AGLI

Recortes de Prensa   Viernes 29 Julio 2011

 

Por fin! Adiós, hombre, adiós (Eleccciones el 20-N)
Antonio Pérez Henares Periodista Digital  29 Julio 2011

Con argumentos directamente contrarios de los que hasta ayer mismo tanto él como sus ministros insistían en su pretensión de agotar la legislatura, Zapatero anunció ayer, en su penúltimo adiós, que adelanta las eleccciones a noviembre, al 20-N, como fecha símbolica y detalle final.

Su penosa comparecencia, intentando vender que está todo hecho, nuestra economía boyante y en la senda de Jauja y su misión cumplida resultó, más que nada, patética. Intentar vender la bajada de apenas cuatro décimas en la EPA de primavera y que situa nuestro paro en 4,8 millones largos de parados (un 20,89% de la problación activa), resulta una desvergüenza y un insulto, no ya a la inteligencia, que lo es, sino a la dramática situación de millones de familias españolas. Alardear de deberes hechos el día que nuestra prima de riesgo vuelve a estar por encima de los 350, una vez más jugando al borde del abismo y ensanchando nuestra trampa, no es más que la guinda de un pastel que ha montado estos años a base de irresponabilidad, insensatez, delirios y optimismos patologicos. Su herencia, bien al contrario de su pretendida "misión cumplida", no puede ser más atroz para España. Paro dramático, economía paralizada, deuda disparada, desvertebración del Estado, autonomias al borde de la quiebra, pérdida y desprestigio de la autoridad democrática y de postre ETA legalizada sin haber entregado una pistola y gobernando territorios.

Ese es, en los hechos, su balance, su pésimo balance, el del peor gobernante de nuestra historia democratica. Que se va porque le obligan los de su propio partido, el mismo Rubalcaba. ZP hasta anteayer se aferraba a marzo y así lo proclamaba en público y lo confesaba en privado. Su voluntad era muy clara en ese sentido.

Tambien dicen que lo era en aquellas primerias que jamás se celebraron. Si hoy ha dicho que lo tenía pensado desde hace tiempo, miente una vez más o les ha mentido a todos, a toda la ciudadanía y a sus más intímos.

Los elementos esenciales que le han obligado a tomar la decisión y doblar su voluntad de aguantar hasta marzo han sido esencialmente tres:
A) El terrible desastre electoral del 22-M
B) La presión economica de los mercados que no daban respiro alguno. Hoy mismo la prima de riesgo a 356, al borde mismo del precipicio.
C) La perdida casi absoluta de valedores en su propio campo (editorial de El Pais como escenificación de ese panorama)que apoyaran esa pretensión. Rubalcaba el primero.

Y ahora viene la jugada. Porque quien ha puesto la fecha de las eleccciones está más que claro que ha sido Rubalcaba. El "virgen", el que aparecerá como que no ha sido en absoluto ni tenido parte responsabilidad alguna en tal destrozo nacional el que quieren vendernos como que ahora, despues de haber sido pìedra angular del ejecutivo no ha tenido que ver con el nada. La burra vieja que ahora nos quieren colocar como potra alazana.

La logica, una vez tomada la decisión, a que andarse con gaitas, era disolver hoy mismo las Cortes y llevar las elecciones a octubre, cuanto antes. Eso hubiera sido lo razonable y mejor para el pais. Pero no. Alfredo piensa en él y ver como tiene un poco más de tiempo para intentar salvar algún mueble más. Cuatro meses de propaganda. Porque hay que hacer algunas cosas de campaña. Zapatero tiene que dejar ademas del Gobierno,la Secretaria General del Partido, Rubalcaba quiere todo el poder ya mismo y que se vea. Asi que habrá congreso aclamatorio en plena campaña¿Lo habrá tambien regionales? ¿O será aclamado por todos esos barones que se han quedado sin feudo y sin almena?. Lo unico cierto es que vamos a tener que tragar mucho spot publicitario, como el de la camiseta con la leyenda de la forzuda chica yanki en la II guerra mundial, mucha fanfarria y mucha intoxicación, como la de la última encuesta convertida casi en victoria cuando lo real ha sido el demoledor resultado del 22-M ("Nosotros no celebramos encuestas, celebramos resultadois" decía el "genio" Blanco) .

Pero bueno, por lo menos, podemos decir ya adiós con fecha fija. No es poco. Es un enorme alivio. La sensación es que hoy muchos españoles de toda edad condición y gobierno han respirado aliviados. Tanta paz lleve como descanso deja. Hubiera sido insoportable para España aguatarlo en su moribundia hasta marzo del año que viene. Así que adioós, hombre, adios. De una vez adios, aunque aún tengam os que aguantar casi cuatro meses.

P.D. Lo de la fecha 20-M, día de la muerte de Franco, no deja de tener ribetes de broma de mal gusto y de retorcidilla intención. Levantar ampollas ha sido una de las especialidades de ZP con su pretensión de abjurar de la transición y sus consensos basicos y constitucionales. La elecccón de fecha se puede inscribir en ese empeño de revolver lo peor de nuestra historia. Pero no deja de ser una estupidez y una maña bastante tonta. Si es para hacer jueguecitos de que Franco murio el 20-M y Rajoy quiere ganar ese mismo día y resucitarlo, que seguro que van a hacerlos, lo cierto es que la cosa no tiene recorrido. Convertir al moderado lider de la derecha, al que siempre han intentado descalificar por su presunta tibieza, en un peligroso fascista es seguir el camino del doberman pero solo conduce a otro precipicio como el del 22-M. El 20-M puede ser la tumba del PSOE. Unos resultados a tenor de las municipales abrirían hasta el debate por hegemonía politica en la izquierda.

Autonomías
A los manirrotos de todos los partidos
Guillermo Dupuy Libertad Digital  29 Julio 2011

Está visto que el Tribunal Constitucional está decidido a que en la Generalidad de Cataluña no falte el papel higiénico. Cuando los gobernantes nacionalistas todavía no han acabado de gastar para esos menesteres la sentencia del Constitucional que tan escasamente recorta el estatuto soberanista catalán, o la sentencia del Supremo que pretendía que el castellano también pudiese ser lengua vehicular de la enseñanza, va nuestro Alto Tribunal y dicta una nueva sentencia que, rechazando un recurso del Parlamento de Cataluña contra la Ley General de Estabilidad Presupuestaria de 2011, avala la facultad del Gobierno central de poner topes al gasto y al endeudamiento autonómico.

Que esta sentencia también está destinada a limpiar el trasero de los gobernantes autonómicos –no sólo los nacionalistas– es aun más evidente por cuanto ahora ni siquiera existe una Ley, sino un mero Plan de Estabilidad que simplemente informa de cuáles deberían ser los déficits autonómicos para que el conjunto de las Administraciones Públicas cumplieran con Bruselas. De nada sirve que el Constitucional reconozca al Estado su facultad para establecer topes de gasto de obligado cumplimiento a las autonomías, si luego el Gobierno no se atreve a ejercer esa facultad o a castigar a quien incumpla esos topes legales.

En este sentido, se supone que del Consejo de Política Fiscal y Financiera deberían haber salido unos topes que con carácter legal impidiesen a los gobiernos regionales proseguir su descontrolado déficit y endeudamiento. Pero lo que ha salido de esa bochornosa reunión –en realidad dedicada únicamente a ver cómo las autonomías devuelven lo que recibieron de más del Estado en 2009– es la oferta de Salgado de que acudan a un crédito con el ICO para pagar dicha deuda. Es decir, que se endeuden para pagar lo que deben. En cuanto a topes de gasto, nada de nada; sólo unas inconcretas "reglas de gasto" que los gobernantes autonómicos se seguirán dando a sí mismos y que les ha llevado a la mayoría de ellos a incumplir sistemáticamente los objetivos de déficit autonómico contemplados en el Plan de Estabilidad.

Aunque haya ilustres analistas económicos que sostengan que, para poder reclamar más frugalidad a las autonomías, el Estado tiene que empezar por dar ejemplo, lo cierto es que ya en 2010 el objetivo de déficit para el conjunto de las administraciones públicas se pudo cumplir gracias al Estado central y a pesar del descontrol de los Ayuntamientos y, sobre todo, de las Autonomías. Hoy mismo hemos sabido que el déficit de la Administración Central se ha reducido en un 18,9% hasta junio. Sin embargo, todo parece indicar que las autonomías, que gestionan las dos terceras partes del gasto público, van nuevamente a poner en riesgo los compromisos adquiridos con nuestros socios comunitarios.

