AGLI

Recortes de Prensa   Jueves 30 Junio 2011

 

Zombi político
César VIDAL La Razón  30 Junio 2011

Nunca me convenció ni siquiera en aquel primer encuentro personal cuando era flamante jefe de la oposición. Fue en La linterna, que dirigía a la sazón, Federico Jiménez Losantos y ya entonces me pareció un sujeto ignorante y peligroso, indigno de la menor confianza. Para colmo, en aquella época todavía repetía como si fuera un cómico los movimientos de manos del Felipe González de los GAL y la corrupción.

Recuerdo que, a la mañana siguiente, uno de los directivos de COPE, cuyo nombre omito por caridad, lo alabó diciendo que, seguramente, acabaría llegando a la Moncloa. «Dios no lo quiera», pensé yo para mis adentros aunque, por supuesto, ni podía imaginarme el 11-M ni lo que sucedió en las jornadas siguientes. Con todo, para ser ecuánimes, aquel directivo – que lo hizo muy mal durante su gestión, todo hay que decirlo– sólo sufría la misma reacción hipnótica que muchos otros. Alberto Míguez me lo recordaría algunos años después afirmando de manera rotunda: «¡Cómo nos engañó! De todos los que estábamos en aquel encuentro, el único que no lo creyó fuiste tú».

El Señor en Su omnisciencia sabe cuánto me habría gustado equivocarme porque lo que vino después fue la terrible sucesión de los años más desastrosos de la reciente Historia española plagados del más necio sectarismo, de viles ansias de pactar con una banda de criminales, de incomparable incompetencia, de repetido ridículo, de constante desprecio por la legalidad y de incontrolable paro.

En todo esto reflexionaba mientras contemplaba a un ZP más patético que nunca en el curso de su último debate sobre el estado de la nación. Y, sin embargo, ese ZP, convertido ya en un Zombi Político, sigue siendo inicuamente peligroso y envenenará las vidas de los españoles por años. Tras de sí deja una ETA más fuerte que nunca; unos nacionalismos más chulescos de lo ya habitual y una economía convertida en erial, pero, al mismo tiempo, ha operado tal metamorfosis en la izquierda que necesitará muchos años para remontar la miseria, la vileza y la indignidad por las que la ha arrastrado durante una década.

El resentimiento, la irracionalidad, la ignorancia económica y la corrupción se han consolidado como las marcas de identidad de la izquierda – no, no siempre fue así – colocándonos en una tesitura más que peligrosa porque no será capaz de reconocer que se equivocó apoyando al ahora zombi y dará vueltas y revueltas al asendereado cuerpo nacional para evitar enfrentarse con esa realidad.

Por lo que se refiere a los nacionalistas, perturbarán nuestros sueños de sosiego y respeto por la legalidad insistiendo en que si fue posible con el ahora zombi es porque puede serlo siempre.

Finalmente, la misma derecha necesitará una temporada para librarse del temor a que una conducta decente acabe provocando la aparición de otro ZP y quizá no sea capaz de vencer la tentación de seguir coqueteando con la progresía y de no coger el toro por los cuernos en las grandes cuestiones nacionales.

ZP ya no pertenece al mundo de los vivos –lo que tiene cierta lógica pensando en su ansia por pactar con los que tantos muertos inocentes causaron– pero lo va a inquietar como una pesadilla durante mucho tiempo. Así sucede siempre con los zombis hasta que alguien los sepulta de una vez para que no perturben a los que aún están vivos.

Catarsis griega
En Grecia crece la idea de la «deuda odiosa», que por su teórica ilegitimidad no conlleva obligación moral de pago
IGNACIO CAMACHO ABC  30 Junio 2011

EL segundo rescate griego, que tanto alivio ha provocado en Europa como incendiario malestar en Grecia, acaso no sea más que un piadoso autoengaño con el que deudores y acreedores se dan una tregua a sí mismos. La quiebra helénica podía —puede aún—tumbar la estabilidad financiera europea y arrastrar a su sistema bancario al abismo del que mal que bien se ha ido librando desde que comenzó la crisis, a veces con dramáticos coqueteos al borde de la sima. Al poner más dinero en ese agujero sin fondo que son las cuentas griegas, los prestamistas no han hecho otra cosa que prorrogar los plazos de una deuda que saben incobrable, a la espera de que las circunstancias o la propia UE puedan absorber el pasivo sin provocar una catástrofe. Grecia no va a pagar aunque quiera; lleva años haciendo trampas para esconder la evidencia de que su ínfima economía productiva no da para un desafío tan grande.

