AGLI

Recortes de Prensa   Viernes 15 Julio 2011

 

Crisis
Rajoy pedirá el rescate... o debería
Jorge Valín Libertad Digital 15 Julio 2011

En caso de que las próximas elecciones generales las gane el Partido Popular, ¿qué debería hacer?

Mientras que todos los países de la Unión Europea han tomado, o están haciendo, duras reformas para saltarse la crisis, el Gobierno español no hace nada. El drama real es el despilfarro descomunal que no está siendo compensado por nada. Zapatero ya ha dicho que no subirá impuestos y, como el país no está creando un tejido productivo fuerte, no hay perspectivas que el Estado vaya a ingresar más dinero por otros medios, como privatizaciones masivas de todo tipo (empresas de la SEPI, parques nacionales, televisiones, sector de la salud...).

¿Qué puede hacer Rajoy ante este panorama? Si gana las elecciones, se va a encontrar que las arcas del Gobierno están vacías. Algo muy similar a lo que le pasó a Artur Mas; pero el Partido Popular no tiene programa ni valentía para tomar medidas impopulares a diferencia de lo que ha hecho CiU. Hay una solución: pedir el rescate a Europa de forma inmediata.

¿Qué ocurriría? En el corto plazo rabioso la bolsa se hundiría, el diferencial del bono español con el alemán se dispararía, incluso podría subir el tipo de interés del propio bono alemán. El euro bajaría y el temor se apoderaría del mercado momentáneamente. El recurso de acudir a Europa no sería para pedir dinero real, sino un programa. La UE, Banco Central Europeo y FMI escribirían al Partido Popular lo que ha sido incapaz de hacer hasta ahora: un programa realista para salir de la crisis.

El rescate total de España podría subir hasta 800.000 millones de euros. Política y económicamente inasumible para la UE, pero en realidad España podría pedir mucho menos. El objetivo es que desde Europa hicieran al país una hoja de "ruta impopular", imposible de asumir para un político local demasiado acostumbrados al populismo, burocracia y clientelismo. Privatizaciones masivas, radical cambio del mercado laboral, abolición de regulaciones y barreras de entrada al capital extranjero y a la innovación nacional. En EEUU, montar una empresa cuesta un día y diez dólares. Aquí, más de doscientos días y múltiples visitas a la administración. Los políticos no han podido arreglar por sí mismos algo tan clamorosamente desastroso, por lo tanto, es mejor que les venga impuestos todos los planes "desde arriba". A muchas grandes empresas les ocurre lo mismo; agobiadas por la atrofia de la burocracia interna y grandes directivos acomodados, contratan una consultara para que cambie el rumbo de la compañía. Lo que dice la consultora va misa, y hacer los cambios es mucho más fácil internamente.

¿Y qué pasa con la izquierda radical? Los medios de comunicación pondrán el grito en el cielo para alimentar el populismo, los sindicatos se movilizarán y organizaciones que ni conocemos saldrán a la calle. ¿Es malo algo así? No necesariamente. En España se ha demostrado una cosa esencial para que cualquier lobby triunfe o muera: el primero que usa la fuerza pierde. Se ha visto con los indignados y la policía. Cuando los primeros usaban la fuerza, sus ideas perdían fuerza ente la opinión popular, y cuando la fuerza era ejercida por la policía, era ésta la que se volvía impopular. La última manifestación de los indignados fue penosa: ellos con lemas en contra de la violencia y la policía con órdenes de no recurrir a la violencia en ningún caso. Evidentemente, esta medida ha provocado que los indignados estén cayendo en el olvido, porque no parecen una solución a nada, ni en ideas, ni en métodos. Son incapaces de hacer una presión real.

Si la izquierda, masivamente, sale a las calles ante las privatizaciones y recortes, acabarán usando la fuerza. No se les puede controlar centralizadamente. Y eso será su tumba.

¿Y qué tal con la popularidad del partido del Gobierno? Pasará lo mismo que en Cataluña; al final la gente lo va a aceptar porque lo entiende. A pesar de las medidas impopulares de Mas, un reciente sondeo del Govern de Cataluña daba a CiU la máxima puntuación sobre el resto de partidos políticos y a Mas el mayor reconocimiento político sobre sus colegas de otras formaciones.

Quedarán además cuatro años para las siguientes elecciones y el elector medio olvida rápido, muy rápido. En EEUU, el tercer año presidencial suele ser el que más sube la bolsa, pues los políticos yanquis creen que el votante solo recuerda el tercer año de presidencia y, por tanto, desde el Gobierno federal hacen todo lo que pueden para hacer subir la bolsa, mejorar el desempleo y regalar favores. Las medidas oportunas pueden hacer que España esté boyante en tres años. No hemos de subestimar la economía de este país. Es la duodécima potencia mundial por Producto Interior Bruto. Tiene potencial.

Si el votante vive bien, el partido en el Poder sale reelegido. Es un arma más efectiva y sostenible que el habitual populismo y compra de votos español. Sea cual sea la solución final, el camino a la recuperación de España será duro aún. Una crisis de este tamaño se ataja atacándola, no dejando pasar el tiempo. Si el próximo Gobierno no hace algo radical, el futuro será mucho peor.
Jorge Valín es miembro del Instituto Juan de Mariana

Rubalcaba y Camacho
Editoriales ABC 15 Julio 2011

Que las reglas de la responsabilidad de los políticos sean laxas en España no quiere decir que el «caso Faisán» no sea un escándalo sin paliativos

ALGUNAS de las críticas lanzadas contra el auto de procesamiento dictado por el juez Ruz en el «caso Faisán» recuerdan a las que utilizó el PSOE para defenderse de las acusaciones por la guerra sucia contra ETA en los gobiernos de Felipe González. Se acusa al juez de oportunismo político, se escandalizan algunos de que altos responsables de la lucha contra ETA sean procesados, se clama por una conspiración contra el candidato socialista. Y así toda una cadena de argumentos que constituyen un viaje al pasado. Aunque sea imprescindible respetar la presunción de inocencia y la provisionalidad de la imputación judicial, conviene recordar, sobre todo al ministro de la Presidencia, Ramón Jáuregui, quien tachó el auto de «especulativo» y «disparatado», que hasta el Ministerio Fiscal acepta la comisión de un delito en el chivatazo a la red de extorsión de ETA instalada en el bar Faisán. La diferencia con el criterio del juez es que, para la Fiscalía, se trataría de un delito de revelación de secretos, mucho menos grave que el de colaboración con banda armada, por el que han sido procesados los mandos policiales del ex ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba.

También se repite, como a principios de los noventa, la historia de un final de mandato socialista marcado por la ilegalidad en la lucha contra ETA, aunque en el caso del bar Faisán se utilice cínicamente el argumento de que los chivatos protegían el «proceso de paz». Protegerlo ¿del juez Grande-Marlaska? ¿favoreciendo la destrucción de pruebas y la desaparición de dinero procedente de la extorsión? En cierto sentido, el «proceso de paz» fue protegido con mentiras y engaños, de principio a fin. Pero lo del bar Faisán ha superado todos los límites imaginables, porque ni en el más retorcido de los guiones cabría imaginar a un alto cargo de Interior y a dos mandos policiales alertando a terroristas de una operación judicial contra ellos. Por lógica política, la onda expansiva del procesamiento ha alcanzado de lleno al actual ministro del Interior y a su predecesor. Y por el hecho de que las reglas de la responsabilidad de los políticos sean laxas en España y no provoquen el cese y la renuncia de Camacho y Rubalcaba, respectivamente, no quiere decir que el «caso Faisán» no sea un escándalo sin paliativos, que abochorna por su indignidad y corrompe principios elementales del Estado de Derecho. Sólo quiere decir que hay cargos que no están a la altura de sus responsabilidades.

Regüeldos de faisán
Si Rubalcaba confeccionó el operativo, debería salir a los medios y asumir responsabilidad política
CARLOS HERRERA ABC 15 Julio 2011

Debió ser que intentó a la desesperada evitar la caída de una taza que se balanceaba al borde de la mesa, y del golpe tiró media vajilla sin quererlo. Es muy probable que Rubalcaba considerara vital que aquella operación —ordenada por un juez, no lo olvidemos— no acabara en detención de diversos elementos del cobro de la extorsión «revolucionaria» y que ésta se aplazara hasta el momento apropiado en el marco de ese farragoso proceso que algunos buenistas llamaron «de paz». Si ese día se reunía ZP con Imaz —entonces presidente del PNV— puede que no fuera conveniente que en plena conversación le llegase un SMS al vasco comunicándole que acababan de detener a Gorka Aguirre, histórico miembro de la ejecutiva de su partido, acusado en su día de mediar y acarrear con los dividendos de los chantajes, exonerado en su momento por Garzón y fallecido pocos años después. Aguirre podía estar entre los objetivos. El proceso parecía ir por buen camino y algo habría en el horizonte que desaconsejaba que la otra parte creyera que se estaba apretando en la «represión». ¿Cómo evitar una actuación de la Guardia Civil ordenada por un juez en colaboración con la Policía y Judicatura francesas? Desde luego no pidiéndoselo por favor: había que avisar al objetivo de que estaba a punto de caer con todo el equipo y que lo mejor era que no pusiera en práctica los planes que tuviera para esa día, fuesen cuales fuesen. Y aquí viene el lío. Si eso lo pensó el director general de la Policía por su cuenta, se extralimitó en su capacidad de decisión. Si fue una iniciativa de un par de policías sueltos, aún peor. Y si surgió de la cabeza de Rubalcaba estoy seguro de que jamás pensó que se le iba a estrellar todo el juego de café. Elosúa, el cobrador y agente de ETA, asistió perplejo al mecanismo por el que se le comunicó que podía caer en una trampa tendida por las autoridades; tanto que así se lo comunicó a un yerno —lo cual demuestra que a los yernos generalmente no hay que comunicarles nada— y, sin saberlo, a la Guardia Civil que le tenía forrado el coche de micrófonos. Después de la sorpresa, vino el célebre cajón-frigorífico de Garzón para los casos que cree que no le convienen a sus amigos y, tras otras carambolas judiciales, la aparición del juez Ruz y su decisión de levantar las faldas de la mesa camilla.

