AGLI

Recortes de Prensa   Sábado 9 Abril 2011

 

¡Todos a la calle!
Irene Villa La Razón 9 Abril 2011

Por fin llegó el gran día de las víctimas y de todos los que nos apoyan. Esta tarde, a las 17 horas, la Glorieta de Bilbao de Madrid se llenará de personas que no se cansan de pedir a nuestro lado memoria, dignidad y justicia. Se llenará de niños, hombres, mujeres, familias enteras que quieren arroparnos y decirnos una vez más una frase que nunca dejará de conmovernos y que agradecemos infinitamente: «No estáis solos». Vuestro cariño, el apoyo de quienes salen a la calle cada vez que las asociaciones y colectivos de víctimas lo piden, es la verdadera esperanza en el fin del terrorismo. A veces hechos tan graves como el «chivatazo» que libró al aparato de extorsión de ETA de ser arrestado, descubierto como una decisión política, nos desmoralizan.

Esperamos que la Audiencia Nacional estudie el enturbiado marco de la lucha antiterrorista y se depuren responsabilidades. Seguro que como el juez Ruz, la mayoría defiende, como esperamos que todos lo hagan de una vez, que no existe justificación alguna para colaborar con unos asesinos, aunque haya quien diga que sí en el marco de un proceso de una negociación política. Es triste que alguien prefiera atajos e incluso cerrar los ojos a estos graves hechos porque si los terroristas ven mejorar sus expectativas, la democracia habrá fracasado. Por ello esta tarde todos juntos impediremos a ETA estar en las elecciones.

La sucia "herencia" de Zapatero
Francisco Rubiales Periodista Digital 9 Abril 2011

Cuando el presidente Zapatero abandone su cargo y se retire, cobrando una suculenta pensión vitalicia del erario público, algo que ocurrirá, probablemente, dentro de un año, habrá dejado como herencia a los españoles dos enormes dramas: la ruina económica y la descomposición política.

La mayoría cree que la peor herencia de Zapatero es la económica, con un país que, por su culpa, ha acumulado una deuda extra de 341.000 millones de euros, lo que equivale a una deuda de 24.000 euros por contribuyente, pero en realidad la herencia más deplorable y peligrosa es la política, con un país desquiciado, con la política y la democracia desprestigiadas y con una situación en Cataluña que amenaza con quebrar cinco siglos de unidad nacional.

De toda su larga lista de errores dramáticos, quizás el peor haya sido haber apoyado e impulsado personalmente un Estatuto de Cataluña claramente soberanista, apetecido sólo por la voraz e insaciable clase política catalana, que, según las encuestas, era deseado únicamente por el 5 por ciento de los ciudadanos y que, cuando fue votado, ni siquiera acudió a las urnas el 50 por ciento del electorado.

Bajo Zapatero, España ha sufrido el mayor deterioro fiscal de los países desarrollados (OCDE) y no hay país en toda Europa que haya perdido más riqueza neta en menos tiempo que la España administrada por ese Zapatero que se niega a marcharse del poder.

Pero su herencia no se limita a dejarnos un país endeudado y desprestigiado a nivel mundial, sin credibilidad ante los mercados y con su futuro hipotecado, sino que existen más dramas heredados con el sello de ZP, el peor gobernante de España desde Fernando VII. Hay que adjudicarle, también, los casi cinco millones de parados, el desempleo juvenil más elevado de la Unión Europea, la caída generalizada de la decencia y de los valores, una corrupción que ínfecta a lo público y que desde ahí desciende y contamina a casi toda la sociedad y los lugares destacados que España ocupa en el ranking euroepeo de la ignominia: trata de blancas, prostitución, violencia de género, avance de la corrupción pública, tráfico y consumo de drogas, blanqueo de dinero, alcoholismo, absentismo laboral, crecimiento desproporcionado del Estado, avance de la pobreza, enchufismo, nepotismo, tráfico de influencias, despilfarro público, urbanismo salvaje y un largo etcétera que convierte a España en un país enfermo y del que conviene mantenerse alejado.

Pero es en el terreno de la política y la convivencia democrática donde los estragos del zapaterismo han sido más terribles: alianzas con nacionalismos extremos sin otro fin que mantenerse en el poder, aliento del soberanismo y de los deseos de independencia en Cataluña, Vascongadas, Galicia y hasta Baleares, desprestigio de los políticos, que ya figuran en las encuestas como tercer gran problema del país, deterioro de la democracia, desconfianza en el liderazgo y pérdida de prestigio y rechazo a las grandes instituciones del Estado, incluyendo a la Corona, que, aunque es la más valorada, también ha retrocedido en el aprecio ciudadano.

Nadie entiende cómo un dirigente de tan baja estofa, causante de daños tan enormes y profundos, pueda mantenerse en el poder sin que haya sido expulsado por millones de ciudadanos manifestándose en las calles y plazas de España.

Voto en Blanco

NUEVO AS EN LA MANGA DE VÍA DEMOCRÁTICA
“¿Anglada? Mejor partidos honrados”: Gómez-Rovira cierra la lista en Sant Andreu de la Barca por Vía Democrática
Minuto Digital 9 Abril 2011

El alcaldable de Vía Democrática por Sant Andreu de la Barca, Javier Hernández, ha anunciado el fichaje para su formación del abogado barcelonés Esteban Gómez-Rovira, que hasta ahora era el abogado de Josep Anglada, presidente de Plataforma por Cataluña.

Gómez-Rovira, que ha aceptado cerrar la lista electoral de las municipales del 22 de mayo, ya asistió el mismo viernes por la noche, junto a otros candidatos de Vía Democrática, a la presentación del presidente del partido, Pablo Barranco, como alcaldable de la población de Sant Just Desvern.

Gómez Rovira, de tendencia social patriota y que fue víctima de tres atentados de Terra Lliure, ya denunció en su momento que “PxC no puede ser un partido político que aglutine intereses nacionalistas o conductas antisociales”.

******************* Sección "bilingüe" ***********************

Hoy todos a la calle
Editorial www.gaceta.es 9 Abril 2011

Las actas de la negociación incautadas a ETA pusieron de manifiesto dos evidencias importantísimas, absolutamente claves para entender la política española de este principio de siglo.

Las actas de la negociación incautadas a ETA pusieron de manifiesto dos evidencias importantísimas, absolutamente claves para entender la política española de este principio de siglo: la primera es que el Gobierno de Zapatero estaba dispuesto a hacer concesiones a los asesinos, y no solamente en el ámbito policial y judicial –aliviando la presión sobre la banda– sino también en el económico y en el político, es decir, que casi convirtieron a asesinos y extorsionadores en representantes legítimos del pueblo. La segunda clave es la que nos llena de esperanza, porque en esas mismas actas se recoge que fue la presión de la calle –eso que se llamó la rebelión cívica–, lo que consiguió detener el proceso de rendición que había iniciado ZP. Ese clamor se transformó también en apoyo para los jueces y policías, dándoles fuerzas para que cumplieran con su deber a pesar de las indicaciones del Gobierno, que pretendía amordazarles.

Desde entonces, hemos visto cómo el PSOE ha tenido que rectificar su estrategia de colaboración con la izquierda abertzale, pero eso no significa que haya renunciado a ella. Tal y como ha demostrado LA GACETA y ha repetido mil veces Mayor Oreja, el proceso de negociación nunca ha llegado a romperse del todo, y la actualidad vuelve a darle la razón: en los últimos días hemos asistido a un goteo de destacados socialistas apoyando la legalización de Sortu –ya no es sólo Eguiguren– ahora hasta el mismísimo lehendakari López cree que ha llegado la hora de que ETA vuelva a las instituciones. Incluso, sobre este tema, Rodríguez Ibarra nos ha regalado una de sus brillantes reflexiones: “Prefiero que esos canallas estén sentados en los escaños y no en la calle con metralletas”. Alguien podría sorprenderse de que este hombre –que además no duda en justificar a los GAL– pudiera presidir durante varios lustros una comunidad autónoma como la extremeña, pero enseguida se entiende si se explica que Extremadura es una de las regiones más pobres de Europa, y que en el socialismo lo que más cuenta es ser fiel a sus máximas: no hay más legalidad que la que imponga el partido. Son capaces de defender, al mismo tiempo, los crímenes de Estado y la negociación con asesinos.

