AGLI

Recortes de Prensa   Miércoles 2 Marzo 2011

 

La reinvención de la rueda
Aleix Vidal-Quadras  www.gaceta.es 2 Marzo 2011

Ya nadie discute, ni siquiera los nacionalistas cuyo proyecto es liquidarlo, que el Estado de las Autonomías es un gigantesco sumidero de recursos que nos arruina, un galimatías normativo que nos paraliza y una fuente permanente de prácticas corruptas que nos avergüenza. Se ha dicho, y la descripción es exacta, que hemos construido un Estado políticamente inmanejable y financieramente insostenible. Un diseño institucional y territorial que pretendía por un lado apaciguar a los particularistas y por otro hacer más ágil y eficaz la Administración, no sólo no ha conseguido ninguno de estos dos objetivos, sino que nos ha llevado en sentido contrario.

La abundante literatura regeneracionista que está apareciendo en los últimos meses al calor del desastre actual insiste en un punto crucial: es imprescindible una reforma profunda del Estado devolviendo competencias a las instancias centrales y embridando unas Comunidades despilfarradoras y únicamente atentas a sí mismas. En este contexto, el futuro gobierno del Partido Popular ha de tener las ideas muy claras y el pulso muy firme si desea enfrentarse con éxito a un problema que está en la raíz de muchos de nuestros males presentes y que la irresponsabilidad de Zapatero ha agravado hasta límites de delirio. Por eso, la insistencia en "la absoluta vigencia y validez del Estado de las Autonomías como eje vertebrador de la convivencia y el progreso de los españoles" y la visión edulcorada de que lo que existen son simplemente "problemas de funcionamiento" no constituyen una base conceptual adecuada para enfrentarnos a la realidad de un modelo que hace aguas por todas partes y que únicamente podrá ser enderezado mediante un uso firme del bisturí.

El programa autonómico del PP acierta al proponer una serie de medidas correctoras como reducir el número de consejerías a diez, eliminar el solapamiento de competencias, disminuir el número de organismos públicos, definir un catálogo básico nacional de servicios públicos esenciales que garantice la igualdad, suprimir las atribuciones políticas impropias de la representación exterior de las Autonomías y establecer un marco de referencia para salarios de cargos políticos de todas las administraciones, entre otras asimismo sensatas. La dificultad es que la implementación de este conjunto de reformas es imposible sin una aplicación rigurosa y casi inmisericorde del artículo 150.3 de la Constitución y para algunas de ellas sin una reforma constitucional de considerable calado. La pretensión de que esta revisión tan seria y tan urgente del Estado autonómico será posible confiando su desarrollo y aplicación a las propias Autonomías mediante acuerdos voluntarios auspiciados por el Gobierno central es de una ingenuidad asombrosa.

En cuanto a la creación de un "Consejo Interterritorial para la unidad de mercado" equivale a la reinvención de la rueda. La unidad de mercado no resultará de la buena disposición de las Comunidades Autónomas, sino de que el Estado la garantice como es su obligación constitucional, lo que implica revisar la última hornada de reformas estatutarias que lo ha descoyuntado. La verdad, por dolorosa e incómoda que resulte, no deja de ser verdad.

ULTIMÁTUM
España y las Autonomías: dieta de la alcachofa, ¡ya!
Hace tiempo que se gastó la pólvora del rey. Ahora hay que acabar con los reyezuelos. O se termina con el centrifuguismo o España se descose por todas partes.
Alfonso Merlos www.elsemanaldigital.com 2 Marzo 2011

Está en cada esquina: "a esto hay que darle la vuelta como sea"… "esto no hay quien lo sostenga". ´Esto´ es la economía, pero ´esto´ es también el Estado. De un tiempo a esta parte, Zapatero está presentando pomposamente vastos paquetes de reformas destinados a sacarnos del hoyo. Pero seguimos en el pozo. Es más, ahí seguiremos si no nos percatamos de que lo que se presentan como medidas de salvación nacional son sencillamente medidas de tipo paliativo, en ningún caso curativo.

En otras palabras, hay que cambiar de verdad esto, un Estado que no nos podemos permitir pagar. Es un hecho que en buena parte de las familias españolas se ha terminado el tiempo de la pajarita, el fajín y el champán. Y debe ser un hecho que en buena parte del Estado se termine con estructuras inútiles, vacías de competencias y que nos salen por un riñón y parte del otro.

Aznar ha planteado en más de una ocasión (y lo ha dicho donde ha tocado) la urgencia de comenzar un plan de adelgazamiento inflexible. Y ha divulgado dos o tres ideas que vale la pena tener muy en cuenta para encararlo con éxito.

La primera, que la reforma del Estado autonómico no es sólo ni principalmente un asunto local o regional, como algunos pretenden hacer ver. Es un tema que toca de lleno a la política nacional y al propio interés nacional, concepto discutido y discutible para el todavía mandarín del puño y la rosa, como bien se sabe.

La segunda, que ese proceso de cambio bien puede hacerse emulando parcialmente el que ya otras naciones, como Alemania, han acometido con rectitud. En efecto, la fracasada Merkel llegó a la conclusión (consensuada con la socialdemocracia) de que el funcionamiento defectuoso de su modelo federal bloqueaba la adopción de reformas necesarias para el país y frenaba su modernización, así que se hacía inevitable sustraer algunas competencias y limar otras. Se arremangó, le metió mano al tema y así les va ahora a los de Münich y alrededores.

La tercera, que esa dinámica de transformación debe hacerse antes de que el nacionalismo separatista y la izquierda logren definitivamente el desbordamiento de la Constitución para consumar por la puerta de atrás una reforma confederal de España.

Hoy pocos son los españoles que cuestionan la necesidad de atar en corto a nuestros reyezuelos autonómicos, a nuestros timoneles provinciales y a nuestros mariscales locales. Se han pasado varios pueblos. Y tienen que pagarlo. Naturalmente con sus excepciones, han sido unos cuantos los que han disparado con pólvora del rey y, más grave, se han corrompido.

Ahí está el vergonzoso caso de amparo de los caudillos Chaves y Griñán a un histórico escándalo de malversación de fondos públicos para las chollo-jubilaciones de socialistas y sus amiguetes, de sindicalistas y sus coleguillas… y obviamente de comisionistas. ¡Menos mal que según el siempre campanudo Zarrías esta historia era un chascarrillo de café!

