AGLI

Recortes de Prensa   Viernes 7  Enero 2011

 

Más allá de los partidos
CÉSAR ALONSO DE LOS RÍOS ABC 7 Enero 2011

Se hunde el PSOE. Lo dicen las encuestas y lo explican los comentaristas. Para algunos es la consecuencia de la crisis económica o, si se quiere, de la incapacidad que ha tenido el Gobierno de Zapatero para reconocerla y tratarla. Yo califiqué de haraquiri las medidas de ZP al congelar las pensiones. Ahora bien el arrasamiento del PP se está produciendo sin el liderazgo de una gran personalidad y sin la justificación de un programa agresivo e innovador. Más aún, se está dando la paradoja de que la cualidad que mejor define el cambio es la indefinición, tanto por lo que respecta al propio líder como a las de propuestas políticas del PP.

La dirección «popular» comparte con el PSOE ciertas soluciones socialdemocráticas, no se atreve a defender otras como la energía nuclear e, incluso, trata de compensar las agresiones que el PSOE ha hecho al Estado del Bienestar. Se diría que se deja arrastrar por la democracia de la opinión pública. Por todo esto no acabo de fiarme del sentido que tiene el proceso en marcha. Para mí lo deseable sería que el cataclismo del PSOE fuera el resultado de una confrontación y no del fracaso del sistema, del que también hablan las encuestas. Porque, según estas, el desprestigio está alcanzando de forma llamativa a los partidos y a los políticos. De derechas y de izquierdas. Y a las instituciones mismas.

Lo cual está llevando al fundado temor en un proceso de descomposición de la democracia a no ser que, como ha señalado Alain Minc, sepamos repensar esta por encima de la opinión pública, que es su más inmediata amenaza, y de esta manera, podamos superar «la borrachera democrática». Por lo demás, es irrelevante que los desenlaces electorales favorezcan a un partido o al otro, lo sean por arrasamiento o en términos de escaso margen. Lo realmente grave es que las direcciones de los partidos no tengan conciencia del peligro que supone la democracia de la opinión pública.

La pertinaz sequía
Solo el pasotismo establecido hace que el desmedido gasto público no produzca la ira ciudadana y genere efectos nada deseables
M. MARTÍN FERRAND ABC 7 Enero 2011

¿CÓMO es posible que Artur Mas, de cuya capacidad y dedicación políticas no cabe la menor duda, no advirtiera en sus muchos años de oposición en el Parlamento de Cataluña que, como ha dicho después de su toma de posesión, las arcas de la Generalitat estén vacías? El Congreso de los Diputados y sus diecisiete clones autonómicos se han convertido en escenarios en los que se representa una función sin argumento. De un lado, la partitocracia, reforzada por el sistema electoral vigente, convierte a los diputados, nacionales y autonómicos, en máquinas de votar y, de otro, lo que en esos templos diz que representativos ocurre y se manifiesta no es suficiente para que una oposición cabal, como la de CiU al tripartito, consiga esclarecer, ejercicio a ejercicio, la realidad de las cuentas públicas.

Tampoco deja de ser escandaloso el hecho de que esas cuentas que ahora sorprenden al presidente Mas no fueran precedidas por el conocimiento, y sus correspondientes efectos, del Ministerio de Hacienda ni por el Tribunal de Cuentas. Tenemos todas las instituciones y organismos, todas las oficinas y departamentos, del catálogo internacional de la función pública; pero, si juzgamos por los resultados, bastaría con unos pocos contables de los de visera y manguitos. Cualquiera que deba administrar fondos ajenos, especialmente si son de todos, debiera estar eficazmente controlado por los mecanismos que establece nuestro ordenamiento y que, al parecer, funcionan con retraso y precisión insuficiente. ¿No sería necesario que saltaran las alarmas en cuanto una administración —local, regional o nacional— sobrepasara los presupuestos autorizados que, dicho sea de paso, no son una estimación del gasto; sino una ley que obliga a su cumplimiento y debiera, aunque no lo haga, sancionar a quienes la incumplen?

En los tiempos de Franco, por no remontarnos a etapas anteriores en las que, en esta materia, pasaban cosas muy parecidas, todo se justificaba por la incuria secular y la pertinaz sequía. El pasado y las circunstancias adversas. Seguimos, con un mero cambio de protagonistas, en la justificación retrospectiva y coyuntural.

Sería cosa de olvidar tan mala y fea costumbre nacional y buscar métodos más eficaces y solventes, capaces de germinar en los ciudadanía una confianza en el sistema y en sus métodos que hoy no existe. Solo el pasotismo establecido, unido a la peregrina idea de que «el dinero público no es de nadie», según la doctrina de una de las estrellas de la paridad socialista, hace que el desmedido gasto público no produzca la ira ciudadana y genere efectos nada deseables.

Rajoy se siente presidente, pero que tenga cuidado
Francisco Rubiales Periodista Digital 7 Enero 2011

Mariano Rajoy ya se siente presidente del gobierno y, lleno de confianza, ha ganado seguridad y hasta ha cambiado el contenido de su discurso. Se siente tan fuerte que le ha dicho "No" a Álvarez Cascos y ha afirmado que le dá igual quien sea el candidato socialista en la próxima contienda electoral. Sin embargo, debería tener mucho cuidado porque su previsible victoria es frágil e insegura. Hay dos razones principales que justifican la cautela: la primera es que su futura víctoria se debe más al mal gobierno de Zapatero, su adversario, que a los méritos propios, lo que significa que está cogida con alfileres; la segunda es que el socialismo de Zapatero, como toda fiera herida, es peligroso y todavía puede producir conmociones y traumas que cambien la frágil voluntad del electorado.

Rajoy y los populares pueden cosechar una victoria aplastante e histórica sin que hayan sabido despertar la confianza y el entusiasmo del electotrado español, muchos de cuyos miembros se disponen a votar a la derecha sólo para castigar al odioso y nefasto Zapatero, sin entusiasmo y, en algunos casos, con la nariz tapada. Que nadie olvide que la valoración de Rajoy en las encuestas es similar a la de Zapatero, de claro suspenso.

Esa paradoja convierte la más que probable victoria de la derecha en altamente frágil porque no está fundada en el entusiasmo ni en la confianza de los ciudadanos, sino en el rechazo a un socialismo que, bajo el mando de Zapatero, ha exhibido todas sus miserias, carencias, arbitrariedades y corrupciones.

Los españoles que hoy se resignan a votar al PP para castigar al lamentable socialismo se irían en masa hacia una nueva oferta electoral, si surgira, sólo con que prometiera regeneración y decencia democrática, algo que el PP, un partido que se parece demasiado al PSOE en su amor por la partitocracia, en su desprecio al ciudadano y en su fácil convivencia con la corrupción, ni siquiera se atreve a mencionar.

