AGLI

Recortes de Prensa   Miércole 29 Diciembre  2010

 

Los 20 grandes "pecados" que hacen de Zapatero un personaje nefasto para España (Reflexiones para recibir el año 2011)
Francisco Rubiales Periodista Digital 29 Diciembre 2010

Zapatero ha sido calificado por algunos analistas y estudiosos de la política como el peor gobernante de España desde Fernando VII. Ese criterio no es frívolo y se sustenta en verdaderos errores y carencias dramáticas del dirigente socialista español. Las siguientes son, a juicio de Voto en Blanco, sus 20 mayores errores y vergüenzas.

1. Haber ganado sus primeras elecciones tres días después del peor atentado terrorista de la Historia de España, en un ambiente irregular que restó limpieza y libertad al proceso electoral, con España inmersa en una marea de miedo y de mentiras propagadas por el cuartel general socialista, al frente del cual estaba Zapatero, que fue activa y entusiasticamente ayudado por la SER y otros medios de comunicación afines al PSOE.

2.- Permaneció sentado ante el paso de la bandera de Estados Unidos, manifestando expresamente un insólito irrespeto hacia ese país aliado y a su principal símbolo patrio.

3.- Cumplió su promesa electoral de sacar las tropas españolas de Irak, pero lo hizo mal y causando indignación entre los aliados occidentales de España, sin avisar a los aliados, sin permitir una retirada ordenada y sometiendo a los militares españoles a la humillación de ser despedidos por sus compañeros soldados con gestos de desprecio por su cobarde y precipitado abandono del escenario bélico. Esa decisión colocó a España en una situación de debilidad mundial y hizo perder a las empresas españolas contratos internacionales valorados en muchos miles de millones de dólares, algunos ya previamente pactados entre Estados Unidos y el gobierno de Aznar.

4.- Mintió al asegurar que no negociaba con ETA y vaticinó el fin de la violencia un día antes de que los terroristas volaran la terminal 4 del aeropuerto de Barajas, causando dos muertos. Tras el atentado, mintió de nuevo al garantizar que no habría más negociaciones.

5.- Prometió el pleno empleo y un espectacular crecimiento de la prosperidad en una legislatura en la que España se ha empobrecido, ha destruido buena parte de su tejido productivo y ha acumulado más de 5 millones de desempleados reales.

6.- Promovió personalmente un Estatuto de Cataluña inconstitucional y, una vez rechazado por el Tribunal Constitucional, maquinó con los nacionalistas catalanes para maquillar el Estatuto y esquivar la sentencia.

7. Amplió la Ley del Aborto sin que existiera demanda popular alguna en tal sentido, bajo el criterio tenebroso de que un feto es un ser vivo pero no un ser humano.

8.- Compró votos con dinero público, no solo a los ciudadanos, a los que prometió pagas especiales en vísperas de elecciones, sino también a los partidos nacionalistas, a los que compró apoyos a cambio de dinero, generando injusticia y rompiendo así el principio constitucional de la igualdad entre los pueblos y tierras de España.

9.- Negó la existencia de la crisis en vísperas de las elecciones de 2008, causando daños irreversibles a la economía española al retrasar durante dos años las primeras medidas contra el drama.

10.- Elevó la mentira a categoría de política de gobierno, engañando a los españoles de manera reiterada, no sólo cuando negó la existencia de negociaciones con ETA o cuando negó que existiera una crisis económica, sino en decenas de ocasiones más, incluso en sede parlamentaria.

11.- Zapatero ha sido el primer presidente de gobierno español que se atrevió a defender, desde la tribuna del Congreso de los Diputados, que una región de España (Cataluña) es una nación.

12.- Bajo su mandato, como consecuencia de sus mentiras, errores y mal gobierno, los españoles aprendieron a rechazar e, incluso, a odiar a los políticos y, en algunos casos, a la misma democracia. Las encuestas reflejan ese rechazo al señalar a los políticos como el "tercer" gran problema de España, mientras que muchos observadores independientes creen que, sin la "cocina" y la manipulación del poder, las encuestas reflejarían que los políticos son el primer drama de España.

13.- España, bajo el mandato de Zapatero, perdió gran parte de sus conquistas sociales históricas e hizo pagar la crisis a los más débiles: viudas, pensionistas, desempleados, funcionarios y otros.

14.- Sus errores e incompetencias convirtieron a España en un "protectorado" internacional con su economía "intervenida" por Alemania, Francia, Estados Unidos y el Fondo Monetario Internacional.

15.- Su incomprensible amistad con tiranos desprestigiados (Hugo Chaves, Raul y Fidel Castro, y su apoyo a numerosos gobiernos totalitarios del mundo (Cuba, Venezuela, Irán, Nicaragua, Bolivia, Siria, etc.) permiten dudar razonablemente de la fe democrática del presidente español, en el que muchos analistas y pensadores ven a un totalitario camuflado de demócrata.

16.- Se ha comportado como un cobarde frente a Marruecos, cediendo siempre ante el sultán e intentando comprar con abundante dinero la paz con el país vecino.

17.- Traicionó la causa del pueblo saharaui, defendida tradicionalmente por su partido y por la mayoría de la opinión pública española. Esa "traición" se hizo evidente cuando los marroquíes asaltaron el campamento saharaui en El Aaiun, en noviembre de 2010.

18.- Las revelaciones de WikiLeaks mostraron el servilismo, la doblez y la hipocresía del gobierno que preside Zapatero. Se arrastraba para mendigar el "perdón" de Bush, sin dignidad ni orgullo. Apoyaba ante los familiares y ante la opinión pública la necesidad de juzgar a los militares norteamericanos que asesinaron al cámara español Couso, en Bagdad, mientras acordaba por detrás, con el embajador de Estados Unidos en Madrid, presionar desde la Fiscalía para que la causa fuera archivada. La misma hipocresía empleo con el asunto de los vuelos de la CIA que sobrevolaron España y con otros muchos asuntos. "Todas las puertas están abiertas para usted" llegó a decirle al nuevo embajador de Obama.

19.- Cuando Europa, Estados Unidos y China le presionaron para que realizara un ajuste duro de la economía española, medio arruinada por sus despilfarros y errores, prefirió que el peso del drama fuera soportado por los más pobres y necesitados, suprimiendo ayudas y congelando sueldos y pensiones,

20.- Acabó con la prosperidad española, admirada como "milagro" por todo el mundo, condenando al país a ser una de las economías más enfermas y peligrosas del mundo occidental. El espectacular aumento del desempleo y la pobreza en España, con casi cinco millones de desempleados y diez millones de pobres, convirtió a su gobierno en una verdadera plaga y en un azote para los españoles.

Hay otros muchos errores y dramas de Zapatero que han contribuido a destrozar la nación española. Podría completarse una solvente e inquietante lista que llegara al número cien, incluyendo en ella violaciones de la Constitución y de su espíritu, como el que cometen los nacionalistas vascos, catalanes, gallegos y baleares que persiguen el idioma español, un atentado que apoya el propio Zapatero, el acoso a la Iglesia Católica, la pérdida de seis años de gobierno sin mejorar la pésima calidad de la educación en España, el hundimiento de muchos factores básicos del Estado de Derecho, la pérdida de prestigio y peso internacional, la "compra" de los sindicatos y de la patronal con dinero público, a cambio de complicidad y silencio, la aplicación de la ley "según convenga a la jugada", la expansión de la corrupción pública, al apoyo constante a los nacionalistas, incluso a los separatistas, el hundimiento de los valores, la hipertrofia del Estado español, convertido por Zapatero en un insostenible refugio de enchufados, parásitos, amigos del partido y familiares de cargos públicos, todos ellos viviendo del erario público y sin aportar nada necesario al bien común, compra descarada de apoyos en medios de comunicación, a cambio de publicidad y otras concesiones y favores del poder, arbitrariedad en las contrataciones, subvenciones y contratos públicos, elaboración de listas negras de personas, instituciones y empresas represaliadas desde el poder político por sus ideas, y otros muchos, algunos de ellos violaciones flagrantes de los derechos humanos fundamentales, pero los 20 mencionados son los más graves, a juicio de Voto en Blanco.

Voto en Blanco

2011: por el bien de España, una reforma jacobina
Alfonso Merlos El Semanal Digital 29 Diciembre 2010

Se ha terminado la juerga. Quienes se han aprovechado de la generosidad del padre, y a escondidas le ha metido la mano en la cartera, deben pagar por el daño que le han hecho a la familia.

No recuerdo ni una sola tertulia de las que moderé durante unas cuantas temporadas en La Mañana de la COPE en la que se debatiera el despilfarro del Estado de las autonomías y en la que mi admirado Gabriel Albiac no planteara la necesidad de repensar España, de rehacerla, de reordenarla de acuerdo a algunos principios básicos del jacobinismo. Y no recuerdo ni una sola de esas ocasiones en las que el consenso en aquellas encendidas mesas de discusión no fuese cuasi-generalizado, incluyendo naturalmente la posición del moderador. No éramos periodistas o pensadores precursores. Sencillamente instituíamos, en aquel tramo de tanto éxito en el programa, una reunión de ciudadanos muy cabreados. Mucho.

