AGLI

Recortes de Prensa   Lunes 4 Julio 2011

 

Un debate de enanos con España al borde del abismo
@Roberto Centeno El Confidencial 4 Julio 2011

Mientras un jefe de Gobierno decidido y capaz, Papandreu, se comporta como un auténtico gigante, tratando de sacar a su país de la ruina, la felonía hizo que Zapatero dedicara su último debate del estado de la Nación no a proponer las medidas urgentes que impidan el desastre, sino a culpar a los demás de la crisis y a explicar que ha hecho siempre lo que se tenía que hacer, algo que no solo es que sea falso, sino que da muestras de su alterada consciencia de la realidad. Por otro lado, el jefe de la oposición, Rajoy, al que se presentaba una ocasión de oro para comerse con patatas a un iletrado que ha llevado España a la ruina, fue incapaz de acorralarlo y mostrarlo en toda su incompetencia. De entre todos los lamentables portavoces, personas pequeñas, de mentes pequeñas, algunos abyectos y con intereses bastardos casi todos, que ignoraron los verdaderos problemas de los españoles, solo Rosa Díez iría directa al grano y pondría a Zapatero contra las cuerdas.

Que Zapatero es una persona, por decirlo suavemente, a la que le cuesta entender y eso es algo que no necesita demostración. Que es malo o, más exactamente, intrínsicamente perverso es también evidente, pues inició su mandato con la anulación del Plan Hidrológico Nacional, la mayor y más eficiente infraestructura jamás proyectada en este país, que habría sido financiada con fondos europeos y que se canceló por su odio africano hacia Aznar. Luego vendría la negación de España, una de las unidades históricas más viejas de Europa, como nación, puesta en cuestión por un ignorante, pero con capacidad de provocar daños irreversibles, como el impulso y la aprobación de un Estatut que nadie demandaba, y que ha sentado las bases de la destrucción de España. Le seguiría el intento de enfrentar de nuevo a los españoles construyendo una sectaria y falaz memoria histórica para enfrentar de nuevo a los españoles, y muchas cosas más. Finalmente, la agonía a la que ha decidido someter al pueblo español, totalmente sordo, ciego e insensible al dolor y la pobreza que está generando.

Con este bagaje de gobierno a sus espaldas, sólo Rosa Díez le acusaría directamente de ser el responsable de haber legalizado a una banda de asesinos, sin que esta haya entregado las armas ni renunciado a la lucha armada, algo que jamás había ocurrido en ningún otro país del planeta, civilizado o sin civilizar. Acusación a la que Zapatero no respondió ¡Qué iba a decir! Pero su felonía llega mucho más allá, porque utilizando los votos socialistas ha entregado a ETA el poder político y económico de Guipúzcoa, lo que puede dar pie para que la banda tenga acceso a la información fiscal de los contribuyentes, y ha nombrado a San Sebastián, como guinda del pastel, con los votos del ministerio de González Sinde, saltándose todas las reglas por las que se rige la concesión, capital europea de la cultura para dar un escaparate europeo a una banda de asesinos. ¿Qué tiene que decir al respecto Rajoy, que con los votos del PP mantiene al frente del Gobierno vasco a un inicuo PSOE?

De las mentiras masivas a…
Además de ser un debate absolutamente estéril, con unos parlamentarios irresponsables y cero patriotismo, a años luz de lo que España necesita, lo más destacable de lo allí expuesto son las mentiras masivas y los olvidos imperdonables. Para empezar, y con una desvergüenza absoluta, Zapatero no solo no hizo la menor autocrítica, sino que echó la culpa del desastre a la burbuja inmobiliaria, como si el no hubiera sido el gran responsable. Es incomprensible, que en éste y otros muchos puntos, Rajoy no respondiera en forma demoledora, porque es un hecho conocido y documentado cómo Zapatero y sus secuaces, el gobernador del Banco de España y su vicepresidente económico, ignoraron en 2006 el escrito de los inspectores alertando de lo disparatado e insostenible de la situación, donde bancos y cajas, de una manera absolutamente irresponsable y con un dinero que no era suyo -deben hoy al exterior el equivalente al 75% PIB, un dinero que jamás podrán devolver- estaban generando una burbuja inmobiliaria de consecuencias devastadoras “para la economía y el sistema financiero”.

Además de ser un debate absolutamente estéril, con unos parlamentarios irresponsables y cero patriotismo, a años luz de lo que España necesita, lo más destacable de lo allí expuesto son las mentiras masivas y los olvidos imperdonables

Y ni el gobernador del Banco de España, incumpliendo sus funciones esenciales como regulador y teniendo todos los instrumentos para pararlo, ni el vicepresidente económico hicieron absolutamente nada. Pero el tema es mucho peor, en la primavera de 2007, cuando todo la prensa especializada extranjera alertaba sobre la gravedad de la burbuja, “no es posible que en España se construyan más viviendas que en Francia, Alemania y Gran Bretaña juntas, esto va a acabar en un desastre” alertaría The Wall Street Journal. Pero Zapatero negaría la mayor, asegurando que no existía ninguna burbuja, y lo que no es que sea peor, es que sería de cárcel en cualquier país civilizado, Solbes animaría públicamente a las familias a endeudarse más y más porque “cuanto mas se endeuden mas ricas serán, porque los pisos sólo pueden subir de precio”, mientras que en 2009, dos años después, Zapatero aun tendría la cara de afirmar que “los pisos no bajan, solo es que se venden menos”. Sin embargo, ahora la culpa es de una burbuja que nunca existió.

