AGLI

Recortes de Prensa   Lunes 22 Agosto 2011

 

Un silencio aterrador.
Vicente A. C. M. Periodista Digital 22 Agosto 2011

Algo estará tramando, sin duda. El mutis por el foro de Rubalcaba y sus silencios son más preocupantes incluso que sus demagógicas declaraciones. El candidato ha variado su estrategia y ha pasado de un principio de precampaña fulgurante a este silencio que no augura nada bueno. Lo que nadie puede dudar es que Rubalcaba sigue siendo el que manda en el Gobierno a través de sus Ministros interpuestos o mejor dicho, designados, como es el caso de Camacho en Interior.

Y yo de Rajoy estaría muy preocupado y previendo alguna jugada de este alquimista tan dado a los efectos especiales, como aquella noche inolvidable del 13M y las hordas de convocados frente a las sedes del PP. El 20N está aún demasiado lejos en el calendario, tres largos meses, en los que aún hay que esperar el Congreso del PSOE y el "nuevo programa" del vetusto y reconvertido líder Rubalcaba. Pero hay cosas que nunca cambian, y una de ellas es la perseverancia de este sujeto para usar todas las artimañas a su alcance, que son muchas, e intentar obtener un resultado electoral que eche por tierra las expectativas del PP.

Se debe entender que en el PSOE, por razones obvias, predominan las lealtades y los objetivos comunes de mantener las cotas del poder. No es de extrañar que quien siga prestando su apoyo incondicional al candidato, obtendrá su recompensa. Las propuestas de "ahorro" que baraja Rubalcaba, como la de eliminar las Diputaciones Provinciales, todas gobernadas por el PP, da una idea del fin último de restar poder al contrincante y dejarle sin argumentos con la excusa irrefutable del ahorro.

Sin embargo, para nada se habla de la onerosa y sobredimensionada Administración Pública, donde un Estado de Autonomías, engendro heredado de una Constitución de apaño y obsoleta, sigue siendo el principal problema de España. Unas Autonomías que han multiplicado por 17 las organizaciones , los Estamentos y que ha creado una ingente masa de funcionarios, asesores, contratados y empresas de gestión, cuyo presupuesto lastra hasta el hundimiento a la economía de España.

Pero claro, suprimir las Autonomías sería un suicidio político de los partidos mayoritarios que verían su influencia disminuida y considerado como un fracaso de un modelo al que se han acomodado durante más de 30 años. Es más, aquellas Autonomías llamadas "históricas" como Cataluña, El País Vasco, Galicia o Navarra, nunca estarían dispuestas a ceder las competencias que tanto les ha costado arrancar al Gobierno Central. Eso por no hablar de las claras reivindicaciones separatistas de Cataluña y El País Vasco.

Nadie quiere ponerle el cascabel al gato. La solución del desastre autonómico español pasa por su disolución y la retoma del control por el Gobierno de España en asuntos tan fundamentales como la Sanidad, la Enseñanza, la Justicia, las Fuerzas de Seguridad y la política económica. En ese caso, las Diputaciones Provinciales sí que tendrían la misión que ahora se encomienda a unos Parlamentos Autonómicos, que ni siquiera se acercan a lo que sería el remedo de un Estado Federal.

Rubalcaba calla, pero Rajoy también. Demasiadas vacaciones para un momento crucial de la crisis en el que se han de tomar decisiones de trascendencia, pero por un Gobierno que sea competente y que cuente con la confianza de los ciudadanos. Eso ya no lo cumple el Gobierno de Zapatero y por eso, cualquier medida que tome estará éticamente deslegitimada. España no puede permitirse más retrasos en la toma efectiva de medidas. Por eso, vuelvo a exigir la disolución de las Cámaras y el adelanto inmediato de las elecciones generales.

La implosión del Estado autonómico
Carlos Ruiz Miguel Periodista Digital 22 Agosto 2011

Lo del Estado autonómico algunos lo comparan con el “Titanic” pero quizá pueda compararse también a la Segunda Guerra Mundial. Recordemos las palabras de Churchill: “Renunciasteis al honor para tener paz y ahora no tendréis ni paz ni honor”. Esto dijo Churchill, entonces líder de la oposición, para criticar al primer ministro Chamberlain por su pacto con Hitler en Munich en 1938, antes de la Segunda Guerra Mundial. Como es sabido, hubo guerra y Chamberlain perdió su prestigio.

