AGLI

Recortes de Prensa   Viernes 8 Abril 2011

 

Madrid se prepara para decir a ETA: 'Fuera de las instituciones'
La manifestación de las víctimas del terrorismo espera convocar a medio millón de personas
 www.lavozlibre.com  8 Abril 2011

Madrid.- La manifestación contra el eventual regreso de ETA a las instituciones amenaza con colapsar Madrid este sábado. La marcha, convocada por la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT), obligará a cortar al tráfico los bulevares y las calles adyacentes entre las 17 y las 20 horas.

El Ayuntamiento de Madrid tiene preparado un Plan de Movilidad por esta manifestación, pero aconseja usar el transporte público, fundamentalmente el metro, durante la tarde del sábado. La marcha comenzará en la glorieta de Bilbao y desde la calle de Carranza transcurrirá por Sagasta, la plaza de Alonso Martínez y la calle de Génova, hasta finalizar en la plaza de Colón.

Unas 36 asociaciones, fundaciones y colectivos de víctimas del terrorismo, sindicatos policiales y plataformas cívicas, se han sumado a una manifestación que, bajo el lema 'Por la derrota del terrorismo: ETA fuera de las instituciones', prevé convocar a cerca de medio millón de personas.

El presidente del PP, Mariano Rajoy, sigue sin decidir si acudirá a la marcha, aunque todo parece apuntar que no estará presente ya que tiene un acto programado en Ponferrada (León). Quienes ya han anunciado que no podrán asistir son la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, y el ex presidente del Gobierno José María Aznar. Aguirre explicó que este sábado tiene el acto de presentación del candidato del PP a la Alcaldía de Palma de Mallorca "Lo he intentado cambiar pero no se ha podido", lamentó, aunque apuntó que el PP de Madrid apoya la marcha "sin paliativos".

La máxima representante del PP será la secretaria general y candidata a la Presidencia de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal, que fue de las primeras en anunciar que estaría junto a las víctimas del terrorismo. La acompañarán el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, el portavoz del PP en el Parlamento Europeo, Jaime Mayor Oreja, y el coordinador de Libertades Públicas, Federico Trillo.

Diputados 'populares' como Ignacio Cosidó, Cayetana Álvarez de Toledo, María Eugenia Carballedo, José Eugenio Azpiroz e Ignacio Gil Lázaro también se echarán en las calles para evitar que Sortu o su sucedáneo Bildu estén en las elecciones del 22 de mayo.

Manifestación
La casta debería ir en la pancarta
Pablo Molina Libertad Digital 8 Abril 2011

La decisión de las organizaciones de víctimas del terrorismo convocantes de la manifestación de este fin de semana, impidiendo a los políticos que aparezcan en la primera fila, me parece una concesión demasiado generosa a nuestra casta que, seamos honestos, tampoco es que vaya a sufrir una epidemia de hernias discales por trabajar un poquito un sábado por la tarde.

Los políticos, al menos los del Partido Popular, deberían haber sido invitados con cierta insistencia a participar en la manifestación de este sábado en lugar destacado, porque el 99,9 por ciento de sus votantes defiende la memoria y la dignidad de las víctimas, las acompaña cada vez que lo necesitan y quiere que los políticos a los que entrega su confianza acudan a todas y cada una de las convocatorias que se realicen en apoyo de los heridos y los familiares de los asesinados por el terrorismo. El resto de los votantes, ese 0,1 por ciento en el que me incluyo, querría además que lo hicieran de rodillas para purgar sus muchas traiciones, pero esa es una cuestión marginal dada la importancia de los asuntos que se ventilan.

En las primeras filas de la manifestación de este día 9 deberían ir los 153 diputados, los 123 senadores y el medio millar largo de diputados autonómicos que el Partido Popular mantiene a cuerpo de rey gracias al voto de los ciudadanos anónimos que acuden desde todos los extremos de España a estas convocatorias; y no precisamente en la clase business de Iberia, sino en autobús o coche particular, donde no hay azafatas que te sirvan lingotazos para entretener el viaje.

Además, la presencia de los altos cargos del PP en la cabecera de la manifestación tendría efectos pedagógicos muy interesantes, al menos en lo que respecta a esos centristas vergonzantes que juegan a la ambigüedad en asuntos tan graves, a los que con toda seguridad sus votantes les harían llegar de primera mano la opinión que les merece su actitud traidora. Una ración de sinceridad cercana del ciudadano hacia el político díscolo es vacuna eficacísima contra las veleidades progres en materia de terrorismo, y en el PP periférico ya hay quien va necesitando una monodosis tamaño elefante.

Se hace difícil llevar la contraria a una organización de víctimas del terrorismo porque, sinceramente, alguien al que le han asesinado a un familiar por patriota dice que esto no es Libertad Digital sino la versión web del Pumby (FJL dixit) y yo simplemente cambio de tema. Es sólo que a veces las víctimas se pasan de buenas y hay quien no merece tanta bondad. Los políticos, menos que nadie.

Pablo Molina es miembro del Instituto Juan de Mariana.

Manifestación
Rajoy no es noticia
Maite Nolla Libertad Digital 8 Abril 2011

Yo no creo que se puedan discutir los motivos por los que muchas personas, políticos o medios que no apoyaron las dos manifestaciones precedentes convocadas por Alcaraz en solitario, ahora sí decidan apuntarse; todo lo contrario. Cuando la causa es justa y es noble la existencia de tipos que tiren del carro es necesaria para que luego otros se unan al asunto. Es más, a veces determinados movimientos es mejor que tengan un crecimiento sostenido. Por ejemplo, poco o muy poco queda del espíritu de Ermua, pese a que España salió masivamente a la calle. Estarán de acuerdo conmigo en que no hay ninguna diferencia moral entre lo que pasó en julio de 1997 y lo que se pide ahora. En cambio, el movimiento cívico actual, aunque sea mucho menor en número, lleva años firme en su posición y el otro se disolvió para vergüenza de todos y para satisfacción de algunos. No hablo yo en nombre de nadie, pero creo que los que estén el sábado serán muy bienvenidos, como no puede ser de otra manera. Además, si había motivo para ir a las otras dos, mucho más ahora que siete magistrados del Tribunal Supremo han puesto el fundamento jurídico y han marcado el camino correcto para eludir la Ley de Partidos y sus propias sentencias anteriores.

Los políticos son otra cosa. Estaría bien que nos expliquen no por qué motivos vienen ahora, sino por qué no acudieron las otras veces. Pero oigan, desconfiando de ellos por principio y regla general, siempre están mejor los políticos manifestándose con las víctimas que ignorándolas. Por eso, no se puede tolerar que cuando lo relevante es que parte de la sociedad española se niega a que se comercie con su libertad y que eso ha empujado a medios, asociaciones y políticos a participar, la noticia sea si Rajoy sabe o no sabe si va a venir o no. Rajoy tomó una decisión en 2008. Alguien le convenció de que a Zapatero no le pasaron factura sus negociaciones y que al PP no le benefició en exceso salir a la calle. Y desde entonces ha actuado en consecuencia. Tan en consecuencia que no ha dudado en mostrar la salida a algunos que, literalmente, se habían dejado la vida por las siglas del partido que ahora preside Rajoy. A mí, si se manifiesta, bien; y si no, fenomenal. Él no es la noticia.

El desplome del «régimen» andaluz
Editoriales ABC 8 Abril 2011

Andalucía no puede seguir así, porque el descrédito de muchos políticos es una rémora en tiempos de crisis económica y social

AL fin, el Ejecutivo andaluz claudica ante el ultimátum de la juez encargada del «EREgate» y entrega las actas del Consejo de Gobierno, que pueden aportar datos esenciales para la investigación. Al mismo tiempo, se acumulan los escándalos que afectan a familiares del anterior presidente de la Junta, Manuel Chaves. En concreto, su hijo Iván aparece ahora firmando contratos en calidad de «comisionista», autodefinición que ha puesto por escrito en documentos el vástago del presidente del PSOE. Por mucho que sus amigos pretendan defender lo indefendible, la larga etapa del actual vicepresidente del Gobierno al frente de la Comunidad andaluza dejó secuelas que causan lógico escándalo en la opinión pública y deberían estimular a la Fiscalía Anticorrupción para actuar con una mínima diligencia. En el plano político, resulta imposible para los socialistas andaluces ocultar el enfrentamiento abierto entre Chaves y su sucesor, José Antonio Griñán, tras el episodio reciente de la salida precipitada de Luis Pizarro, hombre fuerte del chavismo durante largos años. El conflicto ofrece dimensiones a escala nacional, teniendo en cuenta que el ex presidente de la Junta era —y sigue siendo— presidente del PSOE y que su «traslado» a Madrid fue una decisión personal de Rodríguez Zapatero, cuya sucesión ha convertido al partido en una auténtica jaula de grillos.

La opinión pública exige explicaciones convincentes, mientras se impone la idea de que la única solución razonable es un anticipo electoral, coincida o no con las elecciones generales. La alternativa que plantea Javier Arenas se percibe ya como una necesidad de higiene democrática porque todas las evidencias coinciden en que tantos años de gobierno socialista han generado pautas de control social y clientelismo político que son incompatibles con el pluralismo propio de una sociedad abierta. Andalucía no puede seguir así, porque la pérdida de confianza y el descrédito de muchos políticos son una rémora importante en tiempos de crisis económica y social. Cada día se suceden nuevas revelaciones acerca de prácticas intolerables en un Estado de Derecho, y ello requiere una solución a corto plazo mediante la decisión de los ciudadanos andaluces, indignados hoy día ante la magnitud de tantos favoritismos e irregularidades.

La costumbre del poder
Paradojas de la larga hegemonía en un poder viciado: Chaves ha tropezado con el fantasma de Juan Guerra
IGNACIO CAMACHO ABC 8 Abril 2011

CUANDO llegó al poder en Andalucía, en plena eclosión del «caso Juan Guerra», lo último que podía imaginar Manuel Chaves es que acabaría él mismo envuelto en acusaciones de favoritismo familiar, escarnecido ante la opinión pública por comprometedoras sospechas de nepotismo. Y defendiéndose, como los hermanos Guerra, con el escudo de una legalidad que no protege el aspecto ético de las conductas políticas. Pero al final, en la última vuelta del camino de su larga trayectoria de dirigente público, ha topado con el fantasma que provocó la caída de su antiguo mentor y ulterior enemigo: el de la complacencia, el consentimiento o la complicidad con actividades de familiares directos situadas en el límite último, si no más allá, del decoro.

