AGLI

Recortes de Prensa   Martes 31  Mayo 2011

 

Incompatibilidad manifiesta con la democracia
Vicente A. C. M. Periodista Digital  31 Mayo 2011

Lo bueno del idioma español es que es uno de los más ricos en refranero y frases del pensamiento popular, que tiene el encanto de la simpleza y a la vez profundidad del pensamiento humano. Uno de esos refranes dice que "quien mucho abarca, poco aprieta". Y es el que se me viene a la mente en cuanto a la actitud de la casta política que tenemos en desgracia de padecer, sean del color político que sean. Porque nadie, absolutamente nadie que tenga un cargo y ejerza o haya ejercido varios, está dispuesto a renunciar a los mismos ni a las remuneraciones económicas o prebendas que conllevan.

Por eso, cuando alguien nombra lo de la incompatibilidad, para esta casta de aprovechados es como si le nombras a "la bicha" o lo que sea que ellos más odian y temen. Es poco o nada edificante ver como se revuelven en sus sillones y se ponen a la defensiva, manteniendo a ultranza su "capacidad y aptitud" para desempeñar responsable y eficazmente varios cargos a la vez. El último ejemplo es el del polifacético D. Alfredo Pérez Rubalcaba, que como ha quedado demostrado durante su extensa carrera política, ha desempeñado cargos de todo tipo y puede simultanear ahora sin problemas el ser Vicepresidente Primero, Ministro de Interior, aspirante a candidato en las próximas elecciones generales del 2012 y próximo Secretario General del PSOE. Ahí es nada.

Pero si vemos otros casos, como el de la actual Ministra de Sanidad e Igualdad, Dª Leire Pajín, resulta que simultanea ese cargo con el cobro de otros emolumentos por ser Senadora en la Comunidad de Valencia y por ser Secretaria de Organización del PSOE y ex secretaria de Estado de Cooperación internacional. En el otro extremo político tenemos el caso de Dª Mª Dolores de Cospedal, dispuesta a seguir como Secretaria General del PP y ahora Presidenta de la Comunidad de Castilla la Mancha. Todo legal, pero imposible para cualquiera ciudadano que no pertenezca a la Administración Pública o sea político.

Y mientras, los ciudadanos soportando que estos arribistas y aprovechados sigan disfrutando del dinero público que pagamos todos con nuestros impuestos y de las prebendas del lujo de despachos de 300m2, palacetes o palacios suntuosos para su entorno laboral, gratis total en desplazamientos con coches oficiales y chofer, escoltas de seguridad, y un buen plan de jubilación con indemnizaciones supermillonarias. El último escándalo protagonizado por el ex Presidente de Extremadura, el Sr. Ibarra es solo uno de los muchos ejemplos de que España necesita no una rebelión cívica, sino una auténtica revolución social.

Este sistema está podrido y contaminado como esos pepinos de dudosa procedencia o manipulación que están causando muertes y un descalabro económico a la agricultura española. Va siendo hora de tomar medidas urgentes para salvar a este país de su segura destrucción.

Engañados en la Puerta del Sol (II)
David Mejía www.lavozlibre.com 31 Mayo 2011

Quizá lo que hay que contraponer a aquellas 'verdades' desde la Puerta del Sol no son mentiras, sino engaños. Estamos engañados si consideramos que no tenemos responsabilidad alguna en el hundimiento de este sistema del que también nos hemos beneficiado; no sólo somos los restos del naufragio.

Muchas de las pancartas que adornan la Puerta del Sol desde hace días hacen referencia al drama de 'la generación más formada de la historia'. Se refieren a todos esos jóvenes universitarios hoy incapaces de encontrar un trabajo o un sueldo acorde a su titulación. Es cierto que somos una generación con títulos, es falso que seamos una generación formada.

Desgraciadamente, la exigencia del abaratamiento de la matrícula universitaria es la única referencia que esta asamblea ha hecho a la educación. Triste, porque en mi opinión, nada necesita este país con más urgencia que un cambio en el sistema educativo. Triste, ojalá hubieran exigido un endurecimiento de los requisitos para el acceso a la Universidad, quizá eso podría prestigiar los títulos; ojalá velaran porque el contribuyente no financiara la carrera universitaria más que a quien lo merece.

La culpa inicial no es nuestra. Este sistema ha generado muchos más universitarios de los que era capaz de asimilar. Los estándares en la educación no han hecho sino descender en las dos últimas décadas. Entiendo que la medida responde a la buena intención de reducir el porcentaje de desescolarizados, pero es una desgracia que las puertas de la educación superior se hayan abierto a personas incapacitadas para el pensamiento crítico, la redacción o el compromiso. La Universidad ha dejado de ser la opción de los mejores para convertirse en la cuna del mediocre. La Universidad ya no es el medio con que distinguirse, sino con el que igualarse.

Quizá por las bienintencionadas sugerencias de las generaciones anteriores, que no pudieron elegir, nos ha embriagado el absurdo rumor de que no tener un título universitario es ser Don Nadie. El sistema contra el que ahora escupimos ha regalado títulos universitarios, hasta el punto de que hoy un título universitario en España no es garantía de nada, hasta el punto de que, una vez licenciados, el sistema se niega a recoger sus frutos perdidos. El exceso de oferta de universitarios no ha generado prosperidad, sino becarios. Y los becarios perpetuos nos hemos tornado adolescentes perpetuos. Y los adolescentes perpetuos somos la cara visible de esta generación infantilizada, a quien no se otorgan responsabilidades, y no quiero creer que por ser incapaces de asumirlas.