Chamberlain, ciertamente, no era Rodríguez Zapatero. Primero era pacifista de verdad, no de pacotilla como nuestro Rodríguez que nos ha implicado en la guerra de Afganistán con más muertes (propias y ajenas) de las provocadas por el tan denostado como belicista Aznar. Pero además porque a Chamberlain, buena persona de verdad, ni se le pasó por la cabeza acusar a la oposición de “desleal” por criticar al Gobierno, ni pedir a la oposición que “arrimara el hombre” para apoyar al Gobierno.

Un periódico nacional publicó las actas de una reciente reunión del Consejo de Política Fiscal. Una especie de “wikileaks” a la española. Creo que ya nadie niega que el Estado autonómico está arruinado. Pero nadie ha recordado que en el 2008, Rodríguez (que, insisto, no es Chamberlain) lanzó una de sus políticas “estrella” (que ha terminado como todas las suyas): la “nueva financiación autonómica”. Rodríguez dijo que esta “nueva financiación autonómica” iba a servir para “mejorar” “la educación y la sanidad” autonómicas. Al final, el gobierno Rodríguez consiguió aprobar este modelo en verano de 2009… sin que ninguna autonomía votara en contra. Y ello a pesar de que en aquel momento estaba claro que ya habíamos entrado en crisis (por más que Rodríguez acusara de “antipatriotas” a quienes lo dijeran). Pues bien, insisto, a pesar de ello, ninguna autonomía se honró votando “no” a un modelo que prometía lo imposible: “más dinero” en tiempo de crisis. Naturalmente, Rodríguez se jactó (como acostumbra) de su “sabia” decisión y dijo que con él se creaba el “verdadero” Estado de las autonomías.

Lo que ha pasado después lo estamos viendo: la sanidad colapsada (el caso de Cataluña es crítico) y autonomías que quieren devolver al Estado las competencias de sanidad, educación y justicia que, en un Estado bien organizado nunca debieron haber sido transferidas a las autonomías.

Volvamos a Churchill. Y evoquemos sus palabras. Los gobernantes autonómicos “renunciaron al honor” de decir la verdad para tener la “paz” autonómica. Ahora no tienen paz ni honor.

Otra semana de infarto
Pilar García de la Granja  www.gaceta.es 22 Agosto 2011

Con Zapatero al mando, podemos pasar de protectorado a colonia económica en un abrir y cerrar de ojos.

Y ya vamos por la tercera semana de tormentas bursátiles sin que aparezca el anticiclón de Salgado. Estamos recogiendo los frutos de los primeros días estivales en los que Trichet anunció el protectorado de facto de España e Italia –con 22.000 millones de euros como precio conocido hasta ahora por nuestros bonos– y los frutos de la reunión parisina posterior entre Merkel y Sarkozy.

Esta cumbre extraordinaria entre los dos líderes “del corazón de Europa” ha puesto en negro sobre blanco lo que significa que el BCE compre bonos españoles. Implica, en primer lugar, que la vieja aspiración alemana vuelve a tomar cuerpo: quien compra, manda, y quieren que seamos su colonia económica. Para ello, dos líneas de actuación sorprendentemente (o no) aceptadas por Zapatero sin mover la ceja. La primera tiene que ver con el déficit de las Administraciones públicas. Quieren un límite de endeudamiento que de forma constitucional impida el endeudamiento por encima del 3% del PIB.

Este límite fue la obsesión del ex presidente Aznar. Primero había que cumplir Maastricht y después, cuando Francia y Alemania fueron incapaces de cumplir por la crisis que vivieron, Aznar era el líder europeo que demostró que era posible. Aznar instauró el techo de gasto y la segunda medida de Zapatero, tras retirar las tropas de Irak, fue cargárselo. Siete años después estamos como estamos: podríamos haber controlado el “corazón de Europa” con el ejemplo y, al contrario, nuestro endeudamiento nos sitúa entre los peores de la clase.

