AGLI

Recortes de Prensa   Jueves 25  Noviembre  2010

 

Una piedra sobre el estanque
Editorial www.gaceta.es 25 Noviembre 2010

La actual equivalencia económica de la España invertebrada de Ortega es la tendencia a constituir soberanismos subvencionados.

Durante muchos siglos se exigió que a una persona culta le fueran familiares los personajes y los textos clásicos de Grecia y Roma. Hoy esa misma persona, si quiere ser cultivada, debe interesarse por la Economía. Una buena ilustración de ese interés lo da ahora un nuevo libro de Alberto Recarte, El desmoronamiento de España (La Esfera de los Libros).

Ya en el título es evidente la resonancia de la literatura regeneracionista y aún más la de Ortega y Gasset. Claro que el filósofo madrileño no tenía ni idea de la Economía. La actual equivalencia económica de la España invertebrada de Ortega es la tendencia a constituir soberanismos subvencionados. Aunque no se llamen así, en eso han terminado las famosas autonomías.

Recarte analiza muy bien las oscilaciones un tanto erráticas del desarrollo español de los últimos decenios como consecuencia de decisiones de política económica, sobre todo monetaria. No dudo de que ésa sea la vía de explicación más adecuada, pero se puede añadir otra complementaria. Se trata de algo tan difícil de medir como las ganas de trabajar de los españoles, fundamentalmente de los nativos. Supongo que es lo que llaman ciudadanos. Por extrañas razones, esa aplicación del esfuerzo personal para estudiar y trabajar ha decaído mucho en España durante la última generación.

A partir de ahí se comprenden algunas notables paradojas, que se tratan muy bien en el Informe Recarte. Por ejemplo, la persistencia de una alta tasa de paro (que parece insuperable). La razón de esa resistencia es que muchos parados se pueden acomodar, mal que bien, con toda suerte de subsidios y chapuzas.

A su vez, esa tasa de paro, que podríamos llamar basal, es compatible con la instalación en España de varios millones de inmigrantes de otros países. Los foráneos están dispuestos a ser más móviles que los nativos y a aceptar condiciones de trabajo más duras. En resumen, la falta de ganas de trabajar de los españoles nativos se ve compensada por la que demuestran los inmigrantes extranjeros. A su vez, esa sustitución contribuye de modo circular a la ulterior reducción de las ganas de trabajar de los indígenas.

Una expresión elemental de la falta de ganas de trabajar es la resistencia a la movilidad geográfica con propósitos de estudio o de trabajo. A ello ha contribuido la creciente diseminación territorial de centros de estudio o de trabajo y la tendencia obsesiva a la propiedad de la vivienda. De todo eso se dan datos precisos en el Informe Recarte, pero convendría un tratamiento más parsimonioso de esos factores extrainstitucionales o extraeconómicos. La minoración de lo que podríamos llamar ética del esfuerzo se traduce asimismo en el retraso de la edad de matrimoniar y en la decisión de tener pocos hijos. Es difícil que España remonte la pendiente del desarrollo con la tasa de fecundidad más baja de toda la Historia. Es un triste récord.

La tesis central del Informe Recarte es resueltamente extraeconómica. La resumo así: el sistema democrático español se ha degradado en un régimen que fomenta la elefantiasis del sector público. A su vez, ese Estado descomunal se apoya en un sistema autoritario hipertrofiado e irresponsable. Por si fuera poco ese lamento regeneracionista, resurgen los viejos fantasmas de la oligarquía y el caciquismo, aunque se llamen de otro modo. Añado que los casos de corrupción que tenemos en España no son realmente casos y mucho menos excepcionales o reducidos a un partido político. Antes bien, son estructurales, como lo es el mercado negro cada vez que se instala el racionamiento.

La corrupción salta automáticamente cuando los funcionarios son más políticos que de carrera y cuando los precios están intervenidos. El ejemplo paradigmático es el mercado del suelo urbano.

Asombra que, con el plantel de economistas competentes que hay actualmente en España, el Gobierno no eche mano de ellos para ordenar el desarrollo económico. Es un desprecio a la inteligencia y un caso más de despilfarro de los recursos humanos en la vida pública. Alberto Recarte no es sólo uno de esos economistas competentes, sino que le cabe el Estado en la cabeza.

El Informe Recarte rebosa de estadísticas detalladas sobre todos los aspectos relacionados con la política económica. Me pregunto si lo han leído los ministros del Gobierno. No lo parece. A mí me gustaría conocer la estadística imposible y necesaria de cuántos ocupados o estudiantes en España se llevan trabajo a casa. Sería la clave del acertijo económico. España ya no es un país atrasado y sin embargo vamos a salir de la crisis más tarde que otros.

De todas las propuestas de Recarte (hay docenas), la que me parece más necesaria es que los partidos políticos y los sindicatos dejen de recibir subvenciones del erario. Tampoco estaría de más retirar las subvenciones a las empresas no rentables.

El cuento de nunca acabar de los grandes mamones nacionalistas.
Antonio Javier Vicente Gil Periodista Digital 25 Noviembre 2010

Cuentan los que de eso saben, que uno de los dramas más repetidos en la naturaleza es el que se produce entre los mamíferos en el momento del destete. Ese período es una lucha de intereses en toda regla con mordiscos y zarpazos incluidos, por un lado están los de la madre que considera que ha cumplido ya con sus hijos mamones y necesita todas sus energías y recursos para seguir su vida y volver a procrear, y por otro están los intereses de los grandes mamones para los que seguir chupando teta es lo más cómodo, lo menos peligroso y lo más gratificante, ya que reciben gratis lo que de otro modo tendrían que currarse y por eso se resisten con uñas y dientes a que su madre les dé puerta.

Con esta historia de nuestras pesadillas de las autonomías, naciones y nacionalidades pasa algo parecido, los entes autonómicos son grandes mamones unos, medianos otros y algunos desgraciados siguen siendo pequeños mamones pero todos insaciables y adictos a la teta del Estado de la que quieren mamar más y más cada vez para disponer de pasta que les permita hacer de su taifa un ente dilapidador y un reino de aprovechados, enchufados, corruptos y trincones con mucho glamour, eso sí.

Aun sabiendo que en todas las autonomías cuecen habas, es de reconocer que la catalana siempre va a la cabeza y las demás intentan aprovechar sus sistemas de succión de la teta estatal. Tal y como ya figura en los libros de historia, no hace muchos años, en una noche de humo, nicotina, cafeína y compadreo, ZP y Mas acordaron el estatuto catalán y dentro de él la cosa de la financiación que concedía a la Generalidad el derecho a elegir la teta de mamá Estado que más leche diese.

Tras su aprobación en el parlamento, salió el gran ZP diciendo que por fin se habían satisfecho las reivindicaciones de los catalanes y más en concreto sus necesidades lácteas y que eso duraría decenios. Pero todos sabemos que Zapatero mentía porque la gula de los mamones es inextinguible, y ya al año de aprobarse el estatuto catalán estaban reclamando su derecho a disponer para ellos solos de dos o tres tetas más de mamá estado.

Como los nacionalistas catalanes son unos glotones de aquí te espero, no dejan de reclamar leche y más leche le den la que le den, y puestos a pedir, el futuro presidente de la Generalidad, Mas, sale diciendo que va a exigir para Cataluña el concierto económico tipo País Vasco, que no deja de ser el disponer de un ama de cría para ellos solos de forma que no tengan que compartir ni una teta de la amamantadora. El mismo Mas que acordó el actual sistema de mamoneo ya está pidiendo más y así seguirá la cosa hasta que alguna vez consigamos destetar a los grandes mamones, momento en que a lo mejor los medianos y pequeños podrán echarse un par de tragos más al coleto. Pero no nos caerá esa breva.

Río Cabe
La cacería
Serafín Fanjul Libertad Digital 25 Noviembre 2010

El fracaso histórico de la autodenominada izquierda ha pasado desapercibido ante los ojos de su parroquia: ya fuese el abandono de los postulados y objetivos del socialismo por parte de la socialdemocracia (versión blanda), o el estrepitoso hundimiento del Muro de Berlín, que acabó mostrando lo que realmente había al otro lado (versión dura). No ha bastado, pero con viejísimos lemas, mezcolanza de radicalismos ecologista y verbal y ausencia visible de proyecto, siguen exorcizando al "capitalismo", "los poderosos", "los ricos", etc. No se han enterado de nada e insisten en no hacerlo.

