AGLI

Recortes de Prensa   Viernes 5 Agosto 2011

 

Cortes Generales y constitución de un gobierno provisional de gestión
Manuel Muela* El Confidencial 5 Agosto 2011

La marabunta política y económica, que ha devorado al Gobierno y que ha puesto de manifiesto nuestra crisis institucional, incluida la de la propia jefatura del Estado que permanece inerme, acentúa la indefensión de los ciudadanos, sumidos en el desasosiego y la orfandad, aunque deseosos de ver signos positivos que indiquen que no estamos condenados al caos absoluto. Pocos creen en la capacidad de la clase dirigente para capitanear la superación de los problemas, pero casi nadie aventura iniciativas que, sin ser taumatúrgicas, pudieran restaurar la confianza en que ha de basarse cualquier intento de recuperación del ánimo ciudadano y de la dignidad de la nación: las operaciones de imagen y de expresión de preocupación sin más no bastan; en mi opinión, se requiere algo más. Por eso, recurriendo al dicho de que “a grandes males, grandes remedios”, parece el momento de convocar a las Cortes Generales para que reciban la renuncia del Consejo de Ministros y procedan a la constitución de un Gobierno provisional de gestión con el objetivo de sacar al Estado del marasmo.

El sistema político actual es formalmente democrático y parlamentario, pero en la práctica se trata de un modelo partitocrático y casi presidencialista, como resulta fácil deducir de su funcionamiento a lo largo de los últimos treinta años: los partidos disfrutan de una situación jurídica privilegiada que los convierte en protagonistas casi absolutos del devenir de la vida pública, gracias a la generosidad de las normas electorales con las listas cerradas y bloqueadas. En congruencia con ello, el Congreso de los Diputados, encorsetado por el mandato imperativo de los partidos, carece del dinamismo necesario para ejercer sus funciones parlamentarias, lo que va en beneficio del líder del partido gobernante convertido, en la práctica, en un presidente que acapara casi todo el poder ejecutivo, sin el contrapeso de una jefatura del estado con facultades ejecutivas propias para ejercer el arbitraje, como se está comprobando claramente en estos meses convulsos. Esa es una de las limitaciones por tener una primera magistratura no democrática.

La anomalía de esta situación viene siendo denunciada largo tiempo, y la muestra de ello es la insistencia con la que se manifiesta el alejamiento de la política de la realidad y la necesidad de reformas que sirvan para regenerar o, mejor dicho, restaurar la democracia en España, estimulando el pluralismo y abriendo el ejercicio del poder público a la sociedad, para desterrar la endogamia que se ha ido adueñando de la vida política española. Los movimientos ciudadanos de estos meses son prueba de ello y hasta los propios protagonistas del sistema hablan de la necesidad de reformarlo, pero jamás sobrepasan la línea de la mera expresión de un deseo, lo cual añade un punto más de frustración y de desafección en aquellas capas de la sociedad, las más dinámicas e informadas, que observan la liviandad de algunos de sus dirigentes políticos.

Si España continúa en el ojo del huracán de su hundimiento, el margen de maniobra y de generosidad actual puede desaparecer rápidamente en perjuicio de la democracia y del equilibrio social, abriendo la puerta a alternativas basadas en la negación de la libertad. Eso es lo que nos jugamos en este agosto turbado e institucionalmente vacacional

Pero un modelo que ha ido funcionando, a pesar de sus fallas, durante las dos décadas de crecimiento económico que ha vivido España desde su incorporación a la Unión Europea, se encuentra, de repente, como el automóvil al que en marcha se le agota el aceite: el hundimiento de la economía española para el que casi nadie estaba preparado, empezando por los gobernantes, nos enfrenta a un presente dramático y a un futuro que se quiere ignorar, porque será muy distinto, en términos de riqueza y de exigencia, al tiempo que hemos vivido. Por eso se habla de emergencia nacional, de preocupación por los mercados y por la evolución de la prima de riesgo, envolviendo todo ello en el socorrido celofán de las reformas para no enfrentar los problemas verdaderos.

Quiebra económica y quiebra constitucional
Desde mi punto de vista, los problemas a los que nos enfrentamos son de dos clases: la crisis de nuestro modelo productivo, asentado en la construcción y el endeudamiento, que está en el origen de la quiebra económica, y la crisis constitucional que ha derivado en el debilitamiento del poder público, sobre todo del poder central, impidiendo la posibilidad de actuar con la energía y coordinación que demandan la realidad y el sentido común. Ante eso, los partidos políticos continúan con sus preocupaciones, en este caso las anunciadas elecciones generales o las sucesivas ruinas económicas de autonomías y ayuntamientos descubiertas después del 22 de mayo, dejando estupefactos a los ciudadanos. El colofón de esas actitudes y comportamientos es el de la degradación de los liderazgos y la imposibilidad de ensamblarlos en un proyecto nacional común: se desconfía de la autoridad y fortaleza de los actuales dirigentes para capitanear la resolución de la crisis nacional.

Se dirá que basta esperar a las elecciones de noviembre, que se nos antojan lejanísimas. Puede ser, pero tengo serias dudas de su eficacia, si antes no se ordena la quiebra económica y no se ponen las bases de un orden constitucional renovado que fortalezca el prestigio del Estado y la libertad de elección de los ciudadanos. Por esa razón creo en la constitución inmediata de un Gobierno no partidario, formado por personas de hondas convicciones democráticas y que, desde el punto de vista profesional y social, gocen de apreciación y respeto, para acometer la tarea de buscar solución a los problemas nacionales, sin la servidumbre de la disciplina partidaria, procurando lograr el máximo consenso social alrededor de su proyecto.

Un Gobierno de estas características, nacido de las propias Cortes Generales, debería acometer la tarea de restaurar la confianza en un modelo económico reformado y, por otra parte, profundizar en la elaboración de los proyectos de cambios constitucionales y electorales para acudir a las elecciones de la próxima primavera, que tendrían carácter constituyente, ateniéndose a los preceptos de la Constitución actual. A algunos puede parecer una quimera que el sistema partitocrático facilite su sustitución, pero si España continúa en el ojo del huracán de su hundimiento, el margen de maniobra y de generosidad actual puede desaparecer rápidamente en perjuicio de la democracia y del equilibrio social, abriendo la puerta a alternativas basadas en la negación de la libertad. Eso es lo que nos jugamos en este agosto turbado e institucionalmente vacacional. Cosas de España.

*Manuel Muela es presidente del Centro de Investigación y Estudios Republicanos (CIERE)

Adiós, Mister Paz. So long, farewell, auf Wiedersehen, adieu...
Pepe Álvarez de las Asturias El Semanal Digital 5 Agosto 2011

La espantá de Mister Paz ha traído al fin una cierta sonrisa de esperanza a los españoles después de tantos años de lágrimas.

Cuando hace unos días el presidente del gobierno de Ezpaña durante –casi- ocho larguísimos años anunció su despedida definitiva sin finalizar su segunda (¡segunda!) legislatura, inmediatamente me vinieron a la cabeza dos músicas celestiales: una, el Aleluya de Haendel, cantada por un coro de maravillosos querubines regordetes y mofletudos recién salidos del genial pincel del mismísimo Murillo; otra, la banda sonora de esa entrañable película de nuestra infancia que aquí se llamó Sonrisas y Lágrimas y de la que, en el fondo, siempre me gustaron sólo dos cosas, el gran Christopher Plummer y la bellísima Eleanor Parker, de la que nunca he dejado de estar –cinematográficamente- enamorado (y lucharía contra el mismísimo Scaramouche o contra Sinatra con jeringuilla o contra una marabunta de hormigas asesinas si fuere necesario demostrarlo).

Volviendo a Sonrisas y Lágrimas, que es que me pierdo en los ojos de Eleanor, el caso es que la huida-caída-escapada-fracaso-despedida-pájara-espantá de Míster Paz ha traído al fin una cierta sonrisa de esperanza a los españoles después de tantos años de lágrimas, provocadas paradójicamente por la iluminada sonrisa del iluminado sonriente.

