa, ex presidente del Foro de Ermua y fundador de UPyD, presentará sus razones para boicotear a Rosa Díez en un almuerzo con un centenar de ex afiliados disidentes que también reniegan de la formación. Le acompaña en la iniciativa Valia Merino, el único militante que disputó a Díez el liderazgo de UPyD en el primer congreso interno de la formación y que fue después expulsado del partido. Ambos defienden que que no se vote a UPyD en las próximas elecciones porque supondría avalar “un completo fraude” y un opción política que funciona “de manera perversa”.

“Queremos denunciar que el partido ha traicionado el programa y el ideario político de regeneración democrática con el que nació”, explica Buesa, que se marchó de UPyD después de denunciar que UPyD se había convertido en una formación autoritaria. “Se ha negado la democracia interna del partido y a través de los estatutos se ha consagrado que se pueda incluso expulsar a un militante por un tema como sus amistades en Facebook. Esto es estalinismo y franquismo todo junto y a la vez”, añade.

En la agenda de los amotinados no figura, de momento, la pretensión de organizarse en un nuevo partido, pero alertan que la formación perdió su rumbo en el Congreso fundacional celebrado en julio de 2009. “Es una organización al servicio de los delirios ególatras de Rosa Díez y que ha transformación el contenido ideológico original hacia propuestas más cercanas a la izquierda socialista y comunista”, añade Buesa.

“UPyD es una contradicción. Tiene una apariencia que no se corresponde con su esencia. Por ejemplo, Rosa Díez dice que no está de acuerdo con la ley del aborto, pero en su programa defiende la ley de plazos. Tienen apariencia de mensaje centralista, pero defienden el estado federal. Es todo un paripé y una falsedad completa lo que nos quieren vender. Y todo para que Rosa consiga un minuto de gloria cada 200 días en alguna televisión”, explica.

“¿Por qué no se olvidan de nosotros?”

La respuesta oficial por parte de la dirección de UPyD la daba ayer su responsable de acción electoral, Carlos Martínez Gorriarán, para quien toda esta iniciativa no es más que una nueva “campaña de difamación” motivada por el “resentimiento” de unos y el “extremismo ideológico” de otros. “¿Por qué no se olvidan de nosotros?”, explicó a EFE.

Hay que recordar que Valia Merino fue expulsado de UPyD junto a otros 14 afiliados porque, según la dirección, intentaron crear “una estructura paralela” y “saltarse las reglas del juego”. Desde entonces, en el equipo de Díez están convencidos de que su único objetivos es boicetar y “perjudicar” al partido para que no prospere.

Al encuentro del sábado asistirán, según los convocantes, componentes del consejo político fundacional, ex miembros del Consejo de Dirección y ex cargos del partido procedentes de toda España como Gerardo Hernández Les, Rodolfo Laiz, Luis Bouza-Brey, Ramón Ibarrola, Maleni San Vicente y Lydia Brancas.

******************* Sección "bilingüe" ***********************

Batasuna acorrala al PNV y quiere Navarra con permiso del PSOE
Pascual Tamburri El Semanal Digital 18 Noviembre 2010

ETA va a estar en las elecciones de 2011, y su oferta al resto de abertzales puede afectar a todos los partidos. Llevándose por delante al PSOE y a Navarra.

Una de las muchas preguntas que hace unos días dejamos sin contestar era si "¿querrá el PSOE que Batasuna reaparezca, y con qué efectos?" La cuestión parece no ser ya si ETA estará en las papeletas de mayo, sino en cuáles, cómo y con qué consecuencias. La llamada "izquierda abertzale", que está en plena efervescencia tras la tregua de ETA y el llamado acuerdo de Guernica, ha hecho una oferta electoral concreta a Aralar y a EA. El domingo 14 los socios políticos de ETA lanzaron una propuesta que ya tiene nombre, Nafarroa XXI, y es imprescindible ver qué hay detrás.

Nafarroa XXI es una idea totalmente lógica: en Navarra, los votos de Batasuna han demostrado una y otra vez su fidelidad, y si no hay una sigla totalmente identificada con ellos varios miles de electores prefieren la abstención, sean cuales sean las consecuencias de ésta. Aralar y EA, por diferentes razones, son las siglas más cercanas ahora mismo al resto de la izquierda abertzale. Sin duda es tentadora cualquier posibilidad de que esas abstenciones se conviertan en votos, precisamente en un escenario tan complicado como el que ha creado en Navarra la proximidad entre UPN y PSOE, la ruptura de UPN con el PP y el descontento con Zapatero.