La segunda línea de actuación del eje franco-alemán tiene que ver con la política fiscal. Una progresiva homologación de las políticas fiscales en Europa provocará que España pierda su diferencial de competitividad y que haya aún más diferencias entre las rentas altas y las bajas. Europa, como ha quedado claro, no es EE UU. Si lo que pretendemos es hacer un Estados Unidos de Europa, lo más sencillo es copiar el original adaptado a nuestras peculiaridades.

Un país, una política macroeconómica y monetaria (a través del Tesoro y de la Fed) y 51 estados que tienen impuestos federales, comunes a todos, y luego competencia fiscal entre estados e incluso entre ayuntamientos. Uno decide si vive en Nueva York o en Nueva Jersey. Uno sabe que si vive en Manhattan paga más impuestos que si vive en Albany (capital del estado de NY). Uno sabe que una empresa tiene mejor tratamiento fiscal en Delaware que en California.

Si las empresas españolas no tienen ninguna ventaja sobre las alemanas, ¿dónde está la gracia? España no es Alemania, como Texas no es Ohio. Lo mismo pasa con las personas físicas, con los costes de producción, la productividad, las riquezas del país, hasta con el número de habitantes frente a los costes sociales de los mismos. Una cosa es que “se acabe la fiesta” y otra “que acaben con nosotros”.

Zapatero tendría que plantearse, ante la incapacidad de defender los intereses de España en Europa, la posibilidad de adelantar las elecciones anticipadas. Es muy dudoso que a estas alturas podamos defender una respuesta cohesionada sobre cuál tendría que ser el papel de España en Europa, pero es más obvio que con Zapatero al mando podemos pasar de protectorado a colonia en un abrir y cerrar de ojos.

USA no es lo que fue
Nota del Editor 22 Agosto 2011

USA tiene un serio problema de eficacia, pues tener un tinglado con 51 estados cada uno legislando por su cuenta, no es precisamente un buen ejemplo de eficacia
En tiempos pretéritos, sin competidores, se lo podían permitir, pero ya ha pasado esa fase y hace mucho que deberían haber simplificado su sistema.

Eso del federalismo es un disparate, bueno para  sus competidores, otro mas descalificado en la lucha por los clientes.

Algo parecido ocurre en lo que queda de España, cuando algunos ayuntamientos, diputaciones o tinglados autonómicos gastan el dinero esquilmado de los bolsillos
de todos (bueno, solo de algunos) españoles haciendo propaganda para quitar clientes a los demás ayuntamientos, diputaciones o tinglados autonómicos. A este paso, toda la propaganda la vamos a pagar directamente, a través de nuestros impuestos directos, y los profesionales de la política enzarzados en una carrera sin fin para ver quien se va llevando los clientes-contribuyentes. Es el mismo disparate que el crecimiento continuo de la población, como si la base de la pirámide de hoy no fuera a transformarse mañana en la punta .

El Papa y ETA
¿Ocasión perdida?
Agapito Maestre Libertad Digital 22 Agosto 2011

Me confirma un amigo periodista, que ha seguido día a día las jornadas del Papa, que había jóvenes de toda España, pero que no se ha encontrado con muchos peregrinos del País Vasco. Halló algunas personas mayores con un par de adolescentes vascos y una víctima del terrorismo de Guipúzcoa. Vio alguna bandera de la comunidad vasca y también escuchó una prédica del obispo de Bilbao en Cuatro Vientos. Pero, según sus indagaciones, me asegura que pocos peregrinos vinieron del País Vasco a la JMJ. Pocas parroquias de las tres provincias vascas tuvieron la oportunidad de apoyar a sus peregrinos, porque apenas nadie lo demandó.

