AGLI

Recortes de Prensa   Jueves 7 Julio 2011

 

El caciquismo socialista que ha arruinado a España
Francisco Rubiales Periodista Digital  7 Julio 2011

No es la crisis la que ha arruinado a España, sino el socialismo cacique y despilfarrador. Lo mismo ha ocurrido en Europa, donde sólo los países que han sido administrados por el socialismo no consiguen superar sus dramas económicos.

España no ha sido arruinada por la crisis sino por sus políticos, despilfarradores, torpes, ineptos y transformados en caciques que administraban con capricho el dinero público. En lugar de imitar a la hormiga, han copiado a la cigarra y nos han dejado sin nada en los tiempos duros. Han construido universidades en cada provincia, aeropuertos que no tienen aviones y líneas de alta velocidad utilizadas por 10 o 12 personas al día. Pero la mayor insensatez de los nuevos señoritos despilfarradores ha sido engordar el Estado hasta provocarle obesidad mórbida, llenándolo de enchufados, amigos del partido, familiares de políticos y otros parásitos que cobran sin aportar nada. La nómina de asesores se ha disparado y se han creado centenares de empresas públicas con dos únicos fines: incrementar la capacidad de endeudamiento y colocar a miles de enchufados.

Aunque los dos grandes partidos políticos españoles, el PSOE y el PP, han exhibido comportamientos similares, el comportamiento del PSOE ha traspasado todas las líneas rojas y ha convertido la administración de los fondos públicos en una verbena, tras comprar, una y otro vez, votos nacionalistas con el dinero de todos y haber realizado tropelías como pagar con dinero público la campaña de Moratinos para dirigir la FAO, entregar casi 100 millones de euros a la ONU para financiar políticas de igualdad, pagando de ese modo, también, el alto puesto de Bibiana Aído y utilizar aviones del ejército para asuntos del PSOE..

Los socialistas han hecho ricos a los sindicatos y a la patronal. En Andalucía, los jefes de UGT y de CC.OOO son magnates y la Confederación de Empresarios (CEA) es una imperio donde sobra el dinero por todas partes y en cuyo seno han proliferado empresas que muchos sospechan que están vinculadas a altos cargos de la patronal, beneficiados por ese lamentable montaje.

Las cajas de ahorro, que eran el más social y humano instrumento financiero existente en el mundo para las clases más humildes, han sido destruidas por el despilfarro de los nuevos caciques políticos y sindicales, que han entrado en sus consejos y patronatos para desplazar a los profesionales, imponer políticas sectarias y entregar créditos, muchas veces impagados, a los partidos y a los amigos del poder, delitos canallescos que, como muchos otros perpetrados por la "casta" política española, han quedado impunes.

En algunos países prósperos de Europa, muchos se sienten indignados por el uso frívolo y sectario que España ha hecho de los algunos fondos europeos de ayuda. Los aeropuertos sin aviones y los trenes de alta velocidad sin pasajeros son ya el argumento supremo que equipara a España con la arruinada Grecia de Papandreu, también socialista.

Los gastos de publicidad, utilizada para comprar periodistas y medios de comunicación, el despilfarro en concursos públicos, muchos de ellos entregados a dedo a empresas de amigos del poder, a cambio, quizás, de comisiones ocultas, completan el cuadro de un poder que se ha sentido tan seguro frente a un pueblo fanatizado y acobardado que no le ha temblado el pulso a la hora de culminar desmanes y abusos como los de los falsos EREs en Andalucía, la violación de los principios del urbanismo, la subasta de concesiones y otras muchas canalladas que, si no son castigadas por la Justicia, constituirán la base de lodo y excremento que convertirá la falsa democracia española en una nauseabunda y vergonzante "coprocracia" (gobierno de mierda).

Voto en Blanco

Al grupo parlamentario del PSOE
Jesús Royo Arpón www.lavozlibre.com  7 Julio 2011

Esquerra Republicana en el debate sobre el estado de la nación propuso censurar los cambios legislativos previstos en la escuela valenciana y balear. El PSOE se sumó, contra sus propios intereses y sus principios. Pero con ello se daba un gustazo doble: darle una colleja al PP en sus autonomías, y a la vez llevarse una baza en el mus del Congreso, que a veces parece un congreso de mus, y perdonen el chiste fácil. ¿Pero nadie les dijo a los del PSOE que ese gustazo les podía salir muy caro, que pretender entrar en Valencia y Palma a lomos de ERC es suicida, y que la moción de marras es un brindis al sol, que lo único que va a servir es para perder votos a espuertas? ¿Desde cuándo el PSOE juega a ser inconstitucional y extraparlamentario, el juego preferido de ERC?

Los hechos. El nuevo gobierno de Camps prepara un cambio de modelo lingüístico en la escuela. Hasta ahora hay un modelo a la vasca: los padres escogen escuela en valenciano o castellano. Solo un 30 por ciento escogen valenciano. El nuevo modelo propone una escuela única, con las dos lenguas oficiales equiparadas, y la incorporación del inglés como lengua vehicular: el catalán y el castellano tendrían cada uno un mínimo del 30 por ciento de materias, y el inglés un máximo del 40 por ciento, porcentajes a determinar por los consejos escolares. Pues bien, a los nacionalistas, con ERC a la cabeza –y el PSOE a la cola- no les gusta. ¿Por qué? Es incomprensible. ¡Los que deberían protestar son los partidarios de la escuela en castellano, que pasan del 70 por ciento actual a la mitad o menos! El valenciano consolida por ley el nivel mínimo del 30 por ciento: es decir que el máximo actual pasa a ser el mínimo del futuro. ¿De qué se quejan? Además, se garantiza que el cien por cien de la población tendrá un conocimiento cabal del valenciano, como lengua normal y formal, rompiendo el proceso de marginalización actual. ¿Y no se han llenado la boca los jerarcas del PSC –y nos la han tapado a los discrepantes- con el cuento de "no separar a los alumnos por razón de lengua", con el que justificaban la inmersión obligatoria? El nacionalismo es así, una cosa puede ser buenísima en Valencia y horrenda, vade retro, unos kilómetros más al norte. ¡Oh misterios insondables de las patrias!

