AGLI

Recortes de Prensa   Martes 28 Junio 2011

 

Zapatero
Un Pilatos indignado
Pablo Molina Libertad Digital 28 Junio 2011

Una y otra vez, con machacona monotonía, Zapatero desgrana su rosario de excusas para evitar enfrentarse a las responsabilidades exigibles a toda persona
adulta. La última vez ha sido en este debate sobre el Estado del Concepto Discutible y Discutido de Nación, en que ha vuelto a declararse inocente de todos
los cargos que se le imputan con una facundia que permite dudar seriamente de su equilibrio psicológico.

El pliego de descargos que Zapatero esgrime para zafarse de la ruina nacional que ha provocado se reduce a la economía, terreno en que la evidencia del
desastre es tan palmaria que ni siquiera él puede fingir lo contrario. En cuanto a la victoria política de la ETA, el desmadre territorial, el desfonde
absoluto de las principales instituciones con el TC a la cabeza o el insondable desprestigio de nuestro país en el exterior, temas de mucho mayor calado, el
todavía presidente no siente la necesidad de elaborar ningún pretexto que justifique tanta desolación, porque Zapatero considera sinceramente que lo ha hecho
rematadamente bien y que España está hoy en esas cuestiones mejor que nunca a lo largo de su Historia.

El presidente del Gobierno sigue opinando que la crisis que padecemos obedece a los excesos del neoliberalismo salvaje y el equivocado modelo económico
español basado sobre todo en "el ladrillo", en lugar de centrarse en las energías renovables y la filosofía Zen. El capitalismo, en resumen, es el culpable
de que España haya pulverizado todos los registros de paro habidos y por haber durante el segundo mandato de Zapatero, argumento que comparte con disciplina
lysenkiana el grueso de las hordas indignantes, pues no en vano sus miembros y miembras tienen los mismos esquemas ideológicos que ZP e idéntica experiencia
laboral: ninguna.

Y como la culpa de la crisis es del capitalismo "salvaje", José Luis Rodríguez Pilatos se ha limitado a paliar sus efectos introduciendo algunas medidas a
regañadientes cuando la UE lo ha obligado tirándole de ronzal, así que las responsabilidades hay que exigírselas en todo caso a Rajoy, que en este caso funge
de maestro armero por no haberle dicho que sí a todos los disparates que ha venido planteando en los últimos dos años con la solemnidad que en este pobre
hombre ya es habitual.

Sólo una cosa ha tenido buena este Debate sobre el Estado del Concepto de Nación y es que es el último en que veremos a Zapatero de presidente. Si fueran un
poquito conscientes, los indignantes tendrían hoy la ropa sucia de sus campamentos colgada a media asta.

Pablo Molina es miembro del Instituto Juan de Mariana.

Estado de depresión
Será un debate raro, desenfocado, porque el que va a comparecer ya no manda y el que manda no va a comparecer
IGNACIO CAMACHO ABC 28 Junio 2011

EL estado de la nación es de depresión social y catástrofe económica; el del Estado propiamente dicho, casi de quiebra; el de los ciudadanos, de agotamiento;
el del Gobierno, de agonía; el del partido que lo sustenta, de colapso; y el del presidente, terminal. La legislatura está liquidada y el poder político
exánime, a la espera de un relevo que se resiste a entregar. La productividad del país ha retrocedido a los niveles de 2004, el bienestar a los de hace una
década y el paro ha vuelto a los de quince años atrás. El zapateratose desangra en medio de una regresión colectiva agravada por el vacío de poder, y el
estancamiento político bloquea la toma de decisiones probablemente dramáticas que sólo puede avalar una nueva legitimidad parlamentaria. El horizonte
nacional más optimista es el de un estancamiento sin fecha de inflexión; la economía no reacciona a los cuidados paliativos y la sociedad está a punto de
consumir sus reservas de subsistencia.

Así las cosas, el último debate general de Zapatero no es un examen final de su gestión sino el simple trámite de un desahucio. El presidente se descartó a
sí mismo hace tres meses para tratar de eludir el sinsabor de una derrota pero la gente lo vapuleó en las personas interpuestas de los candidatos autonómicos
y locales. El resultado electoral de mayo fue un veredicto de cambio al que sólo le falta la fecha. En estas condiciones, cualquier intento de
autovindicación que pueda intentar está condenado de salida; a lo único que puede aspirar es a que la oposición no sea demasiado cruel al darlo por
amortizado. Mientras se empeñe en estirar el calendario no obtendrá piedad porque resulta presa fácil, convertido como está en objeto de fobia ante la
opinión pública.

Como le gusta crecerse al castigo quizá saque pecho de sus realidades virtuales y trate de inmolarse una vez más ofreciéndose como blanco para que los
adversarios disparen contra un fantasma. Será un debate raro, desenfocado, porque el que va a comparecer ya no manda y el que manda no va a comparecer. El
manual táctico elemental aconseja a la oposición el ninguneo del nuevo candidato para no concederle el mínimo protagonismo, aunque es probable que Rubalcaba
reciba desde su escaño numerosos mensajes cifrados, teóricamente dirigidos a su jefe nominal. Le van a intentar zurrar a los dos, pero los palos sólo se los
va a llevar uno. Y le espera una tunda porque no tiene de qué presumir.

Para Rajoy, el único riesgo consiste en medir mal el vapuleo. Aunque le van a enseñar el trapo para arrancarle medidas de su programa le sobra flema para
aguantar ese envite. Como entra ganador al debate su problema será el de pasarse de frenada, el de acabar inspirando compasión por un adversario liquidado.
Lo demás lo lleva de carril: el estado de la nación es tan evidente que ni siquiera necesita demasiados adjetivos.

Nuevas diligencias en relación con el 11-M
Luis del Pino Libertad Digital 28 Junio 2011

Hace pocos días la Audiencia Nacional volvía a rechazar la reapertura del sumario del 11-M, solicitada por los abogados de varias de las víctimas de la
masacre de Madrid, entre ellas la familia Moris.

Hoy, Joaquín Manso publica en El Mundo que el abogado de la Unión de Oficiales de la Guardia Civil (UOGC), Jesús Martín Vázquez, ha solicitado una batería de
nuevas diligencias de prueba a la juez Coro Cillán. Esas nuevas diligencias se solicitan en el marco de la querella que la Asociación de Ayuda a las Víctimas
del 11-M presentara en su día contra el comisario Juan Jesús Sánchez Manzano y su jefa de laboratorio, por los presuntos delitos de manipulación de pruebas y
falso testimonio.

Quizá lo más llamativo de esa batería de diligencias sea la citación de un nuevo testigo, Fernando Blázquez, artificiero del que la Unión de Oficiales de la
Guardia Civil dice que era hombre de confianza de Sánchez Manzano y que fue el responsable de la cadena de custodia. Veremos qué da de sí esa declaración -
si es que la juez Cillán le cita - a la hora de determinar qué se hizo con las muestras recogidas por los tedax en las estaciones.

Pero hay otras dos diligencias, de las solicitadas por la UOGC, que, sin ser tan llamativas, pueden también dar mucho juego. Me refiero, en primer lugar, a
la solicitud de identificación de los tedax que estaban asistiendo, durante aquella semana del 11-M, a un curso de formación que se estaba impartiendo en
Madrid, ya que algunos de ellos participaron (sin pertenecer a la Brigada Provincial de Tedax ni a la Unidad Central de Desactivación de Explosivos) en la
labor de recogida de muestras.

En segundo lugar, la UOGC ha solicitado que se identifique también a los miembros de la Policía Científica que participaron en la inspección técnico-ocular
de los trenes, con el fin de aclarar su papel en el proceso de recopilación de evidencias, tanto el propio 11 de marzo como en los días posteriores. La
declaración de esos miembros de la Policía Científica puede ayudar a determinar qué se hizo con las muestras que desaparecieron tras ser recogidas de los
escenarios del crimen.

Pero hay otros tres aspectos en los que los miembros de la Policía Científica pueden arrojar algo de luz sobre lo sucedido. En concreto, estaría bien que se
aprovechara su comparecencia para conocer qué evidencias fotográficas y videográficas se recopilaron, cuáles de esas evidencias se aportaron al sumario y
cuáles no y si todo el material relevante se puso a disposición de quienes tuvieron que realizar los diversos informes periciales elaborados durante la
instrucción del sumario y durante el propio juicio. Teniendo en cuenta las escasas evidencias fotográficas que figuran en el sumario, cabe sospechar que
parte del material tampoco fue entregado al juez Del Olmo.

