AGLI

Recortes de Prensa   Lunes 4 Abril 2011

 

Egipto tuvo las plagas, España a Zapatero
@Roberto Centeno El Confidencial 4 Abril 2011

Zapatero anuncia que se va, ¡gracias sean dadas al Altísimo! Pero no todavía, aún piensa seguir durante unos meses cruciales completando la desintegración económica y moral de España, hundiendo la renta disponible de las familias -un hecho que no se había producido desde que existe la contabilidad nacional-, enriqueciendo a unos pocos y empobreciendo a la inmensa mayoría, dejando al Estado sin recursos para financiar España, incrementando el paro y la pobreza de millones, aplastándonos con nuevas subidas de impuestos, recortando pensiones y salarios y permitiendo a los separatistas saquearnos impunemente mientras insultan y persiguen todo lo español.

Zapatero ha sido una plaga bíblica para España y para los españoles, la ruina económica y moral producida tardará generaciones en recuperarse. Lo que ha dividido puede no recomponerse nunca, el enfrentamiento entre españoles por él fomentado tardará tiempo en apagarse, el acoso a la iglesia católica empieza a recordar a 1936, con la profanación de lugares de culto, con actos blasfemos financiados con dinero público o “procesiones” ateas programadas para el Jueves Santo buscando el enfrentamiento con los creyentes. Y todo ello coronado por el descubrimiento de un acto presunto de alta traición, por la que cualquier presidente democrático sería destituido y procesado.

En el inmediato no es que se despejen las dudas y ahora vayan “a dedicarse a sacar a España de la crisis”. Es todo lo contrario. España se queda sin gobierno, con un presidente zombi sin apenas autoridad política ni capacidad para gobernar. Justo cuando más se necesita de un gobierno fuerte, la totalidad de ministros, cargos y carguitos del Partido Socialista van a dedicarse en cuerpo y alma, primero, a intentar salvar el cocido el próximo 22 de mayo; y simultáneamente, a apuñalarse los unos a los otros para intentar vencer en las primarias. Hasta el 2 de abril de 2011 España ha estado en manos de un loco, a partir de ese día y hasta que haya nuevas elecciones España está en manos de los dioses.

Zapatero ha sido una plaga bíblica para España y para los españoles, la ruina económica y moral
Solo Rajoy tiene la solución presentando una moción de censura por la conducta que reflejan las actas de ETA, de acuerdo con el artículo 102 de la Constitución, lo que ante el escándalo internacional que supondría hundiría políticamente a Zapatero y le obligaría a convocar elecciones anticipadas. Pero Rajoy, instalado en la cobardía y el dolce far niente, no hará probablemente nada. En todo caso, el deterioro económico en los próximos meses será tal y las previstas subidas de impuestos y nuevos recortes de gasto -que no de despilfarro- tan destructivas, que el adelanto electoral se hará inevitable, aunque el resultado del 22-M marcará los tiempos.

Lo que Zapatero destruyó y aún sigue en ello
Los atentados del 11 de marzo de 2004 y su inmediata consecuencia -el desenlace de las elecciones del 14- quedarán en la Historia de España como dos hechos aciagos que nos hicieron retroceder varias generaciones en lo económico, en lo moral, en lo social, en la cohesión territorial, en nuestro papel en el concierto internacional y en la unidad de la Patria. Y que siete años después nos situarían al borde del abismo.

Zapatero heredaría una España reconocida internacionalmente por primera vez en casi un siglo –“España vuelve a estar de nuevo en el mapa”, sentenciaría entonces el Wall Street Journal–, con una economía en fuerte crecimiento. Pero una vez en el poder, primero, cometería la increíble ignominia de negar a España, una de las naciones más viejas de Europa, la condición de tal, y luego se dedicaría a destruirla. Empezó traicionando a nuestros amigos y aliados en Irak, la mayor felonía cometida por un presidente de España desde Fernando VII, y después seguiría desarmando moralmente a la nación, rescribiendo sectaria y vilmente la guerra que ganó Franco, enfrentando de nuevo a media España con la otra media, e instalando la mentira, la incompetencia y la falsedad como forma de gobierno, mientras la economía crecía sin que tuviera que mover un dedo y sin tener la menor idea, ni él ni su vicepresidente, de por qué crecía.

No puedo relatar aquí ni siquiera los hitos esenciales con los que Zapatero ha llevado a la ruina a esta nación, pero los hechos son claros. Ha consolidado y ampliado un modelo de Estado económicamente inviable e intrínsecamente corrupto. Ha desmantelado la industria española, que representa ya menos del 15% del PIB, convirtiéndonos en una economía de servicios. Ha destruido el sistema público de enseñanza, que ha dejado de ser el ascensor social que fue en el pasado. Nos ha situado a la cabeza del paro de Europa, 20,5% oficial, y más del 25% real. Ha multiplicado casi por tres la deuda exterior de España; ha multiplicado por dos la deuda oficial del Estado, y por tres la de las CCAA, donde con una irresponsabilidad suicida, este insensato derogó todos los límites y controles de dicho endeudamiento.

Ha llevado al borde de la quiebra a la Sanidad Pública, que adeuda ya más de 16.000 millones de euros, mientras Pajín reparte millones a asociaciones feministas, de gays y de lesbianas de medio mundo, como si fuera escombro. Ha llevado a la quiebra al sistema de pensiones, que ya se han reducido en un 9% y tendrán que caer hasta un 40% para equilibrar las cuentas, lo que supondrá la miseria y el hambre para millones de jubilados. Pero sobre todo, ha llevado las diferencias sociales a límites intolerables: durante su mandato, un 90% de las familias españolas ha perdido renta real, y a día de hoy más de un 60% de las familias tiene dificultades para llegar a fin de mes, cifra que se acercará al 70% al final del presente ejercicio. Un 23% vive por debajo del umbral de la pobreza. Y si nos fijamos en la concentración de riqueza, el 1% más rico de la población acumula el 20% de la riqueza, casi el doble de la media europea, y el 10% más rico más del 60%, la mayor concentración de riqueza todo el mundo desarrollado. Y donde la gran mayoría de la población tiene escasísima propiedad, fuertemente reducida además por el desahorro actual para intentar mantener el nivel de vida.

Ha llevado al borde de la quiebra a la Sanidad Pública, que adeuda ya más de 16.000 millones de euros

Y lo que tenemos encima: más déficit, más paro y menor crecimiento
Las cifras disponibles de los dos primeros meses del año, y las estimaciones de marzo significativamente peores, unidas a unas subidas de tipos que serán probablemente mayores de las esperadas, delinean un comportamiento de la economía mucho peor del que las previsiones no ya del Gobierno, que son pura fantasía, sino de las más recientes del BdE, siempre más cerca del gobierno que de la realidad, y que se resumen en mayor déficit, mayor paro y menor crecimiento.

Empezando por el déficit, las cifras oficiales 2010 han sido burdamente manipuladas. El déficit habría sido del 9,8% del PIB -“la administración pública española ha sido capaz de reducir su déficit en una cifra cercana a los 20.000 millones de euros”-, un puro camelo consecuencia de haber excluido para cuadrar las cifras retrasos deliberados en la devolución del IVA por 7.000 millones; retrasos en el pago a la Seguridad Social, 5.500 millones, e impagos a proveedores, 4.000 millones. Total: 16.500 millones, o el 1,6 % del PIB.

Pero eso es solo del Estado. Las trampas con el déficit de las CCAA son mucho mayores. Mas cuantificaría el déficit real en Cataluña en más del doble del oficial, con lo que sumando todas las trampas conocidas, el déficit real de las AAPP es del 11,2%, y cerca del 14,0% del PIB si extrapolamos las trampas de Cataluña al resto de CCAA y Ayuntamientos, dado que no hay razón alguna para suponer que no hayan hecho lo mismo.

