AGLI

Recortes de Prensa   Miércoles 22  Diciembre  2010

 

Crisis económica y futuro del Estado autonómico
Carlos Ruiz Miguel Periodista Digital 22 Diciembre 2010

La crisis económica devora a España. Los gastos exceden a los ingresos y la situación es ya insostenible. Hasta ahora el gobierno pretende hacer frente a la crisis por dos vías: la del incremento de la deuda y la del recorte del Estado social. Pero todo parece indicar que ambas alcanzan su límite. Y entonces ya no podrá eludirse más el tener que afrontar el hecho de que el Estado autonómico no sólo es la causa de nuestra crisis política, sino también de la económica.

El gobierno de Rodríguez Zapatero nos ha llevado a una crisis económica que va a dejar muchos cadáveres por el camino. Agudos comentaristas han venido advirtiendo de que para hacer frente a esta crisis el Gobierno tenía que sacrificar bien el Estado social bien el Estado autonómico. Después de estar al borde de la suspensión de pagos el 7 de mayo, el “decretazo” del gobierno empezó una senda que continúa esta semana: sacrificar el Estado social. Recordemos las medidas del gobierno tomadas y las proyectadas: congelación-reducción de las pensiones, reducción del sueldo de los funcionarios, abaratamiento del despido, liquidación de la Mutualidad de los funcionarios (Muface), supresión de ayudas a los parados, aumento de la edad de jubilación,… Sin embargo, hay serias dudas de que esto sea suficiente para conjurar el peligro, creciente, de que España suspenda pagos.

Tarde o temprano habrá que plantearse el futuro del Estado autonómico. Hasta ahora su marcha venía determinada por la tensión entre dos factores: una configuración jurídica deficiente y una dinámica política centrífuga por causa del papel que nuestra ley electoral permite tener a los partidos nacionalistas. Jurídicamente, las comunidades autónomas han ido acumulando más y más competencias que han ido más lejos de lo razonable y lo eficiente. Competencias que, entre otras cosas, han producido una auténtica ruptura de la unidad de mercado. Además, las Comunidades Autónomas han ido creando más y más órganos para hacer lo que ya antes se hacía de modo más eficaz y eficiente por un único órgano nacional. Esta dinámica centrífuga vino facilitada por la labor del Tribunal Constitucional que fue avalando el vaciamiento del Estado. Políticamente, esto ocurre con unos partidos nacionalistas que se definen por su deslealtad a la nación común, cosa que “olvidan” los defensores del proceso de centrifugación de nuestro Estado. En Alemania la descentralización no es ineficiente porque allí no existe la dispersión legislativa en España y porque allí no hay partidos nacionalistas desleales con la nación común.

Otros defensores de la centrifugación del Estado desvían la atención diciendo que el problema de España es el nivel de endeudamiento de las familias y las empresas. Y sí, existe gran deuda privada, pero no es menos cierto que España tiene un nivel de deuda pública muy superior al que nuestra estructura puede soportar: la prueba es que la prima de riesgo de la deuda pública se ha disparado.

Y aquí surge la cuestión: hasta ahora la mala articulación jurídica y la política nacionalista empujaba a la desagregación del Estado; pero ahora la economía puede contrarrestarlo: sólo con un mercado único y suprimiendo órganos autonómicos inútiles tendremos garantías para salir de la crisis.

NOTA:
Este artículo se publicó en el diario ABC en su edición de Galicia el día 4 de diciembre de 2010 con el título "El futuro del Estado autonómico".

La absolución de «la Historia»
La Historia con la que sueñan Rubalcaba y Zapatero se llama ETA. Y ETA marcalos tiempos
GABRIEL ALBIAC ABC 22 Diciembre 2010

UNO se lo imagina con la gracia indolente de un chiquillo. Sinónimo de la perfecta estupidez. Nada con lo que pueda ya sorprender a un espectador adulto. ¿Lo somos? Uno se lo imagina con esa, más que sonrisa, cicatriz de la pétrea inepcia dibujada en la cara. «¿Sabéis? Ya hay dos personas que saben lo de si sigo o no en la Presidencia: mi mujer y otro del partido que no voy a contaros». Uno se lo imagina. Hasta seguro que hubo algún devoto para reírle la gracia. Uno se lo imagina. Sólo aquí. En cualquier país europeo con tradición sencillamente ciudadana, algo así hubiera sido constatado como un insulto. A quienes pagan su sueldo.

Que no son ni su santa ni su colegui de cofradía. Que son todos y cada uno de los contribuyentes. Ante los cuales —no ante santa ni colegui— responde. Por deber moral tanto como legal. Ante el Parlamento o ante los medios públicos. Es lo mínimo que a un político se le exige saber en una democracia constitucional: que su vida privada a nadie le compete, y que su responsabilidad pública en nada compete a su familia.

No diré que, en ese rigor de separar lo público y lo privado, espere de nuestros políticos el admirable espíritu espartano con el que el general De Gaulle impuso en el Elíseo la instalación de contadores separados para sus gastos familiares de teléfono y electricidad. Aquí, esas cosas darían a risa. Pero en esas minucias está la democracia. Como la está en el tabicamiento de las cuestiones de Estado al cual la esposa del general se remitía cuando alguien le preguntaba por la actividad presidencial de su marido: «él está casado con Francia. Eso a mí no me concierne». Si alguien no está dispuesto a asumir tal coste, que se dedique a otra cosa. Pero un presidente no puede evacuar consultas de Estado con su señora. Ni con un amiguete. Está haciendo algo peor que una violación de ley. Está burlándose de quienes le pagan sueldo, imagen, grandeza. Con esfuerzos, para muchos, terribles.