Asimismo, sólo los miembros de la Policía Científica nos pueden decir qué se hizo con las prendas de ropa y efectos de las víctimas recogidos durante las
autopsias realizadas en IFEMA en las horas posteriores al 11-M. Porque hay que recordar que no sólo han desaparecido las muestras recogidas en los trenes,
sino también esos efectos y ropas, que también hubieran permitido determinar los componentes de los explosivos. Tal como declaró en su día públicamente la
doctora Baladía, responsable de la realización de esas autopsias, quienes iban recogiendo esas prendas de ropa y efectos de las víctimas eran miembros de la
Policía Científica. Y tampoco se sabe qué se hizo con todo ese material.

Finalmente, quizá puedan también los miembros de la Policía Científica aportar alguna explicación para el hecho de que determinados efectos de las víctimas
recogidos en las estaciones terminaran siendo depositados - tal como se relata de forma vaga en el sumario - en la sede de la Brigada Provincial de Policía
Científica, dirigida por aquel entonces por el comisario Santano. ¿De dónde salieron aquellos efectos que acabaron en la BPI? ¿Quién los llevó? ¿Se
trasladaron hasta allí desde IFEMA, o desde alguna estación? ¿Quién dio la orden de efectuar ese traslado de evidencias hasta la BPI, contraviniendo las
órdenes del juez Del Olmo de llevarlo todo a IFEMA? ¿A dónde se llevaron luego esos efectos? ¿Hasta cuándo estuvieron depositados en la BPI?

Habrá que esperar, por supuesto, a ver qué diligencias de prueba se admiten por parte de la juez Coro Cillán. Pero la que hoy publica El Mundo es una buena
noticia, ya que parece que se abre un poco más el abanico de investigaciones relativo a la manipulación de pruebas posterior al atentado del 11-M.

P.D.: La juez Coro Cillán acaba de citar al artificiero señalado por la UOGC como responsable de la cadena de custodia de las muestras recogidas en los
trenes.

Al borde de los 300
Editorial www.gaceta.es 28 Junio 2011

En el mundo financiero suele decirse que cuando se supera los 300 puntos básicos la economía avanzaría inevitablemente hacia la suspensión de pagos.

En el mundo financiero suele decirse que, cuando la prima de riesgo de un país supera los 300 puntos básicos, ya no existe marcha atrás. Llegado tal momento,
la economía avanzaría inevitablemente hacia la suspensión de pagos, abonando unos intereses cada vez más altos e inasumibles. Así sucedió primero con Grecia,
luego con Irlanda y finalmente con Portugal.

Obviamente, la regla de los 300 puntos básicos no constituye, ni mucho menos, una inexorable ley científica, pero sí ilustra el dramático hecho de que la
credibilidad internacional de una sociedad se halla seriamente deteriorada. Pues bien, nuestro país volvió a superar ayer lunes esa barrera psicológica,
hasta el extremo de que el Reino de España se veía forzado a pagar por su deuda más del doble que Alemania.

El diagnóstico que en estos momentos están efectuando los inversores internacionales –que son quienes voluntariamente nos continúan prestando su dinero– es
claro: la economía española tiene el músculo y el potencial suficiente para salir de la crisis y pagar sus deudas, pero se ha tomado la decisión política de
no acometer las reformas que necesita para ello. La última farsa ha sido la nadería de la reforma de la negociación colectiva, pero todos los otros flancos
de la economía permanecen tan débiles como siempre: el sector financiero continúa sin haberse recapitalizado, las trabas a la creación de empresas siguen
siendo tan elevadas como siempre, no existe un compromiso creíble para eliminar el déficit público y regresar al superávit…

El Gobierno de Zapatero, que ahora es el de Rubalcaba, ganó las elecciones de 2008 negando la crisis y va a concluir la legislatura negando la necesidad de
reformas para salir de ella. El saldo de estos cuatro años es devastador. Dado que el Ejecutivo socialista se ha obstinado, por puro sectarismo ideológico,
con no liberar a la economía española de sus cadenas, la situación económica del país ha pasado de ser mala a convertirse en catastrófica.

Así las cosas, poco hay que discutir este martes sobre cuál es el estado de la Nación. La respuesta la saben todos, empezando por los inversores
internacionales. El estado de la Nación está cercano a la bancarrota política y económica debido a la sangría generalizada que hemos sufrido durante este
mandato socialista. Nada hay que debatir con un Gobierno deliberadamente kamikaze; la Oposición debería limitarse a exigir, por el bien de todos los
españoles, la inmediata convocatoria de elecciones anticipadas. Si el PSOE no quiere sacar adelante ninguna reforma, que deje al menos que otros lo hagan.

Y es que puede que España consiga sortear las dificultades derivadas de su elevada prima de riesgo. Pero, desde luego, no logrará sobreponerse a los
destrozos infligidos por un Gobierno obsesionado con desgobernar el país. El auténtico punto de no retorno no procede de haber franqueado una barrera
financiera más o menos arbitraria, sino de estar dirigidos por una panda de iluminados incompetentes que han colocado sus intereses, los del partido y los de
los lobbies de izquierdas (sindicatos, grupos ecologistas, mundo de la cultura, etc.) por encima de los del conjunto de los españoles.

El único obstáculo insalvable para salir de la crisis es un Gobierno decidido a no ceder el poder hasta marzo de 2012. En ese momento, puede que ya sea
demasiado tarde para todos nosotros. Sin embargo, los miembros del Gobierno, como ya ha hecho Aído, probablemente encontrarán refugio en algún inútil pero
bien remunerado organismo internacional.

La democracia es una máquina calculadora
«Hay que asumir que la democracia no redimirá los pecados de nuestra sociedad, porque esa no es su función. A la democracia —a una máquina calculadora de
votos— no se le puede pedir lo que no puede dar»
POR MIQUEL PORTA PERALES ABC 28 Junio 2011

NO es fácil saber de qué hablamos cuando hablamos de democracia. Tan es así, que hay quien sostiene que la democracia no es otra cosa que su historia. A ello
hay que añadir que la democracia ha sufrido un proceso de ideologización que ha desdibujado o contaminado su naturaleza. Quizá por eso se han formulado
diferentes índices —Polity, Freedom House o The Economist— que tratan de evaluar el carácter y calidad de las democracias realmente existentes en el mundo.

¿La democracia? Se acostumbra a decir —se acostumbra a creer— que la democracia es el gobierno del pueblo, que es la condición de posibilidad del desarrollo,
el bienestar y el progreso. Y hay quien distingue entre una democracia formal o burguesa, entendida como falsa democracia, y una democracia real o popular,
entendida como verdadera democracia. Se equivocan. Ni la democracia garantiza el gobierno del pueblo ni la democracia asegura el desarrollo, el bienestar y
el progreso de los ciudadanos. Por supuesto, la denominada democracia real o popular es un sofisma. La democracia no es lo que generalmente nos dicen que es.

A la democracia no se le puede pedir lo que no puede dar. «Las ideas erróneas sobre la democracia determinan que la democracia funcione mal», dice Giovanni
Sartori.

¿Dónde está el problema? ¿Quizá hay que reformular o refundar la democracia existente o buscar otra mejor? No. El problema se encuentra, como decía Goethe al
hablar de la teoría de los colores, en la mirada de quien observa. Si nos libráramos de los prejuicios ideológicos que nos atenazan y nos aproximáramos a la
realidad sin el daltonismo que con frecuencia nos caracteriza, si hiciéramos eso, aceptaríamos que la democracia es únicamente un método de trabajo.

Aceptaríamos que la democracia, por decirlo a la manera de Norberto Bobbio, no es más que «un conjunto de reglas de procedimiento que permiten tomar
decisiones selectivas a través del debate libre y el cálculo de la mayoría». La democracia son formas. La democracia es una arte de mediación que se agota en
sí misma. La democracia es una máquina calculadora de votos que mide intereses. La democracia ni tiene sentido ni ofrece programa. El sentido y el programa
de la democracia consiste precisamente en no tener sentido ni programa. El sentido y el programa de la democracia se encuentra en el hecho de que todos los
sentidos y todos los programas se puedan manifestar y competir libremente en el marco de las reglas de procedimiento que el Estado democrático de derecho
establece. En cierta manera, la democracia no es sino una racionalización técnica del conflicto que hace posible que los ciudadanos midan sus fuerzas sin
recurrir a la violencia. El resultado de esta racionalización técnica, que toma cuerpo gracias al voto —«el cálculo de la mayoría», en palabras ya citadas de
Norberto Bobbio—, es la formación de un gobierno que debe administrar los diversos intereses en juego en el seno de la ciudadanía. En definitiva, la
democracia permite que el ciudadano tenga la oportunidad de aceptar o rechazar —gracias al voto libremente expresado— a los hombres y programas que han de
gobernar durante un período siempre limitado de tiempo.