Y en cuanto a los dos primeros meses 2011, los ingresos no financieros, a pesar de las fuertes subidas de tipos, han caído en un 1%, la recaudación por IVA se ha desinflado y el Impuesto de Sociedades, un termómetro de la actividad económica que lleva cayendo 35 meses, se ha derrumbado un ¡-71,4%! Y para acabar de arreglar las cosas, la parte de recaudación transferida a las CCAA se ha incrementado en un 54,8%. Con ello, los ingresos del Estado en 2011 serán de unos 93.000 millones de euros, y si quitamos los gastos fijos, paro, intereses, clases pasivas y aportación a la UE, lo que queda para financiar España serán solo ¡20.000 millones de euros! Apenas para pagar los salarios, y poco más de la mitad que el presupuesto de Cataluña o Andalucía.

En línea con lo anterior, el consumo al por menor está cayendo al 6,6% en tasa interanual, la inversión más de un 8%, los precios subiendo un 3,6%, la financiación ni está ni se la espera, las nuevas subidas del gas, la luz y el butano, consecuencia de la estructura monopolística del mercado, de las hipotecas y de productos esenciales como el trigo o el algodón, están hundiendo el poder adquisitivo de millones de familias que ya no aguantan más. Cuatro millones de hogares no han podido encender la calefacción este invierno. Y a esto hay que añadir algo de lo que nadie habla: la próxima pérdida de los fondos europeos que restará un punto al crecimiento del PIB. Ni siquiera Alemania, que tiene todos los motivos del mundo para ayudarnos, podrá evitar una nueva crisis de deuda en los próximos meses. En Islandia, el pueblo ha llevado ante la Justicia a los responsables de la catástrofe económica. Amén.

 Alí Babá se va, pero ¿y los cuarenta ladrones?
Óscar Rivas Minuto Digital 4 Abril 2011

Alí Babá se va de aquí a un año. Sólo que no lo hará acompañado de sus cuarenta ladrones. Que en este caso no son cuarenta, sino cuarenta –o cuatro mil- veces cuarenta. Sin su inestimable colaboración, Alí Babá nunca hubiera sido el Alí Babá que hoy conocemos. Ni siquiera sabríamos de él. Ignoraríamos su existencia del mismo modo que el PSOE, durante décadas, omitió su presencia parlamentaria. Siquiera atisbaríamos su triste figura, pero poco más. No debemos equivocarnos. Fueron ellos, sus ladrones –que no son cuarenta- quienes promovieron y jalearon su llegada al trono de la cueva; quienes le alentaron y participaron con él en el saqueo de España; y quienes, en el mejor estilo del socialismo español, hoy se lavan las manos al objeto de eliminar los últimos rastros de la ponzoña que acumularon tras siete años de iniquidades.

A decir verdad, la cueva no será la misma sin Zapatero haciendo las veces de Alí Babá. Pero Zapatero es ya pasado y olvido en el PSOE. Un trasto viejo que se hace preciso desahuciar lo más pronto posible. Para qué violentar al nuevo inquilino alertando su memoria con recuerdos trasnochados. A rey muerto rey puesto que decían los antiguos. Esto lo saben bien los viejos ladrones de la cueva. De ahí que hayan comenzado a lustrar el trono mientras sueñan con las renovadas glorias –y botines- que, con toda seguridad, compartirán con el nuevo jefe de la banda. Nadie puede predecir quién será. Pero la incertidumbre del nombre no empaña una certeza: el nuevo Alí Babá no será un outsider; quien haya de suceder a Zapatero habrá colaborado previamente con él, lo que significa no sólo que conoce las costumbres y hábitos de la cueva, sino la fórmula que abre y cierra sus resortes.

Si las cartas que baraja el aparato de la banda se corresponden con las que nos ofrecen los medios de comunicación, la prosperidad de la cueva está garantizada. Pero no así la de España, aunque esto no es ninguna novedad. Desde que el PSOE existe, sus intereses siempre han seguido caminos opuestos a los intereses de España. Lo mismo sucede con la democracia: siempre que ha gobernado el PSOE ésta ha salido malparada. Presente y futuro de España en contraposición al presente y futuro del PSOE. ¿Cuáles son sus propuestas? ¿Rubalcaba? Si hubiera gobernado en el Chicago de los años veinte, Capone no hubiera tenido que preocuparse demasiado por Ness y sus intocables. De hecho la probabilidad más realista que se nos ocurre es que el Jefe del crimen organizado hubiera sido condecorado en honor a sus quehaceres patrióticos. ¿Se imaginan?

Tampoco las alternativas a Rubalcaba son muy halagüeñas para España. Vean sino a la Chacón. Una independentista catalana al frente del gobierno de España. Esto que en cualquier otro país sería imposible, en España y en el PSOE, no sólo es posible, sino también probable. No olvidemos que fue Chacón la primera en acudir al socorro del tal Rubianes cuando dijo aquello de “a mí la unidad de España me suda la polla por delante y por detrás. Y que se metan a España ya en el puto culo, a ver si les explota dentro y le quedan los huevos…” En fin para qué seguir. Y sin embargo, ello no evitó que a Carmen Chacón, Ali Babá la hiciera ministra de Defensa de España. Esta es la Chacón. Y éste es el PSOE. A nuestro juicio, una cueva de bandidos ¿Todos? Desde luego que no, pues ¿qué sería una buena regla si no tuviera excepciones? Pregúntenle al exministro Asunción cómo premia el PSOE la honradez y el sentido democrático de la vida.

El PSOE busca líder
Editoriales ABC 4 Abril 2011

Todos los nombres que se barajan para la sucesión son referencia de los gobiernos de Zapatero y corresponsables de la grave situación de España

EN menos de un día se ha comprobado que el PSOE está ya en la espiral de elegir candidato para 2012. Si la intención de Rodríguez Zapatero con su anuncio de no repetir candidatura y el deseo de los dirigentes socialistas que se la juegan el 22 de mayo era dejar expedito el camino para la campaña electoral de las municipales y autonómicas, salta a la vista que los acontecimientos van por otro lado. El PSOE ya está en primarias, mientras Zapatero empezaba ayer en Murcia su gira de despedida, recibiendo más apoyos ahora que ha dicho que se va que cuando jugaba con sus silencios. Los socialistas van a tener muy difícil sobreponer su discurso electoral a su crisis interna, y, en todo caso, les será imposible evitar que el foco de la opinión pública y de la oposición no se detenga en dos de los precandidatos conocidos, Alfredo Pérez Rubalcaba y Carme Chacón.

Uno y otra están desde el sábado expuestos directamente a la política de desgaste del Partido Popular. Ambos son referencias de los gobiernos de Zapatero, han apoyado todas sus decisiones y tienen responsabilidad colegiada por la gestión de la crisis. Ninguno representa renovación al zapaterismo, sino dos de sus más fracasados proyectos, la alianza con el nacionalismo catalán y la negociación con ETA. Por eso, una vez que el PSOE termine la travesía del desierto a la que lo ha condenado Zapatero, lo mejor que le puede suceder a su candidato es que el presidente del Gobierno convoque elecciones anticipadas. Si no, desde septiembre hasta marzo de 2012, al candidato socialista, si es miembro del Gobierno, le espera pechar, más aún, con la continuidad de la crisis, la herencia de Zapatero y su identificación por los electores como más de lo mismo. La crisis empaña el futuro de cualquier candidato socialista.