Ahí está el caso cutre y cateto de los barandas de Unión Mallorquina, que se iban de fiesta y pagaban con dinero público las cámaras digitales, los reproductores mp3… ¡y hasta las paelleras!... tan necesarias estas últimas para organizar buenas comilonas a costa del semivacío bolsillo del sufrido contribuyente.

Rajoy verá lo que hace cuando le toque, pero hay asuntos en los que o se entra con todas las consecuencias o se le pudren a uno en las manos. Y a Rajoy, por su pachorra o su equivocado manejo de los tiempos, ya no se le pudrirán en las manos el caso Bárcenas o el caso Cascos. Esto es más serio y más grande. ¡Aquí se pudre España, Mariano!

www.twitter.com/alfonsomerlos

«Con la grande polvareda, perdimos a Don Beltrán»
ANDRÉS DE LA OLIVA ABC 2 Marzo 2011

ESTOS conocidos versos del romance, como los repitieron Quevedo y Tirso de Molina, me vienen a la cabeza a causa de la «grande polvareda» que se levanta en España cada semana a lo sumo, con asuntos varios, menores, que nos hacen perder de vista al estimado Don Beltrane, símbolo de lo más importante y de lo que sucede respecto de lo más importante.

Aquí importa de verdad, no ya la traída y llevada «estabilidad del sistema financiero», varias veces «rescatado» sin transparencia, sino la recuperación del crédito al ciudadano común y a las pymes. Importa atisbar un inicio de recuperación de la economía real y, como «prueba del nueve», una clara desaceleración del paro. Pero aún más importante es, a mi entender, la regeneración del moribundo Estado de Derecho, sustituido por un ya casi consolidado «Estado de Partidos», como lo denominó el mismísimo Tribunal Constitucional en su sentencia 108/1986, de 29 de julio, sobre la designación parlamentaria de todos los vocales del Consejo General del Poder Judicial, una sentencia que, en superlativa paradoja, contribuyó de modo decisivo a poner en pie lo que denostaba. El paro, la situación económica y la «clase política» son los tres principales problemas de España, según sus ciudadanos. Es inevitable que se hable del paro y de la economía, pero se está logrando que el tercer problema no sea afrontado de verdad, sino solo con debates anecdóticos. Y también se está consiguiendo que apenas sea noticia lo que ocurre en frentes decisivos, como el de la Justicia.

Para distraernos y para que apenas exijamos ahora propuestas serias a las opciones políticas, el «Gobierno de España» (y bastantes gobiernos autonómicos) parecen haber creado en cada ministerio (o consejería) «Subdirecciones Generales de Distracción Ciudadana», con las que, quieran o no, cooperan los partidos, los medios de comunicación y hasta los «blogs» y las «redes». Digo yo lo de estas nuevas dependencias, porque me resisto a creer que todas las distracciones sean el involuntario resultado de una mayúscula ineptitud.

Que el problema de la «clase política» se sustancie con un debate a favor o en contra de que los parlamentarios reciban sueldos mileuristas es una pequeña polvareda que oculta el núcleo de lo importante. No se trata de ajustar remuneraciones a la realidad actual, sino de que esta dure lo menos posible. Se trata de que los parlamentarios se vean pronto empujados a representar de verdad, cada uno, a todos los ciudadanos, más que a sus partidos. Lo que hay que lograr es que la cultura política, los Reglamentos de las Cámaras legislativas y las leyes —la electoral general, la de financiación de los partidos, etcétera— impulsen la realidad en la dirección debida. ¿Cómo hacemos para que, de hecho lo mismo que según la Constitución (artículo 67.2), cada diputado o senador tenga, como representante de todos, libertad de voto, no cuando excepcional y graciosamente se la conceda su partido, sino siempre? Son posibles cambios en ese sentido, pero no puedo extenderme, sino solo separar el grano del polvo y la paja.

El tráfico, como saben bien en Interior, es materia muy apta para alzar polvaredas de distracción. Nada como reformar o amagar reformas, cada dos por tres, sobre todo en cuanto a la velocidad. Y si se propone usar mucho más la bicicleta en Madrid y que los ciclistas tengan máxima preferencia, durante una temporada no se hablará de otra cosa en Madrid (que no es una ciudad precisamente llana).

Asimismo, fomentan mucho la distracción los innumerables «observatorios» (no astronómicos ni sísmicos ni meteorológicos) creados en estos tiempos para que algunos cobren algo por mirar lo que ocurre, que siempre ha sido ocupación de ociosos y escasamente productiva o, como sucede con la «violencia doméstica», incluso perjudicial según las estadísticas, porque esa violencia no deja de crecer, desgraciadamente, cuanto más la observan. No importa, en cambio, o importa para mal, que la sociedad española vaya perdiendo los resortes éticos que inhiben maltratar al cónyuge o al abuelo.

No hace mucho, el «Observatorio para el Seguimiento de la Ley del Tabaco» —un grupo de expertos dependiente del Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad— concluía que «es ilegal fumar en tu propia casa mientras esté trabajando en ella una empleada de hogar». Aunque existen en España juristas excelentes, parangonables a los mejores del mundo, los expertos ministeriales exhibían su indigencia jurídica con el atrevimiento de convertir el domicilio, sede máxima de la privacidad, en un lugar público. Y en vez de pensar que el trabajo doméstico ha sido y será siempre muy especial precisamente por ser domiciliario o doméstico, se quedaban tan anchos despojando al domicilio de su naturaleza y mutándolo en «centro de trabajo» según el horario de la asistenta o la «canguro».

En cuanto a la Justicia, se levantará polvareda con cualquier sentencia extravagante, pero no es noticia el fracaso de la Nueva Oficina Judicial (NOJ) allí donde se ha comenzado a implantar (Murcia, Burgos): los procesos, lejos de avanzar y concluir más rápidamente, se «ralentizan». Esta realidad y la más importante aún de unos juzgados abrumados por la avalancha de asuntos no deben importarnos. Y mientras nos distraemos con anécdotas, echan a andar dos anteproyectos de ley. Uno, «de Agilización Procesal» (AAP); otro, «de los Tribunales de Instancia» (ATI). El primero no agiliza nada: elimina la segunda instancia en muchos procesos civiles y convierte al Tribunal Supremo, en asuntos civiles, en un Supremo para ricos (el tope de cuantía subiría de doscientos cincuenta mil euros a ochocientos mil). En síntesis, mucha menos tutela jurisdiccional para todos. Por su parte, el ATI prevé eliminar todos los juzgados y colocar a sus actuales titulares (miles de jueces y de magistrados-jueces) en una especie de «rediles» (los nuevos «Tribunales de Instancia» y las secciones en que bastantes de esos tribunales se dividirían) convenientemente apacentadospor los presidentes de tribunales y secciones, de modo que el criterio de la mayoría sea vinculante para el único juez al que, sin embargo, le corresponda un asunto.

