AGLI

Recortes de Prensa   Sábado 28  Mayo 2011

 

Dictadura perfecta
Enrique de Diego www.elsemanaldigital.com  28 Mayo 2011

Una casta parasitaria se ha instalado en el poder político, ha tomado, mediante la intervención, la coacción y la prebenda, el control del poder económico y ha sometido a sus dictados al poder mediático, controlado por la concesión administrativa y la publicidad institucional.

Se trata de una dictadura perfecta, que ya describiera Alexis de Tocqueville, y que no se había dado hasta el momento en la historia de la humanidad. Es perfecta porque, coincidiendo en los fines con el totalitarismo, ha modificado los medios pervirtiendo los rituales democráticos, como una forma de desarme de la sociedad civil y un instrumento para silenciar a los disidentes.

Esa dictadura perfecta amenaza la supervivencia de una buena parte de la especie, de nuestras semejantes, mediante la depredación y la expoliación constantes, mediante falacias como que los políticos pueden subvenir a las necesidades humanas o que el Estado es un ente de eficacia que reparte servicios gratis.

No sólo coarta de manera creciente la libertad, además elimina la dignidad de las víctimas, que ni tan siquiera tienen el derecho, ni la posibilidad de protestar, y a las que se concede el desmerecido papel de víctimas propiciatorias y silentes.

Decía Friedrich Hayek que la intervención no asegura el mantenimiento o la supervivencia de los niveles de población alcanzados por la humanidad. Esa hipótesis empieza a darse en niveles superlativos. Toda una civilización se tambalea sin resortes morales, en medio de una intensa degradación humana que parece haber degenerado la condición de nuestros semejantes hasta hacerlos incapaces de percibir los peligros abrumadores a los que se enfrentan.

Las sociedades occidentales, de las que depende todo el Planeta, han evolucionado mal, hasta generar castas de políticos profesionales, a las que Paul Johnson denomina la peste del siglo XX y que se han perpetuado en el siglo XXI. En España, ese sistema, ineficiente y depredador, se ha llevado a niveles extremos, de forma que aquí la situación es mucho más peligrosa. La condición de dictadura perfecta hace que quien se atreve a denunciar el peligro corre el riesgo permanente de ser silenciado y perseguido.

Las castas parasitarias se han tornado egoístas y no reducen ni renuncian a sus privilegios, de modo que todo funciona como un agujero negro que consume tejido productivo y va lanzando fuera del mercado de trabajo a un número creciente de personas. Para mantener esos privilegios, es preciso incrementar la expoliación a los supervivientes, de modo que todo el edificio amenaza ruina. Suben los impuestos, las tasas, que incluso se inventan nuevas, y el poder persigue a través de multas a los ciudadanos, al tiempo que suben los precios, mientras se acrecienta el paro, se congelan sueldos y se reducen pensiones.

La consecuencia es fácilmente deducible para una mente que no se haya corrompido, y cualquier cristiano debería ser capaz de ver: una parte de nuestros congéneres, una parte de nuestros compatriotas están en peligro de ser llevados a la indigencia y al hambre, sin que pueda descartarse la mortandad de un importante porcentaje de ellos. Los mismos comedores de Cáritas se sostienen mediante la generosidad de unas clases medias a las que se viene acosando y diezmando.

A la sociedad se le oculta el peligro ante el que se encuentra y, en verdad, una buena parte de nuestros conciudadanos parecen encontrarse a gusto en su ignorancia y bastante dispuestos a seguir los dictados de la casta, pero un corazón puro, una mente que no haya sido corrompida ha de ser capaz de ver la evidencia y de luchar contra un esquema que, si bien se comunica mediante una mezcla de mentira y moderación, contradice los mínimos principios éticos y que todo cristiano debe abominar.

Es cierto que el contexto de dictadura perfecta en el que nos movemos hace difícil adoptar la posición que nos exige el mínimo de espíritu humanitario y cristiano, que es preciso desarrollar la inteligencia para sobrevivir en una estructura que es el efecto de una acumulación de pecados cotidianos, pero ceder y entregarse no expande el buen olor de Cristo sino el fétido olor del infierno.

Porque el peligro es tentacular, porque se mimetiza, porque el totalitarismo se camufla tras la democracia, porque manipula los lenguajes y aún las formas de la libertad, es tanto más peligroso. Y por eso mismo exige una clara apuesta ética, sin adormecer la conciencia tras subterfugios y coartadas. Quien lo haga ha de ser consciente de que asume una responsabilidad tremenda de la que deberá dar cuentas.

Twitter: @dediegoafondo

15-M: el canto del cisne de la izquierda
La mejor política será la que nos haga más libres y la mejor economía, la que nos haga más prósperos.
José Javier Esparza www.gaceta.es  28 Mayo 2011

El fenómeno 15-M puede resumirse así: una generación adoctrinada por la izquierda se manifiesta bajo un Gobierno de izquierda para exigir que se apliquen ideas de izquierda. ¿Y por qué ese Gobierno no las ha aplicado antes? Lo ha hecho y el resultado ha sido una calamidad. Círculo vicioso: la política de izquierda genera empobrecimiento, el empobrecimiento crea frustración y la frustración conduce a exigir medidas que en definitiva sólo producen más pobreza. Callejón sin salida.

Triunfo ideológico, fracaso político. Ese es el drama. Porque no hay duda de que la movilización de Sol es un triunfo ideológico de la izquierda: a partir de un movimiento heterogéneo y plural nacido de las redes sociales, han sido los grupos de inspiración neocomunista y libertaria quienes han llevado el agua a su molino. Pero al mismo tiempo esta movilización ha demostrado que las fuentes de la izquierda se han quedado secas: salvo alguna propuesta concreta sobre la ley electoral, el resto de la “tabla reivindicativa” de Sol es simplemente inaplicable, cuando no contradictoria, y nos remite a políticas que han fracasado en todas partes. El movimiento ha sido inequívocamente de izquierdas, sí, pero ahí reside precisamente su condena: no aporta esperanza alguna.

No es un azar que esta movilización venga después del éxito del panfletillo Indignaos de Stephane Hessel. Ese librito es el perfecto resumen de la gran crisis de la izquierda: nuestros ideales han tomado el poder, pero el poder no ha sabido aplicarlos, nos ha traicionado, luego hay que revolverse contra el poder en nombre de nuestros ideales. El argumento recuerda al clásico efugio comunista: “La idea era buena, pero Moscú la traicionó”. O sea que estamos ante unas ideas que sólo valen como ideas, porque en cuanto entran en contacto con la materia se vuelven gulag. ¿No es una confesión de impotencia?

Esto no quiere decir que el movimiento haya sido irrelevante. Al revés, es clara manifestación de que aquí hay cosas que no funcionan y es urgente cambiar. Las revueltas de este género siempre delatan un malestar. Inmediatamente después se disuelven y, en ese sentido, actúan como espitas que liberan el vapor acumulado, pero son síntomas de un mal de fondo, de una frustración de expectativas: nos han prometido algo que ahora nos hurtan. ¿Qué nos han prometido? Democracia, bienestar, ética, igualdad, etc. En vez de eso, tenemos partitocracia, paro, corrupción y desigualdades injustificables, entre otras cosas. Curiosamente, la palabra “libertad” no aparece en las reivindicaciones.