Como se trataba de evitar una contagiosa tragedia a lo Lehman Brothers, pero con una nación entera en bancarrota, todo el mundo ha preferido olvidar el timo de un país que ha edificado un insostenible Estado del bienestar a cuenta de capital ajeno. Grecia ha creado medio millón de funcionarios superfluos, ha dilapidado en salvas los fondos de cohesión, ha pagado pensiones a miles de familiares de muertos y ha construido un gigantesco sector público de clientelismo fraudulento a base de emitir deuda que no pagaba y de falsear cuentas que no cuadraban ni a martillazos. Descubierta la estafa, su nuevo Gobierno no ha tenido más remedio que hacerse el harakiri mientras la gente, indignada por los recortes, le prende fuego a todo lo que encuentra a mano. Los pirómanos son los beneficiarios de un fraude que nunca cuestionaron, acostumbrados a un sistema corrupto que no podían permitirse con lo poco que producían. Ahora la culpa es de los políticos egoístas, claro, y de los bancos codiciosos —les suena la milonga?— a los que nadie reprochó antes que pusieran dinero para ese caprichoso despilfarro. Ha crecido entre los ciudadanos, ojo al parche, la teoría de la deuda odiosa, compromiso que por su teórica ilegitimidad no conlleva obligación moral de pago.

Para eludir el crack, a falta de un eficaz gobierno europeo que pilote la moneda común, el directorio francoalemán de Merkel y Sarkozy ha convencido a sus bancos de pelotear a largo plazo el débito a cambio de un brutal sacrificio —impuestos, despidos, ajustes, privatizaciones— que bloqueará cualquier posibilidad de crecimiento en Grecia. Un piadoso embuste mutuo a la espera de mejores tiempos. El acuerdo consiste en que ambas partes, el Estado griego y sus prestamistas, juegan a tragedia o catarsis, a susto o muerte y eligen, como es natural, catarsis y susto. Probablemente, al final será también palmatoria.

Vetado el español en los teléfonos del Ayuntamiento de Barcelona
La empresa distribuidora lo bloqueó “por orden de arriba”. Un alto funcionario presentó un recurso, que no ha recibido respuesta.
M. Maristany. Barcelona www.gaceta.es  30 Junio 2011

El pasado 3 de junio, el Ayuntamiento de Barcelona renovó los teléfonos de los funcionarios del Instituto Municipal de Hacienda –así como los de otros departamentos– y la empresa distribuidora informó a los funcionarios de que los aparatos estaban configurados en español y en catalán, pero que, “por orden de arriba”, la función del uso en español “está capada”. Es decir, la empresa telefónica ha instalado unos teléfonos con las dos opciones lingüísticas oficiales pero el Ayuntamiento ha ordenado que se bloquee el uso del español.

Ante este veto, Antonio Francisco Ordóñez Rivero, alto funcionario del consistorio, ha presentado un recurso contencioso administrativo contra el Instituto Municipal de Hacienda por bloquear el uso del español en los nuevos teléfonos de los funcionarios y obligar al uso exclusivo del catalán, en contra de la legislación actual. Ordóñez considera que, según la legislación actual, y tras la sentencia del Tribunal Constitucional (TC) sobre el Estatuto de Autonomía de Cataluña, esta decisión del ayuntamiento es irregular. Comprobó que los teléfonos tienen bloqueada la opción de uso del español y ha decidido llevar esta discriminación lingüística ante los tribunales.

Según informa el rotativo minutodigital, el alto funcionario municipal, previamente, envió un requerimiento administrativo al ayuntamiento el pasado 6 de junio. En él pedía que se habilitara la opción de uso del español –ya instalada por la empresa telefónica y que no supone mayor coste económico–, junto con la de uso en catalán, para que los funcionarios eligieran la opción de uso que –según sus derechos– considerasen oportuno. No recibió respuesta.

El lunes 27 de junio presentó otro recurso ante el Juzgado Contencioso-Administrativo pidiendo exactamente lo mismo. Advertía, además, de que el consistorio debe usar las dos lenguas oficiales de Cataluña en todos los ámbitos comunicativos: “Intranet corporativa, software y teléfonos”. Ordóñez señala su intención de llevar esta reclamación “a todos aquellos ámbitos” municipales en los que se obligue a una de las dos opciones lingüísticas por parte del “poder público” y recuerda que el TC desestimó la opción “preferente” del catalán en las Administraciones Públicas.