Eso se debe, concluye mi amigo, a la crisis de la Iglesia en esa zona de España. La edad media de los sacerdotes es de 74 años. Han desaparecido las vocaciones casi por entero. Además, aunque hubiese alguno con deseos de entregar su vida a la Iglesia, no hay seminarios para formarse. El actual obispo de Bilbao, uno de los hombres más jóvenes del clero vasco, se formó en el Seminario de Toledo. Pero, al margen de los cierres de los seminarios, tampoco la enseñanza religiosa en los "centros católicos" corre buenos tiempos, incluso en la Universidad de Deusto no parece que abunden los sacerdotes. Imagino que en Loyola y otros lugares consagrados al culto quedará algún que otro religioso...

Hay algo que parece indudable: el País Vasco, más que en otras regiones de España y Europa, ha pasado de enviar misioneros al mundo a ser tierra de misión. La Iglesia Católica corre un gravísimo riesgo de desaparecer como institución en el País Vasco. Tan sencillo como lo leen. Es obvio que la propia Iglesia Católica tiene alguna culpa (sic) de esa situación. La jerarquía eclesiástica tendría que empezar a dar razones, o mejor, justificaciones plausibles sobre su responsabilidad o irresponsabilidad en el estado lamentable que está la institución. También es obvio, a poco que se conozca la historia reciente de España, que la relación del clero vasco en general, y de algunos de sus obispos en particular, con ETA, ha llevado a la Iglesia a su casi desaparición del País Vasco.

ETA, sí, pudo convertir un partido democristiano, como el PNV, en una organización a su servicio ideológico –recuerden que la vieja formación de Sabino Arana fue expulsada de la Internacional democratacristiana, entre otros motivos, por su apoyo nacionalista a las tesis de los etarras–, y, además, ahora está a punto de conseguir que la Iglesia misma desaparezca como institución. Trágico. Sí, pero real como la vida misma. Ha habido obispos, en las últimas décadas en el País Vasco, que tendrán el dudoso de honor de haber contribuido de modo poderoso a la desaparición de la Iglesia Católica del País Vasco. ¡Para qué nombrarlos! Fueron los principales responsables de que las víctimas de ETA no fueran tratadas como hijos de Dios en su último adiós. Esos mismos obispos fueron los que dieron todo tipo de cobertura a los criminales de ETA.

Pues bien, en ese contexto, ha venido el Papa a España y el Gobierno de Zapatero le pide ayuda para acabar con ETA. ¡Es de risa, amigos, si la cosa no fuera tan seria! Que el Gobierno exija a la Iglesia Católica acabar con ETA no es una petición desvergonzada, sino hilarante, pues ETA, si me permiten decirlo con todo el respeto a la Iglesia Católica, ha conseguido prácticamente que la propia Iglesia desaparezca como institución. El Gobierno, que se ha portado con decoro, e incluso ha dado un fuerte apoyo a esta visita de Benedicto XVI, ha perdido una gran ocasión de guardar silencio.

hasta 268 entidades
Cataluña triplica en 8 años sus organismos públicos
Castells anunció el recorte de 63 entidades públicas pero en los Presupuestos del 2011 incluso había 21 entidades más.
Libertad Digital 22 Agosto 2011

Los organismos públicos dependientes de la Generalidad, incluyendo entidades de diversos tipos, sociedades mercantiles, consorcios y fundaciones se han triplicado en ocho años, pasando de 88 en 2003 a un total de 268 en el año 2011.

Así consta en la documentación de los diversos Presupuestos de la Generalidad, de manera que en 2003, todavía con el gobierno de CiU, eran 88; en 2005, ya con el tripartito, aumentaron a 203, y en el último año de gobierno de José Montilla se elevaron a 245 entidades y organismos, informa Europa Press.

En 2011, el crecimiento del sector participado total o parcialmente por la administración pública catalana siguió creciendo y se colocó en 268, según consta en la documentación de los presupuestos, es decir 23 entidades más.

De las 268 entidades que constan como última información disponible, un total de 28 son entidades que han sido calificadas contablemente como SEC, a pesar de que la Generalidad no tiene el control mayoritario, y se clasifican de manera técnica como AP-SEC. El crecimiento y la reordenación del sector público catalán ya había sido identificado como uno de los problemas por el anterior consejero Economía, Antoni Castells (PSC).