Y es que no se trata de que los Ejecutivos regionales "se aprieten todavía más el cinturón". No, qué va. Lo que pretendemos algunos es que se lo pongan y no sigan gastando a calzón quitado como si la crisis económica no fuera con ellos. Han sido las autonomías, y no el Estado central, las que han seguido contratando funcionarios a mansalva. Así, su nivel de endeudamiento ha pasado de los ya preocupantes 63.000 millones de euros a comienzos de 2008 a los 121.000 millones en abril de este año.

No pretendo quitar responsabilidad de este clima de desbarajuste al Gobierno de Zapatero, ni poner sordina a los pufos ocultos con los que se han encontrado los nuevos gobernantes autonómicos del PP. Pero hay gobiernos que ya estaban en manos de los populares, como la Comunidad de Valencia o Murcia, o Ayuntamientos como el de Madrid, corresponsables de que la prima de deuda española se haya disparado. Mucho ojo, pues, que en esto del descontrol presupuestario hay socialistas en todos los partidos.

Del fiasco al colapso económico
Editorial  www.gaceta.es  29 Julio 2011

Salgado apenas pudo vender el compromiso de que cada autonomía aprobaría, en el plazo de seis meses, una regla de gasto coherente con la del Estado.

El Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) del pasado miércoles fue un completo fiasco para todo aquel que no esté aquejado por el sectarismo progubernamental. Una ministra de Economía a la que, literalmente, le quedan dos telediarios había llegado a la reunión con unos objetivos marcados: fijar una regla de gasto que ligara la expansión del sector público al crecimiento económico y establecer un calendario consensuado para la devolución de los 23.000 millones de euros en concepto de anticipos que el Estado entregó en 2008 y 2009 a las comunidades autónomas. Pero fracasó estrepitosamente en ambos propósitos.

Salgado apenas pudo vender el compromiso de que cada autonomía aprobaría, en el plazo de seis meses, una regla de gasto coherente con la del Estado, así como la refinanciación parcial de los anticipos a través de una línea de crédito ICO. Un parche que a buen seguro no satisfizo a nadie: ni a las autonomías del PP, que no han encontrado a un interlocutor estable con el que coordinar el ajuste de sus descuadres financieros, ni al propio Gobierno socialista que, presionado por Europa para que remodele el Estado de las autonomías y discipline a los distintos Gobiernos regionales, ha preferido aguar el CPFF y traspasarle la patata caliente al siguiente Ejecutivo.

Porque el problema de fondo es ese: mientras que los nuevos Gobiernos autonómicos tienen cuatro años por delante para enderezar sus finanzas, a Zapatero, Salgado y Chaves apenas les quedan unos meses –o semanas– de mandato para evitar que se desmorone todo el castillo de naipes que han construido durante la presente legislatura. La perspectiva temporal de unos y otros es del todo divergente: el PSOE sólo atina a ver hasta las inminentes generales y el PP busca un marco de actuación para, al menos, los próximos cuatro años.

Por eso, las propuestas que unos pueden ofrecer y las que otros pueden aceptar también resultan incompatibles. Por un lado, como el PSOE sólo piensa en los siguientes comicios, su estrategia pasa por asfixiar financieramente a las autonomías del PP. Recordemos: primero, el Gobierno central les entregó a las comunidades, especialmente a las socialistas, mucho más dinero del que debían recibir; después, esas Administraciones dilapidaron los fondos que nunca debieron haber obtenido; y ahora, tras unas elecciones en las que arrasó el PP, Zapatero les obliga a solicitar un crédito extraordinario al ICO para que devuelvan un dinero que no tienen. Lo que les faltaba a las autonomías: añadir todavía más deuda –e intereses– a la montaña de deuda que han heredado.

Por su parte, el PP no puede conformarse con componendas parciales y deshilvanadas que interrumpan el normal funcionamiento del sector público. Lo que requiere el Estado de las autonomías es una reforma integral, que cierre las competencias de las distintas administraciones y establezca un sistema de financiación donde exista mucha más corresponsabilidad entre ingresos y gastos. Es obvio que este PSOE no está ni capacitado ni predispuesto ni legitimado para confeccionar un plan tan ambicioso como imprescindible: fue su sumisión a los nacionalistas la que terminó de desbarajustar el sistema autonómico –con voladura constitucional incluida– y fue su incompetencia al frente de los distintos Gobiernos la que nos ha conducido a la actual situación de colapso económico.

La senda de reformas, también la autonómica, se encuentra en punto muerto con el PSOE. Fiascos como el del CPFF ilustran como pocos la necesidad de oxigenar el Gobierno central convocando ya elecciones anticipadas.

Embrollo autonómico
El Editorial La Razón  29 Julio 2011

Los mercados y los organismos internacionales observan con lupa las decisiones económicas del Gobierno y de las comunidades. El Pacto de Estabilidad delimita un escenario fiscal que compromete a las administraciones y del que cualquier descuelgue se traduce en desconfianza y en tensiones para nuestra deuda. Resultó decepcionante el resultado del Consejo de Política Fiscal y Financiera que, lejos de encauzar la solución a las dificultades económicas de las regiones y de sellar un acuerdo global en torno a una regla de gasto, deparó un embrollo mayor del que existía y, sobre todo, envió un mensaje negativo al exterior. El Gobierno y las comunidades salieron del encuentro sin un acuerdo en aspectos clave como garantizar la liquidez a corto plazo y preservar la estabilidad de las cuentas públicas.

Mariano Rajoy había planteado una fórmula razonable como era aplazar la devolución al Estado del dinero que anticipó a las regiones, pero el Gobierno se negó y propuso facilitar un crédito especial ICO a las comunidades para ese propósito. Esa iniciativa es pan para hoy y hambre para mañana, porque crea un problema sobre otro al generar un nuevo endeudamiento a unas administraciones exhaustas. No existían razones de peso para descartar la propuesta del líder del PP porque ni afectaba al déficit ni a la deuda y ofrecía un margen de liquidez apreciable. El Ejecutivo sólo pudo oponerse por motivos políticos. La intransigencia de Salgado y su aparente falta de voluntad para alcanzar un acuerdo de mínimos sólo puede interpretarse en el marco de una estrategia de desgaste político para poner a los gobernantes del PP entre la espada y la pared sin capacidad de maniobra.

Aunque las comunidades autónomas ratificaron su compromiso con el objetivo de déficit, el Ejecutivo frustró un consenso en torno a una regla de gasto común. Sin una disciplina férrea y conjunta, es más probable que los números no cuadren y que se agudice el problema, algo que no preocupó al vicepresidente Chaves, que sí anduvo rápido para responsabilizar al PP de los futuros ajustes como si la desastrosa herencia recibida fuera inocua.

Algunos de los detalles del encuentro indican que el Gobierno tampoco cuidó las formas. La improvisación deparó escenas impropias de una cita de esa seriedad, como el reparto de sobres cerrados por parte del Gobierno a los consejeros con la cifra de financiación de la que podían disponer o que al nuevo responsable madrileño le dieran el sobre de Canarias.

Lo peor es que no se atisba una salida próxima y factible, y la situación tiende a empeorar con una mayor conflictividad. Lo ideal sería que el Gobierno liderara con las autonomías un acuerdo de mínimos para despejar el horizonte de incertidumbres y trasladar tranquilidad y certeza a los mercados, aunque Salgado tendrá que cambiar de actitud y no actuar como oposición del poder autonómico del PP. A medio y largo plazo es evidente que existe un fallo sistémico del Estado autonómico, que requiere una reforma profunda para reordenar los equilibrios, racionalizar sus funciones y garantizar su sostenibilidad. Será misión principal del próximo Gobierno.

Devolver competencias
José Antonio Vera La Razón 29 Julio 2011

Colea aún el pulso entre las autonomías y el Gobierno a propósito de la abultada deuda, el descontrol del déficit y el caos actual de las haciendas regionales. La situación es tan extrema, que hay quien plantea una reconducción de la estructura territorial del Estado para convertirlo en algo menos costoso y más racional. Dicen ya abiertamente algunos presidentes periféricos que son partidarios de devolver competencias al Estado, para que se gestionen de manera conjunta desde la Administración central. No me parece mala idea. Algo habrá que hacer en ese sentido, pues el actual modelo es costosísimo, disgregador, de tendencia confederal, fomenta un planteamiento de «taifas» que hace muy complicado tomar decisiones conjuntas, y pone claramente en peligro la unidad de mercado.