No es que haya venido la hermana María con su guitarra a cantarnos las notas musicales (¿quién, por cierto, será el responsable de tan criminal traducción al español?); no, no me veo yo al hermano Maria-no de esa guisa. La única, ansiada y merecida alegría es el simple hecho de decir adiós, ¡por fin! a tan siniestro personaje o personajillo después de dos (¡dos!) legislaturas casi completas. Pero no un adiós al genuino estilo familia Von Trapp, o sea, "So long, farewell, auf Wiedersehen, adieu", no, eso no basta; no es suficiente ni para mí ni para el mundo.

José Luis Rodríguez Zapatero, alias ZP, alias Z, alias el Iluminado de la Moncloa, alias Míster Bean, alias Míster Paz merece un adiós en todos los idiomas, lenguas, lengüecillas y dialectos que en el mundo se hablan, gritan o mascullan. Franceses, italianos, suecos, rumanos, abenakis, indonesios, turcos, iraníes, afganos, afrikaaners, australianos, maoríes, árabes, israelíes, filipinos, bengalíes, azerbayanos, kuzbekistaníes, chinos, checos, ecuatorianos, colombianos, británicos, moldavos, etíopes, congoleños, monegascos, zulúes, búlgaros, paraguayos, esquimales, apaches, papúes, rusos, ucranianos, estadounidenses, nepalíes, etcétera, etcétera, etcétera, todos ellos y ellas quieren despedirse del bufón universal con el mayor de los agradecimientos, pero como no me caben todos en este artículo, me he tomado la molestia de seleccionar un número suficientemente representativo para tan interplanetario acontecimiento:

Agur, Adéu, Au revoir, Adeus, Ma´a salamah, Arrivederci, Khodahafez, Namasté, Szia, Bye bye amigo, Sayonara, Viszlát, Maruru a vau, Zài jiàn, Annyeong-hi gaseyo, Nashledanou, Hejdå, Ha det bra, Goed tot ziens, Shalom, Wlibamkanni, Qil xin, Dong iwoti, Vaarwel, Hasta sa masunod atong pagkita, Yadalanh, Fiimaan illaah, Ta llueu, Iraúno, Xudaafiz, Khau bulyghyz, Nomoskaar, Dovidjenja, Tizaonana, Do videnja, Zbohem, Fardel, Hawijo, Hooroo, Khoda hafaz, Saalyzhaklan, Khairete, Jajoechajevypeve, Daa daa, Tavvauvutit, Slán leat, Aroha nui, A se revede, Sat siri akal, Uq ratukama, Tinkunanchiskama, Devlesa, Chha la na thui no, Ayu, pénker wetá, Atak wainñaikiatai, Chau, Pileuleuyan, Adjö, Paalam, Allaha ismarladik, Do pobachennya, Khair, Ngeyavalilisa, Nestaevavoomatse, Anwantherr apmer-warl alheyel, Dih hnoi aengz daaih nziaauc oc… y mi favorito, Au sa tatau meu sa lesu tale, que en dialecto fiji debe querer decir algo así como "que el viento y la marea te lleven lejos y te piquen las medusas en los cataplines".

Pues eso, querido Míster Paz: adiós, largo, fuera, despedido, hasta nunca, lárgate con viento fresco, cómprate un bosque y piérdete, vete a freír puñetas, a tomar viento, que te den. O sea, Au sa tatau meu sa lesu tale.

Juan Carlos I
Un Borbón que gallardonea
Emilio Campmany Libertad Digital 5 Agosto 2011

Como Ruiz Gallardón, Don Juan Carlos está convencido de que España es de izquierdas. Y a esa evidencia ajusta su política. Cree que la derecha es monárquica, pero minoritaria, mientras que la izquierda, que son más, es republicana. De forma que lo que tiene que hacer es ser útil a quienes están inclinados a hacer desaparecer la institución, y podrían en un determinado momento hacerlo porque son más, sin preocuparse de si eso ofende a la derecha ya que, como es monárquica, no dejará de apoyarle nunca.

Por eso se llevó tan bien con Felipe González, por eso dijo que Zapatero sabía muy bien en qué dirección iba, y por eso se ha pasado esta segunda legislatura zapateril reclamando a la derecha unidad para hacer frente a los desafíos de los mercados. La última vez, en Mallorca, en una reunión con políticos de Baleares. Según el popular Pere Rotger, les ha pedido que arrimen el hombro, que es lo que les lleva exigiendo Zapatero a los del PP desde que se vio asediado por las consecuencias de su disparatada política de gasto.

¿Alguien recuerda alguna referencia, siquiera velada, a los peligros que para la unidad nacional tienen la negociación con ETA o el estatuto de Cataluña? No. ¿Por qué no? Pues porque el Rey entiende que, a la derecha, la puede regañar sin temor porque es monárquica. A la izquierda en cambio no se atreve a hacerlo para no ser visto como un estorbo, como un obstáculo a sus políticas y entonces ser liquidados él y la institución. Si encima sus amonestaciones a la derecha lo son para que apoye la política de la izquierda, no sólo no será para ésta un obstáculo, sino que podrá ser considerado como un instrumento útil.

Nunca quiso la derecha española tener un Rey que le bailara el agua y que defendiera sus puntos de vista frente a la izquierda. Se hubiera conformado con que fuera neutral. Incluso puede comprender cierto compadreo con la izquierda. Pero verlo permanecer mudo ante políticas que ponen el peligro la unidad nacional y sentirse llamar a rebato para que socorra a la izquierda cuando la prima de riesgo aprieta por los muchos disparates que ha hecho con el discreto aplauso del monarca, puede que a esta derecha le haga hacer algo más que desfallecer en su fervor monárquico, si es que alguna vez lo tuvo.

No sé si Zapatero habría podido hacer tanto daño con otro Rey. Pero no cabe duda de que una pizca de responsabilidad en lo que este hombre nos ha hecho, y todavía nos sigue haciendo, le corresponde al monarca por lo que dijo y todavía hoy continúa diciendo. Puso su interés en defender la Monarquía por encima del de España y al final no sólo ha puesto en peligro a España, sino también a la Monarquía. Veremos qué hace el hijo.

ANÁLISIS: ¿Hay trabas para ir al médico?
Carlos AMAYA La Razón 5 Agosto 2011

- ¿Ponen las comunidades autónomas más trabas para ir al médico a los veraneantes?
–Sí, hay un problema. Hay comunidades autónomas, como Cataluña, en la que se han cerrado 40 centros de salud, con la cantidad de gente que va de vacaciones a la Costa Brava, así que tienen que intentar que los turistas no acudan a la Sanidad pública, o que lo hagan el menor número de veces posibles. Ocurre igual en otras zonas, como en la Costa del Sol andaluza: la presión asistencial aumenta y, si se añade el incremento de recetas médicas expedidas, ambos factores suponen un gasto al que cada vez están menos dispuestas a hacer frente.

- ¿Cómo evitan que los ciudadanos vayan a los hospitales y centros de salud, si están en su derecho a hacerlo?
–La forma de denegar la atención a los desplazados es más bien indirecta: se imponen dificultades administrativas, sobre todo en la atención primaria, y hay un incremento burocrático que acaba por disuadir al paciente de visitar al médico en sus vacaciones.

- ¿En qué comunidades autónomas se están produciendo las situaciones más preocupantes?
–Además de en Cataluña, donde el cierre de centros de salud ha provocado una gran polémica y malestar entre los pacientes, los problemas se dan, sobre todo, en autonomías donde aumenta mucho la demanda en verano, es decir, en las regiones más turísticas. La situación también se agrava en comunidades como Galicia y Andalucía, que este año no han contratado médicos sustitutos, por lo que cuentan con menos facultativos durante los meses de verano.

- ¿Tienen solución a corto plazo los problemas en la atención sanitaria a los pacientes desplazados?
–Por desgracia, todo indica que la situación sanitaria va a empeorar en el futuro próximo, y va a haber dificultades importantes, no sólo para los desplazados. Además, los problemas ya no se limitarán a la época estival, porque, ¿quién me dice a mí que esos centros de salud de Cataluña que han cerrado por vacaciones los van a reabrir en el mes de septiembre?

EL DATO
40 centros de salud han echado el cierre por vacaciones en Cataluña. Otras autonomías optan por no contratar a médicos sustitutos.