No es este el lugar para las graves objeciones técnico-jurídicas, bastantes de ellas con relevancia constitucional (por ejemplo, derecho al juez predeterminado por la ley, inamovilidad, independencia judiciales), que el anteproyecto merece. Pero si vale de algo andar ya cerca del medio siglo de estudio y seguimiento profesional de nuestra Justicia, créaseme cuando digo que ese anteproyecto no obedece a los declarados propósitos de «unidad de criterio» y mayor eficiencia, sino al persistente afán de neutralizar a la Justicia. Las discrepancias jurisprudenciales más perturbadoras se producen realmente en el plano de las Audiencias Provinciales (e incoherentemente, el AAP renuncia a que el Supremo remedie esas discrepancias), y la experiencia de muchas décadas muestra que los órganos unipersonales dictan más sentencias y en menos tiempo que los colegiados. Pero a demasiados «dirigentes» de este país les interesa desactivar los Juzgados de Instrucción y también los Juzgados de lo Contencioso-Administrativo. La clave de esta innovación radical, que se pretende hacer a toda prisa, por consenso, como si fuese un ajuste organizativo menor, es el máximo control posible de la Justicia, porque esta, con todos sus males, es el único freno que queda a la arbitrariedad y a la corrupción. Y estas realidades penosas son, no nos engañemos, el «Don Beltrán» que no deberíamos perder de vista.

ANDRÉS DE LA OLIVA SANTOS ES CATEDRÁTICO DE DERECHO PROCESAL

Pasando el platillo
Hoy, a Zapatero y sus ministros no se les cae de los labios la palabra España, pero es un poco tarde
JOSÉ MARÍA CARRASCAL ABC 2 Marzo 2011

Hemos pasado de tener, según nuestro presidente, «el sistema financiero más sólido del mundo» a mendigar por el Golfo Pérsico que compren nuestras cajas de ahorro, convertidas en pozos de deuda; de «haber sobrepasado a Italia y estar a punto de superar a Francia» a figurar en el pelotón de los torpes de la Europa comunitaria; de ser un país de inmigrantes de todas partes del mundo a preparar la maleta de nuestro jóvenes más capacitados para que marchen, como sus abuelos, a Alemania porque aquí no encuentran trabajo. Este es el balance de mandato y medio de José Luís Rodríguez Zapatero, ya que la destrucción no ya del empleo, sino de la moral de España empezó durante su primera singladura, en la que quiso cambiar todo y lo que consiguió fue estropearlo. La crisis económica mundial, que él no quiso ver, sólo dio la puntilla a aquella labor de zapa y derribo, en la que se negociaba con los terroristas, se daba carta blanca a los nacionalistas y se dudaba desde la misma presidencia del Gobierno del concepto de nación. Y, naturalmente, así no se hace una nación. Así se la deshace. Hoy, a Zapatero y sus ministros no se les cae de los labios la palabra España, pero es un poco tarde. Lo que ellos sembraron de insolidaridad, revancha y guerracivilismo nos está pasando factura.

Nadie arrima el hombro, la consigna es sálvese quien pueda y el que venga detrás que arree. Dan ganas de vomitar cuando se oye a los mismos que querían meter al PP en la leprosería, acusarle de antipatriota porque no aplaude las medidas que toman, cuando, si son iniciativas suyas —como es esa limitación de la velocidad en las autovías, digna sucesora del cheque-bebé a del arreglo de las aceras— son inútiles, y si les vienen impuestas desde fuera —como el plan de ajuste marcado por Bruselas—, sólo las están cumpliendo tarde y a medias, lo que las hace perder la mayor parte de su eficacia.

No ha habido otra variación entre el primer y segundo mandato de este Gobierno que el de aflorar en el segundo los errores del primero. El resto de los cambios han sido más virtuales que reales. Rubalcaba es una Fernández de la Vega con barba y menos despliegue de vestuario, como Salgado, un Solbes menos cínico y más presentable. Pero de hecho, todos ellos y ellas son meros instrumentos de un presidente que se niega a reconocer su incapacidad y se empecina en sus errores. Ahí lo tienen, en el Golfo Pérsico pasando el platillo ante los emires y anunciándonos que la recuperación ya ha empezado y a finales de año estará en plena marcha. ¿Cuántas veces nos lo ha dicho? ¿Cuántas veces nos lo hemos creído? No hay más ciego que el que no quiere ver, ni más sordos que los que no quieren escuchar.

A pesar del cansancio, ZP aun genera 2.438 parados diarios.
Antonio Javier Vicente Gil Periodista Digital 2 Marzo 2011

Lo de Zapatero es incalificable por su grandiosidad, nadie nunca jamás antes había dedicado tanto esfuerzo, interés, saberes y conocimientos a una labor tan desagradable y necesaria, la de generar miles de parados cada día para lograr el objetivo del milenio, hacer desaparecer todos los empleos no sostenibles y una vez alcanzada esa meta disponer de la mano de obra libre necesaria para generar millones y millones de empleos sostenibles que se sostengan con una sostenibilidad de alta calidad que no perjudique el planeta.

Ese es un trabajo agotador, y en la cara de ZP se ven las huellas de semejante tarea. Este hombre, cada día del pasado mes de febrero, a pesar de que ya por ahí se decía que no es el que era, ha logrado él solito, diga lo que diga Rubalcaba de que también participa en lo de crear parados, la asombrosa cifra de 2.438 desempleados diarios y esto a estas alturas es complicadísimo de lograr dado que no son tantos los empleados que quedan para mandarlos a la calle.

Aunque en febrero de 2009 consiguió ZP una hazaña histórica mandando al paro a 5.502 personas cada día, ello no resta méritos a lo que ha podido lograr este último febrero. Si comparamos la cifra de 2.438 parados diarios lograda por ZP en febrero de este año con los 2.933 que envió al paro en febrero de 2010, vemos que sigue tomándose muy en serio su misión y contando los parados que tienen por ahí ocultos en las estadísticas, es casi seguro que conseguirá, antes del fin de su mandato, la bestial cifra de 6 millones de parados, y eso él solito.

Yo llevo años alucinando con la capacidad de trabajo de este hombre, ya va siendo hora de que se comience a levantar estatuas en parques y rotondas con su efigie porque méritos ha hecho.