Castells anunció en junio de 2010 que desaparecerían 63 entidades del total de 247 que había en ese momento en sector público catalán, pero la realidad es que en los Presupuestos del 2011 no sólo no había 63 entidades menos, sino que había 21 entidades públicas más. Castells anunció que este proceso iba a afectar a 6 entidades de derecho público, 23 sociedades mercantiles, 11 fundaciones y 18 consorcios, de los que el 24 % se iban a disolver y el 25 % se integrarían en otros organismos.

Portavoces de la consejería de Economía no han podido concretar por qué no se produjo finalmente este recorte de organismos públicos ni si en este hecho influyó el calendario electoral, con elecciones en noviembre de aquel año.

Su sucesor, Andreu Mas-Colell (CiU), ha puesto el acento en que se han de reducir las políticas de gasto público, hecho es la única consejería de Economía autonómica que ha presentado una reducción del presupuesto del 10%, como hizo en las cuentas públicas de 2011, pero no ha explicado cómo va a reordenar el sector público catalán, en un momento en que desde el Gobierno central se pretende acotar y limitar el gasto autonómico.

El personal de las empresas públicas, consorcios, entidades mercantiles, fundaciones y organismos de diversa condición sumaba un total de 49.670 personas en 2010.

No todo el crecimiento del sector público se debe a un aumento del gasto, sino que una parte del mismo se debe a que la normativa contable SEC ha ido aumentado año tras año el número de entidades que debían contabilizarse como parte del gasto público, con lo que la deuda que acumulaban debían tenerse en cuenta como parte del endeudamiento de la Generalitat y no podía centrifugarse fuera del presupuesto.

Precisamente, una de las quejas recurrentes del actual gobierno catalán que encabeza Artur Mas es el alto endeudamiento de algunas de esta entidades y empresas públicas.

Este es el caso de la Agencia Catalana del Agua (ACA), que debe 1.500 millones de euros, de ellos 1.300 millones a la banca y otros 200 millones a proveedores diversos, y ante esta situación la Generalitat ha optado por subir el canon del agua un 8,5% y privatizar la gestión de la sociedad Aigües del Ter-Llobregat.

Cataluña
Reñé (CiU): “La agresión, por parte de la España profunda, a nuestra esencia como país, la lengua, es absoluta”
“Nuestra lengua [el catalán] está, históricamente y continuadamente, siendo agredida, lo estamos viendo cada día, y desde el ámbito que yo represento, que son las comarcas de Lérida, de una forma muy especial”, asegura el presidente de la Diputación de Lérida.
Agencias / Redacción www.vozbcn.com 22 Agosto 2011

El presidente de la Diputación de Lérida, Joan Reñé (CiU), ha criticado este sábado el recurso de inconstitucionalidad presentado por el Gobierno contra la Ley del Aranés -por establecer esta lengua como ‘preferente’- y la modificación de la Ley de Lenguas anunciada por la nueva presidenta autonómica de Aragón, Luisa Fernanda Rudi.

“Realmente continuamos estando, por desgracia, en unos momentos en los que la agresión, por parte de la España más profunda, a nuestra esencia como país, que es la lengua, sigue siendo absoluta. Nuestra lengua está, históricamente y continuadamente, siendo agredida, lo estamos viendo cada día, y desde el ámbito que yo represento, que son las comarcas de Lérida, de una forma muy especial”, ha declarado Reñé durante un acto en la Universidad Catalana de Verano en Prades (Francia).

El portavoz del Gobierno autonómico de Aragón, Roberto Bermúdez de Castro, le ha exigido disculpas inmediatas y ha recordado que Aragón “es una Comunidad que defiende la libertad y la pluralidad, y en la que no se multa a nadie por hablar, escribir o rotular en ninguna lengua“. Además, ha anunciado que su Ejecutivo autonómico tiene interés en abordar otros temas como la desatención sanitaria a los aragoneses en Cataluña y la devolución de las obras de arte sacro aragonés depositadas en el en el Museo Diocesano de Lérida.