Enchufadora
Alfonso USSÍA La Razón 5 Agosto 2011

Señora Jiménez: Usted no se ha tomado en serio su último enchufe. Todas las mañanas, cuando se despierta, se pellizca en un brazo y se pregunta: ¿Trini, es verdad que eres la ministra de Asuntos Exteriores? No se lo puede creer, como el resto de los españoles, que todavía no lo creemos. Pero tiene usted una cualidad y una calidad humana que nadie puede discutir. El agradecimiento. Como la política más enchufada que ha dado la Historia de España en su capítulo más reciente, usted le está devolviendo al enchufe todos sus favores recibidos.

Clásica perdedora en las urnas, clásica vencedora en el BOE, usted ha conseguido algo de imposible superación. Que echemos de menos a Moratinos. Añoramos a Moratinos. Lamentamos su ausencia. Incluso preferimos los muslos de Moratinos a los suyos, mejor simulados en los anchos pantalones de confección modelo «Sepu». Se hablaba de Bibiana Aído, de Leire Pajín y otras compañeras de canonjías zapateriles, pero usted es la niña bonita de Zapatero. Y lo ha aprovechado con simpatía arrolladora e incompetencia supina.

No tenga duda, señora Jiménez, que de elegir a una política para tomar una copa y sonreir anécdotas, me inclinaría claramente por su compañía. Me encantan las mujeres que sonríen por todo, y ofrecen una buena sonrisa. Me contaría sonriente el lío de la guerra de Libia, en la que están nuestros soldados combatiendo a favor de no se sabe quién. Me comentaría sonriente el silencio y la falta de reacción ante las tropelías del presidente sirio, que lleva asesinando a mansalva unos cuantos meses y usted ni «mu». Me relataría entre carcajadas –siempre que yo le garantizara mi discreción–, las reacciones de los cancilleres occidentales cuando usted les habla de la Alianza de Civilizaciones. Y sobre todo, me leería descuajeringada de risa la relación de sus últimos nombramientos, que se los endosa al Partido Popular, mucho más respetuoso con la profesionalidad de los diplomáticos que ustedes. Prueba de ello es el alto valor que concedieron los Gobiernos de Aznar a su antecesor Moratinos, que nunca camufló sus preferencias ideológicas.

Es usted coherente, señora Jiménez. Como buena enchufada, usted enchufa. Reconozca que muchos de los destinos que usted ha cubierto entre sonrisas podrían haber sido consultados con los responsables de Exteriores del partido de la Oposición, que tiene bastantes probabilidades de gobernar España en un inmediato futuro. Porque no es cierto eso que se dice que todos los diplomáticos son altos funcionarios independientes y con sentido de Estado. También se dan los sometidos y agradecidos a un partido político, y los pasillos del Ministerio de Asuntos Exteriores, los célebres pasillos de la desesperanza, están habitados y paseados por grandísimos diplomáticos a los que usted como Moratinos, han castigado por no tragar con ruedas de molino.

No obstante, creo que se ha quedado corta y que puede todavía hacer un esfuerzo para colocar a más gente. Mi prima Vladimira Ussía que está harta de vivir en Llodio desea trabajar en el Caribe. Piense en ella. Es socialista. Mi sobrina Leonor Ariza, votante de Zapatero, me pide ser nombrada secretaria particular de cualquier embajador de izquierdas. Y mis amigos, todos socialistas, Amador, Joaquín, Loles, Florestán, Práxedes y Martín –le adjunto sus currículos–, quieren ser embajadores en Londres, París, Berlín, Roma, Washington y Viena, respectivamente. De tener ocupadas estas embajadas se conformarían con Lisboa, Praga, Estocolmo, Budapest, La Haya y Buenos Aires.

Ante usted me quito el chambergo, me inclino respetuosamente, y quedo de usted afectísimo, mi señora enchufada y enchufadora.

"Ante todo me siento española"
Mar Regueras: "No vivo en Cataluña para que mi hija estudie inglés y no catalán"
La actriz catalana engrosa la lista de un exilio lingüístico cada vez más numeroso.
libertad digital  5 Agosto 2011

La imposición del catalán por parte de los nacionalistas ha provocado que muchos catalanes dejen su tierra. Ese es el caso de la actriz Mar Regueras, que en una entrevista en Diez Minutos reconoce que no quiere vivir en Cataluña para que su hija no sufra la obsesión por la lengua instalada en esa región.

Regueras, como muchos otros padres catalanes, prefiere que su hija estudie inglés y no catalán. La ex mujer del también actor Toni Cantó dice que ella habla catalán y le gusta pero "no me voy a vivir a Cataluña porque en vez de enseñar inglés a mi hija le enseñan catalán. Me duele que los mismos que se quejaban de que no les dejaban hablar catalán, son los que ahora prohíben que se hable castellano".

Además, considera que en España "deberíamos copiar muchas cosas de EEUU", país en el que residió, como "la forma en la que sienten y respetan su bandera. Yo soy catalana, pero ante todo me siento española".

Cataluña
Mascarell desafía al Gobierno y acuerda desplegar la Ley del Aranés
La norma autonómica está recurrida por el Ejecutivo ante el Tribunal Constitucional, lo que supone su suspensión inmediata. Sin embargo, el consejero autonómico acuerda desplegarla a partir de septiembre.
Redacción www.vozbcn.com 5 Agosto 2011

Imagen de la reunión extraordinaria del Consejo General de Arán, con la presencia del consejero autonómico de Cultura, Ferran Mascarell, en la que se aprobó un manifiesto de rechazo al recurso de inconstitucionalidad presentado por el Gobierno (foto: Generalidad).

Una fotografía para escenificar que la Generalidad está con el Gobierno comarcal del Valle de Arán (Lérida). Este jueves, el Consejo General de Arán (formado por CDA, UA y PRAG) ha votado por unanimidad rechazar el recurso de inconstitucionalidad presentado por el Gobierno contra la autonómica Ley del Aranés. La norma no cabe en el ordenamiento jurídico al pretender establecer preferencias por el uso lingüístico de una de las tres lenguas oficiales en el Valle de Arán.

Ferran Mascarell, consejero de Cultura, se ha personado en la reunión extraordinaria del Consejo General que iba a decidir posicionarse simbólicamente contra la decisión del Gobierno. Se aprobó un manifiesto en defensa de la norma autonómica. Para el consejero de Cultura, la decisión del Gobierno de hacer cumplir la ley es un atentado “contra la identidad y la cultura” de Arán y Cataluña.

El recurso de inconstitucionalidad del Gobierno suspende la aplicación de la norma recurrida, según queda establecido en la Constitución (artículo 161.2). Sin embargo, tanto Mascarell como el Consejo General de Arán han acordado desplegar la norma (a todas luces ilegal y que debe decidir el Alto Tribunal). De entrada han creado una comisión mixta de trabajo (formada por tres representantes comarcales y tres autonómicos) que se pondrá en marcha en septiembre y marcará las líneas generales de actuación para desplegar la norma.

Inmersión, empresas, funcionarios…
El síndico de Arán, Carles Barrera, ha indicado que el aranés es una riqueza de todos los ciudadanos y de toda España. Algo que, por otro lado, no discute el recurso de inconstitucionalidad, que tiene como finalidad respetar el derecho de todos los ciudadanos en el Valle de Arán.

La norma autonómica pretende establecer como ‘uso preferente’ el aranés en la Administración pública ignorando las otras lenguas oficiales. Así, por ejemplo, la ley autonómica aspira a implantar en las escuelas la inmersión lingüística en aranés y pretende obligar a todas las empresas del Valle de Arán a comunicarse con sus clientes en esta lengua, decisiones que el Tribunal Constitucional ha advertido son ilegales.

La Generalidad informó, este mismo jueves por la noche, de la visita de Mascarell en Arán, en un comunicado bilingüe (aranés/catalán). Curiosamente, desde el Ejecutivo autonómico nunca envían notas de prensa bilingüe: español/catalán.

