AGLI

Recortes de Prensa   Viernes 22 Julio 2011

 

Rubalcaba a favor de la discriminación
Vicente A. C. M. Periodista Digital  22 Julio 2011

No solo no admite su responsabilidad en el caso faisán, ni su complicidad como portavoz del Gobierno del Gal, ni la de la continuada cesión ante ETA con la puesta en libertad de presos y su acercamiento a prisiones de la Comunidad Vasca, ahora, Rubalcaba, este político tan endiosado de sí mismo, que se enorgullecía de "saber todo de todos", ahora no duda en ir contra la Constitución y proclamar su pancatalanismo con una serie de declaraciones que dan un fiel reflejo de la ruindad de este sujeto que aspira a ser Presidente del Gobierno de España.

Solo por su pasado es razón más que suficiente para que de haberse hecho una labor policial de investigación muy posiblemente sería otro de los enjuiciados por la causa del chivatazo a ETA junto a su fiel adjunto Camacho, actual Ministro de Interior. Pero es tal el blindaje y la posición prepotente que aún mantiene al ser aforado, que va a ser una tarea titánica el poder llevar alguna vez al banquillo de los acusados a esta pareja.

Las declaraciones de Rubalcaba a la TVE3 de Cataluña son vomitivas y demuestran hasta qué punto la ley de leyes, la Constitución es solo papel mojado. Cuando afirma que defiende la inmersión lingüística al contemplar el catalán como la lengua vehicular, directamente rechaza la Constitución que expresa con claridad que el castellano es la lengua de todo el Estado y que las demás lenguas españolas serán también oficiales en las respectivas Comunidades Autónomas de acuerdo con sus estatutos. Es claro que Rubalcaba apoya la persecución del castellano y la imposición del catalán como lengua única. Y que eso es Cataluña.

Por otro lado se apunta al tema del acuerdo con Pujol sobre el sistema de enseñanza en Cataluña, donde el nacionalismo catalán califica a España de potencia opresora y reclama la independencia de Cataluña basada en acontecimientos históricos de hace siglos y sin base jurídica alguna. E insiste en que "eso es Cataluña" y que es importante que el resto de España lo entienda. No, si a usted Sr. Rubalcaba le entendemos perfectamente, a usted tanto le da blanco que negro. Eso sí, el PP es el culpable del anti catalanismo y no la actitud anti española de los nacionalistas catalanes. Curiosa y cínica forma de dar la vuelta al argumento para injuriar al oponente político.

Y solo faltaba aludir al sistema de financiación que claramente discrimina al resto de comunidades autónomas y pone a Cataluña como principal receptor de los impuestos. Bien es verdad que seguimos con un sistema donde coexisten Autonomías con privilegios como EL País Vasco y Navarra, con unos Fueros absolutamente caducos e injustos con la igualdad ante la Ley de todos los españoles, porque los impuestos son una parte esencial de la ley tributaria y los beneficios no repercuten por igual en todos los ciudadanos, ya que esas comunidades favorecidas no tienen que dar cuentas al Estado de sus cuentas, pero sí que pueden decidir sobre las cuentas del Estado.

Con estas declaraciones Rubalcaba ha traspasado otra vez la línea de lo que se supone que debe ser la defensa del interés general de los españoles y no la cesión y simpatía hacia políticas secesionistas y anti españolas. Personalmente Rubalcaba puede opinar lo que se le antoje, pero como candidato a Presidente del Gobierno de España este discurso es absolutamente censurable y está fuera de lugar. Un candidato así no representa a la inmensa mayoría de los españoles.

Grecia
¿Dónde está la gracia, ZP?
Pablo Molina Libertad Digital  22 Julio 2011

Los burócratas europeos están en estos momentos exultantes por el acuerdo económico que va a permitir a Grecia continuar unos añitos más sin declararse en quiebra, que es la condición objetiva que arroja el balance de sus finanzas públicas. ¿El remedio? Pues seguir inyectando dinero en la tradicional ortodoxia keynesiana que sigue a pies juntillas el cotarro europeo, y eso a pesar de que los resultados de esta política están más que contrastados con el ejemplo griego como referente de su perversidad.