Juan Guerra, al menos, tenía una cierta coartada social. Era un pobre hombre, sin oficio ni formación, que encontró en la emergencia —y el beneplácito— de su hermano una oportunidad para medrar y desclasarse sin complejos. Pero los hijos de Chaves han tenido acceso a una educación privilegiada de estudios superiores e instrucción de posgrado. Con su currículum académico y el inevitable respaldo de su apellido podían haber encontrado empleos de razonable cualificación en sectores que no rozasen el ámbito administrativo en que la posición de su padre obligaba a evitar cualquier atisbo de conflicto de intereses. Compañías multinacionales, eléctricas, telecos, bufetes, auditorías, departamentos jurídicos, todo ese amplio organigrama empresarial donde siempre puede encajar sin problemas un economista o un abogado. Sin embargo, optaron por introducirse en la zona más resbaladiza y delicada de un tejido económico en el que la Junta de Andalucía es el principal regulador y el primer contratista: el comisionismo, la gestión de ayudas públicas, la intermediación institucional. El terreno pantanoso en el que incluso desde la más benévola de las miradas resulta imposible sustraerse a la suspicacia del trato de favor o de la utilización de las influencias para vulnerar el principio de igualdad de oportunidades.

Sin entrar en la legalidad de los procedimientos —el entonces presidente debió ausentarse como mínimo en la reunión del Gobierno que concedía una millonaria subvención a la empresa que representaba su hija—, toda esta desagradable historia de negocios filiales más o menos comprometidos bosqueja el relato de una atmósfera viciada por la costumbre del poder. Un clima de identificación natural, espontánea, entre el ámbito privado y el público, vinculada a una suerte de relajado concepto de la impunidad moral que aflojaba cualquier autocontrol, cualquier cautela, cualquier remordimiento. Un espacio en el que el hábito de la hegemonía política difuminaba las fronteras de la duda hasta perder incluso el reflejo de los escrúpulos y el respeto por las apariencias.

Regeneración, por sentido humanitario
Enrique de Diego www.elsemanaldigital.com 8 Abril 2011

Los procesos sociales son previsibles, porque los efectos devienen de causas y el conocimiento de éstas hace inteligibles los efectos futuros. Es previsible, por ejemplo, que si ETA no entra en las instituciones, si no puede financiarse del contribuyente, si carece de peso político, la banda terrorista desaparecerá en un plazo breve. Es previsible, por ejemplo, que ninguna sociedad puede ser viable emitiendo deuda y esperando que se la compren en los mercados. Es previsible, por ejemplo, que ninguna empresa puede resultar competitiva si ha de pagar una electricidad más cara que sus competidores.

El futuro de España es previsible para una mente que no se haya degenerado o que no haya pactado interior o exteriormente con el sistema. Es preciso reconocer la realidad para cambiarla, como decía Hegel, pero no para acomodarse a ella cuando es injusta y la peor injusticia es desarmar a los más débiles frente a la opresión de los poderosos.

Es previsible que si la sociedad española tiene que seguir sufragando con su esfuerzo a un elevado grupo parasitario de políticos profesionales, que ya se heredan, eso implica que una parte importante de la población española ha de desaparecer físicamente. Es previsible que una sociedad, y es lo que le sucede a la sociedad española, cuando es depredada por una casta parasitaria no es viable, está llamada a sufrir grandes tragedias personales y como todos dependemos de todos nadie puede sustraerse, sin una regeneración profunda, sin un cambio en los corazones, que nos haga humanitarios, sin un cambio de modelo, a esa crisis, porque todos dependemos de que a los demás les vaya bien. El Corte Inglés, por ejemplo, depende de que las clases medias no se deterioren, porque son sus clientes. No sólo cualquier medio de comunicación depende de que les vaya bien a sus oyentes, es que nadie podría sobrevivir si eso no sucediera, porque todos precisamos que haya personas que compren nuestros productos o los productos de nuestros anunciantes.

La casta parasitaria que nos expolia, que hace inviable a la sociedad española, que exige la muerte por hambre física de un número elevado de españoles, no es sostenible, no puede sufragarse. Y el mismo instinto de supervivencia nos debe llevar a apostar por Regeneración, pero también el sentido humanitario, que me atrevería a llamar cristiano, si ese no fuera un concepto demasiado noble ante el que adopto una posición de temor reverencial como Moisés ante la zarza, nos debe llevar a buscar el bien de nuestros semejantes, empezando por nuestras familias. Dios nos ha dotado de razón para analizar los efectos de las causas. Y desde la razón, desde el sentido fraterno de la filiación divina, hemos de buscar ese bien. Y ese bien, para que no muera la gente por hambre, es que haya una regeneración. Es que nos estamos jugando mucho. Es que los coches oficiales y los privilegios conducen al paro y de ahí devendrá el hambre. Y lo que hago es asumir mi responsabilidad, con tranquilidad de conciencia, con espíritu inquieto en el sentido de que he de ser responsable, de que, como hombre libre, y como cristiano, he de estar al lado de los indefensos, de los desprotegidos. Si no reaccionamos, y lo estamos haciendo, hay esperanza, además se producirán fracturas sociales y conflictos, que estamos a tiempo de evitar.

Apostar por Regeneración es un imperativo ético, una pulsión humanitaria y a todos se nos reconocerá, más pronto que tarde.

La política exterior de Witiza
«En el seno de la Unión Europea, las vacilaciones de la gestión gubernamental ante la tantas veces negada crisis y las consiguientes urgencias para alejar el fantasma del rescate han situado al país en la tumbona del psicoanalista financiero»
JAVIER RUPÉREZ ABC 8 Abril 2011

FUE el 12 de octubre de 2003 cuando Zapatero, aun antes de llegar a la presidencia del Gobierno tras los atentados del 11 de marzo de 2004, anunció y resumió la sustancia de lo que habría de ser la política exterior española bajo el mandato de los socialistas. Ese día, en el paseo de la Castellana, durante el desfile conmemorativo de la Fiesta Nacional española, optó por permanecer sentado en la tribuna de invitados, el resto de los cuales se había levantado respetuosamente, al paso de la bandera norteamericana que, junto con otras de países amigos y aliados, representaba la colaboración internacional española en acciones militares exteriores. El gesto fue considerado como maleducado por la mayor parte de los observadores y hostil por la opinión pública americana. El gesto, además, encerraba una simbología adicional: la voluntad de conducir una política exterior de signo radical izquierdista, opuesta a la que entonces encarnaba el Gobierno de José María Aznar y situada en los antípodas del consenso que desde mediados de los ochenta, cuando el PSOE hubo abandonado sus veleidades tercermundistas, había permitido una previsible continuidad en la proyección exterior del país. Continuidad que se había visto reconocida con la presencia de un español, Javier Solana, al frente de la Secretaría General de la OTAN y luego en la dirección de la política exterior y de seguridad europea. Zapatero no quería ser ni Suárez, ni Calvo-Sotelo, ni González ni, sobre todo, Aznar.

El cálculo, que combinaba la ignorancia de la inexperiencia con la arrogancia del doctrinario, y que encontró ya en el poder la colaboración entusiasta de Miguel Ángel Moratinos, al que se le presumía más habilidad de la que en la práctica demostró y menos ideología de la que realmente albergaba, desembocó en un esquema simplista que pretendía sustituir la proximidad americana con la europea, conceder una prioridad absorbente a las relaciones con Marruecos, inclinar la balanza de nuestras relaciones con los países iberoamericanos hacia la banda de los radicales, con un obsesivo acento en las mantenidas con Cuba, y sobre todo presumir de una arraigada fe multilateralista, que se pretendía mostrar como acusación nada muda en contra de las supuestas veleidades unilateralistas de su predecesor. En esa misma onda, y practicando en el altar de lo políticamente correcto, Zapatero intentó también su apuesta en el mundo global con el impulso de la Alianza de Civilizaciones, conglomerado dicen que para el encuentro entre occidentales de diverso signo e islamistas moderados, con el fin, hasta ahora no entrevisto, de superar las tensiones radicalizadoras del entorno musulmán.

El cálculo se ha demostrado erróneo en todos sus aspectos. La voluntad de distanciamiento de los Estados Unidos, al principio del mandato de Zapatero, profundizada y agravada con la abrupta manera en que el Gobierno socialista anunció la retirada de las tropas españolas destacadas en Irak al amparo de las resoluciones del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, creó desconfianza al otro lado del Atlántico y fue percibida como signo de poca fiabilidad por parte de los europeos, que se negaron a seguir las premisas radicales predicadas por el recién llegado a La Moncloa. Ayunos de la proximidad americana, las relaciones españolas con los principales socios europeos, con independencia de su signo, solo conocieron una leve mejora atmosférica, que de poco habría de servir en la solución de algunos de los temas pendientes con ellos: la cuestión de Gibraltar está hoy, en el tardozapaterismo, más lejos de su solución de lo que nunca ha estado en los últimos treinta años; la indudable colaboración francesa en contra de ETA, que data de tiempos anteriores a los del dimisionario presidente del Gobierno, no se ha visto acompañada de la comprensión en otros terrenos, como, por ejemplo, el del transporte transpirenaico; y en el seno de la UE, donde la España socialista ha creado no poca confusión al rebajar la importancia del castellano entre las lenguas comunitarias, las vacilaciones de la gestión gubernamental ante la tantas veces negada crisis y las consiguientes urgencias para alejar el fantasma del rescate han situado al país en la tumbona del psicoanalista financiero, con las hechuras de la canciller Merkel. Las fotos de las últimas conversaciones entre los dos mandatarios así dolorosamente lo atestiguan.

Debió de pensar el presidente español, sometido a una práctica congelación de relaciones con los Estados Unidos hasta 2008, que la penitencia no traspasaría esa última fecha, en la que George W. Bush cumplía el final de su segundo mandato, y concibió grandes esperanzas con la llegada a la Casa Blanca de alguien como Obama, con el que se aseguraba existía una gran fraternidad ideológica, tanta como para que en el ámbito del PSOE, con más idolatría que reflexión, se creyera que la reunión entre los dos líderes habría de tener alcances «cósmicos». Era previsible que así no fuera. En realidad, se ha recuperado una modesta normalidad en las relaciones que se traduce en gestos diversos y no siempre en la buena dirección. Obama canceló la reunión de la cumbre USA-Europa que debía haber tenido lugar en Madrid en 2010 (cuando España fue el primer país que Bush visitó en su primer viaje a Europa), aunque sea cierto que los dos mandatarios rezan juntos y en público —no es seguro que lo hagan en privado— en el multitudinario Desayuno Anual de Oración. Pero el Gobierno socialista sigue inconscientemente preso de su apresuramiento al retirar las tropas de Irak y pone especial énfasis en hacer rigurosamente los deberes en las guerras de Afganistán y ahora en la de Libia, para que en Washington no se quejen.

Ha sido tanta la solicitud con Marruecos, que el Rey alauita ha creído interpretar las relaciones en una única dirección, la suya, sometiendo a la diplomacia del socialismo español a vejámenes varios, entre los que famosamente destacan la crisis creada con la expulsión a Las Palmas de una activista saharaui o el nombramiento y retrasado envío de un ex polisario como embajador del Reino en España. Y por razones que solo pueden tener que ver con las simpatías a ultranza por el castrismo revolucionario, Zapatero y Moratinos han puesto lo mejor de sus energías en levantar las justificadas sospechas que sobre la Cuba de los hermanos mantiene desde hace años la UE, esperando con ello, decían, facilitar la transición hacia le democracia y la implantación de los derechos humanos. No parece que la empresa de los Fidel y Raúl haya mostrado señas de aceptar las premisas o las consecuencias del envite. Y ahí siguen, comerciando con la carne de los presos según conviene a los intereses del régimen.