Nuestra generación ha convertido la Universidad en un trámite vulgar. Muchos han optado por la Universidad, no por querer convertirse en médicos, abogados o ingenieros, sino por tomarse unos años de prórroga antes de comenzar a trabajar. La Universidad ha sido un espacio demasiado cómodo, demasiado divertido, con accesos demasiado generosos, profesores demasiado permisivos y caciques demasiado poderosos. (No es este el lugar para extenderse más sobre la labor y el compromiso del personal universitario, responsables en tanta medida como los alumnos de este descalabro. La intención de este artículo es autocrítica; buscaremos otro momento para ellos).

Es cierto que en nuestro sistema educativo impera la dictadura de la mediocridad. Es cierto que la disciplina que requiere el aprendizaje, la constancia que exige la superación, no tienen cabida en este sistema banal y cortoplacista que hemos contribuido a perpetuar. Es cierto que en España es más cara la guardería que la Universidad.

Ahora el sistema reniega del monstruo que ha creado. Porque un sistema puede asumir un sistema educativo deficitario, pero no un sistema educador de deficientes. Un sistema que igualando por la base imposibilita la meritocracia. Impide que la cima se alcance a través del esfuerzo, puesto que todo es regalado. Así, quien quiere destacar ha de hacer un importante desembolso para formación adicional. Así, quién puede destacar no son nunca los más pobres. Igualando por la base sólo generamos desigualdad.

Hoy la Spanish Revolution pierde fuelle, interés mediático, credibilidad, apoyos y motivos. Una indignación no secundada inmediatamente por el compromiso, por la necesidad, por la acción eficiente se convertirá en nada, se diluirá en la vorágine mediática y será olvidada, como un juguete roto más, por todos los que sentimos empatía con esa indignación deslocalizada, por todos los que teníamos esperanzas en que esta iniciativa pudiera materializarse en algo más que en talleres de clown, huertos ecológicos y mantas sobre asfalto. Llegó el momento de la verdad y no estuvimos a la altura; víctimas y verdugos de la naturaleza festiva y acomodaticia de nuestra generación.

Tartamudo Smiley
Carlos Rodríguez Braun La Razón 31 Mayo 2011

Al camelo de que han perdido las elecciones por culpa de la crisis, Smiley y sus secuaces han añadido un segundo y viejo argumento: la comunicación, otro chasco hijo de la arrogancia. Razonan así: somos el pueblo; si el pueblo no nos vota, esto no puede ser porque se identifique con otro partido y mucho menos puede ser porque cuestione el trabajo del Gobierno, lo que es imposible siendo un gobierno socialista y en consecuencia del pueblo. ¿Qué ha sucedido, pues? A unos pocos socialistas se les fue la lengua y confesaron de viva voz lo que bastantes más posiblemente piensan: el pueblo es tonto. Otros, más prudentes, secundaron la fantasía de que ha habido un problema de comunicación: si hubieran comunicado bien, en vez de tartamudear, los socialistas habrían vuelto a ganar las elecciones, que es su destino incuestionable. Este argumento puede ser con justicia criticado por lo que supone de insulto a la inteligencia de los ciudadanos, pero conviene asimismo subrayar su espectacular falsedad. Nadie comunica mejor que los socialistas, porque se dedican profesionalmente a eso: a la propaganda perenne. Lo hacen con destreza, y tienen los más poderosos medios públicos y una parte apreciable de los privados a su servicio más o menos descarado. ¿Problemas de comunicación? Menos lobos. Padecen problemas de honradez y eficiencia, y de respeto a la libertad y los bienes de la gente. Pero de tartamudez, ni uno.

Derecho a una educación libre
El Editorial La Razón 31 Mayo 2011

La Ley de Igualdad de Trato, tal y como pretendía el Gobierno, ha dado de lleno en los colegios de educación diferenciada, cuyo futuro está lleno de incógnitas si se lleva a cabo la eliminación de las subvenciones. Además de causar un enorme prejuicio económico a las familias afectadas –se calcula que la eliminación de las subvenciones supondrá para éstas alrededor de 300 millones de euros al año–, también supondrá una sustanciosa pérdida en la calidad de la enseñanza. Según un estudio de la patronal de la enseñanza privada, en los colegios públicos la media del fracaso escolar está cifrada en el 30%, mientras en los centros de educación diferenciada baja algo más de veinte puntos, puesto que el fracaso escolar sólo afecta a entre el 5% y el 8% de los alumnos. En el mes de marzo pasado los Consejos Escolares autonómicos y del Estado certificaron las virtudes de la educación diferenciada a partir de un estudio del rendimiento escolar por sexos, con la conclusión de que los varones tienen más dificultades que las mujeres para pasar de curso, acumulan más suspensos y abandonan antes el sistema educativo. Sólo un ejemplo: a los 15 años, el 48% de los chicos no está en el curso que les corresponde –eso significa que han repetido uno o dos años– y el 35% termina la ESO sin el título.