Tan tentadora es que tanto la Ejecutiva Nacional de EA como en Aralar su coordinador Patxi Zabaleta han aplaudido la idea. Los dos receptores de la ofertan la han agradecido, han recordado su oposición a la ilegalización de Batasuna y han insistido en la necesidad de reforzar una alternativa. Alternativa, se entiende, a que gobiernen UPN y PSOE, aunque también a la configuración institucional existente. Todos ellos son, en definitiva, independentistas de izquierdas en Navarra.

¿Y qué pasa con Nafarroa Bai?
No por casualidad, EA y Aralar ya tienen un compromiso electoral con Nafarroa Bai, una coalición de la que Zabaleta ya ha sido proclamado candidato a la presidencia del Gobierno de Navarra pero que integra además a personalidades independientes y al PNV. Precisamente el reforzamiento del poder de EA y Aralar en NaBai ya ha dado lugar a la salida de Batzarre, y esta oferta –que no se dirigido al PNV- pretende cambiar más que sutilmente el mapa del nacionalismo en Navarra.

¿Por qué los batasunos no se dirigieron al PNV? Hay una razón práctica clara, y es que el PNV en Navarra es pequeño y débil, como ha demostrado su aceptación resignada de los cambios en NaBai; aunque está creciendo, sobre todo a base de decepcionados por el giro radical de EA. Y hay una causa política: el PNV es, en definitiva, un partido de derechas, independentista si se quiere, pero que no tiene el mismo modelo social, político y económico para Navarra que pueden compartir la actual EA, Aralar y ETA. El diputado del PNV en Madrid Josu Erkoreka y otros dirigentes ya han criticado la oferta, y la ven como un ataque Nafarroa Bai, al decir que "las cosas están lo suficientemente atadas en NaBai para que este percance vaya a desbaratar el camino andado". La cuestión es que si la propuesta sigue adelante Batasuna tiene muchos más votos que poner sobre la mesa en Navarra que el PNV, y al final los jeltzales se verían obligados a comulgar otra vez con ruedas de molino si no quieren verse reducidos a la insignificancia electoral. En Bilbao mandan mucho pero en el nacionalismo vasco en Navarra poco, y menos ahora.

¿Qué quedaría de NaBai? Casi todo, salvo quizá algún voto desanimado del PNV y los disciplinadísimos de Batzarre que irán con Mercedes Rubio a IU o al fin del mundo si hay que ir. El nacionalismo vasco, una vez degustadas las mieles de la unidad, una vez convertido en 2007 en segunda fuerza política de Navarra, no aceptará con facilidad ir a menos. Y de hecho ETA abre una puerta para que puedan ir a más en 2011.

¿Y si sucede lo peor?
Si NaBai crece, o si lo hace NaXXI convertida en su heredera, se abren escenarios que no prevé ninguna encuesta de las publicadas, aunque sospecho que alguna otra sí. Hasta ahora se consideraba sólo en duda si Batasuna podría presentarse en solitario, y en qué medida el PSOE, su Gobierno y sus jueces lo autorizarían en 2011. La medida estaba clara: aquélla en la que la aparición de ETA generase división en el nacionalismo y esto pudiese interesar al PSOE.

Con la nueva propuesta la ilegalización deja de ser automática –según la fórmula que resultase, sería tan difícil como ilegalizar a EA- y además deja de ser potencialmente beneficiosa –al menos sin cálculo- para los socialistas.

Ahora mismo PSOE y NaBai están empatados en las encuestas, como ya lo estuvieron en 2007 en las urnas, con los mismos 12 escaños y con los abertzales algo por delante en votos. Sea como sea, el PSOE estaría en posición de elegir si seguir con UPN, al precio que el mismo PSOE marque, o si irse con los abertzales. Pero esto cambiaría algo si una coalición abertzale adelantase con claridad al PSOE; un PSOE reducido a tercera fuerza tiene menos capacidad de negociación, y a día de hoy los votos batasunos tendrían ese efecto aparte del efecto electoral de la crisis de Zapatero. Un triunfo para Paxi Zabaleta, al precio que sus nuevos socios quisiesen poner.

