AGLI

Recortes de Prensa   Domingo 12 Junio 2011

 

El verdadero enemigo
Francisco Rubiales Periodista Digital 12 Junio 2011

Las recientes elecciones autonómicas y municipales españolas, en las que el partido gobernante ha sido vapuleado por los ciudadanos, constituyen una prueba
clara de que existe un conflicto creciente y profundo entre gobernantes y gobernados, que será, sin duda alguna, el principal rasgo de la política mundial en
el siglo XXI.

Cada día hay más gente que opina que el verdadero enemigo del ciudadano es el gobierno y que los gobiernos cada día son más hostiles con sus propios
ciudadanos, a los que temen porque saben que tienen motivos más que suficientes para la rebelión.

Muchos gobiernos con mala conciencia porque han fracasado y han empobrecido la sociedad contemplan al ciudadano como su enemigo natural, como a gente que, en
buena lógica, debería exigirles eficacia y que debería echarles del poder por inútiles. El ciudadano, por su parte, mira al gobierno con recelo y se siente
cada día más estafado y maltratado por el poder. Como consecuencia de esos sentimientos, los gobiernos miman más a su policía represiva y la dotan de los más
modernos materiales antidisturbio que a sus jércitos, instrumentos éstos diseñados para guerras exteriores, que son cada día más improbables.

Si eres un empresario español que has tenido que cerrar tu empresa porque las administraciones públicas no te pagan, ¿quien es tu enemigo, el gobierno o ETA?

Si eres un pensionista al que han rebajado la pensión y que contempla impotente como pierde poder adquisitivo cada año, mientras los políticos hacen
ostentación de su poder, riqueza y despilfarro, ¿quién es tu enemigo, el gobierno o Bin Laden? Si eres un parado que sufre a diario y se siente humillado
porque la torpeza del gobierno de Zapatero ante la crisis te impide alimentar y educar a tu familia, ¿quien es tu verdadero enemigo? El pueblo de Islandia lo
tiene tan claro que ha decidido destituir y juzgar por negligencia a su primer ministro Geir Haarde, el primero del mundo que se sienta en el banquillo por
su mala gestión de la economía. También lo tuvieron claro los ciudadanos alzados de Túnez, Egipto, Siria, Yemen y otros países regidos por tiranos
desalmados.

Por su parte, los gobiernos de países como Siria, Yemen y otros son incapaces de agredir a un enemigo externo porque temen que su reacción armada les
arrebate el poder, pero los muy cobardes y asesinos no dudan en disparar contra su propio pueblo, que, desarmado, se manifiesta en calles y plazas demandando
justicia y libertad.

El número de ciudadanos que se sienten enemigos de sus respectivos gobiernos crece de manera vertiginosa en todo el mundo, del mismo modo que los políticos
adquieren cada día con más firmeza la conciencia de que los ciudadanos, indignados ante el fracaso de sus gobernantes, están agazapados, dispuestos a
expulsarlos del poder y arrebatarles sus injustos privilegios y ventajas.

Hay países, entre ellos España, donde el enfrentamiento latente entre gobernantes y gobernados es palpable. Cuando uno reflexiona con serenidad sobre ese
asunto, descubre que quien te está fastidiando la vida y te amenaza no son los terroristas, ni el imperialismo, ni Gran Bretaña, ni el capitalismo salvaje,
sino tu propio gobierno, que es el que te cobra más impuestos de lo debido, el que despilfarra tu dinero, el que te margina porque piensas diferente, el que
se endeuda irresponsablemente, empeñando el futuro de las próximas generaciones, el que se reparte privilegios, el que impide con su torpeza que tus hijos
puedan tener un empleo, el que hace pagar a los débiles la factura de la crisis y el que está convirtiendo la vida de los españoles en un suplicio.

Cuando yo investigaba preparando mi libro "Periodistas Sometidos, los perros del poder" (Almuzara 2009), pronto descubrí que el enfrentamiento entre los
gobiernos y sus propios pueblos se convertiría en uno de los nuevos fenómenos determinantes de la política mundial. Los ciudadanos, en muchos países, ya
están votando sistemáticamente en contra de lo que le proponen sus gobiernos y la mayoría de los partidos en el poder pierden las elecciones no tanto porque
sus adversarios les derroten, sino porque sus ciudadanos sienten deseos de castigarlos, expulsándolos del poder.

La historia de Zapatero en España es elocuente. Rechazado masivamente por su pueblo, que le pide que se marche y convoque elecciones, Zapatero ha decidido
permanecer en la Moncloa hasta el fin de su mandato, una burla a la voluntad popular mayoritaria que los votantes españoles van a hacerle pagar al PSOE con
una derrota memorable.

Hay dos párrafos en mi libro citado que explican con claridad el problema:
"El sistema político está tan mal diseñado que termina por enfrentar a los administradores con los administrados, a los gobernantes con los ciudadanos y a
los representantes con aquellos a los que dicen representar. El político mira con recelo y termina odiando al ciudadano porque es consciente de que lo ha
convertido en víctima y destronado como soberano de la democracia, despojándolo de sus derechos y del protagonismo que le corresponde en el sistema, porque
sabe que el ciudadano es el único poder que le amenaza, el que puede un día exigirle, criticarle y echarle del gobierno, privándole de sus privilegios
ilegítimos".

"La sociedad mundial está infectada tras haber contraído la enfermedad del neodespotismo pseudodemocrático, una aberración que degrada y desvirtúa la
democracia hasta hacer posible que las élites de los modernos partidos políticos ejerzan un poder ilícito que se traduce en dominio y sojuzgamiento".

Quizás la clave esté en lo que decía Rousseau, que terminaba su Discurso sobre el origen de la desigualdad entre los hombres afirmando que “es contra las
leyes de la naturaleza, como se quieran definir éstas, que un imbécil conduzca a un hombre sabio”. Por idénticas razones, podemos afirmar que también es
contrario a las leyes de la naturaleza que un corrupto ineficiente conduzca, desde el poder, a ciudadanos virtuosos. Y, sin embargo, eso está sucediendo en
nuestras democracias. Si el pueblo elige en las urnas a un déspota para gobernarlo, ¿puede considerarse libre por el hecho de que el despotismo ha sido su
propia obra?

Voto en Blanco

En deuda con la AVT
Editoriales ABC 12 Junio 2011

Durante décadas solo fueron viudas o huérfanos, pero no víctimas del terror

LA historia democrática de España no puede entenderse en su integridad sin la aportación que las víctimas del terrorismo han hecho, y siguen haciendo, a la
convivencia nacional. Es oportuno recordarlo ahora, cuando la Asociación de Víctimas del Terrorismo cumple su treinta aniversario. España tiene una deuda
impagable con estas víctimas. Han sido decisivas para que la sociedad española adquiriera la fortaleza necesaria para enfrentarse a ETA, repudiando tanto la
guerra sucia como la claudicación como vías para poner fin a la violencia. Nunca se ha oído a las víctimas de ETA pedir respuestas que fueran un paso más
allá del límite de la ley. Esta contención de los sentimientos de las víctimas ha reforzado éticamente el Estado de Derecho y ha dado soporte a los gobiernos
que han estado realmente comprometidos con la derrota incondicional de ETA. No siempre las víctimas se han visto correspondidas de manera equivalente.
Durante décadas solo fueron viudas o huérfanos, pero no víctimas del terror. Por eso, ETA sumó una nueva derrota cuando el Estado asumió que no habría paz
sin justicia, reparación y memoria para las víctimas. En la misma medida, las víctimas fueron postergadas cuando la negociación con ETA exigía hacerlas
invisibles.

El aniversario de la AVT bien merece un homenaje a las víctimas de todos los terrorismos, en paridad a los que reciben las instituciones y los personajes que
han hecho posible la democracia en España. No se trata de darles consuelo, ni una palmada en la espalda, sino de considerarlas como una referencia
insustituible de la dignidad democrática. Además, su función histórica no ha acabado, porque ETA sigue viva, ya sea para seguir matando, ya sea para lograr
un cese de violencia a su medida, sin justicia, sin dignidad y sin reparación.

Lenguas en RTVG y miedo a la libertad
Roberto Blanco Valdés La Voz 12 Junio 2011

Cuando en 1984 se creó la Compañía de Radio Televisión de Galicia, el artículo 1.º de su ley fundacional determinó que aquella tendría la misión de
promocionar, difundir e impulsar la lengua gallega. Aunque de esa declaración no se deducía forzosamente el monolingüismo en RTVG, tal acabó por ser, sin
embargo, el modelo de nuestros medios públicos de comunicación.

Es discutible si tal modelo estuvo justificado en su momento, y lo es que todos los que apoyaron ese artículo lo hicieran con la intención de expulsar por
completo de RTVG al castellano. Pero, incluso aceptando que en 1984 existieran motivos para una apuesta así en favor del gallego, que salía ciertamente
maltratado tras un largo período de discriminación por las autoridades del franquismo, parece obvio que tres décadas de algo bastante parecido a lo contrario
es tiempo más que suficiente para normalizar ya las cosas de verdad.

Es decir, para asumir no solo lo que establecen la Constitución y el Estatuto -que el castellano y el gallego son las dos lenguas oficiales de Galicia-, sino
también lo que impone la realidad sociolingüística de un territorio que lleva tres décadas viviendo en libertad: que en Galicia se hablan dos lenguas y que
muchos de los hablantes preferentes de una y otra utilizan las dos de forma ocasional sin que ello les suponga ningún tipo de problema.

Mantener a la vista de esa realidad, que no es fruto de ninguna imposición sino del ejercicio de la autonomía individual en una sociedad libre, un modelo de
RTVG monolingüe, tal y como acaba de aceptar el PP por las presiones del PSOE en la negociación sobre la nueva ley reguladora de los medios públicos
gallegos, constituye un grave error y una injusticia flagrante con una parte del país: la que, con todo su derecho, habla en castellano y paga sus impuestos,
pero no puede ver ni oír en la radio y la televisión que se financian con ellos ningún programa realizado en su propia lengua.

Tal situación es no solo injusta e incoherente con la sociología de Galicia, sino además inútil por completo para la consecución del fin -la defensa del
gallego- que, con ella, supuestamente se persigue. Pues lo que tendrían que explicar los que temen a la libertad como a la lumbre es por qué después de
tantos años de promoción e impulso del gallego en todos los niveles oficiales (eso que llaman normalización lingüística) su número de hablantes viene
disminuyendo de forma permanente.

Destacados defensores de ese modelo de normalización intentaron, bajando a la realidad, explicarlo hace unos meses, pero los guardianes de la ortodoxia
impositora enseguida los acusaron de ser enemigos del gallego y del país. Algunos que hablamos gallego desde niños estamos ya acostumbrados, por defender la
libertad, a sufrir tales infundios.