******************* Sección "bilingüe" ***********************
La desilusión de Joaquín Costa
Hay que devolver a España al lugar que por cultura y tradición le corresponde en el mundo.
Vicente García-Hinojal www.gaceta.es 5 Agosto 2011

Se cumple este año el centenario del fallecimiento de Joaquín Costa, pensador que trató infructuosamente de regenerar la vida pública española luchando contra el caciquismo, la corrupción, la miseria, la Justicia inoperante, los enfrentamientos territoriales, tratando de superar el pesimismo que se instaló en España tras la debacle del 98, así como el sistema político de la Restauración. Un siglo después vemos que España sigue tratando de encontrarse a sí misma, así como el sitio que le corresponde en el concierto de las naciones. Muchos de los avances conseguidos durante este tiempo se han ido al traste, tras la devastación causada en el orden interno e internacional por la nefasta política desplegada por el presidente por accidente y la conjunción socialista-nacionalista que él alentó, y que han convertido a España en un país claudicante y a la deriva.

Nuestra situación actual, más que de regeneracionismo, necesitaría de un cirujano de hierro y de una auténtica catarsis que despertase a una sociedad adocenada, carente de estímulos y principios e instalada en un falso Estado de bienestar donde los conceptos de esfuerzo, sacrificio y afán de superación han pasado directamente al terreno de la arqueología conceptual. Cómo podremos superar si no una situación caracterizada, entre otras desgracias, por una crisis del sistema productivo; lastrada por una hecatombe inmobiliaria exógenamente creada por la codicia de unos, el espejismo inducido y consentido de otros, así como por la falta de previsión y control de las autoridades. Sin olvidar los cinco millones de parados y a unos sindicatos apesebrados y acomodados en el sistema, anclados en el discurso decimonónico de la lucha de clases y frenando las reformas estructurales imprescindibles del mercado laboral, pero apoyados longa manu por un encargado del ramo que pasó sin solución de continuidad de sindicalista pancartero a ministro de Zapatero. Un Gobierno que ha posibilitado que el País Vasco se convierta en Bildu land, dando nuevamente la espalda a las víctimas y olvidando que ante el chantaje del terror sólo cabe la derrota incondicional, sin componendas de ningún tipo.

Podríamos hablar también de las comunidades autónomas, pozo sin fondo de recursos económicos que en la práctica han servido para complicar la burocracia, causar tensiones territoriales y constituir moneda de cambio poselectoral; de los titiriteros de la zeja convertidos en “la crema de la intelectualidad” y referente de la cultura oficial así como en caja de resonancia del poder socialista que les retribuye generosamente, de modo que conceptos tales como democracia, cultura y libertad están en manos de la izquierda lo que es una de las grandes falacias del agit prop marxista.

Finalmente llegamos al gran “movimiento regeneracionista actual”: los indignados indignos que, bajo su apariencia democrática, tienen el mismo talante que ZP y que son residuos del comunismo irredento, antisistemas y neoecologistas varios, huérfanos de Dios y patria tras la caída del Muro, excrecencia del sistema capitalista al que utilizan para tratar de destruir y suplantarlo por una democracia popular del tipo de las que proliferaron en la Europa del Telón de Acero y que aparentan ser un ensayo para llevar la lucha y la inestabilidad a la calle, que seguramente se intensificará si la próxima debacle socialista se cumple, como medio de presión para romper la convivencia pacífica y tratar de impedir al nuevo Gobierno llevar a cabo las profundas reformas estructurales que España necesita.

Es decir, que junto con el regeneracionismo perroflauta el otro que nos queda es el capilar de José Bono (tercera autoridad del Estado, que frecuenta programas de televisión de cotilleo). Por cierto, aunque tengo pelo, sin implantes de momento, pertenezco a esa ilustre banda de malhechores cavernícolas, según nos moteja dicha alta autoridad, lo que llevará, sin duda, a la Real Academia de la Lengua, conociendo la fuente de los epítetos, a revisitar el concepto y contenido de los mismos en la próxima edición de su diccionario, de igual modo que la rectitud de obrar de tan ilustre personaje, debería llevar a revisar el Código Penal, para crear nuevos tipos penales dado que, al parecer, los actualmente existentes no le resultan aplicables a diferencia del resto de los españoles, a los que sí nos inspecciona Hacienda y, lógicamente se nos exige acreditar el origen y composición de nuestro patrimonio e ingresos.

Bueno, les dejo aquí y no les doy más el rollo que me voy a ver el espectáculo de la SGAE, donde parece que los socialistas y sus acólitos empiezan a perder la inmunidad y, sobre todo, la impunidad con que han venido actuando en estos ocho años horribles y que, además, es gratuito ya que se emite en abierto, salvo en los medios afines donde se minimiza. Aunque si a Teddy Bautista le sigue un Caco, aunque sea Senante y buen cantante, acompañado del asturiano Víctor Manuel, “el célebre indignado”, el mismo que en su juventud cantó a “un gran hombre”, según él mismo dijo, llamado Francisco Franco, creo que mal vamos, y sigue pendiente y urgente una regeneración de la vida pública española, una reconversión del modelo económico, una clase política dotada de coherencia y, sobre todo, unos gobernantes a quienes interesen realmente el presente y futuro de los españoles y sean capaces de diseñar para los temas básicos y sustanciales del Estado políticas a corto, medio y largo plazo y de desarrollarlas independientemente de las siglas bajo las cuales alcancen el poder. Devolver a España al lugar que por cultura y tradición le corresponde en el mundo, así como seguir progresando en el desarrollo del sistema y Estado de bienestar interno, es tarea de todos.

*Vicente García-Hinojal es jurista.

Bildu decreta tiempo de silencio
Roberto Blanco Valdés La Voz 5 Agosto 2011

«H abrá un día en que todos tengamos que reflexionar sobre lo que ha pasado, sobre el daño que cada cual ha podido hacer y cometer, pero no estamos en ese tiempo». Con esas palabras, dignas de un verdadero desalmado, expresaba el nuevo diputado general de Guipúzcoa, Martín Garitano, su convicción y la de Bildu sobre la improcedencia de condenar los miles de crímenes de ETA.

Es decir, para entendernos, 51 años después de que ETA asesinara a la que fue la primera víctima de uno de sus brutales atentados -Begoña Urroz Ibarrola, que murió, con solo veintidós meses, el 27 de junio de 1960, como consecuencia del estallido de una bomba colocada por los terroristas en la donostiarra estación de Amara- y después de 858 asesinatos, cientos de heridos, miles de exiliados, secuestros, extorsiones de todo tipo, miles de millones en pérdidas económicas y un sufrimiento individual y social imposible de medir, el señor Garitano tiene claro que aún no ha llegado el momento de condenar la barbarie del grupo criminal más sanguinario que, junto con el IRA, ha existido jamás en un país de la Europa democrática.

Si el señor Garitano tuviera entrañas, cosa que, como todos los que se mueven en su mundo, no tendrá, podría dedicar el mes de agosto a leer un libro (Vidas rotas) en el que Rogelio Alonso, Florencio Domínguez y Marcos García Rey se han tomado el trabajo, que supongo moralmente destructivo, de ir contando, muerto por muerto, desde el primero hasta el penúltimo (pues el libro se cierra en el 2009), las historias, sencillas y al mismo tiempo sobrecogedoras, de todas y cada una de esas 857 personas a las que, por decirlo con la frase del pistolero William Munny, interpretado por Clint Eastwood, que yo mismo recordaba el otro día, ETA les quitó todo lo que tenían y todo lo que podían haber tenido en el futuro.

Son 1.310 páginas de horror, pero también el testimonio vivo (¡vivo, sí!) de cómo una sociedad fue capaz de resistir, sin entregarse, el asedio brutal de una banda criminal: entre 1968, año del primer asesinato reivindicado por ETA, y el 2010, año del último, los pistoleros a los que Garitano no quiere condenar hicieron correr la sangre en todos salvo en cinco (1970, 1971, 1999, 2004 y 2005) y llegaron a asesinar entre 1978-1980 a un total de 244 personas: una estremecedora media de una cada poco más de cuatro días durante los 1.095 del trienio.

Pero todo eso no debe impresionar ni a Garitano ni a Bildu, ni, lo que es mucho peor, a los que la votaron a sabiendas de que lo hacían a quienes no condenarían los crímenes de ETA. Habrá un día en que esos votantes y los cientos de miles que ha tenido ETA-Batasuna durante todos estos años deberán hacer, por tal ignominia, serio examen de conciencia: porque esa, y no la masiva condena social de los etarras, es la cuenta que aún queda, sin duda, por saldar.

