AGLI

Recortes de Prensa   Lunes 7 Febrero 2011

 

Cincuenta años es nada...
César VIDAL La Razón 7 Febrero 2011

En 1960, es decir, hace poco más del medio siglo, se fundó la OPEP, un cártel constituido por las naciones productoras de petróleo con la finalidad de enfrentarse con las compañías occidentales que comercializaban el crudo y que deseaban – misterios del capitalismo– que su precio fuera bajo. En su aplastante mayoría, los miembros de la OPEP eran naciones islámicas que se jactaron –han seguido haciéndolo durante décadas– de que semejante organismo iba a realizar verdaderos milagros.

Poseedoras de un mineral más valioso que el oro y, desde luego, más imprescindible que él y convencidas además de las bendiciones que derivan de obedecer el Corán, llenaron el Tercer Mundo de panfletos y proclamas donde aseguraban que ahora, por fin, de una vez, Occidente se iba a enterar de lo que valía un barril mientras las naciones pobres comenzaban a transitar el camino del progreso que les había sido negado. La realidad fue muy distinta. La creación de un monopolio petrolero causó una grave crisis económica en Occidente a inicios de los años setenta cuando las naciones árabes decidieron cerrar el grifo del crudo para asfixiarnos y así aislar a Israel. Sin embargo, Occidente, a costa de muchos sacrificios, se recuperó mientras que las naciones tercermundistas a las que, supuestamente, iba a ayudar la OPEP se vieron hundidas en una deuda agobiante cuyos efectos aciagos se mantienen hasta el día de hoy.

Los progres podrán seguir culpando a Wall Street o a la NATO, pero la verdad es que pocas instancias han perjudicado más a las naciones del Tercer Mundo que los jeques del petrodólar. ¿Salieron, al menos, las naciones del petróleo y el Corán de la miseria? Bueno, en La Meca se realizaron algunas obras en lugares por los que pisó Mahoma, en buena medida, para evitar la pérdida de algunos sitios arqueológicos como había sucedido muy poco antes en Medina. También se sobornó con fruición a políticos y periodistas occidentales para que fueran sembrando las semillas de lo que luego fue la Alianza de Civilizaciones.

Ni que decir tiene que en no pocos sitios se pudo ver el espectáculo, digno de las Mil y una noches, de los magnates que llegaban con el harén para alegría de la industria hotelera local. Incluso se enviaron misioneros musulmanes a Occidente y, más tarde, se procedió a utilizar petrodólares para reclutar terroristas o incluso para llevar a cabo atentados en los que perdieron la vida docenas de personas. Sobre todos esos temas se podrían redactar abultadas tesis doctorales. Más allá de eso, la tónica de las naciones islámicas ha sido la de perpetuar dictaduras con su carga inevitable de corrupción, de injusticia y de miseria.

Al final, en contra de lo que afirman algunas personas, los factores materiales son importantes, pero hay otros como la cultura, la religión o la psicología de las naciones que pesan mucho más. Por eso no soy optimista sobre su futuro cuando contemplo a las turbas asaltando el Museo Egipcio de El Cairo o inclinándose a orar en medio de una concentración. Después de tantos años, una reciente encuesta señala que menos de un sesenta por ciento de los egipcios es partidario de la democracia, pero los que ansían más Islam en el Estado superan el noventa por ciento. Al menos, dentro de cincuenta años no estaremos aquí para ver los resultados.

La quiebra catalana
Editoriales ABC 7 Febrero 2011

La imagen de una Cataluña bien gestionada se desmorona ante unos datos que evidencian el descontrol de determinadas cuentas autonómicas

LA crisis financiera de la Generalitat de Cataluña protagonizará el encuentro que hoy van a mantener Rodríguez Zapatero y Artur Mas. Las cifras son dramáticas. En 2012, el endeudamiento de Cataluña llegará a los 40.000 millones de euros. Su déficit actual asciende a 7.200 millones de euros, muy superior al que fijó el equipo del anterior presidente catalán, José Montilla, en el traspaso de poderes a los convergentes. La imagen de una Cataluña bien gestionada se desmorona ante unos datos que ponen en evidencia el descontrol que existe en la gestión económica de determinadas autonomías. Sin embargo, Artur Mas quiere nuevas competencias y va a pedir autorización para emitir deuda, con el respaldo de un plan de austeridad que prevé recortar un 10 por ciento el gasto público. Como telón de fondo de esta quiebra financiera de la Generalitat, queda aquel reclamo electoral de un pacto fiscal para Cataluña, similar al Concierto Económico Vasco, que debería recibir un no rotundo por parte del Gobierno, porque si algo es preciso en este momento es la armonización fiscal de España, como parte de una estrategia europea común de estabilidad. La solución para la crisis financiera catalana no es dar soberanía fiscal a la Generalitat, sino requerirle que gestione mejor los recursos que tiene. La crisis económica ha mermado los ingresos de todas las autonomías.

Pero en el caso catalán, sus gobernantes deberían auditar la financiación de tanto desparpajo soberanista en los últimos años y medir también los costes de la corrupción. Lo primero que se debe hacer en situaciones deficitarias es recortar gastos innecesarios. El PP de Cataluña los ha cifrado en 1.800 millones de euros, sumando partidas como el gasto de teléfonos móviles, los alquileres de oficinas, el mantenimiento de «embajadas» o la contratación de informes externos, muchos de ellos inverosímiles.

Ante esta situación, es necesario la aplicación de techos de gasto y límites al endeudamiento. Es hora de implantar políticas basadas en la cohesión y la solidaridad. Estas medidas de control de deuda, aplicables no solo a Cataluña, no deberían quedar al arbitrio político del Gobierno central, sino que, como solicita el PP, deberían recuperar el rango legal que los socialistas suprimieron de la ley de Estabilidad Presupuestaria. Sería una forma de convencer a Bruselas de que España va en serio en el control de sus cuentas, después de que Alemania reformara en 2009 su Constitución para limitar el endeudamiento del Estado. Los planes de Mas no son de este tiempo.

Motín y revolución
Si los Hermanos vencen, Egipto romperá su tratado de paz con Israel. Y estallará la tempestad
GABRIEL ALBIAC ABC 7 Febrero 2011

UN motín popular no es una revolución. Para que acabe siéndolo se requiere el soporte institucional que garantice el paso de un Estado a otro. De la tentación de confundir movilización con democracia, los europeos deberíamos estar vacunados tras la deriva de los movimientos de masas en los años de entreguerras hacia los dos grandes totalitarismos de Hitler y Stalin. Una multitud fervorosa en la calle resulta siempre algo exaltador para la estética humana. Pero, en sí misma, no dice nada, salvo el placer de estar juntos frente al común enemigo. Multitudes enfervorizadas han traído las democracias más respetables y los despotismos más odiosos. E incluso cuando esas multitudes se sueldan en torno al rechazo de un tirano, nada garantiza que no acaben por traer un tirano peor. El derrocamiento del Shah en 1979 por lo mejor de la juventud teheraní no podría enmascararnos que, tras ese tirano, vino otro mil veces peor, mil veces más mortífero: la República Islámica de Jomeini. Y que fue esa República de clérigos la que acabó muy pronto ejecutando a la vanguardia del motín estudiantil del 79.

Debiéramos ser cautos ahora con lo que pasa en todo el sur del Mediterráneo. Aunque solo fuera porque del modo en que se solventen sus desgarros pende la más importante amenaza de guerra del último medio siglo. De Turquía a Marruecos —con prolongación en Al-Ándalus, esto es España—, se extiende el básico territorio waqf del Islam. Waqf: don de Dios a sus fieles, eterno e irrevocable. La añoranza del califato, reposa hoy sobre dos pilares: la Turquía rescatada del laicismo al Islam por Erdogan y la posibilidad de un paralelo desplazamiento de los militares por los islamistas en Egipto, por primera vez verosímil en más de medio siglo.

La cháchara sobre Islam radical e Islam moderado no debiera hacernos perder demasiado el tiempo en política. En política, la univocidad del Islam es insoslayable. Ni el Corán, libro dictado por Dios que no admite modificación o puesta al día, puede pasar por la atribución de igualdad jurídica ciudadana (para empezar, eso está vetado a las mujeres), ni tolerar la existencia de Estados-nación en el área única de la comunidad de los creyentes que la ummahconstituye. A partir de eso, la cuestión de la laicidad no es siquiera un problema: aquel que se excluya de esa fraternidad es reo de aniquilación, y, si alguna vez fue musulmán, su condena a muerte debe —no puede, debe— ser ejecutada por cualquier buen creyente que se cruce en su camino. Podemos jugar a engañarnos como queramos, pero el Islam —en cualquiera de sus variedades— es teológicamente incompatible con la universalidad ciudadana.

Omar Suleiman es la clave del laberinto egipcio. Jefe de los poderosísimos servicios de inteligencia militar, el General Suleiman es hoy quien de verdad gobierna. Si retiene la caída de Hosni Mubarak es porque atisba lo que vendrá luego de una derrota épica de esa dictadura militar de medio siglo: la república de los Hermanos Musulmanes. No hay otra fuerza institucional que pueda capitalizar la justa rabia de los jóvenes: ejército o mullahs. Si los Hermanos vencen, Egipto romperá su tratado de paz con Israel. Y estallará la tempestad en el Cercano Oriente.

El 5 a las 5
Los partidos políticos contra la sociedad civil
Agapito Maestre Libertad Digital 7 Febrero 2011

La sociedad civil ha vuelto a movilizarse por la democracia. La manifestación del sábado de Alcaraz y su buena gente nos da a los españoles un poco de vidilla democrática, es decir, de ser genuinos ciudadanos. Los españoles que se manifestaron el sábado pasado no sólo prestaban "apoyo solidario", o como se diga, a las víctimas de ETA, sino que, en verdad, trataban de darles las gracias a las víctimas por movilizarnos para ejercer nuestra ciudadanía. O rehabilitamos a la víctima en el espacio público político, exactamente en el lugar donde fue asesinada sólo por ser española, o la "democracia" queda reducida a un nombre para que la casta política siga engañando al pueblo. No hay una tercera opción. O estamos con la víctima o apoyamos el cambalache con los terroristas y los nacionalistas.

Los partidos políticos, excepto Ciudadanos, parece que están por lo segundo. O sea, los partidos políticos españoles son un peligro para el desarrollo de la democracia. Basta ver el comportamiento miserable de los dos grandes partidos, e incluso de los pequeñitos, ante la manifestación convocada por Voces contra el Terrorismo contra los cambalaches del Gobierno y ETA para saber que este país es inviable con esta casta política. Independientemente de que ETA muera de "muerte natural" o de los líos entre los bandidos de ETA y el Gobierno, resulta obvio que si no apoyamos políticamente a la víctima del terrorismo es imposible crear un imaginario democrático, o sea, "algo" sobre lo que anclar un mínimo tejido político de carácter nacional.

