AGLI

Recortes de Prensa   Miércoles 10 Agosto 2011

 

Lo van a tener crudo
Antonio Pérez Henares Periodista Digital 10 Agosto 2011

Los que lleguen lo van a tener crudo. El previsible Rajoy lo sabe y es consciente de la que le espera. Recoger el Gobierno de España es afrontar de inmediato una situación límite. Ya tienen antecedentes. Basta observar lo que está sucediendo en las autonomías. No queda un euro para gastar y en la caja no hay ni telarañas porque están llenas de facturas. Es sabido lo de Castilla-La Mancha donde las deudas afloran a cada paso y en cada rincón. Y con ellas los problemas. Se debe a las farmacias lo que no está en los escritos y no hay un chavo para hacer frente a los pagos. Ni posibilidad siquiera por parte de la Junta de pedir un crédito. Un puede ni le permiten endeudarse más. Los boticarios saben que en efecto culpa de los “nuevos” no es. Pero tampoco suya y si no cobran es que se van a la ruina. Por tanto es al nuevo Gobierno al que reclaman y contra el que no les queda otro remedio que ir.

Pues eso pero multiplicado por 17 es lo que le espera a quien llegue a la Moncloa. Sabe que tiene que hacer las reformas que no se han acabado de hacer y que habrá que hacer recortes. Simplemente porque hay cosas que no se pueden mantener. Les pongo un ejemplo muy cercano : el turismo casi regalado, pero pagado por la administración, de la tercera edad. Estaba muy bien, claro. Pero es que con 4 millones de cotizantes menos y teniendo que pagar a 5 millones de parados para eso no va a haber. Y no va a haber para muchas cosas. Porque no hay. Porque, nos queramos o no dar cuenta, el estado de bienestar está y se puede ampliar hasta el infinito si hay con que pagarlo. Pero es que hay cosas que ya no hay con que pagarlas. Y habrá que elegir entre lo de verdad esencial y aquello que no lo es. Todos queremos más y más y más pero es que cada vez hay para menos.

Esto no va a gustar nada. Y los españoles tienen una especie de conciencia largamente inculcada por los propios poderes de que el estado es una madre que da y da, como un pozo sin fondo de recursos ilimitados. Y no. Es un pozo, sí. Pero no existe ninguno ilimitado e inagotable. Como todos los pozos, este, si se extrae más agua de la que entra, se acaba por agotar. Y el nuestro está casi seco después de haber sacado más líquido del que ha ido entrando.

Los probables vencedores de los comicios, el PP, sabe que al día siguiente de conseguir el poder tendrá que ejercerlo en condiciones muy difíciles y tomar medidas urgentes, drásticas y en muchos casos impopulares. Es por ello que ahora anda con cierto pie de plomo y aplica todas las cautelas. Y por el contrario , el Gobierno y su exvicepresidente, ahora convertido en candidato se comporta con una inusitada alegría a la hora de las promesas. La razón de este extraño comportamiento donde la oposición actúa con modos de gobierno y el partido del gobierno con modales de oposición es que en la realidad ambos tiene más o menos descontado el resultado y lo único que va a medirse es la distancia. Rubalcaba ya es oposición” tanto que hasta se la insinúa a su propio Gobierno y al Presidente a cuyo lado estaba hasta ayer.

Rajoy lo va a tener crudo. Por las medidas que habrá de tomar y porque ante él se levantara una oleada que ahora permanece más calmada al sentirse en el fondo parte de la familia. Y contra la familia da no se que ir, aunque sobren los motivos. Pero ¡huy en cuento este la derecha!, entonces se van a enterar. Entonces los sindicatos, ya verán como se pone el compañero Méndez, si que harán huelgas de las de verdad y los del 15-M ya se dejarán de gaitas antisistema y serán anti PP, que eso sale siempre mejor y más desde la entraña y el corazón. La calle va a estar guapa.

Pero lo que jamás puede hacer el próximo Gobierno es seguir caminando hacia el abismo. Ni las comunidades tampoco. Tendrá que hacer los deberes, por duros que sea y solo le queda una: decirle de entrada y de principio a los ciudadanos la cruda verdad, eso que se ha ocultado estos pasados años, y con toda crudeza exponerles para lo que hay y para lo que no hay, exponer claramente los sacrificios que habrá que afrontar y señalar cual es el objetivo y la esperanza a conseguir. Con otra condición, que quienes lo propongan sean los primeros en el ejemplo, que esos políticos asuman sin pero alguno una verdadera e imprescindible regeneración de hábitos y comportamientos.

PD. En ello está el porque Griñan se resiste a celebrar las eleccciones autonomicas al tiempo que las generales, como ha sido habitualente y al PSOE le interesaba. esas las dan por más que perdidas pero piensa que hasta marzo rajoy habá de poner en marcha los ajustes y que puede aprovechar el descontentoante ellos para mantener el feudo.PD1. Lo de Marruecos pidiendo la mitad de la pasta del turismo de la Alhambra es la noticia alucinada del dia. De risa, aunque demostrativa de las apetencias de nuestra amigos, esos a quienes agasajo ZP cuando se fue a rendir pleitesia a su sátrapa estando en la oposición ante un conflicto con España. De risa, pero espera que no salga alguno diciendo que por aquello de la alianza de civilizaciones claro que tienen razon. es más, ya sepenso en meter aun reprsentante marroquí en el Patronato.

España tiene miedo
Antonio Pérez Henares Estrella Digital 10 Agosto 2011

Agosto, lejos de dar tregua, ha desatado los fuegos y puesto a hervir la deuda. Si hace nada mirábamos con pánico la posibilidad de que nuestra deuda superar la cota de los 300 ahora resulta, que superado los 400, ese diferencial y esos intereses ya asfixiantes nos parecen un remanso de paz al que gracias a que el BCE, o sea Merkel y Sarkozy, nos ha salvado el trasero porque estaba también en juego el de Italia, hemos conseguido regresar. Pero ha existido pánico y el miedo puede regresar en cualquier momento. La situación mundial es mala, la de Europa peor, pero la nuestra es dentro de lo peor lo pésimo. Porque, encima a nuestros males, se une que, simplemente, No tenemos Gobierno. Y tendremos que esperar cuatro meses hasta que alguien coja el timón. Si es que para entonces existe queda algo de la nave a flote.

ZP se rindió a la evidencia y anunció elecciones el 20-N buscando unos meses de propina a Rubalcaba por ver de salvar algún mueble socialista. Pero pretender entrar en hibernación gubernamental con la deuda ardiendo no es posible. Lo dice Europa y lo dicta el sentido común, o haga lo que debe hacer, esas reformas que se han pregonado mil veces, o se va, pero ya, y deja que las hagan otros. Pretender pasar por toda esta tempestad en letargo es un suicidio y un imposible. La situación mundial, la europea y la española no lo permiten.