Yendo más allá, hay un escenario aún más problemático. UPN parece razonablemente sólido, pero si algunas hipótesis o deseos se confirman puede bajar en 2011 más de lo previsto. Una UPN en baja –por resistencia del CDN, por avance del PP o por las dos cosas unidas a la mucho más probable y seria desilusión de sus votantes más fieles, a los que nadie hace mucho caso ni acá ni allá- sumada a una neoNaBai en alza podría hipotéticamente convertir al nacionalismo vasco en primera fuerza política de Navarra. No es probable, desde luego, pero no es un absurdo. Claramente UPN va a usar la posibilidad en su campaña para movilizar y fidelizar a su gente (y atraerse otra que por otras razones no les votarían), pero si no lo consigue y en cambio EA y Aralar se casan con Batasuna… ¿se imaginan ustedes las consecuencias?

Los estrategas de Batasuna
Maria Luisa García-Franco www.gaceta.es 18 Noviembre 2010

Los ‘abertzales’ cuentan con las dudas de Aralar para dinamitar Na-Bai y estrenar alianza en Navarra.

Si no fuera porque incluyen el asesinato como método para conseguir sus objetivos políticos, felicitaría a los estrategas de la ilegalizada Batasuna por su habilidad para cambiar los escenarios y obtener colaboradores. En un tiempo récord, hemos pasado de creer que el brazo político de ETA no podría presentarse a las elecciones municipales y forales, a esperar a ver con qué estratagema y con la colaboración de qué tonto útil lo logra esta vez.

Hemos ido incluso más allá. Con una apabullante seguridad en sí mismos, forjada a base de defender sus posiciones con el respaldo de las armas, los estrategas de la izquierda abertzale preparan su desembarco en el Parlamento navarro con una operación política que dejaría fuera de combate al PNV. Cuentan con la colaboración de Eusko Alkartasuna y con las dudas de Aralar para dinamitar Na-Bai y estrenar en Navarra la alianza de fuerzas nacionalistas de izquierda que llevan meses preparando.

Si los ayuntamientos pueden aportar infraestructura de apoyo y recursos económicos a ETA, sustituir al PNV en el Parlamento navarro, donde la formación liderada por Iñigo Urkullu no tendría peso suficiente en solitario, sería una maniobra que catapultaría de nuevo al brazo político de ETA al primer plano de la escena política y prepararía el terreno para su desembarco a lo grande en el Parlamento vasco en 2012. Y esta estrategia se está diseñando ante nuestros ojos como si Batasuna tuviera legitimidad democrática para formar parte de las instituciones, sin haber condenado a ETA y sin que ETA haya tomado la decisión de dejar definitivamente la actividad terrorista - algo que de vez en cuando se encargan de recordar quienes conocen de cerca la situación de la banda, como el consejero vasco de Interior, Rodolfo Ares-.

La legitimidad es un concepto clave en democracia, a pesar de la confusión que crean en torno a lo que realmente significa personas como el ex presidente Felipe González.

Elecciones catalanas
Alicia Croft
José García Domínguez Libertad Digital 18 Noviembre 2010

Ignoro en qué sanatorio o residencia de reposo habrá reclutado el Partido Popular a los internos que han ideado el juego en que la señora Sánchez Camacho extermina inmigrantes con un furor que haría palidecer de envidia al general Custer. No obstante, y ya que se anuncia una nueva versión de ese sucedáneo catalán de La matanza de Texas, permítaseme una modesta proposición. ¿Por qué no incluir entre el surtido de víctimas a masacrar por la señora Camacho a cuantos alguna vez hubieran votado al PP? A fin de cuentas, Alicia Croft es la única candidata en liza que postula el programa máximo del nacionalismo catalán. Algo que ni tan siquiera la Esquerra osa propugnar a corto plazo.

Y es que nadie habrá cooperado tanto a legitimar los fundamentos intelectuales, morales y patológicos del catalanismo político como la artillera de Rajoy. Una hazaña histórica, ésa suya, que tiene nombre y apellido: contrato de integración. Lo que jamás se les ocurrió maquinar a Pujol, Maragall o Puigcercós con tal de que los disidentes emprendiésemos el exilio de una vez, acaba de ponerlo por escrito el PP. Así, la famosa integración, simple cantinela tediosa en boca de los nanonacionalistas, sería elevada a imperativo legal en la distopía marianista. Que los inmigrantes habrán de "trabajar activamente por su integración", signifique ello lo que signifique, ordena, expeditiva, una de las cláusulas, y no la más peregrina por cierto, del contrato.