Zapatero ha conducido a su partido a una catástrofe ya irremediable. No seré yo el que lamente eso. Bastante tengo con lamentar que nos haya sumido en la ruina a todos y que todos estemos calculando cómo sobreviviremos el día en que Europa se harte de pagar la incompetencia de los socialistas españoles. No ha habido una cosa tan insensata, ni de lejos, en los ya demasiados años que tengo de vida. ¿Qué preocupa al inquilino de La Moncloa ante semejante tragedia colectiva, porque es de una tragedia de lo que estamos hablando, no le tengamos miedo a las palabras? ¿Arreglar mínimamente lo arreglable, aunque sea poco, antes de ser despedido a patadas del poder como un fatídico accidente extremo? Ni por asomo. Convencido él —y convencido su vicario Rubalcaba— de que la destrucción política de ambos es ya inevitable, ambos recurren a un truco viejo como el mundo. El del tirano caribeño que, ante el vagar sombrío de sus cadáveres, invoca el infinito: «¡La Historia me absolverá!». Lo cual, seguro, fue el último pensamiento de Adolf Hitler. O de Stalin. La Historia (con inmensa H mayúscula) nos absuelve siempre. Porque, para cuando llega ya estamos muertos.

La Historia con la que sueñan Rubalcaba y Zapatero se llama ETA. Y ETA marca los tiempos.

La frivolidad de Zapatero
Editoriales ABC 22 Diciembre 2010
Su manera de sembrar incógnitas sobre sí mismo y la estabilidad política de su Gobierno es grotesca y demostrativa de que se siente fuera de la realidad

EN plena crisis económica y con un futuro inmediato rodeado de incertidumbres en todos los frentes, el presidente del Gobierno ha contribuido de forma frívola a avivar el debate sobre su posible sucesión como candidato socialista a La Moncloa en 2012. Dirigiéndose a un grupo de periodistas durante la copa de Navidad, dijo Zapatero que solo su mujer y un miembro del PSOE sabían cuál era su decisión al respecto. Esta manera de sembrar incógnitas y enigmas sobre sí mismo y la estabilidad política de su Gobierno es grotesca, pero demostrativa de que Zapatero empieza a sentirse fuera de la realidad. Ningún gobernante comprometido seriamente con su función desliza estos mensajes en tiempos críticos, salvo que le satisfaga el gallinero que empieza a montarse en su partido por la lucha sucesoria.

Con quince meses por delante hasta las elecciones de 2012 y con un pacto con nacionalistas que le permitirá, teóricamente, acabar la legislatura, Zapatero aparenta asumir su fin de ciclo y contempla desde la barrera los primeros movimientos de barones y dirigentes socialistas, que oscilan entre el oportunismo para ajustar cuentas pasadas y la ansiedad por el revés electoral al que los conduce el presidente del Gobierno. Si Zapatero ha interiorizado que no será candidato en 2012, debería actuar con sensatez, protegiendo la estabilidad política de su Gobierno y ejerciendo su autoridad como secretario general del PSOE para evitar carreras anticipadas por la candidatura socialista.

El problema es que este proceder de Zapatero, dando rienda suelta a especulaciones, revela su desafección, casi una falta de respeto, por la situación del país.

Además, empuja a su partido a un debate en estos momentos estéril, porque es evidente que Zapatero no está en condiciones de designar a dedo a su sucesor. Sus dos derrotas más recientes, la interna en la Federación Socialista Madrileña y la externa en Cataluña, lo han despojado de peso suficiente para hacer una transición personalizada. La sucesión se prevé así conflictiva y en el marco de un Congreso extraordinario, opción verosímil, especialmente si se confirma la debacle socialista en las elecciones municipales y autonómicas de mayo de 2011, una derrota que, por otro lado, se apuntará en el debe de quienes ya aparezcan ante la opinión pública como sucesores de Zapatero, lo sean o no de verdad. Y la derrota desgasta, como se ve en las encuestas más recientes, que reflejan la desaparición del «efecto Rubalcaba», deglutido por la crisis económica, el varapalo catalán y la falta de proyecto político en la acción del Gobierno.

El hijo predilecto
Alfonso Ussía La Razón 22 Diciembre 2010

En 1977, con la Ley de Amnistía, los ilusos creímos que los rencores y las heridas de la Guerra Civil iniciaban un proceso de cicatrización. Aquel apretón de manos de Fraga y Sánchez-Montero en el Congreso; aquella inolvidable intervención parlamentaria del dirigente socialista José Prat; todas eran buenas noticias de reencuentro y tolerancia. Carrillo, que fue el mayor defensor de esa Ley de Amnistía –y era lógica su defensa y su prisa–, se convirtió en un personaje clave de la transición política. Como Fraga, como tantos otros con el Rey a la cabeza. En los últimos años, Carrillo ha vuelto a las andadas y se ha convertido, de nuevo, en el portavoz siniestro de la herida putrefacta. La cabra tira al monte, y cada uno es como ha sido, sin vuelta de hoja.

Pero una cosa es el perdón y la amnistía y otra muy diferente el homenaje. No me extraña en absoluto que el socialismo asturiano, y en concreto, el municipal de Gijón, distinga a Carrillo con el nombramiento de Hijo Predilecto de aquella ciudad. El socialismo y Carrillo llevaron en un tiempo vidas paralelas y complementarias. Para una parte de la Izquierda española, asesinar a la gente de derechas masivamente carece de importancia. Lo que me produce estupor es que piensen lo mismo los concejales del Partido Popular. Sólo dos ediles abandonaron el salón de plenos avergonzados por el espectáculo. Pablo González y Dorinda García, curiosamente partidarios de Francisco Álvarez Cascos. La portavoz y presidenta del PP de Gijón, Pilar Fernández Pardo, felicitó efusivamente a Santiago Carrillo, porque es muy buena, muy moderna y muy suya. O así lo presupongo, porque no la conozco, y a decir verdad, tampoco lo deseo. Doña Pilar pertenece al grupo que va a perder las elecciones en Asturias con la aprobación del Partido Popular.

Escribí, y lo repito, que bienvenido el perdón y la amnistía, pero el homenaje a Carrillo se me antoja soez. La Historia, cuando es mala, se olvida, pero no se premia con el paso del tiempo. Con toda modestia, yo le recomendaría a Pilar Fernández Pardo que, aprovechando una de sus visitas a Madrid, alquile un taxi y visite Paracuellos del Jarama. Se encontrará con un cementerio, un camposanto bien cuidado, y siempre florido. A unos metros bajo tierra están las fosas comunes que guardan los restos de cinco mil españoles asesinados por el Frente Popular. Esa realidad puede perdonarse, pero no se premia. Se han escrito decenas de miles de páginas de los fusilamientos masivos, del genocidio de Paracuellos.