CASTA PARASITARIA
¿Crisis? El retiro dorado de la casta política
 Minuto Digital 12 Junio 2011

Los ex presidentes de los gobiernos autonómicos gozan, en algunos casos y si así lo solicitan, de un retiro dorado, una oficina desde la que poder seguir
desarrollando su actividad profesional, así como de otros privilegios regulados por ley como una asignación vinculada a su estancia en el Gobierno.

Seis comunidades -Cataluña, País Vasco, Extremadura, Comunidad Valenciana y Andalucía y Castilla-La Mancha-, tienen regulado facilitar a los expresidentes
los medios necesarios para el sostenimiento de una oficina adecuada a las responsabilidades y funciones ejercidas, así como la dotación presupuestaria para
su funcionamiento y atenciones de carácter social y protocolario.

En el caso del País Vasco, los tres exlehendakaris, Carlos Garaicoetxea, José Antonio Ardanza y Juan José Ibarretxe, cuentan con oficinas, el primero en
Pamplona y los otros dos en Vitoria.

Las de Garaicoetxea y Ardanza se crearon en 1999 cuando un decreto reguló el estatuto del exlehendakari, que establece para los expresidentes del Gobierno
vasco una oficina, con una secretaria nombrada a su elección, coche y chófer.

Estas oficinas se han puesto estos días de actualidad de la mano del expresidente extremeño Juan Carlos Rodríguez Ibarra, tras las críticas vertidas por el
PP, que ha criticado la inversión de 1,6 millones de euros en la oficina que se puso en marcha en 2007.

La Asamblea de Extremadura garantiza a los expresidentes una oficina, el tratamiento de “presidente” y una asignación mensual, así como dietas,
indemnizaciones por gastos de viaje, estancias y traslados por asistencia a actos en los que representan a la Comunidad.

Cataluña cuenta con tres oficinas de expresidentes de la Generalitat: la de Jordi Pujol, creada a finales de 2003; la de Pasqual Maragall, abierta en 2006; y
la de José Montilla, que entró en funcionamiento a finales del pasado año.
Privilegios regulados

Los expresidentes catalanes perciben por un periodo equivalente a la mitad del tiempo que han estado en el cargo y, como mínimo, por una legislatura, una
asignación mensual del 80 por ciento de la retribución mensual que corresponde al cargo de presidente de la Generalitat, pero cuando llegan a los 65 años esa
asignación se reduce al 60 por ciento.

No obstante, dentro de la política de contención del gasto del actual Gobierno catalán, los ex presidentes Jordi Pujol y Pasqual Maragall verán reducida en
un tercio la asignación que perciben por sus oficinas, porque con la misma partida que el año pasado se financiará también la de José Montilla.

En Andalucía y la Comunidad Valenciana, el estatuto de los expresidentes regula medios materiales y personales para el sostenimiento de una oficina si así lo
solicitan, si bien en la actualidad ninguno de ellos lo ha reclamado.

En el caso de la Comunidad Valenciana, el expresidente Joan Lerma sigue de senador, Eduardo Zaplana trabaja como consejero de Telefónica y José Luis Olivas
es presidente de Bancaja.

De los expresidentes andaluces, Rafael Escuredo trabaja en su despacho de abogados, José Rodríguez de la Borbolla se dedica a la docencia en la Universidad
de Sevilla y Manuel Chaves es vicepresidente tercero del Gobierno y ministro de Política Territorial.

También por ley, en Castilla-La Mancha los expresidentes tienen derecho a una oficina, pero el actual jefe del Ejecutivo en funciones, José María Barreda, ha
avanzado que renunciará a ese estatus, mientras que su antecesor José Bono sólo hizo uso de la misma entre los años 2006 y 2008.

Además de las oficinas, estas dos últimas comunidades también regulan por ley que los expresidentes formen parte de los consejos jurídicos consultivos,
fórmula que también se recoge en las leyes de Galicia, Madrid y Castilla y León.

En la Comunidad de Madrid, el expresidente Joaquín Leguina disfrutó de un servicio de secretaria y chófer en la etapa en la que Alberto Ruiz-Gallardón estaba
al frente del Ejecutivo regional, pero hoy día sólo forma parte como miembro nato del Consejo Consultivo.

Al ocupar la Alcaldía de la capital, Gallardón no dispone de ninguna prestación de la administración regional a pesar de haber estado dos legislaturas al
frente de la misma.

Frente a estas comunidades, los exdirigentes de Aragón, Asturias, Baleares, Canarias, Cantabria, La Rioja y Navarra no cuentan con oficina para continuar
desempeñando su trabajo como ex altos cargos responsables, pero en algunos casos conservan el título protocolario de “excelentísimo” y son vocales de
distintos órganos autonómicos.

En la mayoría de los casos, en estas comunidades los expresidentes, tras cesar en su cargo, se convierten en ciudadanos sin ningún tipo de privilegios.

Por tierras vascas
Bilbao y Vitoria se parecen más a lo que fueron: la ciudad vasca más cosmopolita y la más española de las ciudades vascas
JOSÉ MARÍA CARRASCAL ABC 12 Junio 2011

ACABO de hacer un viaje relámpago al País Vasco —día y medio—, pero tan intenso que mantuve doce entrevistas en medios de comunicación y hasta me dio tiempo
a callejear un poco por Bilbao y Vitoria. La impresión: aquello está mucho más tranquilo que en mis visitas anteriores. No me atrevo a decir relajado porque
sería incierto. En cuanto se escarba un poco, se aprecia que todo el mundo es consciente de que el problema de fondo vasco, el terrorismo, sigue ahí, al
acecho. Es más, podría reaparecer en cualquier momento. Pero la posibilidad ha disminuido, y eso se debe principalmente a la acción moderada que ha venido
ejerciendo un gobierno socialista apoyado por los populares.

¿Entonces —puede que me pregunte alguno de ustedes— el notable avance de Bildu en las elecciones no ha tensado el ambiente? Lo ha tensado, en efecto, pero
más que nada, para el PNV —es mi respuesta—, hasta el punto de que puede decirse que el gran perdedor de las últimas elecciones ha sido el partido de
Urkullu. De monopolizador en las urnas del nacionalismo, se ha encontrado como un competidor mucho más fuerte del que esperaba, con perdida de bastantes
alcaldías y situarle en otras en el dilema de retratarse como aliado de Batasuna —es decir, de Eta— si quiere conservar otras. Y es que la política es una
eterna paradoja. Como la vida.

Y eso no es lo peor para el PNV. Lo peor para el PNV es que, a la larga, tiene perdida esa batalla. La tiene perdida porque el nacionalismo es, más que una
ideología, un sentimiento. Como los partidos nacionalistas son, más que partidos políticos —productos de la democracia— religiones políticas, de ahí la
proliferación de sectas en ellos. Y tanto en el terreno de los sentimientos como en el de las sectas, se imponen siempre los radicales, los cruzados de la
causa, por ser los que con más pureza la representan, por hablar al corazón, no a la inteligencia de sus seguidores. Ese es el dilema, cada vez más intenso,
que tendrá que afrontar de aquí en adelante, el PNV: decidir si es un partido político normal o un movimiento quasireligioso, en vez de navegar entre ambas
orillas, como viene haciendo con notable éxito, al pescar votos tanto a babor como a estribor.

Queda siempre el peligro de que Eta, al comprobar el notable avance de los suyos, decida ir a por todas y actuar de la única forma que sabe: la violencia. Un
peligro que no hay que descartar con gentes movidas más por lo irracional que por lo racional. Pero de momento, Bilbao y Vitoria se parecen bastante más a lo
que siempre fueron: la ciudad vasca más cosmopolita y la más española de las ciudades vascas. Me dirán que quedan San Sebastián y la Euskadi profunda, los
caseríos. Y les daré la razón. Pero por algo se empieza.

Las infranqueables murallas del mercado político
Eduard Punset http://www.eduardpunset.es 12 Junio 2011

El mercado político tiene unas murallas que lo convierten en inaccesible a cualquier mente que no forme parte de la estructura interna y subvencionada por el
Estado. En ese sentido no es justo que algunos políticos respondan a las críticas alegando que las reformas se tienen que impulsar únicamente desde dentro.
La ciudadanía, la sociedad civil, el mundo empresarial, universitario e investigador suman mucho más que las personas aglutinadas en los partidos políticos y
no es fácil que estos se hagan eco rápidamente de nuevos despertares.

A esos partidos, los colectivos mencionados otorgaron por circunstancias históricas la representación de todos, hasta prueba de lo contrario, es decir, hasta
que aquellos a quienes se otorgó, democráticamente, la representación de todos se nieguen a escuchar las sugerencias e ideas de reformas que flotan en
cónclaves dispares, escritos, discusiones, tesis doctorales, libros, comentarios, discusiones en plazas públicas o redes sociales, en definitiva, en la
opinión pública. Se trata de nuevos consensos sociales que pueden interesar a la gran mayoría en proceso de formación, pero que pueden no interesar a las
personas e intereses atrincherados en la política anterior.

¿Han cristalizado ya algunos de esos nuevos pensamientos que en un futuro no lejano formarán parte del nuevo estado de cosas –gusten o no gusten a los
políticos de dentro y de fuera del establecimiento–? Para empezar, sería bueno fijarse únicamente en aquellas tesis comprobadas ya y que cuentan con el
parecer mayoritario de los ciudadanos. Vale la pena apuntarlas.

Primero. No parece que guste a la mayoría o que conduzca a mejores horizontes la vieja división del país en derechas e izquierdas, que antaño condujo a la
horrenda Guerra Civil. Es más importante contar y agruparse en torno a los que están por delante de los problemas más acuciantes –como los sistemas de
representación democrática, la reforma educativa, el medio ambiente o la energía– que los que siguen detrás, defendiendo viejos mitos inservibles en el mundo
moderno como el control del estamento jurídico por los partidos políticos. Por favor, la sociedad en pleno está irritada por el discurso político cuando es
más ideológico que centrado en problemas concretos.

Segundo. Es de sabios aceptar que se cometió un error en la transición política extendiendo el poder de los partidos políticos para controlar a los
estamentos judiciales. Se violó el principio sacrosanto de la separación de poderes para dar mayor peso a instrumentos como los partidos políticos, que
apenas habían existido durante el franquismo. Fue un error descomunal de cuya importancia no se percataron los políticos procedentes del franquismo, pero que
habían aceptado el objetivo de la restauración democrática.

Tercero. Nadie disiente de la necesidad de democratizar los partidos políticos y devolver el poder de elección a los ciudadanos. No es tolerable que las
listas de los candidatos a las elecciones las confeccionen los estados mayores de los partidos sin que los ciudadanos tengan nada que decir. El sentir
general está en contra de las listas cerradas. No se puede hacer oídos sordos a este clamor popular; por lo menos, todo el rato. Fue el sentimiento
equivocado que imperó inmediatamente después del franquismo, de nuevo, de que había que dar mucho poder a los partidos políticos para que pudieran
estructurarse.