Sin embargo, las elites de los partidos políticos no quieren saber nada de un asunto central de la vida democrática: la víctima del terrorismo. Prefieren moverse en la oscuridad de la ideología y los intereses a corto plazo. El PSOE y el PP no se definen con claridad y distinción sobre el asunto de cómo acabar con ETA. Se mueven en la retórica. O peor, en el cambalache antidemocrático. En todo caso, es ya hora de dejarnos de planteamientos lastimeros, o moralizantes, a favor de las víctimas y dejar claro de una vez por todas que son ellas las grandes mediaciones morales y políticas que nos posibilitan ejercer la ciudadanía. La democracia. Los partidos políticos comparados con ese esfuerzo de las víctimas pierden toda su legitimidad política. Son un escollo para el desarrollo de esta sedicente democracia.

Sí, sí, excepto este tipo de actuación democrática en la calle, de participación en el espacio público, reivindicando a la víctima del terrorismo como centro neurálgico de la democracia española, el resto es filfa. Ideología. Engaño. Los ciudadanos de bien, los ciudadanos que ejercen la ciudadanía antes como una tarea moral que jurídica, saben que sin este tipo movilización la democracia languidece sin solución de ser resucitada.

El 5 a las 5
La marcha de la dignidad
José García Domínguez Libertad Digital 7 Febrero 2011

A no dudar, esa nota a pie de página que está llamado a ocupar el presidente del Gobierno en la Historia de España dará para un par de líneas. En la primera debería glosarse su suprema hazaña como estadista: haber logrado resucitar los herrumbrosos odios cainitas tan caros a la añeja bilis negra peninsular que todos creíamos difunta. La otra apelará a la más sangrante de las muchas cesuras que su bisoña torpeza provocó en la sociedad. Me refiero, claro, a la entente con ETA y su inesperado corolario, la conversión de las víctimas del terrorismo en protagonistas activas del debate político. Una distorsión de papeles que jamás había acontecido bajo Gobierno alguno, igual con los socialistas que con los varios de la derecha.

Y es que a ningún gobernante anterior se le pasó siquiera por la cabeza incurrir en temeridad semejante. Al respecto, y consecuencia tan tardía como imprevista del proceso, la fase agónica del zapaterismo viene hoy lastrada por la hipoteca moral que contrajo durante aquellos días de infamia. Ocurre que en el tránsito final hacía la grapización, hacia la efectiva marginalidad, de la facción criminal del nacionalismo vasco, Zapatero ha logrado atarse de pies y manos con ineptitud digna de mejor causa. Así, la extrema virulencia del acoso contra las victimas durante la primera legislatura, que alcanzaría los tintes más rastreros entre los apéndices periodísticos del Poder, suscitaría, a la larga, un efecto no deseado.

A saber, empujados desde La Moncloa a bajar al foro público, los depositarios del dolor más íntimo han devenido en el genuino baluarte ético de los españoles, por encima de cualquier otra instancia. Casi tan clamoroso como el silencio de cierta prensa dizque conservadora en las vísperas, el éxito de la marcha del sábado pasado fue muestra, otra más, de que ya nada podrá maquinarse a espaldas de esas vidas rotas. Toda tentación, pues, de reincidir en las vías claudicantes, sea cooptando a Batasuna en las instituciones, fuera a través de amnistías encubiertas, chocaría de frente, ahora sí, con la opinión pública. Porque cualquier otro dispondría de margen maniobra, por magro que fuese, ante un eventual adiós a las armas. Cualquier otro, menos Zapatero. He ahí, perentoria, la factura a pagar por tanta miseria.
José García Domínguez es uno de los autores del blog Heterodoxias.net.

VcT
El 5 a las 5 y la emoción
Carmelo Jordá Libertad Digital 7 Febrero 2011

La de este sábado no fue la primera manifestación de víctimas a la que acudí ni era la primera vez que escuchaba el testimonio de personas como Pilar Elías o Toñi Santiago. Pero de nuevo en esta ocasión, como en todas y cada una de las anteriores, me emocioné hasta el punto de tener que luchar conmigo mismo para no dejar salir las lágrimas.

Lágrimas que no son de lástima o de conmiseración ante los terribles dramas personales de esas personas que tenemos frente a nosotros en el escenario (este sábado yo los tenía muy cerca, a un par de metros y mientras bregaba conmigo mismo podía verles a ellos llorar); sino de emoción y admiración por el tremendo ejemplo que ellos representan.

Lágrimas ante la valentía del que no quiere dejarse avasallar, ante el esfuerzo de los que se niegan a olvidar aunque el recuerdo sea tan doloroso, ante el valor cívico de los que tienen claros sus derechos y sus libertades y que han pagado un altísimo precio por ellos.

Lágrimas también al constatar que no están solos, ni siquiera en una sociedad tan adormecida como la nuestra, con una ciudadanía que parece no querer recordar que lo es y unos medios capaces de silenciar un acontecimiento de esta magnitud por espurias razones y sucios intereses. Pues a pesar de todo, aun hay muchas personas que están dispuestas a luchar por lo que es justo y a estar del lado de los que son justos: este sábado nos reunimos decenas de miles en Madrid que no somos sino la representación de millones en España.

Los discursos, las banderas, la alegría de sentirnos entre compatriotas y, sobre todo, entre ciudadanos conscientes de que esa condición comporta unos derechos y unas obligaciones, hicieron de la de este sábado una jornada hermosa, inolvidable y emocionante, como lo han sido todas las anteriores y lo serán todas las que vengan a partir de ahora.

Como bien ha escrito mi compañero Raúl Vilas, tras una tarde así ser español es un poco menos difícil, tras escuchar a compatriotas cuya vida y palabras son tan ejemplares uno se reconcilia con este pequeño trozo de tierra que en el día a día nos da más sinsabores que alegrías.

Escuchando a Toñi, a Santiago, a Pilar, a Regina o al propio Alcaraz y viéndolos en compañía de tantos miles uno llega a pensar que no todo está perdido y que quizá un día podamos recuperar el orgullo de ser españoles, de ser ciudadanos, de ser libres.

¿Les parece que no es para emocionarse? ¿Creen que algo así no merece derramar unas lágrimas... de alegría?
Carmelo Jordá es redactor jefe de Libertad Digital.

Vencedores
Irene VILLA La Razón 7 Febrero 2011

Cuánto amor recibimos las víctimas del terrorismo el pasado sábado en Madrid. También hubo cariño y comprensión para quienes sufrieron otro tipo de violencia, como los padres de Sandra Palo que quisieron acompañarnos, porque a todos nos une un mismo fin: Justicia. Qué emocionante fue ver tantas miles de personas dispuestas a darnos su calor, su aliento y a recordarnos que no estamos solos. Y sin el gran apoyo político que tuvimos otras veces, pero los que nos importan estaban allí.

España de nuevo respondió a nuestra llamada y eso es lo que cuenta. Mientras la sociedad pida Memoria, Dignidad y Justicia, seremos vencedores.

Las personas valientes que hablaron el sábado, que ni se rinden ni nos abandonan, como hicieron otros a los que ya no salimos rentables, nos han devuelto la esperanza.

La sociedad quiere ver a la banda terrorista ETA derrotada, por eso la buena noticia del sábado contrasta con la de hoy. Que puedan colarse en los comicios los que deben ser vencidos, choca frontalmente con una España en paz y en libertad, del mismo modo en que la democracia choca con el terrorismo, la razón con el fanatismo, la solidaridad con la indiferencia, la justicia con la impunidad y el amor con cualquier tipo de violencia.

Millones de gracias por ese gran apoyo social que afortunadamente seguimos teniendo, porque sin él, ciertos hechos son muy difíciles de soportar.

Volveremos a la calle
Regina Otaola www.gaceta.es 7 Febrero 2011

Al manifestarse contra el terrorismo, los españoles muestran que no se resignan al silencio.

Se dice que España tiene sed de urnas, lo que se traduce por que España tiene necesidad imperiosa de un cambio de Gobierno profundo. No basta con que el Partido Socialista se vaya al lugar que le corresponde y por el que ha trabajado denodadamente durante estos años, la oposición, y que sea sustituido por el Partido Popular, sino que este debe ser el verdadero protagonista de ese cambio profundo que tanto necesitamos.

Muchos de esos cambios van encaminados principalmente a la recuperación de ciertos valores que están, hoy en día, durmiendo el sueño de los justos. Uno de ellos es el de la integridad, que conlleva el hacer aquello que se promete porque se cree de verdad en ello. Para ejercer esa integridad es necesario tener valor para exponer y luchar por aquello que se considera esencial, lo que referido al Gobierno de España se traduce por el Bien Común y no por el bien del partido de turno. Fundamentos necesarios para conseguir la confianza de los electores.
Llevamos seis años asentados en la falsedad, en el silencio cómplice de la degradación institucional, en la ocurrencia como base de toda medida económica. Seis años deslizándonos con rapidez vertiginosa por la desconfianza más absoluta puede traducirse en la indolencia o pasotismo del electorado, en una sociedad conformista, en una sociedad resignada. No podemos caer en esta trampa urdida por un Gobierno que empecinado por mantenerse en el poder, trabaja denodadamente por conseguir “el silencio de los corderos”.

Ayer, al acudir y/o apoyar la manifestación convocada por Voces contra el Terrorismo, miles de españoles demostraron que no se resignan, que el silencio no puede comprarse ni tampoco imponerse en un régimen democrático de ciudadanos libres y responsables. La ruina económica la han conseguido, la ruina moral no se lo vamos a permitir. Volveremos a la calle a que se nos escuche cuantas veces sea necesario. Por la vida, por la libertad, por la decencia institucional.

Si se quiere conseguir confianza, hay que trabajar para asentarla en bases solidas, en principios firmes, no intercambiables por un como sea actitud que califica a este Gobierno y que lleva aparejadas la mentira, la injusticia y la indignidad.

Integridad, verdad, valentía y capacidad son necesarias para sacar a España de la situación en la que el presidente Zapatero y su hombre para todo Rubalcaba la han colocado. Son los valores que en su día José María Aznar defendió en su candidatura y que hicieron que los españoles confiaran en él. Aznar cumplía lo que prometía y considero de verdad que ese es el camino para que el Partido Popular gane la confianza de los electores.

Para ello, no hay más que ser franco en lo que se quiere hacer, explicarlo abiertamente y llevarlo a cabo sin miedo, sin complejos, porque además una amplia mayoría de españoles lo demanda y está dispuesta a respaldarlo en las urnas a la menor oportunidad. Porque España necesita reformas y un auténtico líder para llevarlas a cabo.

*Regina Otaola es alcaldesa de Lizarza.

Nos enfrentamos a una casta cruel que sólo entiende de sus intereses
Enrique de DiegoEl Semanal Digital 7 Febrero 2011

Discurso en la Convención del partido Regeneración:

¿A qué nos enfrentamos? Es tan sencillo como terrible: a una casta parasitaria que hace tiempo dejó de tener principios para tener solo intereses, y que no está dispuesta a ceder ninguno de sus privilegios.

Por tanto, suben las tasas, los impuestos, los precios.
A cambio bajan los sueldos, las pensiones y quitan el mínimo de subsistencia.

Es fácil entender a qué conduce el cruce de ambas tendencias: a la indigencia y, si se prolonga en el tiempo, al hambre.

Si subes las tasas y los impuestos empobreces a las personas y queda menos gente para pagar, con lo que se recauda menos, y entonces suben más las tasas y los impuestos, y utilizan las multas como sistema atípico de recaudación.