Otro riesgo que se alza en el horizonte y que podría frustrar la vistoria frágil de Rajoy es que España sufra, como ya ocurrió en vísperas de las elecciones del año 2004, un trauma o una tragedia que cambien el voto. Los atentados terroristas de Atocha, tres días antes de las elecciones del 2004, cambiaron los pronósticos y dieron la victoria, de manera sorpresiva, al PSOE ¿Quién puede afirmar que no ocurrirán traumas similares en vísperas de las próximas elecciones, suficientes para que los ciudadanos, otra vez llenos de miedo, arropen esta vez al gobierno?

Hay muchas posibilidades y opciones. Hay quien teme un atentado terrorista atroz y los hay que vaticinan una situación prebélica con Marruecos, que provoque la unión de los ciudadanos con su gobierno, con movilización de fuerzas militares incluídas y hasta algunas escaramuzas contra las ciudades de Ceuta y Melilla. También hay expertos que esperan que surjan muchos casos de corrupción que impliquen al PP en vísperas de las próximas elecciones o que ETA firme la paz definitiva pocos días antes de que las urnas se abran. Por último, hasta hay quien piensa en un gobierno de salvación, impulsado por la Monarquía, si se produjera un drama económico insoportable y un traumático rescate de la economía española por parte de la Unión Europea y del Fondo Monetario Internacional.

Cualquiera de esos dramas y algunas que otras trampas y triquiñuelas podrían frustrar la débil apuesta política de un PP que ha sido incapaz de ganarse la adhesión y la confianza de los españoles con un programa de reformas claras y con una apuesta decidida por la regeneración y por la verdadera demcoracia.

Que nadie olvide factores que son importantes, que podrían llegar a ser decisivos y que juegan a favor del PSOE, entre los que cabe mencionar los siguientes: la amistad del PSOE con el maquiavélico reino de Marruecos, que ya ha expresado su temor a que en España pueda ganar el PP las próximas elecciones; el terror de los nacionalistas extremos, todos ellos "amigos" de un Zapatero que los ha colmado de dinero y de poder, incluyendo a CIU, que ya ha expresado su temor a que el PP obtenga mayoría absoluta en las próximas elecciones; la alianza del socialismo con unos sindicatos que podrían sembrar el caos en España para prestar un valioso "servicio" a sus amigos del PSOE; la eficacia de la maquinaria de propaganda del PSOE, el único departamento de ese partido que ha funcionado durante la lamentable y triste legislatura actual; las buenas relaciones del socialismo con una parte importante de ETA y de su entorno; las magníficas relaciones del PSOE con el gran empresariado español; la amistad que une al rey Juan Carlos con Zapatero y la siempre buena convivencia de la Corona española con el PSOE; y, por último, la presencia de un socialista maniobrero, con mucha información y pocos escrúpulos, como Pérez Rubalcaba, en la cúspide del poder político español.

Voto en Blanco

Zapatero
Cuánta fatuidad
Emilio Campmany Libertad Digital 7 Enero 2011

Antes, en España, cada día tenía su afán. Ahora, gracias a la crisis, cada jornada tiene siempre el mismo, sobrevivir. Lo que varían de un día a otro, pues, ya no son los afanes, sino las melonadas del presidente. Cada día tiene la suya. A veces, descansa los fines de semana. Pero si el domingo hay mitin de pañuelo y bocadillo, de esos en que los liberados de la UGT se dirigen a él en autobús cantando El himno de Riego, entonces también hay patochada dominical.

La última del presidente es homérica, como diría Michaleen Flynn, el casamentero de El hombre tranquilo. Tras ser preguntado sobre si su decisión acerca de volver o no a presentarse depende de los resultados de las autonómicas y municipales de mayo, ese gran estadista que es Zapatero, siempre navegando por encima de las turbulencias de la política rastrera de patio de vecindad, ha dicho: "Se puede usted imaginar que éste no es un tema que dependa de circunstancias, sino de las convicciones". ¡Toma higos Pepa, que se agusanan! Carlos Herrera se debió quedar "cuajao" al oír la respuesta. Es como si alguien pregunta a un joven si, habida cuenta de la pelea que ha tenido con su novia, se casará con ella la próxima primavera y el otro le contesta que, cómo muy bien puede comprender, eso no depende de las circunstancias, sino de las convicciones.

Me gustaría saber de qué convicciones va a hacer depender este fatuo personaje una decisión que, para empezar, no es sólo suya, y, después, ha de basarse necesariamente en las circunstancias. De las convicciones puede depender hacerse socialista, afiliarse al PSOE, incluso respaldar a aquel candidato que mejor defienda las que uno tiene. Pero presentarse uno a tal o cual puesto político sólo depende de dos cosas, que uno quiera y que los demás en el partido le dejen. Para eso no hace falta más convicción que estar seguro de que uno quiere ser o, en este caso, seguir siendo presidente.

Es increíble la capacidad creativa de Zapatero en este campo de las respuestas solemnes y vacías a cuestiones concretas y determinadas. Uno le pregunta si va a subir los impuestos y él responde que hay que ser leales con la sociedad. Otro le demanda que aclare si va subir la edad de jubilación y él contesta que gobernar es un ejercicio de responsabilidad. En este plan, puede estarse días, meses y años. Lo imagino en su casa, preguntado por Sonsoles si, a pesar del dolor de tripa, tomará cafe, contestándole que ya puede comprender ella que una decisión así no puede depender de una circunstancia tan trivial como una leve enfermedad estomacal y que habrá de hacerlo de las convicciones más profundas. Sonsoles, que lo conoce bien, insistirá y preguntará si eso quiere decir que sí o que no.

Es muy sorprendente que los socialistas se estén dejando dirigir por este personaje hasta el abismo para, entre mayo de 2011 y marzo de 2012, caer todos fulminados como esos pajaritos de Arkansas, una bandada de turpiales y estorninos que, como si hubieran estado dirigidos por un Zapaterito alado, volaron desorientados durante la noche, se estamparon contra las casas y cayeron sin vida al suelo.

La metáfora parece apropiada. Lo inquietante es preguntarse si los pajaritos son sólo los socialistas o si sería más propio entender que somos todos los españoles. Zapatero contestaría que eso depende, no de las circunstancias, sino de las convicciones.

Zapatero
Circunstancia y convicción
Agapito Maestre Libertad Digital 7 Enero 2011

Me han llamado la atención las declaraciones de Zapatero en Onda Cero. Dijo cosas nuevas, sugirió otras relevantes y amenazó con persistir hasta el final de su mandato. Sacó musculatura política contra la oposición y contra los jefecillos territoriales del PSOE. Quiso dejar claro que la política es la utilización de la violencia legítima y él la utilizará hasta el final. No dio grandes titulares, pero eso, ciertamente, no es tanto un problema suyo como del medio y de los lectores de sus palabras. A pesar de todo, Zapatero no está tan muerto como creen sus adversarios. Quizá su pacto con Rubalcaba para administrar tanta inmundicia y miseria económica permita al titular de Interior ser el candidato del PSOE para las generales, pero, de momento, Zapatero se lo va a poner difícil al PP.