Bildu se lo está pasando pipa
Editorial www.gaceta.es 5 Agosto 2011

Si ETA desapareciera, la foto política de Euskadi sería muy similar a la actual.

Bildu sigue por sus fueros, avanzando en el “programa de máximos” de toda la vida de ETA. Han invitado a la inauguración de las fiestas de Vitoria a familiares de etarras presos de la asociación Senideak, quienes acudirán acompañados (¿o acompañando?) al Diputado General de Guipúzcoa, Garitano. El mismo Garitano que el lunes exigió enternecido “la inmediata derogación de la doctrina Parot, que es la cadena perpetua, el fin de la dispersión, la puesta en libertad de los presos (de ETA) que están enfermos y de aquellos que estén en condiciones de alcanzar la libertad condicional”, y el miércoles volvió a eludir condenar los crímenes de la banda con el argumento, etarra, de que “todavía estamos saliendo del conflicto”. Pura ETA. “Habrá un día en que todos tengamos que reflexionar sobre lo que ha pasado y el daño que se ha podido padecer y cometer, pero no estamos en ese tiempo”, dijo textualmente.

Estaría bien que, como respondió Rubalcaba, estas palabras se mirasen “con lupa”, con vistas a la posible ilegalización y expulsión judicial de los cargos de Bildu de las instituciones vascas, por incumplir la Ley de Partidos. No cumplen el requisito de condenar el terrorismo, simplemente. Pero a la luz de la experiencia hay que concluir que, mientras Zapatero siga en el poder, ni aparecerá “la lupa”, ni las togas se sacudirán “el polvo del camino”. Y lo peor: que seguirá la humillación insufrible de ETA y sus cómplices a las víctimas.

Las fiestas de Vitoria eran las únicas en las que ETA no había logrado meter la cuchara. Ya lo han logrado, gracias, hay que volver a recordarlo, a los seis del Tribunal Constitucional. Cierto, también, que si están ahí es porque les ha votado la gente. Diré más, a nadie se le escapa que si ETA desapareciera la foto política de Euskadi sería probablemente muy similar a la actual. La diferencia es que, sin ETA, no habría ni humillación a las víctimas ni burla del Estado de derecho. El orden de los factores es lo inaceptable: sí altera el producto.

Márchese, Garitano
Carlos GARCÍA La Razón 5 Agosto 2011

Las actitudes de Martin Garitano están siendo la gota que ha colmado el vaso para muchos demócratas en Euskadi y en especial para los que día a día vivimos situaciones similares en los ayuntamientos. Considero que es inadmisible la tregua del Estado de Derecho que de forma tácita está aplicando Zapatero excusándose en el periodo preelectoral. Teniendo en cuenta que hasta diciembre no se conformará el nuevo Gobierno, después de lo que ha pasado con Garitano resulta inadmisible que se permita a Bildu estar ocho meses campando a sus anchas de forma impune en las instituciones. Los ciudadanos tienen que saber que al igual que Garitano, en todos los ayuntamientos donde hay representación de Bildu, sus cargos públicos cometen «fechorías» similares. Por lo tanto, exijo a Zapatero que impulse un nuevo proceso de ilegalización contra Bildu, ya que hay nuevas pruebas de las que no disponía el Tribunal Constitucional cuando les permitió presentarse.

Esto es del todo necesario para salvaguardar el interés de los ciudadanos gobernados bajo las zarpas de la coalición, para garantizar la supervivencia de la democracia, y en especial, la de quienes como ciudadanos y garantes del Estado de Derecho que son los concejales del PP y PSE en Euskadi y Navarra, puedan seguir trabajando en las instituciones con normalidad. Porque los concejales del PSE no pueden decirlo, aunque en su inmensa mayoría piensen exactamente igual que los del PP respecto a Bildu; teniendo, por desgracia para ellos, que callar ante la pasividad de Zapatero. Además, esto honraría a un presidente del Gobierno, aunque fuese lo último que hiciese en su mandato y además, apaciguaría en cierta medida la envenenada vida política en el País Vasco ante la certidumbre de que, sea quien sea quien gobierne España, no se va a permitir que ETA siga estando representada en las instituciones.

Sin ir más lejos, a las actitudes que Garitano está llevando a cabo en todos los ayuntamientos se une también las de Elorrio, donde Bildu da muestras a diario de su defensa de los postulados de Batasuna y ANV y, por tanto, de ser su continuidad en el consistorio.

En Euskadi estamos sedientos de paz, pero no podemos permitirnos beber del agua aparentemente cristalina pero completamente envenenada de Bildu.

Me explico
Jesús Royo Arpón www.lavozlibre.com 5 Agosto 2011

Verano. Sol. Siesta. Flojera generalizada, falta total de precauciones defensivas. Pantalones cortos, o sea shorts. El mundo visto a través de una caña de cerveza. Exceso de horizonte, ausencia de verticalidad, de valladares, de heroísmos e ideales. Momento oportuno para soltarse el pelo y cantar de plano. Lo voy a hacer: al calor de la calor, al rebufo del despendole y la molicie, voy a dar cuenta y razón de mis intenciones en esta columna semanal. No está nada bien que el tema de tu artículo seas tú mismo, queda como pedante y pretencioso, pero cuento con la coartada del verano. Ahí va.

Mis amigos, mi familia, me dicen que por qué me meto yo en camisa de once varas, que la cosa de la lengua en Cataluña es un terreno prohibido, sembrado de minas, que hay miles de vigilantes anónimos dispuestos a escanear el horizonte en busca de españolistas renegados anticatalanes y botiflers, para dar la voz de alarma y que venga el somatén y te neutralice, que la nave -Cataluña- va y avanza, y no van a permitir que nadie se interponga en su marcha triunfal hacia la libertad, etcétera. ¿Qué pinto yo en medio de todo esto? ¿Acaso soy un facha? ¿Cuánto me pagan desde Madrid? ¿Así correspondo yo a la generosidad con que Cataluña me acogió a mí y a mi familia? ¿Acaso pretendo dividir a los catalanes por razón de lengua?

¿Qué me propongo con esta columna? Muy sencillo: generar discurso. Un discurso claro y convincente sobre el bilingüismo como paradigma más justo y más plausible en Cataluña. El catalanismo hace más de cien años que está destilando discurso, cada día, en infinidad de medios y portavocías, y ha logrado hacerse con el medio campo. En consecuencia, hoy día los no nacionalistas no pintamos nada en Cataluña. A mi entender, ese paradigma nacionalista, aparte de injusto y etnicista, es tremendamente peligroso. Y no es sostenible: la prohibición del castellano, lengua oficial y mayoritaria de los catalanes, no puede durar siempre. Durará lo que dure la estrategia de “aguanta y calla” de la mayoría que se siente marginada y humillada. Algún día alguien se plantará, y algún almogávar le soltará “xarnegos fora”, y el otro le dirá “fuera te vas tú”, y ya está liada. Liada quiere decir un enfrentamiento civil en toda la regla. Recordemos que el levantamiento de los negros sudafricanos tuvo origen en Soweto, en una manifestación en demanda de escuela en inglés, no en inmersión afrikáner. Este conflicto larvado es material explosivo, y lo estamos almacenando alegremente, sin medida ninguna de protección. ¿Lo mejor es callar, disimular, seguir la corriente como tantos? No, lo mejor es hablarlo y arreglarlo. Y para arreglarlo hay que formularlo primero. Y en eso estamos.