El modelo lingüístico de EEUU
Enrique Arias Vega Periodista Digital  30 Junio 2011

En Estados Unidos, país paradigma de las libertades civiles, cualquiera tiene derecho a ser educado en su lengua materna, por peculiar, exótica y extraña que ésta sea. Ello no obsta para que luego todo el mundo se exprese normalmente en inglés, vehículo habitual de las relaciones interpersonales, aunque en el país no exista idioma oficial alguno.

Esto viene a cuento de los constantes rifirrafes que se producen aquí al tratar de imponer unas lenguas vernáculas sobre el castellano, como si eso fuese algo positivo en sí mismo y no un torpe atentado a la libertad individual.

Pues ya ven: sin necesidad de subvenciones oficiales, inmersión lingüística y demás medidas coercitivas, en EEUU no sólo pervive el minoritario idioma español, sino que aquél es ya el segundo país del mundo en número de hispanohablantes, por encima de la propia España.

Y es que la gente habla la lengua que le interesa. Por eso, los mejores defensores de cualquier idioma son quienes lo practican y no las disposiciones obligatorias de las leyes respectivas.

No opinan lo mismo quienes en España —el Estado español, dicen ellos— tratan de imponer por la brava los idiomas autonómicos cooficiales en detrimento del castellano. Su máximo sinsentido es la babel lingüística de nuestro Senado, en cuyas sesiones plenarias se hablan cinco idiomas y se gasta un dinero público en intérpretes entre gentes que todas ellas conocen perfectamente el castellano.

Cuando, por el contrario, alguien con sentido común intenta no privilegiar una lengua sobre otra, en seguida se le lanzan al cuello los talibanes de las lenguas oprimidas. Le ha pasado a Núñez Feijóo, al quitar la preeminencia del gallego y equipararlo en la escuela al español y al inglés. Lo mismo ocurre en Valencia, donde la izquierda califica de “ataque a nuestra lengua” una medida similar a la de Galicia.

Pero, ¿es que estudiar en idiomas como el castellano y el inglés supone un ataque al valenciano o a cualquier otra lengua?

Para algunos parece ser que sí. En Estados Unidos, en cambio, sin necesidad de leyes, el personal tiene perfectamente claras sus prioridades. Hace años, algunos intelectuales progres pidieron que se subvencionase el argot del ghetto negro de Oakland. Fracasaron porque dirigentes afroamericanos como la poetisa Maya Angelou y el reverendo Jesse Jackson salieron al paso: “Después de luchar tantos años por la igualdad racial —dijeron—, no permitiremos que nos intente segregar una nueva jerga”.

Y es que en los idiomas, como en todo, no hay mejor pauta que respetar la libertad individual.

No gracias, no es por mí
Juan Vicente Santacreu Minuto Digital  30 Junio 2011

No hace mucho me llamó Maria José, una periodista de Tele5, para interesarse sobre el Movimiento Masby y los proyectos que teníamos para frenar la deriva política e influir en el PP. Evidentemente me dejó muy claro que no era un reportaje para esa cadena, pues nunca le permitirían sacar ninguna referencia de Masby o cualquier grupo que denuncie el “aborregamiento” social, era tan sólo un trabajo periodístico para incorporarlo a su próximo libro.

Maria José buscaba similitudes entre el Tea Party Americano y nosotros ya que tenemos el mismo paralelismo; no somos ningún partido y no pretendemos ser políticos, simplemente buscamos sentirnos representados y evitar la manipulación de los ciudadanos desde las cúpulas de los partidos. Todo ello desde un enfoque patriótico y español.

Todo transcurrió con total normalidad, -fue muy amable como todos los periodistas cuando quieren algo- sacié todas sus dudas y justo cuando terminaba la conversación sucedió lo que más tarde me hizo reflexionar. Ella muy amablemente me dijo: “Ánimo con tu lucha, espero que consigas lo que pretendes”. Yo le di las gracias, pues era lo normal, ella me interrumpió añadiendo... “es una pena lo de tu hija”. Ahí es cuando me puse en guardia, ¿a mi hija?, le dije, ¿que le pasa a mi hija?