Y para liarla, en Baleares también habrá cambios, pero en la dirección contraria: que los padres decidan la lengua escolar de sus hijos. La escuela balear –que hasta hace poco era territorio MEC- caminaba rápidamente hacia la catalanización total, siguiendo los pasos de Cataluña. Y no me extrañaría que esa política escolar tenga algo que ver con el reciente vuelco electoral. Pues bien, la moción de ERC rechaza a la vez los dos modelos contrarios, el de libertad de elección de centro (Baleares) y el de escuela única (País Valenciano). ¿Lo entienden ustedes? Yo tampoco.

Hay que recordar que ambos modelos son legales y válidos, según la jurisprudencia del TC. Y que los gobiernos autónomos son competentes en la fijación del modelo escolar, de acuerdo con las leyes. Por eso, que el Congreso censure a dos Comunidades por determinar algo que es de su competencia, es inaudito: solo puede tomarse como una injerencia, un abuso. O sea, carnaza para el victimismo local, que será hábilmente utilizada por los gobiernos peperos, con el consiguiente quebranto sociata. Al tiempo.

Y hay que recordar otra cosa: que el único modelo ilegal es el catalán, por sentencia del TC y del TS, al alimón esta vez. Es el único que no respeta la cooficialidad lingüística, la paridad entre el catalán y el castellano. Es legal dejar la elección a los padres, o privarles de ella siempre que la oferta sea paritaria. No es legal imponer un modelo no paritario: todo en catalán. Como lo sería también todo en castellano, pero eso no hay nadie que lo proponga. Contra el actual modelo catalán, por ilegal, sí que hubiera sido pertinente una moción parlamentaria, o mejor aún, una acción coercitiva del gobierno. Las leyes deben cumplirse. ¿O no?

Etiquetado
Cataluña contra Europa
Emilio J. González Libertad Digital  7 Julio 2011

La Unión Europea tiene muchos defectos pero hay que reconocer que, en ocasiones, resulta de gran utilidad para resolver problemas de carácter nacional cuando en una de las partes impera el cerrilismo y la sinrazón. Todo esto viene a colación de la votación en el Parlamento Europeo de la directiva sobre etiquetado de los productos, en la que se ha rechazado la enmienda de los eurodiputados catalanes –¿qué hacía el PP apoyándola?, ¿es eso un reflejo de su idea de España?– que pedían que se pudiera etiquetar solo en catalán.

La cuestión tiene mucho fondo. En primer lugar, Estrasburgo ha rechazado las pretensiones catalanistas porque el catalán no es una lengua oficial de la Unión Europea. Ésta sólo reconoce como tales a los idiomas oficiales de los Estados, no de los niveles administrativos inferiores, como nuestras autonomías. Es más, en algunas sentencias del Tribunal Europeo de Justicia, como la contraria a las vacaciones fiscales vascas, la UE ya advierte que las autonomías, les guste o no, no son más que una parte de la Administración Pública española, sin entidad política propia. Ahora, con esta votación sobre el etiquetado, la UE vuelve a insistir sobre ese principio, y lo hace porque no quiere dar pie bajo ningún concepto a que en cualquier otro Estado miembro se repitan los problemas que tenemos en España con los nacionalismos catalán y vasco.

Además, las pretensiones catalanas vulneran algunos preceptos fundamentales de la construcción europea incluidos en el Tratado de la UE, fundamentalmente dos de ellos: el de libertad de circulación de bienes y el de libertad de inversiones. ¿Por qué? Porque las sanciones a las empresas que no etiqueten en catalán vulneran esos principios al impedir o dificultar la comercialización de aquellos productos etiquetados en castellano. Por elevación, eso equivale a decir que la política de inmersión lingüística es contraria a los preceptos comunitarios que constituyen los pilares fundamentales del mercado único europeo y, como es lógico, no se puede ir contra ellos. El rechazo a la enmienda catalana por parte del Parlamento Europeo también tiene mucho que ver con ello. Los eurodiputados catalanes deberían saberlo y, por ello, abstenerse de llevar a Estrasburgo sus cuitas con el Estado español porque el resultado final va a ser siempre el mismo: un estrepitoso fracaso porque lo que plantean es contrario a lo dispuesto en el Tratado de la UE. Como allí son serios, las instituciones comunitarias no se andan con chiquitas cuando se trata de defender el acervo comunitario, no como aquí, donde el Gobierno y las instituciones siempre claudican ante los deseos de los nacionalistas. Pero allí es diferente.

Por ello, debe haberles causado cuando menos risa el comunicado posterior de los eurodiputados catalanes amenazando con promover la independencia de Cataluña, porque la secesión de España implica también el abandono de la UE, de su mercado único y de su moneda. Y eso conlleva la salida de Cataluña de las empresas extranjeras, de las españolas y de muchas catalanas, así como, y en última instancia, la quiebra de la propia región, que no podrá pagar ni su deuda ni sus pensiones. A ver si se enteran de una vez por todas de que con Zapatero podrán jugar, pero con la UE no.

Las viñetas de la vergüenza
Pablo Yáñez González*. El Confidencial  7 Julio 2011

Las imágenes de las viñetas denunciadas por la Asociación Nacional por la Libertad Lingüística en las que se habla de “hacer país”, de “identidad”, de “conquistadores”, de “guerra”, de “ahogar culturas” y de “luchas por nuestra lengua” llevan presentes en las mentes de los niños de cinco años de un colegio de Alcoy a lo largo de los últimos meses. Son, sin duda alguna, evidencias de un proyecto de adoctrinamiento escolar con tintes totalitarios que solo cabe calificar como “las viñetas de la vergüenza”.

Debemos sentir vergüenza porque esos mensajes son los que desde la educación pública se les transmite a nuestros hijos en muchísimos centros de determinadas Comunidades Autónomas. Debemos sentir vergüenza por la impunidad con la que un profesor emplea su posición de autoridad sobre los niños para formar guerreros de “causas identitarias”.

Debemos sentir vergüenza de unas Administraciones que no ejercen el control suficiente como para evitar estas situaciones en las aulas. Gobiernos que, al subvencionar todo tipo de entidades nacionalistas, juegan con un fuego que amenaza con quemar las posibilidades de una nueva generación.