Esto se está yendo directamente al fondo. Estamos en una situación de verdadera emergencia y una vez más al frente no solo tenemos un verdadero inútil para afrontar la catástrofe, es que ahora encima el inútil está teóricamente muerto a la espera de entierro. Pero el entierro lo han pospuesto tanto que cuando de verdad acaben los responsos los que vamos a estar muertos vamos a ser todos.

Si uno se va porque es un desastre pues lo hace y deja paso. Pero no. Una vez más Zapatero la ha liado parda y nos la ha liado a todos. En otro de sus estrambotes de su cansino adiós, presumiendo de tener los deberes hechos y la misión cumplida, convoca elecciones pero con compás de espera a ver si escampa un poco y a Rubalcaba y al PSOE no se lo lleva la riada. Pero no ha escampado. La tormenta se vuleve cada vez más terrible y ¿ahora que hacemos?

Pues la lógica es la que tenía que haberse hecho y hace tiempo. Ir de una vez a las urnas, sin más demoras ni juegos. Pero no hay ni lógica ni cuajo ni sentido de estado. La salida de Bono de pedir un Gobierno conjunto con el PP es una tomadura de pelo, una broma macabra ¿ahora?. Después de tres años largos pretendiendo que eran los esbirros del averno. Ahora después de haber perdido el PSOE hasta la hijuela. Resulta tan patético como insultante no solo para la oposición sino para la inteligencia del conjunto de los ciudadanos.

La situación es gravísima. Pero la convierte en angustiosa nuestra propia situación política. Nuestra parálisis, nuestro gobierno cataléptico, nuestra obligada espera. España ha superado la fase de desconfianza absoluta. Ahora los españoles tienen simplemente, miedo al futuro y al inmediato mañana. Y tienen por qué tenerlo.

P.D. Eso me preocupa. Lo del 15-M, me van a perdonar, cada vez me interesa menos y me resulta inaudito que se le den horas de televisión a cualquier patochada que se les ocurra. Cada vez tengo más claro que es mucha menor la importancia real que la mediática y aunque ellos se consideren a si mismos la estrella polar de los revolucionarios del siglo XXI a uno le parece que es mucho de más de lo mismo y bastante transitado. Que su "no nos representan" no dará paso a saber a quienes representan ellos exactamente. Y eso en democracia se mide por un hombre, un voto. Y me temo que no van a afrontar ese reto. Porque una cosa es la algarada entre la permisividad y el tutelaje y otra medirse en urnas (¿o es que no aceptan la urna y el voto?) pero me da que su reactividad a tan antigua cosa es porque a la hora de la verdad tal vez no les dé ni para un concejal.

No piensan
Alfonso Ussía La Razón 10 Agosto 2011

A los llamados indignados de Madrid, aparte del desodorante, les han abandonado las ideas. Tienen el motivo de la indignación a dos palmos de las narices, y no lo han descubierto. Tengo para mí que, de formar parte del zaguanete de presumibles indignados que se mantiene en la Capital de España, mi indignación se centraría en los sindicatos. Acaban de recibir otro centenar de millones de euros de todos los españoles regalados por el Gobierno. Dicen que serán invertidos en la «formación de funcionarios». Uno creía que los funcionarios se formaban en los colegios y las universidades, pero parece que estaba equivocado. En lo que van a gastarse el dinero los sindicatos es en el boicot a la visita del Papa que ha llamado a Madrid a dos millones de jóvenes. Qué casualidad. El aeropuerto y el Metro en huelga justamente en esos días.

Los sindicatos no están en absoluto indignados con el Gobierno, que los mantiene, los mima y les dice lo que tienen que hacer para seguir recibiendo dinero. Si los sindicatos se financiaran con las cuotas de sus militantes no tendrían ni para un chupa-chups. Ellos se forran y los indignados no perciben ayudas de ninguna clase. El Papa no tiene la culpa de ello. Además, con independencia del objetivo espiritual y social de la visita a Madrid del Santo Padre, la multitud que le espera llegada de todas las partes del mundo va a dejar mucho dinero en España. Eso no lo admiten ni los sindicatos ni los indignados, cuando habrían de mostrarse felices por ello.

Los indignados tendrían que visitar las sedes de los sindicatos. Ahora no, porque la mayoría de los chulos del sistema están de vacaciones en el Caribe. Los indignados harían bien en intentar conocer adonde han ido a parar los miles de millones de euros que han llovido sobre los sindicatos durante los años zapateriles. Se indignarían con razón. No lo hacen, porque en el fondo, el derroche del dinero de todos en beneficio de unos pocos no les indigna tanto si esos pocos son de su cuerda. Tienen el mismo jefe, Rubalcaba, y ese detalle imprime carácter y sella las libertades.

Los indignados se indignan con el Papa y cierran los ojos cuando pasan los jerifaltes gramscianos de Comisiones o de UGT. Pídanles explicaciones a ellos. Y hagan una prueba. Preséntense todos una mañana en la sede de Comisiones o de UGT y pidan que les den de comer con abundancia , simpatía y caridad. No probarán bocado. Hagan lo mismo y acudan a los comedores de Cáritas, administrados por la Iglesia que el Papa representa, y saldrán de sus estancias bien alimentados y con muchas dudas en la cabeza. Sin la labor social que la Iglesia realiza en favor de los sin nada y los enfermos, nuestro sistema quebraría.

Pidan cobijo y alojamiento en los sindicatos. Se quedarán en la calle. Hagan lo mismo en cualquier establecimiento regentado por una organización cristiana, y descansarán compartiendo el descanso con los desheredados, los desesperanzados y los abandonados por la vida. No se indignen contra el Papa, que nada les ha hecho. Su protesta contra la visita del Santo Padre nada tiene de espontánea. Es política y responde a unas pautas y órdenes que ellos, los llamados indignados, están dispuestos a cumplir a rajatabla, quizá para conseguir que les caiga parte del maná que sólo se derrama sobre los sindicatos. Odian lo que sirve y aborrecen lo que hace el bien. No tengan cuidado. Ellos son mil y los que estarán en Madrid para recibir al Papa serán dos millones de personas, la mayoría jóvenes. Dos millones de verdaderos pacifistas. No abusarán de su número y podrán contar con su ayuda en el caso de solicitarla. No se indignen con ellos. Háganlo con los que se llevan el dinero para seguir obstruyendo la entrada de España en el siglo XXI. Piensen.

Londres, a sangre y fuego
Editorial La Razón 10 Agosto 2011

Con estupor e indignación asiste la sociedad británica al estallido de violencia, pillajes e incendios que tuvo su origen en Londres el pasado sábado, que se cobró ayer una segunda víctima y que se ha propagado a otras ciudades como Birmingham, Leeds, Liverpool, Bristol, Nottingham o Manchester. La gravedad de los disturbios ha obligado al primer ministro a cancelar sus vacaciones, a convocar de urgencia el gabinete de crisis y a decretar una movilización sin precedentes de las Fuerzas de Seguridad, con un despliegue de más de 16.000 policías.

