AGLI

Recortes de Prensa   Martes 16 Agosto 2011

 

Lo de Italia, y algo más
José Luis González Quirós*. El Confidencial 16 Agosto 2011

Por curioso que pueda parecer, ha habido un pronóstico de Zapatero que casi ha estado a punto de cumplirse, aunque al revés. En el cénit de su gloria, Zapatero anunció que habíamos sobrepasado a Italia y que estábamos a punto de hacerlo con Francia. A poco de soltar tales bravatas, como una especie de milagro infausto, empezó a ser evidente que Zapatero deliraba, y que el desastre se aproximaba a grandes pasos, ésos que han estado a punto de llevarnos a la intervención formal de nuestra economía, más allá del estado de intervención real en el que permanecemos desde hace más de un año. Ahora, finalmente, ha estado a punto de ser cierta la profecía inversa de Zapatero, con una Italia que alcanzó un diferencial de riesgo mayor que el español, y con una Francia conmovida hasta los cimientos por las sospechas generadas en torno al estado real de su economía y sus deudas.

Ambos países han reaccionado y han puesto en marcha medidas que nuestro pudoroso gobierno no ha sido capaz de tomar, seguramente llevado por la generosidad hacia su alternativa política. Pero Zapatero ha hecho algo más que no tomar las graves medidas que debiera haber tomado, se ha dado a sí mismo una extraña y amplia prórroga una vez que hubo de ceder a adelantar las elecciones generales. Nos ha hecho, pues, el regalo de casi medio año de dolce far niente, mientras que Berlusconi, como para que se entienda que la cosa va en serio, ha decidido, ente otras cosas, suprimir los puentes laborales, una recia tradición latina. Se ve que Zapatero pretende pasar a la historia como un gobernante comedido, como alguien que siempre supo elegir la medida menos traumática, lo que le ha llevado a que, en la práctica, haya optado frecuentemente por no hacer nada, aunque sin renunciar a esa poesía que, según cree, es la que mueve el sol, la luna y las estrellas.

Zapatero pretende pasar a la historia como un gobernante comedido, como alguien que siempre supo elegir la medida menos traumática, lo que le ha llevado a que, en la práctica, haya optado frecuentemente por no hacer nada

Mariano Rajoy ha tomado nota del ejemplo italiano, que ha sido el más llamativo, y ha comentado, para que luego digan que no se le entiende, que tenemos un problema parecido al italiano aunque matizado por el sensacional volumen del paro español, modesta pejiguera que no atribula de igual modo a los trasalpinos.

Berlusconi ha resuelto de un plumazo uno de los nudos gordianos de la economía y la deuda italiana para ahorrarse unos cincuenta mil millones de euros, lo que no está nada mal. Lo interesante es que lo haya hecho como de sorpresa, sin previo debate, con dolor, según ha reconocido, pero sin andarse con paños calientes. Ha cortado por lo sano la insensata exuberancia de la burocracia italiana, reduciendo de manera drástica el número de ayuntamientos y de provincias y, con ello, el de empleos públicos remunerados que no tenían suficiente justificación en un contexto de crisis, y resultaban insostenibles ante el rápido deterioro de la situación financiera de Italia.

¿Se puede y se debe hacer algo parecido en España? ¿Tiene justificación que sigamos teniendo casi diez mil municipios, algunos de los cuales no pasan del millar de habitantes? ¿Es sostenible que ciudades que están unidas de hecho sigan teniendo ayuntamientos distintos cuando algunas calles tienen aceras que pertenecen a dos municipios? ¿Es normal que la administración española se haya multiplicado por cinco cuando la población apenas ha crecido en un treinta por ciento?

Entre el trauma y el desastre general
Esta clase de preguntas solo tiene un sentido relativo, y depende de la riqueza de cada cual, porque hay quien puede tener un amplio servicio doméstico a su disposición, mientras que la mayoría hemos de fregarnos la taza del té si queremos que se guarde limpia. La verdadera cuestión, por tanto, es la siguiente: ¿podemos seguir gozando de servicios de rico cuando tenemos rentas de pobre, y ya nadie nos fía? ¿Tiene sentido hipotecar absolutamente el futuro de nuestros descendientes para mantener en pie unos servicios de utilidad más que discutible? Claro es que responder a estas preguntas exige tomar decisiones que son traumáticas, que, como diría Berlusconi, causan profundo dolor, pero el problema no es el dolor que causen, sino escoger entre ese trauma y el desastre general, saber decir que no a ciertas cosas, del mismo modo que el médico nos aconseja que prescindamos del alcohol, del tabaco, de las comilonas, y otros excesos, placeres a los que un individuo perfectamente sano tiene alguna clase de derecho.

La única alternativa seria a los recortes en el gasto público es, desgraciadamente, inexistente. Algunos pensaran que siempre cabe seguir vendiendo la misma monserga, y seguir echándole la culpa a los especuladores, ésos que tan bien nos caían cuando las cosas iban de perlas, o a los alemanes, unos tipos tan patentemente insolidarios que no nos dejan meter de matute nuestra deuda entre sus bonos, el bono europeo, de manera que ellos paguen más por lo que hemos gastado nosotros, y nosotros paguemos menos por lo que han ahorrado ellos. ¡Estos alemanes…! Con razón le caía tan mal la señora Merkel a nuestro poético y maltrecho líder.