Y es curioso que tanto los historiadores de la derecha como de la izquierda coinciden en responsabilizar de aquella matanza –niños incluidos por ser hijos de militares– a quien la señora Fernández Pardo homenajea y felicita. Ningún familiar de los cinco mil asesinados ha intentado vengarse de Carrillo, pero de ahí a sentirse satisfechos con su homenaje, media un largo trecho marcado por el dolor y la tristeza. Lo ha dicho, con desparpajo, la alcaldesa socialista de Gijón, Paz Fernández Felgueroso. «A Carrillo se le reconoce su calidad personal y el ejemplo de una larga vida en la que ha mantenido con coherencia sus ideas y la búsqueda de un país mejor, más libre y más justo para todos». Me figuro que la alcaldesa de Gijón habrá querido decir que más justo para todos menos para cinco mil personas, todas ellas asesinadas en las frías madrugadas del otoño de 1936, con el beneplácito del Hijo Predilecto de Gijón. Enhorabuena a las Fernández. A la Pardo y a la Felgueroso.

Prácticas nazis en Kosovo
JOSÉ MANUEL PONTE La Opinión 22 Diciembre 2010

Nuevas evidencias sobre el fascismo selectivo (cárceles secretas, mentiras de difusión masiva, corrupción política, dictadura financiera etc.) que va infectando lentamente la sociedad. En un informe aprobado recientemente por el Consejo de Europa se ofrecen testimonios verosímiles sobre el siniestro tráfico de órganos realizado en Kosovo por elementos de la guerrilla albanokosowar actualmente en el poder con el respaldo de la OTAN y de Estados Unidos. Según el relato del autor del informe, un ex magistrado suizo, los prisioneros serbios eran retenidos en granjas y relativamente bien cuidados y alimentados durante un tiempo. Luego, previos los preceptivos análisis médicos de compatibilidad, se les trasladaba a un lugar secreto en el interior de Albania y allí eran asesinados para extraerles los órganos y venderlos a clínicas privadas en el extranjero.

La descripción de estos horrores parece propia de un episodio de la represión nazi, con el doctor Mengele como protagonista principal, pero acaba de suceder en pleno corazón de Europa y ha sido difundido por la prensa como si se tratase de una de esas truculencias que estamos acostumbrados a leer en las páginas de sucesos. Recientemente, se supo también de la condena a una sociedad médica sudafricana por haber traficado con órganos comprados en América del Sur para ser trasplantados a pacientes de nacionalidad israelí, pero la noticia no causó mayor conmoción. Quizás porque los niveles de insensibilidad social se incrementan en la misma medida que crece el nivel de espanto, y parece mejor y más conveniente mirar para otra parte, o esconder la cabeza bajo el ala como el avestruz. Por supuesto, las autoridades de Kosovo (un territorio reconocido como nación independiente por muchos países de la OTAN, con la excepción de España) han negado los hechos, y Estados Unidos, que tiene allí una de sus mayores bases militares, reclamó pruebas más contundentes.

La creación artificial de Kosovo (históricamente una provincia serbia) como nación independiente es uno de los episodios más vergonzosos de la diplomacia moderna y el remate final de la sangrienta destrucción de la Federación Yugoslava. Una operación perfectamente planificada desde antes del inicio de los ilegales bombardeos de la OTAN (que dirigía entonces nuestro ilustre compatriota y habitual veraneante en Bueu, Javier Solana) y que sirvió en bandeja a Estados Unidos la instalación de la base de Camp Bondsteel. Un enclave estratégico para la defensa de la red de oleoductos que transportan el petróleo del mar Caspio, además de otros corredores de energía. La construcción de esta base, que se inició bajo la presidencia de Clinton, se concluyó con la de Bush, como prueba palpable de que los intereses del Imperio son siempre los mismos.

Según los informes más serios, Kosovo es, en la actualidad, un territorio dirigido por mafias implicadas, entre otras lucrativas actividades, en el tráfico de drogas y en las redes de prostitución. En realidad, nunca ha dejado de ser así desde el inicio de la guerra contra Serbia. Pese a la intensa campaña de propaganda para presentarlos como "luchadores por la libertad" (aquella pomposa denominación con la que Reagan bautizaba a las bandas de mafiosos a su servicio), los dirigentes de la UCK, la guerrilla albanokosovar, estuvieron siempre ligados a negocios sucios. Todos recordaremos que en España se dio el caso de que mientras nuestro gobierno apoyaba los bombardeos de la OTAN y la "heroica lucha" de la UCK, bandas de delincuentes albanokosovares con formación militar asaltaban y desvalijaban empresas en muchos polígonos industriales empleando una violencia inusitada.

"NO AFECTA NI A UNA COMA" DE LA LEC
La Generalidad anuncia su desacato al TS: "La lengua vehicular será el catalán"
El gobierno catalán no piensa hacer caso a la sentencia del TS, cosa que por otro lado no es novedad, sobre la lengua en la enseñanza. Dice el consejero socialista en funciones, Ernest Maragall, que el fallo no afecta "ni a una sola coma ni a un solo detalle de la normativa escolar catalana".
Europa Press Libertad Digital 22 Diciembre 2010

"El sistema no se ha visto afectado ni en una sola coma, ya sucedió con la sentencia del Estatut". "Ciertamente ni ésta ni aquella sentencia ponen en duda ni afectan a un solo elemento ni detalle de la normativa vigente", ha remarcado Maragall en declaraciones a los periodistas tras conocer el contenido de la sentencia.

El consejero ha defendido que la sentencia se refiere al funcionamiento del sistema, y no a su "concreción normativa", ya que falla sobre situaciones "superadas, de hace cuatro años y de unos ciudadanos concretos". Por ello, considera que no habrá que anular ni modificar nada de la legislación catalana en materia educativa.