Algunos exaltados analistas afirman que desde los tiempos de Witiza no se había contemplado tanta incuria en la defensa exterior de los intereses patrios. Decía Maese Pedro al trujimán que «toda exageración es mala». Dejemos la comparanza en don Rodrigo. Siempre será una manera de señalar.

JAVIER RUPÉREZ ES EMBAJADOR DE ESPAÑA

El Parlamento catalán blinda la inmersión frente al castellano
CiU, ERC y PSC votaron un texto contrario a las sentencias del Tribunal Supremo
maría jesús cañizares / barcelona ABC Cataluña 8 Abril 2011

El Parlamento catalán aprobó ayer, con los votos de ERC, CiU, PSC e ICV, una propuesta de resolución en la que se blinda la inmersión lingüística frente a las sentencias del Tribunal Supremo, en las que se reconoce el derecho de tres padres a escolarizar a sus hijos en castellano. En el texto, se aboga por el «mantenimiento, mejora y extensión del sistema de inmersión lingüística, de acuerdo con los preceptos de la Ley de Educación de Cataluña», al tiempo que expresa la «preocupación ante las interpretaciones restrictivas de las sentencias del Tribunal Supremo sobre el sistema de inmersión en las escuelas catalanas».

El redactado final, al que sólo se han opuesto PP y Ciudadanos y que fue aprobado en la Comisión de Educación y Universidades, es algo más suave que el presentado por ERC, promotora de la proposición, pues inicialmente se expresaba el «rechazo a las sentencias del Tribunal Supremo que significan un ataque directo y de consecuencias graves para el sistema de inmersión».

Los nacionalistas exigieron matizar esa invectiva directa a las instituciones para transaccionar una propuesta con ERC, que finalmente la aceptó. A la alianza entre CiU y ERC para excluir el castellano del sistema de enseñanza, adelantada por ABC, se sumó el PSC.

A juicio del diputado del PP catalán, Pedro Chumillas, «CiU intenta ir al límite, siempre por debajo de ERC, con fines electorales. Pero el límite está en otro lado, en el del Estado de Derecho».

Los populares intentaron que en la propuesta se introdujera el compromiso de acatar los fallos del Supremo porque, según dijo, «no es cierto que esas sentencias sólo den respuesta a tres personas, sino que aclara la situación de todos». Advirtió durante el debate de la comisión de que «el verdadero enemigo de las lenguas es querer imponerlas o querer quitarlas» y recordó que las leyes están para cumplirlas.
«Una barbaridad»

Por su parte, el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, calificó de «muy grave» que el Parlamento catalán, «que tiene que apoyar la legalidad apoye a la ilegalidad». Igualmente censurable es que el gobierno catalán «diga que piensa hacer caso cero a las sentencias. Es una barbaridad decir que éstas no afectan a todos los ciudadanos, es falso, no estamos ante un caso en el que podamos opinar, estamos ante una sentencia y se tiene que cumplir».

El líder de Ciudadanos recordó que los padres que apelaron al Supremo «nos pagan el sueldo, estos padres tienen el derecho reconocido para que sus hijos puedan estudiar en catalán y en castellano».

Las embajadas no se cierran
La vicepresidenta catalana, Joana Ortega, confirmó que la Generalitat mantendrá su red de «embajadas» —Bruselas, París, Londres, Berlín, Nueva York y Buenos Aires—, cuyo coste ha sido siempre muy criticado por el PP y C,s. Lo dijo en la Comisión parlamentaria de Acción Exterior, donde explicó que «por motivos económicos», no se abrirá la delegación de México, tal como previó en gobierno tripartito. La vicepresidenta seguirá aplicando el Plan de Acción Exterior aunque, a diferencia del anterior gobierno, los asuntos exteriores ya no están «fragmentados» en varios departamentos.

CiU
Rajoy en Barcelona
Agapito Maestre Libertad Digital 8 Abril 2011

Me ha resultado atractiva la pregunta de Federico Jiménez Losantos en su programa de radio: ¿Qué necesidad tiene Rajoy de entregarse a CiU antes de las elecciones, sobre todo cuando todas las encuestas le dan ganador por mayoría absoluta? ¿Por qué Rajoy, en su visita a Barcelona, ha pedido a Zapatero que pague su deuda con Mas, o sea con los nacionalistas? Desde luego, desde el punto de vista electoral, Rajoy muy poco puede sacar de esas declaraciones; más aún podría, y en eso tiene toda la razón Federico, perder muchos votos de personas que están hartas de los engaños nacionalistas en Cataluña.

Sin embargo, desde el punto vista ideológico, la actitud Rajoy es muy coherente con su forma de hacer oposición sin plantearse una alternativa de renovación democrática, es decir, de persistir en la gran añagaza del "régimen" político actual: es posible una España democrática sin nación española. Falso. Porque Rajoy, precisamente, no quiere enfrentarse a ese "ideologema" perverso, ha visitado Barcelona para decirle a los nacionalistas que él también gobernará mirando antes a los nacionalistas que a la nación española.

Rajoy, pues, seguirá por la pendiente que ha llevado a España a ser uno de los países más desnacionalizados de Occidente. Desnacionalización, nadie se engañe, significa carencia de libertades. La doctrina liberal en este asunto es impecable: cuanta más nación, sí, cuantos más vínculos políticos entre españoles, más libertades. Libertad sin nación es un concepto vacío. Pues eso es, en efecto, la libertad en España: una vacuidad. Algo banal para los políticos profesionales. En fin, si el nivel de libertades de un país tiene como patrón de medida la fortaleza alcanzada por su Estado-nacional, entonces tendremos que considerar que las libertades individuales y políticas de los españoles están lejos de las cotas alcanzadas por los ciudadanos de países como EEUU o Francia.

El débil Estado-nación que es hoy España, comparado con naciones normales como EEUU o Inglaterra, es incapaz de satisfacer el deseo de libertad que anida en la ciudadanía española. Basta un ejemplo para hacernos cargo del problema: millones de españoles, que residen en Cataluña, están sometidos, esclavizados y, a veces torturados, por las elites políticas gobernantes, sencillamente, porque se les impide el elemental derecho de educar a sus hijos en la lengua oficial del Estado. Pero, independientemente de que el artículo 3 de la Constitución, como otros muchos de esta Ley de leyes, se incumpla sistemáticamente en Cataluña, es menester recordar que Rajoy se entrega a los nacionalistas para dejar claro que él no quiere más libertad, sino gestionar bien el trozo más grande de lo que queda de España, dicho con el título del libro de Federico Jiménez Losantos.

Sucesión
Solo el libre mercado puede salvar el país
Jorge Valín Libertad Digital 8 Abril 2011

Mientras los esfuerzos del Gobierno en su lucha contra el desempleo solo ha servido para eliminar 42.000 puestos de trabajo el mes pasado (1.400 de nuevos desempleados al día, fines de semana incluidos), la multinacional de comida McDonald's anunció que contrataría 50.000 personas en un solo día aumentando su plantilla en un 7%.

¿De qué han servido los estímulos monetarios, los planes E de turno, rescates bancarios, los Planes Renove y esos inventos infantiles del Gobierno y organismos supranacionales? Para muchos, la intervención del Estado es como la lotería. La mayoría de las personas juegan sabiendo que no les tocará pero consideran que el coste (precio del boleto) es insignificante con la recompensa del beneficio (el premio principal). En el mundo de la intervención, el ciudadano sigue la misma lógica: se deja llevar por la propaganda del hedonismo y soluciones fáciles para reclamar más intervención, porque consideran que es gratis y que, si les toca "la ayuda", el beneficio es enorme: pisos gratis, subvenciones, becas... La vida real nos enseña que dar algo que la sociedad valora por nada crea serios desajustes. Si una cosa es gratis, es que no vale nada.

La regulación e intervención son un fraude al esconder el coste social y económico de los bienes y servicios. Se traduce en altos impuestos, deuda del Estado (más impuestos en el futuro), una sociedad hedonista y la limitación de las opciones y el progreso humano. En muchas ocasiones, además, el soporte a la intervención estatal se debe al egotismo y envidia socialista. Es el caso de la limitación a los altos sueldos. Si alguien gana dinero legalmente y sin necesidad de recurrir a ayudas públicas, ¿por qué limitarlo? Porque el socialismo odia la meritocracia, el esfuerzo personal y la superación individual. Todo el que se niega a ser un borrego conformista es enemigo del socialismo.

Después, aquellos que piden más intervención se sorprenden de que las ayudas las reciban los bancos, los inmóviles sindicatos, la patronal y organizaciones de las que nadie ha oído hablar. El Estado no crea riqueza, distribuye las rentas según sus intereses creando pérdidas netas totales. Eso es el Estado del Bienestar.

La conclusión es evidente para cualquier ser racional. Si los bancos centrales han creado la crisis con su sobreoferta de dinero en el mercado y los Gobiernos la han perpetuado con sus ayudas y compra de votos e intereses, es que tienen un poder demasiado relevante en la sociedad.

Mire a McDonald's. Crea trabajo sin necesidad de cobrar impuestos. Crea riqueza con el consentimiento del consumidor y la sociedad. Las empresas dependen de nosotros, no como los políticos ni las grandes compañías que están blindadas por las actuales leyes corporativistas y proteccionistas. Bajemos del pedestal a las grandes empresas blindadas como la banca, sector del automóvil, sanidad, educación, comunicaciones o energía. Libre competencia para todas. Que se peleen y se maten en el mercado para conseguir nuestro plebiscito sin una sola ayuda del Estado. Pasaremos de una economía estática dictada por los intereses del Gobierno a una dinámica gestionada por el ciudadano. Menos impuestos y regulación significan más empleo, mayor productividad, mayor capitalización del trabajador y por lo tanto, mayores sueldos.

Da igual el nombre del inútil que vaya a gobernar el año que viene, pero que tenga claro que mientras la economía no sea libre, este país, con todos nosotros, estará destinado a la pobreza y miseria perpetua.
Jorge Valín es miembro del Instituto Juan de Mariana

Zapatero
¿Respetar lo irrespetable?
Pío Moa Libertad Digital 8 Abril 2011

Me han llegado mensajes de gentes de izquierda escandalizadas de mi "odio" a Rodríguez y mi falta de un elemental respeto, al haberle tachado de "mamarracho indecente". Hagamos algunas puntualizaciones.