La devolución de competencias que plantea, por ejemplo, Ramón Luis Valcárcel desde Murcia, puede ser sin más una manera de mantenerle el pulso al Gobierno de Zapatero. Pero no tiene por qué ser una idea descabellada, sino todo lo contrario, siempre y cuando se haga de forma voluntaria. Hacer 17 servicios regionales de Salud, con 17 políticas de compra de medicamentos, gestión de centros, tarjetas sanitarias, sistemas informáticos y todo lo demás, no sólo es más caro desde el punto de vista de la gestión de compras, sino que además es caótico porque se fomenta la desigualdad en las prestaciones entre comunidades. Y lo mismo que en Sanidad sucede en Educación o en Justicia, materias donde la gestión con criterios mínimamente uniformes se echa en falta a diario.

Es verdad que una crisis económica como la actual es dura y sus consecuencias dolorosas para todos. Pero a veces las crisis son también oportunidades. Para poner orden. Para eliminar lo superfluo. Para reducir costes. Y esta mega-crisis que nos golpea podría ser adecuada para racionalizar un modelo territorial que hicimos deprisa en los convulsos años de la Transición y cuyos resultados son mejorables. Particularmente porque en España sólo había una reivindicación autonómica real en Cataluña y el País Vasco, y por razones incomprensibles decidimos darle el mismo nivel de autogobierno político a territorios que nunca plantearon esa necesidad. Ni Murcia ni Cantabria ni La Rioja tenían interés en una Sanidad o Educación propias. Hubiera servido perfectamente la descentralización administrativa con una estructura de decisiones jerarquizada, es decir, que garantizara al Estado la potestad última de decidir, algo que ahora es imposible.

El planteamiento de devolución de competencias que hacen hoy algunos gobiernos regionales del PP me parece acertado. ¿Para qué 17 defensores del Pueblo, tribunales de Cuentas o consejos del Poder Judicial? Sería más que razonable que las autonomías que quisieran se pudiesen poner de acuerdo para que determinados servicios se resolvieran conjuntamente desde un órgano común. Nos ahorraríamos dinero y no se rompería la unidad de mercado, ahora en peligro de verdad. Las autonomías que no quieran, que se queden con su actual estructura. Igual es una manera de diferenciar al País Vasco y Cataluña de las demás, algo nada descabellado, y que podría poner fin también al afán de vascos y catalanes por ser diferentes.

Crisis fiscal
El desastre autonómico
Agapito Maestre Libertad Digital 29 Julio 2011

Zapatero quiere convertir la victoria del PP en las elecciones del 22-M en una derrota para las próximas generales. Zapatero quiere ahogar económicamente a las comunidades del PP para que la gente vote a Rubalcaba. Quizá no lo consiga, pero, desde luego, pondrán en evidencia algunas contradicciones del PP que son relevantes para hacernos cargo de la inviabilidad del actual sistema autonómico. Y, sobre todo, ponen a Rajoy en la alternativa siguiente: o recentralización o independencia para Cataluña y País Vasco. El rollo del federalismo o de las autonomías ya no se la traga nadie con un poco de inteligencia política.

En efecto, el Consejo de Política Fiscal y Financiera ha sido un desastre, especialmente para las once comunidades gobernadas por el PP, porque el Gobierno quiere que esas administraciones devuelvan lo que deben a la Administración Central en el plazo señalado. Es terrible, incluso perversa, la actitud de Zapatero, porque no quiere negociar ni resolver un problema creado por él, cuando presupuestó en 2008 por encima de lo debido. Más aún, el maquiavelismo de Zapatero no es de recibo, porque cuenta con el poder de asfixiar a unas comunidades y salvar a otras. Todo eso es verdad, pero, en mi opinión, tampoco tienen un pase las reacciones de las comunidades del PP que amenazan con devolver algunas competencias al Gobierno.

Esa amenaza, después de treinta años de soportar un sistema infumable y podrido, es absolutamente inviable si no se plantea como una reforma completa del desastroso sistema autonómico. Tendría que hablar Rajoy con voz clara y contundente: o sigue apoyando este esperpento de Estado de las Autonomías o propone un nuevo modelo de Estado-nacional democrático que se enfrente, definitivamente, al asalto que han perpetrado los nacionalistas de la nación española en las tres últimas décadas. En otras palabras, es demagógica la reacción del PP, porque no se puede estar defendiendo, por un lado, el actual modelo de Estado de las Autonomías y, por otro lado, amenazar con salirse de él.

Porque soy de los pocos que, en España, vengo criticando este Estado de las Autonomías, especialmente su principal fracaso, a saber, la incapacidad de integrar a los nacionalistas catalanes y vascos en un sistema democrático, me atrevo a decir ahora que Zapatero tiene razón cuando le reprocha a Rajoy que si no está de acuerdo con la "ley" de las Autonomías, que nos diga cuál es la suya. Sospecho que Rajoy, por desgracia, callará, es decir, se apuntará a la salida socialista, o peor, al silencio hasta que se independice, definitivamente, Cataluña y País Vasco. Eso es todo.

El fiasco financiero del Estado autonómico
EDITORIAL Libertad Digital 29 Julio 2011

Desde que el PP arrasó en las elecciones autonómicas del pasado 22 de mayo, parecía bastante claro que la táctica del PSOE de cara a las próximas generales iba a ser la de asfixiar financieramente a las autonomías. Si se les dificultaban los ingresos y se les forzaba a practicar un fuerte ajuste del gasto, el malestar ciudadano dejaría de concentrarse en Zapatero y, sobre todo, le permitiría a Rubalcaba sacar a pasear el dóberman de la derecha antisocial.

La intransigente postura del Ejecutivo socialista en el Consejo de Política Fiscal y Financiera del pasado miércoles debe leerse desde esta óptica: después de que la Administración central se haya apretado el cinturón, les ha llegado el turno a las autonomías. No es que el razonamiento sea del todo incorrecto –pues, en efecto, el gasto autonómico sigue absolutamente desbocado–, pero el PSOE carece de legitimidad y de tiempo para abrir semejante debate.

A la postre, fue el Ejecutivo de Zapatero quien infló las previsiones de ingresos de 2008 y 2009 y quien abonó a las autonomías unos anticipos a cuenta que eran a todas luces excesivos, y fueron gobiernos socialistas quienes dejaron las despensas autonómicas llenas de deudas. Ahora, con déficits estructurales que se cifran en miles de millones de euros, no resulta muy factible que esas autonomías asuman a cinco años vista pagos extraordinarios de 23.000 millones de euros.

O, al menos, no resulta factible sin cambios de calado en nuestro Estado de las Autonomías. Es imprescindible definir –y cerrar– qué entes prestan qué servicios públicos para, posteriormente, proporcionarles los mecanismos de financiación necesarios. En ese momento, los gobiernos autonómicos que no deseen recortar el gasto, tendrán que subir sus impuestos; y quienes opten por mejorar su eficiencia sin esquilmar todavía más a los ciudadanos, podrán incluso rebajar los suyos. Pero la situación actual, en la que un nivel administrativo gasta y el otro recauda y reparte, es del todo insostenible.

No es momento para parches, y tanto el crédito extraordinario del ICO que ofrece el PSOE como la prórroga de la devolución de los anticipos que solicita el PP son eso: parches. Es hora de redefinir el Estado de las Autonomías, pero el PSOE, por motivos obvios, no quiere ni puede hacerlo. Veremos si el PP, en caso de que acceda al Gobierno central, está dispuesto a coger el toro por los cuernos.

Autonomías
Por el federalismo fiscal
Emilio J. González Libertad Digital 29 Julio 2011

La última reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera ha demostrado, una vez más, que al Gobierno le importa un rábano el solucionar la grave crisis fiscal que vive la economía española. La reunión con los representantes de las autonomías era una ocasión de oro no sólo para acordar entre todos la forma de reducir el déficit público, sino también para establecer de forma racional qué competencias le corresponden a cada uno y cómo financiarlas. Sin embargo, el Ejecutivo se ha embarcado en lo peor que podía hacer, esto es, en una batalla de naturaleza electoralista contra las autonomías gobernadas por el PP, a las que pretende ahogar financieramente, e incluso llevar a la suspensión de pagos a alguna que hasta el pasado junio estuvo gobernada por los socialistas para culpar a los ‘populares’ de ello y tratar de desgastarlos más y más. Mientras tanto, en Moncloa y en Ferraz los del PSOE trazan planes sobre cómo invertir con fines electoralistas esos recursos que quieren que las comunidades autónomas devuelvan ya al Estado, con independencia de su situación de solvencia. Visto lo visto, no es de extrañar que, en unos momentos en los que el euro debería estar fortaleciéndose frente al dólar, a tenor de lo cerca que se encuentra Estados Unidos de la suspensión de pagos, esté sucediendo lo contrario. Y es que los mercados confían más en que Obama acabe por dar su brazo a torcer que en que Zapatero actúe por una vez con el mínimo de racionalidad que exigen las circunstancias de España y de la Unión Monetaria Europea.