"La sentencia juzga situaciones de hace cuatro años empleando criterios derivados de la sentencia del Estatut, pero en ningún caso se pueden derivar conclusiones de carácter general sobre el sistema educativo catalán", ha sostenido el consejero en funciones, destacando que ninguna de las dos sentencias han obligado a la Generalidad a modificar ningún precepto normativo porque las situaciones denunciadas han quedado "superadas en la práctica".

"Toda la normativa sigue siendo aplicable", ha dicho, y ha asegurado que seguirá desplegándose normalmente la Ley de Educación de Cataluña (LEC) y toda la normativa anterior referida a la política lingüística del gobierno catalán.

El catalán "es y seguirá siendo la lengua vehicular"
Además, ha advertido de que el catalán "es, sigue y seguirá siendo la lengua vehicular empleada normalmente en los colegios de Cataluña", mientras que el castellano está presente en una proporción "adecuada" como para superar los objetivos de enseñanza sobre este idioma. "No estamos ante ningún cambio presente ni futuro en el despliegue de nuestra ley, que sigue vigente".

El consejero ha llamado al apoyo y unidad de toda la sociedad catalana sobre el modelo de imposición lingüística, como se ha hecho en los últimos 30 años, ha señalado.

"Debemos mantener la unidad y la coincidencia sobre este principio", ha insistido Maragall, mostrándose convencido de que Cataluña estará en condiciones de actuar al unísono en este tema. Maragall ha asegurado que no le consta que el presidente en funciones de la Generalidad, José Montilla, se haya puesto en contacto con el futuro presidente, Artur Mas, sobre este asunto.

PABLO BARRANCO SERÁ EL NUEVO PRESIDENTE DE LA FORMACIÓN
Nace Vía Democrática, nuevo partido político preocupado por la corrupta clase política, la inmigración y la defensa de los valores Occidentales
 Minuto Digital 22 Diciembre 2010

La escena política tiene nuevo protagonista: Vía Democrática. El nuevo partido ha visto la luz hace unos días tras celebrarse su constitución en Barcelona, a la que asistieron sus fundadores. La nueva formación política capitaneada por Pablo Barranco, anterior secretario general de PxC, nace apoyada por un nutrido grupo de dirigentes y militantes de aquella formación, con ideas claras sobre temas como el proceso de invasión de inmigrantes o el avance islámico y una vocación seria “de limpieza y regeneración de la política y su casta” .

En la jornada de constitución se aprobaron los Estatutos, el Programa del Partido, la línea de comunicación y el organigrama del Consejo Ejecutivo, que nombró presidente a Pablo Barranco, impulsor principal del proyecto.

Vía Democrática, que nace con un claro espíritu de impulso a la regeneración de la casta política que padecemos, concurrirá a las elecciones municipales de mayo 2011 en cerca de cuarenta poblaciones catalanas, junto con -de momento- una decena más del resto de España, como el País Vasco, en las que se han puesto en marcha alianzas previas con candidatos ubicados en zonas muy activas políticamente.

Según ha podido saber MinutoDigital, Vía Democrática basa su concepción estratégica e ideológica en cuatro grandes pilares:

* Regeneración política real para que se traten los aspectos que verdaderamente preocupan a los españoles, asuntos que los partidos hegemónicos y otros de menor calado parece que no están capacitados para afrontar, dejando a los ciudadanos abandonados, sumidos en la angustia y el miedo que sufren ante el desastre en que nos ha sumido la clase política actual, a menudo corrupta, nepotista, manipuladora y prevaricadora.

* La actuación inmediata a favor de las personas que han perdido su empleo y no encuentran otro; y salvaguardar la pequeña y mediana empresa y el tejido de profesionales autónomos que la crisis ha enviado al limbo de la exclusión de su clase social.

* Neutralizar los efectos de la inseguridad ciudadana, el delito organizado, el ataque contra la propiedad y la violencia de cualquier especie, prestando especial atención en solucionar el problema de la inmigración inasumible que padecemos.

* Acotar el caos nihilista que demuele nuestra identidad y cultura, puesto que es evidente que existe todo un plan establecido y aplicado por los líderes de las izquierdas para diluir los valores basados en el humanismo cristiano y la historia europea, nuestras referencias emocionales y nuestra autoestima como comunidad vertebrada alrededor de una tradición y una forma de vida que es, hasta ahora, la que ha permitido avanzar y desarrollar la Humanidad, al menos en los últimos dos mil años.

El partido tiene ya una web en funcionamiento (viademocratica.org) y un correo al que pueden dirigirse todos aquellos que quieran más información: info@viademocratica.org

******************* Sección "bilingüe" ***********************

¿A que usted tampoco sabe lo que piensa hacer o decir ETA?
Roberto Blanco Valdés La Voz 22 Diciembre 2010

Desde luego que no. Ni yo, ni ninguno de los ciudadanos españoles, excepción hecha, por supuesto, de ese puñado de dirigentes aberzales que no solo saben que ETA está a punto de anunciar algo, sino que conocen con absoluta precisión de qué se trata: de un alto el fuego (¿cuántos van ya?) que será ahora «unilateral, permanente, verificable y con voluntad de definitivo».

Tal preanuncio, que los batasunos propagan con la evidente intención de que este sea la llave que les permita abrir la puerta de su vuelta a las instituciones, constituye, sin embargo, la mayor prueba de cargo que contra tal pretensión cabría imaginar. Y es que los líderes de la ilegalizada Batasuna saben lo que saben, a diferencia de los restantes españoles, por una razón muy fácil de explicar: porque forman parte de una organización criminal, en la que unos tienen asignado el uso de las armas y otros la sucia labor de ser sus portavoces.

Es, de hecho, la pertenencia de anunciadores y anunciados al mismo entramado criminal la que explica que ETA vaya -al parecer- a emitir un comunicado que solo persigue hacer posible que su frente político pueda concurrir a las próximas elecciones locales y autonómicas. Y es, por ello mismo, por lo que tal comunicado, si se produce, jamás debería conseguir sus objetivos. La doctrina ha sido fijada hace ya tiempo, tras el fiasco de la última tregua trampa, por los dos grandes partidos españoles y sobre ella no cabe ni un solo paso atrás: Batasuna no podrá volver a concurrir a unos comicios en tanto ETA no se disuelva de una vez y para siempre.