Prácticamente todos los ámbitos sociales se han visto afectados, desde la suspensión de un partido de fútbol de la selección inglesa, hasta la actividad del Parlamento. Nada semejante se recuerda en Londres desde hace 30 años. Y tal vez por eso nadie sabe a ciencia cierta, ni siquiera la Policía, a qué obedece esta llamarada de furia y vandalismo, mezcla de supuesta ira social y delincuencia pura y dura. Tampoco los políticos han sabido explicar hasta ahora lo que está sucediendo y lo único que ha diagnosticado la oposición laborista es que «no son disturbios políticos, sino pillaje». De la misma opinión es David Cameron: «Lo que está ocurriendo es pura y simple criminalidad a la que hay que enfrentarse y derrotar».

Sin embargo, tales afirmaciones no explican por qué unos simples delincuentes han podido poner en jaque a toda una ciudad como Londres ni cómo es posible que hayan actuado coordinados a través de mensajería móvil y saltando como una plaga de langostas por diferentes barrios y ciudades. Aunque es prematuro sacar conclusiones y sería ridículo aplicar a los vándalos una presunción de inocencia que ellos mismos se han encargado de desmentir, sí existen ya algunos datos contrastados sobre los que conviene reflexionar. En primer lugar, sorprende la masiva presencia de adolescentes entre los alborotadores.

También es muy relevante el protagonismo de nuevas redes sociales cuyo uso escapa al control policial. Otro dato irrebatible es la tardía reacción de los gobiernos municipal y nacional, que fueron incapaces de calibrar, primero, el alcance de los disturbios, y de proteger, después, a la población. En este punto, es digno de subrayar que la mayoría de los afectados son pequeños comerciantes de origen inmigrante, lo que sin duda elimina el supuesto agravio racista o xenófobo que algunos se apresuraron a entrever a raíz de la muerte a manos de la Policía de un delincuente de raza negra.

Asistimos, por tanto, a unos sucesos complejos y si bien no es la primera vez que Londres sufre la violenta agitación de sus barrios más marginales (en las décadas de los 80 se registraron hasta media docena de grandes batallas campales), ahora han entrado en juego elementos novedosos que no encajan en los esquemas tópicos. Lo que sí es cierto es que el modelo multiculturalista, del que hacen gala los británicos como el más adecuado para la integración de los inmigrantes, también presenta graves carencias, y lejos de asimilar a las segundas y terceras generaciones, el tejido social se rasga y crea guetos y submundos paralelos que se convierten en ollas a presión.

Barrer un vandalismo injustificable
EDITORIAL Libertad Digital 10 Agosto 2011

Miles de londinenses han comenzado a organizarse a través de las redes sociales para hacer frente y protestar, con escobas en la mano, contra los vándalos que en los últimos días han quemado coches y viviendas, destrozado y saqueado innumerables comercios, en los peores actos de violencia callejera que la capital británica ha sufrido en el último cuarto de siglo.

Aunque se haya detenido a más de 500 personas y las autoridades –empezando por el primer ministro– hayan renunciado a sus vacaciones para hacer frente a la situación, los ciudadanos denuncian la escasa contundencia con las que las fuerzas de orden público reprimieron en un primer momento estos injustificables actos de barbarie que se han extendido a otras ciudades y que han dado una imagen de Londres como si de una ciudad devastada por la guerra se tratara.

El tiempo y los tribunales juzgarán la proporcionalidad con la que actuó el agente de policía que el pasado jueves abatió a tiros al joven Mark Duggan, cuya muerte ha sido utilizada por los organizadores de estos actos de violencia como excusa de su barbarie. Pero lo que no es de recibo es que, no sólo los vándalos, sino también numerosos medios de comunicación, incluidos los españoles, se limiten a decir del joven abatido que era negro, mientras silencian que estaba vinculado con el mundo de las drogas y las bandas criminales y que, en el momento de su enfrentamiento con la policía, portaba un arma de fuego.

Si ninguna actuación policial de índole racista excusa la violencia de estos días, tampoco la justifica la pobreza, ni la crisis económica ni una falta de política de integración de los inmigrantes, como también han querido dar a entender esos mismos medios de comunicación. Se trata tan sólo de una intolerable falta de respeto a la propiedad ajena, al imperio de la ley y al Estado de Derecho que debe ser barrida y no justificada.

Esperemos que esa sensación de impunidad sea de una vez erradicada por acciones policiales "más robustas", tal y como han prometido los mandos de Scotland Yard, pues estos falsos "indignados", que no son, en realidad, más que simples delincuentes, deben sentir toda la fuerza de la ley. A la postre, tal y como ha afirmado, aun tardíamente, el primer ministro Cameron, "si estos jóvenes son los suficientemente adultos para cometer delitos, también los son para asumir las consecuencias".

La virtud fingida
Resumen de nuestro devenir histórico y de nuestro vivir presente
alfonso de la vega / la coruña ABC Galicia 10 Agosto 2011

ALGO mejorado, más que recuperado del pasmo y desazón que causa el espectáculo del naufragio patrio, vuelvo a dar la lata al sufrido lector recordando lo que decíamos ayer. La tía fingida es una novela no muy ejemplar ¿o sí? Atribuida a nuestro gran Cervantes. Habla de mohatras, término tomado de la literatura picaresca, verdaderamente esclarecedor e imprescindible para comprender lo que nos pasa, aún hoy, en este malbaratado Reino de España. Resumen de nuestro devenir histórico y de nuestro vivir presente. Mohatra es aval en falso. Falso valor, oro de alquimia. Son «caballeros de mohatra» los que participan en este fraude descomunal: políticos ladrones, tartufos o cobardes que prometen libertad lingüística y luego no lo cumplen, beatas remienda virgos, banqueros aduladores, corchetes corruptos, constitucionalistas filoetarras, golillas soplones, hampa enmucetada, galleguistas pilla subvenciones, ordeñadores de orzamentos, santiguadores de bolsillos ajenos, indignados por encargo, esquiladores de oveja ajena, periodistas alabanciosos, nacionalistas fanáticos o mercenarios… ¿Y también agencias de rating?

Ni el dinero es ya dinero, ni la auditoría, auditoría. Ni la bolsa mercados de valores para asignar recursos de inversión, sino timbas de tahúres en las que solo los trileros experimentados que están en el ajo, y en el agio, saben dónde está la bolita mágica y salvadora del Banco central europeo, la Reserva federal o el FMI. Dicen que la cantidad de moneda virtual existente y remansada en paraísos fiscales serviría para comprar varias veces el PIB mundial. Por lo que el falso dinero, el que no puede ser nunca contrapartida o contravalor de los flujos reales de recursos, bienes y servicios, va de burbuja en burbuja, de timba en timba, avalado por la mohatra de turno hasta el siguiente pufo.