Tenemos un sistema enfermo que olvidó que es el ciudadano el que tiene que elegir libremente la lengua en la que vive su vida y nuestra mejor medicina para sanarlo no puede estar contaminada por este tipo de adoctrinamientos

Nuestra vergüenza son esas viñetas como reflejo de una sociedad que siente miedo de dejar a sus hijos en el aula y encontrarlos como guerreros que luchan por identidades y lenguas.

Tenemos un problema gravísimo como sociedad. Hemos tolerado que la riqueza lingüística que puede suponer el hablar dos lenguas se manipule para terminar siendo un enfrentamiento. Hemos olvidado que las lenguas son elementos de comunicación y hemos permitido que estén al servicio de determinadas minorías políticas para justificar sus proyectos cuasi-totalitarios. Tenemos un sistema enfermo que olvidó que es el ciudadano el que tiene que elegir libremente la lengua en la que vive su vida y nuestra mejor medicina para sanarlo no puede estar contaminada por este tipo de adoctrinamientos.

Nuestra oportunidad para evitar que en el día de mañana el político de turno decida multar al empresario que rotula en la lengua oficial del Estado pasa por formar jóvenes que comprendan las lenguas como elementos al servicio del ciudadano y nunca a la inversa, unos jóvenes con valores como la tolerancia, el respeto y la igualdad. Somos nosotros quienes tenemos que dibujar unas viñetas diferentes y obligar a la clase política a eliminar los libros apuñalados y las batallas entre “conquistadores y conquistados”.

En mi viñeta, el niño de cinco años no es un “soldado de la nación” y su padre jamás debería haber acudido a nosotros asustado por los deberes de su hijo. En mi viñeta el padre tiene la libertad de elegir la lengua en la que escolariza a su hijo, y el niño tiene la oportunidad de formarse para construir una sociedad sana.

*Pablo Yáñez González es presidente de la Asociación Nacional por la Libertad Lingüística.

Obsesiones Nacionalistas
Alejo Vidal-Quadras www.gaceta.es  7 Julio 2011

Lo que les molesta a mis queridos compañeros no es que se impida el etiquetado en catalán, cosa que la norma no hace, sino que se suministre la información al consumidor en castellano.

Diversos medios han destacado estos días que he sido el único eurodiputado catalán que no me he sumado a la enmienda presentada por el resto de mis paisanos en la Eurocámara para eliminar la palabra "oficiales" en el artículo del Reglamento sobre etiquetado de alimentos que establece que los Estados Miembros podrán estipular que la información en el envase de un producto se haga en "una o más lenguas oficiales de la Unión Europea".

El motivo de tan peregrina pretensión es mantener la posibilidad hoy en vigor en nuestro descabellado sistema autonómico de que en Cataluña se etiquete únicamente en catalán. Es decir, que lo que les molesta a mis queridos compañeros no es que se impida el etiquetado en catalán, cosa que la norma no hace, sino que se suministre la información al consumidor en castellano.

Por tanto, su afán no se centra en la defensa de nuestra venerable lengua vernácula, empeño loable y comprensible, sino en la supresión del detestado idioma español de los recipientes y envoltorios en los que se comercializan embutidos, frutas, verduras, aceites, arroces, conservas variadas, cereales, lácteos y demás apetitosas ofertas de la potente industria agroalimentaria del Principado. He de reconocerles y agradecerles que ni siquiera me propusieran añadir mi nombre a tan gloriosa iniciativa, seguramente porque ya conocen cual habría sido mi respuesta.

Para mayor ridículo de esta tropilla tribal, la ocurrencia en cuestión ha sido declarada inadmisible por la Presidencia del Parlamento por no cumplir ninguno de los supuestos que deben satisfacer las enmiendas presentadas en segunda lectura. No sólo son excluyentes y fanáticos, además son incompetentes por desconocimiento del Reglamento. En fin, otra jornada para olvidar del comando identitario catalán en Bruselas, que no se cansa de deteriorar la imagen de una región europea que fue en otros tiempos ejemplo de creatividad, innovación y apertura, y que tras treinta años en manos de los nacionalistas malvive ahogada por el déficit, endeudada hasta las cejas y exhibiendo una de las tasas de paro más altas del continente.

Irún
No hacer bandera
Cristina Losada Libertad Digital  7 Julio 2011

Con parecida sorpresa a la que causa el descubrimiento de que en un remoto rincón del planeta hay una tribu que vive en la Edad de Piedra, hemos sabido que el Ayuntamiento de Irún ha evitado exhibir la bandera española durante décadas. Pues vaya notición, se me dirá con motivo, cuando la ausencia de la enseña nacional es frecuentísimo hecho diferencial en municipios del País Vasco y Cataluña, por lo menos. La rareza será, en todo caso, que al alcalde de Irún se le obligue a ponerla todos los días del calendario, mientras se tolera que sigan perpetrando idéntica infracción –e idéntica sumisión al nacionalismo– tantos ediles catalanes, correligionarios suyos.

En Irún, ciudad fronteriza que aún se describe como nudo ferroviario, llevan gobernando los socialistas durante los últimos 28 años. Pero se lo tenían muy calladito. Decidieron camuflarse, adaptarse al medio ambiente. Para qué diablos tentar a la suerte y provocar crispación y polémicas haciendo ostentación de la bandera española. En cuatro o cinco fechas señaladas se sacaba del desván para cumplir con la conciencia y airear el tejido, y el resto del tiempo el consistorio mostraba el estandarte local únicamente. Qué gran solución de compromiso. Así se distinguía del PNV, que pone una ikurriña solitaria, y de los auxiliares de ETA, que cuelgan su iconografía macabra, y a la vez, tremendo beneficio, no se molestaba ni enfadaba a nadie. Total, para qué hacer bandera de la bandera si esa cuestión, puramente formal, trae cola. Tal suele ser el razonamiento que sirve de refugio en estos casos.