¿Qué será, pues, de los indígenas que llevamos toda una vida trabajando activamente por la segregación? ¿Qué planes albergará doña Alicia para los que no somos del Barça; insolentes, persistimos en hablar castellano; abjuramos de la impostada fraternidad gregaria del calçot a la brasa; observamos con cristiana compasión a los castellers, y no podemos eludir un bostezo ante esa danza tediosa, la llamada sardana? ¿Qué castigo nos esperará? ¿También seremos fulminados con un trabuco de rayos cósmicos al modo de los sin papeles? ¿O nos internarán un algún campo de reeducación integral en integracionismo? Y en ese caso, ¿compartiremos celda con los directivos japoneses de la Nissan que se nieguen a estudiar catalán, tal como prescribe la estupefaciente cláusula tercera del contrato, o habitaremos en módulos aislados? Suerte que ganarán los independentistas.
José García Domínguez es uno de los autores del blog Heterodoxias.net.

Galeusca
El Tinell de 1998 fue una declaración de nacionalistas, esta de ahora es otra de constitucionalistas
ABEL VEIGA ABC Galicia 18 Noviembre 2010

NADIE puede impedir que populares gallegos, vascos y catalanes firmen cuantas declaraciones crean o juzguen oportunas. Tampoco que la oportunidad venga al socaire de unas elecciones que anuncian cambio de rumbo. Si bien este es incierto pues las alianzas postelectorales pueden ser, francamente, muchas. En liza la gobernabilidad de España a corto pero también a partir de marzo de 2012. Unos y otros lo saben, también un desengañado electorado, al que sobran de facto días de campaña, de despilfarro y de desilusión inmovilizadora. Quién sepa movilizar y fidelizar a la totalidad de los suyos se lleverá el govern.

Pero hete aquí que Feijóo, Basagoiti y Sánchez-Camaño, los adalides populares que gobiernan, sostienen y son oposición en sus respectivas nacionalidades históricas también llamadas autonomías, cuestión de sentimientos en suma, firman en el Tinell una declaración que remeda y reescribe en clave española la firmada doce años antes por convergentes, unionistas, bloquistas y peneuvistas entre otros, si bien éstos en clave identitaria y soberanista. En una y otra declaración siempre la lengua o las lenguas como pilares medulares.

ABC titulaba en portada: «Nace la Galeusca española». En el mismo salón del Tinell donde se refrendó años atrás el tripartito hoy agonizante y del que recelan sus partícipes y huyen. Pero el postulado es diametralmente opuesto, en vez de soberanismo, encaje de las tres nacionaldades históricas -concepto que definen como patrimonio de todos - en España, pleno desarrollo del estado de las autonomías aun sin aclarar si ese desarrollo sea o no mimético para todas, y libertad de lenguas donde antes primaba la lengua propia en detrimento del castellano. ¿Oportunismo o realismo?, ¿demagogia electoral o verdadera creencia y coherencia en el proyecto ideológico y programático de los populares en toda España?

A nadie escapa que socialistas y populares plantean estas elecciones como unas auténticas primarias, con sus circunstancias y variantes eso sí, dado que la arena política catalana difiere del resto. En mayo vendrá el próximo y definitivo test con autonómicas y locales. Al albur de la firma grandes y sonoras declaraciones, a saber, día histórico, el futuro de España, no se firma contra nadie, mejora del servicio público, etc.. Un sinfín de buenos propósitos que podrá tener calado y votos en el resto de España pero no en Cataluña.

No valoramos si han hecho bien o no los políticos populares. Sí que esta firma, este Galeusca español o compromiso de Barcelona como ellos han bautizado tenía una finalidad subliminal clara. Evocar el fin del tripartito, anunciar que hay una alternativa de gobierno que cabe con el reconocimiento de las nacionalidades históricas dentro del estado y de España amén de su Constitución, y mandar un mensaje a ese electorado nacionalista que hace suyas las banderas, las identidades y las lenguas. No se queda en mera anécdota.

Galeusca, la de verdad, no ésta ni la del Tinell de 1998 nació en las mismas fechas de la otra dictadura, la de Primo, allá por septiembre de 1923. De la mano de las Irmandades da Fala de Somoza e Zamora, las Irmandades Nazonalistas de Risco, la Unió Catalanista y el Estat Català de Riera y Macià respectivamente, también Acciò Catalana de Rovira y el sector Aberri del PNV con Gallastegui y Domingo Arana a la cabeza. Todas se defenían como naciones y proponían crear un consejo conjunto. Se reeditaría diez años después ya en la II República el Pacto.