Por todo esto, hoy la rebelión cívica vuelve a tomar las calles y, por encima de partidos políticos, los españoles nos agrupamos junto a las víctimas del terrorismo, dejando bien claro que la solución no pasa por la transformación de ETA en un grupo de presión, sino en su absoluta derrota política y policial, en el triunfo de la ley sobre la violencia, y en la reparación del daño causado a las víctimas. Algo que se puede recoger en las tres palabras que iniciaron esta revuelta popular: memoria, dignidad, justicia. Los que no puedan acudir a la convocatoria de Madrid también podrán sumarse a través de Intereconomía TV, en un programa especial que seguirá de principio a fin la marcha, desde un set instalado en la misma plaza de Colón, donde está previsto que finalice el recorrido.

España se juega mucho esta tarde, aunque la gravedad de lo que sucede se está diluyendo entre los otros efectos del Gobierno del desastre: el drama creciente del paro, la crisis que no cesa o los escándalos indecentes de la corrupción... Son muchos los problemas para los que hay que buscar soluciones, pero sabemos –porque ya ha sucedido– que al menos esta rendición de ZP podemos detenerla con el apoyo incondicional a las víctimas.

Puede que, a pesar de todo, después de salir a la calle, el Gobierno vuelva a traicionarnos, pero no podemos dejar de intentarlo. Es una deuda de todos los españoles con las víctimas.

Razones para apoyar a las víctimas
Editoriales ABC 9 Abril 2011

Sí, las víctimas sí tienen razones de pesono sólo para convocar esta manifestación,sino para recabar el apoyo de todos los ciudadanos con su presencia

LOS buenos resultados de la acción policial y judicial contra ETA en los últimos tiempos son compatibles con los motivos que llevan hoy a las víctimas del terrorismo a manifestarse por el centro de Madrid contra la posibilidad de que los terroristas sigan en las instituciones democráticas a partir del 22 de mayo. Mientras la Audiencia Nacional, las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y la Fiscalía están actuando decididamente contra ETA y sus diversas sucursales políticas, el Gobierno y, sobre todo, algunos dirigentes del socialismo vasco han emitido mensajes equívocos, cuando no claramente favorables a la legalización de Sortu, como un paso necesario para responder a la tregua de ETA e impulsar un nuevo proceso de negociación política. Al mismo tiempo, el voto particular de siete magistrados de la Sala del 61 del Supremo, destinatario de adhesiones entusiastas entre los socialistas vascos, ha abierto la expectativa de que el Tribunal Constitucional revoque el auto que ordena no inscribir a Sortu como partido legal.

En medio de esta confusión organizada en torno a la actitud política del Gobierno y del PSOE hacia Sortu, es decir, ETA/Batasuna, la revelación de los documentos sobre las negociaciones con los terroristas entre 2005 y 2007 ha reabierto las heridas mal cerradas que causó el engaño masivo y constante perpetrado por Rodríguez Zapatero contra las víctimas y el Partido Popular. La falta de sensibilidad y de empatía del Gobierno socialista hacia las víctimas de ETA se ha hecho aún más patente tras conocerse los reiterados ofrecimientos hechos por sus representantes a ETA de entorpecer la acción judicial y conceder medidas de gracia incluso por delitos de sangre.

Sí, las víctimas sí tienen razones de peso no sólo para convocar esta manifestación, sino para recabar el apoyo de todos los ciudadanos con su presencia. En un tiempo de crisis de valores, de pesimismo social, de desconfianza en las instituciones, conviene recordar la ejemplaridad cívica y ética de unas víctimas que nunca han pedido otra cosa que el amparo de la ley, la aplicación de la justicia y el cumplimiento de las sentencias. Nunca ha habido en las víctimas un discurso de venganza, ni de comprensión hacia la guerra sucia contra ETA. No han pedido atajos para castigar los crímenes terroristas, ni se han apartado de las leyes o de la Constitución para atender sus legítimas demandas. Después de tanto como han entregado a la sociedad, es de justicia salir hoy a la calle, en Madrid, con las víctimas del terrorismo.

La razón de las víctimas
El Editorial La Razón 9 Abril 2011

Las víctimas del terrorismo saldrán hoy a las calles de Madrid con el propósito de que ningún partido afín a Batasuna esté presente en las elecciones. O lo que es igual, para que ETA no regrese a las instituciones. Se presume una movilización masiva, y no sólo porque la sociedad mantiene una lealtad y un apego afectivos a esos cientos de compatriotas que constituyen un referente moral para todos, sino porque una mayoría comparte las motivaciones de la protesta. Las víctimas se han ganado el respeto, pero también la confianza en sus pronunciamientos. Están avaladas por décadas de responsabilidad y de saber estar a la altura de las circunstancias.

Por eso entendemos las razones del colectivo para manifestarse. Vivimos una etapa de confusión y las víctimas temen que la banda terrorista pueda colarse en los ayuntamientos y las Juntas Generales. Hay un clima político distinto al de hace unos meses. Hoy, parece imposible asegurar que una marca proetarra no estará presente en las elecciones y ése es un motivo suficiente de alarma. Hay episodios que abonan esa incertidumbre. En primer lugar, el voto particular de siete magistrados del Supremo –casi la mitad– que dieron crédito a las palabras de Sortu y no a los documentos presentados por la Fiscalía y la Abogacía, ni a los informes de la Guardia Civil y la Policía. Que esos magistrados pertenezcan a la misma corriente ideológica que una mayoría de los miembros del Tribunal Constitucional que decidirá sobre el recurso de Sortu dispara las dudas.

Después, la posición de los socialistas vascos, que se han alineado con los criterios de esa minoría discrepante con el fallo que desmontó la trampa etarra en el Supremo. No sólo ha sido el presunto verso suelto de Jesús Eguiguren, sino que el partido, por medio de su portavoz, José Antonio Pastor, lo ha expresado con claridad. Que las tesis de Eguiguren se hayan impuesto supone caminar hacia la equidistancia, el borrón y cuenta nueva y el olvido, lo que es inaceptable. Las víctimas tomarán las calles mientras en el Congreso la Ley de Solidaridad con el colectivo lleva congelada desde octubre sin que se conozcan los motivos y a la espera de que los grupos se decidan a reactivar la tramitación. Esta situación es un escándalo y una burla a las víctimas, que no se merecen el enredo parlamentario de los dos grandes partidos que ha permitido, por ejemplo, 24 prórrogas en el plazo de entrega de enmiendas.

El presidente del Gobierno prometió esta ley en 2006 y las víctimas la esperan cinco años después. Ni el Gobierno ni el PSOE acudirán a la manifestación. Esta actitud distante y fría ha sido un error crónico de la izquierda y lo peor es que no hay propósito de enmienda. El PP estará con una importante representación. Es un deber moral, pero también, una convicción. La protesta, por tanto, está sustentada en sólidos fundamentos. Las víctimas desconfían porque la pasada negociación con ETA está demasiado presente en mensajes y protagonistas. Hasta la fecha, el Gobierno se mantiene firme en la política de la derrota y es de justicia reconocerlo. Como lo es también recordar que los socialistas mantienen viva la resolución parlamentaria de 2005 que autoriza al Ejecutivo a dialogar con los terroristas.

Hoy, todos contra ETA
Vivimos momentos cruciales, de esperanza y de ilusión, porque es cierto que estamos más cerca de conseguir una Euskadi en paz y en libertad; pero también de riesgos e incertidumbres. No se puede pisar el acelerador buscando atajos
MARI MAR BLANCO El Correo 9 Abril 2011

PRESIDENTA DE LA FUNDACIÓN MIGUEL ÁNGEL BLANCO

Los ciudadanos tenemos hoy una importante cita en Madrid. La Asociación de Víctimas del Terrorismo ha convocado una manifestación para mostrar nuestro firme rechazo a la vuelta de ETA a las instituciones. Un acto al que, bajo el lema 'Por la derrota del terrorismo, ETA fuera de las elecciones', se ha adherido una inmensa mayoría de asociaciones, fundaciones y colectivos, tanto de víctimas como de sociedad civil.