En realidad, que tal cosa esté hoy más cerca de lo que lo ha estado jamás ha sido en gran medida la consecuencia de la política de acoso legal a Batasuna, que terminó por dar lugar a su ilegalización judicial. Hay muchos y muy buenos motivos par mantener esa política, pero dos son los principales: que, sin ella, ETA nunca hubiera estado tan débil como para pensar en disolverse; y que abandonarla ahora, a cambio de un nuevo delirante alto el fuego, sería hacerlo sin la más mínima garantía de que tras él no vuelva a haber, como tras los anteriores, más asesinatos.

Los etarras -los de las pistolas y los de los mítines- tienen que asumir que no les queda más perspectiva de futuro que la disolución sin pedir contrapartidas. Lo primero, porque así -sin pistoleros detrás- es como compiten todos los partidos democráticos. Lo segundo, porque la sociedad española -toda ella- se ha ganado a pulso, tras soportar más de medio siglo de crímenes a pie firme y sin titubear en sus convicciones, el derecho a exigir la desaparición de ETA sin pagar por ella precio alguno. Ni siquiera el que en ciertos momentos parecía inevitable.

11-M
Macro y microhistoria
Pío Moa Libertad Digital 22 Diciembre 2010

Como indiqué en un artículo reciente sobre el asesinato de los hermanos Badía, suele haber en la política dos planos, el de los intereses generales, que explican los hechos también de modo general, y a los que atiende ante todo la que podríamos llamar macrohistoria, la historia propiamente dicha; y el plano de las relaciones personales o microhistoria, que concretan las acciones, a veces en contradicción con el primero. Así, la dureza adquirida por las tensiones políticas entre Companys y el Capitá Collons dan un encuadre bastante explicativo del asesinato del último, pero este no habría llegado a ocurrir, tal vez, sin el ingrediente de las relaciones eróticas de ambos con una misma señora. No obstante, la historia se convertiría en una vulgar serie de chismorreos si se limitase a este plano, no desdeñable, sin duda, pero secundario.

Algo parecido cabe decir con respecto al 11-M. Desde el punto de vista de los intereses políticos amplios, los beneficiarios de la matanza fueron la cúpula del PSOE, que subió al Gobierno, y los terrorismos etarra e islámico, que recibieron de dicho partido recompensas y ventajas inauditas. Lo cual no demuestra que el 11-M fuera realizado por alguno de ellos o por todos ellos en unión (se sobreentiende que no tenían por qué estar enterados más que un número ínfimo de jefes de cada grupo). Pero prueba la existencia de afinidades políticas profundas entre las tres organizaciones, y este es un dato crucial para la macrohistoria.

El cui prodest no es una prueba, solo un indicio investigable: recibir una herencia de una persona asesinada no significa forzosamente que el heredero sea el asesino; aunque en este caso, debe reconocerse, el PSOE no se limitó a recoger la herencia, sino que peleó con uñas y dientes por ella: acusó a Aznar de responsable al menos indirecto de la matanza, mintió y acusó al Gobierno de mentir, vulneró las normas electorales, movilizó a masas para hostigar y culpar al Gobierno del PP, etc. Lo cual entra también en la macrohistoria, o historia propiamente dicha, y permite formular hoy un juicio bastante claro sobre aquellos sucesos.

Falta, sin embargo, el elemento microhistórico: qué personas conspiraron (detrás de todo atentado existe necesariamente una conspiración), quiénes ejecutaron, qué pretendían en concreto, por qué eligieron aquella fecha, de qué relaciones y complicidades disfrutaron, de dónde vinieron los explosivos... Sobre todo ello solo tenemos hoy conjeturas y sospechas razonables, pero no datos definitivos. No sabemos si los beneficiados por la matanza tuvieron participación directa en ella o no. Llegar a saberlo tendría muchísima importancia. Pero no alteraría el dato fundamental, macrohistórico, de quiénes y cómo sacaron provecho político del mayor atentado terrorista de la historia de Europa.

ETA para rato
*Juan Frommknecht Minuto Digital 22 Diciembre 2010

No va a declarar el fin de ETA y va a pedir al Estado que dé pasos en la solución del conflicto.

El Gobierno del PSOE sabe que ETA está a punto de publicar su tan famoso como realmente intrascendente comunicado, y en previsión de que pudiera darse en fechas ya muy próximas, ha movido ficha para dejar clara su estrategia: mientras ETA no deje las armas, dureza con sus acólitos. De hecho, la operación del País vasco y Navarra es, a mi juicio personal, y a riesgo de equivocarme, un indicio de que dicho comunicado es inminente.
Además de estas oportunas detenciones, debemos sumar las declaraciones del señor Echeverría, que todos sabemos que en temas de ETA sabe mucho más que yo, en las que apuesta por dicha declaración de la organización terrorista.

A ello sumemos un dato esencial en las especulaciones: El supernegociador, bastante mosqueado hace unos días con el desarrollo de los acontecimientos, Brian Currin, hizo públicas unas negociaciones en las que se decía que dicho comunicado llegaría sin duda antes de la Navidad.

Me atrevería a afirmar que dicho comunicado está ya elaborado y que no va a dejar contento a nadie. No sólo no va a declarar el fin de ETA, sino que va a pedir al Estado que dé pasos en la solución del conflicto. A cambio si se compromete con una tregua permanente y verificable. En resumen, nueva patada adelante para que se siga hablando de una banda que en ningún caso tiene la mínima intención de entregar sus armas.

Puestos a seguir jugando con la bolita mágica, les diría que esta vez la noticia no la va dar el Gara. Los capuchas entienden solemne el momento e intentarán de nuevo la mayor repercusión internacional para este comunicado que no supone más que una escenificación de la nada.

Personalmente pienso que Batasuna ha perdido el pulso, y que tras un gesto de los terroristas para intentar evitar una escisión, la no concurrencia de una lista abertzale a las elecciones desembocará en un nuevo fin de la tregua.

Por eso, desde Batasuna, la iz-quierda abertzale o como quieran llamar, van dando un paso adelante, diciendo un día que van solos, otro con EA, otros con Nabai…Lo cierto es que uno de sus gurús en asuntos jurídicos ya les ha informado que es más factible burlar la ilegalización yendo en coalición.