Primero en Guernica en un viaje de Castelao y con participación de ERC y ANV y ya en Santiago en julio de 1933 en el Seminario de Estudos Galegos naciendo Galeuzca. Ya en Buenos Aires en 1941 se firmaría de nuevo un pacto de los nacionalistas en los que se reclamaba la autodeterminación y el apoyo de los aliados para derrocar la dictadura. Ni vascos ni catalanes, ni Irla, tampoco Tarradellas, ni Aguirre querían equiparar a Galicia en sus demandas y reivindicaciones con las propias de vascos y catalanes. Ahí moriría en realidad Galeuzca o Galeusca. El Tinell de 1998 fue una declaración de nacionalistas, esta de ahora es otra de constitucionalistas. Pero Galeusca es un término que no se puede emplear a la ligera

La solidaridad catalana
ENRIC MARTÍNEZ-HERRERA El País  18 Noviembre 2010

Desde hace décadas, y con renovado impulso desde los años ochenta, se escucha y lee que Cataluña sufre un preocupante "déficit fiscal", una gran diferencia entre su contribución a los presupuestos nacionales y el gasto público que recibe. Ciertas variantes hablan nada menos que de "expolio fiscal". Tras un conato parecido durante la tramitación de la reforma del Estatut, en la presente campaña electoral el candidato de Convergencia i Unió (CiU) a la presidencia autonómica propone exigir para esta comunidad un régimen fiscal privilegiado de "concierto económico" o "cupo" como del que, poco solidariamente, gozan Navarra y País Vasco.

Si bien se han reducido considerablemente los seculares desequilibrios económicos entre los territorios de España, siguen siendo patentes. Gracias a las transferencias interregionales de recursos y, sobre todo, al Estado social, hemos mitigado las diferencias más descarnadas. Aún así, la concentración y acumulación de riqueza sigue siendo muchísimo mayor y más acelerada en Madrid, Barcelona o Bilbao que en el resto del país.

El relativo subdesarrollo de zonas amplias es, o debería ser, una preocupación para las más prósperas. Desde un prisma pecuniario, y haciendo abstracción de otras numerosas, fuertes y complejas interdependencias, podría pensarse que aquellas suponen un lastre para éstas. Desde este punto de vista al menos, resulta racional que las más pujantes no solo transfieran fondos a las rezagadas para paliar las desigualdades más graves en consumo de bienes y servicios, sino que también les ayuden a crear riqueza por sí mismas. Este ha sido el principal argumento para justificar las grandes inversiones del Gobierno de España en infraestructuras para zonas poco desarrolladas durante las últimas décadas. Con todo, junto a la lógica económica, la solidaridad interregional también se basa en razones de orden afectivo. En este sentido, la divulgación de demandas como la del candidato de CiU no hace sino engordar el estereotipo de los catalanes como insolidarios y egoístas. ¿Son así realmente?

En el marco de un estudio internacional, investigadores del Centro de Estudios Políticos y Constitucionales y la Universidad Pompeu Fabra realizamos en 2009 un estudio sobre las actitudes y opiniones en Cataluña y otras comunidades autónomas a propósito de la identidad nacional y la solidaridad económica. Sus resultados permiten responder con rotundidad: una amplia mayoría de catalanes muestra buena disposición a la solidaridad interterritorial. La gran mayoría (67%) manifiesta su acuerdo con la idea de que hay que transferir dinero desde las zonas más prósperas a las que lo son menos para asegurar que todos tengamos niveles similares de servicios públicos. Una mayoría aún mayor (74%) considera que el Gobierno de España debe intervenir para reducir las diferencias entre sus distintos territorios.

En términos comparativos, esta generosidad es equiparable a la de los ciudadanos de Viena, si bien a esta ciudad, como capital de su país, cabe presuponerle una mayor solidaridad con el conjunto de su nación. La generosidad catalana es, asimismo, mucho mayor que la de los alemanes de Baviera y los austriacos de Salzburgo, aunque estos, a diferencia de los catalanes, raramente ponen en tela de juicio sus lealtades nacionales. Por añadidura, como promedio, los catalanes están dispuestos a incrementar un 10% los impuestos que ya pagan si es para mejorar la atención a personas necesitadas -porcentaje prácticamente idéntico al de las otras comunidades españolas estudiadas-.