No son capaces de entenderlo porque están corrompidos. lo único que entienden es que es preciso recaudar, sea como sea, para mantener a la casta parasitaria.

En este terrible Titanic en que han convertido España lo que hacen es soltar lastre. Atacan en esta guerra que nos ha declarado la casta parasitaria a los más indefensos, a los que menos pueden protestar, por ejemplo a los ancianos, a los que menos influencia tienen. Y van a seguir soltando lastre si se lo permitimos, que no se lo vamos a permitir, para eso estamos hoy aquí.

Ellos, la casta, lo tiene todo a su favor para este plan de genocidio económico, de terrorismo fiscal. tienen el poder político y el judicial, que está sometido, tienen a los medios de comunicación.

Nosotros nos tenemos a nosotros mismos, a internet y a la calle. La única salvación es conseguir organizar un gran movimiento de calle. La única salvación es conseguir que mucha gente se convierta en medio de comunicación con sus otros compatriotas.

Eso ellos no lo pueden hacer porque van en esos coches oficiales que pagamos nosotros y de los que tenemos que bajarlos, no para subirnos nosotros sino para sacarlos a pública subasta.

La casta tiene otra ventaja, quienes apuestan por ella, les sigue, buscan alguna prebenda, alguna subvención y nosotros venimos a acabar con la cultura de la subvención. y entones, ¿por qué la gente se va a unir y va a luchar, y va a organizarse en grupos de acción de barrio? Por dignidad, sobre todo. por supervivencia, sobre todo. Por instinto de supervivencia. Por no dejarnos arruinar, por no dejarnos avasallar. Por coraje, por patriotismo. por orgullo de hombres libres, de españoles.

Lo vamos a hacer. Vamos a luchar. La lucha tiene un sentido en sí. Pero, además, vamos a ganar.
Por nosotros, por nuestras familias, por nuestra querida España.

Dios guarde a España.

Pactos no
El Gobierno sólo ha querido pactar con quienes les sacaban las castañas del fuego. Muy distinta ha sido la política con el PP. El verdadero pacto debería haberse sellado entre Gobierno y PP, porque entre ambos representaban más del 80% del electorado
Benjamín García Sanz www.gaceta.es 7 Febrero 2011

¿Por qué, después de todo lo que está pasando, hay gente que todavía pide un pacto, un acuerdo de todos los partidos, para sacar adelante al país de la situación en la que se encuentra? ¿Por qué se lo piden a un Gobierno que no ha reconocido la crisis y está tomando medidas que le vienen impuestas y en las que no cree? Los que defienden el pacto abogan por el deber ser, por lo que se debería hacer. Esto lo suscribimos toda la gente de bien y de buena voluntad, pero plantear esto ahora, con este presidente, es como decir que las cosas sigan como están, que siga gobernando hasta que se acabe la legislatura.

Zapatero y PSOE a lo largo de estas casi dos legislaturas, no han querido pactar con nadie. Me confundo, han querido y pactado con aquellos que les sacaban de momento las castañas del fuego. Lo hicieron con determinados nacionalismos y lo han hecho últimamente con el PNV, aunque, a decir de Erkoreka, se han tenido que tapar las narices para llegar a un pacto. Dicen que ha sido por el bien del país, pero todos sabemos que lo único que han buscado –unos y otros– ha sido su propio interés. El Gobierno aprobó unos presupuestos en los que no creía nadie, y el PNV, aparte de percibir unos millones de euros, se apuntó un tanto de cara a su electorado.

Muy distinta ha sido la política con el PP. El verdadero pacto debería haberse sellado entre Gobierno y PP, porque entre ambos representaban más del 80% del electorado. Si este pacto no se ha realizado ha sido porque el Gobierno no ha tenido el menor interés. No hace falta traer a la memoria muchos hechos para evidenciar esta realidad: se urdió el pacto del Tinel para aislar al PP de la sociedad y poner las bases para que nunca llegase al poder; se rompió el acuerdo de la lucha contra ETA, a pesar de que se consensuó una ley para que no estuviese en los ayuntamientos y no se pudiese financiar; ha habido varios encuentros entre Zapatero y Rajoy, y siempre el segundo ha sido engañado. El presidente le ha dicho una cosa, pero luego ha hecho otra. En estas condiciones y con un presidente que engaña, que no dice la verdad, que juega al perro y al gato, porque lo único que le interesa es ganar elecciones, no se puede llegar a ningún acuerdo. Sería suicida entrar a pactar con gente de esta naturaleza, que desdice hoy lo que decía ayer, que tergiversa y oculta la verdad en función de sus intereses electorales y atribuye constantemente a los otros las carencias de las que adolece. Lo único que se puede pedir en esta situación es que se marche, que haya elecciones, que los ciudadanos decidan, que cambie la gestión, que gobierne otro equipo.

Una segunda afirmación, que hacen algunos, es que dada la situación actual, este Gobierno tiene poco margen de maniobra para enderezar la cuestión. También esta segunda falacia se puede desmontar fácilmente. Todos sabemos que actualmente el Gobierno está tomando medidas: bajada del sueldo de los funcionarios, congelación de las pensiones, reforma del mercado de trabajo, incremento de la edad de jubilación y, probablemente, el aumento de años de cotización para calcular la pensión. La afirmación que cualquier persona sensata hace de dichas medidas es que se han tomado tarde y que habría que haber adoptado otras para corregir las desviaciones del déficit.

Hace ya tres años que arrastramos la crisis y Zapatero y su ministro de Economía ni se han enterado ni han tomado ninguna medida. Si ahora lo hacen, no es porque lo consideren necesario, sino porque están obligados por las presiones impuestas por el exterior. No se han podido parar a pensar de dónde podrían rebajar el gasto, sino que había que hacerlo de hoy para mañana y por eso han acudido a lo más fácil.

Que dichas medidas no responden a una planificación del Gobierno lo indican los gastos incontrolados e innecesarios que realizan a diario: ayudas a los sindicatos, traducción simultánea en el Senado, concesiones a los artistas, etc. Si el Gobierno verdaderamente estuviera interesado en reducir el déficit hubiera hecho una jerarquización de los gastos y hubiera puesto sobre la mesa lo que resulta totalmente innecesario: reducción de la burocracia, limitación del número de asesores oficiales, de coches, de visas, de gastos de representación, de embajadas, etc. El Estado puede recortar muchos gastos sin tocar las pensiones.

De todo ello se deduce que no es lo mismo tener unos gobernantes que otros; el margen de acción es grande y las medidas a tomar diversas. Y si no, que se lo pregunten a la señora Merkel, que ha reducido el paro en Alemania al 8% y la economía está creciendo a casi el 3%. Este es un buen ejemplo para demostrar que en tiempo de crisis no es lo mismo tener un Gobierno que otro. Hay Gobiernos que sólo saben gastar, malgastar, pero no crear riqueza y trabajo que redunde en el bienestar de todos; y otros están preparados para lo contrario. Este es el momento de cambiar de rumbo, a no ser que queramos ser cada vez más pobres y nuestra mayor felicidad sea hundirnos, aunque sea en nombre de la ideología.

*Benjamín García Sanz es catedrático de Sociología de la Universidad Complutense de Madrid.

ETA-HB: las palabras y los hechos
Antonio Pérez Henares Periodista Digital 7 Febrero 2011

En una secuencia perfectamente planificada, medida y pactada ETA-HB han dado un nuevo paso para conseguir lo que es su objetivo esencial: estar en los ayuntamientos . Presentarse a las elecciones del 22-M es para ellos trascendental. Y a ello aplican todo su esfuerzo . La renuncia en el futuro, curioso matiz, a la violencia es la moneda de cambio por la que pretenden alcanzar su meta.

Resulta estremecedor que ello suponga algo así como decir: los mil asesinados, los mutilados, las victimas del chantaje, la extorsión y la coacción son pelillos a la mar. Bastan unas palabritas y ya quedan lavados los crímenes, purgados los delitos y ellos blanqueados acceden a todos los beneficios democráticos . Asi que con que ETA , sin abandonar las armas, sin voluntad alguna de disolverse sino de seguir tutelando y dirigiendo a su brazo político , declare una tregua a la que en breve añadirá otra palabrita: “irreversible” y que sus portavoces , en perfecta sintonía, se pongan la túnica “cándida” ha de suponer que la sociedad y el sistema democrático de por bueno todo y les abra de par en par las puertas . Más que cándidos lo que seríamos entonces todos sería unos perfectos idiotas.

Que ETA se disuelva , entregue las armas y desaparezca es algo que ansiamos todos. Pero que ello, como se parece pretender suponga que hayamos de olvidar a sus víctimas o que los criminales no paguen por sus delitos es algo que no podemos tolerar nadie. Ello sería tan miserable como dar por cumplida su deuda, de sangre y de terror, porque nos prometen que no volverán a matar ni a aterrorizar. Pero es que además ni a ello están dispuestos. Batasuna, que es Eta, lo único que ofrece es una representación teatral y en teatro para conseguir seguir siendo quienes son, parte de ETA, y haciendo lo que hacen.

Porque una cosa son las palabras y otra los hechos. Y son los hechos los que deben atestiguar ante la sociedad que esa andada ha quedado definitivamente descartada. Y los hechos en los ayuntamientos que dominan de enaltecimiento a los asesinos sigue siendo la seña común de todos ellos. Por ello la pretensión de conseguir borrar medio siglo de crímenes con unos cuantos adjetivos no puede engañarnos a nosotros ni al Gobierno ni a la Justicia. Los hechos deben acompañar a las palabras, que no hay que olvidar vienen obligadas por su acorralamiento y sensación de derrota. No han nacido de la convicción sino de la necesidad de supervivencia. Obligados o no, lo que les queda es a los unos purgar sus culpas y a los otros, sus cómplices, demostrar la veracidad de lo que dicen. Ello lo hará el tiempo. Su interés está muy claro, el de la sociedad española también . El que resulta un poco sospechoso es el del Gobierno. Quiero creerlo y la prueba del nueve es bien clara: si ETA está presente en las elecciones del 22-M con la piel o el disfraz que sea, las sospechas de algunos se convertirán en certeza de una nueva indignidad, de otro repulsivo “Proceso” en el que perdamos los demócratas y logren réditos políticos los terroristas.

Dualismos peligrosos
Condenar la historia de terror de ETA es aplicar a nuestra historia reciente la exigencia ética y política sin la que la democracia deja de existir
JOSEBA ARREGI El Correo 7 Febrero 2011

Ahora que la posmodernidad está siendo celebrada hasta por teólogos e historiadores del cristianismo, es bueno recordar que no puede ser definida sin recurrir a la modernidad. Ésta, por otro lado, tampoco es algo fácil de definir si vamos más allá de lo que dijo Kant de la Ilustración: el esfuerzo del hombre por salir de la esclavitud autoculpable y alcanzar la autonomía usando para ello la razón natural.

Por mucho que la cultura moderna pretendiera construirse sobre un principio unitario, la razón natural, y como consecuencia universal, su desarrollo puso de manifiesto un sinfín de dualismos, no siendo el menor de ellos el de la propia razón humana: perfectamente efectiva en las ciencias naturales, condenada al relativismo en las ciencias humanas y sociales.