Si Rubalcaba, al que le ha estallado la porcelana en el peor momento, confeccionó el operativo, debería salir a los medios y asumir responsabilidad política que evitaría la responsabilidad penal de sus policías. De no hacerlo, corre el peligro de que los implicados en el auto y, tal vez, en el juicio posterior se nieguen a asumir la culpa y la pena que, por simbólica que fuera, pudiera caerles. Si los tres alegan que recibieron órdenes de sus superiores —que es lo que cree todo el mundo—, la intentona de alcanzar la herencia de ZP por parte de Rubalcaba puede tener menos futuro que un falangista en Guipúzcoa. Al fondo de este turbio pasaje se vislumbra un concepto vital que merece ser reflexionado, tanto en política como fuera de ella: ¿el fin justifica los medios? ¿Justifica el avanzar o no entorpecer aquel proceso de paz todo lo que se desbarató aquella tarde? ¿Son las estrategias antiterroristas merecedoras de que se corra siempre un tupido velo y de que no se discutan algunos métodos, digamos, poco ortodoxos?

Mucho se ha bromeado acerca del faisán y sus condiciones como pájaro comestible, pero creo que hasta ahora nadie ha hablado de los regüeldos, que no son precisamente argumentos de máxima elegancia pero que como metáfora puede servir para describir lo que ahora está recorriendo el esófago del candidato.

La vergonziosa circular de la adhesión inquebrantable al Poder.
Vicente A. C. M. Periodista Digital 15 Julio 2011

Ya apareció el salvavidas del Gobierno y del PSOE. Otra vez el sectario Fiscal General del Estado, interpreta la Ley a su manera y de forma partidista para intentar corromper y desvirtuar la actuación del juez de la Audiencia Nacional D. Pablo Ruz. Nunca ha disimulado el Sr. Conde Pumpido su postura servil y su disposición a "dejarse manchar el vuelo de su toga con el polvo del camino". Su fin justifica sus medios, aunque ello sea adaptar la Ley o directamente incumplirla si ello conviene a los intereses del PSOE o del Gobierno.

La circular que ha transmitido el pasado 2 de junio sobre el inventado requisito de "cierta adhesión a la ideología terrorista" para ser acusado de colaboración con el terrorismo o banda armada terrorista, es simplemente cínica, manifiestamente falsa y sobrepasa las atribuciones de su cargo. Los únicos capacitados para interpretar las leyes son los jueces ya que los fiscales son un mero instrumento de ayuda y que representan a la acusación.

Es hipócrita añadir el concepto de "adhesión ideológica" a un hecho que simplemente es un delito de entorpecimiento de la actuación de la Ley y colaboración con los terroristas avisándoles de una redada policial. No hace falta compartir la ideología terrorista, sino simplemente o cumplir órdenes de un mando superior, o actuar de modo personal conscientemente de estar delinquiendo y traicionando a compañeros y subordinados.

Esa circular es ilegal en su concepto y políticamente censurable, por cuya emisión es causa más que suficiente para exigir el cese inmediato del Sr. Conde Pumpido como Fiscal General. Esta actuación claramente destinada a excluir a la Audiencia Nacional y al juez Ruz del Sumario, solo busca tapar lo que ha sido la acción más vergonzosa y mezquina de unos mandos policiales desde los asesinatos del GAL. El que el Sr. Conde Pumpido se preste a realizar este burdo servicio de desviación jurídica, solo es una más de las actuaciones que este sujeto ha realizado sin ningún pudor.

A pesar de tanto alboroto y algaradas de todos los dirigentes, esta vez la Justicia no va a dejarse influenciar por las malas artes de auténticos delincuentes. Con el terrorismo no se puede estar dando una de cal y otra de arena. Rubalcaba y Camacho son políticamente responsables y los tres imputados por el juez Ruz, son los que este juez ha considerado más allá de toda duda razonable que son los actores de la traición y delación que se produjo en el llamado caso Faisán.

Esta vez, el Sr. Conde Pumpido no va a lograr su objetivo, pero si ello sucediera, quien perderá será la Justicia para siempre. En el caso de los Fiscales, no será excusa lo de "la obediencia debida", ya que la circular redactada carece de legitimidad y legalidad, siendo la opinión personal, infundada, descaradamente tendenciosa y sectaria de un cargo político que actúa como defensa de camaradas en apuros y no como un Fiscal imparcial. El Sr. Conde Pumpido sí que tiene una adhesión inquebrantable a quienes le pusieron en ese cargo, otra cosa es que esa adhesión llegue un día a considerarse delictiva. Políticamente apesta a cloaca del Estado.

Rubalcaba
El caso Faisán y la reacción del PP
Agapito Maestre Libertad Digital 15 Julio 2011

El caso Faisán es de tal gravedad que incluso la reacción del PP me parece tibia. Eso me lleva a preguntar: ¿quedará todo el caso Faisán en una operación de desgaste electoral del PSOE o se llevará hasta sus últimas consecuencias la posible colaboración del gobierno socialista con una banda armada? Sospecho lo peor. El "sistema" político, o mejor, la casta política no llegará hasta el final, más aún creo que será tapada la indignidad de Zapatero de haber negociado y, sobre todo, colaborado con los terroristas para que no sean apresados. Mis dudas vienen no sólo del PSOE sino del PP. En efecto, si el auto del juez Pablo Ruz contra la cúpula del ministerio del Interior es tal y como desentraña el editorial de ayer de El Mundo, entonces no entiendo por qué el PP ha actuado con tanta displicencia en el Congreso de los Diputados a la hora de arrinconar al antiguo ministro del Interior e incluso al propio presidente del Gobierno.

Lo instruido ahora por este juez y vislumbrando, durante casi tres años, por un sector del PP, especialmente representado por el señor Gil Lázaro en el Parlamento, no es sino la indigna consecuencia de una política de negociación del gobierno de Zapatero con la banda criminal ETA. Si la cosa es tan evidente, y así lo explica y expresa brillantemente el editorial de El Mundo, estamos ante un caso de flagrante colaboración del gobierno con una banda armada. Pero, a pesar de ser tan grave la acusación, la reacción del PP, aunque retóricamente seria y responsable, no deja de ser un tanto tímida: sólo actuará, según su portavoz Esteban González Pons, en el Parlamento. Eso es poco.

Naturalmente, si desconfío de la reacción del PP, es porque, en mi opinión, llueve sobre mojado; aparte de que el PP no ha actuado con la suficiente contundencia en las preguntas formuladas a Rubalcaba en el Congreso de los Diputados, pues que, a veces, parecía que se trataba de una cuestión casi personal entre el señor Gil Lázaro, diputado del PP, y el antiguo ministro Rubalcaba, ahora, cuando el juez Pablo Ruz ha procesado a tres altos cargos de Interior, el PP dice que no hará otra cosa que acciones parlamentarias. Eso no sólo es poco sin raro. Rarísimo. Un partido político de la entidad del PP, que posiblemente gobernará en la próxima legislatura, ya tenía que haber hecho algo más para desgastar al PSOE y su candidato. El señor Rajoy tendría que haber salido ya a la palestra para pedir responsabilidades y dimisiones a Zapatero.

Múltiples son las acciones que pudiera hacer el PP para mostrar la gravedad de esta situación. He aquí dos inmediatas: en primer lugar, debería haber puesto en cuestión toda la política antiterrorista del Gobierno retirándole el apoyo al gobierno socialista del País Vasco. En segundo lugar, el PP ya tendría que haberse querellado con el juez que tuvo paralizada la investigación del caso Faisán durante más tres años. Hay algo en el caso Faisán que, a pesar de la instrucción "perfecta" del juez Pablo Ruz, no veo con claridad. Hay algo rugoso que no consigo alisar. Ese algo, en mi opinión, le impide al PP tirarse al ruedo y tratar de torear con valentía. En fin, quizá esa dificultad tenga que ver con la propia instrucción de Ruz, por ejemplo, ¿imagínese que uno de los procesados, pensemos en el señor Ballesteros, no fuera el responsable de las llamadas registradas con el resto de procesados? ¿La sustitución de un nombre por otro podría cargarse toda la argumentación de la instrucción para todos los procesados?

El caso Faisán no es tan plano como parece.

Caso Faisán
Los héroes del chivatazo
Cristina Losada Libertad Digital 15 Julio 2011

Sean cuales sean los argumentos de los abogados de la cúpula policial procesada por colaborar con ETA, las claves de su defensa política ya han quedado expuestas. Veamos. Se trata, imparte el ministro Jáuregui, de tres individuos que llevan toda la vida luchando contra el terrorismo e incluso han sido víctimas de la violencia. Su historial esforzado y heroico basta para no arrojar sobre ellos ni una sombra de sospecha. ¿Cómo van a ser colaboradores de la banda si eran sus tenaces combatientes? En cuanto a Rubalcaba, más de lo mismo: sus méritos como perseguidor de la ETA le absuelven de todo y, además, el Faisán sólo está vivito y coleando por motivos de política rastrera: "si existe hoy... es porque yo soy el candidato". O la importancia de llamarse Alfredo. En resumidas cuentas, hay que hacerles un homenaje y pedirles perdón por mancillar su honor con acusaciones horrendas.

Las asombrosas virtudes de los mentados no desmienten, sin embargo, los tristes y tozudos hechos, que o son o no son, sin vuelta de hoja. Cuántos delitos cometen personas a las que se tenía por honradas e intachables. Y de los hechos habla el auto de un juez que ha dedicado al caso pacientes investigaciones de continuo obstaculizadas por el ejemplar Gobierno y el suspendido Garzón, perejil de toda turbia salsa. Pero junto a esa defensa previsible, que parte de negarlo todo, ha aparecido otra inesperada, que parte de reconocerlo. Así, el diario más próximo a Rubalcaba, por salir a defenderlos, los ha declarado culpables. Les ha hecho una confesión a fin de exculparlos por la bondad de sus propósitos. Pues esos hombres rectos e intrépidos avisaron a la red de extorsión de ETA de su inminente captura por el supremo bien de "acabar con la violencia en Euskadi". Sacrificaron la ley a un ideal y eso, en tales latitudes, no merece reproche sino aplauso.