*José Luis González Quirós es analista político

Crisis
Restauremos el capitalismo
Juan Pina Libertad Digital 16 Agosto 2011

El colectivismo económico extremo no ganó en Europa Oriental, sino en Europa Occidental. En el Este simplemente se impuso por la fuerza de las armas tras el reparto de Yalta, y sólo mediante una feroz tiranía pudo sostenerse durante décadas. En el Occidente europeo, en cambio, el colectivismo no se impuso por la fuerza sino que logró sutilmente el apoyo generalizado mediante las artimañas de los ingenieros sociales. El sociólogo alemán Ralf Dahrendorf definió como "consenso socialdemócrata" el modelo social, económico y político que triunfó sin derramamiento de sangre al Oeste del Telón de Acero. La nueva democracia no fue una cabal restauración de la truncada por la guerra, sino una distorsión estatalista e intervencionista del concepto mismo de democracia para incluir en él un Estado del Bienestar basado en impuestos confiscatorios y, sobre todo, en un endeudamiento temerario. En mayor o menor medida, todos los partidos se imbuyeron de ese paradigma, haciendo realidad la célebre frase de Hayek sobre los "socialistas de todos los partidos". Casi todos fueron cómplices de la desnaturalización del capitalismo mediante la imposición de todo tipo de ataduras y restricciones a la acción económica humana.

Este colectivismo común al centroizquierda y al centroderecha creó en Europa una economía artificial, falsa, basada en monedas de juguete y deuda rampante, regulada hasta la asfixia y politizada hasta la náusea. Una economía de la que ahora, en pleno derrumbe del sistema, tenemos que desprendernos pero sólo podremos hacerlo si somos capaces de rehabilitar socialmente el capitalismo frente al nuevo y peligroso impulso que está tomando su injusta condena por un cadáver que no es suyo: esta crisis es producto de la intervención keynesiana de la economía. Es el Estado, en Europa y en el resto del Occidente desarrollado, el que la ha provocado inflando burbujas y adulterando el curso de los sectores más estrangulados por el intervencionismo. Ha fallado el Estado arrogante que se creyó capaz de dirigir la economía, no los mercados, que se limitan a reflejar los frutos del desastre generado por los excesos del poder político.

Es necesario desmantelar el hiperestado costoso y entrometido, y para ello hay que desmontar de una vez por todas las falacias colectivistas y proclamar que el capitalismo es el sistema político más solidario que existe (si se le deja en paz) porque es el único que condiciona el éxito de cada cual al servicio de las necesidades de otros. Y una vez restaurada la cabal comprensión de cómo funciona una economía libre, habrá que reformar el sistema para que nunca más podamos caer en burbujas inducidas por los políticos con vocación de ejercer de Reyes Magos con dinero ajeno o, peor, con dinero futuro. Los topes severos tanto al endeudamiento como a la carga tributaria deberían grabarse a fuego en las constituciones de los países libres. Y el dinero debería ser de nuevo el instrumento económico de la gente, no un mecanismo de manipulación económica del Estado. Para ello hace falta restaurar el patrón oro y el pleno encaje bancario, eliminar los bancos centrales y liberalizar la emisión monetaria siempre que esté respaldada. Esta crisis les ha estallado en la cara a los colectivistas que seducen a Europa desde hace seis décadas. Es el momento de que nuestro continente descarte definitivamente su lógica errada y recupere la libertad económica plena, única vía posible a la prosperidad.

Juan Pina es presidente del P-Lib.

Villarriba y Villabajo
José Antonio Álvarez Gundín La Razón 16 Agosto 2011

Lo razonable sería hacer como en Italia y suprimir miles de ayuntamientos que arrastran una gloriosa independencia miserable, de modo que en vez de 8.000 alcaldes con sus 8.000 cortejos de gasto pudieran los vecinos españoles ser administrados por no más de 5.000, que ya son bastantes. Los 64 millones de franceses, por ejemplo, con su peculiar sentido cartesiano, se organizan con apenas 3.900 cantones consistoriales. Y los alemanes, que son 82 millones, proyectan una poda a la mitad de sus 11.000 municipios. Hasta los griegos han hecho un ERE en el Olimpo municipal y los belgas han fusionado la aldea de Asterix adelantándose a Roma.

Desde el éxodo que en los años 60 despobló las zonas rurales, centenares de ayuntamientos boquean en una lenta agonía de muros en ruinas, yerbajos y largartijas. Sólo la casa de la abuela, remozada como vivienda de fin de semana y de vacaciones, conserva la lumbre encendida y unos rescoldos de vida en medio de la melancolía. Pero los inviernos son largos y caros.