El TSJC suspendió el reglamento lingüístico por imponer el catalán
No es la primera vez que un presidente de la Diputación de Lérida protagoniza una polémica de estas características. En junio de 2010, el entonces máximo responsable de la institución, Jaume Gilabert (ERC), decidió retirar la bandera de España de la fachada y colocar la de Cataluña a media asta en señal de protesta por la sentencia del Tribunal Constitucional sobre el Estatuto. Unos meses antes, Gilabert cedió espacios públicos para la celebración de un referendo independentista.

Por otra parte, en octubre pasado el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña suspendió buena parte del reglamento lingüístico de la Diputación de Lérida por imponer el uso del catalán en todas sus comunicaciones internas o externas.

******************* Sección "bilingüe" ***********************
Cataluña
Apuntes veraniegos
XAVIER PERICAY ABC Cataluña 22 Agosto 2011

1. El Castillo de Montjuïc se convertirá, a partir de octubre, en la nueva sede del Memorial Democràtic. Así lo ha anunciado la vicepresidenta de la Generalitat, Joana Ortega. O sea que el Govern actual no sólo no liquida el Memorial —ese organismo público creado en tiempos del tripartito con el único fin de mantener abierta la herida de la guerra civil y legitimar, de paso, el comunismo—, sino que encima lo traslada de un edificio que amenazaba ruina a una fortaleza que la vicepresidenta ha calificado de «emblemática». Y, como todo emblema lo es por fuerza de algo, Ortega ha recordado que a<CW0>quí fueron fusilados el pedagogo Ferrer i Guardia y el presidente Lluís Companys, y que aquí fueron encerrados, durante el franquismo, no pocos ciudadanos. En cambio, de lo ocurrido en el recinto durante la guerra, bajo dominación republicana, no ha dicho ni mu. Qué pena. Le habría servido como envés, y hasta habría añadido algo de credibilidad a sus palabras. Y es que, según esa psicóloga en ciernes, la voluntad del nuevo Memorial es «hacer una memoria de todos».

2. Ahora resulta que el PSC ha sido siempre partidario de suprimir las diputaciones. Lo dice Joaquim Nadal, la voz del trópico socialista catalán, sumándose de este modo a la propuesta del candidato Rubalcaba. ¡Válgame Dios, treinta y dos años mandando en la Diputación de Barcelona, gastando presupuestos de vértigo, colocando a la gente del partido aquí, allá y acullá, y resulta que eran partidarios de suprimir su propio maná! No, si lo de esta gente es digno de aplauso.

3. La Generalitat ha reducido las ayudas que venía otorgando a las entidades de cultura popular. En adelante, los «dimonis» tendrán mucha menos pólvora que gastar, por lo que, si quieren seguir como hasta ahora, deberán pagárselo de su bolsillo. Me parece estupendo. Ya que no se puede impedir la existencia de estos salvajes, al menos no les paguemos la fiesta. O no se la paguemos toda, vaya.

La funesta manía
MAITE PAGAZAURTUNDÚA El Diario Vasco  22 Agosto 2011

Lejos, muy lejos de nosotros, la funesta manía de pensar». Así le escribieron los catedráticos de la Universidad catalana de Cervera a Fernando VII. Frase
cumbre en el género de la subordinación al que manda y retrato del estado de corrupción de aquel momento histórico.

Se la enviaron al que regresó al poder aclamado por su pueblo en 1814. El que puso fin a la revolución gaditana mediante un autogolpe de estado, suspendió la
Constitución y disolvió las Cortes. El rey que procesó y condenó a los principales dirigentes liberales y quien -en palabras del historiador donostiarra Juan
Pablo Fusi- dejó un país dividido y enfrentado, el cual, tras su muerte, se precipitó a la guerra civil. Los gobernantes pueden hacer muchas tonterías, no
menos, desde luego, que los gobernados. Es una máxima universalmente aplicable en el espacio y en el tiempo. La funesta manía de no pensar por parte de los
atemorizados, de los oportunistas y de gentes de poco juicio se halla entre los bienes más preciados de los máximos canallas de la política.