En España, el fracaso económico de González, junto a la corrupción y el arrasamiento del sistema educativo tampoco fueron suficientes. Ahora, Rodríguez es responsable de la bancarrota y el descrédito internacional de nuestro país, pero no basta. Conservan el dominio de la mayor parte de los medios de comunicación y a ellos se aferran para generar una realidad distinta de la palpable. Así pues, hace tiempo que lanzan campañas de intoxicación intimidatoria o de simple difamación, desde cuando intentaban cerrar el paso a José María Aznar con la cantaleta del dobermann y la amenaza de que la derecha suprimiría las pensiones: ¿se acuerdan?

Existe todo un catálogo de acusaciones, demasías y tergiversación de hechos que se repite en radio, prensa, TV, internet, etc. En grados enloquecidos y en términos inversamente proporcionales a la merma de sus expectativas en las encuestas de opinión. En román paladino, la montan. Con cualquier causa: el alcalde de Valladolid y los morritos, la bobería de la Camacho matamarcianos, los reales o supuestos desmanes sexuales de Sánchez Dragó el año catapún... Y la Memoria Histórica y la foto de las Azores y la incriminación de Aznar por los atentados del 11-M. A todo gesto, palabra o suceso mínimo se acaba dando la vuelta y termina en forma de hachazo contra Esperanza Aguirre, José María Aznar, el PP en su conjunto. Miles de veces reiterado por la legión de curritos para todo que trabaja para ellos en los medios.

En estos días le ha tocado a Isabel San Sebastián –a quien los sindicatos de clase tienen tantas ganas como a Hermann Tertsch, en lo fundamental por mantener su independencia con valor, algo inimaginable e intolerable para los pesebreros– y se han arrojado sobre ella (con el objetivo palmario de que, por elevación, salpique a Esperanza Aguirre) a propósito de los comentarios más estúpidos que soeces (y lo son mucho) de un tertuliano. Para la útil intoxicación desinformativa nada cuenta que fuese en conversación privada, que Isabel le conminase a callar o intentase rebatirle. Creen que han mordido presa y no sueltan el bocado: ¡a por ella! En nuestra opinión, la presentadora se equivocó al discutir con el maromo, en vez de reírse de él –como cumplía– porque, hasta donde sabemos de estas cosas, el hombre que se empantana en tales exhibiciones rijosas de boquilla, por lo general se come pocas roscas, o ninguna. Y cuanto mayores son los alardes y alharacas, mayor es también el agujero de las insatisfacciones. Pero ése es problema del fulano.

Lo en verdad significativo es el despliegue de comentarios, repeticiones y corolarios torcidos que acompañan a la ausencia de noticia, porque ¿qué noticia es que un botarate proclame sus frustraciones disfrazándolas de sadismo verbal? Todos a por Isabel, lo único importante en este momento. Y ni me molestaré en enumerar y comentar la lista de los patinazos de progres, buscados o no, desde "la señorita Trini" de Guerra a los orgasmos amontillados. Hay muchos más: me aburren.

Carlos III
"A por ellos, como en Paracuellos"
Pío Moa Libertad Digital 25 Noviembre 2010

Este lunes tuve una experiencia curiosa en la universidad Carlos III, una de las muchas degradadas moral e intelectualmente por nuestra izquierda descerebrada. Fui a dar una conferencia en la que hice notar que la izquierda española, marxista y no marxista, no había producido un solo pensador, una sola obra de pensamiento digna de recuerdo, solo propaganda. Esto es un hecho constatable, como lo es que esa gente culturalmente estéril y esterilizante ha inventado el cuento (siempre la propaganda) del "páramo cultural franquista". O como, siendo la gente más corrupta de España en el siglo XX –dato también constatable– no cesaba de acusar de corrupción a otros, y de arrogarse con increíble desvergüenza "cien años de honradez".

Como explico en La Transiciónde cristal (en librerías desde este martes), el secreto del paso a la democracia sin demasiados traumas está en la moderación, la reconciliación y la prosperidad que dejó como herencia el franquismo, y en la derrota del rupturismo por la reforma de la ley a la ley. Un rupturismo en el que se apalancaron la ETA, el PNV y otros, mientras el resto de la izquierda se resignaba a la reforma, al verse sin fuerzas para conseguir una ruptura que pretendía saltar sobre cuarenta años de historia para enlazar con el Frente Popular, al que llaman democrático con la misma razón con la presumen hoy de honrados o de demócratas. Y desde el mayor atentado de la historia de España, esta descerebrada izquierda, en el espíritu del "miliciano sudoroso", vuelve do solía, es decir, al rupturismo.

No debe tomarse como una anécdota la exigencia, por los subvencionados de la "memoria histórica", de volar el Valle de los Caídos, propósito típicamente terrorista y talibanesco; ni sus gritos "¡A por ellos, como en Paracuellos!". Dirigen su exigencia a un Gobierno que los subvenciona y colabora franca y desvergonzadamente con el terrorismo, secundado por un PP que finge no enterarse. Y el llamamiento expone de forma cruda el fondo de la idea implícita en la ley (totalitaria) de memoria histórica, aunque hipócritamente disfrazada en ella. Con cosas así se produjo la deriva de la república hacia la catástrofe. No hay broma ni hablan en broma cuando invocan Paracuellos, aunque de momento no puedan transformarlo en hechos. Baste recordar, tan reciente, el "¡ETA, mátalos!", coreado por tantos izquierdistas.

Recordé en la conferencia aquellos gritos y exigencias, y replicó una chica que los del otro bando también habían estado en el mismo plan, porque habían cantado el Cara al Sol. Cantar ese himno es perfectamente legítimo en democracia, lo mismo que cantar La Internacional, pese a ser este el himno del Gulag. Para que hubiera similitud, los falangistas tendrían que haber exigido la voladura de los monumentos de izquierda en España y amenazado con repetir la matanza de Badajoz. Pero no hubo nada de ello, quizá porque no hubo nada parecido a Paracuellos en el bando nacional, pues la célebre matanza de la plaza de toros pacense es una simple invención de propaganda, como he demostrado en Los mitos de la Guerra Civil y acaba de documentar exhaustivamente el libro, muy recomendable, La matanza de Badajoz ante los muros de la propaganda, de F. Pilo y otros dos autores. Incitar a una repetición de Paracuellos o a volar la Cruz de los Caídos no es admisible en democracia, y debía llevar consigo, por lo menos, una fuerte multa –por ahora sería suficiente– que calmara sus ímpetus talibanescos y asesinos. Por el contrario, el Gobierno subvenciona esa promoción del terrorismo. Robando para ello el dinero de todos. El Gobierno talibán.

Otro estudiante estragado por la propaganda arguyó que la ley de memoria histórica proscribe todos los símbolos "fascistas", incluidos los cánticos. Como que es una ley totalitaria, propia de países tipo la Cuba de Castro, donde la versión de la historia es impuesta desde el poder. Y en esa dirección circula hoy no toda, pero sí la mayor parte de la izquierda, impulsada por el Gobierno, por los stalinistas de IU y por los separatistas.

Paz sin impunidad
EDITORIAL El Correo 25 Noviembre 2010

El acuerdo de las asociaciones de víctimas, referencia para instituciones y ciudadanos

Las asociaciones de víctimas del terrorismo y las fundaciones que preservan su memoria dieron a conocer ayer un importante documento, describiendo las características que debería reunir «un modelo de fin de ETA sin impunidad». La declaración de principios resulta oportuna, al adelantarse a acontecimientos que se anuncian en una suerte de efervescencia especulativa. Su relevancia es doble porque ofrece una posición inequívoca y refleja tan alto grado de consenso y representatividad de las víctimas que tanto los responsables institucionales como la ciudadanía en general cuentan con una referencia ineludible para juzgar y actuar.

Si hasta ahora se apelaba a la voz de las víctimas, se la temía o se la relegaba, en adelante nadie podrá llamarse a engaño porque la práctica unanimidad de sus organizaciones se ha pronunciado y con claridad. Las asociaciones son conscientes de que no pueden dictar la actuación de las instituciones. Pero son portadoras de una 'especial cualificación' moral a la hora de identificar el mal totalitario y los ardides que emplea para perpetuarse. Junto a esto, tienen derecho a reclamar Justicia frente a la impunidad. El documento detecta uno de los peligros que se ciernen sobre la memoria: la impúdica demanda de 'generosidad' a las víctimas, convertida en chantaje moral que amenazaría con presentarlas como obstáculo para un final definitivo de la violencia.