1. Yo no odio personalmente al personaje, empezando porque no lo conozco ni lo deseo. Hablo de él como político, uno de tantos de ahora, empezando por Rajoy. O como los republicanos que tan bien describe Azaña: idiotas o botarates irresponsables y al mismo tiempo listillos, hábiles en las tretas de la demagogia barata. Con la peculiaridad de que Rodríguez es un iluminado que se cree el salvador de las mujeres, un perturbado capaz de preguntar a su madre en el lecho de muerte: "Mamá, ¿crees que seré presidente?". Y de contarlo.

2. Yo odio, aunque tampoco es la palabra, su obra, la siniestra herencia que deja: casi cinco millones de personas en paro, un separatismo rampante cada vez más audaz, unos premios a la ETA que han corroído la democracia, el estado de derecho y la unidad nacional; una salud social (índices de delincuencia, fracaso escolar, fracaso familiar, droga, población penal, prostitución, aborto, etc.), mayores que nunca; supeditación a la política francesa contra nuestros intereses; belicismo contra un país como Libia, que no nos perjudicaba en nada, en contraste con su apoyo a un genocida e invasor como Sadam, y luego al terrorismo islámico en Irak; un resurgir deliberado y subvencionado de los odios rancios que sepultaron a la república, y de un anticristianismo cuyo carácter genocida quedó bien de relieve en la guerra civil; un retroceso de las libertades y sobre todo de la independencia judicial, etc.

3. Decía Cambó con respecto a la situación creada al final de la Restauración por unos politicastros semejantes a los de ahora: "Nadie sentía respeto por un gobierno que, evidentemente, no era respetable". El respeto es un bien económico, es decir, escaso: si usted respeta lo que o a quien no es respetable, como ahora Rodríguez (o Rajoy), pierde inevitablemente el respeto a lo que y a quienes sí lo son.

4. En democracia conviene el respeto político. Pero cuando se traspasan ciertos límites, y Rodríguez los ha traspasado brutalmente, el respeto es negativo.

5. Cabe destacar la inmensa hipocresía de la izquierda, que impuso desde Alfonso Guerra un lenguaje insultante, soez y calumnioso contra la derecha (¿damos un repaso a sus bellaquerías?), y ahora se hace la damisela ofendida porque se le aplica algo de su propia medicina. En fin, esa hipocresía es también una herencia del mamarracho indecente.

Crisis árabe
El yihadismo aprovecha
GEES Libertad Digital 8 Abril 2011

Las revueltas árabes en el norte de África han hecho pasar a un segundo plano la realidad del terrorismo yihadista, sus acciones e incluso la lucha contra el mismo. Bueno es recordar que sigue siendo una verdadera amenaza y que nada debe distraernos de combatirla.

Aprovechando las corrientes liberalizadoras, dos famosos predicadores argelinos, un salafista supuestamente arrepentido–Abdelfateh Zeraoui– y el cofundador del Frente Islámico de Salvación (FIS), Hachemi Sahnouni, acaban de enviar una carta al presidente Abdelaziz Buteflika pidiéndole la liberación de los islamistas aún encarcelados para acabar definitivamente con lo que ellos llaman "guerra civil".

Cómo si no se hubieran liberado ya bastantes terroristas. Según Zeraoui, serían unos 7.000 los terroristas a liberar, y pretende que tal desatino pueda colarse en el marco de las reformas políticas que Buteflika ha prometido para exorcizar toda posible revuelta. Esperemos que se imponga la cordura y no la impunidad.

Es en la vecina Mauritania donde las autoridades y la población saben bien ahora de lo que son capaces los terroristas. El 2 de febrero efectivos de la Guardia Republicana lograban abortar un gran atentado en la capital, Nuakchott, planificado por Al Qaida del Magreb Islámico (AQMI): interceptaban dos vehículos cargados de explosivos, estallando uno de ellos en el intercambio de fuego y provocando el pánico en la ciudad. Los terroristas detenidos confesaron que se iban a utilizar para atentados suicidas, uno contra un cuartel y el otro contra la Embajada de Francia. Cinco días después AQMI emitía un comunicado afirmando que uno de los objetivos era el presidente mauritano, Mohamed Ould Abdel Aziz.

AQMI ve ahora en Abdel Aziz a uno de sus principales enemigos, capaz de perseguirles incluso en suelo extranjero –en Malí– y de realizar operaciones combinadas con los "cruzados" franceses contra ellos. Dos juicios recientes celebrados en Nuakchott han dictado además sentencias contra terroristas de AQMI, profundizando en el frente judicial: el 15 de marzo Mohamed Abdallahi Ould Ahmednah era condenado a muerte por asesinar al trabajador humanitario estadounidense Christopher Leggett en el barrio de Ksar el 23 de junio de 2009, y otros cuatro terroristas eran condenados también a la pena capital el 22 de marzo y otro a cinco años de cárcel por secuestrar a una pareja de italianos en 2009 por los que AQMI obtuvo un jugoso rescate.

El mismo 21 de marzo el ministro francés de Asuntos Exteriores, Alain Juppé, rechazaba las exigencias de AQMI para liberar a los cuatro rehenes que aún conserva de los siete que secuestró en septiembre en Níger. Exige por ellos dinero y presos, como hiciera por los cooperantes españoles, y los mantiene en la región de Timetrine, en el norte de Malí, a un centenar de kilómetros de la frontera argelina, en manos del sanguinario Abdel Hamid Abu Zeid, asesino de dos rehenes –un británico y un francés– y quien a nombra a su falange con el pomposo nombre de "Tarik Ben Zyad", quien dirigiera la invasión de España en el 711.
GEES, Grupo de Estudios Estratégicos.

******************* Sección "bilingüe" ***********************

Con las víctimas siempre. Con los asesinos nunca
Pepe Álvarez de las Asturias www.elsemanaldigital.com 8 Abril 2011

El sábado 9 de abril a las cinco de la tarde hay que estar ahí, en la calle, con las víctimas. Clamando por la memoria, la dignidad y la justicia que merecen.

Este sábado, las víctimas de la serpiente etarra sadrán a la calle, una vez más, para alzar sus voces reclamando memoria, dignidad y justicia. Y una vez más, se alzarán también las voces de quienes les niegan esa memoria, esa dignidad y esa justicia que reclaman y merecen. Voces cobardes y equidistantes que echan en cara a las víctimas ser víctimas mientras ofrecen a los asesinos aprovecharse de su falso victimismo (PP vasco incluido). Una vez más, esas lenguas viperinas manipularán ausencias y presencias, harán magia con las matemáticas, se escupirán unos a otros motivos y excusas y se lanzarán unos a otros los votos y los muertos. Y en medio de la basura política estarán los únicos protagonistas que lo son a su pesar, porque a ellos no les dieron la opción de elegir. Simplemente les tocó la bala en la recámara de la fanática ruleta vasca.

Porque las víctimas no eligieron ser víctimas. Y por eso merecen nuestro apoyo, nuestra comprensión y nuestra solidaridad. De todos nosotros. Para todas ellas. Para los muertos y para los vivos. Porque víctimas del terrorismo son los muertos y también los mutilados (del cuerpo o de la cordura) y los secuestrados (durante 3 días o 2 años, conviviendo con la muerte incierta cada segundo) y los amenazados (tal vez no lloren cada mañana, pero se levantan cada mañana con una diana en el portal o una carta llena de muerte) y los escoltados (que no pueden ni llevar a sus hijos al colegio sin poner en peligro sus frágiles vidas) y los exiliados (que han tenido que dejar su tierra y su vida para poder vivir). Víctimas del terrorismo son sus padres y sus hijos y sus viudas o viudos. Y también sus hermanos, familiares y amigos, que los tuvieron que enterrar a escondidas, mientras escuchaban ese "devuélvenos la bala" o ese "algo habrán hecho" (¿puede haber mayor crueldad?).

Víctimas del terrorismo son los que pagan cada día con sufrimiento o con llanto o con lucha o con resignación… o manifestándose para que sus gritos y los de sus muertos no se conviertan en una sonora carcajada en boca de sus cobardes asesinos.

«La cobardía es la madre de la crueldad» escribió De Montaigne. Y de ambas, los valerosos gudaris (se llamen ETA o Sortu o Bildu o lo que venga detrás) tienen a espuertas, y lo que es peor, la reparten con cobarde generosidad. Cobardía es matar por la espalda, de un tiro en la nuca, a un hombre desarmado. Cobardía es volar por los aires un hipermercado lleno de hombres, mujeres y niños inocentes; o una casa cuartel llena de hombres, mujeres y niños igual de inocentes; es colocar bombas lapa o hacer estallar coches bomba desde la seguridad de la distancia. O dejar "olvidada" una muñeca bomba en la barra de un bar. Cobardía es amputar piernas y vidas a niñas de ocho años; es secuestrar vidas y almas a hombres torturados hasta la desesperación… o asesinados después de una cuenta atrás sádica y brutal. Cobardía es brindar con champán y carcajadas por el asesinato de dos personas escogidas al azar. Cobardía es enviar paquetes bomba, es accionar mandos a distancia, es lanzar granadas, es extorsionar, es dejar huérfanos y viudas… es asesinar a sangre fría, sin contemplaciones, sin distinciones, sin piedad. Con la más absoluta, enfermiza y fanática crueldad.

Y cobardes son también los que los justifican, y los que los amparan, y los que los utilizan, y los que los alaban, y los que señalan sus objetivos, y los que los votan, y los que pactan con ellos, y los que los mantienen en el poder, y los que ceden a sus chantajes, y los que los subvencionan, y los que mienten por ellos, y los que recogen las nueces y los que les permiten presentarse a las elecciones mal disfrazados de demókratas. Todos ellos comparten su cobardía porque todos ellos son cómplices de su crueldad.

Cobardía es negociar con ellos por un puñado de votos. Y es también una crueldad, con las víctimas y con todos nosotros. Una cruel injusticia, totalmente injustificable. Pero es la gran esperanza del cadáver presidencial que aún nos gobierna para coronarse –y retirarse- como el gran adaliz de la PAZ por los siglos de los siglos. Es su obsesión histórica. Y no nos engañemos, lo seguirá intentando hasta el día de su muerte política… y más allá. Aunque todos sepamos, menos él y Txusito, que la serpiente no negociará su rendición jamás. Por ciego fanatismo. Por pura cobardía. Por miserable crueldad.

Por eso hay que estar ahí el sábado; por eso hay que salir a la calle el 9 de abril a las cinco de la tarde. Para arropar a las víctimas. Para clamar con ellas por la memoria de sus muertos, la dignidad de los vivos y la justicia frente a los asesinos. Para recordar a Mister Paz, a Rubalcaba, a Txusito, a Patxi, a Elorza, a Pumpido, a Oyarzábal y demás equidistantes que las víctimas son y serán su machacona conciencia, día tras día; y que nunca, nunca, ¡nunca! las van a callar.