Incluso se está detectando un comportamiento muy distinto entre las chicas que van a un colegio mixto y a los que van a uno de educación diferenciada. En el primero, las jóvenes optan por estudios que les permitan acceder a trabajos con menos exigencias laborales y prestigio social, mientras que las chicas que estudian en un centro de educación concertada sus inquietudes laborales pasan por puestos de más responsabilidad, relevancia y liderazgo social. Si el Gobierno consigue consumar el proyecto de ley de igualdad de trato que ha impulsado Leire Pajín habrá cometido un grave error ya que se va a diezmar un modelo educativo que está demostrando ser el más competitivo para nuestros niños y jóvenes de cara a su futuro. No se puede legislar a golpe de sectarismo ideológico y de teorías supuestamente progresistas que sólo van a traer consigo un importante retroceso educativo. Es necesario subrayar, en contra de lo que dice el Ejecutivo, que la educación diferenciada no es sinónimo de educación segregada, como pretenden hacernos creer, por el hecho de separar a los chicos de las chicas. Esta separación no tiene que ver con ningún criterio político o religioso como pregonan inconscientemente algunos. Sí que responde a la necesidad de que se obtenga el rendimiento más óptimo en los estudios. Que se respeten y se potencien las particularidades de los chicos, su ritmo y su nivel de exigencia, y lo mismo en el caso de las chicas, que en muchas ocasiones ven cómo no alcanzan todos sus objetivos lastradas por las aparentes limitaciones del conjunto de sus compañeros. Hurtar a los padres de la posibilidad de que sus hijos estudien en un colegio de educación diferenciada concertado es un atropello a su derecho de elegir y pone aún más en cuarentena nuestro deficiente sistema educativo.

La derecha en Navarra
Editorial www.gaceta.es 31 Mayo 2011

La debilidad socialista da una oportunidad de sentar las bases de una cultura foral y española.

En 2007, un PSN envilecido política, moral e ideológicamente, participante de los tratos del PSE con ETA en los que se negociaba Navarra, al tiempo que entusiasmado por pactar con el anexionismo vasco en la Comunidad Foral, decidió a regañadientes permitir a UPN permanecer in extremis en el poder. A cambio de un preciado regalo: la ruptura del centro-derecha navarro en dos partidos, UPN y PP, que han mostrado en los cuatro últimos años todo el catálogo de miserias del que es capaz la vida política, que es largo.

La historia de Navarra desde hace décadas ha sido la de una cesión tan continua como suicida a la ofensiva nacionalista contra el Viejo Reyno. Los que desde la llegada de la democracia han votado una y otra vez a los partidos de la derecha lo han hecho con las ideas claras, que sus elegidos han enturbiado tan pronto como han ocupado sus despachos. Así que el avance del nacionalismo vasco por Navarra, con su dosis de intolerancia, de despotismo y de incultura, lo ha sido no sólo ante la indiferencia de PP y UPN, sino con su impulso: la cultura, la educación, la política lingüística en clave euzcadiana han sido impulsados precisamente por aquellos elegidos para salvaguardar Navarra del anexionista impulso. La consecuencia es un nacionalismo políticamente sólido, decisivo y que aspira a cuotas cada vez más altas de poder.

Durante esta campaña recién terminada, el espectáculo de PP y UPN disputándose a dentelladas los votos del centro-derecha navarro se volvía insoportable tan pronto como se comparaba con la inane y pusilánime actitud que durante décadas han mostrado frente al anexionismo. Ahora, como en 2007, la debilidad socialista parece darles una nueva oportunidad de sentar las bases de una auténtica cultura foral y española que pueda frenar y hacer retroceder la superchería nacionalista, engrosada con los despojos del socialismo navarro. ¿Será esta vez la derecha capaz de hacer algo más que ocupar las instituciones a cambio de olvidarse de todo lo demás?

Los milagros de Rubalcaba, el taumaturgo motilón de progreso.
Antonio Javier Vicente Gil Periodista Digital 31 Mayo 2011

Algo se mueve en el PSOE y lo que se mueve es un motilón que presume de no tener un pelo de tonto y de saberlo todo de todos gracias a su SITEL. Rubalcaba tiene futuro, eso es indudable y lo tiene porque posee poderes taumatúrgicos, algo de lo que carecen sus competidores y que Rajoy no ha visto ni en realidad virtual. Y hoy quiero demostrar que Rubalcaba es un gran milagrero.

Primer milagro. El haber llegado a ser candidato a la presidencia del gobierno es uno de sus milagros más extraordinarios, porque su postulación es contra natura. Si hay algo que tienen claro hasta los miembros de la ANE (Asociación nacional de enterradores) es que jamás nunca en la historia un calvo ha aspirado a la presidencia del gobierno por los partidos mayoritarios y menos que haya conseguido gobernar. La alopecia era y es un baldón de tal calibre que solo un milagro ha podido conseguir soslayarlo.

Segundo milagro. Este es de naturaleza estupefaciente en su primera acepción. Sabemos, porque él mismo lo ha dicho, que Rubalcaba, el gran oidor de SITEL, lo conoce todo de todos, y sin embargo no ha hecho uso de ese caudal de información para conseguir el puesto de candidato. Solo un milagro ha podido hacer que un ser humano que además es persona calva, resista la tentación, pero Rubalcaba lo ha logrado dejándonos a todos babeando estupefactos.

Tercer milagro. Hace hablar a los dedos de las gentes y verborréicamente a los dedazos. Ha dicho hace nada el gran delfín mutado en tiburón rojo que miles de dedazos le han pedido que se presentase como candidato. Y eso o lo dice un capullo y no deja de ser una capullada, o si no lo es, y Rubalcaba no es un capullo, es que realmente ha hecho hablar a los dedos y dedazos, prodigioso portento ese que causa pasmo y admiración hasta en sus contrarios.