El fin justifica los medios es, en pocas palabras, el retórico parapeto moral de esta y otras incursiones en el fango de Gobiernos socialistas. Y el nexo de unión entre el chivatazo y los GAL. Cumplir la ley es monserga de leguleyos: hay objetivos superiores. Siempre, claro está, que los infractores sean los buenos. No la derecha, no Bush ni Thatcher. Ni siquiera Obama disfruta de ese privilegio. Sólo ellos.


El candidato Alfredo, de la A a la R pasando por la P
Pepe Álvarez de las Asturias El Semanal Digital 15 Julio 2011

Y pasando también por la la C de camacho, la F de faisán, la G de gal... Se llame Alfredo o Pepunto o Rubalcaba o X, las múltiples personalidades del candidato confluyen en el mismo ombligo

Alfredo. m. Alf, Alfie, Alfredito, Alfred. / pol. Exministro de Mister X, Exministro de Escuchas y Asuntos Oscuros, Exvicepresidentísimo Primero del Gobierno de Ezpaña, Exportavoz y Exportacoz del Gobierno de Ezpaña, Excorredor de los 100 metros lisos en menos de 10 segundos. / actualm. Llámame Alfredo, Candidato Alfredo. Pepunto (ver). Rubalcaba (ver).

Baltasar (Garzón). m. Dícese del otrora juez estrella y ahora juez estrellado, gran aficionado a las artes cinegéticas, especialmente a la suelta del faisán, afición que comparte desde hace años (2006) con su amigo, cómplice y camarada Alfredo. / col. pop. Chiste, chanza: Basaltar y se cayó.

Camacho, Antonio. m. Larva de Rubalcaba en proceso de metamorfosis. Actualmente en fase ministerial, después de haber pasado por la fase fiscal, fiscal-tribunal, fiscal-progresista y la secretaría de estado para la seguridad. Discípulo aventajado de su maestro, es también aficionado a la suelta del faisán. Es igualmente aficionado a compartir su teléfono móvil.

Dantesco. adj. Dícese de las escenas o situaciones desmesuradas que causan espanto. Horroroso, sobrecogedor. / actualm. Sinónimo de Ezpaña.

Eta. biol. Especie de serpiente venenosa y mortal procedente del País Vasco cuyo hábitat se ha extendido por toda la península, sur de Francia, Venezuela y otros países. Tiene la asombrosa capacidad de revivir con fuerza cada vez que está a punto de extinguirse. / pol. Hombres y mujeres de paz que gobiernan con alegría numerosos ayuntamientos e instituciones de Euskal Herria gracias al TC. / fig. Amigos o enemigos de Alfredo según el momento y/o lugar.

Faisán. m. Ave gallinácea de alas cortas e inquietas y pico largo, con un penacho de plumas en la cabeza (en edad joven) y el plumaje verde y rojizo con reflejos metálicos. Su carne es muy apreciada (en edad joven). / España. Pájaro de mal agüero que puede acabar de un plumazo con la longeva carrera política de Alfredo. Y la de su larva, Camacho.

Gal. Dícese del oscuro pasado de Alfredo (que a él y sus compinches les gustaría ver convenientemente enterrado -en cal viva- pero que es conveniente desenterrar de vez en cuando, para no olvidar de quién estamos hablando).

Hampa. f. Conjunto de maleantes y delincuentes, los cuales, unidos en una especie de sociedad, viven al margen de la ley y cometen toda clase de delitos y desafueros. Los hay de diferentes tipos o tipejos: ministros, exministros, secretarios de estado, jefes de la policía, jueces, fiscales, terroristas, etc., de forma que cada cual cumple una función determinada y actúan conjuntamente como una banda perfectamente compenetrada y sincronizada.

Ictiosauro. m. paleont. Reptil marino, de tamaño gigantesco, con el hocico prolongado y los dientes separados; ojos pequeños y rugosos rodeados por un círculo de placas ojerosas; cuello muy corto, un poco cargado de espalda; y cuatro aletas natatorias en permanente movimiento. Sobrevive de la época jurásica. Se han hallado restos fósiles en Cantabria y Madrid.

¡Jajay! interj. que expresa burla o risa. O sea, cachondeo, carcajada, guasa, risotada, choteo, befa, pitorreo, etc. de Alfredo hacia todos y todas los españoles y las españolas cada vez que abre la boca (y mueve las manos).

Krausismo. Teoría filosófica del alemán Krause según la cual Dios, sin ser del mundo ni estar fuera de él, lo contiene en sí y de él trasciende. Precursora del Alfredismo, el Pepuntismo y el Rubalcanismo.

Lacra. f. Vicio físico o moral que marca a quien lo padece y, según los casos, también hace padecer a los demás. / fig. Maldición, plaga, desastre, calamidad, desgracia, epidemia, peste. / Sinónimo de Gobierno de Zapatero.

Llamada. f. Acción y resultado de llamar. / cineg. En la suelta del faisán, acción de aviso a la presunta presa con el resultado de la huida de ésta. Suele utilizarse un teléfono móvil. La llamada puede ser de fácil rastreo en las manos adecuadas.

Maquiavélico, ca. adj. Que tiene características consideradas propias del maquiavelismo, como la perfidia, la falta de escrúpulos o la astucia. / Cita de M.: "Los hombres son tan simples, y se someten hasta tal punto a las necesidades presentes, que quien engaña encontrará siempre quien se deje engañar."

Negociación. f. Comercio con mercancías o valores para obtener unas ganancias / O sea: renegar de valores y principios para comerciar con terroristas y obtener una ganancia en votos.

Ombligo. m. fig. Creerse el medio o centro de cualquier cosa. En el caso de Alfredo, el ombligo de su partido, el ombligo del Congreso, el ombligo de PRISA, el ombligo de Ezpaña y el ombligo del mundo. / biol. Que se sepa, el faisán no tiene ombligo.

Pérez. Originalmente, apellido paterno de Alfredo al que el propio Alfredo renunció voluntariamente al transformarse en "candidato Alfredo". Fue sustituido en primera instancia por Pepunto para posteriormente ser eliminado en su totalidad (punto incluido). Se desconoce la razón de tal negación paterna.

Quina. f. Corteza del quino / loc. col. Ser más malo que la quina: ser una persona muy mala / loc. col. Tragar quina: soportar una situación desagradable disimulando el disgusto (con tendencia a disimular cada vez menos).

Rubalcaba. m. Apellido materno de Alfredo, del que no sólo no ha renegado sino que además ha convertido en su marca electoral. / deriv. v.

Rubalcabrear: indignar, enfadar y/o mosquear a base de engaños, mentiras, trampas, inquinas, manipulaciones, maldades, vilezas, intrigas, agitaciones y juego sucio. / Otras loc. con R de Rubalcaba: ruin, rastrero, roedor, rancio, rabioso, rapiñador, raposo, rúbeo, rebuscado, reincidente, rufián.


******************* Sección "bilingüe" ***********************

¿A qué?
Alfonso Ussía La Razón 15 Julio 2011

Después de conocer el procesamiento de la cúpula policial de Pérez Rubalcaba por colaboración con banda armada, me asalta una pregunta: ¿a qué presenta don Alfredo su candidatura? ¿A la presidencia del Gobierno o a la trena? Un procesado no es culpable hasta que se demuestra su delito y es condenado, pero el juez Ruz ha reunido en el auto una docena de indicios más que preocupantes por su gravedad. Preocupantes para los procesados, para los superiores de los procesados –Rubalcaba y Camacho–, para el PSOE y para todos los españoles. Entiendo que el auto de procesamiento del juez Ruz puede resultar inoportuno para los socialistas. De golpe, se han quedado sin candidato. Rubalcaba no puede optar a nada. Se tiene que ir. Y Camacho con él. La gravedad, la vileza de los presumibles delitos que se imputan al ex director de la Policía García Hidalgo, el jefe Superior de la Policía en el País Vasco, Pamies, y al inspector Ballesteros obligan a Rubalcaba y Camacho a separarse de la política y la acción pública para siempre.

No es imaginable que tres altos cargos policiales hayan colaborado con la ETA por su cuenta. No es imaginable que tres miembros de las Fuerzas de Seguridad del Estado protagonicen semejante traición sin el apoyo de sus superiores. El caso «GAL» nada tiene que ver con el caso «Faisán». También se movía Rubalcaba por ahí. En el «GAL» hubo un ministro que terminó en la cárcel con sobrada gallardía para asumir la responsabilidad y no implicar al entonces Presidente del Gobierno.

El «GAL» fue terrorismo de Estado, pero contó con la benevolencia de la mayoría de una sociedad que estaba harta del terrorismo etarra. El Estado mató a asesinos, se equivocó con otros y los fondos reservados enriquecieron a unos cuantos. Eso, el enriquecimiento súbito de algunos de sus principales actores es lo que más escandalizó a los españoles. Barrionuevo no se metió ni una peseta en el bolsillo. El caso «Faisán» representa lo contrario. La Policía avisa a los terroristas para que se pongan a salvo a cambio de una negociación política con la banda impulsada por el Gobierno. La Policía colabora con los asesinos, con los delincuentes, con los terroristas. Semejante podredumbre, tan inmunda porquería, se expande desde el Ministerio del Interior. Rubalcaba y Camacho no pueden permanecer ni un minuto más, por decencia, por ética y estética ni en la candidatura a la presidencia del Gobierno el primero, ni en el Ministerio del Interior el segundo. Si estaban al tanto de los hechos, porque completarían el grupo de los presumibles delincuentes. Si ignoraban las presuntas actividades de sus subordinados, por incompetentes, ineficaces e inútiles. La incompetencia, la ineficacia y la inutilidad no se contemplan como actos delictivos en el Código Penal. Es la mejor salida que pueden encontrar en el laberinto de su situación.