Zapatero le ha dado el toque de gracia a una España que se descompone, se deshilacha y se va a la bancarrota. Es el momento de devolver la confianza a la iniciativa privada para retomar el desarrollo y dinamizar a una nación paralizada, con necesidad de desengrasante, de desincrustante, de lubricante. Es la hora de acentuar la independencia individual de los ciudadanos, de defender la soberanía popular y de propugnar un Estado, en esencia, centralizado.

Se han terminado el carnaval y las tomaduras de pelo, la barra libre y el parasitismo, la holgazanería y la jeta. La democracia no puede tener vocación suicida. Uno de los maestros israelíes de la filosofía política, Avishai Margalit, advierte que sólo en las sociedades decentes las instituciones y los poderes públicos no humillan a las personas. Y en España, especialmente las instituciones y los poderes públicos autonómicos, provinciales y locales han humillado impunemente durante demasiado tiempo al ciudadano, especialmente si se le ha pillado sin carné, o lo que es peor, con el carné del partido equivocado en el sitio equivocado.

Lo que se ha bautizado como el top 100 del derroche autonómico sencillamente convalida la idea de que los disparates desbordan la imaginación humana y los límites de la mente cuando son perpetrados con dinero público. Quizá porque no son pocos los caciques, por aquí y por allá, socialistas y populares y de otras ganaderías, que en el fondo piensan como aquella ministra Calvo: los euros, cuando llegan a las arcas de un ayuntamiento o una diputación o una comunidad después de ser arrancados del bolsillo del contribuyente, no son de nadie.

Las millonadas malgastadas para sofisticados teléfonos móviles, para viajes, para dietas, para cochazos, para embajadas, para pensiones asiáticas, para fiestas y canapés, o para museos como el de la boina y el chacolí revelan formas de proceder que bordean, si no rebasan, la raya de lo delictivo. ¡Ya está bien la broma!

En una España con más de dos millones de parados de larga duración cuya situación empeora cada día porque pasa el tiempo y se incrementan los niveles de angustia y desesperación; en una España en la que se extiende peligrosamente la percepción de que no hay futuro; en una España en la que cada día son más los trabajadores desengañados y sacudidos por las más diversas decepciones, urge atacar los privilegios y las prebendas. Y es probable que no se pueda acometer esta tarea si en paralelo no se reformula un modelo de Estado descosido, que ya no admite parches porque la presión más o menos contenida lo deformará y terminará por hacerlo reventar.

Ya se sabe que Zapatero no gobierna, permanece siempre en campaña, y además su tiempo ha terminado. Comienza el de los que entiendan que, como reza el libro primero de La Política de Aristóteles, "el Estado es una asociación, y toda asociación no se forma sino en vista de algún bien, puesto que los hombres nunca hacen nada sino en vista de lo que les parece ser bueno".

www.twitter.com/alfonsomerlos

El carísimo festín de Zapatero
Editorial www.gaceta.es 29 Diciembre 2010

Aunque podría parecerlo viniendo de quien durante años negó la crisis y auguró el pleno empleo para 2011, las recientes palabras de Zapatero advirtiendo de que la depresión se extenderá hasta 2016 no son una inocentada.

Al contrario, son el irremediable resultado de una errática acción de gobierno que sólo se ha preocupado por la economía en tanto que pudiera someterla a su ideologizada visión de la sociedad. Ahora, cuando han llegado las vacas flacas y cuando más necesario es disponer de una economía con sólidos fundamentos, descubrimos que los despropósitos socialistas no nos han salido gratis; al contrario, su precio es el de un estancamiento persistente que erosiona nuestro bienestar y nuestras esperanzas de futuro.

Por de pronto, nuestra más evidente lacra son esos cinco millones de parados que resultan de padecer el mercado de trabajo más inflexible de Europa. Tan social y socialista es este Gobierno que ha destruido las expectativas laborales de uno de cada cinco españoles, convirtiéndolos de paso en dependientes de un presupuesto público que emana nuevas deudas por todos los costados. Así, los más jóvenes no sólo carecen de oficio, sino que los escasos beneficios que puedan cosechar en el futuro serán devorados por los aumentos de impuestos que habrán de aprobarse para amortizar todo el alocado endeudamiento de Zapatero.

Y si en lugar de fijarnos en los problemas más sangrantes, rascamos un poco en el caparazón de la economía, comprobaremos con desazón que para 2011 no podemos esperar ninguna buena nueva. Al cabo, el Gobierno ya ha tomado la decisión de alegrarnos las uvas subiendo el coste de la luz en un 9,8%; un encarecimiento que ni es el primero ni será el último: la apuesta social-ecologista de Zapatero por unas carísimas energías renovables, en perjuicio de la mucho más barata y limpia energía nuclear, comienza a plasmarse en gravosas facturas para el ciudadano.

Por desgracia, una energía barata constituye una de las principales bazas que le permiten a una economía generar riqueza. El aumento de sus costes no sólo se cebará con unas familias que ya no pueden llegar a fin de mes, sino también con unas empresas que verán estrechar todavía más sus márgenes de beneficio a menos que aumenten sus precios de venta y empeoren su posición competitiva. En este sentido, incluso nuestras joyas de la corona de antaño, la industria turística, tendrán problemas para despegar y sustituir los motores calados de nuestra economía; de momento, acabamos de conocer que en 2009 el turismo generó 5.000 millones de euros menos que en 2008.

Todo lo cual nos lleva a otro problema superpuesto: ¿qué garantías les brinda a los inversores internacionales una economía en punto muerto, con cinco millones de parados, con costes e impuestos crecientes y con sus principales sectores en retroceso? Pocas o ninguna, pese a lo cual en 2011 las entidades de crédito y el sector público deberán refinanciar en los mercados alrededor de 200.000 millones de euros. Así, los inversores sólo estarán dispuestos a prestarnos en caso de que les ofrezcamos unos tipos de interés crecientes, lo que no sólo significará más impuestos futuros, sino también caer en un círculo vicioso de insolvencia del que nos será muy difícil escapar.

El premio Nobel de Economía, Milton Friedman, solía decir que “no existen almuerzos gratis” para denotar que toda decisión económica conlleva su coste. Lamentablemente, los españoles estamos descubriendo a la fuerza que el festín que se ha venido dando Zapatero a nuestra costa nos va a salir carísimo.

¿Acuerdo poslegislatura?
Zapatero es un político totalmente quemado, al que puede sacársele cuantose le pida
JOSÉ MARÍA CARRASCAL ABC 29 Diciembre 2010

LA experiencia nos enseña que para conocer los planes de un político, tenemos que escuchar lo que dice y pensar lo contrario. Como todo el mundo lo descuenta, se trata de un pecado venial, como el de las promesas electorales. Viene a cuento a propósito de esa declaración de Durán Lleida de que el acuerdo entre CiU y el PSC para facilitar la elección de Mas «no es un pacto de legislatura, sino un mero acuerdo puntual». Bueno, pues el acuerdo no es sólo de legislatura, o de lo que queda de ella, sino de poslegislatura, ya que puede alargarse a la próxima.

Me atrevo a vaticinarlo por lo dicho y hecho por Mas en los pocos días que lleva de president in pectore.Ha acordado con los socialistas incumplir la sentencia del Tribunal Constitucional sobre el castellano como idioma vinculante en las escuelas catalanas, ha incluido a un socialista en su gabinete, ha prometido el cargo «con plena fidelidad al pueblo catalán», ¡faltaría más!, y, lo más importante, ha dado instrucciones de que se haga todo lo posible para que el PP no alcance la mayoría absoluta en las próximas elecciones. En lo que seguro los socialistas están de acuerdo.

La lectura a la inversa de ese programa de gobierno es clara: hay que mantener a Zapatero en el poder —es un decir— todo el tiempo posible. Y más. Algo perfectamente lógico desde su perspectiva. Zapatero es un político totalmente quemado, al que puede sacársele cuanto se le pida, como ya han comprobado los nacionalistas vascos y canarios. Ahora, se les unen los catalanes, que reclaman su parte de ese cadáver político, decidido a continuar en el cargo.

No hace falta ser un mal pensado para imaginar que si el pacto funciona el resto de la legislatura y consiguen que el PP no alcance la mayoría absoluta, la tentación de mantener a Zapatero en el poder —es un decir— hasta 2016 para seguir avanzando en la senda hacia la «plenitud nacional», será grande. No se lea en mis palabras el menor reproche a los nacionalistas. Por serlo, están obligados a alcanzar el Estado-nación que vienen añorando. Mi pregunta es a los empresarios catalanes. Nadie sabe mejor que ellos la amplia, profunda, inextricable red tejida entre Cataluña y el resto de España durante siglos. Como de las dificultades que tendría una Cataluña separada de España —y de una España sin Cataluña—, desde luego. ¿Van a dar la bendición a ese proyecto, aunque sea a plazos? El tiempo nos lo dirá.

En cuanto a los socialistas, la advertencia de Montilla en la toma de posesión de Mas de que Cataluña tiene que «preocuparse más por el hacer que por el ser, por la consistencia que por la esencia», llega tarde. Tenía que habérsela aplicado él cuando era presidente de la Generalitat. Y encima, disponiéndose a servir de lacayo a los buscadores del ser y la esencia catalanas. Aunque pedir coherencia al socialismo español actual es como pedir membrillos al alcornoque.