Por último, los excesos del sector inmobiliario y las heridas infligidas al paisaje muestran claramente que nunca se debió haber permitido que el urbanismo
financiara directa o indirectamente a los partidos políticos y entes municipales con el acuerdo de los dos. Es también urgente corregir esta situación.

La crisis cuestiona la viabilidad del actual modelo autonómico
Las comunidades son incapaces de cumplir sus compromisos de gasto
gonzalo bareño madrid / la voz 12 Junio 2011

El vuelco político en las pasadas elecciones autonómicas y municipales ha dado paso a una batalla entre el PSOE y el PP en torno a la situación financiera de
las autonomías. Populares y socialistas se arrojan públicamente a la cara deficiencias e irregularidades en la gestión de las comunidades que han gobernado
hasta ahora. Pero más allá de la bronca política, los últimos datos sobre el déficit, el incremento del gasto público y el crecimiento de la deuda en las
autonomías ponen en cuestión su capacidad para hacer frente a sus competencias y sus obligaciones de gasto con el actual sistema de financiación.

Un modelo que ha funcionado con relativa estabilidad desde que hace 33 años la Constitución de 1978 consagró el Estado autonómico se ha visto violentamente
sacudido por una crisis económica internacional que pone en duda la propia viabilidad de la actual organización territorial del Estado. El dato más alarmante
para los expertos y para los propios mercados, que tienen en su punto de mira a las comunidades -incluso más que al Gobierno central- es la incapacidad que
están demostrando para contener el déficit, un elemento crucial para hacer frente a la crisis.

Las autonomías pactaron con el Ejecutivo en el Consejo de Política Fiscal y Financiera un límite del 1,3% de déficit para el ejercicio 2011. Pero en los tres
primeros meses de este año algunas se han situado ya al borde de ese máximo anual y la mayoría han superado el porcentaje que les correspondería para este
primer trimestre. El déficit conjunto de las autonomías alcanza en este período el 0,46% del PIB, lo que indica que en tres meses han consumido ya un tercio
de lo previsto para todo el año. Y todo indica que el segundo trimestre será todavía peor.

El problema de fondo que reconocen algunos presidentes autonómicos es la imposibilidad de frenar inversiones y compromisos de gasto que se han generado en
épocas de mayor bonanza económica. Mientras el Gobierno central tiene mayor capacidad para reducir presupuesto en asuntos como las infraestructuras, que se
llevan la mayor parte de su gasto, las autonomías lo tienen más difícil.

La paralización de proyectos e inversiones que afectan a la sanidad o la educación, transferidos con una financiación insuficiente, tendría efectos muy
negativos en términos sociales y un elevado coste político para los Ejecutivos regionales. Lo mismo ocurre con el pago de las prestaciones por dependencia,
que las autonomías asumieron sin contraprestación económica suficiente por parte del Estado.

El resultado es que, a pesar de las llamadas a la contención y de sus propios compromisos, el gasto de las autonomías se ha incrementado un 5,44% de media.
La situación se agrava con el alarmante descenso de los ingresos de las comunidades, que promedia ya un 2,3%. Y ello a pesar de haber recibido por primera
vez el 50% de los principales impuestos nacionales.

Desde Santurce a Bizancio

http://www.nacionespanola.org/esp.php?articulo3720 12 Junio 2011

Ediciones Encuentro, Madrid 2011
Miércoles 1ro de junio de 2011, por DENAES

Jesús Laínz, Desde Santurce a Bizancio. El poder nacionalizador de las palabras. Ediciones Encuentro, Madrid 2011. Prólogo de Amando de Miguel.

Jesús Laínz, Desde Santurce a Bizancio. El poder nacionalizador de las palabras. Ediciones Encuentro, Madrid 2011 La manipulación lingüística no es ni un
fenómeno nacido en nuestros días ni exclusivamente español. Muy al contrario, la tragicómica utilización de la lengua como instrumento opresor y modelador de
las naciones cuenta con ilustres antecedentes en todo lugar y época, sobre todo a partir de que el acceso de las masas a la toma de decisiones políticas
convirtiera al pueblo y la Nación en objetos de adoración.

«Delirio toponímico y onomástico, opresión lingüística, adoctrinamiento partidista en las aulas, exilio y asesinato, todo esto está siendo posible en España
sin necesidad de declarar una guerra. Los españoles han sido capaces de conseguir en la paz resultados parecidos a los de las dos guerras mundiales, no sólo
por la acción de los separatistas, sino también por la dejación de quienes debieran haberse opuesto a ella entre otras razones por estar obligados por las
leyes del Estado del que son órganos, así como por la grave descomposición nacional del pueblo español, que ha perdido la conciencia de sí mismo. Quizá sea
ya demasiado tiempo de Leyenda Negra, de pesimismo noventayochista y de mito antifranquista, pues si Europa en su conjunto probablemente no tarde en morir de
cansancio, España lo hará de exceso de autocrítica. Y, sin embargo, paradójicamente, la realidad es que España está demostrando ser una nación de una
fortaleza y una cohesión extraordinarias, pues muchos otros países europeos han sufrido en los dos últimos siglos secesiones, amputaciones, divisiones,
incorporaciones, desapariciones y todo tipo de modificaciones pacíficas o violentas, por disputas serias o bizantinas, mientras que España lleva un siglo
resistiendo los embates de los separatismos.

Lo irónico del asunto es que los vascos, gallegos y catalanes que apoyan las modas nacionalistas no se están dando cuenta de que las medidas dirigidas supuestamente a defender y fortalecer unas identidades colectivas amenazadas, según dicen, por España, no las están haciendo ningún favor. Lejos de ello, la imposición lingüística y las obsesiones palabreras sólo puede conducir, y se está viendo ya, a la fobia hacia esas lenguas por parte de muchos ciudadanos. Por otro lado, muy difícilmente se puede defender y fortalecer lenguas, historias y personalidades colectivas falsificándolas, adulterándolas y eliminándolas sistemáticamente. Nunca se ha perpetrado un ataque más devastador contra la lengua, la historia y la cultura de esas regiones como el desatado en los últimos treinta años. Los supuestos defensores de las esencias vascas, catalanas y gallegas han demostrado ser sus principales enemigos, pues lo único que han conseguido son ficticias Poldavias, parodias ridículas de aquello que pretenden defender». (páginas 487-488)

Hablemos de un libro excepcional
Amando de Miguel Libertad Digital  12 Junio 2011

Don Jesús se empeña en que hay que llamar "manipulación lingüística" a lo que hacen los nacionalistas con los idiomas. No, señor. La mano es lo que nos
distingue de los animales. Lo que perpetran los nacionalistas es la "pediculación lingüística"

Espero que no me insulten mucho por hacer propaganda de un libro, de su autor, de la portadista y de la editorial. Créanme que se trata de un libro verdaderamente
excepcional de puro bueno. Por eso mismo le he hecho el prologuillo. Cumple reseñar este libro en Libertad Digital porque su asunto entra de lleno en los que aquí nos tocan: el nacionalismo lingüístico y sus horrores. No se refiere solo a España sino a toda Europa. Eso es lo original.

Los horrores se centran en los caprichos onomásticos, referidos al baile de topónimos. El autor es Jesús Laínz (aunque en el norte lo llamen casi siempre Lainz). A mí me deja que lo enaltezca como "el insigne bolígrafo montañés", un cariñoso remedo del que fuera "insigne polígrafo" por antonomasia, Menéndez y Pelayo. Ya que hablamos de retruécanos, el título del libro es otro juego de palabras:Desde Santurce a Bizancio. Habrá quien crea que es un error, como lo del "insigne bolígrafo", pero es que el español, cuando habla en broma, no se ríe. La casa editorial es Encuentro y la idea de la portada, un famoso collage pop, es de Teresa Laínz, de los
Laínz de toda la vida. Ya eran famosos en las luchas contra los romanos.

Cumple mi amigo de forma tan precisa el espíritu de esta seccioncilla que, cuando yo falte, dicto que se encargue de ella Jesús Laínz. Nos separa una distancia generacional. Nació el de Santander cuando yo había acabado la carrera. Pero don Jesús ha recogido la antorcha con admirable celo. Desgraciadamente, habría que ver los chafarrinones que mancillan la estatua de la Antorcha en mi universidad. Entiende que el vicio más nauseabundo de la España y de la Europa actual es el delirio nacionalista. Su expresión lingüística resulta, además, ridícula. El texto que digo no es simplemente un panfleto ideológico, aunque entiendo que algunos panfletos ideológicos son verdaderos monumentos de la cultura. Estamos ante un libro académico, en el mejor sentido, documentado y no solo con referencias literarias sino gráficas. Lo único que lamento es mi sensación de envidia, porque a mí me habría gustado escribir un libro así, incluso con el mismo sentido de la ironía, el arte suprema.

Así pues, este libro es lectura obligatoria para el curso virtual que aquí seguimos sobre la "lengua viva". Pocas veces daré un consejo tan justificado. Me lo van a agradecer los lectores, que van a ser todos los libertarios. Don Jesús es uno de ellos y de los más cumplidos. Aprovechen la temporada de ferias librescas para hacerse con un ejemplar de la edición príncipe. Recuerden que la gran distinción de nuestro tiempo es la que separa el grupo de los que leen de los iletrados. Cada uno es libre de apuntarse en una u otra congregación.

Una única crítica. Don Jesús se empeña en que hay que llamar "manipulación lingüística" a lo que hacen los nacionalistas con los idiomas. No, señor. La mano es lo que nos distingue de los animales, es la parte más noble del cuerpo. Lo que perpetran los nacionalistas es la "pediculación lingüística". No es la peor de las
pediculaciones, vive Aitor.

V Escuela de Verano-Fundación DENAES
www.denaes.es 12 Junio 2011

Estimados amigos:
Los próximos días 15 y 16 de Julio tendrá lugar en Santander la V Escuela de Verano de la Fundación DENAES, bajo el tema «La hora de la sociedad civil. El
movimiento cívico español ante las crisis económica, institucional, nacional y de valores». Con esta circular queremos adelantaros el programa completo de la
escuela y anunciaros que próximamente estará disponible toda la información relativa al evento en nuestra web.

Recibid un cordial saludo.
ESCUELA DE VERANO – FUNDACIÓN DENAES
Santander 15 y 16 de julio de 2011

"LA HORA DE LA SOCIEDAD CIVIL.
EL MOVIMIENTO CÍVICO ESPAÑOL ANTE LAS CRISIS ECONÓMICA, INSTITUCIONAL, NACIONAL Y DE VALORES"

Viernes 15
15:00 Acreditación de alumnos.