Cuarto milagro. Este se podría llamar el de la puñalada amical que no enemista. Ya está en los libros de historia más madrugadores la que llamarán la Conjuración de la Moncloa, entre Blanco, Rubalcaba, López y otros para darle una puñalada trapera política a ZP y hacerle doblar la cerviz, forzándolo a darle una patada a Chacón en el mismísimo antifonario y a convertirse en el fantasmón faldero de Alfredo. Pero, ¡oh milagro!, tras la puñalada dice Rubalcaba que Zapatero es aun su amigo íntimo. Si eso no es un prodigio que venga la diosa inverecunda (PL) de la trapacería política y lo vea.

Quinto milagro. Esto, más que milagro, es omnisciencia, un don divino. Resulta que Rubalcaba dice que sabe lo que España necesita para los próximos cuatro años, algo fascinante en sí mismo pero que cuando uno se lo piensa encuentra el truco. Porque estoy convencido de que el rey de las martingalas de progreso lo que dice realmente es que sabe que España lo que necesita para los próximos cuatro años es a Rubalcaba.

Sexto milagro. Los cinco anteriores pueden ser discutibles pero este es constatable, evidente y hasta axiomático. Rubalcaba ha logrado, utilizando su taumaturgia, que en España no se hable de crisis, no se diga una palabra de la hecatombe económica, que parezca que todos nuestros problemas, salvo el del pepino, están arreglados. Gran poder el suyo.

Séptimo milagro. Este es personal, y consiste en que de forma impensable, Rubalcaba casi me tiene ya convencido para que le vote en las próximas elecciones. Me huelo que tendré que someterme a algún exorcismo porque de ninguna de las maneras voy a votar a ese fulero, espero conseguirlo.

11-M
Auditorías
Gabriel Moris Libertad Digital 31 Mayo 2011

El pasado día 22 tuvieron lugar las tan cacareadas elecciones autonómicas y municipales. No recuerdo si en anteriores comicios de esta naturaleza se produjo un cambio tan brusco en el mapa político. Tampoco recuerdo si la palabra auditoría saltó con tanta fuerza a la arena política como en esta ocasión. A mí, personalmente, me suena bien, pues me retrotrae a mi vida laboral.

No creo necesario decir que la auditoría es una herramienta utilizada en la gestión de empresas o de organizaciones con una finalidad de garantía y mejora de la misma. Partiendo de este principio, podemos recibir con alborozo el anuncio de los nuevos gestores políticos en los ayuntamientos o administraciones autonómicas. Me resulta difícil de entender que no se realicen con cierta periodicidad ya que, sin esta práctica, la gestión puede llevar a un deterioro de su eficacia y de su eficiencia. También se podrían evitar y prevenir irregularidades e incluso corruptelas. La realidad sociopolítica que vivimos es buena prueba de ello.

Ante las ventajas de esta práctica, habitual en la gestión de las empresas privadas, alguien podría objetar que ello supondría un coste añadido a la ya maltrecha estructura de costes de los productos o servicios. La experiencia refleja justo lo contrario en el ámbito de lo privado.

La condición "sine qua non" para garantizar el éxito de esta práctica es que el organismo auditor sea solvente, es decir, profesional, con capacidad técnica y con independencia del organismo a auditar. Los previsibles errores humanos suelen quedar aminorados porque la ejecución se realiza en equipo.

Actualmente se han extendido las auditorías a ámbitos distintos al administrativo-contable (gestión medioambiental, gestión de calidad etc.) y ello ha contribuido sin duda a la mejora de la competitividad de algún sector importante de nuestra economía como el automovilístico.

Retomando el asunto electoral y desde mi independencia, podemos constatar que en esta ocasión los resultados han confirmado las encuestas. Hace siete años, en unas elecciones generales, los sondeos fueron desmentidos por la realidad. ¿Hubo alguna razón para que así fuera? ¿Se pudo deber a algún programa de gobierno tan sugerente como el que nos condujo a la realidad que vivimos día a día? Sea como fuere, en aquella ocasión no se anunciaron auditorías, ignoro si se realizaron y cuáles fueron los resultados.

Al margen de cuestiones políticas, creo conveniente recordar que aquellos comicios vinieron precedidos por una masacre en los trenes de cercanías. Nada comparable con lo de la Puerta del Sol. El Estado tenía y sigue teniendo el deber de haberla investigado policial y judicialmente, de haber identificado y castigado a todos los implicados y de haber aplicado un plan de acciones correctivas y preventivas que evitara su repetición y las causas que la originaron. Frente a lo que nos han dicho y mostrado como hechos probados, nada se ha hecho según lo prescrito o al menos no ha sido eficaz ni eficiente.

Desde mi modesto razonamiento, creo que la gravedad de este atentado político supera en importancia cualquier irregularidad administrativa o financiera de las que se piensan auditar. ¿No sería más lógico y urgente auditar a todos los organismos que han realizado un trabajo ineficaz e ineficiente respecto al 11-M?

¿No sería conveniente auditar a los que han impedido la investigación? Alguien puede objetar que las investigaciones policiales, la instrucción sumarial, el juicio, la sentencia etc., son infalibles, pero la tozudez de la realidad demuestra justamente lo contrario. Al menos esta es mi pobre visión de los hechos. El tiempo y la perseverancia de unos pocos así como el silencio y el "olvido forzoso" de casi todos van haciendo que, algún día no lejano, las piezas (auténticas y falsas) del 11-M nos permitan configurar el rompecabezas de lo que realmente sucedió.

Si los gobiernos dedican sabrosas partidas presupuestarias para la preservación de especies en extinción, ¿van a escatimar esfuerzos para preservar la especie humana?