Guerra también en Navidad
El Editorial La Razón 29 Diciembre 2010

Las informaciones facilitadas por el Ministerio de Defensa sobre la situación de nuestras tropas en Afganistán suelen dirigirse a reforzar la imagen de misión humanitaria que conviene políticamente al Gobierno. Lo habitual, salvo incidentes con heridos de por medio, es que el departamento de Carme Chacón traslade a la opinión pública española el reparto de ayuda humanitaria en Qala-i-Now, o que nuestro contingente enseña español a alumnas afganas o cómo «los militares españoles potencian el papel de la mujer» en aquella sociedad. El pasado domingo, por ejemplo, Defensa informó de que el Ejército repartía en la base de Herat juguetes, ropa, calzado y productos de droguería entre la población más desfavorecida del país, con fotografías incluidas.

Cualquiera debería concluir, de acuerdo con las notas del Ministerio, que las tropas españolas cumplen una misión benéfica y pacífica y que el día a día transcurre con absoluta calma y tranquilidad. El problema de esta absurda política de comunicación de Defensa es que todo eso es falso y que se perjudica la imagen de los militares hasta casi ningunear el esfuerzo, el sacrificio y el riesgo de los soldados que cumplen misión en aquellas tierras. No entendemos, ni por supuesto compartimos, la sistemática ocultación de una misión de guerra, con todas las penalidades y circunstancias que plantea y también con sus éxitos, ni por qué se priva a los militares del reconocimiento público a su excepcional trabajo en Afganistán.

LA RAZÓN publica hoy un álbum fotográfico de las navidades en el país asiático, que muestra cómo los soldados españoles, además de repartir juguetes y ropa, desarrollan sus misiones en trincheras y puestos de vigilancia. Porque la hostilidad es importante y son muchos los ataques que padecen, prácticamente todos ellos silenciados por Defensa. Según adelanta nuestro periódico en exclusiva, al menos 21 acciones de envergadura contra nuestro contingente que se produjeron en septiembre y octubre, pasaron sin pena ni gloria para el Ministerio.

Como decíamos, esta política de censurar la comunicación no es nueva, sino que es una práctica habitual, si se quiere más hiriente en fechas en las que, según Defensa, el contingente pareciera que disfruta de unas vacaciones navideñas cuando en realidad se juegan la vida en cualquier curva o esquina. Ya publicamos en junio que los soldados españoles habían sufrido al menos 60 ataques desde mediados de abril hasta finales de mayo que se habían tapado. Defensa ocultó también que dos compañías de la Brigada Paracaidista repelieron el 25 de agosto sendos ataques de los talibán, el mismo día en que un terrorista mató a dos oficiales de la Guardia Civil y a su intérprete en la base de Qala-i-Now.

Defensa no puede seguir hurtando a la ciudadanía los hechos de Afganistán que afectan a nuestros soldados. La sociedad tiene el derecho de conocer la verdad y, el Gobierno, el deber de comunicársela. Por su parte, los militares se merecen que sus compatriotas sepamos y valoremos las circunstancias esenciales de su misión en un escenario bélico tan lejano, pero en el que luchan por la seguridad y la libertad de todos nosotros.

Defensa
Las tropas en Afganistán sufrieron 21 ataques entre septiembre y octubre, un ataque cada tres días, pero Defensa únicamente informó de uno
La guerra que oculta Defensa
Los mandos alertan del cambio de tácticas de los insurgentes mientras continúa el avance de las tropas hacia el norte.
La OTAN muestra imágenes de los soldados españoles en una zona de riesgo un día después de que el Ministerio difundiera fotos idílicas de ellos repartiendo juguetes
 Diego Mazón La Razón  29 Diciembre 2010

MADRID- Cada vez que Carme Chacón habla de la misión de Afganistán insiste en que es la más compleja y arriesgada de cuantas desarrollan las Fuerzas Armadas en el exterior, pero rara vez informa de los constantes ataques a los que se ve sometido el contingente desplegado en el país asiático. Entre los pasados 1 de septiembre y 31 de octubre, las tropas sufrieron 21 ataques por parte de la insurgencia. El Ministerio de Defensa informó de uno, mientras daba parte hasta tres veces del reparto de ayuda humanitaria.

Durante ese periodo, los soldados españoles mantuvieron combates directos, cara a cara, con los talibán hasta en cuatro ocasiones. La mayor parte del resto de ataques se dividen entre hostigamientos a los puestos avanzados o a las patrullas (que en la mayoría de las ocasiones se realizan desde una gran distancia) y la colocación de artefactos improvisados (IED por sus siglas en inglés) al paso de los convoyes. La única vez que Defensa informó de alguno de estos ataques en ese periodo fue el 31 de octubre, cuando un IED causó heridas leves a tres soldados. El departamento de Chacón lo calificó entonces de «incidente». Fue la décima nota de prensa sobre la misión que publicó en ese periodo. Las anteriores hablaban de ayuda humanitaria, de una reunión en Qala-i-Now para el desarrollo de la provincia bajo responsabilidad española, del relevo de mando en Herat, de la entrega de armamento por parte de un grupo de insurgentes y del traslado del puesto avanzado de Sang Atesh.

Las tropas españolas participan actualmente en la misión en una proporción aproximada de un «reconstructor» por cada cuatro combatientes. El trabajo del contingente se divide en la lucha contra la insurgencia, la instrucción de policías y militares afganos y la reconstrucción.

Puesto «Echo»
En esa primera función de lucha contra la insurgencia, las tropas españolas culminaron con éxito el pasado 24 de diciembre la construcción de un puesto de observación al noreste de Muqur, la base avanzada que más ha sufrido la violencia de la insurgencia. Según informó ISAF (Fuerza Internacional de Asistencia para la Seguridad en Afganistán), el puesto «Echo» busca incrementar la seguridad y libertad de movimientos de las tropas internacionales y afganas en la zona, al tiempo que pretende proteger a los trabajadores que tratan de culminar la construcción de la «Ring road», carretera que une las principales ciudades afganas y cuyo último tramo está en la provincia «española».

Este puesto de observación fue construido por los ingenieros del contingente español junto a fuerzas italianas. El primer batallón de infantería afgano instruido por el contingente español fue el encargado de dar seguridad durante la construcción. De este avance, con una gran importancia táctica para el logro de los objetivos de la misión, tampoco ha informado Defensa. El Ministerio relataba el 26 de diciembre el reparto de juguetes y comida entre la población afgana. Al día siguiente, la OTAN informaba del avance de las tropas españolas con un reportaje fotográfico que recoge hoy LA RAZÓN.

La construcción de ese último tramo de la «Ring road», de 53 kilómetros, comenzó en el mes de octubre pasado, pero la zona tiene una importante actividad insurgente, lo que por un lado retrasa cualquier avance y por otro, obliga a establecer puestos como el denominado «Echo» para afianzar el avance de las tropas internacionales.

Más allá de los ataques que con frecuencia sufre el contingente español, los mandos se muestran satisfechos por el buen resultado que están dando las bases avanzadas de Muqur y Ludina, que han conseguido hacer retroceder a los insurgentes en áreas clave de la provincia de responsabilidad española. La participación de Estados Unidos e Italia en la estabilización de esa zona también ha sido importante, destacan. Al mismo tiempo, los mandos alertan de los cambios de tácticas que está llevando a cabo la insurgencia, con ataques cada vez más elaborados. En alguno de los sufridos por las tropas españolas, los talibán llegaron a combinar artefactos improvisados para «atrapar» al convoy, armas cortas, lanzagranadas y armas de precisión. El buen hacer de los soldados españoles y el apoyo aéreo de los aliados evitó que los insurgentes causaran estragos en las patrullas.

El pasado mes de junio, este periódico ya informaba de sesenta ataques perpetrados por los talibán contra las tropas españolas de los que tampoco dio parte Defensa. El periodo en el que se produjeron esos ataques iba desde mediados de abril a finales de mayo, cuando las tropas españolas desarrollaban la operación «Come on II» para terminar de liberar la ruta «Lithium».

Educación
Pide al Constitucional que rechace el primer recurso contra Ciudadanía
El Estado dice que la educación cívica «no es monopolio de los padres»

La defensa del Estado sostiene que la asignatura cuestionada no lleva implícito ningún tipo de «adoctrinamiento».
La polémica asignatura sigue generando numerosas denuncias
F. Velasco La Razón 29 Diciembre 2010

Madrid- El derecho constitucional de los padres a que sus hijos reciban la formación religiosa y moral que estén de acuerdo con sus propias convicciones no supone «que la implicación en las virtudes cívicas deba considerarse monopolio de los padres, aunque ciertamente éstos pueden y deben tener un importante papel en la formación de buenos ciudadanos. Pero también la escuela ha de contribuir a ello».

Éste es uno de los principales argumentos de la Abogacía del Estado en su escrito por el que pide que se rechace el primer recurso contra la asignatura Educación para la Ciudadanía que se planteó ante el Tribunal Constitucional, después de que el Tribunal Supremo anulase una sentencia del TSJ de Castilla y León que reconoció a unos padres el derecho a la objeción de conciencia y no cursara esa materia.

Tras destacar que los recurrentes no estaban legitimados para solicitar la «invalidación» de todos los decretos que regulaban la asignatura, ya que no afectaban a su hija, la representación jurídica del Estado entra en el fondo del asunto para concluir que Educación para la Ciudadanía no vulnera la neutralidad ideológica, ni existe «base alguna finalidad adoctrinadora» a esa materia y tampoco existe vulneración de la libertad ideológica y religiosa.