Si los catalanes expresan una buena disposición a la redistribución, ¿por qué una parte de su clase política insiste en querer reducir las transferencias de recursos? Sin ser la única causa, la evidencia disponible señala hacia un factor dominante: la diferencia en creencias, valores y sentimientos nacionales entre la élite política y la ciudadanía. Como ha demostrado T. J. Miley, profesor de la Universidad de Cambridge, en su libro Nacionalismo y política lingüística (CEPC) y en varios artículos académicos, el nacionalismo catalán y el consiguiente desapego a España de los parlamentarios y concejales de los principales partidos son mucho más intensos que los de sus propios votantes.

De hecho, regresando a nuestros datos, una parte relevante de la población catalana (en torno a un 26%) rechaza la mencionada solidaridad interregional. Se trata del sector que menos se identifica con España. Un sector que, pese a ser minoritario, posee una influencia desproporcionada: no solo surte la mayor parte de dirigentes y cuadros medios de la política catalana, sino que está mucho más movilizado en las urnas, en la calle y en el tejido asociativo, verbigracia, la masiva concentración contra la sentencia del Tribunal Constitucional por su sentencia sobre el Estatut.

Sin embargo, los catalanes, o la mayor parte de ellos, no son insolidarios, o no mucho más que otros españoles. El caso es que, acallada por una abrumadora minoría, la inmensa mayoría apenas hace oír su voz.

Enric Martínez-Herrera es profesor de Ciencia Política en la Universidad Pompeu Fabra y coordina la investigación Citizen after the Nation-State?, financiada por el Ministerio de Ciencia e Innovación y la European Science Foundation.

Sánchez-Camacho defiende la libre elección de lengua pero sólo en educación Infantil
Esta medida sólo afectaría al idioma en el que se dirige el profesor al alumno
 El Confidencial  18 Noviembre 2010

Madrid.- El Partido Popular de Cataluña, liderado por Alicia Sánchez-Camacho, ha concretado su modelo lingüístico y ha abogado por un sistema en el que se reconozca a los padres la capacidad de elegir el idioma vehicular en la enseñanza de sus hijos. Sánchez-Camacho sólo ha abogado por la libertad lingüística en educación infantil, una etapa que no es obligatoria.

La 'popular' también ha explicado que no apuestan por la separación de los alumnos según la lengua, sino que defienden que cuando el profesor se dirija personalmente a cada alumno lo haga en la lengua vehicular escogida por sus padres, y luego haga un uso equilibrado de las dos lenguas cuando se dirija a toda la clase.

Respecto a la etapa primaria y secundaria, las horas lectivas estarían repartidas en porcentajes de un mínimo del 33% para catalán y castellano, y que podría incrementarse en función de la realidad lingüística de cada escuela. El tiempo restante se dedicaría en su mayoría al inglés y una pequeña parte a una segunda lengua extranjera.

Además, Sánchez Camacho, ha presentado una propuesta de su partido para que las familias que lleven a sus hijos a colegios concertados tengan una deducción de 600 euros en el tramo autonómico del IRPF por cada hijo en edad de escolarización obligatoria que estudie en un colegio concertado. Con esta medida los 'populares' pretenden que aquellos padres que quieran llevar a sus hijos a un colegio concertado, y no lo hagan por el aspecto económico, puedan hacerlo.

Además Sánchez-Camacho también quiere poner fin a las limitaciones de elección del centro escolar.

Todas esta propuestas las ha realizado Alicia Sánchez-Camacho durante su visita al colegio Mediterranea, en el barrio de la Barceloneta.

Plan de Convivencia
El Gobierno vasco aporta a los colegios los doce primeros testimonios de víctimas
Celaá presenta la web donde los centros podrán extraer los relatos en formato escrito o audiovisual
LORENA GIL | BILBAO. El Correo 18 Noviembre 2010

TESTIMONIOS DE VÍCTIMAS PARA LAS ESCUELAS
- Sandra Carrasco
- Pilar Elías
- Pilar Zubiarrain
- José Antonio Rekondo
- José Maria Calleja
- Jorge Mota
- Jesús Ramirez Castañedo

VÍDEOS
- Fernando Garrido Velasco
- Iñaki Garcia Arrizabalaga
- Cristóbal Díaz Lombardo
- Koro Arrieta
- Pilar Zubiarrain

AUDIO
- Maite Pagazaurtundua

El Gobierno vasco ha puesto a disposición de los centros escolares los primeros doce testimonios de víctimas del terrorismo que podrán llevar a las aulas como pieza clave de la aplicación del Plan de Convivencia. El Departamento de Educación presentó ayer la web www.eskolabakegune.euskadi.net, en la que se recogen textos, vídeos y audios, a través de los que diferentes damnificados relatan de primera mano el sufrimiento que la sinrazón de la violencia causó en sus vidas. Los colegios podrán solicitar este material a la consejería que dirige Isabel Celaá u obtenerlo directamente de Internet. Está previsto que en las próximas semanas se incorporen nuevos testimonios.