La incógnita actual es si los planes de Zapatero son también los del PSOE. Para que lo fueran, Zapatero debería tener autoridad y control sobre el partido, lo que evidentemente no tiene. Por eso es posible, y aun probable, que, tras una derrota severa el 22 de mayo —no tanto por diferencia de votos como por pérdida de poder— lo que pueda empezar con unas primarias acabe con un congreso extraordinario, en el que, además de elegir candidato, se dé al PSOE una nueva estrategia, con un nuevo secretario general.

El GAL y el 11M aun no son historia.
Antonio Javier Vicente Gil Periodista Digital 4 Abril 2011

Fue en 1986, ha pasado ya un cuarto de siglo, y el GAL sigue en los tribunales. Muchos millones de españoles no vivieron aquello, no lo recuerdan, pero de los que lo vivimos, otros muchos millones no quieren recordar, no es bueno para el jijiji jajaja aquí no pasa nada. Ahí tenemos a un gobierno del PSOE pringado en asesinatos, secuestros, robo de fondos reservados, estragos, terrorismo y otras varias fechorías, y seguimos sin conocer la X famosa aunque sepamos quien es.

Un juez y una realidad dijeron que un alguien estaba por encima de todos quienes han sido juzgados y condenados por el GAL, pero nadie ha investigado ni investiga para averiguarlo. Hablamos de más de 20 asesinatos pero no interesa saber quién es el responsable penal último de tanta muerte.

Dicen que Amedo va a señalar en el juicio que se inicia contra Planchuelo a la persona que se ha ocultado tras la X garzonita, pero ya conocemos la teoría de la bazofia, todo lo que diga será considerado eso, bazofia, salvo que tenga pruebas incontestables y lo dudo. No obstante no hay que olvidar que Amedo fue parte de los GAL y que no deja de ser un testigo. Pero seguro que lo que declare no moverá a ninguna instancia a investigar para averiguar quién es el cabecilla de los GAL.

El paralelismo del tema GAL con el del 11M es muy mucho más mayor de lo que pudiese parecer. Muchos estamos convencidos de que de parte de aquellos polvos del GAL vinieron parte de los sangrientos lodos del 11M. Además tenemos el sangrante hecho de que en la sentencia se da por establecido que se desconocen los responsables últimos de la masacre de los trenes, sus cabecillas, sus instigadores, sus pagadores, sus organizadores, pero tampoco aquí investiga nadie quienes fueron, no interesa.

Pero quien sabe, igual dentro de 20 años en algún tribunal español se esté juzgando a gentes sanguinarias que masacraron a casi 200 seres humanos. Quién sabe, los muertos son muy reacios a permanecer callados y más si siguen sin saber quién les mató.

Ojalá hubiese sido ETA o Al Qaeda, sería terrible pero no tanto como saber que no fueron ni los unos ni los otros y aunque nos maliciemos quienes conforma la X de los atentados de los trenes es muy probable que se vayan de rositas o algo más espeluznante, que se les ocurra otra similar ya que ven que sale gratis y es rentable.

El legado de Zapatero
España ha acabado hundiéndose en la vulgaridad más cetrina, convertida en una demogresca constante
JUAN MANUEL DE PRADA ABC 4 Abril 2011

SI hay un rasgo psicológico que distingue a Zapatero es su resentimiento; un resentimiento melifluo, sibilino, casi amable, como envuelto en gasas y tules, pero acérrimo como una úlcera gástrica y negro como el betún. Y si hay una nota distintiva que resuma su legado político es la proyección de ese resentimiento sobre la sociedad española, que deja convertida en un campo de Agramante, enviscada en sus propios odios. Para ser enteramente justos, no podemos ignorar que el resentimiento es una enfermedad atávica íntimamente vinculada a las esencias hispánicas; la aportación sustantiva de Zapatero ha consistido en actuar a modo de catalizador de ese resentimiento, en promoverlo, jalearlo y azuzarlo con sórdidos intereses políticos. En su exacerbación sistemática, insomne, fríamente calculada del resentimiento, Zapatero no ha descuidado ninguna parcela de la vida social: en la institución familiar y en las relaciones entre hombres y mujeres ha introducido el veneno de la ideología de género, en la escuela ha fomentado la corrupción y el igualitarismo, en la frágil convivencia nacional ha introducido la cizaña de la llamada «memoria histórica». Ha agravado los conflictos entre regiones, agudizando la conciencia de agravio y espoleando los «hechos diferenciales»; ha agitado el fantasma del odio religioso; y, cuando la crisis económica estalló, mientras se dedicaba a fabricar pobres a porrillo, dirigió la ira y el descontento populares hacia la brumosa categoría de los «ricos»... mientras él se dedicaba a atender las solicitudes de la plutocracia.

Toda esta operación sistemática de extensión del resentimiento se ha desenvuelto bajo la coartada eficacísima de la «igualdad» y la «extensión de derechos». Y es que nada satisface y halaga más al resentimiento que disminuir, achatar y ensuciar aquello que no puede alcanzar. El resentido primero odia las virtudes que no alcanza; después las desprecia y se burla de ellas; más tarde, las invierte; y, por último, acaba por adueñarse de ellas, convertidas ya en simulacros grotescos. Zapatero descubrió un día que el resentimiento brota en España con más abundancia que las cucarachas en las cocinas sucias; y, desde entonces, se dedicó a favorecer la plaga, convencido de que, cuanto más se enseñorease el resentimiento de la sociedad española, más garantizada estaba su supervivencia. «A río revuelto, ganancia de pescadores», reza el refrán; y esta ha sido la consigna y el arma terrible que ha mantenido en el poder a Zapatero: confundir, mezclar, embadurnar, llamar bueno a lo malo y malo a lo bueno, exaltar lo mediocre... hasta lograr que el resentimiento acabara ahogando, paralizando, condenando a la esterilidad y a la inapetencia, a quienes estaban dotados para hacer algo. Así, España ha acabado hundiéndose en la vulgaridad más cetrina, convertida en una demogresca constante en la que los resentidos, los envidiosos, los amargados, los malintencionados, los llenos de resquemores y de odios hacia todo lo que la vida tiene de noble y virtuoso siempre salen recompensados con más derechos y prerrogativas, con más aplauso y reconocimiento.

Pero el resentimiento, que es vanidoso como un cohete y maligno como una chinche hambrienta, seca la vida allá por donde pasa, lo mismo que la langosta. Este es el legado de Zapatero: un erial devastado por el resentimiento; o, dicho más machadianamente, un trozo de planeta por donde cruza errante la sombra de Caín.

www.juanmanueldeprada.com

Iznogoud por triplicado
Pero estos no son políticos; son comensales de la sopa boba
GABRIEL ALBIAC ABC 4 Abril 2011

LOS admiradores de René Goscinny, entre los cuales me encuentro, saben que su obra maestra no es la serie del encantador miniguerrero Astérix. Lo es la que se articula alrededor del Visir, de maldad siempre frustrada, Iznogoud: ese que repite encabritado su empeño por ser «Califa en lugar del Califa». Verlo estrellarse, una vez detrás de otra, pone en el lector la risa avinagrada que trasluce lo demasiado humano.

Chacón es un Zapatero que habla catalán: quienes juzgaban imposible dar con alguien del nivel intelectual y moral del Presidente, no tienen más que dirigir los ojos a ella. Rubalcaba, un viejo zorro herido, con serias oportunidades de que el Faisán lo lleve allá adonde llevara el GAL a su colega Barrionuevo, a poco que los jueces se le pongan bordes. ¿Bono? A juzgar por lo florido de su oratoria, está que pega brincos de contento: mala cosa para un político, poner tan al descubierto sus cartas y tan antes de tiempo. A decir verdad, el espectáculo, entre los aspirantes a ser Zapatero en el lugar de Zapatero, augura tiempos mayormente sombríos para el PSOE. Y para los aspirantes, sobre todo.