Lo triste de todo este asunto es que el enfrentamiento político está ocultando los verdaderos males del modelo de descentralización territorial. Los políticos, por ejemplo, siguen sin entender que tienen recortar el gasto público en todos los niveles de la Administración, que es lo que debería estar debatiéndose en estos momentos. De la misma forma, debería estar sobre la mesa de negociaciones un nuevo modelo de distribución territorial de competencias, y de recursos para financiarlas, según los principios del federalismo fiscal, como qué gasto es necesario y cuál no –para cortar este último de raíz–, y qué nivel de la Administración es el más eficiente en la prestación de cada uno los servicios públicos. E igualmente sería necesario debatir la creación de un sistema de intervención del gasto en todas las administraciones, pero controlado por el Estado, que para eso es el que paga, con el fin de evitar el derroche y la corrupción a que nos tienen acostumbrados las autonomías y los ayuntamientos.

Y eso por no hablar de racionalizar el contenido de toda una serie de competencias –¿qué sentido tiene que cada autonomía tenga, como mínimo, una universidad pública cuando la demografía provoca que haya cada vez menos universitarios?– cuyo ejercicio sólo sirve para derrochar más y más recursos. A partir de ahí, quien quiera gastar más en embajadas, en universidades y demás cosas innecesarias, que suba los impuestos. Ese es el debate que tendría que estar produciéndose en estos momentos, no esa discusión electoralista sobre los pagos de las autonomías que no conducen más que a agravar nuestra situación fiscal y, con ella, la económica. Ahí está nuestra prima de riesgo en máximos y al alza para certificarlo.

Cuando los partidos devoran a las instituciones
Roberto Blanco Valdés La Voz 29 Julio 2011

H e escrito en tantas ocasiones que sin partidos no hay democracia, que parece inútil comenzar una vez por lo que ya se asemeja a una jaculatoria. Pero lo repetiré, por si hubiera alguna duda: los partidos son una pieza clave de los sistemas democráticos, que no funcionan sin ellos en parte alguna del planeta.

Lo que no significa, por supuesto, que de tal necesidad haya que inferir que todo lo que hacen los partidos sea funcional para la correcta marcha del sistema democrático. Que no lo es siempre lo sabe todo el mundo, y que el grado en que no lo es ha alcanzado en España niveles sencillamente escandalosos resulta ya una verdad tan triste como obvia.

La razón fundamental de nuestras disfuncionalidades partidistas tiene que ver, sobre todo, con una vocación voraz por el poder, voracidad que no se orienta solo hacia donde resulta previsible -las instituciones elegidas por sufragio- sino hacia donde es inadmisible: las instituciones de control, que solo sirven para lo que fueron concebidas cuando no son conquistadas por los partidos igual que una corporación local o un parlamento.

El Defensor del Pueblo, el TCE, el Tribunal de Cuentas o el Consejo de RTVE cumplen funciones que, cada una en su grado y en su esfera, deberían servir para que el Estado social y democrático de derecho del que habla la Constitución fuera, de forma creciente y no menguante, una realidad efectiva en toda España.

Ocurre, sin embargo, que los partidos -es decir, sus direcciones y, a veces, los dos o tres que en ellas mandan- no ven en ninguno de esos órganos lo que son en realidad, sino valiosas fincas que hay que repartir, de forma que el que reparte se lleve allí la mejor parte y pueda, así, no solo colocar a los amigos sino controlarlos para que hagan lo que se les ordene.

Esa, y no otra, es la razón por la que los diputados se van de vacaciones sin haber renovado, según habían prometido, los magistrados del TCE que deberían haber designado hace más de nueve meses. Y esa es la razón por la que, con retrasos vergonzosos, que oscilan entre seis y doce meses, no ha sido aún capaz el Parlamento de renovar al Defensor del Pueblo, el Tribunal de Cuentas o el Consejo de RTVE.

Podría ser cuantitativamente peor (el Senado tardó tres años en renovar cuatro magistrados del TCE, y dos las Cortes en renovar al Consejo del Poder Judicial), pero no cualitativamente, porque lo que con esa forma de actuar demuestran quienes controlan los partidos son tres cosas, a cual más desalentadora: que se pasan por el arco del triunfo las leyes cuyo cumplimiento nos exigen a nosotros, que tratándose de instituciones de control lo importante es controlarlas, y que todo vale cuando está en juego lo único importante, que es mandar hoy con el único fin de seguir haciéndolo mañana.

Nuevo ejemplo de despilfarro
Una empresa pública andaluza gasta 8,2 millones en coches, viajes y comida
La Agencia de Gestión Agraria y Pesquera tiene un presupuesto de 105 millones. El derroche contrasta con los recortes de gasto en las regiones gobernadas por el PP.
J.E.Pflüger y J.Molina. Madrid  www.gaceta.es 29 Julio 2011

El pasado 19 de abril la Junta de Andalucía, presidida por el socialista José Antonio Griñán, creaba la Agencia de Gestión Agraria y Pesquera de Andalucía y le adjudicaba el personal y los recursos de la extinguida Empresa Pública de Desarrollo Agrario y Pesquero, SA. De esta manera los cerca de 2.000 empleados y los más de 105 millones de euros que el presupuesto de la comunidad autónoma destinaba a la empresa pública pasaban a depender de la nueva agencia, creada a raíz del primer decreto del Gobierno de Griñán en 2011. Una norma que pretende desvincular el personal de la Junta de las empresas públicas para que dependan de agencias, que como la Agencia de Innovación y Desarrollo de Andalucía (IDEA), vinculada a los ERE presuntamente fraudulentos, pueden gestionar los presupuestos andaluces con mayor libertad.

Solamente tres meses después de su creación, la nueva agencia licitaba tres contratos millonarios a través del Diario Oficial de la Unión Europea (DOUE). Pese a heredar todos los medios de la anterior empresa pública, ha iniciado el proceso de contratación de una nueva flota de vehículos, para lo que empleará seis millones de euros más IVA. La fórmula elegida para disponer de los automóviles es el renting.

En el mismo boletín se incluía otro anuncio de licitación de la agencia andaluza por el que se convocaba concurso para la contratación de la “prestación de servicios relativos a la gestión de viajes para el personal de la Agencia de Gestión Agraria y Pesquera de Andalucía”. Su coste, sin IVA, es de 2.080.000 euros. Una cantidad que parece elevada si se tiene en cuenta que el ámbito preferente de trabajo de la empresa es Andalucía y los desplazamientos no son muy largos.
Antes de estas dos convocatorias la agencia andaluza solamente había tenido tiempo de licitar los “servicios de diseño, coordinación y ejecución del Foro Científico Gastronómico sobre la dieta mediterránea como modelo de desarrollo rural sostenible en Andalucía Sabor 2011”. Para ello empleó la cantidad de 118.000 euros, esta vez con el IVA incluido.

El nuevo ejemplo de despilfarro en la gestión de los fondos públicos de Andalucía contrasta con las medidas de recorte de gasto y reducción de cargos públicos que están llevando a cabo las comunidades autónomas gobernadas por el Partido Popular, cuya primera medida ha sido la reducción de consejeros y directivos de empresas públicas.

El presidente Griñán no ha escatimado en los costes que conlleva la creación de juntas directivas dentro de las agencias andaluzas. Este es el caso de los diferentes órganos de gobierno que constituyen la Agencia de Gestión Agraria y Pesquera de Andalucía.

La presidencia está controlada por Clara Aguilera García, consejera de Agricultura y Pesca de la Junta de Andalucía. Así lo dispone el decreto 100/2011 de 19 de abril sobre la organización general de dicha consejería. La consejera también es miembro de la Comisión Ejecutiva del PSOE-A. Este decreto prevé una gerencia y tres directores generales. La gerencia la ocupa Isabel Liviano Peña. Su historial laboral la sitúa como funcionaria del Cuerpo Superior de Administradores de la Junta de Andalucía y, desde 2009, ha ocupado el cargo de secretaria general técnica de la Consejería de Agricultura y Pesca. Anteriormente, entre 2008 y 2009 fue secretaria general técnica de la Consejería de Gobernación. La dirección económica y administrativa de la Agencia de Gestión Agraria y Pesquera de Andalucía la dirige Ángel Aguayo Marín, anterior director financiero del conglomerado empresarial de la Junta de Andalucía, Cetursa. El PP de Granada denunció que fuera recolocado tras ser despedido de dicha sociedad e indemnizado con 193.000 euros.