El interés de España
Cayetano González Estrella Digital 31 Mayo 2011

El PSOE ha taponado como ha podido el boquete que las urnas le había producido el 22-M. Lo ha hecho por la vía rápida, designando sucesor de Zapatero a quien es el mejor valorado por los militantes y votantes socialistas. Pero en este empeño, el todavía secretario general del partido se ha dejado muchos pelos en la gatera. Fundamentalmente, el poder presumir que en su partido -a diferencia de en el PP- no había "dedazo" para designar sucesor. El canto a la democracia interna a la que eran tan dados en el PSOE con el sistema de primarias ha quedado enterrado de por vida, porque ¿qué diferencia hay entre el "dedazo" de Aznar sobre Rajoy a finales de agosto del 2003 y el de ahora de Zapatero sobre Rubalcaba?

El PSOE habrá arreglado un problema interno, pero lo ha hecho pensando única y exclusivamente en sus intereses y no en el de todos los españoles. Si hubiera optado por esta segunda posibilidad, además de elegir sucesor de Zapatero, este habría mandado alguna señal sobre lo que la opinión pública desea de forma mayoritaria: un adelanto electoral al otoño para que los ciudadanos puedan decidir si conviene dar paso a una alternativa distinta al actual Gobierno. Todo lo contrario. Zapatero ha dicho que su propósito es agotar la legislatura y por lo tanto que las elecciones generales tengan lugar en marzo del año que viene. Otra cosa es que la delicada situación económica en la que nos encontramos, los mercados internacionales, la Unión Europea; es decir, las circunstancias externas que influyen y mucho en nuestra actual situación le obliguen a Zapatero a desdecirse de ese propósito de agotar la legislatura.

Tampoco en el PP andan muy sobrados de mirar por los intereses generales antes que por los propios. Más parece que siguen en su estrategia de desgaste del adversario, lo que visto lo que han dicho las urnas el 22-M, no les ha dado mal resultado. Porque los populares tienen en sus manos un instrumento plenamente constitucional que es el de la moción de censura. Parece lógico que si los españoles han censurado contundentemente hace nueve días al Gobierno y al PSOE, el principal partido de la oposición debería rematar esa jugada en el Congreso de los Diputados. Una moción de censura que Rajoy podría presentar con un solo punto en su programa: si la gana, al día siguiente, como presidente del Gobierno, se comprometería a convocar elecciones.

Pero ya se sabe que desde hace un tiempo, los partidos políticos en España suelen anteponer sus intereses a los de los ciudadanos. Ahí radica una de las causas, no la única, del hartazgo hacia la clase política y que en estas últimas elecciones tuvo una traducción francamente significativa en ese casi millón de votos en blanco o nulos. Una cifra sobre la que ninguno de los dos grandes partidos ha querido decir nada. Por algo será.

Cuidado: socialistas cabreados
Antonio Pérez Henares www.elsemanaldigital.com 31 Mayo 2011

Los socialistas están enfadados. Pero no crean que con sus dirigentes, ni con sus actitudes. No. Con quienes están enfadados es con nosotros. Están que echan chispas porque no les hemos votado. Se sienten estafados por el electorado, por "sus" votantes, en suma traicionados por el "pueblo", que como todo el mundo sabe es por principio y esencia suyo. Y de lo contrario es que el pueblo se ha equivocado. Es, ya lo dijo el gran filósofo de Getafe, "tonto de los cojones".

Esa es en el fondo la apreciación de la izquierda de siempre, y aunque resulte una verdadera temeridad entender al PSOE como izquierda, sus envoltorios y tics los exterioriza y sobreactua más que nadie, quizás para camuflar la endeblez de fondos y contenidos. Después de la hecatombe sufrida el 22-M la reacción de no pocos de sus cuadros y capitostes autonómicos y locales es la de un cabreo sordo que en ocasiones no es mudo y deja fluir esa inquina por verse desalojados del poder. Cierto que las cúpulas contienen el lenguaje y son más contenidos pero basta rascar un poco en capataces, cofrades y costaleros del partido para que esa sulfurada rabia se desborde. Culpables todos. Menos ellos, claro. La misma reacción de siempre. Ante su particular crisis utilizan el mismo registro defensivo que ante la crisis que sufrimos todos: responsabilizar a todos, a todos con tal de no asumir responsabilidad algunas ellos mismos.

Parten, y esto es general en los partidos, de un concepto de posesión y patrimonio de sus votos que en el PSOE se acrecienta con la creencia absoluta de que sus ideas, moral y ética son superiores y el seguirlas les hace a ellos moralmente mejores que el resto de los humanos. La repetida frase de "nuestros votantes se ha quedado en casa" refleja la contumaz estupidez. Si se han quedado en casa, si han votado a otro o han hecho lo que les ha dado la gana son cualquier cosa menos "sus" votantes. Porque bien claro les han dejado que no les da la real gana de serlo. Porque el voto es de cada cual y cada cual hace con él lo que estima oportuno. O debiera hacerlo.

Pero estas dos concepciones de sí mismos y del voto son las que ahora propician ese ofuscado estado de ánimo que lejos de la reflexión y la búsqueda humilde de error cometido, se siente agredido y resentido por haber sido apartado del poder o poderes que entendían casi como parte del patrimonio personal y del partido. Los que no les han votado y ya no digamos los que han osado hasta explicarlo y criticarles son "el perverso enemigo", caídos al "lado oscuro de la fuerza" y vendidos a la "extrema, derecha, extrema" que se come a los niños.