La lista de afectados, entre los que figuran Sandra Carrasco, Pilar Zubiarrain, Iñaki Agirrezabala, José Antonio Rekondo, Maite Pagazaurtundua o Jesús Ramírez Castañedo, la conforman tanto víctimas directas como familiares de personas asesinadas por distintos grupos terroristas. El Ejecutivo ha contado para la recopilación de sus testimonios con la colaboración de colectivos como Gesto por la Paz o la Fundación Buesa y de instituciones como las Juntas Generales de Guipúzcoa.
La puesta en marcha de este portal permitirá cubrir una de las 'patas' del reformulado plan de paz, aquella que establece la presencia, en este caso indirecta, de las víctimas en las aulas como herramienta para fomentar «la deslegitimación de la violencia y la educación en valores democráticos», subrayó ayer Celaá. Los centros podrán, en cualquier caso, solicitar que los damnificados -no de modo obligatorio todos los que figuran en la web- acudan personalmente a los colegios. En virtud de su autonomía, también tendrán la capacidad de proponer a Educación qué víctimas desean que ofrezcan su testimonio de manera presencial.

No obstante, será el Gobierno vasco el que decidirá si su relato se ajusta a los parámetros establecidos por la Dirección de Víctimas: haber superado la tragedia vivida y demostrar madurez suficiente como para rememorar su cruel experiencia en un contexto, cuanto menos, difícil de predecir, así como comprometerse a evitar los pronunciamientos partidistas. El equipo de Maixabel Lasa ha seleccionado ya a más de una docena de personas que cumplen dichos requisitos y que estarían dispuestos a involucrarse en esta iniciativa pedagógica. Más de 18.000 alumnos de edades comprendidas entre los 13 y 16 años entrarán en contacto con esta realidad a lo largo de este curso.

Los materiales, en diciembre
Los colegios pueden descargar los testimonios de la web e incorporarlos ya al calendario de actividades escolares. Fomentar la empatía hacia las víctimas forma parte del nuevo decreto curricular de Educación Primaria y Secundaria, por lo que es una 'materia' de obligado cumplimiento. La consejería, sin embargo, facilitará la labor del personal docente con la presentación, previsiblemente a principios de diciembre, de las reformuladas unidades didácticas 'Historias que nos marcan' y 'Bakerako Urratsak' (Dando pasos hacia la paz), cuya actualización ha corrido a cargo de dos expertos del ámbito universitario. Estos materiales servirán de guía a los centros al incluir en sus páginas diferentes estrategias de actuación a la hora de abordar de modo más global la presencia, tanto directa como indirecta, de los damnificados en las aulas.

En la consejería de Educación son conscientes de que uno de los aspectos a tener en cuenta para garantizar la correcta aplicación del Plan de Convivencia es la preparación de los centros. En este sentido, se ha visto desbordada ante el aluvión de peticiones que ha recibido por parte de decenas de colegios para participar en un seminario, cuyo objetivo es orientar al personal docente en la aplicación de la nueva asignatura de Educación para la Ciudadanía, en la que se enmarca el testimonio de las víctimas. Inicialmente estaba previsto que una docena de centros de Primaria de Euskadi participara en este foro, si bien el abultado número de peticiones -cincuenta- ha obligado al Gobierno a poner en marcha tres seminarios distintos, uno en cada territorio histórico.

Junto a la presentación de la unidad virtual 'Bakegune', en la que, además de los testimonios de los damnificados, aparecen documentales o líneas de trabajo en los distintos campos que abarca la educación en valores de paz, Celaá inauguró ayer una unidad de recursos cuyo cometido será atender las demandas de los colegios. La oficina, que está ubicada en el Berritzegune de Barakaldo, contará con una biblioteca propia. Dos personas del Departamento se encargarán de resolver las dudas y asesorar a los centros escolares, que podrán solicitar allí los materiales didácticos que están siendo elaborados para abordar en las aulas la deslegitimación de la violencia.