Iznogoud Chacón, no lo ocultaré, es de todo el enjambre de Iznogouds que van a merendarse el ya putrefacto cadáver del Califa, quien a mí me genera más ternura. Por la continuidad, sobre todo. Las cosas que le hemos oído decir a Zapatero sólo son comparables a aquellas que salieron de la de quien largó lo de «yo soy la niña de González» (Felipe), o eso otro de que además era no sé quién que acababa de «cagarse en la puta España». La mar de astuto por parte de alguien con pretensiones de presidir a la defecada, por supuesto.

Iznogoud Rubalcaba lo tiene todo en contra. Porque todo parece tenerlo a favor. Lo cual, en política, es el modo más seguro de que te aticen hasta en el carné de identidad. Desde que al Jefe le dio la depre en diciembre, aquí el único que ha gobernado es el señor de la faisanería. Tanto lo ha hecho y tan feliz, que no queda ya un solo poderoso en su partido que no afile navaja para cortarle el pescuezo a la que se descuide. Lévi Strauss narra el hábito de los sabios pobladores de cierta tribu amazónica que, cuando ven nacer al anhelado hijo varón, salen a la plaza pública gritando y sollozando: «¡Ah, Dios mío, pero qué feo que es, pero qué raquítico…! ¡Cómo ha podido caer sobre mí una desdicha tan grande!». Ritualizada manera de eludir la envidia de vecinos y dioses. Y Maquiavelo aconsejó siempre al político hablar poco y actuar deprisa. Pero estos no son políticos; son comensales de la sopa boba.

Y queda, de momento, Iznogoud Bono. Que anda aún más contento de lo ya en él habitual por haberse conocido. Y que puede que tenga razón en lo de verse cada día más irresistible ante el espejo. De no ser por la cosa equina. Y por la cosa inmobiliaria. Y por los mil misterios que en la vida de un hombre rigen el tránsito de escasez a opulencia. Y otra vez Maquiavelo: cuídese el político, sobre todo, en materia de dinero; los hombres olvidan de buen grado el asesinato de su padre, pero lo otro…; lo otro es otra cosa, como su propio nombre indica.

El gafe de Iznogoud se multiplica en un laberinto de espejos. Y la cosa comienza a ponerse divertida.

¿Democracia en el islam?
Tengo tres medidas para saber si la democracia avanza realmente en esta zona.
Rafael L. Bardají www.gaceta.es 4 Abril 2011

Nos hemos lanzado a creer que la democracia estaba servida en el mundo árabe tras las revueltas que depusieron a Ben Ali, Mubarak, la osadía anti-Gadafi de los rebeldes libios y las protestas contra las dictaduras sirias e iraní. Muchos de nosotros nos veríamos desagradablemente sorprendidos si nos contaran que, en ese Egipto revolucionario que hemos visto, el 84% de la población apoya la pena de muerte para la apostasía, el 82% cree que la lapidación para las mujeres adúlteras no es una pena excesiva y el 79% ve con buenos ojos que los ayatolás iraníes se doten de armamento atómico. Eso es lo que muestra una reciente encuesta en aquel país. Y es que una cosa es soñar con regímenes y sociedades democráticas y otra, bastante más difícil, llegar a tenerlas. Lo ha sido en el mundo occidental y lo será en el mundo árabe. No basta con afirmar que los manifestantes ansían la libertad. Debemos dotarnos de unos claros parámetros conque medir si de verdad estos cambios avanzan en la buena dirección o no.

Yo tengo tres medidas para saber si la democracia avanza realmente en esta zona del mundo. Primero, de carácter social: sólo se avanzará si se introducen todos los cambios legales que creen un marco jurídico de igualdad entre hombres y mujeres. Segundo, de carácter religioso: tiene que permitirse el libre derecho al culto que cada cual elija. El principio de reciprocidad debe ser imperativo. Si aquí se pueden construir mezquitas y orar públicamente los viernes, los católicos tienen todo el derecho a contar con sus iglesias y cumplir con su culto los domingos en El Cairo, Jedda o Damasco. Finalmente, de carácter político: los nuevos regímenes deben reconocer la existencia del Estado de Israel y su carácter de Estado judío. Y educar a su gente en ese respeto, no en el odio y la violencia como hasta ahora. Si los cambios que se avecinan no consiguen cumplir estas condiciones, al final habrá más islam, no más democracia. Y el sueño se convertirá en pesadilla.

Cuando gobernó ETA
Gabriela Bustelo Periodista Digital 4 Abril 2011

Zapatero por fin se retira, pero sus esbirros se presentan a las generales.

Por extraño que pueda parecer, algunas personas nacimos oyendo hablar de política, abandonamos el país huyendo de un régimen político, regresamos ante un inminente cambio político y hemos pasado décadas presenciando discusiones políticas. Por eso nos costaba entender lo sucedido en España desde la llegada de Zapatero al poder. Era imposible descifrar la conducta de un Gobierno que pregonaba un gran proyecto social mientras aniquilaba todo lo avanzado durante nuestra breve democracia. ¿Por qué desmembrar y arruinar un país? ¿Por qué negar una crisis flagrante y asolar el presupuesto? ¿Por qué fomentar el nacionalismo radical y soliviantar al país entero? ¿Por qué asociarse con dictadores tercermundistas y dar la espalda al mundo occidental? Pasaban los años y el enigma seguía sin resolver.

Ahora, por fin, se nos ha hecho la luz. Ahora encajan todas las piezas del incongruente puzzle. Quienes no entendíamos a ese enemigo del bienestar común que ha sido el presidente ZP ya sabemos la verdad. Quienes nos creíamos gobernados por unos políticos incomprensiblemente malos descubrimos ahora con horror que llevamos siete años gobernados por terroristas. Siete años bajo el mando de ETA, la banda de nacionalistas asesinos dedicados desde hace medio siglo a matar españoles con una saña que hiela la sangre.

Sometido por ETA, el Gobierno eliminaba fiscales inconvenientes, quitaba o ponía ministros, excarcelaba asesinos múltiples, traicionaba a la Policía y a la judicatura, despreciaba a la ciudadanía y a la oposición. Al unísono con ETA, el Gobierno humillaba atrozmente a las víctimas, heridos y damnificados en atentados terroristas. Mientras el problema aparente era la posibilidad de que ETA pudiera entrar en los ayuntamientos, ETA ya estaba en el Gobierno de la nación. ETA era ya, como quien dice, la autoridad de la nación.

¿Seremos capaces de asimilar algo así? Sinceramente, no lo sé. Zapatero por fin se retira, pero sus esbirros se presentan a las generales.

AVANCE ISLÁMICO EN ESPAÑA
Alarma: La ‘yihad ideológica’ toma posiciones a las puertas de Madrid
 Minuto Digital 4 Abril 2011

El último número de la revista Fundación Víctimas del Terrorismo publica un artículo en el que se alerta de la implantación de militantes salafistas en los alrededores de Madrid, concretamente en el Corredor del Henares, después de haberse implantado ya en Cataluña y el País Vasco.

Además indica que los expertos en combatir esta forma de terrorismo están convencidos de que los líderes de esta creencia aprovecharán que en 2011 se cumplen 1.300 años de la invasión árabe para multiplicar sus actividades de captación y adoctrinamiento.

No se trata de “meter miedo” -dicen los expertos- pero sí de tomar medidas preventivas porque esta extensión del salafismo constituye en sí una amenaza por tratarse de un movimiento que forma parte de la columna vertebral de organizaciones terroristas. Como el resto de grupos que integran la galaxia criminal de Al Qaeda, AQMI, cuyo órgano de propaganda se llama Al Andalus, difundió en 2007 que no llegará la paz “hasta que se haya liberado toda la tierra del islam de los cruzados, los apóstatas y sus agentes, y no volvamos a poner el pie en nuestra Al Andalus expoliada y nuestro Qods (Jerusalén) violado”.