Pues más vale que se les vaya pasando. Más les vale recuperar humildad y repasar lo sucedido para corregir errores y actitudes. En eso deberían estar pero no parece que lo estén. Ni su sanedrín de derrotados incapaz de asumir una responsabilidad y obrar en consecuencia ni por la pléyade de cargos desalojados en ciudades, provincias y capitales que habían ya supuesto que los sillones eran de su exclusiva propiedad y usufructo. Todos muy enfadados. Vamos que hay que andarse con cuidado con tropezarse con ellos.

******************* Sección "bilingüe" ***********************

Cordón sanitario sí, pero con Bildu
EDITORIAL Libertad Digital 31 Mayo 2011

La última y más inesperada de las sorpresas postelectorales podría materializarse en pactos entre Bildu y el PSOE. Aunque Patxi López descartaba no hace mucho acuerdos a corto plazo entre las dos formaciones, todo indica que los contactos ya existen y que caben pactos en un futuro no tan lejano como dice desear el lehendakari. Sería, en principio, algo que ciertos sectores del PSE vienen demandando desde hace tiempo: convertir a Bildu en la Esquerra del País Vasco y pactar alegremente con ella para formar gobiernos "de izquierdas".

El problema es que, para la mayor parte de votantes del PSE, y no digamos ya del PSOE, llegar a acuerdos con Bildu es directamente un insulto. Es posible que algunos de ellos estuviesen más o menos de acuerdo con legalizar las listas, pero de ahí a pactar con la sucesora de Batasuna (y, por tanto, de ETA) media un trecho importante. Eso, en la parte que toca al PSOE y sus votantes. Para el resto del país, ver cómo el partido de Rubalcaba se solaza con Bildu después del indigno espectáculo del Tribunal Constitucional es una doble e intolerable traición.

Lleguen o no a acuerdos, no deja de resultar llamativo que un partido que gobierna gracias al apoyo del PP se deslice por semejante pendiente. Por ello, Antonio Basagoiti, socio de legislatura de López, tiene la obligación política y, especialmente, moral de cortar por lo sano sus ataduras el Gobierno autonómico en el caso de que esas conversaciones continúen y de que termine produciéndose un pacto, aunque sea mínimo, con Bildu.

Ha llegado la hora de recuperar la vieja idea del cordón sanitario que cierta izquierda extrema quería aplicarle al PP, pero para utilizarla con Bildu. Sería del todo deseable que una formación que es instrumentada por ETA viese cómo el resto de partidos –incluido el PNV– la margina en todas las instituciones. Por desgracia, es dudoso que, por lo que se refiere a los partidos nacionalistas, semejante política vaya a cuajar. El PSOE, sin embargo, debería de ser el más interesado en ello, si es que de verdad quiere disponer de alguna oportunidad en las elecciones generales de marzo. Si la Nación y el Estado de Derecho no le interesan, al menos no debería desafiar sin sentido a su propio electorado.

El dia de la ira (Dies irae)
Francisco Rubiales Periodista Digital 31 Mayo 2011

Nadie había previsto la magnitud de la derrota socialista que se produjo el 22 de mayo, ni siquiera las más certeras encuestas, ni los más conspicuos observadores y analistas, ni la pléyade de asesores que el gobierno socialista paga para que prevenga y neutralice las amenazas. La gran incógnita que los socialistas y peperos deben descifrar con urgencia, si no quieren ser devorados por el futuro, es ¿por qué se produjo ese terrible castigo?

Este blog Voto en Blanco, cuya misión única es abrir las mentes con la verdad para que existan cada día más ciudadanos informados, independientes, pensantes, responsables y reflexivos, quiere contribuir a descifrar ese misterio con la siguiente tesis:

Dos fatalidades convergieron en la jornada del 22 de mayo y, juntas, hicieron posible el desastre socialista que ha dejado el mapa de España teñido de azul.

La primera fue la presencia de Zapatero en el poder, toda una provocación para los ciudadanos, que ansiaban practicar la venganza contra él y no encontraron mejor manera de hacerlo que votando a sus adversarios de derecha, a pesar de que Rajoy y los suyos no había hecho casi nada por despertar la ilusión de los ciudadanos, ni siquiera se atrevieron a presentar un programa claro para combatir la crisis que atenaza a España y pone de rodillas a los españoles. El PSOE, a pesar de que ya tiene sus sentidos y reflejos muy atrofiados por la riqueza y el deterioro del poder, supo vislumbrar el desastre que se avecinaba y exigió a su líder que prometiera públicamente que no se presentaría a las elecciones de 2012. Pero aquel movimiento, insuficiente, no sólo no surtió efecto, sino que alimentó la hoguera del odio hacia un Zapatero al que los españoles identifican ya con la mentira, la falsedad, el despilfarro, el desprestigio de España, la desintegración del país, el desempleo, la pobreza que avanza y otros males como la corrupción, el deterioro de la política y la arbitrariedad a gran escala. La presencia de Zapatero en los mítines y en la vida política reforzó el deseo de venganza y cientos de miles de españoles la ejercieron con frialdad y crueldad el 22 de mayo, arruinando, por culpa de Zapatero, a miles de candidatos socialistas en todo el país, que no tenían otra culpa que ser compañeros de partido del dirigente más rechazado por su pueblo en toda la moderna historia de España.