A grandes males grandes remedios. Occidente acaso nunca podrá recuperarse del todo si no vuelve a poner sus grandes planteamientos axiológicos en orden. No nos vendría mal recuperar lecturas de nuestros tratadistas de Salamanca y evitar el divorcio entre las finanzas y la ética. Ahora las finanzas dominan a la economía, la economía a la política, la política a la sociedad, ésta ha abandonado a la Cultura que no es una ciudad, y también al Espíritu, luz de la Ilustración que nos debería guiar por este valle cada vez más tenebroso. Pues ahora todo es al revés de como debiera ser tras tantos siglos de civilización. Sin recuperar, el espíritu, el alma de las instituciones, éstas no serán sino cascarones vacíos campo de juego mohatrero. Detrás del Espíritu está la Cultura, la Sociedad, la economía real, la verdadera, la que permite satisfacer verdaderas necesidades humanas y sociales. A cuyo servicio debiera estar el dinero.

Pero comprender no basta, es preciso actuar.
En La tía fingida es el mozo enamorado el que con voluntad y valor logra rescatar a la falsa sobrina de virgo tantas veces remendado por las tan poco respetables tías institucionales que la vende una y otra vez a la oligarquía rijosa.

España, nuestra pobre España huérfana y desamparada, con amor y valor también necesita ser rescatada del imperio del hampa avalada por la mohatra de turno.

Los crímenes de Stalin
http://juanjulioalfaya.blogspot.com 10 Agosto 2011

El mayor asesino de todos los tiempos es, con mucha diferencia, José Stalin (1879-1953). El dictador de la Unión Soviética entre 1924-1953 fue responsable de la muerte de cuarenta millones de personas, entre purgas, hambrunas, colectivizaciones forzosas y limpiezas étnicas de ucranianos, chechenos, etc. Véanse los estudios de Robert Conquest, “The Harvest of Sorrow: Soviet Collectivization and the Terror-Famine” (Oxford University Press, New York, 1986) y Walter Laqueur: “Stalin, la estrategia del terror” (Ediciones B, Barcelona, 2003).

Otros cuatro millones de rusos murieron por la paranoia del “zar rojo” en autotitularse “estratega militar” y tratar de conducir las operaciones en los primeros meses de la invasión nazi a la Unión Soviética (a partir del 22 de junio de 1941). Cuerpos enteros del Ejército Rojo fueron masacrados simplemente porque Stalin les ordenaba avanzar a una muerte inútil pero segura. Los generales y oficiales que se negaban a acatar tales órdenes eran inmediatamente ejecutados.

La Unión Soviética tuvo, además, 23 millones de muertos por efectos de la guerra con la Alemana nazi y Japón (1941-1945). Ese holocausto de cincuenta o más millones de rusos —el mayor de todos los genocidios del siglo XX— parece como que jamás hubiese existido.

Para tener una idea de la dimensión asesina y genocida del régimen estalinista tenemos el ejemplo de la masacre contra el pueblo de Ucrania. El hambre de 1932-1933 se extendió prácticamente a todas las regiones de Ucrania que en aquel entonces era la parte integrante de la URSS. El hambre no fue provocada por la sequía, catástrofe natural u otras causas de carácter objetivo, sino por razones políticas y fue provocada intencionalmente. El régimen totalitario de Stalin quería de este modo aniquilar a la población que se oponía al régimen y deseaba desarrollar su producción agrícola independientemente del estado.

La hambruna artificial de 1932-1933 no fue un fenómeno natural sino una acción administrativa cínica ejecutada en forma consciente como atestiguan los documentos de la época. Ucrania disponía de suficiente cantidad de trigo, pero este fue vendido al exterior. Por órdenes del gobierno estaba prohibido cualquier comercio en zonas rurales, se prohibió abastecer las aldeas de alimentos, fueron perseguidos y condenados a 10 años de cárcel, incluso se fusiló a aquellos que usaban el trigo para el pago de salarios. Estos hechos están documentados en los archivos oficiales de los organismos del gobierno de aquellos tiempos.

Consecuencias de la hambruna. Tomando en consideración las perdidas de la población como consecuencia de agotamiento físico extremo, las diferentes enfermedades producidas por la inanición, actos de canibalismo, represiones, suicidios debidos a traumas psíquicos y el colapso social la cantidad de víctimas de la hambruna constituye cerca de 7 millones de personas (20% por ciento de la población del país). Cada día morían aproximadamente 25 mil personas, cada hora - mil, cada minuto -17 personas.

La aniquilación física masiva de los campesinos ucranianos fue un acto terrorista planificado por el sistema político contra la población pacífica, a consecuencia del cual desapareció toda una generación de agricultores. Sin embargo, en 1937 se produjeron las mayores purgas y asesinatos de Stalin que tuvieron como consecuencia la muertes de millones de seres humanos. Véase Vadim Z. Rogovin: “1937 – Stalin’s Year of Terror” (Mehring Books, 1998).

La Ley de Mahoma en Gran Bretaña
85 tribunales islámicos aplican la Sharía en Gran Bretaña
Dazibao-Ñ- Minuto Digital 10 Agosto 2011

En el Reino Unido, hay 85 tribunales islámicos que dictan sentencias sobre las más variadas cuestiones, incluyendo las “peticiones” de divorcio.

Jameela, madre de tres hijos, acude al Tribunal de la Mezquita Central de Birmingham para solicitar el divorcio. En presencia de los “jueces”, afirma que su cónyuge pasa la mayor parte del tiempo con su segunda esposa y que, además, la golpea y amenaza de muerte.

La mahometana, es interrogada por los componentes del Tribunal, entre los que se encuentran Mohammed Naseen, un imán vestido con una túnica blanca y una mujer (la única que forma parte de un tribunal islámico en Gran Bretaña) con la cabeza cubierta con un pañuelo, cuya intervención en la vista es residual y que ejerce las funciones de comparsa.

Uno de los jueces, con palabras amables y gesto amistoso, muestra su preocupación a la solicitante del divorcio por los derechos del padre y pronuncia una sentida disertación sobre la armonía familiar, esperando que el periodista que asiste al curioso evento quede seducido por el buen criterio de los jurisprudentes.

Finalmente, el Tribunal falla a favor de Jameela, puesto que su marido se allana a la petición de divorcio que, en realidad, nada disuelve desde una perspectiva jurídica, ya que el matrimonio se celebró en una mezquita al margen de la legislación civil británica, lo que sitúa a la divorciada en una tesitura legal sumamente precaria, tanto en el aspecto patrimonial como en el relacionado con la custodia de los hijos.

Mientras que para el varón es suficiente con pronunciar la palabra “talaq” para disolver el vínculo matrimonial, la mujer que solicita el divorcio debe convencer a los jueces sobre su petición con razones de entidad, por ser su condición humana inferior a la del hombre, según proclamó el “Profeta”.

El Islam practicado en la Mezquita Central de Birmingham es el más “ liberal” del Reino Unido de la Gran Bretaña e Irlanda del Norte. Sólo así se entiende que una fémina pueda poner sus pies en un lugar reservado sólo para viriles orantes muslimes. En cambio, la interpretación que del Corán hace el prestigioso jurisconsulto Suhaid Hasan, miembro del Consejo Islámico de la Sharía, “it’s different” , puesto que pide la introducción en la legislación penal británica de la pena de lapidación para las adúlteras y la de amputación de manos para los ladrones. En Inglaterra, ahora, “se sospecha” que los tribunales islámicos están traspasando ciertos límites, y que forman un “sistema legal” paralelo.