La consejera de Educación estuvo acompañada durante el acto de presentación de la viceconsejera Marian Ozkariz Rubio, así como del alcalde del municipio vizcaíno, Tontxu Rodríguez. «La memoria nos humaniza; sin ella no podemos llegar a construir un futuro justo», apostilló Celaá.

¿Cataluña o Catacoña?
Vídeos eróticos, juegos de ordenador xenófobos, candidatas esperpénticas...
 www.lavozlibre.es 18 Noviembre 2010

Madrid.- 'Frikis', esperpentos, erotismo, xenofobia, pornografía, desmadre, ciencia ficción, trampas... Los políticos catalanes están protagonizando una campaña electoral que está dejando atónitos a los ciudadanos. La receta ante la previsible numerosa abstención parece clara: el escándalo. PSOE, PP, ERC, CiU, Solidaritat Catalana, Ciudadanos, Alternativa de Govern, Coordinadora Reusenca Independent, Reagrupament, Plataforma por Cataluña... se están valiendo de vídeos y personajes provocadores para acaparar la atención mediática.

Cuando apenas queda una semana para que se celebren los comicios, poco se conoce de los programas políticos, pero todo el mundo sabe que votar a Montilla es como un orgasmo, que Alicia 'Croft' Camacho tiene la solución para eliminar a los inmigrantes ilegales y que Laporta sueña con una Cataluña independiente que tenga como imagen a una actriz porno. Tampoco se le escapa a la sociedad catalana, donde los orígenes andaluces tienen un peso notable, que el candidato de ERC, Joan Puigcercós, detesta aquella comunidad.

El mapa de la 'berlusconización' de Cataluña tiene a los siguientes políticos como estandartes:

- Alicia Sánchez-Camacho (PP): protagonista de un videojuego en el que va montada sobre una gaviota llamada 'Pepe', la líder de los 'populares' catalanas se encarga de eliminar inmigrantes ilegales mientras ingiere butifarras. Según Sánchez-Camacho, el juego "plantea ideas, luces, bombillas" para "arrojar luz" al problema de la inmigración ilegal.

- José Montilla (PSC): las Juventudes Socialistas de Cataluña (JSC) han colgado un vídeo en YouTube para movilizar el voto joven en el que comparan votar al PSC y a su candidato a la reelección, José Montilla, con tener un orgasmo. Antes, en otro vídeo, presentaron al presidente de la Generalitat como un superhéroe.

- Joan Puigcercós (ERC): el candidato independentista la ha emprendido contra Andalucía, donde, según él, no paga impuestos "ni Dios". Puigcercós ha echado mano del viejo victimismo catalanista que culpa al Estado y a las comunidades menos desarrolladas de todos los males de Cataluña.

- Joan Laporta (Solidaritat Catalana): el ex presidente del Barça, que ha prometido hacer un referéndum independentista si gana las elecciones, ha fichado como imagen de su partido a la actriz porno María Lapiedra.

- Montserrat Nebrera (Alternativa de Govern): la ex diputada del PP catalán ha jugado con el erotismo e insinuación en un vídeo en el que aparece tapada sólo con una toalla. En la grabación se oyen gemidos de hombres y mujeres que dan a entender un acto sexual que luego resulta falso.

- Carmen de Mairena (Coordinadora Reusenca Independent): la artista transexual, surgida de la 'factoría Crónicas Marcianas', acude de número dos del partido de Ariel Santamaría, el 'Elvis Presley' catalán. Mairena propone 'follódromos', legalizar la marihuana y polígrafos contra la corrupción.

Tarragona: si no sabes catalán… estás muerto
admin Minuto Digital 18 Noviembre 2010

Protección Civil de la Generalidad, en colaboración con los ayuntamientos de Tarragona, Reus, Salou, Vila-seca y la Canonja, ha realizado un simulacro de accidente químico en el sector químico de Tarragona, activándose el Plan de emergencia del riesgo químico en Cataluña.

Unos días antes, se enviaron por correo unos trípticos a los vecinos de la zona en los que se les informaba cómo debían actuar en esos casos.

El folleto venía acompañado de una hoja en el que se realizaba la presentación del documento, editado únicamente en catalán. ¿Se imagina sufrir un accidente de este tipo y no saber catalán? Está claro, para los nacionalistas catalanes es más importante la lengua que la vida de los ciudadanos que no saben catalán.

Recortes de Prensa   Página Inicial