Vivimos momentos cruciales, de esperanza y de ilusión, porque es cierto que estamos más cerca de conseguir una Euskadi en paz y en libertad; pero también de riesgos e incertidumbres, porque no se puede caer en la tentación de pisar el acelerador buscando atajos y dando pasos en falso que nos desvíen del camino hacia el final de ETA. Y es que esa esperanza en la derrota del terrorismo nace de nosotros mismos, de la fortaleza y determinación de los demócratas, de la confianza en los instrumentos de nuestro Estado de Derecho y no de la supuesta conversión de aquellos que una y otra vez han intentado engañarnos y burlar nuestra democracia.

Ante el final de ETA no podemos ni debemos bajar la guardia ni delegar la responsabilidad que como ciudadanos debemos practicar cotidianamente para lograr su derrota definitiva, entendiendo como derrota la desaparición total del terrorismo sin recibir ningún tipo de contrapartida por parte de gobierno alguno y, por supuesto, manteniendo siempre a salvo la dignidad de todas y cada una de las víctimas del terrorismo.

La derrota del terrorismo llegará desde la firmeza democrática y nunca desde la negociación, porque no debemos olvidar que el diálogo con terroristas conlleva al debilitamiento de nuestro Estado de Derecho y representa una estafa constitucional. Como bien dijo Churchill: un pacto con la maquinaria del terror no puede ser una paz con honor.

Esa apuesta por la aplicación de la ley ha sido precisamente la que ha funcionado hasta el momento, la que ha colocado a ETA en la situación de debilidad en la que se encuentra. No se puede, por tanto, premiar a la banda terrorista por algo que no nace de la reflexión ni del arrepentimiento, sino de la necesidad de supervivencia.

La solución para la derrota de ETA no es la participación en la vida política de organizaciones que dan continuidad a formaciones que han sido ilegalizadas por su instrumentalización por la banda terrorista y por defender un proyecto político antidemocrático, excluyente y totalitario por el que lleva cincuenta años matando.

Así lo ha entendido también el Tribunal Supremo que ha rechazado que Sortu pueda presentarse a las elecciones por ser continuadora y sucesora de Batasuna. Esta resolución viene a consolidar el Estado de Derecho e impedir que disfraces o maquillajes de formaciones políticas ilegalizadas puedan tener presencia en la vida política. Ante más intentos de penetrar en la vida democrática por parte de ETA sólo cabe más Estado de Derecho.

Pero esta sentencia no marca un punto y final, porque el riesgo no ha desparecido, sino que sigue existiendo. El plan A de Sortu sigue vigente, al igual que el plan B de Bildu presentado con fórmulas de polos soberanistas. Por eso debemos reclamar de manera contundente que en estas circunstancias no cabe el juego, no cabe la táctica, ni la estrategia electoral, no cabe otra cosa que no sea la aplicación pura, simple y total del Estado de Derecho. No se puede manosear la ley, manejarla al antojo de determinados intereses, ni dobles lenguajes, que puedan llegar a generar insoportables espacios de impunidad.

Deben estar fuera de las elecciones y de las instituciones mientras no dejen de ser lo que son: criminales de guante blanco que defienden ideas por las que ha sido para ellos justo matar, intimidar, herir, perseguir, secuestrar y humillar. No pueden ocupar cargos públicos ni manejar dinero público mientras ETA exista, mientras no condenen todos y cada uno de los crímenes cometidos en nombre de su ideología asesina. No podemos soportar tener como compañeros de escaño a quienes, pervirtiendo las reglas básicas de la democracia, intentan deslegitimarla y atacarla desde dentro.

Para denunciar todo esto, para mostrar nuestro rechazo a ETA y para compartir con todas las víctimas del terrorismo la necesidad de un final con memoria, con verdad, con justicia y con dignidad se convoca esta manifestación. Porque es una manifestación que trata de aglutinar, de sumar y de integrar a todos los demócratas en contra de ETA, porque debemos tener presente que solo desde la unidad conseguiremos más pronto que tarde derrotar a ETA, solo desde la unidad conseguiremos dejar a los terroristas y a sus cómplices fuera de las elecciones y de las instituciones.

Esta manifestación, a la que animo a todos los ciudadanos a acudir, trata una vez más de representar un claro ejemplo de conciencia, de rebeldía democrática contra quienes causan sufrimiento y de solidaridad con los que más han sufrido y tristemente sufren la lacra del terror.
Por nosotros, pero sobre todo por ellos, por los que ya no están: 'Por la derrota del terrorismo, ETA fuera de las instituciones.'

Bonus por matar
EDITORIAL Libertad Digital 9 Abril 2011

El objetivo de la manifestación que celebran hoy las víctimas del terrorismo es denunciar la presencia de ETA en las instituciones, un regreso que no es tal porque los satélites de la banda terrorista estaban y están de un modo directo en los ayuntamientos a través de las listas de ANV. Y estarán a través de EA, partido que facilitará el encaje electoral de una "izquierda abertzale" que es, en realidad, la plataforma funcionarial de los asesinos. Que estos individuos tengan más facilidades aún para acceder al censo, que dispongan de fondos públicos oficiales, que habiten los mismos espacios que los concejales demócratas (lo que facilita enormemente su control y seguimiento para fines delictivos) no es precisamente el mejor camino para acabar con el terrorismo; como tampoco es la mejor manera de que abandonen el tiro en la nuca y la bomba lapa sentarse a dilucidar y decidir con ellos el futuro de Navarra, la política penitenciaria, la forma de Estado y el futuro de España. Esa es, para ellos, la demostración de que la consecuencia de sus crímenes puede ser la cárcel, pero también el escaño, todo un incentivo para dejar de matar y también para seguir matando y extorsionando si es que la realidad no se ajusta a sus previsiones.

El Gobierno y el PSOE han impuesto su agenda y en ella está escrito que Zapatero quiere pasar a la historia como el presidente que acabó con ETA, aunque sea a costa de no acabar con ETA, de mantener intactas sus estructuras criminales, de "bendecir" sus pretensiones políticas, de premiar el terror con una irrupción en las instituciones por la puerta grande, como héroes, sin vencedores ni vencidos, tan amigos después de más de ochocientos asesinatos, del éxodo de cientos de miles de vascos, de la práctica desaparición del Estado y de la Nación en el País Vasco, de la extorsión sistematizada, del lavado de cerebro de una parte de la sociedad que, visto lo visto y la actitud del Gobierno, está convencida que tras cada crimen terrorista hay un proyecto político legítimo. Y en eso consiste una negociación que empezó antes de que el PSOE alcanzara el poder, continuó tras el atentado de la T-4 y continúa en la actualidad en una forma de proceso en el que se trata de conseguir que personas condenadas por pertenencia a banda armada introduzcan en la política democrática los usos ideológicos y los "razonamientos" prácticos de los terroristas. En suma, no un crimen sin castigo sino un bonus por matar.

¡Indignaos! (Hoy, esta tarde)
Lo ocurrido en el «proceso» y el mismo proceso son una traición y una derrota del Estado, de los ciudadanos
TOMÁS CUESTA ABC 9 Abril 2011

LA despedida en falso del presidente del Gobierno (y la agonía a crédito, y la derrota a plazos) ha camuflado tras un telón de humo su responsabilidad en asuntos tan concretos como la catástrofe económica y los contactos con ETA, ya sea en la fase negociadora o en el chivatazo en el bar Faisán. El efecto más inmediato del desesperado anuncio ha sido pintar una sonrisa de suficiencia en el rostro de Rubalcaba, al que todo el mundo pregunta qué se siente a las puertas de tomar posesión del PSOE, aunque el partido de los cien años de honradez sea una auténtica ruina, la zona cero de los negocios de familia, la antesala del trinque y el apalanque. Sin embargo, la desbandada general no será, como hasta ahora, un camino de rosas. Siete días después del renuncio, las víctimas del terrorismo salen a la calle —por tercera vez en seis meses— para intentar que los terroristas no participen en las próximas elecciones. Dicho con la claridad de quien vela a los inocentes, lo ocurrido en el «proceso» y el mismo proceso son una traición y una derrota del Estado, de los ciudadanos, del Derecho, de la lógica y del sentido común, además de colaboración con banda armada.