Las víctimas marchan para ver a «ETA fuera de las elecciones»
Madrid - Efe La Razón 8 Abril 2011

Todo está ya preparado para que Madrid alce de nuevo la voz contra la injusticia. La Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT), con el apoyo de unas cuarenta fundaciones, colectivos y asociaciones, sindicatos de Policía y de la Guardia Civil, y la presencia de destacados dirigentes del PP, se manifestará este sábado por las calles de la capital al grito de "ETA fuera de las elecciones". La marcha, convocada bajo el lema "Por la derrota del terrorismo: ETA fuera de las elecciones", partirá a las 17:00 horas de la glorieta de Bilbao y acabará en la plaza de Colón.

Esta convocatoria coincide con el debate abierto en los tribunales por la legalización de Sortu, la nueva marca electoral de la izquierda abertzale, y la posibilidad de que Batasuna pueda "colarse" en las elecciones del próximo 22 de mayo a través de Bildu, la nueva coalición entre Eusko Alkartasuna y Alternatiba.

"Si eso sucede, la culpa sería primero del Gobierno y después de los jueces que lo consienten", ha denunciado la presidenta de la AVT, Ángeles Pedraza. No obstante, Pedraza ha negado que la manifestación de mañana haya sido convocada para atacar al Gobierno, aunque sí para decirle al Ejecutivo que debe hacer todo lo que esté en su mano para que ETA no se presente a las elecciones.

"No queremos tener que echar a ETA de las instituciones. Queremos que no lleguen", ha alertado la presidenta de la AVT, que ha reconocido su "preocupación" porque la banda pueda colocar a candidatos "limpios" en las listas de Bildu.

En este sentido, ha lamentado que hasta siete magistrados del Tribunal Supremo se mostraran favorables a la inscripción de Sortu como partido político cuando, a su juicio, esta formación es una "burla descarada" hacia las víctimas, visto el perfil abertzale de sus promotores. "Cuando nos demos cuenta y podamos reaccionar se habrán asentado y ya habrán cobrado de las instituciones", ha afirmado.

Las acusaciones de Mayor Oreja
Unos temores que comparte el exministro del Interior Jaime Mayor Oreja, que ha acusado al Gobierno de intentar "garantizar" la presencia de ETA en los ayuntamientos democráticos a través de subterfugios como Bildu.

Mayor Oreja, que asistirá a la marcha de mañana, ha exigido al Ejecutivo que ejerza "presión" sobre Bildu y utilice todos los medios a su alcance para impedir jurídicamente el "aterrizaje" del entorno político de ETA en los comicios del próximo 22 de mayo.

Frente a estos reproches, el vicepresidente primero del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha asegurado que el Ministerio del Interior mirará "con lupa" las listas de Bildu para garantizar que cumple con la ley.

Sobre la convocatoria de mañana, Rubalcaba ha eludido comentar la ausencia de miembros del Gobierno en el acto, y ha dejado claro que respeta todas las manifestaciones y "todavía más" las que convocan las víctimas del terrorismo.

Además de las asociaciones autonómicas de víctimas, han anunciado su participación en la marcha la Fundación Miguel Ángel Blanco, la Fundación Gregorio Ordóñez, el Foro de Ermua, Dignidad y Justicia, la Asociación Ayuda a las Víctimas del 11-M y Voces contra el Terrorismo, del expresidente de la AVT Francisco José Alcaraz.

Policías, guardias civiles y militares
Desde los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, uno de los colectivos más golpeados por el terrorismo, han anunciado su presencia representantes de los principales sindicatos de la Policía, asociaciones profesionales de guardias civiles y de militares.

En el apartado de plataformas y colectivos ciudadanos, destacan Manos Limpias, España y Libertad, el Foro Liberal y la Asociación por la Tolerancia. Tres partidos políticos han confirmado que enviarán delegaciones a la manifestación: el PP, Unión Progreso y Democracia (UPyD), con su líder, Rosa Díez, y Ciutadans.

El PP participará con una amplia delegación encabezada por la secretaria general, María Dolores de Cospedal, que estará acompañada por Esteban González Pons, Jaime Mayor Oreja, Federico Trillo, Alberto Ruiz-Gallardón, Antonio Basagoiti y Arantxa Quiroga, entre otros.

El líder del PP, Mariano Rajoy, todavía no ha desvelado si acudirá o no, mientras que el expresidente del Gobierno José María Aznar, ha excusado su asistencia por problemas de agenda.

ETA
La nueva piel de la serpiente
Ignacio Cosidó Libertad Digital 8 Abril 2011

Para ETA es vital volver a las urnas. En un momento de gran debilidad criminal, como consecuencia de la eficaz acción de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, recuperar espacio político es esencial para la supervivencia de su proyecto totalitario. Por eso lo intentaron con Sortu, lo intentan ahora con Bildu y seguirán buscando cualquier resquicio en nuestro Estado de Derecho para intentar colarse de nuevo en las urnas.

Bildu es esencialmente una coalición de un partido ilegal como Batasuna/Sortu con dos partidos legales que se prestan a darles cobertura, Eusko Alkartasuna y una escisión de Izquierda Unida en el País Vasco llamada Alternatiba. Se trata por tanto de una coalición ilegal, pues uno de sus socios fundadores es un partido ilegal. Cualquier lista que concurra bajo esta marca electoral debería ser en mi opinión impugnada automáticamente ante el Tribunal Supremo, al margen incluso de quiénes sean sus componentes.

El objetivo de ETA/Batasuna con esta plataforma va sin embargo a más largo plazo que las próximas elecciones municipales y mira esencialmente a los próximos comicios autonómicos en el País Vasco. Su estrategia es reconstituir un polo soberanista, al que se puede incorporar Aralar, con aspiraciones de convertirse en una fuerza mayoritaria en el País Vasco. Y lo peor es que hay un sector del Partido Socialista en Euskadi cada vez más predominante que comparte esa estrategia porque ve en ese polo un potencial aliado de izquierdas para mantenerse en el poder.

Sin embargo, la derrota de ETA depende en estos momentos en buena medida de la fortaleza de nuestra democracia para evitar que los terroristas vuelvan a las urnas. Para ello son esenciales tres cosas. En primer lugar, una oposición política que mantenga firme la exigencia al Gobierno para que impida con todos los medios legales a su alcance la inclusión de ninguna de las marcas de Batasuna y de ningún candidato de ETA en las próximas elecciones. Es evidente que desde el Gobierno vasco se ejerce presión para que Batasuna pueda ser rehabilitada políticamente y que un Gobierno que ya nos ha mentido sobre su pasada negociación con ETA resulta poco fiable. Por eso es necesario mantener desde el Partido Popular un máximo nivel de exigencia democrática.

En segundo lugar, es decisiva la movilización ciudadana. Una movilización liderada por las victimas del terrorismo y que debe contar con el respaldo mayoritario de la sociedad española. El próximo sábado 9 de abril es fundamental que todos estemos en Madrid junto a las victimas para dar un mensaje firme de que solo la derrota de ETA nos sirve, que no estamos dispuestos a consentir que los asesinos vuelvan a utilizar las instituciones democráticas y nuestros impuestos al servicio de sus fines criminales y que cualquier pacto o acuerdo con los asesinos es una traición a quienes dieron su vida por creer en la libertad.

Nuestro Estado de Derecho afronta un nuevo desafío por parte de los terroristas que van a tratar desesperadamente de infiltrarse en las instituciones para combatir desde ellas la democracia. Nuestra respuesta tiene que ser contundente: mientras ETA exista, ni Batasuna, ni ninguna de sus marcas blancas puede participar en las urnas. Nunca el Gobierno contó con más instrumentos legales para impedirlo. Pero lo esencial es que tenga también la voluntad política de hacerlo. El Partido Popular tiene una voluntad inquebrantable de lograr la derrota de ETA. Y estoy convencido de que la sociedad va a demostrar el próximo sábado que no permitirá otro final del terrorismo que no sea el de su derrota.
Ignacio Cosidó es diputado del Partido Popular por Palencia.

Teresa Jiménez Becerril: «El compadreo del PSOE con los terroristas es repugnante»
La eurodiputada del PP asiste hoy a la manifestación de la AVT convencida de que el Gobierno «quiere dar a ETA todo lo que pida»
INMA ZAMORA / MADRID ABC 8 Abril 2011

«Rechazamos la presencia de ETA en las elecciones bajo cualquier disfraz». Es una de las consignas con que la Asociación de Víctimas del Terrorismo rechazará hoy en forma de protesta masiva la presencia de Sortu «o de cualquier tipo de plan B o C» en la cita electoral del próximo 22-M. La misma condición con la que comulga Teresa Jiménez Becerril, eurodiputada del PP y víctima de ETA, quien acude también a la marcha con la convicción que «es necesario exigir garantías para conseguir fiarnos de los abertzales».

A su parecer, ni Sortu, ni tampoco su "plan B", Bildu, cuentan con dicho respaldo. En una entrevista para ABC, Becerril asegura que «no estamos ni estaremos preparados para que ETA entre en política, y menos ahora, cuando sabemos que la banda no ha dejado las armas».

Además, considera que si Bildu, el relevo de Sortu para alcanzar la meta abertzale de estar presente en las elecciones, está en los comicios, será porque «el Gobierno no habrá sido capaz de impedirlo». «Necesitamos un Gobierno que nos proteja, que nos asegure que ETA no va a estar en las instituciones», y ha considerado que si la formación compuesta por Eusko Alkartasuna y Alternatiba supera los trámites para llegar al 22-M sería culpa «de una decisión política, ya que además de Justicia necesitamos un Gobierno que haga lo posible para evitarlo».

«Darán a los etarras todo lo que quieran»
Becerril se muestra también convencida de que el PSOE «sigue negociando con ETA porque cree que el fin justifica los medios». Se pregunta, además, si los socialistas darán a los etarras todo lo que pidan para que dejen de matar, en respuesta a las declaraciones del portavoz del PSE en el Parlamento vasco, José Antonio Pastor, quien aseguró ayer que su partido «probablemente comparte más» el criterio de los jueces del TS discrepantes con la decisión de no inscribir a Sortu en el Registro de Partidos que el de los que votaron por su ilegalización.
«La manera de hablar del Gobierno muestra cómo justifican el terrorismo»

«Es repugnante el compadreo del PSOE con los terroristas», ha dicho Becerril, al tiempo que ha señalado que «la actitud y la manera de hablar» del Gobierno de Rodríguez Zapatero «da muestra de cómo justifican el terrorismo». «Se desprende de sus declaraciones, quieren dar a los terroristas lo que sea y eso es una tristeza para nosotros, que estamos en mano de esta gente», añade.

No en vano, la dirigente popular ha sido rotunda al afirmar que «cuando los vascos quieran acabar con ETA, acabarán sin necesidad de sentarse con nadie en ninguna mesa. Está en manos del pueblo vasco».

Sobre la posibilidad de que el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, se convierta en sucesor de Zapatero, Becerril ha asegurado no comulgar con la idea. «No me gustan los que se sentaron y llevaron adelante una negociación con ETA, no me fío de ellos, por eso no me gustaría que mi país estuviera en manos de alguien así».