Por ello, entiende que no es legalmente posible plantear la objeción de conciencia, ya que podría derivar en que cuando unos padres entiendan que una materia obligatoria no se ajusta a lo que le dictan «sus propias convicciones en materia moral o religiosa, tiene derecho a que su hija reciba esas enseñanzas...y tal vez incluso pasando por alto las convicciones del propio menor». Pero, además, destaca que la propia ley garantiza a los padres el derecho de intervención y control en la gestión de los centros sostenidos con dinero público. Y son los órganos propios de esos colegios, en la que participan los padres, «el foro adecuado para hacer efectivo» el derecho a que sus hijos reciban una formación religiosas y morales acorde con sus propias convicciones. Pese a que, añade, «ni mucho menos está probado que, tratándose de formación en este tipo de convicciones, sea la escuela –y no la casa –el factor decisivo».

Sin embargo, y pese a todo lo anterior, el Abogado del Estado no descarta el «riesgo de que tanto la reglamentación en la materia como los actos dictados por la Administración educativa lleguen a violar» la neutralidad ideológica. Ahora bien, destaca en este punto, «la reacción contra esa hipotética violación no puede ser el reconocimiento de un derecho a objetar que ni la Constitución ni la ley prevén», sino la invalidación de ese acto concreto a través del correspondiente recurso.

«Formación de sentimientos»
La conclusión del abogado del Estado es que la enseñanza de esa asignatura puede efectuarse «con la suficiente neutralidad ética». En todo caso, finaliza, «la formación democrática de los ciudadanos dentro del sistema educativo resulta constitucionalmente imperativa», ya que la educación «no es sólo la transmisión de conocimientos, sino la formación de las emociones y los sentimientos. No es tanto la persuasión intelectual cuanto el compromiso emocional lo que crea el hábito de la virtud cívica», donde el Estado sí puede intervenir.

«Vulnera» la libertad de conciencia
- El Tribunal Constitucional admitió a trámite a principios de diciembre, por primera vez, los recursos de dos familias objetoras de Salamanca que se oponían a que sus hijos estudiaran la polémica asignatura de Educación para la Ciudadanía. Los recursos presentados por las familias aludían a la vulneración de dos artículos de la Constitución que se refieren a la libertad ideológica, religiosa y de conciencia y el derecho de los padres a que sus hijos reciban la formación religiosa y moral acorde con sus convicciones.

DECLARACIONES DEL PRESIDENTE DE CONFEBASK
Miguel Lazpiur: “ETA continúa chantajeando a los empresarios vascos”

 Minuto Digital 29 Diciembre 2010

Lazpiur ha recordado que se mantiene el chantaje al empresariado vasco y ha dicho no entender que, “en un proceso de paz, haya cartas de extorsión”. “La extorsión es condenable en cualquier momento, y no hay proceso de paz mientras haya extorsión”.

En una comparecencia ante los medios de comunicación celebrada en Bilbao para hacer públicos los datos de coyuntura económica de 2010 y avanzar las previsiones del próximo año, el presidente de Confebask, Miguel Lazpiur, ha recordado que, para los empresarios, “cualquier noticia” que esté relacionada con el alto el fuego y con el proceso de paz es “positiva”. “Eso que quede bien claro. Nosotros deseamos que este país consiga la paz”, ha puntualizado.

A su juicio, “mientras haya una persona amenazada en esta sociedad, la propia sociedad está amenazada y no lo podemos aceptar”, ha manifestado. Lazpiur ha recordado que “en este país”, el empresariado “ha dado el callo y ha aguantado” cuando ha tenido que hacerlo. “Entonces, el proceso de paz sí, la paz sí, completamente de acuerdo. Lo vemos muy positivamente, pero la extorsión tiene que acabar”, ha insistido.

El presidente de la patronal vasca ha admitido que las cartas de extorsión “se están recibiendo con cierta regularidad”, sin que haya variado la situación, pese el anuncio de ETA de “cese de las acciones armadas ofensivas”. “En ese contexto de cosas, nosotros condenamos con toda la determinación de que somos capaces ese proceder”, ha agregado.

Por otra parte, se ha mostrado partidario de “no profundizar” en este asunto porque ello podría “beneficiar a quien no queremos que se beneficie de estas noticias. Estamos haciendo campaña gratuita”, ha concluido.

ESPAÑA EN RECESIÓN
El PER: vivir del cuento a costa de todos los españoles y bajo la bendición socialista
 Minuto Digital 29 Diciembre 2010
La España socialista ve la luz, pero no para mejorar económicamente o publicar cifras de reducción de desempleo. Nos referimos a la España socialista del PER, instalada en Andalucía y Extremadura.

La web de RTVE publica un reportaje titulado “El pueblo que cobra en negro” en el que se denuncia la realidad sobre la economía sumergida en numerosas localidades extremeñas y andaluzas. En concreto, el artículo recoge testimonios de vecinos de una localidad extremeña de la que no se cita el nombre.

En el artículo se afirma que muchos vecinos trabajan en negro para cobrar el subsidio agrario, una ayuda, de 420 euros, para jornaleros que están desempleados. Lo hacen, según comenta una vecina, porque “los sueldos en esta zona son muy bajos” y porque además, cometer este fraude “no es muy difícil”.

En muchos pueblos del sur de España esta práctica es bastante habitual. Tanto que las diferentes autoridades lo conocen, sin embargo no intervienen porque el dinero que llega a través del paro agrícola, termina repercutiendo en sus localidades y comarcas.

Para cobrar el subsidio agrario, estos desempleados solo deben demostrar haber trabajado en el campo 35 días en un año (20 días en 2010 como medida excepcional por varias inundaciones al comienzo del año) y pagar el sello agrícola, que cuesta 85 euros mensuales, durante los 12 meses.

A cambio, reciben esta percepción durante 6 meses, y aunque estos son los únicos ingresos de muchas familias, lo cierto es que otros “aprovechamos la situación”, relata una vecina, que como limpiadora apenas gana 400 euros.

“Hecha la ley, hecha la trampa”, comenta con naturalidad otra vecina, un ama de casa que percibe el subsidio agrario desde hace dos años. Asegura que “sin esta ayuda no podría llegar a fin de mes, pero también es cierto que muchos de los que la cobran están trabajando en negro”.

Peonadas para el ayuntamiento
Este subsidio agrario solo se cobra en los municipios de Extremadura y Andalucía y para potenciar el empleo rural en estas comunidades existe además el PROFEA (Programa de Fomento del Empleo Rural).

El PROFEA es una especie de “Plan E” para zonas donde el paro agrícola es muy acusado. Este programa otorga a los ayuntamientos una serie de fondos para que pongan en marcha obras públicas, como la rehabilitación de caminos, y así den trabajo a sus vecinos. Gracias a estos trabajos temporales, los desempleados pueden conseguir las 35 peonadas necesarias para cobrar el subsidio agrario.

Estos contratos de los ayuntamientos, muy útiles para los verdaderos desempleados, son una piedra en el camino de aquellos que cobran el subsidio agrario cuando realmente no están parados.

La década prodigiosa
*Javier Algarra www.gaceta.es 29 Diciembre 2010

En sólo 10 años hemos pasado de la euforia económica a las colas ante Cáritas.

Es un prodigio. En la misma década hemos presenciado desgarradas manifestaciones de la izquierda contra el chapapote y ni un lamento por las torturas a las que la dictadura cubana somete a sus presos políticos. Los del “No a la guerra” llamaron asesino a Aznar, pero no han movido un dedo contra Zapatero que ha traído a nuestros militares a casa en bolsas de plástico tras enviarles a Afganistán sin medios.

En sólo 10 años hemos pasado de la euforia económica, el superávit de la Seguridad Social, las menores tasas de desempleo y la calidad de vida de las clases medias, a la depresión, las legiones de parados, los embargos de inmuebles, la fractura de la caja del Estado y las colas ante los comedores sociales de Cáritas.

Del milagro de la convergencia que nos permitió entrar en el euro, nos encontramos ahora ante el abismo de vernos rescatados por una Unión Europea que no se fía de un Gobierno incapaz de hacer los deberes. En su Década prodigiosa, Jean Claude Chabrol nos presentaba a un Charles van Horn, encarnado por Anthony Perkins, que despertaba en la habitación de un hotel de París, con las manos ensangrentadas, sin recordar nada de lo que había ocurrido. Algo parecido le puede pasar a Zapatero. Cualquier día despertará en su palacio, rodeado por la devastación, sin saber que ha sido él mismo quien la ha provocado.

Dicen que hay tragedias capaces de causar un retraso a un pueblo de hasta una década. Sería escupir al cielo pedir que un fenómeno nos devolviera a como estábamos hace 10 años. Pero la comparación es lacerante. A veces deseamos que sólo sea una ilusión capaz de desvanecerse con un parpadeo. Pero, como le pasa al protagonista del cuento más corto del mundo, de Augusto Monterroso, “cuando despertó, el dinosaurio todavía estaba allí”.

*Javier Algarra es director de Intereconomía TV.