En esa línea, el alcalde, José Antonio Santano, condensaba la bondad del criterio mantenido con un "nunca ha habido problemas". Claro, tampoco había problemas bajo la dictadura si uno no se metía en política, tal como aconsejaban las abuelas. Y, en efecto, nunca hay problemas si no se provoca a los matones poniendo, por ejemplo, la bandera que excita su rabia troglodita. El problema que elude Santano es que, además de símbolo de la Nación y el orden constitucional, se trata de la bandera por la que han muerto asesinados militantes de su partido. Cierto, en la fachada del ayuntamiento irunés lucían meritorios carteles de "ETA no", pero la falta de banderas allí señalizaba un "sí" a las condiciones que impone la existencia ETA. Una existencia que se fortalece con el "sí" de los apaciguadores.
Cristina Losada es uno de los autores del blog Heterodoxias.net.

Los alumnos gallegos de Secundaria son los que peor se expresan de toda España
Un estudio del Ministerio de Educación revela que un millar de estudiantes de ESO de Galicia tienen un nivel académico "bajo o insuficiente" para afrontar la vida laboral
D. DOMÍNGUEZ | SANTIAGO La Opinión  7 Julio 2011

La radiografía de la enseñanza secundaria gallega arroja luces y sombras. Los estudiantes de Educación Secundaria Obligatoria (ESO) en la comunidad gallega tienen graves dificultades para comunicarse, aunque los números se les dan bien. De hecho, son los que más problemas tienen de España para expresar sus pensamientos por vía escrita u oral.

El estudio Evaluación General de Diagnóstico 2010 elaborado por el Ministerio de Educación, a partir de casi 29.000 encuestas realizadas en 2009, refleja los porcentajes de jóvenes con insuficiente o baja capacidad en competencias lingüísticas, matemáticas y social y ciudadana. Además, establece en cada apartado un baremo de 500 puntos para desglosarlo en diversos apartados.

Aunque los gallegos rozan la media en dominio lingüístico general, en el apartado de expresión sus 393 puntos los sitúan a la cola de las comunidades, solo superados por ceutíes y melillenses, con 370 y 368 puntos, respectivamente.

A pesar de ser una comunidad con dos lenguas cooficiales, el porcentaje total de alumnos con un nivel de competencia lingüística bajo o insuficiente es el cuarto más elevado de España, solo superado por Andalucía (23%), Extremadura (21,4%) y Canarias (20,3%).

No es el único dato negativo para los alumnos que cursan ESO en algún centro de la comunidad gallega, pues también obtienen la menor puntuación en cuanto a la cohesión de su discurso con 356 puntos, lejos de la media de 418 y de los 455 obtenidos por los navarros. Sin embargo, en resto de materias analizadas (comprensión, organización, integración o reflexión) se encuentra por encima de la media estatal.

Parece que en la ESO gallega gustan más los números, pues en el terreno del rendimiento matemático supera la media en todas las estadísticas, excepto en geometría donde se queda a cinco puntos de diferencia con 441.

En la radiografía general, sin embargo, el estudio marca en rojo un colectivo: el 17% de los alumnos tendrán dificultades para afrontar su futuro laboral si no enderezan el rumbo. Su nivel académico global resulta "bajo o insuficiente". Es decir, de los casi 24.000 alumnos de la comunidad en esta etapa estudiantil, más de cuatro mil tienen unos conocimientos muy limitados.

El 83% restante sí cuenta con competencias "suficientes para afrontar con éxito la formación posterior, la vida laboral y el ejercicio de la ciudadanía", indicó ayer el secretario de Estado de Educación y Formación Profesional, Mario Bedera, durante la presentación del documento.

Otra de las curiosidades del estudio de Educación radica en las diferencias por sexo. Ellas dominan mejor el lenguaje y las relaciones sociales que ellos, que las superan en matemáticas y conocimiento del medio social.

El estudio del Ministerio establece que las alumnas de Secundaria en Galicia tienen un 29% más de competencias en materia lingüística que sus compañeros varones, la tercera diferencia más abultada de España solo superada por Asturias (34%) y Aragón (31%) y siete puntos por encima de la medida. En competencia social y ciudadana, los superan en 33 puntos.

Sin embargo, las tornas se invierten en matemáticas, aunque los alumnos superan a las chicas en 8,5 puntos de media, que en la comunidad gallega apenas son cuatro.

Etiquetar es catalán y castellano
E. RODRÍGUEZ MARCHANTE ABC Cataluña  7 Julio 2011

Desde que Rubalcaba ha cogido el mando a distancia de la tele, las noticias saltan como crispetas en una sartén, y no hay día que no podamos paliar el efecto acongojante y doloroso de la crisis económica con algún analgésico en forma de noticia para embadurnarse el cuerpo con ella y reconfortarse de algún modo, tipo lo de Teddy Bautista, que es algo así como el DSK nacional pero con la bragueta abrochada.

Y hasta que Rubalcaba nos regale el palomitón del verano (o del otoño, según le convenga) con el acoso y derribo de algún banquero de postín, alguna celebridad de la copla o algún presidente de Comunidad Autónoma, ha de remolonear uno con la sosería de las novedades de temporada, como ese asunto tan extravagante de que al Congreso de los Diputados no se puede ir en bermudas, chancletas o camiseta sin mangas, lo cual es muy oportuno, no fuera a ser que viéramos al señor Duran i Lleida con sus pantalones pirata y la camiseta de Black Sabbath dejando al descubierto el tatoo de la calavera en su hombro.

O la noticia, más chocante todavía, de que hay una nueva normativa europea que puede impedir la exclusividad del idioma catalán en el etiquetado de productos, con lo que se produciría un ataque intolerable a la libertad del individuo comerciante, al que ya no se le podría obligar a elegir el catalán como único idioma para etiquetar su producto... Y esos eurodiputados tan impermeables a lo que es la verdadera libertad, ni siquiera se han dejado tentar por las cajas de cervezas Moritz que le ha enviado la empresa catalana, que exige su derecho (o sea, el suyo sí) de etiquetar con absoluta libertad en catalán. En fin, una vez que nos pongamos de acuerdo en que lo realmente libre es rotular en catalán, se podrá incumplir la normativa europea con el mismo descaro y el mismo sentimiento de honorabilidad con el que se incumplen la normativa catalana, la española o las resoluciones del Tribunal Supremo en materia de educación lingüística, también empeñada en rotular y etiquetar a todos los escolares en catalán... Sabemos que Rubalcaba tiene el mando a distancia, pero ¿tendrá también su botellín de Moritz?