El Gobierno calificó de "base para avanzar" el desarme de ETA a cambio de Navarra

La banda supeditó su final a lograr la “unidad territorial” y a un referéndum separatista.
Alberto Lardiés. Madrid www.gaceta.es 8 Abril 2011

Durante las últimas conversaciones del proceso de paz, en mayo de 2007, ETA llegó a ofrecer al Gobierno una propuesta en la que supeditaba su desarme a cambio de Navarra. Los emisarios gubernamentales valoraron “positivamente” la idea, constataron “posibilidades reales de avanzar sobre esa base” en la negociación y emplazaron a la banda a otra reunión, según consta en las actas elaboradas por el jefe y negociador etarra Javier López Peña, Thierry. Finalmente no llegaron a reunirse otra vez, no hubo acuerdo y el diálogo se quebró.

Tras el salvaje atentado de la Terminal 4 de Barajas, el Ejecutivo decidió retomar las conversaciones con ETA. Los negociadores se vieron a finales de marzo y principios de abril. Ante las dificultades del proceso y la cercanía de las elecciones municipales y forales de hace cuatro años, los emisarios se citaron en Ginebra los días 14, 15 y 16 de mayo. Fue la única vez en la que coincidieron en tiempo y lugar las dos mesas de negociación, entre el Gobierno y ETA, por un lado, y entre Batasuna y el PSE, por otro. Todo se hizo al amparo del Centro Henry Dunant suizo y con la presencia de observadores internacionales.

Reproches
En el segundo encuentro de aquellas conversaciones entre los enviados del Ejecutivo (Manuel Gómez Benítez y Jesús Eguiguren) y la banda (Thierry y otro etarra), el inicio fue duro, con reproches mutuos y con discusiones en torno a cómo debía articularse el diálogo. En un principio, el Gobierno endureció su postura respecto a encuentros precedentes, colocando a los presos etarras en el centro del debate y dejando de lado la política. ETA respondió: “Lo dicho por el Gobierno no es proceso de paz, es una declaración de guerra”.

El encuentro se enquistó y se produjo un receso. Cuando se retomó la reunión, ETA hizo una propuesta inesperada. La banda criminal presentó un listado de compromisos. Las actas de Thierry recogen que los compromisos eran no cometer atentados y “desactivar su estructura si se llegan a objetivos políticos y técnicos”. Pero los papeles del máximo dirigente etarra no recogen los puntos concretos de su propuesta.

LA GACETA ha tenido acceso al borrador de la banda criminal. En concreto, los etarras se comprometían a “desactivar la lucha armada y desmantelar sus estructuras militares” (es decir, desarmarse totalmente) en el futuro, siempre “en el marco de la consecución definitiva de los objetivos políticos y técnicos”.

Esos “objetivos políticos y técnicos” incluían, según reza la propuesta etarra, alcanzar “la unidad territorial de Araba, Gipuzkoa, Bizkaia y Nafarroa, estableciendo un único marco jurídico y político para los cuatro territorios que deberá ser refrendado por los ciudadanos vascos”. Todo ello mediante “el derecho de los ciudadanos vascos a decidir libremente su futuro”. En suma, la anexión de Navarra y la independencia, que son los dos objetivos históricos de ETA, mediante un referéndum.

“Al desastre”
La propuesta de ETA fue recibida con cierta satisfacción pero con reservas por los negociadores gubernamentales. La valoraron pero dijeron que “faltan muchos detalles”. Además, comentaron que “no podemos presentar nada por escrito porque eso nos lleva al desastre”, según se recoge en las actas de Thierry. La reunión fue enturbiándose hasta acabar.

Según el relato de los papeles del terrorista, al término de ese encuentro, ETA exigió una propuesta por escrito al Gobierno. Y los emisarios del Ejecutivo respondieron “de forma oral mediante el mediador”: “El Gobierno valora positivamente la propuesta de ETA presentada en la mesa técnica. Y constata posibilidades reales de avanzar en dicha mesa sobre esa base y los principios expuestos por el Gobierno. Para ello se compromete a traer el próximo lunes propuestas concretas que eviten malas interpretaciones”.

Última cita
Con el “próximo lunes”, se referían al día 21 de mayo. Pero ese día ETA y el Gobierno no llegaron a reunirse. La banda criminal supeditó cualquier acuerdo en la “mesa técnica” (ETA-Ejecutivo) a un pacto previo en la “mesa política” (Batasuna y PSE). Así, aquel día final de las negociaciones, solamente se encontraron los representantes de Batasuna y del PSE en una casa rural cercana a Ginebra.

Ocupaban la mesa de negociación Jesús Eguiguren y Rodolfo Ares, por parte de los socialistas, y Arnaldo Otegui y Rufino Etxeberria, por el brazo político de ETA. Asimismo, les acompañaban varios observadores internacionales (algunos del Sinn Fein irlandés y otros de varios Gobiernos europeos), amén de los mediadores del Henry Dunant.

Como ya informó este diario, en ese último encuentro Batasuna fue más allá que nunca, al pedir un “estatuto de autonomía para las cuatro provincias (tres vascas y Navarra) con derecho a decidir”. El PSE volvió a su apuesta de las conversaciones de Loyola (celebradas en otoño de 2006). El acuerdo no fue factible, dado que había posiciones demasiado alejadas. Y el proceso se desmoronó por completo.

Lo niegan
Hoy, tanto el negociador Jesús Eguiguren como sus medios afines se empeñan en negar por activa y por pasiva que Navarra estuviera encima de la mesa de negociación. Justo lo contrario de lo que dicen las actas de ETA, de lo que denuncian las víctimas del terrorismo y de lo que aseguran las fuentes de la lucha antiterrorista consultadas por este diario.

De hecho, en esas mismas conversaciones de Ginebra de mayo de 2007, ETA no fue la única en presentar una propuesta por sorpresa. Como ya reveló este diario, el mentado Eguiguren presentó, dibujándolo en una pizarra, un plan destinado a conseguir que el País Vasco y Navarra se unificasen en una sola comunidad autónoma. Su intención era salvar la negociación cuando se encontraba encallada.

Los pasos a seguir serían similares a los de la construcción de la Unión Europea entre diferentes Estados. Incluso Eguiguren llegó a hablar de un plazo de ocho años para conseguirlo, pero en ningún caso abogó por la independencia de esa comunidad respecto a España. Sus interlocutores, los mediadores del Henry Dunant y los observadores internacionales pueden confirmarlo o desmentirlo. Si no, siempre quedarán las actas secretas de la negociación, custodiadas en una caja fuerte de Suiza.

Pujol
La independencia equidistante de CiU
Antonio Robles Libertad Digital  8 Abril 2011

Jordi Pujol, el ex presidente de la Generalitat de Cataluña, ha votado por la independencia. Hemos de creerle, así lo declaró él. No le vimos votar, ni cámara alguna recogió el instante. Dos días después, su delfín, el presidente de la Generalitat de Cataluña, Artur Más,declaró que él también había votado pero antes. Por lo que se ve, también a escondidas. Le ha seguido este martes la consejera de Justicia de la Generalidad, Pilar Fernández Bozal, la misma que hace dos años puso el primer recurso contra el primer referéndum independentista de Arenys de Munt. Todo muy coherente y responsable. Antes lo ha hecho una retahíla de diferentes cargos institucionales y militantes significativos de CiU. Y para acabar de liarla, Durán i Lleida critica abiertamente la decisión de Artur Mas. Más coherencia.

En una semana, una propuesta de resolución del ex partido de Laporta obligará a discutir y a votar la independencia en el Parlamento de Cataluña. Lo que no sabemos aún es cómo justificará Artur Mas haber votado a favor de la independencia en ese referéndum alegal de Barcelona y oponerse a ella en una propuesta de resolución legal en el mismísimo Parlamento de Cataluña.

De un plumazo, el delfín de Pujol ha acabado con la equidistancia, el cálculo interesado, amagar y no dar, estar en misa y repicando, dar dos pasos y desandar uno para quedarse con otro. En una palabra, se acabó el jugar eternamente a la puta i la Ramoneta. Ahora sabemos –sabemos todos porque así lo ha votado el otrora "hombre de Estado"– que España es un tentempié a la espera de la bacanal. Siquiera por vergüenza democrática, hagan cumplir la ley.

¡Tómenlos en serio! Quieren conseguir una mayoría social. No harán ninguna locura, medirán cada paso, como siempre han hecho, y cuando tengan la pieza a tiro, la despiezarán para quedarse con el solomillo. Lo venimos advirtiendo desde hace años: Pujol no votó la independencia la semana pasada, Pujol la venía incubando desde mucho antes de llegar a la Generalitat. Los tontos útiles de las urnas por el derecho a decidir sólo son marionetas que el destino diseñado por Pujol ha movilizado ahora, ahora que las primeras generaciones modeladas por TV3 y la inmersión han comenzado a salir del cascarón.

Y mientras el poder ejecutivo de Cataluña se burla de la legalidad vigente, el poder legislativo de Cataluña, o sea, su Parlamento, aprueba una resolución de rechazo a las recientes sentencias del Tribunal Supremo que obligan a la Generalidad de Cataluña a respetar al castellano como lengua docente en las escuelas. O sea, la sentencia que desautorizaba la inmersión lingüística. De paso prevarican contra la sentencia del Tribunal Constitucional que dictamina que el castellano es lengua vehicular o docente en la misma forma que el catalán.

Una insurrección antidemocrática. La voladura de la separación de poderes. Un disparate. Y Zapatero en Babia. O mejor, el Gobierno en pleno, el fiscal general del Estado y toda la intelectualidad orgánica. ¡Menuda tropa!

No harán locuras, pero nos volverán locos. Esto es lo malo de la adolescencia –de las personas y de las naciones–: que hasta que no asientan cabeza, traen de cabeza a toda la familia.

Teatro del absurdo
LUIS VENTOSO ABC 8 Abril 2011

El nacionalismo opera así: el mito se sobrepone a la realidad, se idealiza una historia común y se extreman los ribetes identitarios. El objetivo es fomentar la extrañeza respecto al hecho común español para llegar al objetivo final, que aunque a veces se enmascara por tacticismo, siempre es el mismo: la independencia, la melancólica y estéril utopía de un mini-Estado propio.

Ese teatro del absurdo se repite de manera pasmosa en el manejo que hace el poder catalán de la política lingüística. La tozuda realidad es la siguiente: el 55% de los vecinos de Cataluña son castellanohablantes de cuna; el español es el idioma de uso común del 45,9% de los catalanes; mientras que el 35,6% emplean el catalán, y el resto, ambos. Es decir: el español, el idioma prohibido en las escuelas y en los rótulos del comercio, es en el mundo real la primera lengua de Cataluña. Pero por un desbarre de índole kafkiana, el castellano está proscrito desde la Generalitat. Y sucede con la aquiescencia del PSOE, que pasaba por ser uno de los dos partidos medulares españoles, hasta que se convirtió en Cataluña en un partido abiertamente nacionalista mientras Zapatero silbaba y los santones del partido callaban. Una escalada de proporciones casi lisérgicas, que ayer tuvo una nueva vuelta de tuerca en el Parlamento catalán. Con los habituales eufemismos buenistas, quedó aprobada una resolución que invita a desoír las sentencias del Supremo que defienden el derecho de los padres que así lo desean a que sus chavales reciban educación en español. Un nuevo ejemplo de deslealtad institucional y de pisoteo a las reglas de juego.