La crisis social de 2011
Editoriales ABC 29 Diciembre 2010

El proceso de pauperización social quiebra el avance sostenido de España en los treinta últimos años. Así cerrará Zapatero su paso por el Gobierno

LAS verdaderas consecuencias sociales de la crisis económica van a llegar en 2011, cuando empiecen a coincidir en las ya castigadas economías familiares la cadena de aumentos de precios en servicios básicos, la supresión de ayudas públicas y la desaparición de deducciones.

Además, se sumarán el progresivo aumento de la inflación y el incremento del IVA ya vigente desde julio. Este contexto de máxima presión sobre las familias se producirá con los peores pronósticos sobre el desempleo, que continuará en la tasa más alta de la UE, con los efectos inevitables de mantener atenazados ingentes recursos públicos para costear el paro y de seguir lastrando el consumo y, por tanto, el relanzamiento de la actividad económica. A partir de enero de 2011 se producirá una concurrencia de factores económicos que permiten temer una crisis de empobrecimiento social. Suben las tarifas de la luz, en buena medida para pagar los errores de la política energética del Gobierno, y del gas. Sube el precio del transporte público. Y subirá el coste de la vida por una inflación que aumenta aunque baje el consumo.

Mientras tanto, las familias ya no se benefician de la deducción de 400 euros, los parados de larga duración no recibirán los 426 euros al mes, las madres no percibirán el «cheque-bebé» y los compradores no tendrán más deducciones por vivienda. Sin perspectiva de que los desempleados tengan empleo y de que lo conserven quienes lo tienen, el horizonte de 2011 va a ser dramático para amplios sectores de la sociedad española cuya subsistencia diaria pende del débil hilo de una nómina precaria o de una ayuda pública. Hablamos de un proceso de pauperización social que quiebra el avance económico sostenido de España en los treinta últimos años. Así cerrará Zapatero su paso por el Gobierno.

El impacto de la crisis en el nivel de vida de la sociedad española es desproporcionadamente negativo en comparación con otros países con los que competíamos en el podio del bienestar. No vale ahora compararse con Grecia, cuando hasta hace poco Zapatero anunciaba que habíamos adelantado a Italia en renta por ciudadano. Cada día hay más españoles en la pobreza. Y cada día la denostada Iglesia Católica da de comer a más ciudadanos, que no tienen otra opción que acudir a la milagrosa labor humanitaria de Cáritas y de cientos de parroquias en todo el territorio nacional. Dato que ahora, en plena Navidad, nadie debería olvidar.

Cataluña Mas y Mas
José María Rotellar www.gaceta.es 29 Diciembre 2010

Tienen en su mano elegir: bajar impuestos, liberalizar la economía e internacionalizarse.

Cataluña, que fue la economía más ágil de España, ya ni siquiera es la primera economía por volumen, pese a su extensión y población, al ser superada, también en peso sobre el PIB español, por la Comunidad de Madrid, presidida por Esperanza Aguirre.

Durante la segunda parte del mandato de Pujol –con Artur Mas en su Gobierno– y los años de tripartito, el Gobierno catalán encerró a su región y a su economía en sí mismas, levantó barreras –económicas y lingüísticas– e intervino en la economía, que es nocivo para la misma, para su desarrollo y para el empleo.

Artur Mas y Andreu Mas-Colell tienen el reto, en su margen de competencias, de devolver el vigor y el dinamismo a una economía, la catalana, que languidece. Pero para eso, deben apostar por la economía como asignatura prioritaria, con actuaciones liberales.

Artur Mas dice que quiere eliminar el impuesto de sucesiones y frenar la subida de cuatro puntos en el IRPF que le deja en herencia el tripartito, pero pacta con los socialistas, los mismos que le dejan ese legado y que han llevado a España a su pésima situación actual, pacto que hará difícil cumplir con dicha promesa de bajada tributaria. Por otra parte, en su investidura y toma de posesión, Artur Mas hizo bandera del carácter soberanista, con tintes independentistas. Ese elemento anticuado no se conjuga con el liberalismo económico que dice preconizar.

Mas y Mas tienen en su mano elegir: bajar impuestos, liberalizar el terreno económico, internacionalizarse, apostar por el I+D+i y centrarse en la economía, y seguir, así, a la Comunidad de Madrid en crecimiento, o insistir en impuestos altos, barreras absurdas, intervencionismo ineficiente y una actuación soberanista, que mantendrá a Cataluña en el estancamiento de la última década. De momento, parece que han elegido lo segundo, lamentablemente para Cataluña y para el conjunto de España.

Sinde subvenciona su propia película con un millón de euros
González-Sinde escribió el guión de la película subvencionada, ‘Mentiras y gordas’. El largometraje fue un éxito en taquilla
Javier Silgado. Madrid www.gaceta.es

Las tres empresas productoras de la película Mentiras y gordas, en la cual figura como guionista la actual ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde, han recibido un montante total de un millón de euros en concepto de ayudas para la amortización de largometrajes.

El organismo que concede dichas subvenciones es el Instituto de la Cinematografía y las Artes Visuales (ICAA), dependiente del propio Ministerio de Cultura. La información sobre las ayudas concedidas a Agrupación de Cine 001 (990.000 euros), Castafiore Film (5.000 euros) y Tornasol Films (5.000 euros) apareció ayer en el Boletín Oficial del Estado, rubricada con la firma de Carlos Cuadros, máximo responsable del ICAA.

Además de a la película en la que trabajó y de la que cobró la propia ministra de Cultura, el ministerio ha concedido otro millón de euros de fondos públicos a la película de Pedro Almodóvar Los abrazos rotos, y casi 200.000 euros a dos productoras del filme Che:guerrilla, una apología del guerrillero argentino Ernesto Che Guevara protagonizada por el oscarizado actor Benicio del Toro.

Mentiras y gordas se estrenó en marzo de 2009, apenas 10 días antes del nombramiento ministerial de González-Sinde. La película narra la historia de un grupo de jóvenes que viven sus historias de adolescencia entre escenas de sexo explícito, lenguaje soez e ingesta de drogas duras, motivo por el cual la película recibió críticas inusitadamente negativas.

Las malas opiniones, sin embargo, no impidieron que la película debutara como número uno en las taquillas españolas, superando a Gran Torino, de Clint Eastwood. Con un presupuesto de tres millones, Mentiras y gordas, sólo en taquilla, superó con creces los cuatro millones de recaudación. La subvención se ha otorgado sólo dos meses después de que el último director del ICAA, Ignasi Guardans, denunciara “prácticas de fraude” en las ayudas al cine.

100.000 funcionarios a la calle
El tijeretazo de Cameron recortará 500.000 empleos públicos
Luis F. Quintero Libertad Digital 29 Diciembre 2010

Cameron cambia las felicitaciones navideñas por cartas de despido
Se puede decir que en lugar de felicitación navideña recibirán una carta de despido. Esto es lo que le sucederá a 100.000 empleados públicos británicos a quienes el Estado tiene que notificarles que serán despedidos en abril. Cosas del plan de austeridad de Cámeron.
Le ha tocado el turno a los empleados públicos británicos. Esta Navidad, 100.000 de ellos no sólo recibirán las habituales felicitaciones de estas fechas, sino que también encontrarán en el buzón una notificación del Gobierno en el que se les advierte de que su contrato finalizará el próximo mes de abril.

Debido a una obligación legal, el Gobierno tiene hasta el día 1 de enero para enviar estas cartas y notificar así a los interesados el efecto que tendrá en ellos el programa de recortes del sector público, tal y como se ha anunciado formalmente y recoge el diario The Guardian. Un recorte que afectará a consejeros, policías y otros servidores públicos.

Los documentos de las autoridades revelan que esas comunicaciones llegarán a unos 100.000 empleados públicos a principios de año. A esto hay que sumar los 33.000 empleos públicos que se eliminaron durante los tres últimos meses del año. Las cartas tratan de cumplir con la legalidad, de manera que los interesados cuenten con el aviso de que su trabajo está en riesgo. Los recortes de empleos públicos en los ayuntamientos de todo el país se ha convertido en el primer "signo tangible", die The Guardian, de la puesta en marcha del plan de austeridad presupuestaria por parte del Ejecutivo de coalición.

Los planes del Gobierno pasan por reducir ese número de puestos de trabajo a fecha 31 de marzo, con el fin de empezar a hacer ahorros en sus nuevos presupuestos reducidos, pero están obligados a dar el aviso al personal al menos con 90 días de antelación. Una noticia que podría no haber llegado todavía a los 140 ayuntamientos que se verán afectados y que tendrán que comunicar en estas fechas tan señaladas la mala noticia.

Tanto es así que el secretario general de "Trades Union Congress", Brendan Barber, señaló que "miles de gobiernos locales tendrán que enfrentarse a los trabajadores que verán arruinada su Navidad por la carta de despido".

De momento, según recoge el diario británico, tanto la administración como los sindicatos tendrán aún que negociar los despidos forzosos, las bajas incentivadas, la cancelación de contratos de agencia y la aplicación de una congelación a la contratación.

Los analistas del diario estiman que los despidos incrementarán la presión sobre los nuevos ministros. El gobierno espera recortar 330.000 empleos públicos en los próximos 4 años, pero insiste en que será compensado por un incremento en los trabajos del sector privado.