16:00 Presentación.
Sr. D. Santiago Abascal, Presidente de la Fundación DENAES
Sr. D. Iñigo de la Serna, Alcalde de Santander

16:30 Conferencia inaugural “La importancia de la sociedad civil ante la encrucijada histórica de España”.
Sr. D. Jaime Mayor Oreja, Ex-ministro del interior y eurodiputado.

18:00 DESCANSO

18:30 Mesa redonda “Sociedad civil y reformas”
Sra. Dña. Inma Castilla de Cortázar, Presidenta del Foro Ermua
Sr. D. Juan de Dios Dávila, Presidente de Unidad + Diversidad
Sr. D. Luis del Pino, periodista observador del movimiento 15M
Sr. D. Santiago Abascal Conde, Presidente de la Fundación DENAES

20:00 Fin de la jornada.

Sábado 16
10:00 Conferencia “Sociedad civil y Nación”.
Sr. D. Gustavo Bueno Sánchez. Director del Centro de Estudios de la Fundación DENAES

11:30 PAUSA / CAFÉ

12:00 Mesa Redonda “Sociedad Civil y Justicia”
Sr. D. Miguel Bernard, Portavoz del Sindicato de Funcionarios “Manos Limpias”
Sr. D. Javier Mª Pérez Roldán, Letrado de HazteOir
Sr. D. Daniel Portero, Presidente de Dignidad y Justicia
Sr. D. Fco. Javier Ortega Smith-Molina, Responsable Jurídico de la Fundación DENAES

13:30 DESCANSO

16:00 Mesa Redonda “Sociedad civil y libertad”
Sra. Dña. Gloria Lago, Presidenta de Galicia Bilingüe
Sr. D. Jorge Campos, Presidente de Circulo Balear
Sr. D. Francisco Caja, Presidente de Convivencia Cívica Catalana
Sr. D. José Antonio Amado, Mesa por la libertad Lingüística de Galicia

17:30 DESCANSO

18:00 Mesa Redonda “Sociedad civil y memoria”
Sra. Dña. Mª Ángeles Pedraza, Presidenta de la AVT
Sra. Dña. Ángeles Domínguez, Presidenta de la Asociación ayuda a víctimas 11M.
Sr. D. Fco. José Alcaraz, Presidente de VcT

19:30 Acto de clausura

REGULADO POR LEY
El "retiro dorado" de los ex presidentes autonómicos
Oficinas, sueldos, dietas, chófer, secretarias. Estos son sólo algunos de los privilegios de los que disfrutan los ex presidentes autonómicos.
EFE Libertad Digital 12 Junio 2011

Los ex presidentes de los gobiernos autonómicos gozan, en algunos casos y si así lo solicitan, de un retiro dorado, una oficina desde la que poder seguir
desarrollando su actividad profesional, así como de otros privilegios regulados por ley como una asignación vinculada a su estancia en el Gobierno.

Seis comunidades -Cataluña, País Vasco, Extremadura, Comunidad Valenciana y Andalucía y Castilla-La Mancha-, tienen regulado facilitar a los ex presidentes
los medios necesarios para el sostenimiento de una oficina adecuada a las responsabilidades y funciones ejercidas, así como la dotación presupuestaria para
su funcionamiento y atenciones de carácter social y protocolario.

En el caso del País Vasco, los tres ex lehendakaris, Carlos Garaicoetxea, José Antonio Ardanza y Juan José Ibarretxe, cuentan con oficinas, el primero en
Pamplona y los otros dos en Vitoria.

Las de Garaicoetxea y Ardanza se crearon en 1999 cuando un decreto reguló el estatuto del ex lehendakari, que establece para los expresidentes del Gobierno
vasco una oficina, con una secretaria nombrada a su elección, coche y chófer.

La oficina de Ibarra
Estas oficinas se han puesto estos días de actualidad de la mano del ex presidente extremeño Juan Carlos Rodríguez Ibarra, tras las críticas vertidas por el
PP, que ha criticado la inversión de 1,6 millones de euros en la oficina que se puso en marcha en 2007.

La Asamblea de Extremadura garantiza a los ex presidentes una oficina, el tratamiento de "presidente" y una asignación mensual, así como dietas,
indemnizaciones por gastos de viaje, estancias y traslados por asistencia a actos en los que representan a la Comunidad.

Cataluña cuenta con tres oficinas de ex presidentes de la Generalidad: la de Jordi Pujol, creada a finales de 2003; la de Pasqual Maragall, abierta en 2006;
y la de José Montilla, que entró en funcionamiento a finales del pasado año.

Los expresidentes catalanes perciben por un periodo equivalente a la mitad del tiempo que han estado en el cargo y, como mínimo, por una legislatura, una
asignación mensual del 80 por ciento de la retribución mensual que corresponde al cargo de presidente de la Generalitat. Cuando llegan a los 65 años esa
asignación se reduce al 60 por ciento.

No obstante, dentro de la política de contención del gasto del actual Gobierno catalán, los ex presidentes Jordi Pujol y Pasqual Maragall verán reducida en
un tercio la asignación que perciben por sus oficinas, porque con la misma partida que el año pasado se financiará también la de José Montilla.

En Andalucía y Valencia no han solicitado oficina

En Andalucía y la Comunidad Valenciana, el estatuto de los ex presidentes regula medios materiales y personales para el sostenimiento de una oficina si así
lo solicitan, si bien en la actualidad ninguno de ellos lo ha reclamado.

En el caso de la Comunidad Valenciana, el ex presidente Joan Lerma sigue de senador, Eduardo Zaplana trabaja como consejero de Telefónica y José Luis Olivas
es presidente de Bancaja.

De los expresidentes andaluces, Rafael Escuredo trabaja en su despacho de abogados, José Rodríguez de la Borbolla se dedica a la docencia en la Universidad
de Sevilla y Manuel Chaves es vicepresidente tercero del Gobierno y ministro de Política Territorial.

También por ley, en Castilla-La Mancha los expresidentes tienen derecho a una oficina, pero el actual jefe del Ejecutivo en funciones, José María Barreda, ha
avanzado que renunciará a ese estatus, mientras que su antecesor José Bono hizo uso de la misma entre los años 2006 y 2008.

Además de las oficinas, estas dos últimas comunidades también regulan por ley que los ex presidentes formen parte de los consejos jurídicos consultivos,
fórmula que también se recoge en las leyes de Galicia, Madrid y Castilla y León.

En la Comunidad de Madrid, el ex presidente Joaquín Leguina disfrutó de un servicio de secretaria y chófer en la etapa en la que Alberto Ruiz-Gallardón
estaba al frente del Ejecutivo regional, pero hoy día sólo forma parte como miembro nato del Consejo Consultivo.

Al ocupar la Alcaldía de la capital, Gallardón no dispone de ninguna prestación de la administración regional a pesar de haber estado dos legislaturas al
frente de la misma.

Frente a estas comunidades, los exdirigentes de Aragón, Asturias, Baleares, Canarias, Cantabria, La Rioja y Navarra no cuentan con oficina para continuar
desempeñando su trabajo como ex altos cargos responsables, pero en algunos casos conservan el título protocolario de "excelentísimo" y son vocales de
distintos órganos autonómicos.

En la mayoría de los casos, en estas comunidades los expresidentes, tras cesar en su cargo, se convierten en ciudadanos sin ningún tipo de privilegios.

Indiferencia de la clase política
Ángeles Pedraza: "Aunque los políticos no nos ayuden seguiremos luchando"
Concluye el congreso de la AVT, marginado por la Corona y la clase política. Ángeles Pedraza advirtió que no se callarán.
libertad digital 12 Junio 2011

La presidenta de la Asociación de Víctimas del Terrorismo, Ángeles Pedraza, ha asegurado que, aunque los políticos no les ayuden, las víctimas seguirán
luchando para que el final de ETA "tenga vencedores y vencidos" y para que los presos cumplan sus penas y "se pudran en las cárceles".

En el discurso de clausura del congreso de la AVT, celebrado durante dos días en el Palacio Municipal de Congresos de Madrid y marcado por la entrada de
Bildu en las instituciones del País Vasco y Navarra, Pedraza ha reclamado el final definitivo de ETA sin impunidad penal, histórica ni política, según recoge
Efe.

"No hay mayor afrenta a la dignidad y la memoria de las víctimas que la impunidad", ha destacado Pedraza que ha reiterado que la AVT seguirá rechazando
"cualquier medida de gracia" para los terroristas es la certificación de que los asesinos han vencido.

"Tengo el sueño de poder mirar algún día atrás y decir con firmeza y satisfacción que vencimos, que ya no están", ha continuado Pedraza, que ha calificado de
"mazazo" la entrada de Bildu en las instituciones del País Vasco y Navarra y que suponen una "tragedia" para la democracia y la libertad en España.

Además de las reivindicaciones, la presidenta de la AVT ha recordado algunos de los logros en la lucha contra el terrorismo alcanzados en las últimas tres
décadas como el que los actos terroristas no prescriban en caso de muerte o el cumplimiento íntegro de las condenas.

En el acto de clausura del congreso un grupo de estudiantes han elaborado un documento de conclusiones en el que han elogiado la "fortaleza" y "valentía" de
las tres mujeres fundadores de la AVT: Ana María Vidal Abarca, Sonsoles Álvarez de Toledo e Isabel O'Shea, al tiempo que se han comprometido a "tomar el
relevo" de los actuales miembros de la asociación "en un futuro no muy lejano".

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre; el director general de apoyo a las víctimas del terrorismo, José Manuel Rodríguez Uribes; el
presidente de la Audiencia Nacional, Ángel Juanes, y el fiscal de sala del Tribunal Supremo, Eduardo Fungairiño, han participado en este congreso.


******************* Sección "bilingüe" ***********************

Bildu y el guión de ETA
El Editorial La Razón  12 Junio 2011

Las víctimas del terrorismo comentaron en su reciente congreso que la situación en el País Vasco había retrocedido 30 años. Es un análisis tan desolador como
certero. En unas pocas semanas marcadas por la indignidad de algunos, la complicidad de otros y la complacencia de demasiados, la marca de Batasuna ha
logrado 319.000 votos, 1.138 concejales y 121 alcaldes, cotas inimaginables para un entramado de ETA que hace pocos meses presentaba señales inequívocas de
descomposición. Bildu, la criatura de la banda terrorista para este proceso, ha acaparado gran parte del poder institucional en el País Vasco y Navarra y
cifras millonarias de dinero público, sin condenar a ETA ni exigir su disolución.

Quienes esperaran algo nuevo de ese mundo pudieron comprobarlo en Elorrio o Lizarza, donde demostraron su actitud matonil. Unos incidentes que no fueron ayer siquiera criticados por la coalición. LA RAZÓN ha defendido desde el arranque de este proceso que los acontecimientos se desarrollan conforme a una hoja de ruta diseñada por la dirección de ETA para tomar el poder político y el manejo de los presupuestos y, desde ahí, lograr sus objetivos. Sortu, Bildu, la ausencia de atentados, determinados movimientos en las cárceles... no han sido episodios espasmódicos, sino eslabones de una misma cadena. Hoy publicamos en exclusiva los próximos pasos.