Las víctimas del terrorismo temen con razón que se esté dando una concurrencia de intereses proclive a un final amnésico de la trayectoria etarra por el que los protagonistas o herederos de ésta acaben reivindicándola, intentando legitimarla a posteriori. Partidos e instituciones cometerían un grave error si tanto en este punto como en lo referido a la primacía del Estado de Derecho interpretasen los «principios rectores» dados a conocer por las asociaciones y fundaciones de víctimas como condiciones de parte, cuando atañen a la salud democrática de la sociedad que surja después de la violencia.

ahorro de 60.000 millones de euros
¿Cómo acabar con el déficit público en un día?
Según el Gobierno, el año que viene España acabará con un déficit público del 6,0% del PIB. Esto supone una cantidad aproximada de 60.000 millones de euros. Es cuatro veces más de lo que se ahorrará con el tijeretazo. Sin embargo, no sería difícil encontrar esta cantidad. Y sin tocar el gasto social.
D. Soriano / M. Llamas Libertad Digital 25 Noviembre 2010

Cuando José Luis Rodríguez Zapatero anunció el tijeretazo, todas las medidas incluidas en el mismo se presentaron casi como de obligado cumplimiento. Bruselas había tenido que tomar cartas en el asunto, después de la crisis de deuda que golpeó a España a comienzos de mayo. Con un déficit estimado para este año en el entorno del 10% y una previsión similar para el 2011, los mercados habían dejado de confiar en los bonos del Tesoro. Para volver a ganarse a los inversores era necesario un plan realista de reducción del gasto, que condujese a las cuentas públicas a una senda de recuperación.

Aquellas medidas presentadas el 12 de mayo, suponían un recorte de 15.000 millones y tocaban algunas de las políticas sociales más queridas por el Gobierno: pensiones, sueldos de los funcionarios, cheque-bebé o dependientes. Sin embargo, y más allá de lo que se piense de la utilidad de este tipo de gasto, no habría sido necesario meter la tijera en estos capítulos del presupuesto. Conseguir los 60.000 millones que son necesarios para equilibrar las cuentas públicas es mucho más fácil: basta con vender lo que no se usa o dejar de gastar en lo que es improductivo de forma evidente.

1. Subvenciones: 20.000 millones
Los datos de los Presupuestos Generales del Estado aún no están cerrados. Hasta que no salga el texto definitivo tras la tramitación parlamentaria, no se sabrá cuánto va destinado a estas partidas en 2011. En 2010, sumaban más de 20.000 millones.

En el proyecto de PGE para 2011 las cifras son: 7.300 millones en fomento de la inserción laboral (cursos de formación a parados de muy dudosa utilidad, aunque se anuncia su ampliación para el año que viene); 3.000 millones a Cooperación al Desarrollo en el exterior; 6.000 millones en subvenciones a diversos sectores económicos (desde industrias en reconversión, al turismo o para la promoción de la internacionalización de las empresas); 700 millones al transporte; 1.200 millones a la vivienda; 550 millones (al menos) en subvenciones a la cultura; 150 millones para el deporte; 120 millones para políticas de igualdad; y unos 700 millones para partidos políticos y sindicatos.

En total, suman 19.720 millones, a los que habría que sumar otras pequeñas partidas, hasta llegar a esos 20.000 millones en números redondos.

2. Edificios públicos: 14.000 millones
Según un informe de la consultora Aguirre Newman, vender todos los edificios públicos de la Administración General proporcionaría unos 40.000 millones de euros (sin contar oficinas de atención al público o edificios donde se realizan servicios básicos, como hospitales, escuelas o cuarteles). Sin embargo, vendiéndolos todos habría que pagar un alquiler, como hacen otros gobiernos como el de Singapur, que no tienen ninguna propiedad inmobiliaria. Sin llegar a ese extremo, sólo vendiendo el 34% improductivo, se sacarían unos 14.000 millones de euros.

3. Empresas públicas: 10.000 millones
Las más de 4.000 empresas públicas que existen en España deben ya más de 52.000 millones, y esta cantidad crece cada año. Sólo la mitad, aproximadamente corresponde a las empresas propiedad del Estado.

Es imposible saber cuánto podrían valer compañías como Aena, Renfe o RTVE si se pusieran en el mercado, especialmente porque el comprador tendría que asumir su deuda. Sin embargo, teniendo en cuenta que Aena está valorada en 7.000 millones o los activos de Renfe en 6.000 millones, la venta de estas dos compañías, más RTVE, Paradores o Loterías y Apuestas del Estado podría proporcionar fácilmente unos 20.000 millones de euros. Contando sólo la mitad para 2011, ya ayudaría a reducir el déficit.

4. Investigación y desarrollo: 6.000 millones
El Ministerio de Ciencia dedica más de 6.000 millones de euros a Investigación y Desarrollo. Sin embargo, como explica Juan Ramón Rallo, es un mito, bastante caro, que el Estado tenga que promover las inversiones en investigación y desarrollo. Son las empresas las que, conociendo las particularidades de su negocio, las oportunidades de beneficio y las posibilidades de innovación, deben investigar o no hacerlo. De aquí se extrae un ahorro de 6.000 millones.

5. Energías renovables: 5.000 millones
En los diez primeros meses de 2010, las primas a las renovables superaron los 5.000 millones de euros. Aunque ahora se anuncian recortes, el montante total dependerá de los molinos de viento o de los paneles solares que sigan produciendo electricidad. De esta manera, podrían darse por buenos esos 5.000 millones de euros para todo el año 2011.

6. Participaciones: 2.500 millones
No sólo el Estado tiene empresas públicas, sino que también mantiene importantes participaciones en cinco grandes empresas cotizadas: Iberia (5,16%), Red Eléctrica (20%), CASA-EADS (5,48%), Ebro Puleva (8,65%) y Enagás (5%). La venta de todos estos paquetes accionariales podría generar unos ingresos de unos 2.500 millones de euros aproximadamente.

La deuda de la Generalidad valenciana se acerca a los 50 mil millones de euros los
Juan García Sentandreu Minuto Digital 25 Noviembre 2010

Una reciente estimación de la deuda de la GV y de sus empresas públicas supera con creces los 45.000 millones de euros, aproximándose a toda velocidad a la redonda y descomunal cifra de los 50.000 millones de euros, lo que nos sitúa en el ranking de deuda como líderes, con creces, en toda España.Es deuda provocada por el despilfarro y la mala gestión –además de los casos de corrupción que cada día afloran- alcanzaría el 45% del PIB de la Comunidad y, si se tiene en cuenta que la actual deuda de España tiene como obligados y garantes al Gobierno central en un 75%, a las CC AA en un 17 % y en casi un 8% a los ayuntamientos, la situación financiera en la Comunidad Valenciana, después de 16 años de gobierno del PP, alcanzaría niveles de gravedad superior a los registrados en Grecia. Estamos, sin excepción o duda alguna, quebrados.

Según el PP, los grandes eventos habían generado 66 millones de visitantes (algo así como si la totalidad de italianos e irlandeses censados hubieran pasado por aquí) creado 270.000 puestos de trabajo (recordar como comparación que hoy tenemos 500.000 parados) y que habían generado unos ingresos de 9.000 millones de euros. Todo esto, lamentándolo mucho, es mentira. Si bien es cierto que nuestra Comunidad ha creado una oferta turística nueva, la de la ciudad de Valencia, ni mucho menos esta supone un 3 % del total que siempre hemos recibido de nuestra clásica oferta de turismo y playa. Algo que si se logró y se sigue logrando es gracias a los esfuerzos, inversiones y buen hacer del sector privado.

La deuda generada por la administración valenciana se sitúa de esta manera:
1.- Compromisos de pagos a 31 de diciembre de 2009: 29.500 millones de euros.
2.- Deudas de las empresas públicas de la GV: 9.500 millones.
3.- Deuda generada por la GV hasta septiembre de 2010: 2.300 millones.

Una vez comprobado que la suma alcanza la cifra de 41.300 millones, el resto, hasta los 50.000 millones son:
1.- Mil millones recientemente prestados a la GV por Bancaja y CAM.
2.- Las estimaciones existentes sobre facturas en los cajones, tanto por parte de las consellerías como por las empresas públicas.
3.- El déficit que inevitablemente generará el Plan Confianza.
4.- El vencimiento de determinados avales dados a entidades que no pueden afrontarlos.

Sé que muchos miraréis con recelo o desconfianza esto que os escribo pero, por un momento, me gustaría que dejarais de lado las diferencias ideológicas o políticas. Estamos hablando de algo muy serio y de una gravedad transcendental. Es probable que no seamos capaces de percibir, todavía, los efectos devastadores de esta deuda. Especialmente los que tenemos un puesto de trabajo. Pero, más pronto que tarde, todos, sin excepción, notaremos sobre nuestras espaldas la carga de una desastrosa gestión. Y esto ya no es sólo culpa de Zapatero –que también- sino especialmente de los que aquí nos gobiernan. Los que manejan las finanzas de una Comunidad Valenciana que navega sin rumbo y con riesgo de hundimiento inmediato mientras su sociedad, imperturbable, sigue durmiendo el sueño de los justos.