Sin la funesta manía de pensar podríamos dar por bueno el modelo de fin del terrorismo que propone la nueva y vieja Batasuna. En pocos pasos: sólo hace falta
aceptar que el ataque a la vida y a la libertad ideológica de los contrarios está justificada, total o parcialmente, al ser los victimarios partidarios de un
modelo de estado-nación vasco y llamarle a todo esto «conflicto» o «konflikto». En segundo lugar, resulta preciso aceptar la equidistancia entre los
victimarios de ETA y las víctimas. Y que las responsabilidades legales, sociales, judiciales e históricas deben ser repartidas entre todos, de forma
abstracta. Debe aceptarse, complementariamente, que los colegas de los victimarios administren los tiempos de la fórmula y los tiempos de la opinión pública
y de la iniciativa política en Euskadi y en el resto de España.

La tercera burbuja de la paz está construida sobre las mismas arenas movedizas de la primera -la de Lizarra de 1998- y de la segunda -la denominada como
'proceso de final dialogado' de 2005 y 2006-. Los pivotes se colocan sobre la necesidad subjetiva de justificar lo injustificable por parte de ETA-Batasuna y
sobre la necesidad de lograr sus planteamientos políticos y la impunidad judicial. Sin la funesta manía de pensar vaciaríamos de contenido los valores
superiores del ordenamiento jurídico vigente. Y si no nos subordinamos, los de ETA amenazarán con pinchar la burbuja, una vez más, pero habrá una legión de
cándidos que llegarán a confundir la naturaleza del ilusionismo político con sus sueños de buena voluntad, sin entender el fondo de chantaje inaceptable. A
la Universidad de Cervera, por cierto, no le fue bien.

Los organismos públicos de la Generalitat se triplican en ocho años
Los organismos públicos dependientes de la Generalitat de Catalunya, incluyendo entidades de diversos tipos, sociedades mercantiles, consorcios y fundaciones, se han triplicado en ocho años, pasando de 88 en 2003 a un total de 268 en el año 2011.
En el último año de Gobierno de Montilla el número de organismos públicos llegó a 245
Barcelona - Efe La Razón 22 Agosto 2011

Así consta en la documentación de los diversos presupuestos de la Generalitat, de manera que en 2003, todavía con el gobierno de CiU, eran 88; en 2005, ya con el tripartito, aumentaron a 203, y en el último año de gobierno de José Montilla se elevaron a 245 entidades y organismos.

En 2011, el crecimiento del sector participado total o parcialmente por la administración pública catalana siguió creciendo y se colocó en 268, según consta en la documentación de los presupuestos, es decir 23 entidades más.

De los 268 entidades que constan como última información disponible, un total de 28 son entidades que han sido calificadas contablemente como SEC, a pesar de que la Generalitat no tiene el control mayoritario, y se clasifican de manera técnica como AP-SEC.

El crecimiento y la reordenación del sector público catalán ya había sido identificado como uno de los problemas por el anterior conseller de Economía, Antoni Castells (PSC).

Castells anunció en junio de 2010 que desaparecerían 63 entidades del total de 247 que había en ese momento en el sector público catalán, pero la realidad es que en los presupuestos de 2011 no sólo no había 63 entidades menos, sino que había 21 entidades públicas más.

Castells anunció que este proceso iba a afectar a 6 entidades de derecho público, 23 sociedades mercantiles, 11 fundaciones y 18 consorcios, de los que el 24 % se iban a disolver y el 25 % se integrarían en otros organismos.

Portavoces de la Conselleria de Economía no han podido concretar por qué no se produjo finalmente este recorte de organismos públicos ni si en este hecho influyó el calendario electoral, con elecciones en noviembre de aquel año.

Su sucesor, Andreu Mas-Colell (CiU), ha puesto el acento en que se han de reducir las políticas de gasto público -de hecho es la única Conselleria de Economía autonómica que ha presentado una reducción del presupuesto del 10 %, como hizo en las cuentas públicas de 2011-, pero no ha explicado cómo va a reordenar el sector público catalán, en un momento en que desde el Gobierno central se pretende acotar y limitar el gasto autonómico.

El personal de las empresas públicas, consorcios, entidades mercantiles, fundaciones y organismos de diversa condición sumaba un total de 49.670 personas en 2010.


Recortes de Prensa   Página Inicial