Todos los que le critican van a tener que tragarse sus palabras en cuanto que el empleo sostenible inicie el despegue, cosa que ya comienza con los empleos sostenibles creados y por crear para cambiar las bombillas en las farolas públicas, para cambiar los carteles del límite de velocidad en las carreteras, para perseguir dueños de locales donde se fume, para mantener en funcionamiento los generadores diesel que producen electricidad por la noche en los huertos solares, para la eutanasia que está al caer, para excavar fosas en las orillas de carreteras y caminos, para dar cursillos sobre sostenibilidad y tantos y tantos otros empleos sostenibles.

Yo aquí y ahora felicito a ZP de forma efusiva por su gran capacidad de trabajo para quitar su trabajo a tanta gente.

Vísperas
GABRIEL ALBIAC ABC 2 Marzo 2011

LAS vísperas de lo peor no se perciben nunca. Aunque luego, una vez que sucede, reconocer los síntomas que lo anunciaban —y su lógica— sea tan fácil. Vienen a mi memoria los versos del más joven Gimferrer, cuando, en Cascabeles, evoca la ceguera dulce de una Belle Époqueempecinada en no escuchar el trueno que está prefigurando la Gran Guerra «Algo nacía, bronco, incivil, díscolo, / más allá de los espejos nacarados». Europa se asomaba a un impensado abismo, pero no quería verlo. No veía más que el destello parpadeante de la fiesta, la gran fiesta: «Los hombros, el champán, la carne nívea, / la cabellera áurea, el armiño, / los senos de alabastro». Es la experiencia que, con la fría lucidez de la cual él poseyó la clave, desmenuza Sigmund Freud en 1915: «La guerra en la que no queríamos creer, estalló y trajo consigo una terrible decepción». El ensueño de haber alcanzado una etapa de ilustración que nos pondría a salvo del recurso irracional a la violencia, saltaba por los aires. Y, después de aquello, escribe el vienés, «es como si no hubiera ya de existir futuro». Fue un desmoronamiento, sí. Pero no del mundo. Se desmorona una ilusión. Es el destino de todos los consuelos imaginarios. «La ilusiones nos son gratas, porque nos ahorran sentimientos displacientes y nos dejan, en cambio, gozar de satisfacciones. Pero entonces, habremos de aceptar sin lamentarnos que alguna vez choquen con un trozo de realidad y se hagan pedazos».

Asisto, con plácida melancolía, al ingenuo angelismo de una Europa empeñada en confundir la realidad norteafricana con sus humanitarios deseos. La realidad está a punto ahora de darnos caza. Y, una vez más, tras las amables fantasías quedarán sólo vidrios rotos.

Ribera sur del Mediterráneo. Turquía, bajo poder ya islamista, ha borrado la herencia laica de Ata-Turk; puede hablarse, si se quiere, de islamismo moderado; es una broma. Siria sigue bajo la dictadura hereditaria de lo que fue fundado como rama árabe del nacional-socialismo: el Baaz; y consolida sus buenas relaciones con el Irán teocrático y nuclearizado. El norte del Líbano es un protectorado sirio; el sur, un protectorado iraní. Israel, apenas un mínima isla democrática rodeada ahora por todas partes. En Egipto, la primera medida del nuevo gobierno ha sido abrir el paso de Suez a los buques de guerra iraníes. La guerra en Libia no augura nada bueno; en suma, tres hipótesis: gana Gadafi y todo sigue igual, ganan los islamistas y todo sigue peor, estalla el país en ese rompecabezas tribal sobre el cual fue edificado y todo es imprevisible. Túnez ha cambiado a un hombre fuerte por otro y luego por nada; queda por saber cuál es la fuerza real de sus clérigos para colmar el vacío. En Egipto, el jefe de los servicios secretos y responsable máximo de la brutal represión política en los últimos dos decenios, se ha deshecho del decaído Mubarak. Argelia, desangrada ya por una guerra civil agotadora, aguarda el retorno justiciero del islamismo extremo. Para cerrar el Mediterráneo queda sólo Marruecos, donde mora el último descendiente del Profeta.

Vivimos una situación prebélica. Aunque no queramos verla. Como a la eufórica Europa de 1914, un trocito de realidad nos hará añicos.

Islam, barbarie antidemocrática
Teresa Puerto MD 2 Marzo 2011

Cuando el 10 de diciembre de 1948 asistimos a la DECLARACIÓN UNIVERSAL DE LOS DERECHOS HUMANOS, base indiscutible de todas nuestras CONSTITUCIONES DEMOCRÁTICAS, tan solo hubo DOS tipos de países que se negaron a firmarlos: las dictaduras socialistas/comunistas, y las dictaduras islámicas : ninguna de ellas podía entonces firmar un texto que proclamaba la libertad de opinión y expresión, la igualdad ante la ley del hombre y de la mujer, la no discriminación por sexo, raza o religión, la libertad de asociación y reunión y que prohibía la esclavitud y la segregación racial.. Ni entonces, ni ahora.

En el siglo XXI estamos constatando que el ISLAMISMO se están aprovechando de nuestras débiles democracias europeas para , usando la técnica del “entrismo” acabar con ellas si algún dia se hacen con el poder. Su objetivo es imponer sus leyes religiosas coránicas ,”dictadas (según ellos) por un ser divino” y que solo pueden ser interpretadas por una minoría de gente (la suya, sus mulás). No obedecer dichas leyes totalitarias, o atreverse a criticarlas, conlleva condenas muy duras..

En una democracia real, incluso si un día una gran mayoría deseara someterse a esa leyes totalitarias y quisiera imponerlas, el pueblo NO ESTÁ OBLIGADO a aceptarlas y, además, tiene derecho a combatirlas. En democracia, los derechos de las minorías han de estar protegidos frente a los desmanes de las mayorías o de gobernantes déspotas.

Las repúblicas islámicas , no protegen a las minorías y convierten sus códigos religiosos en ley, aunque no los compartas : una aberración totalmente antidemocrática.

En democracia los partidos religiosos no pueden ser tratados como otros grupos políticos: en realidad, deben de estar absolutamente prohibidos. Presentan el mismo problema de los grupos nazionalistas totalitarios europeos.

La DEMOCRACIA se basa en la creencia de que los dos contendientes de una disputa deben intentar persuadirse mutuamente o llegar civilizadamente a un compromiso . Pero ese no es el caso en un régimen islámico en el que leyes laicas y leyes religiosas no pueden convivir simultáneamente : se ha de elegir entre unas u otras . La islámica es la ley del Korán, incompatible con la DEMOCRACIA.