Lo curioso es que algunos dualismos constitutivos de la cultura moderna son tenidos por la misma como negativos y condenables -por ejemplo el dualismo social que enfrenta a la burguesía con el proletariado-, mientras que otros han pasado a definir todo lo positivo que albergan: es obligatorio diferenciar el ser del deber ser, lo fáctico de lo normativo; es obligatorio diferenciar la evolución natural de la historia, el reino de la necesidad, o reino natural, del reino de la libertad, o reino de la historia (Marx); es conveniente diferenciar entre el espacio público de la política del espacio privado, núcleo de la exigencia moderna de la aconfesionalidad del Estado; es necesario apoyar la autonomía emancipatoria contra la heteronomía que nos hace dependientes; es conveniente separar fe y ciencia, de la misma forma que es obligatorio diferenciar y separar los medios de los fines.

El problema de la modernidad radica en que establece estos dualismos como si fueran verdades naturales que se encuentran fuera del propio advenir de la modernidad, cuando en realidad son resultado del proceso histórico que da lugar a la propia cultura moderna, sin cuyo advenimiento ninguno de los dualismos citados tendría sentido.

En la línea de esos dualismos se encuentra el que contrapone la ética y la política. La ética está conformada por el mundo de los valores, sean definidos éstos como lo fueren, y ese mundo constituye un mundo en sí mismo en el que rige la pretensión de su validez absoluta. La política, por el contrario, y aunque esté guiada por valores, lo está siempre desde la perspectiva de valores relativos, contrapuestos, recogidos más o menos sistemáticamente en ideologías contrapuestas, ninguna de las cuales puede tener pretensión de validez absoluta.

La separación entre ética y política posee en ese sentido un valor nada desdeñable, y es algo a lo que no podemos renunciar. Pero esa misma separación se puede convertir en un verdadero problema si no se matiza correctamente. Si la separación se convierte en radical, se podría llegar a pensar que en nombre de la libertad y del pluralismo es preciso defender el derecho a la presencia pública de ideologías que niegan tanto la libertad como el pluralismo. ¿Se puede, en nombre de la separación entre ética y política, admitir como legal y legítima una ideología que promulgue el valor superior de una raza sobre otras, de los varones sobre las mujeres, la esclavitud?

Parece difícil admitirlo, aunque añadiéramos lo que nos hemos acostumbrado a añadir como coletilla en la política vasca: siempre usando medios exclusivamente políticos y sin recurrir a la fuerza. Antaño habríamos dicho que existen formas de pensamiento que son estructuralmente violentas, aunque en la práctica quienes defienden esos planteamientos no den el paso al ejercicio de la violencia. Hoy, en la época del multiculturalismo y el posmodernismo, es preciso argumentar lo que debiera ser algo más evidente. Pero el tener que argumentarlo ayuda a matizar y comprender mejor la situación.

La democracia como Estado de derecho implica que existe un punto, crucial y clave, en el que la separación de ética y política no funciona, no debe funcionar. Si en algo consiste la democracia es en la sumisión del ejercicio del poder a las exigencias básicas de los principios éticos más universales, cuales son los derechos humanos. No es concebible la democracia sin esta integración de la ética en su definición. La legitimación del poder solo es posible en la medida en que el poder se someta al imperio del derecho. Y la sumisión al derecho implica la sumisión a los derechos humanos universales. Por eso, la cultura constitucional que exige la sumisión del poder y de la soberanía a los mandatos de los derechos humanos universales tiene dos consecuencias: la creación, por un lado, de un espacio, el constitucional democrático, tendencialmente universal, y la inadmisibilidad de planteamientos políticos que supongan una negación expresa de esos mismos derechos universales, aunque no propongan el uso de la violencia.

Si la libertad como derecho humano básico y universal está necesariamente vinculada al pluralismo, ningún proyecto político que niegue el pluralismo real existente en una sociedad es admisible en democracia, porque es totalitario y excluyente. Es posible y necesario exigir a todos los proyectos políticos que pretendan jugar en el espacio democrático que muestren su disposición a garantizar de forma eficaz el respeto al pluralismo existente en su sociedad.

Esta exigencia no es una cuestión de ética válida para el ámbito privado, sino que es una exigencia al mismo tiempo ética y política, simplemente una exigencia democrática, válida para el espacio público. Porque tampoco la separación entre espacio privado y espacio público es un dualismo a aceptar sin matices de forma dogmática: puedo pensar privadamente lo que quiera -libertad de conciencia-, siempre que mi actuación pública se sujete a las exigencias ético-políticas de la democracia, del Estado de derecho y de la cultura constitucional. Un proyecto político de grupo nunca es una simple cuestión de pensamiento privado.
Condenar la historia de terror de ETA no es una mera cuestión de ética privada y personal, sino que es aplicar a nuestra historia reciente la exigencia ética y política sin la que la democracia deja de existir.

PP
El silencio sobre el 11-M
Pedro de Tena Libertad Digital 7 Febrero 2011

Hay cosas en la vida que resultan inexplicables. El 11-M está entre las primeras de ellas. Ese día de 2004 alguien quiso matar a cientos o miles de ciudadanos españoles para conseguir algo. Y lo consiguió. A primeras horas de la mañana, unos trenes eran despedazados por unas bombas colocadas por aún no sabemos quiénes ni sabemos todavía por qué. Que un Estado, el Estado español, no haya querido saber quién fue y por qué fue es inexplicable. Que la Nación, la nación española, no quiera saber quién fue y por qué fue, es inexplicable. Y sin embargo, eso es lo que ha ocurrido. Que el PP, principal perjudicado político por los hechos, no haya hecho esfuerzos contundentes y extraordinarios por saber por qué fue y quién fue es inexplicable. No sólo se trata de víctimas, sino de ciudadanos. No solo se trata de muertos, sino de vivos, del futuro de los vivos en la sociedad española.

Al día siguiente de la matanza, ya se estaba diciendo en el PP que lo importante era mirar al futuro y no tener el 11-M como referente. Pero es indudable que de aquella tragedia surgió un cambio de Gobierno. Imaginen por un momento que un Gobierno de Rodríguez Zapatero o de González hubiera sido expulsado del poder por un atentado de estas características. Todo el PSOE, al unísono, hubiera hablado de golpe de estado orquestado por no se sabe quién para echar al PSOE del poder. El PP caló el chapeo, ni siquiera requirió la espada, miró al soslayo, fuese y no hubo nada.

Mirar al futuro... ¿Qué futuro puede tener un país que no honra a sus muertos por la patria? Fuese lo que fuese, desde un atentado planificado de ETA y ayudado por otros para cambiar al Gobierno que la estaba arrinconando o una conspiración de carácter internacional para cortar de raíz el renacimiento de una España poderosa en el Atlántico y en el Mediterráneo, el asesinato de españoles que iban a trabajar debió haber sido investigado hasta el tuétano. Por nuestra dignidad, por la justicia, pero también porque un Estado no puede permitir ciertas cosas sin ser rebajado al nivel de chiringuito de poder.

Sólo por esas víctimas ignorantes de por qué fue y quién fue, ya sería necesario un cinco a las cinco. Si además contamos los muertos de ETA y otros muertos por otros grupos, el cinco a las cinco debería ser algo perpetuo, un día de las víctimas consagrado por una patria decente para su memoria eterna.

Que el PP, no todos pero sí bastantes de sus dirigentes, hayan optado por no desentrañar la masacre más terrible de la historia de España me resulta inexplicable y me hace intuir que la "razón" de Estado es algo más que una razón tenebrosa e inmoral. En este caso, es cobardía.

El movimiento cívico es posible
Pío Moa Libertad Digital 7 Febrero 2011

El éxito de la manifestación convocada por Alcaraz—éxito a pesar del boicot de la mayoría de los medios y de los grandes partidos (la presencia de algunos políticos del PP no representaba a ese partido)— revela, una vez más, la posibilidad de articular el descontento social en un amplio movimiento cívico, que por ahora se expresa de modo casi totalmente espontáneo. Solo dos pequeños partidos la han apoyado, Ciudadanos por la izquierda y AES por la derecha: está por ver si esos embriones crecerán frente a un bipartidismo actual que no tiene por qué ser malo en principio, pero que en España ha llegado a serlo. En todo caso hacen falta líderes (Alcaraz ha demostrado que lo es), programa y organización.

El programa debe basarse, como decía, en la regeneración democrática y en la soberanía de la nación española. Esta última está atacada no solo por unas autonomías sin control, que se van transformando, por “segunda generación”, en estados asociados, sino también por la deriva de la UE, que intenta anular las soberanías nacionales y avanza en esa dirección, como ha mostrado claramente la ultrajante “visita de inspección” de Merkel y su equipo al gobierno pro terrorista que está llevando a España a la ruina en todos los terrenos.

Creo que la primera propuesta en cuanto a la regeneración es la garantía de la independencia judicial, cada vez más bastardeada por los enterradores de Montesquieu. He aquí un primer punto programático.

En cuanto a la organización, sería buena una diversificación en asociaciones que se ocupen de trabajar sobre cuestiones concretas. Ya van surgiendo en muchos lugares. Propongo ahora una sobre Gibraltar, por el alcance político que tiene el problema y que rehúyen todos los politicastros actuales.

Magreb
El enigma egipcio
GEES Libertad Digital 7 Febrero 2011

Quizás el régimen, si no Mubarak, podrí­a decir aquello de que "los muertos que vos matáis gozan de buena salud". Con el pueblo en pie y una insoportable presión internacional, casi todos en Europa y América dan por descontado al presidente y moribundo a su sistema dictatorial. Sólo que no podemos estar seguros de que los reunidos en la plaza Tahrir sean realmente el pueblo, ni de que la presión occidental le resulte verdaderamente insoportable al régimen.

Su verdadero contexto es el mundo árabe y no hay ni por qué hacerse preguntas retóricas respecto al comportamiento de sus dirigentes ante la crisis egipcia. Del resto sólo cuenta Estados Unidos, con casi dos mil millones de ayuda anual, la segunda en importancia después de Israel. A los Mubarak se les calcula una fortuna entre los 15 y 20 mil millones de dólares. La ayuda podrí­a ser una décima parte del patrimonio familiar, si bien una parte de éste procederá de aquella. El PIB del paí­s son 210.000 millones. La ayuda viene a ser cerca del 1%. No es baladí­, pero su verdadera importancia polí­tica es que gran parte va a las fuerzas armadas. ¿Podrí­an éstas imponerle la retirada a su jefe? Podrí­an, y circulan toda clase de rumores, empezando porque toda la plana mayor militar estaba en Washington cuando todo empezó el 25 de enero, y tardaron cuatro dí­as en regresar. Los militares pueden negociar algunos retoques al sistema y atemperar algunas de sus prácticas más corruptas y represivas, pero no se olvide que no se trata de que sean una parte esencial del régimen, es que más bien son el régimen. Ellos lo crearon con el golpe con el que Nasser y sus Oficiales Libres derribaron la monarquí­a. Sus dos sucesores, Sadat y Mubarak han salido de las mismas filas. No tiene sentido pensar que el ejército se haya revelado contra el poder negándose a disparar contra la muchedumbre. Ha sido en todo momento parte del juego, que parece consistir en dejar que se agoten los manifestantes, por más que la situación aparentemente de tablas y el caos generalizado fuera de la plaza Tahrir le cueste al paí­s bastantes veces la ayuda americana.