Por encima de todo, quiso dejar claro que él es el único que manda en el Estado, en el PSOE y, casi, en la Oposición, pues que la lección de "democracia barata" que le dio a Rajoy por lo de Álvarez Cascos sonaba a cachondeo. Por supuesto, no dejó de recordar a sus sucesores, y en eso tiene toda la razón, que su "legitimidad", la legitimidad que él tuvo que ganar en el 35º Congreso Federal de su partido no será fácil para el que venga. Por supuesto, Zapatero olvida que la legitimidad de origen de un político tiene que ser revalidada constantemente con acciones que, por supuesto, van más allá de ganar elecciones.

A Zapatero, sin embargo, la legitimidad de ejercicio no le importa nada; quizá, por eso, declara con una absoluta carencia de vergüenza y responsabilidad democrática que "no contemplo las circunstancias sino mis convicciones para presentarme a las próximas elecciones". He ahí la quintaesencia de su irresponsabilidad política. Zapatero nada tiene que ver con los políticos responsables que evalúan las circunstancias, las posibilidades, en fin, la vida política que restarían a sus ciudadanos con su presencia en la vida pública. Zapatero no entiende que las agencias nacionales de socialización política lo responsabilicen de la tragedia económica e institucional que vive España. Tampoco le presta atención a que los mercados internacionales lo consideren causante directo de la carencia de fiabilidad de la economía española en el mundo. Menos aún se hace eco de las encuestas que lo consideran uno de los políticos peor valorados de la historia democrática.

Zapatero se pasa todas esas circunstancias, en realidad, todas esas posibilidades que nos vienen impuestas por la actual vida política, por el arco de triunfo y, sencillamente, nos dice que ya verá si se presenta o no a las próximas elecciones, obviamente, en función de sus "convicciones", que no pueden interpretarse de otro modo, conociendo un poco al personaje, que no sea sus intereses más particulares y mezquinos. En fin, Zapatero jamás esgrimirá el pensamiento de Ortega y Gasset: "Yo soy yo y mis circunstancias, y si no las salvo a ellas no me salvo yo". Por otro lado, tampoco suscribiría la ética de la responsabilidad, al margen de las convicciones, que exigía Weber para los políticos profesionales.

Rajoy
El mantra de la economía
Humberto Vadillo Libertad Digital 7 Enero 2011

La constante repetición de un mantra concentra poderosamente la mente de quien lo pronuncia creando cambios interiores y exteriores. La constante repetición por los líderes del Partido Popular del sugerente mantra "economía y nada más" ha producido ya efectos en la realidad política española y amenaza con seguir produciéndolos. No todos son positivos.

El primer efecto de la repetición de un mantra, de cualquier mantra, es narcótico. Para quien lo pronuncia y para quien lo escucha. La sociedad española, sumergida hasta la barbilla en una profundísima crisis económica corre el riesgo de quedar ciega a la no menos profunda crisis social e institucional que acompaña a ésta. Del mismo modo, un PP centrado exclusivamente en la economía está aceptando para sí y de buen grado el papel de mero técnico en reparaciones económicas, plantado a la puerta de la Moncloa con una enorme sonrisa y una no menos grande caja de herramientas, dispuesto a arreglar el estropicio dejado por dos legislaturas de zapatérica inepcia pero igualmente dispuesto a no tocar los desgarrones que en la fábrica social y en la institucional ha dejado Zapatero.

La gran ventaja que los arúspices genoveses encuentran en esta estrategia es que el adormecimiento podría transmitirse a los votantes de izquierda, que, afectados también al cabo por la crisis económica, aceptarían así a un Partido Popular explícitamente tecnocrático dispuesto a sacarnos de esta crisis económica pero también tácitamente comprometidos a no tocar ni uno sólo de los que ellos perciben como "avances sociales de Zapatero".

Y no digo yo que la estrategia sea mala. Lo que digo es que lleva en su interior dos semillas igualmente ponzoñosas esperando germinar. La primera aquí y ahora es la de la inacción. Al menos diez millones de españoles ven en el Partido Popular el partido que ha de representarles políticamente y esperan que defienda su visión de la sociedad y del mundo. Un PP concentrado exclusivamente en la economía con dejación de todo lo demás está privando a media sociedad española de referente político. La minuciosa vileza de Zapatero ha restado importancia electoral a esta cuestión pero ni un ápice de importancia política. Es razonable y aun imprescindible preguntar a Rajoy qué es lo que piensa hacer, en caso de llegar al Gobierno, con la ley del aborto, con el matrimonio homosexual, con la Educación para la Ciudadanía y también con el Estatut o ante la insumisión a la ley que anuncia ya Artur Mas. Es aceptable un cierto grado de indefinición en los programas electorales con los que los partidos se presentan a las elecciones, no creo que lo sea tanto que debamos aceptar que las elecciones se conviertan en una rifa tumultuaria con paquete sorpresa.

El segundo problema que plantea esta estrategia ocurrirá después de una hipotética victoria electoral del Partido Popular. Una victoria que nadie desea más que yo. Un Rajoy presidente elegido con una plataforma exclusivamente económica se vería doblemente imposibilitado para hacer las reformas no-económicas pero que nuestro país necesita tanto como las económicas. Rajoy está día a día proponiendo un pacto tácito a la izquierda española: "dejadme gobernar y sólo tocaré la economía". Un Gobierno de Rajoy habrá de enfrentar a todas la organizaciones de frente del PSOE: sindicatos, artistas y cejijuntos varios encontrarán, de súbito, la energía galvanizante que les ha faltado contra Zapatero. Pero ocurre que las reformas sociales de Zapatero no son inocentes sino que pretenden anclar para siempre España, o lo que de ella quede, en un izquierdismo entre mejicano y sesentayochista que garantizaría triunfo tras triunfo electoral al PSOE. Salvo catástrofe; léase crisis económica. Zapatero se ha esmerado y ha conseguido en buena medida que la sociedad española, jamás excesivamente combativa por sus libertades, se haya tendido blandamente en el lecho mientras trabaja sin descanso un Procusto con carné.

Si Rajoy no revisa, y dispondrá de pocos meses para hacerlo, las leyes claves del socialismo correrá el riesgo paradójico de convertirse en el mejor albacea de José Luis Rodríguez Zapatero.

Cascos
Asturias, poder querido
Antonio Robles Libertad Digital 7 Enero 2011

Le he escuchado en la entrevista de Carlos Herrera. Le he leído en carta dirigida a Mariano Rajoy. Dicen y cuentan. Está en boca de todos quien lo fue todo en el PP. Álvarez Cascos no hace sangre, pero desvela la maquinaria implacable de la dirección nacional de su ex partido. Una cúpula al servicio del poder de la propia cúpula y sus adláteres regionales. Tiene razón Álvarez Cascos cuando denuncia el impresentable comportamiento de sus adversarios políticos en Asturias y aún con más razón cuando denuncia a la dirección nacional del PP por ampararlos. La demostración palpable de que las normas estatutarias están al servicio del caciquismo burocrático de la cúpula dirigente. Nulo respeto a la democracia, burla a las normas estatutarias, incluido el "Comité Nacional de Derechos y Garantías", que en lugar de atajar el abuso de poder, lo ampara.