En el fondo, el poder necesita este tipo de revueltas, este género de espitas sociales, para mantener la ilusión de la participación y la democracia en un sistema donde el verdadero poder reside en otra parte. Esto también forma parte de la tragedia de la izquierda. Hay demasiada gente entrada en años que ve en cada erupción callejera la revolución que su generación no pudo hacer. Miran a los revoltosos, sonríen, aplauden, después se acarician la barriga, se palpan las arrugas y piden otro whisky musitando para sí: “En el fondo teníamos razón”. Pero en el minuto siguiente, el mundo continuará igual. Como los ideales básicos de la izquierda beben en una idea artificial de la realidad, su aplicación siempre es frustrante. Un pensamiento libre debería sacar de ahí las oportunas conclusiones: si no podemos moldear la realidad a nuestro gusto, a lo mejor es que estamos equivocados. Pero este es el tipo de reflexión que la izquierda ya no es capaz de hacer. Por eso sólo puede gestionar la sociedad a golpes, para que entre en el molde.

Hay que empezar a pensar en términos nuevos. Los manifiestos del 15-M nos remiten al viejo papel del Estado protector: añoranza del padre (o de la madre) ante lo que se percibe como dominio omnipotente del mercado. Pero el Estado ya no es una garantía de seguridad, porque ya no es enteramente propietario de sus recursos (¿quién acuña nuestra moneda, quién decide dónde van nuestros soldados?) y porque no hay economía que sostenga semejante monstruo. Ahora bien, si el Estado ya no es una garantía de seguridad, tampoco puede decirse que el mercado sea una garantía de libertad, porque carecemos de control sobre él. Y esto, evidentemente, no es una percepción subjetiva de los chicos de Sol.

Quizás haya que remitirse a realidades mucho más elementales y primarias. Hay personas, hay familias, hay comunidades. La dignidad y la libertad de las personas son principios irrenunciables no sólo de nuestra democracia, sino de nuestra entera civilización. La mejor política será la que nos haga más libres y la mejor economía será la que nos haga más prósperos, lo cual debe incluir a los desfavorecidos. Reformar la ley electoral para que el voto sea más democrático y mantener la cobertura social son buenos propósitos, pero con eso no basta. Nuestro sistema está lejos de alcanzar tales objetivos, pero en los manifiestos de la Puerta del Sol tampoco hay soluciones viables. O sea que tenemos ante nosotros todo un mundo por conquistar. ¿No es una aventura extraordinaria?

*José Javier Esparza es co-director del Telediario de Intereconomía y autor de ‘Juicio a Franco’.

Contra ETA: la sociedad civil (II)
Javier Cortes Lucena www.elsemanaldigital.com  28 Mayo 2011

El pasado jueves 26 de Mayo un grupo de patriotas compuesto por la Fundación Denaes, para la Defensa de la Nación Española, Voces Contra el Terrorismo , Hazte Oír, el sindicato Manos Limpias y la Asociación Libertad e Identidad presentaron una querella criminal ante el Tribunal Supremo contra los seis magistrados del Tribunal Constitucional que han permitido que ETA esté de nuevo en nuestras instituciones.

El delito del que se les acusa es de prevaricación, es decir consideran que el Tribunal Constitucional ha dictado una resolución a sabiendas de que era injusta e ilegal. Obviamente lo que los demandantes denuncian es la falta de independencia de este tribunal respecto al Gobierno de España. Lo que no se puede pretender es que el dicho tribunal solucione un problema político cuando los magistrados del mismo están nombrados en función de su color político. Muchos de ellos no son ni jueces y el gran mérito que tienen es el de ser unos paniaguados al servicio de sus señorías.

Dichos iluminados, cuyos nombres por obligación moral hay que escribir son Pascual Sala, Eugenio Gay, Elisa Pérez, Pablo Pérez, Adela Asua y Luis Ignacio Ortega, han conseguido que retrocedamos ni más ni menos que quince años en materia de lucha antiterrorista. Toda la conquista social y política de los demócratas frente al terrorismo en la última década ha llegado a su fin. De nuevo vuelven a controlar Ayuntamientos y Diputaciones Forales.

Me entristece pensar que en esta primera batalla hay vencedores y vencidos. Los vencedores son aquellos que sólo entienden la política mediante la extorsión, los secuestros y las pistolas. Los vencidos somos los que amamos a España sin miedos ni complejos. El que piense que el problema vasco estaba medianamente solucionado se equivoca, nuestro gran presidente del gobierno, otro iluminado, está dispuesto a dilapidar la memoria, la dignidad y la justicia de las víctimas.

Todo lo suscrito en las líneas anteriores se debe, entre otras muchas razones, a la consideración que la izquierda "nacional" tiene sobre los nacionalismos. La gran mayoría de esta izquierda piensa que éstos son necesarios dentro de una España democrática y plural donde cabemos todos o mejor dicho todos los que ellos estiman que deben caber.

Y digo yo; demócrata no es sinónimo de ingenuo y tontaina, ¿verdad?. Y ahora me pregunto; ¿son necesarios dentro de las instituciones de un país aquellos que no pretenden otra cosa que secesión y la disgregación de ese país utilizando las armas para conseguir sus objetivos? Sé que NO.

Rubalcaba, mal candidato para el PSOE y peor enemigo para el PP
Federico Jiménez Losantos Libertad Digital  28 Mayo 2011

La designación de Rubalcaba por Rubalcaba –lo del "dedazo" de Zapatero es una broma: meñique y gracias- para dirigir la defensa de la Moncloa sociata es, aparentemente, una mala noticia para el PSOE, porque el candidato es malo. Es el pasado de la izquierda y no el futuro, si lo tiene; no puede generar ilusión de cambio porque es la continuidad de lo peor en el Gobierno o en la Oposición; no hay área del Código Penal que no haya hollado o no describa sus actividades, desde el GAL al Faisán pasando por la luctuosa jornada golpista del 13M; y, en fin, hereda un partido destrozado en las elecciones del 22M y un Gobierno que, de tanto no hacer nada, puede hacer que España caiga en suspensión de pagos. En resumen, que es un candidato pésimo para el PSOE... si tuviera uno mejor.

Pero conocido no lo hay. Y ese es el primer punto a favor de Rubalcaba. Tal vez Chacón habría podido igualarlo, pero difícilmente superarlo. Vara o López son dos juventudes ambiciosas pero condenadas por las urnas. No hay nadie de la generación más joven del PSOE que pueda presumir de un éxito electoral o de gestión. Al revés. Y la prueba de lo poco que valen es que se han cargado a Zapatero –normal- y se han acogido a Rubalcaba, prueba de absoluta debilidad.

El segundo punto es que ni Rubalcaba ni el PSOE tienen ya nada que perder. Son capaces de hacer cualquier fechoría porque comportarse con arreglo a las leyes escritas y no escritas de la democracia sólo les garantiza la derrota. No sólo harán cuantas atrocidades violentas, en un sentido simbólico pero acaso también real, se les ocurran, sino que nadie de los suyos se lo reprochará. Y nadie de los ajenos lo combatirá con eficacia, porque nunca lo ha hecho el PP. Un púgil arrinconado contra las cuerdas sólo tiene dos posibilidades: perder por KO o ganar por KO en una contra aprovechando la floja defensa del confiado arrinconador.