En gran parte de los municipios pequeños todo lo que se recauda en impuestos se va en pagar los sueldos del alcalde, del secretario y de los concejales. Hay casos en que todo el pueblo no vale ni la deuda que tiene con la Seguridad Social. El artificioso Plan-E del Gobierno no fue más que un espejismo de aceras y farolas, migajas en las barbas del hidalgo que come una sola vez al día.

Pero ya se sabe que lo sensato casi nunca se abre paso en el páramo administrativo, como lo demuestran esos aeropuertos de un solo vuelo diario a ningua parte, trenes del AVE que transportan 8 pasajeros al día y polideportivos que compiten en tamaño con la Muralla china. El aldeanismo demagógico no es exclusivo de los nacionalistas y con tal de no aparentar menos que el vecino se hipotecan hasta la novena generación. Es la rivalidad tribal de Villarriba contra Villabajo. Ahí siguen, irreductibles y numantinos: antes muertos que mezclados. Será difícil dulcificar ese individualismo de Santo Patrón y Virgen lugareña tan arraigado en el mapa. Ni siquiera el régimen franquista, que no preguntaba ni la hora, logró reordenar lindes de 200 años que el tiempo ya había borrado. Pero esta piel de toro no da más de sí y urge repasar sus costuras antes de que se caiga a girones. He aquí una tarea de Estado para Rajoy y Rubalcaba.

La obcecación de los valencianos por decir que no hablan catalán
Vicente Torres Periodista Digital 16 Agosto 2011

En el diario Levante-EMV le han hecho una entrevista a un fulano llamado Toni Soler, que se conoce que tiene algo que ver con la televisión, pero como yo no veo ninguna desde hace años (si la tengo encendida delante de mí, cosa que puede suceder, no la atiendo), pues no sé quien es. O no lo sabía, porque me acabo de enterar.

Una de las preguntas se refiere a los anacronismos, y entre unos cuantos que le llaman la atención, el sujeto se refiere a la obcecación de los valencianos por decir que no hablan catalán. ¿Somos más obcecados los valencianos que los catalanes?, pregunto yo, en el caso de que se pueda medir el grado de obcecación. ¿Es obcecación que los catalanes se gasten ingentes cantidades de dinero de sus impuestos en promover el catalán en la Comunidad Valenciana? ¿Son liberales los catalanes para unas cosas y dogmáticos para otras? ¿Hasta qué punto necesitan los dogmas los catalanes? ¿Por qué les hace tanta gracia Joan Fuster? ¿Por qué no les gusta la biografía de Felipe V que escribió Henry Kamen? ¿Qué importancia tiene para Toni Soler el idioma que hablamos los valencianos? ¿Cuántas veces al día piensa en eso?

Pero esta obcecación del tal Toni Soler debería ser motivo para la reflexión entre los propios valencianos. ¿Por qué si los valencianos nos obcecamos en decir que no hablamos catalán el gobierno valenciano obliga a los niños valencianos a estudiar en catalán? ¿Qué idiomas quieren los contribuyentes valencianos que se den en los colegios? ¿Se tiene en cuenta la opinión de los valencianos? Otra cuestión candente es: si los valencianos negamos con obcecación que hablamos catalán, por qué hemos de pagar con nuestros impuestos la fenicia Academia Valenciana de la Lengua? ¿No sería más adecuado gastar ese dinero en la Sanidad?

Entrevista a Christopher Caldwell, autor de "La revolución europea"
Christopher Caldwell: «Lo que hace que Europa digiera con tanta dificultad la cultura islámica son las posiciones tan fuertes que los musulmanes tienen respecto a su propia forma de vida».
http://juanjulioalfaya.blogspot.com  16 Agosto 2011

Entrevista a Christopher Caldwell, autor de "La revolución europea".
Álvaro Colomer http://alianzacivilizaciones.blogspot.com/2010/05/la–revolucion–europea–como–el–islam–ha.html

Christopher Caldwell (Massachusetts, 1962), editor de "The Weekly Standard" y colaborador de medios tan prestigiosos como "Financial Times", "Slate", "The Wall Street Journal", "The New York Times" y "The Washington Post", se ha distinguido por abordar aspectos del capitalismo occidental en sus reportajes. Sin embargo, su ensayo "La revolución europea" encara uno de los problemas que más preocupan a los gobiernos europeos: el aumento de la población musulmana. Las afirmaciones de dicho libro han hecho que se acuse a su autor de "islamófobo" y de prodigar la "cultura del miedo". Pero sólo hay que leer la primera página para percatarse de que Caldwell no habla a la ligera, ya que aporta muchísimos datos encaminados a derrocar la utopía –ingenua, a su entender– de la sociedad multicultural.

1.– Durante muchos años se ha argumentado que la inmigración estaba solucionando el problema de la caía del índice de natalidad y del aumento de la esperanza de vida en la población europea. Pero su libro defiende que la inmigración no arregla eso. Es más, usted afirma que nos encaminamos a una Europa musulmana y proporciona datos para demostrarlo: según David Coleman, demógrafo de Oxford, aun parando en seco la inmigración, en el Reino Unido habrá 7 millones de inmigrantes en 2050 y, si no se detiene ese flujo de extranjeros, 16 millones. ¿Tenemos que prepararnos para una Europa musulmana?