Juan García Sentandreu es Presidente de Coalición Valenciana

Educación
Hacia el ateísmo de Estado
Victoria Llopis Libertad Digital 25 Noviembre 2010

Asistí con cierta indignación al episodio producido hace unas semanas en un colegio público de Almendralejo, donde la presión de un único padre del centro –que resultó luego ser un cargo local del PSOE– consiguió que se retirara el crucifijo en las aulas, en contra –y éste es el dato interesante– del sentir y el deseo de la mayoría de los padres. ¡Esto es democracia, y lo demás son tonterías!

Ahora he asistido con perplejidad y a la vez muy divertida a la polémica suscitada en Albacete, donde unos padres de alumnos de un colegio confesional católico se han quejado con gran bombo en la prensa local de que el colegio ¡enseña a los niños a rezar durante la clase –voluntaria– de religión católica! ¡Dónde vamos a parar! ¡Que un colegio confesional católico enseñe –voluntariamente– doctrina y práctica de su propia religión!

Del mismo modo que el padre espontáneo de Almendralejo resultó ser un cargo local del PSOE, la madre espontánea de Albacete ha resultado ser del entorno de la alcaldesa socialista.

Desde las revueltas universitarias y sindicales de los años 60, el infiltrarse para reventar desde dentro asambleas, instituciones, etc, es una estrategia más vieja que la tos, y asombra que sigan creyendo que todos nos caemos de un guindo, y vamos a pensar a estas alturas que estas cosas son procesos espontáneos y reflejo natural del sentir del pueblo.

Este colegio de Albacete es un caso interesante para el análisis sociológico. Desde hace 2 ó 3 años lo gestiona una Fundación de padres de familia y profesores que no esconden ni se avergüenzan de su fe católica, y que desean hacer un servicio a otros padres que quieren de verdad que sus hijos sean educados en sus propias convicciones católica, como reconoce nuestra Constitución en su famoso –y con Zapatero, papel mojado– artículo 27.3. Las anteriores titulares del centro eran una congregación de monjas; se ve que no ofertaban oración; su colegio tenía, más o menos, un perfil similar al público de la esquina, y por tanto, eran toleradas entre el establishment socialista que ha dominado con mano de hierro Castilla-La Mancha desde 1982. Cuando han entrado otros aires, el statu quo ha entrado en crisis.

La secularización interna de la Iglesia produce unos productos educativos tan homologables con el proyecto ideológico de ciertos partidos, que cualquier pequeña afirmación confesional en un centro confesional con ideario propio, provoca un terremoto. Creo que cuando la Iglesia mantiene un perfil bajo, producto de su secularización interna y su contemporización con el Poder, con el supuesto fin de evitar males mayores, se la tolera; si la sal se vuelve sosa... Pero cuando la Iglesia se vuelve confesante y expone sin recortes –a quien voluntariamente quiera oírlo– lo que se contiene en dicha fe, las caretas caen y empieza el acoso.

Lo esperpéntico de este caso es que los padres que están en ese colegio lo están por libre elección. De sobra sabemos que la libertad de elección de centro en España es una ficción, puesto que al final son criterios administrativos los que deciden dónde va cada niño, en función del domicilio, etc, y la mayoría de padres que piden colegios concertados terminan en colegios públicos porque no hay bastantes plazas concertadas, pero a la inversa no es posible: a nadie le dan plaza en un concretado si no lo ha incluido en su solicitud. Así que la conclusión es clara: esos padres "espontáneos" han pedido –y obtenido– plaza en ese colegio para realizar una misión política; dificultar que los colegios oficialmente católicos empiecen a hacer cosas propias de católicos. Y para coronar el esperpento, de lo que se quejan no es de que hayan llevado sin desearlo a sus hijos a rezar, sino de que, sencillamente, hayan programado semejante actividad. No es de locos, no; tiene una perfecta lógica interna.

En definitiva, el que se cargue virulentamente contra un colegio confesional que enseña –voluntariamente– a rezar a sus alumnos no es un esperpento más de la España de Zapatero, sino una nueva demostración de que la secta –Terstch dixit– que nos gobierna quiere llevarnos, cuando antes, sin más demora, hacia un auténtico ateísmo de Estado. Se empezó hace tiempo a desvirtuar el término "aconfesionalidad" que recoge nuestra Constitución para hacerle decir "laicismo", pero ya tienen prisa... ¡por las bravas! Los rezos, a casa... y de momento.

El "Polisario" podría caer en manos de "Al Queda"
Francisco Rubiales Periodista Digital 25 Noviembre 2010

La frustración del Frente Polisario ante los abusos de Marruecos y la escasa sensibilidad mundial ante su "causa" podrían radicalizarlos y arrojarlos en brazos de Al Queda. Algunos think tanks y expertos en geopolítica de Francia y Estados Unidos barajan ya esa posibilidad, que, en el caso de culminar, introduciría un drástico y peligroso cambio en la correlación de fuerzas del Magreb y un auge notable del radicalismo y de la inestabilidad en esa parte del mundo, de gran valor estratégico.

La pregunta clave, en estos momentos, es saber si se están produciendo ya contactos entre el Polisario y los grupos de Al Queda en el Magreb, hasta ahora débiles, a pesar de sus secuestros y del control que ejercen sobre ciertos territorios de Mali y Mauritania.

Muchos sectores del Polisario y de la población saharaui están pidiendo la reaunudación de la lucha armada contra Marruecos, un enfrentamiento desigual, si se desarrolla en el ámbito de la guerra convencional, pero muy eficaz y temible para Marruecos si se traslada al terreno de la lucha de guerrillas, secuestros y golpes de gran efecto para llamar la atención en los países ricos y poderosos que dominan la opinión pública internacional.

De hecho, ya se están detectando movimiemtos entre reservistas y veteranos saharauis, cuya experiencia bélica en los pasados enfrentamientos con Marruecos es hoy muy valiosa. Los expertos creen que el Polisario podría contar con mas de 70.000 combatientes, una fuerza insignificante para una guerra abierta contra Marruecos, pero temible en un planteamiento militar de insurgencia y guerrilla,

El representante del Polisario en España, Bucharaya Beyun, ha declarado ante los medios que tienen armas y combatientes suficientes para ir a la guerra y que muchos sectores de la población están presionando para que se vuelva a combatir contra Marruecos.

Si el radicalismo prende entre los saharauis, que hasta ahora habían confiando en la ONU y en los buenos oficios de España y Estados Unidos para resolver su conflicto, Marruecos podría llegar a arrepentirse pronto de haber empleado la represión, la muerte y la tortura contra los saharauis en la toma del campamento de El Aaiún y en la posterior represión, acoso y maltrato de la población autóctona.

Voto en Blanco

Corea del Norte y la paz del mundo libre
EDITORIAL Libertad Digital 25 Noviembre 2010

Kennedy utilizó el ejemplo de las dos Alemanias para mostrar cuan distinto destino le esperaba a la gente, por mucho que tuvieran un mismo punto de partida, dependiendo de si disfrutaban de una democracia y una economía de mercado o padecían un régimen comunista, ajeno como tal a toda noción de libertad política y económica. Aun es más elocuente ejemplo de ello el caso de Corea, que continúa separada y enfrentada desde finales de la Segunda Guerra Mundial: mientras la democrática y capitalista Corea del Sur es uno de los países más prósperos y desarrollados del mundo, Corea del Norte es una de las dictaduras más férreas y totalitarias del planeta que somete a su población a recurrentes hambrunas.

Lo peor es que el dictador comunista Kim Jon-Il y su hijo y heredero Kim Jong-un no se limitan a cercenar las libertades y a tener a su población en la miseria, sino que periódicamente muestran su hostilidad a sus antiguos compatriotas, como evidencia el brutal ataque del martes contra la base militar que los surcoreanos tienen en la isla de Yeonpyeong y sus alrededores, que ha causado cuatro muertos, entre ellos dos civiles, decenas de heridos y numerosos edificios destruidos a causa de los incendios provocados por los más de cincuenta proyectiles lanzados.

Recordemos que el pasado marzo, un submarino norcorano ya torpedeó un buque militar de Corea del Sur, provocando la muerte de los 46 tripulantes que llevaba a bordo. La excusa que dio entonces el régimen comunista para justificar el ataque fue una inexistente violación de sus aguas territoriales; la de ahora consiste en considerar "provocativas" las maniobras militares en la isla surcoreana.

A pesar de que entonces no hubo la menor respuesta militar por parte de Seúl y de que la de ahora se ha limitado a responder con fuego de artillería a los ataques que estaba padeciendo, Pyongyang ha proseguido sus amenaza advirtiendo que lanzará sus misiles "sin piedad" contra sus vecinos si no se someten a sus dictados.