De hecho el ejército puede ser el gran ganador. Una de las irracionalidades del paí­s es el prestigio popular del que goza por sus éxitos iniciales en la guerra de 1973 contra Israel. Su moderada actitud ha servido para preservarlo. Pero no se olvide que fueron ellos los que permitieron entrar en la plaza haciendo el salvaje a los matones de las milicias proMubarak Al Baltaqiya. Por otro lado, los militares estaban crecientemente enfrentados a Gamal, el hijo de Mubarak y su sucesor in pectore, que habí­a organizado el languideciente partido oficial en una fuerza civil efectiva con el apoyo de los empresarios más modernos y dinámicos. Beneficiados por las reformas económicas liberalizadoras propiciadas por Gamal, han promovido el desarrollo a expensas de las subvenciones que son muy populares aunque sean una rémora para el crecimiento. La crisis ha convertido al heredero en un cadáver polí­tico a costa de una muy probable involución económica.

También la presión interna sobre el régimen plantea muchas dudas. ¿Verdaderamente representa Tahrir los anhelos generales de un paí­s de 80 millones y una inmensa ciudad de casi 18? Fuera de la plaza han ocurrido cosas extraordinarias sobre las que la información ha brillado por su ausencia. La práctica totalidad de las comisarí­as de El Cairo fueron asaltadas en los primeros dí­as, a partir del viernes 28 de enero, momento de la gran crecida de la protesta, a la salida de las celebraciones del dí­a santo musulmán, desapareciendo todas las armas. Lo mismo sucedió con las cárceles, por parte de los familiares de los delincuentes y de los islamistas que tení­an correligionarios internados. Hasta el asesino de Sadat fue liberado. Los asaltos a las viviendas se multiplicaron. Entre cada edificio, cada tienda, cada calle se estacionaron los hombres para defender sus propiedades con todo lo que pudiera servir como arma mientras las mujeres preparaban cocteles molotov. Al repeler asaltos hubo muertos que el ejército recogió sin hacer preguntas. De nada podemos estar seguros pero se dice que estos espontáneos de la autodefensa pueden sumar muchos más que los que corean slogans en Tahrir. También ellos han realizado descubrimientos de autonomí­a y libertad, amenaza y poder, destinados a pesar en el futuro del paí­s.

Y queda por conocer la identidad ideológica y la composición social de los manifestantes antiMubarak, especialmente el papel de los islamistas, la única fuerza poderosa y organizada que trata de ocultar su papel y aspiraciones. Los corresponsales de Occidente, ebrios de liberación popular, les han concedido un crédito que están muy lejos de merecer. Es muy cierto que la libertad anida en todo corazón humano, pero la propia, no necesariamente la ajena. Lo que les encanta de la democracia a los totalitarios es la libertad de destruir la democracia e imponer la suya propia con exclusión de la de los demás. Como venimos repitiendo aquí­, no debemos precipitarnos en entusiásticos apoyos hasta que no se aclaren algunos de los espesos enigmas egipcios.
GEES, Grupo de Estudios Estratégicos.

"EL ISLAM ES LA SOLUCIÓN"
Por qué hay que temer a los Hermanos Musulmanes
La incorporación de los Hermanos Musulmanes a las negociaciones ha desatado una ola de simpatía hacia ellos, basada en su supuesta moderación. ¿Es real?
BÁRBARA AYUSO Libertad Digital 7 Febrero 2011

Los turbulentos días de que vive Egipto dejan tras de sí un aluvión de artículos y reflexiones de todo color. En el análisis de los protagonistas de los acontecimientos, se detecta una preocupante y frecuente tendencia: los Hermanos Musulmanes son situados más cerca de la moderación, por obra y gracia del paso de los días.

Con su incorporación a las negociaciones que persiguen finalizar las revueltas, la organización fundamentalista ha ido cobrando protagonismo, siendo cada vez más vinculados a la "moderación" y la "democracia". Latiguillos tan habituales como que son "un grupo políticamente reformista y moralmente ultraconservadores" les caracterizan a diario, transmitiendo una imagen perversamente distorsionada de su verdadera naturaleza. Convertir a los Hermanos Musulmanes, de la noche a la mañana, en un adalid de la moderación es un ejercicio de amnesia –voluntaria- con indeseables consecuencias.

Y es que en la configuración de este grupo existen motivos para temer su ascenso al poder. La opinión mayoritaria se esfuerza estos días por implantar la idea de que han experimentado una transfiguración tan radical, que poco tienen que ver con aquél grupo fundado en 1928 para evitar la progresiva occidentalización de Egipto por el colonialismo británico, imponiendo la ley islámica o sharia. Y no es así. Nunca han abandonado sus totalitarios objetivos ni se han moderado, por muy deseable que sea, ya que son el único grupo –organizativamente hablando- con capacidad para capitanear un futuro gobierno.

Su ideario: "El islam es la solución"
Con la caída en desgracia de Mubarak, todos los argumentos que el dictador ha esgrimido para mantener en una alegalidad relativa a los Hermanos Musulmanes también han perdido validez para la opinión mayoritaria. El aún presidente egipcio dijo en diversas ocasiones que el grupo islamista constituía "un peligro para la seguridad del Estado porque adopta un programa religioso" y alertó que "en el caso de que se diera un ascenso de esta corriente se reproducirían en Egipto situaciones recientes de regímenes que representan el islam y que se enfrentan al aislamiento". Y repasando su ideario político –al que no han renunciado- no parece descabellado el temor a que implanten una revolución a la iraní: "El islam es la solución". Ese fue su lema desde los 80 y al que aún no han renunciado. Si bien es cierto que Mubarak ha instrumentalizado el miedo hacia ellos para aferrarse al poder, conviene no rechazar taxativamente sus advertencias.

Cosa distinta es que, en la coyuntura actual, los Hermanos Musulmanes quieran subirse al carro de las protestas para capitalizar el liderazgo de la oposición al régimen. Conscientes de que con el discurso fundamentalista actual los apoyos mermarán, sólo han disfrazado su mensaje, pero éste permanece inalterable. Ahora, propugnan un régimen constitucional y parlamentario... con un revelador añadido: "Con un Estado civil de bases islámicas". Es decir, un Estado islámico, a la imagen y semejanza de Arabia Saudí o Irán.

¿En qué consistirían exactamente estas bases islámicas? Escuchando sus propias consignas, abarcaría todas las esferas de la vida pública: se aplicaría la ley islámica, y en ningún caso una mujer o alguien de otra confesión podría ocupar ni la presidencia del país ni del Gobierno. En resumen: imposiciones totalitarias e islámicas.

Por ello, en la desconfianza hacia sus objetivos no están los delirios paranoides con los que se trata de demonizar esta postura. Existen sólidos argumentos. El propio ideario de los Hermanos Musulmanes imposibilita su entrada en un juego político democrático, como ahora quieren hacer ver. Aunque se descuelguen con bienintencionadas declaraciones –"Queremos formar parte como una fuerza política más"- conviene no confundir necesidades tácticas con abandono de objetivos.

En el horizonte queda, además, los precedentes históricos en los que tras un período democrático, grupos similares han ido adquiriendo poder como un grupo más, para acabar absorviéndolo, implantando la "revolución islámica". Muy al estilo de lo ocurrido en Irán con la inicial utilización de la oposición al Sha, y la posterior aniquilación para hacerse con el control absoluto. Entonces, también se habló de "moderación" y a quienes advirtieron se les tachó de agoreros.

Padres de Al Qaeda y Hamás
La histórica relación con la violencia de los Hermanos Musulmanes, pilares del islamismo contemporáneo, tampoco permite ser optimistas. No conviene perder de vista su férreo apoyo a los terroristas de Hamás - grupo que, de hecho nace como una facción de los Hermanos en Gaza-, y su oscura vinculación con los asesinatos y atentados ocurridos durante más de 30 años.

Los Hermanos Musulmanes son la más extendida e influyente organización fundamentalista del mundo árabe, padres de todos los grupos terroristas radicales. De hecho, el fundador de la yihad islámica egipcia y número dos de Al Qaeda, Ayman Al Zawahiri, forma parte de ellos.

El papel en las revueltas egipcias de los Hermanos Musulmanes ha ido un paso por detrás que el resto de la oposición, cuidándose de no hacer declaraciones que les comprometieran en exceso. Las revueltas pidiendo democracia no han sido capitaneadas por ellos, pero pueden ser los mayores beneficiados de un movimiento con el que no se han comprometido hasta que otros se han lanzado a la calle.

Por sus ansias de libertad, sería injusto dejar sin más que el salvajismo islamista se haga con el poder. Como se señala desde GEES: " Las revoluciones no suelen ganarlas los que las comienzan, que suelen ser devastados más adelante por los más despiadados que han permanecido en segunda fila. No las ganan los buenos, sino los fuertes, que las más de las veces no son los mismos. No podemos hacer que los malos se vuelvan buenos: pero sí hacer a éstos más fuertes".

ECONOMÍA
España se atraganta con la innovación
El último ranking europeo sitúa a la economía española en el puesto 18, con un fuerte descenso de la inversión de los fondos de capital riesgo en I+D
IÑAKI CASTRO CORRESPONSAL | BRUSELAS. El Correo 7 Febrero 2011

Nuevas patentes e ingresos generados por este concepto, entre los puntos más débiles
España sigue sin levantar el vuelo en innovación, el motor al que se agarran tanto expertos como gobiernos para intentar asegurar la recuperación económica. El último ranking de la Unión Europea, difundido la pasada semana, sitúa a la economía española en el puesto 18 entre los 27 socios comunitarios. Está dentro de un grupo de países calificados de «moderadamente innovadores» en el que también figuran Italia, Grecia y Portugal. Pese a la deficiente posición de nuestro país, la UE subrayó durante la presentación del informe que, en realidad, toda Europa afronta una «emergencia innovadora» por el cada vez más destacado liderazgo de Estados Unidos y el preocupante ascenso chino.

La última y renovada edición del ranking comunitario de innovación está basada en 25 indicadores que analizan los esfuerzos en investigación, la inversión pública y privada en I+D+i o los efectos de las nuevas ideas en la economía. España se encuentra por debajo de la media europea en 20 de los apartados, con algunos puntos débiles muy acusados como la aplicación de nuevas patentes y los ingresos que estas podrían generar.

El estudio elaborado por la Comisión Europea, sin embargo, llama más la atención sobre el fuerte descenso registrado en la inversión en innovación de los fondos de capital riesgo. Aunque en los últimos cinco años España ha mejorado un 2% su ratio general en el listado de indicadores, el volumen de estas inyecciones de dinero ha caído más de un 12%. El diagnóstico señala a su vez que las pymes han reducido tanto su dinamismo como su colaboración entre ellas.

Las «fortalezas»
Pero no todo es negativo. El informe refleja también las «relativas fortalezas» de la economía española. Pese a que en los últimos ejercicios se ha reducido el número de nuevos doctorandos, la publicación de investigaciones en revistas internacionales ha alcanzado un ritmo de crucero más que notable. Además, se aprecia un ligero ascenso de los puestos de trabajo en sectores que exigen una elevada cualificación, aunque han descendido las exportaciones de productos 'high-tech'.