– No hace falta que nos preparemos para una Europa dominada por los musulmanes, pero sí para una Europa con más musulmanes de los que hay ahora. En este punto hay que ser muy preciso, porque cualquiera que muestre datos demográficos sobre este asunto será inmediatamente acusado de estar prediciendo una invasión musulmana. Y yo quiero hacer una distinción: los musulmanes no van a desbordar demográficamente Europa. En la actualidad son 20 millones, es decir un 5 por ciento de la población europea. La mayoría de demógrafos prevé que esta cifra se duplicará en la próxima generación, alcanzando un 10 por ciento. Así pues, no estamos hablando de un colectivo lo suficientemente grande como para "apoderarse" de Europa. Pero es una cantidad más que suficiente para perturbar la vida de los europeos siempre y cuando no se gestione el proceso de integración de un modo eficaz. Pondré un ejemplo: las relaciones raciales han sido la mayor fuente de conflictos en la historia interna de Norteamérica, aun cuando la población negra apenas alcanza el 12 por ciento.

2.– La gran oleada de inmigración musulmana en Europa empezó tras la II Guerra Mundial, cuando los gobiernos hicieron llamamientos para proporcionar mano de obra barata al proceso de reconstrucción de los países asolados por el conflicto. En su libro se afirma que actualmente vivimos las consecuencias de la falta de visión de futuro de aquellos gobiernos y que ahora, cuando los políticos ya han demostrado que no saben cómo solucionar el problema de la integración, la inmigración se ha convertido en un tema moral. ¿Considera que la decisión sobre el futuro de la inmigración europea está en manos de los individuos antes que de los gobiernos?

– Los inmigrantes, como individuos independientes, toman decisiones sobre el modo en que quieren integrarse, pero esas decisiones individuales se tienen que adaptar a las normas y condiciones desplegadas por el país de acogida. Si las normas son negociables o inexistentes, no se producirá un proceso de integración. Sé que es incómodo escuchar estas cosas, pero Estados Unidos ha sido capaz de integrar a un gran número de inmigrantes a lo largo de toda su historia porque es un país conformista. En este aspecto, uno de los puntos más importantes para regular tanto la inmigración como para gestionar su integración es la frialdad del mercado económico.

3.– ¿Hasta qué punto el arrepentimiento europeo por el colonialismo y el nazismo nos ha hecho ser mucho más tolerantes con la inmigración de lo que ha sido jamás cualquier otro continente? ¿Cree que a esos dos elementos tendríamos que añadir cierto sentimiento de vergüenza por parte de los ciudadanos del primer mundo ante las miserias del tercer mundo que quedan al descubierto con la aparición de la inmigración?

– La tolerancia es un deber y, durante sus distintas épocas de florecimiento, Europa ha sabido dar la bienvenida a todo el mundo y ha demostrado tener una mentalidad muy abierta. ¿Qué ha cambiado desde que los europeos comenzaron a reflexionar sobre las implicaciones morales del nazismo y el colonialismo? Pues que actualmente la tolerancia es el único criterio con el que se mide el fenómeno de la inmigración. En un intento por evitar los juicios negativos sobre el otro, los europeos se han olvidado de imponer sus propias normas. Ante un fenómeno migratorio masivo, toda política debe basarse en varios criterios: ¿estamos ante un acontecimiento productivo?, ¿estamos ante algo perjudicial?, ¿podemos soportar el peso de las culturas que están cruzando nuestras fronteras?... Hablando claro: en Europa se permite que los inmigrantes se quejen si no hay trabajo, pero no se permite que los europeos se quejen sobre el fenómeno de la inmigración.

4.– Usted también niega el viejo tópico capitalista de que la inmigración añade más dinero a la economía del país de acogida. Asegura que esto es un argumento ingenuo, porque los "problemas sociales" que acarrea la inmigración no sólo son muy caros, sino que además son permanentes.

– Cierto. Para un problema temporal como puede ser la falta de mano de obra barata, se presenta a la inmigración masiva como una solución permanente. Pero el problema no era permanente, sino temporal.

5.– En Europa hay leyes que penalizan las actitudes racistas cuando, según usted, las estadísticas demuestran que más de la mitad de la población tiene una mala percepción del islam, algo que no ocurre con ninguna otra religión. Cito una frase de su libro: "La visión del europeo de a pie (del 88 por ciento de los alemanes, por ejemplo) era que los musulmanes quieren mantenerse distintos, pero no había política gubernamental en parte alguna que reflejase esa opinión". Por otra parte, la diatriba contra el Islam europeo de Oriana Fallaci, titulada "La rabia y el orgullo", se convirtió en el libro de no ficción más vendido en la historia de Italia, con más de un millón de ejemplares vendidos. ¿Cree que Europa es un continente hipócrita?

– No debemos de ser muy duros con la hipocresía. Todas las sociedades complejas viven en la hipocresía, porque a menudo es necesaria para soportar ciertos aspectos contradictorios de esa misma sociedad. A este respecto, Europa no es más hipócrita que otras sociedades. De todas formas, preocuparse por el fenómeno de la inmigración, preocuparse por el deseo de los musulmanes de conservar su diferencia cultural, preocuparse por las consecuencias que tendrá la llegada de más inmigrantes y, en definitiva, preocuparse por este tipo de cosas no es algo racista.