Aunque tanto Washington como Seúl vinculan estas provocaciones con los cambios en la cúpula militar norcoreana y con la sucesión del liderazgo a favor de Kim Jong-un, "un tipo muy peligroso e impredecible", raro será que este lo sea más que lo que lo ha sido su sanguinario y enloquecido padre y, sobre todo, no hay que perder de vista el programa nuclear que el régimen comunista no oculta y está apunto de completar. De hecho, el Gobierno de Pyongyang ya ha conseguido desarrollar bombas atómicas en las modernas instalaciones de Yongbyon, aunque aun carece de la tecnología necesaria para ensamblarlas en cohetes de largo alcance.

Bien está que la Casa Blanca trate de que China use la gran influencia que tiene sobre Corea del Norte para enviarle un claro mensaje de que tiene que cesar sus provocaciones. Bien está también que EEUU y Corea del Sur hayan acordado celebrar maniobras militares conjuntas en el Mar Amarillo, para lo cual se desplazarán a la zona cuatro buques de guerra estadounidenses, entre ellos el muy disuasivo portaaviones nuclear estadounidense George Washington. Con todo es mucho más lo que se ha de hacer para impedir que un régimen como el de Pyongyang se dote de armamento nuclear operativo. Ya es triste que seamos condescendientes con la diferencia señalada por Kennedy entre un país comunista y otro libre, pero lo que no podemos tolerar es que la diferencia radique en que uno sabe atacar y el otro no se sabe defender.

El PP reclama una campaña que garantice la libertad lingüística en el País Vasco
Le pide al Gobierno de Patxi López que destine una partida de 200.000 euros a esta medida en los Presupuestos de 2011
 www.lavozlibre.es 25 Noviembre 2010

Madrid.- El PP ha reclamado al Gobierno vasco que destine una partida de 200.000 euros en los Presupuestos de 2011 para una campaña informativa sobre los derechos de los padres a la hora de elegir el modelo lingüístico de la educación de sus hijos. El PP espera acabar así con la "manipulación" y la "intromisión" en la libertad de elección lingüística.

El secretario general del PP del País Vasco, Iñaki Oyarzábal, presentó en el Parlamento autonómico las enmiendas parciales que su grupo presentará a los Presupuestos del Gobierno vasco para 2011 en materia de educación.

El dirigente del Partido Popular ha recordado que a pesar de su acuerdo con el PSE-EE en torno al Proyecto de Presupuestos, su grupo se reservó la presentación de enmiendas parciales durante la tramitación parlamentaria del texto por un valor de 33 millones de euros.

Alrededor de un tercio de esa suma se concentra en propuestas relacionadas con la educación. Aunque la cuantía no es demasiado elevada -unos 200.000 euros- una de las enmiendas más llamativas del PP está destinada a impulsar "la libertad de elección lingüística" en los colegios.

Los populares, que ya solicitaron el pasado año una medida similar, pretenden que el Departamento de Educación ponga en marcha una campaña de información dirigida a los padres de alumnos en edad escolar para asesorarlas sobre sus derechos y sobre los modelos lingüísticos entre los que pueden elegir para la educación de sus hijos.

De esa forma, ha mostrado su deseo de que "termine de una vez la manipulación de las familias", a través de la que, según el PP, algunos centros orientan la demanda hacia los modelos de enseñanza en euskera.

Oyarzábal ha defendido la inclusión de una partida de estas características en los Presupuestos para que la consejera de Educación, Isabel Celaá, "no tenga excusas" para no poner en marcha la campaña.

Por otra parte, el PP ha elaborado una enmienda en la que propone habilitar seis millones de euros para mejorar la financiación de los centros concertados de Formación Profesional. Según ha explicado Oyarzábal, los centros que en la actualidad están financiados al cien por cien son poco más de un cinco por ciento. El objetivo es que en un plazos de dos o tres años, todos accedan a la financiación "plena".

Otras enmiendas del Partido Popular están destinadas a impulsar la construcción de nuevas infraestructuras educativas y a agilizar la puesta en marcha del Plan de Convivencia y Deslegitimación de la Violencia.


******************* Sección "bilingüe" ***********************

¡Que vienen los separatistas!
José Montilla ha hecho de la alerta sobre el independentismo de CIU su mensaje de los últimos días
EDURNE URIARTE ABC 25 Noviembre 2010

El grito de alarma no es de los nacionalistas españoles, como alguien pudiera pensar, sino de José Montilla que ha hecho de la alerta sobre el independentismo de CIU su mensaje de los últimos días. Cuidado con CIU que es más independentista que autonomista y vigilen ustedes al PP que parece dispuesto, vaya escándalo, a investir un presidente independentista que «sí quiere romper España» (sic, en entrevista en este periódico).

Y lo dice el hombre que ha gobernado con el ala más radical del nacionalismo catalán, el genuino, ERC, y el adosado, ICV. El hombre que ha amenazado con rebeliones institucionales porque el Constitucional no les ha aprobado un Estatuto separatista. El que impulsa, junto a Zapatero, un proyecto de reforma del poder judicial para trampear la sentencia del Estatuto. Y el que explica que él es español, pero no españolista, eso es cosa de la derecha, sino federalista.

Es el mensaje a la desesperada de un partido que no sabe cómo contener el abandono de sus votantes. Que no sólo castigan al PSC por la gestión de la crisis, en Cataluña y en toda España, sino por su gobierno tan o más nacionalista que los del independentista CIU. Y que dejan a los líderes del PSC en una situación de imposible ideológico creado por ellos mismos.

Puestos a optar por gobiernos nacionalistas e independentistas, los catalanes tienen mucho dónde elegir. Pero, puestos a escoger entre otras alternativas, el propio PSC se ha encargado de demonizarlas como anticatalanas o catalanófobas. De sacar fuera de la buena y aceptable sociedad catalana a los populares y a Ciutadans.

Y lo del federalismo es otra trampa, conceptual, en este caso, para enmascarar un mensaje puramente nacionalista. Para ser lo mismo que el independentista CIU. Y para que los electores tengan solo dos opciones, la nacionalista, con Montilla incluido, y la de los disidentes del PP y de C´s.

Los maketos seguimos fuera de contexto más de un siglo después
PEDRO JOSÉ CHACÓN DELGADO EL Correo 25 Noviembre 2010

PROFESOR DE HISTORIA DEL PENSAMIENTO POLÍTICO EN LA UPV-EHU

Sabino Arana Goiri fundó el Partido Nacionalista Vasco en 1894, fecha de apertura del primer ba- tzoki, escandalizando a la sociedad bilbaina de entonces por meterse desaforadamente con los maketos. El periódico 'Bizkaitarra' se cerró debido a un artículo titulado 'La invasión maketa en Gipuzkoa', de Engracio de Aranzadi, 'Kizkitza', y al señor Arana le aplicaron por primera vez pena de cárcel a resultas del proceso seguido por su artículo 'Un fino maketófilo'. Todo esto no fue por casualidad.

El núcleo ideológico de Sabino Arana Goiri se sintetiza en dos auténticas rarezas teóricas para su propia época: rechazar la Ley de Fueros de 1839, que habría supuesto, según él, la pérdida de la independencia vasca (frente a todo el fuerismo de su época que solo hablaba de la pérdida foral de 1876 y frente a toda evidencia histórica que nos dice que con esa ley el País Vasco vivió en un 'oasis foral' hasta 1868) y rechazar el carlismo como defensor de lo vasco, incluida su religiosidad (lo argumenta en 'El Partido Carlista y los Fueros Vasko-Nabarros'), que le supuso, entre otros inconvenientes, tener que emplearse a fondo en demostrar que España no había sido, ni era, ni podía ser católica. Con semejante programa, como él mismo ya decía en el 'Discurso de Larrazabal', se encontraba completamente solo: no era para menos.

Los maketos son imprescindibles en la teoría de Sabino Arana Goiri: sin ellos es imposible entender que aquellas dos ideas nucleares de su doctrina pudieran tener salida. Poniendo a los maketos como foco de sus invectivas, en cambio, todo encaja: la Ley de 1839, siguiendo la lógica aranista, posibilitó la entrada a mansalva de los maketos, que venían con su «pestífera influencia» a profanar la pureza de raza del solar vascongado, lo que provocó a su vez la reacción nativista, reivindicadora y excluyente sobre el territorio de los antepasados. Así surge el nacionalismo y, con él, la historia contemporánea vasca.