Sabe de lo que se queja, habla con acierto porque él mismo utilizó el aparato para aplastar cualquier atisbo de democracia interna cuando era secretario general del PP con Aznar. Rara coherencia. Se lo recuerda Alejo Vidal-Quadras en su blog con la cadencia de quien saborea la venganza contra quien le defenestró en Cataluña sin más cálculo que el poder.

No es nada nuevo ni privativo del PP la falta de democracia interna de los partidos. El mal está enraizado en todos y sus consecuencias son letales para la democracia misma. Ella es la causa directa de la corrupción política. Hay corrupción porque la existencia de cúpulas oligárquicas cohesionadas por la adhesión incondicional al grupo alimenta el corporatismo y la impunidad. A falta de contraste y dialéctica política crece el amiguismo, el mangoneo, el nepotismo y la arbitrariedad. Las normas sólo sirven para aplicarlas a los militantes excluidos del perímetro del poder. Esta rancia manera de dirigir los partidos, siendo indeseable, no es la peor de todas, la más impresentable es la de los partidos que dicen nacer para combatirla, servirse de los réditos que da la apuesta por la regeneración democrática y actuar en la práctica con idéntico caciquismo.

Hasta aquí la aportación de Álvarez Cascos a las buenas prácticas en política. Las razones que le han llevado a quejarse ahora de esa deficiencia democrática y a embarcarse en una aventura política no pueden ser más deplorables. Como un nacionalista más, pretende recuperar el poder perdido a costa de explotar agravios de su "pequeño y alejado país". Por eso quiere "recuperar el orgullo de ser asturiano" y "construir una nueva Asturias". La misma jerga, el mismo victimismo de los nacionalistas que hoy exigen soberanía. Envuelto en una atmósfera romántica repite compulsivamente la palabra Asturias. Ese camino se sabe cómo empieza... nunca dónde nos lleva. Pero de lo que no hay duda es de que ese camino es la coartada para todo aquel que hoy día quiera medrar en política y vivir a costa del erario público.

Una vez más, la política es una cloaca donde los ideales y el servicio al bien común del Estado son una disculpa, no una finalidad. Al final, ese hombre de partido nacional que parecía Cascos, sólo lo parecía. Detrás de la fachada, aparece un tiburón más de la política que, con tal de llegar al poder, no duda en excitar las emociones localistas, aún a costa de socavar España. Asturias, patria querida, ese himno que lo cantan todos los españoles cuando van por el tercer vino, Cascos lo quiere convertir ahora en orgullo nacional de Asturias. Exigencias del poder, diría un cinéfilo.

Frente a la violencia radical: todos a una y desde ahora
Roberto Blanco Valdés La Voz 7 Enero 2011

Los últimos atentados del independentismo radical contra locales socialistas, como los dirigidos antes contra locales del PP, empresarios, jueces, profesores de universidad o periodistas, ponen de relieve la gravedad de un fenómeno que sería una auténtica irresponsabilidad desconocer: que en este país pacífico, donde un peculiar sentido del humor ayuda incluso a ablandar las más duras controversias, hay un grupo de personas que han decidido romper la regla de juego esencial de cualquier sistema democrático.

Y es que en democracia cabe todo menos la falta de respeto a los derechos de los otros y, entre ellos, al más fundamental de esos derechos: el que todos tenemos a que nadie ponga en riesgo nuestra seguridad como un medio para coartar nuestras libertades.

Los radicales dispuestos a utilizar la violencia contra los que no piensan como ellos son, al parecer, en Galicia, apenas un puñado de jóvenes que no acaban de entender que aquellos contra los que atentan son una parte esencial de este país: los socialistas, por ejemplo, víctimas de los últimos ataques, representan desde hace tres décadas a cientos de miles de gallegos, y sin ellos y su trabajo, Galicia sería sencillamente incomprensible.

Sabemos, sin embargo, por la larga y dolorosísima experiencia vasca, que la violencia radical debe ser detenida a tiempo, antes de que se instale de un modo en que comienza a tener difícil marcha atrás. Por eso, más allá de la labor que corresponde en exclusiva a la policía y a los jueces, este es el momento de que todos los sectores de nuestra sociedad digan en voz bien alta que nada puede justificar que alguien sea objeto de un ataque contra su seguridad y libertad.

Hay que decirlo hoy, y no mañana ni pasado. Y aunque todos tenemos la obligación de deslegitimar de un modo absoluto cualquier brote de violencia, ese compromiso cívico atañe de forma muy especial al mundo nacionalista, no porque existan dudas -que no existen- de que el nacionalismo democrático gallego sea connivente con la violencia radical, sino porque las condenas del nacionalismo -de sus partidos, organizaciones sociales, intelectuales e instituciones donde estos ejercen su labor- serán las que más posibilidad tendrán de golpear la conciencia de los que aún dudan entre la política pacífica y democrática y la pólvora y la bombona de butano.

La palabra firme y serena de los que hoy, más que nadie, tienen la obligación de decir «¡basta!» y «¡ya está bien!», resulta ahora indispensable para evitar que en Galicia llegue a cronificarse un fenómeno de violencia que arruinaría la parte más fundamental del patrimonio común de este país: la convivencia democrática y pacífica de la inmensa mayoría de los habitantes de Galicia.

Terrorismo disfrazado
Editorial www.gaceta.es 7 Enero 2011

La derrota política de ETA en todos los terrenos no ha resultado equivalente, por desgracia, a una completa desaparición de los sectores sociales del País Vasco que han venido dando amparo y cobertura a los crímenes etarras, a los fines que estos han proclamado y, aunque con menor intensidad, a los medios criminales de los que se han servido. Grandes sectores de la sociedad vasca han sido pasmosamente insensibles al dolor de las víctimas, a la injusticia de las acciones, al terror de los procedimientos que ha empleado ETA.

Cuando la violencia parece acercarse a su final se debería procurar que esos sectores no se crezcan en sus demandas, como sin duda lo habrían hecho de haber obtenido alguna clase de victoria. Su actuación trata, precisamente, de simular el éxito que no han logrado, pero si las fuerzas democráticas se dejan engañar sería posible que acabasen consiguiendo alguna de las cosas que pretendieron arrancar violentamente. El Estado está obligado, en este punto, a ser ejemplar, a demostrar que la violencia no puede obtener premio alguno, a sostener con toda firmeza que las condenas emitidas por tribunales independientes y con plenitud de garantías procesales se deben cumplir, y a no consentir que sectores próximos a los aparatos políticos de ETA hagan pasar como actividad política ordinaria lo que no sería sino una nueva forma de delinquir, el enaltecimiento del terrorismo.

Para el próximo sábado está convocada, como ya sucedió el año pasado, una manifestación de apoyo a los presos de ETA, una manifestación que, en pura lógica política, debería ser declarada ilegal por los tribunales, como lo fue hace un año, aunque diversas fuerzas cercanas a los terroristas consiguieran finalmente que se celebrase haciendo uso de variopintas argucias. Una serie de asociaciones cívicas como Voces contra el Terrorismo, la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT), y Dignidad y Justicia se ha dirigido ya al juez de guardia para obtener la suspensión legal de la marcha prevista.