«Conozco a Cristina Garmendia y sé de su lucha por mantener el presupuesto de innovación en España. Eso es lo que estamos buscando», remarcó la comisaria de Investigación, la irlandesa Máire Geoghegan-Quinn, durante la presentación del documento. A su juicio, el ranking hay que entenderlo como un diagnóstico para que cada país «conozca sus debilidades», pero el gran reto llegará en los próximos años. «Tenemos que seguir siendo competitivos en un mundo sin piedad», proclamó la comisaria en referencia a la pujanza china.

El mensaje iba dirigido a todos los países de la UE para que, pese a las dificultades económicas, mantengan o incrementen el presupuesto en I+D. Geoghegan-Quinn animó incluso a los miembros más punteros a «no dormirse en los laureles». Como en otros tantos ámbitos, los países nórdicos -con Suecia a la cabeza- y Alemania lideran la capacidad innovadora europea por delante de un segundo grupo menos aplicado en el que aparecen Francia y Reino Unido.

Fortaleza americana
Aunque el estudio desgrana al detalle la situación de cada miembro de la UE, su primera parte está dedicada a comparar la posición del bloque comunitario con las principales economías mundiales. Estados Unidos y Japón no sólo han abierto brecha, sino que en los últimos años la han agrandado. El gigante norteamericano -líder mundial indiscutible- ha aumentado desde 2008 tres puntos su diferencia con respecto a la media comunitaria, y la economía nipona mantiene las distancias. Entre los emergentes, China ha pisado el acelerador y se acerca paulatinamente a Europa.

La comisaria de Investigación evocó durante su intervención el 'factor Sputnik' proclamado por Barack Obama en el último discurso sobre el estado de la Unión, para insistir en que Europa tiene que dar un salto de calidad. El presidente norteamericano llamó a su país a blindar su liderazgo económico de la mano de la innovación y los emprendedores con una reacción similar a la de 1957. Entonces, el coloso estadounidense se unió para impulsar la investigación tras asistir incrédulo al lanzamiento soviético del primer satélite de la historia. Como resultado, América pisó primero la luna en 1969.

Ni mu sobre el 5 a las 5
La foto que Rubalcaba no quiere ver
r. vilas Libertad Digital 7 Febrero 2011

Ni Gobierno ni PSOE han dicho una palabra sobre la manifestación del sábado en Madrid. Tampoco los periodistas de otros medios les han preguntado.

Decenas de miles de personas acudieron a la llamada de las víctimas del terrorismo el día 5 a las 5 en el centro de Madrid. Una manifestación multitudinaria que ha sido ignorada por el Gobierno y el PSOE, con la colaboración de la mayoría de medios de comunicación.

48 horas después todavía no han dicho ni una palabra. El vicepresidente y ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba ofreció una rueda de prensa en Canarias en la que valoró positivamente el anuncio de la nueva marca electoral de Batasuna-ETA. Un hecho que, además, llena aún más de sentido la manifestación de Voces contra el Terrorismo, ya que se advertía precisamente de que ETA podría regresar a las instituciones.

De poco ha servido, el mutismo ha sido total. Bien es cierto que ningún periodista ha tenido a bien preguntar por esta cuatión. Cómo si cada sábado se concentraran decenas de miles de personas en Madrid. En línea con el boicot informativo que, salvo honrosas excepciones, ha sufrido la convocatoria, antes y después de producirse.

Lo mismo en la comparecencia del secretario de organización del PSOE, Marcelino Iglesias, de cada lunes. El socialista se mostró encantado con el anuncio de Batasuna-ETA, pero entre las más de diez preguntas que le hicieron los periopdistas tampoco se mencionó la manifestación del sábado.

Si el intento previo de silenciar el acto fue escandaloso, lo es más tratar de ocultarlo después del éxito rotundo de asistencia. La fotografía tomada por el fotógrafo de Libertad Digital, Fernando Díaz Villanueva, no deja lugar a dudas ni a interpretaciones.

La revista de Guerra coincide con Aznar en las críticas a las autonomías
El economista Manuel Muela aboga por suspender el actual modelo para ganar eficacia y reducir el déficit público
 www.lavozlibre.es  7 Febrero 2011

Madrid.- La revista 'Temas', cuyo Consejo de Redacción preside Alfonso Guerra y vinculada a la rama más izquierdista del PSOE, coincide con el ex presidente José María Aznar en las críticas al actual Estado de las Autonomías. El economista Manuel Muela, miembro del Consejo de Redacción de 'Temas', aboga por suspender el sistema autonómico en una tribuna publicada en el número de febrero que lleva por título 'Una salida política a la crisis española'.

El también presidente del Centro de Investigación y Estudios Republicanos defiende "la constitución inmediata" de un "gobierno de emergencia nacional" como solución a la crisis para lo que resta de legislatura. Su primera misión sería aprobar una ley orgánica que "suspenda" los "organismos e instituciones autonómicas", según informa 'El Mundo'.

Muela explica que suspendiendo las autonomías "se ganaría eficacia y se produciría una disminución inmediata de gastos en beneficio de una reducción significativa del déficit público". Añade que la norma para suspender las autonomías "sería transitoria hasta que culminara la revisión constitucional".

El economista sostiene que las comunidades se han convertido "en la práctica en contrapoderes estatales con vicios agudos de clientelismo y con escaso sentido de la solidaridad"

La frase de Muela recuerda al discurso del ex presidente del Gobierno José María Aznar, que urgió la semana pasada a reformar el modelo de las 17 comunidades miniestados. A su entender, España no puede mostrarse hacia el exterior como un territorio "fragmentado, enfrentado e inseguro" ni puede competir en Europa y en el mundo "con unas comunidades autónomas aspirando a convertirse en miniestados".

El presidente de Extremadura, el socialista Guillermo Fernández Vara, ha señalado que no es "casual" que políticos de distinto signo ideológico reclamen la modificación del Estado de las Autonomías.

Los españoles apoyan que Rajoy luche por garantizar la enseñanza en castellano
El líder del PP se ha comprometido a que haya libertad lingüística en cualquier comunidad
 www.lavozlibre.es 7 Febrero 2011

Madrid.- El líder del PP, Mariano Rajoy, ya ha avanzado parte del programa electoral con el que pretende llegar hasta el Palacio de La Moncloa en 2012. Entre las medidas que adoptaría si es investido presidente del Gobierno, Rajoy se ha comprometido a garantizar a las familias el derecho a que sus hijos puedan estudiar en español, un asunto en el que el PP se muestra demasiado ambiguo en las comunidades autónomas con impronta nacionalista.

La propuesta de que exista libertad para estudiar en español es apoyada por el 83,3% de los encuestados en un sondeo de Sigma Dos para el diario 'El Mundo'. La medida de Rajoy es respaldada incluso por el electorado socialista. Sólo los votantes de IU apoyan de manera más discreta -el 56%- la propuesta del líder del PP.

Otra medida que logra el sí mayoritario de los encuestados es la recuperación del recurso previo de inconstitucionalidad para leyes importantes como los estatutos de autonomía, algo que habría paralizado el avance del Estatuto de Cataluña.

Sin embargo, los españoles se oponen a que se derogue la actual Ley del Aborto y se vuelva al anterior texto.

Hoy no se fía
Nota del Editor 7 Febrero 2011

Las promesas electorales no se cumplen y menos cuando no se tienen principios éticos ni racionales como ocurre con la mayoría de los profesionales de la política del PP. Solo recordar aquí las análogas promesas de Núñez y ya ven en qué ha quedado todo, ni siquiera agua de borrajas. Si de verdad creyeran lo que dicen prometer, podrían demostrarlo, mejor haberlo demostrado en Galicia, así que hoy no se fía nada al PP.

Si esta es la postura con el PP, con el PSOE ni me molesto, tiene que desaparecer, pero antes debería confesar la verdad sobre el 11M, y algunos de sus creyentes podrían reunir condiciones para ser recuperados como miembros de una sociedad democrática.

Conferencia de Inma Castilla de Cortázar
Coruña Liberal  7 Febrero 2011

Buenas tardes.
La asociación Coruña Liberal nos remite la convocatoria de esta interesante conferencia que incluimos en ficheros adjuntos y que resumimos:

"Conferencia de Inma Castilla de Cortázar, presidente del Foro Ermua, el jueves 10 a las siete de la tarde en la sala de Caixa Galicia en c/Médico Rodríguez esquina a Juan Flórez en La Coruña.

"En nuestro nombre y a cuenta de nuestra dignidad como ciudadanos, el gobierno de Zapatero negocia con terroristas la aplicación de la ley"
.
Foro Ermua ha investigado exhaustivamente los hechos e indicios abrumadores de esta negociación, que se niega al mismo tiempo que se pone en evidencia mediante incesantes concesiones en fraude de ley, cuando no directamente delictivas, como abortar detenciones ordenadas judicialmente mediante el soplo policial.

La entrada es libre. El aforo, limitado. La presentación correrá a cargo de José Antonio Portero Molina, catedrático de derecho constitucional en la universidad de La Coruña.

Un saludo.
Coruña Liberal"

Desde la Junta Directiva de Mesa por la Libertad Lingüística animamos a asistir a todos los ciudadanos.
Saludos, Junta Directiva MLL
www.libertadlinguistica.com

******************* Sección "bilingüe" ***********************

Una foto que vale 1.500 millones de euros
@Roberto Centeno El Confidencial 7 Febrero 2011

Me preguntan muchas veces cuándo vamos a salir de la crisis, pensando lógicamente que no se puede seguir cayendo indefinidamente. Y realmente eso es cierto, pero no sucederá sin que antes se adopten al menos dos medidas esenciales, medidas que no consisten en la famosa reforma laboral, que como era obvio y ha quedado demostrado por los hechos, no arregla nada en estas circunstancias. Y menos aún, empobreciendo a la población sin tomar medida significativa alguna de reducción del despilfarro público. Recortar pensiones y salarios puede ser necesario, pero jamás de los jamases antes de acabar con el descontrol absoluto en el empleo público y el despilfarro masivo en los temas más peregrinos, algo que no tiene precedentes ni en la historia de España ni en la de Europa, y que representa casi 10 puntos de PIB. En este sentido, resulta pasmoso que el Sr.González Páramo, del Comité Ejecutivo del BCE, afirme que la recuperación de España pasa por la reforma de la negociación colectiva, y ni siquiera mencione el desmadre absoluto del gasto no centralizado. ¿Es que alguien puede ser tan irresponsable para afirmar que con desvincular salarios e IPC todo está arreglado?