Convencido, como todos los integristas de su época, de que la verdad le pertenecía, utilizó a su conveniencia la teoría racial que entonces estaba en boga en toda Europa: todos hablaban de raza, haciéndola depositaria de los caracteres psicológicos del pueblo respectivo. En España, mientras las derechas reivindicaban a los godos y las izquierdas a los latinos o a los íberos, según, a los vascos se les tenía asignado un lugar preferente en este panorama racial y se suponía que formaban parte de los primeros pobladores de la península Ibérica, junto con los íberos: era la famosa teoría del vasco-iberismo, que se daba la mano con la hidalguía colectiva reconocida a los vascos desde tiempos de Felipe II. Y aquí también 'el Maestro' hiló fino: se quedó con las virtudes que en España se atribuían secularmente a los vascos, identificados por sus apellidos, y se desprendió del lastre que les emparentaba con la raza ibérica y de rebote con la latina, en plena decadencia entonces en toda Europa frente a la anglosajona.

La posterior historiografía nacionalista convirtió a los fueristas y a los carlistas, a los que Sabino Arana Goiri había fustigado sin piedad, por maketófilos, en los precursores del nacionalismo ('risum teneatis'), quedando los propios maketos, en cambio, relegados a la expiación, a la escombrera anómica de las identidades. No hay mayor escamoteo en nuestra historia contemporánea que el perpetrado con los maketos. El prócer de Abando dejó así diseñada la modernidad política vasca hasta hoy mismo, reduciendo a los no nacionalistas a ser convidados de piedra en el juego de identidades vasco-español, que se dirime en exclusiva entre las elites vascas nativas y las elites españolas 'de Madrid': ¿De verdad le extraña a alguien el ninguneo que padece Patxi López?

Pasado más de un siglo, insisten muchos, las cosas ya no son como en tiempos de los Arana y compañía. No obstante, fíjense un momento en las ejecutivas de los partidos políticos nacionalistas. La inmensa mayoría de sus integrantes solo tienen apellidos euskéricos a la vista. Y en la página web del Parlamento vasco podremos ver la demostración evidente de este apellidismo euskérico en el listado histórico de parlamentarios desde la primera legislatura de 1980 hasta la actual. Y eso que, según el estadístico José Aranda, en su clásico trabajo de 1998 'La mezcla del pueblo vasco' (Empiria, UNED, nº 1), solo un poco más del 20% de los ciudadanos vascos tenía a finales del siglo XX los dos primeros apellidos euskéricos.

Todos tenemos nuestra propia identidad, pero hay quien considera ('Fuera de contexto', EL CORREO 7-11-2010) que reivindicar en el País Vasco una identidad que no sea la de un pueblo vasco con 7.000 años de antigüedad nos lleva a algunos a decir tonterías, estupideces y, en definitiva, a atacar al nacionalismo. Seguimos como estábamos, con los maketos fuera de contexto en el propio País Vasco donde vivimos, estudiamos, trabajamos, muchos ejerciendo como euskaldunberris incluso y, además, nos sentimos próximos al resto de España (¡qué obsesión con España!, que diría el señor Bilbao). ¿Por qué no seremos todos los maketos como los gallegos que van al Alderdi Eguna y tienen su propia caseta y todo, y luego el burukide de turno les va a poner flores a Castelao y todo eso? Que Sabino Arana Goiri escribiera en 'Bizkaitarra' un artículo memorable titulado 'La gallegada' o que en 'Baserritarra', refiriéndose a los euskalerriacos, dijera que «cuando están muchos reunidos, les da, como a los gallegos y a las mujeres, por desmandarse», ¡bah!, eso es sacar las cosas de contexto.

Pornocampaña catalana
César VIDAL La Razón 25 Noviembre 2010

Ya anuncié que no me esperaba yo lo mejor de la campaña catalana, pero lo que está sucediendo en estos días supera mis peores previsiones. No me voy a detener en Carmen de Mairena, que llenó un aula de la Pompeu Fabra, una universidad que, a juzgar por los listados mundiales, resulta menos que mediocre, pero se caracteriza por exudar autosuficiencia nacionalista. Que en ciertos lugares abucheen a Rosa Díez llamándola fascista y aplaudan a Carmen de Mairena cuando canta en catalán es todo un símbolo del desplome moral de una región. Por añadidura, las juventudes del PSC nos han mostrado también que se tiene un orgasmo –un tanto chuchurrio, la verdad– mientras se introduce la papeleta en la urna. Montserrat Nebrera –que, al parecer, pertenece a una entidad piadosa– ha aparecido envuelta en una toalla tras una sucesión de gemidos superpuestos sobre planos de un sujetador negro o de una ducha. La señorita Lapiedra ha grabado otro vídeo-clip en el que aparecen el oso y el madroño y el estadio Bernabéu ya en los primeros planos lanzando ese mensaje victimista y paranoico de que en Madrid no se dedica la gente a pensar otra cosa que en cómo complicarle la vida a los catalanes. Prueba de hasta qué punto los habitantes de la villa y corte pasan olímpicamente del nacionalismo catalán es que la señorita Lapiedra se dedica a realizar contorsiones por la Gran Vía y, a pesar de ir ataviada con ropa interior negra, no logra que nadie le diga un «ahí te pudras». Podría ensañarme señalando que es obvio que Dios no ha llamado a esta joven por el camino de la canción, pero la verdad es que, puestos a comparar, tampoco me parece que haya llamado a Montserrat Nebrera por el de la toalla.

Con todo, lo más obsceno de esta campaña ha sido, sin ningún género de dudas, el pacto de los cinco principales partidos para no abordar el tema de la corrupción en el debate de TV3. Hay que dar gracias a Dios de que Albert Rivera finalmente pudiera referirse al escándalo del Palau y recordara que la causa fundamental de la desgracia de Cataluña es la creación del denominado «oasis catalán» por Pujol y su aceptación ulterior por el PSC. Esa corrupción transversal envuelta en la señera es lo más pornográfico de la política catalana. Explica sobradamente por qué hay que mantener el mensaje de que «Madrit (o España) nos roba» cuando lo cierto es que Cataluña representa el 26,5% de la deuda de las CCAA y ha logrado privar de infraestructuras a toda España en los últimos años para construir, por ejemplo, ochenta y dos helipuertos en una región que sólo tiene ochenta helicópteros. Me dicen que Artur Mas tachó a Rivera de «maleducado» por decir que el emperador iba en pelota y que una de las pruebas es que malversa fondos en el Palau. Lo comprendo. Rivera, a fin de cuentas, destapaba por enésima vez lo que la clase política catalana quiere mantener en silencio y, gracias a sus serviles medios de comunicación, consigue que no sepa la mayoría de sus administrados. Sin embargo, no es posible poner puertas al campo en la época de Internet y la TDT. El oasis catalán es una porno-cloaca y, para limpiarla, los catalanes deben ir a votar.

¡Visca Catalunya lliure... de separatistes!
Enrique Calvet Chambon  www.lavozlibre.es 25 Noviembre 2010

Afirmamos que las próximas elecciones regionales en la Cataluña ibérica van a medir aspectos y temas de mucha mayor importancia y calado que saber quién va a aprovecharse 'del 3 por ciento' -¿o ya es el 5 por ciento?- en el próximo cuatrienio. Más allá de eso, para los ciudadanos españoles y europeos, esas elecciones van a ser el termómetro de nuestra democracia enferma.

La foto fija de la actual España es aún buena en general y en muchos aspectos: nivel de prosperidad relativa en el planeta , 'entradilla' en el G-20, campeones del mundo... Lo que preocupa es la dinámica en la que está inserta y los cimientos para su futuro. España, con Bélgica y Chipre, son las únicas naciones de la Unión Europea cuyos cimientos son tan vulnerables y su dinámica tan negativa en aspectos claves (educación, cultura, valores básicos de convivencia, unidad de mercado...) que, sencillamente, se juegan el seguir existiendo o no. Y no es tema baladí. Al contrario, la mínima ética exige de los políticos, hombres de Estado o ciudadanos responsables, que dediquen tanto o más esfuerzos a cuidar las estructuras y la dinámica hacia el futuro, como a gestionar los asuntos corrientes. Y el ciudadano formado y responsable lo hace a través del voto. El ciudadano manipulado e irresponsable también.

Obligados a simplificar en el espacio breve, podríamos plantear, de manera opinable por supuesto, tres momentos claves de la dinámica evidente de desguace, de pérdida de sinergias y unión de esfuerzos, de rebaja del sentimiento de proyecto colectivo, de gran erosión de la solidaridad e igualdad entre ciudadanos en la que está inmersa España.