Manipulaciones de la serie de Telecinco (I): ¿Quién colocó las bombas?
Luis del Pino Libertad Digital  7 Julio 2011

Si en la primera parte de la serie de Telecinco (véase el hilo anterior) se mantenía un relativo respeto por el contenido de las sentencias de la Audiencia Nacional y del Tribunal Supremo, en la segunda mitad el guión se va apartando progresivamente de los hechos probados, a medida que la acción se va acercando a la fecha fatídica del 11M.

Comencemos por lo fundamental: la identidad de quienes montaron y colocaron las bombas en los trenes. En la serie, se presenta como encargados de la colocación y montaje a los siete muertos de Leganés y a otros seis sujetos que no se sabe quiénes son.

¿Fue así, según la versión oficial? Pues resulta que no. La sentencia de la Audiencia Nacional no afirma en ningún momento que ninguno de los muertos de Leganés pusiera ninguna bomba concreta en los trenes; es decir, guarda silencio sobre este punto de si tal o cual de los muertos de Leganés actuó como colocador de tal o cual bomba. El Tribunal Supremo fue aún más lejos, al establecer explícitamente que no se sabe qué participación pudiera haber tenido en el atentado cada uno de los muertos de Leganés y que no se puede asignar ninguna responsabilidad penal individual a ninguno de ellos.

Ese posicionamiento de la Audiencia Nacional y del Tribunal Supremo tiene su razón de ser, porque lo cierto es que no hay ningún testigo que sitúe a los muertos de Leganés en los trenes del 11M.

Por el contrario, la serie omite el nombre de la única persona que sí que está condenada por poner una bomba en los trenes: Jamal Zougham.

"¡Un momento!", dirá el lector. "¿La serie evita presentar como colocador de bombas al único que está condenado por colocar una bomba y presenta como colocadores, en su lugar, a los muertos de Leganés, de los que no existe ninguna evidencia judicial que diga que colocaron ninguna bomba?".

Pues sí, así es.

"¿Y, puestos a manipular, no podía la serie haber presentado como colocadores de bombas tanto a Jamal Zougham como a los muertos de Leganés?", se preguntará el lector. "¡Así, sin eliminar a Zougham de la historia, la manipulación habría sido menos evidente!".

Hubiera sido una alternativa, por supuesto. Pero lo que pasa es que, entonces, los guionistas se habrían arriesgado a las posibles consecuencias judiciales. Porque si algo ha quedado establecido claramente en las sentencias de la Audiencia Nacional y del Tribunal Supremo es que entre Jamal Zougham y los muertos de Leganés no consta el más mínimo contacto previo (ni posterior) al atentado. No ha podido acreditarse ninguna reunión entre ellos, no ha podido acreditarse ninguna llamada cruzada entre ellos y no ha podido acreditarse la presencia de Jamal Zougham en ninguna de las casas donde se supone que los muertos de Leganés estuvieron antes o después del 11-M.

Es decir, si los guionistas hubieran mencionado el nombre de Jamal Zougham, se habrían visto forzados a presentar escenas con reuniones donde aparecerían simultáneamente tanto los muertos de Leganés como Jamal Zougham: por ejemplo, la reunión en la que se preparan las bombas o la reunión en la que las cogen para ir hacia las estaciones a colocarlas. Y entonces se arriesgarían a que Jamal Zougham les pidiera cuentas, por atribuirle unos contactos con los muertos de Leganés que ni las investigaciones policiales ni las judiciales han podido acreditar.

En consecuencia, los guionistas tenían dos opciones:
1) o presentar a Jamal Zougham como colocador de bombas junto a otros doce desconocidos, y reconocer ante la opinión pública la verdad, que es que, siete años después del atentado, sólo conocemos el nombre de un único colocador de las bombas del 11M.

2) o prescindir de Jamal Zougham y atribuir la colocación de las bombas (falsamente) a los siete muertos de Leganés y a otros seis desconocidos, con lo cual se puede simular ante la opinión pública que sabemos la identidad de bastantes de los que depositaron las bombas.

Obviamente, los guionistas prefirieron la segunda opción. No sólo porque la cruda realidad (que es que la versión oficial ni siquiera identifica a quienes colocaron las bombas en los trenes) resulta demasiado dura de digerir por la opinión pública, sino también por otra razón: imagínense ustedes que los guionistas hubieran optado por la primera solución. ¿A quién presentamos entonces en la serie (además de a Zougham) montando las bombas? ¿A quién presentamos (además de a Zougham) llevándolas hasta las estaciones? ¿Cómo enlazamos esas escenas con el resto de retazos de la versión oficial: Leganés, el transporte de explosivos desde Asturias, etc?

Ése es uno de los principales problemas de la absurda versión oficial del 11-M que nos llevan intentado colar a los españoles desde hace siete años: su total desconexión. O te montas un guión en torno a Jamal Zougham, o te lo montas en torno a los muertos de Leganés. Pero la inexistencia de contactos entre el uno y los otros hace imposible crear un guión unificado.

De todos modos, con ser grave, la de la identidad de los colocadores de las bombas no es la más grave de las manipulaciones efectuadas por los guionistas de la serie. En el siguiente hilo del blog comentaré algunas otras cosas que me resultaron enormemente llamativas, por la implicaciones que tienen.

******************* Sección "bilingüe" ***********************

El euskera y la ikurriña no son patrimonio de Bildu
Carlos Fonseca. El Confidencial  7 Julio 2011

Los gestos en política son importantes si no se utilizan como arma arrojadiza contra el contrincante. Bildu ha comenzado su andadura municipal prodigándose en gestos que aportan muy poco a la gestión de los ayuntamientos que gobierna y genera enfrentamientos y conflictos innecesarios. Gobernar contra quien no comparte tus posiciones políticas es imponer, y la imposición no tiene nada de democrático. Ese es el camino que algunos representantes de Bildu parece haber elegido para desilusión de quienes defendemos su presencia en las instituciones. Voy con los ejemplos.