The Telegraph, recuerda la polémica desatada cuando Michael Nazir-Alí, ex­ obispo de Rochester, afirmó hace tres años que se estaban imponiendo áreas exclusivas para musulmanes, por lo que fue acusado de alarmista. Según éste clérigo de origen paquistaní, para entender cuál es el impacto en la sociedad de la Sharía, sólo hay que observar lo que ocurre en las naciones donde se aplica, como Irán o Arabia Saudí.

Las proféticas palabras de Nazir-Alí, han sido corroboradas por los hechos: Los tribunales islámicos se han convertido en un cáncer y los “radicales” han declarado barrios sometidos a la Sharía, con todas sus consecuencias.

Tertulia Periodista Digital / Enrique de Diego y Fabio Gándara
¿Por qué los indignados se movilizan ahora y estuvieron callados en los orígenes de la crisis?
El 15-M ambiciona convertirse en la voz de la conciencia de la izquierda, pero sin salir de la misma

Juan Velarde, Periodista Digital  10 Agosto 2011

El 15-M, el movimiento de los indignados, vuelve a la primera plana de la actualidad. De nuevo Madrid ha sido el punto de encuentro de unos jóvenes (y no tan jóvenes) que reclaman soluciones al paro, a la educación, a la sanidad y a los problemas hipotecarios. Ahora quieren hacer oír su voz en Bruselas.

Sin duda, el fenómeno del 15-m, llamado también Democracia Real Ya, suscita controversias y apasionados debates entre defensores y detractores. Los primeros idealizan el movimiento y ven en ellos una esperanza de cambiar el sistema. Los segundos, en cambio, los acusan de ser demasiado idealistas y estar vinculados a la izquierda, ésa misma contra la que protestan.

Para debatir sobre el 15-M, Periodista Digital reúne al analista político y escritor Enrique de Diego, autor de 'Indignaos con razón' y a un representante de los indignados, Fabio Gándara.

Ambos coinciden en destacar que el PSOE, en la persona de Alfredo Pérez Rubalcaba, está haciendo suyas gran parte de las propuestas de los indignados. El balance de estos dos meses y medio de pervivencia del movimiento, a juicio de Gándara, es que:

Lo más beneficioso es que hemos asistido a la reapropiación del debate político. Estamos viendo como la gente intenta buscar soluciones a los problemas, se organizan debates amplios en plazas, en cafeterías, en sus trabajos. La gente vuelve a hablar de política y se quiere implicar en la vida pública de su país. Además, estamos viendo como alguno de los representantes políticos están haciendo suyas determinadas propuestas que se han venido haciendo desde este movimiento del 15-M y de Democracia Real Ya, aunque sea desde un punto de vista electoralista.

Por su parte, Enrique de Diego considera que:
Hay aspectos indudablemente positivos, pero no se puede decir que la indignación haya comenzado precisamente con el movimiento del 15-M. Es cierto que se está generando un clima de debate y es cierto que Alfredo Pérez Rubalcaba está asumiendo en buena medida, al menos la música, el programa que propone este movimiento. Ahora queda por ver si eso es positivo o negativo para este fenómeno.

Antes del 15-M, hubo otro movimiento, el protagonizado por el grupo de las Clases Medias a finales de 2008, que reivindicaban soluciones a una serie de problemas, entre ellos los de las ayudas gubernamentales a los bancos. Sin embargo, no tuvo repercusión, Para el representante del colectivo de los 'indignados', la visión es sencilla:

No es cuestión de que en ese momento no existiese ese sentimiento de indignación. Entiendo que había mayor desafección de la ciudadanía con respecto a los temas políticos, un mayor desinterés. Ha costado mucho trabajo sacar a la sociedad de esa parálisis. El movimiento del 15-M y de la Democracia Real ha realizado una labor importante para lograr una implicación de la sociedad en estas cuestiones. Se ha requerido una gran transversalización para conseguir la movilización de una sociedad española que ha estado dormida. Hemos tenido que ver como un gobierno supuestamente de izquierdas acababa olvidando las reformas y las propuestas realizadas en su momento y dando la espalda a las clases medias y bajas para que al final surja esa chispa que ha hecho que la población despierte.

De Diego recuerda que:

Fue el 23 de noviembre de 2008 cuando un grupo de corajudos ciudadanos salimos a la calle para protestar contra la concesión de avales a los bancos por parte del Gobierno con el dinero de los contribuyentes. Luego, en 2009, el 14 de febrero, fue contra el despilfarro de los caudales públicos. Lo que está fracasando es la izquierda y el socialismo. Yo sí entiendo que Zapatero es un gobierno de izquierdas, que es un gobierno de izquierdas y al final lo que está fracasando en este país es la izquierda y el socialismo. Me resulta llamativo que el movimiento del 15-M se postule como la voz de la conciencia crítica de una izquierda imposible.

******************* Sección "bilingüe" ***********************
Londres: la mecha del polvorín
Editorial www.gaceta.es 10 Agosto 2011

Estas olas de violencia afectan de manera especial a Gobiernos conservadores.

Los violentos sucesos de Londres han revestido una excepcional gravedad, primero por su extensión y agresividad, pero también porque resultan particularmente extraños en la capital de Inglaterra, la más antigua de las democracias. Aunque resulte tentador enjuiciar estos hechos desde una perspectiva circunstancial, y a falta de un esclarecimiento judicial del caso, es inevitable relacionar estas situaciones de extrema violencia callejera con sucesos similares ocurridos en otros lugares, hace un año en la Francia de Sarkozy, y con la ola de descontento que, aunque no siempre de forma violenta, ha dado lugar a manifestaciones de impugnación del sistema de Gobierno de las democracias occidentales.

Es, por tanto, relativamente indiferente cuál haya sido la mecha que ha prendido el polvorín y es muy importante caer en la cuenta de que hay significativos sectores de público, generalmente joven, dispuestos a pasar a la violencia callejera a nada que la oportunidad y el clima lo faciliten un poco. Sin apenas excepciones, estas olas de violencia, además de acontecer generalmente en verano, afectan especialmente a Gobiernos conservadores, lo que no es de extrañar porque es de la extrema izquierda de donde viene la supuesta teoría legitimadora de la violencia, la llamada a la indignación y al rechazo, la creencia indeciblemente ingenua y petulante de que hay una salida distinta y mejor a las crisis económicas y sociales que las que puedan propiciar y encontrarse en las sociedades libres y con economías de mercado. Es bien sabido que, desde un punto de vista psicológico, la violencia desatada es un síntoma de impotencia, una forma irracional de manifestar el rechazo ante una sociedad muy compleja, muy competitiva y que, además, está sufriendo en sus carnes las consecuencias de una globalización cada vez más intensa y más exigente con sociedades cuyas economías han estado muy acostumbradas a vivir del arancel y la protección política.