Tuve que aclararle que a mi hija no le pasa nada, el PP prohíbe y margina utilizar el español en España no permitiendo estudiar en castellano allí donde gobierna. Pero eso lo solucioné hace tiempo, a mi hija le concedieron la “gracia divina” de poder estudiar primaria en español y prometieron no marginarla más por ello. Le aclaré que mi hija no volverá a tener problemas con el español, el año que viene va a secundaria y estudiará en un colegio privado inglés, justo con todos los hijos de los políticos, esos que no permiten al pueblo estudiar en español, pero ellos lo hacen y así lo haré yo.

Analizando este tema, me di cuenta que muchos me apoyan pensando que lucho por algo personal, cuando en realidad a mí no me afecta ninguna de las paranoias prohibicionistas de los políticos. Mi lucha la hago por propia convicción, pues en toda mi vida no he soportado el sometimiento ciudadano y la esclavitud de corte moderna, esa que te hace esclavo y no eres consciente que estás atado. Estoy hablando de libertad.

De hecho a mí no me afecta la ley del tabaco ni su precio, ni la prohibición de beber en la calle o en la playa, ni los crucifijos en las aulas, ni los toros, ni el ir a 110 Km/h. Lo hago egoístamente por ti, para que no seas un amargado y no compliques la vida a tu vecino de al lado, porque ese... puedo ser yo.

Claro, que si analizas el tema te darás cuenta de que no soy el único que grita libertad en España, hay muchos que están comprometidos con este tema sin tener intereses personales; periodistas, personajes mediáticos, y también algunos políticos, los menos. Sólo te voy a nombrar algunos que seguro conoces: Luis Losada, Cesar Vidal, Federico Jiménez Losantos, Alfonso Merlos, Javier Algarra, Carlos Cuesta, Luis Herrero, Cesar Sinde, etc. y tantos otros, sin olvidar, evidentemente, a Pedro J. Ramírez. ¿A que parecen una banda de fachas? Pues sí, sonríe pero es triste que no pueda mencionar a un sólo periodista de izquierdas que luche por la libertad de los ciudadanos. A ver si en lugar de “fachas”, empezamos a llamar las cosas por su nombre.

¿Sabes lo que tienen en común todos ellos? Todos defienden la libertad. Por ejemplo, el poder estudiar en español sin que a ellos les afecte personalmente. Ellos tienen dinero para llevar a sus hijos a colegios privados igual que hacen los políticos o simplemente porque viven en territorio nacional, donde todas esas gilipolleces no tienen lugar. Recuerda, ellos lo están haciendo exclusivamente por ti y por el resto de españoles. Luchan para evitar la España de doble velocidad, los españoles que estudian en la privada y los imbéciles de la escuela aborregada. ¿Quién crees que copará los mejores puestos laborales el día de mañana?

Si alguna vez te cruzas en mi camino y te da el arranque de quererte solidarizar con mi problema, no gracias, no es por mí, yo no tengo ningún problema, creo que el problema lo tienes tú. Yo estoy en lucha por mis hijos y también, egoístamente por ti. Por ti, para que no seas un amargado porque estoy hasta las pelotas de rodearme de gente resentida que lo único que hacen es “dar por culo” y pagarlo con la gente de su alrededor en lugar de arremeter contra los políticos de la nación.

******************* Sección "bilingüe" ***********************

A fuego lento
El resultado del tiempo de Zapatero es que España ha perdido soberanía: soberanía económica, fiscal y política
FERNANDO FERNÁNDEZ ABC  30 Junio 2011

EL presidente Zapatero se ha despedido del Congreso sin grandeza alguna. El balance de su gestión no permitía otra cosa —los datos son apabullantes— y tampoco se esmeró en intentarlo. Tres han sido los pilares de su mandato: la solución definitiva del problema de Cataluña, la negociación con ETA para poner fin al «conflicto vasco» y la ampliación de derechos sociales en una España próspera. Y los tres se han saldado con un estrepitoso fracaso. El Estatut ha ampliado la brecha emocional catalana hasta límites peligrosos, ha conducido a la insostenibilidad fiscal del Estado de las Autonomías, obligando a imponer un techo de gasto autonómico que está muy lejos del proyecto confederal inicial, y ha llevado al PSC a su peor resultado histórico. El retorno de Bildu-Batasuna a las instituciones vascas, sin asomo de arrepentimiento ni petición de perdón, supone un insulto a los demócratas y el triunfo de la estrategia de la socialización del terror de la que tan orgulloso se mostraba Otegui en la Audiencia Nacional, visiblemente aliviado de que el Estado haya abandonado el camino de la victoria política y policial que tan buenos resultados estaba dando. Pero ha sido el derrumbe económico la gota que ha colmado el vaso de la paciencia de los españoles. Que un presidente que prometía entre risitas superar a Francia en renta per cápita se despida rogando a los mercados que no nos confundan con Grecia lo dice todo. No hacen falta más cifras, jugar con segundas derivadas o perderse en discusiones técnicas. El resultado del tiempo de Rodriguez Zapatero es sencillamente que España ha perdido soberanía: soberanía económica, fiscal y política. Es un país dependiente que se ha convertido en un problema.