La alcaldesa de Andoain, Ane Carrere, más conocida ya por sus controvertidas decisiones que por su gestión, ha decidido dar las ruedas de prensa exclusivamente en euskera. El que la entienda, bien, y el que no, a la escuela. También Martín Garitano, diputado general de Gipuzkoa, ha intervenido en algunos actos públicos dirigiéndose a los presentes solo en dicho idioma, e incluso su discurso durante el pleno de investidura fue facilitado a los medios de comunicación sin traducir. No entiendo el objetivo de tales decisiones cuando Gara, el periódico de referencia de la izquierda abertzale, compagina euskera y castellano.

Bildu quiere un País Vasco euskaldun, pero de ahí a imponer el euskera como única lengua dista un disparate. Si la izquierda abertzale cree que esta es la mejor forma de defender el euskera se equivoca, porque nada genera menos adhesión que aquello que se impone. Si quiere extender su conocimiento y su uso puede hacerlo desde las instituciones con medidas de fomento e invirtiendo en ello, pero necesitará tiempo. Lo que no puede hacer es reivindicar el euskera como patrimonio propio, porque no lo es, sino de todos los vascos, ni utilizarlo como arma de confrontación.

El Estatuto de Gernika dice que el euskera y el castellano son las dos lenguas oficiales en el País Vasco y que todos sus ciudadanos “tienen derecho a conocer y usar ambas lenguas”. La última encuesta del Gobierno vasco revela que un 37% de vascos habla bien o muy bien el euskera, aunque solo un 20% lo usa habitualmente, y en las relaciones sociales el porcentaje de quienes se comunican en este idioma desciende hasta el 13%. Esta es la realidad y negarla no conduce a nada. En su mano y en la del resto de partidos vascos está cambiarla.

Otro ejemplo más: en la localidad guipuzcoana de Lizartza el alcalde ha retirado la bandera española y ayer mismo anunció la celebración de una consulta entre los vecinos para que en el balcón del consistorio ondee solo la ikurriña. Me cuesta creer que los ciudadanos de la localidad no tengan necesidades más perentorias, ni haya nada más importante para convocarlos a un referéndum que decidir sobre tal o cual bandera. No me gustan las banderas ni las patrias que generan y justifican la violencia.

Ana Carrere, vuelvo a la alcaldesa de Andoain, generó semanas atrás una enorme polémica al prohibir la entrada en el ayuntamiento a los escoltas de los concejales de PSOE y PP. Puede hacerlo porque la ley dice que la seguridad en el interior del consistorio es responsabilidad suya, pero el gesto era innecesario. ¿No podía haberse reunido antes con los concejales afectados para comunicarles su decisión e intentar llegar a un acuerdo? Por lo visto, no, aunque finalmente tuvo que recular cuando el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, anunció una reforma legal para dejar sin efecto su decisión y que los guardaespaldas pudieran entrar en el edificio.

Afortunadamente, el alcalde de San Sebastián, Juan Karlos Izagirre, está dando ejemplo de sensatez política. y no ha retirado la bandera española de la balconada del consistorio, ni prohibido a los escoltas entrar en el edificio, y ha pedido un informe jurídico para saber si es legal la retirada de un retrato del Rey que preside el salón de plenos. También es positivo el rechazo expresado al acto de vandalismo contra el monolito erigido en memoria de Juan Mari Jáuregui, ex gobernador civil de Gipuzkoa asesinado por ETA en 2000.

Bildu está en su derecho de reivindicar sus posiciones políticas, pero es exigible que lo haga desde el debate y la confrontación de ideas y no recurriendo al enfrentamiento y la imposición. Creo que sus excelentes resultados electorales se explican en parte por el deseo de la sociedad vasca de afianzar un escenario de paz, pero una vez en las instituciones los ciudadanos van a valorar su capacidad para resolver problemas, y los ayuntamientos son el mejor escenario para que demuestre que más allá de sus propuestas soberanistas sabe gestionar.

Si lo hace bien no es descabellado que en las elecciones autonómicas de 2013 consiga también buenos resultados y se convierta en una alternativa real de poder, pero si opta por el ensimismamiento identitario perderá apoyos. El victimismo ya no vale como estrategia. Si cree de verdad que estamos ante un tiempo nuevo en el País Vasco, en el que la violencia sobra y todas las opciones políticas tienen cabida, debe dejar a un lado sus tics de partido clandestino y empezar a considerar contrincantes a quienes todavía ve como enemigos, porque le va la credibilidad en ello.

El resto de partidos ayudarán a la normalización política si dejan de señalar a Bildu con el dedo acusatorio del terrorismo. Les guste o no, el Tribunal Constitucional autorizó su presencia en las elecciones municipales y su representación se la han dado los ciudadanos. Está bien que critiquen las actuaciones que no compartan, pero no deben olvidar que la legitimidad la ganó en las urnas y que solo un juez puede decidir si, a la vista de sus actos, la coalición abertzale traspasa el límite de lo legalmente permisible. Mientras no ocurra, unos y otros se deben respeto mutuo. Solo desde estas premisas será posible la normalización política en el PaísVasco como paso previo de la reconciliación social. Faltan gestos, pero no los convirtamos en obstáculos insalvables. .

Hasta el próximo miércoles.

Inteligentes o idiotas.
Juan Vicente Santacreu Estrella Digital  7 Julio 2011

Si a una persona le ofreces la posibilidad de elegir entre ser inteligente o idiota, no te apresures a contestar que elegirá ser inteligente, pues te sorprendería saber cuántos a tu alrededor son libres para elegir y deciden ser idiotas.

Todo esto viene al hilo de un correo profesional que recibí el otro día. Como sabrás, me dedico al marketing digital y controlo varios portales Web semánticos sobre distintas especialidades. Uno de ellos está dedicado a los cerdos de España. No estoy hablando de políticos, me refiero a los cerdos paquidérmicos, esos que nos comemos los cristianos sin pudor y con deleite. Este portal de jamones se dedica a divulgar y dar a conocer las excelencias de nuestro producto estrella de la gastronomía; el jamón. Aquí se anuncian empresas y todo tipo de variedades de perniles.