A la par de hacerse cada día más evidente que tenemos ETA para rato, con o sin comunicado, no es menos cierto que aumenta un riesgo serio de abandono de la banda terrorista de un número muy significativo de miembros de la misma, casi todos presos, hartos de la utilización que de ellos hace ETA y convencidos de que, tácticamente, la lucha armada ya no lleva a ningún fin. Esta escisión pudiera ser el gran logro de Rubalcaba, que conocedor como nadie de ETA, desconfía absolutamente en una entrega de las armas.

Y hasta aquí lo que les puedo contar. Tal vez me equivoque, tal vez no. El tiempo dará y quitará razones, pero les recuerdo humildemente que en 2007 fui el primero en publicar que ETA iba a romper su tregua. Por cierto, lo hice en aquella entrañable revista que se llamaba Epoca Navarra.

*Juan Frommknecht es abogado.

* Tribunales
El Supremo ordena que el castellano sea vehicular en los colegios catalanes
El Tribunal Supremo (TS) ha ordenado a la Generalitat de Cataluña que adopte cuantas medidas sean precisas para adaptar su sistema de enseñanza con el objeto de que el castellano se utilice también como lengua vehicular o de aprendizaje en el sistema educativo junto con el catalán.
Madrid - Efe La Razón 22 Diciembre 2010

Así lo establece la Sala de lo Contencioso Administrativo del alto tribunal en tres sentencias notificadas hoy en las que da la razón parcialmente a los padres de alumnos -de segundo ciclo de Educación Infantil, Primaria y ESO- de colegios de Cataluña, que recurrieron varias resoluciones del Departamento de Educación, ahora anuladas.

En sus recursos, los padres sostenían que si el castellano es excluido como lengua de aprendizaje, no se estaría ante un modelo de bilingüismo integral o de conjunción lingüística, sino ante un modelo de "inmersión" monolingüe, en el que la presencia del castellano tendría la misma condición que una lengua extranjera y, por lo tanto, contrario a lo establecido por la Constitución.

Según ordena el TS, la Generalitat debe adaptar su sistema de enseñanza a la nueva situación creada por la sentencia del Tribunal Constitucional sobre el Estatuto de Cataluña, que considera al castellano, junto con el catalán, como lengua vehicular de la enseñanza en esa Comunidad Autónoma.

El alto tribunal reconoce asimismo el derecho de los padres a recibir también en castellano todas las comunicaciones, circulares y cualquier otra documentación tanto oral como escrita que les sean dirigidas por los centros escolares.

El TS establece que el uso del castellano como lengua vehicular en el sistema educativo de Cataluña debe hacerse "en la proporción que proceda dado el estado de normalización lingüística alcanzado por la sociedad catalana".

De este modo, señala, el castellano no debe quedar reducido en su uso "al de objeto de estudio de una asignatura más" sino que debe hacerse efectiva su utilización como lengua docente y vehicular de la enseñanza.

Respecto a cuál debe ser la proporción en la que se incorpore el castellano al sistema de enseñanza en Cataluña, el Supremo dice que su puesta en práctica corresponde a la Generalitat.

De esta forma, agrega, si el Gobierno catalán considerara que el objetivo de la normalización lingüística estuviera ya conseguido, ambas lenguas cooficiales deberían serlo en igual proporción.

Si por el contrario, se estima la existencia de un déficit en ese proceso de normalización en detrimento de la lengua catalana -explica el TS- se debería otorgar a ésta un trato diferenciado sobre el castellano en una proporción razonable que, sin embargo, "no constituya un artificio de mera apariencia en la obligada utilización del castellano como lengua vehicular".

Ese trato de favor debería ser transitorio hasta que se obtenga el objetivo de normalización que constituye el bilingüismo integral del modelo constitucional.

Además de las sentencias que se refieren a la enseñanza de primaria y secundaria, una tercera establece el derecho de los niños en educación infantil a recibir la enseñanza en la lengua pedida por los padres.

Por ello, el Supremo ordena que el modelo oficial de preinscripción en educación infantil pregunte por la lengua habitual a los padres o tutores de los niños preinscritos en los cursos escolares en los centros sostenidos con fondos públicos.

El TS obliga a Cataluña a tener como lengua vehicular en su sistema educativo el castellano
 www.gaceta.es 22 Diciembre 2010

El Tribunal Supremo ha ordenado a la Generalitat de Cataluña a adaptar su sistema de enseñanza a la "nueva situación creada" por el fallo sobre el Estatuto de Cataluña que considera el castellano como "lengua vehicular" en los centros docentes.

El alto tribunal adopta esta decisión en tres sentencias de la Sala de lo Contencioso-Administrativo que responden a las demandas que realizaron los padres de varios alumnos que reclamaban que el castellano fuera "reintoducido como lengua vehicular de forma proporcional y equitativa en relación al catalán en todos los cursos del ciclo de enseñanza obligatoria" y pedían que todas "las comunicaciones, circulares y cualquier otra documentción" del centro, tanto oral como escrita, les fueran dirigidas en castellano.

El Supremo afirma que se "ha de preguntar por la lengua habitual" que los padres de alumnos quieren para sus hijos y estima así los recursos interpuestos por varios progenitores contra varias resoluciones emitidas en 2006 por la Consejería de Educación.

En sus recursos, los padres sostenían que si el castellano es excluido como lengua de aprendizaje, no se estaría ante un modelo de bilingüismo integral o de conjunción lingüística, sino ante un modelo de "inmersión" monolingüe, en el que la presencia del castellano tendría la misma condición que una lengua extranjera y, por lo tanto, contrario a lo establecido por la Constitución.

Según ordena el TS, la Generalitat debe adaptar su sistema de enseñanza a la nueva situación creada por la sentencia del Tribunal Constitucional sobre el Estatuto de Cataluña, que considera al castellano, junto con el catalán, como lengua vehicular de la enseñanza en esa Comunidad Autónoma.

El alto tribunal reconoce asimismo el derecho de los padres a recibir también en castellano todas las comunicaciones, circulares y cualquier otra documentación tanto oral como escrita que les sean dirigidas por los centros escolares.