Luego, con una extrema acritud, acusó a Rajoy de mentir con las cifras. El líder del PP desperdició otra ocasión de oro aplastar a este licenciado en Derecho y mostrar su increíble mendacidad. Dijo que la deuda pública no era tanta, dando solo la cifra de deuda computable, pero si consideramos toda la deuda, es decir, el total de pasivos en circulación, mas las facturas no pagadas, la deuda a corto con cajas y la estimación de la oculta, estamos cerca del 100% del PIB. En la renta “per capita”, utilizó euros corrientes para afirmar que había subido, un disparate, porque las comparaciones solo pueden hacerse en euros constantes, pero es que además las cifras del INE son falsas y Rajoy no puede ignorarlo, porque infravaloran la población real en 1,5 millones de personas y sobre todo porque la media aritmética significa poco, lo realmente representativo es la mediana (1): 18.000 euros per capita, siendo 11.000 para los mayores de 65 años. España ha caído al 80% de la media de la UE-27, y no al 102%, y al 64% para los mayores de 65 años. Una mediana muy por debajo del PIB per capita significa un nivel de injusticia brutal en la distribución de la renta. Nada sobre la caída en picado de la renta disponible real de las familias.

Los “olvidos” de sus señorías y el desguace de la Seguridad Social
Otros “olvidos” de sus señorías, por ser temas sin importancia, llaman a la exasperación, como por ejemplo el empobrecimiento masivo de las familias que han agotado ya todas sus reservas. El ahorro en el primer trimestre ha caído al 4,4% de su renta disponible (9.240 millones), casi la mitad de hace un año, cantidad que ya es insuficiente para abordar el pago de las hipotecas (13.030 millones). No sé si se dan cuenta de las implicaciones tremendas que este hecho tendrá sobre el consumo y la morosidad en los meses venideros. Un incremento de la morosidad que pone en peligro no solo la viabilidad de la mayoría de cajas, sino en riesgo cierto los escasos ahorros de millones de familias.

Y luego, ¿por qué se están avalando, ya van más de 100.000 millones euros, las renovaciones o emisiones de bonos de cajas y bancos que no pueden devolver ni podrán devolver nunca, cuando este año vencen 77.000 millones y otros 89.000, en 2012, que nos obligarán a avalar en su mayor parte con nuestro dinero? ¿Pero qué clase de robo es ésta? Pues esto ni se debate. Como tampoco se hizo con el hundimiento de la enseñanza pública, que impide progresar a quienes no pueden pagarse una enseñanza de calidad, convirtiendo la antes prestigiosa universidad pública en una gigantesca fábrica de parados con un profesorado politizado en extremo y mayoritariamente incapaz. Lo mismo ocurrió con la insoportable desigualdad e injusticia existente en la distribución de la renta y la riqueza, o los 32.000 millones de euros anuales despilfarrados por duplicidades entre administraciones provocados por la insostenibilidad del modelo autonómico, etc. Como ven, sus señorías no se ganan su sueldo.

Para terminar, haré mención a la última tropelía: Zapatero sigue desguazando la Seguridad Social, que ha entrado ya en déficit pues los ingresos son ya inferiores a los gastos. Ahora, además, regala ocho hospitales de Cataluña a la Generalitat, que los cederá en leasing a grupos privados para obtener unos 300 millones de euros año, algo inaudito ya que entrega unos activos que no son suyos y que se han financiado con el ahorro de todos los españoles, a un grupo político para obtener su favor, algo que raya en lo delictivo, y que se completa con la promesa del Ministro de Trabajo de que la caja de la seguridad social, la última garantía de los jubilados, va a comprar bonos basura catalanes, un expolio total ¡Y hasta nos suben el butano y el gas, cuando el petróleo ha bajado, y el gas natural es la única commodity cuyo precio ha caído en los últimos 12 meses un 10%! Los abusos de los monopolistas jamás habían llegado al nivel alcanzado con Zapatero.

(1) La mediana estadística es el valor de la variable que deja el mismo número de datos antes y después de él. Que la mediana de rentas sea de 18.000 euros significa que la mitad de los españoles tiene una renta inferior a esa cantidad y la otra mitad la tiene superior.

Un programa solvente
JUAN VELARDE ABC 4 Julio 2011

Una y otra vez se señala que Mariano Rajoy no ha planteado ningún programa económico para poder escapar con bastante seguridad de la crisis económica. Este ambiente incluso ha contagiado a Jordi Sevilla, que prácticamente sostiene lo mismo en «El Mundo», en el artículo «¿Tiene Rajoy política económica?».

Sin embargo, ese programa existe. Fue hecho público, tiene fecha de exposición y se ha editado. Fue hecho público hace ahora exactamente un año, el 25 de junio de 2010, en un discurso de Rajoy en Nueva Economía Forum, y está editado por la Oficina de Información. PP, Madrid, 2010, 13 págs.

¿Y qué programa se plantea en él? Los entrecomillados son expresiones de Rajoy. En primer lugar separa las medidas urgentes, pero sin perder de vista que es preciso comenzar a actuar igualmente en la puesta en marcha de otras para no comprometer el desarrollo futuro. Desde luego lo urgente es plantearnos los problemas financieros, «sin cuya solución difícilmente podemos mantenernos», pero esto ha de ir acompañado, de inmediato, de otro plan para superar «los bajos niveles de competitividad en un marco de globalización acelerada».

En cuanto a lo primero, se inicia con la urgencia «de reducir de manera drástica nuestro déficit del sector público», lo que exige «no sólo una reestructuración del conjunto del gasto público, sino también una reforma profunda de nuestras Administraciones y de sus competencias… No podemos mantener tres, y hasta cuatro Administraciones actuando y gastando sobre un mismo asunto». De ahí la lógica actuación que inicia María Dolores de Cospedal en Castilla-La Mancha, que ha sido seguida por todo el conjunto de las nuevas administraciones autonómicas y locales del PP.

La segunda medida urgente es «la reestructuración del sistema financiero», con una adecuada valoración de los activos de las entidades. Añádase la alta probabilidad de que «los requisitos que Basilea III impondrá previsiblemente» va a obligar «a las instituciones financieras a disponer de más capital y de más calidad». Todo ello ha de ir acompañado de un cambio radical en las cajas de ahorros, entre otras cosas haciendo «incompatible la condición de cargos políticos con la de miembro de algún órgano de gobierno de las cajas».