Zapatero es tal vez el más satisfecho con este segundo rescate griego, pues las condiciones extremadamente laxas que el Eurogrupo ha impuesto a los Papandreu y Karamanlis van a permitirle seguir vegetando los escasos meses que le quedan de mandato sin afrontar los graves problemas de nuestra economía.

Si las autoridades europeas se niegan a dejar quebrar a un país devastado por sus políticos como Grecia, mucho más lo harán con España, cuyo volumen hace imposible un rescate al modo griego teniendo en cuenta, además, que las primeras víctimas de un default español serían las instituciones financieras centroeuropeas, especialmente expuestas a nuestra deuda.

En todo caso, si este rescate sirviera únicamente para solventar circunstancias adversas coyunturales, con el compromiso de la clase política de revertir la espiral de gasto público que han alimentado durante todos estos años, los contribuyentes europeos podríamos también felicitarnos. Sin embargo, dado que la casta dirigente no piensa dejar de gastar lo que no es suyo, este segundo rescate va a servir más bien para confirmarla en el error y seguir con la fiesta keynesiana hasta que sea necesaria una tercera operación de salvamento, así que los que pagamos impuestos no estamos precisamente para tirar cohetes.

Los primeros efectos de esta segunda solución de emergencia a los problemas griegos ya se han hecho notar en la bolsa y en nuestro diferencial financiero. Por tanto, lejos de ahondar en la imprescindible disciplina de gasto y cortar de raíz el despilfarro autonómico, nuestros socialistas interpretarán que todo va bien, de hecho muy bien, y que no hay que preocuparse demasiado por la ruina que han provocado a todos los españoles puesto que en última instancia ya están el FMI, el FEEF y el BCE para condonarnos parte de los préstamos y mejorarnos las condiciones de amortización llegado el caso.

Si Zapatero está contento, los españoles deberíamos preocuparnos en la misma proporción. Hasta que no aprendamos de memoria esta sencilla equivalencia los sobresaltos continuos están garantizados.

Pablo Molina es miembro del Instituto Juan de Mariana.


Sentido común e imposición lingüística
Resueltamente el nacionalismo acaba, de una u otra manera, en actitudes de pura coacción, negativas, y encima doloridas, ya que en el fondo de ese complejo de inferioridad, late además bastante violencia. Se trata de la exclusión, del rechazo, del monopolio.
José Eugenio Soriano García /www.elimparcial.es

Estoy en Bolonia, la esplendida ciudad -medieval-renacentista-decimonónica. Y me dedico a un proyecto universitario. Nada más oportuno, desde luego, si bien, avisaré al lector poco preparado que, paradójicamente, la Universidad de Bolonia ha rechazado el plan Bolonia, ese que nuestros políticos (aquí incluimos a los Rectores) adoran, sin que hasta ahora se sepa muy bien por qué. Eso es lo bueno de la corrección política, dicho sea de paso: se fijan posiciones dogmáticas, duras, inamovibles, sin que se sepan muy bien las razones; la corrección política actúa desde un magma de sentimientos vagos, que sin embargo calan en profundidad allí donde anidan y se imponen, incluso con violencia, eso sí, añadiendo un victimismo tal que la violencia y la coacción se producen además como si se tratase de algo lógico y natural, es como una exigencia de la historia, esta última basada en sufrimientos y persecuciones imaginarias o reales (estas últimas, normalmente, atribuidas a los antepasados, pero como si nos las hubieran hecho a nosotros mismos).

Merecería la pena dedicar un día un artículo a lo que este “pensiero debole” ha acabado provocando en todo el mundo, y su conexión con la corrección política y la falsificación de la realidad que ha venido a suponer, la negación de si mismo, la cobardía y la agresión como formas cotidianas de posicionarse. Y es que el relativismo asociado a la corrección política, siempre acaba generando ofuscación y envenenamiento de la realidad.

Comentando, como hago a veces en estos artículos, sobre la realidad cotidiana tal como me va aconteciendo, quisiera contarles la anécdota que ayer tuve ocasión de presenciar cuando un catedrático de Bolonia, recién llegado de 15 cursos en la Universidad de Venecia, comentaba sobre su estancia de año y medio en Barcelona, en presencia mía y de una profesora de Cataluña que paraba por aquí.