Este es el tercer punto: la confianza excesiva del PP en su segura victoria. Nunca se ha caracterizado la Derecha por su eficacia al contraataque; y, además, si los resultados municipales y autonómicos son esplendorosos, la subida neta del PP son dos puntos, el medio millón que, según Blanco, habría ganado el PP frente al millón y medio que habría perdido el PSOE. O sea, que el PP tiene poco margen para mejorar mientras que el PSOE tiene mucho por recuperar.

El cuarto es que el PSOE de Rubalcaba contará más que nunca con los apoyos nacionalistas y comunistas, porque el PP es el enemigo común. Incluida la ETA, imán de todos los demás.

El quinto es que el PP tiene unas relaciones nulas, malas e incluso peores con UPyD, único factor nuevo que quitaría votos al PSOE y su único aliado posible.

El sexto es una mayoría aplastante en los medios de comunicación, desde los que es fácil montar cualquier acontecimiento soponcial en la última semana o mantenerlo durante los dos trimestres que pueden pasar sin disolver las Cortes.

Y el séptimo es que lo han elegido para eso: para embarrar el campo y fingir teatreramente que le han roto la espinilla, para comprar árbitros, jueces de línea y espectadores si es menester. "Es al que más temen nuestros enemigos", repite el PSOE. Y, cosa rara en ellos, es verdad. Les sobran motivos.

Total, que Rubalcaba será un mal candidato para el PSOE, pero es mucho peor enemigo para el PP. Y para España es, sería, puede ser absolutamente letal.

El Candidato de la radicalización.
Vicente A. C. M. Periodista Digital  28 Mayo 2011

El PSOE vuelve a demostrar una vez más que su interés principal no es servir a España, sino servirse de ella. Ese Comité federal compuesto por un grupo de personajes de currículos políticos tan deleznables como el de Chaves y sus asuntos de la Junta Andaluza con los caso de MATSA, ERE's fraudulentos y 25 años de mandato con el clientelismo y favoritismo descarado a la gente afín al PSOE. O el del mismo candidato propuesto, Rubalcaba, del que sobra comentar lo abultado y dañino bagaje de actuaciones. O el caso de Blanco, el látigo del PP que no duda en adquirir un ático en primera línea de playa edificado en terrenos que nunca podrían cumplir con la Ley de Costas.

Hoy, ese Comité va a tener la desfachatez de corroborar a Rubalcaba como el único candidato a unas primarias en las que su única opositora ha sido obligada a retirarse, por el bien del Partido, y de la gobernabilidad de España. Lástima que no haya tenido el valor de mantener su postura y obligar a un adelanto electoral. Unas primarias sin contrincante. Unas primarias que serán una farsa y una excusa para mantener esta agonía de España y que Zapatero siga de fachada como Presidente sin poder real, ni plan de actuación para las reformas urgentes que necesita España. Su único objetivo es que Rubalcaba, "como sea" y nos podemos temer lo peor, consiga dar la vuelta a la intención de voto, ante un asustadizo y pasivo PP.

Todos conocemos los métodos arteros de este sujeto que no duda en manifestar que "conoce todo de todos". Un personaje que usa su poder para obtener una posición de ventaja sobre sus opositores y propios camaradas, usando herramientas como el sistema SITEL de control de comunicaciones. Un personaje que ha mentido sin pestañear en asuntos que incurren directamente en traición al Estado. Un sujeto responsable máximo de la cúpula de Interior que pone trabas a la Justicia en temas como el del "chivatazo" a ETA. Un sujeto que no dudó en poner en libertad a etarras , en fin, un sujeto de cuidado.

Y esta es la baza que va a jugar el PSOE para vencer al PP. No dudo que en diez meses y con esos antecedentes, Rubalcaba sea capaz de eso e incluso de más. Medios y ganas no le van a faltar y ya ha demostrado que para el la Ley es algo que se cumple si interesa a sus fines, y si no, pues hace dejación de sus funciones. Solo debemos recordar la noche del 13M del 2004 y su pasividad frente a las concentraciones y acampada en la Puerta del Sol de Madrid. ¿Quién puede ser capaz de votar a semejante personaje y quedarse con la conciencia tranquila? Solo aquellos fanáticos y sectarios de su propio partido y gentes sin escrúpulos y sin ideología incapaces de sentirse españoles y que solo buscan su propio beneficio.

España no se merece tener de Presidente, ni ahora de hecho, ni en el futuro, a un personaje de los antecedentes del Sr. Rubalcaba. Creíamos que con Zapatero se había llegado a lo más bajo y mezquino en la representación del Estado, pero con Rubalcaba, se puede demostra que cualquier situación por deseperada que sea siempre puede empeorar.

PSOE
Funeraria Ferraz, dígame
Pablo Molina Libertad Digital  28 Mayo 2011

Es bueno que el socialismo se bata en retirada. En la situación actual, además, cuantas menos parcelas de poder ocupe más fácil resultará salir de la crisis, porque la presencia de socialistas en cualquier órgano de gobierno sólo sirve para garantizar el agravamiento de la depresión económica y el aumento de la corrupción social. Desde esta perspectiva, la derrota severísima del PSOE en las autonómicas y municipales del pasado domingo ha sido lo mejor que podía ocurrirle a España en términos de higiene política. Sólo cabe esperar que este trompazo monumental sea el preludio del desastre todavía mayor que espera a ZP –o quien le sustituya en la funeraria socialista– en las elecciones generales que presumiblemente tendrán lugar este otoño.

Nada mejor para el país que este PSOE se convierta en un elemento exótico en el decorado político, a caballo entre una presencia testimonial en las cortes y la marginalidad extraparlamentaria, con dos décadas por delante para hacer congresos, regenerarse y jubilar aunque sólo sea por imperativos biológicos a los Rubalcabas, los Bonos y los Solanas, rostros crepusculares de un socialismo desvencijado que –cómo será el desastre zapateril–, amenazan con convertirse en la gran esperanza para su regeneración política.

La mayoría de analistas opina que el desplome total del PSOE sería muy malo para la democracia, que es tanto como decir que la desaparición de la contaminación atmosférica resulta perjudicial para las vías respiratorias. Al contrario. Sin la polución socialista, el medio ambiente democrático mejoraría de forma espectacular, como han comprobado suficientemente los ciudadanos que han estado bajo el yugo del PSOE durante más de un lustro.

En esta línea, la decisión de Carmen Chacón de ordenar a su corneta, con perdón, que toque a retirada carece de relevancia respecto al objetivo fundamental que debe preocupar a los ciudadanos conscientes, que no es otro que el PSOE se hunda en las simas electorales cuanto más abajo mejor, pues por muy profundo que llegue a embarrancar y por más tiempo que permanezca en ese abismo no pagará suficientemente todo el daño que ha hecho a la nación española y a sus ciudadanos.

Ni la naturaleza ni la política permiten la existencia de espacios vacíos, es cierto, pero hay partidos de obediencia socialista más que suficientes para ocupar el lugar que el PSOE mantiene todavía en el espectro ideológico. Una desbandada general de los socialistas facilitaría mucho esta regeneración de las siglas, que tanta falta viene haciendo en la izquierda española desde hace varias décadas.

Y el PSOE "auténtico" que lo herede Chacón, que para eso es la única que todavía se declara en público ferviente admiradora de ZP. No se rían. Hay funerarias que se mantienen dignísimamente y dando beneficios con mucha menos clientela.