El libro de Fallaci es una excepción, porque su autora se calentó, fue demasiado vehemente, y en algunas partes parecía racista. Pero la popularidad de ese libro no implica que el lector italiano fuera racista. El ensayo de Fallaci fue publicado en un momento en el que el público occidental estaba aturdido y desorientado por culpa de los atentados del 11–S y ese mismo público estaba ávido de información sobre el islamismo radical. Por otra parte, las leyes que penalizan la falta de respeto hacia cualquier religión, así como las que sancionan la negación del Holocausto, han sido interpretadas por algunos individuos desde una perspectiva demasiado liberal. Con el tiempo, estas leyes se han extendido a otras áreas, como el sexismo o la homofobia, haciendo que sean usadas de un modo rutinario por aquellas personas que quieren intimidar a quienes no tengan un discurso políticamente correcto. En mi opinión, esas leyes son una grave amenaza para la libertad de expresión.

6.– Usted dedica unos cuantos subcapítulos al tema de la inmigración musulmana en España. Habla del 11–M, de las pateras, de las vallas de Ceuta… Pero también reflexiona sobre la paradoja de la construcción: España invitó a muchos musulmanes a entrar en el país porque hacía falta mano de obra barata en el sector inmobiliario, cuando en verdad los edificios que se estaban construyendo buscaban satisfacer la necesidad de dar casas a los mismos inmigrantes. ¿No es un proceso absurdo?

– Debemos tener muy claro que España, en algunos aspectos, es una excepción dentro del patrón europeo. Considerando que la inmigración en el resto de países de la Unión Europea es, aproximadamente, mitad musulmana, en España la cifra es mucho menor, llegando a un cuarto. Y eso que el mundo musulmán está sólo a 12 kilómetros de Algeciras. El grueso de la inmigración en España proviene de Latinoamérica y de la Europa del Este. Se ha debatido mucho sobre los motivos de esta diferencia respecto a otros países de la Unión. El sociólogo Bernabé López García afirma que el gobierno español ha dado más facilidades a los sudamericanos que a los musulmanes, creando infraestructuras consulares que facilitaban los documentos y cosas así. En lo referente a la construcción, reitero la opinión que doy en el libro: si nos fijamos en los datos cuantitativos, los inmigrantes que trabajaban el ladrillo se estaban construyendo sus propias casas. No obstante, si lo miramos desde un punto de vista cualitativo, los españoles sacaron tajada de esto, porque ese boom inmobiliario hizo que se mudaran a casas nuevas, más grandes, más prestigiosas, mientras que los inmigrantes se quedaron con los pisos menos deseables.

7.– La política de "immigration choisie" defendida por Sarkozy y practicada por países como Canadá, ¿no esconde una forma de racismo?

– No. Actualmente todos los países tienen sistemas para favorecer una inmigración profesionalmente cualificada frente a otra de mano de obra barata. Por ejemplo, se da prioridad a los ingenieros informáticos antes que a los trabajadores del campo. El criterio para aceptar a esos inmigrantes cualificados tiene que ver con sus credenciales laborales,no con su procedencia o raza. Ahora, la "immigration choisie" está empezando a ser vista como una forma de racismo, porque favorece a los países que producen muchos profesionales altamente cualificados (por ejemplo, el este asiático y el continente indio), frente a los que no los producen (como el África subsahariana o el mundo musulmán). Los dos aspectos más importantes de la "immigration choisie" son: uno, cada país compite por el mismo tipo de inmigrantes y las evidencias respecto a lo ocurrido durante la década pasada demuestran que esos inmigrantes acaban formando parte de las economías más innovadoras y dinámicas. A este respecto, Estados Unidos y Canadá han sabido captar a los inmigrantes más preparados. Y dos: aunque un país necesite ingenieros informáticos y físicos cuánticos, también necesita conductores de autobús, conserjes y recolectores de mandarinas. Siempre existe un mercado laboral para todo tipo de trabajadores.

8.– Algunas tesis de su libro hacen pensar que es usted muy negativo con el fenómeno de la inmigración. Por ejemplo: "Dar cabida a más grupos étnicos no significa sumar lo que Europa ya tiene. Significa alterar lo que Europa ya tiene". Otro ejemplo: usted compara, aun cuando sea tangencialmente, el modo en que los nazis esclavizaron a los presos para ponerlos a trabajar en la industria y el modo en que los gobiernos europeos invitaron a los inmigrantes para luego, cuando ya no hacían falta como mano de obra, expulsarlos. ¿No considera que este tipo de afirmaciones son muy ofensivas?