Implantación del salafismo
Desde Cataluña, donde cuenta con una sólida implantación, el salafismo ha logrado extender dos brazos, uno ya ha tomado posiciones en el País Vasco y el segundo empieza hacer lo mismo a las puertas de Madrid, en concreto en Guadalajara a través del Corredor del Henares. Estos últimos movimientos inquietan a los servicios dedicados a combatir el terrorismo de origen yihadista y más aún si se tiene en cuenta que los atentados del 11 de marzo de 2004 fueron cometidos por individuos que profesaban esta corriente.

Además, el artículo de la revista cita otro elemento significativo: en el Corredor del Henares los criminales del 11-M tuvieron una de sus bases logísticas, la casa de Morata de Tajuña, en la que confeccionaron las bombas que reventaron los trenes. El foco de los investigadores se proyecta sobre esta zona próxima a la capital de España para poner freno y evitar en la medida de lo posible que el salafismo alcance el nivel de penetración que ya tiene en Cataluña.

La atención se centra en las mezquitas, por ser una eficaz herramienta de propagación y proselitismo. No se trata de controlar confesiones religiosas, sino de “pulsar el riesgo” de los discursos que se lanzan en estos centros, algunos de ellos considerados por los especialistas en terrorismo internacional como claros llamamientos a la yihad.

Son botón de muestras las prédicas del imán de la mezquita de Guadalajara que, como el de Lérida, se distingue por su radicalismo. Este último, cuyo expediente de expulsión ha estado en más de una ocasión sobre la mesa, ha llegado hasta crear una “policía religiosa” que actúa en las calles próximas a la mezquita para controlar, sobre todo, la forma de vestir de las mujeres.

Alto voltaje ideológico
Otro dato que ya ha sido analizado por los investigadores es que en 2010 se celebraron en España hasta diez congresos salafistas mientras que en 2008 solo tuvo lugar uno, en Reus. Puede decirse que las alarmas se han encendido, además de por esta proliferación, por el alto voltaje ideológico de estos congresos.

Prueba de que no se trata de simples reuniones es el hecho de que “sabios” trasladados desde Egipto, Kuwait, Jordania y Bélgica han sido los encargados dirigir estos congresos, tras sortear los no pocos obstáculos que la diplomacia española les puso a la hora de expedir los visados.

En concreto, en 2010 se celebraron tres congresos en la localidad gerundense de Rosas (en febrero, junio y octubre); dos en la tarraconense de Torredembarra (en abril y junio), uno el pasado mayo en Trápaga (Vizcaya); en abril se celebraron en Vilanova i la Geltrú (Barcelona), Balaguer (Lérida) y Vic (Barcelona), y el pasado junio tuvo lugar otro en Guadalajara.

Los investigadores del terrorismo internacional se están volcando sobre los movimientos de la corriente salafista que, seguida en España principalmente por marroquíes y argelinos, cuenta con numerosos seguidores en Marruecos. De hecho, la zona del Sahel -se extiende desde Mauritania a Somalia- es el campo de operaciones de Al Qaeda para el Magreb Islámico (AQMI), autor del secuestro de los tres cooperantes catalanes.

De esta acción terrorista, los servicios españoles de Información e Inteligencia han hecho, por así decirlo, una autocrítica, que ya ha tenido una consecuencia: establecer en esta zona una red de colaboradores similar a la que tiene Francia.

******************* Sección "bilingüe" ***********************
La bazofia de las actas etarras
Ignacio Gil Lázaro www.gaceta.es 4 Abril 2011

Hay que tener todavía mucho descaro para recriminar a otros traer a colación la bazofia de ETA cuando aquellos que lo dicen son los que chalanearon con ella. La peor de las basuras la auspició Zapatero, otorgando a los terroristas la condición de interlocutores en pie de igualdad con el Estado. Tiene razón Bono cuando afirma que los etarras son “chulos, golfos, asesinos y ladrones”, aunque se le olvida añadir que este Gobierno se sentó con esos tipos para decidir juntos una parte sustancial del futuro de España. Por eso alguien tiene ya que dar explicaciones convincentes y rápidas. Toda la demás verborrea es simplemente una suma de patrañas. Cada minuto que pase sin rendir tales cuentas crece la sospecha sobre lo que algunos estaban dispuestos a consumar bajo la batuta de Rubalcaba: poner a la nación de rodillas tal y como las actas retratan.

Zapatero y Rubalcaba han mentido a destajo. Las cosas son como son aunque intenten disimularlas con discursos trucados. Ahora pretenden también que la oposición enmudezca y se convierta en cómplice moral de aquella vileza. La lealtad al Pacto Antiterrorista no pasa por tapar a quienes obraron contra el mismo. El Partido Popular nunca hubiera aceptado compartir que se dieran órdenes políticas para evitar la detención de terroristas, ni que se hicieran cambios en la Fiscalía a gusto de la banda, ni que se ocultaran cartas de extorsión, ni que se apostara por un acuerdo político con ETA, ni que se jugara con la sustantividad de Navarra. Por eso el Gobierno actuó a sus espaldas.

El colmo es que estos se crean que pueden seguir engañando a los españoles diciendo que los socialistas nunca utilizaron el proceso de paz ni la política antiterrorista de forma partidaria. Al parecer no fue nada partidista iniciar aquellas negociaciones en contra del criterio del principal grupo de la oposición, que representaba entonces a casi 11 millones de españoles, ni tampoco hubo la menor deslealtad en la actitud mantenida por el PSOE durante las 48 horas siguientes a los atentados del 11 de marzo del año 2004 y especialmente en la jornada de reflexión. Sea como fuere, ya no valen más tomaduras de pelo porque son muchas las incógnitas que reclaman hallar certezas. Que Rubalcaba explique –por ejemplo– qué hacía Eguiguren de confidencias con un miembro de ETA sobre hipotéticos infiltrados policiales o haciendo planes con Josu Ternera cuando este es un huido de la Justicia. Que Rubalcaba explique bajo qué título nombraba negociadores sin ser miembro del Gobierno y por qué –tras conocerse las actas– pretenden convertir a aquellos en unos meros excursionistas particulares que no representaban a nadie, que no recibían instrucciones y que actuaban por su cuenta.

Es obvio que el PSOE quiere desviar el debate denunciando maniobras contra Rubalcaba a tenor de su pretensión sucesoria. El calendario denota la falacia. Yo comencé a preguntar sobre el chivatazo el 14 de octubre de 2009, cuando ni por asomo estaba planteado el relevo de Zapatero. Aquí lo que importa no es lo que quiera ser Rubalcaba, sino impedir que quede impune esa delación que supuso la mayor vileza cometida por unos gobernantes contra el Estado de derecho, las víctimas, las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y la dignidad colectiva de la sociedad española. El vicepresidente y ministro del Interior ha tenido más de un año para dar explicaciones del caso Faisán en el Congreso. No ha dado ninguna, dedicándose en exclusiva a escurrir el bulto. Si efectivamente no tuviera nada que ocultar su actitud habría sido diametralmente distinta.

Tampoco habría intentado engañar a la juez francesa contestando a su comisión rogatoria que no le constaba quién era la autoridad de su ministerio que usaba el número de teléfono hallado en posesión de un etarra detenido, siendo que este era utilizado por el entonces director general de la Policía, y así otras lindezas actuadas en orden a enterrar la verdad.