Crisis
2011, el año de la verdad
Manuel Llamas Libertad Digital 29 Diciembre 2010

Se acerca la hora de la verdad. El año que está a punto de comenzar será, sin duda, clave para determinar el futuro económico de España y, por ende, de los españoles. Y es que, tal y como advertimos a finales de 2008, la política anticrisis ejecutada por el Gobierno socialista entre 2007 y 2010 ha situado al país al borde mismo del precipicio.

Efectivamente, 2010 ha sido la continuación de 2009, sólo que peor. No obstante, la suspensión de pagos y la posible expulsión o abandono del euroya no son una mera quimera ni, mucho menos, un mensaje propio de antipatriotas con la idea de asustar al personal. El mercado de deuda pública ha reflejado a lo largo del ejercicio la creciente tensión e, incluso, los diversos momentos de pánico que han vivido los inversores a raíz de la incertidumbre que se cierne sobre la solvencia de España.

Por suerte, Zapatero fue parcialmente sustituido de sus funciones el pasado mayo, cuando la UE y el Fondo Monetario Internacional se vieron obligados a intervenir para evitar la catástrofe. Al menos, desde entonces el presidente se ha visto atado de pies y manos para seguir cometiendo sus tropelías económicas. El 12 de mayo pasará a la historia, no por los recortes de gasto anunciados, sino como el día en que España fue intervenida de facto por las autoridades internacionales. Por suerte, el euro nos salvó, pero eso no significa que haya pasado el peligro.

La verdad es que queda todo por hacer. Las escasas medidas estructurales aprobadas hasta el momento resultarán del todo infructuosas. La reforma laboral es papel mojado; la de las pensiones públicas, un mero parche temporal; el saneamiento del sistema financiero, un simple engaño; el recorte de gasto público es marcadamente insuficiente; la subida de impuestos, muy perjudicial y contraproducente, el tamaño del Estado sigue siendo desproporcionado; el ajuste del mercado inmobiliario aún no se ha completado, y así sucesivamente.

La intervención de los acreedores tan sólo ha logrado frenar la sangría que estaba cometiendo el Gobierno pero, por desgracia, aún no se ha resuelto el problema. Por ello, no es que las reformas deban continuar sino, más bien, que deben iniciarse de una vez por todas. El resultado final de la partida –la quiebra o no de España– dependerá en gran medida de lo que suceda durante los próximos doce meses. Las reformas en marcha y las que quedan por hacer marcarán, precisamente, la reunión bilateral entre Zapatero y Merkel, prevista para el próximo 3 de febrero.

Aún queda mucho trabajo por hacer y 2011 será un año clave en este sentido. Ya no queda tiempo, España está en prórroga y llega el momento del ahora o nunca. La única duda es si la actual clase política estará o no a la altura de las circunstancias.

Manuel Llamas es jefe de Economía de Libertad Digital y miembro del Instituto Juan de Mariana.

ETA
La disparatada "objetividad" periodística
José Antonio Martínez-Abarca Libertad Digital 29 Diciembre 2010

En el periódico más vendido en mi pueblo se publicó hace unos pocos años (a Luis Carandell le atrapó la muerte cuando imagino que ya iba a fotocopiar la información para la edición aumentada de su Celtiberia Show o de Tus amigos no te olvidan, donde se recogían estas escabrosidades) y nada menos que en la segunda página, el reportaje sobre una atracción ferial que había decapitado por accidente a una niña. Vamos a escribirlo para víctimas de la "Logse": resultó la cabeza de la niña por un lado y el cuerpo por otro. Y se arrancaba el periódico, sin dejarse intimidar por los prejuicios: "personado rápidamente un médico del lugar, que examinó a la niña, sin embargo no pudo hacer nada para reanimarla". Sin embargo. Es lo que pasa por no llamar al doctor Frankenstein. Desde luego, el periódico no había faltado a la objetividad debida: la cabeza no había podido resucitarse pese a los infructuosos intentos y se pusiera como se pusiera la niña. Es la misma objetividad impecable que se ha gastado el prestigioso The Wall Street Journal en su último reportaje sobre ETA.

El diario económico llama a ETA "un grupo vasco" que "formula una oferta de paz", pese a que está considerado como terrorista por "Estados Unidos, España y la UE", "y ni uno más", se olvidaron añadir. Aquí debemos acudir al justamente famoso "sin embargo" de la niña decapitada en la prensa de mi pueblo, porque es la misma clase de reportaje fino. Ya se ve que la prensa española en provincias y la de la capital del mundo trabajan igual, y eso que no estamos en verano, con sus becarios y sus meritorios. Veamos lo del Journal. Estados Unidos, España y la UE, ellos sabrán por qué, consideran a ETA terrorista, pero eso no quiere decir nada, porque Corea del Norte no debe ser del mismo parecer; algunos estreñidos la consideran una banda mafiosa, sin embargo si acudimos al periodismo anglosajón que no adjetiva frívolamente y no contamina los textos con esas molestas especias latinas que aquí le ponemos, no se puede negar que es un "grupo vasco"; y un grupo vasco considerado por algunos "terrorista" que sin embargo "formula una oferta de paz", con tanta asepsia informativa como decir que Hitler era al extremo cariñoso con los pastores alemanes. ¿Quién puede reprochar a The Wall Street Journal el describir desapasionadamente las cosas, igual que aquel médico feriante trató de pegar una cabeza con su cuerpo dejando a un lado las ideas preconcebidas, inmovilistas, es decir, conservadoras?

Son las cosas del periodismo asumidamente objetivo: que siempre hace realismo, pero mágico. The Wall Street Journal, siguiendo al mullido estilo que ancestralmente ha cultivado la BBC, describe la "oferta de paz" de ETA como si fuera el manifiesto del jefe de los indios Seattle a favor del medio ambiente. Se le hace la tipografía agua anotando que los vascos hablan lenguas "prelatinas", y está a un minuto de afirmar que su tierra es sólo propiedad del viento, que dijo el otro. Es esa clase de periodismo de la superioridad moral donde los trocitos de todas las niñas explosionadas por ETA, pese a los intentos muy profesionales de los periodistas equidistantes, finalmente no pueden ser reanimados. Y mira que lo intentan.
abarca@libertaddigital.tv

2010
El año de los inocentes
Pablo Molina Libertad Digital 29 Diciembre 2010

2010 ha sido el año de la inocentada constante para un gran número de españoles, en realidad la inmensa mayoría, obligados a contemplar a una clase política que sigue encantada de haberse conocido y ajena a su grave responsabilidad en el deterioro alarmante de las condiciones de vida de sus compatriotas.

Por poner sólo unos pocos ejemplos a vuelapluma, Bibiana Aído es una inocentada con mechas, al igual que su colega y hoy superiora Leire Pajín; las pintorescas correrías de Zapatero en los foros internacionales, ora dormitando ora buscando su lugar para hacerse una foto, son inocentadas para solaz de la prensa extranjera; los sindicatos españoles son una panda de cachondos dedicada a embromar a los que financiamos sus francachelas; las elecciones catalanas han sido una coña de la que ha surgido un Gobierno capaz de hacer que olvidemos a su antecesor, el Gabinete autonómico más lamentable que ha padecido una región civilizada; y mientras toda esta tropa se divierte colgando muñequitos recortados en la chepa del contribuyente, la oposición se dedica a disfrutar del espectáculo esperando su turno, no en vano tiene en los lugares en que gobierna a varios equipos de bromistas que podrían disputarle el primer puesto a los sociatas, tradicionalmente los más atrevidos a la hora de reírse de los ciudadanos que han de sufrir sus atropellos.

Aquí las inocentadas se suceden a lo largo de todo el año porque ya es imposible concentrar tal volumen de mal gusto en tan sólo veinticuatro horas. Por eso, aunque el santoral católico conmemora hoy la matanza de niños llevada a cabo por Herodes el Grande, Rey de Judea con permiso de los romanos, nuestros políticos celebran a diario la efeméride utilizando especialmente a las nacientes generaciones de españoles. No degüellan a los varones, porque los gobiernos actuales son más civilizados y mucho más igualitarios que hace veinte siglos. Ahora simplemente abortan a la mitad, y a los que sobreviven les imponen un diezmo de unos treinta mil euros para que lo vayan pagando poco a poco durante su vida laboral.

Es normal, por tanto, que la tradición de incluir una noticia absurda en las portadas de la prensa o intercalada en los noticiarios televisivos cada 28 de diciembre se esté perdiendo. Con la tragedia estrambótica provocada por ZP de forma cotidiana nadie sería capaz de identificar una de estas inocentadas al vuelo. Excepto Rubalcaba, claro, pero es que él, de inocente tiene los justito.

Pablo Molina es miembro del Instituto Juan de Mariana.

Corrupción
Un principio muy catalán
José García Domínguez Libertad Digital 29 Diciembre 2010

Gregorio Morán suele llamar finales barceloneses a los de las historias, por lo general sórdidas, que acaban mal y no pasa absolutamente nada, nadie pregunta nada, nadie alega nada, nadie investiga nada y a las pocas semanas acaba uno por preguntarse si el asunto fue en verdad real o si la ficha que de él guarda la memoria constituye un recuerdo inventado; una falaz recreación literaria del inconsciente. Así la estampa de ese delincuente común (presunto hay que escribir), Lluís Prenafeta, ex recluso en libertad provisional bajo fianza de un millón de euros, desfilando pinturero sobre la noble alfombra roja que conducía al besamanos oficial del Muy Honorable Artur Mas. Escena estupefaciente que, huelga decirlo, no ha suscitado comentario reprobatorio alguno en la heroica prensa doméstica.