Respecto a la solución del problema estructural, o sea, «la débil competitividad de la economía española», al estar «anclados —para bien— en el euro», es preciso comenzar a resolver siete cuestiones «inaplazables». La primera reformar el sistema educativo, para que eduque en valores como el trabajo, la disciplina, el esfuerzo, la búsqueda y el reconocimiento de la excelencia, y en el que «el castellano sea lengua vehicular de la enseñanza en toda España», y que «amplíe fundamentalmente la libertad de elección de los padres», vinculado todo con «un plan de formación profesional con intensa participación de las empresas». La segunda, una reforma fiscal, basada en «una rebaja selectiva de impuestos» para apoyar «la inversión empresarial, el ahorro y el empleo». La tercera, una reforma del mercado de trabajo con esta piedra angular: «Si hace treinta años tenía sentido el que la negociación colectiva se produjera sobre todo a un nivel superior al de la empresa, hoy esa premisa ya no es aplicable… Hoy tiene más sentido una negociación entre empresarios y trabajadores dentro de la empresa», más «una regulación clara, sencilla y aplicable de la extinción de los contratos». La cuarta es la modernización del «marco institucional en el que se mueve la actividad empresarial». La quinta es asumir que «el coste de la energía es otro elemento esencial de la competitividad», y ello obliga a definir un «mix» energético «utilizando de la forma más eficiente todas las fuentes de energía, desde la nuclear a las renovables», a más de aumentar la competencia, «profundizar en las políticas de ahorro y eficiencia energética e incorporar entre los objetivos de nuestra política externa nuestros intereses energéticos». La sexta es el «fortalecimiento de la unidad de mercado». La séptima, una reforma de las Administraciones Públicas.

A estos nueve —dos más siete— ejes de la política económica agrega otro: la necesidad de que «para que esto tenga continuidad en el tiempo lo mejor sería que el proceso de reformas tuviera, tras un diagnóstico común, el respaldo, cuando menos, de las dos grandes fuerzas políticas españolas».

Como estudioso de la economía española, lamento el retraso ya de un año que lleva la puesta en acción de algo tan sensato.

Shadow minister - shadow program
Nota del Editor 4 Julio 2011

Los ingleses llaman shadow minister al político que trabaja haciendo oposición mientras espera su turno para ejercer el gobierno.

Si hacemos caso a los colaboradores del PP, Rajoy no desvela sus medidas porque la mayoría ciudadana no le votaría dada su gravedad.

Por eso parece mas un programa para embaucar que un programa para ejecutar.

Y volviendo a la vida real, eso de que «el castellano sea lengua vehicular de la enseñanza en toda España» suena muy bien, pero ¿ porqué no lo aplica ya
en Galicia y otras regiones donde gobiernan los suyos ?.

De Rajoy no me fio, y de Núñez nunca me he fiado, y ya Aznar, centroman, vendió la lengua española por un plato de lentejas a los nacionalistas (presionó al Defensor del Pueblo para que no presentara recurso contra su ley de inmersión en la lengua regional).

PD: yo también me equivoco, una vez, hace decenas de años, voté al PSOE.

El candidato Rubalcaba, un mentiroso compulsivo
EDITORIAL Libertad Digital 4 Julio 2011

La subordinación del Gobierno, y por tanto del interés general, a los dogmas de la izquierda y a las necesidades electorales del PSOE ha sido una constante dentro del Ejecutivo de Zapatero. Se ha violentado la legalidad, se ha mentido una y otra vez a los españoles, se ha dinamitado la división de poderes, se ha hecho quebrar la economía y se ha condenado a cinco millones de españoles al desempleo.

Obviamente, la estrategia de Rubalcaba de cara a las próximas generales pasa inexorablemente por distanciarse de la desastrosa gestión del Gobierno del que ha formado parte durante los últimos cinco años. Absurdo empeño, sobre todo desde octubre del año pasado, cuando Rubalcaba fue nombrado vicepresidente plenipotenciario del Ejecutivo y líder de facto del PSOE. De hecho, si algo caracteriza a Rubalcaba es el haber estado relacionado con los episodios más funestos del felipismo y del zapaterismo.

Empero, el todavía ministro del Interior está, sin duda, haciendo denodados esfuerzos por construirse una nueva imagen y aparentar que cuenta con un renovado y esperanzador programa. En su intento, sin embargo, está exhibiendo los mismos rasgos que no en vano han caracterizado al que también ha sido su Gobierno: improvisación permanente, ausencia completa de ideas, demagogia a raudales e irrefrenable impulso a engañar a los votantes.

Así, por ejemplo, el vicepresidente del Gobierno de los cinco millones de parados ha prometido conocer las recetas para acabar con el paro y ha vuelto a guiñarles el ojo a la extrema izquierda de los indignados arremetiendo contra la banca. Por supuesto, Rubalcaba carece de cualquier programa –o, al menos, de cualquier programa eficaz–, porque en tal caso sólo cabría concluir que el candidato socialista es un sádico que ha disfrutado viendo cómo las cifras de desempleo se han multiplicado por dos. Si sabe cómo hacerlo, ¿por qué no ha atajado hasta ahora semejante sangría?

Lo mismo sucede con su populista discurso contra la banca, del que ya ha venido echando mano en otras ocasiones. Rubalcaba sabe, o debería saber, que toda su radical palabrería no puede llegar a traducirse en medidas concretas, a menos que quiera condenar el sector financiero, y por tanto al país, a atravesar muy serias dificultades. Lo único cierto hasta el momento es que su Gobierno, lejos de poner en jaque a los bancos, los ha recapitalizado con dinero público (aunque de manera mucho más lenta y torpe que el resto de países occidentales).

En definitiva, si por algo se ha caracterizado el ministro Rubalcaba ha sido por ser un mentiroso compulsivo. No parece que el candidato Rubalcaba vaya a comportarse de un modo muy distinto.