El auto del juez Ruz aniquila, sin mencionarlos, a Zapatero, a Rubalcaba y a Camacho. No es figurable tamaña tropelía ni traición tan deleznable. Si en el juicio se demuestra que tres altos cargos de nuestra Policía han colaborado, cumpliendo órdenes superiores, con la banda terrorista ETA, ni Zapatero ni Rubalcaba ni Camacho van a irse de rositas. La legalización de Bildu es el precio del silencio etarra. Pero ya no es fundamental ese silencio. La Guardia Civil, la Policía y la Justicia han encontrado su voz. Lo siento por los planes socialistas, pero tienen que buscarse otro Alfredo, o una Carmen o un José. El actual ya no sirve.

Se repiten la historia y Rubalcaba
Editorial www.gaceta.es  15 Julio 2011

Comentando a Hegel, Marx escribió que en la historia tienden a repetirse ciertas escenas, pero en tono de farsa. Esa es la sensación al comparar los dos desenlaces de ciclo socialista: el del felipismo, en 1996, y el agónico final del zapaterismo.

Agónico, sobre todo, para los españoles. Una crisis económica espectacular; un alto grado de desafección con el sistema, especialmente entre quienes quisieran que la democracia se redujese al triunfo permanente de la izquierda; un déficit económico galopante debido a un gasto público descontrolado; una corrupción generalizada que evidencia cómo muchos líderes de la izquierda no sirven a otro interés que al crecimiento inexplicable de su patrimonio, propósito que sólo han podido mantener con una Justicia politizada; y una descomposición total del PSOE moviéndose al grito de “¡Sálvese quien pueda!”. Y en los dos hundimientos, los autores del desastre se desentienden como si no fuera con ellos: Felipe González mirando para otro lado con la biutiful... Ángeles González haciéndose la inocente frente al canon y la SGAE. La X del GAL dejando caer a los chivos expiatorios policiales... la Z del Faisán desentendiéndose de sus subordinados, imputados por el juez Ruz.

Se repite el mismo talante irresponsable, el mismo empeño por copar todos los resortes de poder, el mismo desprecio por los ciudadanos. Y hasta las mismas caras... En concreto, una que, como el Fouché al que ha sido reiteradamente comparado, siempre permanece mientras todo cambia: Alfredo Pérez Rubalcaba. El único personaje que ha ocupado un papel decisivo en ambos finales y que, curiosamente, ha sido escogido como tabla de salvación de su partido, apostando por el apoyo de unos electores a los que la ley, y el Estado de derecho, deberá importar bastante menos que las llamadas a la fidelidad a unas siglas.

El ahora candidato del PSOE es una figura política indisociable de los crímenes del GAL y ha sido también el responsable político de la más inaudita actuación imaginable por parte de un Ministerio del Interior. Que los mandos superiores de la Policía, directamente a sus órdenes, hayan facilitado a los etarras escapar a manos de la Justicia es algo cuya enorme gravedad ni siquiera admite la comparación con el GAL. En ambos casos se burla la ley y el Estado se rebaja al nivel de la cloaca, pero si aquella era una “guerra sucia”, inadmisible en un Estado de derecho, el chivatazo y la negociación son una “paz sucia” –por falsa e injusta– lo que implica dar la razón a los terroristas y admitir que matar tiene premio. El resto de la partitura es idéntica: el juez Garzón haciendo méritos a base de guardar el caso en los cajones; el ministro de Presidencia, Jáuregui, fiel a la consigna de que se acatan sólo las decisiones judiciales favorables, o el segundo de Rubalcaba, ahora su sucesor como ministro en este Gobierno terminal, llegando a declarar que los policías actúan siempre “a su aire”, como si no recordásemos todos las proclamas zapateristas sobre la paz y la exquisita diligencia del Ministerio del Interior para seguir las altas directrices del visionario presidente que se ha empeñado en “hacer la paz” a costa de la democracia y de la dignidad de los españoles.

El caso Faisán se ha convertido en la guinda amarga de los grotescos intentos del mal llamado proceso de paz y, en un país cuyas instituciones no estuviesen tan deterioradas, debería suponer la tumba política de un personaje como Rubalcaba, por más que se haya apresurado a sacudirse el polvo del zapaterismo como si él hubiese estado estos siete años en la inexistente oposición interna, o de vacaciones.
 

DECLARACIÓN DEL FORO ERMUA
Foro Ermua  15 Julio 2011

ANTE EL COMUNICADO DE ETA del 12 julio de 2011, en el aniversario del asesinato de Miguel Ángel Blanco

Bilbao 13 de julio de 2011. El Foro Ermua quiere trasladar a la opinión pública su preocupación por la extremada gravedad de la situación que estamos viviendo con la consumación del acuerdo entre el Gobierno y ETA que ha propiciado la vuelta de los terroristas a las instituciones con el “gallinero de partidos” –Bildu- que la propia ETA diseñó y que fue alentado desde el partido socialista como queda constancia por las declaraciones del presidente del PSE y del propio lehendakari.

ETA, en su comunicado del 12 de julio de 2011 reconoce explícitamente el proceso de negociación habido con el Gobierno de Rodríguez Zapatero, negado por éste reiteradamente en un alarde de cinismo, y que ahora los terroristas quieren consolidar con la constitución de las mesas de negociación en las propias instituciones.

El comunicado de ETA, emitido en el aniversario del asesinato de Miguel Angel Blanco, es una humillación premeditada no sólo para las víctimas sino para todos los ciudadanos y para las instituciones democráticas.

ETA muestra el éxito de su estrategia con Bildu, que habiendo derogado de hecho la Ley de Partidos, destroza lo más esforzado, eficaz y decente que se ha hecho nunca en materia de política antiterrorista.

El comunicado de ETA demuestra que su estrategia, ahora, es consolidar un proceso de acumulación de fuerzas nacionalistas para convertirse en la primera fuerza electoral del País Vasco, como ya lo es en Guipúzcoa.

ETA no anuncia ni la rendición, ni el desarme, ni el fin de la violencia. Al revés, se reafirma en que su liderazgo, y no su rendición, atribuyéndose el éxito electoral de Bildu del pasado 22-M, con un significativo desplazamiento del voto socialista.

ETA ha dado nuevas pruebas irrefutables de la sumisión de Bildu a sus directrices, por lo que el Gobierno, a través de la Abogacía del Estado, y la Fiscalía General deben iniciar los trámites para ilegalizar la coalición, incluso por vía penal, y expulsar a sus electos que no repudien expresamente la violencia de ETA.

Es incomprensible el fortalecimiento de la posiciones proetarras tras las escasas dos legislaturas del Gobierno de Rodriguez Zapatero con la extremadamente hábil labor de su sucesor Alfredo Pérez Rubalcaba. Ambos habrán de dar cuentas del daño causado a nuestra democracia, porque lo que estamos viviendo es el resultado directo la soterrada negociación del Gobierno con ETA.

El Foro Ermua hace un llamamiento a la opinión pública, a los partidos democráticos y a las instituciones para no caer nuevamente en la trampa de ETA, para salir del atolladero propiciado por la Sentencia del Tribunal Constitucional y por los resultados de Bildu en las elecciones del 22-M, y reiniciar así el camino de la victoria incondicional sobre los terroristas. Reiteramos que no nos daremos por vencidos hasta lograr la derrota de ETA sin contrapartida alguna. Por nuestra parte, llamamos a todos los ciudadanos a unir fuerzas y recursos sin desistimiento, no sólo por la dignidad, memoria y justicia de nuestras víctimas del terrorismo, a las que tanto debemos, sino por la dignidad de todos los ciudadanos y la credibilidad de nuestro sistema democrático.

La hora de la sociedad civil
Ricardo Chamorro El Semanal Digital 15 Julio 2011

La Fundación DENAES, para la defensa de la nación española, llevara a cabo su escuela de verano este fin de semana en Santander. El nombre para esta quinta convocatoria es La hora de la sociedad civil. El movimiento cívico español ante las crisis económica, institucional, nacional y de valores.

El título y el tema de esta convocatoria son absolutamente adecuados en el contexto político que atravesamos hoy en día y en el análisis de una visión futura de nuestra sociedad y nuestra política nacional. En la escuela acudirán políticos como Jaime Mayor Oreja y representantes de asociaciones cívicas como Hazte Oír, Manos Limpias, asociaciones de víctimas del terrorismo, asociaciones de libertad lingüística…

La sociedad civil es la denominación liberal del ámbito de acción de las libertades individuales. En estos tiempos de desmoralización generalizada el papel de la sociedad civil es fundamento primordial para el control político y la reconstrucción de la nación española en todos los ámbitos.

A algunos políticos y adláteres les da miedo ver las raíces de la crisis en la que nos encontramos inmersos. La cobardía es el peor enemigo que tiene hoy día España y los cobardes son aquellos que no asumen la verdad como hecho primordial para cambiar lo que no funciona correctamente. Por eso aún vemos políticos y desvergonzados de todos los colores, revolotear ante esta situación, como si nada ocurriera, como si nada debiera cambiar, y esa situación nos va desangrando de manera alarmante. Los cobardes temen a la sociedad civil viva pues ella les recuerda de manera continua la verdad, la sociedad civil levanta las alfombras de la indignidad y alumbra a esos ejemplos individuales que todos nosotros tenemos como referencia social de servicio ideal más allá de economías y sistemas.

El individuo es sujeto de libertades y derechos pero no vive aislado de los demás sino en continua relación comunitaria y social. La sociedad civil es el conjunto de los individuos que se organizan en distintas estructuras naturales hasta culminar en la organización más compleja y aglutinadora que es la nación. En esta sociedad moderna parece que predomina un individuo modelo extremadamente egoísta, individual, cuyo único sentimiento es el bienestar particular. En cuanto que profundicemos e investiguemos un poco en la realidad de nuestra sociedad veremos que son innumerables los testimonios de gentes que se preocupan y luchan por un bien común desde el punto de vista de la libertad, de la moral, de la justicia, de la verdad, de la política… una lucha que nos incumbe a todos y que cuanto más viva, articulada y activa se encuentre, más beneficios materiales y espirituales redundaran en nuestra sociedad.