Por supuesto que la desvinculación es necesaria, pero la primera medida a tomar, sin la cual todo lo demás no sirve absolutamente para nada, es la reducción drástica e inmediata del gasto de CCAA y Ayuntamientos, que representa ya el 71% del gasto público total. Y no estoy hablando de los cuatro retoques que barajan Gobierno y oposición, estoy hablando de reducir el gasto de verdad, en concreto, de reducir los 270.000 millones de euros año de gasto no centralizado a 170.000 en cuatro años, algo no solo posible, sino absolutamente imprescindible. Y sin embargo, Zapatero, con el aplauso de no pocos, ha concentrado todas sus medidas en generar una intensa deflación interna con el empobrecimiento del 80% de la población -la renta disponible de las familias ha caído casi un 6% en 2010 en términos reales, el mayor desplome desde que existen series estadísticas, y este año caerá más aún–, lo que reduce el PIB, crea más paro, eleva la tensión social y aleja la recuperación. Solo suprimiendo coches oficiales, asesores inútiles, embajadas ridículas y televisiones locales, se habría ahorrado más que con la brutal reducción de las pensiones.

La segunda, que los agentes sociales recuperen la responsabilidad y la representatividad de la que carecen, pues son incapaces de plantear nada excepto vaguedades económicas que producen vergüenza y sonrojo, aparte que ya no representan ni al 10% de los que dicen representar y, lo que es peor, son ya incapaces de reunir la tercera parte de gente que la VCT el pasado sábado sin dinero y sin estructura, en su manifestación con motivo de la “huelga general”. Cuando el Sr.Rosell, el Sr.Méndez y el Sr.Toxo salgan juntos en una rueda de prensa y afirmen que, al igual que sus “colegas” alemanes, renuncian a cualquier tipo de subvención o prebenda multimillonaria, y que van a financiarse solo de las cuotas de sus afiliados, entonces, y solo entonces, España empezará a ver la luz al final del túnel. Mientras los Sres. Rosell, Méndez y Toxo firmen un documento que es un insulto a la inteligencia en lo económico y carga el grueso del ajuste sobre las familias de menor renta, a cambio de lo cual recibirán 1.500 millones de euros anuales, estaremos más cerca de un estallido social que de la salida de la crisis

El inaceptable comportamiento de los agentes sociales
Cuando solo en enero se destruyeron 223.000 puestos de trabajo, y el futuro no pinta mejor sino peor, es indignante, es inmoral, pagar 1.500 millones de euros anuales por una foto que certifica el envío directamente a la miseria de más de 4 millones de jubilados. El 20% es el porcentaje estimado que se llevarán por la gestión en exclusiva por UGT, CCOO y CEOE de las políticas activas de empleo, dotadas este año con 7.500 millones de euros. Cantidad que se añade a los más de 500 millones cobrados a los 271.000 trabajadores afectados por un ERE en 2010, un 8% de la compensación recibida, exclusiva también de UGT y CCOO; sin incluir la parte que puedan haber o no haber cobrado de las empresas por “agilizar” el proceso. Que se suma a los más de 400 millones recibidos de las CCAA por convenios de colaboración en gestión de empleo, y que ese suma a su vez a dádivas de varias decenas de millones de presidentes autonómicos, Montilla y Griñán por ejemplo, que han dejado tal esquilmadas a sus CCAA y que ya no tienen dinero ni para pagar las nóminas, pero que no han tenido problemas en entregar entre 30 y 35 millones de euros cada uno a UGT y CCOO también en exclusiva.

Y si entramos en algunos de los comentarios de los representantes cualificados de estas organizaciones, ante las peticiones de Angela Merkel, como el que los incrementos de los salarios se liguen a la productividad, pasamos del asombro al estupor: el vicepresidente primero de la CEOE, Arturo Fernández, niega la mayor “porque la productividad es un tema más alemán que español”. ¡Vaya planteamiento para el número dos de la patronal! Y sus dos colegas Méndez y Toxo lo consideran inaceptable, porque “se perdería poder adquisitivo para los trabajadores”, olvidándose que un 50% de ellos ya ni siquiera es mileurista, es 900 eurista, y cuyo poder adquisitivo -de más de 7 millones de ocupados en el sector privado- no lo defiende ni el tato.

Y ya como si de los Asterix y Obelix del sindicalismo español se tratara, cuando Michael Sommer, presidente de la poderosa confederación de sindicatos alemanes, insistió una y otra vez en la necesidad de los sindicatos de independizarse del poder político, financiándose exclusivamente con sus cuotas, y en que los sindicatos para ser representativos de verdad no pueden estar subsidiados por el poder, Toxo y Méndez no dijeron ni pío, se limitaron a poner cara de circunstancias pensando sin duda: “Estos germanos están majaretas”.

“Ella (Merkel) tiene cogido a Zapatero por el hocico”
Uno de los momentos más tensos de la rueda de prensa posterior a la reunión de Zapatero con la Sra.Merkel el jueves fue cuando una periodista, a la vista de los elogios sobre que “España hace los deberes”, preguntó directamente a la canciller si creía que España ya no necesitaría ser rescatada, algo a lo que la Sra.Merkel no contestó, mientras Zapatero tragaba saliva. Requerida de nuevo, respondió que no iba a contestar a esa pregunta, entre otras razones, supongo, porque España si será rescatada. Razón por la cual The Economist afirmaba que “ella –Merkel- tiene cogido a Zapatero por el hocico” y le ha obligado a decir amén a todo como un corderito para que Alemania financie el rescate de España a partir de marzo mediante la compra de deuda soberana. El viernes en Bruselas Zapatero escenificaría su rendición incondicional, desde vincular los salarios a la productividad y no a la inflación, hasta controlar por ley el déficit público, lo que está muy bien. Y aunque sus ministros lo nieguen, van a tener muy crudo engañar a la “fracasada”. Y el Fondo de Rescate nos es imprescindible.

Y nos es imprescindible porque estos insensatos que nos gobiernan nos han llevado al borde del abismo y más allá. La Sra.Salgado presentó hace unos días las cifras del déficit del Estado, según las cuales éste se había reducido al 5,1% del PIB, cifra falsa que no tiene nada que ver con la realidad. Primero, porque el cambio de la sistemática de devolución del IVA hace que a fin de año Hacienda adeude 7.000 millones de euros por este concepto. Segundo, porque Hacienda adeuda 5.400 millones de euros a la Seguridad Social del ejercicio 2010. Tercero, porque la deuda con proveedores, que asciende a más de 40.000 millones de euros para el conjunto de las AAPP, se incrementó para el Estado en cerca de 3.000 millones adicionales, y que obviamente son déficit de 2010. Y cuarto y último, porque las entregas a cuenta a CCAA por participación en impuestos más las transferencias a los Ayuntamientos se redujeron en 16.000 millones de euros respecto a 2009. Por tanto, en términos homogéneos respecto a 2009, el déficit del Estado no ha sido del 5,1%, sino 31.400 millones más, o el 8,1% del PIB. Y por si fuera poco, el gasto del Estado a noviembre era casi igual al del año anterior, 162.000 millones frente a 163.000 en 2.009, un recorte irrisorio. Esta broma no puede continuar por más tiempo.

Y para terminar, lo más grave de todo, el déficit de CCAA y Ayuntamientos, del que no tenemos ni idea. Solo conocemos el de Cataluña porque el Gobierno anterior ha perdido las elecciones, y los que vienen no quieren cargar con el muerto, cuyo déficit 2010 no era de 2.800 millones de euros como mintió descaradamente la Sra.Salgado en diciembre después de “un análisis serio y minucioso”, sino tres veces más, 7.800 millones, tanto, que a pesar de haberse endeudado en 3.000 millones en octubre solo tienen para pagar las nóminas hasta marzo. La situación se ve tan grave desde fuera que el Financial Times del 31/1 afirmaba que “el déficit de Cataluña amenaza con destruir los esfuerzos de España y de la eurozona para resolver la crisis de deuda soberana”. Y nada indica que la realidad en algunas otras autonomías y grandes ayuntamientos sea muy diferente, solo que de momento no han perdido las elecciones y pueden seguir escondiendo la realidad. Por cierto, ¿es que Zapatero cree que Merkel le va a dar el dinero para premiar a Cataluña con una financiación privilegiada? O engaña a Merkel, o engaña al Govern, o piensa expoliar al resto de regiones españolas. La solución los próximos meses.

Las trampas de ETA
El Editorial La Razón 7 Febrero 2011

Batasuna oficializa hoy su penúltimo intento de burlar la legalidad para poder concurrir en las próximas elecciones municipales y forales. Los proetarras presentarán en un acto público en Bilbao y registrarán el miércoles en el Ministerio del Interior los estatutos de un nuevo partido político.

Lo esencial no es lo que Batasuna pretenda para esa formación, sino la respuesta del Estado de Derecho ante el enésimo desafío. Es una buena noticia que el Gobierno y el PP se mantengan firmes en las condiciones inalterables, establecidas en la Ley de Partidos, a los sucedáneos de Batasuna para que puedan participar en la vida política. Y es positivo además que, según todos los indicios, las nuevas siglas de la vieja Batasuna parezcan condenadas a seguir los pasos de todas sus predecesoras.

En lo fundamental, más allá de una mera retórica tacticista contra la violencia, Batasuna no ha convencido con la nueva marca, porque no podía hacerlo. Quienes hoy se presentan en Bilbao son los mismos cabecillas proetarras de siempre, los mismos que han jaleado y justificado los asesinatos durante los últimos años. Un colectivo que ha sido incapaz de condenar el terrorismo y de repudiar a ETA, e incluso de exigir a la banda su desaparición, carece de credibilidad y legitimidad algunas.

Ellos saben, como sabemos los demócratas, que mientras los pistoleros se mantengan en sus puestos, el control de ese mundo será absoluto y que de paso los vascos no serán enteramente libres. Por esa razón, todo debe pasar por que ETA desaparezca, lo que ni ETA ni los batasunos desean de verdad.

Como era casi imposible que este nuevo partido prosperara, la sospecha es que se trata de un reclamo, una cortina de humo para ocultar las verdaderas intenciones de la banda. LA RAZÓN publica hoy que el Gobierno baraja la posibilidad de que ETA emita un nuevo comunicado que podría convertir la tregua en «indefinida e irreversible» antes de las municipales. Se trataría de alimentar un caldo de cultivo que pudiera allanar el camino a Batasuna. Otra vuelta de tuerca en la tregua trampa que, de alguna forma, constataría la trascendencia que tiene para la supervivencia de ese mundo que los proetarras vuelvan a las instituciones.

Las palabras no están ni pueden estar por encima de los hechos. Y sería muy grave que los demócratas se prestaran de alguna forma al juego de ETA. Como temen las víctimas del terrorismo, no se puede descartar que sectores del PSOE defiendan la opción de permitir esa presencia en las urnas. Queremos pensar, no obstante, que el Gobierno se mantendrá firme en la defensa de la legalidad y que no se prestará a contubernio alguno.

Las condiciones están muy claras y no admiten lecturas sesgadas. Con ETA presente y viva, su entramado no puede beneficiarse de una legalización fraudulenta. Para la democracia resulta esencial que los etarras o sus acólitos estén fuera de las instituciones y prosiga el proceso que debe acabar con su derrota final en un escenario con vencedores y vencidos. La actual política antiterrorista ha demostrado su eficacia, y mantenerla debe ser una cuestión de Estado para los grupos políticos, sin espacio para las componendas ni los falsos atajos.