Más direcciones
Otra de estas direcciones la ocupa José Carlos Maldonado Borrego, que desde 2009 lideró el cargo de jefe de servicio de Asentamientos Agrarios en la Dirección General de Regadíos y Estructuras Agrarias del departamento de la Junta de Agricultura y Pesca.

La tercera dirección de la agencia es la de Inspección, Control y Análisis, cuyo titular es Miguel Ángel González García, funcionario de carrera desde 1986, y que hasta dicho nombramiento ha ocupado la dirección del Laboratorio de Producción y Sanidad Animal de Sevilla, dependiente de la consejería. En los años ochenta fue técnico superior del Servicio de Ganadería del Área de Desarrollo Económico de la Diputación de Sevilla. Asimismo, fue jefe del Servicio de Sanidad Animal, adscrito a la Dirección General de Producción Agrícola y Ganadera entre 1992 y 2005.

Casi 200.000 euros de indemnización y un nuevo empleo
El pasado 18 de mayo el PP de Granada denunciaba que el director económico y administrativo de la Agencia de Gestión Agraria y Pesquera, Ángel Aguayo Marín, había sido despedido de otra empresa pública andaluza, Cetursa. Tras el despido, que fue declarado improcedente, recibió una indemnización de 193.000 euros. La empresa Cetursa, que gestiona instalaciones en Sierra Nevada, está participada en un 90% por la Agencia Idea, la misma que está siendo investigada por los presuntos eres y prejubilaciones fraudulentas. Una práctica que, según la acusación, fue normal en todas las empresas en las que tenía participación en su accionariado.

paro, déficit, deuda, prima de riesgo,...
La economía española antes y después de Zapatero
El presidente socialista deja un panorama económico muy distinto del que se encontró en 2004. España todavía está muy lejos de su recuperación.
B. GARCÍA / D. SORIANO Libertad Digital 29 Julio 2011

El desgaste de la economía española ha obligado a Rodríguez Zapatero a adelantar las elecciones. El 20 de noviembre, una fecha que cuanto menos curiosa, ha sido la elegida por el todavía presidente del Gobierno para llevar a los españoles a las urnas.

La presión sobre la deuda española, con la prima de riesgo consistentemente por encima de los 300 puntos desde comienzos de julio, ha tirado por tierra la idea inicial de alargar aun más la agonía agotando la legislatura. Ahora llega el momento de hacer balance. Evaluar los 7 años y 4 meses que lleva Zapatero al frente del Ejecutivo implica hacer un recorrido por una etapa marcada por las graves consecuencias que ha generado una crisis económica que en un principio se negó y que aún mantiene a España al borde del colapso.

Contra todo pronóstico el PSOE ganó las elecciones en marzo de 2004 y su líder se encontró con una economía en pleno auge. España atravesaba por un periodo expansivo con las principales magnitudes económicas (producción, empleo y inversión) a su favor. Pero el modelo de crecimiento económico se agotó y la crisis económica hizo que España volviese sobre sus pasos. Estos son los resultados económicos de siete años de zapaterismo, resumidos en ocho apartados.

- Más paro: La destrucción de empleo ha sido el principal problema de Zapatero en los últimos años. Este viernes la Encuesta de Población Activa (EPA) situaba en junio la tasa de paro en el 20,89%. Esto significa España tiene 4.833.000 parados, un dato escandaloso si se tiene en cuenta que cuando Zapatero entró en el Gobierno apenas se superaban los dos millones.

- Menos crecimiento: Entre 2001 y 2004, España crecía alrededor del 3% y ahora casi no es capaz de llegar al 0%. En 2007 comenzó una recesión a la que Zapatero no supo enfrentarse (no reconoció la crisis hasta el verano del 2008). En el año 2009, la economía española perdió un 3,7%, la mayor caída en dos décadas. En los últimos dos años ha conseguido recuperar algo, pero todavía no ha logrado salir del pozo, algo que sí han conseguido sus socios de la UE.

- Más déficit: Uno de los objetivos más ambiciosos del Gobierno es reducir el déficit público por debajo del 6% en 2011, después de haber cerrado los dos últimos ejercicios con unos números rojos del 11% y el 9%. Cuando el político castellano-leonés llegó a la Moncloa el déficit para el conjunto de sus Administraciones Públicas era tan solo del 0,28% del PIB, una cifra imposible de imaginar a día de hoy.

- La deuda, disparada: La afición de Zapatero por financiar al Estado mediante deuda es otra causa de la debilidad económica nacional. Mientras en el primer trimestre de 2004 España registraba un crecimiento de la deuda del 1,7% del PIB, el cuarto trimestre de 2010 se saldó con un 13,8%. De este modo, España debía a finales de 2010 casi 640.000 millones de euros, el 60% del PIB. Y todo indica que a lo largo de 2012 se llegará al 80% incluso si se cumplen las optimistas previsiones del Gobierno.

- Prima de riesgo: Hace dos semanas el rescate financiero de España estuvo más cerca que nunca en los mercados cuando la prima de riesgo española rozaba los 400 puntos básicos. Este escenario contrasta con el de 2004, cuando el diferencial entre el bono español y el alemán era de 0 (inexistente) y el coste de financiación era dos puntos menor incluso aunque los tipos de interés eran algo más altos.

- Número de empresas concursadas: A través del concurso de acreedores las empresas ponen fin a su actividad. Al carecer de liquidez muchos empresarios se han declarado en una situación muy poco común hace siete años, la insolvencia. España ha descendido en todos los índices de libertad económica, entre otros motivos por el poco cariño que el Gobierno ha demostrado hacia los empresarios. En el primer trimestre de 2004 tan solo 72 se declararon en concurso mientras que el mismo periodo de este año lo han hecho 1.552, un panorama empresarial bien diferente. También la creación de empresas se ha resentido: mientras que entre enero y marzo de 2004 se constituyeron casi 40.000 sociedades mercantiles; en el mismo período de 2011 apenas se llegó a las 24.000.

- Confianza del consumidor: Los propios consumidores han juzgado el trabajo del Gobierno en los últimos años. El índice de confianza que elabora el ICO es la mejor prueba de la falta de perspectivas de la economía espñaola. La percepción que los hogares tienen acerca del estado de su situación financiera personal y de España en general ha caído en más de 30 puntos desde 2004 y las expectativas sobre el futuro también están peor que hace siete años.

- Número de funcionarios: A pesar de la crisis, el número de funcionarios del Estado no ha parado de incrementarse, obviando así un principio básico en toda política de austeridad: reducir gastos. Si en 2004 la plantilla de la Administración Pública registraba a 2.868.000 de trabajadores en 2010 y en 2011 los empleados públicos llegan a los 3.218.000. Aunque en este incremento las CCAA tienen una buena parte de la responsabilidad, la política de José Luis Rodríguez Zapatero ha sido de constante incremento del gasto público y de la intervención de las administraciones públicas en la economía del país.


******************* Sección "bilingüe" ***********************
BALANCE DE LA TRAYECTORIA DE ZAPATERO
Los once años que van del talante al descalabro
Tan sólo seis días tras celebrar sus once años al frente del PSOE, Zapatero anuncia el adelanto electoral que pondrá fin a su carrera política.
C.Jordá Libertad Digital 29 Julio 2011

Nacido en Valladolid en 1960, Zapatero se afilió al PSOE de León en el 79 y, sólo ocho años después, fue elegido diputado por esta provincia. Mientras acaparaba el poder en la organización provincial del partido, se mantuvo en un discreto segundo plano parlamentario hasta muchos años después: el verano de 2000 en el que optó a la Secretaria General del PSOE.

En ese envite, y con un mensaje moderado y renovador, obtuvo una apurada victoria frente a José Bono, al que más tarde "repescaría" como ministro de Defensa, del mismo modo que recuperó para su propio equipo a Rubalcaba, que había apostado por el entonces presidente de Castilla-La Mancha.

Jefe de la oposición
Los primeros años de Zapatero como Jefe de la Oposición describieron el perfil de un líder que quería marcar ciertas distancias con el periodo y el agónico final del felipismo y que se mostraba dispuesto, incluso, a llegar a pactos de Estado con el PP en el poder.

Este fue el caso de Pacto por las Libertades y Contra el Terrorismo, firmado el 8 de diciembre de 2000. Sin embargo, como después se ha sabido, prácticamente al mismo tiempo que firmaba el acuerdo los contactos entre el PSE y Batasuna-ETA eran sumamente frecuentes.