Conflicto
Eduardo López-Dóriga: 'Regina Otaola es valentía, dignidad, libertad y derechos'
El presidente de la Asociación por la Tolerancia Justifica la entrega del Premio a la Tolerancia a la ex alcaldesa de Lizarra por su defensa de la democracia
MBH www.lavozlibre.com 4 Julio 2011

Madrid.- La Asociación por la Tolerancia concedió el pasado día 27 el Premio a la Tolerancia a Regina Otaola, ex alcaldesa de Lizarra, por su defensa de la democracia y el orden constitucional. En declaraciones concedidas a 'LA VOZ LIBRE', el presidente de la Asociación, Eduardo López-Doriga justifica el premio puesto que consideran que es “una persona que ha luchado como nadie en defensa de las libertades de todos, no sólo de los vascos, sino de toda España". "Regina Otaola es valentía, dignidad, libertad y derechos", considera.

López-Dóriga destaca también que Otaola “tiene una valentía y un coraje tremendos para defender la democracia, el orden constitucional y la libertad”. Desde la Asociación, consideran que “es la persona que más ha destacado, el máximo exponente, a nuestro entender de un grupo de políticos que defiende la Constitución en el País Vasco, que militan en diferentes partidos políticos y que se juegan la vida cada día, defendiendo la libertad de todos”.

Preguntado por la decisión de Radio Televisión Española de mantener una hora de emisión exclusiva en catalán afirma que "la radiotelevisión pública puede tener una franja horaria para los idiomas de las diferentes comunidades". "Desde ese punto de vista, no me parece mal que haya una hora de emisión para las comunidades, igual que se hacen desconexiones para los programas locales. Otra cosa sería que eso fuera una imposición para todas las cadenas, como una norma obligada, eso no sería en absoluto correcto", indica.

López-Dóriga opina asimismo sobre la desaparición de 'Galicia Hoxe'. Según el presidente de Asociación por la Tolerancia, “si un periódico no es capaz de captar una serie de lectores y no funciona, la sociedad hoy en día no tiene la capacidad de asumir los costes de cosas que no son productivas". "Se tendrá que hacer de otra manera. Las empresas públicas no recibimos este tipo de ayudas y, si no funcionamos, pues tenemos que cerrar, no hay más", añade, aunque concede: “sería bueno tenerlo, pero, si no hay demanda, ¿tienen que pagar todos los gallegos para satisfacer a las personas que lo comprarían? Sería bueno que hubiera un periódico en gallego, pero, económicamente, parece que no”.

La asociación tiene previsto entregar en septiembre el Premio a la Tolerancia a Otaola. Asimismo, ha adelantado que Asociación por la Tolerancia ha iniciado una campaña “para que los padres pidan la escolarización en castellano”. Una tarea que se desarrolla en colaboración con Convivencia Cívica que cuenta con el apoyo de Alicia Sánchez-Camacho, presidenta del PP catalán.

OTAOLA DIRIGIRÁ LA AGENCIA DE REEDUCACIÓN Y REINSERCIÓN DEL MENOR EN MADRID
El Gobierno de la Comunidad de Madrid ha nombrado a la ex alcaldesa de Lizarra gerente de la Agencia de Reeducación y Reinserción del Menor Infractor, puesto que hasta ahora ocupaba Carmen Balfagón.

Ignacio González, vicepresidente y portavoz del Ejecutivo autonómico, ha señalado que Otaola es "una persona que tiene una gran formación", con "una gran experiencia tanto en lo público como en lo privado". "Es una extraordinaria incorporación a las responsabilidades en el Gobierno de la Comunidad de Madrid", ha afirmado González.

******************* Sección "bilingüe" ***********************

De error en error
La reciente derrota electoral está llevando a la autocrítica a algunos socialistas
CÉSAR ALONSO DE LOS RÍOS ABC 4 Julio 2011

La reciente derrota electoral está llevando a la autocrítica a algunos socialistas. Se acusan de no haber sido coherentes con su ideología. Patéticos, aún desconocen que la «utilidad» de la socialdemocracia consistió en ofrecer una alternativa al comunismo. El mal menor. Con la desaparición de la Unión Soviética, la globalización posterior y el actual desplazamiento del centro mundial a Oriente, su evocación es un perfume del pasado que podría convertirse en hedor insoportable si las amputaciones de esta mal construida Europa no consiguen evitar la putrefacción.

Dejando a un lado el aspecto ideológico, los socialistas no quieren reconocer que antes de la burbuja inmobiliaria y la crisis en España se cometió un error que por sí solo iba a llevarnos al abismo. Me refiero al «error» autonómico. ¿Qué podía esperarse de una sociedad que, además de no tener un sistema económico productivo y competitivo, se permitía la experiencia de defender un Estado «compuesto» por diecisiete? El inicial «café para todos» había sido el comienzo de una «burbuja autonómica» cuyos efectos disparatados iban a quedar disimulados por la «burbuja inmobiliaria».

Con los dineros de esta iban a pagarse las réplicas de los poderes, la duplicación de los servicios, los trenes sin viajeros y los aeropuertos no inaugurados… En una explosión de inmoralidad pública los partidos nacionales se fragmentaban para crear clientelas y, por si fuera poco, pudieron gozar de un poder financiero local…

La corrección impuesta por la crisis permitirá pensar de nuevo en la viabilidad de la España autonómica. En todo caso va a ser interpretada por los nacionalismos de un modo distinto. Bildu anuncia el salto a la soberanía. Para consolarse o consolarnos algunos analistas interpretan el ascenso de ETA al poder como una derrota. ¿Y en Cataluña? Cuando cicatricen las desgarraduras de la crisis económica, volveremos al Estatut. Todo en su momento.

Bildu, también en el Congreso
El Editorial La Razón 4 Julio 2011

Como era previsible, los efectos de la legalización de Bildu por seis magistrados del Tribunal Constitucional no se detienen en sus conquistas electorales del 22 de mayo. Según el sondeo de intención de voto que hoy publicamos, de celebrarse ahora elecciones generales la formación batasuna lograría colocar cuatro diputados en el Congreso. Es decir, se convertiría en un actor parlamentario de indudable envergadura que no sólo llevaría la voz de la banda terrorista al hemiciclo, sino que además legitimaría plenamente que no se haya disuelto y desaparecido. De ahí que sea tan importante y trascendente la próxima sentencia constitucional sobre si Sortu se puede presentar o no a las generales. Lo de menos en este asunto, como en el de Bildu, es el ideario independentista que defienda o sus sueños mesiánicos. Otros partidos, como ERC, también predican la independencia y a nadie se le ha ocurrido que pueda ser un partido ilegal. Incluso en el País Vasco existen formaciones, como Aralar y EA, que desde hace años defienden la secesión, y no por ello se le ha ocurrido a nadie instar su ilegalización.