La segunda fatalidad que hizo posible el gran desastre electoral socialista fueron las movilizaciones y acampadas del "Movimiento 15 M", que despertó una enorme admiración y adhesión en millones de españoles, que deseaban en su fuero interno sumarse a las acampadas, pero que no se atrevían, ni lo veían apropiado por cuestiones de edad, estética y posición social. Pero, secretamente, creció en ellos el deseo de castigar al injusto sistema que denunciaban los jóvenes en las plazas: "No hay pan para tanto chorizo", "Game Over para los políticos", etc., Cuando llegó la hora de votar, descubrieron que podían sumarse al movimiento juvenil depositando un voto de castigo a los que mandaban. Ese sentimiento movilizó contra el PSOE a cientos de miles de votantes, muchos de los cuales ni siquiera confiaban en el PP, ni le habían votado nunca, pero lo hicieron entonces porque sabían que ese voto iba a dolerle al poder establecido y odiado: a los políticos arrogantes, al Tribunal Constitucional que había legalizado a BILDU, a los banqueros amigos de Zapatero, a los sindicatos amancebados con los socialistas, a la legión de corruptos que en Andalucía robaban pensiones y a las mentiras, engaños y múltiples carencias de un Zapatero que se ha convertido en pararayos de todo el odio y el recelo de los ciudadanos honrados de España.

Puede afirmarse con la mayor contundencia que la presencia de Zapatero al frente del PSOE y del gobierno atrajo y concentró el repudio ciudadano y que la rebeldía del Movimiento 15 M, presente en las plazas de España, contagió a la ciudadanía, que ejerció su particular censura en las urnas votando contra el gobierno. Algunos presidentes de mesa e interventores en la jornada electoral han contado que muchas personas mayores les decían: "nuestros hijos están en las acampadas y nosotros les apoyamos con este voto". Eran votos cabreados y rebeldes que fluyeron como un río contra un Zapatero, que es ya, para la mayoría de los españoles, el símbolo supremo de la indecencia política.

Juntas, esa dos fataliadades hicieron posible el desastre socialista del 22 de mayo.

Rubalcaba
La continuidad del peor Zapatero
Guillermo Dupuy Libertad Digital 31 Mayo 2011

El "dedazo" de Zapatero a favor de Rubalcaba (que tanto Zapatero como Rubalcaba disfrazan de "primarias", y que otros han presentado erróneamente de "golpe", incluso de "traición", de Rubalcaba contra Zapatero) queda muy bien reflejado, esta vez sí, en la noticia que Marisa Cruz y Manuel Sánchez firman este lunes en El Mundo y que lleva por título Zapatero decidió en octubre que su heredero fuera Rubalcaba. En ella se afirma que el presidente del Gobierno entregó "a sabiendas" a Rubalcaba el año pasado un poder inmenso para ponerle claramente "en pista de salida". Los periodistas aseguran que, ya por entonces, Zapatero confesó claramente, tanto a la ex vicepresidenta Fernández de la Vega, como a la propia Carmen Chacón, sus intenciones a favor de Rubalcaba.

Por todo ello debemos ser conscientes de que Zapatero ha conseguido, al menos por ahora, un triunfo indiscutible, que no es otro que evitar que su descontada marcha y el no menos previsto desplome electoral del PSOE en estas elecciones municipales y autonómicas provoquen en el partido una catarsis, fruto de la cual se diera una ruptura con lo que ha significado su nihilista paso por el Gobierno.

Nadie simboliza mejor la continuidad y la terrible esencia de lo que ha constituido el zapaterismo, mejor aun que el propio Zapatero, que Alfredo Pérez Rubalcaba.

Presentar a Rubalcaba como algo distinto o distante a lo que Zapatero ha significado para España, para la democracia y para el propio PSOE no sólo es un error; es un disparate que puede entorpecer y desviar su crítica, como –lo que es peor– ser inconscientes del escalofriante escenario que nos espera. Y no lo digo ya por las fechorías que sean capaces de hacer hasta las próximas elecciones generales; lo digo, sobre todo, por las que cabe esperar que hagan la próxima legislatura si al frente de la oposición se encuentra Rubalcaba.

Si Rubalcaba sobrevive al frente del PSOE a su descontada derrota en las generales, ¿se cree alguien que no va utilizar –entonces sí– contra el futuro Gobierno del PP movimientos como el del 15-M, más aun si Rajoy hace los ajustes y reformas que requiere nuestra mortecina economía?

¿Y qué me dicen de lo que haría Rubalcaba como líder de la oposición si el Gobierno de Rajoy se atreve a enfrentarse con esa "paz" de ETA/ZP que exige la permanencia de Bildu en las instituciones, la continuidad del proceso de excarcelación o cuando menos beneficios penitenciarios para los etarras presos, así como un nuevo "estatuto" para el País Vasco, como mínimo tan soberanista e inconstitucional como el que ya tiene Cataluña? ¿Se cree alguien que Rubalcaba no utilizaría contra el Gobierno del PP el riesgo de que los terroristas vuelvan a derramar sangre, tal y como ya hizo el 11-M?

Sólo desde la torpeza de minusvalorar el genio diabólico de Rubalcaba se puede ignorar la bomba de relojería que para España seguirá constituyendo la herencia y el heredero de Zapatero. Y eso, incluso en el caso de que el PP, siempre acomplejado e inconsciente de sus propias fuerzas, gobernase por mayoría absoluta. No digamos ya nada si Rajoy necesita para gobernar caer simpático a los nacionalistas.