Nos comentó que un profesor de Barcelona le invitó a dar una conferencia sobre un tema de su especialidad. El pobre - así se autocalificó - luchó con su dominio del español y escribió su lección, que comenzó a dar en castellano. Entonces le interrumpió dicho profesor de Barcelona y le dijo que la diera en catalán, a lo que respondió el bolonio que desconocía esa lengua. Y la respuesta del catalán consistió en que diera la clase, ¡de dos horas!, en... italiano. Los alumnos, bien incitados, apoyaron la iniciativa.

La consecuencia fue que: a) los alumnos no entendieron ni una palabra, b) en consecuencia se tiró todo el esfuerzo del profesor italiano, c) se tiró el tiempo y el resultado fue completamente ineficiente, d) su malestar por todo ello fue patente, e) no volvió a ofrecerse y su juicio sobre la Universidad de Barcelona era más o menos el que se pueda tener sobre una Universidad de... (ponga aquí el sitio que se le ocurra).

Al parecer el profesor de Barcelona le comentó que lo importante era “defender los principios”, no que el resultado fuera bueno.

Esto último ya es escandaloso, porque con dinero público no se puede apostar por tener resultados malos ni se debe en modo alguno jugar con frivolidad. Si se trae a un especialista es para lograr objetivos públicos, en este caso mejorar el conocimiento de los alumnos.

Pero la cuestión es: ¿Y cuáles eran esos principios? No desde luego defender la lengua catalana, - principio positivo - porque la lección se impartió en italiano. No. El principio era negativo: que no se oyera el castellano. Era un principio meramente destructor, negativo, que no aportaba nada.

Y esa es la situación. Resueltamente el nacionalismo acaba, de una u otra manera, en actitudes de pura coacción, negativas, y encima doloridas, ya que en el fondo de ese complejo de inferioridad, late además bastante violencia. Se trata de la exclusión, del rechazo, del monopolio. De eso se trata.

Pude además comprobarlo cuando la profesora de Barcelona saltó para decir que la tesis del profesor de Bolonia, -que indicó que en la Facultad de Venecia, de donde provenía, todo el mundo hablaba veneciano pero que sin complejos usaban el italiano como lengua común y externa - podía ser cierta ahí, pero no en Barcelona “porque el veneciano es un dialecto y el catalán una lengua, un idioma”. Contestó con alguna severidad el profesor italiano, recordando entre otras cosas, que la profesora catalana ni conocía lo que era el veneciano y que no se le ocurriera decir más tonterías; y añadiendo que Venecia formaba parte de Italia mucho menos tiempo que Cataluña de España.

Calló la catalana, abrumada. No sabía efectivamente que el veneciano es tan lengua como el catalán, desconocía la historia de Italia - probablemente, añado, ni la de España - pero finalmente, aunque nada dijo, creo que guardó para sí su superioridad epistemológica basada... en la nada. Quizás movida un poquito.

Viajar parece que ayuda a aprender. Y si no se va en grupo, sino que cada uno tiene que ver por sí mismo la realidad, mucho mejor.

Yo asistí con alguna tristeza a aquella situación. Esto es lo que hay. El Gobierno nunca ha producido una idea que ayude a mejorar las cosas, porque se mueve solo en la corrección política. Algún día quizás algún indignado al menos en el plano intelectual, acabará diciendo que esta situación no es posible y que la realidad es otra, por ejemplo, que los alumnos de aquella clase, que absolutamente todos entienden y hablan castellano como catalán, no se pierdan sus clases y sus conocimientos por la estupidez de la corrección política.