Se trata, en el fondo, de que el progreso de lo que antes llamábamos, con cierta conmiseración, el tercer mundo, nos está complicando la vida y haciendo que resulten escasamente sostenibles ciertas formas de proteccionismo y de supuesto negocio con las que algunos habían aprendido a vivir con muy escaso esfuerzo y apenas sacrificio. Se da la paradoja, pues, de que la extensión mundial del bienestar hace que se rebajen, de alguna manera, las facilidades de que hemos gozado durante largos años y eso es algo que tiende a exasperar a quienes pretenden extender indefinidamente un Estado de bienestar sin límites y sin condiciones.

Más allá de ese substrato económico, en el caso de Londres, muy probablemente con un componente racial, hay que tener en cuenta la responsabilidad política de quienes, de una u otra manera, incitan al desmán con la excusa insoportable de deteriorar la posición política del adversario, o quienes se apresuran a comprender las supuestas razones de los violentos imaginando agresiones a la Justicia o excesos de la Policía, a la que, al parecer, siempre se le pueden imputar excesos con tal de no reconocer que el exceso suele producirse siempre a cuenta de los manifestantes.

La crisis económica no sirve, por tanto, como el único marbete bajo el que tratar de comprender fenómenos de este tipo. El conjunto de movimientos que pretenden descalificar la democracia pueden llegar a dar la impresión de que las democracias están, efectivamente, en crisis, en la medida en la que no se muestren capaces de dar un curso pacífico al descontento de ciertos sectores ciudadanos. Pero esta impresión puede ser terriblemente engañosa, sobre todo porque olvidaría una premisa esencial en cualquier razonamiento político, a saber, que la democracia exige como condición inexcusable la renuncia a la violencia, a cualquier especie de violencia. Es la cobardía de los gobernantes la que puede multiplicar el peligro dando lugar a que la violencia obtenga un premio a sus esfuerzos, haciendo que la violencia pueda justificarse con el éxito político de los violentos, cosa de la que sabemos bastante en España, para nuestra desgracia y vergüenza.

Cuando no se acepta la lógica de la participación y la representación y se recurre a la acción directa, sea violenta o de apariencia pacífica, como las ocupaciones de los espacios públicos que hemos debido soportar a nuestros indignados bajo la protección de Rubalcaba, se está destruyendo la democracia y esa es una verdad a la que no se le pueden poner velos ni peros. Es cierto que la democracia tiene que preocuparse de que haya unas mínimas condiciones de igualdad, sin las que la vida social corre peligro de descomposición, pero esas condiciones se superan claramente en cualquiera de las zonas de Europa en las que ha habido violencia callejera.

Las democracias no han sabido defenderse en el pasado de las agresiones totalitarias del nazismo y el comunismo. Hay que esperar que hayamos aprendido la lección, y sepamos defender la libertad y los derechos de las pretensiones totalitarias de violentas milicias insensatas que, de llegar a triunfar, no traerían otra cosa que el caos, la pobreza y la muerte.

En España debemos estar preparados porque todo indica que los radicales de izquierda, envalentonados por el infausto éxito de Bildu, última concesión a la violencia de un Gobierno débil y cobarde, pueden estar al acecho para tratar de convertir los primeros meses del nuevo gobierno en una pretendida demostración de que la derecha supone de nuevo el caos y la guerra. Seguramente van a intentar una primera prueba de su fuerza tratando de escandalizar ante la visita pastoral del Papa, porque cualquier pretexto es bueno para poner a punto las armas de la intimidación, una vez que los españoles les hayamos dicho en las urnas que no queremos saber nada de sus monsergas.

‘¿Pueden moverse y expresarse los no nacionalistas libremente por cualquier localidad vasca o deberán seguir encerrados en guetos prudenciales para evitarse problemas?’
Redacción www.vozbcn.com 10 Agosto 2011

Fernando Savater, filósofo y escritor, en un artículo publicado este miércoles en El País:

‘[...] Lo que en cambio resulta imprescindible es que se legalice a Bildu con todas sus consecuencias, es decir, que se vele para que cumplan toda la legalidad y no permanezcan en una cómoda nebulosa paralegal cuando les apetezca. Y también que se aclare si realmente ha desaparecido toda forma de violencia y coacción o solo los asesinatos. ¿Pueden ya realizarse todo tipo de actividades políticas o culturales sin miedo a sufrir agresiones? ¿Pueden moverse y expresarse los no nacionalistas libremente por cualquier localidad vasca o deberán seguir encerrados en guetos prudenciales para evitarse problemas?

Ciertas cosas deben comprobarse en la práctica, por lo que es preciso sustituir las lamentaciones por la audacia de recuperar los espacios y la visibilidad perdida por los constitucionalistas durante los años negros del terrorismo. Así sabremos hasta qué punto es cierto que han acabado.

En vez de quejarnos de que otros se manifiesten o exhiban pancartas, expresemos nosotros con plena libertad lo que antes se callaba por miedo. Hay cosas que no pueden resolverse solamente con sentencias judiciales, sino con compromiso ciudadano.

[...] Hace unos días Antonio Basagoiti se negó a saludar al alcalde bildutarra de San Sebastián “hasta que sus jefes depongan las armas”. No sé si los políticos en ejercicio deben decirse esas cosas: yo desde luego las diría mucho peores, por eso no puedo aspirar a tales menesteres. A diferencia de bienintencionados retóricos y de los cínicos que les dan la razón como a los locos, soy tan anticuado que creo que los electos sí que nos representan, es decir, que pueden tomar u omitir decisiones políticas en nuestro nombre. Por eso es tan importante elegir bien y presentar alternativas cuando las ofertas existentes no nos satisfacen.

Y me indigna, modestamente, que lumbreras socialistas sigan aún cuestionando la dinámica conjunta del constitucionalismo en el País Vasco, gracias a la cual han llegado a gobernar, o insistan en la monserga del “vasquismo” que es a ser vasco lo mismo que el machismo a ser macho. Pueden ser cosas mías.

Lo que en cambio me parece objetivamente intolerable es que enseguida voces de Batasuna hayan remitido las palabras de Basagoiti al “ultraderechismo que odia todo lo vasco”.

De eso nada: quienes han odiado lo vasco que no se avenía al lecho de Procusto de sus medidas sectarias, quienes persiguen el castellano que es lengua mayoritaria de los vascos y detestan a los vascos que no por serlo se sienten menos ligados a España, quienes han asesinado, extorsionado, exiliado y coaccionado de mil maneras a sus compatriotas son ETA y sus acólitos.

No se nos olvida ni nadie puede ocultarlo con el botafumeiro de una paz hecha de mentiras. ¿Han decidido dejar de practicar su odio o quieren que nos resignemos a aceptarlo para que no haya más líos? Pues nada: a la calle, que ya es hora de pasearnos a cuerpo, como dijo el poeta’.