El TS establece que el uso del castellano como lengua vehicular en el sistema educativo de Cataluña debe hacerse "en la proporción que proceda dado el estado de normalización lingüística alcanzado por la sociedad catalana".

De este modo, señala, el castellano no debe quedar reducido en su uso "al de objeto de estudio de una asignatura más" sino que debe hacerse efectiva su utilización como lengua docente y vehicular de la enseñanza.

Respecto a cuál debe ser la proporción en la que se incorpore el castellano al sistema de enseñanza en Cataluña, el Supremo dice que su puesta en práctica corresponde a la Generalitat.

De esta forma, agrega, si el Gobierno catalán considerara que el objetivo de la normalización lingüística estuviera ya conseguido, ambas lenguas cooficiales deberían serlo en igual proporción.

Si por el contrario, se estima la existencia de un déficit en ese proceso de normalización en detrimento de la lengua catalana -explica el TS- se debería otorgar a ésta un trato diferenciado sobre el castellano en una proporción razonable que, sin embargo, "no constituya un artificio de mera apariencia en la obligada utilización del castellano como lengua vehicular".

Ese trato de favor debería ser transitorio hasta que se obtenga el objetivo de normalización que constituye el bilingüismo integral del modelo constitucional.

Además de las sentencias que se refieren a la enseñanza de primaria y secundaria, una tercera establece el derecho de los niños en educación infantil a recibir la enseñanza en la lengua pedida por los padres.

Por ello, el Supremo ordena que el modelo oficial de preinscripción en educación infantil pregunte por la lengua habitual a los padres o tutores de los niños preinscritos en los cursos escolares en los centros sostenidos con fondos públicos.

España
El TS ordena que el castellano sea lengua vehicular en los colegios de Cataluña
El Supremo reconoce el derecho de los padres a recibir también en castellano todas las comunicaciones, circulares y cualquier otra documentación
I. ZAMORA / MADRID ABC 22 Diciembre 2010

El Tribunal Supremo ha ordenado hoy a la Generalitat de Cataluña que adapte su sistema de enseñanza para que el castellano sea lengua vehicular en el sistema educativo junto con el catalán. Así lo establece la Sala de lo Contencioso administrativo del Alto Tribunal en tres sentencias en las que da la razón parcialmente a los padres de alumnos que recurrieron varias resoluciones de la Consejería de Educación.

En el escrito, el Supremo establece el «derecho a que el castellano se utilice también como lengua vehicular en el sistema educativo de la Comunidad Autónoma de Cataluña» y solicita para ello que el gobierno catalán adopte «cuantas medidas sean necesarias para adaptar su sistema de enseñanza». El texto exige, además, que las escuelas catalanas se adecuen a «la nueva situación creada por la declaración de la Sentencia 31/2010 del Tribunal Constitucional», en referencia al Estatuto de Cataluña.

«Idéntico tratamiento»
La sentencia del Estatut determina que es «inconstitucional y nulo» el artículo 6.2 del texto catalán purgado por el TC debido a «su pretensión de imponer un deber de conocimiento del catalán equivalente en su sentido al que se desprende del deber constitucional de conocimiento del castellano», lo que significa que el conocimiento del catalán de forma pareja al del castellano no es un derecho exigible desde el punto de vista jurídico. Por ello, el texto del TC exige «el derecho a recibir la enseñanza en catalán», aunque sin excluir al castellano, al que reclama «idéntico tratamiento en tanto que objeto de enseñanza y de conocimiento».

Además, las tres sentencias dadas a conocer hoy por el Supremo determinan el derecho «a que todas las comunicaciones, circulares y cualquier otra documentación, tanto oral como escrita, sean también en castellano». También el Alto Tribunal incluye en la resolución «el derecho de los niños en educación infantil a recibir la enseñanza en la lengua peticionada por los padres» y señala que «el modelo oficial de preinscripción en educación infantil ha de preguntar por la lengua habitual a los padres o tutores de los niños preinscritos en los cursos escolares en centros sostenidos con fondos públicos».

LENGUA | Obliga a la Generalitat a que sea vehicular
El Supremo constata una 'exclusión' del castellano que 'pervierte' la Constitución
* El Supremo obliga a la Generalitat a que el castellano sea lengua vehicular
* Establece que no puede limitar esa lengua al 'estudio de una asignatura'
* Abre la puerta a que, si lo necesita, el catalán tenga un 'trato diferenciado'
Barcelona  ELMUNDO.es| 22 Diciembre 2010

El Tribunal Supremo considera que Cataluña está obligada a que el castellano sea vehicular en la educación al constatar una "exclusión de hecho del castellano", lo que, según expresa la sentencia, "pervierte el modelo lingüístico establecido en la Constitución de conjunción lingüística o de bilingüismo integral".

El Alto Tribunal establece que la Generalitat no puede limitar el castellano al "estudio de una asignatura" y que debe poder ser elegida como lengua vehicular. Eso sí, crea interrogantes sobre la proporción que deben tener ambas lenguas cooficiales en la enseñanza y abre la puerta a que, si el catalán necesita medios para su normalización, tenga un "trato diferenciado" en una "proporción razonable".

Tal y como avanzó EL MUNDO, el tribunal entiende que el castellano debe tener las mismas condiciones que el catalán en la enseñanza. En respuesta a las demandas que realizaron los padres de varios alumnos que reclamaban que el castellano fuera "reintroducido como lengua vehicular de forma proporcional y equitativa en relación al catalán", hasta tres sentencias consideran que en los casos denunciados se había implantado "un modelo de inmersión lingüística contrario al espíritu y a la letra de la Constitución".

Así, el Tribunal Supremo ha ordenado a la Generalitat de Cataluña adaptar su sistema de enseñanza a la "nueva situación creada" por el fallo sobre el Estatuto de Cataluña que considera el castellano como "lengua vehicular" en los centros docentes de la comunidad.