Pues bien, nos escribió el Sr. Riveriño de una empresa de jamones de Galicia de cuyo nombre no quiero acordarme ni mencionar, porque relacionarse con imbéciles te puede contagiar. Así que mejor mantenerse al margen y guardar distancias. Esta empresa dispone de una página web y requería nuestros servicios para potenciarla en Google y así conseguir un mayor número de visitas. Esta es una de las especialidades de mi empresa ya que somos expertos en posicionamiento y SEO.

A la empresa le llamaremos ‘Xamones Parvo’ por poner un nombre de referencia. Después de hacer un estudio analítico de su web, le informamos que la teníamos que rehacer completamente pues su web está en gallego y ello no tiene futuro ni proyección comercial ni audiencia, claves esenciales para la introducción de un producto en el mercado.

¿Quién busca la palabra “xamón” en Google? Nadie, potencialmente solo lo podrían buscar los gallegos profundos, pero justo esos potenciales clientes no saben utilizar Internet y posiblemente no entiendan de qué estoy hablando.

A pesar de explicarle todos estos argumentos, ‘Xamones Parvo’ nos contestó que no podía poner la web en español porque perderían las subvenciones. Ahí es donde se me disparó la alarma. “¿Usted que quiere, vender o hablar gallego?” Su página web recibe una media de 30 visitas al día que sin duda, son las que hacen los empleados y familia. ¡¡Pero en qué siglo estamos!!

Mis argumentos no servían de nada, el Sr. Riveriño seguía insistiendo en que era interesante tenerla en gallego ya que existían cientos de páginas web en dicho dialecto... ¿Páginas que nadie lee?, ¿Todas subvencionadas?

Al final no anunciamos su empresa en nuestro portal ni le modificamos su web porque aquello parecía un diálogo de besugos y es que lo he dicho muchas veces, con imbéciles no puedes discutir ni hacer negocios. Ellos van a piñón fijo, saben más que tú y te ganan. ¡¡Y encima a marear!!

Pero la alarma ya se me había disparado, ¿Cuántas web subvencionadas existen en gallego? ¿Y cuántas en vascuence, catalán y valenciano? Páginas que pagamos todos los españoles y que nadie lee.

No se puede ir en contra del sentido común y de la realidad nacional. Ni un solo periódico, publicación o web existiría en España si no fuera por las subvenciones. Dinero que nos roban a todos los ciudadanos para mantener a chupópteros apoltronados.

Y ahora para rematar la idiotez nacional y que no haya discriminación endogámica, tenemos hasta YouTube. Con esta tecnología, hasta los canarios pueden hacer sus webs en “silbo” y colgarlas en Internet.

No quiero ser derrotista, hay muchos españoles que teniendo la posibilidad de elegir, deciden ser comercialmente inteligentes. Por ejemplo, me viene a la memoria el caso de Josep Sergi Capdevila ¿Qué quien es? Es un cantante catalán que seguro conoces. Se lanzó a la popularidad con el nombre de Sergio Dalma.

No estoy insinuando que Sergio sea un patriota español, estoy afirmando que comercialmente fue inteligente y decidió abrirse al mercado español y al hispano.

Pero no es el único caso, hay muchísimos. Recuerda a Juan Manuel Serrat. Toda la vida ha sido “Juan” hasta que el “Sistema catatónico” le sugirió, cuando dejó de cantar, que se podía rebautizar y llamarse “Joan”.

Hay muchísimos casos en todos los campos, por ejemplo en la alimentación. Muchas empresas catalanas para vender sus productos en toda la península utilizan la ingeniería comercial para hacerse pasar por productos nacionales y así esquivar el rechazo que muchos consumidores tienen a los productos catalanes por la política estúpida que ellos mismos consienten y practican.

La que se lleva la palma es una marca de salchichones catalana, que sus inteligentes directivos lo bautizaron con el topónimo “Espuña”. No sé si quieren recordar la palabra España o La Sierra Espuña de Murcia, pero en todo caso no se hacen llamar “Espunya” que sería lo catatónico o catalán.

Pero ya se sabe, la pela es la pela, y por la pela hablo como quieras.

Mientras unos son idiotas a la hora de vender, tú puedes elegir y ser inteligente a la hora de comprar. Elige “inteligente” porque te puedo asegurar que “idiota”, aunque no lleva tilde, se acentúa con el paso de los años.

EN GRAN BRETAÑA
Arrestado en Cambridge Eneko Gogeaskoetxea, uno de los máximos responsables de ETA
El detenido, que saltó a la cúpula de la banda en diciembre de 2008 tras la caída de los jefes 'Txeroki' y 'Gurbitz', está acusado de participar en el asesinato de un ertzaina junto al Museo Guggenheim Bilbao en octubre de 1997
MELCHOR SÁIZ PARDO | MADRID El Correo  7 Julio 2011

Golpe conjunto de la Guardia Civil y la policía británica a la cúpula de ETA. Efectivos de las fuerzas de seguridad inglesas, con información del instituto armado español, detuvieron en la localidad de Cambridge a Eneko Gogeaskoetxea Arronategi, uno de los máximos jefes de ETA desde hace casi tres años y uno de los más importantes activistas del 'aparato logístico', especialista en informática y en la innovación tecnológica de las últimas bombas de la banda terrorista.
El etarra, que no estaba en posesión de ningún arma en el momento de su arresto, deberá comparecer esta misma tarde ante un juez del City of Westminster Magistrates Court, el tribunal londinense que se encarga de todos los casos de extradición.

Gogeaskoetxea, de 44 años, llevaba varios años residiendo en la isla acompañado de su familia, con la que vivía con documentación falsa. Según informaron mandos de la lucha antiterrorista, la captura de Goeaskoetxea ha sido fruto de varios meses de investigaciones de la Guardia Civil, que desde hace tiempo que seguía su rastro en territorio británico, tras haber localizado varias comunicaciones con sus allegados en España. La detención del cabecilla ha sido fruto de una comisión rogatoria internacional remitida por la Audiencia Nacional.