La llamada «izquierda abertzale» quiere que el nuevo comunicado de la banda induzca a pensar que ETA se plantea su disolución a medio o largo plazo, lo que no es en absoluto cierto, como han confirmado no sólo múltiples informes policiales españoles, sino también europeos. Se mantendría, obviamente, el alto el fuego hasta las elecciones generales, lo que, según los expertos, la banda entiende vital para la suerte del Gobierno y del PSOE en las elecciones generales. A cambio, medidas a favor de los presos y alguna excarcelación de gran relevancia simbólica como la de Otegi, pendiente de la causa de Bateragune.

Que los reclusos terroristas son ahora el gran objetivo lo prueba que el primer gran acto batasuno tras la constitución de los ayuntamientos fue la manifestación de ayer en Bilbao para exigir una amnistía. Era una situación y una amenaza que se podrían haber evitado. Pérez Rubalcaba dijo ayer que Bildu gobernaría en menos ayuntamientos «si las cosas se hubiesen hecho de otra manera». Todo habría sido distinto si se hubiese respetado al Tribunal Supremo o si la retórica de destacados socialistas no hubiera allanado el camino.

El Gobierno se equivocará radicalmente si responde a Bildu como ETA prevé y si no rasga el guión de los terroristas. No se puede caer en el engaño ni en la trampa. ETA no piensa desaparecer; ni Bildu quiere que lo haga. La lectura que ese mundo hace hoy es que los 858 asesinatos han sido útiles a sus propósitos. El Estado de Derecho tiene instrumentos eficaces para responder a la situación. Sólo hay que cumplir la Ley y tener voluntad y
coraje para imponerla allí donde se transgrede. A diez meses para las generales, el Gobierno, con la colaboración del PP, está obligado a tomar la
iniciativa. La libertad y la seguridad de miles de personas están en juego.

¿ A quién le importa ESPAÑA?
Vicente A. C. M. Periodista Digital 12 Junio 2011

A esa pregunta la respuesta es que "No a todos los españoles". Dando por supuesto que los que votan a los partidos nacionalistas comparten la secesión de lo
que consideran su País. El lenguaje nacionalista desgasta la palabra Nación, País y se fundamenta en acontecimientos históricos absurdos y la reivindicación
de territorios que nunca fueron responsabilidad de administración por parte de ningún dirigente. Y por supuesto, esos partidos nacionalistas ni siquiera
existían.

Pero también España no les importa a aquellos que son cómplices activos necesarios para su desmantelamiento como Nación. Los últimos, los magistrados del
Tribunal Constitucional, con D. Pascual Sala a la cabeza, que votaron a favor de la legalización de la formación pro etarra BILDU y que puede que hagan lo
propio con la de SORTU. Y como principal inductor de la diferenciación y el enfrentamiento entre regiones de España, al propio Gobierno del Sr. Zapatero,
sustentado por el PSOE y sus mercenarios nacionalistas comprados con el dinero de todos los que sí nos consideramos españoles.

Ha sido lamentable y humillante el espectáculo de la toma de posesión de las alcaldías, sobre todo en aquellas en las que por pactos vergonzosos han hecho
posible que los pro etarras lleguen al poder en las comunidades autónomas de El País Vasco y Navarra. La vergüenza que se ha repetido ha sido la de ver
desaparecer, posiblemente para siempre, la bandera de España y que sea sustituida por una pancarta de petición de excarcelación de los asesinos de ETA. Una
apología del terrorismo que ya no deja dudas, ni siquiera las que planteaba el TC, sobre la vinculación de ese partido con los fines de ETA. Eso sin contar
con la negativa a condenar a ETA y pedir que desaparezca.

El mal ya está hecho, pero puede ser cortado de raíz si existiera voluntad política de hacerlo. Bastaba con que el TC revisara su sentencia y procediera a
confirmar la ilegalización que el Tribunal Supremo le había puesto en bandeja. No son solo pruebas circunstanciales, sino hechos probados el que BILDU es la
esencia de lo que era BATASUNA. Es el mismo perro pero con diferente collar, una marca "blanca" que oculta la putrefacción de un cáncer que descompone a la
sociedad vasca e infecta a la de Navarra.

Animo a todos los que sientan en su corazón el orgullo de ser españoles que no dejen de luchar por recuperar la dignidad de las víctimas del terrorismo de
esos asesinos y cómplices. Los casi mil asesinados y miles de heridos y traumatizados por los atentados cobardes de ETA, merecen JUSTICIA. Una justicia que
el TC les ha negado y que empieza ya de forma irreversible a tomar cuerpo y fortalecerse. Desde este blog, expreso mi más enérgico desprecio y odio por
cuantos han colaborado a que España haya sido vencida por ETA y que nos han avergonzado a todos los españoles. Espero que algún día muchos de ellos paguen
por sus crímenes y traición.

Ilustrísimos batasunos
Como regalo de aniversario, las víctimas tendrán que tratar de ilustrísimos señores a los albaceas de sus verdugos
IGNACIO CAMACHO ABC 12 Junio 2011

OTRO lance de gloria para el legado de Zapatero: los herederos de Batasuna no sólo han vuelto a los ayuntamientos sino que desde ayer gobiernan en el de San
Sebastián y en media Guipúzcoa. Veinticinco años después, los continuadores de ETA están en mejores posiciones políticas que en 1987, sin haber condenado los
crímenes, sin pedir perdón y sin que se haya disuelto la banda. En los ordenadores de las instituciones a las que acaban de acceder tienen acceso a los datos
personales, censales y fiscales de los ciudadanos y las empresas del País Vasco. Y quizá pronto, si el Constitucional legaliza Sortu en coherencia con su
propia doctrina reciente, volverán a sentarse en el Congreso de los Diputados. El constitucionalismo ha retrocedido y el Partido Socialista de Euskadi se ha
pegado un severo batacazo. Ya está consumado el comienzo del nuevo orden, que consiste en volver al viejo. El presidente puede estar satisfecho: de triunfo
en triunfo hasta el fracaso final.

Quizá por casualidad siniestra, la llegada de los postbatasunosal poder local coincide con el trigésimo aniversario de la Asociación de Víctimas del
Terrorismo, a cuya celebración el Gobierno ha enviado a un delegado de tercer nivel. Las vestales de la dignidad, que durante tres décadas han sostenido la
energía moral de la democracia frente al terror sin un solo gesto de rencor ni un soplo de venganza, han recibido como regalo de efemérides una bofetada. Un
gigantesco paso atrás en la resistencia del Estado, que ha abierto sus muros en canal para que los legatarios de ETA penetren sin obstáculos hasta la tierra
que hasta ahora nadie les había prometido. A partir de hoy, las víctimas tendrán que tratar de ilustrísimos señores a los albaceas de sus verdugos.

Incluso en la muy optimista y poco probable hipótesis de que la legalización de Bildu y su consiguiente acceso franco a municipios y diputaciones constituya
un avance en el proceso de aislamiento y deslegitimación de ETA, el presunto beneficio pragmático de esta operación incumpliría una premisa esencial de la
lucha antiterrorista: el de no permitir contrapartidas políticas a cambio del cese de la violencia. El Estado ha puesto el carro delante de los bueyes y se
ha desdicho de su propia doctrina de identidad de fines, rompiendo el consenso político y dejando además una grave quiebra en la cúpula del poder judicial.
La policía ha sido burlada, las víctimas ofendidas y los partidos constitucionalistas vascos se han quedado colgando de la brocha con la que trataban de
pintar un horizonte de esperanza. La estrategia del zapaterismo les ha retirado la escalera, derribando de paso a quienes, como el exalcalde donostiarra
Elorza, aplaudían el statu quoque les ha dejado a la intemperie.

Ayer fue un mal día para la democracia. Siempre lo es el momento en que la libertad permite que se aprovechen de ella sus enemigos.

ETA toma el poder
EDITORIAL Libertad Digital 12 Junio 2011

La traición de seis miembros del Tribunal Constitucional ­–es decir, del Gobierno– a la Nación se ha consumado este sábado con la toma de posesión de los
concejales de Bildu, la marca blanca de ETA. La banda terrorista continúa de este modo instalada en las instituciones ­–donde ya estaba merced a la
inaplicación socialista de la Ley de Bases de Régimen Local en contra de ANV–, pero a partir de ahora lo hará con más poder que nunca, tal como ilustra el
hecho de que haya tomado el mando de la capital de una de las tres provincias forales.

La situación es desoladora, no sólo porque de nuevo ETA va a contar con una plataforma para financiarse, conseguir información sobre sus potenciales víctimas
y continuar con su labor propagandística; también lo es porque millares de ciudadanos pasarán a vivir bajo la bota de consistorios pro-etarras, que ya se han
afanado en retirar las banderas españolas para mostrar cuáles son sus intenciones. Pero, sobre todo, lo es porque esta catástrofe podría haberse evitado si
simplemente el Partido Socialista no hubiese presionado a sus jueces del Constitucional para que sobrepasaran sus competencias y enmendaran la plana al
Supremo.

Al fin y al cabo, el desarrollo natural de los acontecimientos, desde la policía a los jueces, estaba conduciendo a la ilegalización de Bildu, esa coalición
de tres partidos cuya pieza esencial son los restos de Batasuna. Sus conexiones con ETA estaban bien asentadas, tanto que el PSOE tuvo que intervenir en el
Constitucional para garantizar que la banda terrorista estuviera en las elecciones y, de este modo, salvar un proceso de rendición ante los pistoleros que,
todavía hoy, sigue abierto.

En este sentido, conviene recordar la línea roja que el propio PP se encargó de trazar hace tres años: que ETA permaneciera en los ayuntamientos iba a ser la
señal inequívoca de que las conversaciones entre el Ejecutivo y la banda seguían produciéndose, por lo que se impondría un giro de 180 grados en su
acomodaticia política antiterrorista. Ese momento ha llegado: con los criminales copando las instituciones, España necesita más que nunca una Oposición de
verdad que se enfrente al desmantelamiento de su Estado de Derecho. La marea azul que recubre todo nuestro territorio no puede olvidarse de lo que está
pasando en el País Vasco.