Pablo Molina es miembro del Instituto Juan de Mariana.

PSOE
A la deriva
GEES Libertad Digital  28 Mayo 2011

Como hemos relatando en esta columna, la aún ministra de Defensa no ha ejercido nunca como tal: concibió desde el principio el Ministerio como un inmenso plató de televisión desde el que catapultar su imagen política. Probablemente haya sido la peor titular de Defensa de la democracia, pese a lo cual, convertida en una agencia de publicidad andante, no pocos socialistas querían verla dirigiendo al PSOE, pese a su manifiesta incapacidad gestora. Nunca se interesó ni se involucró en los problemas reales de los militares, lo que se tradujo en problemas sin resolver –relativos a material, renovación y organización– y en problemas nuevos creados por su afán de protagonismo –Ley de Carrera Militar, Reales Ordenanzas, Ley de Derechos y Deberes–. Pese a que las lágrimas de la ministra son lo único que parecen interesar en nuestro país, no está de más recordar que, despistada y noqueada, sigue teniendo una responsabilidad enorme, tanto en lo relativo a nuestra participación en misiones militares como en organizaciones internacionales. Y nada indica que vaya a poner más interés que el escaso mostrado hasta ahora. El Ministerio sigue a la deriva.

Por otro lado, la imagen del presidente es de mayor deterioro. Se trata de un Zapatero inconsciente de la moción de censura sufrida en las urnas el pasado domingo, dispuesto a agotar "como sea" la legislatura, al margen de la deriva del país, en el interior y en el exterior. Además, está la manifiesta debilidad mostrada ante los "barones" de su partido, inadmisible en un presidente del Gobierno. Y no digamos ya la pública impotencia que muestra ante su ministro del Interior, que cada vez asoma más como el verdadero poder en la sombra del Gobierno ante un temeroso presidente incapaz de hacer valer su voluntad en el ejecutivo o en su propio partido.

Por su parte, el ministro del Interior, Pérez Rubalcaba, parece ya centrado obsesivamente en sí mismo y en su propia carrera política. Sólo responde a estímulos que afectan a su imagen, pero no más. En el Congreso, se zafa como buenamente puede de las preguntas sobre el caso del chivatazo a ETA, en un empeño por salvar su pellejo que contrasta con la facilidad para sacrificar a los miembros de la policía, por colaboradores que sean. Por lo demás, permanece atrincherado en el Ministerio, desatendiendo importantes crisis de orden público como las de las acampadas, espacios de ilegalidad, impunidad y desafío al Estado de Derecho. O renunciando a liderar cualquier lucha contra el brazo político de ETA, cuyos miembros están ya amenazando y provocando a las fuerzas democráticas en el País Vasco y Navarra.

En fin, que la crisis sucesoria en el PSOE a quien le está costando caro es a España. Con nuestros compromisos y misiones en el exterior desatendidas; con un presidente del Gobierno sin autoridad ni legitimidad para el Gobierno, semiinconsciente y noqueado; y con un ministro del Interior convertido en el hombre fuerte del país, más ocupado en eliminar a sus enemigos políticos en la sucesión que en atender a sus obligaciones institucionales. Entre una y otra cosa, España es un país a la deriva.
GEES, Grupo de Estudios Estratégicos.

Mladic o el cierre del círculo
DANIEL REBOREDO El Correo  28 Mayo 2011

HISTORIADOR

Ratko Mladic ha sido detenido por fin. La Europa bienpensante y la comunidad internacional, inmersa en numerosos conflictos cuando no guerras abiertas, sacan pecho transmitiéndonos a sus ciudadanos la satisfacción del deber cumplido. Nuestras dudas, nuestras preguntas, nuestras críticas dejan de tener sentido tras el arresto de uno de los principales criminales de la tragedia balcánica. ¿O no? Después de las cinco guerras que dieron al traste con la república de Yugoslavia (Eslovenia, 1991; Croacia y su minoría serbia respaldada por el Ejército yugoslavo, 1991-1995; Bosnia y la República Srpska, 1992-1995; guerra civil entre croatas y musulmanes de Bosnia, 1993, y Kosovo, 1998-1999) y después de la detención de sus máximos responsables eslavos, que no occidentales, parece que se cierra el círculo de la demencia colectiva que allí tuvo lugar.

Pero ¿se cierra realmente o simplemente lacra la conciencia serbia con las ofertas comunitarias? Los serbios han tenido que ceder y han vendido sus 'verdades', las que todos conocemos, a un futuro dentro de la Unión. Claro que ello no evitará que en los libros de historia figuren las verdaderas causas de las guerras yugoslavas. Al socorrido pero falso, si no total al menos parcialmente, argumento de los odios ancestrales, de las enemistades homicidas, de los antiquísimos conflictos y de las venganzas misteriosas se sumará, iluminándolo, la intervención extranjera y colonial cuya amalgama más compleja se manifestó ya bajo el Imperio Austro-Húngaro y en la que a lo largo de la historia participaron el Imperio Otomano, Alemania, Francia, Italia, Reino Unido y Rusia. En 1991, Alemania y el Vaticano fueron la avanzadilla de una postura europea, la de reconocer prematuramente a Eslovenia y Croacia, que obligó a Bosnia, cuyos deseos independentistas no existían, a seguir el camino de las anteriores sabiendo que sería aplastada. Esta responsabilidad ¿quién la asume?, ¿quién nos asegura que Mladic, y otros como él, hubieran podido hacer lo que hicieron de no darse esta circunstancia previa? Estamos convencidos de que en otra coyuntura ni Slobodan Milosevic, ni Radovan Karadzic, ni el citado Mladic habrían podido actuar como lo hicieron. Ni ellos ni las decenas de criminales de menor rango que pulularon por los Balcanes en estos años.

La mayoría de los países del antiguo 'telón de acero' y del Pacto de Varsovia salieron del comunismo hacia la democracia y el pluralismo político con facilidad y en cuestión de meses. La transición funcionó en estos porque no había importantes divisiones étnicas, pero Yugoslavia era distinta porque sus diversas poblaciones estaban totalmente mezcladas y de ahí que demagogos populistas como Milosevic o Tudjman encontrasen el caldo de cultivo adecuado para sus iniciativas. Aun contando con ello, ¿quién tuvo la culpa de la tragedia yugoslava? Como ya hemos señalado en numerosas ocasiones, la responsabilidad es común y repartida y participan de la misma tanto la ONU, que en principio se despreocupó del conflicto y que luego impidió sucesiva e insistentemente cualquier acción militar contra los criminales de guerra, como las posturas europeas (Francia se resistió a atribuir culpas a Serbia, Gran Bretaña se pasó los primeros años cruciales del conflicto obstaculizando calladamente cualquier implicación directa de la Comunidad Europea o de la OTAN, Alemania incitó y colaboró directamente con sus asesores) y la de unos EE UU cuya participación fue crucial para resolver la situación aunque tardaron en implicarse. Finalmente, la responsabilidad de los propios yugoslavos es manifiesta y ninguno sale bien parado.