Es la misma incompatibilidad que existe entre Comunismo y Democracia: estos dos regímenes no pueden convivir en un mismo pais : el Comunismo usa la misma técnica del entrismo para, una vez en el poder, destruir la Democracia .

Y, sin embargo, el fundamentalismo musulmán sigue avanzando , implacable, a través de desiertos y campos, violando fronteras y democracias , parlamentos y senados, a través de escuelas y traidores políticos entreguistas. Vienen a imponernos sus leyes medievales y feudales, y a devolvernos las insoportables cadenas que rompimos hace siglos……. Viene a lomos de un machismo pusilánime y déspota que no hace ascos a este neoesclavismo contra la mujer, disfrazado de “multiculturalismo”.

Nuestras DEMOCRACIAS auropeas están en peligro y seriamente amenazadas por sus fanatismos religiosos de raiz cavernícola y totalitaria. La DEMOCRACIA es incompatible con sus infraculturas medievales y tiránicas . Nos devuelven a la caverna y al cultivo del odio entre ciudadanos, tras dos mil años de batallas por la civilización y por las leyes civiles.

No creo que estados como Yugoslavia o Israel sean modelos de convivencia. En ambos está presente el Islam. Y como dice el Premio Nobel V. Naipul : ” Los fundamentalistas islámicos no creen en la convivencia”.

www.teresafreedom.com

Gallardón y el 11-M
Luis del Pino Libertad Digital 2 Marzo 2011

Ayer, en Veo7, el alcalde Gallardón salió en defensa de la versión oficial del atentado del 11-M. No es nada nuevo. Hubiera sido deseable que el alcalde aprovechara sus declaraciones para decirnos a los españoles, por ejemplo, quiénes fueron - con nombre y apellidos - los que colocaron las bombas de los trenes, pero hay un problema: ni Gallardón ni nadie conoce esos nombres, porque las investigaciones judiciales sólo identifican a uno de los supuestos autores materiales de la masacre. En consecuencia, me sorprende que el alcalde de Madrid sea capaz de defender una versión oficial que ni siquiera nos dice quiénes fueron los autores del crimen, pero Gallardón está en su derecho de no querer saber.

Podía también Gallardón haber comentado qué le parece que las víctimas del 11-M se hayan querellado contra dos mandos policiales por los presuntos delitos de manipulación de pruebas y falso testimonio. Teniendo en cuenta que él era el alcalde de Madrid cuando se produjo el atentado, lo natural es que se hubiera informado sobre esas peripecias judiciales y que mostrara interés al respecto. Pero si fue capaz, en la anterior legislatura, de no reunirse una sola vez con la Asociación de Ayuda a las Víctimas del 11-M, tampoco me sorprende que no muestre ahora el más mínimo interés en el asunto y que prefiera ignorar a esas mismas víctimas. Gallardón está, por supuesto, en su derecho de no querer oír.

Dijo en la entrevista también el alcalde de Madrid que "no se plantea una hipótesis distinta de lo dicho por los tribunales". Lo cual estaría muy bien... si al menos los tribunales hubieran planteado una hipótesis. Pero cuando en la misma entrevista el señor Gallardón reconoce que los tribunales ni siquiera identifican a los presuntos autores intelectuales de la matanza, decir que uno no quiere plantearse hipótesis alternativas a una hipótesis inexistente es tanto como confesar que uno prefiere no plantearse ninguna hipótesis en absoluto. Aunque, por supuesto, el señor Gallardón está en su derecho de no querer pensar.

Pero lo más sorprendente es la justificación esgrimida por Gallardón para no querer oír, pensar ni saber acerca del 11-M: dijo el alcalde que no podía dudar de las investigaciones porque "las realizaron Aznar y Acebes", porque las llevó a cabo "un gobierno del PP". Y citó, por ejemplo, que "los sucesos de Leganés fueron consecuencia de la acción policial de un gobierno del PP".

Si eso es así, señor Gallardón, ¿se le ocurre alguna razón para que el actual gobierno del PSOE no quiera investigar la matanza? ¿Se le ocurre algún motivo para que el señor Rubalcaba obstruya la acción de la Justicia, negando a las víctimas del 11-M los documentos que reclaman? ¿Se le ocurre alguna causa que haga que el gobierno Zapatero huya como de la peste de hablar del 11-M? Total, si las investigaciones las realizó "un gobierno del PP", ¿qué problema tendría el gobierno actual del PSOE en que se analizara, como las víctimas solicitan a gritos, el modo en que se llevaron a cabo esas investigaciones? ¿Cree usted que la razón de que Rubalcaba o Zapatero tampoco duden de las investigaciones del 11-M es que "las realizó un gobierno del PP"?

Y si eso es así, señor Gallardón, ¿entonces sus compañeros de partido que han cuestionado la versión oficial, que han señalado las incongruencias de la misma, que han reclamado auditorías de las actuaciones policiales o que han ayudado a las investigaciones periodísticas estaban cuestionando la actuación "de un gobierno del PP"?

Y cuando algún sindicato policial en la órbita del actual gobierno amenazó con llevar a los tribunales a esos políticos del Partido Popular por cuestionar la versión oficial del 11-M, ¿la amenaza se producía para que ese político popular no cuestionara las investigaciones realizadas por "un gobierno del Partido Popular"?

Si la versión oficial del 11-M, señor Gallardón, es obra de "un gobierno del Partido Popular", ¿por qué cree usted que las coacciones a los periodistas que se han atrevido a cuestionar esa mentira oficial han venido de la mano de sindicatos, de abogados y de medios de comunicación afines al actual gobierno? ¿Tanto interés tiene el PSOE en defender la investigación realizada por "un gobierno del Partido Popular"?

Pero, sobre todo, señor Gallardón: si la versión oficial del 11-M es obra de "un gobierno del Partido Popular", ¿cómo es que su más acérrimo defensor es usted, que sistemáticamente se dedica a jugar a la contra de su propio partido?

La mejor demostración de que la versión oficial del 11-M no es obra de "un gobierno del PP" es, precisamente, el hecho de que usted la defienda con tanto ahínco.