Empieza el cambio
Editoriales ABC 12 Junio 2011

El gobierno de Bildu en el Ayuntamiento de San Sebastián y otros muncipios vascos y navarros supone un retroceso democrático de imprevisibles consecuencias

LA constitución de los nuevos gobiernos municipales retrató ayer el carácter masivo de la derrota socialista en las elecciones del 22-M. Más que una suma de
comicios locales, lo que se produjo ese día fue un claro mensaje de rechazo al Gobierno socialista de Rodríguez Zapatero, correlativo al de confianza en el
Partido Popular. El PSOE sólo gobierna en nueve capitales de provincia, frente a 33 del PP. Es decir, el poder municipal está en manos de la oposición. Y
algo parecido sucederá cuando se constituyan los ejecutivos autonómicos. El éxito del PP en Andalucía, Extremadura, Cataluña y Baleares es especialmente
sintomático del cambio de opción política de los ciudadanos. No es automáticamente extrapolable a las elecciones generales de 2012, pero el sentimiento de
necesidad de cambio ha arraigado de manera que parece irreversible. Y ya no vende el miedo a la derecha. Ahora bien, los resultados electorales no solo
comprometen la salida del PSOE del Gobierno nacional. Tienen más significados, con consecuencias a largo plazo. El País Vasco es otro escenario donde el
Gobierno socialista ha recogido lo que sembró, junto con los socialistas vascos, con confusión y ambigüedad acerca de Bildu. Esta coalición, que
políticamente representa los intereses de ETA, se ha hecho con el control de Guipúzcoa, formando gobierno en San Sebastián, Rentería y Lasarte, en esta
última localidad con el apoyo determinante del PNV. Los nacionalistas siguen rentabilizando su doble moral, aceptando votos del PP donde les conviene, como
Elorrio, o dándoselos a Bildu, para desbancar los demócratas, como en Lasarte.

Los socialistas se han desplomado especialmente en la Comunidad de Madrid, facilitando el acceso del PP a gobiernos municipales que la izquierda consideraba
patrimonio propio, como Getafe, hasta ayer presidido por el inefable Pedro Castro. En Madrid ya no hay «cinturón rojo», y mientras la izquierda no se ponga
al día de estas novedades va a pasar muchos años en la oposición. Quien sí habrá tomado nota de sus posibilidades es Unión, Progreso y Democracia, que ha
encontrado en la Comunidad de Madrid su plataforma de lanzamiento. Con capacidad de poder e influencia, a UPyD le toca poner en práctica sus mensajes
regeneracionistas y confirmar la vitola de alternativa que ha exhibido en campaña. Con una perspectiva nacional, el 22-M se resume en un mapa político que
hace de Mariano Rajoy y el PP los pivotes de la política nacional, y de Rodríguez Zapatero y el PSOE, los obstáculos que entorpecen llevar al Congreso y al
Senado el clamor ciudadano por cerrar la etapa de gobierno socialista y por dar una nueva oportunidad a España.

El peor día
Alfonso USSÍA La Razón 12 Junio 2011

Hoy pienso en muchos seres queridos que estarían con nosotros. En mil inocentes enterrados y dispersos por los cementerios de España. En el vuelo de las
cenizas de los asesinados por ETA posándose en sus lugares arraigados.

Hoy pienso en los heridos, los familiares y los amigos de todos aquellos que callaron
para siempre por el disparo en la nuca o la explosión traidora.

Hoy pienso en la desesperación de los padres que despidieron a sus hijos camino del colegio y
pocos minutos después los recogían, ya sin vida, ya sin nada, de los charcos tremendos de sus sangres.

Hoy pienso en el sufrimiento insuperable de los secuestrados, en los «zulos» de la ignominia, en las celdas de castigo de quienes eran encerrados de acuerdo a la ley de los criminales con el precio de sus vidas marcados en su terror. Hoy me acuerdo de los vascos que día tras día, amenazados, insultados, golpeados y humillados, han resistido la brutalidad y la chulería de quienes de nuevo, gracias a seis dóciles, ocuparán un lugar en las instituciones democráticas de un Estado de Derecho que ellos pretenden pulverizar.

Hoy me acuerdo de los navarros, también amenazados y controlados por los sicarios de la ETA. Hoy me acuerdo de Alfredo Pérez-Rubalcaba, el ministro del Interior que ha ayudado desde las sombras, como siempre hace, el retorno a las instituciones de los compañeros de los asesinos.

Hoy me acuerdo de José Luis Rodríguez Zapatero, la mayor calamidad política que ha gobernado España en su periodo de libertad, el iluminado tonto que ha aplaudido sin reservas la presencia de «Bildu» en las elecciones.

Hoy me acuerdo de todos los periodistas del pesebre, que desde sus medios afines al Gobierno, se han traicionado a sí mismos defediendo lo indefendible. Hoy me acuerdo de los doscientos mil vascos que han tenido que abandonar, sólo para disfrutar la seguridad de la supervivencia, la tierra de sus antepasados, su propia tierra.

Hoy me acuerdo de los políticos que alcanzaron un acuerdo histórico y echaron de las instituciones a los asesinos. Y hoy me acuerdo de los que han abierto las puertas a los mismos que antaño expulsaron.

Hoy me acuerdo de los jueces, fiscales y magistrados asesinados por la ETA. De los militares. De los guardias civiles y policías nacionales. De los miembros de la «Ertzantza», de los empresarios, de los obreros, de los civiles, de los niños quebrados por la barbarie del terrorismo.

Hoy, que tendría que ser un día normal y alegre para España con la formación de los nuevos parlamentos autonómicos y ayuntamientos, es un día trágico y nauseabundo. Hoy, entre los socialistas y sus mandados del Tribunal Constitucional han levantado en España un monumento al terrorismo. No a las víctimas del terrorismo, sino a los terroristas. Cuando Irene Villa, recién casada, se quite esta noche sus dos piernas de mentira, se acordará como tantos otros de los seis nombres de la vergüenza. Pascual Sala, Eugeni Gay, Elisa Pérez Vera, Luis Ignacio Ortega, Pablo Pérez Tremps y Adela Asúa. Nada malo les deseo. Me gustaría saber que vivirán en paz y armonía si logran superar los cuchillos de sus conciencias. Pero hoy tendrían que abandonar todos ellos sus cómodos sillones del Tribunal Constitucional. Por decencia y por penitencia. Y renunciar a sus escoltas y sus coches oficiales. Nada tienen que temer. Hoy les exijo, sólo desde mi voz, que se vayan, como se irán en pocas semanas los que les indujeron u ordenaron culminar la traición a nuestras víctimas y nuestro futuro.

Bildu, un error y una traición
Editorial www.gaceta.es 12 Junio 2011

El PNV ha facilitado el acceso de Bildu a algunas Alcaldías.

Ayer se pudieron contemplar con todo detalle las razones que debieron haber bastado para que Bildu no participase en las elecciones. Sus más de 1.000
concejales, testaferros de ETA para el Supremo, se ciscaron en la Constitución, en la ley y en el dolor de las víctimas glorificando a los asesinos,
amenazando a la prensa y a quien no se pliegue a sus designios, intimidando a los concejales que no son de su cuerda.

Este espectáculo ridículo y vergonzoso es fruto de la cobardía de unos jueces del Tribunal Constitucional que prefirieron seguir las consignas de Zapatero y
de Rubalcaba en lugar de defender valientemente, como era su obligación, la plena constitucionalidad de la sentencia del Supremo que excluía de la
convocatoria a los secuaces de los terroristas. Bildu demostró en el día de ayer que no quiere participar en la democracia, que, como sus mentores de la
capucha, la serpiente y el hacha, lo que quiere es imponer la dictadura del terror mediante medios aparentemente menos violentos que los de los pistoleros,
pero igual de intolerantes, igual de antidemocráticos, igual de incompatibles con la libertad política de todos. Los gritos a favor de la secesión, la
postergación de la bandera nacional, que la Constitución ordena que esté presente en todos los ayuntamientos –un mandato que Rubalcaba, como ministro del
Interior, tiene ahora la obligación de garantizar– y las pancartas a favor de quienes cumplen condenas por crímenes horrendos han supuesto una burla
sangrienta para todos, pero, en especial, para esos miles de víctimas que han pagado con su sangre y su dolor la vesania de estos canallas. Las víctimas han
soportado con un civismo admirable la violencia que se ha ejercido contra ellas, con la esperanza de que la ley y la democracia supieran defenderlas, pero ya
se ve que ha habido quienes han preferido el entendimiento con los etarras.

La deslealtad del Gobierno y de los jueces del Tribunal Constitucional que han sido fieles a las consignas recibidas por Pascual Sala, un felipista en la
corte de Zapatero, son los causantes directos de este espectáculo que debiéramos habernos evitado. Pero ha habido también partidos, como el PNV, que, con el
hipócrita recurso de condenar la alianza entre el PP y el PSOE como un mal absoluto, han facilitado el acceso de Bildu a algunas Alcaldías, como la de San
Sebastián, en las que los filoterroristas no habían alcanzado un número suficiente de votos.

Gracias a la estúpida astucia que se les supone a algunos y a la cobardía general, los herederos de Batasuna han conseguido alcanzar la hegemonía municipal
en el País Vasco. Es seguro que el PSOE y el PNV se han confundido en sus cálculos, pero lo más grave es que han vuelto a dar una prueba evidente de lo poco
que les importa la democracia cuando sus exigencias se oponen a su ambición de poder, lo único que les moviliza. Ayer domingo fue un día triste en la hermosa
tierra vasca. La cobardía, la traición y la mentira han vuelto a imponerse sobre el verdadero deseo de paz, de libertad y de convivencia. No tardaremos en
ver las consecuencias de todo esto. Los de Bildu no van a conformarse con lo mucho que ya tienen, porque lo quieren todo. La democracia va a ser, de nuevo,
puesta a prueba en el País Vasco. Confiaremos en que en La Moncloa haya un político más exigente y fiel a España, y que los tribunales no escriban a otro
dictado que el de los mandatos que realmente les obligan, la defensa de la Constitución, de la libertad y la dignidad de todos y de la unidad de España,
patria común de todos los españoles, diga Bildu lo que diga.

Atracción fatal
Aleix Vidal Cuadras www.gaceta.es 12 Junio 2011

El PNV se tiende como felpudo para ser hollado por las botas de los enemigos de la libertad.

Una vez consumada la indignidad de permitir que ETA vuelva a las instituciones, su nuevo brazo político se dispone a tomar el poder en gran número de
ayuntamientos e incluso es probable que se haga con la Alcaldía de San Sebastián y con la presidencia de la Diputación Foral de Guipúzcoa.

Resulta asombroso que estas maniobras sean posibles gracias a la colaboración activa del PNV, que se ha negado a pactar con el PP y con el PSPV con el fin de
impedir que la banda terrorista vuelva a disfrutar de los cuantiosos recursos y de la capacidad de influencia que presta la responsabilidad pública. Los
herederos de Arana no sólo han hecho todo lo posible, según confesión del propio Iñigo Urkullu, para que la sentencia del Constitucional fuese favorable a la
organización criminal, sino que ahora se tienden como felpudo para ser hollados por las botas ensangrentadas de los enemigos de la libertad.