Es harto probable que el soplo policial a ETA que retrasó un año la detención de los responsables de las extorsiones no haya calado en la opinión pública con la intensidad, por ejemplo, con que lo ha hecho la negativa de los eurodiputados a pasarse de bisnes a turista. Las actas de la infamia, el chivatazo o los beneficios penitenciarios de los etarras no son «trending topic» en «Twitter» como tampoco lo son el paro o las andanzas de los hijos de Chaves, el mismo que exhibía un ridículo patrimonio de sesenta mil euros tras toda una vida política como prueba de probidad; lo que no quita ni pone a efectos de la potencia de las redes sociales, ni mucho menos respecto a la importancia, sustancia, calado y alcance de que el Gobierno mienta con reiteración, alevosía y ensañamiento sobre ETA, acumule unos registros históricos de desempleo y mantenga en sus puestos a Rubalcaba y Chaves como si aquí y en «Twitter» no pasara nada.

Puede que la manifestación de hoy no tenga grandes consecuencias en las urnas para los partidos tradicionales, distantes o directamente contrarios a las movilizaciones de las víctimas del terrorismo, pero es la respuesta de una parte considerable de la ciudadanía ante la clamorosa ignominia de repartirse el mundo con los etarras (incluso después de un atentado) y negar cualquier derecho a quienes pueden hablar de terrorismo de primera mano, que son, según Rubalcaba, Zapatero y Pajín, la «extrema derecha» y el «tdt party», un hallazgo retórico elemental que es la respuesta de carril cada vez que alguien osa inquirir sobre cómo es posible que individuos condenados por pertenencia a ETA sean considerados «hombres de paz» y puedan regresar a los ayuntamientos para alimentar la maquinaria sangrienta con fondos públicos, con el dinero de las propias víctimas.

¿Y qué dirán, por cierto, los entusiastas de «¡Indignaos!» —ese turbio panfleto antisemita— de aquellos que esta tarde proclamarán su indignación a pie de calle? La respuesta es tan obvia como miserable. Dirán que es indignante que la gente se indigne a beneficio de los reaccionarios. Porque las víctimas, según de qué parte caigan, son daños colaterales, sangre caducada.

El legado de las víctimas
Produce estupor que siete jueces del Supremo se decantaran por la legalización de Sortu.
Ignacio Gil Lázaro www.gaceta.es 9 Abril 2011

Hoy en las calles de Madrid miles de españoles daremos testimonio de ciudadanía reclamando la derrota del terrorismo sin permitir que se incurra en dádivas ni chalaneos. Una derrota para la que es condición necesaria que ETA no esté presente en las instituciones después de los próximos comicios locales y autonómicos. Claudicar equivaldría a aceptar el engaño que tratan de urdir los testaferros de la violencia.

Conviene, por tanto, dejar las cosas claras. Produce estupor e inquietud que siete jueces del Tribunal Supremo se decantaran por la legalización de Sortu, cuando las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado les han acreditado fehacientemente que ese es el proyecto de la banda terrorista sin género alguno de duda. Produce estupor e inquietud que algunos líderes políticos estén apostando por aquella legalización cuando ETA no se ha disuelto y cuando tampoco los aspirantes a incluirse en la normalidad del juego democrático han condenado de forma expresa la violencia criminal de la banda. Por eso, el acto de esta tarde significa ante todo un ejercicio de reivindicación de la dignidad colectiva del pueblo español, que no está dispuesto a aceptar que el sufrimiento vivido durante décadas pueda pasar al olvido de un simple plumazo por mor de las conveniencias y los tejemanejes de unos pocos.

Ahora, pues, más que nunca urge recordar que la libertad es un valor incompatible con la ambigüedad y con el miedo. Quienes hoy estaremos presentes en esta convocatoria sabemos bien que la sangre vertida por casi un millar de compatriotas inocentes no puede ser moneda de cambio de nada, y que si alguien lo pretendiera estaría haciendo suya la misma indignidad que cubre las manos de los asesinos. Todos aquellos que nos fueron robados por la brutalidad criminal de ETA son la referencia que motiva a elevar la palabra diciendo que no estamos dispuestos a que la nación sea rendida, porque si así fuere esta habría extraviado su supremacía ética frente a la barbarie de una jauría que quiere mover sus hilos tras actas de concejales y parlamentarios en el País Vasco y Navarra.

Que nadie venga a dar lecciones cínicas ni a poner etiquetas falsas intentando distorsionar la limpia razón de ser que moviliza a todos los que en este día vamos a realizar un ejercicio de fe en la democracia y en el Estado de derecho.

Tras esta convocatoria subyace únicamente la apuesta decidida por un futuro en el que no tengan sitio los matones ni sus secuaces, y para lograrlo no cabe invocar el olvido o apostar por el rencor. El perdón, sin embargo, nunca puede estar exento de justicia, porque entonces sería tan sólo una forma pacata de rendición. La sociedad española no le debe nada a una manada de alimañas que han hecho del terror su modus vivendi, por mucho que traten de revestirlo con apariencia de otra cosa. Frente al imperio de las pistolas sólo vale aplicar la firmeza democrática, en orden de asegurar la defensa inequívoca de los auténticos principios que fundamentan la convivencia en paz. Eso exige también ir de frente cuando algunos se deslizan por las cloacas a cuenta de subastar con los terroristas un final sucio y castrado.

Este viene a ser ya el tiempo del compromiso basado en la reclamación de la verdad. ¿Acaso es aceptable callar cuando un magistrado se permite decir que el ordenamiento jurídico abre vías de impunidad para que el gobernante ordene cometer un delito, si este es en función del logro de un supuesto bien superior? ¿Acaso es aceptable callar cuando la autoridad evita que los terroristas sean detenidos porque no conviene su caída al interés concreto de la fecha y de la coyuntura? ¿Acaso es aceptable callar cuando un Gobierno acepta sentarse de igual a igual con ETA y le da explicaciones, y le pide disculpas, y asume su lenguaje, y concede carta de naturaleza a sus exigencias sobre la actuación de policías, jueces y fiscales? Yo digo que no, porque hacerlo equivale a convertirse en cómplice moral de toda esa vileza.

Sea como fuere, en este día son otros los que tienen que dar explicaciones. La unidad de los demócratas ante el terrorismo es un valor que sólo puede conjugarse desde la legalidad y desde la evidencia de saber que nadie puede bordearla para abrir en ella paréntesis espúreos. Quienes reclamamos que la Ley sea siempre el límite que la política no puede jamás traspasar debemos proclamar en alto dicha convicción. Por ello, la manifestación de esta tarde entraña también un modo de avivar la memoria colectiva de los españoles, para que nadie crea que es posible dejar de lado el sufrimiento vivido durante décadas por un pueblo que ni aceptó ni acepta el chantaje de los terroristas. Un pueblo dispuesto a permanecer libre y en pie. En definitiva, hoy Madrid sustanciará el homenaje de una nación agradecida y leal a sus muertos que no está dispuesta a dejarlos en soledad ni a consentir que la paz se escriba con minúsculas a precio de humillar vilmente el legado de las víctimas. Ellas serán siempre el reflejo permanente de su ejemplo inmortal.

Contra el estraperlo
Martín Prieto La Razón 9 Abril 2011

Strauss y Perlo introdujeron en España una ruleta con la que siempre ganaba la banca. El escándalo derribó un Gobierno republicano y la viveza castiza acuñó estraperlo como chanchullo, hasta meterlo en la Academia. Caído en desuso se echa en falta el término que define desde el surrealismo de la Administración andaluza a los enredos con ETA y familia, pasando por las regalías de los eurodiputados y la comodidad de sus culos en los aviones. La manifestación de ésta tarde en Madrid es necesaria como enésima denuncia del estraperlo que se traen Zapatero y la banda, juntando la necesidad del uno con las argucias de la otra. Cayó un Gobierno por un juego trucho, pero no un vicepresidente por clamorosa zooderastía con un faisán.