¿Hay que superar esta arte formal de mediación entre las partes que es la democracia? ¿Hay que ir más allá de esa máquina calculadora que es la democracia a
la busca y captura de la llamada democracia real, o verdadera democracia, o democracia participativa, o democracia popular? Cuidado con los experimentos. La
historia —verbigracia: en la Unión Soviética y sus satélites en Europa, América, Asia y África reinaba la democracia real— nos muestra sobradamente que,
detrás de la idea de democracia real, se esconde el propósito totalitario de imponer los proyectos e intereses de castas, estamentos, clases o grupos que
disfrazan de universal lo que no es sino particular. A estas alturas de la historia, deberíamos estar vacunados contra cualquier proyecto alternativo a la
democracia formal en que vivimos. Cosa que no impide reclamar y exigir el correcto funcionamiento de determinados mecanismos inherentes a la democracia, como
son, por ejemplo, los sistemas de control y contrapesos que limitan el poder, la crítica pública o el perfeccionamiento de los canales de intermediación
política. Con estos mecanismos perfectamente engrasados, quizá podríamos conseguir que no se ahogara la pluralidad, que la burocracia no se apropiara con
demasiada frecuencia del poder político y que nadie patrimonializara o tutelara en exceso la representación ciudadana. Parafraseando al Hobbes que discutía
sobre la diferencia entre la democracia de los antiguos y de los modernos, hay que decir que no basta que las ciudades sean libres, sino que es necesario que
los ciudadanos también lo sean.

Un par de toques de atención. El primer toque va dirigido a los partidos políticos. Si es cierto que los partidos son imprescindibles para la democracia —sin
partidos políticos no hay democracia: así de claro—, no es menos cierto que alguna —o mucha— responsabilidad tienen en la crisis de confianza que hoy padece
la democracia. Lo formuló crudamente Karl Popper en los siguientes términos: «Nuestras democracias no son gobiernos populares, sino gobiernos de partidos», y
el Parlamento «no representa al pueblo y su opinión, sino únicamente el influjo de los partidos —y de la propaganda— sobre la población el día de las
elecciones». Quizá por ello —los partidos deberían tomar buena nota por la cuenta que les trae—, Karl Popper concebía la democracia, no como un sistema para
elegir representantes, sino como una forma de apartarlos del cargo —mediante el voto, por supuesto— para el que habían sido escogidos. El segundo toque de
atención va dirigido a los políticos. Si los políticos no «solucionan» los problemas de los ciudadanos, será la democracia —la convivencia— la que finalmente
sufra las consecuencias. ¿O es que en nuestras sociedades desarrolladas no se percibe una tentación autoritaria que manifiesta un número indeterminado de
ciudadanos que desconfían de una democracia —de hecho, de unos políticos y partidos— ineficiente que no resuelve lo que debe resolver?

Acabo estas líneas remarcando tres cosas. En primer lugar, que las reglas del juego democrático —esa arte formal de mediar entre las partes, con las
limitaciones que se quiera— son el único criterio válido para establecer, sin mitos ni ilusiones, qué es la democracia. En segundo lugar, que el instrumento
por excelencia de la democracia es el voto —«un individuo, un voto», reza la máxima democrática— y no el manifestante, el concentrado, el acampado, el
huelguista, el sms, la cuenta en Facebook o el mensaje del Twitter. En tercer lugar, que la democracia, para que dé frutos, requiere el trabajo perseverante
del político y la actitud crítica del ciudadano ante unos partidos que —ellos sí— pueden transformar el mundo en el que vivimos. En cualquier caso, hay que
asumir que la democracia no redimirá los pecados de nuestra sociedad, porque esa no es su función. A la democracia —a una máquina calculadora de votos— no se le puede pedir lo que no puede dar, decía antes.

MIQUEL PORTA PERALES ES ARTICULISTA Y ESCRITOR

Aquel Estatuto de 1936
Fue aquel un Estatuto sensato, consensuado, plural. No fue de máximos ni exclusiones, sino de ilusiones
ABEL VEIGA ABC Galicia 28 Junio 2011

SE cumplen este 28 de junio setenta y cinco años de aquel plebiscito que con casi un millón de votos afirmativos y apenas seis mil en contra supuso adentrar
a Galicia en la senda estatutaria. Tiempos convulsos, dramáticos, a punto de estallar la guerra civil que al final frustró las aspiraciones estatutarias y
regionalistas. Dos semanas después entraría aquel estatuto plebiscitado y proyectado en las Cortes republicanas de la mano de Gómez Román y el propio
Castelao, y apenas cuarenta y ocho horas después se producía el inicio de aquella guerra y los desastres de la misma, amén de la dictadura que seguiría.
Galicia no llegó a disfrutar de aquel Estatuto, sino del actual, el de 1981. Aquel estatuto fue aceptado a trámite en febrero de 1938, apenas un año antes
del final de la guerra.

Fue aquel un Estatuto sensato, consensuado, plural y tolerante. Un estatuto donde se señalaba que Galicia se organizaba como región autónoma en el Estado
Español con arreglo a la Constitución de la República. Un Estatuto que consideraba gallegos a los que lo fueran por naturaleza y no hubieren adquirido
vecindad administrativa en otro territorio de la República, y los demás españoles que ganaren vecindad en Galicia. Advertía además, que los derechos
individuales serán en Galicia los definidos por la Constitución de la República. Y señalaba con claridad y sensatez como los españoles tendrán en Galicia
iguales derechos que los que tengan los gallegos en el resto del territorio español. Respecto a la lengua, el caballo sacrosanto y excluyente de algunos,
señalaba que serían idiomas oficiales en Galicia, el castellano y el gallego; pero en las relaciones oficiales del Estado con autoridades de otras Regiones y
con las del Estado, se usaría siempre el castellano. Respecto al foro, se regulaba que todo escrito que se presente a Tribunales y autoridades redactado en
gallego, será reproducido en castellano cuando lo pida parte interesada; los funcionarios que se designen para actuar en la Región deberán acreditar
conocimiento de la lengua gallega.

Aquel no fue un Estatuto de máximos ni de exclusiones, sino de ilusiones, de realidades y de conformar siempre un marco constitucional republicano que se
atenía a la legalidad vigente de aquellos años, sin pretender rebasarlo, sin buscar irredentismos absurdos y diferenciadores. Los artículos 14 y siguientes
establecían un marco de atribuciones y competencias a la región armónico, estable, eficaz y racional.

El Bloque acaba de recordar aquella fecha el pasado sábado en la Alameda de Santiago, una vez más se erige como depositario casi único de aquella herencia
que es de todos los gallegos. Una vez más pide superar el actual marco estatutario y centra sus culpas en populares y en menor medida en los socialistas
gallegos. No ha tenido empacho en aseverar que el nacionalismo gallego continúa siendo el motor del proyecto nacional de Galicia, catalogando al mismo como
democracia, autogobierno e izquierda, en un alarde reduccionista y apropiatorio irreal de los conceptos de democracia y autogobierno.

Lo de la izquierda dejémoslo dormitar en el limbo de las ideas. Pero ¿acaso no son demócratas ni creemos en el autogobierno el resto, los no nacionalistas?
No contento con ello se ha permitido cuestionar y reivindicar que: «La democracia en Galicia, para ser real, debe ser por tanto el poder del pueblo gallego
para decidir libremente su futuro», tratando de cortar toda conexión y dependencia con el estado central y España, incidiendo en que una Galicia
«políticamente dependiente no tiene más futuro que continuar su devenir a la irrelevancia política, económica y demográfica».

Está bien recordar aquella generación irrepetible de políticos gallegos, regionalistas y nacionalistas, pero también españolistas, que desde la razón, el
respeto y los sueños nos regalaron un texto y una esperanza que no fue realidad. Pero emularse en depositario único de aquella historia colectiva, y
cuestionar la democracia, el autogobierno y la izquierda misma si no son nacionalistas, excede cualquier análisis político, reflexión y sentido común.
Quizás, Guillerme Vázquez debería leerse mejor las entrelíneas de aquel estatuto elevado a mito por el BNG.

Estatuto insensato
Nota del Editor 28 Junio 2011

Me voy a centrar en la parte del idioma que dice: "serían idiomas oficiales en Galicia, el castellano y el gallego; pero en las relaciones oficiales del Estado con autoridades de otras Regiones y con las del Estado, se usaría siempre el castellano. Respecto al foro, se regulaba que todo escrito que se presente a Tribunales y autoridades redactado en gallego, será reproducido en castellano cuando lo pida parte interesada; los funcionarios que se designen para actuar en la Región deberán acreditar conocimiento de la lengua gallega" lo que claramente indica que Galicia era sólo para los gallegohablantes, y a los demás que les partiera un rayo. Este estatuto era claramente un estatuto consensuado por aquellos que pretendían que los castellanohablantes desaparecieran de su querida y propia Galicia.