Aralar plantea sus propuestas de cara a las elecciones generales de noviembre
Coalición Bildu-Aralar y NaBai-Bildu en el Congreso y con PNV en el Senado
El coordinador general de Aralar, Patxi Zabaleta, ha anunciado que, de cara a las elecciones generales, su formación propone para el Congreso una coalición Bildu-Aralar para la Comunidad Autónoma Vasca y otra Nafarroa Bai-Bildu, para Navarra. Para el Senado, no obstante, plantea que esta coalición sea "más amplia" y se extienda también al PNV y a otras fuerzas que defiendan el derecho a decidir, "algo parecido a lo que se hace con Entesa en Cataluña".
San Sebastián - Ep La Razón 10 Agosto 2011

Zabaleta ha precisado que esta propuesta debe ser todavía aprobada en el seno de Aralar, que celebrará su Congreso el próximo 17 de septiembre, cinco días antes de lo previsto, aunque ha confiado en que ésta obtendrá el apoyo de la formación abertzale. En declaraciones a Euskadi Irratia el dirigente de Aralar ha explicado que "no son lo mismo" las elecciones al Senado o al Congreso.

Según ha dicho, en el Congreso "se juegan y se debaten las políticas sociales y las políticas económicas", por lo que la candidatura a la Cámara baja "tiene que ser una propuesta de izquierdas y progresista" y, para ello, Aralar propone "una coalición de Bildu-Aralar en Vizcaya, Guipúzcoa y Alava, y Nafarroa Bai-Bildu en Navarra". "El nombre es lo de menos", ha apuntado.

El derecho a decidir como eje
En el caso del Senado, Zabaleta ha explicado que "hay que tomar como eje el derecho a decidir, y eso tiene que ver con la superación del conflicto". Por ello, ha considerado que "necesitaríamos una oferta muy amplia, tanto al PNV, como a todas aquellas fuerzas que defiendan el derecho a decidir, algo parecido a lo que se hace con Entesa en Cataluña".

El coordinador general de Aralar ha mostrado su disposición a hablar porque "todo esto es un punto de partida y hay que ver si hay condiciones o no para llegar a acuerdos". "Son tiempos de intentar llegar a entendimientos", ha señalado Zabaleta, quien no ha querido hacer pública la fecha que tiene prevista para la reunión que Aralar celebrará con EA, Alternatiba y la izquierda abertzale para debatir esta propuesta.

El dirigente de Aralar ha reconocido que la propuesta de coaliciones debe ser aprobada en el seno de su formación, y ha confiado en que ésta se apruebe en el congreso el 17 de septiembre, "con algunos matices". Ha añadido que, hasta el 15 de agosto, está abierto el plazo de presentación de enmiendas a la misma y que "habrá que analizar y ya se verá cómo se desarrolla el debate".

"Pero, poco más o menos, pienso que se aprobará en ese camino, porque, en los últimos cuatro Congresos, Aralar siempre ha defendido una izquierda abertzale civil, plural y amplia, sólo por vías políticas, y una consecuencia de eso, sin duda, es intentar, igual no lo logramos, una unión de estas características".

A su juicio, las formaciones abertzales tienen que unirse, "no sólo aceptando, sino reconociendo su pluralidad", y "ahora es responsabilidad" de los políticos "intentar conseguirlo". Los beneficios que tendría obtener un grupo propio en Madrid, los pone de manifiesto, según ha dicho, Nafarroa Bai, ya que, con su presencia, "la imagen que se tenía sobre Navarra ha cambiado y también la actitud de la derecha".

"La desaparición no es la cuestión"
Preguntado sobre si temen que la coalición con Bildu suponga la desaparición de Aralar, Zabaleta ha destacado que Aralar y Sortu y todos los partidos "siempre tienen que estar dispuestos a dar pasos adelante".

En su opinión, "la desaparición no es la cuestión", sino que las ideas que defiende Aralar "son más ágiles y tienen más fuerza que nunca". "Sólo hay ver cuántos defienden ahora lo que desde Aralar venimos defendiendo desde 2003", ha añadido.

Por lo tanto, ha explicado que eso les "satisface totalmente", porque, "al fin y al cabo, en política estamos para defender una ideas y unos proyectos, y mientras éstos van hacia adelante y se ponen en práctica, es secundario quiénes son las fuerzas o proyectos que las ponen en marcha".

"El futuro mapa político, de aquí a 20 años, no va a ser como el actual, como el de ahora no es el de hace 20 años", ha indicado, al tiempo que ha destacado que, "sin duda, hay un modelo que supone que, del centro a la derecha, hay un espacio político en Euskal Herria, y que, del centro a la izquierda, hay otro espacio político plural, progresivo, efectivo". "Mientras esto sale adelante, nuestras ideas progresan. Esto es lo importante", ha insistido.

Dar respuesta a unas necesidades
En la misma línea, preguntado sobre si la apuesta por la coalición puede desestabilizar a Nafarroa Bai, el líder de Aralar ha señalado que "todas las coaliciones, como NaBai o Bildu, se crean para dar respuesta a unas necesidades y NaBai es una marca a tener en cuenta, una referencia digna". "Pero, siempre, en política, las fuerzas políticas nos tenemos que mover teniendo en cuenta las demandas del pueblo y sus necesidades. Nuestra propuesta es como es, pero no es un dogma", ha subrayado.

Sobre la creación de Zabaltzen Elkartea dentro de NaBai, que pretende constituir una formación política, Zabaleta ha considerado que esa asociación "es legítima", si bien ha precisado que la política "tiene sus reglas y lo que demuestra, sin duda, es que el paso que va a ser decisivo en el futuro, no es crear un nuevo partido, sino dar pasos hacia un espacio socio electoral amplio, si se dan las condiciones de dignidad".

"Ese fue también nuestro objetivo en 2003 cuando se creó el primer NaBai entre Aralar, EA y PNV", ha señalado, al tiempo que ha recordado que, tanto a Batasuna, a Ezker Batua como a Batzarre, se les ofreció formar parte de la misma.

Por lo tanto, según ha dicho, "ésa es la historia de NaBai y tenemos, en este momento, también los mismos objetivos de cara al futuro". "Habrá que ver si la actitudes sobre la violencia son de no retorno, si logramos acuerdo en el ámbito político, porque no estamos sólo para defender el derecho a decidir de Euskal Herria, sino también para defender las pensiones, las condiciones laborales y los servicios sociales, entre otros", ha señalado.
"Pero aun existiendo todas las condiciones y dificultades, tenemos que tener las manos abiertas para, con dignidad y dar pasos", ha concluido Zabaleta.

Cataluña
El Estatuto cumple cinco años desde su entrada en vigor y CiU afronta otro proceso de desafección política
“A partir de hoy podemos afirmar que tenemos una nueva Constitución en Cataluña [...]. [Esta ley permitirá a Cataluña] hacer lo que quiera. [Porque el Estado será, desde ahora] prácticamente residual [en Cataluña]“.
Maite Molina www.vozbcn.com 10 Agosto 2011

Anuncio publicado (el 9 de agosto de 2006) en la prensa afín al tripartito autonómico anunciando que el Estatuto entraba en vigor.