La diferencia es que Bildu-Sortu-Batasuna ha vuelto a la pugna política con el permiso de ETA, mientras que los pistoleros se reservan el papel de vigilantes activos, como el mafioso que espía en la trastienda si se paga o no la extorsión. Al no haber desaparecido la banda terrorista, sus representantes políticos en las instituciones se convierten en la correa de transmisión de sus tácticas y estrategias, en portavoces de sus amenazas y en comisarios políticos que toman buena nota de sus adversarios.

Desde que Bildu ha recuperado el estatus que Batasuna perdió (aunque fuera a medias) gracias al pacto antiterrorista, la sombra de ETA se cierne de manera muy palpable en cada decisión que adoptan sus alcaldes y altos cargos forales. Detrás de las manifestaciones exigiendo la libertad de los terroristas presos, de actos ilegales como retirar el retrato del Rey y la bandera nacional de los consistorios o impedir el trabajo de los escoltas está la mano de la banda etarra. Hoy mismo publicamos cómo en varios municipios gobernados por los batasunos se están obstaculizando las acciones antiterroristas de la Guardia Civil, como la instalación de controles, y ya han planteado iniciativas legales para que no pueda operar en sus demarcaciones.

Bildu está cada día más envalentonada y se siente legitimada para aplicar el ideario político de ETA, que sigue activa, porque así se lo ha permitido el Tribunal Constitucional. Su objetivo siguiente será entrar en el Congreso y, dos años después, convertirse en fuerza de gobierno en el País Vasco. Salvo, naturalmente, que el Gobierno de la nación ponga verdadero empeño en evitarlo con la Ley en la mano. En este sentido, es oportuno subrayar que nuestra encuesta electoral de hoy ratifica la mayoría absoluta del PP, partido que incrementa hasta el millón el número de votantes fugados del PSOE, lo que demuestra su clara victoria en el Debate sobre el Estado de la Nación. Casi el 60% de los encuestados insisten en que se adelanten las elecciones.

El proyecto de ETA, a la vista
Regina Olaola  www.gaceta.es 4 Julio 2011

Nos quieren hacer creer que los de Bildu son los portadores de paz y que ETA ya no cuenta.

Bildu ha comenzado a gobernar y han bastado unas pocas actuaciones para que los buenistas de pacotilla se hagan los sorprendidos porque los representantes “pata negra” de Batasuna vayan accediendo al poder vía contratación. Era una toma anunciada. Al igual que el resto de medidas que no hacen más que corroborar que sus Gobiernos son “euskaldunes y soberanistas”, como ha aclarado el diputado general de Guipúzcoa Martín Garitano.

Declaración acorde con la negativa a permitir que los escoltas realicen su labor en los ayuntamientos porque los responsables de Bildu se dedican en cuerpo y alma a conseguir la “normalización” del País Vasco y eso supone rechazar las armas legales (las que llevan los escoltas) y exigir, además, la salida de todos los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado. Las únicas armas que no molestan son las de ETA, ahora silenciadas pero no entregadas.

La normalización supone nombrar como asesor al ex alcalde de Azpeitia, miembro de ANV, y celebrar el pleno itinerante de Juntas en su pueblo sin dedicar unas palabras, no digo ya de condena porque no lo van a hacer, sino de recuerdo, al asesinado Ignacio Uría. Silencio normalizado.

La normalización supone que, según les dé, hablarán sólo en euskera. El español es el idioma del invasor, el idioma a rechazar; “sólo el euskera nos hará libres”, piensan. Los medios que se las apañen y los ciudadanos que no lo entienden que lo aprendan. No tardarán mucho en crear la figura del comisario del idioma, sujeto que irá por comercios y empresas controlando el uso del vascuence. Hace unos años el PNV ya hizo amagos de crear ese comisariado pero finalmente no se atrevió. Bildu lo hará, siguiendo la estrategia de ETA.

Y mientras Guipúzcoa se batasuniza un poco más cada día, los buenistas de pacotilla no entienden cómo algunos apoyamos que se impugne el nombramiento político de la capitalidad cultural europea 2016. La cultura sin libertad no es cultura, es una creación dirigida y tutelada por el poder para adoctrinar a las masas. Se hablará de conseguir la paz creando cadenas humanas que equiparen a víctimas y a criminales y lo único que se conseguirá será el escarnio, una vez más, de las víctimas de ETA. “Qué bonito”, dirán algunos, “todos unidos de la mano, los etarras y sus víctimas” y su cerebro no dará para más porque el sentimentalismo de pacotilla les ha nublado el razonamiento.

Así se normaliza una sociedad. Nos quieren hacer creer que los de Bildu son los portadores de paz y que ETA ya no cuenta. Lo dijo también el lehendakari: “A ETA se le ha derrotado y ya sólo queda que desaparezca. Ya no hay marcha atrás. Es nuestra gran victoria. Hemos puesto límite al totalitarismo…”. Si desde el Gobierno vasco ya se confunde el deseo con la realidad, mal vamos a terminar. Ni ETA está derrotada gracias a su negociación ni se le puede permitir que “desaparezca” como si fuese humo. Tiene que ser derrotada y condenada por los crímenes cometidos. Lo demás serán cierres en falso con nefastas consecuencias.