El alto tribunal adopta esta decisión en tres sentencias de la Sala de lo Contencioso-Administrativo que responden a las demandas que realizaron los padres de varios alumnos que reclamaban que el castellano fuera "reintroducido como lengua vehicular de forma proporcional y equitativa en relación al catalán en todos los cursos del ciclo de enseñanza obligatoria" y pedían que todas "las comunicaciones, circulares y cualquier otra documentación" del centro, tanto oral como escrita, les fueran dirigidas en castellano.

El Supremo afirma que se "ha de preguntar por la lengua habitual" que los padres de alumnos quieren para sus hijos y estima así los recursos interpuestos por varios progenitores contra varias resoluciones emitidas en 2006 por la Consejería de Educación.

Conflicto
Artur Mas se saltará la sentencia del Estatut y mantendrá la inmersión lingüística
Utiliza una frase del nuevo director de la RAE para defender la imposición del catalán
 www.lavozlibre.com 22 Diciembre 2010

Barcelona.- "El catalán tiene que sobrevivir. No se trata de vivir, sino de sobrevivir y la inmersión lingüística es de las pocas cosas que le permite hacerlo. La inmersión es un bien a preservar.” Esta frase del nuevo director de la Real Academia Española, José Manuel Blecua, fue citada por el futuro presidente de la Generalitat de Cataluña, Artur Mas (CiU), durante la segunda jornada del debate de investidura en el Parlamento de Cataluña. De este modo, aseguró que va a mantener la inmersión lingüística en Cataluña.

Va a mantener lo que ha hecho el tripartito dirigido por José Montilla en las escuelas catalanas durante sus dos legislaturas. Impondrá el catalán porque asegura que “una de las pocas posibilidades que tiene mucha gente para identificarse plenamente con la lengua es el ámbito escolar”.

Durante toda la campaña electoral lo defendió y ahora lo ha vuelto a hacer. La sentencia del Tribunal Constitucional sobre el Estatuto catalán, que establece que el catalán no es lengua 'preferente' sobre el castellano, parece que no frenará sus intenciones. No le importa que el Tribunal Supremo ya le haya llamado la atención para asegurarle que el español también es lengua vehicular y de aprendizaje en la enseñanza.

El Supremo, tras estimar el recurso de dos padres, hará públicas en los próximos días sendas sentencias que garantizan la equidad entre el castellano y el catalán como lenguas vehiculares en los colegios e institutos.

Aunque sabe que de su postura nacionalista depende que sea investido como presidente de la Generalitat. El líder convergente necesitaba mayoría absoluta para superar este trámite y, al no conseguirla (62 votos a favor y 73 en contra), tendrá que convencer al menos a un grupo para que se abstenga en la votación final, en la que necesita mayoría simple.

Albert Rivera, presidente de Ciudadanos, tiene muy claro que votará en contra de Artur Mas. Asegura que la propuesta identitaria de Mas “aboca a Cataluña al abismo” y espera que “Mas no se convierta en el Ibarretxe catalán con la transición nacional que defiende”.

Sin embargo, ni PP ni PSC han garantizado su abstención. Mientras la presidenta de los populares catalanes, Alicia Sánchez-Camacho, ha insistido en la amplia sintonía que su partido tiene con CiU en materia económica, la apuesta de Mas por una 'transición nacional' y el pacto fiscal complica su apoyo. Por su parte, el PSC no quiere verse excluido de la estrategia de pactos, aunque todavía está en el aire cuál será su decisión.

Ordénenle que se calle
Para CIG los derechos de los trabajadores son importantes, pero la construcción nacional lo es todavía más
andrés freire ABC Galicia 22 Diciembre 2010

COSAS veredes, decía el otro, y en estos días hemos podido ver anonadados la última exigencia de la CIG a la Xunta: el sindicato nacionalista ha solicitado a la Consellería de Educación que censure a uno de sus funcionarios. Les cito: «A CIG-Ensino solicita da Consellaría que lle esixa a Gloria Lago, funcionaria da Consellería de Educación, a retirada do seu informe accesible na web». Queda claro, por esta y otras menciones al status laboral de Lago, que la CIG considera que ello le confiere derecho a sus jefes, la Xunta, para censurar sus actuaciones cívicas y asociativas.

Les pongo en situación: Galicia Bilingüe (GB) lleva tiempo vigilando de cerca las actividades de los comisariados lingüísticos de nuestros centros, que demasiadas veces se extralimitan de sus funciones de proselitismo idiomático y se convierten en activistas del nacionalismo radical. Recientemente, GB ha protestado que algún blog escolar saludara y vinculara a un grupo de música que cantaba a los terroristas galaicos en la cárcel. Independientemente de la legalidad de esta música (personalmente opino que el delito de apología del terrorismo semeja demasiado al delito de opinión), es claro que un centro escolar no debería permitir tales referencias.

Estas críticas de GB, secundadas por un meritorio y valiente Defensor do Pobo, han despertado la ira de la CIG. Hasta ahora, sin escrutinio ajeno que les vigilara, el nacionalismo educativo ha estado haciendo en las escuelas su santa voluntad. Por alguna extraña razón, todos actuamos ante ellos y sus banderías como si tuviéramos que pedir perdón por no comulgar con esas sus ideas reaccionarias. Ahora que, por fin, alguien tiene el valor de vigilar sus actuaciones, la CIG ha estallado de ira y ha dejado entrever hasta qué punto le importan los derechos de los trabajadores cuando le resultan molestos.

En consecuencia, un sindicato demanda la mayor coerción vista en décadas a un funcionario en ejercicio; que el Estado le restrinja sus derechos civiles, de asociación y de expresión, en calidad de empleador. ¿Dónde quedan aquí los derechos de trabajadores e individuos? Quedan en el desván de los recuerdos, arrinconados allí nada menos que por un sindicato. Imagínense el caso contrario: la Consellería forzando al silencio a algún profesor miembro de la CIG por sus constantes críticas a aquellos que no comparten su ideología… Inimaginable, por fortuna. Pero en el mundo en que vivimos, lo contrario es posible. Ya lo hemos dicho: para el nacionalismo la educación es importante, pero más importante es la construcción nacional. Ahora sabemos que, para el sindicato nacionalista, los derechos de los trabajadores son importantes, pero la construcción nacional todavía más.
 


 

Recortes de Prensa   Página Inicial