Europa está luchando contra la izquierda y sus estragos
Francisco Rubiales Periodista Digital 28 Junio 2011

Acabo de viajar por Centroeuropa, donde he visto con claridad meridiana los estragos producidos por una izquierda prostituida, causa de que los ciudadanos de
países como Austria, Hungría, República Checa, Eslovaquia y Polonia, entre otros, estén hartos, enfurecidos y dispuestos a apoyar a una izquierda limpia y
democrática o, en algunos casos, a votar masivamente a partidos radicales de derecha. Europa entera está luchando contra la izquierda prostituida para
preservar sus libertades, derechos y conquistas. En Europa Central ese fenómeno se ve con claridad, pero en España, donde ya comienza la revuelta contra la
izquierda corrompida, todavía el drama de la izquierda corrosiva y antidemocrática permanece oculto por la propaganda y el engaño.

Las encuestas dicen que si mañana se celebraran elecciones generales en Hungría, arrasaría la extrema derecha. Los húngaros, junto con los checos, los
austriacos, los eslovacos y ciudadanos de otros muchos países de Europa Central están hartos de soportar dos fenómenos especialmente corrosivos: el primero
es que los mismos comunistas represores y asesinos que colaboraron con el estalinismo, o sus hijos, estén mandando ahora, travestidos de demócratas; el
segundo es la invasión de cientos de miles de personas, procedentes de países del antiguo mundo soviético, que, sin valores humanos ni respeto al derecho
ajeno, se dedican a robar, delinquir y a aprovecharse del sistema para medrar y avasallar.

La reacción de la parte más honrada y decente de la sociedad contra la herencia cruel de la antigua izquierda está siendo durísima. En esos países la
izquierda está siendo erradicada, aunque se disfrace de socialdemocracia y jure que es demócrata. Nadie se lo cree y los ciudadanos están seguros de que sus
dramas y retrocesos se deben a lo que ellos llaman "el virus de la izquierda", un mal que no es otra cosa que la nefasta herencia del marxismo amparado por
los soviéticos, generador de políticos ineptos y malos gobernantes que esconden su totalitarismo camuflándose de demócratas, que sólo se sirven a ellos
mismos y que están destruyendo el liderazgo y los viejos logros y avances de la sociedades europeas libres.

El rechazo a la izquierda es tan profundo, que los países se están echando en brazos de una derecha que tampoco representa una solución garantizada para la
democracia y los grandes problemas que azotan a las sociedades, pero que, al menos, es identificada como antimarxista y dispuesta a cortar los abusos del
Estado permisivo con la corrupción, el delito y la inmigración y más que experto en generar ruina desde un sector público que no para de crecer, despilfarrar
y servir de refugio para sus militantes.

Para colmo de males, el viejo comunismo está esparciendo su virus no sólo por medio de los malos políticos de la izquierda contaminada de totalitarismo, sino
de millones de ciudadanos acostumbrados a vivir del Estado, expertos en aprovecharse del esfuerzo ajeno, subvencionados, vagos, maleantes y gente que se cree
con derecho a delinquir y a apropiarse de lo ajeno.

La rebelión contra la izquierda en Europa Central es un fenómeno de grandes proporciones que afecta ya a todo el continente, que cambiará las reglas de juego
en la Unión Europea, que afectará a las relaciones entre países y que terminará cambiando la concepción de la política y a la misma convivencia.

La gente honrada, ante la doble plaga de políticos inmorales y antidemócratas de izquierda y de ladrones y maleantes procedentes de los antiguos países
comunistas esta reaccionando apoyándose en la derecha, especialmente en la derecha extrema que se muestra xenófoba e intolerante con los vicios de los
politicastros.

El fenómeno es inquietante y muchos ven en él el germen de algo parecido a lo que dio vida al nazismo y al fascismo en los años 20.

Nadie atribuye el mal a la política, como ocurre en España, donde también se vive el fenómeno de una izquierda inepta y depredadora que, comandada por
Zapatero, está arruinando el país, sino a la izquierda, a la que señalan como origen de todos los males que las repúblicas europeas están padeciendo.

En la Universidad de Praga se debate claramente sobre la existencia de una KGB secreta que sigue apoyando en las sombras a los antiguos comunistas
prosoviéticos, con el fin de que acaparen el poder. La realidad demuestra que muchos de aquellos comunistas son hoy grandes empresarios porque utilizaron su
dinero sustraido al Estado y sus contactos para aprovecharse de las reconversiones y nacionalizaciones que se produjeron con la llegada de la economía de
libre mercado. Muchos de sus hijos son hoy políticos encuadrados en los partidos de izquierda, sobre todo en una socialdemocracia que ha renunciado a la
ideología, que no le mira el pedigree a nadie y a la que únicamente le interesa acaparar poder y privilegios.

Esa es la razón de que la izquierda esté siendo barrida en toda Europa y de que únicamente permanezca en el poder en unos pocos países, entre ellos los
arruinados del sur (España y Gracia), donde se bate abiertamente en retirada, expulsada del poder por los demócratas y los ciudadanos indignados.

Voto en Blanco

Ganó ETA
Manuel Molares do Val Periodista Digital 28 Junio 2011

Posiblemente ETA anunciará su disolución antes de las próximas elecciones generales: tras 947 asesinatos desde hace 51 años, las urnas le han dado el
triunfo, por lo que ya no necesita matar para crear un Estado bajo sus pavorosos nacionalismo y estalinismo.

Para qué matar si con pequeños pasos, el primero alcanzado en las elecciones del 22M, conquistará todo el País Vasco, luego Navarra y después los territorios
circundantes que desee mezclando intimidación y elecciones sin que los ciudadanos tengan que pasar por cabinas para que el voto sea secreto.

El triunfo de Bildu, que ya empieza la secesión eliminando los símbolos españoles, se debe a que el 23 por ciento de la sociedad vasca está mental y
moralmente trastornada. Como el 44 por ciento de la alemana que votó a Hitler en 1933.

El nacionalismo romántico que crea un país ideal basado en mitos y falsas leyendas, y que se apoya en el asesinato, la intimidación y el miedo, termina
siempre imponiendo una horrible tiranía.

Toda utopía construida con el entusiasmo de las masas enfervorecidas se vuelve canalla. Debe curarse al enloquecido populacho haciéndolo reflexionar,
anteponiendo raciocinio a sentimientos.

Todos los gobiernos de la democracia, con excepción del actual, lucharon contra el demonio que domina la mente y el espíritu proetarras, de pensamiento
gemelo al de la chusma nazi.

Los camisas pardas vascas son los etarras alimentados por las masas batasunas que juzgan a los demás españoles el opresor de una raza inferior, como los
nazis veían a los judíos. Su 22M, Noche de los Cristales Rotos.

La Historia recordará que Zapatero, sus jueces y kakistócratas, le entregaron Euskadi a la oclocracia nazi, quizás porque son víctimas de un misterioso
chantaje, o porque creen que ganarán elecciones con una paz chamberleniana.

Librarse del nazismo le costará mucho dolor a las siguientes generaciones, primero a las de vascos sanos.

El homenaje a la indignidad de España.
Vicente A. C. M. Periodista Digital 28 Junio 2011

Y ahora Sus Señorías quieren posar donde tienen sus poltronas con las asociaciones de las víctimas del terrorismo. Hace falta tener desfachatez y ningún
cuajo moral. Menos mal que solo irán dos de las asociaciones minoritarias, una la de la Sra. Manjón, y otra la la madre del socialista Pagazaurtundua, que
debe haberse creído las promesas de cambio a pesar de tener ya constancia de la traición de ver como ETA se ha apoderado de Ayuntamientos de pueblos, el de
San Sebastián y la Diputación de Guipúzcoa.

Pero ¿qué podemos esperar de quienes siguen sin derogar el permiso al dialogo con ETA obtenido en el Congreso?¿Qué podemos esperar de quien muestra dos
caras, la amable del sí a la ETA y la airada del "no me gusta que estén? Es tal la hipocresía, el cinismo y la desvergüenza, que quien se haya dejado engañar
y asista a ese acto político manipulador y aprovechado carente de libertad de expresión, solo será cómplice voluntario como la Sra. Manjón o involuntario y
engañado como la Sra. Pagazaurtundua de la farsa.