Imagínese a efectos análogos que el presidente Zapatero se hubiera hecho escoltar en su ceremonia de toma de posesión por Emilio Rodríguez Menéndez. En fin, cosas del Oasis. A la postre, el famoso hecho diferencial, coñas filológicas al margen, no consiste más que en la laxitud ética y estética para poder sobrellevar imágenes como la descrita sin sufrir arcadas. Repárese al respecto en que Typel, la que fuera sociedad familiar de los Prenafeta, resultó ser la única empresa donde ha trabajado el economista Artur Mas en toda su vida. Tras conducirla a la quiebra técnica siendo su director general, optaría por abandonar en mundo de los negocios y dedicarsea la política profesional.

Por aquel entonces el ínclito Prenafeta andaba asociado con Juan Piqué Vidal, letrado personal de Jordi Pujol en el caso Banca Catalana y lugarteniente del juez Estivill en la célebre banda de la toga que se ocupaba de extorsionar a directivos y grandes empresarios a cambio de "protección" dentro de las salas de vistas. Ya se sabe, Dios los cría y ellos se juntan. De ahí que Prenafeta acabase fundando la genuina sociovergencia junto a Macià Alavedra y el alcalde socialista de Santa Coloma, cierto Bartomeu Muñoz con quien comparte (presuntamente of course) cuentas secretas en la Isla de Jersey, amén de cargos por corrupción inmobiliaria y blanqueo de capitales en la Audiencia Nacional. Lo dicho, un final muy barcelonés. O lo que es lo mismo, un principio muy catalán.
José García Domínguez es uno de los autores del blog Heterodoxias.net.


******************* Sección "bilingüe" ***********************
Rubalcaba no sirve ni para desmentir a Otegi
EDITORIAL Libertad Digital 29 Diciembre 2010

Antes de entrar a valorar las declaraciones del proetarra Arnaldo Otegi en The Wall Street Journal, o los propios comentarios que de ellas ha hecho el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, no queremos dejar de lamentar y criticar que un diario del prestigio de este rotativo norteamericano haya dado cancha a un personaje tan siniestro como Otegi o que se haya referido a la banda terrorista y a sus chantajistas ofertas de abandono de la violencia en un titular que dice Grupo vasco hace oferta de paz.

Dicho esto, también exigimos a Interior que aclare de una vez si ha dado o no orden a Instituciones Penitenciarias para impedir que Otegi conceda entrevistas desde prisión. Lo decimos porque, ya con ocasión de su última entrevista en El País, Interior aseguró que ésta se llevó a cabo contrariando órdenes expresas de no permitirlas. Si es la segunda vez que se incumple esta real o falsa prohibición, ya es hora de saber quién es el incompetente o el cómplice al que habría que cesar en cualquiera de los dos casos.

En cuanto a lo declarado por el vocero de la banda, nada nuevo bajo el sol. No es novedoso que Otegi diga que "ETA está lista para dejar la violencia", ni que la organización terrorista está dispuesta a "dar garantías" del diálogo. Tampoco es novedoso que Otegi oculte que ese inadmisible "diálogo" entre un Estado y una banda terrorista no tiene por objetivo más que la consecución de los objetivos totalitarios y secesionistas por los que ETA ha venido asesinando y declarando treguas desde hace décadas. Lo que sería novedoso es que ETA hiciera un comunicado en el que pidiera perdón a sus victimas y anunciara su definitivo e incondicional abandono de las armas, y que el Gobierno le respondiera que, con independencia de la sinceridad o falsedad de dicho comunicado, el Estado de derecho no va a cejar en su empeño de que todos los que han practicado la violencia se sienten en el banquillo y cumplan íntegramente sus condenas.

La mejor forma de lograr que los etarras arrojen la toalla es garantizarles que el Estado jamás la va a arrojar. Pero plantearnos este escenario cuando la última noticia que tenemos de la banda es que tres miembros de ETA, encapuchados y armados, robaron la semana pasada en Lyon un coche y material para falsificar documentos, tarjetas de crédito y tarjetas de seguridad, son ganas de no querer ver la realidad.

En este sentido, no le falta razón al ministro del Interior al señalar que "si ETA está preparada para dejar la violencia, que la deje", pero que "el robo de material informático no es una tarjeta de visita que indique esa intención, sino la contraria". Tampoco le falta razón cuando dice que "décadas de hechos tremendos, asesinatos, por ejemplo, muchos, no se cierran con dos o tres declaraciones"

El problema está en que la supuesta firmeza de la que ahora hace gala Rubalcaba no es creíble. Fue él quien durante el infame "proceso de paz" quitó importancia u ocultó robos de armas o extorsiones a empresarios por parte de la banda. Y que Rubalcaba no nos hable ahora de la T-4, pues después de ese atentado en el que murieron dos personas, el Gobierno siguió negociando con la banda, teniéndolo a él como ministro de Interior. En realidad, el largo historial de mentiras de Rubalcaba, por no hablar de su responsabilidad política –si no resultase ser penal– en el soplo policial a ETA, le desacreditan de raíz como ministro del Interior.

Pide a ETA "hechos y no palabras" quien como Rubalcaba apoya una vigente resolución parlamentaria a favor del "final dialogado de la violencia", quien apoya la negativa a disolver los ayuntamientos en manos de los proetarras, quien se dedica a comprar supuestos arrepentimientos de presos etarras –no siempre con éxiton ofreciéndoles beneficios penitenciarios que les dejan a las puertas de la excarcelación. Rubalcaba ni siquiera ha dado todavía un listado de los etarras que están fuera de prisión con causas pendientes con la justicia. Queremos saber qué es lo que está haciendo el ministro del Interior para tratar que todos ellos –sin excepción– se sienten en el banquillo, incluido el interlocutor de su Gobierno, sanguinario etarra y prófugo de la justicia, Josu Ternera. Queremos pruebas de que el fin de ETA que planea el Gobierno no sigue radicando en debilitar la certeza del cumplimiento de las penas. Queremos, en definitiva, garantías de que las palabras de firmeza de Rubalcaba tienen más valor que sus burladas prohibiciones de que Otegi conceda entrevistas desde prisión.

Desarme definitivo
EDITORIAL El Correo 29 Diciembre 2010
La sociedad exige la desaparición de ETA sin condiciones ni dilaciones

La publicación de las declaraciones de Arnaldo Otegi a 'The Wall Street Journal' coincidió ayer con la visita a Euskadi del vicepresidente y ministro de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba. ETA por un lado y la izquierda abertzale por el suyo están protagonizando una ceremonia dilatoria de un final, el del terrorismo, que deben certificar inmediatamente y sin ambages.

Tal proceder responde a la necesidad que tienen de salvar su propio pasado a costa de la dignidad democrática de una sociedad que no está dispuesta a justificar retrospectivamente una trayectoria de crueldad extrema. De ahí que los dirigentes de la izquierda abertzale realcen constantemente el carácter unilateral de una decisión, que no llega, para desdecirse a continuación, como lo hace Otegi al emplazar al Gobierno para un proceso negociador.

Antes de que se haga público el anunciado comunicado de una «tregua permanente, unilateral y verificable» estos cuatro términos han quedado devaluados por su reiterado uso y, sobre todo, por las exigencias de una ciudadanía que únicamente saludaría satisfecha la definitiva disolución de ETA. Los portavoces de esta y de la izquierda abertzale experimentan un engreimiento particular cuando hablan para medios extranjeros. No solo porque así creen superar la barrera de una opinión pública vasca y española harta de escuchar su verborrea; también porque recrean el conflicto en términos absolutamente alejados de la inexorable condena histórica de su conducta.

Cuando Otegi afirma que «ETA está preparada para abandonar la violencia» no explica por qué no acaba de dar ese paso. Pero sobre todo trata de establecer una línea de continuidad entre la era terrorista y el devenir etarra, como si renunciar a las armas fuese una opción de conveniencia para los fines que persigue la izquierda abertzale. Como ayer dijo Rubalcaba, la sociedad exige a ETA su desaparición, lo que requeriría la asunción del irreversible daño causado.

Conllevancia
La catastrófica etapa del tripartito zapaterista ha dejado en Cataluña una herencia envenenada de desequilibrio
IGNACIO CAMACHO ABC 29 Diciembre 2010

LA única duda posible sobre el pacto fiscal catalán que pretende Artur Mas es si lo va a obtener de Zapatero o de Rajoy. Lograrlo lo va a lograr sí o sí, que diría José María del Nido —Del Niu según el flamante diputado Laporta—, en esta legislatura o más probablemente en la otra, porque a día de hoy no hay modo razonable de gobernar España sin el concurso de los nacionalistas y porque más vale que éstos sean los pragmáticos de CiU que los trasnochados aventureristas de ERC. Si las próximas elecciones no arrojan mayoría absoluta será inevitable que el ganador pacte con la minoría catalana, pero incluso si sale un triunfador hegemónico habrá de afrontar reformas de tal calibre que no le que quedará más remedio que buscar en Cataluña el mayor consenso posible. Mas, que procede de la escuela posibilista de Pujol, se ha asegurado un escenario basculante al dejar abierto el entendimiento provisional con los socialistas mientras espera la previsible llegada del PP. Y como tiene tarea prioritaria en recomponer el desastre del tripartito no parece urgido por las prisas; ha nombrado consejero de Hacienda a uno de los mejores economistas españoles y se dispone a pescar con palangre, que es una pesca selectiva de peces gordos.