Yo tengo, y perdonen lo presuntuoso, un cierto deber de hacerlo. Primero, porque, tras una etapa en que colaboré en la “construcció nacional”, he detectado el cuento chino del nacionalismo, ese doble lenguaje, esa mezcla obscena de lástima y supremacía, todo para obtener lo de siempre, hegemonía y poder. Segundo, porque mi formación (filosofía y filología catalana) me ubica en medio del conflicto de valores en torno a la lengua. Tercero, porque soy charnego, hijo de la primera emigración de posguerra. Ya sé que charnego es una palabra infamante que debes evitar, sobre todo los charnegos del PSC que aspiran a dejar de serlo. Charnego hoy no es la palabra más frecuente en Cataluña, pero sí la más frecuentemente evitada: hay toda una conspiración de silencio sobre ella. Un silencio clamoroso, que define con precisión el centro de nuestras obsesiones: dime lo que te callas y te diré quién eres. Charnego es, sencillamente, el catalán de habla materna castellana. El problema es que charnego es también un insulto, pero es un problema para los insultantes, no para los insultados: igual que gitano. Y finalmente, porque me lo puedo permitir: no me juego nada. Otros se juegan más que yo, y desde aquí les expreso mi admiración: Carreras, Espada, Porta, Tubau, Trías, Goligorsky, Robles, Pericay, Cordero, Ortega, Caja, Azúa...

La transversalidad
MIQUEL PORTA PERALES ABC Cataluña 5 Agosto 2011

La dichosa transversalidad. En la Cataluña política, suele decirse que el catalanismo es el mínimo común denominador exigible a los partidos políticos catalanes. Y suele añadirse que ese mínimo no puede desaparecer bajo ningún concepto. De hecho, aquellos partidos que no comulgan con el catalanismo —Partido Popular y Ciudadanos— no son bien vistos por el establishment político catalán. Precisemos la cuestión. ¿De qué hablamos cuando hablamos de catalanismo? Les propongo una visita al diccionario.

Si hacemos caso del diccionario —no de cualquier diccionario, sino del Diccionari del nacionalisme, de Imma Tubella y Eduard Vinyamata, 1978—, resulta que el catalanismo es aquel «movimiento popular que propugna el reconocimiento de la personalidad nacional y de la libertad política para Cataluña o para todos los Países Catalanes». Prosigamos: «el concepto “catalanismo” no especifica ninguna orientación ideológica precisa, aunque siempre ha sido de signo democrático y progresista». Más: «tampoco especifica bajo qué forma política y jurídica se llegará a la consecución de la libertad nacional de Cataluña».

En resumen: «tan catalanistas pueden ser los partidarios de la independencia o los partidarios de la autonomía». Finalmente: «el anticatalanismo es aquella actitud que se manifiesta contra la consecución de la personalidad nacional catalana. El anticatalanismo puede tener dos vertientes diferentes, pero al mismo tiempo equivalentes: a) la actitud contraria hacia Cataluña; y b) las actitudes manifiestamente contrarias a la idea de los Países Catalanes como un conjunto».

Gracias al diccionario —dejando a un lado la referencia a unos Países Catalanes que, esos sí, ya se han autodeterminado desde hace tiempo—, sabemos que quienes están a favor de la personalidad nacional y la libertad política de Cataluña son catalanistas y que, quienes se manifiestan en contra, muestran una «actitud contraria hacia Cataluña». Nótese el detalle: el anticatalanista no sólo es anticatalanista, sino que también va contra Cataluña. Digo yo —la cosa me suena— que debe ser un mal catalán. Resumo: la transversalidad y el catalanismo sirven para señalar a quien piensa distinto.

Ayuntamientos sin control
Urge establecer mecanismos para que las responsabilidades recaigan sobre los infractores y no sobre los ciudadanos mal administrados
alfredo aycart ABC Galicia 5 Agosto 2011

Resulta estremecedor el descaro de algunos de los integrantes de la privilegiada casta política que dirige las instituciones. Actúan con tan profundo menosprecio hacia las normas que rigen la convivencia de todos los ciudadanos, que sólo se comprende el desacato por una fe ciega en una impunidad sobrevenida. Se trata de una minoría a la que los partidos parecen incapaces de poner coto, bien por desidia, bien por complicidad con quienes compensan al parecer sus irregularidades por su facilidad para acarrear votos a las urnas.

Algunos de los más de 40 alcaldes que incumplieron su obligación de enviar sus datos contables de 2008 al Consello de Contas se rasgan después con exagerada hipocresía las vestiduras cuando se cuestiona la utilidad de la institución que desprecian. Son incumplidores de municipios de todos los tamaños, pero llama poderosamente la atención que entre ellos figuren los de Villagarcía de Arosa, la octava ciudad de Galicia, dirigida entonces por el PSOE, o el de Ames, cuyo alcalde, el muy bien pagado Carlos Fernández, pontifica aún desde la presidencia de la Federación Gallega de Municipios y provincias.

Y no parece que la medida de fuerza planteada por el ejecutivo autónomo apunte hacia los verdaderos responsables del entuerto. Al establecer que quienes no auditen sus últimos tres ejercicios se quedarán sin ayudas oficiales de la Xunta se castiga a los ciudadanos, que verán reducirse la calidad de sus servicios, por el inadecuado comportamiento de unos gobernantes incapaces. Hora es ya de establecer mecanismos precisos que hagan recaer todo el peso de la ley en quienes la incumplen y no en unos administrados absolutamente indefensos.

Hay decenas de ejemplos que llaman a la indignación. El Ayuntamiento de La Coruña deberá pagar ahora las consecuencias de la manifiesta ilegalidad de la construcción del edificio de Unión Fenosa. Cabe exigir a la justicia, que determine las responsabilidades de quienes promovieron y autorizaron una edificación cuestionada desde que se proyectó en una época en la que se aireaban las relaciones personales y profesionales de determinados políticos y determinados promotores.

La expulsión de las instituciones decidida por los ciudadanos en las urnas no es pena suficiente para quienes delinquen, de la misma manera que no quedan exentos de responsabilidades penales los vencedores ante las urnas. Mientras no se entiendan y se apliquen sencillos principios de convivencia como el de la igualdad ante la ley, la adecuación del comportamiento de las instituciones a la normativa vigente, se está contribuyendo a que aumente el nivel de desacuerdo social con el sistema.

Dicho lo cual, uno se sigue preguntando sobre el interés de analizar en 2011 las deficiencias y errores presupuestarios cometidos por corporaciones locales en 2008, especialmente cuando unas elecciones previas han devuelto a su casa a muchos de los ediles infractores.

Jordi Pujol
A la vejez, viruela
Antonio Robles Libertad Digital 5 Agosto 2011

"A la vejez, viruela", se dice para escenificar atrevimientos propios de la juventud en edad avanzada cuando ya no le son propios. Pujol anda en ello, como si de repente quisiera recuperar el tiempo perdido en el disimulo.

Desde el 10-D, anda por la vida de independentista y dice y cuenta con desparpajo lo que siempre negó o enmascaró. La última la ha soltado con ocasión de la XXIX Escola d’Estiu Ramon Trias Fargas de la JNC, el pasado 29 de julio de 2011: "Hem de posar les bases per quan es decideixi sortir d'Espanya" [Tenemos que colocar las bases para cuando se decida salir de España].

El mismo que aceptó el título de "español del año" otorgado por el ABC, el mismo que cobró una y otra vez royalties por recordarnos su sentido de Estado, el mismo que negó una y otra vez que en Cataluña se impusiera una inmersión obligatoria y acusó a los padres que pedían poder estudiar en castellano de ser enemigos de Cataluña y de buscar romper la convivencia, el mismo que defendía la existencia de TV3 como una herramienta necesaria para la integración, ahora nos confiesa que todo fue dispuesto para la construcción nacional: "Hemos de poner las bases para cuando se decida salir de España, lo tendremos que hacer bien. [...] Actuar con sentido de país es la creación de TV3, del modelo de educación con la inmersión lingüística, de las prestaciones sanitarias y sociales, potenciar la industria cultural catalana... Esta fue la visión de país que imprimimos desde el Gobierno [autonómico] y es la que ahora el presidente Artur Mas está llevando a cabo". Ya sabemos para qué, "para salir bien de España", o sea, sin costes; "la pela es la pela, no fotem".