Fuente: http://www.elimparcial.es/cultura/sentido-comun-e-imposicion-lingistica-88187.html

José Eugenio Soriano García es catedrático de Derecho Administrativo. Ex vocal del Tribunal de Defensa de la Competencia. Autor de libros jurídicos.
Para contactar con el autor: josesoriano@elimparcial.es

Cantabria, Guadalajara... avanza el 'agujero negro' de la deuda autonómica
El presidente de La Rioja propone un pacto para evitar duplicidades en la Administración
HSF www.lavozlibre.com  22 Julio 2011

Madrid.- Las apariencias engañan. Es lo que el nuevo presidente de Cantabria, Ignacio Diego, ha comprobado nada más entrar a gobernar una comunidad que su ex presidente Miguel Ángel Revilla ha convertido en “tierra quemada”.

No es el único caso. El diputado del Partido Popular Juan Pablo Sánchez ha anunciado que las facturas pendientes de pago de la Diputación de Guadalajara superan los cuatro millones de euros. Sánchez criticó la "deslealtad" del partido socialista en la diputación "por no haber facilitado un traspaso de poderes leal y transparente, por ocultar la verdadera situación económica de la institución y por haber puesto diversas trabas y dificultades a los miembros del Partido Popular tras su victoria en las pasadas elecciones municipales del 22 de mayo de 2011".

María Dolores de Cospedal fue la primera en alertar de la situación. En su caso era Castilla-La Mancha, pero sólo era el primero de los muchos que faltaban por llegar. El elemento común: los populares reciben la herencia de una gestión en la que el PSOE ha tenido mucho que ver.

El caso de Cantabria es especialmente sangrante. Mientras el ex presidente Revilla llegaba al palacio de la Moncloa en transporte público portando productos de la tierra, su mujer, Aurora Díaz se convertía en madrina de un buque de guerra en presencia de la ministra de Defensa Carmen Chacón. El montante de la factura, 45.000 euros girados a las consejerías de Presidencia y Economía del ejecutivo cántabro.

Ignacio Diego ha avanzado que presentará un cuadro económico que muestre “los efectos devastadores de una legislatura sobrada en demagogia y despilfarro”. Según el dirigente popular, aunque pronto se conocerán las cifras “hasta con decimales”, un primer análisis demuestra que se ha encontrado un “agujero que supera los 440 millones de euros”. Diego reiteró que “es la primera vez en la historia de Cantabria que un Gobierno deja al siguiente una situación que se podría calificar de tierra quemada”.

El presidente de Cantabria no quiso pasar por alto la responsabilidad que tiene el Partido Socialista en la situación de crisis española en general y cántabra en particular: “Desde el PSOE se ha hecho política simplemente a conveniencia de su interés. Si había que hacer presidente de Cantabria al menos votado [en referencia a Miguel Ángel Revilla] se hacía, y si había que condescender con partidos independentistas también se hacía con tal de mantener al margen al adversario principal, al Partido Popular”. Ignacio Diego se preguntó “¿Quién desde el Gobierno está pensando en España?” encontrando la solución en el presidente nacional de su partido: “Mariano Rajoy representa con su carácter equilibrado, dialogante y abierto el líder que España necesita”.

Todas las comunidades autónomas se encuentran en una situación dramática. Según el presidente de La Rioja, Pedro Sanz “inasumible”. Sanz ha reclamado un pacto de Estado y la reconsideración del “reparto de poder en el territorio” para acabar con las “duplicidades costosas y peligrosas”. Como solución, el presidente riojano apuesta por que el Senado sea un "verdadero punto de encuentro", sin valorar su posible eliminación.

Se confirma que lo revelado por María Dolores de Cospedal no era un caso único ni extraordinario. Cantabria, La Rioja, Guadalajara...la suma continúa.

El nacionalismo apuesta por politizar religión y lengua

El obispo de Vic cesa a uno de sus párrocos por poner el himno de España durante la procesión de Semana Santa
PEPE GIMÉNEZ www.lavozlibre.com  22 Julio 2011

Madrid.- Juan Pablo II decía que "cuando el cristianismo se convierte en instrumento del nacionalismo, queda herido en su corazón y se convierte en estéril". La combinación de nacionalismo y cristianismo es explosiva, la religión deja de servir a Dios para servir a la ‘nación’. Eso es precisamente lo que ha pasado en la población barcelonesa de San Vicente de Castellet.