La habilidad de los sectores cercanos a ETA para encontrar resquicios que les permitan burlarse de la democracia tiene, con todo, un aspecto positivo, a saber, que hace patente cómo la democracia cuida las formas, pero tiene también consecuencias muy dolorosas, como lo son, sin duda, que los partidarios de los asesinos puedan pisotear al aire libre el dolor y el recuerdo de las víctimas que los terroristas han sacrificado de la manera más insensible y cruel. Hay que poner fin a esta clase de martingalas que pueden llegar a crear algo más grave que la confusión y el escarnio, a abrir una puerta falsa pero efectiva a los objetivos políticos de los terroristas. No se trata ya de que haya una sanción social contra quienes muestran tan escasa capacidad de distinguir entre víctimas y verdugos, sino de que existan instrumentos legales que permitan evitar estas parodias, que traten de impedir que los secuaces de los etarras manipulen a la opinión y progresen en su propaganda implicando a figuras que deberían saber mantenerse al margen, como esos jugadores de la Real Sociedad que se han unido a los convocantes. Los totalitarios nunca han tenido respeto ninguno ni por la libertad ni por la autonomía y la independencia de las instituciones, y no van a cambiar ahora. Pero, puesto que les conocemos bien, tendríamos que imaginar formas de evitar que sigan celebrando en la calle actos que solo merecen la repulsa y el dolor de todas las personas de bien.

Vuelve el Sahara
Los marroquíes han convencido al Ejecutivo de Zapatero de que los terroristas de Al Qaida en el Magreb están cada vez más activos en el Sahara
LUIS AYLLÓN ABC 7 Enero 2011

El comienzo del año vuelve a traer a la actualidad el Sahara, una especie de pesadilla para el Gobierno español y singularmente para su ministra de Asuntos Exteriores, obligada a lidiar con la crisis desde su llegada al cargo. Aquella Trinidad Jiménez que se dejaba ver en primera línea de las marchas prosaharauis hoy hace equilibrios para no molestar a Marruecos, alegando que están en juego cosas muy importantes para España.

Los marroquíes han convencido al Ejecutivo de Zapatero de que los terroristas de Al Qaida en el Magreb están cada vez más activos en el Sahara. En esa dirección apunta la última noticia difundida por Rabat de que una supuesta red terrorista escondía un gran arsenal de armas en el oasis de Amgala, que se halla en la zona denominada por el Frente Polisario como «territorio liberado». Los polisarios lo niegan. ¿A quién creer?

Lo cierto es que Marruecos sigue actuando con más pasión que cabeza en los asuntos de la antigua colonia española. Su obstinación en no permitir que la prensa desarrolle libremente su tarea en el Sahara, no hace más que levantar dudas sobre sus versiones oficiales, como se vio en el desmantelamiento del campamento de Gdeim Izik.

El Gobierno español, que tan buena relación dice tener con Marruecos, debería hacer ver a sus autoridades que ha pasado suficiente tiempo como para que la anunciada investigación de la Fiscalía sobre lo ocurrido allí fuera conocida ya por todo el mundo. Salvo que no se esté investigando nada, como se temen los grupos defensores de los derechos humanos.

Algunos de estos denuncian una reciente oleada de detenciones y hostigamiento a saharauis en relación con aquellos sucesos. Y para colmo, un grupo de 16 saharauis llega a España en patera, pidiendo asilo político y abriendo así un nuevo frente de preocupación para Trinidad Jiménez.

208 días sin que se haya formado Ejecutivo
Bélgica bate el récord europeo de desgobierno
María Ramírez (corresponsal) | Bruselas El Mundo 7 Enero 2011

Bélgica bate hoy un nuevo récord europeo de inestabilidad al cumplir 208 días sin formar Gobierno, ni tan siquiera acercarse, y se encamina a igualar la marca mundial que tiene Irak. Sin guerra civil, pero enzarzadazos en una batalla entre grupos lingüísticos por competencias locales, los belgas empiezan un difícil 2011 con un Ejecutivo en funciones.

Desde las elecciones del pasado 13 de junio anticipadas después de tres años de conflictos regionales-, los partidos neerlandófonos y francófonos del dividido país donde no existen ni grupos políticos ni prensa nacional apenas han aunado posiciones. Los independentistas flamencos de Bart de Wever consiguieron el número más alto de escaños, pero tampoco lideran ya las charlas para formar una coalición.

Las negociaciones entre los siete partidos implicados (casi todo el espectro ideológico y lingüístico) están paradas desde octubre y el último intento de retomar las charlas fracasó este jueves. Los dos principales partidos flamencos, los independentistas del N-VA y los democristianos nacionalistas, rechazaron un documento de mínimos para volver a sentarse para tratar el futuro Estado belga.

El último mediador, Johan Vande Lanotte, presentó su dimisión y el rey Alberto II tendrá que encontrar ahora un sustituto o inventarse un nuevo cargo (desde junio, a la espera de un primer ministro, ha elegido un pre-formador de Gobierno, un formador, un clarificador y un conciliador).

Vande Lanotte se va desesperanzado, como sus predecesores. "Puedes llevar un caballo al agua, pero no puedes obligarlo a beberla", dijo lacónico, citando en inglés un viejo dicho.
Momento delicado

Bélgica ya ha igualado el récord europeo del caos institucional de Países Bajos, que en 1977 tardó 208 días en decidir la formación de un Gobierno, y se encamina a tocar la marca de Irak el 30 de marzo, cuando habrá cumplido los 298 días sin nuevo Ejecutivo. En realidad, el todavía primer ministro en funciones Yves Leterme tardó aún más, nueve meses, en formar una coalición tras su victoria en 2007, pero entonces Bélgica optó por un Gobierno de transición para resistir.

El trance llega en un momento delicado para cualquier país de la zona euro y más para un Estado como el belga cuya deuda pública ronda el 100% y que ya ha sufrido varias bajadas de la percepción de su riesgo por parte de las agencias de calificación. El interés del bono a diez años del Tesoro subió el jueves bajo la presión de la inestabilidad política. El Estado belga ya está obligado a pagar más del 4% a los inversores (frente a menos del 3% alemán y al 5,4% español).

Antes de formar Gobierno, los partidos intentan la ardua tarea de reformar el Estado federal para descentralizarlo aún más. El documento de Vande Lanotte incluía la cesión a las regiones del 26% del impuesto de la renta, así como un nuevo esquema de financiación para la región de Bruselas y la escisión del distrito electoral de la periferia de la capital, el único punto del país donde se cruzan, con dificultades, francófonos y neerlandófonos.

El centro de la discusión es cómo segregar el distrito Bruselas-Hal-Vilvorde (BHV) y quitarles el voto o la interpretación a su lengua a 130.000 francófonos que viven en esta zona que está geográficamente en la neerlandófona Flandes, aunque quede marcada por la dominancia del francés en Bruselas.

Los neerlandófonos luchan desde hace una década por acabar con lo que consideran un privilegio. Según el texto propuesto, unas 70.000 personas seguirían teniendo derecho a pedir ayuda lingüística como minoría, pero sólo en seis pueblos en los alrededores flamencos de Bruselas.