Por ello es muy relevante la presencia, en esta escuela de verano, de las víctimas del terrorismo, ya que no es ninguna menudencia recordar continuamente a personas como Miguel Ángel Blanco, y tantos otros, que han dado su vida por un ideal mucho más trascendente que una abultada cuenta bancaria. La sociedad debe mantener reverencia ante aquellos que han dado su vida por un ideal de libertad, la mediocridad imperante trata de nivelar a esas personas paradigmáticas que ofenden, en su solo afán, al que solo se sorprende ante una botella de Champagne o un plato de mariscos. A determinados individuos les corroe el aura que desprenden personas que con su honradez, trabajo e ideas recuerdan a la sociedad valores importantes que escapan de un control material o sistemático, por ello los individuos mediocres tratan de igualar a todos por el mismo rasero para que todo sea solo cuestión de números, y no lo es. Una sociedad sana tiene que tener referencias de personas de la sociedad civil que luchan por un ideal superior a favor de todos nosotros y no solo referencias de personas gobernadas por el dinero y la economía y que piensan prioritariamente en el propio bienestar material.

En la situación política que vivimos en España la justicia y la sociedad civil ha sido desvirtuada y marginada, como dijo hace tiempo Edmund Burke "La justicia es en sí la política de gran prestigio de la sociedad civil, y cualquier desviación eminente de ella, bajo ninguna circunstancia, se encuentra bajo la sospecha de que no existe una política en absoluto".

El impulso de una sociedad civil sana es la única fuerza que puede cambiar la enfermedad crónica y la crisis que hoy vive España. La pluralidad y objetivos de las gentes que participaran en esta escuela de verano son garantía de éxito asegurado y de referencia obligada de políticos honrados, mas allá de estrategias, maquiavelismo, sectarismo o programas.

Hoy todos a Santander con DENAES
Javier Cortes Lucena El Semanal Digital 15 Julio 2011

Durante este fin de semana la Fundación DENAES, para la Defensa de la Nación Española, va a celebrar en Santander su V Escuela de Verano bajo el título La hora de la sociedad civil. El movimiento cívico español ante las crisis económica, institucional, nacional y de valores. Como no podía ser de otra manera este año tampoco nos defraudan si tenemos en cuenta tanto el lema como las personas que van a acudir a la misma.

Durante los dos días que dura esta convivencia intervendrán personas que por un motivo u otro han demostrado un compromiso para con España y su libertad que está fuera de toda duda. Un compromiso sin complejos ni miedos, un compromiso alejado de intereses partidistas o personales, en definitiva un compromiso que nos hace un poco más libres a quienes hemos decidido seguirles en su lucha, que es nuestra lucha.

Las diferentes asociaciones cívicas que forman parte de esta Escuela de Verano nos han dado un ejemplo de como se debe articular, movilizar y canalizar la fortaleza de la sociedad civil y como se puede conseguir de ella que llegue a ser una auténtica lanza de batalla contra quienes, de una manera u otra, han decidido socavar los cimientos de España.

Tras estas dos últimas legislaturas han podido comprobar muchos, incluso los más ciegos, que nuestra nación necesita una reforma que evite que de manera impune millones de españoles tengan que sufrir los azotes del secesionismo. No sólo hablo de los terroristas de ETA-BILDU sino de todos aquellos compatriotas que por ejemplo no pueden decidir la lengua en la que educar a sus hijos, hablo de aquellos que son multados por rotular su negocio en castellano o aquellos, y aquí nos debemos incluir todos, que tienen que aceptar que el Tribunal Constitucional tenga dueño y no goce de independencia.

Considero que esta Escuela de Verano es el sitio idóneo para escuchar a los diferentes líderes de esa sociedad civil que demanda una España sin españoles de primera, segunda o tercera clase. Allí nos vemos…..

El castellano 'produce' cáncer
Muriel Casals: «Estos padres están maltratando a sus hijos».
«No hemos venido al mundo a servir a las lenguas, sino a que nos sirvan ellas a nosotros. No fue un drama que el latín desapareciera. Nadie lo prohibió, simplemente, las gentes, la geografía y el tiempo lo transformó en otras muchas lenguas» (Antonio Robles).
Antonio Robles http://www.vozbcn.com 15 Julio 2011

“En este caso, a esta señora, a esta madre yo la primera cosa que le diría, como madre y abuela es: escucha, estás maltratando a tu hijo. Estos padres están maltratando a sus hijos. Están usando, están abusando de sus hijos”.

En nuestros días, los malos tratos a mujeres, la pederastia y el abuso de menores son de los delitos más sucios e imperdonables. La cita con que se inicia este artículo se apoya en ese rechazo a satanizar a la madre citada, pero no porque esa madre haya caído en ninguna de esas bajezas, sino por defender el derecho de su hijo a estudiar en lengua materna.

La acusación citada es de la presidenta de Òmnium Cultural, Muriel Casals, y la acusada es -podría ser cualquier madre-, además de madre, la presidenta del PP de Cataluña, Alicia Sánchez-Camacho. No es este el problema, porque los derechos constitucionales son iguales para todos los ciudadanos, sino el que una persona adulta y en su sano juicio acuse de maltratadora a una madre por defender los derechos constitucionales de su hijo. Y no sólo a ella sino a todos los padres que han pedido enseñanza en lengua materna. Si es imperdonable que se utilicen términos penales perseguibles de oficio, mayor lo es aún que se identifique un derecho (poder estudiar en la lengua oficial de España, en España) con uno de los delitos más sucios de nuestros tiempos. Hay que estar muy fanatizada, haber perdido la medida de las cosas o sentirse a resguardo de todo para ofender con tanto descaro moral.

Siempre me he preguntado ¿cómo es posible que personas que han sufrido en sus propias carnes el atropello de negárseles el derecho a estudiar en su propia lengua, demuestren tanta insensibilidad negándoselo a los demás? Las perversiones del resentimiento explican muchas venganzas, pero me resisto a creer que el ser humano sea tan ruin. Sólo la fe, el fanatismo, la incapacidad para dudar de tus propias convicciones puede explicar tanta torpeza. Me niego a pensar que Casals sea mala persona. ¿Y entonces, por qué es capaz de difundir tamaña crueldad? ¿Cómo se atreve a acusar de maltrato a una madre contra su hijo por querer educarle en su lengua?

Hace años me impresionó el cariño que le profesaba un padre argentino a su hijo, quien a su vez defendía al padre con la misma pasión, atrincherándose los dos frente a las informaciones que acusaban al padre, militar de profesión, de haber torturado y matado a los supuestos padres reales de su hijo, cuando el joven, siendo un bebé, fue robado por la dictadura militar de Videla para adoptarlo. ¿Cómo alguien, que es capaz de detener, torturar y asesinar a unos padres con un recién nacido puede adoptar y querer con locura a su bebé? Son paradojas crueles para las que no tengo respuestas, como no las tengo para las acusaciones de esta señora, y sobre todo para las exclusiones que se derivan de sus palabras.

Durante muchos años me he empeñado en desenmascarar las intenciones monolingüistas del catalanismo y sus infinitos camuflajes para negar el objetivo final: hacerse con la hegemonía cultural, monopolizar con ella el control institucional y económico de la sociedad, y si la aventura independentista no provoca mayores costes, la creación de un Estado propio por etapas, primero la secesión fiscal y luego la política. Durante décadas han negado la intención y nos han acusado de intentar romper la convivencia a quienes nos atrevimos a denunciar sus planes. Sin embargo, desde la irrupción de la segunda Ley de Normalización Lingüística y la reforma del Estatuto, lo que negaron hacer y perseguir durante dos décadas (como la imposición del monolingüismo en catalán, la generalización de la inmersión obligatoria o la deslealtad constitucional, por ejemplo) lo difunden ahora como conquistas irrenunciables. Desde todas las instituciones y cargos pero, sobre todo, desde las organizaciones subvencionadas nacidas para hacer de martillo minero. Como es el caso de Òmnium Cultural a través de las declaraciones que su presidenta hizo el pasado 8 de julio de 2011 en el Els Matins de TV3 y que encabezan este artículo.

Es difícil escoger su mayor exceso y muy fácil irritarse con la mentira más repetida por el catalanismo: acusar de querer eliminar el catalán a los padres que solicitan enseñanza en castellano para sus hijos. Lo que ha hecho la presidencia de Òmnium es la repetición del mismo mantra con la misma desvergüenza que Patrícia Gabancho lanzó contra la misma madre una semana antes. Aunque en el caso de Casals, raya el delito por difamación.

Veamos. Casals:
“No hay ningún niño que vaya contra su escuela porque le enseñen una lengua más; los niños son esponjas que aprenden tantos idiomas como le ofrezcas, y que le digas, no, no, yo quiero que le hables en castellano toda tu vida y te niegues a aprender una segunda lengua. ¿Qué quieres, qué haya niños castellanos y catalanes aquí. Eso no puede ser”.

¿Cómo se puede mentir con tanto descaro y tan impunemente? Desear escoger la lengua en que quieres que tu hijo estudie en la escuela no es rechazar aprender el catalán, sólo es ejercer el mismo derecho que tiene la señora Casals a elegir en qué idioma desea que sus nietos estudien. Yo no he de prejuzgar en ella que, porque prefiera el catalán como lengua docente para sus nietos, pretenda evitar que sus nietos aprendan castellano, o inglés. Ni de la elección se deduce lógicamente tal conclusión, ni parece inteligente negarse a aprender una de las dos lenguas oficiales de la Comunidad Autónoma.

Por supuesto, elegir una u otra, tampoco implica necesariamente dejar de aprender la que no es vehicular, pero desde luego, siempre se aprenderá más y mejor la lengua en la que estudias todas las asignaturas y en la que están escritos todos los libros de textos. Es lícito y razonable que los padres escojan esa ventaja para sus hijos. Sin dar razones. Todos tenemos las nuestras.

Pero desmenucemos el mantra. Dice la señora de Òmnium:
“No hay niño que vaya contra su escuela”.

No sabía yo que el niño tenía una escuela propia deducida del empleo del posesivo “su” (escuela), ni que tal escuela tuviera unas características especiales, que como cualquiera puede deducir, se refiere a la escuela catalana, es decir, aquella donde sólo el catalán es lengua propia, vehicular y del niño. La otra, donde se cumpliera la Constitución, es extraña al niño, a la escuela, extranjera ¡vamos!… para dejarnos de monsergas.

Añade Casals:
“No hay ningún niño que vaya contra su escuela porque le enseñen una lengua más”.