Cinco años y algunos se preguntan ¿para qué? y si valió la pena. Este martes se cumplen cinco años de la entrada en vigor del nuevo Estatuto de Autonomía de Cataluña, que sustituye al anterior de 1979. Fue un 9 de agosto de 2006 y ya entonces esa fecha pasó sin pena ni gloria por la prensa y la ciudadanía. La Generalidad, para asegurarse el éxito mediático, contrató una página en los diarios afines anunciando que el texto estatutario entraba en vigor a partir de entonces.

La idea de reforma del texto estatutario, como se recuerda a menudo en los ámbitos sectoriales del derecho y se olvida en los pasillos del Parlamento autonómico, salió del entorno de Pasqual Maragall poco antes de 2003. El líder del PSC debía dar un paso más allá que Jordi Pujol (CiU), presidente autonómico durante 23 años. Un paso que jamás había dado -y probablemente nunca hubiera dado- el nacionalista: una reforma estatutaria que dejara en ley orgánica nacional los puntos más importantes defendidos por el nacionalismo transversal (en las filas de CiU, PSC, ERC, ICV-EUiA e incluso en algunos sectores del PP) y que una mayoría de congresistas populares (como se preveía tras las elecciones generales de 2004) no pudiera cambiar.

Es decir, una modificación de la Constitución a través de un parlamento regional. Así lo declaró Maragall en el acto que se organizó para celebrar la entrada en vigor del nuevo Estatuto:

“A partir de hoy podemos afirmar que tenemos una nueva Constitución en Cataluña, que tenemos una nueva ley, la ley que siempre habíamos querido. Una ley potente que nos otorga una gran capacidad de actuación en todos los campos. Hoy tenemos que empezar a desplegarla. [Esta ley permitirá a Cataluña] hacer lo que quiera. [Porque el Estado será, desde ahora] prácticamente residual [en Cataluña]. [...] Entre todos los territorios de Europa que no son estados, prácticamente [Cataluña es] aquel que se parece más a un estado”.

Frustración y legalidad
Lo que vino después es notorio y conocido. La frustración -que ahora vuelve a correr en paralelo a la idea de concierto económico para la Generalidad propuesto por Artur Mas (CiU)- llenó las casas de los nacionalistas (sobre todo del PSC) que habían visto en la reforma estatutaria la confirmación a su entrada en el club del buen catalán, cuyas normas establecen CiU y sus resortes mediáticos. El PP, que había sido expulsado de la gestión legal de la norma durante su tramitación por las Cortes Generales (Zapatero le debía la Secretaría General del PSOE a Maragall), decidió llevar el texto ante el Alto Tribunal.

Lo que pretendía dejar por ley orgánica una relación casi confederal (cuando no “residual”) entre la Generalidad y el Estado se ha convertido en un recordatorio de que las CCAA están sujetas al Estado de derecho cuyo requisito consiste en que es el pueblo español y, por delegación constitucional, las Cortes Generales, las que pueden y deciden temas tan trascendentales como son la Justicia o la financiación autonómica. Además, la sentencia del TC sobre el Estatuto desmontó, por ejemplo, que se blindara la inmersión lingüística obligatoria en las escuelas de Cataluña, nunca legal; no así la inmersión voluntaria, todavía vigente y que el Alto Tribunal no ha modificado.

Pese a que tras el fallo del Alto Tribunal, PSC e ICV-EUiA abogaron por recuperar la esencia inicial de la norma modificando leyes nacionales, un año después (la sentencia del TC es del verano de 2010) ni siquiera se han iniciado los trámites para lograr este objetivo. Además, el Parlamento autonómico deberá modificar una decena de normas que fue aprobando entre 2006 y 2010 y que, tras la sentencia del TC, han quedado fuera del marco legal.

CiU, no promueve… pero pesca
El paradigma de esta situación lo encarna CiU, que ya desde las últimas elecciones autonómicas en noviembre de 2010 optó por dejar atrás todo el proceso estatutario, y enarboló la bandera del concierto económico, algo que la norma estatutaria nunca llegó a contemplar. Ni siquiera en el primer borrador. De hecho, el autonómico consejo que vela por la legalidad de las normas aprobadas por el Parlamento autonómico ya declaró inconstitucional que la Generalidad tuviera un régimen fiscal y financiero al estilo del que ahora tienen el País Vasco y Navarra, gracias a que figura en la Constitución. En CiU saben, sin embargo (así fue fraguando sus mandatos Pujol), que la Constitución es muy flexible y que la ley electoral les sitúa como árbitros de un Estado que, pese a no creer en él, colaborarán mientras puedan obtener réditos autonómicos. Hasta que esto no cambie, PP y PSOE (si no pactan entre ellos) necesitarán de los nacionalistas para gobernar.

También ERC apuesta actualmente por superar el Estatuto de 2006, aunque en este caso era esperado pues no avalaron la opción refrendada por la ciudadanía de Cataluña (que no llegó a votar ni el 50%, el 18 de junio de 2006). ERC y PP votaron ‘no’ a la norma estatutaria. En ICV-EUiA defienden que la nueva hoja de ruta del nacionalismo debe saltarse la sentencia del TC de 2010 y preguntar a la población sobre la forma de gobierno (autonomía o independencia), dejando solos al PSC, único partido que reivindica el Estatuto de Autonomía como modelo y gestión para Cataluña.

Son PP y Ciudadanos los partidos más dispuestos a que se aplique el Estatuto, reformado y ajustado a la legalidad por el TC. Son los dos partidos que fueron más críticos en público (en privado fue CiU el partido que más criticó el proceso estatutario) con la modificación de una norma que se hacía sin el consenso necesario. Visto el resultado, cinco años después, han sido los populares (Ciudadanos nació precisamente por la deriva del PSC en este proceso) los que más han acertado con la resolución de toda la reforma. No ha contentado a los que la impulsaron y todo lo que se puede hacer, desde el punto de vista de autogobierno, ya se podía llevar a cabo con el texto de 1979.

Una maragallada
Lo que empezó tras una serie de encuentros entre Maragall y los dirigentes e invitados del Instituto de Estudios Catalanes (IEC) ha dejado como resultado un fallo del Tribunal Constitucional que declaró inconstitucionales 14 artículos y sometió a interpretación otros 27. Antes, el Congreso pasó “el cepillo” a un texto (aprobado por el Parlamento autonómico, sin el apoyo del PP) que no tenía sentido en la Constitución.

Un lustro después, el Estatuto ha quemado a los protagonistas de aquella historia. Maragall (PSC) y Josep-Lluís Carod-Rovira (ERC) han dejado incluso sus partidos; Joan Saura (ICV-EUiA) está casi retirado en el Senado. Josep Piqué (PP) se dedica a la empresa privada. José Montilla (PSC), que no participó directamente en la elaboración del Estatuto, ha dejado a los socialistas en la cota más baja de su historia. Solo Artur Mas (CiU) sobrevive. Curiosamente, CiU, que sabía que no era necesaria la reforma estatutaria, ha salido vencedora. Y, como suele ocurrir en estos casos, siempre hay un derrotado: la ciudadanía.

Recortes de Prensa   Página Inicial