– En general no tengo una visión negativa de la inmigración. Creo que ha sido una bendición para mi propio país, tanto en el pasado como en las últimas décadas. Pero creo que Europa no está haciéndolo bien. Yo digo que la inmigración cambiará Europa porque creo que el "multiculturalismo" es una ficción. Nadie puede vivir dos culturas en una. Si vives en una cultura en la que cada noche puedes elegir entre varios restaurantes étnicos, no estás viviendo en una cultural en la cual las familias cenen juntas cada noche. En cuanto a la comparación con los nazis y los esclavos, diré que no hago una comparación moral con la situación actual. Sólo puntualizo que aquella fue la migración masiva por motivos laborales más parecida, en cuanto a cantidad, a la actual. Pero no lo comparo a un nivel moral.

9.– Algunos periodistas le han acusado de islamófobo, de fomentar la "cultura del miedo" y de mantener una "posición pesimista" ante el fenómeno de la inmigración europea. Sin duda, usted era consciente de que su libro traería polémica, pero ¿considera exageradas las acusaciones?

– Mi libro no es islamófobo, aun cuando algunos críticos árabes lo hayan leído así. Lo que hace que Europa digiera con tanta dificultad la cultura islámica son las posiciones tan fuertes que los musulmanes tienen respecto a su propia forma de vida. Los musulmanes tienen actitudes que los europeos erradicaron de su continente hace muchos años. La única religión con la que mi libro no es respetuosa es el multiculturalismo.

10.– Usted recoge unas palabras del sociólogo sirio–alemán Bassam Tibi sobre la posibilidad de que nazca un euroislamismo: "El problema no es si la mayoría de los europeos son islámicos, sino más bien qué islam –el de la sharía o el euroislam– dominará en Europa". ¿Cree que Europa acabará siendo Euroislam?

– Cuando Bassam Tibi* dice "qué islam (…) dominará Europa", se refiere a que uno de los dos tipos de islamismo será el predominante entre los musulmanes afincados en Europa, lo cual no quiere decir que el islam vaya a "invadir" Europa. Tampoco yo digo eso. Pero seamos claro respecto a un punto: una religión es una medio de fuerza. Las religiones generas más reflexiones morales que todo el conjunto de normas de un país. Un estudio reciente sobre inmigración de la Oficina Federal de Migración y Refugiados del gobierno alemán demostró que el 87 por ciento de los musulmanes–alemanes se describían a sí mismos como muy o algo religiosos; el 81 por ciento seguía las leyes alimenticias del Islam y el 31 por ciento de las mujeres usaba velo. Mientras esto sea cierto, el peso cultural del Islam en Alemania crecerá, independientemente de que lo haga el nivel demográfico.

*Bassam Tibi es un profesor de la Universidad Göttingen que con frecuencia ha advertido que "O el islam se europeíza, o Europa se islamiza" ha renunciado personalmente al continente. Recientemente anunciaba que abandona Alemania tras 44 años de residencia allí, para mudarse a la Universidad de Cornell en Estados Unidos.

"LOS ESTADOUNIDENSES PATRIÓTICOS APRECIAMOS NUESTRAS LIBERTADES"
José Nasralla, torturado por musulmanes:
“Estamos hartos de lo políticamente correcto, el Islam es incompatible con Estados Unidos”

 Minuto Digital 16 Agosto 2011

“La Ideología islámica es una amenaza contra la libertad religiosa en todas partes y nuestros hijos deben estar prevenidos para que nunca tengan que soportar lo que yo viví”.

Los organismos Concerned Citizens for the First Amendment, The Way TV y DefendChristians.Org, enviaron un boletín informativo a finales de julio pasado a diferentes sitios noticiosos, indicando que la “Campaña 911 para Defender a Nuestros Estudiantes”, se iniciará lunes 5 de septiembre.

Dicha campaña continuará durante todo el año en Estados Unidos enfocándose en las comunidades donde están las mezquitas más radicales. El objetivo es hacer crecer la campaña de tal forma que todos los años en el aniversario del 11 de septiembre, todas las escuelas secundarias en Estados Unidos enseñen la verdad sobre el Islam.

José Nasralla, fundador de The Way TV, quien fuera encarcelado, torturado y casi tres veces muerto por musulmanes y huyó a EE.UU. por seguridad, indicó: “Cuando los musulmanes consiguen el poder, someten todas las demás religiones, siguen el ejemplo de Mahoma, que exigía que los no musulmanes convertidos, paguen impuestos onerosos a los musulmanes o sean asesinados. La Ideología islámica es una amenaza contra la libertad religiosa en todas partes y nuestros hijos deben estar prevenidos para que nunca tengan que soportar lo que yo viví”.

“Como todos los estadounidenses patrióticos que apreciamos nuestras libertades y derechos dados por Dios, estamos comprometidos con la defensa de estos principios”, dijo Steve Klein, de Concerned Citizens for the First Amendment.

“Mil cuatrocientos años violentos en la historia demuestran que el Islam es incompatible con Estados Unidos. Los musulmanes creen que son superiores y arrogantemente rechazan nuestros principios cristianos de igualdad, de derechos de minorías y justicia equitativa. Vamos a las escuelas para proteger a los estudiantes, especialmente a nuestros jóvenes, de la opresión que el Islam amenaza imponer”.