El tiempo, sin embargo, acaba derrumbando siempre la trama de los falsarios. Este Gobierno engañó a los españoles incluso antes de serlo. Zapatero propuso el Pacto Antiterrorista mientras que sus subordinados estaban ya hablando con ETA y con su entorno. Que el acta del 22 de junio de 2006 esté señalada con el número 66 expresa la longevidad de los contactos. Hoy más que nunca se entiende por qué Otegui era calificado como “un hombre de paz” y hasta qué punto el atisbo de rendición se escenificó en torno a la figura de ese criminal llamado De Juana Chaos. Guste o no al vocerío de Ferraz y de Moncloa, los ciudadanos tienen derecho a saber todo lo sucedido. La memoria de los asesinados no permite que la ignominia que describen las actas etarras quede en nebulosa y tapada por la mentira. La guerra sucia del GAL y el esbozo de esta negociación claudicante son episodios de una misma trayectoria histórica que lleva la marca de Rubalcaba, por mucho que en la actualidad pretenda cubrir sus vergüenzas como si nada hubiera pasado.

*Ignacio Gil Lázaro es diputado del Partido Popular.

Zapatero
Se va el mamarracho indecente
Pío Moa Libertad Digital 4 Abril 2011

Rodríguez carece de cualquier altura intelectual, pero es también un iluminado, o sea, un perturbado. Su pregunta a su madre en el lecho de muerte lo retrata, pero eso importa poco. Importa el balance de su gestión, que puede resumirse así:

1. Una crisis económica con casi cinco millones de parados. Crisis que negó con descaro cuando aún podían haberse corregido algunas de sus causas, y que solo empezó a corregir sus efectos cuando le obligaron Obama y Merkel, contra la soberanía española. Esta es la fechoría ahora más visible, pero ni con mucho la más grave.

2. Peor ha sido su colaboración con la ETA para destruir el Estado de derecho y la democracia, pisoteando la Constitución. No es que se compinchara deliberadamente con los etarras a ese fin, la dinámica es otra: él comparte con la ETA bases ideológicas clave, y de ahí viene su delito, de forma casi inconsciente.

3. Y aún peor, dentro y a un tiempo por encima de esa colaboración con los asesinos, ha sido su impulso a la balcanización del país con estatutos "de segunda generación" que dejan en residual, en varias regiones, la unidad de España, creando de paso "naciones" y "realidades nacionales" que volatilizan la soberanía española.

4. Quizá resulte de peor alcance político, aunque muchos no lo entiendan, su totalitaria ley de falsificación histórica, que pinta lo blanco negro y viceversa en la historia reciente del país. Esa ley infame deslegitima al franquismo, el régimen que presidió la reconciliación y la prosperidad de España, bases de la democracia, y exalta a un Frente Popular simplemente criminal (léase a Marañón o Besteiro, por ejemplo). Implícita pero irremediablemente, la ley pretende deslegitimar cuanto procede del franquismo, esto es, la Transición de la ley a la ley, la democracia actual y la monarquía. La colaboración con la ETA y la impulso balcanizante del país guardan relación estrecha con la ideología de esa ley. Como la guardan la resurrección de odios olvidados, las agresiones anticristianas, el apoyo al Islam, los ataques a la democracia y a la libertad de expresión, especialmente en Cataluña y Vascongadas, y por todo el país.

5. Su política internacional ha apoyado al terrorismo islámico en Irak, a tiranos como Fidel Castro o Chávez o a Mohamed VI, más peligroso para España, se ha sometido obscenamente a Inglaterra en Gibraltar y debilitado la defensa de Ceuta y Melilla. Y se va con una agresión a Libia al servicio de intereses ajenos, habiendo llegado al poder en la onda de un atentado terrible que él consideró abyectamente un justo castigo por la intervención de Aznar en Irak.

Dejémoslo aquí. Lo anterior bastaría para llevar a él y a todos sus ministros a la cárcel por algo muy parecido a la alta traición. Tratar al sujeto de indecente mamarracho se queda corto. En general es necesario el respeto en las relaciones políticas, pero cuando las fechorías superan ciertos niveles, el respeto se vuelve desconsideración hacia los políticos decentes.

Dada su ausencia de principios, su mendacidad y su ambición enfermiza, yo sospeché que sus maniobras recientes buscaban quemar a Rubalcaba y a la Doctora Burrianes, para salir él como solución al final, sobre todo si aparecía algún "brote verde" con que engañar a una sociedad a la que ha envilecido como nadie. Pero parece que ha visto demasiado negro su futuro electoral y ha optado por ahuecar el ala. El daño que ha hecho ha sido inmenso, y no debiera irse de rositas.

Actas y actos
MAITE PAGAZAURTUNDÚA El Correo 4 Abril 2011

Las actas de ETA irrumpen en el momento más inoportuno para el secreto en el que algunos poderes mediáticos y políticos parecen estar sobre la herencia de Batasuna.

Las negociaciones iniciales de lo que se llamó después 'proceso de fin dialogado de la violencia' me recuerdan algo que mucha gente ha podido experimentar alguna vez. Cuando se trata con personas que sufren crisis en ciertos tipos de desorden psicológico, el enfermo procura introducir a los demás en su perspectiva lingüística subjetiva. Aceptar el enredo lingüístico y semántico no le ayuda a salir de la distorsión cognitiva en la que ha podido quedar encerrado.

En el fondo del plan socialista de apaciguamiento sobre la estrategia del fanatismo identitario de ETA algo de este tipo de enredo podría haber existido. El intento de «acordar las condiciones políticas que permitan establecer un escenario de resolución del conflicto político vasco» en el caserío Txilarre y las dificultades de pasarlo a limpio en Suiza o en Noruega significaba contaminarse de lo más inaceptable de la perspectiva de los intolerantes fanatizados.

Aceptar la discusión política con los terroristas, por mucho que vaya en dos mesas, me parece un grave error, como lo es que la situación de los presos y la justicia debida a las víctimas del terrorismo y la memoria colectiva se pudiera definir pactando y banalizando el mal realizado. Esto segundo parece que sigue plenamente activo, aunque con agenda oculta.

La práctica terrorista es ilegítima en un Estado de derecho. No hay motivo para que el Gobierno legitime como interlocutores a los terroristas, puesto que tiene fuerza legítima suficiente para derrotarlos en una estrategia -social, policial y judicial- sometida exclusivamente al imperio de la ley.

Los despiertos abogados de la banda, esos que dicen -una vez más- que esta es la buena y que no les vuelven a pillar en otra más, pueden indicar a sus defendidos que en el sistema carcelario español existe la progresión de grados. Pueden animarles a que abandonen la disciplina de la banda y a que colaboren en la deslegitimación cultural y social del terrorismo. Pueden decirles que, por ley, tienen una oportunidad de reinsertarse en la sociedad. Bastante generoso es eso, siendo claros.

Estamos tan acostumbrados a su extorsión que asumimos alguna dosis de una estrategia aberrante. ¿Las ideas y las prácticas monstruosas de ETA y Batasuna son más importantes que la vida de los que eliminaron en cada momento? Esta es la pregunta clave. Es complicado superar el miedo a que vuelvan a matar. Lo es. Y bajo esa presión resulta complicado ver todo el fondo que subyace en las palabras de los astutos abogados de ETA.

Pacto... ¿antiqué?
*Regina Otaola www.gaceta.es 4 Abril 2011

Después de lo que nos hemos enterado esta semana con lo recogido en las actas de ETA, que vienen a constatar la sospecha de un delito de alta traición por parte del Ejecutivo español, y de lo que barruntamos como contrapartida, que continúa la negociación con ETA, me resulta difícil creer que Zapatero o Rubalcaba se hayan tomado en serio el Pacto Antiterrorista. Es más, conociendo un poco más a estos dos personajes (no sé cuál es peor), pienso que Zapatero utilizó en su día la iniciativa del Pacto como pantalla. Su firma le daba un halo de credibilidad mientras dejaba manos libres a socialistas como Eguiguren para negociar en la sombra con los etarras.