Mladic es uno de los últimos peones del tablero yugoslavo. El comandante del Ejército serbobosnio durante la guerra de Bosnia (1992-1995) ha sido detenido por la policía serbia en la localidad de Lazarevo (Voivodina), se hacía llamar Milorad Komadic y se encuentra cerca de Belgrado hasta que los tribunales decidan su futuro inmediato. Futuro que es el de responder por sus crímenes en el Tribunal Penal Internacional para la antigua Yugoslavia. El militar más sobresaliente de su generación será acusado, entre otros delitos, de genocidio y crímenes contra la humanidad. Srebrenica (12 a 19 de julio de 1995) y los cuatro años del cerco de Sarajevo serán los dos pilares de la acusación como parte de una política de expulsión o eliminación física de los bosnios musulmanes y de los croatas del territorio de Bosnia. Su detención sella el triángulo trazado por la justicia internacional del que también formaban parte el Milosevic que sacó los colores a quienes le juzgaban hasta que murió en una cárcel de La Haya en marzo de 2006 y un Karadzic que, probablemente, hará lo mismo. Esperemos que no muera también.

Los serbios eran los que más tenían que perder en las guerras yugoslavas y así fue. Los serbios no iniciaron estas guerras puesto que lo hicieron los países occidentales. Los serbios han sido las principales víctimas de las mismas y así debe manifestarse. Mladic está detenido pero Kosovo existe y está dirigido por los antiguos terroristas de la UCK, catalogados como tales en su momento por el propio Departamento de Estado estadounidense y que no serán juzgados como el general serbobosnio. Los serbios han vendido muchas de sus certezas por un hueco en una Unión Europea a la que llegarán, si no explota el invento, en sus peores momentos. Unión en la que la falta de liderazgo, la confusión institucional, los egoísmos, la insolidaridad, la falta de respuesta a la crisis económica y a la del euro, las modificaciones del Acuerdo Schengen y la desunión en las relaciones exteriores la abocan a un incierto futuro. Si el invento fracasa, Europa volverá a las trincheras de 1914, a los crematorios de Auschwitz y a la Srebrenica de Mladic.

El general iluminado
HERMANN TERTSCH ABC  28 Mayo 2011

Fue en la primavera de 1991. Sonaban ya muy fuertes los tambores de guerra en aquel país llamado Yugoslavia. Pero en Europa, en las cancillerías y en las redacciones aún se reían mucho cuando alguien les anunciaba la primera guerra en el continente desde la caída del nazismo. El corresponsal de la BBC, Misha Glenny, y yo habíamos tardado cerca de seis horas en recorrer los menos de 200 km que separan Zagreb de Knin. Ya en Karlovac, otrora elegante ciudad y guarnición del Imperio austro-húngaro, habían comenzado los controles de carretera. Primero eran de la policía croata, después de campesinos asustados ya en armas, después del ejército yugoslavo para entonces ya bajo firme control serbio. Y finalmente, unos cincuenta kilómetros de agotadores controles de milicianos serbios, paramilitares, plenamente uniformados ya al estilo Cetnik, de los implacables guerreros monárquicos que en la Segunda Guerra Mundial combatieron al mismo tiempo a los partisanos comunistas de Josip Broz «Tito» y a los ustachas filonazis croatas de Ante Pavelic.

Llegamos a Knin escoltados por un grupo de estos, paramilitares que obedecían las ordenes de un caudillo local de la Krajina, Martic. Eran los temidos «marticevski», que ya habían comenzado su larga e intensa carrera sangrienta y sembrarían de terror la región durante años. No podíamos llevar mejor salvoconducto en aquel territorio, parte de Croacia pero ya fuera del control de Zagreb después de que su policía huyera tras continuos ataques a sus comisarías. Porque Misha Glenny tenía apalabrada una entrevista. El nombre de su interlocutor en aquella cita era un santo y seña milagroso. General Ratko Mladic. Los serbios de la Krajina tenían muchos héroes en la historia. Entonaban cánticos que evocaban al Rey Lazar, muerto en la batalla de Kosovo Polje en 1389 frente a los turcos. Pero tenían dos grandes héroes en esta nueva prueba que Dios les ponía para demostrar que los serbios nunca más serían derrotados. Y eran Slobodan Milosevic y

Ratko Mladic. Este era un brillante general yugoslavo, que ya no pensaba en Yugoslavia. Sino en la Gran Serbia que Milosevic había convertido en mito y bandera para que el aparato comunista de Belgrado no se hundiera como les había sucedido a los comunistas en Centroeuropa dos años antes. El ultranacionalismo pararreligioso había sustituido con eficacia al comunismo como ideología. Las reglas eran claras. Los serbios habrían de imponerse a los demás pueblos y ser amos de toda tierra sagrada donde haya una sola tumba serbia. Si el odio a los católicos croatas era inmenso, mayor era el desprecio a los musulmanes de Kosovo, albaneses, y de Bosnia, por eslavos que estos fueran. Allí, en Knin, estaba Mladic esperando a Glenny. A mí no me dejaron pasar. Allí Mladic preparaba la gran guerra para la Gran Serbia que solo dejaría a los demás pueblos lo que no quisieran ellos.

La Gran Serbia sería un país idílico, de serbios viviendo con serbios en armonía. Y quien se pusiera en el camino de este sueño moriría. Salimos de allí convencidos de que la guerra sería terrible. Y en nuestras redacciones se reían de nuestra insistencia de que el nacionalismo de este general era garantía de guerra en Europa. Cinco años y doscientos mil muertos habrían de pasar antes de que las cancillerías europeas supieran con quienes estaban tratando.

Las revelaciones que hace el periodista Daniel Montero en «La Casta».
Los diez chollos más escandalosos que disfrutan los políticos españoles
¿Sabía usted que paga de su bolsillo las multas que la DGT impone a los políticos?
Redacción. Periodista Digital  28 Mayo 2011

Derroches, comilonas, regalos y privilegios inconfesables. Así reza el subtítulo del libro de Daniel Montero, 'La Casta. El increíble chollo de ser político en España'.

No hay ninguna institución a través de la que se conozca a ciencia cierta cuántos políticos cobran de la administración en nuestro país pero Montero ha calculado que mantener todos los caprichos de esta 'casta' nos cuesta unos 720 millones de euros al año.

Algunos ejemplos y son muchos más que los diez que adelantábamos en el titular:

1.-Con lo que ganan Zapatero o Rajoy en un mes, una pensionista con cuatro hijos vive durante dos años y medio.

2.-Tal es el descontrol, que en España no hay ni una sola institución que conozca cuántos políticos cobran del Estado.

3.-Un español tiene una pensión máxima de 32.000 euros anuales, pero los políticos tienen derecho a pensiones vitalicias muy superiores. 74.000 euros en el caso de los primeros espadas de La Casta. Además estas pensiones no son incompatibles con otros sueldos de la Administración o con otras actividades económicas. Un diputado o senador tiene que estar sólo siete años en el cargo para optar a la pensión máxima (32.000 euros), mientras que un trabajador autónomo o por cuenta ajena necesita 35 años cotizados.

4.-La retención de las nóminas de diputados y senadores es sólo del 4,5%

5.-¿Sabía usted que paga de su bolsillo las multas que la DGT impone a los políticos? ¿Y que además las paga con recargo?

6.-¿Viajes innecesarios? Una comisión del Congreso pide permiso para que 60 diputados viajen cuatro días a Canarias a estudiar el cultivo del plátano.

7.-Zapatero es el único presidente de la UE que carga sus gastos vacacionales a los presupuestos estatales. Viaja con 100 personas durante tres semanas.