El obispo de Vic (Barcelona), Romà Casanova, ha cesado al párroco de San Vicente de Castellet (Manresa), David de Vargas. El cura permitió que sonase el himno de España durante la procesión de Semana Santa.También permitió a algunos niños tocar las campanas de la iglesia para celebrar la victoria de la selección española el año pasado. Ambas cosas son muy normales en cualquier pueblo de España. Al alcalde de San Vicente, Joan Torres (CIU), le pareció intolerable y decidió romper relaciones con la Iglesia.

Al alcalde no le molesta que se toquen las campanas cuando gana el Barça, ni que suene ‘Els Segadors’ durante las procesiones de Semana Santa, sin embargo le parece intolerable el himno de España, así como que se celebre la victoria de ‘La roja’. El obispo ha cesado al párroco porque no puede seguir soportando la presión política del ayuntamiento.

Y si la religión queda desvirtuada por el nacionalismo y pierde su esencia, la educación también. A este respecto, Alfredo Pérez Rubalcaba ha recordado en TV3 que él ha defendido “el modelo educativo de Cataluña que, por cierto, pacté con el señor Pujol”. También ha añadido: “Defiendo el catalán y defiendo que la lengua vehicular en la escuela sea el catalán”. Más tarde comentó “lo peor del mundo son aquellos que se arropan en la bandera española y en la unidad de España y luego siembran la discordia”, refiriéndose a la gente del Partido Popular.

Para discordia, la de Oriente Medio. El líder de la Autoridad Nacional Palestina, Mahmud Abbas, ha pasado por Barcelona y se ha sentido arropado en sus deseos de formar un estado Palestino independiente de Israel. Artur Mas le ha mostrado su comprensión en sus deseos de independencia “Palestina y Cataluña son dos viejas naciones que, de acuerdo con esta tradición histórica y de acuerdo con este concepto de un pueblo y una nación, entendemos perfectamente aquellos pueblos que desean vivir en libertad, en paz y prosperidad”, ha afirmado.

Y mientras la independencia no llega, Alfons López Tena (SI) da consejos sobre cómo burlar la ley. López Tena es notario y fue vocal del Consejo General del Poder Judicial durante siete años. El diputado autonómico ha animado a los concejales de los partidos nacionalistas a que retiren el retrato del rey Juan Carlos de los ayuntamientos, ya que la ley solo exige que el retrato esté durante las sesiones plenarias. En ese caso, ha animado a los concejales a que se ponga el retrato al revés.

******************* Sección "bilingüe" ***********************
Cataluña
Rubalcaba, especie protegida
Maite Nolla Libertad Digital  22 Julio 2011

El Consejo de Ministros ha decido interponer recurso de inconstitucionalidad contra una ley del Parlamento de Cataluña que otorga carácter preferente al aranés en el Valle de Arán. Y lo hace por considerar que vulnera el artículo 3 de la Constitución respecto al régimen de cooficialidad; es decir, que en España ninguna lengua oficial tiene carácter preferente. Y si eso no estaba lo suficientemente claro, la sentencia del Estatuto de Cataluña lo puso por escrito. Fenomenal, el Gobierno de España haciendo de Gobierno de España. Pero, claro, estos recurren ahora lo que en su día aprobaron en las Cortes. Este Gobierno consideró que el catalán debía ser preferente en Cataluña. No sólo lo aprobó así, sino que llamó anticatalanes odiosos a los del PP que en su día presentaron un recurso bastante parecido al que ahora presenta el Gobierno respecto al aranés. La ministra Chacón, cuando aún dejaba volar su imaginación pensando que podía ser presidenta, llegó a decir que si el PP no retiraba el recurso estaría atacando a Cataluña. Y cuando llegó la sentencia, y cuando llegaron otras sentencias diciendo que ninguna lengua oficial tiene carácter preferente, Gabilondo, Rubalcaba y el resto de ministros se ofrecieron a colaborar con la Generalitat de Montilla y con la presente, para no cumplir nada que tuviera que ver con la lengua en la educación, en la función pública o dónde fuera.