El primero se da en tiempo difuso, después de los primeros años de la Transición, y somos muchos los culpables. Es el tiempo de la gran lenidad de los Gobiernos, de la progresiva desaparición de grandes áreas del Estado de Derecho en determinadas zonas de España, de la cesión suicida de la educación a fuerzas disolventes y contrarias a la convivencia en igualdad de todos los españoles, es el tiempo en que las inevitables inconcreciones de la Constitución, basada en la lealtad de quienes tuvieran que aplicarla, son aprovechadas para prostituirla poco a poco, transformarla sin consultar a la ciudadanía toda (leyes de inmersión lingüística no denunciadas, por ejemplo), es el tiempo en que el honorable Pujol, trabajando con inteligencia, tenacidad y mucho disimulo para la futura secesión es adorado como gran hombre de Estado, es el tiempo en el que un partido vertebrador nacional, que entonces lo era, el PSOE, le cede el poder gratuitamente al PNV para arruinar la convivencia -el ministro Jauregui diría después que se sintió engañado y traicionado pese a la lucidez de algunos que avisábamos y... ¡sigue en política! Un error de ese calibre es, sencillamente, descalificante-. Parece que para muchos, resultaba más cómodo mirar para otro lado. Y para los politiqueros mucho más cómodo para su poltronofagia.

Existe un segundo momento mucho más localizable y de enormes consecuencias. Son los pactos del Majestic (pronto completados con denominación de un asesino grupo terrorista como 'Movimiento de liberación nacional' por el señor Aznar). En ese momento, y por mor de ocupar el poder, que no de ejercerlo (una vez más lo ejercieron en gran medida los separatistas), el otro gran partido que se consideraba vertebrador de España, el PP, se entregaba a la operación de desguace y se iba configurando como una confederación egoísta de partidos, a veces regionales, a veces caciquiles. Después vendría la delirante cesión de impuestos, de la Sanidad -¡ni en Suiza, oigan, se atreven a tal dislate!-, el cierre de las últimas escuelas públicas en castellano en la Cataluña hispana, los señores Feijóo y Camps, etc.

Y la traca final. El último y más poderoso impulso a la deriva suicida por la que se desliza España se produce con el jefe de Gobierno, Rodríguez Zapatero, y el honorable Montilla, el día en que el que fuera gran partido español de la izquierda, traicionando principios básicos, no ya de la izquierda, sino de la Ilustración, como la solidaridad, la igualdad, la protección del más débil, la convivencia, el antirracismo y otros, se alía con un partido que, declarada y abiertamente, tiene por objetivo desintegrar España (ERC) y propulsa un Estatuto Catalán inconstitucional y secesionista, llegando a verse un representante del Estado, autodenominado de izquierdas, encabezar una manifestación contra el Tribunal Constitucional, después de la antológica frase 'hiznajeña' de "sem una nación". Y la Axarquía también, digo yo...

Muchos efectos empiezan a ser cada vez más conocidos: pérdida y persecución de esa infinita riqueza que es el idioma común, empobrecimiento cultural y físico de esa espléndida región que es la Cataluña cispirenaica, pérdida de sentido patriótico con brotes cainitas en la convivencia, dinámicas tribales en la Administración y el uso de los impuestos de todos, empobrecimiento desigual de los servicios públicos y sociales, y más, mucho más.

Todo esto debería pesar mucho en las elecciones del 28. Más allá de la patética mascarada del PSC o del señor Montilla, de parecer más español que nadie, después de haber sido objetivamente quienes más han favorecido el separatismo en los dos últimos lustros, lo que ha de valorarse es a dónde se ha conducido a la Cataluña subpirenaica y a España con lo que se lleva haciendo desde años.

Por ello comentábamos al principio que estas elecciones medirán muchas cosas. Por ejemplo, los comicios valorarán el lavado de cerebro manipulador ejercido en las dos últimas generaciones de catalanes a través de la mal cedida educación. También valorarán la posibilidad de recuperar un sentimiento de pertenencia a un colectivo llamado España, indispensable para reducir el trauma del difícil periodo histórico que debemos afrontar en este momento. Se valorará, sin duda, la madurez de un electorado clave y la calidad real de nuestra democracia, más allá de apariencias procedimentales. Se valorará la posible recuperación del espíritu, ahora traicionado, de la Constitución que se dieron los españoles en el 78. Se valorará, sobre todo, si a España le queda alguna oportunidad de ser un colectivo de ciudadanos iguales en derechos y con un idioma común prevalente, vivan donde vivan, o si se configura como una confederación de taifas peleonas entre ellas.

Es curioso observar como en estas elecciones se presentan sólo dos partidos nacionales de los que tienen representación parlamentaria en varias cámaras: el PP y UPyD, los demás son partidos regionales. Todo un síntoma. Y más aún si consideramos que, de los dos, sólo uno ha demostrado decir lo mismo en cualquier rincón de España, como bien demuestra el parlamentario vasco de UPyD Gorka Maneiro en el parlamento vasco-español reclamando la desaparición del sistema foral de financiación. El PP ha demostrado de sobra decir 'a la carta' lo que le pidan sus ansias de poder en cada sitio y padecer el síndrome de Estocolmo 'catalanista' en el Principado. El siempre finísimo señor Pujol sabía muy bien la importancia de lo que hacía cuando pidió 'la cabeza' de don Alejo Vidal Quadras. Existe un primer dilema claro para el votante del domingo: o partido regional, todos más o menos filoseparatistas, de Laporta a Montilla, salvo Ciutadans, o Partido nacional. Después vendrá la segunda elección dentro de cada grupo.

Se anuncia, por otra parte, que el conocido y admirado 'seny' catalán, harto de tribalismos, traiciones, mangoneos y destructivismo, se manifestará a través de una macro-abstención. Será un consuelo, pero un pobre consuelo, porque es dejar la democracia hecha unos zorros y permitir la llegada a cuotas de poder, en la Cataluña citerior como en España, de iluminados oligarcas con más peligro que una caja de bombas. Y es que los ciudadanos catalanes merecen ser libres y adelantados como España necesita una Cataluña libre y avanzada. Empezando por ser libres de separatismos, más o menos intensos, de 'la ceba' o de los conversos, que sólo apelan a tribalismos trasnochados.

Rosa Díez y Antonio Robles
Jesús Royo Arpón  www.lavozlibre.es 25 Noviembre 2010

Voy a votar para la Generalitat a Antonio Robles, de UPyD, el partido de Rosa Díez. Sé que es un voto arriesgado, que es difícil que sobrepase el límite necesario para entrar en el Parlament. Pero a mi edad uno debe poner el voto donde le salga del alma, por decirlo bien y pronto. ¿No dicen los vídeos electorales que votar es un placer? No será para correrse, pero vale la pena darse un gusto con el voto. ¿O no?

Vaya por delante mi contrariedad porque no sepresentan juntos UPyD y Ciudadanos (C's). Sin fusionarse los partidos, no hacía falta: podrían haber pactado una candidatura ordenada de acuerdo a las expectativas de cada partido, y separarse luego, al entrar en el Parlament. Es curioso que, al parecer, quien más se ha negado a presentarse juntos ha sido UPyD, el teórico beneficiario de una candidatura pactada. Esa aparente displicencia sólo se explica por la seguridad de tener un partido más sólido, de horizonte más amplio, y que puede sacrificar una baza actual por una estrategia de futuro más ambiciosa. De acuerdo que C's es un partido local, demasiado condicionado por la realidad catalana, creado como respuesta al catalanismo asfixiante, y que por lo tanto tiene poco en común con UPyD, un partido de ámbito e implantación nacional. Pero en Cataluña el mercado de gente que planta cara al nacionalismo -y vota- no anda muy sobrado, que digamos. Según los sondeos, los escaños de C's parecen asegurados. UPyD no aparece, no hay focos para ellos. A lo mejor son el tapao y dan la sorpresa en estas elecciones. En fin, ya veremos.

Rosa Díez y Antonio Robles son los únicos políticos, que yo sepa, que han dejado sus escaños a mitad de legislatura, por vergüenza torera. Rosa, en el parlamento europeo: todos sabemos que ir a Estrasburgo es un chollo verdadero, el dulce retiro de las vacas sagradas: Obiols, Vidal-Quadras, Oreja. Y Antonio, dejó el escaño del 'parlament del Parque' para pechar con los adolescentes en el Instituto, por una cuarta parte de sueldo. Los dos demostraron una honradez poco común. De entrada, chapeau.

Rosa se fue del PSOE porque Zapatero, contra la tradición socialista de siempre, daba cancha a los nacionalistas en Cataluña y ponía la alfombra a los batasunos en Euskadi. Ella es la persona más odiada por los etarras, porque no se arruga ante las amenazas, y sabe aguantarles la mirada sin bajar la cabeza. Es la demostración palpable de que ETA será derrotada. Es decir, venceremos: con toda la fuerza de la razón democrática. No es extraño que, pese a que está fuera de los focos, ella es el político más valorado por la gente, por encima de Zapatero y de Rajoy.