Salvo que sus correligionarios nos ahorren el sufrimiento, el presidente parece decidido a consumirse y consumirnos a fuego lento confiando ahora en un chamán que le predice que España volverá a crecer al 1,5 por ciento a finales de año. Desconozco a tan ilustre augur, pero deberíamos haberlo presentado a director del Fondo Monetario Internacional. Tal es su capacidad de previsión que resulta poco solidario hurtarle su disfrute a la comunidad internacional. Claro que Zapatero siempre se ha movido mejor en las promesas huecas que en las soluciones concretas. Quedó patente en el debate del Congreso que no hay más programa económico que lo ya aprobado. Un bagaje insuficiente en condiciones normales y extraordinariamente preocupante en las actuales. Las dudas sobre la voluntad y capacidad de España para mantenerse en el euro van a continuar con independencia del resultado del drama griego. Mercados y analistas solo miran ya al nuevo Gobierno y sus primeros cien días. Razón para que el candidato popular empiece a mojarse. Lo que queda hasta entonces son solo minutos basura en los que estaremos a merced de la volatilidad del sentimiento de los acreedores y a expensas del Gobierno griego. Triste momento para una nación que podía haber sido un gran país europeo y haber servido de cierto contrapeso al eje franco-alemán, si hubiera mantenido el rumbo y consolidado alianzas inteligentes. Hoy solo nos queda confiar en que la masiva llegada de turistas nos alivie el tránsito. Pero llegará el otoño, el diferencial de deuda no habrá bajado, la liquidez no habrá retornado al sistema financiero ni a las pymes, el desempleo volverá a acercarse a los cinco millones y muchos de los presuntos apoyos con los que cuenta el Gobierno se evanescerán como los amores de verano de un adolescente. Las reformas pendientes seguirán pendientes y la opinión pública unánime: no merecía la pena este calvario.

Crisis
¿Avalar la deuda catalana? Ni locos
Emilio J. González www.libertaddigital.com  30 Junio 2011

En el pasado, CiU solía ser un partido razonablemente serio en cuestiones de política macroeconómica. De hecho, su labor de apoyo al Gobierno Aznar fue importante para que España pudiera ser socio fundador del euro. Sin embargo, ahora que el partido se ha quitado la careta para exhibir su verdadero rostro independentista; hasta en ese terreno ha perdido el Norte. Resulta que el Gobierno de la Generalitat está asfixiado por el calamitoso estado de las finanzas catalanas, el cual, todo hay que decirlo, empezó a gestarse y consolidarse en los largos años de mandato de Jordi Pujol. Pues bien, ¿qué se les ha ocurrido a los convergentes para resolver la cuestión? Pues, ni más ni menos, que el Estado avale las emisiones de deuda pública de las autonomías, todas ellas. Así, el Ejecutivo de Artur Mas, que, a pesar de andar tan sumamente corto de dinero se niega a cerrar las embajadas catalanas en el exterior y a poner fin a la más que carísima política de inmersión lingüística, entre otras cosas, podría seguir haciendo de las suyas con el aval de todos los españoles. El Gobierno de Zapatero debería negarse con toda rotundidad a semejante propuesta.