La catastrófica etapa de Maragall y Montilla, es decir, el delirio identitario auspiciado por Zapatero, ha dejado en Cataluña una herencia envenenada presidida por un Estatuto soberanista y acompañada por un desafortunado clima de desafección política. El próximo presidente del Gobierno tendrá que partir de esa realidad para reconstruir el difícil anclaje de Cataluña en España, que es la verdadera clave de la llamada «cuestión nacional» —en el País Vasco no hay tanto un problema de soberanía como uno de terrorismo—, y tratar de estabilizar siquiera para otros 25 años la orteguiana conllevancia catalana, seriamente quebrada en los siete años de desequilibrada improvisación zapaterista. O se establece un período de mutua confianza responsable o el catalanismo transversal convergerá en una estrategia de «resistencia nacional» que puede poner en peligrosa tensión la cohesión española.

El nuevo gobierno convergente de Mas aparenta ser un interlocutor solvente más allá de sus concesiones retóricas a la melancolía del soberanismo. Es mucho más fiable que el tripartito; representa en conjunto a una burguesía moderada que encarna la tradición liberal que siempre ha modernizado España, y convendría no empujarlo con la confrontación hacia posiciones de máxima exigencia nacionalista en las que siempre puede enfeudarse con comodidad ideológica y política. Por su parte, el nuevo Honorable ha de comprender que Cataluña necesita reinventar el pujolismo para cerrar grietas con su sentido de la responsabilidad de Estado. La «transición catalana» que demanda tiene que empezar por la propia recomposición del «seny» perdido.

De plenitudes
Alfonso USSÍA La Razón 29 Diciembre 2010

Con la palabra y las ideas se puede aspirar a todo. En esa posibilidad se reúne una buena parte de lo que consideramos la libertad. El nuevo Presidente de la Generalidad de Cataluña, el señor Mas, es un hombre de palabras y de ideas, y por ello, digno de atención y respeto. En su toma de posesión, y asomado al balcón principal que se abre a la plaza de San Jaime, el señor Mas ha prometido al público allí congregado la «plenitud nacional». La promesa es una intención revestida de solemnidad, nunca una amenaza, y por ello, digna de atención y respeto. Se pondrá de moda la fórmula. En lugar de «independencia», a partir de ahora «plenitud nacional».

Ya están cambiando las pancartas para la próxima manifestación batasuna. «Plenitudoa nazionarra». No se dice así, pero sale cachondo. La «independentzia» no les ha servido de mucho, ni a los nacionalistas vascos ni a los catalanes. Pero se ha abierto una venta con la plenitud nacional de Mas. Carlos Cano, no el gran cantante, sino el estupendo poeta satírico y epigramático de la agonía del siglo Diecinueve, era amigo de un tal Blas que visitaba con frecuencia a la mujer de otro tal Mas, que nada tiene que ver con el nuevo Presidente de la Generalidad de Cataluña, pero da a entender lo difícil que resulta lograr plenitud. No sólo la plenitud nacional, sino la conyugal, infinitamente más modesta. Y escribió: «A la mujer de Mas, Blas/ la visita por demás,/ y según propios y ajenos,/ para la mujer de Mas/ lo de Mas es lo de menos».

Prometer plenitudes es tan honesto como arriesgado. Sobre todo, cuando la plenitud prometida significa irremediablemente el hurto de la plenitud de otros. El señor Mas afirma que Cataluña es una realidad y España un producto artificial. Le ruego al señor Mas que acepte mi desacuerdo. Cataluña es España, la Joya de la Corona, desde mucho antes que se estableciera la nación española como tal. Puede ser artificial la españolidad de Río Muni. Y prueba de ello es que ya no es España.

Pero Cataluña es más española que la espalda de una modelo de Romero de Torres. El Reino de Aragón, señor Mas, y de ahí su Señera. El Príncipe de Gerona, señor Mas, Heredero de la Corona de España. El Conde de Barcelona, señor Mas, el Rey de España. Y de los colores de la Señera del Reino de Aragón, aragonesa y catalana, valenciana y balear, el culto y napolitano Rey Don Carlos III, que Dios Guarde, el que pasó a la Historia como el mejor Alcalde de Madrid, escogió el diseño de la bandera de la Real Armada –la española–, que se convirtió poco después en la Bandera de España, es decir, la de todos, la de la plenitud nacional. Demasiadas coincidencias artificiales y artificiosas, señor Mas. Me satisface verlo custodiado por sus leales «Mossos D’Esquadra», que no son otros que los herederos de los leales Mozos de Escuadra creados por el Rey Don Felipe V, que Dios Guarde también, y al que ustedes no le tienen excesiva simpatía, que ya se sabe que la simpatía y la antipatía también son tesoros íntimos de la libertad.

Esperanza Aguirre, su homóloga de Madrid, fue preguntada en Cataluña por las razones del extraordinario crecimiento de la Comunidad madrileña. Y ella respondió sin titubear. «Porque allí nos dedicamos a trabajar y no perdemos el tiempo en bobadas identitarias». Para mí, señor Mas, que lo de la plenitud nacional es una bobada identitaria de gran dimensión y de consecución más improbable que complicada. Pero no se desanime. Para ello ya ha empezado a echar mano de sus enemigos naturales, los socialistas. Tanta elección y tanta murga para seguir gobernando con los mismos que han rechazado los catalanes. Por ese camino, cualquier plenitud es imposible, excepto la plenitud demencial.

LAS VÍCTIMAS RESPONDEN
 Minuto Digital 29 Diciembre 2010

La presidenta del principal colectivo de víctimas defiende que un terrorista “jamás debería tener espacio en los medios de comunicación” y lamenta que el ‘Wall Street Journal’ haya dedicado esta atención a Arnaldo Otegi, de quien recuerda que “es el portavoz de una banda terrorista que lleva más de 800 asesinatos y miles de heridos en su sangriento y macabro historial que dura ya cincuenta años”.

La presidenta de la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT), Ángeles Pedraza, ha remitido una carta al ‘Wall Street Journal’ en la que le reprocha la entrevista realizada al ex portavoz de la ilegalizada Batasuna, Arnaldo Otegi, y le recuerda que se trata de “un terrorista”, al tiempo que censura todo el lenguaje utilizado por el diario estadounidense al hablar sobre ETA.

Pedraza ha decidido remitir esta misiva al director del periódico tras la publicación de una entrevista realizada a Otegi, quien se encuentra en prisión desde octubre de 2009 cuando fue detenido por la Policía acusado de tratar de recomponer la cúpula de la ilegal Batasuna bajo la plataforma ‘Bateragune’ siguiendo las órdenes de ETA.

En este contexto, rechaza todo el lenguaje utilizado para hablar de la organización terrorista y recuerda que no se trata de un “grupo vasco” que hace “ofertas de paz”, sino que es “un grupo de desalmados asesinos” que sólo tiene el objetivo de volver a las instituciones y “financiar con dinero público sus crímenes terroristas”. “Ya es hora de que fuera de las fronteras españolas, los periodistas de todo el mundo empiece a llamarles por sus nombres: terroristas”, defiende.

La AVT sostiene que “no pueden darse armas a los violentos” y en este marco incluye también las entrevistas en medios de comunicación. “Este tipo de publicaciones sólo remarcan un gran desconocimiento de la realidad de España”, lamenta antes de insistir en que no existe ningún tipo de conflicto, guerra ni partes enfrentadas, sino que se trata de “unos asesinos que llevan más de 50 años matando, destrozando familias y humillando a las víctimas”.

Pedraza recuerda al ‘Wall Street Journal’ que ninguna banda terrorista ha tenido tantas oportunidades de dejar la violencia como las de ETA y advierte de que las víctimas ya están “cansadas” de falsas treguas y comunicados trampa que siempre terminan “asesinando a sangre fría”.

En la carta, recuerda al diario estadounidense los 829 muertos víctimas del terrorismo etarra y subraya que esta cifra desvela el número de “vidas arrancadas, familias destrozadas y un sufrimiento continuo”. “Corazones rotos por una banda de asesinos despiadados que nunca han pensado en las víctimas. Nunca han pedido perdón. Nunca se han arrepentido de sus actos. Más bien al contrario, muchos siguen vanagloriándose de ellos y del daño causado”, explica.

Pedraza concluye su carta reclamando la ayuda “de todos” para terminar con la “lacra” del terrorismo y reconociendo que las víctimas “necesitan” que los medios de comunicación de todo el mundo “rompan el macabro silencio que ETA ha pretendido instalar” y les ayuden a “reparar años de desagravios”.

A su juicio, esta es la única manera de conseguir los objetivos de “verdad, memoria, dignidad y justicia” para lograr el único final de ETA que consideran válido, aquel en el que haya vencedores y vencidos. “Una última petición: no vuelvan a darle voz ni a los asesinos ni a sus colaboradores”, finaliza la misiva la presidenta de la AVT.


 

Recortes de Prensa   Página Inicial