¿Por qué se silencia la rebelión saharaui contra la tiranía?
Carlos Ruiz Miguel Periodista Digital 2 Marzo 2011

La represión en el Sahara Occidental continúa. Los saharauis de la ciudad de Villa Cisneros (Dajla), en el Sahara Occidental ocupado, sufrieron una brutal represión los pasados días 26 y 27 de febrero. Esos días, mientras en el Sahara Occidental liberado se festejaba el 35 aniversario de la proclamación de la República Saharaui, en el Sahara Occidental ocupado, Marruecos intentaba "contra-programar" con un festival a mayor "gloria" de la doble ocupación... que tuvo que ser suspendido en la zona que reconoció como mauritana en 1976. La represión ha sido de tal gravedad, que varios saharauis colaboracionistas de la ocupación han dimitido de sus puestos en la administración ocupante. Pero esta noticia o bien, en la cima de la inmoralidad, no existe para algunos medios, o bien se esconde.

I. 27 DE FEBRERO: CELEBRACIÓN SAHARAUI Y CONTRA-PROGRAMACIÓN DEL MAJZÉN
El 27 de febrero de 1976, apenas unas horas después de que España abandonara oficialmente el Sahara Occidental el día anterior, los saharauis proclamaron su independencia y fundaron la República Saharaui (RASD) en la localidad de Bir Lehlu, en el interior del Sahara Occidental.
Este año, como en otras ocasiones, se ha celebrado el aniversario de la proclamación de la república en la localidad de Tifariti, en la parte del Sahara Occidental bajo gobierno de la república saharaui.
Y este año, como sucede desde hace algunos años, el majzén celebra en esas fechas un festival que se organiza en Villa Cisneros (Dajla). El festival, llamado "Mar y Desierto", procura invitar a artistas internacionales al tiempo que se organizan eventos deportivos con invitación también de deportistas internacionales, instrumentalizando así la cultura y el deporte al servicio de la legitimación de la ocupación del Sahara Occidental. En el caso de Villa Cisneros... además hubo una doble ocupación.
Primero fue ocupada por Mauritania y Marruecos reconoció en un tratado de 14 de abril de 1976 que aquello no formaba parte de Marruecos y era territorio de Mauritania.
Después, cuando Mauritania firmó la paz con el Frente Polisario y se retiró de la región, Marruecos ocupó el territorio de Villa Cisneros en 1979, a pesar de haber reconocido tres años antes en un tratado que eso no era marroquí.

II. 26 Y 27 DE FEBRERO, LA NOCHE DE LOS CRISTALES ROTOS EN EL SAHARA OCUPADO
La situación, en todo el Sahara Occidental ocupado es de gran tensión.
En la capital, El Aaiún, en las fechas previas al día del aniversario de la RASD hubo gran presencia militar.
Pero el conflicto esta vez no estalló en la capital de la región de Saguia el Hamra (El Aaiún), sino en la de Río de Oro, Villa Cisneros.

Las imágenes hablan por sí solas, tanto en video como en fotografía.

VIDEOS:
 http://www.youtube.com/watch?v=sB-mUCRw9zI&feature=player_embedded
ataque de colonos marroquíes a viviendas saharaui
http://www.youtube.com/watch?v=m8AZj6vc9_Y&feature=player_embedded
saharauis vigilan barrio

http://www.youtube.com/watch?v=m8AZj6vc9_Y&feature=player_embedded
concentración1

http://www.youtube.com/watch?v=ZQFudEmBrKo&feature=player_embedded#at=23
concentración2
http://www.youtube.com/watch?v=bTbrnaH0hAU&feature=player_embedded
concentración3
http://www.youtube.com/watch?v=O6cBtSN0ovw&feature=player_embedded
concentración4

http://www.youtube.com/watch?v=O3t9Sh2p15E&feature=player_embedded#at=23
coches de ciudadanos saharaus

Más enlaces a videos:
http://www.4shared.com/video/a5gOYB20/Vido0325_mpeg2video.html
http://www.4shared.com/video/YtjivyU9/Vido0324_mpeg2video.html
http://www.4shared.com/video/DnEHJTer/Vido0321_mpeg2video.html

http://www.4shared.com/video/xIRC_Pdy/Vido0312_mpeg2video.html
http://www.4shared.com/video/_Zf5rWQ8/Vido0318_mpeg2video.html
http://www.4shared.com/video/aDLp5BG2/10012008003_mpeg2video.html

http://www.4shared.com/video/EsFVkw4A/10012008002_mpeg2video.html
http://www.4shared.com/video/XnHFKAuH/10012008001_mpeg2video.html
http://www.4shared.com/video/Bpl83fkw/V260211_0605.html
http://www.4shared.com/video/zxa4DhPV/26022011.html-

FOTOGRAFÍAS:
http://territoriosocupadosminutoaminuto.blogspot.com/2011/02/imagenes-de-la-violencia-marroqui.html
http://territoriosocupadosminutoaminuto.blogspot.com/2011/02/el-frente-polisario-denuncia-ataques-y.html
http://territoriosocupadosminutoaminuto.blogspot.com/2011/02/consecuencias-de-la-brutalidad-marroqui.html

El balance de toda esta barbarie se puede consultar en este enlace.

III. EL ECO EN LA PRENSA
El hecho es que la primera noticia de estos gravísimos sucesos fue dada por un medio español (Europa Press) uno francés (RFI, aunque en inglés) el propio día 26 de febrero por la noche.
Ningún medio, por tanto, podría decir que ignoraba los hechos.

LA NOTICIA EN EUROPA PRESS:
Varios saharauis han resultado heridos durante la noche del viernes y el día del sábado por las agresiones perpetradas por colonos marroquíes en la ciudad de Dajla, en el Sáhara Occidental controlado por Marruecos, según han informado organizaciones saharauis citando a activistas de Derechos Humanos presentes en la ciudad. Otras informaciones hablan de distintas agresiones a saharauis en Bojador, Esmara y El Aaiún.

Al parecer varios centenares de colonos marroquíes escoltados por las fuerzas de seguridad aprovecharon la conclusión del festival cultural marroquí Mar y Desierto celebrado el viernes en Dajla para asaltar los barrios donde viven los saharauis.

Los atacantes quemaron todoterrenos, lanzaron cientos de bombonas de gas y asaltaron varios comercios. "Ante esta situación de terror muchos saharauis abandonaron la ciudad hacia el desierto para evitar las agresiones".

El Presidente de la Organización Saharaui contra la tortura en Dajla Elmami Amar Salem ha informado a través de la Plataforma de Apoyo al Pueblo Saharaui de Canarias de que las agresiones se han reproducido también este sábado.

"Se están produciendo numerosos heridos entre las familias saharauis cuyas casas han sido atacadas y saqueadas y sus vehículos quemados", sostiene la Plataforma en un comunicado en el que citan a Salem.