Efectivamente, no hay niño que deje de ir a la escuela porque le enseñen una lengua más, pero sí hay responsables políticos, como usted, que les engañan asegurándoles que los niños que quieren estudiar en castellano es porque no quieren estudiar en catalán. Le repito, no hay conexión necesaria entre la causa (querer estudiar en castellano) con el efecto (no querer estudiar catalán). Y se lo repito, no porque piense que usted sea escasa de entendederas o su coeficiente de inteligencia esté bajo mínimos, sino para resaltar su falta de escrúpulos morales, al repetir para engañar, con la intención evidente de alarmar a la sociedad bien intencionada catalana y levantarla contra los padres que prefieran para sus hijos la lengua española como lengua docente. En una palabra, hacer mobbing, o acoso moral, satanizar la exigencia del derecho.

Acusa a las madres de persuadir a sus hijos para que se “nieguen a aprender una segunda lengua” y a que el maestro “le hable siempre en castellano”. ¿Cómo tiene tan poca vergüenza? ¿Qué sabe usted de las intenciones de cada una de las madres catalanas? Pero en cualquier caso, ¿quién es usted para imponer a la audiencia de TV3 que las madres que desean el español como lengua docente para sus hijos odian al catalán?

Remata usted argumentando premisas falsas con una deducción propia de la astrología. “¿Qué quieres, qué haya niños castellanos y catalanes, aquí? Eso no puede ser”. Deduce de la mentira que las madres no quieren que sus hijos aprendan catalán; la estupidez de que sólo se puede ser catalán si estudian en catalán, porque si estudian en español, sólo pueden ser castellanos. ¡Qué empanada! Ahora resulta que todos los 400 millones de personas que hay en el mundo con lengua materna española son españoles, desde los cubanos, a los bolivianos, todos con el mismo pasaporte. Claro que, de esta manera, le salen las cuentas: con la inmersión por medio, los catalanes no somos españoles. Redondo, es usted genial. Pero más allá de la broma, lo que se escancia de su patochada es que une lengua a nación, y esta a derechos de ciudadanía y exclusión. Se le entiende todo. El espacio vital de los nazis no lo podía haber dicho mejor.

De estos polvos aventados por la identificación entre lengua y nación excluyó Franco y su dictadura a las lenguas regionales. El nacionalista Franco identificó la lengua española con la nación española, cuando lenguas españolas, aunque no comunes o no habladas por todos sus habitantes, había varias, entre ellas el catalán. La presidenta de Òmnium Cultural comete el mismo error. Dice:

“El futuro de nuestro país [por Cataluña] depende de que los que vienen a vivir aquí […] se incorporen como ciudadanos catalanes. Esto no está garantizado, esto no está ganado. [...] Estamos en una circunstancia en la que hemos de salvar el país para asegurar el futuro de nuestra lengua y de nuestra cultura”.

Si analizan ustedes el disparate se encontrarán con el espíritu de las cruzadas. Para la nacionalista catalana la cruzada consiste en salvar al país (la nación catalana), o sea, liberarse de España para poder asegurar la hegemonía del catalán. De lo contrario, desapareceremos como pueblo, como cultura, como nación y la lengua catalana estará perdida. ¡Y yo que creía que las cruzadas las había finiquitado Zapatero con eso de La alianza de civilizaciones!

La señora de marras no repara en que estamos en el siglo XXI, en plena época de la globalización, donde aprender el o los idiomas propios, más alguna otra lengua franca para relacionarnos con el mundo, es el mejor legado que podemos dejar a nuestros hijos. Por el contrario, nos enrola en una cruzada nacional para convertir las lenguas en fronteras. En la época de internet, donde la ciencia nos permite el milagro técnico de comunicarnos con todo el mundo, ¿es inteligente empeñarse en cargar a las lenguas de ideología y convertirlas en fardos repletos de temores y vendetas?

No hemos venido al mundo a servir a las lenguas, sino a que nos sirvan ellas a nosotros. No fue un drama que el latín desapareciera. Nadie lo prohibió, simplemente, las gentes, la geografía y el tiempo lo transformó en otras muchas lenguas. No será un drama que el catalán o el castellano, un día, se transformen o desaparezcan si ha sido por voluntad de sus hablantes; pero sí sería un drama que, para salvar sus miedos y su patria, señora Casals, me impidiese ejercer un derecho. En este caso, a elegir el idioma oficial en que quiero estudiar y en el que quiero relacionarme, si así es mi voluntad y gusto. En lo que de mi dependa, puede estar segura, su derecho a hacer lo propio, lo tiene asegurado.

¿Por qué le insisto en elegir la libertad a la imposición? Porque se empieza por definir la esencia de la nación, se sigue por excluir a todo lo que no encaje en ella y, cómo inevitablemente se erosionan intereses legítimos de los excluidos, se acaba por necesitar un cierto grado de violencia para conseguir el efecto sin que se note el cuidado. No lo digo yo, lo dice usted:

“De la misma forma que ellos [los fundadores de Òmnium Cultural] se enfrentaron al orden existente para dar pasos adelante [en pleno franquismo], entenderían que nosotros en estos momentos también [en plena democracia], a veces, hiciésemos una cierta violencia sobre el orden existente para dar pasos adelante”.

Tejero también consideró ejercer “cierta violencia” para encauzar los destinos de España en la dirección “adecuada”; en su dirección adecuada, claro. El problema es que en una democracia, los deseos y las pasiones personales, si están fuera de la Constitución, son delitos. ¿Por qué ustedes podrían recurrir a la violencia, y para dar qué pasos? Da usted miedo.

A pesar de las cinco sentencias del Tribunal Supremo, que obliga a la Generalidad a asegurar el castellano como lengua docente junto al catalán, usted sigue insistiendo en que “la inmersión [lingüística obligatoria] es intocable” y que sobre ella “no se puede dar ni un paso atrás”. ¿Para asegurar este desacato necesita aquella violencia?

Después de estas declaraciones en TV3, en el acto del 50 aniversario de la entidad que preside, nos ha regalado más pedagogía del odio contra España: rebelión fiscal, referendo vinculante y monolingüismo. Entidades como la suya agitan el árbol y CiU recoge las nueces. Hay que reconocer que no le salen ustedes caro. Y la Ferrusola de folklórica. Typical spanish.

Aunque no se lo crean, el título no va de coña. A principios de los noventa, en plena reivindicación de enseñanza en lengua materna, se llegó a publicar que la agresividad de las consonantes de la lengua castellana agredían las cuerdas vocales y producían cáncer. De Gerona nos llegó la noticia. Poco después, los Mossos d’Esquadra amenazaron con hablar en español hasta que atendieran sus reivindicaciones laborales. Ya ven, Muriel Casals, no desentonan tanto.

A veces me pregunto, por qué en Cataluña nos creemos tan sensatos.

Antonio Robles es profesor y ex diputado autonómico

Cataluña
Insultos subvencionados.cat
Antonio Robles Libertad Digital 15 Julio 2011

Enumero. La presidenta de Òmnium Cultural, Muriel Casals, ha denunciado en TV3 que los padres que solicitan enseñanza en lengua materna "están maltratando a sus propios hijos, les están usando y están abusando de ellos".

Patricia Gabancho, argentina que vive del negocio nacional, arremetía unos días antes contra una de las 500 madres que han pedido enseñanza en bilingüe, acusándola de encabezar "una (...) cruzada contra la lengua catalana" y le recordaba que "Alicia no tiene derecho a escolarizar a su hijo en castellano porque la inmersión lingüística es un bien superior". Casualmente, era la presidenta del PP.

El sábado pasado, en la manifestación independentista que conmemoraba el rechazo al TC por la sentencia del Estatuto, se corearon consignas a favor del grupo terrorista Terra Lliure, aunque incluso en la crónica de El Mundo de Barcelona, firmada por Daniel Sastre, se obviara la evidencia. Ni esos gritos a favor de la violencia, ni las proclamas a favor de la insumisión fiscal de Ómnium cultural en su 50 aniversario, impidieron que el presidente de la Generalitat, Artur Mas, declarase: "Es bueno que crezca el independentismo (...) El avance nacional de Cataluña y el derecho a decidir del pueblo de Cataluña no es una obra para impacientes, es una obra para perseverantes". Su portavoz en el Gobierno, Francesc Oms, y el hijísimo, Oriol Pujol, le hacen el coro y se apresuran a recoger el guante de la insumisión fiscal como si no tuvieran responsabilidades de Estado. Es el mundo feliz e irresponsable de una generación de niños de papá, que son a la vez dueños de la fábrica y hippies.

La sensación de impunidad está tan generalizada que la crítica política no se distingue ya del insulto chabacano. López Tena, ex vocal del Consejo General del Poder Judicial de España y actual diputado por SI, sin bozal, largó: "Cataluña está siendo esquilmada y saqueada por España. [...] Yo entiendo muy bien que ustedes como españoles vivan de eso. [...] En España ustedes lo estudian poco [el déficit fiscal] porque, claro, los ladrones nunca quieren que se sepa lo que roban".

Con ese seny nacionalista que Félix de Azúa denominó pedagogía del odio, Marta Ferrusola, la esposísima de Pujol, acepta el dinero que el Barça recibe de Catar, pero desprecia el de España.

En medio de tanto desplante, el ministro de Educación de España, Ángel Gabilondo, viene a TV3 para hacerles la pelota como un vulgar soplagaitas. En lugar de exigir a la Generalitat que cumpla las sentencias del TS que la obligan a respetar el bilingüismo escolar, apoya el modelo de inmersión obligatoria del Gobierno nacionalista. En el colmo de la sumisión, pasea su ignorancia al confundir estudiar en castellano con rechazar el catalán. Sr. ministro, preferir estudiar en una lengua no implica dejar desatendida otra. Una cosa es la lengua docente en que adquieres conocimientos y otra distinta aprender tal o cual lengua como una asignatura más. Con este ministro de Cultura, ¿para qué enemigos?

Estas informaciones son posibles por la irrupción de lavozdebarcelona.com , como diario digital en castellano sin subvención alguna.