Y ahora va el Gobierno y decide recurrir la ley del "occitano" por lo mismo que recurrió el PP el Estatut que aprobó el Gobierno. Vamos, que el Gobierno se autorrecurre. Lo cual convierte a este Gobierno en antioccitano. Aranófobo. Un Gobierno que pretende llevar el odio al Valle y romper la pacífica convivencia de los esquiadores de Baqueira, osos incluidos. En fin, la política tiene estas cosas, que te llevan a hacer lo mismo que hicieron otros, aunque en su momento se les señalara con el dedo y se buscara su exclusión política y social.

La gracia del asunto es que la interposición de este recurso ha pillado a Rubalcaba de gira por Cataluña. Esta semana apareció en la tevetrés defendiendo la inmersión lingüística, hasta el punto de atribuirse su puesta en marcha; como Al Gore con internet. Dijo que él había acuñado el término "catalanofobia" para describir la conducta del PP respecto a Cataluña; también como Al Gore con internet. Y que nadie como él defendía lo catalán –nacionalista, quiso decir- pese a la incomprensión de Madrid, y prueba de ello fue el Estatut. Llegó a decir que comprendía el ficticio avance del independentismo porque no puede ser que insultes a tu vecino por "cómo viste o cómo habla". Y va Zapatero y recurre lo del occitano. Y Rubalcaba hace la pena. Porque venir a Cataluña a insultar al PP a costa de la lengua, mientras el Gobierno recurre la ley del aranés, es hacer la pena.

SEPARATISMO CATALÁN
La Generalitat pondrá las multas “que hagan falta” a quien no etiquete en catalán
 Minuto Digital 22 Julio 2011

La Generalitat ha avisado este viernes que pondrá las multas “que hagan falta” a las empresas que no etiqueten sus productos en catalán a partir de este sábado, a raíz de la finalización del plazo de adaptación de la obligatoriedad de etiquetar los productos en catalán, según el nuevo Código de Consumo.

“Si hay quienes se quieren saltar la ley, el Gobierno de CiU está dispuesto a poner las multas que hagan falta“, ha avisado el portavoz de la Generalitat, Francesc Homs, en declaraciones a los medios tras recibir a la Plataforma per Llengua, que ha regalado una cesta con productos etiquetados en catalán para el presidente Artur Mas.

No obstante, Homs ha matizado que “el recurso a las sanciones tiene que ser el último, la prioridad no es poner multas, pero la legislación está para hacerla cumplir“, aunque ha señalado que el Gobierno de CiU es consciente de que el sábado no todos los productos estarán etiquetados de acuerdo con la ley.

“Si hay que poner multas, se pondrán”, ha reiterado el portavoz, defendiendo que esto es así como en todos los países democráticos del mundo, y ha criticado que las sanciones sobre el castellano se consideran lo más normal, mientras que las que son por el catalán se ven como improperios.
Una lengua “de segunda”

Homs ha lamentado que en algunos ámbitos el catalán es una lengua “de segunda” en un país donde se leen más etiquetas en portugués que en catalán, ha señalado.

Ha defendido que el gran volumen de empresas que etiquetan en catalán –si todas hubieran enviado sus productos a la Generalitat se habría colapsado el acceso a la plaza Sant Jaume, ha dicho– demuestra que “no es contraproducente” comercialmente.

No obstante, ha reconocido que queda una “batalla por librar” a nivel externo para conseguir que el catalán sea reconocido por la Unión Europea (UE) y que no se vea como un idioma de segunda en España.

De hecho, tras haber escuchado las declaraciones del candidato a la presidencia del Gobierno por el PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, Homs la invitado a que “haga lo que hay que hacer para que el catalán sea un idioma oficial en la UE, ya que dice ser tan amigo de Catalunya”.

Mientras, Homs ha explicado que el Gobierno de CiU trabaja “muy comprometidamente” en un plan de despliegue del código de consumo, a instancias de una moción aprobada por el Parlamento.

A partir de este 23 de julio finaliza el plazo de adaptación para que las empresas etiqueten los datos obligatorios de los productos en catalán, una obligación que ya existe para el resto de lenguas de la UE comparables al catalán, y que equiparará el catalán con el castellano.


Recortes de Prensa   Página Inicial