Con el Gobierno de José María Aznar, el Pacto Antiterrorista tenía credibilidad, y no sólo porque el Gobierno también la tenía, sino porque los hechos avalaban la eficacia de una política antiterrorista encaminada a derrotar a la banda terrorista. Ahora, sin embargo, los hechos evidencian que el Pacto sirve para muy poco porque el mismo Gobierno socialista no cree en él. Y encima el ministro del Interior tiene la desfachatez de pitorrearse del PP diciendo: “Qué suerte tengo de que están en el Pacto y dicen que lo respetan. Si no, la que me cabría esperar”.

Mire, señor Rubalcaba, se le ven las plumas del Faisán haga lo que haga y diga lo que diga. Ponerse de víctima del PP, cuando es el único partido que ha respetado ese Pacto en todo momento, no cuela. La verdad es que lo único que se puede hacer con usted es pedirle la dimisión junto con la de su jefe y además exigir una reunión de los componentes del Pacto para que el PP le ponga los puntos sobre las íes de lo que es una verdadera política antiterrorista. Porque ahora mismo ese pacto tiene más fugas que la planta nuclear de Fukushima y una de dos: o se tapan todas las fugas o se rompe con esa farsa que nos intenta colar el Gobierno para beneficiar su imagen.

El Pacto merecerá la pena si está pensado verdaderamente para derrotar a ETA. Las víctimas de ETA y del 11-M se lo van a decir abiertamente, una vez más, el día 9 de abril, y el resto de ciudadanos que las acompañaremos también. Será un clamor ciudadano contra la ignominia de un Ejecutivo que no cree ni en la propia Nación que gobierna y representa.

Considero que después de tanta falsedad, tanto silencio, oscurantismo e injusticias no vale con que se diga que “no merecemos un Gobierno que nos mienta”. Creo que merecemos un Gobierno que diga la verdad, que defienda la España constitucional, que apueste por la independencia judicial y la derrota de ETA. Un Gobierno que sirva verdaderamente a los ciudadanos y que no se sirva de ellos.

Para eso es necesario elecciones anticipadas ya con un PP audaz y valiente. Zapatero, aunque no repita, sigue siendo un peligro con su ministro faisán a modo de loro pirata al hombro. Ni las víctimas ni los parados ni los pensionistas ni el resto de los ciudadanos podemos seguir esperando por más tiempo que llegue la cordura y la sensatez al Gobierno de España.

*Regina Otaola es alcaldesa de Lizarza.

Las actas de la negociación Gobierno-ETA
Los negociadores ofrecieron a Batasuna «vías» para burlar la Justicia
Propusieron a ETA que los actos abertzales los convocaran representantes «limpios»
F. Velasco La Razón 4 Abril 2011

MADRID- Las actas sobre las negociaciones mantenidas por el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero con la banda terrorista ETA en 2006 han sacado a la luz que el Ejecutivo estaba por la labor de buscar una fórmula que permitiese la «presencia activa» de Batasuna en la vida política, pese a la ilegalización que pesaba desde finales de marzo de 2003 sobre ella por sus vínculos con la banda.

En este sentido, fuentes personadas en la causa abierta por el supuesto «chivatazo» a ETA que impidió, en mayo de 2006, una operación contra el «aparato político» de la banda, señalaron a LA RAZÓN que la solución pasaba por que los actos, mítines u otros eventos fuesen solicitados por personas físicas «limpias». Es decir, respecto a las cuales no existiese ninguna vinculación conocida con la formación ilegalizada.

Esta «solución» aparece recogida en la primera y segunda actas intervenidas en el ordenador del dirigente etarra Francisco Javier López Peña, «Thierry», que fueron remitidas por la jueza antiterrorista francesa Laurence Le Vert a la Audiencia Nacional, junto al resto de documentación relacionada con el «chivatazo».

En ambos documentos, de junio y finales de 2006, respectivamente, se cita «continuamente» a Batasuna y a la situación de ilegalidad en que se encontraba, circunstancia ante la que la banda dejó su protesta de forma explícita.

«Propuesta» de solución
Es entonces cuando los representantes del Gobierno en las negociaciones con ETA –el ex ministro Javier Moscoso, el hoy vocal del CGPJ Javier Gómez Benítez y el presidente del PSE, Jesús Eguiguren– ponen encima de la mesa la «propuesta» para salvar esos impedimentos legales: los actos que Batasuna o la autodenominada «izquierda abertzale» quisieran llevar a cabo tenían que solicitarlos «formalmente» personas a las que no se les pudiera relacionar con Batasuna.

Es más, los negociadores del Gobierno no sólo ofrecieron la citada solución para esquivar la prohibición que pesaba sobre Batasuna de realizar cualquier acto, sino que también tendrían una participación activa para lograr esos fines. Se encargarían de que los actos solicitados de esa forma fuesen autorizados por la Justicia y, en concreto, por la Audiencia Nacional, destacaron las citadas fuentes al respecto.

Detrás de todo ello se escondía el objetivo de la banda de contar con una «marca» en las elecciones municipales y al Parlamento de Navarra que se iban a celebrar en mayo de 2007. En esas dos actas no aparece sobre esa cuestión ningún partido que pudiera ocupar el lugar dejado por Batasuna tras la sentencia de ilegalización del Supremo. Y ello porque la banda no quería «quemar» ninguna sigla antes de tiempo.

Tres meses antes de esos comicios es cuando ANV sale a la palestra. La mitad de sus listas fueron ilegalizadas en un primer momento, pero las otras «colaron» y lograron representación tanto en ayuntamientos como en el Parlamento navarro. Antes de ello, la Guardia Civil aportó un «minucioso» informe al entonces juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón en el que se aportaba la agenda incautada al dirigente etarra Mikel Antza –detenido en 2004 – en la que ya aparecía el nombre de ANV como opción muy a tener en cuenta para sustituir a Batasuna.

Autonomías
Mas, el president con rumbo a la independencia
Su voto a favor de la secesión simboliza la «transición nacional» que impulsa
Marcos Pardeiro La Razón 4 Abril 2011

BARCELONA- Hay una fecha atornillada en la memoria de Artur Mas, la del 10 de julio del año 2010. Aquel día miles de catalanes se echaron a las calles del centro de Barcelona para protestar contra la sentencia del Tribunal Constitucional (TC) sobre el Estatut. «Somos una nación, nosotros decidimos», se leía en la cabecera de la marcha. Cinco meses después de aquella manifestación, Mas solemnizaba en su sesión de investidura como presidente de la Generalitat el rumbo que pensaba imponer.

«España debe entender que Cataluña y el pueblo catalán no desfallecerán, como no han hecho a lo largo de la historia, en la defensa de su autogobierno y sus libertades. Nos hace falta, por tanto, forjar nuestro propio camino de futuro; nos hace falta cambiar y comenzar un nuevo camino. Hay que decir que el nuevo camino lo marcó el pueblo de Cataluña en la manifestación del 10 de julio», explicó en el Parlament a modo de introducción. Y, dicho esto, proclamó el inicio de una nueva era en la historia catalana: «Igual que España hizo su transición democrática una vez acabada la dictadura franquista, Cataluña debe encarar su propia transición nacional».

Adiós a la pedagogía
«El derecho a decidir» de los catalanes es el fundamento de la transición soñada por Mas. El presidente de la Generalitat tiene entre ceja y ceja que Cataluña se parezca más cada día a un Estado y para eso quiere lograr un mayor control sobre todo. Sobre los impuestos, sobre las infraestructuras, sobre la seguridad, sobre la política exterior... No piensa perder un minuto en hacer pedagogía en el resto de España sobre las razones de ser del catalanismo, simplemente quiere multiplicar el autogobierno catalán.