Los servicios de Información de la Guardia Civil y de la Policía Nacional sitúan a Gogeaskoetxea en la cúpula de ETA desde diciembre de 2008, tras las caídas de los jefes militares de ETA Aitzol Iriondo, 'Gurbitz', y Garikoitz Aspiazu, 'Txeroki', al frente del aparato militar de la banda. Eneko Gogeaskoetxea Arronategi, lleva casi catorce años en la clandestinidad. Fue uno de los cinco etarras que prepararon un atentado contra el rey Juan Carlos con motivo de la inauguración del museo Guggenheim, en Bilbao, en octubre de 1997, acción que le costó la vida al ertzaina José María Aguirre Larraona. Hasta hace tres años Gogeaskoetxea estaba encuadrado en el aparato de logística, volcado en cuerpo y alma en la fabricación de explosivos junto a Elgorriaga Kuntze.

Sin embargo, desde la primavera de 2008 los organigramas de Interior le situaban en la esfera de 'Txeroki', e incluso algunos analistas le colocaban como jefe de comandos de la banda, en el mismo estatus que Iriondo. Tras los últimos golpes policiales, Gogeaskoetxea era el único miembro de los últimos aparatos militares de ETA con una trayectoria abultada.

El cabecilla arrestado tenía pendientes diez reclamaciones judiciales de detención e ingreso en prisión dictadas por cuatro juzgados centrales de la Audiencia Nacional. También pesan sobre él siete órdenes internacionales, cinco de detención y el resto de localización por terrorismo y tentativa de delito contra la Corona, dictadas por los Juzgados Centrales 4 y 2 del tribunal de la calle Génova.

Eneko es, además, hermano de Ibon Gogeaskoetxea, uno de los principales jefes de la organización terrorista, que fue arrestado en febrero de 2010 en la región francesa de Normandía.

Aviso de un ciudadano
La localización del etarra fue gracias al aviso que hace meses dio un ciudadano español que logró identificar al terrorista en el un club deportivo de la localidad londinense de Cambridge, según informa el Ministerio del Interior, según el cual se investigan los efectos incautados y otros indicios que permitan esclarecer las actividades terroristas que pudiera desarrollar en la actualidad.

El etarra ha sido arrestado por la Policía del Reino Unido, en una operación conjunta con la Guardia Civil a las 9:57, hora española, cuando salía de su domicilio. La detención había sido solicitada a las Autoridades judiciales británicas por el Juzgado Central de Instrucción número 2 y la Fiscalía de la Audiencia Nacional, mediante una Comisión Rogatoria Internacional, y ha contado sobre el terreno con la presencia física como observadores, de agentes del Servicio de Información de la Guardia Civil.

Las investigaciones se iniciaron hace varios meses, a raíz del aviso de un ciudadano español que observó la presencia del terrorista en un club deportivo de Cambridge. La información fue comprobada por la Policía británica y la Guardia Civil, localizando al terrorista así como el domicilio donde residía, que había sido alquilado con documentación falsa.

Los gallegos somos libres de pensar, hablar, leer y escribir en cualquiera de nuestros dos idiomas
http://juanjulioalfaya.blogspot.com  7 Julio 2011

Las preferencias lingüísticas de los gallegos, como sociedad bilingüe que somos, dependen de los condicionantes culturales básicos (familia, escuela y entorno social,  hasta de los gustos personalísimos e inalienables de cada uno, así como de nuestra capacidad de expresión óptima, oral y escrita, en el idioma libremente elegido.

Desaparece 'Galicia Hoxe', heredero de 'O Correo Galego' (que salió a la luz el 17 de mayo de 2003), y saltan todas las alarmas del nacional-lingüismo como si nuestra comunidad fuese víctima de un tsunami o un ataque nuclear.

Antes de que cunda el pánico, analicemos tranquilamente los hechos.
¿Es justo que sobreviva un periódico por motivos estrictamente ideológicos a base de subvenciones, es decir, a costa del dinero de todos?

¿Se puede acusar a la Xunta de que la mayoría de los gallegos opten, a la hora de comprar un diario, por los publicados en la lengua común de todo el Estado?

¿Es que los gallegos no somos lo suficientemente adultos como para poder elegir libremente nuestras lecturas y tienen que venir los insufribles salvadores de la patria a cogernos de la manita, como si todavía estuviéramos en parvulitos, para guiarnos por el buen camino, es decir, por “su” camino?

¿No se dan cuenta de que con tan innecesario paternalismo pseudocultural están tratando de revivir, en versión oportunista, hechos tan rancios y de triste recuerdo como la “dirección espiritual” y la “formación del espíritu nacional”?

Los defensores del gallego a cualquier precio (como si del idioma y sólo del idioma dependiesen la vida y el futuro de este sufrido pueblo), se olvidan de algo básico y elemental: los gallegos somos libres de pensar, hablar, leer o escribir en cualquiera de nuestros dos idiomas y el hecho de elegir uno u otro no nos hace ni mejores ni peores.

Los factores de los cuales dependen nuestras preferencias lingüísticas son más variados y complejos de lo que nos quieren hacer ver los defensores a ultranza de una imposición lingüística basada en pasados agravios históricos, la inmensa mayoría magnificados, de los que no conozco pueblo que se haya librado. El que conozca la historia de algún pueblo exenta de espinas, zancadillas y lágrimas, que venga y lo demuestre... si puede, claro.

En cuestiones lingüísticas, la división de opiniones es clara. Están por un lado los utopistas que se aferran a su particular enfoque de la historia, queriendo revivir glorias pasadas que nunca fueron tales, y estamos los que consideramos más democrático, sencillo y realista vivir en el aquí y el ahora, pues como bien dice la sabiduría popular, agua pasada no mueve molino.

Las preferencias lingüísticas de los gallegos, como sociedad bilingüe que somos, van desde los condicionantes culturales básicos (familia, escuela y entorno social), a los gustos personalísimos e inalienables de cada uno, así como a nuestra capacidad de expresión óptima, oral y escrita, en el idioma libremente elegido.

Lo demás es buscarle cinco pies al gato.

Recortes de Prensa   Página Inicial