La razón para ello es doble. Desde la perspectiva de la política macroeconómica general, el aval del Estado a las autonomías equivale a darles carta blanca para que sigan haciendo de su capa un sayo en vez de ajustar sus presupuestos. Es abrirles de par en par las puertas a que sigan gastando sin medida alguna y cargando todas las responsabilidades financieras del mismo sobre los hombros del Estado, ya que si una o varias de ellas no responden a los compromisos de pago relacionados con esas emisiones, el Estado tendría que salir en su socorro. Con ello no sólo se impediría el necesario ajuste presupuestario para salir de la crisis sino que se relegaría al Estado a un mero papel de subordinación a las autonomías, en vez de reconocerle la capacidad que tiene y debe tener de ordenar la actividad económica, tal y como recoge la Constitución. Una capacidad necesaria ahora más que nunca para superar nuestra crisis fiscal. Pero como la visión que tiene CiU de España es la de un pacto entre naciones, descomponer todavía más lo poco que queda del Estado le da lo mismo. Ellos van a lo suyo, lo cual nos lleva a la segunda razón.

Tal y como están las cosas en términos institucionales en nuestro país, que el Estado avale la deuda catalana sería un error. La Generalitat y CiU llevan tiempo dando muestra tras muestra de deslealtad institucional y como, además, su vocación última es la independencia de Cataluña, ¿por qué los demás españoles les tienen que avalar un endeudamiento que luego una Cataluña independiente puede repudiar, pasando la responsabilidad del pago a lo que quede de España? Si Cataluña tiene problemas financieros, que deje de tirar el dinero y se las apañe con lo que tiene, que es, por cierto, lo que deben hacer todas las autonomías.

San Sebastián
La Capital Europea de la Infamia
José García Domínguez www.libertaddigital.com  30 Junio 2011

Apenas hace falta un único requisito para sostener que la cultura encarna lo opuesto al mal, la vileza, el fanatismo y la miseria humana: ser profundamente inculto. He ahí Céline, del que ahora se cumple el cincuentenario. Acaso el mejor novelista francés del siglo XX y, a la vez, una basura humana. Devoto de Hitler, racista, confidente de la Gestapo, apologista del genocidio, el mejor retrato de su persona acaba de ofrecerlo el alcalde de París, Bertrand Delanoë: "Céline es un excelente escritor, pero un perfecto cabrón". Como Quevedo, como Ezra Pound, como Baroja, como Drieu La Rochelle, como Cioran, como Brecht, como Pirandello, como Heidegger, como tantas... cumbres de la alta cultura.

Al respecto, solo los muy ignaros, los muy cínicos, o quienes sufren de ambas taras a un tiempo, pueden pretender que cultura y barbarie son voces antónimas. Así la ministra Sinde, que ha dado en parapetarse tras las falaces virtudes balsámicas de ese vocablo fetiche a fin de justificar su regalo a Bildu. Y es que, San Sebastián, villa frente a la que competidor alguno dispondría del currículum suficiente para poder robarle el título de Capital Europea de la Infamia y la Vileza, va a serlo , sin embargo, de la Cultura. Todo merced a los desvelos de Sinde, ansiosa por honrar a ese filoetarra, el tal Juan Karlos, tan ducho él en descolgar óleos de Juan Carlos y proscribir banderas de España.

Chulescas violaciones de la Ley que seguro han de excitar a la Leni Riefenstahl de Zapatero. Por algo, ha corrido rauda a celebrar su desprecio a nuestro Rey y a nuestra Constitución, otorgándoles su propia Olimpiada de Berlín. Como la del tío Adolfo en el 36. El escenario, grandioso en su magnificencia continental, lo pone, gratis et amore, el Gobierno de España. Por su parte, los hijos putativos de Txeroki únicamente habrán de dar con el Goebbels que ilustre al mundo sobre la superioridad moral de la justa causa de ETA y su sopa de letras satélite. Los cómplices intelectuales –si no materiales– de los asesinos de Gregorio Ordóñez, transmutados en sumos sacerdotes de la civilización, la concordia y los valores de Occidente. "Harás cosas que nos helarán la sangre", auguró con desolada lucidez la madre de Joseba Pagaza. No lo sabía bien.
José García Domínguez es uno de los autores del blog Heterodoxias.net.

El donostiazo
Pedro de Hoyos. Periodista Digital  30 Junio 2011

San Sebastián se ha alzado al final con la nominación española para la capitalidad cultural europea de 2016 en detrimento de otras ciudades como Córdoba, Burgos, Segovia o Zaragoza. Entre las razones valoradas por el jurado se mencionó de forma explícita por parte del presidente del comité de selección, Manfred Gaulhofer, la contribución que la capitalidad podría hacer al proceso de pacificación del País Vasco.