ESCÁNDALO JUDICIAL
Rentería, libre el día que la Policía prueba que retuvo a Ortega Lara
Mientras Pedraz firmaba su excarcelación, un informe caligráfico, fechado el 13 de julio, confirmaba que el ex jefe de ETA era «Goristi». El dictamen policial, al igual que el de la Guardia Civil, demuestra que el terrorista ordenó prorrogar el secuestro.
Fue el responsable directo del grupo de terroristas que planificaron y llevaron a cabo el secuestro de Ortega Lara
MADRID - F. Velasco La Razón 15 Julio 2011

Los lazos se estrechan sobre el ex dirigente etarra Ignacio Gracia Arregi, «Iñaki de Rentería», en relación con el secuestro del funcionario de prisiones José Antonio Ortega Lara, pero las nuevas pruebas llegan cuando disfruta de sus primeras horas en libertad provisional tras la decisión adoptada en ese sentido por el juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz

Las nuevas pruebas proceden de un informe pericial caligráfico realizado por la Policía Nacional, donde se confirma que el etarra que firmababa las órdenes etarras como «Goristi», que según uno de los condenados por ese secuestro fue quien mandó al «comando» prorrogar la situación inhumana que sufría el funcionario, corresponde a «Iñaki de Rentería», según confirmaron a LA RAZÓN fuentes jurídicas.

El informe policial lleva fecha de 13 de julio, la misma en que el juez Pedraz decretó la libertad del ex dirigente etarra, aunque el mismo no tuvo entrada en la Audiencia hasta ayer mismo, según las citadas fuentes. En el extenso dictamen policial, se analiza de forma especial un documento incautado en Francia al etarra Caride Simón escrito y fimado por «Goristi» en febrero de 1993 y se pone en relación con la prueba caligráfica que realizó «Iñaki de Rentería». La conclusión no puede ser más rotunda: La identidad de «Goristi» se corresponde con la de Ignacio Gracia Arregi.

Esta conclusión es la misma a la que llegaba el informe que realizó la Guardia Civil sobre ese mismo extremo. Posteriormente, el juez Pedraz solicitó un nuevo dictamen a la Policía Nacional, que ya ha entregado a la Audiencia.

Estos informes adquieren especial relevancia porque, tal como ponía de relieve el juez Pablo Ruz el pasado 26 de mayo cuando ordenó el ingreso en prisión de «Iñaki de Rentería», uno de los miembros del «comando» condenados por el secuestro de Ortega Lara, Jesús María Urribecheverría Bolinaga, declaró tras su detención que, tras el arresto de del entonces dirigente etarra Julián Atxurra, la célula pasó a depender de un dirigente al que conocían como «Goristi». En esa declaracíon, Urribecheverría Bolinaga aseguró que «Goristi” se negó a liberar a Ortega Lara, al que veían «muy bajo», porque «las negociaciones estaban muy duras y no veían solución», ordenándoles mantener el secuestro.

Por otro lado, la Fiscalía de la Audiencia Nacional recurrió ayer mismo la decisión del juez Pedraz y solicita que se acuerde de nuevo la prisión de «Iñakli de Rentería», y, como medida cautelar urgente «la vigilancia del mismo y la prohibición de abandonar el territorio nacional hasta la resolución de los recursos».

En su escrito, breve pero más que contudente, el departamento dirigido por Javier Zaragoza expresa su más enérgico rechazo a la tesis del juez respecto al riesgo de que Gracia Arregi pueda huir. Pedraz consideraba que «resulta minimizado», porque no huyó cuando quedó en libertad el pasado abril

Indicios para acusar
Sin embargo, el recurso, firmado por el fiscal Jesús Alonso, recuerda que «Iñaki de Rentería» fue detenido el 25 de mayo tras abandonar su domicilio, con sus pertenencias, junto a la frontera francesa, es decir, para impedir que «se fugara y eludiera la acción de la Justicia». Por ello, entiende que el juez «excluye el riesgo de fuga prescindiendo de las reglas de la lógica al valorar una circunstancia absolutamente irrelevante a estos efectos» y que, además, hay dos nuevos datos objetivos desde entonces: Su imputación judicial por el secuestro de Ortega Lara y el intento de abandonar el territorio nacional al producirse esta imputación».

Además, otro argumento que esgrime el fiscal para mantener en prisión a Gracia Arregi es la gravedad y trascendencia del hecho imputado, y de de forma especial, el que ya existen indicios suficientes tanto para «para formular una acusación provisional por su participación en el secuestro de Ortega Lara». Por ello,pide de nuevo la detención e ingreso en prisión de Gracia Arregi. La duda surge sobre si no habrá seguido entonces el mismo camino que Troitiño.

El suplicio de Ortega Lara
José Antonio Ortega Lara permaneció encerrado durante un año y medio en un nicho que apenas medía 2,40 metros por 1,70. Intentaba hacer ejercicio todos los días, rezar y leer si le pasaban algún periódico, e incluso escribir. A través de una ventana plegable le pasaban la comida y dos garrafas para que hiciese sus necesidades. En un lamentable estado físico, cuando ya sólo pensaba en quitarse la vida, fue liberado por la Guardia Civil.

Bildu envalentona a los etarras, que se ríen de los jueces al grito de «dale duro»
«Txeroki», ex número uno de ETA, se niega a responder y saluda puño en alto a sus amigos en pleno juicio
NIEVES COLLI / MADRID ABC 15 Julio 2011

No hay día que algún miembro de la banda terrorista ETA no organice su particular show en la sala de vistas de la Audiencia Nacional. Arrogancia y prepotencia, incluso una aparente indiferencia respecto de lo que se debate durante el juicio (aunque allí se juegan años de cárcel), son actitudes que se han visto potenciadas en los últimos meses entre los pistoleros etarras. El triunfo de Bildu en las pasadas municipales ha envalentonado a los cobardes del tiro por la espalda. La euforia se ha contagiado a los del banquillo de los acusados, empezando por el portavoz Otegi, que en su penúltima comparecencia ante la Justicia por el intento de refundar Batasuna a través de Bateragune se despachó con un mítin en el que ni siquiera dudó en atribuirse la victoria electoral de la coalición bildutarra.

Estas actitudes no pasarían de ser episodios individuales sin importancia si no fuera porque se producen en un contexto en el que la llamada izquierda abertzale vuelve a sentirse impune tras el espaldarazo que ha supuesto la sentencia del Tribunal Constitucional que permitió el desembarco de Bildu en las instituciones. Aunque la ley permita su ilegalización tras la constitución de los ayuntamientos y la toma de posesión de los cargos electos, las dificultades jurídicas para probar la dependencia de la coalición respecto de ETA son evidentes. Y ese mundo lo sabe.

También la banda terrorista ETA, en alto el fuego estratégico desde el mes de enero —«permanente, general y verificable», dijo en su anuncio—, se ha apuntado al carro de Bildu y ha puesto negro sobre blanco en su último comunicado que el triunfo de la coalición es su triunfo. Desde esa posición, los terroristas advierten al Gobierno de Zapatero que le corresponde dar el siguiente paso, un gesto de buena voluntad que prepare el terreno para una nueva negociación. La desfachatez de ETA llegó al extremo de hacer público su comunicado el 12 de julio, el mismo día en que se cumplían catorce años del vil asesinato, de dos tiros en la nuca, del concejal del PP Miguel Ángel Blanco.

En este contexto se vivieron ayer tres nuevos episodios de chulería etarra en la Audiencia Nacional. Curiosamente, ayer, 14 de julio, también fue un día de triste efeméride: hacía 25 años que ETA asesinaba a doce guardias civiles en el atentado de la Plaza de la República Dominicana, en Madrid. La Asociación pro Guardia Civil (Aprogc) aprovechó la ocasión para pedir que ningún acto terrorista quede impune.
Tres juicios

Al mismo tiempo, en la Audiencia Nacional se celebraban tres juicios. Uno contra Garikoitz Aspiazu «Txeroki» por el intento de asesinato, en 2002, de la teniente de alcalde de Portugalete, Esther Cabezudo, con un carrito de la compra cargado de explosivos (es el segundo juicio al que asiste desde que fuera entregado temporalmente por Francia. Del primero resultó absuelto); otro contra Ibai Beobide por colocar un artefacto explosivo en la rotativa del diario «El Correo» en 2008; y el tercero, contra la etarra Idoia Mendizábal por el ataque a la vivienda de un ertzaina en 1998.

Esta última tuvo que ser reprendida por la presidenta del Tribunal, la magistrada Ángela Murillo, por adoptar una postura poco respetuosa en la sala de vistas. Cuando la etarra colocó los pies encima del banco donde estaba sentada, Murillo le afeó la conducta: «Guarde la compostura, que no está usted en un bar, señora». Ante las protestas de la acusada, que durante el interrogatorio intentó sin éxito defender su militancia en la banda terrorista, la magistrada añadió: «Que se siente normal». El fiscal pide para Mendizábal 25 años de prisión.

El segundo episodio lo protagonizó el ex jefe militar de ETA «Txeroki» (para el que el Ministerio Público solicita 377 años de cárcel) cuando, al hacer uso de su derecho a pronunciar la última palabra, dedicó en euskera «abrazos y cálidos saludos a todos los que han venido desde Euskal Herria» y exclamó, brazo en alto y mirando a su público, la consigna etarra «Jo ta ke» (dale duro), informa Efe.

El tercer juicio era contra Ibai Beobide, para el que el fiscal solicita 15 años de cárcel. Al término de la vista oral, los familiares y amigos del terrorista que acudieron a la Audiencia Nacional le animaron al grito de «Ibai, eres el puto amo». Este etarra fue detenido mientras circulaba en bicicleta. Seguía así una consigna de «Txeroki» para tratar de burlar los controles policiales.

MIENTRAS PLANEA CERRAR HOSPITALES PÚBLICOS
La Generalitat no recorta en fomento del catalán ni en personal de confianza
A.Fernández (Barcelona) El Confidencial 15 Julio 2011

Por la boca muere el pez. Y por la lengua, algunos políticos. Lengua asimilada a idioma, por supuesto. Es lo que le pasa a la Generalitat de Cataluña, que ha desatado un sinfín de críticas por la decisión de dedicar casi 7 millones de euros fomentar el catalán en los medios de comunicación. Esto ocurre mientras se cierran quirófanos, se alimentan las listas de espera de los enfermos o se eliminan plantas de hospitales.