Nada nuevo bajo el sol. Tantas veces hemos denunciado sus intenciones finales y tantas hemos debido soportar sus falsas dramatizaciones de catalán ofendido, que la confirmación por su boca de lo que siempre negó, mueve a la condescendencia. En realidad, mintiera entonces, mienta ahora, o simule de nuevo para comer caliente, nos debería traer sin cuidado. Es su naturaleza. Pero que el candidato del PSOE y ex ministro de todo en el Gobierno de España, Alfredo Pérez Rubalcaba se permita ir a TV3, hacerle la pelota, reírle las gracias y ufanarse de haber sido él el ministro que conchabó con Pujol en la inmersión lingüística en Cataluña (o sea, el modelo escolar que excluye el derecho de los niños a recibir educación en castellano cuando hay una sentencia del Tribunal Constitucional y cinco del Tribunal Supremo que instan al Gobierno de la Generalitat a garantizar a todos los padres el derecho de sus hijos a estudiar también en castellano) es intolerable: "El modelo educativo de Cataluña lo pacté yo con el señor Pujol". Patético.

El modelo educativo catalán según Pujol : "La escuela catalana lo ha de ser en lengua y contenido", "el modelo de la inmersión lingüística es innegociable". Y de fondo la LOGSE. Para estar orgullo, Sr. Rubalcaba.

Gracias Don Alfredo, usted ha ayudado a que el Sr. Jordi Pujol construyera "su país" en detrimento de la cohesión política de España. Permítame la grosería, no sé si despreciar en usted más el cinismo, la maldad o la demagogia.

El PNV acentúa su soberanismo y pide que Euskadi avance «como nación»
«Ha llegado el momento de dar un nuevo salto en la emancipación nacional de nuestro país», subraya Ortuzar
D. GUADILLA| | BILBAO. El Correo 5 Agosto 2011

El PNV ahondó ayer en su mensaje más soberanista. Lo hizo sobre la base del discurso pronunciado el pasado domingo por Iñigo Urkullu durante el acto para conmemorar la fundación del partido el día de San Ignacio de 1895. El presidente del Euzkadi buru batzar advirtió de que el objetivo de su formación tras las próximas elecciones generales será lograr un «nuevo estatus» para el País Vasco, lo que sonó a precio que tendrá que pagar el próximo presidente del Gobierno si quiere el respaldo jeltzale en el Congreso. «El Estatuto de Gernika proviene del siglo XX y estamos ya en el XXI, y hay que poner las bases para que Euskadi pueda desarrollarse como nación», subrayó ayer Andoni Ortuzar.

El máximo responsable del partido en Bizkaia dejó claro que, a cuatro meses de los comicios, el objetivo del PNV es acentuar su perfil más nacionalista para intentar frenar el 'efecto Bildu'. La fórmula es recuperar el derecho a decidir sin echar en saco roto lo obtenido con el actual Estatuto, que ha traído «avances importantísimos», «muchas buenas cosas» y que «nos ha colocado en un marco de autogobierno muy importante», afirmó el presidente del Bizkai buru batzar.

Sin embargo, Ortuzar matizó en Onda Vasca que ha llegado el momento en que la ciudadanía pueda volver a votar «y decidir cuál es el estatuto que quiere para la nación vasca». «Nosotros siempre hemos sostenido que Euskadi es una nación que necesita tener su propio marco y reconocimiento internacional», explicó el burukide. Por lo tanto, insistió, «creemos que ha llegado el momento de dar un nuevo salto en el autogobierno y en la emancipación nacional de este país».

Ortuzar señaló que esta consulta tendría que ser el último escalón de un proceso que tiene otros pasos previos. El principal, que los partidos vascos mayoritarios alcancen un acuerdo previo para definir «hasta dónde se quiere que discurra ese nuevo futuro jurídico».

Sus palabras fueron muy similares a las que pronunció Joseba Egibar en Radio Euskadi. El presidente del Gipuzku buru batzar se centró en la «crisis» que vive el modelo autonómico y recuperó la tesis de que la Transición estuvo «inacabada a los efectos de resolver los problemas de fondo». «Lejos de buscar un escenario en el que pudieran convivir las cuatro naciones presentes en el Estado español, la gallega, la catalana, la vasca y la española, y de buscar los niveles de entendimiento desde el respeto, se optó por un modelo autonómico ni siquiera querido por muchas de las autonomías», explicó Egibar, quien, al igual que Urkullu el domingo, reclamó «altura de miras» y buscar «un nuevo estatus».

Bildu insulta a las víctimas
La coalición asiste desde el Ayuntamiento al inicio de las fiestas de Vitoria con familiares de presos etarras. Las pancartas de apoyo a los terroristas llenaron la plaza
Vitoria - Ander Murillo La Razón 5 Agosto 2011

Bildu tiene clara su postura respecto a los presos de ETA y así lo ha ido demostrando paso a paso desde la posición de poder que ostenta tras los comicios del 22-M. El pasado lunes, el representante de la coalición y diputado general de Guipúzcoa, Martin Garitano, respaldó a los familiares de los reclusos de la banda concentrados a las puertas de la basílica de San Ignacio de Loyola en Azpeitia. Ayer, como había anunciado, era el turno de Vitoria. Y la escena volvió a repetirse. Dos miembros de Senideak, colectivo de familiares de presos de ETA, acompañaron a Garitano en la balconada del Ayuntamiento para ver la bajada de «Celedón», que da comienzo a las fiestas en la capital alavesa. En concreto, permanecieron en la zona de invitados de la balconada –en la que también estaba presente el alcalde, Javier Maroto (PP)– Tere Ruiz de Arbulo, familiar de la reclusa Maite Díaz de Heredia, y José Luis López de Eluzuariaga, familia de la también presa Gotzone López de Luzuariaga. Abajo, entre la multitud, podían verse decenas de pancartas proetarras.

Tras conocer la noticia de que el grupo municipal de Bildu había invitado a la bajada de «Celedón» a representantes guipuzcoanos de su coalición, entre ellos a Martin Garitano, y a Senideak, la Junta de Portavoces del Consistorio aprobó una resolución en la que acordó no hacer «otro uso» de la balconada «que no sea el de la celebración festiva».

Garitano rechazó hablar de la polémica suscitada por su presencia y por la invitación de familiares de presos de ETA, porque, según dijo, es «absolutamente injustificada». El propio alcalde de Vitoria, Javier Maroto, habló de unas fiestas en la «pluralidad, en paz» y en las que no había visto «ninguna polémica», pese a que el presidente del PP del País Vasco, Antonio Basagoiti, hubiera acusado horas antes a Garitano de actuar como «proxeneta de los que prostituyen la democracia» y que a él le hubiera gustado no tener que compartir este acto con el diputado general de Guipúzcoa.

Por su parte, la consejera de Educación del Gobierno Vasco, Isabel Celaá, como lendakari en funciones, se acercó a saludar a Garitano, al que, según dijo a los periodistas, le reconoció su derecho a «atender el sufrimiento de los presos», pero le recordó «que tiene que tener en cuenta el sufrimiento de las víctimas de ETA». «Si no se tiene en cuenta este sufrimiento, se construirá una sociedad sobre unos cimientos muy endebles, cuando es preciso que la sociedad vasca se construya sobre la memoria de lo sucedido», recalcó. Celaá añadió que es «muy importante tener en cuenta este sufrimiento para que se pueda tener una sociedad moral y políticamente sana y socialmente bien construida».

Mientras, el consejero vasco de Interior, Rodolfo Ares, emplazó en un comunicado a los dirigentes de Bildu a que «cumplan sus compromisos públicos de alejarse definitivamente de la violencia y abandonen comportamientos del pasado», como «aprovechar las fiestas para rendir homenajes a presos de ETA».

El vicesecretario de Comunicación del PP, Esteban González Pons, aseguró que «poco a poco se acerca el momento en el que el Gobierno pedirá a la Fiscalía» que actúe contra Bildu, al que reprochó el apoyo a los presos y sus familiares.Y el secretario general de los populares vascos, Iñaki Oyarzabal, manifestó que la presencia de los familiares de los etarras es «un insulto a los vitorianos» y destacó que su presencia «es una estrategia de Batasuna que siempre ha querido aprovechar las cosas que nos unen –en referencia a las fiestas– para confrontar».