Los homenajes a quienes han dado su vida por la libertad y han sido víctimas inocentes de una banda de terroristas asesinos, deben ser desde el respeto y la
empatía con el dolor de las víctimas y de sus familiares. El movimiento se demuestra andando y por ello, la mejor respuesta de apoyo pasa en primer lugar por
una resolución formal de la Cámara en pleno extraordinario aboliendo el permiso de negociación con ETA que consiguió Zapatero para su "proceso de paz". Y en
segundo lugar, por una rectificación del Tribunal Constitucional a propuesta del mismo Gobierno, de la Fiscalía General del Estado y del Ministro de
Interior, revocando su vergonzosa sentencia e ilegalizando a BILDU y todos sus representantes electos o no, apartándoles de unos cargos a los que nunca
debieron acceder.

Mi indignación va subiendo cada día y mi paciencia agotándose a un ritmo mayor. Pero si culpo al Gobierno de Zapatero y a sus esbirros del Tribunal
Constitucional, no me olvido del PP cuya ceguera por recuperar el poder, le hace mirar a otro lado y permitir cualquier tropelía sin oponer toda su fuerza
para evitar esta situación. Un PP que de seguir con esta política tan camaleónica e indiferenciable de la del PSOE, verá sus expectativas diluirse con el
paso del tiempo, por su propia ineptitud de interpretar el sentimiento de sus propios votantes y no abanderar la defensa de la dignidad y de la Justicia de
las víctimas contra sus verdugos.

Sigue siendo un verdadero esperpento ver como el Presidente del Congreso de los Diputados, se pasea por los platós de televisión luciendo su rejuvenecida
imagen e impartiendo sermones de honestidad, mientras arremete sin oportunidad de réplica contra aquellos medios de comunicación que han denunciado su
escandaloso patrimonio sin justificar. Todo un símbolo de que España está metida en una caída libre en el precipicio al que en menos de dos legislaturas nos
ha arrojado Zapatero y su pandilla, con la inestimable cooperación de una oposición dúctil y contemplativa.

Para mí, el homenaje a las víctimas seguirá siendo denunciar humildemente en mi blog lo que considero que es la mayor traición a España. Y así será mientras
los políticos sigan mangoneando en las Instituciones del Estado de Derecho y existan personas dispuestas a dejar comprarse para complementar las decisiones
políticas, incluso torciendo la Ley o directamente saltándosela.


******************* Sección "bilingüe" ***********************

El triunfo de los proetarras
Antonio Pérez Henares Periodista Digital 28 Junio 2011

No tengo ni siquiera la esperanza de que esos dóciles magistrados del Tribunal Constitucional que, violentando al Supremo y arrogándose prerrogativas
judiciales que no tienen, legalizaron a Bildu sientan al desayunarse cada día con sus provocadores desafueros algún tipo de arrepentimiento. No lo creo que
ninguno tenga ese mínimo de dignidad para reconocer un error que solo su sumisión a los dictados políticos de quien les había designado o su propia
obcecación ideológica hizo posible que cometieran cuando desde el más mínimo deseo de ver era perfectamente evitable tan evidente y probada realidad que solo
su ceguera negaba. ETA y Batasuna, un mismo objetivo y organización habían creado a Bildu como instrumento para poder tener la papeleta y todos los
beneficios políticos del club democrático sin dejar sus pistolas.

El autor intelectual de la felonía, el presidente Zapatero, dejado con las vergüenzas al aire por el nacionalista Urkullu –que alardea de cómo le saca hasta
la hijuela y que no quiso callarse como había conseguido su objetivo- puede que como muchos del PSOE si estén ahora asustados de lo que han hecho. Pero no
por un principio ético, no por las terribles consecuencias que han provocado y van a provocar sino por su error de cálculo. Suyo y de un Rubalcaba que si no
jugó a dos barajas desde luego ha parecido que era exactamente a lo que jugaba. Como ese Patxi López que en vez de oponerse a la maniobra se puso al frente
de la manifestación reclamándola como un alucinado. No habían previsto que la bicha engordara tanto, que se les fuera tan de las manos. Ahora están
asustados. Y pretenden decirnos que harán cumplir la ley cuando han sido ellos quienes han abierto la espita para que sea conculcada. Ahora se han dado
cuenta que han engordado tanto a la culebra que esta ya los lleva empezados, que los está engullendo por las patas. Cosa que no importaría si no fuera porque
nos devora a todos, empezando por esos concejales suyos y del PP que tras dar ejemplo de coraje y pagar con sangre han sido puestos a los pies de sus
verdugos y de los amigos de sus verdugos.

El Proceso de Paz I concluyó entre humo y muerte en Barajas. Este II , nunca confesado, ha supuesto de entrada resucitar políticamente a ETA a quien se nos
quiere mostrar derrotada cuando precisamente se le ha insuflado el oxigeno que le faltaba y por cuya falta agonizaba.

El devenir de los días solo ha hecho que explicitar con toda claridad y matona chulería de los beneficiarios lo que era de sobra conocido. Cumplido su
objetivo, encastillados en los ayuntamientos, tomada la diputación de Guipuzcoa, sintiéndose vencedores, alardean con creciente impunidad y arrogancia de los
que fueron y siguen siendo. Han vuelto a tomar la calle, a imponer su ley contra las leyes y amedrantar a todo el que ose oponérseles. Los cercarán hasta
obligarles a vivir en el gueto, a marcharse o a vivir sumisos y callados. Ese es su objetivo, el de excluirlos. Y en el cuentan con el inestimable apoyo del
PNV, como los hechos han demostrado. El Gobierno, su presidente, “su” Constitucional, Rubalcaba, Patxi Lopez son todos y cada uno de ellos responsable de
este atroz disparate, de esta indignidad ejecutada contra el Estado, contra la Constitución y la ciudadanía. Y ni uno solo de ellos está siquiera
arrepentido. Sólo asustados porque han sido los primeros en ser pasto y lo serán cada vez más de lo que tan insensatamente han alumbrado

Por qué no van
Editoriales ABC 28 Junio 2011

Las víctimas del terrorismo, particularmente las de ETA, se sienten nuevamente agredidas por la presencia de Bildu en las instituciones vascas

EL Congreso de los Diputados celebró ayer un homenaje a las víctimas del terrorismo sin la asistencia de los principales representantes de las víctimas del
terrorismo, pero, y quizá por esto mismo, con la incorporación de Rodríguez Zapatero a última hora. No es el momento de valorar su ausencia con criterios
institucionales, sino de asumir que las víctimas del terrorismo, particularmente las de ETA, se sienten nuevamente agredidas por la presencia de Bildu en las
instituciones vascas. Habrá quien critique esta decisión de las víctimas recordando que los proetarras siempre han estado en los ayuntamientos y diputaciones
del País Vasco, pero este argumento supondría ignorar la evolución de una política antiterrorista que iba de menos a más, que se dotó de una Ley de Partidos
Políticos eficaz, y que se sabía lo que iba a pasar en cuanto los electos de Bildu tomaran posesión de sus cargos. Desde la indignación de las víctimas, es
lógico que éstas consideren que no pueden participar en actos institucionales mientras en los consistorios vascos, y con la más absoluta impunidad, vuelve la
apología de los presos etarras, se pone en indefensión a los concejales del PP y PSE, se elimina la presencia del Rey y de la bandera nacional y se hace del
discurso de ETA —conflicto, independencia, negociación— el mensaje central de la nueva política vasca.

Entretanto, el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, responde a Bildu con el inane argumento de que pierde credibilidad por no condenar a ETA,
reproche que a los dirigentes de esta coalición habrá causado verdadera hilaridad. A Bildu no le ha supuesto ningún perjuicio no ser creíble por no condenar
a ETA. Al contrario, su éxito reside en haberse convertido —previo aval del Tribunal Constitucional y con el sacrificio de la Ley de Partidos— en la primera
fuerza municipal del País Vasco sin haber hecho o dicho nada que suponga una disidencia frente a ETA. Y luego habrá quien se pregunte por qué no van.

El triunfo de ETA
Hay dos logros de ETA que son contundentes. La legitimación de su historia y la legitimación del terrorismo como método para lograr fines políticos
EDURNE URIARTE ABC 28 Junio 2011

LA historia de ETA acaba como predijimos los más pesimistas, o los más realistas, con el triunfo terrorista. Con su brazo político en las instituciones y su
ideario y sus crímenes reivindicados desde esas instituciones. Esa es la mala noticia. La peor es que ese final ya no tiene vuelta atrás.

Ningún matiz altera la sustancia de ese triunfo. ¿Que Bildu no es lo mismo que Batasuna? Cierto, pero los miembros de EA y de Alternatiba que se han sumado a
Bildu lo han hecho sabedores del control ejercido por el brazo político de ETA en la coalición. ¿Que quizá ETA no vuelva a asesinar? Cierto, pero a cambio de
la cesión del Estado a una parte de sus reivindicaciones, comenzando por la legalización de Bildu. ¿Que una parte de los etarras está cumpliendo sus
condenas? Cierto, pero mientras son reivindicados como héroes desde las propias instituciones y mientras una buena parte de los delitos y de sus responsables
van a quedar sin investigar e impunes. ¿Que Otegi está siendo juzgado? Cierto, mientras el Estado hace un ridículo, el de la incongruencia entre el trato a
Bildu y el trato a Otegi, que desactivará la acusación en muy poco tiempo.