Desde una perspectiva racional, el comportamiento de los jelkides resulta incomprensible. El proyecto político de Bildu, o de ETA, que es lo mismo, consiste
en el establecimiento en el País Vasco, en Navarra y en los departamentos vascos del otro lado de los Pirineos de una república independiente, escindida de
Francia y de España, de corte marxista-leninista, en la que imperen los postulados totalitarios de una doctrina que es ya un fósil de la historia tras haber
sembrado el planeta de miseria y de cadáveres. Y para conseguir semejante horror se mantiene operativa una estructura armada y violenta que tiene a sus
espaldas casi un millar de asesinatos.

Los motivos por los que un partido de centroderecha formado mayoritariamente por católicos apoya con tanto entusiasmo a una fuerza que propugna un modelo
social, moral y económico que debería repugnarle son difíciles de esclarecer. Ahí es donde surge la atracción fatal hacia el lado oscuro, el irresistible
arrastre de esa fantasía mortal, la venenosa y maldita identidad.

Normalidad ensombrecida
El Correo 12 Junio 2011

La negativa de Bildu a pronunciarse contra ETA y algunas complicidades del PNV con la coalición aguaron la jornada

La constitución de las corporaciones surgidas de las elecciones municipales del 22 de mayo consagró ayer la primacía de las candidaturas que obtuvieron la
victoria en cada localidad como la norma general. Pero tanto las excepciones de Lasarte y Trapagaran, donde el PNV y Bildu se intercambiaron los apoyos
frente a la lista más votada del PSE-EE, como la negativa de la coalición independentista a pronunciarse, en la toma de posesión de sus alcaldes, contra la
persistencia de la banda etarra dejaron un mal sabor de boca que anuncia tensiones políticas y partidarias.

La entrada de Bildu en las instituciones es la consecuencia lógica del amplio respaldo obtenido por una coalición admitida en la liza electoral nada menos que por el Tribunal Constitucional. La convicción política de que la nueva formación arrastra carencias democráticas, expresada tanto por populares y socialistas como por responsables autorizados del PNV, no ha sido suficiente para establecer una alianza, de principios o de programa, que concitara el acuerdo entre estos tres últimos grupos. De modo que las alcaldías que Bildu ostenta desde ayer por haber sido la primera fuerza en el municipio solo pueden ser objeto del juicio crítico que merezca su actuación y del reproche al que se hagan acreedores sus electos mientras mantengan un discurso que equipara la violencia etarra con la acción del Estado de Derecho frente a los terroristas, justificando retrospectivamente una trayectoria cruel y lacerante para miles de ciudadanos que continúan siendo víctimas de la
misma.

El partido jeltzale se negó desde un primer momento a secundar una alianza 'frentista' contra Bildu. Pero lo que resulta censurable es que el PNV se
preste, con la anuencia de sus órganos de dirección, a impedir que los socialistas accedan a la alcaldía de dos localidades en las que fueron los más votados
contando con la complicidad de Bildu. Los casos de Trapagaran y Lasarte no son una excepción accidental frente al respeto obligado o convencido que ayer se
mantuvo ante las candidaturas más votadas de cara a la elección de alcalde. Constituyen una afrenta consciente que ahonda la distancia entre dos formaciones
llamadas a ocupar el espacio central y moderador del panorama político vasco, el PNV y el PSE-EE. Algo que en nada contribuye a la cooperación
interinstitucional para lo que resta de legislatura autonómica y reverdece la endogamia identitaria frente a la necesidad de que Euskadi sea gobernada con
base en compromisos democráticos y coincidencias programáticas.

Entretanto, la constitución de ayuntamientos en Navarra no deparó excesivas sorpresas, manteniendo UPN las alcaldías de los municipios más importantes y,
entre ellas, la de Pamplona, con la aquiescencia del PSN. La jornada de constitución de ayuntamientos confirmó, más allá de lo ocurrido en Euskadi, el avance
del PP en muchos ayuntamientos a costa del PSOE, con la anuencia de IU en numerosos municipios de Andalucía y Extremadura. Si el panorama interno del PSOE es
sombrío, las circunstancias externas tampoco facilitan en nada su recuperación. Sobre todo, cuando el desgaste político por las consecuencias de la profunda
crisis económica actual se proyecta sobre un electorado que se sitúa cada vez más cerca de reproducir un escenario semejante al del año 2000, cuando el
Partido Popular se alzó con la mayoría absoluta en las elecciones generales.

Aldeanismu históricu
Jesús Laínz http://elblogdejesuslainz.blogspot.com/ 12 Junio 2011

Hace ya un siglo y medio que Marx y los demás ideólogos socialistas dejaron claro que las naciones eran creaciones de la burguesía para maniatar al pueblo.

Una vez derribado el orden burgués, las naciones ya no tendrían razón de ser porque lo que importaba era la igualdad de las clases, la unión de los
proletarios de todo el mundo, no las viejas estructuras ideológicas heredadas de tiempos antiguos como las patrias, las monarquías y las religiones.

Desde sus cantos hasta sus programas, el internacionalismo ha sido la idea central de toda izquierda, sobre todo de la española desde que hizo suya la
analfabeta hispanofobia de los separatismos con los que compartió derrota en 1939.

Aunque en un principio pueda parecer contradictorio con lo anterior, la consecuencia necesaria de dicho punto de vista es la proclamación de nacioncitas de
cartón piedra como la catalana, la vasca o cualquier otro disparate ibérico.

La última prueba, por el momento, de la ramplonería políticamente correcta de los llamados indignados ha sido la reclamación por parte de los acampados en
Barcelona del derecho de autodeterminación del pueblo catalán. Ya iban tardando. ¿Por qué será que a ninguna asamblea de indignados se le ha ocurrido
corregir a sus colegas catalanes y reclamar el mismo derecho para el pueblo español en su conjunto, especialmente la madrileña que hace un par de semanas se
autoproclamó depositaria de la soberanía nacional?

Pero no conviene elaborar demasiado los argumentos, pues acaba uno errando el tiro por arriba. Vale más un dato que mil teorías. En el campamento indignado
santanderino, la Plaza Porticada rebautizada para la ocasión Plaza Barricada, cuelga un cartel con la siguiente cita del escritor comunista alemán Berthold
Brecht:

«Al ríu que arrampla con tou dicinlu violentu, peru naidi diz violentu al calci que lu oprime».

No, no está escrito en la lengua de Goethe. Está en cántabru, esa neojerigonza que se están inventando ahora algunos izquierdistas locales que, ansiosos de
llegar al límite del revolucionarismo, se han metido a aprendices de separatistas. Y como se sabe muy bien en esta España del priapismo diferencial, no hay
nada mejor para jugar a las naciones que sacarse una lengua de la manga aunque para ello haya que fabricar vulgarismos que no balan ni las ovejas.

De este modo, de la cópula entre el internacionalismo y el aldeanismo nace el más perfecto ejemplar de la corrección política de nuestros días: el viril
transgresor que, ahuecando la voz, salmodia que no hay más patria que la Humanidad para acto seguido apuntarse a cualquier pantomima «nacional». Porque la
borrachera de las ideologías exige deformar la visión del moderno desarraigado o con telescopio o con microscopio; cualquier cosa menos constatar la realidad
a simple vista, sin disfraces ni afeites.

Y así, para no mancharse con una patria declarada indeseable, el viril transgresor se esparranca con un pie en el inhumano desarraigo internacionalista y el
otro en la putrefacción de los hongos de la aldea.

Pero algún día acabará abriéndose por la bisectriz.

En vísperas de un inminente comunicado
Los “testaferros de ETA” se instalan en 123 alcaldías con gritos por la “independencia”
Bildu gobernará 106 municipios en el País Vasco y 17 en Navarra. Los 1.138 concejales de la coalición portan pegatinas a favor de los presos etarras al tomar
posesión. Manejarán cientos de millones al año. Logran hasta 35 pueblos sin tener mayoría absoluta.
Alberto Lardiés. Madrid www.gaceta.es 12 Junio 2011

Allá donde estén, los seis magistrados del Tribunal Constitucional (TC) que perpetraron el amparo a Bildu se habrán sorprendido ante el regreso de la
ignominia. Como en los mejores tiempos de Herri Batasuna, antes de la puesta en marcha de la eficaz Ley de Partidos de 2002, el brazo político de los
terroristas, ahora parapetado en la coalición con EA y Alternatiba, volvió ayer a las instituciones del País Vasco y Navarra por sus fueros: censura a la
prensa, amenazas a los concejales de otros partidos, gritos a favor de la “independencia” y pancartas que defienden a los reclusos que regaron España de
sangre y dolor.

Los 1.138 concejales de Bildu, considerados “testaferros de ETA” por el Tribunal Supremo y que ayer portaban pegatinas que reclaman medidas de gracia para
los asesinos, se hicieron con 116 alcaldías en el País Vasco y Navarra.

En el País Vasco, Bildu logró el poder en 106 consistorios. A los 74 donde obtuvo mayoría absoluta el 22-M se sumaron otros 15 donde gobernará en minoría
gracias a acuerdos puntuales con otras formaciones. En varios de esos ayuntamientos, los batasunos lograron el bastón de mando porque el resto de formaciones
fueron incapaces de ponerse de acuerdo y votaron a sus propios candidatos. El ejemplo más claro es el de San Sebastián, donde el PNV eludió votar al
candidato del PSE. Por ello, finalmente Bildu se hizo con la Alcaldía porque fue la opción más votada en las urnas.

Por provincias, el grueso del poder de Bildu está en Guipúzcoa (59 Alcaldías). Allí están, además de San Sebastián, los principales feudos históricos del
brazo político de la banda terrorista, como Azpeitia, Azkoitia, Hernani, Mondragón, Usúrbil o el pequeño pero célebre Lizarza.

En Vizcaya, los proetarras controlarán 35 consistorios. En 24 tienen mayoría absoluta, entre los que destacan municipios como Lekeitio, Bermeo y Ondarroa. En
otras cuatro localidades, Bildu gestionará el ayuntamiento gracias a pactos postelectorales con otras formaciones.

Por último, la coalición parasitada por Batasuna ya manda en los 12 ayuntamientos donde fue la fuerza más votada, entre los que destaca Llodio, antiguo feudo
del PNV.

Guión cumplido
En la Comunidad Foral se cumplió el guión preestablecido. Los batasunos gobernarán en 17 municipios. Estaba claro que lo conseguirían en los 14 ayuntamientos
donde lograron mayoría absoluta –en seis casos porque fue la única lista que se presentó–: Arantza, Araiz, Aoiz, Bertizarana, Bakaiku, Basaburua, Etxarri
Aranaz, Goizueta, Huarte Arakil, Leiza, Lesaka, Olazagutía, Sunbilla y Urdiain. Y también lo consiguieron en minoría en dos importantes localidades de la
comunidad, como son Villava y Alsasua.