También la agencia de noticias oficial marroquí, MAP, ha informado de "una reunión de dos centenares de personas con motivo del festival de música que ha degenerado en actos de vandalismo". "Los individuos han lanzado piedras y han roto los escaparates de varios comercios antes de ser dispersados por la Policía", explica MAP.

Según diversas fuentes, las autoridades marroquíes han reforzado la seguridad en las principales ciudades del Sáhara Occidental desde hace unos días con el envío de unidades blindadas. Este domingo, 27 de febrero, se conmemoran los 35 años desde la proclamación de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD).

LA NOTICIA EN RADIO FRANCE INTERNATIONALE:
En el centro de Villa Cisneros, en el territorio disputado del Sahara Occidental, se reunieron varias personas para protestar contra la inacción de la policía cuando jóvenes marroquíes iniciaron un violento ataque destructivo. Los testigos dijeron a RFI que unas 100 personas resultaron heridas.

El sábado, unos 100 saharauis se reunieron en el centro de la ciudad, muchos de ellos armados con bastones y piedras, cuenta el enviado de RFI, Daniel Brown, que está en Villa Cisneros, la segunda ciudad del Sahara Occidental que fue anexionado por Marruecos en 1975.

Brown dice que los manifestantes "atacaban todo lo que pudiera parecer oficial".
"He visto poca policía, pero en la policía no hay ninguno. La mayoría están a unos 100 metros, escondidos y observando y hablando por sus walkie-talkies" dice Brown.

Los manifestantes están airados porque la policía se mantuvo pasiva mientras jóvenes marroquíes iniciaron un violento ataque destructivo por la noche.
Brown dijo que un grupo de 300-400 jóvenes "supuestamente iniciaron el ataque, yendo al barrio en el que viven los saharauis" a eso de las 4 de la madrugada, después de que terminara un concierto enmarcado en el Festival de música y deportes acuáticos de Villa Cisneros.

"Empezaron a usar piedras y bastones, atacando a la gente en sus casas", dice Brown. "De acuerdo con testigos presenciales con los que he hablado, unas cien personas han sido heridas".

Brown dice que la gente no va a recibir tratamiento al hospital porque están aterrorizados. Existe la preocupación ante más ataques el sábado por la noche.
"La gente parece sentir que esta noche atacarán de nuevo", dice Brown. "En lo que han estado insistiendo es en que la noche pasada no vieron policías, que permanecieron absolutamente pasivos... Dicen que los responsables marroquíes venidos del norte no están haciendo nada para parar la violencia.

Como se temían los saharauis... la violencia de los colonos marroquíes continuó la noche siguiente también.

¿Cuantos medios han recogido esto?
Muy pocos. Y algunos hurtando la información a la edición de "papel" de sus respectivos medios.
El ABC o EL MUNDO han dado alguna información. También después PUBLICO.

- EL MUNDO publica con información propia de Erena Calvo.
- ABC recoge varias informaciones de la agencia EFE (una aquí, y la otra aquí). Aquí otro enlace a información de la agencia EFE.
- PUBLICO ha informado después también con un reportaje propio de Trinidad Deirós.

En la prensa regional, apenas he visto la noticia en DEIA.
IV. CONSECUENCIAS
Los hechos de Villa Cisneros, tan silenciados por la prensa española han tenido, sin embargo, gravísimas consecuencias.

La primera es que Marruecos, la potencia ocupante del Sahara Occidental, ha tenido que suspender su festival de propaganda de la ocupación.
La segunda es que Villa Cisneros está bajo el control del Ejército de ocupación como se puede ver aquí.
La tercera es que parece que 70 (¡¡¡setenta!!!) cargos saharauis colaboracionistas con las autoridades de ocupación han dimitido. La información la ofrece Ali Lmrabet en Facebook, reproduciendo el documento de dimisión. El propio Lmrabet dice que, si esto se confirma, constituiría una severa reprimenda al Estado marroquí.

V. PREGUNTAS
- Ante estos gravísimos hechos, resalta el estruendoso silencio de EL PAÍS, que es el que aparenta estar más interesado por lo que ocurre en el norte de África:
¿es que el Sahara Occidental no está en el norte de África?
¿es que los saharauis no piden decidir democráticamente el conflicto del Sahara Occidental a través del instrumento más democrático que existe que es el referéndum?
¿o es que a "alguien" no le interesa que se hable de la situación en el Sahara Occidental?

- El Gobierno español, que dice haberse dado cuenta de que en el pasado ha sido demasiado benevolente con las tiranías del norte de África,
¿va a condenar la actuación de los colonos marroquíes...
o como ocurrió con el asalto de Akdaim Izik va a culpar a las víctimas saharauis?

- El flamante nuevo Embajador de Marruecos en España, Ahmedu Uld Suillem es natural de Villa Cisneros, de donde su padre fue alcalde:
¿qué le parece que los colonos marroquíes ataquen salvajemente a sus compatriotas saharauis de Villa Cisneros?

POST-DATA (2-III-2011)
- El número de saharauis colaboracionistas con cargos en la Administración de ocupación que han renunciado a los mismos ya asciende a CIEN.
- La represión continúa
- Aquí se puede leer un buen análisis de lo ocurrido.

******************* Sección "bilingüe" ***********************
Tregua con amenaza
EDITORIAL El Correo 2 Marzo 2011

La detención de cuatro etarras con armas y explosivos constituye una señal de alerta

La detención de cuatro supuestos miembros de ETA que podrían haber perpetrado brutales atentados durante los últimos años en Vizcaya, Burgos y Cantabria, entre ellos el asesinato del inspector de policía Eduardo Puelles, es fruto del paciente cerco que las fuerzas de seguridad van estrechando en torno a la trama terrorista. La localización en poder de los detenidos de 200 kilos en productos para fabricar explosivos y tres armas automáticas revela el peligro que entrañaba el grupo en medio del declarado «alto el fuego permanente, general y verificable». Corresponde a la investigación que dirige el juez Grande Marlaska delimitar el alcance que la operación de ayer pueda tener para la lucha antiterrorista y determinar las imputaciones concretas. Mientras tanto es posible que el almacenamiento de un material tan letal y el acopio de información sobre posibles objetivos del terror sean percibidos por buena parte de la opinión pública vasca como una noticia poco menos que banal y sin mayores consecuencias.