Críticas al modelo trilingüe de Camps por 'maquillar la imposición del valenciano'
La Generalitat implantará un tercio de asignaturas en valenciano, otro en castellano y un tercero en inglés
Europa Press www.lavozlibre.com 31 Mayo 2011

Madrid.- La Asociación Nacional por la Libertad Lingüística (ANLL) no considera que el borrador de decreto lingüístico en la Comunidad Valenciana planteado este lunes por el consejero de Educación, Alejandro Font de Mora, suponga "un avance en materia de libertad lingüística", sino "un intento de maquillar la imposición del valenciano de la que venía haciendo gala en Gobierno de Camps".

La ANLL, en un comunicado, ha explicado que en el último año y medio ha estado denunciando que la política lingüística de la Comunitat Valenciana "separa los municipios en castellanoparlantes y valencianoparlantes y no obliga a que en estos últimos haya líneas educativas en castellano".

Asimismo, ha asegurado que le "sorprende" que el consejero de Educación, Alejando Font de Mora, actualmente en funciones, haya esperado al paso de las elecciones autonómicas del pasado 22 de mayo para anunciar la implantación de este nuevo modelo que "impondrá obligatoriamente un tercio de asignaturas en valenciano, un tercio en castellano y la incorporación de la lengua extranjera".

"Se trata de una imposición mejor que la que se venía haciendo, pero en resumidas cuentas, una imposición", ha manifestado la asociación, que lamenta que el Gobierno de Francisco Camps "no haya accedido a enfocar el tema lingüístico desde la libertad por parte de los padres para elegir la lengua, entre las oficiales, en la que educar a sus hijos".

Las reivindicaciones de la ANLL se basaban en que "en muchos municipios de la Comunitat Valenciana era imposible escolarizar a un niño en castellano, con la asignatura de valenciano, cosa que si que podía realizarse en sentido inverso". Con este nuevo modelo, "si bien el castellano estará presente al menos en un tercio de las horas lectivas, sigue sin darse demanda a nuestra petición de libertad lingüística", ha resaltado.

La Asociación Nacional por la Libertad Lingüística, que espera tener más información sobre el nuevo modelo, ha anunciado que solicitará a Educación una reunión para que explique "a fondo" este tema.

Del mismo modo, ha aseverado que mantendrán su propuesta de crear tres líneas educativas, una en valenciano, otra en castellano y otra bilingüe, "para que todos los padres puedan elegir en libertad". "Si pretenden utilizar la lengua extranjera para imponer un modelo cerrado y huir de nuestra propuesta de libre elección, será que no han comprendido nada", ha subrayado la asociación.

Legalmente no deberían estar matriculados
La UPV aprobó a etarras deportados con trabajos falsos sobre los presos
La juez asegura que la evaluación a los terroristas se caracterizaba por “la orfandad total”. Los pistoleros superaban asignaturas con textos sobre su estancia en prisión.
Alberto Lardiés. Madrid www.gaceta.es 31 Mayo 2011

Dos irregularidades por el precio de una. No sólo los profesores de la Universidad del País Vasco (UPV) aprobaban a etarras deportados que legalmente no deberían estar matriculados, como ya ha revelado LA GACETA. Para más inri, los docentes daban por buenos trabajos falsos de los terroristas.

Así consta en un auto dictado el pasado 17 de mayo por un juzgado de Guecho (Vizcaya). La juez que se ocupa de este turbio asunto, por el que ya hay imputados cuatro miembros del centro universitario, asegura que el sistema de evaluación a los “alumnos especiales” –los etarras– se caracterizaba por “la ausencia de sistema, la orfandad total”.

No había ningún tipo de directriz clara por parte del Rectorado o de cada Departamento de la UPV, por lo que cada profesor “fijó el sistema que tenía por conveniente”. En suma, ni orden ni control a la hora de aprobar asignaturas a etarras, quienes obtenían beneficios penitenciarios gracias a esos aprobados.

Los nombres de los trabajos presentados por los terroristas no tienen desperdicio. La propia juez del caso, Mari Carmen Aznar Plaza, asegura que su contenido “no parece que sea apto para evaluar los conocimientos adquiridos por el alumno en la asignatura impartida”. En muchos casos, los pistoleros elaboraban documentos que tenían que ver con su estancia o la de sus compañeros de fechorías en prisión.

Por ejemplo, un etarra aprobó una asignatura del departamento de Comunicación Audiovisual y Publicidad con el trabajo “Los medios de incomunicación en el entorno penitenciario español”. Otro miembro de la banda asesina aprobó una asignatura quinto curso de Sociología merced al trabajo “Euskal Truman’s Show”. En esa misma carrera, otro terrorista aprobó una asignatura con el texto “El largo periodo de permanencia en prisión”. Una modalidad muy utilizada era presentar trabajos sobre la necesidad de una selección vasca de fútbol. Y así sucesivamente.

Como ha ido revelando este diario, hasta 12 miembros de la UPV han sido investigados por el escándalo de los aprobados que concedían a etarras deportados. El citado juzgado de Guecho ha imputado a cuatro de ellos por prevaricación. Pero los otros ocho podrían entrar en la causa más adelante.

Los imputados hasta el momento son José Antolín Iria, Miren Gorrotxategui Azurmendi, Xabier Aierdi Urraza e Imanol Tejero. A los cuatro se les acusa por conceder beneficios académicos a etarras deportados a Cabo Verde y República Dominicana. Ejercen la acusación popular los abogados Juan Carlos Rodríguez Segura y Manuela Rubio, en nombre de la asociación Voces Contra el Terrorismo, de Francisco José Alcaraz.

Recortes de Prensa   Página Inicial