Ni festucs ni independencia: Navarra
IVAN TUBAU.  EL MUNDO  4 Julio 2011

ES UN restaurante de mercado de una ciudad mediana en la periferia barcelonesa a la hora del almuerzo, eso que el vulgo municipal y espeso llama la comida, como si el desayuno y la cena no lo fueran. Si, yendo y volviendo sin prisas y con pausas del baño –los médicos repiten que conviene lavarse bien las manos antes de comer– uno para l’orella, s’adona que la majoria de los comensales hablan en castellano, es decir en español. En alguna mesa se habla en catalán. Pongamos que en dos de cada tres castellano y en una catalán. La misma proporción, por cierto, dan las encuestas que la Generalitat procura airear lo menos posible: el 63% de los ciudadanos catalanes tiene como lengua propia el español, el 32% el catalán (las sobras se las reparten digamos que los bereberes y el tagalo).

Eso sí, el menú está escrito solo en catalán. Una ley del gobierno autonómico dice que debe estar «al menos en catalán ». ¿Resultado? Pese a que las lenguas oficiales de Cataluña son catalán y español, si la carta o el menú no están en castellano (lengua de la mayoría) no pasa nada, si no están en catalán (lengua de una minoría) multa al canto. En consecuencia, por pereza o miedo, la mayoría de los restauradores lo ponen solo en catalán y la carta se llena de sorells, verats, cors de palmera y festucs.

Los clientes hablan, dicho queda, mayormente en castellano. Los camareros, de lengua materna española o vaya usted a saber, ignoran que festucs son (o eso pretenden los normalizadores irredentos) lo que siempre se ha llamado pistachos o, con fonética catalana central, pistatxus. Veamos pues la secuencia: el cliente pregunta qué son festucs, el camarero dice que pistachos, el cliente pide pues verat amb festucs y el camarero grita: «¡Oído cocina: una de caballa con pistachos!»

Catalanización intensiva y manis del millón y medio por la independencia. Menos mal que al parecer acaban de darse cuenta de que la cartera es más importante que el festuc y el arrobo patriótico. Ya lo dijo Duran Lleida: «España son tres Estados: España, País Vasco y Navarra, los tres que tienen Hacienda propia y recaudan los impuestos.» Ni festucs ni independencia: Hacienda. Es así de fácil: ser como Navarra o Euskadi y se acabó el problema catalán. Basta alinear a Cataluña con Euskadi y Navarra, recaudar impuestos y pagar un cupo al gobierno central. ¿Y si Extremadura o Murcia también quieren? Pues entonces un Estado federal, como Alemania o Estados Unidos.

Los nacionalistas manipulan hasta los sueños... con la ayuda inestimable del PSOE

En San Sebastián reciben el premio de la capitalidad cultural y en Cataluña quiere seguir imponiendo el catalán
PEPE GIMÉNEZ www.lavozlibre.com 4 Julio 2011

La capitalidad cultural europea era un sueño de muchas ciudades. Defendieron sus aspiraciones con artes nobles: actos culturales, banderas en los balcones, ilusión e insistencia. Lo que la mayoría de las ciudades candidatas no contaban era con terrorismo y kale borroka. Ahora, la negociación del Gobierno para llevar a los pro etarras a las instituciones parece haber inspirado la decisión de convertir Donostia -bella ciudad- en la premiada con el acontecimiento.

San Sebastián, ahora gobernada municipalmente por Juan Karlos Izagirre, de la coalición independentista Bildu, ha sido elegida como Capital Europea de la Cultura 2016 por su “rebeldía cívica contra cualquier forma de exclusión y de violencia”. El presidente del jurado, Manfred Gaulhofer, afirmó explícitamente que el criterio por contribuir al proceso de paz había "determinado" la decisión en detrimento, entre otras ciudades de Zaragoza y Córdoba.

Según la delegación de Córdoba 2016, que esta semana pasada viajó a Madrid, la ciudad andaluza era ganadora tres horas antes de que el jurado diese a conocer el fallo. Juan Alberto Belloch, alcalde de Zaragoza, quiere impugnar esa decisión ya que la normativa para decidir la capital cultural regula los criterios para esa decisión, que en ningún caso son motivos políticos.

Es posible que el jurado haya querido premiar la kultura, consistente en no condenar la kale borroka ni el tiro en la nuca, nunca llevada a cabo por los actuales gobernantes de dicho municipio. Quizás han querido premiar el incumplimiento de la ley de banderas al quitar la española del ayuntamiento de Lizarra o el acoso a Carlos García, concejal del PP en Elorrio protagonizado por la formación Bildu.

UN DIPUTADO GENERAL MONOLINGÜE
San Sebastián no ha sido noticia sólo por eso, si no también porque Martín Garitano ha presidido en el Palacio Foral un acto protocolario para dar a conocer el nuevo ejecutivo guipuzcoano, integrado por cinco diputados independientes de la izquierda abertzale, entre ellos ex ediles de HB y Batasuna; dos de EA, y uno de Alternatiba. El diputado general ha pronunciado su discurso íntegramente en vascuence y ha rechazado resumirlo en castellano para la prensa. En una de las afirmaciones que no quiso traducir al español, expresaba su voluntad de "gobernar para todos y con todos los guipuzcoanos". Garitano ha aprovechado la ocasión para reiterar el compromiso de la Diputación Foral con la "paz y la normalización política". Sin embargo, no ha condenado todavía ninguno de los atentados de la banda terrorista ETA.

EL PSC, EN LA CARRERA NACIONALISTA
Y mientras Garitano ha hablado exclusivamente en vascuence, el idioma catalán se ha quedado a un paso de convertirse en lengua oficial de la Unión Europea. La eurodiputada catalana del Partido Socialista Maria Badía quiso aprovechar la adhesión de Croacia a la Unión Europea para introducir una modificación normativa que permitiese la oficialidad del catalán en las instituciones europeas. Para ello elaboró un texto junto con los eurodiputados de ERC y CiU. Ese documento se sometió a votación en el Congreso de los Diputados el jueves, a petición de CiU. Los socialistas catalanes decidieron votar en contra del texto. El PSC quiso cambiar el contenido original y, en vez de considerar al catalán lengua oficial, "conseguir que las lenguas cooficiales dispongan de un mayor reconocimiento de las instituciones de la UE", para "facilitar que los ciudadanos españoles puedan relacionarse con estas instituciones en cualquiera de estas lenguas cooficiales". La diferencia no está muy clara. Lo que sí que es evidente es que las aspiraciones nacionalistas del Partido Socialista de Cataluña son casi idénticas a las de CiU y ERC, pero ya han asumido que pasan a la oposición y están ejerciendo oponiéndose incluso a propuestas que han sido diseñadas por ellos mismos.