Fuera de esos interrogantes, hay dos logros de ETA que son contundentes y ni siquiera admiten matices. La legitimación de su historia y la legitimación del
terrorismo como método para lograr fines políticos. Podemos mirarlo del derecho o del revés, pero la llegada triunfal de Bildu a las instituciones con el
apoyo de todo el nacionalismo y la comprensión del socialismo ha transmitido un mensaje nítido a los ciudadanos vascos: la definitiva aceptación de las
«razones» de ETA. Y, por añadidura, la consolidación del mensaje de los dos bandos y las dos violencias.

Y lo anterior es irreversible. Sobre todo, porque se ha hecho con la aceptación del socialismo. Por pragmatismo, por el largo brazo del antifranquismo, por
lo que sea. El resultado es que la rebeldía antiterrorista ha quedado reducida en el País Vasco a una minoría. Y en el resto de España, también a una minoría
en lo que a élites intelectuales se refiere. Hemos llegado a un punto en que la denuncia de la legitimación terrorista comienza ser tachada de extravagante,
propia de personas incapaces de adaptarse a la realidad, a la «nueva realidad». De interesada, incluso, de «chollo» que se nos acaba, como escriben algunos
anónimos en los blogs de internet.

Y no hay manera de recomponer el discurso de la primacía de los principios democráticos, cuando, 35 años después, una buena parte de los partidos, muchos
intelectuales, un tribunal, envían tales principios a la extravagancia, al frikismo, al interés.

Jano
Cuando Otegi y Garitano hablan lo hacen con la misma voz
EDUARDO SAN MARTÍN ABC 28 Junio 2011

El Tribunal Constitucional se la cortó en su día con papel de fumar, pero ahora ni siquiera una hoja tan sutil sería capaz de trazar una línea divisoria
entre esas dos caras de un solo Jano que hacen política, idéntica sin ningún género de dudas, esta desde los estrados judiciales y aquella desde las
instituciones que les han regalado, con intenciones inconfesadas, esos a quienes seguimos definiendo piadosamente como nacionalistas democráticos. Cuando
Otegi y Garitano hablan, uno sentado en el banquillo de los acusados y el otro en el sillón de la Diputación de Guipúzcoa, lo hacen con la misma voz. No hace
falta ser un semiólogo para descubrir en sus razonamientos el hilo de un discurso unívoco.

En su día, la mayoría del TC consideró insuficientes, con dudosos atributos legales, las pruebas aceptadas por el Supremo para cerrar el paso de Bildu a las urnas. Lo hizo, en nombre de un garantismo impermeable al sencillo análisis lineal de un diseño estratégico cuyos objetivos eran meridianos. No debe extrañar que muchos españoles sigan viendo una mano política detrás de ese fallo.

Bildu es la culminación del «cambio en la estrategia de la izquierda abertzale» que Otegi confesaba ayer haber emprendido con sus camaradas cuando asumieron, tras el atentado de Barajas, que la violencia ya no servía a sus fines. Un cambio que, como confirma Garitano con sus expresivos silencios, no obedece a una reflexión moral crítica sobre el enorme sufrimiento causado sino a meras razones de oportunidad. Hay quien sigue concediendo a Otegi y Bildu el beneficio de la duda. Pero no eran sus propósitos de futuro los que estaban en juicio, sino la aplicación de la ley. Batasuna es ilegal por sentencia firme y Bildu confirma cada día con mayor evidencia que es su prolongación. Y no hay razón política que justifique el incumplimiento de la ley.

El engañador engañado
Carmen Gurruchaga  La Razón 28 Junio 2011

La coalición Bildu ya está donde quería, instalada en las instituciones vascas sin programa electoral y con la única finalidad de sacar adelante los puntos
contenidos en la antiquísima Alternativa KAS de ETA y que son: unidad territorial con Navarra, un País Vasco euskaldun, salida de Euskadi de las Fuerzas de
Seguridad y como colofón, la independencia.

En la medida que su brazo político avance en estas reivindicaciones, la banda no practicará el terrorismo, porque no hará falta. Hace más de 20 años, cuando el Gobierno de González negociaba con ETA en Argel, los socialistas estaban convencidos de que iban a conseguir engañar a los etarras y meterles en tal encrucijada que al final no tendrían más remedio que dejar las armas a cambio de nada; y salió mal.

Zapatero trató de hacer algo similar en la legislatura anterior y un parking de la T4 voló por los aires con dos personas dentro y fue asesinado Isaías Carrasco.

Ahora se repite la jugada, pero con el hecho irreversible de que Bildu, con el aval del Constitucional, no deja las instituciones ni con aceite hirviendo. Además, sus huestes vuelven a mandar en la calle, su hábitat natural, donde han reimplantado el matonismo y la chulería. Y creían los socialistas que ellos iban a terminar con ETA con la ayuda de su brazo político. Ese mundo es retorcido, siempre trata de engañar y tiene algún as bajo la manga. Nunca hay que minusvalorar al contrario y menos si ha demostrado ser capaz de tener en marcha varios planes a la vez.

Juicio al pasado
EDITORIAL El Correo 28 Junio 2011

Los encausados en Bateragune deben ser juzgados por su actuación, no por intenciones

El juicio que ayer dio comienzo en la Audiencia Nacional contra Arnaldo Otegi, Rafael Diez Usabiaga y otras seis personas acusadas de formar parte de un
comité denominado Bateragune, dispuesto según el sumario judicial para restablecer la actuación de la extinta Batasuna bajo las directrices y supervisión de
ETA, adquiere una nueva dimensión trascurridos casi dos años desde que se instruyera el sumario y después de que a través de Bildu se haya producido la
legalización de facto de los herederos de la formación disuelta judicialmente.

Pero el veredicto de la Sala no puede versar sobre los deseos que subjetivamente pudieran albergar los encausados a comienzos de 2009 respecto al futuro de la violencia terrorista, sino sobre su pertenencia o no en aquel momento a un órgano presuntamente establecido por ETA para dirigir a la izquierda abertzale tras su brutal ruptura de la tregua de 2006 con el atentado de Barajas el 30 de diciembre de aquel mismo año. Parece verosímil que los veteranos Otegi y Díez Usabiaga y los más jóvenes Arkaitz Rodríguez o Miren Zabaleta tuviesen ya entonces la intención de forzar el paso de la izquierda abertzale para encaminar a la banda terrorista a un paulatino e irreversible abandono de su actividad violenta.

Pero tanto su actitud públicamente gregaria respecto a ETA tras el doble asesinato de la T-4, como su paciente seguidismo posterior respecto a los designios de la banda, su negativa a emplazar a ETA a disolverse tras la declaración del «alto el fuego» de septiembre de 2010 o su resistencia a juzgar críticamente el pasado terrorista restan credibilidad a la inocencia proclamada. Máxime cuando ante el tribunal Diez Usabiaga y Otegi trataron de demostrar la solidez de su distanciamiento respecto a la «lucha armada» no en base a consideraciones de orden ético, sino apelando a la necesidad que los abertzales de izquierdas tienen de desembarazarse de las armas para obtener mayor apoyo social, y a lo pernicioso que para sus intereses sería la vuelta de ETA a las andadas. Es posible que quienes prestaron cobertura política al terrorismo etarra se zafen de la responsabilidad histórica contraída en el pasado mediante su rehabilitación política. Pero, sea condenatoria o no la sentencia que en este caso emita la Audiencia Nacional, los delitos del pasado, si los hubiera, no pueden ser objeto de una exoneración judicial paralela.

El Experto
Repetición del engaño
Honestidad revolucionaria». Tremenda afirmación en boca de quien fue condenado y cumplió prisión por secuestrar a un industrial. Desde la óptica de ETA, a la
que Arnaldo Otegi pertenecía, ese delito formaba parte también de la «honestidad revolucionaria»: atacar al capital y devolver las libertades al pueblo
vasco.
Jesús María Zuloaga  La Razón 28 Junio 2011

Otegi es de todo, menos tonto, y probablemente, de los más listos de su clase. La llamada «izquierda abertzale», de la que forma parte la banda (el portavoz
abetzale lo reconoció en el juicio) ha urdido una estrategia para que el caso Bateragune termine con absoluciones de los imputados. No es nuevo. Cuando a ETA
le sale bien una cosa, suele repetirla y el engaño ya comenzó durante el alto el fuego de 1998–1999, para que la «mesa nacional» de Batasuna fuera puesta en
libertad.