En cualquier convoy siempre hay un zote empeñado en colocar el carro delante de los caballos, y en esas estamos creyendo los socialistas que entrañando a Batasuna, Ertu, Bildu, o toda la pesca, ETA se disipará como una mala niebla, y es exactamente al revés: cuando ETA se disuelva será posible que los independentistas participen de las instituciones. Pidiendo perdón, como el Canciller Willy Brandt de rodillas ante las puertas de Aushwitz. Los estraperlistas quieren que las víctimas del terrorismo doblen la cérviz y los sindican en la extrema derecha. No sólo se equivocan y venden juegos trucados sino que ofenden la razón del victimado. Por eso la manifestación de ésta tarde es necesaria, no sea que en el año que queda cristalicen todos nuestros estraperlos.

Movimientos de inquietud
Entre Sortu y Bildu, la política vasca asiste a movimientos partidarios más preventivos que definitivos
KEPA AULESTIA El Correo 9 Abril 2011

Los movimientos surgidos en torno al lento desamarre de la izquierda abertzale respecto a ETA parecían cristalizarse con la premura de la próxima convocatoria electoral. Pero el anunciado reparto de beneficios políticos a cuenta de las energías que liberará el final descontado del terrorismo puede deparar más novedades. Durante décadas la política ante la violencia ha estado condicionada por la presunción de que su final no iba ser neutro, por lo que los partidos se han mostrado siempre recelosos sobre cómo y cuándo pudiera darse. Independientemente del sustrato moral e ideológico de tal conflicto de intereses -que hoy pondrán en escena los apoyos a la manifestación convocada por la AVT en Madrid frente a la presentación de Bildu en San Sebastián- es necesario detenerse en la dimensión partidaria que adquiere el momento.

Aunque se trate de un movimiento cuyos preparativos datan de hace un año, no por ello deja de sorprender que sean EA y Alternatiba quienes acompañen a la izquierda abertzale en su enigmático tránsito hacia la legalidad, puesto que no termina de saberse bajo qué forma querría alcanzarla. Bildu se ha ido gestando, no sin titubeos, como la plataforma de acogida que el resto del nacionalismo podría brindar a una izquierda abertzale en fase de desarme. Pero que sean una formación que cuenta con un único parlamentario en Vitoria y la escisión de otra a la que sólo le queda también un escaño en la Cámara vasca quienes realicen tan histórica labor no responde únicamente a la rentabilidad que obtendrían éstos y a la búsqueda de los socios más débiles por parte de la izquierda abertzale. Refleja también el juego de compensaciones que los herederos de Batasuna necesitan hacer frente al hegemonismo jeltzale para preservar su identidad en el proceso de desarme, mientras el PNV opta por moverse lo mínimo, recordando intermitentemente su disposición soberanista.

EA y Alternatiba obtendrían unos beneficios directos -los electos que cosechen a cuenta del voto de la izquierda abertzale- y dispondrían de una fenomenal palanca para remodelar a su favor el panorama político vasco. Lo cual suscita dos cuestiones bien distintas: la percepción de su 'generosa' jugada como un intento por falsear la realidad, y la viabilidad del cambio señalado. Lo primero se refiere al escozor que pueda producir en las demás formaciones, en especial en el PNV, aunque también en la opinión pública, el sentido de la oportunidad con el que actúan dos siglas tan minorizadas en las urnas. La otra, pertenece más al ámbito de la política real. Para que la palanca mencionada llegue a materializarse, la confluencia de EA y Alternatiba con la izquierda abertzale debería tener algún efecto multiplicador.

Cosa dudosa dada la debilidad política y orgánica de las dos formaciones legales que han constituido Bildu, lo que les dificultará aprovecharse de la operación.

La «acumulación de fuerzas» es un subterfugio a la vez necesario e incómodo para la izquierda abertzale. Necesario, porque la izquierda abertzale no puede limitar la apertura de «una nueva etapa histórica para Euskal Herria» a su propia legalización. Incómodo, en tanto que sus socios representan un aderezo exiguo para sus pretensiones y adquieren un protagonismo que puede resultar cargante para sus bases. La coalición tendrá pretensiones «estratégicas», como insisten sus promotores. Pero su nacimiento responde a un tacticismo tan secretista que difícilmente podrá soslayar las mil disyuntivas que se le presenten a cada paso, empezando por la constitución de ayuntamientos y cámaras forales.

La confesión del portavoz socialista, José Antonio Pastor, admitiendo que el PSE-EE se sentía más próximo a la posición de los siete magistrados que suscribieron el voto particular que a la sentencia del Supremo contra Sortu, confirma que los socialistas vascos están moviéndose. Tampoco el Rubalcaba posterior a la sentencia se parece demasiado al que instó la demanda contra Sortu. Su advertencia de que el Gobierno estudiará «con lupa» las candidaturas que presente Bildu no significa gran cosa cuando el ministro del Interior señala que, a su juicio, Sortu «debe completar la ruptura» con ETA, frente a sus anteriores argumentos y a los de la sentencia presentando la nueva formación como resultado de una decisión de la banda. La labor de avanzadilla de Eguiguren y la inclinación del lehendakari López por la legalización parecen adelantarse a la posición que finalmente podría adoptar el Ejecutivo de Zapatero que, de boca de Rubalcaba, ha pasado de la defensiva a la ofensiva frente al PP.

Una vez reivindicado el acierto de la negociación con ETA en 2006, ni Moncloa ni Interior tendrán por qué acomplejarse ante la eventualidad de que la Abogacía del Estado y la Fiscalía General no encuentren motivos para impugnar unas u otras candidaturas de Bildu, a la espera de que el Constitucional se pronuncie sobre Sortu. De perdidos al río. Los socialistas ya se han liberado del PP, que marchará hoy en Madrid tras el lema 'Por la derrota del terrorismo: ETA fuera de las elecciones'. Y todo gracias a siete magistrados del Supremo. Incluso en Euskadi podrían afrontar la segunda parte de la legislatura responsabilizando a los populares de que el pacto que sustenta al «gobierno del cambio» se desvanezca. Lo importante es moverse, aunque no se sepa hacia dónde.

MANIFESTACIÓN | Rechazo a los planes de la izquierda abertzale
Víctimas del terrorismo exigen en la calle que se impida la 'vuelta de ETA' el 22-M
Agencias | Madrid ELMUNDO.es 9 Abril 2011

Los planes de la izquierda abertzale para regresar al escenario político a través de Sortu -proyecto frenado por el Tribunal Supremo al prohibir su inscripción como partido político- o en coalición con EA de cara a las próximas elecciones del 22 de mayo tendrán hoy una contestación pública en las calles de Madrid.

La Asociación de Víctimas de Terrorismo (AVT) ha convocado esta manifestación para levantar su voz frente a estos intentos de la ilegalizada Batasuna de "volver de las instituciones, un paso "terrible que liquidaría la esperanza de derrotar a ETA".

El PP tendrá una amplia representación. Según informaron a Servimedia fuentes de la dirección nacional, habrá una delegación formada por más de una veintena de dirigentes, diputados y senadores del Partido Popular, que además secundarán numerosos trabajadores y afiliados de base.

La principal representante será la secretaria general y candidata a la Presidencia de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal. Además, han confirmado su presencia otros importantes dirigentes del PP, como el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón; el portavoz del PP en el Parlamento Europeo, Jaime Mayor Oreja, y el coordinador de Libertades Públicas, Federico Trillo.

Entre las ausencias destaca la del presidente de FAES, José María Aznar, y la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, aunque ambos han expresado su plena adhesión a la iniciativa. También lo ha hecho el presidente del PP, Mariano Rajoy, quien no ha confirmado aún si asistirá o no por cuestiones de "agenda".