8.-AZNAR, JOSÉ MARÍA: es el único ex presidente del Gobierno que ha solicitado el sueldo vitalicio que supone sentarse en el Consejo de Estado: 74.000 euros anuales. Nómina que pretendía sumar a la de ejecutivo del magnate de la prensa Rupert Murdoch. Se lo denegaron pero le salió rentable. Aznar renunció por un sueldo de 220.000 euros al año, tres veces más de lo que cobraba como consejero de Estado. [Resulta difícil cifrar, como en el caso de otros ex presidentes, cuánto dinero suman sus actividades privadas y públicas].

9.-ABSENTISMO: no existen datos oficiales sobre la falta al trabajo de los políticos o al menos no se han h! echo públicos.

10.-AVIONES: los diputados pueden utilizar a su antojo con cargo a las arcas del Estado aviones, trenes o barcos. Disponen de 5.000.000 de euros al año para viajes.

11.-BONO, JOSÉ: entre sueldo y complementos, el presidente del Congreso cobra 13.856 euros al mes: 3.126 por diputado, 3.605 como complemento, 3.915 para gastos de representación y 3.210 de libre disposición. Las dos últimas partidas suman más de 6.000 euros mensuales para comidas, regalos y actos de protocolo. Todo este dinero sin contar las indemnizaciones previstas por ley para sufragar «gastos que sean indispensables para el ejercicio de su función».

12.-BOTELLA, JOSÉ: el cuñado de José María Aznar fue fichado en Bruselas, desde las oficinas del PP en esa capital. En el tribunal que lo examinó para funcionario estaba un miembro determinante, Gerardo Galeote, que presidía la delegación popular en Europa. En menos de dos años el hermano de Ana Botella se blindó con un sueldo europeo para toda la vida.

13.-CALDERA, JESÚS: el ex ministro de Trabajo y Asuntos Sociales recibe 6.319 euros mensuales por su escaño en la cámara baja, donde redondea su sueldo como vocal de la Diputación Permanente y presidente de una comisión. Cuando era ministro subió el salario mínimo a 600 euros. Cuatro años después, su sueldo es 10 veces superior a esa cifra, que recibe simp! lemente por no abrir la boca. Caldera no ha presentado ni una sola iniciativa ni ha intervenido en el Congreso desde que comenzó la actual legislatura. Al final, cobró en 2009 más de 120.000 euros por los servicios prestados.

14.-CARGOS: Hay 8.112 alcaldes, 65.896 concejales, 1.206 parlamentarios autonómicos, 1.031 diputados provinciales, 650 diputados y senadores, 139 responsables de Cabildos y Consejos insulares y 13 consejeros del Valle de Arán.

15.-CASTIGO: nunca se ha sancionado a ningún político por incumplir el Código del Buen Gobierno, que se supone que controla las buenas prácticas del Ejecutivo.

16.-COCHES: el lujo de muchos dirigentes autonómicos les lleva a sentar sus posaderas en automóviles de más de 100.000 euros. Gallardón, el alcalde de Madrid, se mueve en un Audi A8 de 591.624 euros. Fue contratado en arrendamiento hasta 2011, así que el alcalde gasta 150.000 euros al año del bolsillo de sus ciudadanos para moverse por la ciudad y alrededores. Catorce de los 17 presidentes autonómicos usan Audi. El valenciano Francisco Camps tiene varios a su disposición (esa comunidad dispone de 200 vehículos para sus altos cargos, la mayoría de ellos Volvo S80, de 40.000 euros), lo mismo que sucedía con Chaves en Andalucía, cuyo Gobierno cuenta con 234 coches oficiales.

17.-CHAVES, MANUEL: cobra al año 81.155 euros por ser ministro más una indemnización de 46.000 al año por abandonar la presidencia de Andalucía. O sea, 127.155 euros anuales. Dos sueldos del Estado compatibles sólo para altos cargos. Para los demás españoles está prohibido por ley.

18.- DESPILFARRO: el Congreso gasta cada año 160.000 euros en regalos navideños. 11.000 cargos públicos reciben obsequios por esas fechas, un gasto que suma al año 2.200.000 euros.

19.-DEUDAS: cada español debe a los bancos 566 euros por la deuda de los ayuntamientos.

20.-DESCONTROL: es tal en la administración de fondos públicos que en España no hay ni una sola institución que conozca cuántos políticos cobran del Estado.

21.-DIETAS: los parlamentarios que no viven en Madrid reciben, además del sueldo, otros 1.823 euros al mes por sus supuestos gastos de manutención y alojamiento. Los locales, 870 para gastos, libres de impuestos. La suma de estos sencillos complementos supera el sueldo de 12 millones de ciudadanos. Además, cobran 150 euros cada día si salen al extranjero, y 120 si viajan por el país.

22.-ENCHUFADOS: hasta hace tres meses, cada eurodiputado disponía de 17.140 euros al mes para contratar a familiares. El ex presidente del PP de Cataluña y vicepresidente de la cámara europea, Alejo Vidal-Quadras, puso en nómina! como secretario en Bruselas a Albert Fuertes, hermano de su esposa. Y el eurodiputado cacereño del PP, Felipe Camisón (fallecido en mayo de 2009) contrató a su cónyuge como asistente, al igual que hizo la también diputada popular Cristina Gutiérrez-Cortines con su hija. Y lo mismo hizo el socialista Enrique Barón con la hija de un militante afín. [En la actualidad, los familiares directos han sido eliminados de las plantillas de los diputados españoles. Sin embargo, los parientes de sangre han sido reemplazados por personal próximo al partido].

23.- FUNDACIONES: 52 políticos nacionales ocupan cargos en 74 funda! ciones distintas: 31 por el PSOE, 28 por el PP y 4 por el resto de grupos. La conservadora Soledad Becerril parece la más activa: es miembro del patronato de seis fundaciones. No todas tienen un marcado carácter político.

24.-GUERRA REINA, ALFONSO: hijo del ex vicepresidente del Gobierno, Alfonso Guerra. Fue elegido a dedo como asistente del vicepresidente del Parlamento Europeo, el socialista Miguel Ángel Martínez. Más de 140 millones al año se van en sueldos de 1.200 recomendados. Con ese dinero se podrían mantener los servicios de una ciudad española de 115.000 habitantes durante un año.

25.- HACIENDA: la retención de las nóminas de los diputados y senadores es sólo del 4,5%.

26.-HORAS EXTRAS: en 2008 el Gobierno de La Rioja pagó 200.000 euros extras a sus conductores. Realizaron 870.182 kilómetros, unos 2.300 al día, lo suficiente para cruzar tres veces España de este a oeste. Un gasto curioso ya que es la comunidad más pequeña del país y que su población es inferior a la de cualquier ciudad dormitorio de Madrid. El uso de coches oficiales para asuntos particulares es una práctica tan común como soterrada.

27.-IBARRETXE, JUAN JOSÉ: el ex lehendakari del Gobierno vasco recibe unos 45.000 euros al año, la mitad de lo que ingres! aba cuando era presidente. Y lo cobrará de por vida, igual que todos los miembros de su ejecutivo. Este tipo de jubilaciones están muy por encima del límite legal para el resto de los españoles, que no pueden cobrar más de 32.000 euros anuales, por mucho que hayan cotizado toda su vida.