Lo acordó, qué cosas, el TC, el mismo organismo que ha aprobado las listas de Bildu y ha permitido a Otegi, en plan vasco, aunque no sea de Bilbao,
reivindicar ayer ser la mente pensante del nuevo «proceso». Estamos ante la repetición de la jugada, se vista de «honestidad revolucionaria» o, lo que
resultaría cómico si no fuera trágico, de enfrentamiento de Otegi y Díez Usabiaga con los malos malísimos de ETA, a los que han vencido con sus armas
argumentales.

En el «proceso» de 1998–1999 fue LA RAZÓN, que acababa de nacer, el único medio (se pueden repasar las hemerotecas) que denunció la trampa de ETA. Al principio, estábamos solos, aunque, justo es decirlo, los gobernantes de entonces del Partido Popular no tardaron en poner freno a algunas
iniciativas que habían adoptado.

Ahora es el PSOE el que está en el poder y quiere, a toda costa, llegar a las elecciones generales sin atentados de ETA.
Rajoy y los suyos lo deben tener en cuenta, no vaya a ser que su conocido patriotismo en asuntos de lucha antiterrorista le cueste, si gana los comicios,
tener que luchar con una ETA reforzada y con un brazo político, Bildu, más poderoso que el que había en 1998.

Decadencia imparable del norte de Expaña
Pedro Fernández Barbadillo Periodista Digital 28 Junio 2011

El norte de Expaña, desde el Duero al Cantábrico, cayó a mediados de los 80 en una decadencia imparable. Los gobiernitos autonómicos, desde el vasco al
gallego, no hacen nada por impedirla, sino que más bien la agravan.

En 1977 se celebraron las primeras elecciones democráticas. Desde los años 80, las provincias al norte del Duero han perdido población y diputados: La
Coruña, León, Lugo, Zamora, Orense, Pontevedra, Soria y Guipúzcoa han perdido uno cada una y Asturias y Vizcaya dos. Zamora y Palencia pueden perder otro en
la asignación de escaños para las próximas elecciones.

La decadencia demográfica acarrea la económica, por mucho que lo nieguen los anti-natalistas. En Alemania, el precio de la vivienda lleva más de doce bajando
constantemente debido a la mengua de la población.

Dos noticias recientes indican la profundidad de la crisis

-En Galicia, las diferentes Administraciones dan trabajo a 198.900 ciudadanos, más que cualquier otra actividad económica, y cuadruplican a los ocupados en
sectores como el transporte.

-Y en Bilbao desaparecen dos empresas tradicionales: los cines Capitol y los supermercados Ercorera. ¡TODOS los cines a los que fue de niño y de joven han
cerrado!

Añadamos estas otras:
-Galicia ya tiene más pensionistas y parados que trabajadores activos

-Entre los quince municipios más golpeados por la caída de población durante el siglo XX aparecen siete concejos de las alas asturianas

Ciudades que antes recibían emigrantes del resto de España, como Ferrol, Baracaldo, Eibar y Avilés, ahora pierden vecinos a chorros.

Y frente a esto, ¿qué hacen los gobiernitos autonómicos? Más funcionarios (ya lo vemos), más impuestos, más papeleo... El PSOE y el BNG se opusieron a una
subvención en el Parlamento gallego para la Red Madre. Y el PNV arrancó a ZParo que Vizcaya se escriba Bizkaia.

El PNV y Bildueta quieren la independencia... pero, ¿para qué, si dentro de poco no habrá baskos? Que yo sepa, en los casi 30 años que el PNV ocupó el
Gobierno regional no aprobó ni subvenciones ni ayudas a la natalidad.

Con una población en descenso y, por tanto, menos industria, menos comercio, menos construcción y menos diputados (sobre este asunto voy a publicar un
trabajo en una revista de pensamiento), ¿por qué hay que hacer líneas de AVE y aeropuertos como el de León o el de Pamplona? No se van a amortizar, porque no
hay población.

CODA: Se cierra el servicio de trenes AVE entre Toledo, Cuenca y Albacete por falta de clientes, pero la línea sigue. ¡Y los alcaldes de Toledo y Cuenca han
ganado las elecciones por mayoría absoluta! ¡Y no se mete a nadie en la cárcel! ¡Y luego nos dicen que la culpa es del capitalismo, del liberalismo, del euro
y del sursum corda! (Bueno, en este asunto la culpa no es del liberalismo ni del FMI.)

Más depuración lingüística
A diferencia de Galicia y Cataluña, hay comarcas vasconas donde jamás se habló euskera: Bilbao, la orilla izquierda del Nervión, amplias zonas alavesas
andrés freire ABC Galicia 28 Junio 2011

ESTAMOS tan acostumbrados que ya no nos escandaliza. El Congreso vota una proposición para que, a partir de ahora, los únicos nombres oficiales de las
provincias vascas sean en euskera. La venerable Vizcaya desaparece en favor de la recién creada Bizkaia, fruto no de la tradición sino de la imaginación
ortográfica de los lingüistas euskéricos. Lo justificaba un diputado del PNV: «¿Qué hay de raro?, esto ocurre en Galicia y Cataluña desde hace muchos años».

Alguna diferencia sí que hay en el caso vasco. El castellano, dice algún filólogo, es el latín hablado por los vascos. Acaso exagere, pero el euskera ha
influenciado en el castellano decisivamente: las cinco vocales y la asimilación b/v se consideran generalmente de origen vasco. Pretender en Euskadi que el
castellano es una lengua ajena es solo muestra del desvarío del discurso oficial y del silencio cómplice de las clases intelectuales.

A diferencia de Galicia y Cataluña, hay comarcas vasconas donde jamás se habló euskera: Bilbao, la orilla izquierda del Nervión, amplias zonas alavesas. Los
topónimos son allí de origen castellano, y es patético ver cómo son sustituidos por extraños inventos nacionalistas, resultado de rastrear la zona hasta
hallar algún mítico villorrio con nombre tribal que pueda justificar la limpieza etnolingüística. Vitoria es reemplazada por Gasteiz. El precioso Mondragón
por Arrasate. Y Pamplona por Iruña. Junto con la lengua, erradican la historia. Véase Pamplona. Ésta debe su nombre a su fundador Pompeyo Magno, a quien
disgustaba que sus soldados vacaran en invierno. Por ello, decidió construir una ciudad a los vascones para romanizarlos y agradecerles su apoyo.

En Galicia conocemos bien esta depuración. No sólo han desaparecido las formas castellanas de los mapas, sino que incluso villas fundadas ya con nombre
castellano, las Pueblas por ejemplo, han dado paso a improbables Pobras de nula tradición.

Siempre había pensado que era difícil hallar precedentes a esta vergonzante superchería lingüística. Hasta que releo a Victor Klemperer, filólogo judío que
escapó los campos de concentración nazis por la fidelidad de una esposa aria que rechazó divorciarse. Ello le permitió anotar, atónito y desolado, su ya
clásico La lengua del Tercer Reich: «En cambio, la tradición es apartada sin miramientos cuando se opone al principio nacional. Gran parte de Alemania fue
colonizada por los eslavos, y la toponimia responde a este hecho histórico. El principio nacionalista del Tercer Reich y su orgullo racial, sin embargo, son
reacios a aceptar toponímicos que no sean germanos. Así pues, el mapa acaba depurado hasta en el más mínimo detalle».

Por tanto, lo que están haciendo en España tiene precedentes. Ominosos precedentes. Pero, para el discurso oficial, la ultraderecha somos nosotros, los pocos
que nos atrevemos a protestar estas incurias.

Medios
De siete a ocho de la tarde, los catalanes sólo podrán ver en catalán la TV pública española
La cadena pública ha anunciado la nueva programación de verano
 www.lavozlibre.com 28 Junio 2011

Madrid.- Radio Televisión Española sigue manteniendo una hora de emisión exclusivamente en catalán para los miles de espectadores de la comunidad de
Cataluña. La cadena pública ha anunciado la nueva programación de verano en esta lengua que tendrá lugar todos los días de la semana de siete a ocho de la
tarde. El próximo martes 4 de julio, comenzará a funcionar la parrilla estival en la que no tienen cabida los formatos en castellano, independientemente de
su calidad.

El lunes comenzará a emitirse el espacio 'Racons' ('Rincones'), la nueva serie producida por TVE Cataluña que consta de 13 capítulos de 30 minutos de
duración y propone rutas inéditas del territorio catalán a través de sus habitantes. El martes, llega otra novedad a TVE Cataluña con el programa '25 (...)
50' que expondrá el testimonio de personas de 25 y 50 años que hablan y reflexionan en torno a diferentes temas para acabar descubriendo las diferencias y
similitudes entre ambos generaciones. Sorprende que en este tipo de programas no se dé libertad a los protagonistas de los reportajes de poder expresarse en
la lengua que deseen.