También participarán la líder de Unión Progreso y Democracia (UPyD), Rosa Díez, junto a otros dirigentes de esta fuerza política.
'Menos cálculo y más determinación'

"Las víctimas del terrorismo rechazamos la presencia de ETA en las elecciones del próximo 22 de mayo, bajo cualquier subterfugio o disfraz. ETA no puede concurrir a las urnas ni bajo las siglas de un partido nuevo, ni a través de agrupaciones electorales, ni empotrada en ningún partido legal. No aceptamos ni el plan A de Sortu, ni el plan B de las agrupaciones, ni el plan C de Eusko Alkartasuna y los autodenominados "polos soberanistas", advierte la AVT desde su página web, arremetiendo asimismo contra el Gobierno por "endosar en exclusiva a los tribunales de Justicia la responsabilidad de impedir la presencia de ETA en las elecciones" y no asumir la suya: "aportar las pruebas necesarias para frenar estos planes". Exige , en este sentido, "menos retórica y más claridad; menos cálculo y más determinación para lograr la derrota definitiva de ETA".

Con esta manifestación, la asociación de víctimas del terrorismo presidida por Ángeles Pedraza también quiere expresar su rechazo a "los apaños penitenciarios que tienen por objetivo reducir el tiempo en prisión de los asesinos de ETA" y exigen " el cumplimiento íntegro y efectivo de todas las condenas".

El clamor de AVT contra la banda terrorista y su entorno será compartido en la capital previsiblemente por decenas de personas ya que hasta la capital han llegado unos 40 autobuses con manifestantes desde Bilbao, San Sebastián y Vitoria, La Coruña, Albacete, Barcelona o Córdoba.
Policías y guardias civiles, entre los manifestantes

Además de las asociaciones autonómicas de víctimas, participarán en esta marcha bajo el lema 'Por la derrota del terrorismo. ETA fuera de las instituciones' la Fundación Miguel Ángel Blanco, la Fundación Gregorio Ordóñez, el Foro de Ermua, la Asociación Dignidad y Justicia, la Asociación Ayuda a las Víctimas del 11-M y Voces contra el Terrorismo, del ex presidente de la AVT Francisco José Alcaraz. Este última asociación acudirá con su propia pancarta: "No más mentiras. No más treguas trampa. En mi nombre, no", que este colectivo ya ha utilizado en anteriores convocatorias.

Desde las Fuerzas de Seguridad del Estado, uno de los colectivos más golpeados por el terrorismo etarra, se han sumado el Sindicato Unificado de Policía (SUP), la Confederación Española de Policía (CEP) y la Unión Federal de Policía (UFP). También se han adherido las principales asociaciones profesionales de la Guardia Civil, como la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) y la Unión de Oficiales, además de la Asociación de Militares Españoles.

Carmen Iglesias, presdienta de Unidad Editorial, acudirá a la manifestación como máxima representante del grupo.

EN 'SIN COMPLEJOS'
Alcaraz: "Vamos a denunciar la política antiterrorista del Gobierno"
Libertad Digital, LDTV y esRadio ofrecerán en directo la manifestación que arranca a las 17:00 en la madrileña glorieta de Bilbao.
LIBERTAD DIGITAL 9 Abril 2011

A pocas horas de que arranque la manifestación contra la política antiterrorista del Gobierno en Madrid convocada por la AVT, el presidente de Voces contra el Terrorismo, Francisco José Alcaraz, ha estado en Sin Complejos en esRadio.

La manifestación de este sábado en Madrid ha levantado polémica, sobre todo por el interés de los políticos en señalar si acudirían o no a la cita. El presidente del PP aún no ha dicho si estará o no estará con las víctimas esta tarde en Madrid. Sobre este asunto, Alcaraz ha sido tajante al decir que "la fuerza de la rebelión cívica no la marcan los dirigentes políticos, sino que la ciudadanía empatice con la causa de las víctimas, eso es lo importante".

En cualquier caso, "si además, algunos líderes políticos están en la manifestación, mejor, porque se lo van a agradecer sus afiliados y votantes".

Además, Alcaraz –que ha desbordado las calles de Madrid en dos ocasiones con escaso seguimiento mediático- ha señalado que la pancarta de Voces contra el Terrorismo "estará en la Calle Carranza, esquina San Andrés" bajo el lema "No más mentiras, no más treguas trampa. En mi nombre, no", porque "vamos a denunciar la política antiterrorista del Gobierno".

Precisamente, sobre los paños calientes que unos y otros han tenido con este asunto –el propio Basagoiti llegó a decir que acudiría a la manifestación porque era para apoyar al Gobierno- Alcaraz ha recordado que en el comunicado de convocatoria de la AVT "no sólo se critica que pueda estar ETA en las instituciones" sino que también se hacen importantes reproches a los partidos políticos del País Vasco y a la política antiterrorista de Zapatero.

En este sentido, ha señalado que "más de la mitad de las asociaciones de víctimas" estarán hoy en Madrid, aunque ha destacado que "por encima de la unidad está la verdad" por lo que "el número de asociaciones que participan es importante, pero no determinante". "Es una convocatoria contra la política antiterrorista de Zapatero. Todo lo que hemos denunciado de 2004 se ha cumplido", ha sentenciado.

Sobre la complacencia con la banda terrorista, la negociación y las prebendas concedidas a Batasuna-ETA, Alcaraz cree que "esto no deja en mal lugar sólo al gobierno, deja en mal lugar a la sociedad" por ser capaz "de tragar con esto".

Sobre el apoyo de VcT a la convocatoria, ha dicho que "iremos convocando o siguiendo a quienes tienen la obligación moral de convocarnos". Hay que aprovechar, decía Alcaraz "cualquier resquicio que nos deje un espacio de libertad para impulsar esa Rebelión Cívica. No sería coherente denunciar desde Voces contra el Terrorismo la política antiterrorista de Zapatero si no estamos hoy en Madrid". "Tengo motivos para pensar que está negociando ahora", ha concluido.

Todos con las víctimas
Por la derrota de ETA
Miles de personas marcharán hoy en Madrid para que ETA no esté en las elecciones del próximo 22-M. Las cúpulas de PP y UPyD acudirán, y el PSOE no se pronuncia.
C. S. Macías/ C. Morodo La Razón 9 Abril 2011

Una marea humana recorrerá hoy las calles de Madrid. A las 17:00 de la tarde, desde la glorieta de Bilbao hasta Colón, donde estará colocado el escenario, las víctimas del terrorismo aunarán sus voces bajo el lema «Por la derrota del terrorismo: ETA fuera de las elecciones». Han sido muchas las veces en las que las víctimas del terrorismo han salido a la calle y siempre con un mismo fin: la desaparición de ETA. Ellos, con sus manifestaciones masivas también impidieron que retrocediera la lucha contra el terrorismo. Por eso vuelven a reclamar el apoyo de los ciudadanos, porque esta es la fuerza más importante que tienen.

Las víctimas rechazan la presencia de la banda terrorista en las instituciones bajo cualquier subterfugio o disfraz. «Ni bajo las siglas de Sortu, ni a través de agrupaciones electorales, ni ‘‘empotrada’’ en ningún partido legal». «No aceptamos ni el plan A ni el plan B de las agrupaciones ni el plan C de Eusko Alkartasuna y los autodenominados polos soberanistas», destacan. Después de más de ochocientos asesinatos, de años de extorsión, de falta de libertad, de miedo... las víctimas aseguran que nos estamos jugando «la derrota efectiva de ETA» si vuelven a estar en los ayuntamientos.

Y es que la vuelta de ETA a las elecciones el 22 de mayo sería «la victoria definitiva» de los terroristas. Para las víctimas empieza la cuenta atrás. En estas semanas se decidirá si el final de la banda es un final con «vencedores y vencidos» o, por el contrario, un final en el que ETA consiga su principal objetivo: el regreso a las instituciones y la puesta en marcha del proyecto político antidemocráctico, «excluyente y totalitario por el que lleva 50 años matando».