El Gobierno reparte 350.000 euros entre quienes adulen su gestión al frente de la UE
Exteriores podría ampliar indefinidamente esa cantidad. Se premiarán también "acciones de comunicación" que exalten logros de la "Presidencia en Trío" de 2011.
Santiago Mata. Madrid www.gaceta.es 7 Enero 2011

El Boletín Oficial de Estado publicó el lunes una resolución del Ministerio de Exteriores, fechada el 23 de diciembre, por la que se convocan subvenciones por valor de 350.000 euros para “acciones de comunicación y actividades divulgativas” que elogien los logros de la Presidencia española de la UE (enero a junio de 2010) y de “la Presidencia en Trío” ejercida por España, Bélgica y Hungría hasta mediados de 2011. El límite de la subvención es “ampliable” hasta una cantidad no especificada.

Acontecimiento
El 3 de junio de 2009, cuando la hoy ministra de Sanidad era secretaria de Organización del PSOE, Leire Pajín sugirió “que estén atentos al próximo acontecimiento histórico que se producirá en nuestro planeta. La coincidencia en breve de dos liderazgos progresistas a ambos lados del Atlántico: la presidencia de Obama en Estados Unidos y la Presidencia de Zapatero en la Unión Europea”.

La coincidencia se dio, pero según el resumen que el 2 de julio de 2010 publicó el diario progresista francés Libération, fue precisamente Obama quien, airado por la mala actitud de Zapatero ante las reformas que se le exigían, suspendió la cumbre EE UU-UE prevista para mayo, provocando así “un revés del que Madrid todavía no se ha recuperado”.

Nunca es tarde si la propaganda es suficiente, y así el ministerio de Trinidad Jiménez ha decidido lavar a posteriori la imagen de la Presidencia española de la UE.

Por si a los candidatos a beneficiarse de las subvenciones de Exteriores les falta imaginación, y desde luego a falta de elogios procedentes de instituciones independientes, pueden remitirse al resumen de logros que hizo el 8 de julio el ministro de Industria.

Logros
Para Miguel Sebastián, que comparecía ante la Comisión Mixta Congreso-Senado para la UE, el principal éxito de la Presidencia española fue la firma de un documento consensuado sobre el Plan de Acción de Energía 2010-2014.

Sebastián aseguró que “la Presidencia española impulsó la integración efectiva del mercado de energía en Europa por medio del incremento de las interconexiones y la armonización regulatoria”.

Concretó estos puntos en los avances para aprobar un “nuevo Instrumento de Seguridad e Infraestructuras en noviembre” y para crear una “Agencia de Cooperación de Reguladores de Energía”.

Los trabajos que Exteriores subvencione tendrán ahora que acercar este lenguaje a algo comprensible por el ciudadano.

******************* Sección "bilingüe" ***********************

SENTENCIA CONTRA LA INMERSIÓN
Rubalcaba a Libertad Digital: "Incumplo con Zapatero que me encargó específicamente contestarle"
Y ya van tres. Tres consejos de ministros seguidos en los que el Gobierno evita pronunciarse sobre la sentencia del Tribunal Supremo que advierte de que el modelo lingüístico catalán "pervierte la Constitución".
KETTY GARAT Libertad Digital 7 Enero 2011

El jueves 23 de diciembre fue Rubalcaba. El jueves 30 de diciembre, Zapatero. Y hoy, quince días después, Rubalcaba ha vuelto a esquivar el asunto: "Perdóneme se me ha olvidado". Algo que demuestra el complicado panorama de un Ejecutivo que ha de reconocer que el Supremo ha tumbado su teoría de la constitucionalidad del modelo lingüístico catalán y del Estatut.

Jueves 23 de diciembre de 2010, hace quince días en el Consejo de Ministros. "Es que... pero tendré que ver la sentencia antes, ¿no?,¿no le parece que es razonable que me la lea y, una vez que me la haya leído y el Gobierno tenga una opinión, le digamos lo que opinamos de ella?". Así contestaba Alfredo Pérez Rubalcaba a la tercera pregunta de Libertad Digital sobre la sentencia del Tribunal Supremo. El vicepresidente primero del Ejecutivo se escudaba en que no se había leído una sentencia hecha pública el día anterior.

Viernes 30 de diciembre de 2010.Una semana después en el Balance Anual de Zapatero."Como el vicepresidente primero ha quedado comprometido en hacer un estudio ¿no?", sonreía también Zapatero contestando a este diario y mirando a Rubalcaba, algo revuelto, sentado en la primera fila de la sala. "No, no...., he dicho que el vicepresidente primero se ha comprometido. Una vez se produzca un estudio y valoración por parte del Gobierno de la sentencia, va a emitir la opinión del Gobierno. Y lo hará. Y lo hará con todas sus consecuencias". El Presidente continuaba divertido con el aplazamiento de su respuesta: "Hoy desde luego no lo ha hecho, y creo que en el próximo consejo de ministros que será el próximo día 7 podrá tener la contestación a la materia".

Viernes 7 de enero de 2011. Quince días después, y con compromiso explícito del Presidente del Gobierno, Libertad Digital volvía a preguntarle el número dos del equipo gubernamental. "Vicepresidente le voy a hacer la misma pregunta que le hice hace 15 días.Supongo que ya me podrá contestar a esa valoración de la sentencia del Tribunal Supremo sobre el modelo lingüístico catalán que pervierte la Constitución según el Supremo y que el PSC se haya comprometido con CIU a..." Rubalcaba negaba con la cabeza desde el principio de la pregunta. "Me parece que no me va a contestar..." "Perdóneme se me ha olvidao... no sólo incumplo con usted, que sería malo, incumplo con el Presidente del Gobierno que me encargó específicamente contestarle. Así que le aseguro que el próximo viernes le contestaré...". Le repreguntaba este periódico: "...ya pero mientras sigue con su estudio..."."De verdad que el próximo viernes tendrá una respuesta sólida incluso". "Al menos, aunque han pasado quince días, ¿me podría contestar a qué le parece que el PSC llame a ignorar una sentencia?". "Han pasao quince días el viernes que viene le aseguro que se lo contesto, no crea que hay nada por mi parte para no contestarle, le contesto todo...".

Justo después de esa pregunta LD le hacía una segunda, que no contestaba. Lo cierto es que tras estas sentencias del TS sobre el modelo lingüístico catalán, que según el Alto Tribunal "pervierten la Constitución" se esconde un conflicto para el Presidente del Gobierno en particular y el Ejecutivo en general. Fue Zapatero el que defendió a capa y espada que el actual modelo aprobado por el tripartito tenía "encaje constitucional", al igual que el Estatuto. Y es ahora el Supremo el que le enmienda la plana a un Ejecutivo que, aunque tarde, tendrá que dar la cara para acatar la sentencia y reconocer su error.

Y lo que es peor: tendrá que llamar al orden al PSC para que cumplan la sentencia, después de que éstos hayan firmado por escrito un acuerdo de gobierno con CIU en el que se comprometen a "ignorar la sentencia" y a no tocar ni una coma" del actual modelo.