Cataluña necesita pedagogía. Desmontar el mito. Mirarse al ombligo no es una idea avanzada. Ni tampoco rentable. Mal negocio para Cataluña intentar hacerse enojosa ante el resto de España con dislates como el de ayer del Parlament o con pantomimas como el pseudorreferéndum independentista del próximo domingo.

La lengua viva
Vasco, vascongado y eusquérico
Amando de Miguel Libertad Digital 8 Abril 2011

Eduardo Fungairiño (siempre tan ilustrado) me aclara que en el siglo XIX la letra <k> no existía en la toponimia vasconavarra. Ese vascuence castizo respetaba la <c>, la <v> y la <y>. Lo de la <k> y la <tx>, según el famosos jurisconsulto, "son imposiciones del vascuence artificial, conocido como euskera, que ha propiciado el PNV". Era una forma de distinguirse, ya que las diferencias raciales no pudieron mantenerse mucho tiempo. Me parece un razonamiento muy en su punto. Resulta curioso que un idioma pueda imponerse por decisiones políticas. Me sigue maravillando que los llamados patriotas vascos (es decir, terroristas) tengan un "plan C" para entrar en las instituciones cuando la letra <c> ha desaparecido del abecedario vasco.

Miguel Los Santos Uhide llama la atención sobre un caso curioso. El célebre "bar Faisán" se llama así porque está al lado de la isla de los Faisanes, en el río Bidasoa, donde se celebró el primer encuentro entre Luis XIX y María Teresa de Austria. Lo curioso fue que el Rey de España no pagó el importe de la dote estipulada. No terminan ahí las curiosidades. Señala don Miguel que, acerca de la isla de los Faisanes, está la localidad francesa de Urruña. En ese caso los vascos de Iparralde utilizan la <ñ> para distinguirse del idioma francés, cuyo sonido se escribe <gn>. En cambio, en el la parte vascoespañola, esos mismos nacionalistas han decidido suprimir la <ñ>. Lo siento por mi hijo Iñaki, bautizado como Ignacio Javier.

Los anteriores son ejemplos de una locura léxica que ha acometidos a los vascos. Al politizar el vascuence, lejos de reforzarlo, van a conseguir que se desnaturalice y desaparezca. Sería una lástima. Para mí, como español y donostiarra de la adolescencia, se trataría de una gran pérdida cultural. Por cierto, gracias a los oficios de Ernesto Ladrón de Guevara y de Santi Abascal (padre), mi hijo Iñaki y yo vamos a tratar de publicar ahora un estudio sociológico que levantamos hace 20 años sobre el uso del vascuence en Álava. Se trata de una rareza bibliográfica que no ha podido ser publicada antes por extrañas razones que no logro explicar muy bien.

En su día nos trajo algunos disgustos, pero, pasado el tiempo, todo se pacifica. No estaría mal que se publicaran otros muchos estudios sobre el uso de los idiomas en España. Es asunto de lingüistas y de sociólogos, pero interesa al público. Podríamos acordar, de entrada, que las lenguas no son "propias" de los territorios sino de las personas. Una misma persona puede hacer suyas dos o más lenguas. Es una apropiación que no paga impuestos. Tampoco quiero dar ideas.

Mayor Oreja: "El Gobierno intenta que ETA esté en los ayuntamientos"
 www.gaceta.es 8 Abril 2011

El líder de los eurodiputados del PP, Jaime Mayor Oreja, ha considerado hoy un "escándalo" que el Gobierno esté tratando de "garantizar" la presencia de ETA en los ayuntamientos democráticos a través de coaliciones electorales como Bildu, formada por Eusko Alkartasuna y Alternativa.

"El Gobierno trata de garantizar la presencia de ETA en los ayuntamientos y eso es lo que a algunos nos parece un escándalo", ha denunciado Mayor Oreja en una rueda de prensa en la que el Foro de Ermua ha anunciado su presencia en la manifestación de mañana convocada por la Asociación de Víctimas del Terrorismo contra el regreso de ETA en las instituciones.

Mayor Oreja ha exigido al Ejecutivo que ejerza "presión" sobre Bildu y utilice todos los medios de las Fuerzas de Seguridad del Estado para impedir jurídicamente el "aterrizaje" del entorno político de ETA en los comicios del próximo 22 de mayo.

"Lo que no es creíble es que el Gobierno diga que no ha podido hacer más", ha advertido Oreja, que está convencido de que el "proceso" de negociación con la banda continúa.

Preguntado por la previsible ausencia del presidente del PP, Mariano Rajoy, en la manifestación de mañana, Mayor Oreja ha asegurado que cada cual actúa de acuerdo a "sus convicciones y a sus obligaciones", aunque ha dejado claro que debe ser el propio Rajoy quien lo explique.

"Estaré muy feliz con los que vayan", ha subrayado el ex ministro del Interior, que ha calificado como un éxito el mero hecho de que las víctimas del terrorismo se manifiesten juntas, a pesar de los "intentos" del Gobierno de dividirlas.

En esta misma línea, la presidenta del Foro de Ermua, Inmaculada Castilla de Cortázar, ha lamentado la "falta de firmeza" de la clase política que, a su juicio, está mostrando actitudes "titubeantes" ante el nuevo reto planteado por el entorno político de ETA.

"Si ETA logra presentarse a las elecciones a través de cualquier subterfugio la democracia estará herida de muerte y habrá sido una tomadura de pelo al Estado de derecho", ha asegurado.

En un manifiesto suscrito por más de un centenar de escritores, universitarios e intelectuales, el Foro de Ermua considera que existen elementos suficientes para sospechar que el PSOE y el Gobierno mantienen abiertos los cauces de negociación con la banda terrorista y que el Ejecutivo "tratará de permitir" la concurrencia de su brazo político a las elecciones.

"Las actas de las negociaciones durante el último alto el fuego de la banda nos muestran un Gobierno sin límite moral alguno", ha señalado Castilla de Cortázar, que ha denunciado que la "hoja de ruta" marcada por el exportavoz de Batasuna Arnaldo Otegi y el presidente del PSE-EE, Jesús Eguiguren, se está cumpliendo "punto por punto".

lucha antiterrorista
Le Vert procesa a dos jefes políticos y dos interlocutores de ETA con el Gobierno
Elizaran, Sorzabal, Iurrebaso y Suberbiola serán juzgados con Salaberria y Suárez por el Tribunal Correccional de París
FERNANDO ITURRIBARRÍA CORRESPONSAL | PARÍS. El Correo 8 Abril 2011

LOS PROCESADOS
Jon Iurrebaso (Bilbao, 1955). Negociador.
Igor Suberbiola (San Sebastián, 1979). Negociador.
Iratxe Sorzabal (Irún, 1971). Jefa política. Huida.
Aitor Elizaran (Biarritz, 1979). Exjefe político.
Jon Salaberria. (San Sebastián, 1970). Aparato político.
Kepa Suárez (Bilbao, 1960). Aparato político.

La juez francesa Laurence Le Vert ha procesado a los dos últimos jefes políticos de ETA y a dos de sus interlocutores con el Gobierno en las conversaciones mantenidas de 2006 a 2007 para ser juzgados en París por asociación de malhechores con fines terroristas. En la causa, cuya instrucción acaba de ser finalizada, también está incurso el exdiputado de Sozialista Abertzaleak en el Parlamento vasco Jon Salaberria Sansinea.

En un auto emitido el pasado viernes, Le Vert ordena la apertura de juicio oral en el Tribunal Correccional de París a seis presuntos militantes de ETA directamente relacionados con el 'frente negociador', denominado 'Hanes' en clave interna. Por orden jerárquico, los más destacados son Aitor Elizaran Aguilar, supuesto jefe del aparato político cuando fue detenido en Bretaña en octubre de 2009, e Iratxe Sorzabal Diaz, su teórica sucesora en el comité ejecutivo 'Zuba' y única imputada que permanece huida. La magistrada antiterrorista dictó en su contra por esta causa una orden de busca y captura el pasado 27 de enero.

En el banquillo de los acusados también se sentarán dos supuestos integrantes de la delegación oficial de ETA en el proceso de diálogo abierto con el Gobierno de Rodríguez Zapatero en el marco de la tregua de 2006. Se trata de Jon Iurrebaso Atutxa, identificado como 'Robert' en esas conversaciones, y de Igor Suberbiola Zumalde, designado como 'Jack' en las actas internas, donde todos los delegados etarras aparecen apodados con nombres de pila franceses.

Suberbiola, antiguo dirigente de Segi, fue detenido en compañía de Salaberria el 20 de mayo de 2008 en Burdeos junto a Ainhoa Ozaeta, exteniente de alcalde de Andoain, y el entonces presunto jefe del aparato político, Xabier López Peña, 'Thierry'. El último imputado es Kepa Suárez Ugarte, arrestado con Iurrebaso el 29 de marzo de 2007 en Périgueux (Dordoña) tras saltarse un control móvil de Aduanas.

En el coche en el que viajaba el dúo, un Peugeot 307 robado el 11 de setiembre de 2006 en el centro de Francia, fueron identificadas las huellas de Elizaran, Salaberria y Suberbiola. En el automóvil aparecieron dos juegos de matrículas alemanas que habían sido sustraidas en noviembre de 2006 a dos Ford Focus de esa nacionalidad estacionados en San Sebastián. El robo de las placas sugiere que sus usuarios tenían que desplazarse a Alemania.

En el mismo piso
Iurrebaso y Suárez residían con Elizaran en un piso descubierto un mes después de su arresto, a raíz de la denuncia por impago del alquiler presentada por su propietario, en el número 162 de la calle Victor Hugo de Périgueux. En el apartamento, alquilado el 17 de febrero de 2007, se encontraron las huellas de los otros tres procesados así como documentación sobre las reuniones 'EO-GO', es decir, entre ETA y el Gobierno.

Iurrebaso había frecuentado una vivienda de Toulouse ocupada de octubre de 2004 a febrero de 2005 por Sorzabal y Elizaran. El piso, ubicado en el número 30 de la calle Dessalles, fue abandonado tras destruir documentos en una trituradora y dejar sumergidos tres ordenadores en una bañera llena de agua. En aquel período, Iurrebaso vivía legalmente en un apartamento de Bayona, que dejó en abril de 2005 para entrar en la clandestinidad.