En Baztán también gobernará Bildu gracias a un pacto con una lista local. Además, los radicales tienen en sus manos los ayuntamientos de Arbizu y Lakunza,
donde ninguna lista se presentó el 22-M después de que el TS anulase las candidaturas proetarras y el TC confirmase dicha anulación.

Gracias a haber conseguido el poder en estos 123 ayuntamientos, ahora la coalición batasuna manejará cada año cientos de millones de euros procedentes de
todos los presupuestos.

Concejal del PP en Elorrio
“Me dolió que me abuchearan al evocar a Miguel Ángel Blanco”
Carlos García, concejal del PP en Elorrio. Lo rodearon cuando volvía de rezar en la iglesia de San Valentín. “Son la Batasuna de toda la vida”. “El
responsable es el TC”.
J. Bustos. San Sebastián www.gaceta.es 12 Junio 2011

Cumplió con lo anunciado: que ofrecería su decisivo voto de desempate al PNV para evitar que su pueblo, Elorrio, cayera en manos de Bildu. Y no se lo
perdonan. Ayer lo vejaron a la salida del pleno, cuando volvía de rezar ante los restos del patrón de Vizcaya en la iglesia de San Valentín de Berriochoa. Él
dice que no tiene que resguardarse de nadie.

-¿Se le ha pasado el susto o se acostumbra?
-Espero que no vuelva a ocurrir. Pero que les quede claro que sus coacciones sólo me reafirmarán más. Al ver que no logran nada, desistirán por aburrimiento.
Lo que más me ha dolido es que me abuchearan al evocar a Miguel Ángel Blanco, Isaías Carrasco, Jesús Mari Pedrosa e Ignacio Uría.

-¿Qué cabe esperar de ellos esta legislatura?
-Hoy se ha confirmado que no respetan los mínimos democráticos y no deberían estar en las instituciones. Pero al menos no gobernarán en Elorrio, por muchos
medios antidemocráticos que usen. Si he de ir a la Ertzaintza o a la Justicia, no me temblará el pulso.

-¿No le inquieta apoyar al PNV, que ha pactado en Lasarte con Bildu?
-Tanto yo como mi partido discrepamos en muchas cosas con el PNV, pero a diferencia de Bildu sí son demócratas. Y además la candidata aquí es una muy buena
persona y por eso estoy tranquilo. La alternativa era el partido que aún no ha condenado ni un asesinato de ETA.

-¿Le merece la pena tras días como hoy?
-Estoy solo como concejal, pero recibo muchos apoyos de votantes y no votantes. Cuando la situación es difícil es cuando más necesario se hace estar ahí. El
cambio que he posibilitado me motiva para seguir y que dentro de cuatro años haya más ediles del PP aquí.

-Dice Sémper que esto recuerda a los ochenta...
-Lo de hoy es la Batasuna y Jarrai de toda la vida, por desgracia sí creo que hemos retrocedido. Por eso hay que seguir plantando cara.

-¿De quién es la culpa de que sean primera fuerza municipal?
-Los magistrados del TC son los responsables directos. Y muchos políticos que pintaron una careta buena de Bildu que engañó a mucha gente. Su respaldo es
ficticio.

Bildu, a sus anchas en el País Vasco y Navarra con más de mil millones de euros
Las mayorías absolutas ponen en sus manos 400 millones
Ep www.lavozlibre.com 12 Junio 2011

Madrid.- Bildu gestionará más de mil millones de euros a través de los ayuntamientos del País Vasco y Navarra, que se han constituido a lo largo de este
sábado. Las mayorías absolutas que ha logrado en 89 localidades de Guipúzcoa, Alava, Vizcaya y la Comunidad Foral han puesto en sus manos unos 404 millones
de euros a través de los presupuestos, cifra a la que hay que sumar al menos 625 millones correspondientes a municipios en los que finalmente ha logrado la
alcaldía; de estos últimos, sólo del Ayuntamiento de San Sebastián suma 393,7 millones.

Las cifras han sido obtenidas de los presupuestos aprobados y publicados en los boletines oficiales de las tres provincias vascas y de Navarra. La inmensa
mayoría corresponden a 2011, aunque en un pequeño número de municipios los datos son de ejercicios anteriores al haberse prorrogado las cuentas o no estar
aprobadas definitivamente las de este año.

Bildu concentrará su poder en el territorio histórico de Guipúzcoa, donde ha logrado mayoría absoluta en 44 ayuntamientos que suman 258,3 millones de euros
de presupuesto municipal. Además, Juan Karlos Izagirre, candidato de la formación, finalmente gobernará en San Sebastián los próximos cuatro años. La ciudad
tiene aprobadas para este año unas cuentas de 393,7 millones de euros.

GUIPÚZCOA
En la provincia, la coalición gobernará en importantes municipios como Mondragón (33 millones de euros de presupuesto en 2011), Hernani (24,3), Ordizia (24),
Azpeitia (19,8), Oiartzun (16,4), Oñati (15,4) y Aretxabaleta (12,7). El resto son sobre todo pueblos con cuentas de ingresos y gastos algo menores, como
Eskoriatza (6,1), Mutriku (5 millones), Lazkao (5,7), Villabona (5,6) o Bergara (2,8), y un puñado de municipios que no llegan al millón de euros de
presupuesto para 2011, como Elduain (305.000 euros), Berrobi (564.000) o Lizarza (570.000); este último, y tras cuatro años de alcaldía del PP, será
gobernado por Bildu porque ha sido la única fuerza en presentarse.

Asimismo, la coalición finalmente ha llegado a la alcaldía de otras localidades grandes como Rentería (46 millones de presupuesto este año), Andoain (22,3 de
presupuesto en 2010), Tolosa (21,4 en 2011), Azkoitia (18,7) o Urretxu (8,5). De la misma forma, gobernará en Beasain (13,9 millones), Zumaia (13,3 millones)
y Pasaia (17,9 millones). En total, más de 160 millones de euros.

VIZCAYA
El territorio histórico de Vizcaya es un feudo del PNV, pero Bildu ha obtenido mayoría absoluta en 24 localidades; dos de ellas, Ondarroa y Bermeo, han
aprobado para este año unas cuentas con 19 millones de euros de gasto cada una; les sigue Gernika, con un presupuesto de 18 millones, Orduña (9,3) y Lekeitio
(7,2). En total, las cuentas de esos pueblos de mayoría absoluta de Bildu suman 102 millones de euros, aunque la mayoría rondan el millón o los dos millones
de euros; es el caso de Busturia, Dima, Larrabetzu, Sopuerta, Zaldíbar o Atxondo.

Además, Bildu ha logrado finalmente los ayuntamientos de los tres municipios en los que tenía posibilidades y gobernará en Igorre (4,5 millones de
presupuesto), Sopelana (15,9) y Markina (5,3 millones).

ÁLAVA
En el territorio de Alava, la coalición ha logrado mayoría absoluta en siete municipios, entre los cuales suman unos presupuestos de 23,2 millones. La
localidad mayor es Agurain/Salvatierra, que tiene aprobadas este año unas cuentas de 9,6 millones de gasto. Otras localidades como Aramaio, Legutiano o
Urkabustaiz tienen presupuestos en torno a los 2,4 millones.

NAVARRA
La coalición formada por EA y Alternatiba se hará también este sábado con las alcaldías de un puñado de pueblos de Navarra, 14 en total, concentrados en la
zona noroeste de la Comunidad y cuyos presupuestos suman 21,15 millones. Además, también gobernará en dos importantes municipios, Villava y Alsasua, donde
era la lista más votada.

UN CENTENAR DE AYUNTAMIENTOS DE BILDU
Lizarza y Elorrio retratan el regreso del terror al País Vasco
La bandera de España desapareció en el balcón del ayuntamiento de Lizarza. Carlos García soportó los insultos y la presión batasuna en Elorrio.
Luis F. Quintero Libertad Digital 12 Junio 2011

Han sido muchas las ocasiones en que hemos podido escuchar a Francisco José Alcaraz, presidente de Voces contra el Terrorismo, denunciar que el Ejecutivo y
el Constitucional estaban certificando el regreso de ETA a las instituciones y con ello, un retroceso de décadas en la lucha contra el terrorismo.

Este sábado, durante la jornada de constitución de ayuntamientos en España tras las elecciones del 22-M, Batasuna certificó su éxito al tomar sus actas los
1.138 concejales de Bildu que decidirán en más de un centenar de consistorios sobre 700.000 vascos y navarros.

Pero el regreso de Batasuna quedó patente ayer en dos imágenes, dos fotografías que certifican el triunfo del miedo en el País Vasco.

El primero de ellos es el del pequeño pueblo de Lizarza. Este pueblo guipuzcoano se ha convertido en un símbolo de la defensa de la libertad y de la nación
española. Un feudo habitual del entorno proetarra, donde Batasuna siempre ganó con mayoría absoluta hasta la aplicación de la Ley de Partidos.

Hasta ese momento, las pintadas amenazantes y los vivas a ETA en las fachadas eran la tónica habitual. El consistorio estaba ‘adornado’ con las fotografías
de los presos de ETA, y coronado con la bandera del País Vasco. Una pequeña muestra de aquello queda patente en una galería de fotos que Libertad Digital
publicó en 2007. En este otro enlace puede verse el del proceso electoral de 2007. Precisamente todo eso cambió aquel año, cuando Regina Otaola llegó a la
alcaldía. Otaola se convirtió entonces en un símbolo de resistencia y defensa de la libertad y la nación española.

Con el bastón de mando en manos de Regina Otaola, la bandera de España ondeó en el ayuntamiento, desaparecieron los homenajes a los terroristas de ETA
encarcelados y las pintadas amenazantes de las paredes del Ayuntamiento.

Pero cuatro años después el voto de los seis magistrados del Tribunal Constitucional, encabezado por Pascual Sala, permite a Bildu -que aglutina a Batasuna-,
presentarse a las elecciones. Así, los batasunos han regresado al ayuntamiento de Lizarza. De nuevo desaparece la bandera de España y regresan los homenajes
a los presos de ETA.

Precisamente, una de las personas que este sábado aparecían en el balcón del Ayuntamiento de Lizarza colgando una pancarta a favor de los presos de ETA, es
la misma que en la colección de fotografías de septiembre de 2007 -anteriormente mencionada- aparece increpando a Regina Otaola, ikurriña en mano.

La otra instantánea que vimos este sábado es la que este domingo recogen varios periódicos, la de Elorrio. Carlos García –único concejal del PP en este
pueblo- impedía en la constitución del ayuntamiento que Bildu se hiciera con la alcaldía cediendo su voto al PNV. Tanto en el pleno como a la salida del
Ayuntamiento, este joven concejal tuvo que soportar los insultos y agresiones verbales que los probatasunos proferían. Dos fotografías que ilustran cómo el
terror coge aliento en el País Vasco.
 


Recortes de Prensa   Página Inicial