28.-IMPUESTOS: un ciudadano, por ejemplo, de Madrid sustenta con sus impuestos el salario de 27 concejales, 120 parlamentarios de la Asamblea madrileña, 264 senadores, 350 diputados nacionales y 54 del Parlamento Europeo. ! En total, 815 cargos electos con un sueldo base que supera los 3.000 euros. Y sin contar los puestos de confianza que arrastra cada uno.

29.-JUBILADO DE ORO: tras abandonar el FMI, Rodrigo Rato regresó a España con una ! pensión vitalicia de 80.000 dólares anuales. Sumados al sueldo de ex ministro, en 2006 percibía 37.070 euros mensuales. [Un español necesita cotizar al menos 35 años, 15 con la base más alta, para poder cobrar la jubilación máxima de 32.000 euros al año].

30.-MARISCADAS: no hay límite legal para las comidas de representación de los políticos españoles. Tampoco hay fiscalización previa a la hora de compra! r jamón, champán o puros de alta cava. Ejemplo descontrol es el socialista valenciano Vicent Costa. Acababa de perder las elecciones municipales a favor del PP, pero seguía siendo alcalde en funciones. Y como tal se gastó casi 500 euros del dinero público en gambas, cigalas, langosta, navajas, jamón y caldereta. Una buena despedida.

31.-MÓVILES: los senadores cuentan con 1,7 millones de euros al año para gastos de teléfono. El ayuntamiento de San Lúcar de Barrameda tenía 270 dados de alta. Entre los servicios ! que pagó figuran descargas de juegos, llamadas a Cuba y a varias líneas eróticas.

32.-MOROSOS: los miembros de La Casta invirtieron 66,6 millones de euros en la celebración de las elecciones general de 2008. De ese dinero, 44 millones fueron prestados por bancos españoles para financiar campañas publicitarias megalógamas. Las mismas entidades que ese año de crisis embargó las casas a 60.000 familias por falta de liquidez. 180.000 personas se quedaron sin techo. Sin embargo, los partidos de La Casta deben a los! bancos 144,8 millones de euros.

33.-NEGOCIOS: sólo el 33% de los diputados del Congreso se dedica en exclusiva a su labor política. El resto engorda sus cuentas corrientes con la participación en empresas privadas, fundaciones y colaboraciones varias. Algunos, como el diputado del PP Miguel Ángel Cortés, aglutinan hasta 12 actividades extraparlamentarias.

34.- NÓMINAS: los sueldos de los políticos electos (80.000 miembros de La Casta, que llenarían un estadio como el del Real Madrid) cuestan a los ciudadanos unos 720 millones de euros al año, más que el presupuesto anual de toda la red ferroviaria, tres veces superior al dinero dedicado a cuidar el patrimonio nacional y 60 veces más que lo que gasta el país en salud bucodental para jóvenes.

35.- PAJÍN, LEIRE: en 2000 se coronó como la diputada más joven de España. Ocho años después, con 33 de edad, ya tiene derecho a una indemnización de 85.000 euros anuales del Estado. Recibe 5.500 euros al mes por su trabajo al frente del PSOE, tiene derecho al 80% de su sueldo como ex secretaria de Estado de Cooperación, 103.000 euros anuales con todos los complementos, a lo que hay que sumar 3.126 como senadora.

36.-PENSIÓN DE ESCÁNDALO: los ex ministros mantienen durante dos años una pensión por cese de 58.000 euros anuales, cifra seis veces superior a la pensión media española. En la actualidad, cuatro ex ministros compatibilizan ese dinero con el sueldo de diputado: José Anton! io Alonso, Fernández Bermejo, María Antonia Trujillo y Jesús Caldera.

37.-PROSTITUTAS: el concejal de Palma de Mallorca, Rodrigo de Santos, gastó más de 50.000 euros en prostitutos y bares de ambiente. En Estepona, varios miembros municipales están siendo investigados por cobrar 42.000 euros a una red investigada por la Audiencia Nacional para abrir un local de alterne. En 2002, el ex alcalde de Dolores (Alicante) fue condenado a seis meses de prisión por abonar la factura de un local de altern! e, al que acudió con siete comensales.

38.-REGALOS: no hay una ley concreta sobre los obsequios que pueden aceptar o no los políticos. En EEUU, por ejemplo, pasan al Estado. Condolezza Rice recibió el año pasado en sus viajes oficiales joyas por valor de 360.000 euros. Aquí nadie tiene obligación de declararlos. Se pueden quedar con ellos. Sin más.

39.-SOLBES, PEDRO: tras dejar la política en abril de 2009, el ex ministro de Economía se encontró con un retiro de unos 12.000 euros mensuales (una pensión de 2.725 euros por ser funcionario, su pensión vitalicia como ex comisario europeo y otros 5.700 al mes como compensación, durante dos años, por ex ministro). A Solbes, pues, le esperaba una jubilación cinco veces mayor que la de cualquier español.

40.-SECRETOS: el oscurantismo sobre los gastos llega al absurdo. El Parlamento Europeo cuenta con una Oficina de Lucha Contra el Fraude (OLAF, por su siglas en inglés). Sin embargo, sus informes son confidenciales y su contenido completo sólo es conocido por los parlamentarios. Los votantes pueden saber de las buenas acciones de los políticos, pero sólo La Casta conoce datos sobre el fraude.

41.-SIN LÍMITES: cada parlamento autonómico, diputación o ayuntamiento fija el sueldo de sus cargos electos sin límite ni baremo alguno. José Bolarín, alcalde de Ulea (Murcia), con 900 habitantes, cobra unos 4.000 euros. El de Ricote, cerca del pueblo anterior, se lleva 40.000 al año en una población que no alcanza los 1.300 vecinos. Y la alcaldesa de Marbella, Marisol Yagüe, cobraba más que el presidente del Gobierno: 84.462 euros al año en un ayuntamiento que estaba en bancarrota.

42.-TAXIS: la comodidad de sus señorías para hacer su trabajo es tal que el Congreso regala a los que no disponen de coche propio una tarjeta personalizada con un saldo de 250 mensuales para que viajen en taxi por Madrid.

43.-El secreto del patrimonio del Rey sigue a buen recaudo. Forbes le atribuye una fortuna de 1.900 millones - Formalmente, el único empleo del Rey es el de Jefe de Estado. La Casa Real recibe una asignación pública para su mantenimiento -cosa que sucede desde 1978- que en 2010 ha sido de casi 8.900.000 euros y se dice que cada español aporta 18 céntimos al año a este fin.


******************* Sección "bilingüe" ***********************

Catalán y castellano
Editoriales ABC  28 Mayo 2011

Cada vez que el presidente de la Generalitat, Artur Mas, reclame al Gobierno central lealtad institucional y cumplimiento de las leyes para recibir más transferencias o dinero, deberá acordarse de la desobediencia que está protagonizando su ejecutivo a las sentencias del Tribunal Supremo que ordenan que el castellano sea lengua «vehicular» del sistema educativo en Cataluña, junto con el idioma catalán. La moderación de Convergencia i Unió no debe ser solo un reclamo para pactar con unos u otros, según convenga. También debería ser una actitud democrática sincera, incompatible con el incumplimiento de sentencias del más alto órgano jurisdiccional del Estado.