ENCUESTAS QUE ABONAN EL CAMINO
La frustrada oficialidad del catalán en Europa ha supuesto un gran disgusto en las filas del nacionalismo catalán, que estaba exultante tras la publicación de la encuesta del Centro de Estudios de Opinión de la Generalidad de Cataluña, que decía que el 43% de la población de la Comunidad Autónoma está a favor de la independencia, mientras que el 28% se posiciona en contra, con una abstención del 23%. A ese respecto Rubalcaba ha afirmado: "En fin, una encuesta... y ya saben ustedes que las miro y poco más, y las tengo en cuenta, claro". Posiblemente Rubalcaba estaba pensando en que tras el sondeo se se encuentra Jordi Argelaguet, director del CEO, militante de Convergencia y ex militante del Moviment de Defensa de la Terra -organización hermana de Terra Lliure, la extinta banda terrorista catalana-. También militó en ERC.

Los amigos de Twitter que me han ayudado a escoger los temas de hoy son: @dsmeuropa77 @avalosmorer @Izu2011h @aimpertinentes @Saleta_ @curro1200 @KsavjerIvanovic @montcristho @AndresDoblado @alvarocotobal @_Agora_ @Javi_Mtnz @patriganu y @TuTasIrene

Quebequeses
juan granadosABC Galicia 4 Julio 2011

«¿Está usted de acuerdo con que Québec llegue a ser soberano después de haber hecho una oferta formal a Canadá para una nueva asociación económica y política en el ámbito de aplicación del proyecto de ley sobre el futuro de Québec y del acuerdo firmado el 12 de junio, 1995?»

Con esta enrevesada pregunta se desayunaron los quebequeses el 30 de octubre de 1995, con el fin de decidir democráticamente el futuro de su territorio y la relación que deseaban mantener con el estado canadiense. No era la primera vez, el 20 de mayo de 1980, los independentistas del Québec, liderados por aquel René Lévesque tan interesado en implantar «inspectores lingüísticos» en la zona francófona del Canadá, habían forzado ya una primera votación, obteniendo para su causa algo más del 40% de los sufragios. El porcentaje de partidarios del secesionismo alcanzó en la consulta de 1995 nada menos que el 49,42% de votos afirmativos, quedándose a escasas décimas de lograr su meta. Todo parecía indicar que de producirse una tercera consulta, los québécois terminarían por alcanzar la independencia, pero en política, Rajoy debería apuntárselo, nada está escrito.

Llegada la crisis, los canadienses comprendieron muy pronto que las alegrías festivo-culturales de raíz y el jolgorio nacionalista, hijos predilectos de la subvención pública, tienen mal asiento en tiempos donde lo único que ha de preocupar a un gobierno es la preservación de los puestos de trabajo y la garantía de permanencia de los servicios públicos básicos como las pensiones, la sanidad o la educación. Tanto es así, que para el independentismo canadiense, las últimas elecciones federales se han convertido en la peor de sus pesadillas, comprobando como el Partido Conservador de Stephen Harper, en el poder desde el 2006, ha obtenido la mayoría absoluta por primera vez. Lo más llamativo ha sido que los independentistas del Bloque Quebequés han desaparecido en la práctica del mapa político canadiense, manteniendo tan sólo 4 escaños de los 49 que habían obtenido en los anteriores comicios de 2008. Severo varapalo propinado por una sociedad harta de recordar las cuitas de los abuelos.

A veces uno quisiera mudar en canadiense, pertenecer a una sociedad donde el gobierno sea lo de menos, con tal de que parezca aseado y gestione razonablemente la cuota impositiva. No necesitamos más. Lo que hoy nos legan las dos legislaturas de Rodríguez Zapatero y su talludo sucesor sobrevenido Alfredo, el político antes llamado Rubalcaba, es más distingo, más oneroso pacto con las perennes exigencias nacionalistas y curiosidades históricas de propina como el gobierno de Bildu en el ayuntamiento de San Sebastián. Obviamente este no parece el camino de la recuperación, ni económica ni de cualquier otra índole, significa continuar la vía del oprobio y el dispendio del caudal público de todos los españoles, alguien, alguna vez, debería al menos plantearse las posibilidades de la variante canadiense, nada pasaría y seguramente ganaríamos mucho.

«Anormalidad» vasca
Iñaki Ezkerra La Razón 4 Julio 2011

¿Es raro que un ladrón desee la desaparición de la Policía, o sea de su principal pesadilla? ¿A quién puede temer y odiar más ETA que a la Guardia Civil, o sea, a quien la conoce bien? Deslegitimar a esa institución y conseguir que, si no sale del País Vasco, quede por lo menos su radio de actuación lo más recortado posible, se presenta en estos días como uno de los lógicos objetivos de la banda «todavía» armada. Para ello está empleando con su proverbial pertinacia todos los instrumentos a su alcance, desde el poder municipal en las localidades que gobierna Bildu para mover sus controles de carretera hasta la provocación cotidiana, que con este Cuerpo resulta especialmente difícil. Y es que, en contra de los falsos tópicos, no hay nada que más tema un guardia civil en Euskadi que ser acusado de extralimitarse en sus funciones. Su temor al abuso de poder es mayor que a un tiroteo con los terroristas. Mayor que el de un profe de secundaria a darle una colleja a un alumno.