Por eso conviene subrayar que en sí misma constituye una señal de alerta que la sociedad ha de atender, una prueba de riesgo constatado que las autoridades han de atajar, y una amenaza más que latente que interpela directamente a la izquierda abertzale. Sus dirigentes pueden soslayar las evidencias halladas en poder de los detenidos alegando que no les constan más que las informaciones periodísticas, aduciendo que esperarán a la redacción del sumario e incluso a una sentencia en firme para pronunciarse sobre el hallazgo y las investigaciones en curso, y dando por sentado que el «ciclo de la lucha armada» se acaba irreversiblemente, como declarara Rufi Etxeberria. Aunque su silencio de ayer no tenga por qué constituir un argumento jurídicamente contrario a sus intereses ante la legalización de la nueva marca, ni incorporarse a las impugnaciones que presenten la Fiscalía General y la Abogacía del Estado, es indudable que incrementa las dudas, la desconfianza y la desazón que amplios sectores de opinión sienten y redunda en perjuicio de la credibilidad que la izquierda abertzale ha confesado necesitar.

Sortu o la conversión increíble
A un partido que se define como independentista por razones étnicas le es mucho más fácil prescindir de la violencia que adquirir un ideario democrático
AURELIO ARTETA AURELIO ARTETA El Correo 2 Marzo 2011

AURELIO ARTETA AURELIO ARTETA ES AUTOR DE 'MAL CONSENTIDO. LA COMPLICIDAD DEL ESPECTADOR INDIFERENTE' (ALIANZA)
CATEDRÁTICO DE FILOSOFÍA MORAL Y POLÍTICA EN LA UPV-EHU

Ya el mero planteamiento de la legalización o no de Sortu induce a probable engaño a la ciudadanía. Sencillamente porque hace pensar que su debido escrutinio legal agota el problema o al menos descubre su dimensión más decisiva. Sin pretenderlo, ese planteamiento destila en la conciencia de la gente unos cuantos y graves errores de juicio: que cumplir la ley equivale a ser demócrata, que la democracia se define sólo como un régimen pacífico, de modo que basta renunciar a la violencia para convertirse en un demócrata, etcétera. Y en definitiva que, en caso de que los tribunales resolvieran a favor de legalizar ese partido, se acabó el problema y todos felices. Eso es falso en teoría y nefasto en la práctica política.

Creo que Sortu debe ser ilegalizado de acuerdo con la sentencia condenatoria de Batasuna dictada por el Tribunal Europeo de Derechos Humanos en 2009. Su primera razón entonces fue que esos partidos, por sus comportamientos y no sólo por sus ideas ni por su ausencia de condena del terrorismo, «eran instrumentos de la estrategia de ETA». Sustituir hoy la condena de tanta violencia pasada por el rechazo de la futurible podría sugerir a los más formalistas que no hay continuidad con Batasuna, por más que persista una manifiesta 'similitud sustancial' entre ambas formaciones. Ahora bien, que eso es un 'apoyo tácito' o 'aceptación por omisión' de tantos años de terrorismo, de eso no cabe la menor duda y bastaría para sospechar de la validez del rechazo actual. Tampoco habrá duda de la catadura moral de sus mentores, aunque este sea un juicio ajeno al Derecho.

Tanto si es favorable o desfavorable, como se atenga tan solo a ese criterio la sentencia judicial será insuficiente. El tribunal no habría dictaminado si ese partido es o no democrático, sino si debe tenerse por legal o ilegal; y será lo uno o lo otro tan solo por sus autoproclamadas conductas futuras. Es decir, se desentendería de si estas conductas pueden acaso explicarse al margen de unas doctrinas etnicistas y, sobre todo, si las conductas no se manifiestan a un tiempo en «actos y discursos» (según matiza el Tribunal Europeo). Aquella sentencia dejaría de examinar la adecuación de un programa a los principios democráticos, para juzgar tan solo si se atiene a sus reglas procedimentales. O, lo que es igual, centraría su atención en los medios que promete emplear aquel partido y no en los resultados necesarios que se seguirán de sus fundamentos últimos.

Faltaría, pues, la segunda razón en que se basó el Tribunal Europeo para ratificar la disolución de Batasuna, la principal para decidir la suerte legal de Sortu. Cuando preconiza un cambio en las estructuras constitucionales del Estado, ¿estamos seguros de que ese cambio será «compatible con los principios democráticos fundamentales»? Su partido antecesor fue condenado, a fin de cuentas, por propugnar un «modelo de sociedad que estaría en contradicción con el concepto de 'sociedad democrática'». Curados en salud, los estatutos del sucesor proclaman al contrario promover «un modelo de sociedad acorde y coherente con el concepto de 'sociedad democrática'». Pero, si sus demás promesas cuentan con muy escaso crédito, esta es absolutamente increíble. A un partido que se define como independentista por razones étnicas le es mucho más fácil prescindir de la violencia que adquirir un ideario democrático. Los demás partidos se ajustarán mejor o peor a ese ideario; para un partido nacionalista radical eso es imposible.

¿Costaría mucho recopilar los indicios de que este proyecto político ahonda, como su antecesor, esa misma incompatibilidad con la vida democrática? No costaría nada y lo probarían sus documentos internos y externos, sus actos y sus discursos. Ese partido tiene que anteponer la pertenencia a la comunidad étnica que a la comunidad ciudadana, es decir, defender la primacía de su Pueblo Vasco sobre la sociedad vasca. Tiene por tanto que destacar los derechos colectivos de ese Pueblo por encima de los individuales, así como los presuntos derechos históricos sobre los reales derechos democráticos. Negará en lo posible el ejercicio del pluralismo ideológico y político de esta sociedad. Y -el colmo del disparate- en caso de que el Estado se viera obligado a proteger a la ciudadanía mediante el uso de la violencia legítima, este partido se adelanta ya a sentar en sus estatutos el igual rechazo de todas las violencias: lo mismo la legal pública que la ilegal privada...

No hay que oficiar de profeta, pues, para anticipar que semejantes creencias propician «un clima de confrontación social» en la sociedad vasca, el mismo por el que Batasuna fue prohibido. Aun si el tribunal decidiera la incorporación de Sortu a la legalidad política, sostendremos que ser admitido como partido en una democracia... no equivale a ser un partido demócrata. Aquí seguirá reinando el miedo, además de al terrorismo de ETA, también a la amenaza del fanatismo identitario que sin duda encarna Sortu entre otros. Un miedo a la división entre parientes, amigos y colegas; a una tensión general permanente e insuperable. Quienes lo padecemos de cerca hemos aprendido en carne propia que el nacionalismo vasco no es una ideología como cualquier otra. Ese nacionalismo es una desgracia profunda que se abate sobre nuestra sociedad y la enferma de muerte.
 



Recortes de Prensa   Página Inicial