Es éste un criterio político sometido por lo tanto a la opinión individual, totalmente ajeno a lo que deberían ser neutros criterios culturales, y ello aceptando que en el País Vasco haya un proceso de paz... y no un engañabobos, que está por ver, también en los cementerios hay mucha paz. No sólo eso, sino que dado que el resto de las ciudades no podían contribuir a ningún proceso pacificador, dado que viven permanentemente en paz, habrá que colegir que San Sebastian jugaba con ventaja. Los votantes de ninguna de las ciudades descartadas podían pasar de dar tiros en la nuca y poner coches bomba a apoyar una determinada opción política, tal y como han hecho algunos ciudadanos de Donostia.

España se distingue desde hace tiempo por premiar políticamente a aquellos que la niegan, la maltratan y la ningunean, véase el intenso poder político de algunas autonomías y su influencia cultural, política y económica en la marcha del conjunto del Estado. España se distingue desde hace tiempo por negar el pan y la sal a quienes son base y raíz de su existencia histórica y política: Castilla y Aragón. Una vez más el PSOE, como el PP cuando estuvo en el poder, demuestra estar secuestrado por los votos del nacionalismo, parte del cual pretende precisamente acabar con España. No se olvide el lector de que seis de los trece miembros del jurado fueron elegidos por el Gobierno, el mismo Gobierno que depende del PNV en una serie de decisiones de grave importancia, siendo su supervivencia a través de la aprobación de los presupuestos del Estado sólo una de ellas.

donostia
Dicho lo anterior habrá que aclarar antes de que algún lector se lance con las fauces abiertas a mi garganta que sin duda una ciudad de la belleza de San Sebastian tiene enormes méritos para conseguir lo que ha conseguido. Pero el hecho de que sus votantes hayan escogido mayoritariamente una determinada opción política no es uno de ellos. O no debería

Víctimas del terrorismo se rebelan y afirman que San Sebastián es una ciudad “intransigente e intolerante” y consideran que su proclamación como capital cultural europea 2016 es una decisión política tomada por "cretinos”
www.paisvasco-informacion.com 30 Junio 2011

Euskadi Información Global. Redacción. Bilbao. Las personas que más han sufrido la violencia terrorista, los hombres y mujeres que más han padecido la soledad, la exclusión y el desprecio de los vecinos donostiarras que tanto han callado durante décadas frente a los crímenes etarras, no pueden mantenerse en silencio ante la proclamación de la capital guipuzcoana como eje de la cultura europea para 2016.

Ana Iríbar, viuda de Gregorio Ordóñez, asesinado por la banda terrorista ETA el 23 de enero de 1995 en un bar del barrio viejo donostiarra, afirma tener una “sensación inmensa de soledad, aunque ya no me queda espacio para la sorpresa”. Ana Iríbar considera que el jurado que ha tomado la decisión “ha actuado desde la ignorancia y la indecencia”, fijándose solamente en una ciudad que puede ser un bonito mirador y olvidándose de muchas cosas importantes. “La decisión me parece digna de cretinos”.

Ana Iríbar, licenciada en Filología francesa y con un hijo a punto de entrar en la mayoría de edad fruto de su matrimonio con Gregorio Ordóñez, afirma sentirse preocupada por este regalo que se le ha hecho a Bildu, “ya que será absolutamente nefasto para las víctimas del terrorismo. Aunque a estas alturas de lo vivido, no me importa en absoluto. No quiero ni medio reconocimiento de Bildu ni de la ciudad que esta coalición gobierna. Lo único que espero de ellos es la condena de la actividad criminal que ETA ha llevado a cabo a lo largo de los últimos años y que sientan la humillación que deben sentir los derrotados."

Teresa Díaz Bada, hija de Carlos Díaz Arcocha, asesinado por la banda terrorista ETA el 7 de marzo de 1985, no puede evitar su incredulidad ante la decisión tomada por el comité seleccionador. “Se trata de una burda manipulación elaborada por los comisarios políticos de José Luis Rodríguez Zapatero, en colaboración con el PNV, para pasar página, para apostar por el olvido del centenar de asesinatos que ETA ha cometido en la ciudad y para abrir un nuevo tiempo en el que todos debemos ‘reconciliarnos’”. Teresa Díaz Bada, que reside en San Sebastián desde hace varias décadas y que actualmente está impulsando el nacimiento del Foro contra la Impunidad en el País Vasco, cree que esta ciudad “no es, en absoluto, inocente de todo lo que ha pasado”. En su opinión, la capital guipuzcoana, y salvo honrosas excepciones, es una ciudad “intransigente, intolerante y llena de cobardes”. “Para esta ciudad se puede aplicar lo que en su momento explicó el escritor húngaro, superviviente de los campos de concentración nazis, Elie Wiesel, que dice que lo peor de aquellos tiempos no fueron los asesinos, sino la indiferencia absoluta con la que la gente normal vivía las situaciones más aberrantes”