El líder de CiU acostumbra a decir que no se pueden poner límites a la voluntad de ser de los catalanes. Es muy consciente de que la convocatoria de un referéndum sobre la independencia de Cataluña dividiría ahora a la sociedad y, por eso, se niega a asumir los planes de ERC para iniciar un proceso de secesión sin mayor espera.

Ante la evidencia de que el Estado catalán no es el deseo de una amplia mayoría sociológica, Mas propone una penúltima estación, la de una Cataluña con una imponente soberanía fiscal. Aspira a conseguir un pacto similar al que tienen el País Vasco y Navarra; ése será su empeño después de las elecciones generales de 2012.

Entretanto, el presidente de la Generalitat gesticula el inicio de la nueva era, de la transición nacional. A punto de cumplir sus primeros 100 días al frente del gobierno catalán, Mas ya se ha mostrado como el presidente más identificado con las tesis soberanistas de la historia catalana desde la restauración de la democracia. El pasado jueves, depositó su voto por anticipado a favor de la independencia de Cataluña en la consulta secesionista que se celebrará en Barcelona el 10 de abril. Es una suerte de referéndum sin validez legal alguna, no vinculante, igual que los que se han celebrado durante los últimos meses en muchos municipios catalanes. Pero Mas quiso apoyarlo porque la transición está en marcha.

Del brazo de los soberanistas
- «Por primera vez en la historia habrá un debate sobre la independencia de la nación catalana en el Parlament», dijo, eufórico, Uriel Bertran, uno de los tres diputados que le quedan a Solidaritat Catalana tras el abandono de Joan Laporta. Bertran se pronunció así después de que la Mesa del Parlament, con mayoría de CiU, admitiera a trámite una proposición para declarar la independencia. La iniciativa no prosperará, pero CiU no quiso frenarla de entrada.
- Solidaritat también logró el apoyo de CiU para aprobar una moción el pasado marzo que declara «irrenunciable» el derecho a la autodeterminación. La misma moción expresó su apoyo a la consulta soberanista del 10 de abril.

España y Libertad ha iniciado una campaña para denunciar el acoso que sigue sufriendo el español en Galicia.
www.e-libertad.es  4 Abril 2011

Hace pocos días se conocía el dato que apuntaba que más de 4.500 profesores gallegos de secundaria habían registrado su firma mediante la plataforma
“Queremos galego” en una maniobra que anunciaba su insumisión al decreto que inicialmente iba a aprobar la Xunta en relación a la elección efectiva de
idioma en la enseñanza. Pero ha sido el propio Presidente de la Xunta quien ha dado marcha atrás en sus compromisos electorales:

- Los padres elegirán el idioma de las asignaturas troncales. (No lo pueden hacer en ningún curso)
- Habrá una casilla con la pregunta vinculante en el sobre de la matrícula. (Sólo en 1º de preescolar los padres pueden contestar a esa pregunta)
- Los alumnos tendrán libertad para utilizar oralmente y por escrito el español. (Por escrito desde luego no)

Así, con estos datos en la mano, España y Libertad hace un llamamiento a todos aquellos ciudadanos que apuestan por la libertad linguística para que
envíen, en señal de protesta, un correo a la Xunta de Galicia.

*TEXTO TIPO PARA COPIAR Y PEGAR*
*Sr. Consejero de educacion de la Xunta de Galicia*

*Como español que cumple con sus obligaciones le exijo que cumpla las suyas y que haga cumplir con su obligacion a los funcionarios de la Consejeria de
Educacion que conculcan los derechos fundamentales de los estudiantes del sistema publico de educacion Gallego que solicitan estudiar en castellano.*

*Con todo respeto.* *fdo:……….*

*Enviar un correo directamente al Presidente de la Xunta desde esta dirección:* http://www.xunta.es/contacta-co-presidente

*Enviar el texto al Gabinete de Educación:* gabinete.educacion@edu.xunta.es

Miquel Mir, documentalista e historiador
“La izquierda catalana ha querido negar a las 9.000 víctimas de Lluís Companys”
El autor, especialista en la Guerra Civil, publica ‘La otra memoria histórica’. Cuenta crímenes ocultos durante más de siete décadas.
M. Maristany. Barcelona www.gaceta.es 4 Abril 2011

Hace ya una década que el documentalista Miquel Mir lleva a cabo una exhaustiva investigación sobre los hechos de violencia revolucionaria y el expolio del patrimonio durante la Guerra Civil. Ahora presenta estas investigaciones en forma de libro, concretamente La otra memoria histórica (Nowtilus), que se centra en el asesinato de los Hermanos Maristas de Barcelona.

-¿Quién gobernaba realmente la Cataluña del 36?
-Lluís Companys se mantuvo en la Generalitat pero dio todo el poder a los anarquistas de la CNT-FAI al crear las Milicias Antifascistas. Juan García Oliver tomó las riendas del Orden Público y Aurelio Fernández de las Patrullas de Control.

-¿Como se gestó el chantaje a los maristas?
-La casa provincial estaba en Badalona, pero tras la quema en la Semana Trágica, se fueron al Monasterio de las Avellanas, al pie del Pirineo. En el 36 llegó el comité de Orden Público y saquearon el monasterio, cometiendo algunos asesinatos y muchos secuestros. Los maristas y sus abogados pactaron la liberación de los presos con el consejero de Cultura y el de Gobernación: 200.000 francos que entregaron a Aurelio Fernández...

-¿Y el posterior asesinato?
-Dejaron salir a algunos estudiantes jóvenes pero a los demás los subieron en un barco y se dieron voces para que salieran los que estaban escondidos. A los 47 del barco los mataron en el cuartel de la calle San Elías. Saquearon todos lo colegios y conventos y mataron a 192 maristas en toda España.

-¿Qué implicación tuvo Josep Tarradellas?
-Según los testimonios, Tarradellas recibió los 200.000 francos y acudió a Suiza para comprar armas para las Patrullas de Control.

-¿Por qué ha tardado 75 años en salir a la luz?
-Aparte del silencio habitual de la izquierda, los maristas querían esperar la beatificación de sus hermanos para evitar interferencias. Una vez conseguido, es hora de explicar que todos los dirigentes cobraron el dinero y les traicionaron.

-Las víctimas, ¿los de siempre?
- Familias, por el hecho de ser católicas; fabricantes; farmacéuticos; abogados; profesiones liberales en general. También, miembros de la Liga Regionalista, de la Federación de Jóvenes Cristianos de Cataluña y carlistas. Y 52 socios del Círculo Ecuestre de Barcelona, a quienes les confiscaron el local del Paseo de Gracia, quemaron archivos e instalaron la sede del PSUC, llamado Casal Carlos Marx.

-¿Qué otros hechos relata el libro?
-Las 4.500 víctimas de Paracuellos y Torrejón, las 600 de la fosa de Camuñas, el tesoro de la República que se envió a Rusia tras el botín confiscado al Banco de España. En Cataluña existe el Memorial Democrático, una institución pública, pero hay otra historia.

-¿Ha recibido amenazas por remover la historia de Cataluña?
-Los sectores de la izquierda catalana, ya sean socialistas, republicanos, comunistas o anarquistas, quieren negar las 9.000 personas que mataron durante el mandato de Companys. Han tergiversado la historia de sus partidos para vender que Cataluña era una tierra de libertad. No quieren reconocer que confiscaron el patrimonio de las principales familias, saquearon casi todas la iglesias, robaron las cajas de seguridad de los bancos, etc. Y prácticamente todo, en los cinco primeros meses.

Recortes de Prensa   Página Inicial