Las huellas de Suberbiola también fueron detectadas en el apartamento de Rodez (Aveyron) en el que residió entre febrero y mayo de 2005 Ramón Sagarzazu Gaztelumendi, apodado 'Alain' en los contactos preparatorios del fallido proceso de paz. Por su parte, Sorzabal y Suárez dejaron sus huellas en una vivienda de Brive La Gaillarde (centro de Francia) utilizada por varios etarras en aquella época.

Además de la huida Sorzabal, se encuentra libre Iurrebaso, que el pasado 21 de setiembre fue excarcelado por razones de salud. En libertad bajo control judicial, debe acudir a firmar dos días por semana a la localidad de la periferia de París en la que está confinado.

Un testigo de tres asesinatos: «Vi dos cuerpos en el suelo y los estaban rematando»
Ep La Razón 8 Abril 2011

Un testimonio sobrecogedor, otro más sobre la barbarie etarra, en la Audiencia Nacional. Un testigo protegido que presenció los asesinatos de dos policias y de la mujer de uno de ellos, que se encontraba embarazada, cometidos el 4 de mayo de 1983, ha explicado que a través del espejo retrovisor de su vehículo pudo observar el tiroteo atribuido a varios miembros del 'comando Vizcaya' de ETA: "Vi que había dos cuerpos en el suelo y los estaban rematando".

Durante el juicio que se sigue contra dos etarras acusados de participar en los asesinatos Juan Manuel Inciarte Gallardo, alias 'Jeremías', y Félix Ignacio Esparza Luri, 'Iñaki', el testigo ha relatado que aquel día se adentró en un garaje de la calle El Carmelo de Bilbao donde aparcaba su coche: "Noté una cierta oscuridad que no era la de todos los días".

Posteriormente, según ha recordado, escuchó "como un sollozo, un lamento" y al girarse contempló de pie al cabo de la Policía Nacional Pedro Barquero González y a su esposa, María Dolores Ledo García, que se encontraba embarazada de 31 semanas.

En el momento en el que dio marcha atrás, reconoció los "destellos" de varios tiros y pudo observar en el espejo retrovisor a uno de los pistoleros empuñando un arma y disparando a "una distancia corta" a los cuerpos del cabo y de su mujer. "Estaba un poquito agachado", ha precisado.

"Me puse a cien, salí temblando de allí", ha indicado el testigo, para añadir que, cuando salió del turismo, uno de los terroristas le enseñó una placa de Policía. En el instante en el que el "falso policía" se distrajo, él aprovechó para salir corriendo "con el miedo en el cuerpo" del aparcamiento.

En el banquillo de los acusados se han sentado Juan Manuel Inciarte Gallardo, alias 'Jeremías', y Félix Ignacio Esparza Luri, 'Iñaki', para quienes el fiscal Daniel Campos solicita penas de 101 años de cárcel por dos delitos de asesinato y un tercero en concurso con un delito de aborto, así como la detención ilegal de otro hombre al que robaron su vehículo para perpetrar esta acción.

Según el fiscal, los dos acusados participaron, junto a los ya condenados Enrique Letona Viteri, 'Masillas', José Félix Zabarte Jainaga, 'Juan Luis', y otros dos que tenían los alias de 'Endika' y 'Sebas', en los asesinatos del matrimonio y del teniene coronel Julio Segarra.

"Dilema moral" de Letona
Ante la Sección Segunda de la Sala de lo Penal, han comparecido, en calidad de testigos, varios agentes que tomaron declaración a los integrantes de la banda terrorista. En concreto, un guardia civil ha explicado que Letona "se abrió sorprendentemente" y explicó profusamente el "dilema moral" que se le planteó tras la acción terrorista.

Finalizados los asesinatos, se desató "una fuerte discusión" entre Letona y Esparza Luri. "Dice que él cumple, le pega un tiro en la nuca al teniente pero que no encontraba sentido a matar a una mujer en muy avanzado estado de gestación, que además no suponía ningún peligro para él", ha rememorado el agente del Instituto Armado, que ha añadido que Letona admitió haber abandonado las filas terroristas porque le pareció "una salvajada" que el acusado Esparza Luri llevara a cabo la "ejecución" de María Dolores Ledo.

El representante del Ministerio Público ha pedido a la Sala valorar este testimonio que da cuenta de cómo Esparza Luri "remata de forma absolutamente innecesaria y gratuita" a la mujer embarazada. Campos solicita que cada uno de los acusados indemnice con 180.000 euros a los herederos de las víctimas.

Los acusados dicen que estaban fuera de España
Ante el tribunal, presidido por el magistrado Fernando García Nicolás, el acusado Juan Manuel Inciarte ha negado su participación en los hechos y ha arg~ido que en 1983 se encontraba trabajando en un mercado de Managua, capital de Nicaragua. Según ha dicho, sólo regresó a España a mediados de los 80 cuando su madre enfermó.

Por su parte, Esparza Luri ha declarado, en euskera, que él se encontraba en Biarritz en el momento en el que sucedieron los hechos y que puede acreditar documentalmente la petición de "asilo político" que registró en aquella fecha en el País Vasco francés ante "la fuerte represión policial y las torturas cometidas" en España.

Enrique Letona también ha comparecido, en calidad de testigo, ante el juez, a quien ha pedido que la intérprete de la Audiencia Nacional le traduzca al euskera las preguntas del fiscal. Tanto él como el terrorista Sebastian Echániz Alcorta -absuelto en esta causa y que en una declaración policial incriminó a los acusados- han afirmado desconocer la participación de los acusados en el ataque terrorista.

Asimismo, el propietario del vehículo que fue robado para perpetrar la acción ha recordado durante la vista que un individuo le apuntó con un arma advirtiéndole que "era de ETA". Mientras parte del comando llevaba a cabo la acción, dos terroristas -Echániz e Inciarte- le trasladaron a Portugalete y le custodiaron hasta que volvió el resto de miembros del comando informando de que no había sido posible cometer la acción prevista, en referencia al intento de secuestro del teniente de la Policía Nacional que quedó frustrado por la aparición del cabo y de su esposa.

Al término del juicio, que ha quedado visto para sentencia, la defensa ha solicitado la libre absolución de sus representados al estimar que no hay pruebas suficientes para "enervar su presunción de inocencia".

El Parlamento catalán reta al Supremo blindando la inmersión lingüística
CiU, ERC, PSC e ICV aprueban una proposición contraria al bilingüismo
 www.lavozlibre.com  8 Abril 2011

Barcelona.- El Parlamento catalán avanza en su desafío al Tribunal Supremo y ayer aprobó una propuesta de resolución que blinda la inmesión lingüística en catalán. El texto pasa por alto las sentencias del tribunal en las que se reconoce el derecho de tres padres a escolarizar a sus hijos en castellano.

CiU, ERC, PSC e ICV votaron a favor de un texto que aboga por el "mantenimiento, mejora y extensión del sistema de inmersión lingüística, de acuerdo con los preceptos de la Ley de Educación de Cataluña". Aunque la proposición no incluye el rechazo directo a las sentencias -como pretendía ERC-, sí expresa "preocupación ante las interpretaciones restrictivas de las sentencias del Tribunal Supremo sobre el sistema de inmersión en las escuelas catalanas".

Sólo el PP y Ciudadanos se opusieron al texto contrario a las sentencias que obligan a un equilibrio entre catalán y castellano en las aulas. El diputado 'popular' Pedro Chumillas afirmó que "CiU intenta ir al límite, siempre por debajo de ERC, con fines electorales. Pero el límite está en otro lado, en el del Estado de Derecho".

El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, aseguró que es "muy grave" que el Parlamento catalán, "que tiene que apoyar la legalidad apoye a la ilegalidad". También atacó al Gobierno de Artur Mas por decir que "piensa hacer caso cero a las sentencias. Es una barbaridad decir que éstas no afectan a todos los ciudadanos, es falso, no estamos ante un caso en el que podamos opinar, estamos ante una sentencia y se tiene que cumplir".

QUIEN TUVO, RETUVO
La recolocación de Carod-Rovira causa ampollas en la Sanidad catalana
El Semanal Digital 8 Abril 2011

La polémica le persiguió siendo vicepresidente de la Generalitat y también ahora. Cobrará 6.000 euros como asesor de una entidad sanitaria en plena época de recortes del Gobierno de Mas.

Josep Lluís Carod-Rovira fue polémico durante su estancia en la Generalitat como vicepresidente y lo sigue siendo después de haberla abandonado. Su recolocación de oro ha levantado gran polvareda en Cataluña, especialmente en el sector sanitario.

Carod-Rovira ha fichado como asesor para la Red Social y Sanitaria Santa Tecla de Tarragona, una entidad concertada. Sus honorarios alcanzarán la nada despreciable cantidad de 6.000 euros al mes.

Los sindicatos no han tardado en salir a quejarse. No en vano, la contratación de quien fuera destacado miembro de ERC se produce en plenos recortes presupuestarios anunciados por la Consejería de Salud del Gobierno de Artur Mas.

En rueda de prensa para alertar del alcance de los recortes, el responsable de UGT para el Instituto Catalán de la Salud (ICS), Juan Cobacho, pidió a dicho consorcio "rigurosidad" en sus actuaciones, ya que vaticinó que al mismo tiempo que ficha a Carod-Rovira tendrá que despedir a trabajadores eventuales.

La Red Social y Sanitaria Santa Tecla gestiona tres hospitales y seis ambulatorios en la provincia de Tarragona, además de un centro sociosanitario.

La 'igualdad' de la Pompeu Fabra: contra los Manolos machistas y las Maripilis sumisas
Lanzan una campaña con nombres en castellano asociados a actitudes negativas
 www.lavozlibre.com 8 Abril 2011

Madrid.- Después de ver la campaña 'No seas Manolo, no seas Maripili' de la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona, uno se pregunta: ¿por qué usan nombres en castellano, y no en catalán, para asociarlos a actitudes machistas y sumisas? En esta iniciativa participarán cien institutos catalanes con el objetivo de que las nuevas generaciones de hombres y mujeres reproduzcan comportamientos, a su entender, estereotipados.

"El síndrome del Manolo es el que sufren los hombres que desarrollan actitudes prepotentes y agresivas por miedo al fracaso, mientras que el síndrome Maripili es el que tienen las mujeres que deforman su identidad por miedo al rechazo en una sistema masculino", explicó ayer la directora del máster en Liderazgo Femenino de la UPF, Carme García.

El programa, que se presentó en la sede de la Escuela Superior de Comercio Internacional (ESCI) de la UPF, tiene como misión formar a profesores de Secundaria de toda España para que promuevan actitudes entre sus alumnos que eviten la perpetuación de lo que ellos llaman estereotipos de género y del modelo masculino imperante.

La campaña 'No seas Manolo, no seas Maripili' cuenta con la colaboración de Obra Social La Caixa, que da apoyo económico al proyecto. También, el Departamento de Enseñanza de la Generalitat participa en un programa que pretende crear las condiciones adecuadas para favorecer la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres y permitir el liderazgo femenino.
 



Recortes de Prensa   Página Inicial