Por su parte, Ángelez Pedraza, presidenta de la Asociación de Víctimas del Terrorismo, ha mostrado su pesar “porque el mundo vaya a tener con San Sebastián la visión de una capital europea de la cultura en la que sus gobernantes son amigos de los etarras y en la que se quita la bandera de España o el retrato del Rey de las instituciones.” Además, Pedraza ha lamentado que la elección llegue precisamente en un momento en el que la ciudad está gobernada por los "amigos de los etarras", que la única imagen que van a dar de la ciudad es “la de una urbe en la que solamente ondeé la ikurriña y se hagan peticiones de libertad para los presos de la banda terrorista ETA”.

"No volveré a poner un pie en San Sebastián mientras gobiernen los bilduetarras"
Isabel Durán. Periodista Digital  30 Junio 2011

Los recuerdos de la niñez en una infancia feliz y sin traumas, como la mía, son brochazos en la memoria, indelebles y cálidos. Y uno de esos recuerdos grabados en mi ADN vital era la llegada de cada verano a San Sebastián, la cuna de mi madre y de la madre de mi madre como Mondragón o Tolosa de mis abuelos o bisabuelos. Al acercarnos en el coche a la bellísima capital donostiarra, mis padres nos alegraban el inminente final de trayecto a la chiquillería que íbamos en el asiento de atrás, cantando todos: "San Sebastian tiene cosas que no tiene el mundo entero, tiene playa tiene Igueldo y el mejor barrio costero..."

Su popular y pegadiza melodía ensalzaba las virtudes de la ciudad más bonita de España y nos llenaba de la alegría de quien llega de nuevo a casa a disfrutar con un batallón de primos y amigos en los casi tres largos meses de las vacaciones escolares. Aquellos recuerdos pronto, en mi adolescencia, se tornaron en turbulencias y sobresaltos. Los otrora seguidores de la actual Bildu convirtieron el paraíso donostiarra en el infierno de la agitación proetarra. Y mi familia, como tantas y tantas otras, mudó su destino en busca de la paz, el sosiego y la tranquilidad que los amigos y cómplices de ETA habían hecho saltar por los aires.

Ahora San Sebastián ha mudado su piel. La sangre derramada y el sufrimiento de tantos donostiarras o civiles, militares y miembros de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado ha sido en vano. El pasado y presente de terror de quienes han tomado el Ayuntamiento --gracias a los socialistas impulsores de su aterrizaje en las instituciones vascas-- ha sido premiado con la capitalizad europea de la cultura en 2016. Un escarnio y un error histórico que encoge el corazón. Basta con ver cómo pretenden celebraron los bilduetarras esta aberrante concesión.

Quieren realizar una gran cadena humana que una las dos localidades, Villabona y Tolosa, donde fueron asesinadas las "primeras víctimas" del "conflicto" el 7 de junio de 1968. El guardia civil José Pardines y su verdugo terrorista, Txabi Echevarrieta, abatido horas después en un enfrentamiento con la Benemérita. Al joven guardia civil de Trafico le asestaron un primer tiro en la nuca cuando estaba en cuclillas mirando el motor del vehículo, cayó boca arriba y su asesino le reventó cuatro tiros más en el pecho.

Una cadena humana que refleja hasta qué punto el premio otorgado por razones políticas a la capital de Guipúzcoa humilla a los españoles y es un escarnio para las víctimas, la libertad y la democracia.

San Sebastián tiene cosas... Lo que tiene a partir de ahora San Sebastián, es que no volveré a poner un pie en ella mientras gobiernen los bilduetarras.

Coda: Pardines no fue la primera víctima de ETA, sino la niña donostiarra Begoña Urroz asesinada en 1960. Siempre lo mismo, la historia rereescrita por quienes equiparan a víctimas con verdugos.

Recortes de Prensa   Página Inicial