No rendirse jamás
Desde 2004 el Estado no está por la derrota de ETA, sino por su integración.
Óscar Elía www.gaceta.es 7 Febrero 2011

Ni la verdad ni el bien dependen de que sean reconocidos y buscados por muchos. De hecho, las más de las veces, la mayoría se desentiende de ambas cosas, y sólo un puñado se aferra a ellas defendiendo la verdad y haciendo lo correcto. Y en relación con la lucha antiterrorista, la cruda realidad es que desde 2004 el Estado no está por la derrota de ETA, sino por su integración y rehabilitación social, dentro de un proyecto que une a medio plazo a socialistas y etarras en el común rechazo al constitucionalismo español: por lo que tiene de liberal y por lo que tiene de español.
Tras siete años de experiencia, hay que ser muy necio o muy cínico para afirmar que la de Zapatero es la misma política antiterrorista que la de Aznar. Ni en los principios, ni en los valores, ni en el espíritu, ni en el uso de los instrumentos del Estado de derecho se parecen, por mucho que el lodazal del consenso lo oculte.

Oponerse al proyecto de desguace constitucional pactado con el grupo más salvaje y totalitario que queda en Europa, cuando la mayoría consentía y consiente, ha sido difícil: hacer lo correcto siempre lo es. Muy pocos dieron el primer paso con Alcaraz en noviembre de 2010 para denunciar la perversidad. Lo hicieron ante esa cruel indiferencia que sólo los periodistas y los políticos españoles son capaces de llevar a cabo. Pero esos pocos no se rindieron, juntaron a miles defendiendo lo correcto, y el sábado volvieron a la calle con más políticos y periodistas, recuperando el protagonismo por estos sepultado.

Las víctimas vuelven otra vez a erigirse en voz de la nación que no se resigna. No se rindieron cuando eran silenciÓscar Elíaadas. No se rindieron cuando eran ignoradas. No cuando fueron calumniadas e insultadas. No se han rendido en ningún momento. Ahora que otros arriban a las costas de la rebelión cívica, los pioneros han mostrado que en la defensa de la dignidad de las víctimas, de las instituciones, de España y de la libertad, no hay que rendirse jamás.

El estremecimiento de las víctimas
Chelo Aparicio, Estrella Digital 7 Febrero 2011

Rubén Múgica, hijo del socialista histórico asesinado por ETA el 6 de febrero de 1996 –este domingo se cumplieron 15 años del atentado- aludía al estremecimiento de las víctimas del holocausto si en nombre de Goebbels alguien hubiera reclamado libertad de expresión.

Hacía referencia así a quienes desde la izquierda abertzale u otras corrientes de opinión reclaman la legalización de Batasuna en virtud de la libertad de expresión política. Por su parte, José María Múgica, testigo del asesinato de su padre, ponía el acento en “el maravilloso instrumento” de la Ley de Partidos para que “el terrorismo, en cualquiera de sus modalidades, esté excluido de la plaza pública, de las instituciones.”

Los Múgica encarnan, dentro del socialismo vasco, la opción más contraria a la negociación con la banda, por instrumental que fuera, frente a otras estrategias de integración del brazo político de ETA, sobre el convencimiento de que asistimos a su final. El mensaje de los Múgica incide en ese debate dentro y fuera del PSOE con la inquietud de quienes creen que la vuelta a las instituciones de la nueva Batasuna congelaría la senda democrática iniciada con su ilegalización.

“Orain, legalización” (ahora, legalización), reza las pancarta desplegada en el puente sobre la Ría del Nervión, en las horas previas a la presentación de los nuevos estatutos de la formación abertzale. En su esfuerzo febril por llegar en mayo a las urnas, los ilegalizados anuncian también una “manifestación nacional”, con el lema: “La legalización es un puente necesario para la pacificación”.

En una formación que ha sido legal durante 22 de sus treinta años de existencia, circunstancia que nunca supuso freno alguno a los centenares de asesinatos de la banda, el axioma remite al absurdo. Sostener ahora que su legalización es necesaria para la paz, lleva a los receptores del mensaje al limbo argumental.

Otras novedades en los estatutos de la renovada formación aluden al “rechazo expreso a la violencia, también la de ETA” (Gara, 06/02/11) y a la instauración de afiliados, cuotas y elecciones del “Secretario General”. Queda por ver si esta formulación es aceptada por los jueces, aunque las víctimas (y otros demócratas) sientan el escalofrío.

Las costuras nacionalistas
El Gobierno catalán se ha convertido en una olla a presión donde la convivencia entre las diferentes sensibilidades catalanistas comienza a ser difícil
MARÍA JESÚS CAÑIZARES / BARCELONA ABC Cataluña 7 Febrero 2011

Es lo que tiene vivir en una calle de vía estrecha: que cualquier imprevisto provoca un colapso. Eso es precisamente lo que le ha ocurrido a Artur Mas, a quien en calidad de presidente de la Generalitat, el Ayuntamiento de Barcelona le ha cedido cuatro plazas de aparcamiento frente a su casa. La otrora zona de la «gauche divine» es frecuentada ahora por coches oficiales y Mossos d'Esquadra que velan por la seguridad del líder de CiU y de su familia. En determinadas horas punta, la calzada se vuelve caótica y las costuras viarias revientan. Exactamente igual que las nacionalistas.

Y es que el Gobierno catalán se ha convertido en una olla a presión donde la convivencia entre las diferentes sensibilidades catalanistas comienza a ser difícil, debido precisamente al ímpetu independentista de los hombres de confianza de Mas.

El soberanismo de altos dirigentes está que se sale e invade espacios que pertenecen a sectores más pragmáticos, como el de la vicepresidenta del Govern, Joana Ortega. Me cuentan que la socialcristiana se ha revuelto contra algunos compañeros de gobierno que han presionado para que su departamento otorgue apoyo logístico a la consulta por la independencia que se celebrará el próximo 10 de abril en Barcelona. Consulta que, por mucha apariencia cosmopolita que le dé la Ciudad Condal, no deja de ser otra muestra del folklore soberanista del que hace gala ERC y, sobre todo, Solidaritat Catalana de Joan Laporta, que ahora le ha dado por recurrir al Tribunal Constitucional que tanto vilipendió cuando las cosas no le salen bien. Pero Ortega ha dejado las cosas bien claras: cesión de urnas sí, pero no locales. Es más, su departamento no piensa adquirir nuevos recipientes electorales.

Ortega ha demostrado que tiene carácter y amenaza con acabar con el liderazgo único de Josep Duran Lleida dentro de UDC. La entrevista concedida por el portavoz de CiU en el Congreso a un rotativo catalán en la que no descartaba volver a Cataluña como «conseller en cap» puede ser interpretado como un aviso. ¿Celos? Eso quiere decir que Ortega va por buen camino.

Más de la mitad de las plazas de ocio para niños en vacaciones son en euskera
En Euskadi hay una oferta de 191 puestos en campamentos y colonias por cada 1.000 menores de edad
M. F. VALLEJO El Correo 7 Febrero 2011

BILBAO.

Más de las mitad de las plazas en campamentos, talleres, excursiones o colonias de día para niños durante las vacaciones escolares se ofrece sólo en euskera, según los datos del 'Mapa de recursos de ocio y tiempo libre en período vacacional en Euskadi', que ha elaborado el Observatorio vasco de la Juventud. El informe, hecho público ayer por el Departamento de Cultura, recoge la oferta para niños y jóvenes durante la Navidad de 2009-2010 y la Semana Santa y el verano pasados. Muestra que las familias vascas dispusieron de 191 plazas por cada 1.000 menores de 18 años para apuntar a sus hijos a actividades dirigidas a ocupar su tiempo libre cuando cierran los centros de enseñanza.

En concreto, el 52% se ofertó exclusivamente en euskera, el 31,2% en bilingüe, el 3,1% sólo en castellano y un 12,9% en inglés. Hay diferencias en función del territorio histórico, ya que en Guipúzcoa siete de cada diez programas se imparten únicamente en lengua vasca, mientras que en Vizcaya no alcanzan la mitad y en Álava, el 30,5%.

A medida que disminuye la edad de la población destinataria de los planes de tiempo libre, el euskera tiene también una mayor presencia. Así, el 60% de las colonias dirigidas a niños de entre 0 y 12 años se desarrolló íntegramente en euskera. En el tramo de edad de 14 a 16 años comienzan a tener un peso significativo las actividades en inglés.

Planes para 64.000 niños
La oferta de ocio vacacional en la Navidad de 2009 y la Semana Santa y el verano de 2010 ha sido de casi 64.000 plazas. Esto supondría un ratio de 191,52 puestos por cada 1.000 habitantes menores de 18 años. Esta proporción es algo mayor en Álava. Además, prácticamente ocho de cada diez de los programas de ocio vacacional para menores de edad se ofertan en julio; son minoritarias las actividades infantiles desarrolladas en septiembre (1,7%) y Navidad (6,8%), mientras que junio recoge el 21,2% de las propuestas y agosto, el 14,4%.

Sólo el 10% de las propuestas fueron gratuitas. El precio medio de las colonias abiertas urbanas rozó los 80 euros, mientras que los campamentos costaron a las familias una media de 300.

Los niños entre 8 y 12 años son los que cuentan con más posibilidades de participar en actividades durante sus vacaciones escolares. La oferta dirigida a ese grupo de edad es superior a la del resto de menores: prácticamente seis de cada diez de los campamentos y colonias están destinados a ellos.

El texto constituye el primer estudio de estas características y ha sido posible gracias a la colaboración de las tres diputaciones forales, ayuntamientos, las cajas de ahorro, federaciones de tiempo libre y agrupaciones educativas. La información recogida en este mapa de recursos facilitará la elaboración del III Plan Interinstitucional de apoyo a las familias.

campaña "Bularretik mintzora"
El Gobierno vasco regala lectura en euskera para leer a los bebés
El programa consistirá en repartir un CD-libro didáctico con canciones, juegos, cuentos y poesías
EFE | BILBAO El Correo 7 Febrero 2011

El Gobierno vasco ha presentado hoy la campaña "Bularretik mintzora" (Del pecho al habla), que regalará lectura y canciones en euskera a los padres de bebés para que los progenitores puedan leerles a los recién nacidos.

Esta iniciativa ha sido presentada en el Hospital de Cruces en una rueda de prensa ofrecida por los consejeros vascos de Sanidad y Consumo, Rafael Bengoa, y de Cultura, Blanca Urgell, ha informado el Ejecutivo autonómico.

El programa lo gestionará Galtzagorri Elkartea, que recibirá 147.162 euros del Gobierno vasco, y consistirá en repartir un CD-libro didáctico con canciones, juegos, cuentos y poesías.

Rafael Bengoa ha afirmado que iniciativas como ésta son imprescindibles para fomentar un "mayor bienestar" a la hora de desarrollar la capacidad lingüística y emocional de los bebés o de establecer un "sólido vínculo afectivo".

Por su parte, Blanca Urgell ha dicho que el programa garantiza el conocimiento y el uso del euskera de las nuevas generaciones y fomenta la transmisión familiar.
Urgell ha indicado que esta campaña servirá además para aumentar el número de vascohablantes que, según ha dicho, ronda las 855.000 personas, y para fortalecer los ámbitos de uso del euskera entre ellos.

Recortes de Prensa   Página Inicial