De hecho, el Grupo de Acción Rápida de la Guardia Civil (antes Grupo Antiterrorista Rural) ha sufrido estoicamente toda su vida el vacío y las malas caras en las tiendas de los pueblos donde trabaja. No hay miedo a que Bildu les ponga nerviosos. Los conozco. Los he tenido de escoltas. A lo que hay miedo es a que se pongan nerviosos los socialistas y hagan concesiones en esa línea política suicida que mantienen de vendernos la «anormalidad de la legalización de ETA» como un paso hacia la normalización vasca Y es que está claro que no han renunciado a eso. Lo confirman demasiados indicios: las excarcelaciones de la Audiencia Nacional, la sentencia del Supremo que rebaja diez años la condena de «Txapote», la blandura del discurso socialista frente a los desafíos a la legalidad constitucional, los recortes en la protección de los amenazados, el decidido apoyo a la capitalidad cultural europea de la ciudad marcada por una alcaldía ominosa… No podemos saber con precisión qué diferencias ha habido entre Zapatero, Rubalcaba, López y Egiguren con respecto a la cuestión de Bildu. Lo que resulta obvio es que unos por convicción, otros quizá como una huida hacia delante, todos ellos están más empeñados hoy que nunca en presentarnos como un acierto lo que es el mayor y más atroz error cometido en la lucha o la «rendición» antiterrorista.

BILDU Y SUS IMPOSICIONES
Bildu quiere impedir los controles de la Guardia Civil en el País Vasco
 Minuto Digital 4 Julio 2011

Pensar que el problema que conlleva el separatismo vasco de carácter radical ha terminado por que ETA mantenga un supuesto alto el fuego, es, además de irreal, peligroso.

Los Grupos de Acción Rápida (GAR) de la Guardia Civil, que tan buenos servicios han prestado y prestan ala lucha antiterrorista, se topan, desde la celebración de laselecciones del 22 de mayo, con problemas crecientes en los controles que montan en carreteras y caminos de Navarra y del País Vasco, en especial en Guipúzcoa.

El envalentonamiento que los resultados de Bildu ha producido en el mundo proetarra provoca que individuos que tienen que pasar algunos de estos controles adopten aptitudes chulescas y provocadoras. De momento, el asunto no ha pasado a mayores, pero se trata de un problema que crece cada día que pasa. Según fuentes antiterroristas, los agentesdel GAR, ante la actitud de los proetarras, les indican que les van a denunciar por el artículo 26 de la Ley de Seguridad Ciudadana, que tipifica una serie de infracciones leves que conllevan, como mucho, una multa, si es que el expedienta prospera.

Entre las infracciones que se contemplan en el citado precepto, figuran las relativas a la identificación ante las Fuerzas de Seguridad y «todas aquellas que, no estando calificadas como graves o muy graves, constituyan incumplimientos de las obligaciones o vulneración de las prohibiciones establecidas en la presente ley o en leyes especiales relativas a la Seguridad ciudadana». Los individuos pertenecientes a los grupos del entramado de ETA siempre se han negado a colaborar en los controles de la Guardia Civil, pero al final tenían que cumplir las indicaciones de los agentes. Eran otros tiempos y la sensación de que ETA iba a ser derrotada y que el Gobierno empeñaba en ello todos sus esfuerzos, patente.

Según publica La Razón, tras las elecciones, los proetarras están envalentonados. Incluso algunos ayuntamientos gobernados por la coalición seplantean acciones legales para que la Guardia Civil no pueda operar en sus demarcaciones. No se descartan otro tipo de actuaciones, encaminadas siempre a dificultar el trabajo de los agentes.El asunto es relevante porque ha sido la presencia del GAR y loscontroles que, de forma imprevista, sitúa en carreteras y caminos, lo que ha evitado que células de ETA pudieran organizarse, o cometer atentados que ya tenían planeados. La lista de éxitos de esta unidad es interminable. Y la de bajas en atentados, muy amplia.

La desarticulación del «comando Elurra», el que puso el coche bomba en un aparcamiento de la T-4 del aeropuerto de Barajas y pretendía volar el Complejo Azca de Madrid; la detención de Ibai Beobide, que iba a reorganizar la estructura de ETA en Guipúzcoa; la de Gorka Lupiañez, al que la banda había encargado una misión similar en Vizcaya… La presencia del GAR supone un importante factor de disuasión para que ETA y su entramado no tengan la libertad de movimientos de que disponían antes de la creación de esta unidad de la Benemérita, hace más de treinta años.La banda no se ha disuelto, ni parece que tenga intención de hacerlo, según acreditan sus últimos movimientos en Francia, tanto para rearmarse como para reagrupar a sus militantes para que los cabecillas les puedan explicar los planes a seguir.

La percepción por el entorno proetarra, aunque no responda a la verdad «oficial», de que las actuaciones del GAR no contaría con el respaldo que han tenido hasta ahora, y que los resultados de las elecciones le permitirían poner trabas, y hasta impedir, el despliegue de esta unidad, esencial para el mantenimiento del orden constitucional, puede resultar muy perjudicial.

Por otro lado, una manifestación encabezada por familiares de presos etarras reclamó ayer en Pamplona la reagrupación de los reclusos de la banda terrorista.

En la protesta se corearon lemas a favor de la amnistía para los presos de la organización terrorista. Entre los asistentes se encontraban representantes de formaciones políticas como Aralar o Bildu y de diferentes colectivos y organizaciones sindicales. Unas 3.000 personas, según los promotores –la Delegación de Gobierno no facilitó datos– participaron en la manifestación, que tras recorrer varias calles del centro de la capital concluyó en la plaza del Castillo con la lectura de un comunicado a cargo de una de las promotoras del acto, Sara Chivite, y Esther Compains, hermana de un preso etarra. Ambas exigieron que la «política penitenciaria debe ponerse en clave de resolución del conflicto y las situaciones más extremas que padecen los presos deben ser desactivadas de inmediato».

Basagoiti está dispuesto a firmar la moción de censura en Guipúzcoa y San Sebastián e insta a PNV y PSE para que la activen. «Mandar a Bildu a la oposición es mi intención en cualquier momento», recalcó el líder de los populares vascos. Además, reiteró el objetivo de debatir las mociones de condena a ETA en todos los municipios para exigir el fin definitivo de la banda terrorista.
 



Recortes de Prensa   Página Inicial