También se estrena el viernes 6 de julio 'Opera abierta', una serie didáctica de 11 capítulos que ha producido el Liceo con la Universidad Abierto de
Cataluña. En él se profundizará en el autor, el contexto social y el significado de las funciones culturales que se hayan representado en el Gran Teatro del
Liceo. Por último en cuanto a los estrenos, llega 'Linguàrium', el programa más nacionalista y radical en el que el propio catalán es el protagonista. Según
explica RTVE Cataluña, es una serie de 28 capítulos de cinco minutos de duración donde 28 personas de diferentes nacionalidades y países cuentan sus
experiencias sobre la utilización de este lengua que la cadena pública continúa protegiendo fervientemente.

AVANCE ISLÁMICO
Una poderosa red islámica suma millones de adeptos en todo el mundo
 Minuto Digital 28 Junio 2011

Inspirados en el imán turco Gülen, funciona en más de 130 países. Manejan escuelas, medios de comunicación y bancos. Una especie de Islam 2.0

Su fundador, Fethullah Gülen (foto), ya no vive en Turquía. Está recluido en algún lugar de Pensilvania, en los Estados Unidos.

En la actualidad, se estima que sólo en Turquía la red Gülen ya tiene unos 10 millones de seguidores que destinan entre un 5 y un 20% de sus ingresos a
grupos afiliados al movimiento. Donaciones la ubican como a una nueva red millonaria.

En una primera aproximación, se podría comparar esta red con las madrazas paquistaníes. Es que el movimiento Gülen está vinculado con más de 1.000 escuelas
en 130 países, desde Kenia a Kazajistán.

Las escuelas coránicas proliferaron después del 11S y ofrecen a miles de niños y adolescentes paquistaníes y afganos una educación gratuita y, muchas veces,
también alojamiento y comida. Se financian con donaciones de los simpatizantes islámicos que creen en la unión entre política e Islam. Los wahabitas saudíes
aportan millones y millones a la causa. A las madrazas acuden jóvenes musulmanes extranjeros de todo el mundo para recibir formación ultraislámica.

Sin embargo, las escuelas coránicas paquistaníes nada tienen que ver con las instituciones que reciben donaciones de Gülen. Las escuelas del movimiento son
instalaciones de alta tecnología (muy distintas a la precariedad de las madrazas), y muchos estudiantes tienen becas fundadas por empresarios que siguen a
Gülen. Otra diferencia bien marcada radica en que este movimiento elige escuelas laicas para donar sus recursos. No obstante, se espera que los profesores
actúen como modelos: el tabaco, el alcohol y el divorcio son despreciados.

Así, las diferencias con las escuelas coránicas lleva a otra comparación. El Gülen bien podría analizarse como cofradía, logia o, incluso, secta oculta, por
el carácter secreto de los millones de miembros y benefactores.

Sus críticos más acérrimos los describen como una mafia. El año pasado, un jefe de policía que escribió un libro sobre el tema fue encarcelado. A principios
de este año, dos periodistas de investigación turcos, Ahmet Sik y Nedim Sener, también fueron apresados tras investigar asuntos similares. Cuando Sik fue
arrestado, gritó: “Quien los toca, se quema”. Los tres hombres continúan en prisión.

El inspirador de tamaña red islámica tiene 70 años y abandonó su país en 1999 tras un escándalo. En esa época se lo vio en un video en el que arengaba a sus
seguidores a infiltrarse en las principales estructuras de poder. “Deben moverse dentro de las arterias del sistema, sin que nadie note su existencia, hasta
que lleguen a los centros de poder.

“Deben esperar hasta el momento en que hayan acumulado todo el poder del Estado, hasta que hayan puesto de su lado todo el poder de la institución
constitucional de Turquía”, ordenaba desde la cinta.

“El encarcelamiento de periodistas es la punta del iceberg. Nadie se atreve a escribir directamente contra el movimiento Gülen”, afirmó un activista de la
libertad de prensa turco, Ferai Tinch.

Las razones para no asistir
Las asociaciones mayoritarias de víctimas del terrorismo decidieron no acudir ayer al homenaje de las víctimas organizado en el Congreso de los Diputados. En
el hemiciclo se vieron los huecos vacíos de asociaciones como la AVT, Dignidad y Justicia, Covite, las asociaciones de víctimas murciana y gallega, Voces
contra el Terrorismo... ¿Sus razones?
Madrid - Carmen S. Macías  La Razón 28 Junio 2011

1 Por no darles voz. La presidenta de la AVT, Ángeles Pedraza destacó que habían pedido «que se oyera la voz de las víctimas». Es algo que ya trasladó el año
pasado al presidente del Congreso e incluso habían delegado en Maite Pagaza para que hablara en la tribuna de oradores, «pero no nos han tenido en cuenta».

2 Bildu. Destacan que sería «poco coherente» acudir un homenaje donde los políticos no han trabajado para que Bildu no esté en las instituciones. El
presidente de Dignidad y Justicia, Daniel Portero, subrayó que «es el propio Congreso y los que nos gobiernan quienes han permitido que ETA esté en las
instituciones» y calificó el acto de «lavado de cara y sepulcros blanqueados».

3 Falta de firmeza. Aunque agradecen los actos de homenaje y reconocimiento a las víctimas, que fueron tan escasos durante años, consideran que deben ir
unidos a una política antiterrorista firme, algo que «ahora no está ocurriendo».

4 Ley Integral de Víctimas. El presidente de la asociación murciana de víctimas, José María Morales, destacó cómo se han «chuleado» los políticos en la
elaboración de esta Ley además del «pasotismo» de PP y PSOE.

5 Discurso vergonzoso. Las víctimas hubieran compartido asiento con Pascual Sala –Pagaza le entregó el documento en el que piden justicia– presidente del
Tribunal Constitucional, que dio el visto bueno a Bildu. «Sabemos que los políticos no son el TC, pero el TC no es independiente, sabemos a qué pertenecen
sus magistrados», destacó Pedraza. Además, Morales recordó que los políticos les dijeron que era bueno que la coalición estuviera en las instituciones.
«Ahora Bildu nos quiere escribir la historia. Al final seremos nosotros los culpables por haber sido víctimas de los atentados de ETA».

PARTIDO ILEGALIZADO POR EL SUPREMO
El Constitucional admite a trámite el recurso de amparo de Sortu
El tribunal da 10 días a la Fiscalía y la Abogacía para que se personen
EUROPA PRESS | MADRID El Correo 28 Junio 2011

La Sala Segunda del Tribunal Constitucional ha hecho pública hoy una providencia por la que acuerda tramitar la demanda de amparo presentada por la defensa
de Sortu contra la decisión del Tribunal Supremo de prohibir la inscripción de esta formación en el Registro de Partidos Políticos del Ministerio del
Interior.

El tribunal de garantías se dirige al Tribunal Supremo para que le remita las actuaciones correspondientes a este procedimiento y da diez días de plazo tanto
a la Fiscalía como a la Abogacía del Estado para que puedan personarse en las actuaciones.

El recurso de Sortu fue presentado el pasado 18 de mayo por el abogado de la formación, Iñigo Iruin, quien en dicha ocasión se mostró confiado en que la
demanda pueda prosperar al asentarse en el "bagaje jurídico sólido" que se contiene tanto en el voto particular que suscribieron siete magistrados contra la
decisión de la mayoría de vetar a Sortu como en argumentos de la sentencia del propio Constitucional respecto de Bildu.

En el caso de Bildu se alegó ante el Constitucional una vulneración del derecho de sufragio pasivo, mientras que en el de Sortu se alega violación del
derecho de asociación, y concretamente el de creación de un nuevo partido político.

Sucesora de Batasuna
El pasado 24 de marzo, el Tribunal Supremo prohibió la inscripción de Sortu en el Registro de Interior con el voto de nueve magistrados de la Sala del 61 del
Tribunal Supremo, por considerarlo sucesor de la ilegalizada Batasuna. Otros siete magistrados suscribieron un voto particular contrario al veto.

Para la mayoría, la nueva formación pretende suceder en su actividad a la ilegalizada Batasuna utilizando una estrategia fraudulenta que fue diseñada por ETA
en 2009. "Esa posibilidad supone una amenaza objetiva y grave para la democracia", señalaba la resolución del Tribunal Supremo.
Los discrepantes destacaban en su voto particular que Sortu ha rechazado la violencia en los estatutos que presentó al registro y valoraron positivamente el
comunicado de prensa en el que el nuevo partido condenaba de manera concreta, actos de kale borroka.
 



Recortes de Prensa   Página Inicial