En cualquier caso, habrá que esperar una semana más. El próximo viernes 14 de enero, el vicepresidente Rubalcaba ha prometido una "respuesta sólida", aunque sólo el hecho de que la de tres semanas después, veintitrés días desde que se publicó la sentencia, da una idea del complicado panorama en que se mueve el Gobierno por su apoyo a las políticas nacionalistas del PSC y el tripartito.

ASESORADOS POR GALICIA BILINGÜE
Quince padres llevan a Feijóo a los tribunales por impedir la enseñanza en castellano
En Galicia siguen sin cumplirse las sentencias contra la inmersión lingüística que ha dictado el TS en Cataluña, ratificadas después por el TSJC. Por ello, quince padres gallegos con hijos escolarizados en el primer ciclo de primaria acudirán a los tribunales.
Libertad Digital 7 Enero 2011

La Ley de Normalización Lingüística (LNL), norma de rango superior a un decreto, establece que la primera enseñanza ha de ser en lengua materna. Con el decreto en vigor, la enseñanza en lengua materna se limita tan sólo a la etapa de infantil, que no es obligatoria, y aún así de modo insuficiente ya que éste solamente establece que se enseñará en la lengua de la mayoría de los niños en cada aula, de manera que no se respeta ese derecho de forma individualizada como ha resuelto el Tribunal Supremo.

Esto afecta tanto a alumnos cuya lengua materna es el español como a alumnos cuya lengua materna es el gallego, sobre todo en las ciudades en el caso de estos últimos, que están resultando injustamente discriminados por estar en minoría, cuando pueden ser un número suficiente en cada centro para que puedan ejercer sus derechos sin problemas ni mayores costes económicos adicionales.

Los niños cuyos padres han acudido a los tribunales están escolarizados en varias localidades gallegas y Galicia Bilingüe espera poder acumular las causas en un sólo proceso para agilizar la resolución de las diferentes demandas. Además de ofrecer asesoramiento legal, Galicia Bilingüe sufragará los gastos del proceso y para ello ha iniciado una campaña para recaudar fondos a través de su página web.

El primer paso que dieron los padres para iniciar el proceso fue presentar una solicitud ante la Administración gallega en el mes de octubre. A algunos padres, la Administración ya les ha remitido una contestación, que carece totalmente de fundamentación jurídica y además incurre en graves defectos formales, al no respetarse siquiera las normas más elementales sobre el procedimiento administrativo.

En los demás casos, transcurridos los tres meses de plazo preceptivos sin resolución, acudirán también a los tribunales ordinarios invocando la doctrina del TS y del TC.

La demanda afectará también al deber de la Administración de proporcionar a los padres un modelo oficial de impreso en el que los padres puedan consignar en la casilla correspondiente cuál es la lengua materna de sus hijos, como asimismo ha sido sentenciado por el TS en diciembre de 2008, ratificando la doctrina de varias sentencias del TSJ de Cataluña.

En caso de que cualquiera de estos 15 recursos se resolvieran de forma satisfactoria, la Xunta estaría obligada a reconocerles el ejercicio de este derecho de manera efectiva a todos los escolares gallegos que estuvieran cursando el primer ciclo de primaria, y no podría acogerse a ofrecer la denominada "atención individualizada".

Galicia Bilingüe ya presentó en su día un recurso directo contra el propio decreto ante el Tribunal Superior de Justicia de Galicia, pero ahora ha conseguido reunir a un grupo de padres con hijos en el primer ciclo de primaria que presentarán un recurso indirecto, más sencillo de resolver que la impugnación directa de la norma, por entender vulnerados sus derechos reconocidos claramente en el artículo 13.1 de la LNL.

Reclamarán una interpretación de la Ley de Normalización Lingüística acorde con la jurisprudencia del TS, así como la doctrina del Tribunal Constitucional sobre lo que hay que considerar "primera enseñanza".

La Ley de Normalización Lingüística de Galicia regula de manera prácticamente idéntica esta cuestión a como lo hacían la LNL de Cataluña de 1983 y la Ley de Política Lingüística de Cataluña de 1998. La interpretación que el Tribunal Supremo hizo de la norma de 1983 en su sentencia de 17 de abril de 1996 es clara: la primera enseñanza abarca la etapa de infantil y el primer ciclo de primaria. Basándose en esa jurisprudencia, Galicia Bilingüe puso en marcha este proceso. Recientemente, 3 sentencias del Alto Tribunal han respaldado todavía con más solidez las demandas de los padres gallegos, ya que confirman y aclaran la citada doctrina.

Feijóo incumplió su promesa
Galicia Bilingüe lamenta que el actual Presidente de la Xunta no sólo "haya incumplido su promesa de permitir que se pueda elegir el idioma vehicular de las asignaturas troncales, sino que ha aprobado un decreto que niega a los más pequeños el derecho a ser educados en lengua materna, algo fundamental para su formación, algo que se respeta de forma escrupulosa en todas las democracias, sin dejarles otra salida a los padres que acudir a los tribunales para defender sus derechos".

Los familiares de los presos etarras trasladan las órdenes de la banda a las cárceles

La asociación Etxerat está detrás de la manifestación proetarra convocada para mañana en Bilbao. Se parapeta en otra plataforma, Egin Dezagun Urratsa, para burlar la legalidad.
Alberto Lardiés. Madrid www.gaceta.es 7 Enero 2011

La asociación de familiares y allegados de presos etarras Etxerat se encarga de transmitir las órdenes de ETA a los reclusos, según fuentes de la lucha antiterrorista consultadas por LA GACETA. Este colectivo está detrás de Egin Dezagun Urratsa, la plataforma que ha convocado para mañana una manifestación en Bilbao a favor de los derechos de los presos terroristas.

La función de correos de ETA estaba destinada habitualmente a los abogados que trabajan para los miembros de la banda asesina y su entorno. Pero el pasado año varias operaciones policiales desarticularon casi por completo el aparato jurídico de la organización terrorista. Por ello, los familiares de presos, que por motivos evidentes pueden mantener contacto con ellos, se encargan ahora de llevar las directrices de los jefes de ETA al Colectivo de Presos Políticos Vascos (EPPK, por sus siglas en euskera).

Los miembros de Etxerat, organización que por el momento es legal, entran habitualmente en las prisiones y son quienes organizan cada año numerosos actos a favor de los reclusos de ETA. De hecho, la marcha prevista para mañana siempre había sido convocada por los dirigentes de Etxerat.

Asimismo, las citadas fuentes indican que otra de las funciones de Etxerat es marginar a los familiares de presos arrepentidos o críticos con las directrices de la banda. Es decir, también hacen de comisarios políticos para evitar las disidencias en el seno de la organización criminal. Ahí se enmarca, por ejemplo, el reciente comunicado del EPPK para criticar a Interior por presuntamente ofrecer “celda por celda” beneficios penitenciarios a cambio de un arrepentimiento público de los presos.