La situación en Cataluña es delicada: esta semana se anunció el cierre del Hospital de la Cruz Roja, en el centro de Barcelona, cuyos trabajadores han decidido acampar en la plaza de Sant Jaume, justo enfrente del despacho de Artur Mas y en el hospital de la Mutua de Terrassa los trabajadores y los ciudadanos salen a la calle a diario para protestar contra los recortes. Este hecho se añade al del cierre de quirófanos y de plantas enteras de los principales hospitales públicos, lo que ha tensado el clima social y laboral. Además, ayer mismo, el consejero de Economía, Andreu Mas-Colell, pronunció una conferencia en la que pedía a los empleados públicos que trabajen un poco más por un poco menos. Todo porque “la situación es muy difícil”. Es la “cooperación solidaria” que se espera de ellos, lo que es considerado “indecente” por fuentes sindicales y de la oposición consultadas por este diario.

En esta coyuntura, la Asociación Nacional por la Libertad Lingüística (ANLL) hizo público ayer un comunicado en el que deploraba las subvenciones. Muchas de éstas se han repartido, en los últimos años, a òmnium Cultural, la mayor asociación cívica catalana. En esta década, recibió casi diez de millones de euros para fomento del catalán. El tema ha sentado mal en Ciutadans, el partido que, con tres diputados, mantiene una lucha abierta en el Parlamento catalán sobre el tema. El pasado martes, Ciutadans presentó una moción en el Parlamento para que se deroguen los convenios de la Administración catalana con òmnium Cultural. Y no es por nada: la noche anterior, es decir, el lunes, la presidenta de esta asociación, Muriel Casals, propuso la insumisión fiscal con España. Es decir, no pagar impuestos hasta que el Estado español firme con Cataluña un convenio fiscal similar al del País Vasco. A esta petición se sumó el presidente del grupo parlamentario de CiU, Oriol Pujol, aunque desde el Gobierno catalán se pidió más prudencia sobre el tema.

“Los mismos que tiran adelante los recortes sociales dan subvenciones a medios de comunicación amigos y a òmnium Cultural, a los que convocan referéndums y manifestaciones independentistas de manera gratuita. Debe ser que el trabajo sucio necesita dinero”, dice a El Confidencial Albert Rivera, presidente de Ciutadans.

La conexión Generalitat-òmnium
La buena sintonía de òmnium Cultural con el Gobierno es lógica. La asociación mimada por todos los gobiernos que ha habido hasta ahora tiene sus buenos garfios anclados en el Palau de la Generalitat. Artur Mas nombró el pasado 27 de diciembre a Joan Vidal de Ciurana su jefe del gabinete de gestión en Presidencia. Su nivel era el de funcionario del grupo A, nivel 30 y complemento salarial específico de 38.916,72 euros. Pero el 18 de enero, revocó este nombramiento y Joan Vidal pasó a ser jefe de la Oficina del Presidente, con rango de director general. Es decir, en sólo tres semanas pasó de cobrar alrededor de 70.000 euros anuales a algo más de 80.000, es decir, casi un 20% más.

La polémica en algunos círculos no es sólo esa fulgurante subida de salario en tiempo récord. Se da la circunstancia de que Vidal de Ciurana fue “general manager” de òmnium Cultural desde marzo de 2003 hasta abril del 2007, antes de incorporarse, también como “general manager” a la compañía de diseño gráfico Zero4. Desde algunos círculos políticos, pues, se alerta de las conexiones del equipo de Mas con los sectores más soberanistas de las entidades catalanas.

Las ayudas a la ‘prensa amiga’
Pero no son sólo los millones de euros que se pueden dar a òmnium. Este año, en medio de la tormenta de recortes, el Gobierno catalán destinará más de 6,8 millones más a “consolidar y fomentar el espacio catalán de comunicación”. ¿Cómo? Subvencionando determinados medios. Por ejemplo, para los proyectos periodísticos privados de editores de prensa en soporte papel (destinados exclusivamente a fomentar el espacio catalán de comunicación, es decir, a los publicados sólo en catalán) se destinan casi 2 millones de euros. Y otros 1,7 millones, a subvenciones estructurales periódicas en soporte papel.

Pero las ayudas a los medios amigos van mucho más allá. Para las emisoras de TDT, se destinan 667.250 euros. Para las empresas privadas de prensa digital, 624.900 euros. Para las entidades sin ánimo de lucro que se dedican a fomentar ese espacio de comunicación se destinan 569.928 euros. Y para las emisoras de radio con igual objetivo, 493.700 euros. Y para las subvenciones estructurales a publicaciones informativas digitales, 328.458 euros. Y para las subvenciones estructurales a emisoras de radio con iguales fines, 229.622 euros. Y para las subvenciones estructurales a emisoras de televisión privadas, 280.545 euros. En total, pues, más de 6,8 millones de euros para fomento del catalán.

La situación se tensó ayer más cuando el portavoz del Gobierno instó a la insumisión civil. En otras palabras: Francesc Homs, portavoz de la Generalitat, animó a los conductores a poner las siglas CAT encima de la E de España que hay en todas las matrículas. “Quien quiera, que se lo ponga. Jurídicamente, es posible hacerlo”, dijo Homs. Y eso porque lo que identifica a las matrículas son los cuatro números y las tres letras.

Pero se olvida de la Guardia Civil (o de los Mossos d’Esquadra en Cataluña), que, si aplican la ley, han de multar al ciudadano -y de hecho incluso algún coche oficial ha sido multado por llevar el CAT- que varíe lo más mínimo el contenido de la matrícula. A Homs le traicionó, en esta ocasión el subconsciente, ya que es uno de los exponente del sector soberanista de Convergència. Ante su sugerencia, el presidente de Ciutadans, Albert Rivera, saltó a la palestra de inmediato para pedir al presidente de la Generalitat, Artur Mas, su dimisión si no rectifica sus palabras, ya que “hace un llamamiento a la insumisión”. En declaraciones a El Confidencial, Rivera señaló que “nos parece indecente que se llame a los ciudadanos a secundar una petición de este calibre”. O sea, que es como si el consejero de Interior pidiese a los conductores que circulasen a 200 kilómetros por hora en las autopistas españolas sabiendo que el límite está en 120.

Texto íntegro de la nueva Ley de Víctimas del Terrorismo, que omite obligar al Gobierno a no negociar con la banda terrorista ETA
Euskadi Información Global. Redacción. Vitoria. www.paisvasco-informacion.com 15 Julio 2011

A pesar de las diferencias surgidas por la irrupción de Bildu en las instituciones en las últimas elecciones municipales, la nueva Ley de Víctimas del Terrorismo ha sido aprobada hoy por una amplia mayoría en el pleno del Congreso, que remitirá ahora el texto definitivo al Senado.

El texto legal recibió finalmente el apoyo de 339 diputados, entre los que estaban los representantes del PSOE, del PP y de la mayoría de los grupos parlamentarios. Sólo votó en contra la líder de UPyD, Rosa Díez, que había planteado que se endureciese el texto legal tras la irrupción de Bildu en las instituciones.
Concretamente, Díez votó en contra después de no aceptarse la inclusión de dos enmiendas que aludían a que el Gobierno debía comprometerse a “no mantener ningún proceso de diálogo o negociación que suponga el pago de cualquier precio o contraprestación a los terroristas".

La parlamentaria no estimó suficiente que PSOE y PP hubiesen pactado mencionar en el texto aprobado que debía buscarse “la derrota definitiva, incondicional y sin contrapartidas del terrorismo”.

Nin (Caixabank) recuerda que España “es el país con más posibilidades de Europa” gracias al idioma español
“Tene un mercado natural de 500 millones de personas que hablan el español, es una ventaja estratégica competitiva importante respecto a otros países, como Bélgica”.
Redacción http://www.vozbcn.com 15 Julio 2011

El mejor valor añadido de los españoles es, precisamente, ser españoles. Es decir, tener el español como idioma propio. Esto es lo que defiende y ha asegurado el consejero delegado de Caixabank, Juan María Nin:

“España es el país con más posibilidades de Europa; tiene un mercado natural de 500 millones de personas que hablan el español, es una ventaja estratégica competitiva importante respecto a otros países, como Bélgica”.

Nin, en una conferencia pronunciada este jueves en el Círculo Ecuestre de Barcelona, ha recordado que el gran problema económico de España es su burbuja inmobiliaria. Pero cree que es una cuestión “que tiene un horizonte gestionable”. El banquero ha recordado que: “Llevamos cinco años y quedan dos, tres, o cinco más para arreglarlo“. En su opinión, los precios de las viviendas aún pueden bajar algo más, pero no mucho más, porque el grueso de la reestructuración ya se ha ejecutado.

“Soluciones” al colapso del mercado internacional
El consejero delegado de Caixabank también ha valorado la situación que viven los mercados internaciones. Para Nin, es de una “gravedad muy elevada”, pero se ha mostrado convencido de que los políticos lo sabrán arreglar: “La gravedad en la que estamos es tan elevada, que finalmente los políticos llegarán a un acuerdo. Las soluciones las conocemos, no hay misterios“. Aunque no ha especificado al publico asistente en qué consisten “las soluciones”, según recoge Expansión.

Nin ha alertado del riesgo de “sobrecalentamiento” de la economía china y se ha mostrado preocupado por los indicadores de EEUU. Y por el riesgo de que los estadounidenses no puedan seguir pagando las nóminas a los funcionarios: “Estados Unidos ha tocado el límite de endeudamiento; no pueden emitir más billetes. Se tienen que poner de acuerdo cuanto antes Gobierno y oposición”.

Finalmente, ha criticado a los países de la Unión Europea que se han endeudado por encima de sus posibilidades, en referencia específica a Grecia y al resto de las economías periféricas. “Es un problema de modelo, son países que se han endeudado tanto que han llegado a pensar que todo era suyo sin saber que todo esto había que devolverlo“, ha asegurado Nin.


Recortes de Prensa   Página Inicial