Las actas de las conversaciones entre el Gobierno y la banda terrorista en la que destacan «hasta dónde fueron capaces de llegar algunos en su aplicación de esa política de negociación» han indignado a las víctimas. El chivatazo a ETA, las presiones a los jueces, cambios de fiscales, beneficios a secuestradores, excarcelaciones de terroristas con delitos de sangre; promesas de indultos masivos... son vistos como «una traición» tanto a ellas como al conjunto de la sociedad española.

También la falta de unanimidad en la decisión del Tribunal Supremo para prohibir la inscripción de Sortu ha llenado de preocupación a los colectivos que ven en esa actitud «cierta publicidad positiva para Sortu», y destacan que las argumentaciones de esos magistrados son similares a las dadas por el Gobierno Vasco». Algunos partidos políticos se han puesto del lado de los herederos de Batasuna ya sea como EA como «vientre de alquiler» o insistiendo que habría que darles una oportunidad a los abertzales.

Rajoy apura hasta el final
Mariano Rajoy ha optado por mantener el misterio sobre su asistencia a la manifestación de las víctimas hasta el último momento. Hasta el punto de que en la mañana de ayer participó en un Foro Europeo, organizado por su partido, en el que no aclaró nada cuando la Prensa le interrogó por sus planes.

Tanto secretismo y el hecho de que no aprovechara los micrófonos para lanzar un mensaje de apoyo a las víctimas, y disculpar su ausencia por esas razones de agenda alegadas en un primer momento, invitaban ya de antemano a pensar que el líder popular se había inclinado finalmente por sumarse a la convocatoria. Además, el PP vació su agenda oficial para hoy, que incluye siempre en las previsiones del partido, si bien fuentes de la dirección precisaron a este diario que Rajoy iba a estar en Ponferrada.

Fiel a ese pausado manejo de los tiempos, una vez más Rajoy ha agotado el plazo antes de «mojarse» con una decisión difícil. Una decisión que Génova siempre ha calificado de «muy delicada» porque, fuese la que fuese, arrastraría un movimiento contestatario. O bien del lado de las víctimas y del «núcleo de la raza» del electorado popular o bien por parte de la izquierda.

Sí está confirmada la presencia de la plana mayor del partido: María Dolores de Cospedal, Esperanza Aguirre, Ana Botella, Alberto Ruiz Gallardón, Jaime Mayor Oreja, Antonio Basagoiti o Santiago Cervera, entre otros. También de la diputada de UPyD, Rosa Díez. Sin embargo, del PSOE no hay constancia de que vaya a haber representación alguna.

40 autobuses en camino
Desde primera hora de la mañana, un total de cuarenta autobuses partirán desde las principales ciudades de España con destino final en el Parque del Retiro, para aquellos que se quieran adherir a la manifestación desde cualquier punto de la península. Además, en la página web de la AVT (www.avt.org) figuran los horarios de salida, así como los distintos modos para realizar donativos a través de cuenta bancaria o un mensaje de móvil. Tan simple como marcar AVT (espacio) DEDICATORIA al 25600.

Las víctimas exigen hoy sin el apoyo del Gobierno que ETA no esté el 22-M
Salen a la calle para evitar que la banda terrorista entre en las instituciones en las próximas elecciones. Todas las asociaciones apoyan la convocatoria de la AVT.
R. R. B. Madrid www.gaceta.es 9 Abril 2011

Las víctimas del terrorismo vuelven a tomar la calle. Más de 40 agrupaciones apoyan hoy a la mayoritaria Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT), que ha convocado una manifestación para evitar que ETA vuelva a las instituciones. “Esta marcha va contra ETA y contra todos los que apoyan que se presente a las próximas elecciones”, explicó la presidenta de la AVT, Ángeles Pedraza, recientemente a LA GACETA.

La convocante AVT, que ha logrado aglutinar a su alrededor a todas las asociaciones de víctimas de España, pretende evitar la legalización de la última marca blanca de Batasuna, Sortu, pero también la de Bildu, supuesta coalición que pretenden poner en marcha la izquierda abertzale y Eusko Alkartasuna para colar a miembros de la extinta Batasuna en los comicios.

La manifestación se desarrollará en Madrid, comenzará a las 17 horas y partirá desde la glorieta de Bilbao. El final de la marcha tendrá lugar en la plaza de Colón, donde la presidenta de la AVT pronunciará un discurso.
Antes de la intervención de Pedraza, varios representantes de los distintos colectivos que han sufrido la daga del terrorismo tomarán la palabra en la madrileña plaza. En nombre de las víctimas del mundo judicial (fiscales, jueces, etc.) hablará Daniel Portero, presidente de Dignidad y Justicia e hijo del fiscal jefe del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía asesinado por ETA, Luis Portero.

En representación de las Fuerzas de Seguridad del Estado masacradas por el terrorismo tomará la palabra Conchita Martín, viuda del teniente coronel Pedro Antonio Blanco. Para expresar el sentir de los cargos políticos que se han jugado la vida en el País Vasco y el resto de España en nombre de la democracia subirá a la palestra Marimar Blanco, hermana del concejal del PP de Ermua (Vizcaya) asesinado brutalmente tras dos días de secuestro.
La manifestación tendrá en todo momento como protagonistas a las víctimas, que no han querido que ningún partido instrumentalice la protesta. “En la pancarta sólo irán víctimas”, insistió Ángeles Pedraza a LA GACETA. PP y UPyD son los dos únicos partidos del arco parlamentario nacional que han mostrado su apoyo abiertamente.

El ministro del Interior, vicepresidente primero y portavoz del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba, eludió ayer tras el Consejo de Ministros explicar porqué el Ejecutivo no apoya la marcha. Rubalcaba se limitó a mostrar su respeto por las víctimas. Al cierre de esta edición tampoco estaba confirmada la presencia en la protesta cívica del presidente del PP, Mariano Rajoy, que no se pronunció al respecto, a pesar de que su partido como institución sí apoya la marcha.

Para que ETA no se cuele en las urnas
La AVT cree que hay más necesidad que nunca de salir a la calle y pedir al Gobierno que no vuelva a negociar
C. DE LA HOZ / J. PAGOLA / MADRID ABC 9 Abril 2011

Mariano Rajoy no quiso confirmar ayer si acudirá finalmente a la manifestación convocada hoy en Madrid por la Asociación Víctimas del Terrorismo (AVT), aunque fuentes próximas al líder del PP señalaron que, efectivamente, ha incorporado modificaciones en su agenda para intentar hacer acto de presencia, aunque sea al arranque de esta cita, que comienza a las cinco de la tarde.

Desde el principio, el PP manifestó su apoyo a esta iniciativa, que contará con una amplia representación de los populares encabezados por su secretaria general, María Dolores de Cospedal, y siguiendo por Alberto Ruiz-Gallardón, Antonio Basagoiti o Jaime Mayor Oreja, entre muchos otros. Sin embargo, el primer partido de la oposición, que no ha movilizado un solo autocar para la cita, ha querido tener un papel secundario. Esto explicaría las reticencias de Rajoy de estos días a confirmar una presencia que se replanteó tras conocer las actas de la negociación con ETA.

Con posterioridad a su paso por la manifestación, Rajoy acudirá a la entrega en Ponferrada (León) del Micrófono de Oro, que le otorga el periodista de Punto Radio Luis del Olmo, cita que ha estudiado restrasar para poder estar en la Glorieta de Bilbao.

Mientras, la presidenta de la AVT se carga de razones y argumenta que hay más motivos que nunca, si cabe, para asistir a la manifestación convocada bajo el lema «Por la derrota del terrorismo: ETA fuera de las instituciones». «Si después de la impecable y rigurosa investigación que han realizado las Fuerzas de Seguridad del Estado, hay en el Tribunal Supremo siete jueces que, con esa documentación, consideran que se tenía que haber permitido la inscripción de Sortu como partido legal, ¿qué va a pasar con Bildu?». Pedraza no oculta su temor por esa falta de unanimidad del Supremo, cuando la irrupción de Sortu fue «descarada», ya que los batasunos nunca ocultaron ser sus promotores. ¿Qué ocurrirá con Bildu que, además de parapetarse en el escudo legal de EA , contará con candidatos «limpios»?