La treta
Para burlar la legalidad, Etxerat ha optado este año por parapetarse tras otra asociación que convoca la protesta, según las citadas fuentes. Así, quien ha solicitado la autorización para la marcha es Egin Dezagun Urratsa (“demos un paso adelante”). Así, los familiares de etarras quieren asegurarse de que su protesta podrá celebrarse como pretenden.

La estrategia de Etxerat este año tiene mucho que ver con lo que sucedió hace doce meses. Y es que la Audiencia Nacional decidió suspender la tradicional marcha a favor de los presos convocada por esta organización. En todo caso, la protesta se llevó a cabo porque Aralar y Eusko Alkartasuna (EA), que este año también apoyan la protesta, convocaron una manifestación similar, con la misma hora y el mismo escenario. Sin embargo, los tribunales decidieron no prohibirla.

Como el año pasado, las víctimas del terror piden que la convocatoria no pueda celebrarse. Y todo depende de la Audiencia Nacional. Los convocantes cuentan de momento con el apoyo de varios partidos abertzales, los citados y otros como Abertzaleen Batasuna, de los sindicatos nacionalistas LAB y ELA y de otros agentes sociales, entre los que destacan los ocho jugadores de la Real Sociedad que esta semana firmaron un llamamiento a la ciudadanía para que acuda.

En cuanto a las formaciones políticas, no es casualidad que todos los abertzales, excepto el PNV –eso sí, el más votado–, respalden la protesta. La propia Batasuna, EA, Aralar, etcétera son los representantes de ese “polo soberanista” que la izquierda abertzale pretende construir, pero que de momento sólo ha logrado a medias. Ya hace dos años que ETA ordenó a los batasunos crear un frente de nacionalistas, con la exclusión del PNV, para concurrir a las elecciones en alianza. De momento, todos estos partidos coinciden en argumentos y celebran actos conjuntos, aunque sólo EA ha apostado definitivamente por caminar de la mano de Batasuna.

Los convocantes están seguros de que van a salirse con la suya. Uno de ellos es Carlos Aznarez, que firma un manifiesto sobre la protesta que ayer mismo se podía leer en la página web de Etxerat. En el texto, define la convocatoria como “amplia y plural”, asegura que “la sociedad vasca ha vuelto a hacer suya la defensa de los derechos de las y los presos políticos vascos” y presume de las adhesiones recogidas. “Hemos recogido ya más de 4.500 adhesiones. Formaciones políticas, la mayoría sindical y cientos de agentes y asociaciones han mostrado su apoyo a la marcha.

Sectores como el universitario, la cultural, el deporte, el derecho, la comunicación u otros muchos han mostrado también su adhesión. En el ámbito internacional también son cientos los agentes y personalidades que se han sumado. Estamos creando una gigantesca ola de solidaridad”.

Desarticulación
Durante años, los letrados de ETA, anteriores correas de transmisión de la banda en las prisiones, habían sido intocables. Pero su impunidad se acabó en 2010. El 14 de abril del pasado año, fueron detenidos nueve individuos que pertenecían al aparato político de ETA dedicado al apoyo a los presos y denominado Halboka (siglas de Hornak Apurtuz Laster Borrokalariak Kalea –Rompiendo las Paredes Pronto los Luchadores a la Calle–). Entre aquellos arrestados había tres letrados de especial importancia: Arantza Zulueta, Jon Emparanza e Iker Sarriegi, que precisamente salieron de prisión bajo fianza hace unas semanas.

Al día siguiente fue apresado en Francia David Plá Martín, presunto responsable de Halboka, también conocido como el frente de makos –las cárceles– de ETA. Poco después, Plá fue puesto en libertad y se fugó para reincorporarse a las filas de la banda asesina, donde aún permanece.
Los golpes a los abogados de los terroristas culminaron el pasado 16 de diciembre. En una operación contra Segi, rama juvenil de ETA, fueron detenidos los abogados Haritz Escudero Zuluaga y Haizea Ziluaga Larreategui. Los investigadores apuntan a que forman parte de Halboka.


ATAQUES RADICALES
Tres células activas podrían formar el grupo radical autor de los atentados

Dos de los «comandos» tendrían base estable en Santiago y Vigo, mientras que un tercero sería itinerante
redacción/la voz. 7 Enero 2011

Las fuerzas de seguridad tienen un buen conocimiento del entorno en el que se mueven los independentistas radicales que se muestran más activos en Galicia. Los investigadores saben en qué ambientes son captados los jóvenes, en su mayoría estudiantes universitarios, que se van introduciendo en las actividades reivindicativas mediante contactos establecidos en centros sociales de corte independentista y en peñas de equipos de fútbol que se distinguen por cometer acciones violentas. Este sería, a grandes rasgos, el germen del independentismo radical en el que empiezan a formarse los individuos que acabarán mostrando su aprendizaje en manifestaciones y protestas callejeras. Eso está más o menos controlado.

Pero una cosa son los grupos violentos con capacidad para convertir una manifestación en una batalla campal aprovechando huelgas, protestas laborales o reivindicaciones del idioma, y otra muy distinta son los activistas, que son los que dan los golpes en nombre de la organización que las fuerzas de seguridad identifican como Resistencia Galega. Se mueven en núcleos cerrados a los que es muy difícil acceder, como explica un agente que hasta no hace mucho investigaba el independentismo violento. Son grupos sólidos, difíciles de crear y a los que solo llegan quienes han demostrado su total fidelidad a la causa del independentismo radical.

Los investigadores creen que en Galicia hay tres grupos, o células, de ese tipo. Dos tendrían su base en el entorno de las ciudades de Santiago y Vigo. La tercera es itinerante y sería la que, por ejemplo, se desplazó a ejecutar los atentados de Lugo, en septiembre, y de Betanzos, hace unos días. Se cree que en las zonas elegidas tienen algún colaborador que ofrece apoyo logístico y datos sobre los objetivos, como las horas con menos gente, la existencia de cámaras de seguridad o la forma más fácil de escapar.

El blindaje de las células se consigue con una estructura muy jerarquizada en la que tres o cuatro activistas ejecutan las órdenes de un jefe de grupo o dinamizador. Esta persona marca las directrices de las células activas, y anima y mentaliza al grupo. Da las instrucciones, y es el único que contacta con sus superiores.

¿Pero quiénes son esos superiores? ¿Quiénes dan las órdenes y señalan los objetivos? Esa es la pregunta del millón, afirma el experto policial. Las investigaciones sobre el independentismo violento tienen claro que Resistencia Galega nace de los restos del Exército Guerrilheiro do Pobo Galego Ceibe. Y de ahí vienen los dirigentes actuales. Serían veteranos personajes en la clandestinidad y cuyo máximo exponente es Antom García Matos, alias Toninho . En círculos policiales, este hombre está considerado el jefe de Resistencia Galega y se cree que se esconde en Portugal, desde donde transmite las instrucciones a sus enlaces en Galicia, y estos a las tres células.

Toninho fue detenido por la Guardia Civil en la operación Castiñeira, en noviembre del 2005. Quedó libre el mismo día, aunque con cargos de terrorismo. Toninho está en busca y captura desde entonces.

 

Recortes de Prensa   Página Inicial