“Estamos hartos de lo ‘políticamente correcto’ que se niega en prevenir a la próxima generación de estadounidenses sobre el peligro claro y presente del Islam en Estados Unidos. Es un suicidio cultural el permanecer en silencio”, dijo el Dr. Gary Cass de DefenderChristians.Org.

******************* Sección "bilingüe" ***********************

Harto de estar harto
Javier Nart www.gaceta.es 16 Agosto 2011

El problema con el que se encuentran es la potencia del castellano.

Llegará un día (espero) en que lo que hoy escribo sea superfluo. Que se imponga ese sentido poco común que es el de la convivencia superadora de traumas existencialistas.

Me refiero a la tan opresiva como hipócrita “reconstrucción nacional” imperante en las “nacionalidades históricas”. Lo que fue objetivo democrático, un espacio de libertad, es hoy resurrección de la ortodoxia de la dictadura mediante una continua operación de empujar el castellano fuera del ámbito de lo público, para residenciarlo primero en lo privado y convertirlo en lo que el gallego, el catalán y el euskera eran en el franquismo, lengua doméstica. Aunque el problema con el que se encuentran estos neofranquistas es la extraordinaria potencia social e internacional del castellano. Son medidas –ridículas unas, ofensivas otras, despreciables todas– que determinan como idioma oficial el llamado “propio”, permitiendo la utilización del otro, el impropio castellano, como concesión inevitable. Aunque la lengua sea patrimonio de la ciudadanía, no tributo a la mitología.

En Cataluña se multa por la rotulación pública en idioma castellano si no va unido al catalán –pero no por la rotulación única en catalán–. Por lógica, quien tiene un negocio no va a dividir su letrero por la mitad: “Alimentación Robles” – “Queviures ¿Roures?”. Se presenta la inmersión lingüística como motor de integración –en catalán– como evitación de escuela segregada… si no fuera porque nadie reclama escuelas diferenciadas sino una única en la que el idioma sea el social: asignaturas en catalán, otras en castellano… y otras en inglés. Exactamente el modelo que disfrutan los hijos del actual y convergente presidente de la Generalidad y los del anterior socialista. El Parlamento de Cataluña es monocorde en Cataluña… aunque sus próceres, cuando llegan las elecciones, nos cuentan sus cuentos mayoritariamente en castellano. Para captar votos, el “impropio” castellano se purifica convirtiéndose en propio.

ETA encargó a diez células la «kale borroka» en el País Vasco francés
Los integrantes de esta red son «ideológicamente afines a la izquierda abertzale», según un documento intervenido a «Thierry»
Bilbao - Vasco Press La Razón 16 Agosto 2011

Una red de diez células, compuesta cada una de ellas por tres personas y coordinadas por un miembro de ETA, ha sido la responsable de los ataques violentos registrados en los últimos años en el País Vasco francés. Así se desprende de un documento intervenido en los ordenadores del "aparato político" de ETA en mayo de 2008, a raíz de la captura de Francisco Javier López Peña, alias "Zulos" y "Thierry".

El documento, cuya existencia fue dada a conocer por la fiscalía en un reciente juicio celebrado en París contra dos ciudadanos franceses condenados por tres ataques, es un informe dirigido a la dirección de ETA con los datos proporcionados por el miembro de la banda que se encargaba de lo que él llama "gestionar una dinámica que ya existía".

El coordinador de los grupos que operan en el País Vasco francés había decidido irse a América Latina y antes de realizar el viaje quería dejar resuelto el nexo entre ETA "y los militantes que trabajan en las ekintzas".

En los últimos años, grupos del entorno radical abertzale han cometido decenas de ataques con artefactos caseros contra empresas, bancos, sedes oficiales y lugares turísticos cubiertos bajo el lema de "Euskal Herria no está en venta" (Euskal Herria ez da salgai).

En el documento presentado a ETA y al que ha tenido acceso la agencia "Vasco Press" se informa de la existencia de diez células organizadas, cada una de ellas formada por tres personas y con su propio zulo, que actúan de forma autónoma. A pesar de esa actuación autónoma, se indica que los componentes de esas células "han puesto en marcha el instrumento interno para la formación, DVDs, prácticas los fines de semana, pruebas con los diferentes materiales...".

En el texto utilizado por la fiscalía ante el tribunal de París se describe cómo el miembro de ETA informa que la mayoría de los militantes que forman esa red de grupos "son familiares de la izquierda abertzale, muchos han sido colaboradores de la Organización, por tanto ideológicamente están ligados con la línea de la izquierda abertzale".

Datos concretos
Aporta también algunos datos concretos. Hacía poco tiempo que se había integrado en la red un grupo relacionado con Iparretarrak cuyos miembros eran autores de uno de los ataques perpetrados en la localidad de Urrugne.

Otro de los comandos estaba constituido desde hacía cuatro o cinco años y había realizado atentados contra la Subprefectura de Bayona. "Parece que son los autores de una gran parte de las ekintzas (atentados) realizadas este año", se apostilla.