Las preocupaciones se acumulan. La presidenta de la AVT recuerda que, ante el anunciado recurso, el lendakari «ha dicho a Sortu que “no os preocupéis, ya que ante el Constitucional tenéis la oportunidad de probar que sois sinceros en vuestro desmarque del terrorismo”. Esto nos produce gran inquietud». «Claro que hay motivos para manifestarse hoy», reitera. «Si logran colarse en las instituciones y, después, adoptan una actitud favorable a ETA, se les aplicaría la Ley de Partidos, pero la justicia es lenta y, entre recurso y recurso, tendrían tiempo para tomar oxígeno y hacerse con un buen botín para que ETA siga matando».

Pedraza advierte de que si finalmente EA acoge en sus candidaturas a personas que, según los informes de las Fuerzas de Seguridad, resultan ser de la «izquierda abertzale», «le denunciaríamos hasta las últimas consecuencias, aunque ahora sea legal».

Las víctimas van a seguir vigilantes y dispuestas a la movilización futura si fuera preciso, porque, aún en el caso de que Sortu no pueda presentarse a los comicios de mayo, si el Constitucional lleva la contraria al Supremo, podría hacerlo en las generales y autonómicas vascas.

También vigilarán al Gobierno resultante de las próximas generales para que no negocie con ETA, «aunque sea del PP.

Un gesto ciduadano útil y necesario
Todos a la calle, por la derrota de ETA
1000 razones para apoyar a las víctimas del terrorismo
Redacción.Periodista Digital 9 Abril 2011

Los buenos resultados de la acción policial y judicial contra ETA en los últimos tiempos son compatibles con los motivos que llevan este 9 de abril de 2011 a las víctimas del terrorismo a manifestarse por el centro de Madrid contra la posibilidad de que los terroristas sigan en las instituciones democráticas a partir del 22 de mayo.

Mientras la Audiencia Nacional, las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y la Fiscalía están actuando decididamente contra ETA y sus diversas sucursales políticas, el Gobierno y, sobre todo, algunos dirigentes del socialismo vasco han emitido mensajes equívocos, cuando no claramente favorables a la legalización de Sortu, como un paso necesario para responder a la tregua de ETA e impulsar un nuevo proceso de negociación política.

Al mismo tiempo, el voto particular de siete magistrados de la Sala del 61 del Supremo, destinatario de adhesiones entusiastas entre los socialistas vascos, ha abierto la expectativa de que el Tribunal Constitucional revoque el auto que ordena no inscribir a Sortu como partido legal.

En medio de esta confusión organizada en torno a la actitud política del Gobierno y del PSOE hacia Sortu, es decir, ETA/Batasuna, la revelación de los documentos sobre las negociaciones con los terroristas entre 2005 y 2007 ha reabierto las heridas mal cerradas que causó el engaño masivo y constante perpetrado por Zapatero contra las víctimas y el Partido Popular.

La falta de sensibilidad y de empatía del Gobierno socialista hacia las víctimas de ETA se ha hecho aún más patente tras conocerse los reiterados ofrecimientos hechos por sus representantes a ETA de entorpecer la acción judicial y conceder medidas de gracia incluso por delitos de sangre.

Sí, las víctimas sí tienen razones de peso no sólo para convocar esta manifestación, sino para recabar el apoyo de todos los ciudadanos con su presencia.

En un tiempo de crisis de valores, de pesimismo social, de desconfianza en las instituciones, conviene recordar la ejemplaridad cívica y ética de unas víctimas que nunca han pedido otra cosa que el amparo de la ley, la aplicación de la justicia y el cumplimiento de las sentencias.

Nunca ha habido en las víctimas un discurso de venganza, ni de comprensión hacia la guerra sucia contra ETA. No han pedido atajos para castigar los crímenes terroristas, ni se han apartado de las leyes o de la Constitución para atender sus legítimas demandas.

Después de tanto como han entregado a la sociedad, es de justicia salir a la calle, en Madrid, con las víctimas del terrorismo.

UPyD anuncia una iniciativa en el Congreso de los Diputados contra el nuevo reglamento del Consell que obliga a contratar en catalán
Según Alegret, el reglamento “recorta las libertades, espantará la inversión e insulta la inteligencia de los mallorquines · Calbarro considera “anticonstitucional” la normativa y reprocha al PP su “confusión” e “hipocresía” en materia de libertad lingüística · “No se puede defender a la misma hora la libertad lingüística en Madrid y la exclusión de los castellanohablantes en Palma”
http://npub.upyd.es 9 Abril 2011

Francina Armengol se ríe. El Consell de Mallorca acaba de aprobar, con los votos de PSOE, PSM y UM y la abstención del PP, un reglamento en virtud del cual los contratos públicos de cualquier tipo con esta institución quedarán vedados a las empresas que no empleen el catalán. Según se ha publicado, la nueva norma establece la obligación de que los concesionarios presenten su documentación y se relacionen de cualquier manera con el Consell “al menos en catalán”. El incumplimiento de esta obligación tendrá la misma consideración que cualquier otro incumplimiento, por lo que el Consell podría descontar el 10% en el pago o incluso resolver el contrato, lo que llevaría aparejada la inhabilitación por dos años para volver a contratar con administraciones públicas.

Unión Progreso y Democracia (UPyD) se opone a este reglamento. El candidato de UPyD a esta institución, Francisco Alegret Crespí, se ha comprometido a derogarlo si accede al Consell tras las próximas elecciones, y se ha manifestado “sorprendido por el grado de incapacidad de nuestros políticos”. Alegret señala que esta norma “es inaceptable por varios motivos: porque recorta las libertades lingüísticas en una deriva verdaderamente preocupante; porque limita el acceso de las empresas a la contratación pública en libre concurrencia; porque empobrecerá la oferta de servicios; porque espantará la inversión; y porque insulta la inteligencia de los mallorquines”.

“Si lo que quiere el PP es volver a pactar con UM, que lo digan claramente”

Para Juan Luis Calbarro, candidato de UPyD al Govern, el PSIB, PSM y UM “quieren morir matando”. El portavoz del partido transversal ha señalado que “esta normativa introduce entre los pequeños y medianos empresarios mallorquines inseguridad jurídica e incertidumbre económica”, ya que “su constitucionalidad es muy dudosa. Creemos que cualquier sanción basada en esta normativa sería recurrible por la vía contencioso-administrativa y animamos a los ciudadanos que se consideren perjudicados por resoluciones del Consell que en ella se basen a recurrirlas”. Según Calbarro, “este disparate afecta a derechos fundamentales y, por tanto, estamos estudiando una iniciativa parlamentaria en el Congreso de los Diputados; puede ser una pregunta al Gobierno de la Nación, que es el responsable de garantizar los derechos de los españoles, o tal vez una proposición no de ley, ya se verá.”

“En cualquier caso”, opinó Calbarro, “todo esto nos parece una nueva ocurrencia identitaria que no ayudará a los mallorquines precisamente a salir de la crisis. Recordemos que en 2009 la señora Armengol sólo ejecutó un 75% del presupuesto en inversiones; ¿nos promete que si le entregamos la documentación en catalán no volverá a dejar sin ejecutar altísimos porcentajes de sus presupuestos para inversiones, como acostumbra? No lo creo.”

Calbarro quiso recordar, también, que “el mismo día que en Madrid Cospedal acusaba a Antich de “usar el catalán como arma arrojadiza” y Bauzá aseguraba que si gobierna “el catalán dejará de ser un requisito”, en Palma el mismo PP, que podía impedir la aprobación de este reglamento, se abstenía “en positivo” en favor de la llamada lengua propia, demostrando nuevamente su confusión en materia de libertad lingüística y su hipocresía. Ahora dicen que van a presentar alegaciones. Si lo que desean es volver a pactar con Convergència-UM, lo están haciendo muy bien; pero que lo digan claramente para que el elector sepa a qué atenerse, porque no se puede defender a la misma hora la libertad lingüística en Madrid y la exclusión de los castellanohablantes en Palma”, concluyó el líder de UPyD.


Recortes de Prensa   Página Inicial