Además esta actitud moderada y dialogante de los primeros años fue cambiando y, primero por el desastre del Prestige y más tarde, y de forma mucho más clara, con la Guerra de Irak, Zapatero y el PSOE a sus órdenes iniciaron una estrategia de confrontación que pasó por multitudinarias manifestaciones e, incluso, con centenares de ataques a sedes del PP en toda España que nunca fueron condenadas por el propio Zapatero.

Esta estrategia culminó el 13 de marzo de 2004, en la tristemente famosa jornada de reflexión de aquellas elecciones marcadas por la masacre terrorista del 11-M. Un día después del cerco a las sedes del PP en toda España Zapatero obtuvo su primera victoria electoral con una exigua mayoría que le sirvió para alcanzar el Gobierno con el apoyo de fuerzas nacionalistas y de izquierdas como ERC.

Negociación y estatuto
Su primera legislatura en el poder vino marcada por varios asuntos polémicos: sin duda alguna por la negociación con ETA -a cuyos coletazos legales estamos todavía asistiendo en el Caso Faisán-, llevada a cabo pese a la respuesta masiva en la calles gracias a la Rebelión Cívica comandada por Francisco José Alcaraz al frente de la AVT.

El mal llamado proceso de paz se prolongó incluso más allá del terrible atentado en la T4 de Barajas, que supuso el asesinato de dos personas y tras el cual Zapatero y Rubalcaba afirmaron en repetidas ocasiones haber roto los contactos, aunque el propio presidente aseguró tiempo después que la negociación había seguido.

El otro gran proyecto de esta legislatura fue sin duda el Estatuto de Cataluña, en el que Zapatero se vio atrapado en un principio por su promesa de "respetar el Estatuto que venga del Parlamento de Cataluña" para, más tarde, pactar la mayor parte del contenido de la ley con la CiU de Mas, entonces en la oposición en Cataluña.

Partes sustanciales del Estatuto, que fue luego copiado por otra comunidades autónomas, fueron recortadas después por el Tribunal Constitucional, que sin embargo admitió la definición de Cataluña como nación presente en el preámbulo del texto final.

Segunda legislatura económica
Con la actualidad política muy centrada alrededor de la política antiterrorista, pero con los primeros síntomas de la crisis económica apareciendo, Zapatero volvió a ganar las elecciones en marzo de 2008, logrando un mayor apoyo en votos y más diputados, aunque sin alcanzar la mayoría absoluta.

Según todos los indicios en esta segunda legislatura Zapatero ha reeditado el proceso de negociación con los terroristas y en esta ocasión ha dado frutos claros, al menos para algunos: Bildu ha significado la reentrada del entorno de ETA en las instituciones y ha logrado un formidable poder municipal.

Sin embargo, más determinante todavía en estos tres años ha sido el descalabro económico que ha sufrido España, que ha resultado uno de los países más afectados por la crisis financiera internacional que ha generado un terrible problema de déficit público y, más aún, unas cifras de paro inéditas entre economías avanzadas.

La trayectoria de Zapatero con la crisis no ha podido ser más desafortunada y marcará, sin duda, el recuerdo que de él se tendrá como gobernante: un primer momento en el que él, y todo el Gobierno, se negó a aceptar su mera existencia fue seguido de una serie de medidas como el Plan E o los 400 euros que dispararon el gasto público hasta límites insostenibles.

La situación llegó a un punto de no retorno el 07 de mayo de 2010 cuando las empresas españolas y la propia administración se vieron ante la imposibilidad de conseguir ningún tipo de financiación. Zapatero tuvo que dar un giro de 180 grados a su política económica y anunció severos recortes al gasto: reducción del sueldo de los funcionarios, congelación de las pensiones, marcha atrás en medidas como el cheque–bebé...

Desde entonces, zarandeado por los vaivenes de la prima de riesgo y por las sucesivas crisis de Grecia, Irlanda, Portugal y de nuevo Grecia, Zapatero ha tratado de nadar entre dos aguas: intentando, por un lado, cumplir con la ortodoxia que se le exigía desde Bruselas y Berlín, pero sin aplicar de forma decidida las reformas que en aspectos como el mercado laboral o la negociación colectiva se le exigían.

Su desgaste ha sido tal que, pese a que anunció su intención de no presentarse a un tercer mandato poco antes de las elecciones municipales y autonómicas, su partido conoció una de las mayores derrotas electorales de la historia del PSOE.

Un balance desolador
Tras once años al frente del PSOE, y cerca de ocho en la Moncloa, el balance de Zapatero sólo puede ser calificado como desolador: en el aspecto económico nuestras cifras de paro son las mayores de Europa Occidental y el déficit de las distintas administraciones públicas amenaza con llevar al colapso a ayuntamientos, comunidades autónomas e, incluso, a la administración central.

Y en el plano político la situación también es grave y poco esperanzadora: los nuevos estatutos no han contribuido a mejorar las relaciones entre las CCAA y el Gobierno Central; el prestigio y la influencia de España en el exterior están por los suelos; la clase política pasa por su momento de mayor descrédito; y aspectos fundamentales para el futuro, como la educación, también parece que están en el fondo de un pozo muy profundo.

Además, en el País Vasco se ha perdido buena parte del terreno ganado a los terroristas y quiénes les apoyan en las décadas anteriores: Bildu está en las instituciones y los cachorros del entorno de ETA están tomando de nuevo las calles.

Justicia o cambalache
Martín Prieto La Razón  29 Julio 2011

Cabe la posibilidad que nuestros titulares de Interior y los responsables de la Policía sean tan desprolijos como sus colegas noruegos, que ni saben contar los muertos, y que Rubalcaba y Camacho no sabían qué hacían sus inmediatos colaboradores. En esta España todo es posible menos una cosa: que el candidato socialista tenga siquiera que declarar sobre el aviso en el «Faisán» .

Los periodistas tenemos un cuadernillo con los jueces de los principales ámbitos y sus afinidades políticas, y podemos adelantar las sentencias y providencias como si fuéramos augures. No nos desmayaremos de sorpresa cuando el Pleno de la Audiencia le quite el sabroso pájaro al juez Ruz, para dárselo a un colega de Irún que ya no podrá mandar a la cárcel a García Hidalgo, Pamiés y Ballesteros. Antes absuelven de sus tres causas a Garzón para devolverle el juzgado en el que le suple Ruz. Eso de que para colaborar con banda armada hay que asumir la ideología de los bandoleros es una de las piruetas mentales a que nos tiene acostumbrados este fiscal General del Estado (socialista). Se puede colaborar si lo manda el ministro por un presunto bien superior. O por no entorpecer una negociación política, como ha sido el caso.

No hace falta ser etarra para hacerle un favor a los encapuchados. La Justicia es un servicio público que pagamos y no hay que ensalzarla o execrarla: o funciona o no, como una línea de autobuses. Y la nuestra tiene más agujeros que la bandera de Nápoles. Es raro que los indignados del 15-M pidan otra Ley Electoral y olviden una Justicia independiente. Será porque saben que este cambalache no tiene remedio.

RbCb, podemos hacerlo y lo haremos, echarle.
Vicente A. C. M. Periodista Digital 29 Julio 2011

Lo del lema electoral de "simplemente" Alfredo, luego Alfredo P. Rubalcaba y por fin Rubalcaba, sigue siendo como un folletín por entregas. Eso no quita para que le desee un feliz 60 cumpleaños y, cuando se jubile , un hermoso retiro lejos de la política y de cualquier cargo del Gobierno de España. Su biografía empieza a oscurecerse justo en la negra etapa en la que es portavoz del Gobierno de Felipe González, el que creó y negó el terrorismo de Estado con el grupo parapolicial del GAL. Pero donde su carrera política ha alcanzado su máximo desprestigio ha sido con el tema del "chivatazo" o caso Faisán, que si existe Justicia y sus artimañas no dan fruto, tendrá que dar cuenta ante los jueces y asumir su responsabilidad.

No deja de ser una broma macabra el nuevo lema a la americana, emulando al usado por Obama en su campaña electoral. El "we can do it" RbCb tiene para mí dos aspectos grotescos. El primero es que no sean capaces de buscar una frase ingeniosa en español y lo segundo, el que la nueva firma RbCb ya usada en el Twitter, tiene todo el aspecto de una fórmula química de un compuesto o pócima., algo acorde con la carrera universitaria que realizó y su trabajo como profesor de química. Un alquimista acostumbrado a experimentar, incluso con los límites de la legalidad.