La reconquista
CÉSAR ALONSO DE LOS RÍOS ABC  28 Mayo 2011

La derrota del socialismo ha sido total. En el cinturón rojo de Madrid. En La Mancha y Andalucía, los feudos. El vuelco no ha podido con los nacionalismos vasco y catalán, conservadores o revolucionarios. También ellos han triunfado. Y de qué manera los terroristas vascos. El azul popular se detiene ante los dos territorios otrora carlistas. Apenas habían pasado unas horas desde las urnas y ya estaban solicitando en Cataluña la eliminación de la bandera roja y gualda en actos y dependencias oficiales. Un corte para CiU. Tan abrupta la propuesta. Trías quiere ir más pausado. Gobernará sin apoyos. Prefiere ir el tran-tran antes que pactar con el PP. Los apestados. En todo caso que se queden con Badalona. Vic es otra cosa. Vic es un reclamo de la limpieza tradicional, al viejo estilo de Barrera.

Tampoco el azul popular se mantiene más allá de Alava. Vitoria y San Sebastián impiden un pacto global. No son fáciles los cambalaches. Elorza denuncia el frentismo de Bildu porque no le dejan la alcaldía. ¿Qué se creía cuando defendíó a Bildu? De todos modos, ¿quién pensaba que el Supremo pudiera dar el triunfo a ETA cuando parecía que estaba derrotada por la Policía? El alcalde de Guernica es ahora de Bildu. Es decir, sigue siendo el mismo que militaba en Eusko Alkartasuna, escisión del PNV , que ahora ampara a los abertzales de izquierda, o sea a ETA. Por eso Bildu llega a más corporaciones municipales que el PNV. A los sucesores de Garaiko se les ha sumado Otegui, y ya son legión.

Al contemplar el estropicio nacional las gentes no disimulan el odio a ZP. Hasta ahora, tanto socialistas como populares, habían ido aceptando el salto de las Vascongadas al País Vasco, incluso de este a Euskadi pero ahora ven la posibilidad de Euskalherría y la independencia sin necesidad de pistolas. Su última esperanza es la Liga, Llorente en la selección nacional y la visita del Real Madrid a la «catedral» de Bilbao.

Se acabó el oasis
JAVIER ZARZALEJOS El Correo  28 Mayo 2011

Que Patxi López sea considerado el dirigente territorial más fuerte del PSOE da idea de cómo se encuentra este partido después de las elecciones del pasado domingo. Ese congreso que López ha propugnado como alternativa a las primarias bien podría pensárselo para su partido aquí. Porque, como si se tratara del juego de sillas, la música se ha parado y los socialistas vascos se han quedado sin asiento y deambulan para encontrar un acomodo que no les deje en el rincón. Bildu prima en Guipúzcoa, entregada a la grotesca idealización como «apuesta por la paz» que han hecho de esta coalición los que ahora se inquietan. El PNV se confirma en Vizcaya con resultados globalmente discretos aunque sobresalga la concluyente victoria de Azkuna en Bilbao. El Partido Popular se confirma como un valioso factor de estabilización destacando en Álava con un claro liderazgo en Vitoria. ¿Y el PSE? Pues el PSE en pleno eclipse, sin territorio firme en el que anclarse y sin capacidad de proyección transversal en la comunidad autónoma; un partido en la difícil digestión de sus errores -Zapatero no lo explica todo- que transmite la realidad de su desconcierto ante un fracaso electoral y político cuyas consecuencias todavía solo se adivinan.

Con el panorama salido de las elecciones hablar de geometrías variables es un piadoso eufemismo. El escenario electoral resultante es el de una seria crisis política e institucional que solo puede encontrar factores de agravamiento en la agonía de una legislatura a la que Zapatero se niega a poner fin, ignorando el colapso de su gobierno y su partido. Da la impresión - simple coincidencia, según la apreciación del Tribunal Constitucional- de que la única hoja de ruta que se está cumpliendo es la estrategia de acumulación de fuerzas soberanistas que ETA encargó a su brazo político mediante la satelización de sus actuales socios ahora reunidos todos en Bildu. La única respuesta a esta estrategia, desde la lógica democrática y la coherencia, ha sido la iniciativa del PP llamando a PSE y PNV a cerrar acuerdos en las instituciones como alternativa a los gobiernos de Bildu. Pero parece que el juego de estos partidos es otro, es decir, el de siempre, entre el recobrado estrellato de Egibar y las apelaciones de los socialistas al lehendakari pidiéndole un «giro radical» en la política de pacificación. Ambos, socialistas y jelkides, han constituido a Bildu en el nuevo eje de la política vasca y aceptan girar en torno a él. Habrá que preguntarse -otra vez la pregunta de marras- cómo hemos llegado a esto. Habrá que esclarecer cómo es posible que el gobierno de la alternativa al nacionalismo, apoyado sin trabas por el PP, haya protagonizado tal concienzudo suicidio, dejando que una izquierda abertzale inexplicablemente relegitimada marque la agenda política, con la subsistencia por sí misma amenazadora de ETA y la creciente presión sobre el espacio público que ejercerá un envalentonado entorno abertzale en trance de recomposición.

Los que siempre se han equivocado siguen en racha. Se empeñaron en no dejar que la realidad les desmintiera y han conseguido que se vuelva a la situación en la que encuentren audiencia para sus recetas arbitristas de negociación, procesos multipartitos y apuestas diversas por la paz.

El retrato que ofrece el País Vasco vuelve a destacar su pluralidad interna y esta, a su vez, ha demostrado ser una garantía eficaz frente a las pretensiones de hegemonía nacionalista como bien se puso a prueba por el pacto de Estella. No es casual que lo primero que haya hecho Bildu, más allá de reclamar su primacía en Guipúzcoa y San Sebastián, haya sido ofrecer gratis sus votos al PNV para que el PP no gobierne en Álava. Fuera de la comunidad autónoma, hará lo imposible para que el PSN entre en ese Tinell abertzale que se propone tejer.

En este deseado retorno a Lizarra, el PNV vuelve a su encrucijada ante la amenaza real que Bildu supone para su posición: intentar cabalgar al tigre o definir un terreno de juego propio que ponga de manifiesto que su diferencia respecto a la izquierda abertzale no radica solo en los medios sino en el proyecto político por independentista que sea. Ni que decir tiene que las apuestas por esta segunda opción se pagan muy baratas. Pero eso no le evita al PNV la papeleta que tiene por delante en esa contradicción estructural en la que vive su relación con la izquierda abertzale.

Algunos que han venido proclamando sus triunfales augurios de paz, los mismos que han avalado la sinceridad de la supuesta conversión a la democracia del entramado político de ETA, empiezan a temerse que las cosas tampoco esta vez se van a ajustar a sus profecías. Quieren convencerse y convencernos de que el espectacular resultado de Bildu es en realidad una bendición porque asienta a ese mundo en el camino de la paz. Por si no estuviera claro a estas alturas, pronto nos disiparán cualquier duda. Aquí no hay ningún proceso de paz por parte de la izquierda abertzale y ETA sino una nueva puja por la «construcción nacional», ahora en forma de «proceso democrático» tal y como la banda terrorista lo ha definido con la finalidad de legitimar su trayectoria criminal y rentabilizarla en una negociación para acabar con el marco jurídico-político democrático. Se acabó el oasis en el que la normalidad vasca salía ganando por comparación con la bronca política nacional. El sórdido pasado vuelve a la sociedad vasca, por más que ahora algunos se empeñen en disfrazarlo de futuro.


Recortes de Prensa   Página Inicial