Según el escrito, los participantes en los diferentes grupos de la red tenían que ser militantes "legales", no fichados, que hacen vida pública con normalidad. "No se desea clandestinos ya que no lo ve con la realidad de Euskal Herria norte", se precisa.

Por encima de los grupos contemplaba una estructura formada exclusivamente por tres personas. Una encargada de la coordinación entre las diferentes células, otra encargada de enlazar las actividades de esa red con ETA, así como las actividades relacionadas con la infraestructura, el material, la formación. La tercera tendría la responsabilidad de transmitir a los grupos violentos encuadrados en esa red las directrices y la línea política establecida por la izquierda abertzale.

DESAFÍO A LAS AUTORIDADES
Los proetarras continúan ‘haciendo de las suyas’
 Minuto Digital 16 Agosto 2011

Las «txoznas» con licencia para las Fiestas de Bilbao han sido tradicionalmente la principal fuente de financiación de las organizaciones ilegalizadas SEGI, Askatasuna y EKIN, vinculadas a la organización terrorista, según se recogía en los documentos «Txoznak08.rtf» y «Txosnak07.doc» incautados a SEGI en 2009. De ellos se desprendía que esta organización contaba con una estructura propia de financiación a través de las casetas de ferias.

Los integrantes de algunas «txoznas» bilbaínas se empeñan en desafiar a las autoridades judiciales y municipales con actos a favor de presos de ETA. La comparsa «Kaskagorri» tiene previstos tres actos de este tipo en las fiestas de Bilbao de 2011 que se celebrarán del 20 al 28 de agosto, según recoge el programa de actividades de la comparsa, pese a que sobre ella pesa una prohibición del año 2009 del Ayuntamiento de Bilbao que les impide instalar sus casetas durante dos años.

La misma inhabilitación que también pesa sobre la comparsa «Txori Barrote», y que según el programa de fiestas que se puede ver en la web www.bilbokokompartsak.com perteneciente a la Federación de Comparsas de Bilbao, también sera instalada y utilizada para multitud de actos en el Aste Nagusia 2011.

Son tres los actos de «Kaskagorri» programados para los días 25 y 26 de agosto. El primero de ellos, «kaskabazkaria con los familiares de los kaskarepresaliados» está previsto para las 15:00 horas del jueves 15 de agosto. En la medianoche del mismo día, la misma caseta de fiesta realizarán un brindis en honor a los encarcelados de la banda terrorista, y por último, al día siguiente consta en su programa de actividades una «comida con los familiares de presas y presos».

La asociación Dignidad y Justicia que preside Daniel Portero remitirá en próximas fechas a la Audiencia Nacional la denuncia de dichos actos, por si pudieran ser constitutivos de un delito de enaltecimiento del terrorismo tipificado en el artículo 578 del Código Penal. DyJ viene denunciando desde hace tiempo que estos actos, que se repiten como mínimo desde 2005, suponen un claro menosprecio y humillación a las víctimas del terrorismo y son utilizados por las organizaciones del entramado terrorista de apoyo a ETA para exhibir fotos de los presos de la banda terrorista.

Asimismo, DyJ solicitará a la Audiencia Nacional que prohíba por completo la celebración de estos actos previstos, y pedirá los informes de la Unidad Central de Inteligencia (UCI), de la Guardia Civil y a la Ertzaintza, sobre estos actos.
La inhabilitación por dos años de las casetas de fiestas «Kaskagorri» y «Txori Barrote» fue decretada en 2009 por el Ayuntamiento de Bilbao, y ratificada el 11 de abril de 2011 por el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco. El consistorio bilbaíno consideró que ambas «txoznas» incumplieron sus actividades festivas al exponer 30 folios con caricaturas de etarras.

Según publica La Razón, en protesta por la inhabilitación de ambas casetas de fiestas, la federación de comparsas de Bilbao anunció el pasado jueves un plante para el miércoles 24 de agosto durante la celebración de las fiestas municipales, en contra de la sanción impuesta a «Kaskagorri» y «Txori Barrote», en el que estarán presentes «sin duda alguna» los miembros de ambas comparsas inhabilitadas. Una reivindicación que ya se produjo el pasado año 2010, y al que sumarán «un pasillo de la vergüenza», o lo que es lo mismo, una exposición en cada una de las «txoznas» de todos los problemas que han ido acumulando a lo largo de todos estos años.

Así, resulta llamativo que mientras una serie de comparsas bilbaínas presentan unas cuentas anuales con cuantiosos beneficios, las 29 comparsas abertzales con «txozna» en Bilbao sean las únicas que presentan unas cuentas deficitarias.

La agenda de la «txozna»
- El jueves 25 de agosto a las 15:00 horas, la comparsa «Kaskagorri», en teoría inhabilitada por dos años, tiene previsto un acto con los familiares de los denominados como «kaskarepresaliados».
- Posteriormente, al filo de la medianoche, la misma comparsa realizará un brindis por los presos de ETA.
- Al día siguiente, el viernes 26 de agosto, la «txozna» bilbaína «Kaskagorri» tiene en su programa de actividades una «comida con los familiares de presas y presos» de la organización terrorista ETA.


Recortes de Prensa   Página Inicial