Según parece desde sus inicios y como tantos otros, se hizo militante del PSOE en el año 1974, un chaval de 23 años cuya vida política se ha venido desarrollando de modo ininterrumpido desde 1982. Desde luego no se le puede negar su dedicación al partido y a la vida pública. Toda una vida dedicada al servicio de los ciudadanos desempeñando diferentes puestos de responsabilidad, aunque en el cómputo global creo que los desaciertos sobrepasan con mucho a las aportaciones positivas.

Baste recordar su afán en cumplir con la misión de apoyar el "proceso de paz", con el trato amable y dialogante con etarras como de Juana Chaos, al que evitó que se suicidara con la huelga de hambre y le puso en libertad, momento en el que logró escapar a la Justicia. O cuando verificó el "alto el fuego" de ETA en la enésima tregua, informando de que llevaban cuatro meses sin atentar, justo poco antes de que ETA hiciese saltar el aparcamiento de la Terminal 4 del aeropuerto de Barajas. O cuando niega a los jueces la documentación de los protocolos de los CEDAC y donde se establecen las responsabilidades de la custodia, análisis y emisión de informes de las pruebas.

Y lo más inmoral, su continuada negativa a responder a las preguntas sobre el caso del "chivatazo". Una obstinación que semana tras semana ha ido degradándose hasta el extremo de perder los nervios y la compostura, en una actitud insultante y despectiva con el Diputado del PP que había tomado la misión de lograr una respuesta. Y al final, ha logrado irse y que su sustituto, su segundo en el Ministerio de Interior, Camacho, siga por la misma línea de desprecio y de silencio ante el caso más mezquino de traición en la lucha contra el terrorismo.

En fin, espero que cumpla los 60 años en familia y que lo celebre, si su conciencia se lo permite, cosa que por la experiencia puedo asegurar que será así. Sin embargo, deseo que su 61 cumpleaños no sea tan venturoso y que los acontecimientos le hayan puesto en el lugar que hace tiempo le correspondía, sentado en un banquillo y derrotado en las urnas a pesar de todas las argucias y malas artes que haya empleado para camuflar su imagen y convencer al electorado.

España puede que se merezca lo que ahora tiene, ya que así lo han votado más de once millones de ciudadanos. Lo que no se merece es tener como Presidente del Gobierno a este personaje que intenta dar una cara afable que en absoluto se corresponde con la realidad de sus actos y de sus discursos. Sea Rubalcaba o RbCb deben ser los ciudadanos los que pongan el broche final a una carrera que no ha sido de velocidad, sino de fondo durante más de 37 años de recorrido. Pongámosle a Rubalcaba la "Meta" final.

PERSONAJES BILDU
El alcalde de San Sebastián se rodea de proetarras
 Minuto Digital  29 Julio 2011

El abogado Aitor Ibero Urbieta destacó en el entorno de Batasuna como el representante legal de los acusados en el macrojuicio contra el entorno “legal” de la banda terrorista ETA, formado por el aparato “político” de la banda (KAS-EKIN), el financiero, el mediático, el internacional (XAKI) y el de desobediencia (Fundación Joxemi Zumalabe).

46 de los 53 acusados en este proceso fueron condenados a penas de entre dos y 22 años. Aitor Ibero Urbieta, además de su formación en leyes, conoce muy bien el entorno proetarra ya que a comienzos de la década pasada fue detenido, juzgado y condenado en primera instancia por insultos y amenazas a la Ertzaintza.

La ilegal Batasuna tutoriza de cerca al regidor de San Sebastián, el bildutarra Juan Karlos Izagirre, y para facilitar este trabajo el edil se ha rodeado de una auténtica guardia pretoriana de asesores proetarras y antisistema. En este sentido, el Boletín Oficial de Guipúzcoa del pasado jueves 21 de julio anunciaba los siguientes nombramientos: Aitor Ibero Urbieta, jefe de Gabinete de la Alcaldía; Garikoitz Mújica Iriondo, jefe de Prensa del consistorio, y Ekai Txapartegi, asesor del grupo municipal de Bildu.

Ibero Urbieta fue también una de las personas próximas a la antigua Batasuna más activa en la defensa del asesino Iñaki De Juana Chaos. Según informa Euskadi Información, este individuo será el “cuarto” de a bordo en la pirámide administrativa del Ayuntamiento donostiarra.

Para el cargo de jefe de prensa del consistorio donostiarra, Juan Karlos Izagirre ha elegido a otro clásico de la segunda fila de la vieja Batasuna. Se trata de Garikoitz Mujika, antigüo periodista del diario “Gara”, varias veces detenido por desórdenes públicos en algaradas de terrorismo callejero.

Aitor Ibero Urbieta cobrará 59.252 euros anuales de la corporación donostiarra, mientras que Garikoitz Mújica tendrá un sueldo de 50.940 euros.

Pero el cordón proetarra que rodea al alcalde de San Sebastián no termina ahí. Bildu ha utilizado la prerrogativa que le otorga el municipio para seleccionar un asesor a cargo de las cuentas públicas, como al resto de las formaciones políticas que han obtenido representación en el ayuntamiento, y ha elegido para el mismo a Ekai Txapartegi Zumeta, un licenciado en filosofía que se formó intelectualmente gracias a una beca del Gobierno vasco, y que es autor del libro “Desobedientziaz ibiltzen” (“Por el camino de la desobediencia) (Editorial Txalaparta, 2005). En este texto, el ahora asesor de Bildu en el ayuntamiento donostiarra, explica que el fundamento de la desobediencia civil es “convertir en fuerza la sensación de ver a un inocente castigado”, y utilizar esa fuerza para el cambio social y político. “La finalidad de la desobediencia civil es esa: conmocionar a la sociedad y ponerla a las puertas del cambio.”

Ekai Txapartegi, que durante su estancia en diferentes países de América se ha declarado siempre “vasco y no español”, saboteó hace varios años la autopista A-8 para “denunciar la dispersión política de los presos vascos.” Y otro dato en su brillante currículum antisistema y totalitario: se encadenó ante la embajada española en Berlín para pedir que “se reconociera a la nación vasca en la Constitución Europea.” Este individuo cobrará 50.940 euros del Ayuntamiento donostiarra.

Curiosamente, Ekai Txapartegi Zumeta fundó, a finales de 2010, una empresa de comunicación que carece de actividad conocida: se trata de Komunikatu MM, impulsada con un capital inicial de 3.006 euros y domiciliada en el municipio guipuzcoano de Zarautz.

Bildu pide la expulsión de las Fuerzas de Seguridad del País Vasco y Navarra
La coalición abertzale inicia en la localidad guipuzcoana de Oñate una campaña de provocación a la Benemérita
Héctor Salazar www.lavozlibre.com  29 Julio 2011

Madrid.- La coalición independentista Bildu quiere expulsar a las Fuerzas de Seguridad y el ejército del País Vasco y Navarra. El objetivo no es nuevo, desde los años setenta, tanto ETA como su brazo político Herri Batasuna han venido reclamando, con atentados y víctimas mortales en el camino, la marcha de la Guardia Civil, Policía Nacional y militares de ‘Euskal Herria’.

La coalición abertzale, siguiendo al pie de la letra las proclamas contenidas en el programa de ETA comenzó el pasado día dos de julio en la localidad guipuzcoana de Oñate una campaña de acoso y provocación frente a los cuarteles de la Guardia Civil.

El ayuntamiento de Oñate, compuesto por 11 concejales de Bildu y 6 del Partido Nacionalista Vasco (PNV) decidió dar apoyo a la campaña ‘Fan Hemendik’ (Fuera de aquí) cuya primera acción ha sido concentrarse frente al cuartel que la Benemérita tiene en la localidad guipuzcoana colocando dos maletas vacías a sus puertas ‘sugiriendo’ a los guardias civiles que abandonen el pueblo.

No ha sido esta la única acción del colectivo radical ‘Fan Hemedik’, que ha decidido seguir provocando y ridiculizando a la Guardia Civil colgando un vídeo en Youtube. En las imágenes, de casi tres minutos de duración, los abertzales comparan el País Vasco con la aldea de ‘Astérix y Obelix’. Los guardias civiles aparecen conduciendo un todoterreno mientras tararean la ‘pegadiza’ canción de la campaña hasta llegan a un control donde una chica, junto a un grupo de vecinos, arranca la bandera de España del uniforme de uno de los agentes, le indica que se ponga en fila para abandonar el pueblo. Una toma aérea muestra una hilera de coches oficiales que abandonan el País Vasco. El vídeo termina con una programación de los próximos actos de la campaña.