UPyD es el partido del sentido común, de la gente común, la buena gente. Pero es también el partido con más alto porcentaje de filósofos: Savater y Gorriarán. Es una garantía extra. Y Robles es profesor de Filosofía, aparte de luchador incansable e inasequible al desaliento. Un partido español sin complejos que se define como federalista: porque el federalismo es la unión de lo diverso, la lealtad -y por ende, la igualdad- entre diferentes. Por eso el federalismo es horizontal, simétrico y cooperativo. Justo lo contrario del nacionalismo. Este domingo votaré UPyD. Creo que me merezco el gustazo. Solo por eso ya vale la pena. Si encima sacamos algo, miel sobre hojuelas.

ERC
Collonades
José García Domínguez Libertad Digital 25 Noviembre 2010

Hasta ahora, solo en las cárceles, las guarderías infantiles, los hospitales y los reformatorios, instituciones todas ellas donde los inquilinos permanecen recluidos contra su voluntad, era la autoridad quien decidía el menú de los internos sometidos a custodia. Pero, a partir de hoy, a ese inventario del totalitarismo gastronómico habrá que añadir el circo. Y no el Price, el Ruso o el de Manolita Chen, sino el catalán, tan justamente célebre en el mundo entero por la gracia sin igual de sus payasos. Así, los hermanos Tonetti del Tripartito han decidido clausurar la temporada artística local obligando a los hoteles de lujo a servir pan con tomate al prójimo.

En patriótica consecuencia, los establecimientos que se quieran de cinco estrellas deberán ofrendar a sus clientes, amén de las hogazas mancilladas con esa verdura infame, un vasto –y basto– surtido de "embutidos de proximidad". Requisito que quizá apele un régimen de almuerzos a base de butifarra de payés para los turistas árabes en tránsito por Barcelona. Aunque igual la norma se refiere al preceptivo desfile de chorizos catalanes a través de salones y comedores, con Prenafeta, Millet y Macià Alavedra encabezando la comitiva. En fin, habrá que esperar a la publicación del reglamento con tal de salir de dudas.

Tal es el alto cometido con que cierto Josep Huguet, el aún consejero de Industria, ahuyenta el ocio tras haber consumado otra gesta estratégica. Como bien habrá adivinado el lector, me refiero la cruzada liderada por el Gobierno de la Generalidad contra el comercio impune de muñecas flamencas y figuritas de toreros en las tiendas de souvenirs de las Ramblas de Canaletas. Gloriosa contienda en la que los mercaderes de la zona acabarían capitulando sin condiciones ante el ardor guerrero de ese Huguet, sujeto también conocido por alias de El Lenin de Manresa a raíz de otras mil hazañas de parejo calado cosmopolita. Por algo, cuando la República escribió el maestro Pla: "De vez en cuando, la gente pregunta: ¿en qué consiste la política de Esquerra? ¿En qué va a consistir? Pues muy sencillo: va a consistir en tres años de anarquía sindical, de predominio de las ideas de la Asociación de Viajantes y el correspondiente caviar". Mas las "collonades", le faltó añadir.
José García Domínguez es uno de los autores del blog Heterodoxias.net.

Las víctimas consensúan un texto con los «mínimos irrenunciables» para la derrota del terrorismo / Exigen que la banda y Batasuna condenen su historia
El fin de ETA «sin impunidad»
Las víctimas del terrorismo han pactado un documento que fija los «principios rectores» sobre el final de ETA. Reclaman que se exija tanto a la organización terrorista como a su entorno político que condenen toda la historia de la banda para participar en el juego democrático.
Madrid - C. S. Macías La Razón 25 Noviembre 2010

Estas exigencias también son extensivas a una hipotética reinserción de los presos de ETA, condicionada a que reconociesen antes el daño causado y condenaran públicamente las acciones terroristas. Dirigidas por la Fundación de Víctimas del Terrorismo, la mayoría de todas las asociaciones y fundaciones han trabajado durante meses en este documento que fija sus condiciones mínimas sobre cómo debe ser el final del terrorismo. Las asociaciones y fundaciones tienen la intención de editar el documento para remitírselo al Gobierno y a todos los diputados.

Respeto con las víctimas
Recuerdan que, aunque «no tienen competencia para diseñar las políticas de los gobiernos», sí pueden «exigir». Por ello, piden respeto y sensibilidad con las víctimas en la opinión pública con el fin de que actúen con cierto autocontrol en cuanto a los usos propagandísticos del lenguaje, evitando ocasionar un doble dolor añadido y una susceptibilidad justificada entre los más sensibles.

Reglas del juego claras
Exigen claridad y franqueza en el fin del terrorismo. Unas reglas del juego comprensibles para todos.

No a la impunidad
Recogen como imprescindible resistirse a la tentación de impunidad judicial o histórica para blindarse contra cualquier táctica engañosa promocionada por el mundo de Batasuna o ETA. Las víctimas destacan que nunca se han vengado y advierten de que la justicia real no es negociable.

El fin de la banda
Su «no a la impunidad» es rotundo y lo plantean hasta en tres puntos: antes del fin de ETA, durante el fin de ETA y tras el fin de la banda.

Exigencia a ETA
Solicitan que se exija tanto a la banda terrorista como a su entramado político la necesaria condena de la historia de ETA para poder participar en la política democrática, a fin de evitar una nueva tentativa de banalización, relativización y legitimación, a posteriori, de la misma.

Política penitenciaria
No debe convertirse en una política de gracia, ya que un derecho «irrenunciable» de las víctimas es el derecho a la justicia. Según advierten, una medida como la excarcelación anticipada de presos juzgados y sentenciados «enmascarándolo en una aplicación laxa de la progresión de grados», supondría también una «forma de impunidad». Por ello rechazan que se pida la generosidad a las víctimas y subrayan la necesidad de separar la justicia de la moral.

Reinserción
La reinserción de presos de ETA, según sostienen, debe tener una vertiente pública y otra privada y siempre en casos individualizados, porque «no serían aceptables soluciones colectivas para el colectivo de presos etarras». La privada exigiría el reconocimiento del daño personal causado, la asunción de responsabilidad pecuniarias y la colaboración con la justicia para resolver los asesinatos aún no esclarecidos. La pública exigiría la denuncia pública del reinsertado de la violencia, lo que conlleva que acepte el Estado de Derecho y condene los fines totalitarios del terrorismo.

Esclarecimiento
Las víctimas creen que el hipotético final de ETA debe hacer posible el esclarecimiento de todos los atentados que están sin resolver.

¿Y si hay impunidad?
El texto también contempla esta posibilidad y advierte del mismo modo de que, en ese caso, las víctimas del terrorismo no podrían desarrollar un papel de deslegitimación ética, social y política que necesitará la sociedad vasca y navarra.

Artur Mas gobernará en Cataluña con la imposición lingüística como máxima
Respecto a la sentencia sobre el Estatut del Tribunal Constitucional explica que 'es un desastre monumental'
 www.lavozlibre.es 25 Noviembre 2010

Barcelona.- El candidato de Convergencia i Unio (CIU) a la Presidencia de la Genralitat de Cataluña mantendrá sus fuertes posiciones nacionalistas si se cumplen las encuestas, es decir, que se convierta en el vencedor de las elecciones catalanas. En el foro de ‘El Mundo’, ha asegurado que mantendrá la inmersión lingüística y las sanciones a los comercios por no rotular en catalán.

Mas asegura que la Ley de Educación no necesita ningún cambio porque explica: “la hicimos precisamente en esta legislatura gobernando el tripartito y con el acuerdo de CIU”.

“Siempre con el catalán como lengua vehicular”. Esta es una de sus afirmaciones que piensa cumplir a raja tabla. Asegura que si los padres quieren ejercer el derecho a que sus hijos estudien en castellano “lo pueden hacer”. Artur Mas asevera: “Nuestro marco legal permite que haya excepciones a la regla común. Algunos padres han pedido una enseñanza en castellano. Lo que pasa es que normalmente la gente no lo pide. Por algo será”.

Artur Mas le aseguró a los periodistas de 'El Mundo': Nosotros vamos a mantener un sistema de inmersión lingüística en catalán. Lo digo con todas las palabras. No vamos a segregar a los alumnos catalanes en función de la lengua”.

Sobre las multas lingüísticas destacó que no van a modificar la ley. “Creo que el acento no hay que ponerlo en las sanciones, sino en la seducción. Otra cosa es que no las pueda haber”, concluyó Mas.

Respecto a la sentencia sobre el Estatuto de Cataluña del Tribunal Constitucional explica que “es un desastre monumental”. Asegura que lo que no puede hacer es “simplemente imponer un texto del año 78 que se hizo en las condiciones que se hizo”.

Recortes de Prensa   Página Inicial