Basagoiti: «Antes de saludarme di a tus jefes que dejen las armas»
El presidente del PP vasco, Antonio Basagoiti, negó ayer el saludo al alcalde de San Sebastián, Juan Karlos Izaguirre (Bildu), en el inicio de las fiestas de Vitoria, y le comunicó que no le saludará «hasta que sus jefes entreguen las armas». Izaguirre fue el que se dirigió a Basagoiti, pero el líder de los populares vascos le denegó el saludo. Tras conocer el motivo, el alcalde de San Sebastián se dio la vuelta y se marchó. La izquierda abertzale no tardó en responder, y calificó de «ultraderechista» a Basagoiti, al que acusó de tener una «estrategia de acoso y derribo» contra Bildu «consecuencia de una malísima digestión postelectoral» del líder popular, informa Vasco Press. Basagoiti ya había sido muy crítico poco antes al referirse a la provocación de Bildu en Vitoria. «¿A alguien se le ocurre que en cualquier lugar del mundo se invitase a un colectivo de defensores de violadores, pederastas, atracadores o terroristas? Pues aquí se les ha invitado», afirmó.

Cataluña
El alcalde Trias, insumiso lingüístico
El primer edil no cambiará la norma de uso del catalán pese al dictamen del TSJC
M. J. C. / BARCELONA ABC CAtaluña 5 Agosto 2011

El alcalde de Barcelona, Xavier Trias, asegura que no piensa cambiar el reglamento de usos lingüísticos de este ayuntamiento, a pesar de que el Tribuna Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) ordenó a finales de 2010 su suspensión cautelar porque impone el uso preferente del catalán sobre el castellano. Una preminencia que la sentencia del Tribunal Constitucional sobre el Estatuto catalán anuló hace un año.

El primer edil convergente considera que se trata de «un buen reglamento y no genera problemas y, si los hay, los solventamos en la práctica». En declaraciones a Efe, afirma que «hay gente que quiere convertir en un problema» el reglamento de uso del catalán y «llama al lugar equivocado», porque él no piensa «convertirlo en un problema».

«Nuestra manera de actuar es la que da un espacio de integración a todo el mundo, lo lógico», dijo el alcalde, quien explicó que lo que hace el Ayuntamiento de Barcelona es «normalmente dirigirse en catalán y, si te dicen que no te entienden, te diriges en castellano».

La normativa fue recurrida ante el TSJC por el presidente del grupo municipal del PP, Alberto Fernández, quien en declaraciones a ABC ha instado a Trias a ser «el alcalde de todos y respetar las dos lenguas que se hablan en Barcelona, sin excluir a una por defender otra». El dirigente popular recuerda que el alcalde debe «acatar las sentencias de los tribunales».

Si viaja, no enferme
Los pacientes denuncian las trabas de las autonomías para atender a enfermos de otra región. Algunos reciben facturas tras ir a Urgencias
Las Urgencias de las regiones turísticas están saturadas por falta de personal y por la afluencia de pacientes a los que se pone trabas en Primaria
Rosa Serrano La Razón 5 Agosto 2011

MADRID- Que la Sanidad vaya a ser gratuita y universal en los próximos años es algo que ya desde hace tiempo se pone en duda. Pero que lo sea en la actualidad también está por ver. Al menos, cuando se sale de la propia comunidad autónoma. Aunque desde el Ministerio que dirige Leire Pajín recuerdan que «los ciudadanos tienen garantizada la atención sanitaria cuando se desplazan», más de un viajero se ha topado con una desagradable sorpresa al volver a casa. Uno de estos pacientes , P. S. C., encontró una factura de 545 euros por haber ido a urgencias en un hospital público lejos de casa.

Ocurrió hace un par de meses, cuando unos amigos invitaron a este asturiano de 36 años a pasar unas semanas con ellos en Berriozar (Navarra). Como enfermo crónico –padece una dolencia cardiovascular y otra intestinal, ambas severas–, se inscribió en el centro de salud más cercano (el procedimiento recomendado por Sanidad). Pero, a lo largo de la semana, tuvo que acudir tres veces a Urgencias. «Fui al Hospital Virgen del Camino, que es público. Yo pensaba que, en caso de emergencias, en este país se atiende a cualquiera de forma gratuita, pero cuando me llegó la factura supe que no», explica P. S. C. Más en concreto, «la administrativa que me cogió el teléfono cuando llamé para enterarme de qué había pasado me dijo que eso es mentira, que no todo el mundo tiene derecho». Cuando aún no salía de su asombro, «empezaron con el rollo político: me explicaron que yo era del ‘‘Estado español’’ y eso era el ‘‘Reino de Navarra’’», cuenta.

Reclamación
La Asociación El Defensor del Paciente ya ha enviado una reclamación al Ministerio de Sanidad por este caso. Su presidenta, Carmen Flores, espera que se tomen «medidas inmediatas» ante lo ocurrido con este ciudadano, pero lo cierto es que su caso no es aislado. Desde la Consejería de Salud de Navarra explican que todo se debió a que «a aquellas personas que en la base de datos del Ministerio aparecen como que no tienen derecho a asistencia sanitaria gratuita (sea por las razones que fueren), automáticamente se le emite una factura», aunque aclaran que «por supuesto, siempre se atiende a todo el mundo».

Desde el hospital explicaron a P. S. C., según su relato, que no aparecía en esa base de datos porque estuvo «tres meses en el paro», a pesar de tener seis años cotizados a la Seguridad Social. Sanidad admite que algunas personas que no están cotizando a la Seguridad Social no aparecen en esa base (alrededor de 150.000), y estarían obligados a pagar hasta que entre en vigor la nueva Ley de Salud Pública, que corregirá estos problemas. Mientras tanto es una más de las argucias a las que se agarran las autonomías, ahogadas por la crisis, para dificultar la asistencia a desplazados. De hecho, P. S. C. nunca había tenido problemas para ser atendido gratis en su comunidad autónoma.

Pero éste no es el único subterfugio. Otra asociación de pacientes, la de Víctimas de Negligencias Sanitarias, cuenta una de las quejas que les han llegado en los últimos meses: la de una mujer que, para ser trasladada en ambulancia de Valencia a Madrid, tuvo que cambiar dos veces de vehículo: un coche la llevó hasta la frontera con Castilla-La Mancha, otro hasta la Comunidad de Madrid y un tercero hasta el hospital. En su caso se evidencia que las autonomías, soberanas en cuanto a gestión de la asistencia, no están obligadas a entenderse.

Sin historia digital
De ahí que a muchos pacientes se les deniegue, o se les dificulte mucho la atención primaria y de ahí que no hayan sido capaces aún de implantar una historia clínica digital (el Ministerio de Sanidad prevé que no estará lista hasta 2013, después de una década de preparativos). Pero, si esta situación se repite todos los veranos, es especialmente grave en este, cuando los recortes a los que ha obligado la crisis han puesto contra las cuerdas a la Sanidad en comunidades como Cataluña, con 40 ambulatorios cerrados por vacaciones.

Empadronado por vacaciones
«En los centros de salud directamente no te atienden. Hasta te piden que te empadrones en la localidad, aunque sólo estés pasando 15 días de veraneo. Tienes que ir por Urgencias. Así, lo que ocurre es que vas a Urgencias por un simple constipado», explica Flores. Todos los meses de agosto se enfrenta al mismo aluvión de llamadas y, «lo único que les podemos decir es que vayan a urgencias, que ahí sí están obligados a atenderles».

La situación puede empeorar, también en Cataluña, si sale adelante el último proyecto de la Generalitat, que pretende que haya que estar un mínimo de seis meses empadronado en la comunidad para poder acudir al médico de familia.

Desde Sanidad niegan que los veraneantes no puedan ir al ambulatorio, al menos de momento. ¿Qué ocurre entonces? «La atención se deniega de una forma indirecta: se ponen dificultades administrativas y burocráticas», asegura Carlos Amaya, vicepresidente de la Federación Europea de Médicos. A su juicio, todo se reduce a un problema de falta de personal –no se contrata a sustitutos– y el endeudamiento de las comunidades que, ahogadas por las facturas de los proveedores, no quieren hacer frente a más recetas y prefieren que los turistas se dejen la paga extra en su territorio, pero que, a la hora de ir al médico, se queden en su ciudad.

Un mes para pagar «por las buenas»
P. S. C. recibió, semanas después de ser atendido en Navarra, una factura en su domicilio de Gijón. En ella, el Servicio Navarro de Salud le informaba de que tenía un «período voluntario de pago» de un mes para abonar los 545,90 euros de su atención.

Recortes de Prensa   Página Inicial