Las iniciativas no cambian, tampoco los métodos. Las instituciones gobernadas por Bildu viven un retroceso de más de treinta años, algo que en un concepto de crisis económica pasa factura a los vecinos de los municipios del País Vasco y Navarra. La coalición independentista no sólo quiere tomar las calles, también quiere hacerse con los cuarteles de la Guardia Civil.

Condenado a un año y medio de cárcel un detenido por el altercado en un acto de Galicia Bilingüe
Los hechos se produjeron en febrero de 2008 en el exterior del Centro Cultural Novacaixagalicia
REDACCIÓN www.farodevigo.es  29 Julio 2011

Un año y medio de cárcel, 180 euros de multa y una responsabilidad civil valorada en una indemnización de 56 euros al agente agredido. Es la condena dictada por el Juzgado de lo Penal nº3 de Vigo contra el joven independentista José Mª Prado López, conocido como Iussa, al encontrarlo culpable de un delito de atentado contra un agente de la autoridad en el ejercicio de sus funciones, por otro de desórdenes públicos y de una falta de lesiones durante una concentración de protesta contra un acto de Galicia Bilingüe que tuvo lugar el 20 de febrero de 2008 en el Centro Cultural Novacaixagalicia. Por el contrario, el magistrado Jaime Bardají absuelve al otro acusado, Aurelio L.R. por falta de pruebas.

El fallo, contra el que cabe recurso de apelación, considera probado que José Mª Prado López "lanzó un petardo" que explotó, aunque sin alcanzarle, al lado de un agente al que seguidamente "le propinó una patada en el abdomen, motivando dicho hecho una intervención policial en la que dicho acusado fue detenido interviniéndole una muñequera con pinchos". En cuanto a las razones para exonerar al segundo acusado, agrega que otro agente recibió por la espalda un golpe "por persona cuya identidad no ha sido determinada" por lo que el magistrado apunta que "no consta" que Aurelio L.R. "hubiere sido el autor de dicha agresión".

La fiscal había solicitado cinco años de cárcel para Aurelio L.R. por delitos de atentado, desórdenes públicos y lesiones mientras que para José Mª Prado López había pedido dos años y medio de prisión y una multa de 600 euros. El condenado fue detenido en marzo en relación con la ola de atentados con cócteles molotov que provocó la entrada en prisión del ex grapo Telmo Varela y su imputación por presuntos delitos de estragos y tenencia ilícita de explosivos.

Galicia Bilingüe critica las ayudas de la Xunta para el uso del gallego
http://juanjulioalfaya.blogspot.com  29 Julio 2011

El colectivo denuncia que se han concedido mil millones de euros en subvenciones donde se puntúa favorablemente el empleo del gallego.
redacción / la voz

El colectivo Galicia Bilingüe denuncia que la Xunta ha concedido mil millones de euros en subvenciones donde se puntúa favorablemente el empleo del gallego. De este modo, afirman, se induce a las empresas «a no usar el español si quieren asegurarse la subvención».

Tras la elaboración de un informe, que se encuentra en su página web, Galicia Bilingüe sostiene que «las ayudas deberían concederse en un marco de libertad de lengua» que, insisten, «solo sirven para crear un uso poco espontáneo del gallego».

Critican que el Gobierno de Feijoo no haya modificado la ley de subvenciones que incluye este «arancel lingüístico» que implantó el bipartito en su día. Bajo esta norma se conceden, dicen, puntos adicionales a quienes hagan uso del gallego o a los que firmen un «compromiso» de utilización del mismo.

Galicia Bilingüe denuncia que se han concedido mil millones de euros en subvenciones donde se puntúa favorablemente el empleo del gallego
Se induce a investigadores, ONGs, pymes, asociaciones o comerciantes a no usar el español si quieren asegurarse la subvención.
Redacción / La Voz

El colectivo Galicia Bilingüe denuncia que la Xunta ha concedido mil millones de euros en subvenciones donde se puntúa favorablemente el empleo del gallego. De este modo, afirman, se induce a las empresas «a no usar el español si quieren asegurarse la subvención».

Tras la elaboración de un informe, que se encuentra en su página web, Galicia Bilingüe sostiene que «las ayudas deberían concederse en un marco de libertad de lengua» que, insisten, «solo sirven para crear un uso poco espontáneo del gallego».

Critican que el Gobierno de Feijoo no haya modificado la ley de subvenciones que incluye este «arancel lingüístico» que implantó el bipartito en su día. Bajo esta norma se conceden, dicen, puntos adicionales a quienes hagan uso del gallego o a los que firmen un «compromiso» de utilización del mismo.

Fuente: http://www.lavozdegalicia.es/galicia/2011/07/28/0003_201107G28P5993.htm
– – –
La Xunta ya ha concedido mil millones en subvenciones en las que puntúa el uso del gallego
Miércoles, 27 de julio de 2011

Pontevedra (27/7/2011).- Galicia Bilingüe ha elaborado un informe que recoge las subvenciones que la Xunta de Galicia ha concedido desde la llegada al poder de Núñez Feijoo. Lejos de modificar la normativa del gobierno bipartito que incluía el arancel lingüístico en la Ley de subvenciones, el Partido Popular lo ha mantenido. Así, todas las ayudas que se conceden incluyen puntuación adicional para quienes usen el gallego, o la “sugerencia” de firmar un compromiso de utilización del mismo. Se trata de ayudas dirigidas a investigadores, pymes, empresas, comerciantes, asociaciones, voluntarios, ONGs o creadores. En algunos casos la no utilización del gallego excluye directamente a los ciudadanos de la obtención de la ayuda, en otros se hace constar que se valorará su uso positivamente o que se obtendrá puntuación adicional, de manera que quienes prefieran utilizar el español están en desventaja.

Subvenciones condicionadas a la lengua:
http://galiciabilingue.es/documentos/subvenciones_condicionadas_lengua.pdf

Galicia Bilingüe ha podido constatar, además, que la puntuación por el uso del gallego es igual o incluso superior, en algunos casos, a aspectos directamente relacionados con la actividad a desarrollar, como la publicada el pasado diciembre para programas de fomento del empleo en empresas de economía social en la que el incremento del empleo fijo y neto se puntúa con 10 y el uso del gallego con 15.

Se aprecia una especial incidencia en aquellas dirigidas al sector juvenil, al asociacionismo, a quienes imparten cursos de formación para desempleados o personas dependientes, a programas de acogida para inmigrantes y a lograr que empresarios y comerciantes usen el gallego en la rotulación, folletos, sinaléctica o publicidad; esto es así incluso en las ayudas a empresas del sector textil y moda que para la internacionalización de sus productos.

En opinión de Galicia Bilingüe, si hay fondos para ayudar a estos sectores, las ayudas deberían concederse en un marco de libertad de lengua, sin aranceles lingüísticos que, en muchos casos, solo sirven para crear un uso poco espontáneo del gallego y una visibilidad provocada por la necesidad.

Galicia Bilingüe ha publicado el informe en su página web. No se han incluido los fondos destinados directamente a la “normalización” de centros de enseñanza, universidades o ayuntamientos. También se han excluido del recuento los convenios o subvenciones dirigidos directa y exclusivamente al fomento del gallego por parte de fundaciones empresas o asociaciones, algunas de corte radical, y que sumarían muchos millones de euros más.

Subvenciones del Gobierno de Feijoo (PDF, 1,16MB):
http://galiciabilingue.es/documentos/subvenciones_condicionadas_lengua.pdf

El zorro y las gallinas
Nota del Editor  29 Julio 2011

En estos tiempos de Internet, cuando todos los asuntos públicos debieran estar disponibles al escrutino de todos los ciudadanos, incluyendo la contabilidad local, regional y nacional y todos expedientes y resoluciones, nos encontramos que en las regiones donde el español es lengua impropia, hasta el boletín oficial de la provincia y de la región se publican en la lengua regional correspondiente, y por tanto sólo comprensible a aquellos que tienen conocimiento de tal lengua regional entre sus capacidades, lo que sin duda implica un posicionamiento favorable a tal lengua, aunque a veces, por diversas razones (por ejemplo, daños causados por la imposición de la lengua regional entre sus retoños), algunos se rebelan y sacan a la luz pública las arbitrariedades de los gobiernos regionales y locales (los disparates de Zapatero y Rubalcaba ellos mismos los dicen, aunque siempre delante de las huestes nacionalistas que los pastorean).

A veces, estos últimos defensores de la libertad, que no son tales, puesto que asumen la obligatoriedad del conocimiento de la lengua regional, estan tan imbuidos del uso de tal lengua, que creen que todo el mundo es como ellos y que todos tenemos la obligación de conocer la lengua española y su lengua regional si queremos
enterarnos de algo.


Recortes de Prensa   Página Inicial